You are on page 1of 7

ATRACTORES EXTRAÑOS DESDE LAS ECUACIONES DE LORENZ

PRESENTADO POR:
JUAN B. MERCADO PÉREZ


PRESENTADO A:
PhD. SERGUEI LONIN



HIDRODINÁMICA Y GEOFÍSICA
MAESTRÍA EN OCEANOGRAFÍA
ESCUELA NAVAL ALMIRANTE PADILLA
CARTAGENA DE INDIAS D. T Y C
2013


ATRACTORES EXTRAÑOS DESDE LAS ECUACIONES DE LORENZ

Para comprender la naturaleza y sus fenómenos se requiere de herramientas esenciales
como las matemáticas y las ecuaciones diferenciales.

Es por ello que las ecuaciones diferenciales son de mucha importancia y utilidad para
Matemáticos, Físicos, Ingenieros, Técnicos y científicos , puesto que con frecuencia las
leyes físicas que gobiernan los fenómenos naturales se expresan habitualmente en forma de
ecuaciones diferenciales, por constituir una expresión cuantitativa de dichas leyes: Por
ejemplo el problema de la turbulencia la cual se caracteriza por una baja difusión de
momento, alta convección y cambios espacios-temporales rápidos de presión y velocidad.

Debido a que las ecuaciones diferenciales, no todas tienen solución analíticas sencillas, se
hace necesario realizar aproximaciones para estudiar el comportamiento de un sistema bajo
ciertas condiciones. Así en un sistema tan complejo como el estudio de los atractores de
Lorenz se ha utilizado diferentes métodos entre ellos el MÉTODO DE RUNGE-KUTTA-
FELHBERG, cuya característica es el evaluar en cada iteración la función tantas veces
como lo indique el orden del método, repercutiendo directamente sobre su velocidad,
además de tener en cuenta que a medida que aumenta el orden de dichos métodos, se tiene
una mayor exactitud para un paso de integración deseado.

El científico Edwar N. Lorenz, interesado en comprender aspectos de la atmósfera terrestre,
en aras de avanzar en los métodos para la predicción del tiempo ideo un modelo sencillo
para estudiar lo que sucede a un fluido sometido a una diferencia de temperatura en
presencia del campo gravitacional.

Partiendo de las ecuaciones de Navier-Stokes, introdujo varias hipótesis para reducir las
ecuaciones que en su opinión habían elementos suficientes para generar una dinámica
interesante. Procediendo a resolver en forma numérica dichas ecuaciones encontró que para
ciertos valores de los parámetros que caracterizan al problema, la solución mostraba un
comportamiento errático, lo cual mostraba algo nuevo y profundo llamado atractores
extraños.

Los atractores extraños representan lo "extraño" en el impredecible comportamiento de
sistemas caóticos complejos. Una manera de visualizar un movimiento caótico o cualquier
tipo de movimiento, consiste en realizar un diagrama de las fases de este. En este diagrama
el tiempo es implícito y cada eje representa una dimensión del estado.

Algunas veces el movimiento representado con estos diagramas de fases no muestran una
trayectoria bien definida, sino que está se encuentra errada alrededor de algún movimiento
bien definido, por lo que se dice que el sistema es atraído hacia algún tipo de movimiento,
esto es que hay un atractor.

Los atractores pueden ser clasificados teniéndose en cuenta la forma de evolución de sus
trayectorias en: Periódicas, Cuasi-periódicas y Extraños.
Los atractores extraños están ligados a los movimientos caóticos, los cuales pueden llegar a
tener una enorme complejidad, como sucede en el modelo tridimensional del sistema
climático de Lorenz, que nos lleva al atractor de Lorenz.

El atractor de Lorenz es uno de los diagramas de sistemas caóticos más conocidos, no solo
por ser uno de los primeros, sino también por ser uno de los más complejos y peculiares,
puesto que desenvuelve una forma muy peculiar parecida a las alas de una mariposa.

Podemos decir que por ser la turbulencia un movimiento caótico, está presenta atractores
extraños, que son curvas del espacio de las fases que describen la trayectoria elíptica del
sistema de turbulencia, con lo cual es impredecible saber su configuración en un momento
dado.

A continuación se establen las ecuaciones de Lorenz y la solución propuesta por Range-
Kutta en su estructura matemática, así:

( )
1
2 1
3 1 2
4 1 2 3
5 1 2 3
6 1 2
,
1 1
,
4 4
3 3 9
,
8 32 32
12 1932 7200 7296
,
13 2197 2197 2197
439 3680 845
,
216 513 4104
1 8 3544
,
2 27 2565
j j
j j
j j
j j
j j
j j
k hf t y
k hf t h y k
k hf t h y k k
k hf t h y k k k
k hf t h y k k k
k hf t h y k k
=
| |
= + +
|
\ .
| |
= + + +
|
\ .
| |
= + + ÷ +
|
\ .
| |
= + + ÷ ÷
|
\ .
= + ÷ +
3 5
1859 11
4104 40
k k
| |
+ ÷
|
\ .

