You are on page 1of 5

PROPUESTA SOBRE CONSTITUCION DE ORGANICA NACIONAL Universidad Tecnológica Metropolitana del Estado de Chile.

Propuesta ENEI: Construcción de la Organización de Ingenieros de Chile (OICH)

Antecedentes: Dentro de las convocatorias a los pre-encuentros de coordinación nacional, para la organización del Primer Encuentro Nacional de Estudiantes de Ingeniería de Chile. Constante ha sido el planteamiento de la organización de la Federación Nacional de Estudiantes de Ingeniería de Chile, que intenta asemejar las experiencias de los estudiantes de otros países de la región, tal es, la experiencia de los estudiantes Argentinos o la del Flei (Federación Latinoamericana de Estudiantes de Ingeniería). Si bien, entendemos que para los estudiantes de ingeniería y para los estudiantes de otras disciplinas, es imperativa la articulación nacional que les permita transversalizar las políticas, propuestas y luchas en torno a las problemáticas propias de su desarrollo profesional, comprendemos que no necesariamente esto se traduce en la práctica en la conformación de una Federación de Estudiantes de Ingeniería, producto que esta idea es auto limitante, que se establece bajo los márgenes puramente gremiales tan característicos del movimiento estudiantil, que reproduce las lógicas movimentistas vulgares desde el marco de la fragmentación orgánica con el mismo movimiento estudiantil. Frente a lo anterior es necesario superar las formas de organización sollozantes y románticas del izquierdismos reformista latinoamericano y es por esto que planteamos la conformación de una orgánica transversal de clase, de trabajadores (ingenieros en ejercicio), intelectuales (académicos e investigadores) y estudiantes que apuesten no solo a convocar marchas o participar en espacios latinoamericanos que discutan sobre el florecimiento de la socialdemocracia latinoamericana, sino que a construir un espacio que sea capaz de dar la lucha ideológica y académica clara y directa contra quienes buscan mantener y profundizar el modelo de producción actual como también ser una alternativa concreta que apueste a la generación de sujetos intelectualmente preparados para proponer, construir e investigar desde esta vereda de la lucha. El objetivo de dicha orgánica no puede por tanto remitirse a las exigencias de mejorar la formación profesional o las condiciones materiales de los estudiantes de ingeniería de las distintas disciplinas impartidas por las instituciones, sino que debe ser una plataforma que permita a los sectores antes nombrados, desde este espacio de lucha, contribuir a la construcción de un proyecto de sociedad que apunte a revertir el actual sistema económico, dentro del cual la educación cumple un rol puramente reproductivo. El rol de la orgánica no puede ser la búsqueda de soluciones redentoras frente al rol que el ingeniero cumple en la producción, entendiendo que dicho rol está delimitado en parte por la fuerte formación ideológica entregada en las universidades, la cual se encuentra en correspondencia con los requerimientos de la estructura productiva Chilena y el sistema capitalista, por ende esta orgánica debe plantearse frente al sistema educativo y la estructura económica, en la búsqueda de revertir el carácter funcional a la producción capitalista que tiene el ingeniero, y generar transformaciones en el mundo productivo. En cuanto al rol que el ingeniero cumple en la producción, haciendo de este un profesional cuya disciplina, desde las distintas perspectivas técnicas, no implique la intensificación de la explotación, el maltrato al medio ambiente o la profundización de la sociedad actual, sino más bien, un profesional cuya disciplina implique el estudio y la organización de las fuerzas productivas, de la gestión del proceso productivo, en función de la sociedad y no de los intereses del capital.

El resultado de la orgánica nacional debe, primeramente, responder a las necesidades del desarrollo del movimiento popular, por ende no puede seguir manteniendo la lógica de la multi-sectorialidad, y es por esto que debe apuntar a ser la concreción del planteamiento de la unidad de la clase, a través de una orgánica que resguarde el fin de tener una vinculación entre estudiantes, académicos y trabajadores de las ingenierías que apuestan a la superación del capitalismo realizando investigaciones básicas y aplicadas para el desarrollo teórico y a la innovación tecnológica con una matriz critica pero serviles a la construcción del movimiento popular.

