El gran relato de Michel Serres

© Frédéric Poletti para PhM A fines de los años 1960, cuando el pensamiento marxista triunfaba en la Universidad francesa, Michel Seres profetizaba el fin de la era de la industria y la entrada en la de la comunicación. Hoy, contra la idea recibida según la cual la época ya no es la de los grandes sistemas, él muestra que las ciencias están a punto de producir una vision del mundo completa y coherente, un Nuevo gran relato. Michel Serres pertenece a la generación de la Guerra. Este gascón, nacido en 1930 en Agen, aún no puede mirar de frente el cuadro de Picasso, Guernica. Y repite gustoso que Hiroshima sigue siendo el único objeto de su pensamiento ético y metafísico. A partir de este acontecimiento él repiensa el optimismo cientificista, y decide establecer un puente entre las ciencias y las letras. En 1949, abandona la Escuela naval y se va a la Escuela normal superior donde tres años más tarde obtiene la agregación en filosofía (1952). En el rugby, Michel Serres jugaba en la tercera línea, el puesto del paso de los de adelante a los de atrás, en el enredo de los tres-cuartos. Privado de puesto de filosofía en la Universidad, jugó a ser el pasador de saberes, no dejando de navegar entre las ciencias exactas y las ciencias humanas. Con su obra en cinco volúmenes, Hermes (1969-1980), demostró que la comunicación era el horizonte de nuestro tiempo. Con El contrato natural (1990) desarrolló, mucho antes del actual batido mediático, los lugares contiguos a la urgencia ecológica. Desde Hominescencia (2001), este académico y profesor de historia de las ciencias en la Universidad de Stanford, en los EE. UU., está dedicado a pensar “el humanismo universal que viene”, gracias al gran relato de los orígenes y de la evolución que la humanidad está en capacidad de contarse a sí misma en el presente.

Philosophie magazine : ¿Por qué la construcción de un “gran relato unitario” que cuenta la existencia de la Tierra y del hombre es hoy posible? ¿Qué retorno al gran relato propone Ud.? Michel Serres: Uno de los más grandes descubrimientos de las ciencias es la datación, que permite la reconciliación de las ciencias exactas y de las ciencias humanas. De la formación de los sistemas solares a la aparición del hombre sobre la Tierra, podemos fechar, y por tanto así contar la historia de los orígenes. Pero no se trata de un gran relato como el de los de antaño, a imagen de la Biblia por ejemplo, que evoca un designio inteligente, intencional, un plan divino. El gran relato, tal como los científicos lo proponen hoy, se escribe en futuro anterior. Él es contingente, aleatorio y caótico. El mundo y las especies hubieran podido bifurcar y desarrollarse de otra manera. También he utilizado igualmente la palabra de “gran relato” con el fin de ironizar un p oco a la cuenta de aquellos filósofos que sostienen que nuestro tiempo es el de “el final de los grandes relatos”, en el momento mismo en que la ciencia pone en el lugar una de las visiones del mundo más coherentes que se haya presentado. ¿Cómo contar esta gran historia de la humanidad?

