You are on page 1of 3

Una reflexión necesaria y prospectiva ¿Qué nos planteamos entonces como premisa para el futuro de la Bioética en Enfermería?

El debate, consideramos, es fundamental y debe estar basado, en principio, en una auditoria o un balance íntimo de la profesión y de nosotros como profesionales, para saber con que contamos para enfrentar los cambios sociales sustanciales que se están produciendo hoy y que impactan nuestra actividad. Esa es la base para conocer las carencias y las necesidades para el futuro. Sostenemos que no es posible concebir una enfermera con ausencia de conciencia social; quizá esta sea una condición sine qua non, dadas las estructuras sociales del mundo contemporáneo, donde el modelo civilizatorio dominante degrada el ambiente, subvalora la diversidad cultural y desconoce la otredad (al indígena, al pobre, a la mujer, al negro) mientras privilegia un modo de producción y un estilo de vida insustentables que se han vuelto hegemónicos en el proceso de globalización. Podríamos preguntarnos que tiene esto que ver con Enfermería, cómo puede afectar los cuidados, pero; si sabemos que la ética de la sustentabilidad induce al cambio de concepción del conocimiento de una realidad hecha de objetos por un saber orientado hacia el mundo del ser, entonces, esto es un manifiesto que impulsa el valor y el potencial de la ciencia para alcanzar estadios de mayor bienestar para la humanidad, especialmente para quienes han sido excluidos por una u otra razón, de lo que no está ajena Enfermería. Así es como esta disciplina, permanece en la búsqueda constante de un Estatuto Científico que sustente su quehacer de Cuidado Humano, modificando hasta las raíces de la profesión de ser necesario, transformando la práctica de la subordinación, la rigidez, la disciplina, la vocación, la abnegación, el sacrificio, el control social y el papel secundario asignado a la enfermera en el equipo de salud. Es la ética de la sustentabilidad, la que lleva a un proceso de reapropiación social del conocimiento, orientando los esfuerzos científicos hacia la solución de los problemas de la humanidad, como lo es la salud entre otros, para asegurar el beneficio de la colectividad, donde es impostergable que el círculo de las ciencias se abra hacia un campo epistémico, que incluya y favorezca diferentes formas culturales de conocimiento, en la búsqueda de “lo bueno”, basada en la interdisciplinariedad, la transdisciplinariedad y la pluridisciplinariedad, es decir, la apertura hacia un diálogo de saberes que esté al servicio de la sociedad y no solo en la búsqueda de la legitimación académica, que ha servido para cerrar los círculos científicos alejándolos de una realidad social que nos supera día a día. La confluencia de saberes es indispensable en Enfermería con el fin de reflotar los cuatro principios que rigen la profesión, tan necesarios para llevar a cabo el Plan del organismo rector en materia de salud en el país (Ministerio de Salud y Desarrollo Social (MSD) a través de las políticas de atención establecidas en Plan Estratégico 2001-2007 y mediante las cuales se plantea el reordenamiento de los servicios constituyendo sistemas de redes públicas que generen respuestas oportunas, equitativas e integrales a las necesidades de la población en pro del mejoramiento de la calidad de vida. Estos principios son:

1. 2. 3. 4.

Proteger la individualidad del paciente. Proteger al paciente de causas externas que puedan producir enfermedad. Mantener las funciones fisiológicas de los pacientes en parámetros normales. Colaborar en la rehabilitación del paciente y a su incorporación a la comunidad.

Vista la importancia que representan, en cuanto al deber ser de Enfermería y los Cuidados Humanos y, dada su relevancia para este trabajo, se hará un breve comentario sobre los mismos señalando aspectos resaltantes de cada uno de ellos en los siguientes términos:

1. Proteger la individualidad del paciente: se refiere a la atención integral que debe recibir el
paciente tanto en sus aspectos biológicos como psicosociales, y señala que:

La Enfermera orientará y proveerá al paciente de herramientas necesarias para el mejoramiento de la calidad de vida. Es incorrecto desquitar los sentimientos personales negativos en el paciente. Guardar siempre el secreto profesional es un deber ineludible de las enfermeras en el trato con el paciente. evitando acciones o comportamientos que puedan causar patologías agregadas a los pacientes a su cargo. En caso de no poder satisfacerlas por si mismo. La vida y la salud del enfermo debe ser la motivación principal de la labor de Enfermería así como el cuidado de sus bienes. porque esto es una cosificación del individuo. nuevos desafíos y modelos de calidad con participación activa.tecnológicos. Es responsabilidad de la Enfermera promover la reincorporación de los pacientes a la vida útil y digna. que ayuden a prevenir cualquier afección añadida por una mala praxis. · 4. que promueva. apuntando a un sistema de salud progresista. iniciativas que no estén limitadas a la atención para la cantidad sin importar la calidad. aunque no sean compartidas. la adquisición de nuevos conocimientos mediante la apertura de postgrados que respondan a las necesidades de la comunidad en cuanto a la . El paciente siempre debe ser el sujeto principal del ejercicio profesional. Se refiere a la satisfacción de las necesidades básicas para la supervivencia del individuo. propiciar y fortalecer los cambios necesarios para adaptarse a las nuevas propuestas sociales del país. la acción con poder de decisión. · Es deber de la Enfermera cuidar que el paciente cumpla con las funciones fisiológicas como: alimentación. circulación. Mantener las funciones fisiológicas de los pacientes en parámetros normales. tristeza. Es responsabilidad de la Enfermera como profesional mantenerse al día con los avances científico. descanso y sueño y percepción a través de los sentidos. 3. Hace referencia a la prestación de servicios de Enfermería. el paciente deberá recibir la ayuda necesaria de la Enfermera para satisfacer las necesidades mencionadas anteriormente. Se deben respetar sus ideas y actitudes y tomarlas en cuenta. un padecimiento o un expediente.consideramos que los mismos podrían enriquecerse y ampliarse con el aporte de otras disciplinas. higiene y movilización. omisión.asumiendo que el paciente no es el objeto de nuestro cuidado sino el sujeto más importante en la relación terapéutica Enfermera/Paciente y que la Bioética busca la protección del individuo desde que nace hasta que muere. hidratación. apatía o dolor que presenta un paciente durante su cuidado. · · · La Enfermera deberá enseñarle al paciente medidas de auto cuidado de su salud en el hogar y en la comunidad. No obstante que estos principios tienen reconocimiento universal . Es incorrecto ignorar los sentimientos de incomodidad. que permitan aprehender. Proteger al paciente de causas externas que puedan producir enfermedad. descuido o negligencia. termorregulación. eliminación. Colaborar con la rehabilitación del paciente y su incorporación a la comunidad. · · · Se debe evitar la iatrogenia por ignorancia.· · · · · · · Es incorrecto referirse a un paciente como un número de cama. tomando en cuenta todos los aspectos de seguridad. respiración. El cuidado y la observación constante debe realizarse con genuino interés en los pacientes. 2. incorpore y configure para Enfermería.

nos conducen al replanteamiento -desde el punto de vista bioético. El enfoque es global en el camino a seguir para la defensa del grupo humano. es el eje primordial de los Cuidados Humanos que.de los límites entre lo técnicamente posible y lo éticamente aceptable en el Cuidado Humano. . Hoy -en nombre de la tecnociencia y la hiperracionalidad de que esta hace gala.no es posible transitar por la senda del conocimiento de forma independiente dejando de lado los valores humanos. la cooperación internacional. esta última. la dignidad de la persona y la solidaridad entre los seres humanos. aprobada por la Conferencia General de la UNESCO en 1997.atención especializada y de calidad. concientización de la responsabilidad social mediante el desarrollo de todo su potencial profesional y el conocimiento de su contexto de realización. sumado a la comprensión del sentir del otro y partiendo del sentir propio y de las necesidades personales satisfechas. donde se manifiesta que existen cuatro pilares fundamentales a tomar en cuenta: la libertad de investigación. como lo exige la Declaración Universal de los Derechos Humanos.