You are on page 1of 20

Los naguales en relatos orales del barrio de Analco

Juan Manuel Gutiérrez Jiménez (Filosofía y Letras, BUAP)

En Mesoamérica, las culturas se constituyeron con base en el anonimato: en la vida cotidiana a través de la apropiación de símbolos; por eso, se considera la cosmovisión una construcción colectiva, no un acto consciente. La visión cósmica rige los modos de pensar, su antigüedad no deja de someterla a cambios, cada generación tiene sus preocupaciones y formas de entenderla, los seres humanos regimos nuestros actos a partir de segmentos que elegimos de ella. A diferencia de la cultura en Occidente, los pueblos mesoamericanos compartían rasgos comunes (Montemayor, 2000), tradiciones que, a pesar de las diferencias lingüísticas y sociales, no se oponían, generalmente existieron puntos de encuentro y relaciones de intercambio estrechas. Desde esta visión, la palabra es, y representa, un suceso, un “modo de acción dinámico” por su relación al temperamento humano. También, se asocia con la magia por emanar un poder. Al nombrar, correctamente, la realidad, se le confiere poder a las cosas que evoca, más allá de la apariencia. La memoria es su resguardo (Montemayor, 2000). ¿Qué habrá que recordar? Cosas memorables: “Las cosas consideradas importantes son determinadas por el espíritu del tiempo y por los valores culturales de la sociedad” (Vansina, 1966: 111). La tradición oral cobra sentido cuando se escucha, conocer el contexto lingüístico y extralingüístico de la interacción, ayuda a comprender las reglas que ponen en juego los hablantes. Alfredo López Austin sostiene que:
En la interacción social los hombres se comunican las normas sin saberlo, sin necesidad de explicitarlas formalmente, sin tener que llegar por la fuerza a la abstracción de los sistemas (López Austin, 1996, 107).

En el relato, como evento sociolingüístico, se transmiten emociones y sensaciones del mundo, los juicios del grupo y su identificación con el modelo social, y al mismo tiempo el modo de contarlo tiene que ver con la condición social

y su reflejo en lo lingüístico, se ejercen actos de permanencia y cambio lingüístico, siempre tienen un por qué y un para qué dentro de su comunidad (Montemayor, 1998). Podemos detectar tres niveles: Yo individuo (idiolecto), Yo como ente social (sociolecto) y Yo como lenguaje: cosmovisión o forma de actuar-vivir el mundo (metalenguaje), cada uno acapara contenidos distintos, el relato los pone en movimiento, su soporte son los elementos extralingüísticos que suceden dentro del evento comunicativo. Montemayor (1998) retoma la frase “arte de la lengua” y lo aplica para decir que las manifestaciones lingüísticas que se han catalogado como relatos, leyendas o mitos forman parte de “algo más amplio”, asume una función comunicativa importante, crea eventos de interacción entre el uso de la lengua y su sociedad (Fishman, 1995), así ningún relato tiene menor relevancia, cada uno aporta elementos que promueven una reflexión lingüística al respecto, por eso se habla que cumple una “función metalingüística” (Olson, 1991), con la cual se reaniman los significados no sólo culturales sino de la lengua misma, se asume como texto compartido que se actualiza no sólo a través del discurso del relato, sino también de los conceptos que generan las tradiciones y de sus características: entonación, situación propicia, lenguaje no verbal, hilación del discurso y sus turnos de habla. Los relatos de naguales, en Analco, reflejan diversidad de perspectivas por las características propias de cada hablante, además, su referencia al pensamiento náhuatl sigue vigente, y su carácter, en esencia, “no ha desaparecido” (Aguirre Beltrán, 1987) después de varios siglos como ocurrió con parte significativa del conocimiento indígena. La movilidad de los vecinos y la situación económica tienen su reflejo inmediato en la lengua, es decir, en la variación lingüística de la zona. Se habla de una transmisión libre (Vansina, 1966) porque no hay autoridad cultural que permita una regulación del comportamiento lingüístico, ya que con los años, el poder de la iglesia ha disminuido y su convocatoria ha caído de mérito, así como algunas de las fiestas tradicionales representativas.

además que necesitaban un lugar pacífico donde plasmar sus intenciones en cuanto a la expansión y desarrollo urbano. En España. Así. pero a quienes se les dio facilidades para dedicarse a la agricultura en propiedades de extensión moderada (Contreras Cruz. después de . 1997) se convirtiera en uno de las principales puntos de acceso y concentración de su autoridad. imaginaban que la puebla sería un lugar para españoles. término procedente del latín populus (pueblo). 23). 1989. con tal de que se quedaran. Puebla de Arenoso. además de servir de mano de obra para las colosales edificaciones que la Iglesia planeó para reafirmar la autoridad y presencia católica en el territorio de la Ciudad de Puebla (Marín Tamayo. y en este caso. la calidad de negociación de los frailes sirvió para convencer a los pobladores de los barrios y a los españoles.Analco se fundó ante la necesidad de habitar y brindar servicios a los avecindados españoles (De Alcalá y Mendiola. 1997). lugar” (Marín Tamayo. 1993: 360). la denominación se ponía a nombres de poblaciones. Ante el reciente ambiente de guerras y muerte. la designación Puebla se acuñó como emblema de recolonización cristiana. Así surgió la ciudad de Puebla. por eso. ofrecieron terrenos y privilegios económicos. No está por demás señalar que la posición resultaba estratégica para mantener relaciones mercantiles con Veracruz y Oaxaca (De Alcalá y Mendiola. por la influencia franciscana quedó como Puebla de los Ángeles: “Puebla es una voz hispana formada de poblar. 1997). Puebla de Castro. y que los indios sólo permanecerían en calidad de trabajadores (Motolinía. equivalente a población. La llamada Segunda Audiencia entró en vigor después de conquistada Tenochtitlan y uno de sus objetivos principales era fortalecer el control (económico-político) de la Nueva España. los franciscanos se opusieron a que ocurriera lo mismo en la nueva ciudad. Ante las adversidades del territorio. 1969). designaron que el antiguo valle de Cuetlaxcoapan (De Alcalá y Mendiola. pueblo. por ejemplo. Como señala Carlos Contreras Cruz: La ciudad fue concebida como un centro para fijar a españoles pobres que no iban a recibir encomiendas. 1960).

