INSTITUTO DE INGENIERÍA SANITARIA Y

AMBIENTAL
CÁTEDRA DE POSGRADO “HIDRÁULICA APLICADA A LA
INGENIERÍA SANITARIA”

DEPARTAMENTO DE HIDRÁULICA
CÁTEDRA DE GRADO “HIDRÁULICA GENERAL”

FEBRERO
DE 2011
CAPÍTULO 2: CINEMÁTICA DE LÍQUIDOS

AUTOR ING. LUIS PÉREZ FARRÁS

COLABORADORES
INGA. SANDRA MARIELA PÉREZ
INGA. MARÍA EVA KOUTSOVITIS
ING. HORACIO LEÓN
ING.SEBASTIÁN PALOU
EDICIÓN 2011-2012
INGA. FLOR NAVIA CASADIEGOS


“TEMA I Fundamentos”

39
INDICE
2-1. CONSIDERACIONES GENERALES.................................................................................... 40
2-2. MOVIMIENTO Y VELOCIDAD .............................................................................................. 40
2-3. FORMAS DE LOS ESCURRIMIENTOS MÁS USUALES O PRIMERA CLASIFICACIÓN
DE LOS MISMOS ......................................................................................................................... 41
2-4. CLASIFICACIÓN DE LOS ESCURRIMIENTOS .................................................................. 43
2-5. MÉTODOS DE DESCRIPCIÓN DEL MOVIMIENTO ........................................................... 46
2-5.1. Método de Lagrange ........................................................................................................ 46
2-5.2. Método de Euler ............................................................................................................... 48
2-6. LÍNEAS QUE DESCRIBEN EL MOVIMIENTO .................................................................... 49
2-7. MOVIMIENTOS CARACTERÍSTICOS ................................................................................. 50
2-7.1. Reposo ............................................................................................................................. 53
2-7.2. Traslación Pura ................................................................................................................ 53
2-7.3. Deformación Lineal Pura.................................................................................................. 53
2-7.4. Cambio de Orientación .................................................................................................... 55
2-7.5. Desplazamiento Completo ............................................................................................... 59
2-8. EL VECTOR CAMPO DE ACELERACIONES EN FUNCIÓN DE LOS MOVIMIENTOS
CARACTERÍSTICOS.................................................................................................................... 62
2-8.1. Conceptos Generales y deducción de las expresiones en coordenadas cartesianas y
notación vectorial. ....................................................................................................................... 62
2-8.2. Aceleración en la terna intrínseca ( ) b n l ; ; .................................................................. 68
2-8.3. Escurrimientos Unidimensionales.................................................................................... 69
2-9. EL VECTOR VELOCIDAD EN COORDENADAS INTRÍNSECAS ...................................... 70
2-10. EL VECTOR ACELERACIÓN EN COORDENADAS INTRÍNSECAS ...................¡ERROR!
MARCADOR NO DEFINIDO.
2-11. GASTO O CAUDAL Y VELOCIDAD MEDIA EN UNA SECCIÓN .................................... 71


“TEMA I Fundamentos”

40
2-1. CONSIDERACIONES GENERALES
La cinemática estudia el movimiento desde el punto de vista meramente descriptivo o
geométrico, sin tener en cuenta las causas que lo producen.
El concepto de movimiento tiene un significado relativo, se refiere a la modificación de la
posición relativa de los cuerpos entre sí, por ello es necesario definir un sistema de
coordenadas que nos sirva de referencia.
Las magnitudes que se utilizan para resolver problemas hidráulicos se pueden clasificar en:
a) Magnitudes Escalares: requiere la especificación de un número para su
descripción completa, por ejemplo la distancia entre dos puntos.
b) Magnitudes Vectoriales: requieren además del módulo, especificar su
dirección y sentido. Son válidas todas las propiedades matemáticas en lo
que se refiere a vectores. Ejemplos la velocidad, la aceleración, etc.
c) Magnitudes Tensoriales: para su completa determinación, se deben
especificar nueve o más componentes escalares, recordemos que los
escalares se denominan tensores de orden cero y los vectores son
tensores de primer orden. Ejemplos de estas magnitudes son la tensión, la
deformación unitaria.
Un campo está constituido por una distribución continua de magnitudes escalares, vectoriales o
tensoriales, definidas mediante funciones continuas del punto y del tiempo, ya que una
magnitud puede variar no solo de un punto a otro, sino también, en un punto fijo, de un instante
a otro.
Las magnitudes que intervienen en cinemática son: longitud (L) y tiempo (T), de las que se
derivan la velocidad (V) y la aceleración (a).
2-2. MOVIMIENTO Y VELOCIDAD
En forma general el movimiento se define por la velocidad, que es una magnitud vectorial. En
los sólidos, como consecuencia de la vinculación solidaria de sus elementos, para conocer la
velocidad de un cuerpo, bastará determinar la velocidad de tres puntos no alineados. En los
fluidos la velocidad es distinta de partícula a partícula (a menos que intervengan condiciones
especiales), por lo que para conocer el movimiento es necesario conocer los infinitos vectores
velocidad de cada una de sus partículas.
Para cada partícula del fluido instante a instante, la velocidad define características del
movimiento, proporcionando, la magnitud, dirección y sentido del desplazamiento; este campo
vectorial puede simbolizarse matemáticamente, en coordenadas cartesianas por la expresión
( ) t z y x f V ; ; ; = (2- 1)
Las componentes de velocidad según los ejes coordenados son
“TEMA I Fundamentos”

41
t
x
u
c
c
= ;
t
y
v
c
c
= ;
t
z
w
c
c
= (2- 2)
Por lo que la (2-1) puede escribirse:
k w j v i u V + + = (2- 3)
O bien podríamos referir la velocidad a una terna intrínseca n b l ; ; , en cuyo caso las
componentes son
t
l
V
l
c
c
=
;
t
n
V
n
c
c
=
;
t
b
V
b
c
c
= (2- 4)
Por lo tanto la (2-1), también puede escribirse
k V j V i V V
z n l
+ + = (2- 5)
El tema será desarrollado expresamente y con mayor amplitud, cuando se estudien los campos
de velocidades y aceleraciones, precisamente en Coordenadas Intrínsecas.
2-3. FORMAS DE LOS ESCURRIMIENTOS MÁS USUALES O PRIMERA
CLASIFICACIÓN DE LOS MISMOS
En rigor, se considera como escurrimientos más usuales a los que tienen lugar en
“Conducciones a presión”, “Canales”, u en “Orificios y Vertederos”. Son representables por las
velocidades medias en las distintas secciones (concepto que se estudia sobre el final del
Capítulo), y por lo tanto pueden ser considerados Unidimensionales.
Al movimiento de la masa fluida se lo denomina escurrimiento, y en el caso de los más usuales,
pueden presentarse en tres formas:

Figura 2-1.
Escurrimient o a Presión.
a) Escurrimiento a presión (Figura.2-1), se produce cuando la masa líquida escurre
llenando totalmente la sección de un contorno cerrado, pudiendo ser la presión en el
eje
“TEMA I Fundamentos”

42
A
p p s > 0

(2- 6)
Su aplicación en la Hidráulica en general y la Ingeniería Sanitaria en particular, es muy
importante y da lugar al Capítulo 8 del presente texto.
b) Escurrimiento a superficie libre o Canales (Figuras 2-2)


Figura 2-2a Figura 2-2b
Contorno Contorno Cerrado

Se produce cuando la masa líquida escurre contenida en parte de su perímetro por bordes
sólidos y la parte superior está en contacto con un gas no miscible, generalmente aire, que
puede estar o no a la presión atmosférica.
Su desarrollo en la práctica es conocida como “Teoría de Canales”, y tiene lugar en el capítulo 9
del presente texto.
c) Escurrimiento a chorro o láminas líquidas (Figura 2-3)
Se produce cuando la masa líquida escurre envuelta en todo su perímetro, por un gas, otra
masa líquida o la misma masa.