La solución numérica aproximada a través del método de Range-Kutta de orden cuatro es:
1 1 3 4 5
25 1408 2197 1
216 2566 4104 5
j j
y y k k k k
+
= + + + ÷
Sin embargo el mejor método de Range-Kutta es el de orden cinco, esto es:
1 1 3 4 5 6
16 6656 28561 9 2
135 12825 56430 50 55
j j
y y k k k k k
+
= + + + ÷ +
Por otra parte, se sabe que el tamaño de paso optimo sh se determina multiplicando los
tiempos escalares de s por el tamaño de paso actual h , siendo el escalar
1
4 1
4
1 1
1 1
0.840896
2
j j
j j
h h
s
z y
z y
c c
+ +
+ +
| |
| |
|
| = =
|
|
÷
|
\ .
÷
\ .

Donde c es la tolerancia especificada en el control del error.
Lorenz obtuvo el siguiente sistema de tres diferentes ecuaciones diferenciales
X X Y
Y XZ rX Y
Z XY bZ
o o = ÷ +
= ÷ + ÷
= +

De donde T
k
µ
µ
= se le llama número de Prandl,
( )
2
4
1
b
a
=
+
y r es el parámetro de
control, proporcional a T A .
Este sistema aparentemente sencillo se comporta de un modo bastante complejo, por lo que
se requiere tener presente lo siguiente:
1. Las cantidades X , Y y Z no son coordenadas espaciales; representan a la velocidad y
a la temperatura del fluido a través de los valores ¢ y u .
2. Que mediante el modelo de Lorenz se describe el fenómeno de Rayleigh-Benard en las
proximidades de la transición de la conducción térmica a la convección por rodillos
simples.

Por otro lado se sabe que el método de Lorenz se ha investigado a través de los métodos
numéricos, ya que no hay soluciones explícitas en forma analítica; es por tal razón que
hubo la necesidad de crear el programa Fortran 90, empleándose el método de Runge-
Kutta-Fehlberg y así poder analizar el comportamiento el sistema dinámico de Lorenz
dentro del rango 0 200 t s s junto con los parámetros

10
28
8
3
b
o
µ
=
=
=

Utilizados inicialmente por Lorenz bajo las condiciones iniciales
( )
( )
( )
0 1.3560
0 2.492152
0 12.317410
X
Y
Z
= ÷
= ÷
=

Estas condiciones iniciales y parámetros al ser reemplazadas en el sistema de ecuaciones
diferencias de Lorenz, dan una solución como las indicadas en la siguientes figuras.


Las cuáles son las proyecciones son las proyecciones en el plano Y Z ÷ y X Z ÷ ; que en
lugar de una simple estructura geométrica o curva compleja, la estructura conocida como
atractor de Lorenz va apareciendo conforme se iteren las ecuaciones.
Finalmente podemos concluir lo siguiente:
1. Si 0 1 r < s solo hay una ecuación estacionaria 0 X Y Z = = = , la cual es estable y
representa la solución de equilibrio donde el fluido se encuentra en reposo y la trasmisión
de calor es por convección.
2. Si r crece y pasa por el valor 1, la solución se hace estable creándose dos nuevos puntos
de equilibrio C y ' C en:
( ) 1 X Y b r = = ± ÷ , 1 Z r = ÷
Que constituye un atractor, ya que las soluciones iniciales tienden en forma asintótica a
ella.
Por otra parte se observa que en el desarrollo de las ecuaciones diferenciales de Lorenz se
presenta en su interior una fuerte sensibilidad a las condiciones iniciales, mostrando una
conducta irregular, en la que pequeños cambios en el sistema hacen que se alteren
drásticamente los resultados esperados, a la cual se le conoce como efecto mariposa.







BIBLIOGRAFÍA

Buitrago R. El sistema y el atractor geométrico de Lorenz. Universidad Nacional de
Colombia, facultad de ciencias. Trabajo de Maestría. 2010, 62 p.

M. Vilte, D. Hoyos, I. De Paul. Convección de bénard: visualización del fenómeno
y determinación de parámetros relevantes empleando un programa de cálculo.
Universidad Nacional de Salta, facultad de Ciencias Exactas. 2005, 7 p.


M. Llosa, J. Gómez. Solución numérica del atractor de Lorenz por el método de
Runge – Kutta – Fehlberg. Revista de investigación de física Vol 7. 2004.


Dennis G. Zill. Métodos numéricos para resolver ecuaciones diferenciales
ordinarias. En: Ecuaciones diferenciales con aplicaciones de modelado. Séptima
edición. 2001, p 410-438.