-

La orgánica además debe llevar a la práctica el hecho de que el movimiento estudiantil, debe romper los marcos institucionales y gremiales, más allá de lo discursivo, y así poder transformar en una práctica y en una orgánica, la necesidad de la unión entre trabajadores y estudiantes, en este caso, de ingenieros en ejercicio, intelectuales de la disciplina, académicos y estudiantes. Por tanto, proponemos la conformación de la Organización de Ingenieros de Chile (OICH). la cual asuma una lucha orgánica e ideóloga a las organización actuales de ingenieros en cuanto a su rol y carácter, poniendo en evidencia su funcionalidad al modelo de desarrollo y a las políticas y educación que le son afines, siendo críticos a esto mismo apostando a generar transformaciones, no solo desde el punto de vista académico, sino que a nivel de la estructura social. El instrumento orgánico debe mantener un lazo efectivo de cooperación con organizaciones de carácter social que se correlacionen con sus políticas y planteamientos, tales como sindicatos, centros de estudios, movimientos sociales, orgánicas estudiantiles y organizaciones productivas, en la búsqueda de fortalecer y cooperar con estas. La estructura, del instrumento, debe ser descentralizada a nivel nacional con la intención de que cada zona pueda definir, en torno a la perspectiva política de la estructura, las líneas de acción e implementación de las directrices y tareas programáticas en el entorno que les es propio, poniendo críticamente en sintonía a estas con las realidades locales, fortaleciendo los espacios territoriales y orgánicas afines. Teniendo como punto de encuentro zonales, plenarias nacionales periódicas y espacio congresal (ENEI) la orgánica, sus políticas y directrices deben emanar de los espacios congresales anuales (ENEI) en los cuales se debe fijar la política de la organización y las directrices para el periodo, así como apuntar a fortalecer los lazos de los distintos sectores que compondrán la orgánica, desarrollando un trabajo colaborativo y vinculante entre los espacios en que estos se desarrollan, apuntando en todo momento a revertir el carácter fuertemente capitalista de la formación de ingenieros, y por ende a trasformar la estructura productiva, cimiento de la estructura social, colocándola en sintonía de las necesidades de la población. Esta orgánica debe procurar elevar los niveles de formación política y técnica de los estudiantes de ingeniería, mantener una posición crítica frente a la contingencia nacional y un funcionamiento que le permita dar respuesta, desde las localidades a sus propias problemáticas y a las de carácter nacional. Por lo tanto, la organización debe dotarse de un cuerpo de educación permanente en torno a la línea política que se defina año a año en los congresos (ENEI) de esta misma. Frente a la contingencia nacional y al que hacer de los profesionales de la ingeniería, desde sus múltiples prácticas y especialidades, es que la organización debe contemplar la conformación de un medio de comunicación de carácter nacional, que aporte al debate critico en materias relacionadas con la ingeniería desde una perspectiva crítica al desarrollo nacional, al sistema

-

-

-

-

-

económico, a la formación profesional y que este logre visualizar de forma explícita la necesidad de la construcción de un proyecto distinto de sociedad. La orgánica nacional en este caso la OICH debe apuntar a desarrollar un debate que supere lo gremial y lo técnico, logrando un debate sobre el carácter ideológico no solo de la formación de los estudiantes de ingeniería, sino que en cuanto a su rol en la producción, es así que se debe proponer confrontar a aquellas orgánicas que históricamente se han opuesto de forma colegiada a los cambios y transformaciones sociales, llámese, en este caso al mismo colegio de ingenieros en cuanto a las perspectivas políticas y la función servil que cumplen frente al acontecer nacional.

