You are on page 1of 2

s enfermedades infecciosas puede ser más eficaz si se favorece la respuesta inmunitaria del organismo mediante la inmunoestimulación, que puede

ción de sueros o activa, mediante la aplicación de vacunas.

ue contienen anticuerpos específicos contra una infección. Se obtienen a partir del suero sanguíneo de animales en los que se ha inducido la infecció a preparación de un suero consiste en: animal (generalmente el caballo o el cerdo), dosis muy altas de un determinado antígeno con objeto de provocar la formación de anticuerpos espec s en el plasma sanguíneo del animal. se extrae sangre de dicho animal y se separa el suero que se purifica y esteriliza.

acterizan porque: anticuerpos, producen efectos inmunitarios rápidos despues de su aplicación; por ello, son útiles para combatir infecciones graves de desarrollo rápi

aplicarse una vez contraída la infección, por lo que son curativos (también preventivos, pero a corto plazo) o duradero, ya que desaparece en cuanto se han consumido los anticuerpos, por lo que deben administrarse varias veces hasta vencer la infección plean fundamentalmente contra las toxinas circulantes, principalmente la toxina tetánica, la toxina diftérica o los venenos de serpientes.

ue contienen un agente infeccioso que al inyectarlos en un individuo sano no desencadenan una infección, pero sí provocan una respuesta inmune p a cual quedan en la sangre células de memoria. e, con toda su virulencia, entra en un individuo vacunado, las células de memoria dan lugar a la respuesta inmune secundaria, más rápida e intensa sto. De este modo, el individuo puede resistir la infección. unas se usan como medida preventiva contra una infección: se suministran cuando se prevé que un individuo puede contraerla, siendo inútil su adm iferencia de los sueros, las vacunas suponen una inmunoestimulación activa, ya que es el organismo el que debe desarrollar por sí mismo la respue la naturaleza del agente infeccioso que se introduce con la vacuna, se distinguen: NUADAS: contienen microorganismos patógenos vivos, pero atenuados, es decir, con escasa virulencia. Estos microorganismos atenuados son cepa de cepas normales que se cultivan en condiciones poco favorables (por ejemplo, con temperaturas superiores o inferiores a su T óptima), de modo q sencadenar una infección, aunque sus antígenos no se alteran; por ello, pueden inducir una respuesta inmune primaria. Las vacunas contra la polio erculosis y la rubéola son atenuadas. CTIVADAS: están formadas por microorganismos muertos, por lo que no pueden reproducirse en el organismo, o bien pueden contener sólo fragme sus toxinas inactivadas, pero conservando la capacidad para desencadenar una respuesta inmune primaria. reciso suministrar una dosis mayor para que la vacuna contenga los antígenos suficientes. Con frecuencia son necesarias dosis de recuerdo para esti oria. Las vacunas contra la rabia, las fiebres tifoideas, la tos ferina, el tétanos y la difteria pertenecen a este tipo. TÉTICAS: son vacunas que sólo tienen los antígenos de un microorganismo; son muy eficaces, ya que son fácilmente reconocibles por los linfocitos entos: antígeno en el laboratorio, si se conoce su estructura química iería genética se separan del microorganismo los genes que codifican para la formación del antígeno; mediante la técnica del ADN recombinante est s células, en las que al inducir su expresión, se formarán las moléculas del antígeno que se extraen y purifican. Un ejemplo de vacuna obtenida por la vacuna contra la hepatitis B.

Las dos propiedades principales que debe reunir una vacuna son la seguridad y la eficacia protectora, esta ultima, esta íntimamente relacionada con la inmunogenicidad. Seguridad: las vacunas deben de ser seguras incluso en los individuos inmunocomprometidos. El grado de seguridad exigido a una vacuna esta en relación con la gravedad de la enfermedad que se evita con su administración y, de forma especial, con la percepción que la población tiene del impacto causado por la enfermedad en términos de morbilidad y mortalidad. La evaluación de la seguridad de las vacunaciones se efectúa junto con la de las eficacia, una vez registrada y comercializada la vacuna debe continuarse la evaluación de la seguridad mediante la vigilancia de los efectos adversos y las complicaciones vacunales en situaciones rutinarias de aplicación de un millón o mas de receptores como mínimo. Inmunogenicidad: es la capacidad de un agente infeccioso de inducir inmunidad especifica; la eficacia de una vacuna esta en función de esta, de la respuesta inmunitaria especifica generada. Esta depende de la respuesta del linfocito que al activarse muestra dos características fundamentales: especificidad y memoria. Para que una vacuna sea inmunógena y eficaz debe inducir el tipo adecuado de respuesta inmunitaria en el lugar adecuado y frente al antígeno adecuado: 1. la vacuna debe de inducir el

con el periodo de incubación de la enfermedad y con el tipo de vacuna. por el contrario. que pretender solucionar el mismo problema. La evaluación de la enfermedad solo debería llevarse a cabo cuando la vacuna haya demostrado previamente que es eficaz en un ensayo clínico controlado. Los análisis costeefectividad de los programas de vacunaciones dan razones muy variables. la duración de la inmunidad protectora conferida por una vacuna esta en relación con el tipo de enfermedad infecciosa. la luz y el tiempo transcurrido desde su fabricación (las vacunas como todos los preparados inmunobiológicos. es decir la efectividad. solo así se tendrá la seguridad de que todos factores que podrían haber influido en los resultados han sido controlados al distribuirse aleatoriamente entre el grupo de intervención y el grupo control. tienen fecha de caducidad). 5. las vacunas inactivadas ocupan una posición intermedia. Eficacia protectora: la evaluación de las vacunas siempre que sea posible ha de ser experimental y realizarse mediante ensayos clínicos aleatorizados. 3. la ideal es la que proporciona una inmunidad protectora absoluta en todos los individuos inmunizados durante toda la vida del huésped y con la administración de una sola dosis. . Este análisis es muy útil en la elección de las estrategias vacunales. al igual que otros productos inmunobiológicos. para la conservación de la capacidad antigénica se recomienda conservar los preparados vacunales a Tª entre 0 – 8 ºC. Las vacunas mas inestables son las vivas atenuadas y las menos inestables los toxoides. pueden sufrir degradación física tras la exposición a Tª. debe inducir inmunidad protectora de larga duración. se usa para evaluar el valor inherente o intrínseco de un programa vacunal. debe inducir una respuesta inmunitaria en el lugar adecuado. siendo muy influidos por el precio de la vacuna y la incidencia de la enfermedad en los distintos grupos de población. Otros factores ambientales que pueden mermar la capacidad antigénica de las vacunas son la congelación. debe de inducir una respuesta inmunitaria frente al antigeno o los antígenos adecuados. Estabilidad: los antígenos vacunales son proteínas o polisacáridos capsulares que. es decir.tipo adecuado de resistencia inmunitaria. El análisis coste-beneficio. El análisis coste-efectividad tiene por objeto ayudar en la elección entre varios programas o intervenciones que tienen el mismo objetivo. con los costes de los recursos utilizados para su implementación. 2. Eficiencia: la evaluación de esta se efectúa comparando los beneficios de la salud de la intervención aplicada a la población objetivo en condiciones reales. sanitarios o no sanitarios. para comparar programas alternativos en competencia. 4.