los hombres y las mujeres nunca han permanecido juntos durante tanto tiempo. ¿Para qué les podría servir a los niños la enseñanza de este gran relato. la relación con la enfermedad y con el dolor se ha cambiado profundamente. un hombre cultivado tenía tras de sí una historia (especialmente la de la escritura). Es decir que la principal invención del neolítico es algo marginal en el presente. la esperanza de vida de las mujeres era de 30 años. de la Revolución francesa o de la revolución industrial. el nacimiento está en vías de ser dominado. que se instaura y se inventa día tras día. la filosofía universitaria se dividió en dos campos: el de la tradición y el de la razón. la palabras-claves de la filosofía y de las ciencias humanas eran el Otro y la Diferencia. hasta el punto que un individuo puede llegar al final de sus días sin haber sufrido… Incluso con una tasa sin igual de alrededor de 55% de divorcios. Los hombres nacieron de una misma cepa. Hasta entonces. Francia contaba con el 75% de agricultores. especialmente en lenguaje matemático. Para comprender que el ser humano posee un universo común. En 1835. han registrado estos cambios? Nuestras instituciones no han sabido tomar y comprender este giro.Puedo contarla en la noche a mis nietos como se hacía en una velada. La humanidad puede autodestruirse en algunos días. Cuando yo nací en 1930. En la actualidad sabemos que tenemos tras de nosotros 15 mil millones de años de tradición escrita. Por ejemplo. A partir de la Edad Media. no por los hombres. En la actualidad ya no se trata de lo Otro. actualmente es de 84 años. Tomás de Aquino demuestra en su Summa Theologica que las grandes cuestiones se resuelven de dos maneras: . sino de lo Mismo.3%. Actualmente somos seis mil millones y medio. En el siglo XIII. sino por la naturaleza. con la naturaleza y con la existencia. ¿No está este gran relato en vías de acelerarse con la proliferación de las innovaciones técnicas y de las transformaciones sociales? A comienzos del siglo XX.000 años de humanidad. sino de la Comunidad. es decir de 7 a 8.000 años son todos hermanos. La ciencia descubrió y generalizó la idea de Galileo según la cual la naturaleza estaba escrita. ya no es asunto de la Diferencia. Es una nueva relación con el cuerpo humano. especialmente universitarias. y todo por la buena y simple razón ¡de que viven más! Todos estos cambios modifican radicalmente nuestra relación con la vida. en la actualidad hay 2. los que partieron del África hace 100. desea que se presenten? Para pensar la singularidad de nuestra era en el mundo. con la ayuda de un pertrecho conceptual impresionante. en lenguaje vernacular. Pues en el presente leemos la naturaleza como leemos libros. en el seno del tronco común de esas nuevas humanidades que Ud. o también en un coloquio científico internacional. Y esta no es una información menor ¡para los tiempos que corren! Cuando commence a filosofar. Vivimos un corte brusco que no tiene nada que ver con los del Renacimiento. nuestro “ser en-el-mundo”. ¿Cómo el pensamiento y las instituciones. la Tierra contaba con mil millones de habitantes.

ni siquiera en la época clásica. Diderot trató en el siglo XVIII de comprender lo que dice el matemático d’Alembert. Derrida. es decir de las matemáticas llamadas “modernas”. y Voltaire tradujo a Newton. La Universidad creó la extraña categoría de los ignorantes cultivados (es decir: los que no conocen las ciencias y cultivan las humanidades). que había desarrollado ideas interesantes sobre los orígenes de la geometría. La Universidad norteamericana eligió la razón. Creo incluso poder llegar a decir que se piensa más y más rápido en matemáticas y en física que en literatura. UU. y en la que Ud. las universidades son aún a medias medievales. Heidegger nunca me atrajo a causa de su conservatismo y de su visión truncada de la cuestión de la técnica. o se sabía biología o física. “La ciencia no piensa” escribía él. En aquella época yo fui el primero en decir que se requería fundar una ética de las ciencias en la época de Hiroshima.por la razón y por la tradición. Desde este punto de vista. la Universidad europea prefirió la tradición. que en Europa? Sí. ha conocido un mayor éxito en los EE. con la única diferencia que en los departamentos norteamericanos de filosofía es la filosofía analítica la que domina. ¿Es por esta razón que la French Theory. Se convino en que o se sabía latín. Deleuze y yo mismo estuvimos acantonados en los french departments. cuando en sus años de formación dominaban el marxismo y la fenomenología? En la Escuela normal superior yo ya era licenciado en matemáticas pues había dimitido de la Escuela naval por pacifismo. Maestro de filosofía. pero su visión ideológica de la ciencia me dejó frío. La fenomenología me ha interesado más. Foucault. por objeción de conciencia. Deleuze o Derrida. ¿Son pues ante todo las revoluciones científicas las que han formado su pensamiento? . ¿Qué es lo que le ha conducido a volverse ese filósofo del pasaje y de la comunicación. En aquella época por supuesto que encontré a los marxistas. Vivíamos un período oscurantista. esa corriente marcada por Foucault. Louis Althusser enseñaba sin chistar las “teorías” de Trofim Lyssenko (1898-1976) : este biólogo estalinista denunciaba la “genética burguesa” y afirmaba poder imponer caracteres hereditarios queridos a plantas. los departamentos de cultura francesa. Gastón Bachelard continuaba haciendo desarrollos sobre la actividad racionalista de la física contemporánea. Recordémoslo: veinte años después del lanzamiento de la primera bomba atómica en el Japón. Pero esta separación artificial no existía entre los griegos. mismo participó. griego o literatura moderna. ni entre los romanos. creado por completo por la enseñanza. ¡como si nada hubiera pasado! Continuaba incluso hablando de geometría euclidiana en momentos en que ya se hablaba de Bourbaki. la de Husserl especialmente. esta frase es a la vez ridícula y arrogante. La separación de las ciencias y de las letras es un artefacto universitario. e incluso transformar voluntariamente una especie en otra.

