INVESTIGACIÓN INFORMACIÓN DEL MUSEO DE SITIO LA FLORIDA El yacimiento arqueológico de La Florida se encuentra en una pequeña “planicie” que domina

el sector del aeropuerto de Quito, en las laderas de Pichincha, debajo de una zona denominada “el sombrerito”, antes ocupada por la antigua hacienda Osorio (barrio conocido bajo el nombre de San Vicente La Florida -sector Chaupicruz). Fue descubierto por casualidad, en 1980, al construirse una cancha de fútbol. Su administración estuvo a cargo del ex FONSAL -actual Dirección Metropolitana de Cultura. En los años 80, Leon Doyon hizo una prospección del lugar en el marco de su tesis de Phd, pero la investigación más detallada del yacimiento la realizó María del Carmen Molestina en el 2004. Este sitio es una necrópolis precolombina cuya ocupación fue fechada entre los años 200 y 600 d.C. No obstante, en las proximidades del yacimiento, se habría identificado una casa del Formativo fechada en el 2 000 a.C., lo cual evoca una presencia humana mucho más temprana en la zona. Las sepulturas se encuentran actualmente bajo techo, y su reconstitución se puede observar desde una pasarela de madera. Al lado de este conjunto, se encuentra el museo como tal, el cual exhibe una muestra de las piezas halladas en las tumbas. Las explicaciones sobre el sitio están a cargo de guías; un material audiovisual está asimismo a disposición de los turistas, quienes, si están de suerte –como fue el caso aquí- pueden también beneficiarse directamente de una visita guiada protagonizada por María del Carmen Molestina en persona: Tal como lo atestiguan las fuentes etnohistóricas de la Colonia temprana, la zona de La Florida formaba parte del señorío del cacique “Pillajo e Ipia”, el cual se extendía hasta Cotocollao. Ipia formaba parte de un grupo de caciques principales pudientes que controlaban a caciques menores, y habrían basado su poder en el control de extensas redes comerciales. Del cacicazgo de Ipia dependía así el de Guamansara, que abarcaba la zona de Rumipamba, a cuyos talleres textiles estuvo eventualmente asociada La Florida. De hecho, en la actual comunidad de Santa Clara, todavía subiste el apellido “Guamansara”. Estos caciques se aliaron a los Españoles con la intención de expulsar a los Incas de su territorio, por lo que, a manera de castigo, Rumiñahui los aniquiló en la quebrada de Pomasqui, cortándole la cabeza a Ipia. Habría sido el grupo cacical de Ipia el que habría sugerido a los Españoles asentar la ciudad que querían fundar en las faldas del volcán Pichincha, por tratarse éste de un lugar protegido de las amenazas volcánicas. El sitio de La Florida como tal es un cementerio planificado, con tumbas de pozo profundo. En superficie, estaba cubierto por un bohío.

Los difuntos se encontraron sentados. en el museo de sitio. Se trató de tomar muestras de ADN de los huesos de los entierros. pero lastimosamente. Molestina descarta la hipótesis de los acompañantes: para ella. se aprecian reconstituciones de la apariencia física de los difuntos encontrados en el cementerio. las tumbas fueron cavadas con palos puntiagudos de madera de 45 cm de largo aproximadamente. La concha Spondylus era un elemento sagrado para las culturas precolombinas de los Andes. Al parecer. al tratarse de un ámbito funerario. cada difunto fue depositado en las tumbas de forma independiente: éstas son efectivamente de épocas distintas. Sobre este nivel. con las piernas dobladas. la zona era mucho más húmeda en esa época que en la actualidad. Así. por lo que no se sabe todavía si los individuos enterrados en el sitio comparten algún rasgo de parentesco. Se notó que todos los difuntos tenían artritis. por lo que se sugiere que se trataba de un comerciante. Foto: C. Entre los rasgos característicos de estos individuos.La reconstitución de la tumba que se puede observar actualmente en el yacimiento da cuenta de dos niveles: el más profundo –y el más antiguo también. La tierra cavada se retiraba con la ayuda de canastas. . sobre la cual reposan esteras sostenidas con palos que sirven de base a otra hilera de seis individuos sobrepuesta a la primera. la nariz fina y alargada. Por otra parte. el registro arqueológico del sitio La Florida está atravesado por una serie de elementos que reflejan la cosmovisión de la cultura a la que pertenecían los difuntos. De hecho.cuenta con cuatro individuos. se presenta otro. subdivido a su vez en dos: una primera fila de seis individuos. los ojos alargados y la boca saliente. Entre los individuos del nivel más profundo. con una fuerte carga ideológica. Esta reconstitución estuvo a cargo de la antropóloga forense Paola León. se identificó a un hombre con un saco de concha Spondylus y con hernia discal. se destacan los pómulos salientes. las manos en el pecho y envueltos en un fardo funerario. Lara Doyon habría sugerido que estos entierros múltiples corresponden a un individuo que fue sepultado con acompañantes sacrificados para este efecto. su mal estado de conservación no lo permitió.

Se recalca luego que los campos de cultivo eran sagrados para estas culturas. Al parecer.La noción de cuadripartición por ejemplo se halla presente a través de la recurrencia del motivo de la cruz representado en los platos de los ajuares. se aprecian muestras de vasijas. cajas de llipta. noción que implica una doctrina y una organización que según ella están claramente representadas en el registro arqueológico de La Florida. tinajas. Se sugiere que el espacio habitacional asociado a quienes ocuparon el sitio La Florida podría estar ubicado más arriba. fragmentos de textiles. morada de los dioses. Se consumía también ciervo y sacha cuy aunque estos dos últimos elementos formarían más bien parte de comidas “de estatus”. el melloco. Para Molestina. Se plantea además que el aspecto religioso y sagrado de La Florida se vincula con las prácticas agrícolas de quienes ocuparon el sitio. Por otra parte. Más que de shamanes vinculados a esta ritualidad. que le permitió además recrear una “chicha precolombina” distinta a las que se conoce en la actualidad. la cultura que ocupó el sitio de La Florida da cuenta de un control total de su entorno ecológico: sus habitantes conocían perfectamente los lugares idóneos para ubicar sus asentamientos. la quinua. Adicionalmente. túnicas mortuorias con madre perla. la ubicación del sitio La Florida se explicaría desde un punto de vista simbólico por el carácter sagrado de la montaña. Desde otro punto de vista. sino una tierra fértil al parecer trasladada desde otro lugar. y al acceso a recursos claves. hacia el Pichincha. en particular por lo que se le agregaban hierbas. Entre la dieta de esta cultura. el chocho. el maíz de esa chicha (jora de maíz) provenía de Chillo. caracoles… . aparecen la papa. especialmente de cara a posibles amenazas naturales tales como inundaciones o erupciones volcánicas. así como en la disposición de los difuntos del nivel más profundo de la cámara funeraria. En efecto. María del Carmen Molestina prefiere hablar de un grupo sacerdotal. Así. la tierra que fue utilizada para tapar las tumbas no es la cangahua que predomina en los alrededores del sitio. la proveniencia de este mineral y su uso en tinajas destinadas a ajuares funerarios denotan una carga simbólica relacionada con la fertilidad y el ciclo de la vida. Iñaquito muy probablemente). entre las cuales el microbiólogo Javier Carvajal obtuvo una muestra de levaduras hasta ese momento desconocidas en el mundo científico. minerales férreos provenientes de lagunas no perennes (en este caso. Se observó además que las tinajas estaban recubiertas de hematites. el ajuar contenía compoteras y tinajas. en el museo de sitio.

Foto: C. Cayambi y Quitu. Resulta curioso que a pesar de ser la capital de la República.blogspot. Si bien es cierto que las crónicas mencionan los nombres de las culturas Caranqui. Es de esperar que las autoridades culturales locales y nacionales tomen cartas en el asunto para fomentar en mayor medida la investigación de esta zona.com/2011/02/el-museo-de-sitio-laflorida. pero que es sin duda alguna emblemático para entender nuestro origen. Fuente: http://arqueologia-diplomacia-ecuador.html . Molestina plantea que las poblaciones que ocuparon la zona comprendida entre la quebrada de Rumipamba hasta Nariño conforman un solo grupo cultural. motivo por el cual la Cédula Real de 1573 consideraba a esta zona como una sola jurisdicción administrativa. el pasado precolombino de Quito y su región haya sido relativamente poco estudiado en comparación con otras zonas del país (Manabí por citar un ejemplo). Lo cierto es que La Florida es un sitio que muchos Quiteños seguramente no conocen. Lara Los ajuares de La Florida dan cuenta de la destreza tecnológica alcanzada por los artesanos de esa época: entre los textiles. se observa por ejemplo el uso de diversos tipos de algodón y tintes en función de cada diseño representado. el registro arqueológico da cuenta de una homogeneidad cultural que apoya el uso del término “Sierra Norte” en referencia a estas manifestaciones.