4) Yancuitlalpan. Se les relegó a su territorio y propiciaron las condiciones para que no salieran de allí. la Corona permitió que los Alguaciles se dedicaran a esta tarea. los barrios de El Alto.algunos años. de allí extraían barro para fabricar trastos de cocina. quienes absorbidos por los tlaxcaltecas dieron origen después a la Oaxaquilla o Barrio del Parral (Leicht. Se dividió en cuatro tlaxilancalli de origen náhuatl (Echeverría y Veytia. De tal modo que este modo de estratificación permitió restringir servicios de tipo sanitario. para que no se conociesen. San Antonio. en otro barrio. 1) Tepetlapan. En esta zona también se formaron el Barrio de Los Remedios y La Luz. de ese lado entraban familias españolas. y propiamente. a donde llegaron mixtecos. 2008). fue por eso que se levantó el Puente de Analco. pero no erradicaba la discriminación étnica. 1960). Santa Ana y San Juan del Río avecindaron hablantes de náhuatl. por ejemplo Santiago. 1960). . 1963 y Leicht. fueron ubicados pobladores de Huexotzinco y Calpan. “lugar de flores”. Los barrios asentaron grupos étnicos específicos de las cercanías. 2) Huilocatitlan fue el lugar donde se construyó la iglesia al Santo Ángel. laboral. una de las condiciones fue que debían pertenecer al barrio y hablar su lengua para hacer eficiente la comunicación entre los barrios y el Ayuntamiento (Marín Tamayo. esta división fue determinante en el desarrollo cultural de la ciudad. que une el barrio con la Plazuela de los Sapos. “tierra firme”. tuvo motivaciones ideológicas evitar que hubiese contacto lingüístico entre ellos mismos. se promovió un crecimiento gradual y sustentable de las necesidades de la Segunda ciudad más importante del Virreinato. el sistema legal controló abusos. por ejemplo. 3) Xochititlan. 2008). también se utilizaba para hacer lozas de colores. y así. Para vigilar la estabilidad jurídica de los barrios. con segregación en el uso del náhuatl como lengua de mayor uso y en el sincretismo entre la religión católica y la precolombina (Marín Tamayo. La lengua náhuatl fue un medio de comunicación eficiente entre los vecinos indígenas.

ideológicamente. concepción cargada de un espíritu paternalista y discriminatorio. a través del Virrey. dominicos y jesuitas propiciaron en la ciudad de Puebla. aquí trataron con compasión e indulgencia muchos de los comportamientos que observaron en los originarios de la Nueva España. La función característica de esta imagen era “custodiar”. así que. creando sistemas de vigilancia que funcionaban por medio de alguaciles (Marín Tamayo. el cual iba a ser su Patrono. no sólo de indios. 1997). por ello no actuaron como en Europa medieval. Ya desde la fundación de la ciudad tenemos registro de los planes que nutrieron la idea de “ciudad ideal” para españoles. 1960). Una de las tareas fundamentales para el clero era quebrantar o “moldear” las creencias de los antiguos para hacerlas “manejables”. 1997). 1999). haciendo explícita su valoración de la irracionalidad y poco entendimiento de las comunidades indígenas. En el caso de Analco. por un lado los españoles aportaron económicamente. se asignó al Ángel Custodio en su lugar (Estévez García. cuya presencia contrasta el ambiente de tranquilidad social que. proteger a los indios del “demonio” (De Alcalá y Mendiola. también de familias de españoles. y por el otro. En sus primeros años. y sus formas de vida. los primeros pobladores construyeron una Ermita dedicada a Santo Tomás. Admitir la vitalidad de las costumbres debilitaría los planes de volver la ciudad en el sueño español. quienes establecían vínculo entre los barrios y el ayuntamiento. La arraigada presencia de la Iglesia permeó profundamente en la concepción de los valores indígenas (de los siglos XVI al XIX). 1997). por eso representó una confirmación de la Conquista. con mucho trabajo. donde la Santa Inquisición fue un modelo por sí misma de control social (Maza.La figura del ángel no pasa desapercibida ni mucho menos es casual. 1999). El barrio se pobló en poco tiempo. la parroquia estuvo a cargo de los frailes franciscanos. . cuando. los franciscanos. se hizo que los indígenas establecidos trabajaran intensamente para terminarla en el menor tiempo posible (De Alcalá y Mendiola. en una ciudad “sin violencia” (De Alcalá y Mendiola. los seres sobrenaturales del mundo nahua quedaron emparentados con los seres malignos de la tradición católica (con una moral baja o desafiante).