Figura 2-3.
Escurrimient o a chorro o Lámina Líqui da.
“TEMA I Fundamentos”

43
En la práctica es conocida como “Teoría de Orificios y Vertederos”, y es de gran utilidad
práctica, en particular son muy utilizados los vertederos en obras de toma (Azudes) y en las
Plantas de Tratamiento. Su desarrollo tiene lugar en el capítulo 8 del presente texto.
2-4. CLASIFICACIÓN DE LOS ESCURRIMIENTOS
En el Capítulo 1 relativo a las propiedades físicas de los líquidos, se analizó que para muchas
aplicaciones teóricas, es muy útil la “idealización” de un líquido hipotético, al cual se lo identificó
como un medio continuo de viscosidad nula, y que denominamos líquido ideal. Si se tiene
además en cuenta el comportamiento prácticamente incompresible en la práctica de los
líquidos, el ideal obtenido, que resuelve muchas aplicaciones de la práctica, resulta el líquido
perfecto.
En consecuencia, y como una primera clasificación de los escurrimientos, se tienen dos tipos
de líquidos, los reales, que poseen todas las propiedades físicas y otro hipotético, llamado
perfecto, líquido, inexistente en la naturaleza, pero de gran utilidad práctica.
Clasificación de los escurrimientos según los distintos criterios, tanto de líquidos reales como
perfectos:
a) Según el comportamiento de las partículas.
Los líquidos perfectos pueden ser rotacionales o irrotacionales. Cuando en un escurrimiento el
campo Rot V adquiere en algunos de sus puntos valores distintos de cero, para cualquier
instante, el escurrimiento se denomina rotacional, por el contrario si estos valores son todos
cero para cualquier punto e instante, el escurrimiento es irrotacional.
Los escurrimientos en líquidos reales pueden ser laminares o turbulentos, cuando el
escurrimiento se realiza en régimen laminar, la velocidad de las diferentes partículas son
progresivas y ordenadas y constituyen los elementos de un proceso evolutivo. Se distingue por
la apariencia transparente e inmóvil del líquido.
Por el contrario en el régimen turbulento, la velocidad en cada punto de la masa líquida oscila
rápidamente, de modo desordenado, en magnitud y dirección, alrededor de un valor medio. La
superficie líquida es fluctuante y muy distinta a la que presenta el régimen laminar. Ambas
posibilidades serán analizadas en el Capítulo 7 del presente texto.
b) Según las variaciones de las características o propiedades físicas en un punto a lo
largo del tiempo.
Tales características pueden ser, la velocidad, la densidad, la viscosidad, etc., en general el
concepto se restringe a la variación de la velocidad. Tanto en líquidos perfectos como reales
pueden ser según este criterio, permanentes o impermanentes.
Los escurrimientos permanentes o estacionarios, tienen lugar cuando cuándo la aceleración
local es nula, es decir
“TEMA I Fundamentos”

44
0 =
c
c
t
V

(2- 7)
Si la velocidad en un punto dado varía con el tiempo el escurrimiento es impermanente, es
decir
0 =
c
c
t
V

(2- 8)
c) Según las variaciones de las características a lo largo de su recorrido.
Al igual que en el caso anterior este concepto se restringe a la velocidad, tanto para líquidos
perfectos como reales, y se pueden clasificar en uniformes o variados.
En escurrimientos uniformes, la aceleración convectiva es nula, en consecuencia
0 =
c
c
l
V
. (2- 9)
En el escurrimiento variado
0 =
c
c
l
V

(2- 10)
Se debe destacar que la variación de velocidad a que se ha aludido en los incisos b) y c) no
solo se refieren a su magnitud sino también su dirección.
d) Según los ejes de referencia
De acuerdo a este criterio, tanto líquidos reales como perfectos, pueden clasificarse en
unidimensionales, bidimensionales y tridimensionales.
En los escurrimientos tridimensionales, sus características varían en el espacio, o sea los
gradientes de escurrimiento existen en las tres direcciones. En el bidimensional, cuando las
características son idénticas sobre una familia de planos paralelos, no habiendo componentes
en dirección perpendicular a dichos planos, es decir el escurrimiento tiene gradiente de
velocidad o de presión (o ambas) en dos direcciones solamente.
Y es unidimensional, cuando sus características varían como funciones del tiempo y de una
coordenada, usualmente la distancia a lo largo del eje de la conducción. Ésta variante es de
gran utilidad en la práctica de las conducciones a presión y a superficie libre (canales) tal como
se indicó en el numeral previo, y en la hidráulica fluvial.
El escurrimiento de un líquido real, no puede ser completamente unidimensional, debido al
efecto de la viscosidad, ya que su velocidad, cuando está en contacto con un contorno sólido
es cero (Hipótesis de Meyer), pero en otro punto próximo es distinta de cero, dando lugar a una
distribución de velocidades.
“TEMA I Fundamentos”

45
Pero sin embargo bajo la consideración de valores medios de las características en cada
sección se lo puede considerar unidimensional. Esta hipótesis es de gran importancia en la
Hidráulica de las Conducciones, por las simplificaciones que trae consigo.
e) Según la velocidad de una perturbación
La relación entre la velocidad de escurrimiento y la celeridad de la onda elástica en el fluido
(velocidad de propagación del sonido en el mismo), es un criterio muy usado para clasificar
escurrimientos de líquidos reales.
Cuando la velocidad del escurrimiento es igual al de la onda elástica, se denomina velocidad
crítica (V
c
).
Si la velocidad de escurrimiento es menor que la de la onda, el escurrimiento se denomina
lento o fluvial (por ser propio de los ríos de llanura, de muy baja pendiente).
En cambio si es mayor, es veloz o torrencial, propio de los ríos serranos y de montaña, con
pendientes elevadas.
Nota: Se estudiará el tema con mayor profundidad en el Capítul o de “Escurrimient os a Superficie
Libre (Hi dráulica de Canal es)
Cuando se consideran las acciones elásticas, se clasifican en subsónicos, si la velocidad es
menor que la de la onda y supersónico si es mayor (se debe recordar que la velocidad de la
onda elástica es en realidad igual a la velocidad del sonido en ese medio).
Se comprende que en el caso de escurrimientos lentos ó subsónicos, las perturbaciones
originadas en un punto se propagan en todas las direcciones, remontando inclusive la corriente.
Para un escurrimiento veloz ó supersónico, las perturbaciones sólo podrán propagarse en la
dirección de la corriente.
Tal como surge de las definiciones dadas en a,b,c,d,e sobre los escurrimientos, son
condiciones independientes unas de otras que pueden combinarse según los casos, tal como
se aprecia en el siguiente cuadro resumen.









