You are on page 1of 58

Análisis Matemático I

para estudiantes de Ciencias Económicas
COLECCIÓN: EL NÚMERO DE ORO
DIRECTOR: Act. Alberto Landro

Álgebra para estudiantes de Ciencias Económicas
Alejandro E. García Venturini – Axel Kicillof
Análisis Matemático I para estudiantes de Ciencias Económicas
Alejandro E. García Venturini – Axel Kicillof
Análisis Matemático II para estudiantes de Ciencias Económicas
Alejandro E. García Venturini – Axel Kicillof
Los matemáticos que hicieron la historia
Alejandro E. García Venturini
Análisis de Series de Tiempo, univariadas y multivariadas
Heriberto Urbisaia – Juana Brufman
Decisión Estadística Bayesiana, a modo de introducción
Emma Fernández Loureiro de Pérez
Estadística no Paramétrica, a modo de introducción
Emma Fernández Loureiro de Pérez
Teoría de los Conjuntos Borrosos, a modo de introducción
Emma Fernández Loureiro de Pérez
Estadística: Herramientas de Inferencia
Gabriela Kurincic
Estadística: Probabilidades y Distribuciones
Gabriela Kurincic
Los Métodos Cuantitativos en las Ciencias Sociales
Alejandro E. García Venturini – Federico Castelli
Aplicaciones del Análisis Matemático a la Economía
Blanca R. Vitale
Modelos para el Análisis de Series de Tiempo
Juan Carlos Abril
Análisis Matemático I para estudiantes de Ingeniería
Alejandro E. García Venturini – Mónica Scardigli
Cálculo Financiero
Juan R. Garnica Hervás - Esteban O. Thomasz - Romina P. Garófalo
Elementos de Econometría de los fenómenos dinámicos
Alberto H. Landro – Mirta L. González
Acerca de la probabilidad
Alberto H. Landro
Alejandro E. García Venturini - Axel Kicillof
Análisis
Matemático I
para estudiantes de Ciencias
Económicas
E Ed di i t t o or r i i a al l a as so oc ci i a ad da a a a: :
IMPRESO EN ARGENTINA – PRINTED IN ARGENTINA









Ediciones Cooperativas es un emprendimiento
cooperativo de docentes de la Facultad de Ciencias
Económicas de la Universidad de Buenos Aires para
difundir sus trabajos e investigaciones











García Venturini, Alejandro Ezequiel
Análisis Matemático I: para estudiantes de ciencias económicas /
García Venturini, Alejandro Ezequiel y Axel Kicillof. –
6ª. ed.1a. reimp. – Buenos Aires: Ediciones Cooperativas, 2012.
580 p.; 21x14 cm.

ISBN 987-98315-4-3

1. Análisis Matemático I. Kicillof, Axel. II Título
CDD 515


© 2000, Alejandro E. García Venturini – Axel Kicillof
Derechos exclusivos

© 2000, Ediciones Cooperativas
Tucumán 3227, (1189) Buenos Aires Argentina
Tel.: 54 11 15 4 198 5667
info@edicionescoop.gov.ar Colección: El número de oro
www.edicionescoop.gov.ar Director: Act. Alberto Landro

1º edición, Agosto 2000
6º edición, Marzo 2012



HECHO EL DEPÓSITO QUE ESTABLECE LA LEY 11.723




Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de cubierta
puede ser reproducida, almacenada o transmitida en manera
alguna ni por ningún medio, ya sea electrónico, mecánico, óptico
de grabación o de fotocopia sin permiso previo del Editor. Su
infracción está penada por las leyes 11723 y 25446.
Prólogo
La publicación de esta obra es en realidad la culminación de un proyecto iniciado hace cerca
de ocho años. En aquella ocasión nos planteamos elaborar un material acorde a las necesidades de
los estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires que cum-
pliera con un doble requisito: ser accesible desde el punto de vista expositivo y de alta calidad aca-
démica.
El resultado de ese esfuerzo se plasmó en la Serie Notas Teóricas, publicada por la Secreta-
ría de Cultura del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas a partir de 1993.
Trabajamos conjuntamente en tres títulos: Análisis Matemático 1, Análisis Matemático 11 y Álgebra,
con la pretensión de hacer un aporte original, en especial en el complejo problema del tratamiento de
los temas económicos en materias de la rama matemática. Allí es donde resultó provechoso el inter-
cambio entre las perspectivas aportadas por cada uno de nosotros, desde su respectiva especiali-
dad.
Inmediatamente las publicaciones tomaron vida, nutriéndose de los comentarios de estu-
diantes y profesores que las hicieron propias, transformándolas. Por nuestra parte el compromiso se
renovaba, a lo largo de las casi veinte ediciones y los más de 10.000 ejemplares impresos, a través
de un proceso de actualización permanente.
En la presente edición se han agregado algunos temas y reformulado otros, tanto en la parte
matemática como en las aplicaciones económicas.
El haber convertido en libro lo que nació como un simple material de estudio nos llena de or-
gullO ya que corona un esfuerzo de muchos años. Para nosotros ese esfuerzo no es más que una
forma de reafirmar nuestro compromiso con la Universidad Pública, a la que este trabajo va dedica-
do. Este libro se suma al de Algebra y al de Análisis Matemático 11, publicados durante el presente
año.
Agradecemos a todos los que han contribuido a que este libro hoy pueda ponerse a conside-
ración de alumnos y colegas.
Los autores
Agosto 2000
Introducción
El lenguaje matemático.
Producto cartesiano - Relaciones binarias:
dominio e imagen.
Representación gráfica de las relaciones.
Relación inversa.
Conjuntos de puntos: entornos e intervalos.
Puntos exteriores, interiores, fronteras y de
acumulación.
Conjunto de números reales: cotas,
extremos. Conjuntos acotados.
Valor absoluto: propiedades, ejemplos.
Los polinomios: regla de Ruffini, factoreo,
cálculo de raíces racionales: teorema de
Gauss, ecuaciones polinómicas y raciona-
les.
Las ecuaciones y las identidades.
Los conjuntos numéricos.
Principales operaciones y sus propiedades.
Binomio de Newton. Notación científica.
Introducción 11
En esta unidad haremos un repaso de temas que no son específicos de
este curso pero cuyos conocimientos son fundamentales para poder
abordar los temas del programa de Análisis, como ser los conceptos
de producto cartesiano, relación y función. Propiedades de los conjun-
tos de puntos, entornos, intervalos y valor absoluto. Resolución de
ecuaciones e inecuaciones, cálculo de raíces y factoreo de polinomios;
propiedades de las operaciones, etc.
EL LENGUAJE MATEMÁTICO
En matemática se utiliza un lenguaje propio que ya habrás, en parte,
utilizado en la escuela secundaria o en el C.B.C. Repasamos aquí al-
gunos de esos símbolos.
7 es mayor que 5 7 > 5 2 es menor que 6 2 < 6
el 5 está entre 2 y 8 2 < 5 < 8 valor absoluto de x ¸x¸
x es mayor o igual que 3 x 3 x es menor o igual que 6 x < 6
3 es un número natural 3 = ¦
3
1
es un número racional
3
1
= Q
2 es un número real 2 = F -5 no es natural -5 ∉ ¦
9 es múltiplo de 3 3 9

