You are on page 1of 10

-

LA BARNACLA CARIBLANCA

(Branta leucopsts)

Las barnaclas son ocas de pequeño tamaño, que componen el género "Branta". Tienen la particularidad de tener costumbres marinas; aunque algunas pasen la mayor parte del tiempo en los prados cercanos a las costas. Las caractel1stlcas más peculiares de las "Branta" son el color del pIco y de las patas, que son negros. Comúnmente se las conoce con el nombre de ocas negras. Entre las Branta, la barnacla carlblanca es la más grande de las que frecuentan nuestro contInente. En norteamérlca es pasada en tamaño por la barnacla canadiense (Branta canadensls). Este vIsitante regular del norte de Europa, donde frecuenta los Polders o los Schorres costeros y los estuarIos de los grandes 110s,aparece entre los meses de noviembre a marzo o abril. En Holanda, donde hemos podido observar estas barnaclas en numerosas ocasiones, se les encuentra tanto en bandos puros como en asocIación con otras especies, principalmente con ánsares caretos, plqulcortos o barnaclas cuelllnegras. En caso de asociación con ánsares comunes, las dos especies se mantienen en

5

grupos separados. Desde hace una velntena de ai'los es mantenida frecuentemente por los anclonados a las aves acuátlCéls. reproduciéndose muy bien en Célutlvldad siempre que disponga de una cIerta superncle de pradera en la que al menos en una parte. la hlerbél se mantenga corta. !..éIs primeras aves que llegaron al merCéldo en los Pafses bajos eran aves salvajes Célpturadas. Incluso bien albergadas. las oornaclas carlblanCéls se adaptan muy lentamente a la vida c.,utlva. Actualmente es fácil conseguir aves nacidas en criaderos. En Inglaterra. en SlIMBRlDGE.una colonIa de estas aves vive y nldlflCél en completa libertad. En mayo. varIas decenas de parejas nldlftCélnen determInados lugares de la reserva. SI bien algunas pnrejas eligen la :z.ona que les ha sido preparada. con bloques de piedra. otras se conforman con terrenos Invadidos por las ortigas. la distancia entre los nidos. en ocasiones. no es superior a 3 ó 4 metros nldlflCélndode esta manera entre 12 y t 5 parejas en un espacio muy restringido. Pude fotograflarlas en los nIdos en el momento en que salfan,. recubrlendo los huevos con una buena Célp<' de plumón asf como en el momento en que la hembra reemprendla la Incubélclón descubrléndolos totalmente anles de ponerse encima de ellos. El macho se mantiene a uno o dos pasos del nido. montando una guardia permanente. A pesar de que las aves podlan volar. no parediln ser molestas por mi presencia salvo algunos machos que parecfan dispuestos a Intervenir amena'Zándome cuando me acerCélbademasiado al nido. DlSTRIBUCION GEOGRAFICA: la barnacla carlblanCélse divide en tres poblaciones: Una primera nldlnCélnteen la reglOn montañosa de Groenlandla. Sobre esla población se RImó una pellcula muy Interesante que se vio en televisIón hace algan tiempo. - la segunda se encuentra en Spll7..berg. - La tercera posee su hábltat en la Isla de Novaya Zemlja. situada entre el mar de Barents y el mar de I<ard, encima eJeSlbcrla. Por raro que pueda parecer. estas poblaciones no se me7.clan ya que los trayectos que utlll:z.an para sus migraciones no se cru:z.an. Llegan a los cuarteles de Invierno muy tarde. hacia octubre o noviembre. Los band~s suelen. estar compuestos por t 2 a 20 Individuos aunque !;e

T
han citado CélSOS en que se reunfan hasta un centenar de ejemplares cuando E;I. hielo y la nieve les aICéln:z.aron.

J",

.'

Vuelo de bélrnadas cartblanCéls

-

""\".