El conocimiento que resguardan las poblaciones tradicionales se basa elementos del orden social. el comportamiento de los seres divinos es manifiesto dentro y fuera de la barrera. 2004).así muchas de las prácticas originarias no se prohibieron. no se hablará de una cultura náhuatl como tal. los cuales determinan los ámbitos espacio-tiempo del ser creado por los dioses (López Austin. por tanto. es necesario referirse a la relación entre cuerpo y magia porque las culturas mesoamericanas compartieron más allá de una identificación territorial. como dicen los hablantes ahora. representan peculiaridades (López Austin. espiritual. Pueden meterse en la materia corporal o regresar a su lugar de origen a conveniencia y disposición. 1980). sólo el desprendimiento de las entidades anímicas puede introducirse a ese otro espacio-tiempo. Designar nagual. Miguel León-Portilla. El vigor anímico de este espacio intermedio proviene de la acción de los seres sobrenaturales quienes dan movimiento a la Naturaleza viva y administran los . 1960). pone de manifiesto la convivencia intercultural histórica. su relación con el cosmos y ser humano. de un intercambio. La comunicación entre el lugar de los dioses y el mundo terrenal está vedada a las superficies corporales. Eduardo Matos Moctezuma. Además. expresado en el acto de nombrar como tal. Investigadores como Alfredo López Austin. El contacto con las creencias de Occidente produjo nuevas relaciones y divergencias entre lo que se entiende por ritual y magia. entre muchos más hablan de nueve pisos celestes y los nueve del inframundo nahua que se complementan con los cuatro rumbos. dichas autoridades debían hablar náhuatl (Marín Tamayo. y a la vez. el velo cultural delimita esta búsqueda de elementos y fuerzas que interactúan en la vida. pasar de nahualli a nagual es un indicador claro de la realidad sociolingüística del Analco. así como la lengua se mantienen en permanente movimiento. En cambio. la construcción ideológica. sino más bien. al tratar el tema de los naguales. Los orígenes culturales ayudan a determinar nexos de conocimiento. ya que además.

1989). con distintos niveles (López Austin. y de acuerdo a la clasificación de López Austin (1980). 1989: 40). es considerada la entidad anímica más delicada por ser inseparable hasta la muerte. abandonaba el mundo para afrontar su destino ultraterrenal que le estuviera reservado” (Signorini y Lupo. 1980). todos esos elementos se articulan para transmitir saberes sobre la existencia humana. se refiere a la consolidación vital de la persona y su relación con los elementos de la naturaleza circundante. de partes y orígenes divinos. las emociones o estado anímico. López Austin la nombra “la entidad anímica que iba a los mundos de los muertos”. en sus colores y su rostro. por ello. destino y personalidad. dinamismo y desarrollo. 2008). calor. De esta manera. revela el conocimiento de un cosmos organizado. se consideran tres entidades anímicas que se vinculan al antiguo nahualli. El ritual sirve para fortalecerlo para que lo ayude a sobrevivir. incluso la capacidad vital de sobrevivencia. 2008). yolotl e ihíyotl. Determina el nombre. 2008). al recién nacido se le pone en contacto con las energías vitales fuego-agua para que “reconozca” su origen. “El yolía era el componente espiritual que. el niño tendrá protegido su destino. de las cuales es necesario mencionar algunas cosas sobre el tonalli. Tonalli es una fuerza otorgada como aliento o soplo vital (Romero. Su daño afecta. se dice que es “la entidad anímica de origen celeste y solar que ponía al individuo en relación con el cosmos” (Signorini y Lupo. Según estas fuentes. la constitución del cuerpo desde la cultura náhuatl se convierte en la representación de algo más profundo. por dentro. Rige la vitalidad y el conocimiento. Se manifiesta en las capacidades racionales de cada persona (López Austin. se mantiene en el cuerpo pero puede escaparse por la cabeza por su naturaleza celeste. El yólotl o yolía. Es fuerza.ciclos de la vida. basado en el conteo del tiempo a partir de sus calendarios (Romero. de esta forma. Es por eso que todos los seres vivientes se componen. cuando se le sea asignado. Se creía que el tipo de muerte . tras haber permanecido cerca del cuerpo durante los primeros cuatro días posteriores a la muerte. esencialmente. por ello.

