El guandul Por: Carlos Humberto Illera Montoya El guandul (Cajanus cajan (L.

) Huth) es un arbusto perenne cuyo origen es controvertido. Debió llegar a América desde África, posiblemente de Zaire o Angola, con motivo del comercio negrero. De todos los que se relacionan con estudios sobre origen y costumbres de las poblaciones negras en América en general, es sabido que la población esclava se las ingenió, pese a las difíciles condiciones en que se produjo el tráfico de esclavos, para traer consigo algunas de las semillas que los mantuvieron unidos alimentariamente a sus tierras de origen y que una de las prácticas más usadas fue la de esconder semillas entre sus apretadas cabelleras. La planta llegó y se adaptó para quedarse entre nosotros hasta constituirse en parte importante de la alimentación de los habitantes de algunas regiones del país. Pero el guandul no sólo es un importante componente de la alimentación de algunos grupos humanos, sino que con el paso de los días se demuestra más y más su utilidad en la alimentación animal, dado que sus semillas y hojas constituyen un excelente forraje para el ganado bovino. También es un hecho demostrado en pruebas de campo que se puede utilizar con gran rendimiento como heno y como componente de ensilajes. Otro campo en el que las semillas de guandul han demostrado ser útiles por su excelente rendimiento es en el de la alimentación de aves de corral puesto que estos granos les aportan gran cantidad de proteína. Hay que destacar que algunas poblaciones caucanas, especialmente las negritudes asentadas en el valle del Patía, adelantan una seria campaña de promoción hacia el consumo de guandul a través de la preparación de gran cantidad de alimentos, de sal y de dulce, en los que esta oleaginosa es el ingrediente principal. También es meritoria la labor que adelantan docentes de las facultades de Ciencias de la Salud y de Ciencias agropecuarias, incentivando el consumo de guandul entre las poblaciones con mayores problemas de seguridad alimentaria en el departamento del Cauca. Para hacer de estas nutritivas semillas un delicioso plato que se puede ofrecer como pasabola en las reuniones familiares, recomiendo la siguiente preparación: Guandules refritos. Es sencilla fácil y muy económica. Ingredientes (Para 30 personas): 1 libra de guandul seco. Sal y pimienta al gusto, 1/2 taza de cebolla cabezona picada , ½ taza de cebolla larga picada, aceite para freír, pimienta. Preparación: Se remoja una taza de guandul 12 horas antes de cocinarlos. Se cocina, sin sal y sin aliños, se lava dos veces y cuando hayan ablandado suficientemente, se majan con un tenedor o se licuan con muy poco agua hasta obtener una pasta homogénea y muy firme. En una sartén amplia se sofríen las cebollas en aceite suficiente, se les adicionan sal y pimienta al gusto y se les mezcla la pasta de fríjoles. Se le da forma a la pasta en platos planos y se sirve con galletas o mini tostadas. Un excelente agregado consiste en cubrir la pasta con queso campesino rallado.

Related Interests