el ADN del que el biólogo Jacques Monod comprendió muy bien el alcance filosófico en Azar y Necesidad. El papel de la filosofía ¿es el de acompañar los cambios científicos o de pensarlos. ¿Ha olvidado la filosofía el cuerpo? Para recuperar la expresión de Spinoza. En la época de mi formación. Observe cómo se coloca. de elucidar el vínculo entre el genoma y las proteínas… El cuerpo es un espejo. es decir sobre el fundamento mismo de la actividad filosófica. En epistemología siempre se está retrasado en una ciencia. debí cambiar de lenguaje. por ejemplo. En 1990. toda la era moderna está contenida en los principios de Descartes. de la aritmética y de los algoritmos de los que la filosofía nunca tuvo en cuenta. toda una era del funcionamiento de lo cognitivo se encuentra del lado de lo calculable. pero considero la actividad filosófica como una empresa de anticipación. o bien un tenista que sube hasta la red para jugar a la volea. mientras que en la actualidad se celebre unánimemente el “pacto ecológico”. escribí el Contrato natural. apresado por la revolución del vocabulario informático. una gran parte de los teoremas se demuestran con máquinas calculadoras. “Soy el ADN”. de la misma forma que el contrato natural no supone que la Dama naturaleza vaya a sentarse con los hombres en la mesa de las negociaciones. De esta tensión entre lo calculable y lo demostrable. Por consiguiente. tres inmensas revoluciones científicas me han conducido a cambiar de lengua. el cálculo parecía imponerse al razonamiento. No me comparo con esos ilustres predecesores. Rousseau no establecía un momento histórico en el cual la humanidad saldría del estado de naturaleza. por incitación de Luc Ferry en el Nuevo orden ecológico. Hoy. Toda la Edad Media está en Aristóteles. inscribirlos en marco ético? Creo que filosofar es anticipar. en momentos en que intervenía la revolución de las matemáticas “modernas”. de abajo. el código genético. La filosofía vacilaba sobre sus propias fundaciones. Con el triunfo de las matemáticas modernas. A esas dos revoluciones formales es necesario añadir el paradigma biológico. me decía mi amigo Jacques Monod cuya columna vertebral se torcía como una molécula de ADN a fuerza de buscar horadar el misterio de la genética de los micro-organismos. de la derecha. de la . La pelota puede venir de arriba. Las críticas del “contrato natural” eran tan ridículas como las que se le hicieron a Rousseau cuando escribió el Contrato social. En la actualidad digo que uno de los grandes envites de lo cognitivo reside en el balanceo entre el razonamiento y el cálculo. en los que sostuve que la humanidad reposaría más sobre la comunicación que sobre la producción. Se me atacó de todas partes. ¿de qué es capaz un cuerpo? El cuerpo piensa. Los filósofos marxistas me acusaron entonces de todos los males. yo saqué la idea de que la geometría griega había nacido precisamente porque había agotado los recursos del cálculo y se requería claramente recurrir a la demostración. Entre 1969 y 1980 escribí cinco volúmenes titulados Hermes.Formado en matemáticas clásicas. ¿Qué puede el cuerpo? Considere el portero de un equipo de fútbol que espera el cobro de un penalty.