~

'\t '. ~"L' . '~')

.

t

6

la población de Groenlandla llega a Irlanda y el norte de Inglaterra (Gran Bretaña). La de Spll7.bergen ocupa sus cuarteles de InvIerno en la cost:t oeste de Gran Bretaña y en Escoda. la reserva de SLlMBRlDGEes propietarIa desde 1970 de un espacio de una superficie de 850 acres (1 acre", 52.,áreas), en el clJal se encuentra la reserva de CAERLAVEROCK. En 1940. esta población no abarcaba más que algunos cientos de Individuos llegando en f970/7f a 3.200, 4.400 en 1972./73. 6.000 en 1975176, 7,200 en 196/77 y 9.050 en 1980/81. la reserva de SLlMBRIDGE(reter Scott) organizó tres expediciones a las Islas de SrrTZRERGEN (1973. 1977 Y f981). En 1973, se anlllaron en Splt7.bergen un total de 350 barnac1m; de las cuales el 98% fueron controladas en CAERLAVEROCK durante el Invierno siguiente. La población slberlana llega al Báltlco y a las costas alemanas y holandesas. Con sus 40.000 a 50.000 Individuos es la más Importante en cuanto a canl1dad de ejemplares. Algunas parejas llegan a la reserva de Swln en BélgIca y solamente en los ai'los más frfos se aventuran en el canal de la Mancha y la costa atlánl1ca. Los cuarteles de Irlanda, Inglaterra, Alemania y Holanda están protegIdos y la caza en ellos está prohibida. En Holanda se mantuvo un cazadero hi\sta 1975 ya que a pesar de que una ley de 1970 prohibía la caza de las ocas salvo con el único nn de hacer anillamiento clent1fico, esta misma ley permll1a la c.,ptura de algunos ejemplares como pago a los tramperos. Como consecuencia de estas leyes protectoras, la población de b.:unaclas está en constante aumento, aunque en comparación con otras especIes de barnaclas, la cantidad de carfblancas, nunca ha sido muy Importante. En 1960, los zoólogos evaluaban su población en unos 30.000 Individuos. la prohibIción. de la caza acompañada por la protección de los cuarteles de Invierno le ha sido muy ravorable. Actualmente, se cita una población de unos 50.000 a 60.000 Individuos, con lo que la eSJ'E;clehabrfa doblado sus erect1vos en solo treinta años.
COMPORTAMIENTO:

" 1

En francla la barnacla carlblanca no es más que un Invernante o('aslonal. Con las grandes nevadas del norte, se ve empujada a moversc hacia el sur alcanzando el canal de la Mancha y la costa atlánl1ca f'rancesa. En el sur solo se la encuentra excepcionalmente. l.i\s,concentraciones más fuertes se encuentran en las costas de Sdleswlg-

8

Holstel.n y en el norte de Holanda. En la Frlsla holandesa las he podido observm m varias ocasiones.

25000 nombre 1<;000

5000

GrMir.o de la pohladón concerllraciones /

de barnaclas

"ariblancas

en Holanda entre 1960 y 1974. las mayores

son visihles en los meses de noviembre, diciembre y enero.

En su hé\bltat Invernal. a las barnacJas les gustan los pastos salados aunrJue dumnte la marea bala se aprovechan de las algas que quedan al descubierto. Los crusté\ceos. Insectos acuáHcos y los moluscos componen la parte animal de Sil dieta. En la reserva de CAERLAVEROCK, se ha podido comprobc1.rque comen el TrlFollumrC'pens (tr(-bol). semillas de Jurieus gerardll, Pucclnellla marltlmil. FcshlCa. Agrostls stolonlFera, Leotodon autumnalls, Trlglochln marlHma y Plantago mmltlma. Es en estos cuarteles de Invierno donde se forman las parelas. En los d"tos que poseemos no se menciona si las pme/as se Forman cm!" "ño o si por el contmrlo una vez empareJ"das lo están de por vida como los cisnes. Los procesos de la parada nupcial son los mismos que se pueden observar en cualquier miembro de la familia de los anserlnae. Las carlblancas lIegiln a sus cuarteles de crfa durante la segunda quincena de mayo. un poco mAs tarde que otras occ1.s. f:1momento de la puesta depende de los hielos aunque en oCc1.slones no se produce hasta primeros de Junio. liIs aves que p<1.san el Invierno en Escocia. comlem.an su mf3Ti1clónhacia prlmerós de abrIl. A prImeros de mayo tod"s las "ves han emprendido el viaJe de retorno. Suelen parar durante dos o tres semanas en las Islas noruegas antes de contInuar hacia las SPITZBERGEN a donde llegan durante la tercera semana de mayo. En ese momento las hembras pueden estar preparadas para la puesta.

AClilud dol macho duranle la parada

Hasta 1891 no 'se sabfa nada sobre el nido, la reproduc(:lón o el blotopo donde la lIevabafl a cabo. En este momento fueron organizadas expediciones para estudiar la fauna de estas regiones tan lnhóspltas. Fue PETERscon luz en este asunto. con el centro de SLlMBRlDGEquien puso un poco de

Las carlblancas Instalan sus nidos en los acantilados costeros y en los ftordos donde eligen lugares cubiertos de Uquenes Instalándolos a menudo en colonias de 10 o 12 parejas, Incluso más. La presencia de las gaviotas trldáctllas (Rlssa trldactyla) y de los araos comunes (UrJaaalge) no parece molestarles. los nidos no suelen ser más que una excavaclOn tapizada con materiales que encuentran en el lugar y de una gran cantidad de plumón grJSé\ceo. Una puesta se compone de entre 4 y 5 huevos de color blanco suelo, que se vuelven amarillentos al cabo de unos dfas de Incubaclón. . la hembra es la Onlca que Incuba mientras el macho monta guardia cerca del nido. Los pollos nacen al cabo de 24 o 25 dfas, y dejan el nIdo unas 36 horas después del nacImiento, acompai'\ados por sus padres. Para llegar a los terrenos donde se alimentan, lo prImero que deben hacer los pollos es saltar desde el nido hasta las rocas de debajo del acantilado,

lU

11

una altura que en ocasiones supera los 30 metros. Antes de poder empcz<lr " comer deben recorrer nadando una dlstanclil que puede ser superior " do~ kilómetros o Incluso andar diez kilómetros. Durante mucho tiempo nos hemos preguntado cómo podfan llegar los pollos a la base del acantilado. Algunos autores decfan que los padles los transportaban sobre la espalda y otros que los llevaban en el pico. la pelfcula ",mada por Peter Scott nos mostró claramente la realidad ya que en ella se ftlmó cómo los pollos se lanun al vacfo y cómo llegan a la base del acantilado asf como las camInatas hasta los lugares donde se alimentan. A la edad de 4 o 5 dfas los pollos llegan a saltar obst:\culos y son c.1.paces de volar a la edad de 6 a 7 semanas. Alcanun el tamaño de los adultos y se Independl'liln rápidamente. mientras los padres erectúan la muda de las alas antes de reemprender el camIno hacia los cuarteles de Invierno ya que el Invierno ártico es muy .corto. El peor enemigo de las barnaclas carlblancas es el zorro ártico (Alopex logopus). Para ser completo. debo añadIr que esta especie no es sexualmente adulta hasta el tercer año por lo que existen una gran cantidad de ejemplares que no se reproducen. Estos se mantienen separados de los re productores y ya han terminado su muda cuando los adultos aún no han podIdo empezarla.

SISTEMATICA

~nt.
AttaU.tlae

Attat¿dae

ANSE R IF ORME S

I
ANSERlfORMES

la barnacla carlblanca es una oca de talla mediana y de pico corto. MEDIDAS: Ala : 385 a 420 mm. Cola : 119 a 140 mm. Tarso : 63 a 74 mm. Pico : 27 a 32 mm. los dos sexos son sImilares salvo que la hembra es ligeramente pequeña y los dIbujos de su plumaje son menos marcados. IDENTlflCACION: Cabeza: Cara, frente, mejillas y mentón blancos. Partes supertor de la cabeu, nuca y occipucIo: negros, ast como la raya que une el pico con el oJo. Cuello: Negro. Pecho (buche): Negro. mAs