“TEMA I Fundamentos”

46


Clasificación de los Escurrimientos
Según el
comportamiento
de las partículas
Según las
variaciones de las
característi cas o
propiedades
fí sicas en un
punto a lo largo
del tiempo.
Según las
variaciones de
las
característi cas
a lo largo de su
recorrido.
Según los ejes
de referencia.
Según la
velocidad de
una
perturbación

Rotacionales Permanentes
0 =
c
c
t
V

Uni forme
0 =
c
c
l
V

Unidi mensional es Crítico


Irrotacionales Impermanente
0 =
c
c
t
V

Variado
0 =
c
c
l
V

Bidimensionales Lento o Fluvi al


Laminares

…………………………..

………………….
Tridimensionales Veloz o Torrenci al

Turbulentos

…………………………..

………………….

……………………

……………………..

2-5. MÉTODOS DE DESCRIPCIÓN DEL MOVIMIENTO
Con el fin de obtener una representación completa del estado de movimiento de un líquido es
necesario determinar la posición de cada partícula en cada instante, y después encontrar la
velocidad en cada posición a medida que el tiempo transcurre.
Es posible estudiar el movimiento de las partículas mediante dos métodos, el de Lagrange, que
implica satisfacer el concepto previo y el de Euler, de aplicación más práctica al caso de
escurrimiento de los fluidos. A continuación se describen ambos métodos.
2-5.1. Método de L agrange
“TEMA I Fundamentos”

47
Consiste en determinar las características cinemáticas del movimiento de cada partícula, en
cada instante siguiendo su recorrido.
Identificada la posición inicial
0
r (x
0
, y
0
, z
0
), en el instante t
0
, en cualquier otro instante t, la
misma partícula se encontrará en la posición
0
r ( x

, y

, z). (Figura 2- 4)









Figura 2-4.
Esquema del Movimiento de cada Part ícula.
Por lo tanto la posición de la partícula será conocida en cualquier instante, si el vector posición
r se determina como función de la posición inicial 0 r y del tiempo transcurrido a partir de t
0
,
entonces se puede escribir:

Ó (2- 11)


Conocida la posición de la partícula en un instante determinado se puede saber cual es la
velocidad con la que se mueve. En la figura 4 se ha supuesto que la partícula pasa en un
intervalo Δt de la posición r a otra r r A + , cuyas coordenadas son
(2- 12)
Obsérvese que el recorrido de la partícula queda definido, con el transcurrir del tiempo, a partir
de la posición inicial r .
Las componentes de la velocidad, según los ejes coordenados son:
t
0

t
t + Δ t
0
r

z
0

x
X
y
0

x
0

y
z
Y
Z
) , (
0
t r r r =
Δr
“TEMA I Fundamentos”

48
U =
t
x
t
x
lím
t
c
c
=
A
A
÷ A 0

(2- 13)
V =
t
y
lím
t
A
A
÷ A 0
=
t
y
c
c
(2- 14)
W =
t
z
lím
t
A
A
÷ A 0
=
t
z
c
c

(2- 15)
Lo que implica que la velocidad de una partícula es un vector cuyas componentes son las
derivadas parciales de las coordenadas con respecto al tiempo. Son parciales, porque la
velocidad depende de la posición de las partículas y del tiempo, ambas variables.
Este método parece el más práctico para describir el movimiento de la partícula, individual, pero
presenta grandes dificultades en su aplicación, debido a la naturaleza no lineal de las
ecuaciones y sobre todo porque el medio continuo que es el fluido en movimiento está formado
por una infinitud de partículas.
2-5.2. Método de Euler
No se sigue a cada partícula como en el método de Lagrange, sino que observa todas las
partículas que pasan por un determinado punto del espacio a través del tiempo.
No considera el destino que tenga cada partícula individual, sino que describe la totalidad del
campo de escurrimiento en cada instante. La velocidad y demás características se calculan
como función del punto considerado y del tiempo:


(2- 16)

Si quisiéramos relacionar los datos obtenidos, con los que se corresponden por el método de
Lagrange, habría que escribir para cada partícula:
(2- 17)
Que son derivadas totales, ya que dependen exclusivamente del tiempo t. Entonces podemos
escribir:

(2- 18)

“TEMA I Fundamentos”

49
El cual es un sistema de tres ecuaciones diferenciales de primer orden, las que integradas nos
deben dar las ecuaciones del recorrido (Lagrange). En la práctica, por las dificultades
matemáticas que implica, esto sólo se puede aplicar a casos sencillos.
En resumen, los conceptos de “medio continuo” (definido en el Capítulo 1) y de “campo”,
posibilitan según el criterio de Euler, tratar al primero con las herramientas del Análisis
Matemático, asignando a cada punto del espacio ocupado por el continuo una propiedad física
determinada (campos escalares de presiones, de pesos específicos, de temperaturas, etc., o
vectoriales de velocidades o de sus derivados de aceleraciones y/o rotaciones como así
también magnitudes tensoriales. Es decir a cada punto del espacio ocupado por el continuo, se
le puede asignar una dada magnitud física, que puede resultar variable de punto a punto y
además en cada punto a través del tiempo.
2-6. LÍNEAS QUE DESCRIBEN EL MOVIMIENTO
a) Líneas de corriente
Si en un medio continuo líquido, en un instante dado, se reconocen las velocidades
instantáneas en cada uno de los puntos del espacio por sus respectivos vectores, se llaman
Líneas de Corriente a la familia de curvas que envuelve los vectores de las sucesivas
partículas, tomadas cada una de ellas en la dirección que determina el vector correspondiente a
la partícula inmediata anterior.
Las líneas de corriente quedan definidas por el tiempo t y las coordenadas de cada punto;
siendo las condiciones del movimiento de las partículas que pasan por cada punto, variable con
el tiempo, será también variable, con relación a dicho tiempo, la configuración de las líneas de
corriente.
En consecuencia, interpretan el movimiento, según el método de Euler, para cualquiera de los
puntos del espacio que ocupe el líquido.
En general las líneas de corrientes pueden ser convergentes o divergentes dentro de la masa
líquida en movimiento, dado que la velocidad puede variar en magnitud y dirección en los
distintos puntos de la misma.
Siendo las líneas de corriente, por hipótesis, tangentes a los vectores velocidad, se explica que
ninguna cantidad de fluido puede atravesarlas, dado que cada punto posee componente nula
en la dirección normal a la tangente, por la misma razón las líneas de corriente instantáneas
tampoco pueden cortarse o cruzarse.
b) Trayectoria
El recorrido de cada partícula de la masa líquida en movimiento se denomina trayectoria, la que
también puede identificarse como el lugar geométrico de las sucesivas posiciones de una dada
partícula en el espacio a través del tiempo. En las condiciones más generales del movimiento
de una masa fluida, las trayectorias de las diversas partículas son distintas entre sí.
c) Tubos de Corriente – Filamentos de Corriente
“TEMA I Fundamentos”

50
Una masa líquida en movimiento, posee un campo de velocidades, y si se delimita en su seno
y en un instante una línea cerrada cualquiera, el conjunto de las líneas de corriente que en ese
instante pasan en forma tangencial por dicha directriz forman el Tubo de Corriente.
Además como ninguna masa líquida puede atravesar a las líneas de corriente, se deduce que
no puede haber intercambio de líquido desde el exterior, ni del interior del tubo de corriente,
comportándose instantáneamente como si fuera una pared impermeable.
Por cada punto del tubo de corriente pasa únicamente una sección transversal elemental de la
masa líquida que escurre por su interior. La sección transversal se configura por las sucesivas
normales a las infinitas líneas de corriente; cuando éstas son convergentes ó divergentes, las
secciones transversales son superficies curvas.
Solamente cuando las líneas de corriente son paralelas, las secciones transversales son
superficies planas.
Si se consideran curvas directrices infinitésimas, se dice que por el interior de esos pequeños
tubos, escurren filamentos de corriente y se estima que en cada sección transversal las distintas
líneas de corriente poseen igual velocidad.
El mismo concepto se extiende a las corrientes líquidas de sección transversal finita, cuando el
estudio del desplazamiento se simplifica admitiendo los movimientos unidimensionales.
Cuando el escurrimiento es permanente la línea de corriente, coincide con la trayectoria y
también con la línea de humo o filete. En éste caso es mucho más fácil interpretar al tubo de
corriente, puesto que permanece en el tiempo (los escurrimientos permanentes en tuberías o
canales y orificios y vertederos pueden asimilarse al caso de tubos de corriente).
2-7. MOVIMIENTOS CARACTERÍSTICOS
Para el estudio de sistemas complejos resulta conveniente analizar el comportamiento de sus
elementos constitutivos o componentes y luego, a partir de la unión de éstos, obtener
conclusiones para el sistema en su conjunto.
Si el número de componentes en que subdividimos el sistema es finito, diremos que este es
discreto; por el contrario, si la subdivisión es indefinida, el sistema se denomina contínuo y para
su estudio se recurre al concepto de elemento diferencial.
En resumen, el conocer el comportamiento de los componentes de un sistema nos permitirá
comprender su funcionamiento en conjunto (previa unión de los elementos constitutivos).
Así, para el estudio de las características del campo de velocidades de un escurrimiento,
analizamos los movimientos de las partículas. Para este estudio, es conveniente recurrir al
método de Euler, utilizando la terna cartesiana.
Estudiemos las variaciones que tiene la velocidad en un instante determinado, cuando se pasa
de un punto a otro próximo en el espacio, es decir como función de la posición.
Por lo tanto la expresión general (2-1) queda reducida a
“TEMA I Fundamentos”

51
V
= f (x, y, z ) (2- 19)
Según los tres ejes, se podrán formar derivadas parciales respecto a x, y, z
x
u
c
c
,
y
u
c
c
,
z
u
c
c
;
x
v
c
c
,
y
v
c
c
,
z
v
c
c
;
x
w
c
c
,
y
w
c
c
,
z
w
c
c
(2- 20)
El teorema del valor medio nos permite hallar los incrementos de la velocidad siempre que se
conozca su derivada en un punto intermedio.
Si se calculan las derivadas en un punto intermedio, nos darán los incrementos de u, v, w en las
tres direcciones de los ejes coordenados. En lo que sigue, se sobreentiende que están
calculados para dicho punto intermedio, o que los incrementos de dx, dy, dz de las coordenadas
que median entre el punto inicial y el punto en estudio son lo suficientemente pequeños, como
para que el error cometido al calcular las derivadas en el primer punto sea despreciable.
Supongamos que M sea el punto en el que se conocen los valores de u , v , w y N el punto cuya
velocidad es preciso calcular, en el cubo elemental (Figura 2- 5), de aristas dx ,dy , dz , ( M y N
ubicados en vértices opuestos).
Figura 2-5

Z
dz
z
u
dx
x
u
u
c
c
+
c
c
+

X
Y
dz
z
u
dy
y
u
dx
x
u
u
c
c
+
c
c
+
c
c
+

dz
z
v
dy
y
v
dx
x
v
v
c
c
+
c
c
+
c
c
+

dz
z
w
dy
y
w
dx
x
w
w
c
c
+
c
c
+
c
c
+

M
N
u
v
w
V
M
V
N
dz
dy
dx
dx
x
u
u
c
c
+

dx
x
v
v
c
c
+

dx
x
w
w
c
c
+

dy
y
v
dx
x
v
v
c
c
+
c
c
+

dy
y
u
dx
x
u
u
c
c
+
c
c
+

dy
y
w
dx
x
w
w
c
c
+
c
c
+


dz
z
w
dx
x
w
w
c
c
+
c
c
+

dz
z
v
dx
x
v
v
c
c
+
c
c
+

dz
z
v
dy
y
v
v
c
c
+
c
c
+

dz
z
w
dy
y
w
w
c
c
+
c
c
+

dz
z
u
dy
y
u
u
c
c
+
c
c
+

dz
z
w
w
c
c
+

dz
z
u
u
c
c
+

dz
z
v
v
c
c
+

“TEMA I Fundamentos”

52
Se puede escribir que
N
V = V d V
M
+
¦
¹
¦
´
¦
+
+
+
) (
) (
) (
c dw w
b dv v
a du u
(2- 21)
Consecuentemente, considerando los diferenciales totales exactos según los tres ejes
coordenados, se tiene que
¦
¦
¦
¹
¦
¦
¦
´
¦
c
c
+
c
c
+
c
c
+ = +
c
c
+
c
c
+
c
c
+ = +
c
c
+
c
c
+
c
c
+ = +
dz
z
w
dy
y
w
dx
x
w
w dw w
dz
z
v
dy
y
v
dx
x
v
v dv v
dz
z
u
dy
y
u
dx
x
u
u du u
V
N
(2- 22)
Éste problema se puede estudiar por partes, tomando las variaciones de la velocidad a través
de cada una de las seis caras del cubo elemental y sumándolas convenientemente (Figura 2-5).
El caso expuesto, es el más general, en el cual las derivadas y las componentes de la
velocidad componen una matriz de 12 elementos, todos distintos de cero.
Con éste planteo los vértices del cubo, podrían desplazarse, dando lugar a que este cambie de
forma, posición, orientación o bien combinaciones de esos casos, situación que dependerá de
los valores de las velocidades en los vértices, las que a su vez dependerán de los valores de:
U ,
x
u
c
c
,
y
u
c
c
,
z
u
c
c
; V ,
x
v
c
c
,
y
v
c
c
,
z
v
c
c
; W ,
x
w
c
c
,
y
w
c
c
,
z
w
c
c
(2- 23)
La enorme complejidad de la deformación de la partícula (originalmente el cubo elemental), al
transcurrir un tiempo diferencial, puede comprenderse con más facilidad si se consideran los
elementos de la matriz nulos, en forma parcial y si además se considera una única cara del
cubo elemental (elegimos la contenida en el plano z,y). La extensión a todo el cubo elemental y
la suma de todas las variables incluidas en la matriz, brinda finalmente la deformación total del
cubo original el que obviamente resultará totalmente revirado
De acuerdo a los valores que adquieran estos parámetros, las velocidades podrán ser
entonces:
a) Todas nulas.
b) Todas iguales (consecuentemente son nulas todas las derivadas y no nulas las
componentes de la velocidad).
c) Diferentes, de tal modo que las aristas cambien de longitud (Son distintas de 0 las
derivadas directas y nulas las derivadas cruzadas y las componentes de la velocidad).
“TEMA I Fundamentos”

53
d) Diferentes, (no son nulas las derivadas cruzadas y si lo son todos los demás
componentes de la matriz) de tal modo que las aristas cambien de posición u orientación.
e) Combinaciones de los casos anteriores, que sean compatibles.
Analizaremos estos casos sobre una cara cualquiera del cubo, los cuales, luego podrán ser
extendidos a todo el cubo elemental. Cada alternativa de la 3.7.1.- hasta la 3.7.5.- constituye un
“Movimiento Característico”, los que se analizan a continuación:
2-7.1. Reposo
Se produce cuando los doce parámetros de (2-23) son iguales a cero.
2-7.2. Traslación Pura
Tiene lugar cuando los valores de u ,v ,w son distintos de cero y los restantes son cero, tal
como se aprecia en la Figura 2-6, para la cara del elemento diferencial en el plano z-y.











Figura 2-6
Traslación

2-7.3. Defor mación Li neal Pura
Se produce cuando las derivadas directas de las velocidades, en los extremos de las aristas
son diferentes, de tal modo que resultan distintas las componentes en su dirección.
y
z
v
w
v
w
v
w
v
w
dy
dz
w dt
v dt
a
b
c
d
a’
b’
c’
d’
“TEMA I Fundamentos”

54
Al ser
x
u
c
c
≠ 0 , y/ó
y
v
c
c
≠ 0 , y/ó
z
w
c
c
≠ 0, se aprecia en la Figura 2-7 se ilustra el concepto
en el plano z,y) como se “expande” la partícula.












Figura 2-7
Deformación lineal pura.

La deformación lineal pura será:
dxdt
x
u
dl l
x x
c
c
= ~ A

dydt
y
v
dl l
y y
c
c
= ~ A

dzdt
z
w
dl l
z z
c
c
= ~ A (2- 24)
La velocidad de deformación lineal pura es consecuentemente:
dx
x
u
dt
dl
x
c
c
÷ = ; dy
y
v
dt
dl
y
c
c
÷ = ; dz
z
w
dt
dl
z
c
c
÷ = (2- 25)
La deformación específica (en cada dirección):
dt
x
u
dx
dxdt
x
u
l
l
x
x
x
c
c
=
c
c
=
A
= c

dt
y
v
y
c
c
= c

dt
z
v
z
c
c
= c (2- 26)
Las velocidades de deformación específica resultan de derivar las anteriores con el tiempo, en
consecuencia:
y
z
w=0
dy
y
v
c
c
dy
y
v
c
c
w=0
dz
z
w
c
c

dz
z
w
c
c

v=0
dy
v=0
dz
dt dy
y
v
c
c

dt dz
z
w
c
c

a
b
c
d
a’ b’
c’ d’
“TEMA I Fundamentos”

55
x
u
dt
x
c
c
=
cc
;
y
v
dt
y
c
c
=
cc
;
z
w
dt
z
c
c
=
cc
(2- 27)
Cuando los gradientes
x
u
c
c
,
y
v
c
c
,
z
w
c
c
, son positivos, se está en presencia de un caso de
alargamiento o dilatación, sin son negativos será un caso de acortamiento o contracción.

2-7.4. Cambi o de Or ientación
El cambio de orientación de una arista, tiene lugar cuando la velocidad en sus extremos son
tales que resultan diferentes las componentes transversales de velocidad. Figura 2-8.

dt
y
w
dy
dydt
y
w
d tg d
c
c
=
c
c
= ~ ) ( | |

(2- 28)
y
w
dt
d
x
c
c
=
|

(2- 29)
dt
y
v
dz
dzdt
z
v
d tg d
c
c
=
c
c
= ~ ÷ ) ( ¸ ¸

(2- 30)
z
v
dt
d
c
c
÷ =
¸

(2- 31)

Veamos cómo es en el caso de una rotación simple. En ese caso los ángulos son iguales y del
w +
y
w
c
c
.dy
x
y
z
A
D C
dy
B
dz
A = A´
t
1

t
0
B A
B

dy
d
β
w
y
w
c
c
.dy.dt
A
C
dz
v +
z
v
c
c
.dz
v
C C´
A = A´

z
v
c
c
.dz.dt -


x
y
z

“TEMA I Fundamentos”

56
mismo signo, es decir d γ = d β

Figura 2-8
Cambio de orientación.
La cara del paralelepípedo rota sin deformarse, cuando las aristas cambian de orientación. Se
denomina rotación media al valor
( ) ¸ | d d +
2
1

(2- 32)
Reemplazando las expresiones (2-28) y (2-30) se tiene
( ) ¸ | d d +
2
1
=
2
1
|
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
z
v
y
w

(2- 33)
La velocidad de rotación para cada plano será:
x
e =
|
.
|

\
| +
dt
d d ¸ |
2
1
=
2
1
(
z
v
y
w
c
c
÷
c
c
) en el plano YZ (2- 34)
y
e =
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
x z
u e
2
1
en el plano XZ (2- 35)
z
e =
2
1
|
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
y
u
x
v
en el plano XY (2- 36)
Por lo tanto
k j i
z y x
e e e e + + =
(2- 37)
O sea:
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
+
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
= k
y
u
x
v
j
x z
u
i
z
v
y
e e
e
2
1

(2- 38)
O lo que es lo mismo:
V rot
2
1
= e (2- 39)
Cuando ω ≠ 0, el movimiento se denomina Rotacional, lo que implica que:
z
v
y c
c
=
c
ce
;
x z
u
c
c
=
c
c e
;
y
u
x
v
c
c
=
c
c
(2- 40)
“TEMA I Fundamentos”

57
Y en ese caso la partícula rota alrededor del centro de masa.
Si ω = 0, el movimiento es irrotacional y tendremos que:
z
v
y c
c
=
c
ce
;
x z
u
c
c
=
c
c e
;
y
u
x
v
c
c
=
c
c
(2- 41)
Veamos ahora, cuando el cambio de orientación produce una deformación angular simple.
Existe deformación angular simple cuando las aristas del paralelepípedo cambian su dirección,
girando ángulos iguales, pero de signo contrario, es decir
| ¸ d d =
Como consecuencia de ello, el paralelepípedo se deforma, sin cambiar la dirección de sus
diagonales.




Figura 2-9.
Deformación angular.
La medida de la deformación producida, estará dada por la suma de la deformación que
producen dβ y dγ:

y
d|

z
dy
dz
dt dy
y
w
c
c

dt dz
z
v
c
c

dt dy
y
w
c
c

dt dz
z
v
c
c

w=0
dz
z
v
c
c

w=0
dy
y
w
c
c

v=0 v=0
dy
y
w
c
c

dz
z
v
c
c

“TEMA I Fundamentos”

58
dt
z
v
y
d d
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
= ÷
e
¸ |

(2- 42)
La velocidad de deformación angular simple será:
dt
d d ¸ | ÷
=
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
z
v
y
e
(2- 43)
La mitad de la velocidad de deformación angular simple es
dt
d d ¸ | ÷
2
1
=
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
z
v
y
e
2
1
(2- 44)
Entonces para cada plano, las componentes de deformación angular simple resultan:
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
=
z
v
y
d
yz
e
2
1
;
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
=
x z
u
d
xz
e
2
1
;
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
=
y
u
x
v
d
xy
2
1
(2- 45)
Para que el paralelepípedo se deforme, bastará con que una de estas sea distinta de cero, y
para que no se deforme, todas deben ser cero.
Vamos a analizar que ocurre en el plano YZ cuando
z
v
y c
c
=
c
ce
. Existen dos alternativas:
a) Los ángulos tienen igual signo:

z
v
y c
c
=
c
ce
→ ω
x
= 0 → El movimiento es irrotacional
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
=
z
v
y
d
yz
e
2
1
=
2
1
(
y y c
c
+
c
c e e
)
Por lo que
z
v
y
w
c
c
=
c
c
y consecuentemente existe deformación angular- Conclusión, la partícula
no rota pero se deforma angularmente.
b) Si los ángulos son de distinto signo:
z
v
y c
c
÷ =
c
ce
→ ω
x
=
z
v
y c
c
÷ =
c
ce
→ El movimiento es rotacional
0
2
1
=
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
=
z
v
y
d
yz
e
→ No hay deformación angular
“TEMA I Fundamentos”

59
Conclusión rota, pero no se deforma.
Veamos por último cuando se produce al mismo tiempo rotación y deformación angular.
Si los ángulos a que nos hemos estado refiriendo no fuesen iguales en valor absoluto, en el
plano YZ, tendremos en forma simultánea rotación y deformación angular, medidas por
( ) ¸ | d d +
2
1
y ( ) ¸ | d d ÷
2
1
, respectivamente.
Siendo
¸ | d d =
y los módulos respectivos
z
v
y c
c
=
c
ce
(2- 46)
El paralelepípedo cambiará de forma y la diagonal de dirección.












Figura 2-10
Rotación y deformación
2-7.5. Desplazamiento Completo
Finalizando y en forma de resumen, podemos definir matemáticamente el movimiento de una
partícula fluida y su consecuente cambio de forma.
Supongamos los puntos M y N, cuyas coordenadas son (x, y, z); (x +dx, y+dy, z + dz),
respectivamente, para un tiempo t y sus velocidades son V
M
y V
N
.
y
z
d|

dy
dz
dt dy
y
w
c
c

dt dz
z
v
c
c
÷
“TEMA I Fundamentos”

60
Se admite una función regular de variación de velocidades, por lo tanto
V d V V
M N
+ =
ó de acuerdo a la (2-22) :
¦
¦
¦
¹
¦
¦
¦
´
¦
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
=
dz
z
w
dy
y
w
dx
x
w
w
dz
z
v
dy
y
v
dx
x
v
v
dz
z
u
dy
y
u
dx
x
u
u
V
N

(2- 47)
Vemos que aquí aparecen los términos correspondientes a la traslación, a la deformación lineal
(derivadas directas), y a la rotación y deformación angular (derivadas cruzadas).
Para un tiempo t +dt, las coordenadas de M serán:
(x + u dt, y + v dt , z + w dt)

Mientras que para N serán:
¦
¦
¦
¹
¦
¦
¦
´
¦
c
c
+
c
c
+
c
c
+ + +
c
c
+
c
c
+
c
c
+ + +
c
c
+
c
c
+
c
c
+ + +
dt dz
z
w
dy
y
w
dx
x
w
dt w dz z
dt dz
z
v
dy
y
v
dx
x
v
dt v dy y
dt dz
z
u
dy
y
u
dx
x
u
dt u dx x
). . . . ( .
). . . . ( .
). . . . ( .

(2- 48)
Si con el objeto de poner a la anterior en función de los movimientos característicos analizados
previamente, le sumamos y restamos dt dy
x
v
c
c
2
1
y dt dz
x
w
c
c
2
1
a la primera línea, dt dz
y
w
c
c
2
1
y
dt dx
y
u
c
c
2
1
a la segunda línea y dt dx
z
u
c
c
2
1
y dt dy
z
v
c
c
2
1
a la tercera, llegamos a la compleja
expresión:
“TEMA I Fundamentos”

61
¦
¦
¦
¹
¦
¦
¦
´
¦
(
¸
(

¸

c
c
÷
c
c
÷
c
c
÷
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+ + +
(
¸
(

¸

c
c
÷
c
c
÷
c
c
÷
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+ + +
(
¸
(

¸

c
c
÷
c
c
÷
c
c
÷
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+ + +
dt dx
x
w
z
u
dy
z
v
y
w
dy
z
v
y
w
dx
x
w
z
u
dt dz
z
w
dt w dz z
dt dz
z
v
y
w
dx
y
u
x
v
dx
y
u
x
v
dz
z
v
y
w
dt dy
y
v
dt v dy y
dt dy
y
u
x
v
dz
x
w
z
u
dz
x
w
z
u
dy
y
u
x
v
dt dx
x
u
dt u dx x
. ) (
2
1
). (
2
1
). (
2
1
) (
2
1
. . .
. ) (
2
1
). (
2
1
). (
2
1
) (
2
1
. . .
. ) (
2
1
). (
2
1
). (
2
1
) (
2
1
. . .

La expresión hallada nos brinda la posición del punto N, en función de cada uno de las
coordenadas cartesianas de los movimientos característicos que hemos analizado
anteriormente. Es de destacar que en la compleja expresión anterior, se distinguen los
parámetros indicados en el cuadro que sigue:
Coordenadas
iniciales
Traslación
Pura
Deformación
lineal Pura
Deformación
angular Pura
Rotación
Pura

En consecuencia, el movimiento sin restricciones, de una masa líquida se compone de
traslación, deformación lineal, deformación angular y rotación.
Nota: como la densidad (y de este modo el volumen) de una partícula f luida permanece cte. durante una def ormación lineal,
es obvio que un alargamiento de una partícula en dos direcciones debe ser compensado por una contracción en la tercera y
viceversa.
“TEMA I Fundamentos”

62
2-8. EL VECTOR CAMPO DE ACELERACIONES EN FUNCIÓN DE LOS
MOVIMIENTOS CARACTERÍSTICOS
2-8.1. Conceptos Generales y deducción de l as expresiones en
coordenadas car tesi anas y notaci ón vector ial.
La aceleración es la variación de la velocidad respecto al tiempo. En consecuencia, para que
exista aceleración la velocidad debe modificarse con el tiempo, lo que implica que el movimiento
sea impermanente.
La velocidad puede ir variando con el tiempo, para las diversas partículas que pasan
sucesivamente por un punto (movimiento impermanente), pero también puede variar con el
tiempo la posición de la partícula (movimiento variado), manteniéndose el valor de la velocidad
en un punto (movimiento permanente). Esta dependencia simultánea respecto al tiempo y a la
posición da lugar a dos clasificaciones de aceleración:
a) Aceleración local, la que se produce cuando para un punto del campo de
velocidades, estas varían instante a instante.
b) Aceleración convectiva, la que se produce cuando la velocidad de la partícula
varía con su convección ó recorrido.
Estudiemos la aceleración de sucesivas partículas que pasan por cada punto de un espacio
determinado, según el método de Euler. Entonces:
( ) ) ; ; z y x f V =
Y derivando respecto al tiempo se tiene
dt
dz
z
V
dt
dy
y
V
dt
dx
x
V
t
V
t
V
a
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
=
c
c
=

(2- 49)
O también
z
V
w
y
V
v
x
V
u
t
V
a
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
=

(2- 50)
Donde: a ; es la aceleración total,
t
V
c
c
; es la aceleración local y el resto de los términos
corresponden a la aceleración convectiva. EL vector aceleración expresado en sus tres
componentes cartesianas resulta


“TEMA I Fundamentos”

63
a =
dt
V d
=
¦
¦
¦
¹
¦
¦
¦
´
¦
c
c
+
c
c
+
c
c
+ =
c
c
+
c
c
+
c
c
+ =
c
c
+
c
c
+
c
c
+ =
z
w
w
y
w
v
x
w
u
dt
w
a
z
v
w
y
v
v
x
v
u
dt
v
a
z
u
w
y
u
v
x
u
u
dt
u
a
z
y
x
o
o
o

(2-52)
La existencia o no de aceleración local, determinará si un movimiento es permanente o
impermanente.
La existencia o no de aceleración convectiva determinará si el movimiento es uniforme o
variado.
Los cambios de dirección de la velocidad, influyen en la forma de las líneas de corriente, los
cambios en la magnitud influirán en la separación de dichas líneas.
La velocidad será la misma en cada punto a través del tiempo, cualqui era sea la línea de
corriente.

Figura 2-11.


Figura 2-12
“TEMA I Fundamentos”

64

Figura 2-13.
Debe observarse que la aceleración convectiva depende de la velocidad y de su variación en
función del espacio.
Siguiendo un procedimiento similar al utilizado en 23.7, cuando estudiamos los movimientos
característicos, podemos demostrar, en forma sencilla, que a cada uno de esos movimientos, le
corresponde una componente de aceleración tot al. Por simplicidad se analiza lo que sucede
sobre el eje x y luego se extrapola a los otros dos.
Es decir que a continuación se detalla como poner en función de los movimientos
característicos (velocidades de deformación de la partícula), al vector aceleración.
Nota. El objetivo es evidente, es el de poner en el capítulo de dinámica al Vector aceleración en función de las
deformaciones, o mejor aún (para el caso de los fluidos), en función de las Velocidades de Deformación que implican
cada movimiento característico.
Con el propósito de expresar al vector aceleración en función de las componentes de los
movimientos característicos, y en especial las del rotor, se recurre al artificio de sumar y restar a
la primera de las ecuaciones (2-52), las derivadas.
x
v
v
c
c
2
1
Y
x
w
w
c
c
2
1

(2- 51)
Reagrupando, se llega a: (2-53)
|
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
÷
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
+
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
=
y
u
x
v
v
x
w
z
u
w
x
w
z
u
v
y
u
x
v
v
x
u
u
t
u
a
x
2
1
2
1
2
1
2
1

(2- 52)

“TEMA I Fundamentos”

65
En la (2-53) se pueden destacar las componentes recuadradas a continuación:
Aceleración
Total
Componentes de
Aceleración Local
Componentes de la
deformación lineal
Componentes de
la deformación
angular
Componentes
de la rotación

En forma análoga se obtienen las componentes de aceleración según los ejes y, z.
Conclusiones:
a) La aceleración local, corresponde a la variación de la velocidad de traslación, es decir la
derivada de la velocidad, en un punto, respecto al tiempo.
b) La aceleración convectiva, corresponde a la variación de la velocidad de deformación y
de rotación, es decir la derivada de la velocidad con respecto al tiempo.
Si ahora restamos y sumamos a la componente de aceleración según x en (2-52),
x
v
v
c
c
Y
x
w
w
c
c
,
Se tiene que
) ( ) ( ) (
x
w
z
u
w
x
v
y
u
v
x
w
w
x
v
v
x
u
u
t
u
a
x
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
+
c
c
=
)
Pero:
x
w
w
x
v
v
x
u
u
c
c
+
c
c
+
c
c
= )
2
( ) (
2
1
2
2 2 2
V
x
w v u
x c
c
= + +
c
c

Y los últimos paréntesis corresponden a las componentes del Rotor de V , sobre los ejes z e y
respectivamente.
De esta forma, escribiendo las componentes cartesianas del vector aceleración queda
) ( ) (
2
2
x
w
z
u
w
x
v
y
u
v
V
x t
u
a
x
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
=

(2- 53)
) ( ) (
2
2
y
u
x
v
u
y
w
z
v
w
V
y t
v
a
y
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
= (2- 54)
) ( ) (
2
2
z
v
y
w
v
z
u
x
w
u
V
x t
w
a
z
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
+
c
c
=

(2- 55)
“TEMA I Fundamentos”

66
Al multiplicar por los versores cartesianos k y j i ; se tiene que la primera columna es el
Vector Velocidad, dado por
k w j v i u V + + =

(2- 56)
La segunda es el gradiente de
|
|
.
|

\
|
2
2
V
; es decir
k
V
z
j
V
y
i
V
x
V
grad
|
|
.
|

\
|
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
=
|
|
.
|

\
|
2 2 2 2
2 2 2 2

(2- 57)
Finalmente los dos sumandos finales de las (2-54) a (2-56) son las componentes cartesianas
del producto vectorial del Vector Rotor de la Velocidad, por el Vector Velocidad por lo que la
expresión en notación vectorial, resulta
) ( V V rot × (2- 58)
En efecto la Mecánica nos enseña que las coordenadas cartesianas del producto vectorial de
dos vectores se resuelve con el determinante:
w v u
rot rot rot
k j i
V V rot
z y x
= × ) (

Pero por otra parte, las componentes cartesianas del rotor se determinan resolviendo el
determinante
( ) k
y
u
x
v
j
x
w
z
u
i
z
v
y
w
w v u
z y x
k j i
V rot
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c
+
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
=
=
c
c
c
c
c
c
=

Al reemplazar en el determinante previo se tiene que
( )
w v u
y
u
x
v
x
w
z
u
z
v
y
w
k j i
V V rot
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
c
c
÷
c
c
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
= × ) (

“TEMA I Fundamentos”

67
El que resuelto aplicando la regla de Zarrus, nos da las componentes del producto vectorial
V V rot × . En efecto, la componente según el eje x resulta
( ) v
x
v
y
u
w
x
w
z
u
|
.
|

\
|
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c

La componente según el eje y, resulta
w
y
w
z
v
u
y
u
x
v
) ( ) (
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c

La componente según el eje z, resulta
u
z
u
x
w
v
z
v
y
w
) ( ) (
c
c
÷
c
c
+
c
c
÷
c
c

Las que resultan idénticas a las componentes cartesianas de los dos sumandos de la
expresión (2-59) obtenida previamente.
Finalmente la expresión (2-59) del Vector Campo Aceleración, en notación vectorial resulta
) (
2
2
V V rot
V
grad
t
V
a × + +
c
c
= (2- 59)
La expresión vectorial dada por la (2-60) implica que la aceleración en un punto está formada
por la suma de la aceleración local, la componente del gradiente de
2
2
V
y por la componente
del producto vectorial del vector Rotor de la Velocidad por el Vector Velocidad, también
conocida como “Aceleración de Coriolis”.
Es de destacar que tanto la expresión vectorial, como la obtenida previamente a partir de las
componentes cartesianas, implican considerar al vector aceleración en función de los
movimientos característicos, es decir en función de la velocidad de deformación de la partícula.
Nota: En general la acel eraci ón no tiene di rección coincidente con la t rayectori a de l a part ícula, como
resulta con la vel ocidad.
Es de destacar que la notación vectorial presenta las ventajas siguientes:
a) Posibilita visualizar físicamente las componentes del vector aceleración total
b) Es invariante con respecto al sistema de coordenadas, por lo que una vez
obtenida, puede ser expresada en el sistema que más convenga
c) Igualada a las fuerzas actuantes, posibilitarán en el capítulo de ecuaciones
fundamentales, elaborar la ecuación de Newton que conducirá a la expresión
general de la dinámica de fluidos incompresibles, denominada de Navier y Stokes.


“TEMA I Fundamentos”

68
2-8.2. Aceleraci ón en la terna intrínseca ( ) b n l ; ;
En la Hidráulica Unidimensional (aplicación a conducciones hidráulicas a presión y superficie
libre) son de gran utilidad las componentes de la aceleración en coordenadas intrínsecas.
Tal como se ha analizado en el capítulo sobre Análisis II aplicado a la Hidráulica (ver Anexo del
Tema 1 Fundamentos), al analizar el Triedro de Frenet se destacó que en cada punto de la
trayectoria hay una dirección l, tangencial a la curva en cada punto; una dirección n , normal a la
tangente local, que es colineal con el radio instantáneo de curvatura local de la trayectoria y
cuya dirección positiva es desde el punto considerado hacia el centro de curvatura y una tercera
dirección b, que es normal a l y a n, denominada binormal.
Este sistema de coordenadas también se representa como los vectores unitarios (versores)
ortogonales b n l , , . Así los versores definen un triedro regular en cada punto de la trayectoria y
cualquier vector asociado a un punto de la curva puede referirse a un sistema local de
coordenadas curvilíneas, escribiéndolo como combinación lineal de los vectores unitarios.

Figuro 2-14
Triedro Intrínseco
Se recuerda que los tres planos fundamentales, definidos por el triedro, se conocen como:
plano osculador (cuya normal es b ), el plano normal (la normal es l ) y el plano tangente o
rectificador (su normal es n ).
Los vectores l y n se encuentran en el plano osculador, en el cual también está contenido el
radio de curvatura.
Como l es tangente a la trayectoria de una partícula en un punto determinado, que
evidentemente, es también tangente a la línea de corriente que pasa por el punto en ese
instante, entonces el vector velocidad estará dado por (Figura 2-14).
i V V =
La aceleración de la partícula está dada por:
“TEMA I Fundamentos”

69



En el caso especial del módulo de vector velocidad, resulta su diferencial
dt
t
V
dl
l
V
dV
c
c
+
c
c
=

Por lo que, el módulo del vector aceleración resulta de derivar la anterior con respecto al
tiempo, es decir
t
V
l
V
V
dt
dV
c
c
+
c
c
=
En este caso particular, teniendo en cuenta que en el primer sumando de la expresión anterior
es también
|
|
.
|

\
|
c
c
=
c
c
2
2
V
l l
V
V

La expresión del módulo del vector aceleración en coordenadas intrínsecas toma la forma muy
utilizada
t
V V
l dt
dV
a
c
c
+
|
|
.
|

\
|
c
c
= =
2
2

(2- 60)
2-8.3. Escurr i mientos Uni di mensi onales
Si se considera al tubo de corriente de la Figura 2-15, con la obvia intención de considerar
unidimensionalmente a los escurrimientos (caso de tuberías a presión y canales) resulta
evidente al analizar la figura que el plano definido por los versores “Normal y Binormal”
representa a la sección transversal del mismo.
En el caso del tubo de corriente, dada su propiedad de resultar “impermeable” por definición
(imposibilidad de componentes normales de la velocidad y transporte de masa lateral), la
velocidad media en la sección transversal está dada por la expresión siguiente:
O
O
= O
O
=
} }
O O
d V d V U
n
1 1
(2- 61)
La ecuación anterior resulta simple de interpretar, pues se aplica a cada sección transversal y
resulta representativa de la infinitud de velocidades actuantes en la misma. En realidad U
V
dt
dl
l
dt
dV
dt
l V d
dt
V d
a + = = =
) . (
“TEMA I Fundamentos”

70
implica el mismo transporte de masa que el que se obtendría realizando la integral de la
expresión (2-62).

Figura 2-15
Escurrimient o Uni dimensional

Nota: Se adelanta que en la práctica de la Hidráulica elemental (Conducciones a presión y canales), la obtención de
U es muy simple y sin necesidad de complejas integraciones. Ver Capítulo 6 “Conducciones a Presión”.
2-9. EL VECTOR VELOCIDAD EN COORDENADAS INTRÍNSECAS
Al quedar el espacio en función del versor l y teniendo en cuenta la definición del vector
velocidad, resulta evidente que ésta sólo resultará dependiente de la variable “l” (longitud
recorrida sobre la curva) y según la expresión que sigue
l
dt
dl
l V V = =

(2- 62)
La (2-63) muestra claramente cómo debido a que el espacio se mide con una sola coordenada,
el vector velocidad presenta tan sólo una componente (según el eje l) contra las 3 que implica el
sistema cartesiano (según los ejes x; y; z).
La extensión al tubo de corriente es inmediata al considerar la velocidad media “U” en la
sección transversal de un tubo de corriente, definida ésta conceptualmente como
Unidimensional en 2.4.d-) en cada sección transversal del mismo. Es aplicada en todos los
casos como el vector
l
dt
dl
l U U = =

(2- 63)
Los razonamientos previos muestran con toda claridad el concepto de Velocidad Media aplicado
al tubo de corriente a los denominados “Escurrimientos Unidimensionales”.
Las conducciones a presión o a superficie libre (Canales) cumplimentan con total satisfacción
éstas premisas. En efecto al constituir tubos de corriente, dada la impermeabilidad de sus
“TEMA I Fundamentos”

71
contornos sólidos y al encontrarse una velocidad media representativa de la infinitud de
velocidades en la sección resultan claros exponentes de “Escurrimientos Unidimensionales”.
Es de destacar que las Conducciones a Presión y los Canales, constituyen infraestructura de
enorme aplicación en la Ingeniería Civil, Hidráulica y Sanitaria.
2-10. GASTO O CAUDAL Y VELOCIDAD MEDIA EN UNA SECCIÓN
El producto de un área elemental dΩ de una masa líquida en movimiento por la velocidad V,
normal a dΩ se denomina gasto o caudal elemental y equivale al flujo del vector V a través
del área dΩ.
La sumatoria de los gastos elementales correspondientes a toda la sección transversal en cada
unidad de tiempo se denomina Gasto o Caudal (V y dΩ, son siempre normales entre si).
}
O =
O
d V Q .
(2- 73)
La ecuación de dimensión del gasto o caudal se mide en
(
(
¸
(

¸

=
(
¸
(

¸

T
L
L
T
L
3
2
.
La masa por unidad de tiempo que atraviesa una superficie, se denomina gasto o caudal de
masa:
}
O =
O
d V Q
m
. . µ
(2-74)

Cuya ecuación de dimensión es
(
¸
(

¸

L
t
L
L
M
. .
3
=
(
(
¸
(

¸

T
M
3

Si ρ = cte., resulta el Caudal de masa
Q d V Q
m
µ µ = O =
}
O
. . (2- 64)
Si se propone que el caudal definido en la (2-71) cumple la condición
}
O
O = O = d V U Q .

Se define para un instante cualquiera la velocidad media U, en una sección transversal Ω y en
un instante dado como
“TEMA I Fundamentos”

72
O
=
O
O
=
}
O
Q
d V
U
.
(2- 65)
La dimensión de la (2-76) resulta obviamente
| |
T
L
U =
La velocidad media dada por la (2-76) es una velocidad ficticia, pero representativa de la
distribución de velocidades en una sección dada y es aplicada normalmente a cada uno de los
elementos de superficie de la sección transversal.
La extensión al tubo de corriente también es inmediata en éste caso al considerar la velocidad
media “U”, definida previamente, en cada sección transversal del mismo.
Es el concepto que posibilita considerar como unidimensionales los escurrimientos a presión o a
superficie libre (canales), lo que implica una notable simplificación tecnológica invalorable para
las aplicaciones de la Hidráulica de las Conducciones.