You are on page 1of 12

Científico Inglés

: Anas crecca
: Common teal

- Eura-

sian green-winged teal Francés : Sarcelle d'hiver Alemán : Krickente Neerlandés : De wintertaling

Sistemática según... del I-Ioyoet al. 1992 Espl'l'il'
( ;{'II('ro Il'Ihu
Su hl 1111I11I11

Frank S. Todd 1996 Especie : Anas crecca Género : Anas Subtribu : Anatina Tribu : Anatini Subfamilia : Anatinae Familia : Anatidae Suborden : Anseres Orden : Anseriformes

H. Kolbe 1999 Especie : Anas crecca Género: Anas Tribu : Anatini Subfamilia : Anatinae Familia : Anatidae Supfamilia : Anatoidea Suborden : Anseridesa Orden : Anseriformes

"'"11I11I11 SlIhol'lh'u ( )I'III'u

: Anas crecca : Alias : Alltllilli .hltllitltle .llItllit/m'
-'I/.'W I't.... "II.~t'I'{I(mllt"\'

La cercetacomún
por Liliane De Boeck-Pauchet
La cerceta común Anas crecca (también llamado a cerceta euroasiática o cerceta europea) es la especie de patos más pequeña! Con su longitud media de 34-43 cm tiene aproximadamente la mitad del tamaño del pato salvaje. Longitud del ala: 17,5-20,4 cm; tensión del ala: 53-60 cm; longitud del pico: 3,24 cm; tarso: 2,8-3,4 cm. Peso: macho:!: 360 g, hembra:!: 340 g. Dispersión La cerceta común se encuentra ampliamente dispersa en Europa y Asia. Dependiendo de la zona que ocupan, pueden ser sedentarias o migratorias. Zonas de incubación
Las cercetas comunes incuban en Islandia, norte de Europa, Eu-

_

lncubación_

Hibernación

ropaoccidental, centro y surde

_

Pennanente

Europa, los Balcanes, centro de Asia y Japón. Las poblaciones de regiones dc climas tcmplandos son sendentarias. En nucstras zonas, esta ave se puede encontrar durante todo el año. Bien es cicr. lo quc es un ave de incubación bastante escasa, sobre todo en los inviernos I110tk rados cs un invitado regular. En inviernos muy fríos, las cercetas comunes se van l1IílShacia el sur, hacia el Sudoeste de Europa. En Holanda se han contado en lo~ ,IIIOS 9() ecrca dc 25.000 ejemplares, mientras que en el frío invierno del año 1997 Sl' l'l'lISal'Ontan solo 2.500 ejemplares. I as pohlacloncs dc las regiones del norte son aves migratorias. En otoño vuelan hm 111 l'I StII, hada la Europa Occidental (entre otros lugares hacia las Islas Bnlllllll j\~ Iklglca y Ilolanda), hacia el sur y sureste de Europa, hacia zonas qUl' honllllll l'I M.II' Nl~gl'O,hacia África hasta el Ecuador (sobre todo Kenia) y haclII la 111I hit y l'I sUlk'~ll' dc Asia.
Aviarnis lnternacionalOctubre 20/0 ,," IU /ltl"! \

Estatus En la lista roja de la IUCN, la cerceta común no aparece como ave en peligro de extinción. La población del Noroeste de Europa se estima actualmente en 400.000 ejemplares. Supuestamente está descendiendo como consecuencia de la caza y la desaparición de su hábitat. En el 2004, la cerceta común ha sido introducida en la lista roja holandesa como vulnerable, sin embargo no se encuentra en la lista roja de la zona flamenca de Bélgica. Biotopo
En la temporada de incubación: aguas dulces de poca extensión, poco profundas, con mucha flora y una densa vegetación de orilla. Entre otros: estanques, zanjas poco profundas, lagos pequeños en brezales, ríos de dunas, depósitos de aguas, pantanos, arroyos, ríos de corriente lenta con una densa vegetación de orilla, hierha húmeda y campos de brezales y zonas con arbustos. En el norte también se \mcuentran en estanques de turberas supra-acuática rodeados de salientes de caña. 10:11 invierno: estanques, charcos, lagos, prados inundados, desembocaduras de Ilo!>,pantanos, descampados de barros y depósitos. \Ihncntación I iI'. Cl~rcetascomunes comen de todo. En primavera y verano se alimentan sobre IlIdll dI' comida de origen animal como insectos y sus larvas, gusanos y pequeños IIwlllscos. En primavera e invierno comen tanto alimentación de orígen animal
, 1111111 vegetal.

Alimentación vegetal: semillas y brotes de hierbas, plantas acuáticas y de pantanos, a veces también granos. Alimentación animal: moluscos y otros animales que viven en el barro. La cerceta común busca comida sobre todo en la penumbra de la noche, pero de día también lo hacen en lugares tranquilos. Son patos de superficie o patos limícolas. Vadean en aguas pocas profundas o nadan y filtran con movimientos de picos 'mordisqueantes' las semillas de pantanos y plantas acuáticas. En el barro y la arena sorben ruidosamente. Comportamiento
Son bastante hurañas, pero a la vez son aves muy sociables. Normalmente forman grupos de 30-40 ejemplares. Hacia finales del verano o principios del otoño pueden aparecer grupos más grandes de miles de aves. Juntos emigran hacia las zonas de hibernación donde tiene lugar el apareamiento. No suelen mezclarse con otras especies de patos.

Las cercetas comunes no necesitan recorrido de despegue para volar. Simplemente saltan verticalmente hacia arriba, tanto en tierra como sobre el agua. Son unos voladores excelentes. Vuelan con un fuerte aleteo, a veces a una velocidad de más de 70 km por hora! Casi nunca vuelan con el cuello estirado. Si vuelan en grandes grupos y todos a la vez comienzan a efectuar las pericias más com-

Aviornis Internacional-

Octubre 2010 - n° Il3 - pág. 7

plicadas sin esfuerzo, nos hacen pensar en bandadas de pájaros vadeando. Al volar sus alas producen unos agradables sonidos de silbidos. En la temporada de apareamiento y de incubación los machos emiten regularmente agudos silbidos musicales que sorprendentemente llegan muy lejos y suena como 'krit', 'kruut', 'krik', 'priep-priep', 'krie-kruuk', 'krielik', 'krik-et'. La denominación científica del la cerceta común Anas crecca y también la denominación alemana "Krickente" es la imitación de este canto. Algunos piensan que el sonido hace pensar en grillos y otros al silbido de los silbatos de juguete. Las hembras emiten regularmente un fuerte, alto, agudo y penetrante '/iC)','neeh', 'ke-ke-ke' (staccato) o un corto 'krrék-krrék'. I~I cortejo Aunque la formación de parejas comienza mucho antes (en el otoño), no es hasta la primavera cuando comienza la parada nupcial más ardiente. También después, a menudo hasta junio, de forma regular sigue habiendo paradas nupciales. Normalmente entre 5-7 machos cortejan a una hembra a la vez. Comienzan a nadar agitadamente alrededor de ella con el pico inclinado y señalando y, la cabeza bajada sobre los hombros. Intentan evitar a sus compañeros del mismo sexo o al contrario se vuelven agresivos hacia ellos y a la vez intentan situarse en la l11l'jor posición posible para llevar a cabo los movimientos de su parada nupcial.
(.111111 su flanco hacia la hembra, levantan un poco su cabeza, levantan las plumas (\lo~IIcopete y de su cuello, cantan 'krik' y a la vez hacen vibrar las plumas de su (~~pllldlly SlISalas. Regularmente también sacuden unas cuantas veces la cabeza, 1('Vlllltllll ('¡ cuerpo del agua y agitan repentinamente la cabeza en el aire, de modo

Aviornis

Internacional-

Octubre

2010 - n"U3

- pág.