han comenzado a pesar de todo su carrera en el museo de las Colonias. salí igualmente por el estilo. ha cambiado de estilo dirigiéndose a una suerte de poética del saber filosófico. Un pensador que va a aprehender un concepto se encuentra en la misma situación. pero también el paso de Tintín en el Congo al Lotus azul. Está en una posición que yo llamaría “blanca”. Preferí luego la definición de Bergson que decía que la filosofía debía ser escrita en el lenguaje más claro. yo no era ni periodista. es el Julio Verne de las ciencias humanas. De los volúmenes sabios de Hermes a Ramas. Yo no era nada. hay amigos chinos o suramericanos… Su obra es concomitante de los comienzos y de los desarrollos de la antropología. vuestros objetos filosóficos son divertidos. ¿Cuál es el sentido de estas referencias? La obra de Julio Verne es el ejemplo típico del relato con base científica. el etnocentrismo. Hay una blancura del cuerpo humano. Está en un estado de cuerpo posible. el colonialismo. Por esto la importancia de no tener los libros solamente como herramientas. ¿Corre el riesgo de dispersión o de dilución del propósito filosófico? El estilo filosófico con frecuencia se usa internamente en la universidad. Ud. A diferencia de la pinza del cangrejo cuya función se puede determinar. Sin embargo yo al comienzo escribí porque tenía un jurado de tesis. la mano humana es “blanca”. corresponde al camino recorrido por esos antropólogos anti-racistas que. A contrapelo de la idea según la cual la filosofía piensa exclusivamente en griego o alemán. puede igualmente agarrar un martillo como tocar un violín. del parásito al puente. etc. De Julio Verne a Tintín. ha sido el maestro de obra del “Corpus de las obras de filosofía en lengua francesa” (150 volúmenes en las ediciones Fayard). La posición era sin embargo difícil. el más próximo del lenguaje vernáculo posible. contrariamente a lo que se dice– Julio Verne es un buen caso de transmisión bien lograda. Cuando me sacaron de la universidad que no me autorizó enseñar en los departamentos de filosofía. Es a la vez todos los colores y la ausencia de color. sería casi un crimen escribir de forma oscura. La oreja rota comienza en el museo etnográfico. sino en historia.. una formidable correa de transmisión entre el pueblo y la investigación científica. como Marcel Mauss y James George Frazer. Entonces la filosofía es una especie de vigilia “blanca”. No se puede tener una mejor imagen de lo que puede el cuerpo. ¿Está pordebajeada la filosofía francesa? ¿Cuál es su especificidad? . En cuanto a Tintín. no la ciencia. acari ciar un ser amado o matar a su enemigo. Mientras que hoy la ciencia tiene mala reputación –lo que es curioso pues es la industria la que ha polucionado el planeta. Todo lo que se le reprocha. ni filósofo.izquierda. ni escritor. pegarse a su tempo y pensar lo nuevo. por no decir: desconcertantes. Sin lugar. casi abstracta. Está pues obligado a colocar su cuerpo en una posición virtual. en todo caso yo no era un pensador previsible. a saber: el racismo. Si la filosofía debe observar el tiempo presente y anticipar la ciencia por venir. Ud.

http://www. no se interpreta a Mozart sólo porque ha existido Keuchel. pues todo es nuevo. . ¿Cuáles son las tareas de la filosofía? El gran filósofo de mañana será el que repiense todo. en momentos en que el voto de las opiniones individuales prolifera en los blogs sin que se los tenga en cuenta? Con otro espacio geográfico y mental que yo he llamado topología general. Medellín.com/les-idees/entretiens/michel-serres-philosopher-cestanticiper-5055 Traducido por Luis Alfonso Paláu. un catálogo que no tienen ni Couperin ni Berlioz en Francia. Vivimos un tal corte de hominización. Conviene repatriar la cuestión filosófica sobre las novedades actuales.En la universidad francesa había paradójicamente cantidad de cátedras de filosofía alemana. 7 de diciembre de 2012. pero no existía cátedra de filosofía francesa. o a Bach porque existe la nomenclatura BWV (Bach Werke Verzeichnis). Traté de realizar ese catálogo para la filosofía en lengua francesa con el fin de que aparezcan más allá de la parte emergida del iceberg filósofos canónicos. Quizás sea posible avanzar que los filósofos franceses están en general más próximos del ensayo a la Montaigne. lejos de los sistemas. Hablar de singularidad del pensamiento francés es aún prematuro. ¿Cómo imaginar que la representación política continuará funcionando de la misma manera. que muchas de nuestras instituciones se encuentran como esas estrellas de las que recibimos la luz y de las que los astrofísicos nos dicen que ellas están muertas desde hace mucho tiempo. de lo cognitivo a lo político. estamos sumergidos en el seno de una tal “hominescencia”. Es muy posible que Montaigne sea nuestro gran institutor.philomag. El horizonte se va a dibujar. el trabajo de la filosofía apenas si comienza. Ahora bien.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful