You are on page 1of 2

¿Para qué sirve dar forma a un texto?

El formato de texto es al texto escrito lo que el tono de la voz es al lenguaje hablado: le agrega significación. Darle formato a un texto es similar a las diversas entonaciones que damos al discurso hablado. Elementos del formato • Tamaño y disposición de la página • Configuración de la página: márgenes, cabezal, pie. • Tipografía: tipo, tamaño, estilo, peso, espaciado entre letras, condensación, color. • Párrafo: disposición, espaciado entre líneas, espaciado entre párrafos, sangrías, tabuladores. Funciones del formato El formato tiene como principal función la de facilitar la lectura, estableciendo una espacio amigable, en el que los elementos textuales estén ubicados de manera de acompañar el proceso de comprensión de los enunciados, acorde con las intenciones del autor. Los distintos elementos mencionados más arriba, contribuyen además a: • Estructurar el texto, organizar y ordenar los diferentes elementos del mismo. • Jerarquizar. • Resaltar o destacar. • Atribuir tono (serio, formal, alegre, etc...)

Cómo se formatea un documento
En esta sesión se describen y comentan los diversos componentes del formato. No es, desde luego, una clase de diseño gráfico, pero aborda algunos elementos con los que debemos familiarizarnos para una mejor edición de nuestros textos. El proceso de formateo varía según el tipo de texto de que se trate. No es lo mismo formatear un folleto, una tarjeta, un periódico, una página Web, un libro, una monografía, una carta etc. La explicación que sigue se refiere exclusivamente a documentos cortos o medianos, como los que pueden constituir una Unidad didáctica, un apunte de clase, una monografía. 1. La primera decisión tiene que ver con el tamaño del papel sobre el que se imprimirá el documento. De los tres tamaños más comunes (Oficio, carta y A4) sólo son convenientes los dos últimos. El tamaño oficio o legal es demasiado grande. Sus 35 cm de altura dificultan su manipuleo, transporte, archivo, etc. 2. Seguidamente se configuran los márgenes. Márgenes generosos ayudan a la lectura (al disminuir el largo de línea). Tener en cuenta que los abrochados o anillados hacen que el margen izquierdo deba ser ligeramente mayor que el derecho. Se reserva el espacio para las notas al píe, si se utilizarán. 3. El tercer paso es escribir o copiar el texto. Conviene tener el texto completo antes de formatearlo. 4. Luego se selecciona todo el texto y se determina la tipografía para el cuerpo principal . Tipografías legibles, no decoradas, claras. El tamaño no debería ser nunca inferior a cuerpo 12. 5. Seguidamente, con todo el texto formateado, se establecen los parámetros de párrafo. Alineado (justificado, si el programa corta las palabras), alineado por izquierda si el programa no corta las palabras. 6. También se establecen los interlineados (espacios entre líneas) y espaciado entre párrafos (el doble espacio hay que evitarlo). Se configura la sangría de principio de párrafo. ¡ No con el tabulador!!! 7. Finalmente se vuelve al principio y se da formato a títulos y subtítulos. Sin timidez: destacarlos. Los títulos y subtítulos sirven para ordenar y jerarquizar los temas (qué depende de qué). 8. Se colocan viñetas, negritas o itálicas (¡no subrayado!) y todos los elementos de ayuda visual para la interpretación del texto.

Tipos de letras
Como dijimos, en las computadoras hay como mínimo unas decenas de tipografías diferentes, y luego de instalar algunos programas pueden llegar a ser centenares. Los elementos identificatorios de las tipografías son, en primer lugar su nombre. La forma de almacenar las tipografías en las computadoras permite que además de letras, las fuentes tipográficas contengan pequeñas viñetas (dingbats) gráficas. Aquí pueden practicar con la fuente Windings (que viene con Windows) y con los números superiores a 128.

Quienes deseen profundizar sobre estos temas, más allá de la información contenida en la sesión pueden consultar manuales de diseño y composición tipográfica en Internet.

Actividad

Hay que formatear el texto La escuela y las nuevas alfabetizaciones, utilizando Word o un procesador similar. El documento sin formato, así como un ya armado, lo encontrarán en la sección Archivos para compartir. El material debe ser formateado como si fuera un material didáctico, y se tendrán en cuenta la calidad visual final obtenida. Se insertarán gráficos adecuados, si se consideran necesarios. Suministramos un PDF con un ejemplo de formateo. El trabajo será convertido al formato PDF.