12
13

VIentre: Gi1splateado con escamas oscuras. Abdómen, blanco. Costados, Gris plateados. rayados de grIs más oscuro. ~alda, Gris oscuro, plumas alares con anchas franJas negras bordeadas de gris pálido. Obispillo, Blanco. Alas: Rémlges: Negras. Cobertoras: Fondo grIs con ancha franja negra terminando en gris pálido o blanco. . Cola: Negra. PIco, Negro. Iris, Marrón' oscuro. Patas: Negras. INMAru ROS, Parecidos a los adultos pero con las partes daras del plumaje más oscuras. La cara está punteada de negro y tanto la espalda como las partes laterales aparecen con una sombra marrón. rOLLO, Partes superiores grises e Inferiores gris pálido tfrando a anKIrlllento. PIco y patas gris negruzco. MUrACIONES, Hace una velntena de años se observaron entre los Individuos Invernanles en SOLWAYnRTH (Escocia) algunos totalmente o cm;1blancos. VIstos de cerca no se trataba de aves alblnas ya que no presentaban los oJos roJos. También el pico y las patas conservaban su color. HUEYO, Puesta, 3 a 6. Color: Blanco grIsáceo, anKIrlllento tras unos dfas de Incubaclón. Medidas: 76 x 50 mm. Incubaclón, 2.4a 2.5 dfas. RECLAMO,Roncos y agudos, monoslláblcos "K.,w Kaw". Recuerdan a ladridos. MANTENIMIENTO Y CRIA: Entre las ocas marinas, tras la barnacla de Cinadá, la carlblanc., es sin duda la más popular. Se puede encontrarla en cualquier sitio: zoológicos. parC'Jues de aves. y actualmente es frecuente entre los cAadores anclonados. SI esta especie tiene tanto éxito entre los criadores las causas hemos de buscarlas tanto en la belleza de su plumaje 'como en la dulzura de su carácter. Se trata efectivamente de aves encantadoras que se domestican con mucha facilidad volviéndose rápidamente familiares. En cualquier caso, esto no ha sido siempre asf ya que hace solamente una velntena de años, era necesario recurrir a los vendedores de aves holandeses para

-

comprarlas. Las aves que se vendfan en esta época eran salvajes y necesitaban una gran cantidad de tIempo para acostumbrarse a su nuevo y forzosamente restrIngido territorIo. Uno de los mejores especialistas de la época. el doctor DERSCHEID, escribió en una revista que estas ocas necesitaban un plazo de espera de entre 4 y doce años antes de empezar a reproducIrse. Como ya hemos dIcho anteriormente, las aves que encontramos actualmente en el mercado son nacidas en cautividad y su adaptación a un nuevo medio es mucho mAs rAplda. SegQn DElACOUR, la primera reproducción en cautividad data del año 1848 en el 7.00 de Londres. En cualquier caso, estamos seguros de que la especie se reprodujo en semi cautIvidad en numerosas ocasiones antes de 1914. ld bar nacld carlblanca es fuerte y puede alcanzar edades muy elevadas en cautividad. GLlIJZ en "Handbuch der VOgel Mlttel-europas"( 1966) anrma conocer aves que han vivido hasta 32 años. SI se les mant1ene en una pradera natural permanente, con la posibilidad de bai'larse, algunos arbustos o rocas donde poder esconderse de la vista cuando lo necesite, o sImplemente para protegerse de los rayos del sol, se adapta muy rapldamente. Se aconseja mantener una parte del Césped muy corto. Como en la mayorfa de las ocas salvajes, esta especie no es capaz de reproducirse hasta el tercer al'\o. la hembra suele ser una buena Incubadora. Durante el perfodo de la reproducción. es necesario desconnar de algunos Individuos ya que pueden volverse agresivos en el atán de proteger sus nidos o polluelos. las carlblancas no son ocas exigentes en absoluto. Podemos decir que si dispone de hierba que pastar. no necesita casi nada mAs. Tanto los jóvenes de criadero como los adultos están bien acostumbrados a comer los piensas compuestos completos que podemos encontrar en el mercado. A los pollos hemos de allmentarlos con los piensas compuestos adecuados a su edad. SI los criamos en libertad. con sus padres. estos conducen rápidamente a los pollos ha,cla los comederos. Estos viven de verdura desde que son muy pequei'los y ademc\s. en la pradera pueden encontrar fácilmente los Insectos que tanto les gustan y les convienen. También I~s gustan mucho los cereales remojados y germinados. Como se puede comprobar. la carlblanca es una barnacla que no presenta grandes problemas. En ocasiones puede ocurrir que una pareja no se lleve bien. con lo que puede que el macho o la hembra busquen amores con ocas de otras especies que se mantengan en el mismo recinto. lo cual serfa a evitar. 15