busca otra mecha para comenzar de nuevo. Se ubica en el hígado. y se creía que allí habitaban las pasiones. El nagual. principalmente de Sahagún). 2010). con sus entidades o “fuerzas” que utiliza. Ihíyotl literalmente en náhuatl quiere decir “respiro”. sentimientos. del nahual. cerca de puntos donde se reúne la gente. 1980). También mencionan que se le relaciona con una vela que se mantiene encendida durante la vida y que cuando se acaba. cumple la función de re-ordenar la armonía del cosmos (López Austin. se convierte en exhalaciones peligrosas y en apariciones nocturnas. por ejemplo: la fábrica. 1966) porque la palabra torna otros significados. sus rituales y tradiciones. señalan la constante relación del dominio del cuerpo.determinaba su destino. sacraliza la naturaleza (Montemayor. proviene de ese otro fragmento cultural. Su equilibrio emocional y racionalidad conforman el pensamiento. con el uso de esta entidad puede ser capaz de atraer a otros seres cuando es liberado intencionalmente. cuyo sostén parte de la anonimidad (Vansina. la escuela o la estación de policía. el ser humano. Según López Austin. las mujeres muertas durante o después del parto también se juntaban con el sol pero en forma de ocaso. Al morir. el entorno mágico que caracteriza el mundo nahua. quienes morían bajo una circunstancia que involucrara agua iban al Tlalocan. por ejemplo: si un guerrero moría en combate se iba al sol. los de muerte natural permanecían en el Mictlan durante cuatro años para atravesar sus nueve niveles. 2004). lo niños al chichihuauhcuahco. Es un hombre animalizado (Martínez González. su esencia es gaseosa y se le atribuye la función de vitalidad y equilibrio emocional. 2000) y el cuerpo (López Austin. López Austin (desde la revisión de archivos. generalmente aparece de noche. Tiene la . Los documentos que analizan Signorini y Lupo (en comunidades nahuas). las aportaciones de Martínez González (desde la investigación sobre nahuales en diversos lados de la República). entre muchos autores. si no se controla resulta pernicioso (López Austin. o nahualli de las antiguas culturas mesoamericanas. 1980). el vigor y la vida.

el cual tuvo sus raíces en el “Sueño” de Fray Julián Garcés (Cordero y Torres. Su aparición en la escena cultural marcó un hilo que combinaría tradiciones y adoptaría comportamientos lingüísticos propios del sincretismo. en los llamados tlacatecólotl (López Austin. hechicero y también como nigromante. sin embargo. su misterio hace que perdure en el imaginario común del barrio (Aguirre Beltrán. 1965) . En el caso de Puebla. los informantes lo llegan a asociar con las brujas o con el diablo mismo. la presencia de naguales es indicador de la vigencia del pensamiento que caracteriza el origen étnico del barrio 1 y eso. supone que su presencia en la mente de las personas de la ciudad manchaba el mundo 1 En su mayoría nahua. En la actualidad. como ocurrió con Hernando Ruiz de Alarcón y Jacinto de la Serna. no hay muchos indicios de esta cultura. Los primeros textos que mencionan a los naguales en la Nueva España. por eso el nagual se convierte en un personaje enigmático. diablo. “no sé qué impacto tenía” (Colaborador. y por otro lado. el acceso a los barrios dejó de ser negado para dar cabida a la formación de un grupo lingüístico. aunque también autores como Marín Tamayo (1960 y 1989) señalan que hubo mixtecos. los tratan como brujo. tanto las provenientes del pasado precolombino con las que estaban injertas en las mentes de los conquistadores. Por la atmósfera de misterio que crea. y del que a la fecha tiene cierto peso. 1967). es un acontecimiento importante: aparece dentro del contexto religioso de la ciudad. 1989). potencializaron en la práctica en sus predios y gobiernos. después de la fundación de la ciudad de Puebla. “Nagual escondido”). En este triángulo (nagual-bruja-diablo) se identifican rasgos del brujo o uso de energías oscuras a voluntad personal (Signorini y Lupo. Este primer acercamiento permite afirmar que el espacio de convivencia de Analco es un lugar donde las creencias se vinculan y resemantizan.habilidad de esconderse entre las esquinas o resguardarse bajo la forma de un animal. salvo por el trabajo del barro. producto de la interacción entre indígenas y españoles: los mestizos. por sí mismo. 1987). . construye su escenario. y que. Gustavo Villarados. Con el paso del tiempo. también puede relacionarse al pensamiento mesoamericano.

2001). también está relacionado con uno o varios animales. finalmente. atraviesa barreras en el espacio-tiempo de los seres humanos. las instituciones de poder y religiosas clasificaron las tradiciones como supersticiones. proyectada en los relatos. se oculta y se disfraza. se usaron como máscaras para generar una aversión por los seres sobrenaturales indígenas. tanto en su lengua como en su cultura. Esta razón implica que el uso de la lengua. su aparición durante la noche es significativa. los nahuales que explican los autores mantienen similitudes que se deben tomar en cuenta: es un ser que se distingue de la comunidad por mirar de otra forma. más allá de la mirada y su . porque esos existen en la tradición occidental. es emparentado con la Madre Tierra o con los movimientos telúricos (López Austin. usa sus poderes por voluntad propia. A pesar de sus diferencias temporales y culturales. Su presencia discordaba con la imagen que pretendían dar a la ciudad. en los países europeos y en la tradición islámica (Becker. sostiene una comunicación con el mundo sobrenatural. su naturaleza es transferible o proyectable a través de las entidades anímicas que domina.construido a partir de los ángeles que custodiaban y que protegían del mal. se mimetiza en ella. 1980). otra peculiaridad es que mantiene abstinencia sexual y se le reconoce un alto poder espiritual. el rechazo al nagual tenía que ver simbólicamente con el rechazo a lo indio. No podía haber brujas o diablos como tales. genera percepciones y actitudes sociales. sus apariciones nocturnas propician el encanto y la magia. Ese fue motivo determinante que impidió que entrara en acción la Inquisición como en Europa. o porque logra controlar o convertirse en otro ser. ya sea porque en el momento de nacer un animal queda destinado como guardián o protector.

estaban tochicheando. Antonio Lozada. “y estaban como si estuvieran comiendo allí en el agua. más grande…” (Colaborador. que ocurre de modo menos consciente. La mirada ocupa un lugar significativo. estaban tochteando” (Colaborador. y por el otro. La figura del nagual en Analco se representa como un ser de imagen intangible. quién sabe si sea verdad. Las acciones oscilan de un plano a otro. atrapan el pasado y el presente de la lengua: “ora el. Gustavo Villarados. como le nombraban. 2010) o de animal humanizado. la que es ahora la exhacienda de San Carlos” (Colaborador. La literatura etnográfica señala que posee los medios para trasladarse entre el mundo construido por los seres humanos y el de los dioses o mundos extrasensoriales. como en un juego cósmico. “Los cerdos dorados”). que se proyecta en la mirada y la trasciende. Al transformarse recrea el movimiento del cosmos. asignan identidad y rostro a la comunidad. Alfonso Pérez. el nahual se encuentra en lugares donde las personas generalmente no habitan. Las relaciones entre estos dos mundos son estrechas y se fijan sincréticamente. Las imágenes entre lo “natural” y lo “sobrenatural” son muestra de un imaginario común que abarca mundos que conviven y que se encuentran. este del nagual” (Colaborador. Antonio Lozada. “Nagual escondido”). te va siguiendo y ya lo ves viendo y se va haciendo más grandecito. por un lado está presente la división entre el mundo celestial y el terrestre que en términos metafísicos actúan a través del Bien y el Mal. pinche perrito. “Ladrón de cerdos”) expresan ese reconocimiento que se le da a la memoria. . los relatos son un medio para visibilizarlos y reflexionar inconscientemente sobre ellos. burla las leyes que la materia física establece. 2008). ¿no?” ( Colaborador. “venía una tía de trabajar en la fábrica de Guadalupe Analco. “El perrito”).aspecto de humano animalizado (González Martínez. “eso nos platicaban nuestros abuelos. los transforman en procesos vivos que se encadenan mutuamente. verlo altera la percepción: “Vas tú sólo. es el de la posibilidad de que los entes puedan moverse de un sitio a otro y recorrer los 22 pisos de la cosmogonía náhuatl (López Austin.

ni mucho menos fuerzas telúricas como el rayo como ocurre en la tradición maya (Villa-Rojas. “que del marrano que´l burro. “don Mucio dice que le vio los pies descalzos. La transformación que popularmente se le adjudica ha motivado su permanencia y vigencia (Aguirre Beltrán. posee algo que lo distingue: “como lobo. mientras que. Alicia Rodríguez Gutiérrez. “Perro grandote”). pero grandote. 1989). y aunque pareciera ser un animal común. Se presenta como perro. Las brujas iban para allá…” (Colaboradora. “Ladrón de cerdos”). 1987). eso nos platicaban nuestros abuelos” (Colaborador. cambia a voluntad entre el animal y el ser humano. Ana María Romero. No obstante ¿cómo hace para adquirir sus poderes? A raíz de las explicaciones que dieron los colaboradores. probablemente el nagual adquiere sus poderes por medio de pacto con el diablo. Alfonso Pérez. y que le vio unos pies muy grandes. irrumpe el espacio nocturno de la vida diaria. sí. Los animales con que se relaciona. pero como hombre” (Colaboradora. ahí se aparecía. En la literatura etnográfica se dice que por voluntad propia utiliza sus poderes para desprenderse de alguna de sus entidades anímicas (López Austin. “Perro grandote”). ahí seguido. “no . “Nagual de la Guadalupe Analco”). Un ser que viene. eran naguales y no los dejaban pasar a los trabajadores” (Colaborador. popularmente se le conoce por convertirse en el animal. “se convertían en animales. Marcial Pedro Jiménez. así como de animal” (Colaboradora. generalmente como animal. Es poseedor de poderes que utiliza para “aparecer” o “desaparecer”. ihíyotl y yólotl. en ninguno de los relatos los colaboradores menciona animales como el jaguar. Los vecinos lo reconocen por distinguirse de cualquier otro animal. Los estudios etnográficos mencionan que el nagual tiene como característica primordial desprenderse de una de sus entidades anímicas (López Austin.Gustavo Villarados. pero en ciertos casos también es burro o cochino. y también se le asocia con las brujas: “ps. podría decirse son animales domesticados. Ana María Romero. “Don Mucio. 1995 y Hermitte. que era donde el río. 1980) como el tonalli. no necesariamente que él mismo se transforme en animal. “Nagual escondido”). sigue o sale en el camino de la gente. 1980). el borrachito y el diablo”).

el reconocimiento al cuerpo y sus placeres (Muchembled. realiza culto o pacto con el diablo. en términos muy generales. Alicia Rodríguez Gutiérrez. los aspectos negativos del ser humano. que se le apareció a esa persona” (Colaboradora. 1987). como institución. 2002) estaba vetado para el culto católico. con el afán de preservar el culto y el control en la ciudad y en las comunidades. no obstante. que fue el diablo. es un personaje que representa metafísicamente al Mal (Muchembled. pretendía rechazar el cuerpo (Muchembled. En el caso del diablo. 2002). del nagual. 1987) tácito con el cual hace que actúen energías maléficas dentro de ella. “Don Mucio. la bruja lleva connotaciones sexuales (Quaifé. por esa razón. “dependía de la imagen que tuviera la élite” (Quiafé. Sin embargo. la brujería suponía esto. su presencia alteró los valores morales de la sociedad. En Occidente. los españoles tenían mayor preocupación por la presencia de grupos protestantes y calvinistas en Europa. se hizo merecedora de castigo. durante mucho tiempo. La Iglesia. 1987: 251). Se le ha concebido con distintos aspectos: encarnado (Muchembled. primero es necesario bosquejar algunos detalles de estos personajes provenientes de las tradiciones europeas y orientales. se lleva a la gente que merece castigo eterno. asociado al rojo y lo oscuro. como serpiente. 2002). en Europa se empleó el calificativo de “bruja” más por una cuestión moral que sobrenatural. celebra la fiesta de aquelarre (Muchembled.sé qué pacto tendrían con quién o con qué. el borrachito y el diablo”). es seductor y tentador de los deseos carnales o pecados (Maza. Gustavo Villarados. por cuestiones ideológicas. porque esos eran como brujería” (Colaborador. En Europa. Con sangre sella el compromiso (Quaifé. Es otra figura significativa dentro de la tradición oral del barrio. 2002). 1999). La bruja realiza un pacto por voluntad propia. “te digo. que la tradición religiosa judeo-cristiana personifica. “Nagual escondido”). en el continente americano estos seres no conformaban una conspiración ideológica como tal. y es quien abre las puertas del “infierno”. como bestia con cuernos. y de su situación . 2002). es el provocador por excelencia.

luego la crucecita. unas tijeras o poniéndose los calzones al revés. su asociación al mal se basa en un sobreentendido ideológico. disparaba y no salía la bala. y en el cañón y pas pas. “Nagual de la Federica”). al aparecer en las noches y tener el aspecto de un perro negro (o perro con ojos de lumbre). son quienes hablan de su existencia y aconsejan cómo atraparlo. en ellos actúa. han bastado para colocarlo en el lugar de las brujas. o como el diablo mismo. Para el nagual. “¿Cómo los parabas?: una cruz. Es constante la presencia de la cruz: “vamos a poner una camisa en cruz” (Colaboradora. el primero de ellos es la ropa. pero el corpus no da muestras de que los naguales encarnen al Mal o que provoquen hechizos que causen daños físicos en la gente. así. el concepto de herejía. En otro relato es una pistola que se prepara mágicamente para contraatacar: Y te digo. sea por relación familiar o por uso personal. está profundamente vinculado a los espacios. El lazo sanguíneo produce un efecto protector. se convertía en persona…” (Colaborador. Andrea Ortega. ya era un burro” ( Colaborador. hasta que le ponían la crucecita (con saliva) en la boca. cabrón. pero ello no lo hace inmune. “dicen que con las prendas al revés. “Nagual de Veracruz”). Hay formas de atraparlo. Se mencionaron objetos que fungen como amuletos. Gustavo Villarados. como tal. por mencionar dos características. Los ancianos tienen el poder de controlarlo. órale.política. se detiene” (Colaboradora. el discurso mítico de la región no representaba mayor confrontación. Antonio Lozada. principalmente con los calzones al revés o camisas en forma de cruz. Escapa a la comprensión lógica o racional. María de Jesús Saucedo Carranza. ya veías quié n era. saben utilizar los conjuros y objetos que se requieren para ello: “y cuando salieron familiares de mi tía. literal. un pacto lo protege y le confiere poderes. te digo. “Nagual escondido”). que te la pongas tú o se la ponga un pariente. “El perrito”). no aplicaba. ni mucho menos que seduzcan. y por experiencia o conocimiento. Otros elementos que han dado pie a relacionarlo con las energías malignas han sido los objetos mágicos con que se revierten sus actos. . existen medios para atraparlo y suspenderlo en ese espacio del que tanto se esconde y se disfraza. o sea mi familia. Por tanto. como tenía pistola.