Fonsal. ubicado en el barrio San Fernando al noroccidente de la ciudad. Tras varios años de investigación (iniciada entre 2002 y 2004) este ex centro ceremonial de la civilización de los Quitus. Ahora estas quedan al descubierto para que el público pueda conocer su estructura". "En 1930 Jacinto Jijón y Caamaño reportó este lugar. joyas elaboradas en oro. abrió sus puertas ayer. UN CENTRO CEREMONIAL DE LA CULTURA QUITU Publicado el 04/Julio/2009 | 00:05 El museo La Florida. elaborados a partir de las evidencias óseas y la posterior reconstrucción de los cráneos y cuerpos de los antiguos pobladores quiteños. arqueólogo del Fondo de Salvamento. Luego el Banco Central con un equipo de arqueólogos descubrieron seis tumbas. a 2850 msnm. pondos. plata y cobre. son parte de las evidencias que reúne este sitio arqueológico.MUSEO DE LA FLORIDA. fueron colocados en una de las tumbas. se une a la red de sitios arqueológicos de la capital conformada por Tulipe y Rumipamba. "con enterramientos asociados a una rica ofrenda funeraria". Para efectos didácticos. de la misma manera como fueron enterrados entre los años 220 dC y 640 dC. varios cuerpos sintéticos. compoteras. Ponchos forrados con mullos de concha spondylus y concha madre perla. Las Tumbas ponen en evidencia a La Florida como centro ceremonial o cementerio. explica Hólger Jara. Cada una tiene entre 15m y 17m de profundidad. las investigaciones se remontan a la década de los setenta. dice. Pero. .

"Los individuos que vestían trajes con spondylus. cuentan con una plataforma y una cámara interna en las que fueron enterrados los Quitus". Para llegar. tiene relación directa con la técnica (doble cocción) de los Carchis. el museo. "Con este equipo se puede recorrer su interior. Silvia Ortiz. explican los arqueólogos. "Representaba la fertilidad de la tierra y pone en evidencia su nexo con las culturas de la costa mediante los Yumbos". se encuentran las evidencias. A decir del experto. El recorrido total del sitio dura una hora y 10 minutos. material que cubre los ponchos de los individuos enterrados. al recibir un trato especial. explica Santamaría. (DS) Spondylus La concha spondylus. Al interior de este. caciques o jefes shamanes que fueron enterrados en la necrópolis". el método de la concepción de la cerámica que utilizaron los Quitus. Como referencia está la universidad Israel. fiscalizadora de la última fase del proyecto. explica Alfredo Santamaría. este material tenía un uso monetario. "Con la observación de estas el visitante podrá descubrir el comercio de los Quitus. añade. explica Jara. concluye. "Con la información que tiene cada objeto y vitrina. "Las tumbas tienen forma de botella o chimenea.Una cámara robot se ubica en otra de las tumbas. fue de gran valor para los Quitus. Por el momento la entrada será gratuita. arqueólogo del Fonsal. sin necesidad de guía". explica que la caminería del lugar permite al visitante recorrer tanto la parte exterior como la interior del museo. En los días de apertura (de miércoles a domingo) el lugar contará con dos guías permanentes que brindarán información necesaria. a cuatro cuadras del lugar junto al bosque de eucaliptos de las faldas del Pichincha. podrían haber sido sacerdotes. hace 1400 años. el visitante puede manejarla desde una computadora y ver sus imágenes en una pantalla de 45 pulgadas". El visitante podrá verlas en su estado original. sus simbologías y rituales". los visitantes pueden tomar un bus Catar con ruta (La Prensa-San Fernando). . Evidencias Las evidencias que fueron encontradas recibieron un tratamiento especial para lograr su reconstrucción. Además. el espectador podrá recorrer el museo solo. y explica que estas fueron construidas en cangahua.

ec/noticias-ecuador/museo-de-la-florida-un-centro-ceremonial-de-lacultura-quitu-356395. explica Santamaría. rayos.html FOTOS .Estas fueron tratadas en los talleres del parque arqueológico Rumipamba. sembríos lluvia. Fuente: http://www.com. al igual que la cerámica y la metalurgia. Pero lo más importante es que el visitante comprenda su elaboración". entre otros.hoy. "Los diseños que poseen las vasijas figuran serpientes.

