You are on page 1of 2

Antonio Cruz Coutiño

CRÓNICAS DE FRONTERA
• De chingar y otras chingaderas • Chinga, shinga, xinaxtli

E

scribo esto pensando en la Rial Academia de la Lengua Frailescana y aunque no conozco a don Rubén López Cárcamo, me llamó la atención un artículo suyo publicado en algún número reciente de la revista Areópago, dirigida por el buen amigo Roberto Molano Ríos. El pequeño relato se intitula “El chingolés” y data del 24 de febrero de 1991, por lo que no sabría, a ciencia cierta, si fue retomado de otra publicación o si se trata de la divulgación extemporánea o acaso póstuma de esa nota. Lo cierto es que me interesé en el artículo, del mismo modo como paso revista a lo que se difunde respecto del habla popular en México y en particular sobre Chiapas. Don Rubén López Cárcamo hace referencia al libro homónimo de un tal Pedro María Uzandiaga y Mendoza y al de Jorge Mejía Prieto titulado “Así habla el mexicano”, en donde ambos autores dedican algunas páginas al tan traído y llevado “chingar”, el verbo más mexicano y popular de todos los mexicanismos conocidos hasta hoy, al grado que es pan de cada día en el sur de Estados Unidos, es común su pronunciación en Centro y Sudamérica y ya se escucha, conforme a algunas de sus acepciones, en la propia España. Y bien es cierto pues chingar y hacer chingaderas es como una especie de distracción o pasatiempo nacional. Efectivamente, el verbo chingar expresado en todos sus tiempos y formas verbales, lo mismo que utilizado a manera de sustantivo, adjetivo o adverbio, ha dado al castellano que se habla en México la peculiaridad, fuerza y encanto que no tiene el idioma en otros países. En sí misma, la familia de palabras cuya radical se encuentra en la partícula chinga, es de tal magnitud que constituye un acervo fundamental de referentes, sin cuya comprensión sería imposible la comunicación verbal en algunas zonas geográficas del país y entre los hablantes de algunos estratos sociales, sobre todo en los barrios marginales de las ciudades grandes. Tan abundante es la cantidad de estos términos chingones que se requeriría de un compendio exclusivo y monográfico. Espero no estar equivocado al creer, con base en algunas lecturas, e independientemente de su probable origen náhuatl (xinaxtli: aguamiel fermentado), que la más antigua acepción de la palabra chinga, al nivel nacional misma que aún se conserva en el habla popular de la región central de Chiapas, es la que hace referencia al sedimento de cualquier líquido contenido en una vasija o depósito y cuyos sinónimos en el buen castellano son: asiento, poso y residuo, mientras que en el habla popular de Chiapas, sus parientes se encuentran en: shubil y shinga (en el caso de la manteca de cerdo), mazú (en el caso del pozol), zupia, chingaste, chingastío y otras, del mismo modo como en Costa Rica la palabra chinga nombra a la colilla de los cigarros… De modo que en el habla particular nuestro se escuchan expresiones coloquiales diversas, relacionadas con la palabra: “a esa vieja me la chingué” (por decir fastidiar, defraudar e incluso copular), “esa cantina está en casa de la chingada” (debido a su ubicación lejana), “lo vieras. Qué vaca tan chingona” (por decir eficiente, magnífica o excelente), “hum vos. No me vengás con chingaderas” (a cambio de disparates o cosas intrascendentes), “vos tus chingadazos querés” (es decir: golpes, tunda o castigo) y así por el estilo. De donde se explica esa gran cantidad de palabras derivadas, escuchadas aquí y allá, que trataré de recordarlas ahora para luego, en cuanto haya tiempo, definirlas una a una. Haber qué le parecen:

TÁCITO (C. así el de los conejos como el de los guacaleros. chingar. rompe con la normalidad y desgarra el cielo. ¡sepa la chingada!. ¡esa tu chingadera!. ¡te va cargar la chingada!. los toquines. al museo y al mar. ¡ya chingué!. Es para todos. cositías. Historia. ROMPE Y RASGA ¡Sí! Diviértete. jijuelachingada. chingón.mx . chingada. chingadera. Su estilo expresivo. ¡no te dejés chingar!. a la cita indecorosa y al baile. culopintos. No hay tox. chingoncito. RETOZA. ¡te voy a chingar!. chingonométrico. turulos. los eventos destacados del Jaime Sabines. hijo de la chingada. chingamadral. a la conferencia. ¡a qué chingaos!. Procedente de una familia senatorial. chingonería. a la alberca y al río. ¡ahora me la chingo!. chingao. ¡qué chingados!. callarás con amor. puras chingaderas.55-C. en Cacahoatán. Tapachula. vámonos a la chingada. chingonazo. llegó a ser procónsul de Asia. Manda por un momento todo al diablo y vete al cine. Escribió Anales. ¡qué chinga!. ¡chinga la tuya!. al antro. chingarse. ¡vete a la chingada!. Por eso disponemos de este espacio. demoss@prodigy. hasta la chingada. incluso para las buenas películas. si gritas. chingoncita. chingaderas. ¡pura chingada!. perdonarás con amor. hijuelachingada. Playa Linda. Chiapas.net. al campo. Para anotar los tips. los “estrenos” de El Gitano y hasta los de El Ranchón. al teatro. de los museos y Ayuntamientos. gran chingón. ¡ya te chingaste!. chinga de aquellas. rechingar. del Coneculta. a la exposición. al concierto. las ofertas de El Pelucas y La Tía Mary. Ama y haz lo que quieras. ¿Qué te parece? Ahí está la dirección. si perdonas.120). © Sol pacífico. chingó. a la chingada. y en general para las instituciones de educación privadas. Vida de Agrícola (su suegro). chingonazo chirria. gritarás con amor. Atardecer en marzo. chingona.Chinga. lo convirtió en un maestro de la prosa latina. a la cantina y al reventón. denso y conciso. son chingaderas. chingo. Si callas. ¡chinga tu madre!. corregirás con amor. Historiador latino. ¡está de la chingada! … como la chingada. Germania y Diálogo de oradores. coletos. ¡qué chingón soy! ¡Qué chingón te ves!. Aquí está el espacio para nuestra Universidad (la Unach) y para la Unicach también. chingado. si corriges. al circo. bebelodos y un largo etcétera.