= el 3 divide a 12 3 ¸12
y ∧ o ∨
implica Ÿ ŸŸ Ÿ si y sólo si ⇔ ⇔⇔ ⇔
está incluido en para todo V VV V
existe al menos 1 ¬ ¬¬ ¬ aproximadamente igual ≅
no existe ¬ ¬¬ ¬ no pertenece ∉
# (se lee cardinal y es el número de elementos de un conjunto)
Letras griegas más utilizadas
• alpha į delta minúscula • rho • epsilon
ß betha ǻ delta mayúscula Q phi • mu
Ȗ gamma Ȝ lambda π pi ∇ nabla
Alejandro E. García Venturini 12
PRODUCTO CARTESIANO
Una operación muy importante que se define entre dos conjuntos es el
producto cartesiano que se denomina como A x B. Es el conjunto for-
mado por todos los pares ordenados cuya primera componente perte-
nece a A y cuya segunda componente pertenece a B.
A x B = {(x;y)/ x = A ∧ y = B}
Ejemplo: A={1;3;5} B={2;5}
A x B={(1;2),(1;5),(3;2),(3;5),(5;2),(5;5)}
Nota: Si # 1A= m y # 2B= n Ÿ # 3A x B= m x n
RELACIONES BINARIAS
Se denomina relación de A en B (R: A→B) a todo subconjunto del
producto cartesiano A x B.
El conjunto A se denomina conjunto de partida y el conjunto B con-
junto de llegada.
Del ejemplo anterior se pueden extraer las siguientes relaciones:
R
1
= {(1;2), (3;2), (5;2)}
R
2
= {(1;5), (3;2), (3;5), (5;2)}
R
3
= {(1;2), (1;5)}
Se puede demostrar que si # 4 A x B = m x n Ÿ ¬ 2
mxn
relaciones de
A→B. En este caso 2
6
= 64.
Dominio de una relación
Es el conjunto formado por las primeras componentes de los pares or-
denados de la relación.
Ejemplos: Dom R
1
={1;3;5} Dom R
2
={1;3;5} Dom R
3
={1}
Introducción 13
Imagen de una relación
Es el conjunto formado por las segundas componentes de los pares or-
denados de la relación.
Ejemplos: Im R
1
={2} Im R
2
={2;5} Im R
3
={2;5}
Imagen y preimagen de un elemento
Si el par (x;y) = R, se dice que y es la imagen de x y que x es la pre-
imagen de y.
En los ejemplos vistos podemos decir que en R
1
se verifica que el 2 es
imagen del 1, del 3 y del 5. Se dice que f (1)= f (3)= f (5) = 2.
También se verifica que el 1, el 3 y el 5 son preimágenes del 2.
Representación gráfica de una relación
Las relaciones se pueden representar de diversas formas, una de ellas
es a través de diagramas de Venn.
A cada flecha le corresponde un par ordenado de la relación y vice-
versa.
Los elementos de los cuales parten flechas en A, forman parte del do-
minio de la relación. Los elementos a los cuales llegan flechas en B
son los elementos que pertenecen al conjunto imagen de la relación.
B
B
R
1
R
2
R
3
Alejandro E. García Venturini 14
Representación cartesiana
Otra forma de representar una relación es a través de un sistema de
ejes cartesianos. A cada par ordenado le corresponde un punto del
plano. Sobre el eje x se representa el conjunto A y sobre el eje y el
conjunto B. Veamos las representaciones cartesianas correspondiente
a las 3 relaciones vistas.
Relación inversa
Si R es una relación binaria entre A y B, se llama relación inversa de R y
se designa R
-1
a la relación entre B y A formada de la siguiente manera:
R
-1
= {(y;x) / (x;y) = R}
Ejemplos: veamos las relaciones inversas de las 3 relaciones dadas
R
1
-1
= {(2;1), (2;3), (2;5)}
R
2
-1
= {(5;1), (2;3), (5;3), (2;5)}
R
3
-1
= {(2;1), (5;1)}
Grafo de una relación
Para definir una relación se necesitan tres partes: un conjunto de par-
tida A, un conjunto de llegada B y algo que establezca como se rela-
cionan los elementos del conjunto A con los elementos del conjunto
B. Ese algo se denomina grafo.
Introducción 15
El grafo puede estar dado por los pares ordenados, como vimos en los
primeros ejemplos, por un diagrama de Venn, o de otras formas. Por
ejemplo por una ecuación.
Relaciones definidas por ecuaciones
Si consideramos los conjuntos A y B ya definidos, podemos establecer
R
4
de la siguiente forma: R
4
={(x;y) / y = x + 2}
En esta relación están aquellos pares cuya 21 componente sea igual a
la 11 + 2.
Vemos que el único par que cumple con dicha condición es el (3;5).
R
4
= {(3;5)}.
Las Funciones
Hasta ahora nos hemos referido a las relaciones. Las funciones son un
caso particular de relaciones que verifican las siguientes condiciones:
a) Todo elemento del conjunto de partida A tiene imagen en B
Ÿ Dom = A.
b) Esa imagen es única
De las 4 relaciones definidas anteriormente solamente la 11 cumple
con las dos condiciones. Si la función está definida por una ecuación
suele expresarse de la siguiente forma: f : A→B / y = f (x). Donde A y
B son el conjunto de partida y de llegada respectivamente.
Relaciones entre conjuntos infinitos
Vimos hasta ahora ejemplos donde los conjuntos A y B son finitos y
por lo tanto las relaciones se pueden expresar por extensión. Si los
conjuntos son infinitos no se puede expresar la relación por extensión.
Para indicar qué pares están en la relación recurrimos a la representa-
ción cartesiana de la misma.
Alejandro E. García Venturini 16
Ejemplo: f : → / f (x) = x + 3

Vemos que los pares ordenados que están en la re-
lación son aquellos en los cuales y sea igual a x +
3. Por ejemplo: (1;4), (2;5), (–3;0), (–1;2), (0;3), ....
Si los representamos gráficamente vemos que es-
tán alineados sobre la recta y = x+3. En este caso la relación corres-
ponde a una función, ya que al sumarle 3 a cualquier número real se
obtiene como resultado otro número real, que además es único.

Funciones escalares o reales de variable real

Se denomina así a las funciones cuyo dominio son los números reales
o un subconjunto de ellos y cuyo conjunto imagen también son los nú-
meros reales. En general se expresan como: f : → / y = f (x).

La representación gráfica de una función escalar de una variable real
es una curva en el plano. Este tema se desarrolla en la Unidad 1.

LOS CONJUNTOS NUMÉRICOS

Recordemos los conjuntos numéricos











( )
( )
( )
( )
( )
0
-
Naturales



0 Enteros Z

Enteros Negativos

Z
Racionales Q
Reales
Fraccionarios
Irracionales
⎧ ⎧ ⎧ ⎧
⎪ ⎪ ⎪ ⎪

⎪ ⎪ ⎪ ⎪


⎪ ⎪ ⎪

⎪ ⎪ ⎪


⎪ ⎪
⎨ ⎩
⎪ ⎪

⎪ ⎪

⎪ ⎪

⎪ ⎪

⎪ ⎪


⎪ ⎪
⎪ ⎨



























Introducción 17
Ahora vamos a estudiar en particular algunas características de los nú-
meros reales.
CONJUNTOS DE NÚMEROS REALES
Intervalos
Intervalo real cerrado [a;b]
Es el conjunto de números reales formado por los números mayores o
iguales que a y menores o iguales que b.
[ ] { } b x a / x = b ; a ≤ ≤ ℜ ∈
Longitud del intervalo: b – a
Intervalo real abierto (a;b)
Es el conjunto de números reales formado por los números mayores
que a y menores que b.
( ) { } b < x < a / x = b ; a ℜ ∈
Intervalos semiabiertos o semicerrados
( ] { } b x < a / x = b ; a ≤ ℜ ∈
[ ) { } b < x a / x = b ; a ≤ ℜ ∈
Ejemplos: a)
+
= (0;+ ∞) b)

= (– ∞ ; 0)
c) = (– ∞;+∞) d) {x∈ / x ≥ 3} = [3;+ ∞)
e) {x∈ / x < 2} = (– ∞;2)
Cota superior
k es una cota superior de un conjunto S de números reales sí y sólo k es
un número real que no es superado por ningún elemento del conjunto S.
Alejandro E. García Venturini 18
k es cota superior de S ⇔ ∀x∈S: x ≤ k
Un conjunto está acotado superiormente sí y sólo si tiene cota supe-
rior.
Ejemplo:

está acotado superiormente, tiene infinitas cotas superio-
res (0, 1, 2, etc.).
Extremo superior o supremo
Es la menor de las cotas superiores.
s es supremo ⇔s es cota superior y ∀ k que es cota superior: s ≤ k
Ejemplo: el 0 para

Nota: el extremo superior o supremo es único.
Máximo: si el extremo superior o supremo pertenece al conjunto S
entonces es el máximo del conjunto.
Ejemplo: el 0 no es máximo para

{ } x < x / x = A 5 2 < ∧ ℜ ∈ , no tiene máximo, el 5 es
supremo pero no máximo
{ } x < x / x = B 5 2 ≤ ∧ ℜ ∈ , 5 es máximo
Conjunto mayorante
El conjunto mayorante del conjunto S es el conjunto formado por to-
das las cotas superiores.
Conjunto mayorante = { } S x x / x de superior cota es ∧ ℜ ∈
Introducción 19
Cota inferior
h es una cota inferior de un conjunto S de números reales sí y sólo h es
un número real que no supera a ningún elemento del conjunto S.
h es cota inferior de S ⇔ ∀x∈S : x ≥ h
Ejemplo: el 0, –1, –2, etc. para
+
Un conjunto está acotado inferiormente ⇔ tiene cota inferior.
Extremo inferior o ínfimo
Es la mayor de las cotas inferiores.
s es ínfimo ⇔s es cota inferior y ∀h que es cota inferior: s ≥ h
Ejemplo: el 0 para
+
Nota: el extremo inferior o ínfimo es único.
Mínimo: si el extremo inferior o ínfimo pertenece al conjunto S enton-
ces es el mínimo del conjunto.
Ejemplos.: el 0 no es mínimo para
+
{ } 5 2 < x < x / x = A ∧ ℜ ∈ no tiene mínimo
{ } < x x / x = B 5 2 ≤ ∧ ℜ ∈ 2 es mínimo
Conjunto minorante
El conjunto minorante del conjunto S es el conjunto formado por todas
las cotas inferiores.
Conjunto minorante = { } S x x / x de inferior cota es ∧ ℜ ∈
Alejandro E. García Venturini 20
Conjunto acotado

Un conjunto está acotado sí y sólo sí tiene cota superior e inferior.

Ejemplo: { } < x /x x = A 7 2 ≤ ∧ ℜ ∈
Conjunto mayorante = { } 7 x /x x ≥ ∧ ℜ ∈ , 7 es el supremo, no tiene
máximo.