8

que un chorro de agua sale disparado en dirección a la hembra. Después, a menudo, tiene lugar el movimiento-'cabeza arriba/cola arriba' de modo que atrae la atención hacia su precioso espejo del ala de color verde metálico y trasero de color negro-amarillo. Con este movimiento los machos contraen su barbilla, echan la cabeza hacia atrás y hacia arriba, levantan sus plumas y estiran su rabadilla hacia arriba. En el punto más álgido de esta actuación cantan, giran su pico en dirección a la hembra, la miran durante algunos segundos. Si hay otros machos en las cercanías, a continuación a veces, levantan repentinamente el trasero hacia arriba y cantan 'zie-zie-ziet', y a continuación levantan la barbilla. Un grupo en parada nupcial y cantando como este, a menudo suele atraer a otros machos. A veces, las hembras responden a estos movimientos de la parada nupcial con una fuerte llamada 'kwek'. La parada nupcial más especial de las hembras consiste en incitar a los machos tanto en tierra como en el aire. En tierra se sitúan alIado de los machos escogidos amenzando con el pico a los rechazados. El macho escogido reacciona ante esta actitud, nadando delante de ellas y mostrándoles la parte trasera de su cabeza. Esa actitud de las hembras frecuentemente, provocan peleas o vuelos de persecución. La formación de las parejas comienza en tomo a octubre en las zonas de hibernación y continúa durante la emigración. La cerceta común será sexualmente madura al año de edad. Cierran un matrimonio de temporada. Aunque la unión de pareja puede ser muy fuerte, solo dura aproximadamente medio año. Los machos se aparean de vez en cuando con varias hembras. Tampoco les importa obligar a otras hembras al apareamiento. La temporada de cría A principios de la primavera, tan pronto el hielo está derretido y la nieve ha desaparecido, las aves llegan emparejadas a la zona de incubación. Inmediatamente comienzan a buscar un lugar para anidar. Finalmente la hembra decide dónde se construirá el nido. Las cercetas comunes incuban en el suelo. Suelen anidar en solitario o en grupos reducidos. No están tan unidos al agua como, por ejemplo, las cercetas carretonas. El nido puede encontrarse a una distancia relativa - hasta 1 km- del agua. Normalmente es construido en un lugar bien escondido, tanto sobre el suelo seco (por ejemplo debajo de unos matorrales bajos) como en medio o encima de plantas como hierba, plantas del género Carex, malas hierbas, brezo y junco. Las hembras raspan sobre el suelo seco con sus patas un hueco con un diámetro de:!: 12 cm y lo cubren con plantas secas, por ejemplo: hierba seca, hojas y tallos de plantas de las inmediaciones. Si el nido es construido entre las plantas,

Aviornis

Internacional

- Octubre

2010 - nO 113 - pág.

9

Nidada de cerceta común (foto: T. de Koning) Hembra incubando (foto: P. Smeyers)

,

estas serán pisoteadas hasta fonnar una platafonna. En contadas ocasiones construyen su nido en islas o en suelos húmedos entre el junco. Sin embargo, si que anidan en las dunas, en matas altas, en pantanos o en un lugar en el bosque donde nazcan helechos.

En el sur la puesta puede comenzar a finales de marzo/principios de abril, en el norte a mediados de mayo/principios de junio, en otras zonas desde finales de abriVprincipiosde mayo. Cada 24 horas ponen un huevo. Una puesta completa contiene 8-11 (5-12) huevos lisos de color crema a verde grisáceo o con pintas de color castaño oliva. Miden aproximadamente 45x33 mm y pesan:!: 26,5 g. La Ill'mbraañade un plumaje muy oscuro y algunas plumas de color claro. El pluma.Il' es blanco en el centro, pero no tiene ninguna punta blanca como si lo tiene el plumón de la cerceta carretona. Las plumas tienen dos manchas oscuras a lo largo dd Ústil. Tlln pronto la puesta está completa, la hembra comienza a incubar. Duración de la IIll'ubación:21-23 (21-25) días. El macho pennanece todavía un tiempo en los alrededores del nido. A menudo se mantiene cerca de agua y pennanece todavía IIn tiempo en el entorno del nido, frecuentemente en aguas cercanas. Posterionnente marcha hacia una zona de muda de pluma; ese lugar puede estar hllstante lejos del nido.
1(11 caso de perturbaciones durante la incubación, le hembra no sale del nido hasta d Último momento e intenta desviar la atención del nido. Por regla general ponen hlll'VOStan solo una vez por temporada, pero (sobre todo) si la puesta se ha perdido, puede tener lugar una puesta posterior.

1

I,os poluelos tienen la parte superior del cuerpo de color marrón oscuro con manl'hitas amarillas a am-bos lados del cuerpo. Su cara es de color amarillo oscuro, Silpico de color gris oscuro. Tienen una línea ocular de color negro y una línea en la mandíbula de color negro. La parte inferior de su cuerpo es de color amarillo

Aviornis

Internacional

- Octubre

2010 - n. /13 - pág. 10

oscuro hasta amarillocastaño. Sus patas y dedos son de color verde oliva (negro grisáceo). Pesan entre 15 y 20 gramos. Después de abandonar el nido, los polluelos son guiados por su madre hacia una vegetación de orilla densa. Durante el día permanecen escondidos entre la vegetación. No se atreven a salir hacía aguas abiertas hasta la noche. La hembra vuelve al nido una vez al día con su prole para descansar. A veces, muy ocasionalmente, un macho que ha permanecido en las cercanías, acompaña a su familia. Los primeros días, la hembra vuelve al nido con su prole unas cuantas veces al día para descansar. '_.'~-........ <.

Para proteger a su prole cuando son alterados (por ejemplo por depredadores) mostrará un comportamiento para despistar. Más o menos un mes después, las crias ya son independientes y la familia se rompe. Aves jóvenes se parecen a su madre, pero la parte inferior de su cuerpo tiene más manchas. Los jóvenes machos tienen las alas de un color más vivo que las jóvenes hembras y en el caso de las hembras, el espejo del ala apenas tiene brillo. En las regiones del norte, las jóvenes cercetas comunes vuelan después de aproximadamente 30 días, sin embargo en las regiones del sur no será hasta los 44 días. En el otoño consiguen su primer pulmaje completo. Algunos machos mantienen todavía algunas plumitas del primer traje hasta el invierno. Bibliografía s. Madge & H. Bum, 1988 - Wildfowl H. Kolbe, 1999 - Die Entenvogel der Welt F. S. Todd, 1996 - Natural history of the waterfowl del Hoyo et al., 1992 - Handbook ofthe birds ofthe world, vol. 1 BirdlifeInternational, 2006- AnascreccaIUCNRed list Paul A. Johnsgard, 1965 - Handbook ofwaterfowl behavior

Aviornis Internacional-

Octubre 2010 - n° 113 - pág. 12

Cña con las cercetos comunes
por Robert Vangelabbeek

En el primer periodo que mantuve aves acuáticas (1983-1998), nunca he tenido cercetas comunes en mi colección. Sin embargo, criaba con cercetas carretonas lo cual era bastante sencillo. Cuando comencé en el 2006 a mantener aves acuáticas, la cerceta común fue una de ellas. Tenía un gran recinto de 40 metros de largo y 9 de ancho, cubierto y subdividido en 14 recintos más pequeños. Entre los diferentes recintos había colocado una red con mallas de 5x5 cm.
En octubre compré dos parejas de cercetas comunes. Por las mañanas siempre iba a buscar a los patos y los ponía en un compartimento con las cercetas del Baikal y porrones Maorí. Éstos, inmediatamente se escondían entre las plantas. Cuando iba a verlos dos horas después, asombrosamente sólo se encontraba un macho en el recinto y las tres cercetas restantes se encontraban dispersas por otros recintos. Después de haberlos juntado a todos nuevamente, los comencé a observar un poco y me di cuenta que se escurrían por las mallas. Como resultaba imposible cubrir todo el cierre con unas mallas más pequeñas, dejé que escogiesen ellos mismos su recinto y también a su propia pareja.