I
I

14

Para los crIadores que deseen empezar con las ocas salvilles. IiI bilrnacla carlblanca puede. sIn duda. constituIr una excelente elección. Por un Iild0 se vende a precios razonables y por otro, si se logra dar con una buena parcIa, 10 que no es dlftcll, podemos obtener de ellas una gran cantidad de satisfacciones.
BRANDT AVIORNIS fRANCE ETIENNE N9 91

INIT.RNATlONAL

Experiencia de cña con la bamacla Cariblanca
Por Stefan Mentens Desde hace unos años tengo una pareja de bamaclas cariblancas. Son unos gansos muy vivaces de tamaño medio y son fáciles de mantener: no son muy exigentes en cuanto a comida o alojamiento. Yo los tengo en un espacio con una pareja de ánsar calvo, una pareja de cisnes vulgares y unas 20 parejas de patos. Tengo por tanto una colección bastante grande de aves acuáticas. Ile tenido bastante éxito con mis gansos. En mi opinión, la bamacla cariblanca es rértil a los 3 años. Mis ejemplares se apareaban de vez en cuando en el segundo año c incluso el macho y la hembra llegaron a construir juntos un nido, pero no pusieron. El tercer año construyeron un nido a aproximadamente un metro del estanque, entre los juncos y en este caso la hembra si puso sus huevos. El macho se volvió agresivo desde el momento en que la hembra comenzó a poner, atacando a todo y a cualquiera que se le aproximase. Puesto que el nido estaba tan cerca del agua, ahuyentaba también a los gansos y patos que nadaban demasiado cerca del nido. Llegó incluso a atacar a los cisnes vulgares, que son prácticamente dos veces más
I La barnacla cariblanca es muy atrevida con su agresividad.

~~ (f'<Ol.bd',ock)'
I L",

Aviorni,. Internacional - Agosto 2005 - n' 82- página 40

grandes en cuanto tamaño. ¡La cosa se agravó tanto que las demás aves no se atrevían ir al estanque! Finalmente solucioné este problema colocando una valla entre el nido y el estanque, de este modo volvió a reinar la paz.

Tras 24 días de incubación nacieron 4 bonitas crías con un plumón grisáceo. Son unos polluelos preciosos con un plumón muy tupido, un pico negro corto y patitas negras. Me llamó la atención que los polluelos permaneciesen tan cerca de los padres, andaban prácticamente 'debajo de sus patas'. No recibieron ninguna alimentación especial para crías, sino que comían con sus padres mezcla de granos, hierbas, etc. A los 8 días les recorté las alas y un par de días después les puse la anilla. Las crías de los gansos crecen muy rápido, a las 6 semanas prácticamente no se diferenciaban de sus padres. Las crías permanecieron un año entero con sus padres. La familia formaba un grupo muy unido, despreocupándose del resto de las aves. En la primavera del año siguiente, cuando los padres se disponían a volver a anidar, las crías fueron ahuyentadas por su padre. Para no incrementar demasiado los habitantes del estanque, me deshice de ellos. La bamacla cariblanca hace bastante ruido, por lo que pueden ocasionar molestias a los vecinos. Por otro lado son buenos vigilantes y pueden ser muy mansos. Aviomis v.z.w. 180 Trad.: Rosa Correa

Ih'Úm,;s/mernal'ÍcmalAgosto 2005 - n° 82 - página 41