podrán ser visitados por los capitalinos desde hoy. lanzas de piedra pecheras y otras piezas elaboradas con láminas de oro. un espacio de reflexión y un centro de identidad de nuestra milenaria cultura”. ubicadas a 17 metros de profundidad. donde se construyó una infraestructura de última tecnología para poder visualizar las tumbas. antiguos campos de cultivo y el cementerio que pertenece a la recuperación antropológica y cultural del período incásico. concejales metropolitanos. Hólger Jara. en el barrio San Vicente de La Florida. ejemplar y bien mantenido. Armando Montesdeoca. monto que se utilizó para la ejecución de la parte técnica. estuvo en el lugar junto a Indira Medina y Gonzalo Ortiz. Durante el recorrido. arqueólogo a cargo de la búsqueda de restos. que permanecieron ocultas durante 1. . La edificación principal mide 115 metros cuadrados donde funciona una sala de exposición permanente de elementos encontrados bajo tierra. como cascabeles de cobre. vasijas de todos los tamaños y con diferentes modelos que se utilizaban para los ritos religiosos que efectuaban en el lugar los ancestros incas. 110 piezas de oro. Dentro de la tierra se encontraron 240 vasijas de cerámica. aseguró que la custodia del lugar estará a cargo de la comunidad y que se encargarán de que el sitio tenga seguridad y sea bien utilizado por los asistentes. alcalde de Quito.500 años y que ahora forman parte del patrimonio de la ciudad. manifestó que la recuperación de este lugar “es una gran paso para una urbe que fue declarada Patrimonio Cultural hace 30 años”. Jara explicó que lo que los investigadores pudieron detectar después de los diferentes estudios realizados que “se trata de un escenario sagrado. dirigente barrial. a fin de que el beneficio sea mayor”. niños del barrio como José Morales. Por su parte. La Necrópolis o Museo de Sitio „La Florida‟. están seguros que el estado de la zona mejorará por los visitantes que llegarán al lugar para visitar el museo. piezas de Spondylus y un centenar de personas enterradas.Los vestigios habitacionales. para realizar el recorrido inaugural junto con otras autoridades metropolitanas. tanto para la investigación como para la construcción del museo. Vallejo recalcó que las comunidades localizadas en el sector. se beneficiarán directamente de la existencia del museo y que “deberían incorporarse para que este sea un sitio ideal. está ubicado en la calle Antonio Costa entre Román y Fernando Corral. director del Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural de Quito (Fonsal). Carlos Pallares. cuatro ponchos. además de vestigios de madera. Andrés Vallejo. informó que la municipalidad invirtió 500 mil dólares en esta obra.

Se realizaron estudios e informes: El arqueólogo Hólger Jara. cubiertos con telas y fibras y con las facciones faciales que se piensa tenían los antepasados. campos de cultivo y cementerio. los moluscos importados eran utilizados en la confección de trajes rituales. siendo los principales productos requeridos las cuentas de Spondylus. FUENTE: http://www.com/showthread.000 a.skyscrapercity. mantuvieron relaciones de intercambio con pueblos de la Costa.Este sitio estuvo ocupado desde el Período Formativo (2. Según la investigación. los arqueólogos reconstruyeron cinco cuerpos. destacó la importancia de lo que significa disponer de colecciones extraordinarias producto de excavaciones sistemáticas y no por adquisición comercial en otros sitios. que servían para conmemoraciones fúnebres. jefe de Investigación del Fonsal. semiótica. en posición fetal. de ADN. En las tumbas de La Florida se los encuentra junto a objetos de oro y cobre. “Paralelamente a los trabajos de excavación se realizaron estudios y se cuenta con informe técnico de medicina forense. antropología física.) hasta el de integración (1. de tejidos. plaquetas de madre perla y caracoles. semilla. Jara manifestó que los pueblos. fauna”. dijo. ubicados en La Florida.php?t=789704&page=2 .C.c.) se trata de un complejo con vestigios habitaciones.500 d. formando parte del ajuar funerario. Para completar la muestra.

puesto que existiría un seguimiento del trabajo. ya no sería solo el trabajo de un semestre.IDEAS    Alianzas estratégicas con los museos y el Fonsal para realizar productos comunicacionales del proyecto arqueológico y promocionar al museo. De este modo alumnos de hasta cuarto semestre pueden investigar y hacer análisis en cátedras como historia del Ecuador para tener un material más concreto y poder generar guiones.   . Buscar más temáticas que vinculen a la facultad con la comunidad. Incursión de los jóvenes de todos los semestres para que los productos comunicacionales sean integradores. comunicación auditiva y comunicación en impresos. fichas. Mediante estas alianzas estratégicas la FACSO puede recibir material y libros para la biblioteca de la facultad para futuros proyectos. De igual modo. o Con esta propuesta se podrían planificar de mejor manera las prácticas comunitarias y la vinculación de la facultad con la sociedad. los museos o las instituciones que ayudan en el proyecto. libretos. así como materias teóricas como historia. se puede recurrir a las alianzas estratégicas para que los estudiantes puedan realizar sus pasantías o prácticas pre-profesionales con los proyectos arqueológicos. fotografías con concepto para productos comunicacionales tanto audiovisuales como radiales e impresos. existiría interés por parte de los estudiantes. de este modo se podrían fusionar a las prácticas comunitarias con los productos comunicacionales de cátedras como comunicación audiovisual. sino un proyecto a largo plazo. e integrar a las materias de la malla curricular.