ya nomás vieron que era un pinche burro” (Colaborador. en donde la cruz simboliza la pasión de Cristo y como amuleto.Y ya iban. ps yo ando porque no tengo trabajo. 2008). “Nagual escondido”). o. “Los cerdos dorados”). conforme a la información cultural de Analco se pueden identificar dos clases: la primera corresponde a la tradición bíblica. El poder que emana el amuleto produce un solo efecto: “detiene”. sin embargo. iban los animales. también puede servir como un portal de comunicación entre el mundo natural y el sobrenatural. no obstante. (López Austin. En los mitos occidentales las tijeras se utilizan para cortar el hilo vital de las personas (Becker. ya que si el nagual mantiene cierta relación con las energías malignas el uso de la cruz o las tijeras abiertas suponen la lucha entre el bien y el mal. sin embargo. y se perdían (Colaborador. “ya con el calzón al revés. y con las tijeras en cruz. las crónicas y textos novohispanos señalan que el tonalismo funciona porque hay una unión simbólica entre la persona y un animal o una de sus entidades anímicas (Signorini y Lupo. cabrón? Se los llevan al bote” (Colaborador. ¿y por qué me quieres chingar a mí. ¿eso supone que su filo actúa para separar alguno de los lazos que confieren fuerza y poder al nagual? ¿Es por eso que se inmoviliza? Tal vez sí. el corpus no revela mucho al respecto. simplemente. los cuatro colores. y lo hace vulnerable a las fuerzas humanas y al castigo: “no. representa a Dios o el poder del Bien (Becker. La pregunta es: ¿para qué se atrapa? ¿Qué hace el nagual para que uno tenga que andar protegido? Los naguales de Analco cumplen dos acciones: se detienen en medio del camino impidiendo el paso y también roban (objetos o personas). 2001). Antonio Lozada. por el otro. imagen del universo en la cosmovisión náhuatl. 1989). Antonio Lozada. Gustavo Villarados. No se habla de . “aleja” al nagual. “Nagual de la Guadalupe Analco”). Gustavo Villarados. ¿Qué tiene que ver la cruz? Existen distintos tipos de cruces en las tradiciones del mundo. ¿A cuál de ellas se refiere? No se puede decir con certeza. se visibiliza “ya veías quién era. incluso el relato mítico de los Cinco Soles. aparece la referencia al símbolo de los cuatro rumbos mesoamericanos. ah. 2001). se aleja del camino. ya se convertía en persona” (Colaborador. “Nagual escondido”). por otro lado.

yo sí. y el borrachito le dice. “Nagual de la Guadalupe Analco”). Marcial Pedro Jiménez. En un relato se describe mimetizado como diablo. De esa rutina diaria. que salga a ver si es tan hombre. sí. que cuando salían en la noche. que venga. donde está la Sacristía. vámonos. después que el señor lo reta e invoca. Alicia Rodríguez Gutiérrez. dicen muchos que. dice. el nagual irrumpe el ritmo diario del espacio-tiempo. yo lo llevo. ¿qué se le ofrece?. ps les pago y quiero que me lleven. sobre la siete. Así. que dijo el señor. “era como un perro. lo llevo ahí al Tamborcito. un día el nagual aparece y persigue a la gente. “Perro grandote”). y retaba al diablo este borrachito… dice el señor que al llegar a la esquina de donde comienza la iglesia. la doce sur. no no no no. Antonio Lozada. que se les aparece un hombre. le estoy diciendo a ver que aquí estoy. como negro… que entonces les dice. luego el perrito. entonces el borrachito se fue con el señor… y se lo llevó ( Colaboradora. no. pues fíjate que dicen quesque aquí sale el diablo. el borrachito y el diablo”). “Nagual de la Guadalupe Analco”). y se llevaba a la gente” ( Colaboradora.algún mensaje o presagio que porte. sobre la diez sur. no ándale. Otra historia muestra al nagual que roba o asalta a las personas. que del marrano o que´l burro. eran naguales y no los dejaban pasar a los trabajadores (Colaborador. sus actos pueden ser revertidos: . luego el perrito” (Colaborador. dice. en algún momento. Se encuentra escondido en algún lugar de las calles: “pero acá en la esquina de la doce y la siete. esté. oigan amigos. en este caso aparece. y le decía don Mucio. oigan. ¿ustedes no saben dónde queda el barrio del Tamborcito?. Ana María Romero. ¿qué es lo que quiere?. “Don Mucio. no. dice. dice. Hay también registro de cuando se lleva a las personas. dicen que espantan que quien sabe que. yo le estoy hablando. y ai salió el perrito. lo llevo. yo sé. en la noche. yo no. produce alteraciones en la percepción de las formas de la naturaleza: […] allá en la fábrica de Guadalupe Analco. como señalé anteriormente. yo lo llevo a mi amigo. que era un hombre con abrigo así. dice. disfrazado con un abrigo negro y se acerca con los dos señores: no. vámonos. dice. lo que los habitantes conocen sobre su comportamiento está restringido a los cambios socioculturales de los últimos siglos.

¿Cómo los parabas?: una cruz. asaltando o asustando a los vecinos. México. representa un contraste social. Gustavo Villarados. . el nagual prevalece a través de los años. El relato es su medio. afloja todo lo que traes. “Nagual escondido”). la vuelve otra cosa. ya veías quién era. La noche es su momento para actuar. asustando y al mismo tiempo fortaleciendo las raíces culturales de la comunidad. Udo (2001): Enciclopedia de los símbolos. te robaba. No es posible atraparlo. Sus acciones y su relación con las brujas o el diablo. Bibliografía:  Aguirre Beltrán. México. contrapone los valores del barrio robando. “Nagual escondido”). La tradición oral del barrio le asignó un lugar donde se desplaza y resemantiza. ah. el nagual corresponde un discurso compartido que fomenta la interacción de las personas. Es ladrón de personas. ya se convertía en persona. hacen de él un personaje que actúa en contra de la sociedad. clasificados en el imaginario de la religión católica como seres malignos. A pesar de su aparente disfraz. no ps yo ando porque no tengo trabajo. a menos que se ejerza una acción mágica. Utiliza sus poderes para beneficio propio. la presencia del nagual crea un conjunto de imágenes y sensaciones en torno a los espacios. hace que cambie el concepto de calle. Entonces. órale cabrón. sumergido en la oralidad. la significa. busca salir de su “miseria” (Colaborador. ¿y por qué me quieres chingar a mí. los habita. se vuelven sus dominios. Instituto Nacional Indigenista. cabrón? Se los llevan al bote (Colaborador. Editorial Océano. los vuelve mágicos o encantados. Gustavo Villarados.  Becker. unas tijeras o poniéndose los calzones al revés.y entonces se te aventaba. porque hace de ella un encantamiento y aprovecha el momento en que la gente duerme. su encuentro y paralelamente refleja preocupaciones y actitudes de sus hablantes. Gonzalo (1987): Medicina y magia. y por eso hurta. se lleva algo de la gente. animales u objetos. ¿verdá? Esos eran los naguales.

UNAM. Tesis de Licenciatura en Antropología Social. Estudios de Cultura Náhuatl. 9ª reimpresión. Publicación del Grupo Literario “Bohemia Poblana”. Historia de la Fundación de la Ciudad de Puebla de los Ángeles en la Nueva España.  Hermitte. Ediciones Altiplano. Colección “Sepan cuantos…”.  De Benavente.  Fishman. Alfredo (1967): "Cuarenta clases de magos en el mundo náhuatl". (Compiladores) (1993). VII. Historia de los indios de la Nueva España.  Leicht. México.  De Alcalá y Mendiola. vol. Alejandra (1999). Puebla. Mariano Fernández (1963). México. México. Norman: Ensayos de Antropología en la Zona Central de Chiapas. Puebla: textos de su historia. México.  __________________ (1996): Los mitos del tlacuache. La fiesta patronal en el Barrio de Analco.  Echeverría y Veytia. Ciudad de Puebla. Las calles de Puebla. Joshua (1995): Sociología del lenguaje. 2ª edición.  Estévez García. México. Editorial Porrúa. Fray Toribio (Motolinía) (1969). Cátedra. . Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Tercera edición. Contreras Cruz. 2. Instituto Nacional Indigenista. Carlos et al. Vol. Miguel (1997). Esther (1989): “El concepto de nahual entre los mayas de Pinola” en McQuown. Universidad Autónoma de Puebla / Gobierno del Estado de Puebla. México. Enrique (1965) Historia compendiada del Estado de Puebla. México. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.  Cordero y Torres. España.  López Austin. su descripción y presente estado (Libro II). México. Descripción en bosquejo de la Imperial Cesárea Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Puebla de los Ángeles . Hugo (2008). Gobierno del Estado de Puebla.

Puebla.  __________________ (1989). Orígenes de un mito. Fondo de Cultura Económica.  _________________ (2000): “La cosmovisión de los pueblos indígenas actuales” en Revista Desacatos. No. Robert (2002): Historia del Diablo. Tercera edición. Vol. Las concepciones de los antiguos nahuas I. 2004.  Marín Tamayo. XII. México. Siglos XII-XX. 69. gobierno y división racial. segunda reimpresión.  _________________ (2008): “Los mexicas ante el cosmos” en Revista Arqueología Mexicana. Universidad Autónoma de Puebla: Departamento de Investigaciones Arquitectónicas y Urbanísticas. Invierno. México. Revista Española de Antropología Americana. 14. Puebla de los Ángeles: orígenes.  Muchembled. México. México.  Martínez González. Enrique (1999): El Diablo. __________________ (1980): Cuerpo humano e ideología. . No. Revista Arqueología Mexicana. Carlos (1998): Arte y trama en el cuento indígena. Mayo-Junio. No. Centro de Estudios históricos de Puebla. 40.  Montemayor. México. No.  Maza. Fondo de Cultura Económica. La división racial en Puebla de los Ángeles bajo el régimen colonial. V. Roberto (2010): “La animalidad compartida: el nahualismo a la luz del animismo”. 256-263. Fausto (1960). Océano. Universidad Autónoma de México / Instituto de Investigaciones Antropológicas. Pp. 91.  __________________ (2004): “La magia y la adivinación en la tradición mesoamericana”. Puebla. Noviembre. 2.

México.  Quaifé.  Vansina. Almas. Jan (1966): La tradición oral. (1987): Magia y Maleficio. Universidad Veracruzana. Los tres ejes de la vida. España. Italo y Alessandro Lupo (1989). Editorial Crítica. Laura (2008): “La noción de persona y el concepto de ixtlamatki en la visión del mundo de los nahuas de la Sierra Negra de Puebla” en Revista Pueblos y Fronteras digital.  Signorini.  Romero. México. España. Barcelona. R. Alfonso (1995). México. cuerpo. Universidad Nacional Autónoma de México. Diciembre. enfermedad entre los nahuas de la Sierra de Puebla. David R. Olson.  Villa-Rojas. 004. .) (1991): Cultura escrita y oralidad. No. Universidad Nacional Autónoma de México. Labor. y Nancy Torrance (Comp. Gedisa Editorial. Estudios etnológicos: los mayas. G.