Conjunto minorate = { } 2 x /x x ≤ ∧ ℜ ∈ , 2 es el ínfimo, y mínimo.

A es un conjunto acotado.

Axioma de continuidad

Caracteriza a los números reales. Si un conjunto no vacío de números
reales tiene cota superior entonces tiene extremo superior o supremo.

No es así en Q donde la cota superior puede no pertenecer al conjunto.

Ejemplo: { } < x Q /x x = A 2
2
∧ ∈ Q ∉ 2

VALOR ABSOLUTO -MÓDULO

Se llama valor absoluto o módulo de un número real al mismo número
si es positivo o cero y a su opuesto si es negativo.






0 < a si a
0 a si a
= a

Ejemplos: 3 3 = | | 4 4 = | | − 0 0 = | |

Introducción 21
Propiedades

1) ( ) 0 0 > | a | a : a ⇒ ≠ ℜ ∈ ∀
2) a a : a − = ℜ ∈ ∀
3) k a k a k a : a − = ∨ = ⇔ = ℜ ∈ ∀
4) a a a a ≤ ≤ − ℜ ∈ ∀ :
5) b . a = b . a : b , a ℜ ∈ ∀ ℜ ∈ ∀
6) b a = b a : b , a : : ℜ ∈ ∀ ℜ ∈ ∀
7)
( )
0 k > , x : x k k x k ∀ ∀ ∈ℜ ≤ ⇔ − ≤ ≤
8)
( )
0 k > , x : x k x k x k ∀ ∀ ∈ℜ ≥ ⇔ ≥ ∨ ≤ −
9) | b | + | a | | b + a | : b , a ≤ ℜ ∈ ∀ ℜ ∈ ∀ (desigualdad triangular)
10) | b | | a | | b a | : b , a − ≥ − ℜ ∈ ∀ ℜ ∈ ∀
11) | b a | | b | | a | : b , a − ≤ − ℜ ∈ ∀ ℜ ∈ ∀

Ejemplos de aplicación de las propiedades

Resolver las siguientes inecuaciones y determinar el conjunto solución

a) ⎜x – 2 ⎜≤ 3
–3 ≤ x – 2 ≤ 3 ⇒ – 3 + 2 ≤ x ≤ 3 + 2 ⇒ –1 ≤ x ≤ 5
x ∈ [–1;5].
[ ]
1 5 S ; = −


b) ⎜x + 1⎜< 5
–5 < x + 1 < 5 ⇒ –5 – 1 < x < 5 –1 ⇒ – 6 < x < 4, ( ) 4 6; x − ∈

( )
6 4 S ; = −


c) ⎜x + 3⎜≥ 2
x +3 ≥ 2 ∨ x + 3 ≤ – 2 ⇒ x ≥ – 1 ∨ x ≤ – 5
( ] [ ) +∞ − ∪ − ∞ − ∈ ; ; x 1 5 .
( ] [ )
5 1 S ; ; = −∞ − ∪ − +∞

-5 -1
-6 4
-1 5
Alejandro E. García Venturini 22
d) ⎜–2x + 3 ⎜≥ 4
–2x + 3 ≥ 4 ∨ –2x + 3 ≤ – 4 ⇒ x ≥
2
7
∨ x ≤
2
1
− ∴







+∞ ∪






− ∞ − ∈ ; ; x
2
7
2
1


1 7
2 2
S ; ;
⎛ ⎤ ⎡ ⎞
= −∞ − ∪ +∞
⎜ ⎟
⎥ ⎢
⎝ ⎦ ⎣ ⎠


e) x < 6 < x − 5

x < 6 ⇔ – 6 < x < 6
x − 5 > 6 ⇔ 5 – x > 6 ∨ 5 – x < – 6 ⇒ x > 11 ∨ x < – 1
El conjunto solución está formando por los números reales que verifi-
can todas las condiciones, es decir (–6; –1).
( )
6 1 S ; = − −



f) 3
1
6 > −
x

x
1
6 − > 3 ∨
x
1
6 − < – 3 ⇒

3
1 6
>

x
x
∨ 3
1 6
− <

x
x
⇒ 0
1 3
>

x
x
∨ 0
1 9
<

x
x

i)
3
1
> x ∧ 0 > x ∨
3
1
< x ∧ 0 < x ⇒
3
1
> x ∨ 0 < x
ii)
9
1
> x ∧ 0 < x ∨
9
1
< x ∧ 0 > x ⇒
9
1
0 < < x

{ }
1 1
0
9 3
x ; ;
⎛ ⎞ ⎛ ⎞
∈ −∞ ∪ +∞ −
⎜ ⎟ ⎜ ⎟
⎝ ⎠ ⎝ ⎠
.
{ }
1 1
0
9 3
S ; ;
⎛ ⎞ ⎛ ⎞
= −∞ ∪ +∞ −
⎜ ⎟ ⎜ ⎟
⎝ ⎠ ⎝ ⎠


-6 -1
-1/2
7/2
1/9 1/3
Introducción 23
ELEMENTOS DE LA TEORÍA DE CONJUNTO DE PUNTOS

Entorno de un punto

Si a es un número real cualquiera y h un número positivo se llama en-
torno de centro a y radio h al conjunto de puntos que están a una
distancia de a mayor o igual a 0 y menor que h, es decir al intervalo
abierto (a – h ; a + h).

( ) ( ) { } { } h < | a x | / x = h + a < x < h a / x = h + a ; h a = h ; a E − ≤ − − 0

Entorno reducido

Es el entorno del cual se excluye al centro, es decir al punto a:

( ) ( ) { } { } h < | a x | < / x = a h ; a E = h a;
E
*
− − 0

Ejemplos

E (2;0,05) = (1,95;2,05) E
*
(2;0,05) = (1,95;2,05) – {2}

Punto de acumulación

Si S es un conjunto de puntos de la recta real, un punto x es de acumu-
lación de S sí y sólo sí a todo entorno reduci-
do de centro x pertenece por lo menos un ele-
mento de S.
Si ( ] b ; a S = , a y b son de acumulación, c no lo es.
x es un punto de acumulación de S ⇔ ( ) ( ) φ ≠ ∩ ∀ S x E / x E
* *


Conjunto derivado
Dado un conjunto de puntos S, el conjunto formado por todos sus pun-
tos de acumulación se denomina conjunto derivado( ) ' S .

En un intervalo real cerrado todos los puntos son de acumulación.
a b c
S
Alejandro E. García Venturini 24
En un intervalo real abierto o semiabierto todos los puntos son de acu-
mulación, aunque los extremos no pertenezcan al conjunto.

Si [ ] b a S ; = , [ ] b a S ;
'
= , ( ) b a S ; = , [ ] b a S ;
'
= , [ ) b ; a S = , [ ] b a S ;
'
=

En el conjunto de los números naturales no hay puntos de acumulación.

Ejemplo:

{ } 5 2 4 2 = ∨ ≤ − ∧ ℜ ∈ = x x x / x A

0 4 4 2 4 2 2 ≤ − ≤ − ⇒ ≤ − ≤ − x x (recordemos que al dividir por un
número negativo cambia el
sentido de la desigualdad)

Por lo tanto 1 0 ≤ ≤ x ∨ 5 = x . Resulta así [ ] { } 5 1 0 ∪ = ; A y [ ] 1 0; A
'
=

Conjunto denso en sí

Un conjunto es denso en sí si todos sus puntos son de acumulación.
Por lo tanto debe estar incluido en el conjunto derivado. S ⊆ S´.

Ejemplos: , un intervalo cerrado o un intervalo abierto son conjuntos
densos en sí porque todos sus puntos son de acumulación.

El conjunto A recién mencionado no es denso en sí.

Conjunto cerrado

Un conjunto es cerrado sí y solo sí contiene a todos sus puntos de
acumulación.

Ejemplo: un intervalo cerrado es un conjunto cerrado porque contiene
a todos sus puntos de acumulación en cambio un intervalo abierto no
lo es porque los extremos son de acumulación y el conjunto no los
contiene.
Introducción 25
Conjunto compacto

Un conjunto es compacto sí y solo sí es cerrado y acotado.

Ejemplo: un intervalo cerrado

Conjunto perfecto

Un conjunto es perfecto si es cerrado y denso en sí. Es decir si es
igual a su conjunto derivado S = S´.

Ejemplo: y un intervalo cerrado son conjuntos perfectos. no es
perfecto porque es denso en sí pero no es cerrado.

Punto aislado

Un punto x que pertenece a un conjunto S es aislado si y sólo sí existe
un entorno reducido x en el cual no hay ningún punto del conjunto S.

x es aislado ⇔ ( ) ( ) φ = ∩ ∃ ∧ ∈ S x E / x E S x
* *

Si [ ) { } c b ; a S ∪ = , c es aislado.



Ejemplo: cada número natural y cada número entero son puntos aislados.

Punto interior

Un punto x perteneciente a un conjunto S es interior al conjunto S si y
sólo si existe un entorno de x totalmente incluido en S. Designamos al
conjunto de puntos interiores como
i
S .
x es interior ⇔ ( ) ( ) S x E / x E S x ⊆ ∃ ∧ ∈
Si [ ] b ; a S = , c es interior.