Estructura general de la Organización de Ingenieros de Chile (OICH) Mesa coordinadora nacional (transitoria) Composición: Podrán componer la mesa transitoria dos delegados por cada una de las delegaciones que participen del proceso de organización congresal de carácter anual, y que constituyan en sus espacios comités locales que activen en torno y correspondencia con las directrices generales emanadas desde el espacio congresal, en este caso fundacional. Para el primer año, dicha condición, está delimitada al termino de la realización del primer ENEI, incorporando a delegados por comisión de cada uno de los comités locales activos a nivel nacional iniciado el proceso de organización del segundo de estos encuentros de carácter nacional, fecha que debe ser fijada una vez terminado el primer encuentro. Una de las primeras tareas a llevar a cabo es la de integrar académicos (de las áreas de ingeniería) e ingenieros en ejercicio al espacio nacional o la coordinación con organizaciones correspondientes con el área y afines políticos y orgánicos al espacio. Atribuciones: las atribuciones de esta mesa son de carácter transitorio y deben responder, políticamente a las directrices que emanen del espacio congresal (ENEI) y a las discusiones que, desde los espacios locales y regionales, hacia el encuentro de carácter mensual ordinario y a los que se convoquen de manera extraordinaria. En cuanto a lo orgánico, es la responsable de velar por el desarrollo de los espacios locales en cuanto a su vinculación con las instancias de convergencia, por la articulación del tipo de orgánica que se resuelva en el congreso y por la integración y organización de los regionales y demás espacios y/o equipos de trabajo. Rol: el rol de esta mesa es de ser vocera de las posturas y propuestas, de su transversaliazación a nivel nacional, de las problemáticas y temáticas que se desarrollen en cada uno de los espacios locales, salvaguardando que el trabajo político y orgánico se corresponda con las directrices congresales, así como de crear y/o formalizar vínculos con organizaciones afines con los postulados de la organización. Equipos: Comunicaciones. El equipo de comunicaciones tiene tareas internas y externas, denotadas en lo siguiente: Internas: Hacer las convocatorias, distribución y elaboración de documentación oficial en torno a las discusiones de los espacios de coordinación tanto regional como nacional (actas, resoluciones,

comunicados, etc.) y de su distribución a los distintos comités locales. Manejando para esto las bases de datos con los contactos de los miembros de la orgánica nacional y de los delegados por universidad. Externas: Organizar el equipo encargado de los medios de difusión oficial del ENEI y la orgánica nacional, llevar a cabo la revista nacional de la orgánica, de su edición y distribución, así como manejar las distintas plataformas comunicacionales cuyo contenido debe corresponderse con las actividades locales, las políticas y directrices de ENEI y de los espacios. Educación Una vez terminado el congreso (ENEI) el equipo de educación debe elaborar y presentar al encuentro mensual y los delegados por universidad, un programa general de educación que contemple elementos políticos, ideológicos y técnicos en correlación con las políticas y directrices del congreso, para ser desarrollado a nivel central, regional y local, el cual debe ser discutido y aprobado en los pre-encuentros mensuales. Congreso Es evidente que una vez terminado el congreso (ENEI) los espacios de coordinación mensuales no podrán solo avocar su labor a la organización del próximo encuentro anual, sino que deberán tomar atribuciones políticas en función de nutrir y dar sustento político, aplicación de directrices e implementación de las políticas, así como asumir las tareas que del ENEI emanen, para el funcionamiento de la orgánica nacional. Es por lo anterior que se debe fijar, una vez terminado el congreso, donde deberá ser el siguiente, organización que debe ser asumida en términos logísticos por los estudiantes anfitriones y la tarea de organizar el congreso en cuanto a objetivos, por un equipo de trabajo único, el cual deberá hacer la propuesta general en el encuentro mensual, para su aprobación y operativización. Mesas zonales o regionales: Las mesas zonales o regionales serán espacios de convergencia territorial, encargados de plasmar las políticas y directrices en el territorio, así como de nutrir de elementos políticos y programáticos, desde las localidades, a la política y orgánica nacional, llevando a cabo tareas propias de la estructura central a nivel local, las cuales se señalaron anteriormente, en el punto correspondiente. Estas mesas estarán conformadas por todos aquellos estudiantes, académicos (del área ingeniería) o ingenieros en ejercicio que se sumen al trabajo local, al interior de sus universidades o en el espacio territorial señalado. Comités locales: Los comités son la estructura básica de articulación de la orgánica nacional (OICH) que responda a las particularidades organizativas de cada una de las comunidades estudiantiles, estructuras productivas y comunidades universitarias, de estudiantes de ingeniería, académicos afines y trabajadores de la ingeniería y de las localidades donde estas últimas están situadas, como estructuras basales. Los comités locales deberán estar conformados por todos los estudiantes, académicos y trabajadores de la ingeniería que estén en correspondencia con el proyecto político de la OICH y tendrán la responsabilidad de llevar a cabo las políticas de la orgánica nacional y nutrir a esta, en termino políticos y orgánicos, de las particularidades propias de los territorios, de su estructura

productiva, de sus necesidades locales, entre otros. En cuanto al espacio congresal anual tendrá como función preparar la delegación que representara a sus comunidades y localidades, de la ejecución de actividades tendientes a interiorizar y profundizar sobre las temáticas propias del encuentro nacional desde su localidad y particularidad, así cómo también de la inserción y consolidación del proceso de creación de Organización de Ingenieros de Chile (OICH).