Cada vez que entraba en el aviario, las cercetas comunes saltaban en todas direcciones. Las otras especies de patos se tranquilizaban después de un tiempo, pero las cercetas comunes mantenían ese comportamiento intranquilo. Entre tanto, había escuchado de otros aficionados que la mayoría de las cercetas comunes se comportaban de ese modo.

Aviomis Internacional - Octubre 2010 - n° //3 - pág. l4

Aunque en los siguentes meses se emparejaron, pennanecían mudándose de un lado a otro. Sin embargo, a finales de febrero me di cuenta que habían escogido una guarida fija. Una pareja se había alojado en un recinto con pato rabudo (Anas acuta), y la otra con cercetas del Baikal. Sobre todo las hembras siernrep estaban muy alerta y se escondían constantemente cuando yo me acercaba. A finales de abril encontré un huevo de la primera pareja en un nido de suelo con una entrada lateral. Día y medio después apareció otro huevo más. Cuando había puesto ocho huevos en total, la hembra comenzó a incubar. La pareja que se encontraba con las cercetas del Baikal, todavía no había puesto ningún huevo. Como no queria que la primera vez los polluelos naciesen en el recinto, retiré los huevos depués de haber sido incubados durante 15 días y los observé. Cinco de los huevos estaban fecundados y fueron introducidos en la incubadora. El 22 de mayo nacieron cinco cercetas comunes. Llamaba la atención lo pequeño que eran los polluelos. A finales de mayo la hembra que se encontraba en el recinto de los baikals !había desaparecido! Depués de inspeccionar profundamente el recinto la encontré debajo de hiedra colgante en un nido con doce huevos. Estos huevos también fueron retireados después de haber sido incubados durante 15 días. Once huevos de ellos estaban fecundados.

Aviornis Internacionol-

Octubre 2010 - n° J/3 - pág. 15

Tan pronto los polluelos habían nacido, los llevé para un criadero de poliester, donde tres días más tarde les permité el acceso al agua. Los alimentaba con grumos Charnwood, los primeros tres días sobre una la hierba y en un plato. Cuando disponían de agua para nadar sólo les suministraba la comida en un plato. Los pollos del segundo nido de las cercetas comunes fueron puestos tres días después en la criadera de la primera puesta y todo trasncurrió sin incidencias. A mi entender estos polluelos necesitan mucho calor. Les mantengo la lámpara de calor durante más tiempo a unos 15 cm sobre los polluelos y estos siempre se sitúan debajo de ella. La mayoría de mis jóvenes patos han sido mudados a un recipiente exterior, donde pueden seguir creciendo protegidos pero sin lámpara. Ahí es donde los adapto al Kasper Faunafood nr. 2. Una vez he leido en algún sitio que los polluelos jóvenes deben ser retirados lo más rápido posible de debajo de la lámpara de calor para que asi consigan fortalecerse. Sin embargo, esto todavía no era posible con las cercetas comunes. Incluso después de tres semanas los encontraba demasiado frágiles y seguían haciendo mucho uso de las lámparas de calor. Ya tenían al menos seis semanas cuando los he llevado al exterior. En el 2006 conseguí dieciseis cercetas comunes de dos parejas. Los siguientes años este número de crías variaba entre diez y quince ejemplares. Todos esos años he conseguido una buena reproducción con mis aves, pero mis cercetas adultas permanecieron siempre retraídas. Me habían contado que esto era debido a que hasta finales de los años 90 se permitía su caza. Si se alojan en un estanque común donde hay mucho sitio donde resguardarse, no se verán mucho entre otras especies, sobre todo entre especies más grandes. Si se pueden mantener en un recinto más pequeño se disfrutará mucho de ellas, sobre todo porque estarán constantemente silbándose el uno al otro una vez se han emparejado. Siguen mudándose de un compartimento a otro en el aviario, pero permanecen fieles el uno a otro.

Aviomis v.z.w. 214 Trad.: Isabel Martínez

Aviomis Internacional - Octubre 2010- n°lJ3 -pág. 16