Ejemplos: a) Todo número real b) en S = [0;2), x = 1

a b c
S
a c b
Alejandro E. García Venturini 26
Conjunto abierto

Un conjunto es abierto si todos sus puntos son interiores.

Ejemplos: y los intervalos abiertos son conjuntos abiertos; no los
son los intervalos semiabiertos o los intervalos cerrados.

Punto exterior

Un punto x es exterior a un conjunto S si y sólo si existe un entorno de
x al cual no pertenece ningún punto de S. Designamos al conjunto de
puntos exteriores como
e
S .
x es exterior a S ⇔ ( ) ( ) φ = ∩ ∃ S x E / x E
Si [ ] b ; a S = , c es exterior.

Ejemplo: en S = [0;2), c = 3

Punto frontera

Un punto x es frontera del conjunto S si y sólo no es interior ni exte-
rior al mismo. En todo entorno de x existe algún punto que pertenece a
S y alguno que no pertenece a S. El punto frontera puede o no
pertenecer al conjunto. Designamos al conjunto de puntos frontera
como
f
S . Si [ ) b ; a S = , a y b son frontera.

Ejemplo: el 0 es frontera para
+
o



Teorema de Weierstrass

Si un conjunto infinito está acotado entonces dicho conjunto tiene por
lo menos un punto de acumulación.

a b
S
a b c
S
Introducción 27
EJEMPLOS RESUELTOS

Dados los siguientes conjuntos, determinar los puntos de acumulación,
aislados, interiores, exteriores y frontera.

a) ( ] 7 1; A =
Todos los puntos son de acumulación [ ] 7 1; A
'
= , aislados no hay, interio-
res son ( ) 7 1; A
i
= , exteriores son ( ) ( ) +∞ ∪ − ∞ − = ; ; A
e
7 1 y frontera
{ } 7 1; A
f
= .

b) { } 36
2
< ∧ ℜ ∈ = x x / x B . ( ) 6 6; B − =

Todos los puntos son de acumulación [ ] 6 6; B
'
− = , aislados no hay, inte-
riores son todos ( ) 6 6; B
i
− = , exteriores son ( ) ( ) +∞ ∪ − ∞ − = ; ; B
e
6 6 y
frontera { } 6 6; B
f
− = . B es un conjunto abierto.

c) { } 5 3 1 = ∨ < ≤ − ∧ ℜ ∈ = x x x / x C

Los puntos de acumulación son [ ] 3 1; C
'
− = , punto aislado es x = 5, in-
teriores son ( ) 3 1; C
i
− = , exteriores son ( ) ( ) { } 5 3 1 − +∞ ∪ − ∞ − = ; ; C
e
y
frontera { } 5 3 1 ; ; C
f
− = .

d) { } 1 7 6 4 2 = − ∨ < − ∧ ℜ ∈ = x x x / x D

5 1 10 2 2 6 4 2 6 < < − ⇒ < < − ⇒ < − < − x x x
6 8 1 7 1 7 1 7 = ∨ = ⇒ − = − ∨ = − ⇒ = − x x x x x
( ) { } 8 6 5 1 ; ; D ∪ − =

Los puntos de acumulación son [ ] 5 1; D
'
− = , puntos aislados son x = 6 y
x = 8, interiores son ( ) 5 1; D
i
− = .
Exteriores son ( ) ( ) { } 8 6 5 1 ; ; ; C
e
− +∞ ∪ − ∞ − = y frontera { } 8 6 5 1 ; , ; C
f
− = .
Alejandro E. García Venturini 28
EJERCICIOS PROPUESTOS

1) Determinar el conjunto de todos los números reales tales que su cua-
drado sea menor que 16.
2) Hallar todos los entornos con centro en el origen que contengan al
intervalo (–1;3).
3) Resolver las siguientes desigualdades
a) 0
2
1

+

x
x
b) 4 1 0 < + < x c) 0 2
2
≥ − − x x
4) Hallar cotas y extremos de los conjuntos solución del ejercicio 3.
5) Encuentre el conjunto derivado y el conjunto de puntos aislados de:
a) A = b)






ℵ ∈ ∧
+
+
= = n
n
n
x / x A
3 5
1

c) { } 7 4
2
= ∨ < = x x / x B
6) Dado el conjunto { } 7 4 3 = ∨ < − ∧ ℜ ∈ = x x x / x A , determinar:
a) conjunto mayorante, b) conjunto minorante, c) supremo, d) máxi-
mo, e) ínfimo, f) mínimo, g) conjunto derivado, h) puntos interio-
res, i) puntos exteriores, j) puntos frontera.

RESPUESTAS
1) (–4;4) 2) E (0,3 + ε)
3) a) (–∞;–2) ∪ [1;+∞) b) (–5;–1) ∪ (–1;3) c) (–∞;–1] ∪ [2;+∞)
4) 3a) y 3c) no son conjuntos acotados, 3b) conj. may. = [3;+∞) y
conj. min. = (–∞;–5], el supremo es 3, el ínfimo es –5.
5) a) = ' A , conjunto aislado = ∅
b) = ' A






5
1
, conjunto aislado = A
c) = ' B [ ] 2 2; − , conjunto aislado A ={ } 7
6) a) [7;+∞), b) (–∞;–1], c) el supremo es 7, d) el máximo es 7,
e) el ínfimo es –1, f) ∃/ mínimo, g) [ ] 7 1; ' A − = , h) ( ) 7 1; A
i
− = ,
i) ( ) ( ) +∞ ∪ − ∞ − = ; ; A
e
7 1 , j) { } 7 1; A
f
= .
Introducción 29
POLINOMIOS - FACTOREO - ECUACIONES POLINÓMICAS

Se llama polinomio a una expresión algebraica racional entera de la
forma:

p
n
(x) = a
n
.x
n
+ a
n-1
.x
n-1
+...+a
0
con a
n
≠ 0

El polinomio es de grado n y a
n
es el coeficiente principal.

Valor numérico

Se llama valor numérico de un polinomio al número que se obtiene de
darle a la variable x un determinado valor, por ejemplo x = a.

( )
0
1
1
a + . . . +
a
. a +
a
. a = a p
n
n
n
n n




Ejemplo: p (x) = 3x
3
+ 2x – 1
p (1) = 3.1
3
+ 2.1 – 1 = 4 p (2) = 3.2
3
+ 2.2 – 1= 27

Ceros o raíces de un polinomio

Son los valores de x para los cuales el polinomio tiene valor numérico
0. Se los denomina x
1
, x
2
, ... , etc.

Ejemplo: p (x) = x
3
– 2x + 1 x
1
= 1 es raíz o cero porque p (1) = 0.

Propiedad

Si x
1
= a es raíz de p (x) ⇒ p (x) es divisible por x – a.

División de polinomios - La regla de Ruffini

Esta regla sirve para efectuar la división de polinomios cuando el divi-
dendo es de la forma x + a. Para calcular los coeficientes del polino-
mio cociente y el resto se adopta la siguiente disposición práctica co-
nocida como Regla de Ruffini, debida al médico y matemático italia-
no Paolo Ruffini (1765-1822).
Alejandro E. García Venturini 30
Sea la división
( )
( ) x C R
a + x | x D
, donde D (x) es el polinomio dividien-
do, C(x) es el polinomio cociente y R es el resto de la división.

Veamos la regla a partir del siguiente ejemplo

x | + x + x x x 3 9 14 13 5 2
3 4 5
− − −

Disposición de los coeficientes

a) En la primera fila se escriben los coeficientes del polinomio divi-
dendo ordenado y completo, (si faltase algún coeficiente se completa
con 0). En este caso van 2, –5, –13, 0, 14, 9. El 0 va porque falta el
término de 2º grado.
b) En la segunda fila a la izquierda se escribe (–a).
En este caso a = –3, –a = 3.
c) En la tercera fila se escriben los coeficientes que se van obteniendo.





Obtención de los coeficientes

Se baja el primer coeficiente del dividendo (que va a ser el primer
coeficiente del cociente). En este caso el 2. Se lo multiplica por (–a),
es decir por 3. Se obtiene 6. Este resultado se coloca debajo del 2º
coeficiente del dividendo, en este caso debajo del –5. Se suman ahora
el –5 y el 6. Se obtiene 1. Este número (el 1) es el 2º coeficiente del
cociente. Este resultado se vuelve a multiplicar por (–a), es decir por
el 3, se obtiene así el 3 que se coloca debajo del siguiente coeficiente
del dividendo (el –13). Se vuelve a sumar y así sucesivamente se re-
pite el procedimiento hasta llegar al último coeficiente, en este caso el
237, que es el resto de la división.

237 76 30 10 1 2
228 90 30 3 6 3
9 14 0 13 5 2
|
|
|
− −
− −
− −
Introducción 31
Los coeficientes del polinomio cociente son los coeficientes que apa-
recen en la 3º fila, excepto el último que ya dijimos es el resto. El
grado del cociente es un grado menor que el del polinomio dividendo,
en este caso es de grado 4. El cociente de esta división por lo tanto es:

C(x) = 2x
4
+ x
3
– 10x
2
– 30x + 76

Cálculo de los ceros o raíces

Para calcular los ceros de un polinomio se iguala el mismo a 0: p (x) = 0.
Para calcular los ceros debemos por lo tanto resolver la ecuación poli-
nómica asociada al polinomio. Todo polinomio de grado n tiene n raí-
ces reales o complejas.

Si el polinomio es de grado 1 es de la forma p (x)= a
1
x + a
0
con a
1
≠ 0;
la ecuación asociada es una ecuación de 11 grado: a
1
x + a
0
= 0 ⇒
x
1
=
1
0
a
a
− .
Si el polinomio es de grado 2 es de la forma p (x) = a
2
x
2
+a
1
x + a
0
con
a
2
≠ 0; la ecuación asociada es a
2
x
2
+a
1
x + a
0
= 0, o como más usual-
mente se la conoce: ax
2
+ bx + c = 0; es una ecuación de 2º grado que
se resuelve aplicando la fórmula resolvente: x =
a
ac
b
+ b
2
2
4 _ − −
, fórmula
del siglo XII debida al matemático hindú BHASKHARA.

Si el polinomio es de grado ≥ 3 ya no es tan fácil encontrar las raíces.
A veces es posible obtener alguna raíz por tanteo. Vamos a ver el teo-
rema de Gauss que permite analizar cuales pueden ser las posibles
raíces racionales del polinomio restringiendo el tanteo.

Cálculo de las raíces racionales (Teorema de GAUSS)

Si p(x) =0 tiene coeficientes enteros (si tuviera coeficientes raciona-
les es muy simple transformarla en una ecuación que los tenga) y tie-
ne raíces racionales, éstas son de la forma
q
p
.
Alejandro E. García Venturini 32
p son los divisores del término independiente, q son los divisores del
coeficiente principal.

Este método no indica cuáles son las raíces, sino que indica cuáles son
las posibles raíces. En lugar de probar con cualquier número, proba-
mos con los números que surgen del teorema.

Ejemplo: x
3
– 2x
2
– x + 2 = 0
Aplicamos el teorema:
1
2 1
± →
± ± →
q
, p

de donde surge que las posibles raíces son: 2 1 ± ± , =
q
p
.
Las posibles raíces son: –1, 1, –2 y 2. En lugar de probar con cual-
quier número probamos con estos.

p (1) = 1–2–1+ 2 = 0, p (–1) = –1–2+1+2 = 0,
p (2) = 8 – 8 – 2 + 2 = 0 p (–2) = –8–8+2+2 ≠ 0,

las raíces son x
1
=1, x
2
= –1, x
3
=2.

Factoreo de un Polinomio

Dado un polinomio p
n
(x) = a
n
.x
n
+ a
n-1
.x
n-1
+...+ a
0
, éste se puede fac-
torear de la siguiente forma: p
n
(x) = a
n
.(x-x
1
).(x-x
2
).(x-x
3
)....(x-x
n
),
donde x
1
, x
2
,..., x
n
son sus ceros o raíces.

Todo polinomio de grado n, y por lo tanto toda ecuación polinómica
de grado n, puede ser factoreada en n factores lineales, no contando
entre ellos la constante a
n
. La descomposición factorial es única y si el
grado del polinomio es n, tiene n raíces.

Las raíces pueden ser reales o complejas, simples (aparece una sola
vez cada una) o múltiples (puede aparecer una raíz más de una vez).
Una ecuación polinómica de grado n no puede tener más de n raíces y
el número de raíces diferentes es ≤ n.

Introducción 33
Ejemplo

a) Factorear p(x) = 2x
2
+ 3x – 2

Por ser un polinomio de 2º grado podemos buscar sus raíces aplicando
la fórmula correspondiente: 2x
2
+ 3x – 2 = 0 ⇒ x
1
= –2, x
2
=
2
1
.
p(x) =2.(x+2) ⎟






2
1
x

b) Factorear p (x) = 2x
3
– x
2
– 2x+1

Primero buscamos las raíces, podemos aplicar Gauss.
p → ±1, q → ±1, ±2 ⇒
2
1
1 ± ± , =
q
p
. Probamos:
p (1) = 2 – 1 – 2 + 1= 0, p (–1) = –2 –1 + 2 + 1 = 0
p (1/2)= 1 1
4
1
4
1
+ − − = 0, p(–1/2)= 1 1
4
1
4
1
+ + − − ≠ 0
⇒ x
1
=1, x
2
= –1, x
3
=
2
1


A partir del conocimiento de las raíces, factoreamos:
p(x) = 2(x – 1).(x + 1). ⎟






2
1
x

c) Factorear p(x) = x
3
– x
2
– 3x + 3

Primero buscamos las raíces, podemos aplicar Gauss.
p → ±1, ±3; q → ±1, ⇒ 3 1 ± ± , =
q
p
. Probamos:
p (1) = 1 – 1 – 3 + 3 = 0, p (–1) = –1 – 1 + 3 + 3 ≠ 0
p (3) = 27– 9 – 9 + 3 ≠ 0, p (–3) = –27 – 9 + 9 + 3 ≠ 0

por lo tanto la única raíz racional es x
1
=1. Las otras dos raíces no son
racionales. Para calcularlas aplicamos la propiedad de las raíces de los
polinomios. Dividimos p(x) por x – 1. Podemos aplicar la regla de Ru-
ffini.

Alejandro E. García Venturini 34
0 3 0 1
3 0 1 1
3 3 1 1
|
|
|


− −
⇒ x
3
– x
2
–3x + 3 = (x –1).(x
2
– 3)
Las otras dos raíces se obtienen haciendo (x
2
– 3) = 0 ⇒ x
2
= 3 y
x
3
= – 3 , p (x) = (x – 1).(x – 3 ).(x + 3 ).
Conocida una raíz siempre es posible efectuar la división y bajar así el
grado del polinomio.

ECUACIONES - IDENTIDADES

Ambas son igualdades, las ecuaciones se verifican para ciertos valores
de las variables mientras que las identidades se verifican para cual-
quier valor de la variable.

Por eso es que las ecuaciones se resuelven, es decir hay que encontrar
los valores de las variables para los cuales se verifica la igualdad. En
cambio una identidad se verifica, es decir se muestra esa igualdad en
forma más evidente.

Ejemplos

x + 5 = 2 es una ecuación, se verifica para x = –3, la solución de la
ecuación es x = –3, el conjunto solución es S = {–3}.
x
2
– 4x + 3 = 0 es una ecuación de 2º grado que se resuelve aplicando
la fórmula resolvente.

Aplicando la fórmula obtenemos x
1
= 1, x
2
= 3. El conjunto solución es
S = {1;3}

(x + 1)
2
= x
2
+ 2x + 1 vemos que es una identidad porque esta expre-
sión es válida ∀x.

Identidades trigonométricas

Son identidades donde aparecen involucradas funciones trigonométricas.
Introducción 35
Ejemplo

tg
2
x + 1 = sec
2
x

Esta igualdad es una identidad porque se verifica ∀ número real x para
los que están definidas las funciones. Vamos a verificar la identidad,
es decir mostrar la igualdad en forma más evidente.

x sec =
x cos
=
x cos
x cos + x sen
= +
x cos
x sen
= + x tg
2
2 2
2 2
2
2
2
1
1 1

Otras identidades trigonométricas se desarrollan en el capítulo de fun-
ciones.

INECUACIONES POLINÓMICAS - RACIONALES

Veamos como se resuelven inecuaciones de este tipo.


a) 3x
2
– 6x > 0

Primero factoreamos extrayendo factor común, con las raíces de cada
factor dividimos la recta real en subintervalos y analizamos el signo de
cada factor para cada subintervalo. Luego analizamos el signo final
aplicando la regla de los signos. 3x
2
– 6x > 0 ⇒ 3x.(x – 2) > 0.

3x x–2

(–∞;0) – – > 0
(0;2) + – < 0
(2;+∞) + + > 0

El conjunto solución es S = (–∞;0) ∪ (2;+ ∞), es decir la unión de los
intervalos para los cuales el producto de los factores es positivo.
+∞ – ∞
Alejandro E. García Venturini 36
b) x
3
– x
2
– 2x ≥ 0

Factoreamos extrayendo primero factor común y luego aplicando el
factoreo del trinomio de 2º grado: x
3
– x
2
– 2x = x(x+1)(x – 2).

Formamos los subintervalos

x x+1 x – 2

(–∞;–1) – – – < 0
(–1;0) – + – > 0
(0;2) + + – < 0
(2;+ ∞) + + + > 0

El conjunto solución es S = [–1;0] ∪ [2;+∞), es decir la unión de los
intervalos para los cuales el producto de los factores es positivo o
cero. Ahora se incluyen los extremos de los intervalos porque la
desigualdad es de ≥.

c) 0
2
1
2
2

x x
x





Factoreamos numerador y denominador: x
2
–1 = (x+1).(x–1),
x
2
–2x = x.(x–2).

Formamos los subintervalos con las raíces de ambos polinomios.


x+1 x–1 x–2 x

(–∞;–1) – – – – > 0
(–1;0) + – – – < 0
(0;1) + – – + > 0
(1;2) + + – + < 0
(2;+∞) + + + + > 0

∞ +∞
+∞ -∞
Introducción 37
El conjunto solución es S = [–1;0) ∪ [1;2), es decir la unión de los
intervalos para los cuales el producto de los factores es negativo o
cero. Obsérvese que se incluyen los extremos de los intervalos que
anulan el numerador, no así el denominador.

d) 0
1
1
2

x
x


+


Vemos en este caso que el signo del cociente depende únicamente del
signo del denominador ya que el numerador siempre es positivo, por lo
tanto para que el cociente sea menor que 0 debe ser x – 1< 0 ⇒ x < 1,
entonces S = (–∞;1).

e) – x
2
+ x + 2 < 0

Factoreamos, queda: – (x + 1).(x – 2) < 0 ⇒ (x+1).(x – 2) > 0

Multiplicamos por (–1) y cambiamos el sentido de la desigualdad.
Ahora se procede como en los casos anteriores.

ALGUNAS OPERACIONES Y SUS PRINCIPALES PROPIEDADES

Ahora veremos una síntesis de las principales operaciones y sus pro-
piedades.

Propiedades de la Potenciación

a) ( )
n n n
b . a = a.b b)
b
a
=
b
a
n
n
n






c) 0 a ,
a
=
a
n
n
≠ ∀

1

d)
a
=
a
.
a
m + n m n
e)
a
=
a
a
m n
m
n

f)
( ) a
=
a
n . m
m
n

g) ( ) ( )
m
n
n
m
a
=
a
h) 0 1
0
≠ ∀ a , =
a
i)
a
b
=
b
a
n
n
n








Alejandro E. García Venturini 38
j)
a
b
=
b
a






−1


Diferencia de cuadrados: ( ) ( ) b a . b a =
b a
− + −
2 2

Cuadrado de un binomio: ( )
2 2 2
2 b + ab a = b a ± ±

Propiedades de la radicación (∀a > 0, ∀b > 0)

a)
n n n
b . a = a.b b)
n
n
n
b
a
=
b
a
c)
n n n
b a b a ± ≠ ±
d)
m . n
=
n m
a a e)
n
a =
a
n
1
f )
n
a
=
a
n
1
1 −

g)
( ) a
=
a
m
n
m
n
h) , x =
x
n n
∀n par; , x =
x
n n
∀n impar

Estas propiedades son válidas siempre y cuando las raíces existan.

Operaciones con fracciones

adición
b.d
b.c + a.d
=
d
c
+
b
a

sustracción
d
c
+
b
a
=
d
c
b
a −

multiplicación
b.d
a.c
=
d
c
.
b
a
división
c
d
.
b
a
=
d
c
b
a

propiedad distributiva a derecha:
c
b

c
a
=
c
b a
±
±


Relación de < y > entre fracciones

Vamos a determinar, dados dos números racionales positivos, cual es
mayor de ellos.

Introducción 39
Para ello también efectuamos las multiplicaciones cruzadas. Si el pri-
mer producto es mayor que el segundo, la primera fracción es mayor
que la segunda, si el primer producto es menor que el segundo, la pri-
mera fracción es menor que la segunda fracción.
Veamos los siguientes ejemplos:

a)
7
4
5
3
y
hacemos 3 • 7 = 21 y 4 • 5 = 20, como 21 > 20 entonces
7
4
5
3
>

b)
6
7
7
8
y
hacemos 8 • 6 = 48 y 7 • 7 = 49, como 48 < 49 entonces
6
7
7
8
<

Si ahora consideramos números racionales positivos y negativos, para
saber cuál es mayor aplicamos los criterios vistos para números enteros.

En síntesis

Si dos números racionales son positivos, es mayor el de mayor valor
absoluto.
Si dos números racionales son negativos, es mayor el de menor valor
absoluto.
Siempre un número racional positivo es mayor que uno negativo.


Completá: a)
5
4
7
3
...... b)
7
2
8
3
...... − − c)
5
6
7
4
− .....

d)
6
7
4
5
...... − − e)
7
2
3
8
...... − f)
8
11
7
9
− − .....

Alejandro E. García Venturini 40
Desigualdades

a) a < b ⇒ a + c < b + c b) a < b ⇒ –a > –b c) a > b ⇒ –a < –b
d) a ≤ b ⇒ a < b o a = b e) a ≥ b ⇒ a > b o a = b
f) a < b < c ⇒ a + x < b + x < c + x
g) ( ) ( ) 0 0 0 0 0 < b < a > b > a >
b
a
∧ ∨ ∧ ⇔
h) ( ) 0 0 0 0 0 > b < (a ) < b > a <
b
a
∧ ∨ ∧ ⇔

BINOMIO DE NEWTON

Se trata de obtener la potencia enésima de un binomio. En cursos an-
teriores has estudiado el cuadrado y cubo de un binomio. Recordemos
sus expresiones: ( )
2 2 2
2 b + ab + a = b + a
( )
3 2 2 3 3
3 3 b + ab + b a + a = b + a

De estas expresiones podemos sacar las siguientes conclusiones: todos
los términos son de grado n (potencia a la que está elevado el
binomio), mientras las potencias del 1º término descienden a partir de
n hasta 0, las potencias del 2º término crecen desde 0 hasta n. Siempre
hay n +1 términos.

Sabiendo esto sólo falta determinar los coeficientes para poder obtener
el desarrollo de la potencia de cualquier binomio.

Triángulo de Tartaglia

Este triángulo, llamado de Tartaglia o Pascal, permite obtener los
coeficientes del desarrollo del binomio de Newton.

El triángulo se forma de la siguiente manera: el 1º renglón tiene un sólo
término que es un 1. El 2º renglón tiene 2 términos que son 2 unos. Los
siguientes renglones comienzan y terminan con unos, y los términos res-
tantes se obtienen sumando 2 términos consecutivos del renglón anterior.
Introducción 41
1 5 10 10 5 1
1 4 6 4 1
1 3 3 1
1 2 1
1 1
1






Y así sucesivamente.

Cada renglón corresponde a los coeficientes de una potencia del
binomio, empezando por la de grado 0. Si queremos los coeficientes
del cuadrado del binomio debemos buscarlos en el 3º renglón, y así
sucesivamente.

En cuanto a su formación, en el 3º renglón tenemos los coeficientes 1
2 1, la suma del 1 y el 2 dan origen al 3 que se encuentra en el renglón
siguiente, y así sucesivamente.

Pero si bien este procedimiento permite obtener el desarrollo de la
potencia de un binomio, no es práctico para potencias muy grandes o
para el caso en que sólo necesitemos algún término del desarrollo y no
todos ellos.

Otra expresión de la potencia de un binomio

( )
b
.
a
.
i
n
= b + a
i i n
n
= i
n










0


En esta expresión hemos introducido un contador i que permite ordenar
los términos del desarrollo desde 1 a n + 1. Variando i se obtienen los
distintos términos que constan de 3 factores: primero el coeficiente, que
es un número combinatorio, y luego las potencias de a y de b. Se puede
verificar que si se desarrollan los números combinatorios de esta expre-
sión se obtienen los mismos coeficientes que los del triángulo de
Tartaglia.
Alejandro E. García Venturini 42
Esta expresión permite obtener términos aislados del desarrollo.
Veamos los siguientes ejemplos:

a) queremos el 4º término de






x
+ x
1
5
.
x
=
x
x . =
x
.
x
. = T
-
10 1
10
1
3
5
3
2
3
3 5
4
















Aclaración: i vale 3 porque arranca de 0, para el 4º término i vale 3.

b) el 7º término de







x
x
2
2
10

( )
2
6
8
6
2
4
440 13
64
210
2
6
10
x . =
x
x =
x
.
x
. =
T7

















NOTACIÓN CIENTÍFICA

Una forma de representar números que son muy grandes o muy pe-
queños en valor absoluto, consiste en expresarlos como el producto
entre un número entre 1 y 10 y una potencia de 10. Si el número a
expresar es menor que 1 el exponente es negativo.

Ejemplos

50.000 = 5.10
4
2.000 = 2.10
3
56.300 = 5,63.10
4
0,00004= 4.10
-5
0,00232 = 2,32.10
-3

Capítulo 1
Funciones
Definición y clasificación. Dominio, imagen.
Ceros.
Función inversa. Función compuesta. Paridad.
Funciones polinómicas: función lineal, cuadrática
y cúbica.
Función raíz cuadrada, función homográfica.
Función logaritmo y función exponencial.
Propiedades de los logaritmos.
Funciones trigonométricas e hiperbólicas.
Identidades trigonométricas.
Función mantisa, función parte entera, función
signo.
La circunferencia y la elipse.
Aplicaciones económicas: las funciones económi-
cas: oferta, demanda, costo, beneficio, ingreso,
interés compuesto.
Funciones 45
FUNCIONES


La relación ( ) x f y / B A : f = → es una función sí y solo sí verifica
las siguientes condiciones de existencia y unicidad.

a) Todo elemento del conjunto de partida A tiene imagen en B.
Dom f = A.
b) Esa imagen es única.

Veremos en este capítulo algunas características generales de las fun-
ciones y haremos un breve repaso de las distintas funciones que utili-
zaremos a lo largo del curso.

Funciones escalares o reales de variable real

Se denomina así a las funciones cuyo dominio son los números reales
o un subconjunto de ellos y cuyo conjunto de llegada también son nú-
meros reales. En general se expresan como:

f : A→B / y = f (x) donde A ⊆ ℜ y B ⊆ ℜ

La representación gráfica de una función escalar de una variable real
es una curva en el plano donde se considera un sistema de coordena-
das ortogonales y se toma el dominio sobre el eje de abscisas y la ima-
gen sobre el eje de ordenadas.

Debido a la definición dada para funciones, para que el gráfico de una
relación represente a una función si trazamos paralelas al eje y (en la
zona del dominio), éstas deben cortar a la curva y deben hacerlo en un
solo punto.

Analizaremos los siguientes ejemplos de relaciones definidas de
[a;b] → ℜ:
Alejandro E. García Venturini 46


Los casos A, B, y F representan funciones.
Los casos C y E no lo son porque hay elementos que tienen dos
imágenes.
El caso D no lo es porque hay elementos que no tienen imagen (la
paralela al eje y no corta a la curva).

Dominio de una función escalar

El dominio está formado por todos los números reales para los cuales
existe imagen real.
( ) { }
Dom f x A / y B y f x = ∈ ∃ ∈ ∧ = .
Hay que tener en cuenta tres tipos de restricciones:

1) Denominadores ≠ 0.
2) Argumentos de logaritmos > 0.
3) Radicando de raíces de índice par ≥ 0.

Ejemplos

Determinar el conjunto A para que las siguientes relaciones sean fun-
ciones de A → ℜ.
y y
y
Funciones 47
a) f : A → ℜ / f (x) =
x
1

Vemos que existe imagen para todo x ≠ 0:
Dom f = A = {x / x∈ℜ ∧ x ≠ 0} = ℜ – {0}

b) f : A → ℜ / f (x) =
2
4
2
x −


Vemos que existe imagen para todo x ≠ 2 :

Dom f = A = {x / x∈ℜ ∧ x ≠ 2 ∧ x ≠ –2} = ℜ – {2; –2}

c) f : A → ℜ / f (x)= 2 − x

Para que exista imagen el radicando debe ser mayor o igual a cero
x – 2 ≥ 0 ⇒ x ≥ 2 ∴ Dom f = A = {x / x∈ℜ ∧ x ≥ 2} = [2;+∞)

Vemos que también se puede expresar como intervalo.

d) f : A → ℜ / f (x) = ln (2x+3)

Para que exista imagen el argumento del logaritmo debe ser positivo.

2x + 3 > 0 ⇒ x >
2
3
− ∴ Dom f = A = { } ( ) +∞ − = − > ∧ ℜ ∈ ; x x / x
2
3
2
3


e) f : A → ℜ / f (x) =
1 +
2
x
, para que exista imagen el radicando
debe ser mayor a 0. x + 1 > 0 ⇒ x > –1

Dom f = A = {x / x ∈ℜ ∧ x > –1} = (–1;+∞)

Conjunto imagen

Se denomina así al conjunto de valores que toman las imágenes (es
decir y). Si f : A→B / y = f (x) , Im f ⊆ B.
Alejandro E. García Venturini 48
Ejemplos

a) f : ℜ→ℜ / f (x) = x
2


El dominio son todos los números reales, pero el conjunto imagen son
los reales no negativos, ya que al elevar un número real al cuadrado no
se puede obtener un número negativo, por lo tanto Im f = [0;+∞).

b) f : ℜ → ℜ / f (x) = 1– x
2


El dominio son todos los números reales. En este caso las imágenes
son números menores o iguales a 1 ya que estamos restando de 1 un
número no negativo, por lo tanto Im f = (–∞;1].

c) f : ℜ→ℜ / f (x) =2
x


El dominio son todos los números reales. Vemos ahora que el conjun-
to imagen son los números reales positivos, ya que al elevar un núme-
ro positivo a cualquier exponente real, se obtiene otro número positivo
por lo tanto Im f = ℜ
+
.

Nota: no siempre es fácil obtener el conjunto imagen. Veremos lue-
go, al ver las representaciones gráficas de distintas funciones,
que muchas veces es más sencillo obtener el conjunto imagen
a partir de los gráficos.

Ceros o raíces de una función - Intersección con el eje x

Se denomina así a los valores de x para los
cuales la función se anula, es decir:
( ) { }
0
Dom 0 C x / x f f x = ∈ ∧ = .
Geométricamente representa los puntos don-
de la curva interseca al eje x. Los denomi-
namos como x
1
, x
2
, x
3
,... x
n
.


Funciones 49
Ejemplos

a) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x + 2

Para buscar los ceros hacemos x + 2 = 0 ⇒ x
1
= – 2.

b) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x
2
– 4

x
2
– 4 = 0 ⇒ x
2
= 4 ⇒ x
1
= 2, x
2
= –2, esta función tiene 2 ceros.

c) f : ℜ→ ℜ / f (x) = 2
x+1


2
x+1
≠ 0 ∀x ∈ℜ

Esta función no tiene ceros, es decir que la curva representativa de la
misma no interseca al eje x.

d) f : (1;+∞) → ℜ / f (x) = ln (x – 1)

Hacemos ln (x – 1) = 0 ⇒ x – 1 = 1 ∴ x
1
= 2

Nota: si un cero es simple o múltiple de orden impar la curva atra-
viesa al eje x, si es múltiple de orden par rebota.

Ejemplos

f : ℜ→ ℜ / f (x) = x
2
tiene dos ceros: x
1
= x
2
= 0

El 0 es raíz doble,
por lo tanto la curva
rebota sobre el eje x.

g: ℜ→ℜ / g (x) = x
3
tiene tres ceros:
x
1
= x
2
= x
3
= 0.

El 0 es raíz triple, por lo tanto la curva atraviesa el eje x.
x
g f
Alejandro E. García Venturini 50
Conjunto de positividad y negatividad

Se denomina así al conjunto de valores del dominio para los cuales la
función es positiva o negativa respectivamente.

( ) { }
Dom 0 C x / x f f x
+
= ∈ ∧ >
( ) { }
Dom 0 C x / x f f x

= ∈ ∧ <

Ejemplo: f : (1;+∞) → ℜ / f (x) = ln (x – 1)

C
0
: ln (x – 1) = 0, x – 1 = 1 ⇒ x = 2 C
0
= {2}
C
+
: ln (x – 1) > 0, x – 1 > 1 ⇒ x > 2 C
+
= (2;+∞)
C

: ln (x – 1) < 0, x – 1 < 1 ⇒ 1 < x < 2 C

= (1;2)

Dom f = C
+
∪ C

∪ C
0


Intersección con el eje y – la ordenada al origen

El punto donde la curva interseca al eje y se obtiene
haciendo x = 0, siempre y cuando 0 ∈ Dom f. Lo
denominamos ordenada al origen y se designa
como y
1
. Si la curva representa a una función no
puede intersecar al eje y en más de un punto.

Ejemplos

a) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x + 2

Para buscar la intersección con el eje y hacemos x = 0: 0 + 2 = 2
⇒ y
1
= 2.

b) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x
2
– 4, hacemos x = 0 ⇒ y
1
= – 4

c) f : ℜ→ ℜ / f : ℜ→ ℜ / f (x) = 2
x+1
, hacemos x = 0 ⇒ 2
1
= 2 ∴ y
1
= 2

d) f : (1;∞) → ℜ / f (x) = ln (x – 1)
x = 0 ∉ Dom f ⇒ no existe intersección con el eje y.
Funciones 51
CLASIFICACIÓN DE LAS FUNCIONES

Función inyectiva

Una función es inyectiva si a elementos distintos del dominio les co-
rresponden imágenes distintas, o lo que es lo mismo un elemento de B
no puede ser imagen de dos elementos distintos de A.

f: A → B es inyectiva ⇔ ∀x
1
∈A, ∀x
2
∈A : x
1
≠ x
2
⇒ f (x
1
) ≠ f (x
2
)

Ejemplos: a) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x + 2

x
1
≠ x
2
⇒ x
1
+2 ≠ x
2
+2 ⇒ f (x
1
) ≠ f (x
2
), f es una función inyectiva.

b) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x
2


En este caso hay elementos distintos que tienen la misma imagen:
2
2
= (–2)
2
. Por lo tanto f no es inyectiva de ℜ→ ℜ. Pero si restrin-
gimos el dominio tenemos f
*
: [0;+∞) → ℜ / f (x) = x
2
que sí es
inyectiva. f
*
es un restricción de f.

c) f : (–2;+∞) → ℜ / f (x) = ln (x+2)

x
1
≠ x
2
⇒ ln (x
1
+2) ≠ ln (x
2
+ 2) ⇒ f (x
1
) ≠ f (x
2
), f es una función
inyectiva.

Gráficamente se puede distinguir una función inyectiva de la siguiente
manera:

a) si el gráfico es un diagrama de Venn a un elemento de B no pueden
llegar más de una flecha.
R
1
R
2
R
3

Alejandro E. García Venturini 52
Las relaciones 2 y 3 son funciones inyectivas. La relación 1 no lo es
porque los elementos 1 y 3 tienen la misma imagen, el 2.

b) si la representación gráfica es un gráfico cartesiano para saber si la
función es inyectiva se deben trazar paralelas al eje x y éstas deben
cortar a la curva una sola vez.

Ninguno de los gráficos de la página 46 representa a una función in-
yectiva porque las paralelas cortan a la curva más de una vez. Analice-
mos los siguientes gráficos de las siguientes funciones definidas de
[a;b] → [c;d]:
Los casos B, C, E y F representan funciones inyectivas, no así los
casos A y D.

Función sobreyectiva

Una función f definida de A→B es sobreyectiva si todos los elementos
de B son imagen de algún elemento de A, es decir que el conjunto
imagen coincide con el conjunto de llegada. Im f = B. Todos los ele-
mentos de B tienen que tener preimágenes en A.



Funciones 53
f : A → B es sobreyectiva ⇔ ∀y ∈B ∃x ∈A / (x;y) ∈ f .

Para saber si una función es sobreyectiva debemos calcular el conjun-
to imagen y compararlo con el conjunto de llegada (B).
A veces hay que considerar una restricción del conjunto A o del con-
junto B para que la función sea sobreyectiva.

Ejemplos

a) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x + 2

Vemos que las imágenes son números reales, por lo tanto la función es
sobreyectiva de ℜ→ ℜ.

b) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x
2
+ 1

Vemos que las imágenes son números reales mayores o iguales a 1. Por
lo tanto la función es sobreyectiva de ℜ → [1;+∞). Esta nueva función
f
*
: ℜ → [1;+∞) / f
*
(x) = x
2
+ 1 es una restricción de f.

c) f : (–2;+∞) → ℜ / f (x) = ln (x + 2)

Vemos que las imágenes son números reales, por lo tanto la función es
sobreyectiva de (–2;+∞) → ℜ.

d) f : ℜ → ℜ / f (x) = x
2
+ 4x + 9
Buscamos el conjunto imagen.
( )
2
2
4 9 2 5 x x x + + = + + . Vemos que
el conjunto imagen son los números reales mayores o iguales 5. Por lo
tanto la función es sobreyectiva de ℜ → [5;+∞). Esta nueva función
f
*
: ℜ → [5;+∞) / f
*
(x) = x
2
+ 4x + 9 es una restricción de f.
Gráficamente podemos distinguir una función sobreyectiva si a todo
elemento de B llega una flecha (en el caso del diagrama de Venn) o si
trazando paralelas al eje x las mismas cortan a la curva.
De los diagramas de Venn de la página 51 no es sobreyectiva la fun-
ción 2 ya que el elemento 3 no es imagen de ningún elemento de A.
Alejandro E. García Venturini 54
De los gráficos cartesianos de la página 52 no representa una función
sobreyectiva el caso C, ya que hay elementos del [c;d] que no son
imagen de ningún elemento del [a;b].

Función biyectiva

Una función es biyectiva si es inyectiva y sobreyectiva

Ejemplos de funciones biyectivas son la función 3 de los diagramas de
Venn de la página 51 y los casos B, E y F de los gráficos cartesianos
de la página 52.

Función inversa

Vimos en el capítulo introductorio el concepto de relación inversa. Si
ésta es a su vez función recibe el nombre de función inversa y se de-
signa como f
–1
. Si f : A → B ⇒ f
–1
: B → A.
El Dom f
–1
= Im f y viceversa. Por lo tanto otra forma de calcular la
Im f (que a veces no es sencillo) es calculando el Dom f
–1
.

Para que una función admita función inversa ésta debe ser biyectiva.

Si la función no fuese inyectiva la relación inversa no sería función
porque algunos elementos de B tendrían dos imágenes en A. Si no
fuese sobreyectiva habría elementos de B sin imagen en A. Por lo
tanto la función debe ser biyectiva para admitir función inversa de lo
contrario admite relación inversa. A veces deben efectuarse restriccio-
nes para que la función sea biyectiva y admita función inversa.

Ejemplos de funciones que admiten función inversa

f : A → B ⇒ f
–1
: B → A

g : [a;b] → [c;d] ⇒
g
–1
: [c;d] → [a;b]


Funciones 55
Cálculo de la función inversa

Primero debemos asegurar la biyectividad. Luego, para calcular la
función inversa, debemos expresar x en función de y, es decir despejar
la x, tarea que no siempre es sencilla.
Como es habitual expresar a la variable independiente como x, tam-
bién llamamos x a la variable independiente de f
–1
, por lo tanto f
–1
es
f
–1
(x).

Ejemplos

a) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x + 3

Es una función biyectiva, despejamos la x: x = y –3
⇒ f
–1
: ℜ→ ℜ / f
–1
(x) = x – 3

b) f : ℜ→ ℜ / f (x) = 2x+1
Es una función biyectiva, despejamos la x: x =
2
1 − y

f
–1
: ℜ→ ℜ / f
–1
(x) =
2
1 − x


c) f : ℜ→ ℜ / f (x) = x
2
+ 1

Ya vimos que esta función así definida no es sobreyectiva, tampoco es
inyectiva. Debemos restringir su dominio y su conjunto de llegada pa-
ra que cada elemento de B sea imagen de un solo elemento de A. Para
saber como efectuar la restricción analizamos la función, hay que
seleccionar los x ≥ 0 para que sea inyectiva, y para que sea sobreyec-
tiva vemos que las imágenes son números ≥ 1, porque a un número
positivo o cero le sumamos 1. Por lo tanto consideramos la siguiente
restricción de f,
f
*
: [0;+∞) → [1;+∞) / f
*
(x) = x
2
+1, obtenemos así una función biyec-
tiva. Para buscar la inversa despejamos la x: x = 1 − y , entonces:
f
* –1
: [1;+∞) → [0;+∞) / f
* –1
(x) = 1 − x .
Alejandro E. García Venturini 56
Nota 1: Si una función es biyectiva su inversa también lo es.
Nota 2: Las gráficas de dos funciones biyectivas son simétricas res-
pecto de la bisectriz del 1º y 3º cuadrante si se toma la mis-
ma escala en los dos ejes.

Veamos las gráficas de los casos b) y c). Más adelante veremos como
se obtienen estas gráficas.










d) f : A → ℜ / f (x) = ln (x+2)

Primero buscamos A para que f sea función
x + 2 > 0 ⇒ x > – 2. Dom f = (–2;+∞)

Esta función es biyectiva, buscamos la inversa para lo cual despeja-
mos x: x + 2 = e
y
⇒ x = e
y
– 2 ⇒ f
–1
: ℜ → (–2;+∞) / f
–1
(x) = e
x
–2.

e) f : ℜ → ℜ / f (x) = x
2
– 2x + 5

Esta función no es ni inyectiva ni sobreyectiva. De-
bemos restringir el dominio y la imagen. Para saber
como hacer la restricción completamos cuadrados,
f (x) = (x

–1)
2
+ 4. Vemos que para que la función
sea inyectiva, x ≥ 1 (de esta manera se evita que
dos números distintos tengan la misma imagen).
Por otro lado vemos que al ser (x

–1)
2
≥ 0, las imágenes son ≥ 4.
Consideramos la siguiente restricción de f :
f
*
: [1;+∞) → [4;+∞) / f
*
(x) = x
2
– 2x + 5, que es biyectiva.

Funciones 57
Para buscar la función inversa despejamos la x: x = 1 + 4 − y .
f
* –1
: [4;+∞) → [1;+∞) / f
* –1
(x) = 4 + 1 x −

Nota: cuando veamos las representaciones gráficas de las funciones
veremos que a veces es más fácil obtener las restricciones a
partir de los gráficos.

Paridad (Sólo para funciones con dominio simétrico con respecto al
origen, si x∈A ⇒ –x∈A)

Una función es par ⇔ ∀x∈Dom f : f (–x) = f (x)
Una función es impar ⇔ ∀x∈Dom f : f (–x) = – f (x)

Si una función no es par ni impar se dice que no tiene paridad.

Ejemplos

f (x) = x
2
f (–x) = (–x)
2
= x
2
= f (x) ⇒ f es par
f (x) = x
3
f (–x) = (–x)
3
= –x
3
= – f (x) ⇒ f es impar
f (x) = x + x
2
f (–x) = – x + (–x)
2
= – x + x
2
≠ f (x) ∧ ≠ – f (x)
⇒ f no tiene paridad

Nota: Si una función es par su
gráfica es simétrica res-
pecto del eje y.
Si una función es impar
su gráfica es simétrica
respecto del centro de co-
ordenadas.

Álgebra de funciones con paridad

Si P es una función par e I es una función impar se verifica que:

a) P ± P = P, b) I ± I = I, c) P.P (P:P) = P, d) I.I (I:I) = P, e) P.I (P:I) = I,
f) P ± I no tiene paridad
x