You are on page 1of 28

Construir(se) un pasado.

Piera Au/agnter

Existe el "diagnstico" -trmino que se sobreentiende debe ir entre comillas - de adolescente como de m uchos otros, presentes en nuestras nosografas: es el observador exterior quien se sirve de l en un deseo de clasificacin y clarificacin necesarios para una buena utilizacin de sus conocimientos. El nio, durante un tiempo, tiene menos problemas en reconocerse en esa denominacin [nene) de la que generalmente se apropia completndola con un "de mam" o "de pap". Es distinto para el adolescente que oscila entre dos posiciones: -el rechazo a todo cambio de status en su mundo relacional sin importar cuales s~an, por otra parte, las modificaciones que se inscriben en su cuerpo. -una reivindicacin ardiente o silenciosa y secreta de su derecho de ciudadano completo en el mundo de los adultos y, muy a menudo, en un mundo que ser reconstrudo por l y sus pares en nombre de nuevos valores q ue probarn lo absu rdo o la mentira de los que se pretende imponerle. la designacin [adolescente] unida a un "Yo soy" enunciado por un adolescente, remite a lo que paca el observador exterior fonna parte de un estado pasado o un estado futu ro, y que el Yo del sujeto vive a la inversa como un tiempo todava o an presente. Si yo he comenzado por medio de esta exposicin banal este trabajo, es porque, entre las tareas reorganizadoras propias a ese tiempo de transicin que es la adolescencia, considero que una tiene un rol determinante tanto para su xito como para su
Publicado enjournal de la Psycba"alyse tk l'e"!a1lt. NQ 7 , 1989,
La.~ palabras enlrc corchetes son agregad'-ls de la Iraducci6n.

Psicoanlisis - APdeRA - Vol. XIIJ - NQ 3 - 1991

441