LEY DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL

El nuevo paradigma alrededor de los medios de comunicación

En un país donde sucesivos golpes cívico-militares fueron condicionando y moldeando la estructura social y económica argentina a partir de 1930, los medios de comunicación no sólo no se mantuvieron al margen de esa política de dominación, sino que además contribuyeron a afianzarla. El 24 de marzo de 1976, con el golpe de Estado que la dictadura del ex general Jorge Rafael Videla llevó adelante para derrocar al gobierno constitucional de entonces, la intención de domesticar a la prensa se hizo mucho más evidente. Las Fuerzas Armadas asaltantes del poder se denominaron a sí mismas “Proceso de Reorganización Nacional”, y con los ojos puestos en aquel objetivo económico, llevaron a cabo un plan de exterminio que determinó la desaparición de 30.000 personas. En una época donde muchos otros países de América Latina también sufrieron hechos similares, como Chile, Brasil y Uruguay. En ese contexto, el Poder Ejecutivo redactó y puso en vigencia por decreto la Ley de Radiodifusión 22.285, funcional al gobierno de la época. Dicho articulado condicionaba los mensajes emitidos por los medios, establecía mecanismos de censura directa, privilegiaba el manejo de la información en manos de grandes grupos

empresarios, y no permitía que entidades intermedias y organizaciones sociales, como cooperativas, universidades y sindicatos de trabajadores, administraran frecuencias radiales y televisivas. En 1983 fue recuperada la institucionalidad, y el entonces presidente Raúl Alfonsín impulsó varias iniciativas que buscaron modificar la norma. Por ejemplo, un pedido expreso realizado en 1987 para que el Consejo para la Consolidación de la Democracia elaborara un proyecto de ley que finalmente fuera aprobado. El intento no prosperó debido a la presión ejercida por aquellos grupos empresarios, lo que motivó que en los años que siguieron, entidades sociales, cooperativas, docentes, sindicatos de periodistas y las emergentes radios comunitarias trabajaran incansablemente por la aprobación democrática de una nueva Ley. La idea volvió a tomar impulso en el año 2003, en el marco de un período de ampliación de derechos civiles, políticos y sociales que Argentina comenzó a experimentar. El debate acerca de qué legislación era necesaria en materia de comunicación volvió a instalarse en la comunidad. Y en 2008, cuando la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, relanzó el proyecto de Ley, el principal actor que intervino en ese debate fue la Coalición por una Radiodifusión Democrática, integrada por 300 organizaciones, entre las que se encuentran facultades de periodismo y comunicación, sindicatos, radios comunitarias, cooperativas, referentes de los Derechos Humanos y pueblos originarios, entre otras. En el año 2009, la Coalición organizó y llevó a cabo 24 foros de discusión, audiencias públicas y charlas en todo el país, en donde 10.000 participantes elaboraron 1300 propuestas. Surgieron de allí 120 modificaciones al anteproyecto inicial, finalmente tenidas en cuenta para el texto definitivo de la norma junto a los preceptos sobre el derecho a la comunicación como asunto de interés público, expresado por la Organización de Estados Americanos y la UNESCO. Nacía así la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522), que devuelve al Estado la responsabilidad de administrar el espectro radioeléctrico para que en ese mapa puedan participar libremente, sin la preponderancia de ningún tipo de monopolio, las emisoras de gestión privada con fines comerciales; las privadas sin fines de lucro; las de universidades, escuelas, cooperativas o iglesias; y también las del propio Estado. Con esta nueva Ley, la adjudicación de licencias se realiza mediante procesos abiertos, las condiciones para obtenerlas están inspiradas en gran cantidad de leyes de todo el mundo, los derechos del público a la comunicación tienen lugar privilegiado por sobre el interés privado, y son preservados los derechos de todos los sectores a no ser discriminados por ninguna razón. http://www.defensadelpublico.gob.ar/es/ley-comunicacion-democratica-0

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful