You are on page 1of 372

- j

/
1_
m*

*

m
i <1,

l

'X M

-1 íV f —. c ^ ^ i-r* sj f #C é Zv 1* y L ^ u f r w
’i • * */ W * 'k ▼ » J F — '
^

m f~'r, ' h '

v i^ * ^ 1

¡i*

L

(1 2

I r

t u ü d b

X

H L*

Í v

f

2

-M

/
i■ *

j

r I
u

y

Digitized by

Google

Digitized by

Google

p
I

Digitized by

Googlej

Digítized by

Google

Digitized by

G oogle

ELEM ENTOS
OH

zzv

ECONOMÍA
por

POLÍTICA

J. M IL L ,
AUTO R

DE LA

IIIS T O R U D E LA IN D IA

PU ESTOS EN

CASTELLANO

PO R D . M A N U EL M ARIA G U T IE R R E Z .

, M A D R ID :
I mprenta
de

D. M iguel
i

de

B urgos.

83i.

Digitized

by Google

Digitized by Google .

GRAN CRUZ DE L A R EA L Y DISTINGUIDA O R DBN ESPAÑOLA DE GARLOS I I I . Y SECRETARIO DE ESTADO Y DEL DESPACHO UNI­ VER SAL DE HACIENDA DE ESPAÑA. CONSEJERO DE EST A D O ..AL EXCELENTÍSIMO SEÑOR D. ETC. Juan Bautista Say. LUIS LOPEZ BALLESTEROS. y los principios a a Digitized by Google . . E T C . ETC. al publicar la traducción y analisis del tratado completo de Economía política de Air. Y DE L A DE SAN GE­ NARO DE Ñ A P O L E S. GRAN CRUZ DE LA LEGION DE H O NO R.

( 1 V) sueltos sobre la misma ciencia de uno de los mas célebres ideólogos del si­ glo pasado y presente. de unos elementos de la ciencia de la ri­ queza de las Naciones. que contribuir de mi parte á la ilustración pública y á la educación de la juventud. para bien del Estado. y el tra­ tado del señor Say. aunque es. sin embargo. un inmenso de­ pósito de conocimientos. Necesitábase. porque la obra de su creador el inmortal Adam Smitli. son. que necesitan para su inteligencia de una atención muy sostenida. no obs­ tante. y en unos tiempos tan tormentosos y difíciles. indicarse las deducciones na­ turales de ellos en circunstancias de- Digitized by Google . Debía reducirse la ciencia al cor­ to número de verdades absolutas que abraza. si bien muy me­ tódico . tal vez llamada á desempeñar algún dia las delicadas é importantísimas fun­ ciones que desempeña V. y aun de al­ gunos principios elementales . tan sublimes y profundos. á la verdad. E . como son estos. es demasiado minucioso y pro­ lijo.

provienen originalmente de la combinación del capital. o del trabajo Digitized by Google . arranca de un hecho incon­ testable. E l respetable nombre del señor Mili. de mera aplicación. cual es . y presentarla con una exacti­ tud y precisión matemáticas. que no enuncia una verdad sin demos­ trarla . los reco­ mendaría. el de que todas las riquezas producidas y que pueden pro­ ducirse. Enemigo de todos aquellos siste­ mas que suelen descansar sobre ci­ mientos muy flacos. abriendo y despejando de este modo el camino para la apli­ cación de las verdades útiles y demos­ tradas en todas épocas y países.( v ) terminadas. como toda ciencia de hechos . Los elementos del célebre Autor de la Historia filosófica de la India. satis­ facen cumplidamente todos los deseos. aunque el rigor y severi­ dad lógica con que los desenvuelve no bastase para darles el mérito real que tienen. por­ que la economía pública es. cuando no sea so­ bre principios erróneos y funestos á las naciones.

ó de todo consumo reproduc­ tivo. que concurren con su trabajo\ la délos capitalistas. leyes de cam­ bio . leyes de distribución. auxiliado y sostenido por aquel j que los beneficios de toda pro­ ducción:. y que es el fruto de mis Digitized by Google . mate­ rias brutas.( VI) acumulado. que cooperan con las fuerzas de la natu­ raleza á la producción de las cosas útdes y necesarias á la conservación de nuestra vida: y de aqui la clasifi­ cación de los cuatro objetos de la cien­ cia económica: leyes de producción. que lo mantienen con sus fondos . y en las herramientas y máquinas que lo facilitan . y abre­ vian. La analisis que acompaña á es­ tos elementos. en salarios. y perfeccionan y y finalmente. deben naturalmente distribuirse entre estas tres grandes clases deproduc' lores: la de obreros. y leyes de consumo y reproduc­ ción. trasformándolos momentáneamente en géne­ ros alimenticios. en la de propietarios territoriales. y del trabajo inmediato del obrero.

que conoce la necesi­ dad del estudio razonado y lógico de esta ciencia . el hermoso tejido de sus verdades. y que es parte del ilustra­ do gobierno de S. este nue­ vo esfuerzo que hago para beneficio de la educación popular. M . inflamando las ar­ dientes imaginaciones de hombres sin principios ni cordura. me excusa de pre­ sentar á V . que de los malos sistemas que. el cual con un tacto tan delicado.x No menos enemigo de aquellas bri­ llantes teorías que. y su derivación del pri­ mer hecho que establece. E . precipitan las na­ ciones en un hondo abismo de calami­ dades.( Vil ) largas meditaciones. pro- Digitized by Google . y hacerle notar la f i ­ liación natural y necesaria de las unas con las otras. ¿ á quién pudiera yo dedicar esta producción de mi tiempo. Y . . mejor que al hombre público. y con una constan­ cia tan infatigable sabe aplicar á las necesidades del Estado? . creados comunmente por un ciego em­ pirismo y la ignorancia de los ver­ daderos elementos de la ciencia..

confa d o des­ de la feliz épcca de la renovación del orden social y económico á su ilustra­ da razón y amor paternal. cuando despojada. por otra. M .( v m ) ducen. por la agitación de tiempos tormentosos. de una parte . los mismos desastrosos resultados\ no ha podido menos de conocer S. adoleciendo / Digitized by Google . que aquellos hermosos sueños han lo­ grado desacreditar y hacer odiosa aun á los mejores gobiernos. que la fuerza política y aun moral de los pueblos depende siempre de sus recursos y medios. no presentaba ya mas que un horroroso esqueleto. el Estado. haber sal* vado S. el choque de las pasiones y de los intereses. de los porfiados embates de las facciones que la destrozaran. y la exaltación de los principios. hasta de sus riquezas naturales. se aumentan y mul­ tiplican indefinidamente por la jui­ ciosa aplicación de la buena doctrina. y que estos nacen. aunque de un modo diferente. prácticamente. si no. y resen­ tida interiormente. ¿Cómo pudiera.

Y . á impulsos de la sabi­ duría de S. eternizando el nombre de Fernando. á morder las mejores disposiciones de los gobiernos.de un verdadero m arasm o político ? E sta nación. cuando fue m as sumisa a l suave y amoroso y u ­ go de sus Soberanos. que en dias mas venturosos la facilitaban los ricos metales y abun­ dantes producciones de nuestros domi­ nios'de ultram ar.un fenóm eno políti­ co . y de su patriótico go­ bierno . aun las que han hecho convalecer nuestra P atria de sus m or­ tales dolencias. en los anales de nuestra histo­ ria económica. fe liz un dia. por Ínteres ó m alignidad. si no hubiese siempre hombres dis­ puestos. Digitized by Google . acostumbrada a l ocio y a l reg a lo .: vida que á todos nos hubiera parecido. ¿ quién es el que pudiera justa­ mente defraudar a l gobierno de S. trabajada incesantemente de intereses opuestos. se levantó y adqui­ rió nueva vida. acomel da á un mismo tiempo de am igos y enemigos. M . M . abandonada á sus propias fuerzas.

debe la agricultura y el comercio la libertad ilimitada que go­ zan nuestras producciones d su salida. nuestra inmoralidad haya abusado de estos paternales beneficios: porque. M . pueden aguardar. á estos tres ma­ nantiales de la riqueza pública ? Recargados y obstruidos los cana­ les de la circulación. sabido es que la exportación es el efecto de la demanda. las pro­ ducciones del suelo. ¿de qué no abusa el hombre inicuo ? E l celo de S. artes y comercio . por mas que la codicia. M . sin recargo . alli moría donde era producido. porque. el excedente sobre nuestros propios consumos. co­ mo le deben también ese precioso de­ pósito. sobrecargadas de deoechos las rentas generales . y sus titiles y ventajosos cambios.O ) del bien que ha hecho á su agricultu­ ra .de cos­ tosas anticipaciones. asi nacionales como extrangeros. y que ésta lo es del con­ sumo ó precio venal de las cosas. y . donde los géneros y mercade­ rías . los puntos de su consumo. A S. fu e el que des- Digitized by Google .

y de su filosofeo gobierno: que no la haya simplificadoy perfeccionado. M. M . y los alentó al trabajo. y cuya exis­ tencia está como enlazada con la de la generación presente. dió á la contribución de pa­ ja y utensilios. en todas artes. lo publica ese precioso Conservatorio de los artefactos de la miestra. que era puramente mi- Digitized by Google . Las obras maestras.( X1) pertó la adormecida aplicación de núes* tros empresarios fabriles. y las brillantes esperanzas que prome­ ten de nuevos y rápidos adelantamien­ tos en esta carrera de la industria. ■ No hay renta alguna de aquellas que se pierden en la obscuridad de los siglos mas remotos. y de una hon­ rosa y bien merecida distinción. aco­ modándola á nuestras necesidades. llamándolos á si por el do­ ble aliciente del Ínteres. que ha presentado hasta el dia la habili­ dad y el genio de nuestros maestros. S.. y aun al estado de nuestra civilización. que hicieron opu­ lenta y feliz esta Nación. que no haya si­ do objeto de las meditaciones de S.

ingrata y opresiva. y el de sus equivalentes en otras. y una parte de la riqueza mobiliaria. y que gravitaba sobre las rentas de la tierra. á todas sus cosas. y que tanto fatigaba á los pueblos. el caracter de una contribución territo­ rial ligera y suave su base es y a la mas justa y equitativa: es el producto de las provinciales en unas Provincias. M .( XII ) litar. desigual. y ¿ qué de males de toda especie no ha precavido el arriendo del 1 o por 10 0 en las ventas y reventas t el de la Digitized by Google . la su­ jeción al pago de ellos por los consu­ midores de productos propios. mas bien que por su esencia. Aque­ lla contribución de frutos civiles rigu­ rosamente mixta. empeñada á lucro. ha tomado aquel caracter de dulzura y de orden que da el suave gobierno de S. por las horrorosas reglas de administración. porque asi se atajó la desigualdad que habia en las cuotas de las rentas provincia­ les’ . Esto mismo se observa en la uniformidad y perfec­ to nivel de los derechos de consumo por mayor con los del por menor.

y el de poblacion de 17 9 7 . S. como lo ha sido. consiguiéndose con ellos la uniformidad eh los adeudos de Digitized by Google . y de aqui el subsidio del co­ mercio. y las de algunos otros rumos de la ri­ queza mueble. que sujetar proporcionalmente a la misma carga las ganancias mer­ cantiles . en su origen cuota la mas análoga á la que se habia designado á los frutos civiles. y lo se­ rá el de salida. para el alivio de las clases contribu­ yentes . de i o millones. y el de la alcabala en los de nuestras propias manufac­ turas ? Gravadas las rentas territoriales. M . y por consiguiente obra su­ y a es el arancel de entrada. nada parecía mas justo. y nada mejor puede añadir­ se á las nueve bases que la fijó para sus trabajos.( XH1 ) misma cuota que devengan los géne­ ros en las ferias. faltando exactas estadísticas. creó la junta de Aranceles del reino. la territorial que arrojaba el censo del año 1 802 . distribuida sobre las posibles bases de equidad.

y complicaban y confundían la admi­ nistración'. facilitará el mo. merecerá la con­ fianza publica. bajo un gobierno tan amaestrado como el nuestro. que es el verdadero apo­ yo de estos establecimientos. les darán al fin ia perfección de que fueren suscep­ tibles. y si bien no tengan toda la perfección posible. Pensamiento suyo fu e también la creación del real Banco de San F er­ nando . porque no pueden te­ nerla por la naturaleza misma de es­ tos trabajos. de los principios de su ex­ celente organización. podrá pro­ teger y auxiliar las operaciones indus­ triales y mercantiles. JSo desviándose. que has­ ta ahora desnivelaban el comercio. como no puede desviarse. vimiento de la circulación. y la rec­ tificación de las diferencias. rectificándolos cada dia. cimentado sobre las sólidas ba­ ses del crédito y de la religiosidad. y produci- Digitized by Google . que siguen las incesantes vicisitudes de la industria y del comer­ cioy la experiencia y la observación.( XIV ) derechos de rentas generales.

M . se debe el inmortal decreto sobre minas. sin término. restos de la ignorancia general de aquellos siglos. ¿á quién sino al patriótico go­ bierno de o. Petersburgo.( xv) rá . en f i n . París y Lon­ dres. E l restablecimiento del crédito pú­ blico. los que producen los de S. Y . y favorece sus produc­ tos con mano generosa. los preciosos bienes que produjo el famoso de Amsterdam en los dias de su gloria. y los que deben siempre produ­ cir los que no traspasan los limites que les jija la publica conveniencia. el cumplimiento religioso de los empeños que teníamos contraidos con el extrangeroj la prodigiosa revolu­ ción que ha dado á un papel despre­ ciado y envilecido una estimación de Digitized by Google . y se estimula la explotación. si bien éramos en esta materia muy superiores á otras naciones ? Ellas per­ seguían esta riqueza. en un suelo tan rico y favorecido como el nuestro: hoy no existen y a tantasy tan funestas preocupaciones. que echó por tier­ ra tantas leyes fiscales.

los ca­ minos y canales debidos á su solicitud. son otros tantos hechos que bastarían á inmor­ talizar el gobierno de S.. Despues de haber simplificado las rentas de la Corona. M .( X VI ) que no parecía ya susceptible. con ruina de las manufactu- Digitized by Google . aunque no pudiésemos añadir á ellos las mu­ chas obras públicas acometidas y con­ cluidas casi á un tiempo mismo. que si alguna vez logran saltarlas. del mismo modo. nuestras producciones in­ dígenas . con menoscabo de nuestra agricultura. que tan irrepara-. y tantos otros monumentos como pu­ blican sus paternales desvelos. cerró las avenidas d la de­ fraudación pública . y exportando. surtiendo clandestinamente los pueblos de trigos y harinas extrañas. La regularidad del co-.y contuvo con fu er­ tes barreras los esfuerzos de la codicia. y puesto bajo su soberana protección toda especie de tra­ bajo útil. bles males nos ha causado. mercio de cabotage. no es sino porque hasta las mejores leyes suelen ser impotentes contra el ínteres y la necesidad.

del que apenas conservábamos y a m em oria. hechos. otra cosa que aquel sincero reconocimiento que to­ dos di ben á los talentos y sacrificios de los que nos gobiernan. se m ira­ sen como un homenage vil de la adu­ lación a l poder. y que son real­ mente la expresión de la verdad. como parte que es de by Google . y la fie l descripción de los. por cierto: V. E . y y o le asegu­ ro que toda mi ambición es hoy la de que f r. E . redacción de esos gran­ des presupuestos p ara nivelar los gas­ tos con los productos de las rentas. y los mismos que me arrancan el tributo de m i admiración. muy dulces p a ra m i. M . obra de tan inmenso trabajo. la. y tantas otras cosas de que abunda su feliz reinado. No lo es. M. que hubiera arredrado á todo otro gobierno que no hubiese tenido el valor y la perseveran d a del de S. No quisiera que estos recuerdos. que no le debo a l gobierno de S. . son los verdaderos títulos de su g lo ria . sabe muy bien. la existencia del comercio de uU tram ar.( xvn ) r a s. .

con su natural benevolencia. E .( xvni ) este gobierno. M. Excmo. d e V. su mas atento y reconocido servidor. Y 'é a ii'u c/ is/6> arta Digitized by Google . aunque no sea mas que para que esta producción literaria. Señor. SEÑOR: I B. L. se digne . Soy entretanto. EXCMO. lleve el sello de su recomenda­ ble aprobación. á quien debemos lodo cuanto gozamos. que acaso pueda ser útil á la estudiosa juventud. esta pequena ofrenda.aceptar.

¿ De qué aprovecharía á un joven que empren­ diese el estudio de las matemáticas. Estudiar una ciencia. y comprender. leer preci­ pitadamente. cami­ nar lentamente de lo conocido á lo desconoci­ d o . como si fuesen eslabones de una larga cadena. de las ideas individuales á las específicas y generales. de modo que. cuando se llegue a la úl­ tima idea ó á la mas compuesta. de lo simple á lo compuesto. gradual y meditado todas las verdades de la ciencia. mientras fuese le­ yendo sus demostraciones. si al mismo tiempo no grabase en su memoria con un estudio len­ to . es arrancar de sus prime­ ros hechos ó de sus primeros principios. se pueda retro­ ceder hasta la primera por todas las intermedias. Escribir sobre una ciencia fijando sus primeba Digitized by Google . no pasar nun­ ca de una verdad a otra sin conocer el lazo que las une. y su trabazón necesaria ? Prontamente llegaría á proposiciones compuestas que np po­ dría absolutamente comprender. fami­ liarizarse con las nuevas combinaciones que se vayan sucesivamente presentando.PRÓLOGO D EL TRADUCTOR. ó ANALISIS DE LA OBRA.

las de los cambios: cuarto.XX ANALISIS ros principios. Son cuatro. ligándolos por sus vínculos natu­ rales. y los que hacen fuertes y dichosas las naciones. sino de aquellas á cuya producción concurre. Digitized by Google . prescindiendo de toda consideración extraña. y uniendo á cada uno su demostración. las leyes de la proflucción: segundo. y por consiguiente ninguna regla hay quedar para alargar la mano. Pero antes de consumirse las cosas produci­ das . Yéase aqui en la breve analísis de sus elementos el justo elogio que merecen sus esfuerzos. los grandes objetos de la ciencia económica: primero. pero simplifica. las del co/tsumo. es escribir un tratado elemental de la ciencia. y producidas y distri­ buidas. que presento al públi­ co . exponiéndolos breve y lacónicamente en su or­ den lógico. ordena y apli­ ca una lógica severa á la ciencia que mas inte­ resa al hombre conocer : la de crear sus medios de subsistir. la producción y el abasto. pues. El Señor Mili no inventa ni hace nuevos descubrimientos. % La Economía política es en grande lo que es en pequeño la economía doméstica: dos son sus grandes objetos. aunque prescindiendo en ellos de toda autoridad particular. el célebre Autor de la-filosófica historia de la India. y esto es cabalmente lo que hace en sus elemen­ tos de Economía política. tomar una cosa y consumirla. las de la distribución: terce­ ro . deben distribuirse. limpiándolos de toda nocion heterogénea. Ningun trabajo se necesita. cambiarse: estos cambios son la palanca de la reproducción y consumo. que ningún peso da á lo que demuestra y debe demostrar el solo racioci­ nio. no la producción de cosas que el hombre no crea.

Supongamos ahora. primeras materias y máqui­ nas que lo abrevien y perfeccionen. y tres clases de productores: los capitalistas que anti­ cipan estos instrumentos de la producción. Comenzaremos por la parte coucerniente á los propietarios territoriales. pues que todos concurren á crear los produc­ tos . el capital em­ pleado en una y en otra dará en aquella un pro­ ducto m ayor. E l trabajo es una acción complicada. y la explosion es su efecto. ó á la menos fértil con un produc- Digitized by Google . Supongamos que toda la tierra es igualmen­ te fértil. exige por lo común una serie de operaciones. y una fracción de tiempo. los obreros que confeccionan los productos ó parte de ellos. sino cooperando con las fuerzas de la naturaleza: toda su acción se reduceá producir movimientos: toma en sus manos una mecha encendida. y la aplica ai oido del canon. el capital aplicado á su cultivo dará un producto igual. y en esta menor. no es el que hoy barbecha con el arado. XXI Nada produce el hombre. El hombre que escarbó la tierra con sus uñas. que no toda es igualmente fértil. y la dirigen por los medios mas simples. necesita el trabajo obreros y su subsistencia. Y. ó las leyes por las cuales se distribuye proporcio­ nalmente este valor.DE LA OBRA. entre todos debe distribuirse su valor. y los propietarios territoriales como dueños de otrb nuevo instrumento de la producción. Esta parte me­ nor la podré aplicar á la mas fértil con un pro­ ducto mayor. y to­ camos ya al segundo objeto de la Economía . lo que realmente es. porque es la mas sencilla de todas. y los productos no son iguales: véase aquí la necesidad de un ca­ pital que comprende todas estas cosas.

y asi se ve que hasta las tierras mas áridas de la Escocia pagan al­ quiler. y con el mismo capital no me produce mas que ocho la de inferior calidad: cualquiera. pues. Luego el alquiler sube á proporcion que dis­ minuye sucesivamente el efecto del capital. ade­ mas de las ganancias que debe procu rar: y véan­ se aquí las leyes de la distribución con respecto á los propietarios territoriales. pues. que en vez de ocho fanegas me diese seis. consiste en el producto que dá el capital.XXII ANALISIS to menor. y me producé diez fanegas de trig o. y entonces las recompensas é Digitized by Google . á sab er: que ningún propietario querrá ceder su tierra por nada . y el que dan las demas partes del capital con un efecto mas grande» Esta doctrina no tiene mas que una obje­ ción . y aun le paga su parte por una cuota determinada que se llama s a la r io . Yo cultivo una tierra de primer gra­ do de fertilidad. me pagará dos fanegas por el permiso de culti­ var la de prim era. Si cultivase yo una tierra de tercer grado. especialmente en pue­ blos civilizados. la diferencia entre el producto que dá la parte de capital aplica­ da á una tierra con menos efecto. que el capitalista anticipa al obre ro los instrumentos de la producción. aunque no sea mas que pastos? Y ¿qué producen los desiertos are­ nosos de la Arabia Pétrea? Todo alquiler. pero aun cuando esto fuese así> ¿cuál es aquella tierra que no tenga blgun pedazo que 110 produzca alguna co sa. y el de la primera de cuatro: el alquiler es. ó nada por el de la segunda: pues aquellas dos fanegas es lo que se llama aU quitcr ó renta territorial. el alquiler de la segunda será de dos. Comunmente sucede.

es fácil co n o cer sus cond icio­ nes. Y o supongo que el periodo dé la pubertad de la m uger europea es de los veinte á los cuarenta a ñ o s. la po­ blacion tiene una tend encia natural á aum en­ tarse rápid am ente: segunda. E s verdad que en ciertos paises es estacionar i a .DE LA O BRA . ¿ pero nos dicen cuáles son las causas qu e im piden su aum ento? ¿ Nos hablan de aque- Digitized by ( jO ogle . el salario será el m ism o. y entrando en cálcu lo la m ortalidad com ún en n iñ o s. y al revés. podemos fijar á diez hijos el térm ino medio de la fecundidad de la m uger: luego podrá naturalm ente doblarse la poblacion en un co rto núm ero de años. luego depende de la relación e n ­ tre la poblacion y cap itales: pero para que co ­ nozcam os hasta qué punto podrá m ejorarse la cond icion de los p u e b lo s. y que asi nos lo prueban sus estados de po­ blacio n . es m enester que co ­ nozcam os estas tres verdades: prim era. y ser iguales a el. será m e­ n o r el s a la rio . E n cu an to á la prim era lo dem uestra la cons­ titu ción fisiológica de la m uger y las tablas de pob lacion . y si los capitales se aum entasen con respecto á la p o b la c io n . el salario subirá . y vice-versa. y existiendo e s ta . b a ja rá . aunque m uy vagas é indeterm inadas. inútiles serian los medios de forzar la tendencia natural de los capitales. S i hay mas ob reros que tra b a jo . P ero ¿d e qué depende la tasa del salario del o b re ro ? E l salario es efecto de una convención. XXTII indem nizaciones de ambos d^ben lom arse del va­ lor de los p ro d u cto s. po­ bres y aband on ad os. no la tienen así los cap itales: te r c e ra . si perm anece la misma la relación entre los capitales y la pobla­ cion . publicadas en algunos paises. S i la poblacion se aum entase sin aum ento de­ ca p ita les.

en aquellos el amor al placer y al reposo es el enemigo de la acumulación. ó por el deseo muy vivo de hacer afortunada la suerte de sus hijos. y los otros que no raciocinan y viven del momento presente. y el rico en medio de mendigos no tiene por lo común aquel valor que se necesita para renunciar por un porvenir dudoso los goces inmediatos á que le convidan sus mismos medios. por cierto. No son estos. Yo no conozco mas que dos clases de hom­ bres: los unos que discurren y preven. no pueden nienos de conocer que no deslum­ bran ya con el aparato de sus riquezas . ó por aquella porcion del produc­ to anual de la tierra y del trabajo gradualmente acumulado. ni immnen con todo el boato y estruendo de su opuencia: es verdad que el pobre suele ser bajo v vil 9 sobre todo donde es terrible la cólera del I Digitized by Google . El pobre no puede economizar. también lo es que á ella se oponen las leyes que gobiernan la especie hu­ mana. y no abren anchos caminos al consumo. es mas común la disposi­ ción á economizar. no puede ahorrarse sin cercenar el consumo. Dueños de una fortuna independiente. que les promete desplegar el gusto y la elegancia. los que eco­ nomizarán . y el cual no puede contrabalancearse sino por el as­ cendiente que dan las riquezas.XXIV ANÁLISIS lia miseria que siega los niños en una edad pre­ matura? ¿ Hacen mérito de la prudencia en con­ traer matrimonios sin medios. Aunque es verdad que donde los gobiernos garantizan las propiedades. y de aquella re­ tracción para que sus hijos no excedan de cier­ to número ? No así los capitales: ellos se aumentan por la economía.

y en la misma proporcion los ahorros. ó como hubieran querido comenzarla. sería una injusticia castigar á una familia pobre por­ que tiene h ijo s. no se deja arrastrar de la opinion del que influye ya poco ó nada en su suerte. pero cuando ya tiene el sentimiento de su pro­ pia independencia. El deseo de establecer sus hijos. cuando se verifique un aumento en aquella. no son otros que los castigos y las recompensas. y el excedente de poblacion mo­ rirá de m iseria.DE LA. y aunque se quieran suponer inmensas acumula­ ciones en otras especies de producción. pudiera ser un motivo mas poderoso para acum ular. que es lo que vamos á ver. y entonces. y hacer que ca­ mine á la par con los capitales. pero de cualquier m odo. mas imposible se va haciendo su acumulación. y se ciñen á procurarles los medios de que comiencen su carrera como ellos comenzaron la suya. XXV hombre rico. y mas injusticia todavía pre­ miar á la que no los tuviese. siempre Será cierto que la poblacion tiene mas tendencia á aumentarse. hasta que al fin vienen á hacerse imposibles. é importante una mirada de favor. van disminuyendo sus productos. pero fuera de que estas acciones no están al alcance de la le y . pero por lo común los padres desean para sus hijos su misma fortuna. A medida que se va aplicando el capital á una tierra de inferior calidad . Aun hay mas todavía: cuanto mas se aumen­ tan los capitales. como no se precava esta cala­ midad por medios que nunca pueden por des­ gracia precaverla. porque yo hablo en la hipótesi de que no hay ya ninguna legis- Digitized by Google . Los medios artificiales que tienen los gobier­ nos para contener la poblacion. los salarios bajarán. que no los capitales. OBRA.

y la poblacion. y esto bastará. que es el es­ tado de cosas que podemos suponer mas favo­ ra b le . en- Digitized by Google . y haciendo des­ honrosa la disipación: sobre todo subdivida las propiedades. se aumentaría el alquiler de las tierras. y con­ vertirla en capital. y véase aquí como á la larga produciría una calamidad general. subsistiría tan pobremente como el obre­ r o . ¿por qué medios podrá aumentar los ca­ pitales? No por leyes suntuarias. que equivalen á una intervención minuciosa y opresiva en los negocios de la vida dom éstica: influya el go­ bierno en los gustos de la n ació n . se venderían en pe­ queñas porciones. bien presLíndola á los pro­ ductores con garantías. tomar una porcion de la renta individual. Pudiera también por medio de una imposi­ ción sobre las rentas á una muy moderada lasa. y si bien el aumento de capitales dismi­ nuiría sus ganancias. honrando con su ejemplo la frugalidad . elevaria la contribu ción. aunque nu­ merosa. La sanción popular es también ineficaz: yo no encuentro mas medio para asegurar á los pueblos toda la dicha de que es susceptible la unión conyugal que los progre­ sos de la legislación y los de la educación popular Y . la reduciria.XXVI ANALISIS lacion que por medios violentos fomente la muítiplicacion de los hijos. ¿ pero cuales serian los efectos ? Las tierras valdrian mas. La poblacion sería entonces rápida. porque interesa mucho a is naciones tener un fondo de subsistencia pa­ ra aquella respetable clase de hombres que. y si al co n trario . ó empleándola el mis­ mo gobierno: s ilo s salarios bajaban. No es de desear tampoco <jue disminuyan las anancias-capitales.

y los mis­ mos efectos produciría esta acumulación creada por el gobierno. ó estas los salarios. por medio de la vio­ lenta imposición sobre las rentas. y al cabo vienen á recaer to­ dos los males sobre la clase obrera. reduce las ganancias-capitales. cuanto mas recibe el uno. sin pagar alquiler. y que es la medida de los pro­ ductos que deben quedar despues de tomado aquel. Esto es lo que debe distribuirse entre el capitalista y el obrero. Y si la acumulación. y de- Digitized by Google . es aquella porcion de capital empleado. ¡Tan cierto es que los esfuerzos del hombre son siempre impotentes contra las leyes de la naturaleza! Pasemos. menos recibe el otro . como hemos visto. depende de la que hay en­ tre la poblacion y capitales. los salarios de­ terminan las ganancias. reduce á todos á la miseria. si él mismo emplease aquella porcion de renta cuyos intereses va cada año capitalizando. contribu­ yen mas que ninguna otra á su prosperidad y á su poder: luego si la poblacion se aumenta mas rápidamente que la renta neta de la tierra y del trabajo. cuya tendencia á aumentarse es mas rápida que la de los capitales. esta de parte de la poblacion. á las ganancias-capitales : to­ do cuanto nos es permitido considerar como producto de la doble acción del capital y del trabajo. y el principio de la alteración. tomaré los sa­ larios. baja la ta­ sa de los salarios. pe­ ro debiendo tomar un regulador. porque. O BR A . XXVTT sanchando la esfera de las ciencias. suben cuando estos bajan. se lleva muy lejos. Dependiendo las ganancias de los salarios. asi que. porque la proporcion entre las partes del capitalista y obrero.DE LA. y al revés. cuando una cosa se divide entre dos. pues.

y por consiguiente todos sufren una diminución en sus ganancias. Luego que por un invento ó una máquina se dobla el producto con la misma cantidad de trabajo y de capital. reglar las de los capitales empleados en otros ramos. depende en postrera analísis de esta sola. cuando el valor del trigo se aumen­ ta. ni todos pueden hacer un mismo trabajo. y si la especie humana debe ser una sola fami­ lia . así es ^ue. Pero no pueden concebirse estas ganancias. estos nuevos capitales. industria y riqueza . y que siempre que la poblacion se aumenta y necesita aplicar sus capitales á tier­ ras cada vez menos fértiles. todas las ganancias disminuyen gradualmente. depende de sus menores productos: ellas deben. pero como el valor de los productos lo determine la tasa de los salarios. No todos los países producen las mismas co­ sas. cuyos individuos deban aprovecharse los Digitized by Google .X X V I TI A N A L IS IS penderán también de la mayor cantidad del di­ videndo. producción. también se aumentan los gastos del trabajo general. Por una consecuencia forzosa la cantidad de capital y de trabajo determina el valor de los productos. vale este producto doble de lo que valia el simple pri­ mitivo. salarios. ni esta nueva poblacion que suponemos aumentada. Así se vé que todo parte de la tierra. todos los capitalistas y produc­ tores sufren mayores gastos productivos. aunque consuma el obrero el mismo trigo que antes. La diminución de las ganancias del capital aplicado á tierras menos fértiles. pues. ganancias. sin el cambio de los productos. y tocamos en el tercer objeto de la ciencia.

y el primer capital no pu- . por mejor decir. el naviero. Si se demandase mas trigo que pa­ ño . y no tie­ ne duda. mas todo capital consiste real­ mente en productos. hasta los salarios del obrero. A primera vista pa­ rece que estos son el mismo capital. es la proporcicn entre la oferta y la demanda. porque el que llevó trigo al mercado producido con mas gasto. ¿ qué es lo que determina el valor per­ mutable de los productos? La razón y la expe­ riencia nos demuestran que la primera y mas esencial causa. de la relación entre la demanda y la oferta . y el cambio de ellos dentro del mismo: de este mo­ do todos producen. por ejemplo. el negociante. capital y trabajo . si aquel lo pagase todo. valdrá mas aquel que este. y debió cambiar de produccionPero fijaremos la idea precisa á estas pala­ bras gastos de producción. y restablece el equilibrio. aunqueamalgamados ya en el capital. hasta que un mayor capital aplica­ do á la de trigo. y has­ ta el miserable buhonero. que aunque son dos los instrumentos de la producción . compró me­ nos cantidad de paño relativamente. en su origen. el mercader. la pro­ ducción sería el efecto de la combinación délos dos instrumentos reunidos. aumenta su can­ tidad . Esto nos descubre ya que el valor relativo de las cosas depende. de estos únicamente. todos gozan y se enrique­ cen: y véase aquí como se presentan nuevos pro­ ductores. es preciso el trans­ porte de los productos de un pais á otro. ó. X X IX unos de las fuerzas de otros. el cambista. Pero. y provoca la producción . el corredor. el traginero. pero también de los gastos productivos. y al revés: lue­ go la demanda produce la oferta.DE LA O B R A .

ct*undo los productos son el efecto del trabajo inmediato: segundo.A L fS IS do menos de ser el resultado del primer traba­ jo . las ganancias bajarán tanto cuanto suban los salarios: en el segundo. y el acumulado del capitalis­ ta. y por mitad del capital : tercero. si dependiese del capital como regulador absoluto. cuando lo son por mitad de este. En efecto . y el capital de productos. En general todo producto subirá de valor cuando á su producción hubiese concurrido me­ nor cantidad de trabajo relativamente á otro que hubiese concurrido con una cantidad menor del mismo trabajo. dependiendo del capital. toda fluctuación en la tasa de los salarios debe­ rá influir en el valor permutable de las cosas: el de pura fuerza ganará en valor al de simple ha­ bilidad . Hay. 110 existiendo productos anteriores. Po­ demos suponer tres casos: primero. cuando los productos son efecto del solo trabajo. deberíamos decir que el valor permutable de los productos depende de sí mismo. se emplease en parte como capital en circulación destinado á consumirse en las ope- Digitized by Google . siempre que suban los salarios del tra­ bajo de fuerza relativamente al de habilidad. de don­ de se sigue que el valor permutable de todas las cosas lo determina la cantidad de trabajo que han exigido. bajarán la mi­ tad déla tasaá que subiesen los salarios. pero ¿en qué proporcion bajan las ganancias cuando suben los salarios ? En el primer caso. cuando lo son por el capital solo.XXX A . dos especies de trabajo: el inme­ diato del obrero. pues. pero no igualmente para todos los productos. Guando ambos concurren á la producción. aun su­ poniendo que el capital que no se emplea en pa­ gar salarios.

La ganancia está en el artículo que se re cib e . no pagan­ do el capital los salarios. sino la relativa.a la fa­ cilidad relativa de producir algunas otras entre dos paises . Cuando yo poseo una cosa que no necesito. no s Digitized by Google . entendiendo por fa c ilid a d la facul­ tad de obtener un mismo resultado con menos trabajo. su subida no podrá al­ terar la cuota de las ganancias. y señala estas principales : i . Pasa el Autor á indicar las circunstancias en que interesa á las naciones cambiar sus produc­ to s. no es la mayor facilidad absoluta. y á importar la otra. si los gastos que le costase su adquisición fuesen me­ nores que los productivos .DE LA OBRA. y las hermosas aplicaciones que h a c e . entendiendo por gas* to s .a Cuando los dos pueden producir las mismas cosas. y 3. debe haber dos paises y dos artículos. a los beneficios que facilita una distribución juiciosa del traba­ j o : 2 . lo mismo sucede con las naciones. y en el tercero. Demuestra esto con un ejemplo varia­ do en todos los casos posibles entre la Inglater­ ra y la Polonia sobre un producto de la tierra.a la facilidad con que se producen cier­ tas cosas en ciertos suelos y clim as. debe im portarla. XXXI raciones productivas. mi ganancia está en cambiarla por otra que ne­ cesito . sino lo que cuesta aquel con que se cambiaf comparado con lo que costaría producirlo. 3.a Cuando puede im­ portarla y producirla. y del cual de­ duce estas consecuencias : i . la que empeña al uno á producir una co sa . a para que haya cam b io. Conviene hacer­ se cargo de dos ejemplos del Autor para palpar bien estas verdades. 2 . y otro de la mano del h o m b re. no menos que las consecuencias que deduce. no lo que cuesta fuera ó donde se produ-» c e .

la moneda. si no fuese mas que un trueque. y de cuya verdad deduce: primero: que cuando su valor sube ó baja. ó lo que es lo mismo. de gran valor. mayor cantidad procurará tener cada persona^ Digitized by Google . de donde deduce con ejemplos. es co­ mo si ésta se hubiese aumentado ó disminuido proporcional mente. ó el número de compras. que no es mas que una mercadería. y apreciado en toda la tierra. lo que demuestra con algunas suposiciones. que el beneficio del comercio ex­ terior no depende de sus exportaciones. ya en cuanto á su peso.X X X II ANALISIS en el que se dá. pe­ ro no del intermedio de ellos. en un tiempo dado. acuñado ó amonedado. y no el de las mercaderías. subsistiendo el mismo el movimiento de la circulación. El valor de la moneda. divisible en pequeñas porciones. es prueba de que su cantidad se ha aumentado. El cambio sería una permuta embarazosa y aventurada. porque cuanto mas valga. y por el cual se cambiasen todas las cosas: y véase aquí el metal precioso dividido en formas convenientes. Segundo : que cuando se disminuye ó aumenta la masa de las mercaderías. El valor de la moneda es el que debe deter­ minar la cantidad. y garantizado por los gobiernos. ya en cuanto á su título ó le y . ó se ha disminuinuido. Tercera: que todas estas va naciones provienen de la alteración en el movi­ miento de la circulación. Debió el hombre pen­ sar en un producto consistente. Hasta aquí hemos hablado de cambios . sino de sus importaciones. lo fija la can­ tidad existente de ella. subsistien­ do una misma la cantidad de la moneda. ó la porcion que de­ be darse en cambio de otra cosa. aunque se dé moneda.

y al revés. y pueden hacerse mil compras antes de la época de sus vencimien­ tos. maquinas y primeras materias.DE t A OBRA. Explica con mucha maestría el ser­ vicio de ellas. promueven la fundición de la moneda en barras.. Y de aquí el papel-moneda. y es el segundo: tercero. y la fabrica­ ción clandestina. pero. Prim ero: por su medio se pagan las naciones recíprocamente sus deudas. y sirve de medio de cambio. Despues de haber hablado de los beneficios de Ja moneda. que contra­ pese los riesgos de la fabricación viciosa. en cambio de estos servicios. Ter­ cero : se hacen mil cambios. provocan la reducción de barras á moneda. cuando la sostienen sobre la tasa que tendría si realmente se aumen­ tase. tivos. deberán fijar su valor los gastos produc-. XXXm si bien esta cantidad tira siempre á bajar su pre­ cio. Cuando al fabricarla imponen los gobier­ nos un derecho de señoreage ¡ la moneda no con­ servará su valor. si una poroion de ri­ quezas nacionales que se emplea como instru­ mento de cambio. Síguese de aquí que. el poder productivo de un país recibiría un jumento proporcionado. y merezca la confianza pú­ blica. Segun­ d o : se aumenta la cantidad de la moneda. nos descubre el uso de las letras de cambio. como haya libertad . y este es su primer principio. y convertirse en subsistencias. si no es limitada su cantidad. Y siendo la moneda un producto que exige trabajo y capi­ tal. el papel-moneda c Digitized by Google . por lo que no debe ser tan fuerte. pudiera desviarse <le este em­ pleo . que reemplaza al metal precioso. que cuando los gobiernos se empeñan en mantener la misma cantidad por medios artificiales á un precio in­ ferior al que le daria 1 ^ libertad.

segundo. la alteración del curso. cau­ sadas por la suspensión de pagos en numerario al banco de Inglaterra. Si el papel es del gobier­ no . Pudiera remediarse el primer inconveniente. todas las afecciones se concentran en él. Son extraordinarios estos casos: nadie ate­ sora papel como atesora dinero: no pueden sentirse los efectos de la falta del medio de cir­ culación y de cambio. sujetando á reglas precisas la emisión de cédulas. darles las garantías con­ venientes. y Ja bancarrota de uno no pro­ duce sino una calamidad parcial. que es como querer sujetar un hom­ bre robusto á una rigurosa dieta. Desvanece la dificultad de aquellos que con­ denan este papel. y lo respeta el ene­ migo . el in­ terés despierta la rivaljflad. porque no puede tener interés en disminuir su potencia productiva. y li­ mitando su papel á distritos particulares. franqueando la concurrencia á los bancos. porque pue­ de estar enfermo y necesitarla. el descrédito sería momentáneo : y esto lo confirma la histo­ ria de todos los pueblos. él lo respeta donde manda. y de una invasión extranjera. el papel fal­ sificado : tercero. y haciendo al pueblo su mismo ban­ quero por los medios que indica. donde domina.X X X IV ANALISIS * ‘s inconvenientes. Primero . Digitized by Google . la cumplir sus empeños de parte de los que lo emiten. no obstante las fluctuaciones en el valor de la moneda. Esto fue lo qu© sucedió con los bancos de Escocia. y suponiendo todo el mal posible. cada banco es cenior del o tro . Pudiera también el gobierno instruirse del estado de los bancos. porque puede ser funesto en tiempos de una guerra civil.

B E LA O BRA. y que no se multipliquen. 110 es el mismo en to­ dos los paises. Pero el valor de los metales preciosos qué determina la exportación. Este mismo valor de los metales preciosos decidirá si un pais debe exportSr ó importar. cuando disminuye el valor del metal precioso. y baja cuando aquel sube. como el papel no sea de un banco que viva del monopolio. para evitar los efectos que indica y de­ muestra el A utor. y los gobiernos no aumentar la cantidad del papel. pero este hecho supone otro contrario. porque todo banco acre­ ditado paga las cédulas falsas como si fuesen le­ gítimas. refutando la opinion de Mr. Hume. y limitar su emi­ sión . los bancos deben siem­ pre procurar que el papel no baje tanto. lo que el Autor demuestra con ejemplos de dos paises. ni todos los principios generales que establece. cuando su valor subiere por diminución de su cantidad. que cuanta mas mone­ da se exporte. p >orque estas suben de precio cuando el de aquela baja . que supone que la industria y la produc­ ción se aumentan cuando se aumenta la can­ tidad de la moneda. como la Inglaterra y U f c2 Digitized by Google . buscará su salida. teniendo presente que cuan­ do se reduce el papel. que valga menos que la moneda. Yo no pudiera vaciar en una mera analísisla hermosa doctrina que'sienta. no siendo mas que una mercadería. por­ que. á cu­ yo mal no hay mas remedio que limitar la can­ tidad de papel: así que. X XXV El segundo inconveniente es poco conside­ rable. El último inconveniente puede evitarlo muy bien el gobierno. menos mercaderías se exportarán. y al revés. procurando su indemnización. su tenedor debe querer reducirlo. y vale menos que la mo­ neda.

Así que. y vice-versa. y así el me­ tal va recorriendo todos los eslabones de la ca­ dena del mundo mercantil. ó una variación en la cantidad relativa que poseían an­ tes. la In­ glaterra de trigo polaco. has­ ta que realmente se aproximan .s caro en In­ glaterra. y facilita los cambios? La abundancia del metal en los paises de minas baja su precio. que en Polonia los productos manu­ facturados. pero.XXXVI ANALISIS Polonia. toda alteración en el cambio de las mercaderías de dos paises.* de donde dedu­ ce que la vida natural es mas cara en Londres. y aumenta proporcio­ nalmente el de las mercaderías. abunda donde lega. el trigo será m. y de aquí la im)ortacion de éstas. y se restablece la balanza. las mercaderías bajan. como a Inglaterra y el pais de Gales. como es en el pais (Je Gales relativamente mas barata la vida sensual. que se surtiesen mútuamente. ¿ Mas cómo se distribuye el metal precioso entre todos los paises de la tierra. porque siendo el trigo un género mas voluminoso. siempre que fuesen diferentes en am­ os sus gastos de producción. y de la Inglater­ r a . los gastos de transporte serán mayores. El principio general es este: conviene á dos naciones cambiar sus roductos. paño. y produce el mismo efecto. debe producir una nueva distribución del metal precioso. Esto mismo lo demuestra con un ejem>lo analogo entre dos partes de un pais. hay siempre una tendencia en ambas cosas para aproximarse. produciendo trigo. y la Polonia de mer­ caderías inglesas. Sale el metal. lo que demuestra en todos los casos posibles con el ejemplo de la Polonia. [ 1 E Digitized by Google .. como siempre que el metal sube.

que las naciones que se han abastecido de otros paises. y el que se supone produce 9 el acaparamiento de granos.DE LA O BR A. y quiere demostrar por el raciocinio y la historia. que consumir barato lo que no podemos producir sino caro ? Con este motivo se detiene en el comercio de granos. donde el sistema prohibitivo ha ejer­ cido todo su fu ro r.a el productor de este n o . y de los medios que los facilitan. y aumenta la de los con sumidores. recargando los géneros de consu­ mo . que pueden arruinarlas cuando está en sus manos fijar los precios de los géneros alimenti­ cios .a que el asalariado ga­ na en la carestía del trig o : 2. Habla con este motivo del sistema colonial. bastando el interés individual. se pregunta. Establece la diferencia entre el monopolio de los fabricantes. ¿ Qué ma­ yor bien. Declama contra el comercio de las metrópolis con sus co­ lonias por medio de compañías exclusivas auna­ das . las que menos expuestas han estado á la escasez y al hambre. pasa á hablar de los estímulos pa­ ra la producción. puesto que disminuye las ganan­ cias de los productores. y oprimiendo toda una nación. y que les es mas natural. se empeña en demostrar que las otras son funestas. y de las prohibiciones: supo­ ne que aquellos son inútiles. como uno de los medios adoptados para forzar la dirección de los medios productivos. son las que han consumido el trigo á una tasa mas fija. X X X V Il Hablando de cambios. para deducir las con­ secuencias siguientes: i. y de los medios de producción. Digitized by . por lo que la carestía del trigo es un mal general. porque desvían violentamente los capitales de la dirección mas ú til.

franqueando sus puertos al extrangero. y puede capitalizar­ se el excedente de las ganancias. porque el comercio exclusivo que se reservan. Consumo productivo es. lo consumo productivamen­ te . pues. Lo que las facultades productivas de un pais crea dentro del a ñ o . cual es una necesidad. produce el mismo monopolio de las compañías. aunque no tan funesto. un medio por el cual nada se pierde. si este comprendiese la subsistencia del obrero. siempre es capital.XXXVIII ANALISIS Declama asimismo contra aquellas metrópo­ lis que prohíben á sus colonias comprar de los demás paises. Nadie produce por producir: no se distribu­ yen las cosas por distribuir. el vino que bebo á mi m esa. un goce * y por el cual se pierde todo. es consumo productivo : el lino que yo compro. improductiva­ m ente. es el producto bruto que sirve á reembolsar lo gastado. y su excedente el capital neto que se distribuye como gananciacapital y salarios. y convierto en lienzo. Luego lo que se consume pro­ ductivamente. porque se res­ tablece lo que se consume. el costo de las máquinas y las materias b ru tas. pero vendiendo únicamente á su metrópoli. el improductivo un fin. el objeto de estas operaciones intermedias es el consumo. porque no lo hago con objeto de pro­ ducir una cosa equivalente. Hay dos especies de consumo : productivo é improductivo: toda producción necesita gasto. y concluye con que se daria un gran paso en el sistema co­ lonial . y este es únicamente el fondo Digitized by Google .co ­ mo la simiente que debe producir el trigo. y en este punto emprende ya el cuarto y último objeto de la Economía política * que consiste en los consumos.

y pues que la demanda es la porcion del producto anual que no se quiere consum ir. la oferta y demanda son iguales. 110 hay en este caso oferta ni demanda. aunque pueda suceder que la producción de una sea mas abundante que la de la otra. La oferta y la demanda son exactamente pro­ porcionales. y su valor fija su ex­ tensión : la demanda es exactamente igual al va­ lor de lo que un hombre produce y á su volun­ tad de com prar: lo que no quiere consumir un productor. porque todo producto pertenece á alguna persona. Todo producto anual-se consume anualmen­ te . el salvage se hace los arcos y flechas que desea tener. nada tiene que ofrecer y nada que ped ir. no nos limitamos á una ó dos mercaderías. ó improductivamente. El hombre no produce sino porque desea tener. corresponded los de la tierra. y este es el cambio . y si hace mas. puede aplicarse á todos como un término co­ mún de comparación. Digitized by Google . sino á todas en masa. cons­ tituye la oferta. El. XXXIX del cual sale comunmente toda adición al capi­ tal nacional. es porque le mue­ ve algún motivo. y ó lo ha de consumir productiva . que son los mas considerables. y lo ofrece por lo que no tien e.DE LA OBRA.que consume lo que produce. entendiéndose por año eco­ nómico el periodo de una revolución de pro­ ducción y consumo. pero cuando aplicamos este prin­ cipio á una nación. porque aunque esta no sea igual en todos los productos. y cuando se tiene una fórmula general para ellos. Los elementos de toda demanda son el deseo y la posesion de una cosa. y la oferta es lo mismo .

porque por ellos se protege la industria. hace ver que la contribución sobre las rentas territoria­ les no ataca la industria del pais. porque su cultivo depende del capitalista que lo empren­ de . La contribución directa sobre las gananciascapitales. iguales deberán ser las ofertas y las la demandas de toda una nación. Estudiando el modo con que en siglos remo-* tos. se castigan los crímenes de los hombres. ni inliuye en las demandas. y aun hoy dia en las monarquías del Asia . se conserva el ór*den . Digitized by Google .XL AtfÁLISTS Toda rrtereadería ofrecida es. y pasa á examinar los consumos de los gobiernos. se procuraban los gobiernos los-medios de hacer frente á los gastos personales y públicos. Destruye finalmente el autor la objeción con­ tra esta doctrina. no tuerce la dirección del capí* tal. ó al propietario de Ja tierra. pero ¿en qué proporción y de qué mo­ do? Aquí es donde. aunque son muy preciosos den­ tro de los límites de la moderación. cuando tiene esperanzas de una ganancia. á ún mismo tiempo objeto de oferta y de demanda. se gobiernan los hom­ bres . y se hacen felices y poderosas las na­ ciones. fundada en que suele haber en todo mercado géneros que se ofrezcan. Los medios de consumir deben salir de las rentas. se favorecen las ciencias. recayendo sobre todos los capitalistas indistintamente. da una rápida ojeada sobre todas ellas. abrazando las contribucio­ nes directas é indirectas. que clasifica en los improductivos. en las ofertas. y si son iguales. y debe serle indiferente pagar el excedente de su capital al gobierno. designando las clases y perso­ nas sobre quienes recaen. pues. y que nadie quiera ó demande.

y por consiguien­ te ni £n el valor de las cosas. los salarios bajarian ó quedarian estacionarios. Si subsistiese el fondo-capital. y el obrero sufriría la con­ tribución. y si son sobre todas. siendo el mismo el número de obreros. hahria mas demanda de trabajo. si los salarios suben. Las imposiciones sobre ciertas mercaderías.DE tA OBRA. y uno mismo el fondo-capital. caen sobre el consumidor. alzaría sus precios. en cada caso. conservan su valor rela­ tivo. las personas que las pagan. la producción no pa­ deced si en estas circunstancias se aumentase el fondo. los salarios subirían tanto cuanto montase el nue­ vo fondo. que también la gas­ t a . y subirían los salarios. alzando sus precios. Cuando los salarios son los mismos. Conviene mucho estudiar las diferen­ tes modificaciones que pueden sufrir las contri­ buciones directas llamadas proporcionales. la contribución entonces no recae sobre el obrero. para marcar. XLt en la cantidad de la moneda. porque suponemos que el gobierno lo emplea del mismo modo que el capitalista.* la suma de la contribución pasaría en­ tonces á manos del gobierno. ó en salarios ó en compras. Un derecho ad valorem sobre todas. No sería asi si el gobierno emplease su fon­ do en otros objetos. y la rigurosa de rentas. pero en el contrario caso la sufre. sino sobre los capitalistas. y lo sufrirían los compradores. y el gobierno tuviese un nuevo fondo para el mismo uso. co­ mo lo hace el A utor. La contribución directa sobre los salarios no cae sobre el obrero . La contribución sobre los productos de la f Digitized by Google . por­ tazgos.

recae siempre sobre los consumidores. y terrenas indistintos cultivados ó no : en el primer caso. sobre el vendedor. tendria efec­ tos diferentes. Toda contribución sobre instrumentos de producción. ANALISIS tierra. y la subida del valor de los productos debe indemnizar al propietario. sin duda. y su extensión en algunos paises. la que tiene por objeto la traslación de una propiedad territorial. la paga el com­ prador.X L II . si fuesen á proporcion cíe las ganancias. los capitalistas. Desconociendo. ii* contribución sobre el trigo alza los sa­ larios. recae sobre todos. disminuyelas ganancias. es sobre productos: aumenta los gastos productivos. y recae sobre el consumidor. lo que son gastos de justicia . los precios de los produc* to s.aumenta su pre­ cio. sobre las rentas territoriales. En el primer caso se aumentan los gastos pro ductivos. y si sobre alquileres de casas. y las impuestas en algunos paises para los po­ bres . si á proporcion de los fon­ dos en tierra. lo que el Autor demuestra con los hechos establecidos acerca de las porciones de capital aplicadas al cultivo de tierras de diferentes grados de fertilidad. sobre sus inquilinos.asi como los derechos de legados y de donaciones. esta- Digitized by Google . so­ bre los productores. pero mas sensiblemente sobre. alzaria el precio de los produc­ tos. demuestra que la que recae sobre compras y ventas. Hablando luego de las contribuciones sobre la traslación de propiedad. y aumen­ taría la renta territorial. sobre los que los reciben. lina contribución sobre la tierra á la tasa de un tanto por acre ó por fanega . gravitaría sobre el consumidor. si recayese sobre terrenos culti­ vados.

por lo tocante á los derechos de escribanía. por­ que para este tiene el mismo valor. como la moneda no tenga el valor de la barra y la suma del impues­ to .DF. por lo que puede recargarse este impuesto has­ ta su límite natural. que le es reembolsado. X M II blece. Un impuesto sobre la fabricación de la mo* neda equivale á un señoreage. y no recae sobre nadie. provoca la fabricación clandestina. estos tienen su arancel. su curso puede bajar tan­ to. el papel tira á im­ pedir los efectos del señoreage\ si el papel es. lo que no puede hablar con nuestra legislación. y son siempre un obstáculo para la declaración de un derecho injustamen­ te violado.de­ masiado abundante. que el metal contenido en la moneda tenga mas valor en barra que acuñado. en general. ni tampoco sobre el que recibe la moneda. y todo lo que exceda de él es un abuso. L A O BRA. que no conoce mas que el moderado derecho del pa­ pel sellado. Pudiera adoptarse un medio muy eficaz pa­ ra impedir este efecto. entonces el tenedor de cédulas pide moneda para fundirla. ó injustamente desconocido. disminuyendo el valor real de la moneda. obligándose los bancos . cuando no hubiese en circulación mas que moneda metálica . que las contribuciones bajo la forma de papel sellado. y las retribuciones por todos los incidentes de la actuación. que es aquel punto en que el señoreage. luego no recae sobre el que lleva el metal. porque nadie llevará me­ tal á ia casa de la moneda. En todo pais donde el papel-moneda circu­ la con la moneda metálica. bajo la de­ nominación de costas del proceso. que si con­ tuviese el metal por el cual puede cambiarse. recaen so­ bre los litigantes. á la parte ino­ cente: porque.

á saber: ¿dónde está el valor de las cosas? ¿ qué es lo que constituye las riquezas? ¿ cómo se producen y por Digitized by Google . y nada mas. porque también tiene derecho á toda U protección de su gobierno. ó en mo­ neda . cuya cantidad en cir­ culación es grande. pero debe siempre tenerse presente el sacrificio del pueblo. lo que demuestra con un ejem­ plo de la Inglaterra produciendo paño . No así si se restituyese este derecho á la ex­ portación de la mercadería gravada: el pueblo sufriría en sus consumos. si se aplicase a objetos de lujo y ornato. ó de no po­ der importar del extrangero el producto por el cual se cambiaba . Estas mismas observaciones son aplicables á las casas y demas objetos. ó en barras. á voluntad de sus tenedores .XUV ANALISIS á reembolsar sus cédulas. los principales pensamientos del señor Mili rápidamente expuestos y enlazados por el orden lógico que en sí tienen. y la Alemania lienzo: este impuesto haria salir del pais el numerario. la moneda no saldría. y abatiría el precio de las demas mercaderías. ni se alteraría el valor de los demas productos. las cosas se quedarían como estaban . y sobre nadie. el comercio exte­ rior no padecería . Estos son. Un derecho sobre los metales preciosos cuan­ do se importan ó extraen de la mina. y sufra ade­ mas el daño de comprar mas caro . y la naturaleza y uso del objeto recar­ gado. caería so­ bre el consumidor. á proporcion del aumento anual. si se acuñasen. Toda imposición sobre un producto nacio­ nal de exportación y consumo extraño hace que el pueblo que la sufre. lo que de­ muestra con un ejemplo muy claro. la pague.

gananciascapitales y salarios. el consumo de los go­ biernos por medio de las contribuciones . que la obra del señor Mili es un verdade­ ro tejido de verdades económicas que se sostie­ nen las unas á las otras. de lo que se exporta ó de lo que se importa ? ¿y cuáles son los efectos sobre los cambios y producción de los reglamentos prohibitivos y restrictivos ? F i­ nalmente. y hasta qué pun­ to ? ¿de dónde nace el beneficio de cambiar. si de lo que se recibe ó de lo que se d a. el señor Malthus. Esta sola indicación de los >rincipios. sobre todo el de querer simplificar y generalizar en un solo acto . justificaria lo que he dicho al emprender­ la .DE LA OBRA. y en fin. sin ninguno de los vicios de que suelen adolecer aun las mas metódicas y pro­ fundas . y qye tan fecun­ do ha sido y lo será siempre de errores en U expresión del célebre Autor del Ensayo sobre la poblacion . [ Digitized by Google . que es una obra verdaderamente elemental de la Eco­ nomía pública. al mismo tiempo que puede aumentar sus riquezas ? Y de aqui los diferentes consumos. y esta ojeada rápida de toda mi anaisis. y ae aqui la necesi­ dad del cambio? ¿cuál es el instrumento de este.y de­ rechos sobre las rentas territoriales . XLV quiénes? ¿cual es la parte proporcional que tie­ nen en estas riquezas los que las producen? ¿en qué proporciones se distribuyen entre ellos? ¿cuál e^ el uso de estas riquezas producidas? ¿ có­ mo este uso les da el v a lo r. y los signos que le reemplazan. ¿por qué especie de magia consume irrevocablemente el hombre. que son á un mismo tiempo principios y consecuencias.

......... D e la d istrib u ció n ....... I I ...... 42 §............................ 1.................................... ......... ........... 3 0 §.......... ... ........... P r u e b a de la tendencia de la p o b la ­ cion a' a u m e n ta rs e r á p i d a m e n t e ............. P ru e b a de que los c ap itales no t i e ­ n e n la misma t e n d e n c i a á a u m e n t a ’ se con ta n ta rap id ez com o la poblacion .... INTRODUCCION............... I V .... 54....... .... ............. ó mas c la ro e n t r e la poblacion y los capitales.................. ...... 1 1 S ección I I .............. 56 I I I ...... 1 0 S eócion L Del alquiler de las t i e r r a s .. .. y de lo» Digitized by Google .TABLA DE LAS MATERIAS.... P r o d u c c i ó n ..... Pa'g...... 70 CAPITULO III......... • ........... ......... D e los cam bios.. . « • 5 CAPITULO II......... 1 CAPITULO I........ ............ De la especie de beneficio que r e ­ sulta del cam bio de los p r o d u c t o s ........................... ....... E x p o s ició n .................. S e c c ió n III................ . ........................................ De las ganancias del capital.... El p re cio de los salarios d ep en d e de Ja pi op o rcion e n tre la poblacion y el t r a ­ bajo que puede p r o p o r c io n a r s e ...... .. .....28 ¡j....... . 83 Sc< cion I.. ó de la re n ta t e r r i t o r i a l .. e xten sió n y división de la m a ­ te r ia ............... De los salarios............. L o s medios que pudieran em p lea rse p a r a fo rz a r los cap itales á cam in a r mas á prisa de lo que p erm ite su te n d en cia n a tu ra l h n u nca p ro d u cirían e fe c to s v e n ­ tajosos..

... » • .......................... 110 es el mismo en todos los paises...... • ......... 183 S e c c i ó n X V I.......................... ................ Del efecto que produce en los va­ lores permutables una variación en el precio de los salarios y de las ganancias. De la utilidad de emplear un artí­ culo particular como intermedio en los cam­ bios........... De lo que determina el valor p er­ mutable de los productos..... De los premios y de las prohibi­ ciones................. .. 169 S e c c i ó n X l l l .. 86 S e c c i ó n II I............................. la can­ tidad que se ha de dar de cualquier producto en cambio de cierta cantidad de otro p ro­ ducto.......................................... 135 S e c c i ó n X .... De los inconvenientes á que está 143 sujeto el uso del papel-moneda... ................129 S e c c i ó n IX ................................ • ..93 S e c c i ó n IV .. .........XLVTI principales agentes que en el se emplean..................... 172 S e c c i ó n X iV .....223 CAPITULO Del consumo ........... 247 S ección X V II... . De las ventajas que ofrece el uso del papel-moneda.... ció exterior................... • « .... ......... es d ecir........................ 120 S e c c i ó n V II.............. El valor de los metales preciosos decide si un pais debe exportar ó importar..... » < .................... De los signos representativos de la moneda....... De las transacciones pecuniarias entre las n acio n es— De las letras de camhio.. 238 .. .. ... .. IV.................. Los artículos importados son el ori­ gen de las ganancias que se sacan del comer.. %....141 S e c c i ó n X I...176 S e c c i ó n X V ..... .............. ......... Qué es lo que fija la cantidad de la moneda.......... 83 S e c c i ó n II........... ............. De las colonias.. « » 124 S e c c i ó n V IH ................. 117 S e c c i ó n V I................. * < « . Digitized by Google .................... S e c c i ó n X l l.......... Qué es lo que fija el valor de la moneda.. En q u é c i r c u n s t a n c i a s i n t e r e s a á las naciones cambiar sus productos.... El valor de los metales preciosos (ó del medio de cambio) que determina la ex­ portación ........ De qué modo se distribuyen en­ tre las diversas naciones del globo los meta­ les que sirven de medio de cambio....... .....HO S e c c i ó n V ............

.......... .................. Del impuesto sobre lasrentas te r­ ritoriales ......... • ........ De qué modo consume elgobierno............. ......................... . ........................ El c o n s u m o se e x t i e n d e á m e d i d a de la producción..266 S e c c i ó n V I........................................................................ : 292 S e c c i ó n X I I De las contribuciones sobre mu­ taciones de propiedad.......................XLVTII* I Del consumo productivo é impro­ ductivo... De los gastos de justicia ............. De una contribución por fanega de tierra..... .... 249 S e c c i o v III.............. De las contribuciones sobre las m ercaderías ............ El producto anual se consume anualmente..... De una contribución sobre los pro­ ductos de la tierra.... ........................... 306 S ección Digitized by Google ........................................................ . sea sobre algunas en particu­ l a r .................................. 297 S e c c i ó n X I V ..289 S e c c i ó n X I .................... ....................... 299 S ección X V De los efectos de la contribución sobre el valor de la moneda y empleo del ca­ pital.........274 S e c c i ó n V I I........ .. .. .....................275 S e c c i ó n V IH ......... De una contribución sobre las ga­ nancias ....... De las contribuciones sobre la moneda y sobre los metales preciosos...... De una contribución sobre los sa­ larios ó jornales....... ..................... 296 S e c c i ó n X I I I ...................283 S e c c i ó n IX . ........ .................. sea sobre todas en general......................... 286 S e c c i ó n X De los diezmos y de la contribución para los p o b r e s . . ...................... ............251 * S eccion IV ................................................ 263 S e c c i ó n V.. 238 Sección II..........

con respecto á un estado. pues. los objetos de la economía do­ méstica: el consumo y el abasto de la fami­ lia.. y como que el consumo ofrezca siem­ pre una cantidad indefinida. Economía política es. no siendo po­ sible poner límites al deseo de g o z a r l o que mas interesa es aumentar el abasto. Dos. extensión y división de la m ateria . . Toda familia consume. son en general. pero no puede consumir sin producción. lo mismo que es la Economía doméstica con respecto á una familia. Las cosas que produce la naturaleza i L a Digitized by Google .Exposición .

precisamente porque no requieren ni estudio. y el agua.a INTRODUCCION. toda la ciencia de un gefe de familia se reduce á ajustar el abasto y consumo de aquellas cosas que na puede conseguir sin costo . en muchas partes de la tier­ ra no son. con tanta abundancia para los usos del hombre. ni traba­ jo. como el aire. si todo lo que pudiese contentar los deseos y los caprichos del lujo y sensualidad fuese exclusivamen- Digitized by Google . La* cosas que la na­ turaleza nos da con su acostumbrada mu­ nificencia. que es el precio de com­ p r a primitivo de cada cosa * Todo esto es aplicable á la Economía política. no pertene­ cen á su jurisdicion. ó mas claro. mate­ ria de la economía doméstica. ni previsión* Asi que. y el abasto que requiere el consumo. rigurosamente hablando. sin trabajo humano. ni esta palabra ten­ dría ninguna significación. cuyos dos grandes objetos son el consumo de la sociedad. y que el hombre encuentra sin necesidad de ningún esfuerzo. de modo que no ha­ bría Economía política. y que no necesitan de la cooperacion de su trabajo. la luz del sol.

formar de ellos un cuerpo de reglas juiciosamente aplicadas al fin que nos debemos proponer. y una vez conocidos. pues. y que requieren su cooperacion y trabajo. y. y consumirla? Mas. Aunque la ciencia de la Economía polí­ tica se divida en dos grandes ramas. nada es mas importante que el estudio y conocimiento de los medios de producirla con la mayor facilidad y abundancia. 3 te obra de la naturaleza . cuan­ do es necesario el trabajo. y sin embargo interesa sobremanera purgar la ciencia de todas las consideracio­ nes que no le son enteramente esenciales. / No rae parece que los autores que han escrito de Economía política hayan siem­ pre limitado sus investigaciones á estos ob­ jetos. porque ¿qué cien­ cia se necesita para alargar la mano. to­ mar una cosa.INTRODUCCION. sin un plan de operaciones concertado de antemano. Nos ceñiremos. á investigar en esta obra las leyes que dirigen la producción y el consumo de las cosas que el hombre ne­ cesita. la una i : Digitized by Google . no podemos tener una cosa que deseamos.

nada puede ser mas ú til. . como el cam­ bio recíproco de estas riquezas ó de estos productos. Cuarta: las de su consumo. antes de poder­ se consumir las cosas. Digitized by Google . Segunda: las leyes de su distribución Tercera: las de sus cambios recíprocos. y véase aqu í?una tercera rama intermedia entre la de la producción y la del consumo: la de la distribución. no tiene duda que. podre­ mos decir que son cuatro las indagaciones que abraza la ciencia económica. y la otra al consumo. * Generalizando ahora estas ideas. tanto á la repro­ ducción cuanto al consumo. deben distribuirse. de lo cual resulta una nueva in­ vestigación preliminar concerniente á las de la Economía política: estudiar las leyes de la distribución. Producidas y distribuidas las riquezas. Primera: las leyes que gobiernan ó diri­ gen la producción de las riquezas.4 INTRODUCCION concerniente á la producción . .

Nada produce el trabajo del hombre sino de acuerdo con la naturaleza y coope­ rando con ella. pero no sabe ni como ni por qué re­ sultan estos efectos. Toma en sus manos una mecha encendida. y la mueve para acercarla al oido de un canon. \ PRODUCCION. Confia á la tierra una si­ miente. porque no pue­ de hacer otra cosa que producir movimien­ to. el efec­ to es la explosion. y que tanto se ha descuidado hasta ahora. Puede mover los objetos que la natura­ leza ha creado para desviar ó allegar los unos á los otros: las propiedades de la ma­ teria hacen todo lo demas. La acción del hombre puede reducirse a elementos muy simples. y la vegetación cesa.5 C A P IT U L O DE LA I. No sabe rdas que lo que Digitized by Google . y allí comienza la vegetación : sepa­ ra la planta de la tierra. Antes de todo fijaremos la distinción natural que hay entre lo que produce el trabajo y lo que produce la naturaleza.

Consiguiente­ mente la produccioji necesita no solamente Digitized by Google . porque. La mayor parte de los objetos que el hombre desea son el resultado.6 DE LA PRODUCCION. Cierta cantidad de alimento y de otras muchas cosas que. la materia es la que los produce. y el labra-* dor que siembra la semilla. hacen una mis-* ma cosa. Absur» do sería el empeño de saber á qué efecto contribuyen mas las propiedades de la m ate*» ria. que haciendo estos ó aque­ llos movimientos. luego que el hombre pone en cierta situación las porciones de la materia. esto es. durante este tiempo. esto es. no de una sola operacion. ne­ cesita el trabajador. contribuyen á todo. Asi que. no haciendo el hombre mas que colocar en cierta y determinada situación las cosas criadas por la naturaleza* El sastre que corta un vestido. habrán de nacer estos ó aquellos efectos. sino de una serie de opera­ ciones que exigen cierto trascurso de tiem­ po. la experiencia y la observación le han ense­ nado. movimientos: lo demas lo hacen las propiedades de la materia. son indispensables para la existencia de su trabajo.

El fabricante de pa­ ños necesita lana.DE LA PRODUCCION. y los otros productores cada uno las materias brutas del objeto particu­ lar de su producción. y ni éste es tampoco el hombre de nuestros dias que barbecha con el arado. • 7 el trabajo. en muchos casos. el carpintero madera. El uso de los instrumentos. El hombre que escarbaba la tierra con las uñas ó con un palo. Es inmensa la distancia que hay entre el huso y la rueca . sino también las cosas necesarias para su continuación. las primeras materias Digitized by Google . no fue ya el mismo que el que usó despues de la azada. herramientas y máquinas se ha llevado en las operaciones fabriles mucho mas adelante que en las rurales. ' El trabajo puede también. El alimento y los demas artículos que consume el obrero. auxiliarse muy poderosamente con la acción de las máquinas. y las máquinas complicadas y activas que boy conocemos en las grandes manufacturas. el herrero yerro. Sucede frecuentemente que el trabajo se aplica á ciertas materias cuya adquisición es roas ó menos costosa.

abreviar y perfeccionar su trabajo. Acontece muy frecuentemente. que em­ plean en producir el efecto deseado. En el empleo del trabajo y de las má- . las materias brutas y los instru-* memos de toda especie. Aquella pone su trabajo. simples ó compuestos. componen lo que se llama cap ital : asi que. animados ó ina­ nimados. que las personas que quieren trabajar son pobres. que transforma y elabora.8 DE LA PRODUCCION. De aqui nace que las personas que concurren á la producción pueden dividir­ se en dos clases: la de obreros y la de capita­ listas. y carecen hasta de la cantidad de alimento que necesitan para sustentarse durante Ja serie de operaciones que se requieren para terminar la obra en que se ocupan. y esta el alimento. y toda­ vía es mas difícil encontrarlas que posea» algunas de aquellas costosas máquinas que contribuyen á producir en grande las ri­ quezas que los hombres desean consumir. y los iustrumentos de toda especie de que se sirve para fa­ cilitar . la producción necesita absolutamente de dos cosas: trabajo y capital .

y reuniendo todas las que puedeti. es siempre venta­ joso limitar cuanto sea posible el número de operaciones confiadas á cada individuo. es necesario en mu­ chos casos obrar en grande: en otros tér­ minos. tienen una tendencia á contrariarse. DE LA PRODUCCION. separando todas las operaciones que. y esta es la ventaja que da ori­ gen á las grandes manufacturas. esto es. producir las riquezas en grandes cantidades. Para dividir el trabajo y distribuir las fuerzas de los hombres y de las máquinas del modo mas ventajoso. Como no pueden generalmente los hom­ bres ejecutar muchas operaciones diferentes con la misma destreza y prontitud con que* consiguen ejecutar un pequeño número de ellas á fuerza de hábito. Un corto número de estas colocadas en situaciones oportunas abastecen algunas veces no sola­ mente un país sino muchos de la cantidad que en ellos se desea del objeto que fabrican.9 quinas echamos de ver que sus efectos pueden aumentarse por medio de una dies­ tra distribución. auxiliarse unas á otras. de cualquier modo que sea. . Digitized by Google .

Cuando la tierra es uno de los instrumentos de laí producción. tatito el uno como el otro de­ berán tener su parte en las riquezas pro­ ducidas. el obrero y capi­ talista concurren cada uno de su parte á la prodúccion. Digitized by Google . • ► . ó (lo que es lo mismo) del beneficio que de ellas se saca. Estas tres clases forman la totalidad de individuos que participan m-* mediatamente. Si. en­ tonces otra clase viene á reclamar también su parte: queremos hablar de los propieta* rios territoriales. porque esto es lo mas sencillo y.lO 1 '• ' r' ► ■ * r „ * . no resta mas que conocer las leyes de propor­ cion conforme á las cuales se distribuye este beneficio. como hemos visto. E>IS T R I B U C I O N . * '/ DE lA II. ritoriales. / *. Principiaremos por explicar lá parte concerniente á los propietarios ter-. qjie se reparten entre si toda la masa de los productos anuales del pais. : t Marcados una vez estos individuos . esto es.' *' CAPITULO • ♦< .

Dice Say en dicha nota: "Cuando el pro­ pietario arrienda su tierra.para recibii en cambio una renta fija . la que cubre las partes * He preferido la palabra alquiler á la de arriendo de que usa el señor Ricardo en sus prin­ cipio* de Economía Política . ” Pues de esta renta variable es de la que habla el sefior M i l i . La tierra es de diferentes grados de fer~ tilidad. 11 lo que facilitará la explicación de las leyes que fijan la parte de los obreros y la de Jos capitalistas. no solamente por­ que es la que ha adoptado el sefior Say en su Catecismo de Economía Política. D E L ALQUILER DE LAS TIERRAS * Ó DE LA BENTA TERRITORIAL. y en su nota á Ja obra de Ricardo. suponiendo siempre que la distribu- Digitized by Google . pág. que es el arriendo. 1 2 3 . por ejemplo.DE LA DISTRIBUCION. Hay una especie que puede consi­ derarse como absolutamente improductiva: tal es. sino también por­ que es una palabra que excluye toda equivoca­ ción. renuncia á la renta variable que puede resultar de la acción de ellaf según Jas estaciones y circunstancias. S E C C IO N I.

por lo que me sirvo de estas expre­ siones alquiler y renta territorial. y en efecto. excede á su capital reembolsado con los intereses comunes. justamente debida al propietario territorial por el alquiler de t. «obre la del producto anual. su tierra . las hay de todos grados interme­ dios de fertilidad. y aun treinta cuarteras. ó veinte. I / los arenales movibles y ciertos cenagales. ‘sin em*bargo. # elevadas y pedregosas de las altas montañas. sino mas bien de una renta territorial variable. Da á lo mas las diez primeras • .el mas general en la práctica. que es. mientras que es arrendatario . puede dar anualmente diez cuar­ teras # de trigo. por ejemplo. Un pedazo de tierra. Las mas feraces no rinden con igual facilidad todo el producto de que son capaces. lo consi­ dera como puramente accidental . Entre esta tierra y la de la clase mas pro­ ductiva. * Las medidas inglesas de que habla este ¡ Digitized by Google . Asi que¿ no se trata en este libro de afriendo. Este último caso.12 s DE LA DISTRIBUCION. veremos mas adelante que él considera al ren­ tero. j cion de los productos de la tierra se hace todos los afios. en vez de suponer la existencia de un arriendo y de una renta fija que el arrendatario paga al dueño. como trasformado en propietario * por aquella parte que.

igual. ó una cuartera. ninguna porcion . un capital en obtener de Juna misma porcion de tierra un producto cada vea mayor.:ihediante otra canti­ dad de trabajo mayor . 13 cuarteras.. por lo que sería del todo indiferente el co­ nocimiento de Su relación exacta con nuestras medidas de CastiJla . y como un hectólitro sea igual á una fanega y nueve celemines. y empleádose en él una cierta cuotá de ca­ pital . *11 t f ‘V ’ » - * . La cuartera es una medida de áridos que equivale á dos hectó/itros y ocho deca­ litros . todo el que se emplee en su cultivo lo será con un producto. =\ Hasta que se haya sujetado al cultivo toda la tierra de la especie mas feraz .DE I A DISTRIBUCION. exigiendo cada nueva decena para.bí cual se emplea.crecido» qué la . . por medio de cierta cantidad de trabajo: las otras diez. serán iguales á 4 fane­ gas. pero la fijaremos para sa­ tisfacer al lector. dos hectólitros y ocho decálitros. bien sabido ta es la ley según'-. 10 celemines. 1. pero lle-r gando á cierto punto. y asi sucesivamen­ te. 3 cuartillos y * de cuarteras.> * • ' * libro no son mas que unos términos de compara­ ción para dar aí raciocinio una forma mas percep­ tible. su producción gastos mas.d«H cena precedente. Es.

•' > i . DISTRIBUCION. cualquiera que sea el pais. guardando proporción. Si el mismo capital que pro- Digitized by Google . ó en segunda porcion á la del primer grado.. despues que la tierra ha producido cierta cantidad de trigo. no se puede obtener otra cantidad mayor «ino con mayores gastos. . puede emplearse de dos modos. ■ Reclamada para el cultivo de la tierra la parte de capital que ha dado el producto menor’. La naturaleza y las calidades de los dos terrenos decidirán si deberá aplicarse el capital á una tierra de segundo grado de fertilidad.14 D E LA. Si se logra una Cantidad adicional. d capital empleado pue­ de dividirse en dos partes. nueva de capital puede aplicarse á la mis­ ma tierra sin una diminución de producto^ Por consiguiente. ó en una tierra de segundo grado de fertili­ dad puesta por la primera vez en cultivo. ó en una tierra de primer grado.. cje: las cuales la una ha dado un producto menor que la Otra. para la cual se ha empleado ya todo el capital que podia aplicársele sin una diminución de producto. i.

: lertera porcion. no merece la pena de adquirirla.DE LA DISTRIBUCION. la tierra no paga* hablando con exactitud. tierras número prim ero . número tercero . tercero 8cc. llamemos á las tierras del pri­ mer grado. primera por­ cion . . es decir. Digitized by Google . Durante este tiempo. de ferti­ lidad. se aplicará á ésta* y al'contrario. número se­ gundo.produjese nueve aplicado á ¡ la de segundo 'grado de 'fertilidad . ningún alquiler. Mientras que una parte solamente de la mejor tierra es la que pide ponerse en cultivo. todo lo inculto no prodnee nada. segunda porcion . y asimismo llamemos á las diferentes porciones de capital aplicadas succesivamente á la misma tierra con un efecto cada vez menor. . 15 duce solamente ocho cuarteras de trigo aplicado . Mientras que la tierra C 9 improductiva.en segunda porcion á la mejor tierra.-' Para hacer concebir mejor nuestro pen­ samiento. segundo. nada que tenga algún valor: esta última porcion de tierra queda por consiguiente sin propieta­ rio . ó lo podrá ser todo aquel que empren­ da su cultivo.

n:[ > i . ó aplicar una segunda porcion de ca­ pital de un modo menos productivo á una tierra de la primera calidad. por la virtud productiva del suelo.. el equivalente de los gastos de des­ cuajo. . DE LA DISTRIBUCION* Hay. ó de cualquier otro modo. Llega no obstante y no puede menos de llegar un tiempo en que sea ya necesario re­ currir ó á upa tierra de la segunda cali-* dad . ó Digitized by Google .: y no será éste un pago. ó en pa­ garme el valor de dos cuarteras para que yo le permita cultivar la de la primera. un ^alquiler: es un ínteres. porque mas bien que desmontar una tierra virgen . diferencia entre una tieura que ha sido ya cultivada . Si yo cultivo una tierra de la segunda calidad. nadie tendrá inconveniente. que por medio de cierta porcion de capital no produce sino ocho cuarteras de trigo . • . al paso que la misma porcion aplicada á otra de primera me produce diez . sino simplemente por el capital apli­ cado á este suelo: no es. sin duda. pagará cualquiera anualmente.l6 . . y otra qüe áUU no ha ¿. pero jíHittca pagará mas.sido descuajada. pues.

es claro que. Luego 6 6 el alquiler ó renta territorial 3 Digitized by Google . Supongamos aun que. en que ya no le es posible á nadie emplear una nueva porcion de ca­ pital para poder obtener un producto tan grande como el de las diez cuarteras su­ puestas.Dfe LA DISTRIBUCION. y que mientras que una primera porcion de capital me produce diez cuarteras. 17 cultivar la de la segunda^ sin pagarme nada. Si consintiese en pagarme dos cuarteras por el permiso de cultivar el suelo de primera calidad. me conviniese mas aplicar una segunda por­ cion del capital á una tierra de la primera. este pago constituirá lo que se llama alquiler ó renta territorial. El efecto sobre el alquil ler será uno mismo en ambos casos. Si yo hallase personas así dispues­ tas. en vez de cultivar una tierra de la segunda calidad . habrá muchos que consientan en emplearló para el solo producto de ocho cuarteras. podré ceder mi tierra para sacar de ella todo lo que produjese sobre el producto de las ocho cuarteras. otra por­ cion igual á esta no me produjese mas que ocho. asi en este caso como en el primero.

y que en vez de ocho cuarteras no produjesen mas que seis. El caso sería exacta­ mente el mismo si. dará la tierra de segunda cali­ dad un alquiler equivalente á dos cuarteras. algunas partes de este capital darán un producto mayor que las otras. en vez de recurrir esta poblacion á una tierra menos fértil. cultiva­ das todas las tierras de segunda calidad. Tenemos ya aqui una expresión gene­ ral del alquiler : aplicando un capital.” Si la poblacion se aumentase hasta un punto en que. ya á una tierra de distinto grado de fertilidad. es claro que.l3 DE LA DISTRIBUCION. siguiendo el mismo raciocinio. necesitase recurrir á las de tercera. darán siempre el necesario para reembolsar y recompensar Digitized by Google . aplica­ se una segunda y tercera porcion de capital con diminución de productos. á una tierra de primera. sube en la misma proporcion que disminu­ ye el efecto de todo capital succesivamente aplicado á una tierra. y la tierra de primera uno mayor que el de estas dos cuarteras. ya en porciones succesivas á la misma tier­ ra . Las que diesen el producto menor.

y si las tres partes de capital que dan Ja una diez. la otra ocho. su alquiler será cuatro cuarteras para la a : Digitized by Google .» Tomemos por ejemplo los tres grados de producción en terrenos igualmente ex­ tensos. pues. y el que dán todas las demas partes del capital aplicadas con un efecto mayor. J9 al capitalista . El propietario ter­ ritorial podrá . Consiguiente­ mente “ el alquiler e9 la diferencia entre el producto que dá la parte de capital aplicada á una tierra con un efecto me­ nor . con respecto á la parte que pro­ duce diez. pero de calidades diferentes . y la úl­ tima seis. exigir todo lo que exceda á esta remuneración. de diez. porque lo impedirá la concurrencia de los demas po­ seedores de capitales. quien no recibirá mas que esta justa remuneración por cualquiera otra parte del capital que emplee. se aplicasen á una misma tierra.D E LA DISTRIBUCION. con respecto á aquella parte de capital que no produce ma9 que ocho . y la diferencia de seis á diez. y veremos que el alquiler es la diferencia entre seis y ocho cuarteras . ocho y seis cuarteras de trigo .

y que ya se ha hecho realmente ‘contra ella .” Cuando se admite una objecion . toda porcion de ella debe producir un alquiler. es esta : «Luego que la tierra ha llegado á ser nna propiedad particular . y en todos Digitized by Google . y dos para la porcion número segundo. ó de un modo importante. deja la doctrina ilesa en su esencia. y muy sencilla la doctrina del alquiler. Si la cosa que se alega en la objecion . ellas se­ rán muy fecundas de verdades útiles. y asi se ve que aun las tierras mas estéri­ les y áridas de las altas y escabrosas monta­ ñas de la Escocia pagan á sus dueños un alquiler. ella ataca la doctrina que pretende destruir. Si en efecto se deducen estas consecuen­ cias de los principios establecidos.20 DE LA DISTRIBUCION. aun reconocién­ dola verdadera hipotéticamente. porque no se hallará un propietario que se con­ tenga en abandonar su uso gratuitamente. La única objecion posible. haciendo en todo seis cuarteras. ó de un mo­ do indeterminado y vago. porcion número primero.

aun en los cálculos mas prolijos y minuciosos. ya sea porque. es una frus­ lería . esta suma seria una fracción tan imperceptible comparada con * Ur. confundiendo las ideas. una cantidad infinitésima y despre­ ciable. aI sus resultados prácticos. ácre equivale á 4 décimas de héctara: la héctara es igual á 128804 pies cuadrados ó dos y media fanegnsde Castilla: luego 4 décimas serán iguales á . no alcanza á conocer la insuficiencia del ataque que hace á la doctrina que niega. ya por su disposición á eludir la verdad que rehúsa conocer. Aun cuando supusiésemos (lo que es mucho) veinte esterlinas por mil ácres * .DE LA DISTRIBUCION. En efecto. una fanega. la objecion es vi* ciosa en la mente del que la concibe. Digitized by Google . aun cuando concedamos gratuitamente que es cierto lo que se alega. es decir cerca de un penny ó di­ nero esterlin por acre . aun cuando vea que nada puede oponer á ella sólidamente. Lo que se alega en la objecion citada para fundarla y robustecerla. deja intacta la doctrina en todos sus resultados prácticos. el al­ quiler que pueden pagar las partes estéri­ les de las montañas de Escocia.

sin ser absolutamente incapaces de producir cosas útiles al hora- Digitized by Google . y que entre estas tierras y las mas feraces hay otras muchas intermedias mas ó menos productivas? Hay también tierras que. supon­ gamos que la especie mas inferior de tierra puesta en cultivo pagase un penny por derCy el alquiler seria. ni aun para su exactitud metafísica. aunque fuese ne­ cesario simplificar nuestro lenguage para justificar una omision. los gastos de cultivo. y . aunque con esta modificación: que seria necesario con­ tar un penny por acre de la peor tierra puesta en cultivo. la di­ ferencia de los productos que resultasen de las diversas partes del capital. en este caso. Y sin embargo.aa HE LA DISTRIBUCION. ¿Quién no sabe que en la Arabia Petrea hay inmensos desiertos arenosos que no rinden ni pagan nada. Ciertamente que este mi­ serable alquiler no destruirla una doctrina sólidamente establecida. no es cierto que nues­ tra doctrina necesite de este correctivo y temperamento. En apoyo de nuestro raciocinio. que nunca fx>dria ata­ car la doctrina establecida.

Puede asegurarse. la objecion no solamente insignificante en la práctica. y por consiguiente nunca se cultiva­ rán. sin temor de equivo* cacion. que no hay pais de alguna extensión en todo el mundo en que no se encuentren tierras fuera de estado de pagar alquiler. pero son evidente­ mente incapaces de pagar alquiler.DE LA DISTRIBUCION* 23 bre. y estas se hallan justamente en es­ tado de ser cultivadas. dar productos suficientes para soste­ ner las manos laboriosas que su cultivo ne­ cesita . y se Digitized by Google . es decir. aunque se culti­ vasen . Hay otras cuyo producto anual basta­ ría cabalmente para pagar el trabajo de su cultivo. sino también superficial y des­ preciable. cuando se sostie­ ne con empeño que todas las partes de las montañas de Escocia pagan un alquiler. se estudia muy mal el estado de las cosas. pues. incapaces de producir por medio del trabajo del hombre mas de lo que sería necesario para pagar este trabajo. no pudieran nunca. Hay en nuestras montañas muchas porciones de tier­ ra donde solamente puede vejctar el musgo y la cambronera. aun calificándola metafísicamente. Es. Asi que.

pera porque en centenares de ácres de tierras montañosas é inferaces se hallen algunos pedazos productivos. como son las cabras. pero es porque aun en las mon^ tañas mas áridas y pedregosas se encuen­ tran en los valles porciones de terreno cu­ yo producto es bastante considerable. to. ¿se deducirá.%\ B E LA DISTRIBUCION. no puede decirse absolutamente que paga un alquiler. no solamente para cu­ brir el interés de esta parte del capital. si~ no también para remunerar á los guardas del ganado: remuneración que en muchos Digitized by Google . que no pague á su dueño un alquiler. No debemos olvidar­ nos de que el ganado es una parte del ca­ pital. desnaturaliza la cuestión. Aun allí donde la tierra no es absoluta­ mente estéril y ofrece algún pasto á los mas atrevidos de los animales útiles. Quiero convenir en que no haya un hombre que beneficie una porcion de tierra de dominio particular en toda la Escocia. por cier-. que todas las tierras montañosas pagan un alquiler? Hay muchas que no lo pagan. y que es indispensable que la tierra retribuya lo bastante. y que sería imposible que lo pagasen.

no podria de ningún modo pagar alquiler. exige una porcion de ca­ pital bastante considerable. apelamos á la experiencia y saber de aquellos hombre* que mas profundamente conocen esta mate­ ria. Es un hecbo indudable. que la última especie de tierra puesta en cultivo no paga ningún alqui- Digitized by Google . No hablamos en tono de maestros. y especialmente en la rigorosa esta­ ción del invierno. que no puede pa­ gar ningún alquiler. que en la ma­ yor parte de nuestra nación no se hallará acaso una dehesa. ni pretendemos que se nos crea sobre nuestro propio juicio. un cortijo ó una granja. en que no ha­ llemos tierras mas ó menos fértiles.DE LA DISTRIBUCION. y si el estado de las cosas y la autori­ dad de estos hombres respetables corrobora­ sen nuestra aserción. desde un alto grado ó un grado mediano de fer­ tilidad. a5 parages. si comprendiese un gran terreno parte en la llanura y parte en colinas. hasta el del último escalón de esta grande y variáda escala. si la tierra no produjese suficientemente pa­ ra cubrir todos estos gastos y algo mas. quedará demostrado para siempre. En una palabra.

. sino también alguna cosa mas. por cier­ ta suma. no se halle en toda tierra de bastante extensión una par­ te de terreno que presente este grado parti­ cular de fertilidad.2. aunque no le den un excedente para pagar el alquiler. En los cortijos y dehesas de que acaba­ mos de hablar. que no sola­ mente rinde un interés razonable por el capital invertido en su cultivo. que estimule á cultivarle. si hubiese en toda la dehesa algunas porciones de tierra que pagasen exactamente el Ínte­ res del capital. el uso de sus tierras con el pro­ pietario territorial. hallará en esta sola cir­ cunstancia un motivo suficiente para culti­ varlas. ler. y como quiera que el mo­ tivo que determina al rentero á cultivar la tierra descansa enteramente sobre el inte­ rés que se propone sacar de su capital. cuya suma no ha podido menos de calcularse por la base del produc­ to de aquella especie de tierra. Sin entrar de lleno en la cuestión de sí Digitized by Google . des­ de la superior hasta la inferior. el rentero estipula. por insensibles grados. Apenas podrá negar­ se que entre las especies de tierra cuya ferti­ lidad disminuye.6 DE LA DISTRIBUCION.

mientras que el capital aplicado al cultivo de sus tierras pueda darle los be­ neficios comunes. deberá ser igual á todo lo que producen las diversas partes del capital. podremos justificar nuestra doctri­ na con las pruebas mas claras y positivas. y si el alquiler estuviese exactamente calculado. y probablemente mucho mas que el interés del capital. no da siem­ pre productos iguales. Con- Digitized by Google . y asi succesivamente. podrá rendir las ganancias del capital. si puede. p r o tras estas se presenta inmediatamente otra parte del capital que. y además el in­ terés. la segunda aun puede rendir mas. si bien no rinde na­ da para pagar el alquiler. La primera porcion rinde roas . hemos visto que el capital apli­ cado por porciones succesivas á una tierra que paga el alquiler mas alto. y estas son el estímunjulo que tiene el rentero para cultivarla. En efecto.D E LA DISTRIBUCION. algunas porciones del capital. todas las partes del capital por las cuales ha prometido pagar un alquiler. empleará en el cultivo. Asi que. El cultivador emplea. 27 todas las especies de tierra pagan ó no un alquiler. como es muy justo.

El zapa­ tero y el sastre poseen. y enton­ ces les pertenece todo el producto. . » Luego el alquiler con­ siste enteramente en lo que producen las otras partes del capital. aun en un pais agrícola.28 DE LA DISTRIBUCION. SALARIOS. y las máquinas que le auxilian. La producción es el resultado del traba­ jo. asegurando que en el es­ tado natural de las cosas. ademas del benefi­ cio que deben rendir. todas estas cosas son el mismo capital. hay siempre una parte del capital aplicado al cultivo de las tierras que no pue­ den pagar alquiler. hablando con propiedad. cluyamos. asi la9 herramientas con que trabajan. S E C C IO N DE LOS II. Algunas veces es propietario el obrero de todo el capital que requiere la naturale­ za y extensión de sus operaciones. ó. pero este recibe del capital las primeras materias que transforma. alguna vez. pues. como la suela y el paño sobre que elaboran.

sobre to­ do en los paises muy civilizados.DE LA DISTRIBUCION# 29 Pero. á veces du- Digitized by Google . y al capitalista por sus an­ ticipaciones. y recibe aquellas y estas de la mano del ca­ pitalista que. y asi como el producto del objeto traba­ jado por el zapatero y el sastre les perte­ necía cuando eran dueños de las primeras materias y de las herramientas. y estas dos indemnizaciones reunidas deben ser iguales á todo el valor del producto. del mismo modo. y con igual razón. ni herramientas. aunque sea verdad que no le es rigorosamente debida hasta que se remata y realiza el valor del producto. su suerte precaria y siempre miserable no le permite aguardar esta época. por lo común . El obrero ni tiene materias primeras'. El producto debe pagar sus re­ compensas ó indemnizaciones respectivas. el obrero y capi­ talista son dos personas distintas. si hace esta anticipaciones con la fundada esperanza de una recompen­ sa. correspon­ derá ahora el producto ó su valor al obrero por su trabajo. porque. y reunian la retribución de obrero y la de capitalista. La parte del obrero debe pagársele con anticipación.

ó en qué proporcion se distribuyen. Pues la forma bajo la cual recibe su recompensa se llama salario . y una vez que lo recibe bajo esta forma. E l precio de los salarios depende de la proporcion entre la poblacion y el trabajo que puede proporcionarse . mas claro . habiéndosela pagado anticipadamente. Sea la que quiera la parte del obrero. dosa y lejana. ó. to­ do el producto pertenece exclusivamente al capitalista. ella fija el precio de los salarios. y Digitized by Google . I. los productos ó su valor entre él y el capitalista. que corresponden al obrero.3o D E L A DISTRIBUCION*. puesto que ba comprado. entre la poblacion y los capitales. Hemos llegado á la cuestión de saber qué es lo que determina la parte del obre­ ro. la parte del obrero. y reciprocamente el precio de los salarios fija la parte de los productos ó de su valor. No cabe duda en que la fijación de las partes entre el obrero y el capitalista es el objeto de una convención entre ambos. §. de hecho.

y de herramientas ó máquinas. y he aquí 5o hombres en peligro de no hallar trabajo: y ¿qué recurso le» . Supongamos ahora que el número de obreros se ha aumentado en una mitad. de materias primeras . 3 l habiendo convención . Las cosas necesarias para sostener el trabajo. y por consiguiente que está fijada de cierto modo la proporcion por la cual deberán distribuirse los productos entre estas dos clases de productores. serán las mismas que eran antes.DE LA DISTRIBUCION. Supongamos que hay un número de­ terminado de capitalistas que poseen cier­ ta cantidad de comestibles . los comestibles. y que hay también un número determinado de obreros. Toda conven­ ción libre es reglada por la concurrencia. es decir. las her­ ramientas y las primeras materias . no es difícil conocer el origen de sus condiciones. sin que se haya aumentado la masa de los ca­ pitales. pero por cada centena de obreros habrá ahora centena y media. y sus condiciones varían en la misma proporcion con que varía la oferta y la de­ manda.

Consiguientemente. el efecto será el opuesto : los capitalistas tienen mas me­ dios de hacer trabajar. ofreciendo su trabajo por una retribución menor? En este caso bajará necesariamente el precio de los salarios. pero estando estos al servicio de otros. y"si al revés los capitales se au­ mentan y la poblacion no . Si los capitales y la poblacion se * Digitized by Google . se esfor­ zarán naturalmente á hacerles iguales ó mejores ofertas para conservarlos. mas hallándose en el mismo caso los capi­ talistas á cuyas órdenes trabajan. que los capitalistas se aumentan sin que se aumente el. un capital adicional del que quieren sacar un benefi­ cio: para esto necesitarán mayor número de obreros. Supongamos. Es inevi­ table esta concurrencia y lucha.3a DE LA DISTRIBUCION queda si no suplantar á los que lo tienen. si la poblacion se aumentase y los capitales no. los salarios subirán. esto e s. el único aliciente para atraerlos al suyo será ofecerles mas crecidos salarios. número de obreros . por el contrario. cuyo efecto necesario es alzar el precio de los salarios. los salarios bajarán.

que si una de estas dos cosas no se hubiese aumentado. que la poblacion se hubiese aumentado en un octavo. pues.DE LA DISTRIBUCION. “ el precio de los salarios será el mismo si fuese la misma la relación entre la pobla­ cion y los capitales. y los capitales en uno. Podremos. en general. y sí la poblacion. en un solo octavo. establecer en casos comunes estos principios: primero. pero no en una misma proporcion . 33 atirantasen simultáneamente. en cuanto al efecto que habrá de resultar de esta innovación con respecto al trabajo. y los capitales en el mismo octavo: es lo mismo. Segundo: el precio de los salarios subirá cuando se aumente la relación de los capitales á la poblacion. que si hubiesen subsistido en un estado es­ tacionario : pero supongamos que la pobla­ cion se hubiese aumentado en dos octavos. el efecto será el mismo. y la otra hubiese te­ nido un aumento igual á la diferencia. el efecto sobre el precio de los salarios será el mismo que si los capitales no se hubiesen aumentado. Ter­ cero: el precio de los salarios bajará cuan3 Digitized by Google . Su­ pongamos. por ejemplo.

no podrá hacerse que lo sea sino. aumentando la relación que existe entre los medios de hacer trabajar al pue­ blo. y si por el contrario. ninguna dificultad habria en mantener siempre á los pueblos en una con­ dición próspera. y el número de individuos que com­ ponen este pueblo. Si fuese tranquila y acomodada. Si los capitales tuviesen una tendencia natural á aumentarse mas rápidamente que la poblacion. bastará para man­ tenerla asi.34 DE LA DISTRIBUCION. do se aumente la relación de la poblacion á los capitales. es muy fácil ya descubrir aquellas circunstan­ cias que determinan en todo pais. es decir. ó bien impedir que la poblacion corra mas á prisa. Si no fuese esta la con­ dición de los pueblos. la poblacion tuviese una tendencia natural á aumentarse mas rápidamente que la masa Digitized by Google . la con­ dición de la gran masa del pueblo. hacer de modo que los capitales y la poblacion caminen á la par. ” Comprendidos bien estos principios. ó apresurando el aumento de capitales. ó retardando el de la poblacion. que los capitales.

y dejaría de bajar el precio de los salarios. los individuos existentes perecerían en la mis­ ma proporcion. 35 de los capitales. creciendo en la misma proporcion la mortalidad. miserables y mas viciosos. y de este modo se resta­ blecería el equilibrio entre el aumento de capitales y el de la poblacion. No queda duda en que la poblacion tie­ ne una tendencia natural á aumentarse con mas rapidez que la masa de los capitales. 3 : Digitized by Google . en la mayor parte de los paises. que nace casi siempre de la miseria y del vicio* ¿Cómo mantener y criar muchos hijos. En casi todos los paises. porque los sala­ rios tendrían una tendencia continua á ba­ jar. la dificultad sería muy grande y casi invencible. y los pueblos serian cada dia mas po­ bres . cuando no hay para todos ellos las cosas necesarias á su subsistencia y aseo? Cual­ quiera que fuese la proporcion según la cual la poblacion propendiera á aumentar­ se mas rápidamente que los capitales.DE LA DISTRIBUCION. y e9to lo de­ muestra de un modo incontestable la con­ dición de la poblacion en casi todas las partes de la tierra.

Prueba de la tendencia de la pobla * cion á aumentarse rápidamente. porque esta abundancia de medios alzaría los salarios. Esta miseria general de la especie hu­ mana es un hecho que no puede explicarse sino por medio de una de las dos suposicio­ nes siguientes: ó la poblacion tiene una ten­ dencia á aumentarsé mas rápidamente que los capitales. y no seria así si los capitales se aumentasen mas rápidamente que la pobla­ cion . II.36 DE LA DISTRIBUCION. §. pues. y pondría al obrero en un estado muy superior al de sus propias necesidades. la condicion de la gran masa del pueblo es miserable. ma­ teria para mía investigación de la mayor importancia. 6 bien se ha impedido por cualesquiera medios á los capitales seguir la tendencia que tienen á acrecentarse: es­ tas dos suposiciones suministran. La tendencia natural de la poblacion á aumentarse está probada por dos espe­ cies de hechos: los que presenta la consti- Digitized by Google .

tanto los hechos perfectamente contestados . que pueden considerarse como unas bases muy sólidas sobre las que se apoya nuestra doctrina. No puede negarse. y en esta parte están de acuerdo.37 tucion fisiológica de la muger. cuya conformidad con el estado efectivo de cosas es muy dudosa. Los hechos respectivos á la constitución fisiológica de la muger son tan incontesta­ bles . y los que ofrecen las tablas de poblacion publicadas en varios paises. Las hembras de aquellos animales cuya duración y curso de la preñez son casi seDE LA DISTRIBUCION. Digitized by Google .ó exposiciones de hechos tales que nada prue­ ban relativamente al punto que se discute. son ó meras suposiciones. como las nociones adicionales que la fisiología y anatomía comparadas pueden deducir de la analogía de algunas especies de anima­ les con la especie humana. que.v el grado de acrecentamiento de la especie humana de­ pende de la complexión de Iak muger . Las tablas de poblacion ó de nacidos y muertos publicadas en diferentes paises.

comparando la muger con las hembras de Jas otras especies de animales de que heñios hablado. lo que influye poco en nuestro cálculo. El período común en que una muger europea. No olvidemos esta particularidad para raciocinar con una exactitud rigurosa . desde la época en que comienza la facultad de producir hasta la en que cesa. comienza á los Digitized by Google . aleja la época de la con­ cepción mas del período de un año . y aun suponiendo que es natural á la muger tener un hijo en' cada dos años. La lactancia de un niño cuando pasa de tres meses. pueden en circunstancias favorables tener un hijo por año. y que no pro­ ducen sino un individuo á la vez.38 DE LA DISTRIBUCION. sin duda. á la cual limitamos nuestras obser­ vaciones . aunque deduciendo un año de dos. comv prendiendo todas las interrupciones. y esta es‘. mejantes á los de la muger. la única particularidad fisiológica que nos pone en camino de ha­ llar alguna diferencia en la frecuencia de los nacidos. puede tener hijos. y aun démosle toda la latitud posible.

Asi que. podrá tener 10 que es el número que puede mi­ rarse como natural á la muger. y acaba á los 45. y que del número de hijos nacidos en esta proporcion no deberia morir sino una muy pequeña fracción antes de la edad de la razón. diez hijos son el término medio de la fecundidad de la muger. si bien es grande é inevitable en los hijos de per­ sonas muy pobres que carecen de las cosas necesarias á la conservaron de la vida. y la crianza de sus hijos. podemos deducir que en la* circunstancias mas favorables. según el cálculo disminuí* do de tener un hijo cada dos años. pero concedamos que comienza á los 20 y finaliza á los 40. los paseos . Es también muy pequeña en los hijos de per­ sonas acomodadas que conocen y practican las reglas de una buena higiene. I03 ejercicios corporales. La mortalidad es una fracción pequeña en circunstancias favorables . el vestido. Por los casos accidentales Digitized by Google . y aun seria mucho menor si adoptasen y siguiesen fiel­ mente buenos métodos para reglar el ali­ mento . 39 16 ó 17 años de su edad.D E LA DISTHIBUCION.

estando exento de la necesidad de entregarse á un trabajo excesivo. Para combatir nna conclusión tan bien fundada como esta.40 DE LA DISTRIBUCION* de esterilidad. se ha recurrido á cier­ tas tablas de poblacion. Digitized by Google . pero los raciocinios deducidos de ellas eluden la cuestión principal. aun concediéndoles un mérito que no tienen. siendo evidente la cosa al primer aspecto. una deducción de la mitad de los naci­ dos. Si asi sucede realmente. es supérfluo entregarse á cálculos rigurosos para probar que la poblacion se duplicaría al cabo de un corto número de años. concedamos mucho mas de lo que es nece­ sario. publicadas en diferentes paises. que es la exactitud. y sien-» cjo bastante inteligente para usar de tus recursos de modo^que precava las enferme­ dades y la muerte suya y de su familia. principalmente de nacidos y muertos. y por esta débil mortalidad. porque no se conocen tablas. y digamos que todo matrimonio tem­ prano podrá criar cinco hijos siempre que pueda proporcionarse abundantemente to­ das las cosas necesarias á Ja3 necesida­ des físicas.

frutos de estas Digitized by Google . en qué proporcion. por muchos que sean los indi­ viduos que nazcan en esta condicion . La una es la pobreza. ¿Pero de qué nos sirve conocer esto. Todo el mundo sabe que la poblacion es estacionaria ó casi es­ tacionaria en la mayor parte de los pai­ ses del mundo. á excepción de un corto número. si no se no9 indican las causas de su aumento ó disminución ? No ignoramos que hay dos cosas que pueden impedir su acrecentamiento. 41 que indiquen otra cosa mas que el mero he­ cho tocante al aumento de la poblacion. ningún jiombre capaz de raciocinar dedu­ ciría de aqui que la especie humana es in­ capaz de aumentarse. Nos demuestran ó se supone demostrarnos que una poblacion se aumenta ó no.DE LA DISTRIBUCION. to­ dos ellos. cuyo efecto es tan fu­ nesto que. por fuerte que sea su tendencia natural á aumentarse. mueren prematuramente. y si se au­ menta. La otra causa es la prudencia que limita los matrimonios. Pero aun cuan­ do pareciese por estas tablas que la pobla­ cion de cada pais del mundo es estacionaria. ó bien el cuidado de que los hijos.

Cuando decimos. Consideremos ahora la tendencia que los capitales pueden tener á aumentarse. no excedan de cierto numero. Si los capitales se aumentasen tan rá­ pidamente como la poblacion. por cada nuevo obrero producido.4a DE LA DISTRIBUCION. !y hasta qué punto la pobreza. uniones. si no se nos dice al mismo tiempo y de un modo preciso cuáles son las causas de este aumento ó diminución. §. Prueba de que los capitales no tie­ nen la misma tendencia d aumentarse con tanta rapidez como la poblacion . y has­ ta ahora no se ha combatido con cosa algu­ na que merezca llamar nuestra atención. sentamos una proposicion que se apoya en las mas sólidas pruebas. pues. III. nos es inútil saber que la poblacion se aumenta ó se disminuye . que la pobla­ cion tiene tanta tendencia á aumentarse que pudiera duplicarse en un corto número de años . Asi que. en determinados paises. la prudencia ú otras causas pueden impedir este jumento. se producirían al Digitized by Google .

que no necesita de prue­ ba. y no se disminuiría en nada el bien estar y las conveniencias de la gran masa del pueblo. porque lo que se consume se aniquila. y e9ta verdad es tan evidente de suyo. ¡ Verdad es que en donde las propieda­ des están garantidas. Todo capital es naturalmente el re­ sultado de la producción . hay en el hombre una muy buena predisposición á economi- . conociendo el cómo se aumentan los capitales. porque es una porcion del producto anual de la tierra y del trabajo gradualmente acumulado ^ y para que se economice esta porcion con el objeto de emplearla como capital. es pre­ ciso que su dueño se prive de consumirla.DE LA DISTRIBUCION. puede sostener la opinion de su rápido acrecen­ tamiento ? Todo aumento de capital pro­ viene de ahorros. 43 mismo tiempo los medios de alimentarle y emplearle. Pero ¿ quién es el que. y lo que se aniquila no puede ser ya capital: luego todo capital se forma de la porcion del producto anual economizado y no con­ sumido.

sin embargo. La situación de toda sociedad toca en uno de estos dos extremos. y entonces hay una clase con rentas considerables. para hacer lenta tal progresión. ésta disposición ha sido siempre bastante débil en casi todas las si­ tuaciones en que los seres humanos se han encontrado colocados hasta nuestros dias. La distribución del producto anual se hace de estos dos modos: ó el común del pqeblo se provee abundantemente de todo lo que necesita para vivir y gozar.44 DE LA DISTRIBUCION. ó el común del pueblo se mira condenado á lo rigurosamente necesario. y entonces una pequeña parte del producto anual aumenta las rentas del hombre rico. cuan­ do el gobierno no abre al consumo anchos caminos. Examinemos los motivos Digitized by Google . y cuando las dificultades que ex­ perimenta la reproducción no son muy gran­ des. zar. la cual e3 suficiente para dar á los capitales un movimiento progresivo. Continuará sucediendo lo mismo . lo que parece seguro según los principios mas bien establecidos concernientes á la natura­ leza humana.

no está muy dis­ puesto á economizar. Cuando la clase mas numerosa no tiene mas que lo necesario. á lo menos para debilitar el deseo de atesorar. que es lo único que dan las riquezas mas que medianas.DE LA DISTRIBUCION* 45 que pueden entonces estimular á la eco­ nomía. y hacerlo tan débil que nunca pueda contrabalancear el mas poderoso de los go­ ces inmediatos. La posesion de una gran fortuna despierta el apetito para toda especie de goces inmediatos. ni tiene tampoco esta disposición la clase rica colocada en medio de uno9 men­ digos. En este estado de la socie­ dad. no puede economi­ zar. y ciertamente que el hom­ bre ya dueño de una gran riqueza que le facilita todos los goces . Digitized by Google . ¿ Por que se habrá de privar de un goce presente para una acumulación que le es insignificante ? Aun aquella influencia que ejerce el rico sobre las opiniones de los demas. si 110 para contentar enteramente á casi todos los hombres . es moralmente imposible un aumento rápido de capitales. es bastante considerable.

en comparación de estos. Los placeres que puede añadir á los que ya goza no son muchos ni muy vivos. el hogar. no nos permite suponer que una parte considerable de ella. y todas las demas cosas suficientes para hacer la vida cómoda y aun agradable. ni la clase laboriosa. entonces. Guando un hombre posée (lo que su­ ponemos ahora que posée el común del pueblo) el alimento. el vestido. abandonará una gran parte de los placeres mas positi­ vos de la vida. cercada y aun acometida incesante­ mente de aquellas fuertes tentaciones que excitan los goces presentes. : Examinemos ahora el estado de la so­ ciedad : cuando una parte considerable del producto anual se distribuye entre el común del pueblo. y únicamente para acumu- Digitized by Google . La expe­ riencia que ya tenemos de las leyes invaria* bles que sigue la especie humana. ni la clase ociosa tienen fuertes motivos para economizar. porque todo lo demas es ideal é imaginario.46 DE LA DISTRIBUCION. entonces posée los medios de proporcio­ narse todos los goces efectivos de la vida humana.

pero si un hombre consiente en no usar de una cierta porcion de cosas útiles ó agradables. es un enemigo declarado de la acumula­ ción. en quienes es bastan­ te fuerte la razón para que puedan formarse una idea justa de los placeres. que pudiera muy bien proDE LA DISTRIBUCION. que es ciertamente uno de nuestros mas poderosos móviles. Digitized by Google . despues de satis­ fechos todos. otros en quienes la razón es tan débil. y esta úl­ tima clase no tiene mucha disposición á economizar. los deseos razonables. no podrán menos de advertir que los que pudieran procurarse atesorando. no igua­ lan á los placeres de que renuncian. Los de la primera. Solo hay dos clases de hombres: unos para quienes es muy poderosa la voz de la razón. y asi ningún motivo les llevará á acumular. y que son capaces de resistir á un placer actual para crearse otro ma­ yor despues. que apenas pueden resistir al atractivo de un goce inmediato. algunos placeres quiméri­ cos.47 lar loa medios de facilitarse en una época incierta y tardía. El amor al reposo.

curarse con los frutos de su trabajo. y en la misma proporcion. po­ drá también. puesto que todo lo que pudieran facilitar sus ahorros á un obrero. ya en pequeñas entre un gran número de hombres de una fortuna me­ diana. tocante á la influencia que da la posesion de las riquezas sobre la opinion de los demas hombres. Examinados los motivos que pueden excitar á la acumulación en donde hay grandes fortunas. Y. des­ pues de deducida la parte de la clase de obreros. ni pre­ senta una perspectiva tan brillante que pueda obrar como un vehículo irrresis* tibie. y habiendo visto que nunca podrá producir grandes efectos. / Lo que resta del producto anual. dejar de trabajar y abandonarse á las dul­ zuras del ocio. es inútil detenerse en ella. ya en grandes por­ ciones entre un corto número de hombres muy ricos. se distribuye. resta examinar por qué motivos podrá acumularse en una sociedad que presenta Digitized by Google . no cambia esencialmente la escena.48 DE LA DISTRIBUCION.

fa­ cilitarles todos los goces físicos. Primero. las fortunas medianas proporcionan todo cuanto las fortunas mas grandes pueden proporcionar. el gusto y la ele­ gancia. Segundo.49 muchas fortunas medianas y ninguna con­ siderable. los individuos de la primera clase. y aun per­ mitirles la delicadeza. y los labra­ dores y artesanos bien pagados. pero mediana. D E LA DISTRIBUCION. que son siempre los que componen la porcion preponderante de la sociedad. No concibo que en este esta­ do de cosas pueda haber mas que dos ra­ zones que contrabalancéen aquella propen­ sión casi natural que lleva al hombre á los goces inmediatos. En cuanto á los goces físicos. el de establecer sus hijos. el buen tono. Dueños de una fortuna suficiente para asegurarles una entera independencia. y hacer dichosa su suerte. el dulce placer de influir sobre las opiniones de los demas. 4 Digitized by Google . La sociedad no ofrece en este estado sino dos clases de personas: las que gozan de una fortuna independiente del trabajo de ms manos. y los que reglan la moda.

é importante una mirada de favor . el hombre que no desea para sí mismo mas que una fortuna mediana. por­ que la posesion de las grandts riquezas apenas puede influir en las opiniones de los demas hombres. ya no les impone el estruendo y boato de la insultante opulencia. y despre­ cian las cosas que nada significan.5o D E LA DISTRIBUCION. probable- Digitized by Google . que veneran las personas por lo que valen. pero cuando colocados en una situación conve­ niente . pausados y maduros. los entretenimientos y los placeres. Tocante al deseo de establecer sus hi­ jos . hombres frios. sino muy al contrario. y véase aqui un estado de la sociedad en que no hay nin­ gún motivo poderoso para acumular. especialmente donde es terrible la cólera del hombre rico. tienen el sentimiento de su propia independencia y pueden cultivar su razón. las opiniones. Los in­ dividuos de la clase obrera son por lo común viles y bajos. no son ciertamente aquellos hom­ bres cuya ardiente imaginación se deja deslumbrar del brillo de las grandes ri­ quezas'.

De­ seará para ellos la misma fortuna que le ha puesto á él en el estado en que se en­ cuentra. es únicamente para advertir al lector que no los hemos ol­ vidado. Sin embargo. Fuera de este punto. Son. 4 Digitized by Google . estos incidentes tan extraordinarios y raros. que apenas podrá influir en el aumento de capitales. 5 1 mente no deseará mas para sus hijos. que si los tocamos cuando vamos estudiando las leyes generales que rigen y presiden á las sociedades humanas .DE LA DISTRIBUCION. si bien exceptuando el caso en que el hombre ya poseedor de todos los conocimientos y poder de la vida civili­ zada . se transportase de golpe á un pais ó inhabitado ó poco habitado. y se esforzará á procurarles para comenzad su carrera con provecho los medios que él tuvo ó que hubiera deseado tener cuando comenzó la suya. el deseo de proveer á las necesidades de sus hijos será tan vago y general. este estado de la sociedad seria el mas favorable á la acu­ mulación . no obstante. donde sin restricción ni trabas pudiese cultivar una tierra feraz y virgen.

la única prueba de la tendencia natural que tiene la poblacion á aumen­ tarse mas rápidamente que los capitales. tanto mas grande es la dificultad de aumen­ tarlos. ó á la misma tierra de calidad Digitized by Google . si despues de haber apurado la tierra de primera calidad . si B fuese igual á A\ pero sucede lo contrario en los capitales. En efecto. Estos son los efectos casi imperceptibles que podemos esperar de los motivos que excitan á la acumulación. un décimo subirá en la época i? . cualquiera que pueda ser. hasta que se llega á un punto en que es físicamente imposible su aumento: proposicion evidente . de modo. Cuanto mas se aumentan.5a DE LA DISTRIBUCION. aunque muy sólido en sí mismo . que si su tasa hubiese subido un décimo en la época J . pues que es una derivación de la ley que ya hemos indi­ cado. Esta tendencia. pero no es este solo fundamento. por la cual el capital se aplica á la agricultura. ya grande ya pequeña > es uniforme en todos los casos . aplicásemos un capital ó á una tierra nueva de calidad inferior .

habrá de disminuir en^ la misma proporcion el fondo anual de donde salen las economías: crecerá continuamente la dificultad de ahorrar. Parece. porque por lento que pueda ser el aumento de la poblacion. siempre que sea mas pausado el de los capitales. sus productos totales disminuirán forzosamente cada vez que apliquemos una nueva porcion de capital: si el Ínteres del capital disminuye sucesiva­ mente . y que nos es indiferente para nuestro propósito conocer la naturaleza de esta marcha ni la fuerza de este movimiento veloz . hasta que la parte adicional de la población muera de hambre y de miseria: ¡desgracia terrible y funesta que no podrá preca­ verse' sino buscando y encontrando con tiempo medios de. hasta que al fin 6ea imposible todo ahorro. habrán de bajar los salarios incesantemente. 53 superior por porciones succesivas y con productos menores.DE LA DISTRIBUCION. pues . quedar demostrado que la poblacion tiene una tendencia natural á aumentarse mas rápidamente que los capitales . impedir que el aumento Digitized by Google .

de capitales se quede á la retaguardia del aumento de la poblacion! §. Los medios que pudieran emplear* se p a r a forzar los capitales d caminar mas d prisa de lo que permite su ten­ dencia n atu ral . No puede el legislador torcer el curso de las acciones humanas sino por medio de castigos y recompensas. nunca producirían efec­ tos ventajosos.54 DE LA DISTRIBUCION. ya ace­ lerando el movimiento de los capitales. pero ni aquellos ni estas pueden detener la tendencia natu­ ral de la especie humana á crecer y multi­ plicarse. porque supongamos que por una ley extravagante se impusiese una pena á los padres de un niño que naciese cuando no tuviesen medios de criarlo: ¿no seria el remedio peor que la enfermedad ? y ¿serví-' ria esta pena de otra cosa que de mortifi- Digitized by Google . ya disminuyendo la tendencia de esta á aumentarse. Dos son únicamente los medios artifí* ciales de forzar los capitales á caminar á la par de la poblacion . IV.

ya directa.quién será aquel que se atreva á determi6 nar de un modo inequívoco. ya Digitized by I Google . cuando no puede satisfacerse un de­ seo sino de un modo perjudicial ó funesto. La legislación puede. 55 car una familia inocente ? fuera de que. á veces. asi que. dos. ó darle una dirección inocente. . podrán siempre hacer indirectamente . ó que se satisfaga de un modo no dañoso. que haya adoptado medios para aumentar la poblacion. como el que hace por su acción directa en las que debe dirigir. y las leyes no pueden tampoco reprimirlo ni con -premios ni con penas. hacer tanto bien por su acción indirecta en las acciones humanas que no están sometidas á su jurisdicion. tres 6 mas hijos? y todavía seria mucho mas difícil designar las recompensas para los padres que no tuviesen hijos de un modo tan juicioso que influyesen útilmente en el movimiento de la poblacion. en qué consisten los medios de criar uno . como las ha habido.DE I A DISTRIBUCION. coirjo debería serlo para la aplicación de la ley. Si ha habido alguna legislación.

pero anteviendo y precaviendo los males que lleva tras sí un aumento de­ masiado rápido de la poblacion: y yo me atrevo á esperar que los adelantamientos de la legislación. creándose tina familia numerosa. como en otros muchos. indirectamente. El grande objeto que nunca debemos perder de vista. Digitized by Google . sería muy útil la podero­ sa influencia de la sanción popular. y que por el contrario. se precipitan en el abis­ mo de la pobreza y desesperación. es asegurar á los pueblos toda Ja dicha que puede producir la unión conyugal.56 DE LA DISTRIBUCION. los progresos de la edu­ cación popular. conciliarán estos importantes objetos. Yo pienso que asi en este caso. y una verdadera y sólida ilustración . la aprobación públioa fuese la recompensa de los que por su juiciosa previsión se eximiesen de la degradación y de la miseria. semejante legislación per­ niciosa debe eficazmente corregirse. Sería: tal vez suficiente que la censura pública ejerciese todo su poder sobre aquellos hombres imprudentes que.

Si la legislación fuese buena y su­ piese dirigir las acciones humanas. por medio de leyes suntuarias. Podrá también subdividir las propiedades. que tanto contribuyen á mul­ tiplicar las economías. Digitized by Google . pues. tendrá lina grande influencia en los gustos nacio­ nales. Resta.67 Estos son los modos por los cuales pue­ de la legislación debilitar la tendencia que tiene la poblacion á aumentarse. conocer los medios por los que puede acele­ rar esta tendencia con respecto á los capi­ tales. aunque es sensible. Vemos en muchos paises obrar la legislación directamente para aumentar los ahorros. sin una intervención prolija y opresiva en los nego­ cios mas simples de la vida doméstica. podrá hacer de moda la frugalidad. y son como aquellos directos ó indi­ rectos. como hemos visto. y deshonrosa la prodigalidad y la ridicula ostentación. pero nunca será fácil que obren con todo el poder que se necesita. que ni aun en este esta­ do de cosas tendrá el hombre grandes mo­ tivos para economizar. Ciertamente que la legislación pudiera dar un gran paso para la acumulación de DE LA DISTRIBUCION.

Si se observase que la ten? dencia de los salarios fuese a bajar.58 D E LA DISTRIBUCION. si el interés se sostuviese á un precio razonable­ mente crecido. y con vir­ tiéndolas en capital. pudiera disminuirse. El interés del primer año sería capw tal en el segundo. y si por el contrario subiesen mas de lo que pareciese necesario para hacer la condicion del obrero tan cómoda y agra*p dable como debe serlo. Sin perder inútilmente el tiempo en in­ dagar si es ó no practicable un sistema ca- Digitized by Google . El método mas sencillo seria prestarlo á los fabricantes y capitalistas que lo deman­ dasen y que pudiesen garantizar su reem­ bolso. tomando del producto neto del año una parte. ó empleándolo el gobierno. que doblaría el capital en poco tiempo. pudiera entonces recargarse la coqtribucion sobre las rentas. capitales. pero ¿cómo emplearlo? y ¿qué efecto produciría? Pudiera emplearlo de dos modos: ó pres­ tándolo á manos laboriosas. por medio de una imposi­ ción moderada sobre las rentas. formando de este modo cada porcion anual un interés compuesto.

que los grandes propietarios apenas pudiesen vivir con él. 59 paz de producir estos efectos. se disminuiría la renta de los capi­ talistas hasta que. con el trascurso del tiem­ po. crecer con la misma rapidez la necesidad de aplicar los capitales ó á tierras cada vez mas inferio­ res. pasaremos á otra consideración que me parece decide de la utilidad del pensamiento. Todo el que no vive del fruto de su trabajo ha de vivir ó Digitized by Google . pero ¿cuál es el lími­ te en que estos efectos pueden ser buenos? esto es lo qtie nos resta.’ Si tenemos presente la progresión que hemos ya supuesto. por consiguiente. aun supo­ niéndolo practicable. A medida que los capitales rindiesen menos. conoceremos que el au­ mento de la poblacion debería ser rápido: veríamos. * ' Supongamos que no se alterase un pun­ to el precio de los salarios. ó á una misma tierra por porciones succesivas y con productos cada vez mas pe­ queños. y hé aqui el último término á que lleva el: propuesto plan. se redujese tanto el interés del capital.DE LA DISTRIBUCION.

ó son raras. ó alzar el alquiler de las tierras. se subdividirian en porciones muy pequeñas. y por consiguiente nadie podrá comprar sino porciones pe­ queñas. se multiplicarían sus poseedores. del interés de un capital. Si fuesen frecuentes. como las demas pro­ piedades. porque si el alquiler de las tierras sube.6o D E LA DISTRIBUCIO N . y ¿ puede desearse acaso este estado de cosas? ¿le precede por ventura ó le si-t g u e u n estado mejor? Digitized by Google . ó del alquiler de una tierra. ó las ventas de tierras son fre­ cuentes . valdrán mas. de donde se seguiría la pobreza de los obre­ ros y capitalistas y de toda la sociedad. ó empobrecer á los que viven del Interés de un capital. viniendo á ser la condicion de cada uno tan* triste y precaria como la del miserable obrero. á excepción de los propietarios territoriales. de­ berá subir también su precio venal. mudarían conti­ nuamente de manos. v Entonces. Estudiemos los efectos de entrambas suposiciones. pues el estado de cosas que he­ mos supuesto no puede hacer mas que. y el capital menos. j .

podrá aquella parte ha­ cer sobre sus gastos grandes economías para mitigar los efectos de este déficit.D E LA DI3TRIBCCI0X. y que gravitaría sobre un pueblo condenado á subsistir única­ mente del trabajo de sus brazos! Los grandes bienes que produce aquel precioso atributo de nuestra naturaleza. y que es el caracter distintivo de la especie humana. ó tan acomodados que no tienen que fatigarse en buscar los medios de «ub- Digitized by Google . No así en la clase asalariada . 6l Guando por alguno de estos accidentes baja el producto anual por uno ó muchos años hasta ponerse mucho mas abajo del precio común. parece de­ pender en gran parte de la existencia de una clase de hombres que son dueños de su tiempo. la perfectibilidad. no hay duda que en un pais en donde una parte considerable del pueblo tiene rentas mas crecidas que los que viven de salarios. ¡ca­ lamidad desastrosa. porque en ésta toda disminución del producto anual seria una calamidad general é inevitable. ó el poder de pasar continuamente de un grado de cien­ cia y de felicidad á otro mayor.

y aun de gozar hasta cierto punto. deben inquirir I09 medios mas adecuados de hacer al hombre tan dichoso como pueda serlo en la tierra. sistir. preceptores. inventores y creadores eri todas las artes. de todos los grandes y útiles trabajos por los cuales se extiende la dominación de la especie humana sobre las fuerzas de la naturaleza. DE LA DISTRIBUCION. colocada sobre toda inquietud y temor con respecto á los medios de vivir honrosamente. está libre de las extravagancias y vicios que son co- Digitized by Google . y ¿no será aquella que. y los van disponiendo á desempeñar algún dia las funciones mas importantes y delicadas de la sociedad : son luego los legisladores .6 2. el examen de aquella clase de hombres á quienes ha cabido el mayor lote de felici­ dad. administradores. jueces. Esta es aquella respetable clase de hombres á quienes corresponde el dominio de las ciencias que cultivan y perfeccionan. en fin. difun­ den las luces y el buen gusto. dan á sus hi­ jos una educación esmerada. y directores. Toca especialmente á los que por su situación en la sociedad.

y á quienes debe generalmente la so­ ciedad su civilización y adelantamientos? Estos hombres. no haya llegado á aquel miserable punto en que apenas es sensible el Ínteres del capital aplicado á la tierra.D E LA DISTRIBUCION. en efecto . consiguiendo toda la suma posible de Jos goces humanos. libres de la necesidad de ocuparse en un trabajo mecánico. dueños de su tiempo. ¡Ojalá que esta clase de hombres tan útiles y que tanto honran nuestra especie y contribuyen á su felicidad. la de aquellos hombres que gozan de una fortuna media­ n a . pero para esto será siempre necesario que la poblacion arrastrada por el impulso de una acumulación violenta y contranatu­ ral de capitales. fuese mayor de lo que es . porque ¿cómo podrá gozar una gran parte de la sociedad de las dulzuras de un trabajo intelectual. ó mas brevemente. 63 munmente el patrimonio de las grandes riquezas. se entregan absolutamente á las delicias del estudio y de la meditación. si no fuese subido el Ínteres de los capitales? Hay siempre una cierta cuota Digitized by Google . y exentos también de toda autoridad particular.

no debe desearse que la poblacion se aumente. y recogido los beneficios que en él se encuentran. de donde nace gran parte de la feli­ cidad social. se disminuirá este fondo de abun­ dancia. que es el que absolutamente 9e necesita para reem­ bolsar el capital gastado y sostener á I09 obreros.64 DE LA DISTRIBUCION. pero cuando ya se ha llegado á este alto punto. y las mismas pruebas que demuestran que este estado social no es favorable á la felicidad humana. pues. porque si se au­ mentase. muy de desear aquel estado de la sociedad en que el aumento de poblacion hubiese reducido toda la co­ munidad ó casi toda ella á la misma con­ dición que los asalariados. ó la por­ cion del producto anual excedente. por altos que fuesen sus salarios. 39Í por la9 relaciones sociales como por aquella combinación de medios que cooperan á aumentar el producto del trabajo . demues­ tran también que no lo es tampoco el que Digitized by Google . en vez de multiplicarse la renta neta de la tierra y del trabajo. No e s. de poblacion que parece que está irrevocable­ mente fijada.

acumulando violentamente los capitales.DE LA DISTRIBUCION. 65 le precede. Cualesquiera que sean los daños inherentes á aquel estado de cosas en que la9 rentas de todos. Pero^cuál es el estado de cosas que sigue á aquel en que las rentas de todos los individuos. su efecto inmediato seria disminuir las rentas de los capitalitas. ó disminuyese el número de los nacidos. los llevase mas allá de este tér­ mino. bajan hasta el punto de nivelarse con 1qs salarios. y pesarían exclusiva5 . Si una contribución sobre las rentas. bajaría el precio de los salarios. estos daños se­ rán casi los orismos en el estado que pre­ cede inmediatamente á éste. meaos las de los propieta­ rios territoriales. menos las de un corto núme­ ro. seria necesario que. porque si asi no fuese . Si se abandonase á sí misma la acumulación forzada de capi­ tales . ó que la pobla­ cion se aumentase mas rápidamente que los capitales. están como niveladas con los mas subidos salarios ? Esta es la tercera y última cues­ tión comprendida en esta parte de nuestras investigaciones. y de aquí todos los males de la pobreza.

Digitized by Google . Si se con» siguiera esto cuando fuesen bastante conside­ rables las ganancias del capital aplicado al . mente sobre la clase obrera todas las cala­ midades que nacen de salarios mezquinos. hallar el medio de limitar los na­ cimientos á un número que sostenga la po­ blacion . Por eso el gran problema práctico es hallar el me­ dio mas adecuado de limitar el número de nacidos. pero que no la aumente. que no es posible asegurar la dicha de la especie humana empleando medios artificiales para forzar los capitales á aumentarse con tanta rapidez como la po­ blacion. nos ha enseñado. El punto fijo de la cuestión es. Por otra parte.66 D E LA DISTRIBUCION. sin embargo . Aunque ha sido demasiado larga y fas­ tidiosa esta analísis . inmediata­ mente se altera la felicidad pública. pues. se ha visto que si los nacidos fueren mas de los necesarios pa­ ra mantener la poblacion en un estado cor­ respondiente al de los capitales. Hemos visto igualmente que no es de desear el que la poblacion se aumente mas de lo que permiten las relaciones socia­ les y la combinación de las diferentes espe­ cies de trabajo.

. sea que los preste á otros para emplearlos. El medio mejor tal vez que pudiera adoptar el gobierno para emplear una porcion del producto anual. á manos de una clase nu­ merosa de personas. sin embargo. y si entonces no se trabasen las leyes generales de la distribución. y á la adquisición de las mas sublimes cualidades intelectuales y mo­ rales . sea que el gobierno emplee estos capitales. en pe­ queñas porciones. los salarios del obrero serian moderados y quedaria un crecido excedente. exentas de la necesi­ dad de entregarse á un trabajo manual. todos los efectos que hemos indicado como resultado necesario de un aumento de capi­ tales . evidente que. la mayor parte de este producto neto llegaría .67 * cultivo de las tierras. que tomase de los particulares para aeeleDE LA DISTRIBUCION. serán los mismos. y colocadas en la situación mas favorable al goce de la felicidad. en vez de prestarlos. y véase aqui el máximum de la feli­ cidad social. También tenemos que citar el caso en que el gobierno mismo emplease los capita­ les que crea por medios artificiales. E s.

todos los ma­ les que hemos visto mas atrás deber resultar de una acumulación forzada de capitales. rar el acrecentamiento del capital nacional. á saber: que con­ vertida en capital la porcion del producto anual. que los capitales aumentan en la misma proporcion que la poblacion. sería el que con tanto entusiasmo ha reco­ mendado á la atención pública el señor Owcn de N ew -Lanark . e6 decir. como no puede menos de suponerse. Digitized by Google . El señor Owen opina que el trabajo de estas grandes y bien meditadas manufacturas seria una mi­ na inagotable de abundancia y de felicidad para los accionistas. ó que iria en aumento: si lo primero. suponien­ do. levantando los edificios. pero antes de haber aventurado este pensamiento. la emplease el gobierno en crear al­ gunos establecimientos de una naturaleza mixta. parte in­ dustriales. y las primeras materias que pudieran ser necesarias. suminis­ trando las herramientas y máquinas. deberia haber supuesto una de estas dos cosas: ó que la poblacion permanecería estacionaria. los gé­ neros alimenticios.68 D E LA DISTRIBUCION. parte agrícolas.

suponiendo que se halle medio de efectuarla. puede llevarse bastante lejos. reali­ zará todo lo que. no habría necesidad de semejárites establecimientos. Digitized by Google . sino también para precaver en­ teramente la acumulación de los capitales. y sin intervención de la au­ toridad. Si el señor Owcn cree que la poblacion no se au­ mentaría . subiendo el precio de los salarios. 69 cuando el gobierno los presta. La limitación del número de los nacimien­ tos .deseamos. y aun menos de quitar á los ciudadanos una porcion de sus rentas. Esta limitación. sin dificultad de nuestra parte.D E LA DISTRIBUCION. serian los mismos en el caso en que los etoplease en los establecimientos de que se trata. y que se podrían emplear medios de limitar suficientemente el número de na­ cimientos. no solo para elevar la con­ dición del obrero hasta un estado de conve­ niencias y de felicidad tan grande cual pue­ de desearse.

.• DE LAS GANANCÍAS DEL CAPITAL.... es como si no existiera. parece que es alguna cosa en­ teramente extraña á lo que puedé conside­ rarse como indemnización debida á las operaciones productivas del capital y del trabajo. Luego que es necesario aplicar d capital á una tierra de calidad inferior.•. salarios de trabajo y be­ neficios del capital .. ■ iC Dejando bien sentado que la totalidad del... con respecto al capi» talista y al obrero. todo cuanto excede á este último producto. Pdr lo que de.* . ■. Todo lo que la tierra Digitized by Google . queda igualmente resuelto el pro­ blema con respecto á las ganancias del ca­ p ital.ha explicado ya acerca del alquiler. ó á la misma tierra con un producto menor.7o :.producto anual se distribuye en alqui­ leres de tierras.. • ¡ • . porque es evidente que todo h) res­ tante «e comprende bajo esta denominación... i i . . y habiendo determinado lo que arregla.:/! •■ SECCION -> ■ ¡> iíl.1 : ¡ .. la$ porciones que se han de deducir anticipadamente para alquileres y salarios..

corresponde al pro­ pietario territorial. sin alterar la porcion que correspon­ de á cada una de estas dos clases de produc­ tores. La porcion de producto que. y otra pieza de tierra úotra porcion dé capital. Supuesto que debe emplearse una nueva jjorcion de capital con un producto menor . es efectivamen­ te el resultado de un accidente. es como si las facultades producti­ vas de todo el capital empleado en cultivar la tierra se redujeran al mismo precio. 71 produce ademas de esto podría quedar ani­ quilado en el mismo instante que es produ­ cido. sobre los poseedores de la tierra que los produce. cayese del cielo como por milagro. y que excede á la justa indemnización de la suma del capital y trabajo aplicada á la tierra. sin que hubiese diferencia entre los productos que rinde una pieza de tierra ó una por­ cion de capital.DE LA DISTRIBUCION. con el nombre de alquiler. pero que una suma de productos igual á lo que las primeras por­ ciones de capital daban comunmente de mas. Pongamos el Caso de que toda la tierra cultivada en el pais fuese de la misma calidad y rindiese la Digitized by Google .

y obliga á todos los propietarios de capitales á reducir sus bene­ ficios al precio de este producto disminuido. siem­ pre que sobreviene un acontecimiento que disminuye el producto conseguido con cier­ ta porcion del capital. Pero lo que es verdad respecto de una sola fanega. misma cantidad de productos por cada porcion de capital. en este caso. enteramente visible que todo lo que se puede considerar como el produc­ to de la doble acción del capital y del tra- Digitized by Google . podría considerarse justamente como la indemnización debida al trabajo y al ca­ pital empleados en su cultivo. á excepción de una sola fanega que supondremos producir seis ve­ ces tanto como las otras. Es. pues.7a DE LA DISTRIBUCION. produciría cada una de las demas fa­ negas. sino como el producto accidental de una virtud privativa de este trozo dq tierra. no se mirarían como parte de la indemnización debida al trabajo y al capital. lo es igualmente con res** pecto á cualquiera número de ellas. Las otras cinco porciones iguales producidas por la fanega de que se trata. lo que. y como el total de esta indemnización.

todo lo que aumenta la porcion de la una disminuye la de la otra. para indemnizar todas las de­ mas porciones de trabajo y de capital em­ pleado en cultivar la tierra. es de toda evidencia que lo que regula la parte de la una. puede dejarse enteramente á un lado el alquiler. examinando lo que regata los salarios y las ganancias. despues de haber deducido antici­ padamente el alquiler. De consiguien­ te. regula también la parte de la otra. porque lo que se le quita á la primera lo recibe la segun­ da . y que mide la cantidad de productos que debe» quedar despues de la deducción anticipada del alquiler. Cuando hay que ¡repartir una cosa en­ tre dos personas. porque este es él efecto y no la causa de la disminución del producto que tienen que repartirse entre sí los capitalistas y los obreros.DE LA DÍSTSUBÚClfiN. Se sigue de aqui que. consiste en lo ¡qué rinde la porcion dé capital empleado sin pagar alquiler. por consiguiente. 73 bajo. todo lo que se puede mirar como el pro­ ducto efectivo del trabajo y del capital que­ da para repartirse entre el obrero y el ca­ pitalista. Digitized by Google .

decir con igual razón que los sala­ rios determinan las ganancias. como las ganancias del ca­ pital dependen de la parte que sus posee­ dores reciben del producto combinado del trabajo y del capital. y bajan cuando aquellos suben. Segun esto. que suben cuando aque­ llos bajan. Puede decirse. y por consiguiente el precio de los salarios como regulador. el principio activo de la variación está de par­ te de la poblacion. ó que las ga­ nancias determinan los salarios. Sin embargo. segun se quiera. y ofrece un motivo pa­ ra considerar el estado de esta poblacion. Podríamos pues. como hemos visto que la proporcion entre las partes respectivas del capitalista y del obrero dependen de la que existeventre la poblacion y la masa de capi» tales. y al contrario. no obstante. y tomar. á lo que parece. por regulador el precio de Jas unas ó de los otros.74 LA DISTRIBUCION. estas ganancias depen­ den de los salarios. y que la primera propende á acre­ centarse con mas rapidez que la otra. que las ga­ nancias delcapital dependen no solamente Digitized by Google .

sino á su valor relativo. La usamos en este último sentido cuando hablamos del precio de las ganancias ó (*) Uua yarda son tres pies ingleses: es medi­ da de extensión.!•. palabra la cantidad de productos. ó 3 pies 3 pulgadas y 2 líneas cpn corta difeiencia. de materias en bruto y de herra­ mientas que ha suministrado: ó bien pue-* de la palabra ganancias do referirse. por ejemplo. Puer de eq^endqvse. por ¿ata.DE LA DISTRIBUCION. de la parte que reciben ios poseedores sobre Jo que se reparte. i .los mismos productos. el numero de cuarteras de grano ó de yardas (#) de paño que el capitalista recibe como indemniza­ ción de ¿cierta cantidad de mantenimien­ tos . co­ mo sucede con muclia frecuencia. y equivale á 91 centímetros. y de la cantidad total deeéte producía . siuo también del valoc total del dividendo* Las ganancias dependen* pues . Digitized by Google . : r:i cr. de dqs cosas * de* la parte que corres* ponde al capitalista del producto combina­ do del capital y del trabajo. á .í> Para explicar con mayor claridad este pp^tQ idebe desvanecerse cierta ambigüedad que acompapa á la palabra ganancias.

que la misma canti­ dad de mantenimientos. Cuando decimos. producirá mayor numero de cuarteras de trigo. como indiciando simplemente una porcion de productos. i Ahora ya no puede dudarse si emplea­ mos la palabra ganancias en el primer sen­ tido . verbigracia. Siempre que nos explica­ mos de este modo. decimos que la parte de los productos que tocan al capitalista podria trocarse por la décima parte de todas las cosas empleadas como capital para realizar la producción. sea una mitad. que las ganancias son de diez por ciento. y de aperos de labranza empleados como capital. por cada parte del producto.76 DE LA DISTRIBUCION. por ejemplo. cuando el producto total es crecido que Digitized by Google . cuando decimos que las ganancias son de tanto por ciento. un tercio ó cualquiera otra porcion que corresponda al capitalista. queremos denotar me­ ramente que el valor de la porcion de los productos que corresponde al capitalista se baila en tal relación con el valor de to­ das las cosas empleadas como capital para verificar la producción.

las ganancias dependen de dos cosas. ¿por qué razón la mitad de un producto es igual en valor á la otra mitad. En efec­ to. 77 cuando es ténue. lo que es lo mismo. En este sentido. Remi- Digitized by Google . pero si empleamos la palabra ganancias en el sentido ordinario. el valor per­ mutable del uno es igual al del otro: es como si dijéramos 'que. cuando dos pro­ ductos han exigido los mismos gastos. de la ma­ sa de los productos (suponiendo siempre la deducción anticipada del alquiler ). Cuando se emplea la misma cantidad de trabajo y de capital en la producción de dos objetos. es fá­ cil ver que en este caso las ganancias depen­ den enteramente del precio de los salarios. pue­ den permutarse el uno por el otro. pueden trocarse el uno por el otro. para designar una relación de valores.D E LA DISTRIBUCION. y del precio de los salarios. ó. pues. sino por*que es necesaria para producirlas una can­ tidad igual de trabajo y de capital? (*) (*) Ha parecido oportuno decir anticipada­ mente algo de lo que contiene el capítulo en que se explican con toda amplitud las causas que arre­ glan el valor permutable de los productos.

te n g a n o ­ Digitized by Google . Si la misma porcion de capital y de trabajo que lia efectuado anteriormente Ja producción de cierta cantidad de un producto cual­ quiera. Lo ‘contrario es igualmente cierto. Pero si el valor de lo que se repar­ te en salarios y ganancias de capital perma­ nece el mismo. Nota del autor.78 DE LA d ist r ib u c ió n : Luego el valor de los productos le de­ terminan la cantidad del capital y del tra­ bajo necesario para su producción. cuando. es evidente que el valor de la porcion que forma las ganancias del ca­ pital depende totalmente de la que consti­ tuye los salarios. la misma cantidad de trabajo y de capital aplicado á la tierra dá un producto menor que antes. de producir el duplo. el valor de este producto disminuido subsiste tan grande como el del producto mas crecido obtenido primitiva­ mente. por ejemplo. por medio de algún descubrimiento. se hace capaz. este duplo no tiene mas valor que la cantidad primitiva. el valor de cada onza ó vara del producto de que se trata baja la mitad. El precio de las ganantim o s t ic ia s a l m a s lector á este capitulo p a r a que extensas.

disminuye las ga­ nancias del capital aplicado á las manufactu­ ras y á cualquiera otra especie de industria. debe fijar la de las ganancias de los capitales empleados de todo otro modo di­ verso. Digitized by Google . Dependiendo la disminución de las ga­ nancias del capital empleado en el cultivo de la tierra. Resta explicar por qué grados se llega á este resultado. deben por consiguiente bajar al ni­ vel de las de la agricultura. Todas las ganancias. ó la proporcion entre el valor de lo que recibe el capitalista y la del capital. Hemos visto ser inevitable la disminu­ ción de las ganancias del capital aplicado á la agricultura. pues. dependen. ó de aplicar succesivamente nuevas porciones de capital al mismo terreno. pero la cuota de las ganan­ cias de un capital empleado de cualquiera modo. de la necesidad de cultivar porciones de terrenos menos fértiles.DE LA DISTRIBUCION. 79 cías. Nadie querria continuar aplicando su capital á la agricultura si dándole otro destino pudiera lograr mayores ventajas. sean de la especie que fueren. enteramente del precio de los salarios.

El obrero debe consumir cierta cantidad de cosas necesarias á la vida. ya cuesten menos. los labradores vacilan . Cuando Digitized by Google . sacar de su capital ganancias tan grandes como los demas capitalistas. sino que todas las demas ga­ nancias bajan hasta el precio en que han caido aquellas. el valor permutable del trigo sube.8o B E LA DISTRIBUCION. y cuando ha llegado hasta cierto grado. Por una consecuencia natural. como es justo. ó aplicando nuevas por­ ciones de capital á las mismas tierras con ganancias menores. Cuando sobreviene una demanda de cierta cantidad adicional de trigo que no puede producirse sino cultivando tierras de una calidad inferior. Los gastos del trabajo se hallan aumentados por el aumento del va^ lor del trigo. Por este medio las ganancias de este labrador no solo no se mantienen en su pre­ cio primitivo. el labrador pue­ de. ya cuesten mas. en emplear su capital de un modo menos productivo que antes la deman­ da del trigo sube entonces sin una subida proporcional en la producción de este géne­ ro. produciendo trigo en menor cantidad que antes .

de lo cual resulta que sus ganancias se mino­ ran. á pesar de que la in­ demnización efectiva de su trabajo no se haya aumentado. aun cuando la cantidad de mantenimientos y de otras cosas que con­ sume. Luego sus salarios pueden considerarse co­ mo que han subido. % 8l cuestan mas de lo que costaban antes. permanezca precisamente la misma. según acabamos de verlo. y por consiguiente sus ganancias quedan disminuidas del mismo modo y en la misma proporcion que las de los demas capitalistas. El valor de sus productos se ha acrecentado. pero solamente lo necesario para compensar los perjuicios que ha eufri- Digitized by Google . á dar mayores salarios. es decir que. su trabajo sube. El arrenda­ tario se vé también precisado. Por esta alteración en los gastos de prc* v duccion y en el valor del trigo. tiene indispensable­ mente que dar una parte mayor á sus ope­ rarios.ÜE LA DISTRIBUCION. todos los capitalistas tienen que dar forzosamente á sus obreros unos salarios mas crecidos. repartiendo el producto del trabajo y del capital que emplea. por la mis­ ma razón.

y la que ha dado el capital de los demas no ha ex­ perimentado baja. do. El valor de sus pro­ ductos sube precisamente lo que basta para compensar la minoración que ha soportado en su cantidad. y que le es privativa. Digitized by Google . las ganancias de es­ tos capitales se disminuyen gradualmente.8. pero la disminución de ganancia» que resulta de la subida de los salarios le es común con todos los demas capitalistas.a de la d is trib u c ió n . De este modo se vé que al paso que la poblacion se acrecienta y que es necesario aplicar los capitales al cultivo de tierras ca­ da vez menos fértiles. No hay ningún acrecentamiento de valor para compensar este aumento de gastos. La cantidad de productos que le ha ren­ dido su capital se ha disminuido.

y el otro paño. III. Supongamos que dos hombres tienen mas de lo que necesitan . Lo mismo acontece en cualquier otro caso. el uno. S E C C IO N I. cuya intervención es d* 6 : . víveres. Y DE LOS PRINCIPALES AGENTES QUE EN ÉL SE EMPLEAN. Digitized by Google . Para efectuar los cambios. por ejemplo. y que el primero desea mas paño del que tiene. y el segundo mas víveres: será un grande be­ neficio para ambos poder trocar una por­ cion de víveres del uno por una porcion del paño del otro. hay dos cla»es de individuos.33 CAPITULO DE LOS CAMBIOS. DE LA ESPECIE D E BENEFICIO QUE R E­ SULTA D EL CAMBIO DE LOS PRODUCTOS.

que muchas veces viven á muy larga distancia unos de otros. de lo cual resulta la necesidad * de trasportarlos de un punto á otro. El trasporte es de dos especies..84 DE LA DISTRIBUCION. caballos ú otros animales de tiro. Para adquirir los diversos artículos que se desean consumir. tales son la de los carruages y la de los tratantes. asi como la del número de personas necesario para condu^ cirios: en el trasporte por agua. uno por tierra. una grande utilidad. las barcas ó buques y el mantenimiento de la tripula­ ción constituyen el capital que se requiere. Cuando la división del trabajo se ha ex­ tendido bastante. La operacion del traspor­ te exige trabajo y un capital: en el traspor­ te por tierra son indispensables carruages. pero se les evitan á los consumidores Digitized by Google . y la ma­ nutención de estos animales. sucede que los objetos de utilidad ó de recreo se producen frecuente­ mente muy lejos del lugar en que se desean consumir. y otro por agua. seria muy incómodo el ir cada vez succesivamente á las casas de los diferentes fabricantes y productores de cada uno de estos artículos.

&c. que compran á los fabri­ cantes y tienen prontos para el gasto todos los artículos. de los cuales esperan un des­ pacho ventajoso. por ejemplo. en aquella objetos de hierro. en vez de abrir muchas tiendas surtidas cada una de todo género de artículos. la tienda ó el almacén de un tra­ tante contiene toda ó la mayor parte de es­ pecies de artículos que generalmente se pi­ den. se halla mas cómodo dividir­ los por clases. Esta circunstancia es el origen de la clase de tratantes. en esta vidriería. Digitized by Google . En los lugares en que la poblacion es algo considerable. y muchas veces uno solo. en otra 8olo gorros. medias. solo se hallan sombreros. En los distritos cortos en donde algu­ nos tratantes.B E LA DISTRIBUCION. 85 grandes trabajos y dificultades cuando ba­ ilan reunidos en un solo parage todos ó una parte considerable de los artículos que gas­ tan. pue­ den proveer á las necesidades de toda la poblacion. &c . y no tiene cada tienda mas que artículos de una especie: en una. guantes.

por ejemplo. ES DECIR. alguna cosa hay que determine al propietario del paño á aceptar en cambio tal cantidad de trigo. D E LO QUE DETERMINA EL VALOR PER-> MUTABLE DE LOS PRODUCTOS. Véase aquí lo que forma evidentemente la primera basa del principio de la demanda y de la oferta. y solo una corta cantidad de paño para cambiarla por trigo.8 6 S E C C IO N II. LA CANTIDAD QUE SE HA DE DAR PRODUCTO EN CAMBIO DE DE CUALQUIER CIERTA CANTIDAD DE OTRO PRODUCTO. Si la cantidad de paño lle­ vado al mercado sube sin ninguna subida * Digitized by Google . Cuando se cambia cierta cantidad de un producto por otra cierta cantidad de otro. y al propietario del trigo á recibir tal can* tidad de paño. 6e dará una gran cantidad del primero por una corta canti­ dad de! segundo. Si se lleva al mercado una gran cantidad de trigo para trocarla por paño. cierta cantidad de paño por cierta cantidad de trigo.

Para mayor simplificación suponemos que no se llevan al mercado mas que dos artículos} DE LA DISTRIBUCION. porque si la cantidad que se ha de dar de cualquier producto en cambio de cierta cantidad de otro producto depende de la proporcion entre la oferta y la deman­ da. la producción de este artículo sube en igual proporcion. esta cantidad que se ha de dar en cambio de cierta cantidad de paño bajará proporcionalmente. si es capaz de subir: lo cual es un efecto regular. La demanda ocasiona la oferta. Cuando la demanda de un artículo sube. es evidentemente necesario descubrir de donde depende esta proporcion. esto no resuelve toda la cuestión. Sin embargo. al momento se suspende su producción. El trigo que se lleva al mercado ha costado de gastos de producción y de tras­ porte tal suma. Digitized by Google . La relación que existe entre las causas y los efectos se explica aqui con mucha fa­ cilidad. y el tér­ mino de la una es también el término de la otra.87 de la cantidad de trigo . Si la demanda de un artículo cesa. y el paño tal otra.

Supongamos que haya costado mas la conducción del trigo que la del pa­ ño. al con­ trario. porque el propietario de cual­ quiera de estos dos artículos no podrá ob­ tener mayor cantidad del otro artículo. En el primer caso no hay razón para trocar las cantidades que allí se llevan. poco importa para el resultado el que e6tos sean en grande ó en pequeño número. se han hecho poseedores de cierta Digitized by Google . ó no. los sugetos que han llevado el paño se han hecho poseedo­ res de cierta cantidad de trigo con menos expensas de las que ha costado á los culti­ vadores llevarla al mercado. O lo que ha costado el llevar el trigo al mercado es igual á lo que ha costado llevar el paño. y aplicando su tra­ bajo y su capital a la producción de este artículo. ya en porciones. al momento resulta de aqui un motivo pa­ ra variar la proporcion entre las cantida­ des de trigo y de paño que ce llevan ai mercado.88 DE LA DIBTRlfeuCIOH. y que uno de estos artículos se ha trocado por todo el otro artículo ya por junto. Si ios gastos no han sido iguales. Estos. variando de industria.

de­ pende en primer lugar de la demanda y de la ó Digitized by Google .cantidad de paño con mayores gastos de ios que ha costado su fabricación y su conduc-. en otros términos. evidente que el valor reía* ttvo de los productos. la cantidad de un producto que se trueca por otra cantidad determinada de otro. Tan pronto como no se pueda 6acar mas del paño aplicando á la producción de este artículo cierta canti­ dad de trabajo y de capital que aplicándo­ la i la producción del trigo y trocando es­ te por el paño. pues. ó paño mas bien que trigo. Ningún lucro habrá en pro­ ducir trigo mas bien que paño. porque los que han trocado trigo por paño pueden sa­ car mas de este artículo mudando de indus­ tria. De aqui nace nn motivo para dismi­ nuir la cantidad de trigo y aumentar la del paño que se lleva al mercado. Parece. cion al mercado. cesará todo motivo para trocar las cantidades respectivas de estos dos artículos. supuesto que los gastos de producción serán iguales por ambas partes. y aplicando su trabajo y su capital á la producción del paño.

oferta. pueden subir momentánea­ mente en un grado superior ó bajar en un grado inferior á los gastos de producción el valor permutable de un producto . en donde no sufre trabas.90 DE LA DISTRIBUCION. pero estas palabras gastos de producción presentan por sí mismas algu­ na oscuridad. ó que los gastos de i Digitized by Google . y en segundo de los gastos de pro­ ducción. De consiguiente. que son el trabajo y el capital: el operario es dueño del uno. y es probable que diferentes personas les hayan asignado ideas diferentes. según esto. Lnego es evidente. debe decirse que depende ente­ ramente de Jos gastos de producción. Un aumento ó una disminución ya de la demanda ya de la oferta. y . Dos instrumentos concurren ordinaria­ mente á la producción. pero la concurrencia. para hablar con todo rigor. y el individuo que le suministra las herra­ mientas y las primeras materias es propie­ tario del otro. los gastos de produc­ ción arreglan el valor permutable de los productos. propende invariablemente á volverle á este valor y á conservarle en él.

compra las materias primeras. 91 producción se componen de la combinación del trabajo y del capital empleados. pare­ cería que los gastos de producción consis^ ten exclusivamente en la porcion del capi­ tal gastado. . que son los dos instrumentos de la producción. Cuando decimos que el capital y el trabajo. Se­ gún este modo de mirar la materia.* . con mas loa beneficios obtenidos sobre la totalidad del capital empleado en la producción.DJE LA D lS^ÍW IttJCIO N . en este último caso. . . los gastos de producción no consisten en la combina­ ción de ambos. es indudablemente que los gastos de producción no se componen sino del capi-* tal. y por consiguiente un error. El capitalista paga los salarios del obre­ ro . pertenecen á dos clases de per/ Digitized by Google . ] • Es sin embargo muy fácil ver que lá palabra capital asi comprendida encierra una ambigüedad. y cuenta reintegrarse de lo que ha gastado con los beneficios de todo el capital invertido. á primera vista. La opinion que 6e forma. ó que uno de estos elementos puede confundirse con el otro.

y entonces los capitalistas se hacen propietarios. no obstante. Si lo que se ha pagado en salarios se comprende. com­ pra la parte de ellos. no so­ lamente del capital. como se verifica comunmente. sino también del traba­ jo. es un ab­ surdo hablar del trabajo separado del capi­ tal .9a DE LA DISTRIBUCION. es evidente que ce­ den sus derechos á esta parte. porque esta palabra usada de este Digitized by Google . Eq materia de hecho. Puede. y que el pro­ ducto. queremos decir que los obreros han contribuido con tanto á la producción. luego que se ha conseguido. Cuando los obreros reciben salarios por su trabajo. si les paga salarios. y los capitalistas con cuanto. suceder que una de es­ tas dos clases de productores haya compra­ do la parte del otro antes que se haya ve­ rificado la producción. sin esperar á que se les dé una parte de los productos. sonas. en cuyo caso la to­ talidad de los productos pertenece á aque­ llos productores que han comprado la parte de los otros. bajo la denominación de capital. siempre que el capitalista emplea obreros. pertene­ ce á unos y á otros en cierta proporcion.

la cantidad que cada Digitized by Google . y decir en seguida que el ca­ pital sin el trabajo arregla el valor permu­ table.DE LA DISTRIBUCION. entendido en este'último sentido. en cualquiera artículo.cierta porcion de caza por otra de pesca. Es un absurdo com­ prender el trabajo en la definición de la pa­ labra capital. Por consiguiente. determina el valor permutable de los pro­ ductos . 93 do comprende ! > 9 dos instrumentos de la producción. decir que el capital. y no fuera necesario el capital.. Si el trabajo fuera el único instrumento de la producción . • si el cazador y el pescador deseáran variar su alimento trocando. se trocaria por el producto de un dia de trabajo en otro artí­ culo. el producto de un dia de trabajo. es evidente que el capital no regula el valor permutable de los productos. Si se entiende la palabra capital en un sentido que no comprenda el precio del trabajo y por consiguiente el trabajo mis' mo. es como si se dijera que el trabajo y el capital reunidos determinan este valor. En el estado de infancia de la sociedad. Pero el expresarle asi es volver al punto de donde hemos partido.

en sus aperos y en su ganado. se deben tener en consideración. Todo capital consiste realmente en pro­ ductos. uno de los dos se hallaría colocado en una situación mas des­ ventajosa que el otro: con la facultad de que naturalmente usaría mudaría de ocu­ pación. se sigue naturalmente de aqui que el primer capital debe haber sido Digitized by Google . el producto de un dia de un trabajo que exigiese ó mas fatiga ó un grado mayor de habilidad debería tro­ carse por alguna cosa de mas. porque no podría aplicar este dinero á la producción: su capital consiste en sus edi­ ficios rústicos. Comparando cantidades de trabajo de diferentes naturalezas. El capital del arrendatario no es el dinero que él seria capaz de hacer efec­ tivo. S¡ los productos de dos dias de trabajo que piden igual fatiga y destreza. Supuesto que todo el capital consiste en productos.94 D E LA DISTR 1BÜMQN. pueden cam­ biarse uno por otro. lo« diferentes grados de fatiga y de habilidad que exigen. uno cogiera en un dia arreglaría el truequei ]>ero no sucediendo asi. como es justo.

Siendo el primer capital. determina el va* lor permutable de todos ellos. 9 5 el resultado del simple trabajo. y. porque no podían obtenerse los primeros productos con el auxilio de otros que aun no existían. en el caso en que el trabajo fuese el único instrumento de producción. el resultado del simple trabajo. Si los primeros productos. la cantidad de otros pro­ ductos por la cual se hubiera podido tro­ car. luego que esto sucede. Esto una vez sentado. ha debido apreciarse por el trabajo.D E L A 'D IS T R IB U C IO N . la consecuencia necesaria es que la cantidad de trabajo que han exigido los productos. el valor de este capital. el va­ lor permutable de los productos se regula­ ría por el trabajo que habia exigido su producción. y por consi­ guiente el primer capital han sido el resul­ tado del simple trabajo. es decir. Esto es una consecuencia inmediata de la proposición que acabamos de sentar. Este capital concurre á la producción. á sa­ ber que. se sostiene como re- Digitized by Google . su valor será proporcionado á este trabajo. como acaba de verse.

Decir que el valor del capital determina el de los productos. y el mismo raciocinio se aplica al capital en todos sus grados succesivos. como este. es decir fi­ nalmente que la cantidad del trabajo deter­ mina el valor de los productos. luego debe valuar­ se.primer capital se ha medido por la cantidad del trabajo: de lo que el valor ha producido Digitized by Google . indisputable que la cantidad del trabajo determina no solamente el valor del primer capital. Por consiguiente. gla que el valor. pero que la cantidad de trabajo determina el valor del capital. pero acaba de verse que el valor de este mismo capital le determina la cantidad de trabajo. pues. Es . de nada sirve afirmar que el valor del captal determina el de un producto. El segundo capital con­ siste en productos que resultan de la inver­ sión del primer capital.96 D E LA D ISTK IBtodO Tr. El valor del . cuando es necesario subir mas arriba y preguntar quién determina este mismo valor. del capital determina e! de los productos. sino también el de los productos que resultan de la inversión de este primer capital. por la cantidad del trabajo.

. como regulador absolu­ to. si el valor de los productos de­ pende del capital. y según esto. sino ha­ cer. en cuantas suposiciones se quieran hacer. demostrado del modo mas claro q u e. la cantidad de trabajo es la que determina Ja proporcion en que se truecan unos productos por otros. se sigue de aqui que. pues. 7 Google Digitized by . una tentativa evi­ dente y completamente infructuosa.97 el primer capital I0I14 sido por el valor de este primer capital. El capital consiste en productos. Este raciocinio puede extenderse á todas * las producciones euccesivas que se supongan. luego lo que ha producido lo ha sido igualmente por el tra­ bajo. es decir uno de los absurdos mas evi­ dentes. el trabajo debe determinar el valor de todos los productos. el del capital depende del valor de los productos. es decir que el valor de los productos depende de sí mismo. Decir que el valor de los productos de­ pende del capital. para lograr este fin. pero este se habia evaluado por la cantidad de trabajo. Esto no es indicar un regulador. definitivamente. pero si el trabajo debe determinar el valor de todo capital. Queda. DB IOS CAMBIOS.

que el precio de la una no sube ni baja al mismo tiempo que sube ó baja el precia de U otra: a. de los cuales este úl­ timo es el resultado del trabajo.* que no siempre contribuyen Digitized by Google . queremo» decir que los productos se obtienen por me­ dio de dos cantidades de trabajo de diferente especie: una.1 que no siempre se pagan al mismo precio. S E C C IO N III. es Ja que presta actualmente el operario. Cuando decimos qne los productos se ¡obtienen con el auxilio de dos instrumentos.98 D E L A D IS T R IB U C IO N . llamada trabajo acu­ muladores el resultado de un trabajo ante­ rior. Dos cosas hay que observar acerca de estas dos especies de trabajo: 1. el trabajo y el capital. á la cual damos el nombre de trabajo inmediato. la otra. DEL EFECTO QUE PRODUCE EN LOS VALOp RES PERMUTABLES UNA VARIACION EN EL PRECIO DE LOS SALARIOS Y DE LAS GANANCIAS. y sirve para ayudar al trabajo inmedia­ to. ó constituye la materia á que este se aplica. es de­ cir.

aun7 Digitized by Google . ganarían en valor á los que exigen menor cantidad de esta especie dé trabajo. los artículos cuya pro­ ducción exige mayor cantidad de trabajo dé pura fuerza. resultaría de aquí una diferencia en los valores permuta­ bles cada vez que ocurriese una variación en el precio de los salarios. no lo verificasen en un grado igual para todos.DE LA DISTRIBUCION. y si siempre que los sa­ larios del trabajo que exigen destreza subie­ sen. S¡ hubiera dos especies cualesquiera de trabajo. cuyos precios no experimenta­ sen una subida y una baja proporcional. y otra porcion de trabajo puramen­ te de fuerza. pero la relación del uno y def otro fuese diferente en la producción de artículos diferentes. Es sin embargo evidente que. 90 en igual proporcion á la producción de to­ dos los artículos. es muy claro que á cada su: bida de los salarios. Si todos los artículos fueran producidos por una porcion de trabajo acompañado de destreza. los del trabajo de pura fuerza bajasen dos veces tanto. y concurriendo á la producción de todos los artículos en general.

Tres casos explicarán suficientemente los diferentes grados. debiese.. El caso es precisamente idéntico. . segun los cuales el traba­ jo y el capital concurren á la producción. al tiempo de una subida ó de una baja de los salarios* variar el va­ lor relativo de los productos* lo verificaría sin alterar en nada la verdad de la proposicioo sentada precedentemente de que la cantidad del trabajo es la que determina los valores permutables. llamadas trabajo inmediato y trabajo acumu• lado. que la diferencia que hay en la subida y en la baja de los salarios de dos especies de trabajo. y en las proporciones según las cuales se les aplica á la producción de diferente» artículos. las que se apliquen en proporciones diferentes á Ja producción.IOO DE LOS CAMBIOS. y al tercero el de medio: el primero es aquel en que se obtienen los productos por el traba­ jo inmediato solones decir. el seguudo es aquel en que se ob­ tiene una mitad de los productos con el au- Digitized by Google . supo­ niendo que sean las dos especies de trabajo.sin el concursodel capital. Daremos á dos el nombre de extremos.

se podrán / apreciar fácil y exactamente las diferencias r"' que presenten los demas..a . esto es.> Si se emplean en la producción dos es. Acaso no hay ninguna especie de productos que se refieran perfec­ tamente á cualquiera de los casos extremos. la proporciou en que se verificará esta subida depende de dos cir­ cunstancias: i.y . y si. ció de la una baja el de la otra. aquel en que se obtienen los productos con el solo capital. relativamente á un ar­ tículo en cuya producción se ha invertido una cantidad menor de esta especie de tra­ bajo. . el artículo en cuya producción se haya invertido ma­ yor porcion de la primera especie de traba­ jo deberá. al tiempo de una subida en el precio de esta especie de trabajo. cuando sube el pre. el tercero.a de la proporcion en que Digitized by Google . sin el concurso del trabajo inmediato.DE LOS CAMBIOS. Sin embargo. subir de valor (permutable). en fin. y cuando se hayan explicado como ' / ejemplos los casos mas simples. pero los hay que se aproximan al uno ó al otro. y la otra mitad con el au­ xilio del trabajo inmediato.\ .> pecies de trabajos. IOX xilio del capital.

designaremos con los números i.si el trabajo solo produjera todos los artículos. . y el ca­ pital se invirtiera únicamente en el pago de salarios.°. •: Digitized by Google . cuando el de la otra suba: 2. Si todos los artículos se hallasen en el primero de los tres casos que hemo6 toma­ do mas atrás por ejemplos. por abreviar.J 02 DE LA DISTRIBUCION. y 3 . ¿en qué proporcion bajan las ganancias cuando los salarios su­ ben? Y aun es esta la única pregunta gene­ ral.°. y la que se invierte en la producción del otro artículo. las ganancias del capital bajarían exactamente en la misfria proporcion que su­ biesen los salarios. a.a de la proporcion que se baile entre la cantidad del tra* bajo de la primera especie invertida en la producción del artículo de que se trata. porque la proporcion segun la cual las dos especies de trabajo concurren á la pro­ ducción de los diferentes artículos. la primera pregunta que hay que hacer es. depende? de Jas circunstancias de cada caso particular. y los cuales. baje el precio de una especie de trabajo. ó en otro3 términos.°. De consiguiente.

ya no serían sino de un cinco. porque esta suma reintegraría el capital con sus ganancias. el valor de los productos sería de mil y cien pesos fuertes. es evidente que entonces en lugar de cien partes tomadas de las mil y ciento. y cien al capitalista. de las que mil pertenecerían á Jos obreros. Los productos no subirian de valor para indemnizarle. Luego estos productos tendrían como antes un valor de mil y cien pesos fuertes. y sus ganancias. porque en lugar de mil pesos fuertes hubiera tenido que pagar mil y cin­ cuenta. Si todos los artículos se hallasen en el Digitized by Google . de los cuales solo le quedarian cincuenta al capitalista. con ganan» cias de un diez por ciento. 103 • Supongamos un capital de rail pesos fuertes invertido de este modo.S E LA DISTRIBUCION. Supon­ gamos en seguida que los salarios suben un cinco por ciento. el capitalista no recibiría mas que cincuenta. porque hemos supuesto que todos los artículos se hallan en el mismo caso. Estos productos podrian con­ siderarse como compuestos de mil y cien partes iguales. en vez de ser de un diez por ciento.

Supongamos que se invierten mil pesos fuertes en pagar salarios. las ganancias no ba­ jarían sino la mitad del precio á que subiesen los salarios. que una diminución de dos y medio por ciento¿ El caso sería precisamente el mismo su­ poniendo que el capital de mil pesos fuertes que no se aplica al p 3go de salarios * se in- Digitized by Google . y en lugar de pa­ gar mil pesos fuertes de salarios. de las que corresponderían doscientas al capitalista. los productos podrían consi­ derarse como divididos en mil doscientas partes iguales. y otros mil en capital fijo. pagase mil cincuenta. el valor de los pro­ ductos sería entonces de mil doscientos pe­ sos fuertes. de un diez por ciento del im­ porte total de los gastos. sen un cinco por ciento. todavía le quedarían ciento cin­ cuenta pesos fuertes de ganancia. caso número segundo. y que las ganancias sean. como antes. En este caso. porque esta es la suma que rein­ tegraría el capital invertido y las ganancias* á razón de un diez por ciento sobre el todo. es decir* que no experimentaría en sus ganancias mas. Si los salarios subie-.104 D E LOS CAMBIOS.

si los salarios subiesen un cin­ co por ciento * mil cincuenta partes de las xnil setecientas mencionadas formarían la par­ te de los obreros. que* despues de haberse reintegrado de sus quinientos pesos (d by Google .• tisfecha adelantadamente.i tos representarían las ganancias. Verifi­ cados de este modo los desembolsos. importe del capital que ha de resarcirse. al mismo tiem­ po que se invierten mil pesos fuertes en pa­ gar salarios. y la del capitalis­ ta sería de setecientos. En este es­ tado de cosas. y de las ganancias. y seiscientas cincuenta so­ lamente la del capitalista. destinado á gastarse en el curso de las operaciones productiva» > y luego á ser reintegrado. aunque sa. de los cuales doscien. mil for­ marían la parte de los obreros. á razón de un diez por ciento sobre el todo. como capi­ tal en giro.D E LOS CAMBIOS. pudieran emplearse quinientos como capital fijo en máquinas de larga du­ ración j y otros quinientos en la compra de materias primeras y en otros gastos. De las mil se­ tecientas partes de los productos.Io5 vierta 9 con cierta proporcion. . Por ejemplo. el va­ lor de los productos sería de mil setecientos pesos fuertes.

Cuando los salarios suben. como hemos visto antes* Si todos los artículos se hallasen éñ el tercer caso. es decir. fuertes de capital en giro. como no habria salarios que pagar. Digitized by Google . que en la situación efectiva de las cosas.ro 6 DE LA DJSTRÍfcpCIÓN. su subida no podría variar la cuota de las ganancias.1 mente la mitad de lo que suban los salarios. es evidente que todos los artícu-. Estas diversas variaciones pueden obser­ varse del modo siguiente. hubiera experimentado una diminución de estos productos de un dos y medio por ciento. resultará de aquí. por una consecuencia na* tural de las compensaciones que se verifi­ quen. que las ganancias bajarán exacta. ya no tendría rtiaé que ciento cincuenta pesos fuertes para re­ presentar las ganancias. y las ganan­ cias bajan. siendo evidente que cuan­ to mas parecieran aproximarse los articulo» á este caso extremo. tanto menos se altera­ ría la cuota de las ganancias con semejante subida. Si suponemos. lo que es muy probable. los dos casos extremos del medio son iguales.

bajarán de valor. que €8 aquel en que todos los artículos son pro­ ducidos por el trabajo. 10 7 los producidos con una porcion de trabajo menor que de capital. que todos los que pertenecen á un caso que se aproxima al pri­ mer extremo. se dirá que todos los artículos que se hallan en este caso con­ servan el mismo valor. con respecto á los que son producidos con una •porcion mayor del primero. bajan. Si se toma por regla el caso núme­ ro a. Si los truecan por artículos en el caso numero a. Los capitalistas que producen artículos en el caso número i.de l a d i s V rijbttcioít . y que todos los que corresponden á un caso que se acer­ ca al último extremo.° ó el medio. Por ejemplo: si se toma por regla el caso número 1 . suben de valor.°. pero truecan sus productos por otros artículos. se dirá que todos los ar* tículos comprendidos enaste caso permane­ cen en el mismo valor.% en el cual los capitalistas no han teni*do que soportar mas que un gasto adicio- Digitized by Google . y que todos los qué pertenecen á uno de los otros casos bajan de yalor.° han soportado un gasto adicional de cinco por ciento.

° recibe^ cierta compensación. ya por producción.° En suma. y no su* fren por la subida de los salarios mas que una diminución de dos y medio por ciento sobre sus ganancias* Sobre todo. sufren una pérdida de dos y medio por ciento. el resultado es. de artículos producidos en las circunstancias del caso número a.°. obteniendo artículos pro­ ducidos en las circunstancias del caso núme­ ro a. y que los Digitized by Google . que to­ dos los productores que se hacen propieta­ rios. recibirán un aumento de dos y medio por ciento de es­ tos artículos. en este trueque el resultado es enteramente contra* rio con respecto á los capitalistas que han producido artículos que se comprenden en el caso número a. ' nal de dos y medio por ciento.°. Y asi.10 8 DE LOS CAMBIOS. ya por trueque. recibiendo en trueque de sus productos artículos que comprende el caso número i. y han sufrido ya un au­ mento de gastos de dos y medio por ciento en sus ganancias. que los que se ha­ cen poseedores de los artículos producido* en casos que se aproximan al primer extremo* soportan una pérdida mayor. pues.

esto es.°. y que esta pérdida es el máximum al cual se pue­ de suponer. en cuya produc­ ción. entonces todos los artículos pro­ ducidos en semejantes circunstancias . ó con los metales preciosos. no mudan de valor por el efecto de una subida de «alarios. Comunmente todos se comparan con la moneda. experimentan una pérdida menor: finalmente que. Si su­ ponemos que la moneda se comprende en el caso número a. los artículos que se acercan al primer extremo. se sufre una perdida de dos y medio por ciento sobra la totalidad. en la práctica. se invierte mayor pojcion de trabajo Digitized by Google . es fácil calcular el efecto de una suhida de los sala­ rios sobre el precio de los diversos produc­ tos. si los casos de un extremo del medio son de igual número á los del otro extremo. 10 9 que se hacen poseedores de artículos pro­ ducidos en casos que se acercan al último ex­ tremo. que se hallan reducidas las ganancias. es producida (lo que probablemente no dista mucho de la verdad) por iguales porciones de trabajo y de capital. es decir. s Con arreglo á estos principios.DE LOS CAMBIOS.

los que se aproximan al último extremo. suben de precio. proporcio­ narse todos los demas. AI« gunos artículos no pueden producirse sinoen Digitized by Google .lio DE XA DISTRIBUCION. EN QUE CIRCUNSTANCIAS INTERESA A LAS NACIONES CAMBIAR SUS PRODUCTOS* Ya hemos visto que las ventajas que se sacan de una distribución bien entendida del trabajo. se efec­ túa sobre la masa general de los artículos una compensación tal . que de capital. S E C C IO N IV . que ni hay subida ni baja. á no ser que pue­ da . por medio de este artículo. Nadie querrá limitarse únicamente á la produc­ ción de uno de los diversos artículos útiles* al bienestar del hombre. y por último. Hay otra circunstancia que sugiere evi­ dentemente un motivo para los cambios. bajan. forman parte de los motivos que originan el cambio de los productos. ó que soü producidos por mayor porcion de capital que de trabajo.

el carbón de piedra. y los que exigen mayor porcion de trabajo manual. aun hay otra que pide algunas mas explicaciones. los artículos cuya pro­ ducción requiere un gran consumo de com­ bustible. Todas estas causas son palpables. y por consi­ guiente el trabajo. y lo mismo acontece con cierr tas producciones vegetales á las cuales no convienen ni todos los climas ni todos los terrenos. algunos artículos cuya producción no se limita á ciertos puntos particulares. Los metales. cada Digitized by Google . gozarán de esta doble ventaja en un pais de carbón de piedra. esten baratos. aquellos otros que piden una fuerza motriz considerable. sin em­ bargo .DE LA DISTR 1 BCCIOH. gr. pero con una facilidad relativa diferente. en donde se halla una cascada. Por otra parte. Por ejemplo. y otros diverso* artículos de la ma­ yor importancia son patrimonio de distritos determinados. Si dos paises pueden produ­ cir dos artículos. pueden sin embargo producir­ se roas fácilmente y con menos dispendio en tales ó cuales parages mas bien que eq otros. en donde los mantenimientos. trigo y paño. 1 11 ciertos lugares. v.

Si cada uno de los dos paises puede producir uno de estos artículos con facilidades particulares. de aquí no se seguirá que la Polonia deje de tener Ínteres en importar uno de estos do* artículos de la Inglaterra. El mo* tivo para limitarse á la producción de un artículo puede ser también decisivo cuando uno de los dos paises tiene mayores facilida­ des que el otro para producir los dos ar­ tículos. la misma cantidad de trigo Digitized by Google . y en trocarlo* uno por otro. por ejemplo.se ve desde luego el motivo que puede mover á cada uno de los dos paises á limitarse á la producción del artículo que le ofrece mas facilidades. Supongamos que la Polonia produce trigo y paño con menos trabajo que la Inglaterra. La conclusión será todavía la misma suponiendo el trabajo pagado mas ó menos caro. Entendemos por mayores facilidades la facultad de obtener el mismo resultado con menos trabajo. Siendo igual la proporcion eu ambos casos. uno de estos dos paises hallará ventaja en ceñirse á la producción de uno solo de los dos artículos de que se trata. si.11*2 DE LOS CAMBIOS.

Pero si. pide ciento cincuenta en Ingla­ terra .DE LOS CAMBIOS. pide ciento cincuenta en Inglaterra . exigiera cada una ciento cin­ cuenta en Inglaterra. la Polonia no tendrá el menor motivo para ex­ traer de Inglaterra cualquiera de estos ar­ tículos. se seguiría de aquí que la cantidad de paño que ba costado ciento cincuenta dias de trabajo en Ingla­ terra . tendría en Polonia solamente el mis­ mo valor que la cantidad de paño que hu­ biese costado cien dias de trabajo en este úl­ timo pais. Il3 y de paño que la Polonia puede producir con cien dias de trabajo para oada artícu­ lo . si se cambiara Digitized by Google . cuando la misma cantidad de paño que requiere cien dias de trabajo en Polonia. tie­ ne ínteres la Polonia en introducir su paño de la Inglaterra. Si las cantidades de paño y de trigo que produce la Polonia por medio de cien dias de trabajo. por consiguiente. La evidencia de estas pro» posiciones puede demostrarse del modo si­ guiente. exige doscientos en Inglaterra. se ve que la cantidad de trigo que la Polonia produce por medio de cien dias de trabajo.

esta. Si cuando Ja cantidad de paño que cucs. Con una cantidad de paño que le cues­ te á la Inglaterra ciento cincuenta dias de trabajó. pe­ ro como cien dias de trabajo en Polonia pro­ ducen la misma cantidad de trigo que cien­ to cincuenta en Inglaterra. exige ciento cincuenta en Inglaterra* el trigo p ro ­ ducido en Polonia por medio de cien dias de trabajo. importando paño de Polo­ nia. resulta de aquí al momento un motivo pai^a efectuar el cam ­ bio. no se tendría en cambio de una cantidad de paño inglés que hubiese costado ciento cincuenta dias de trabajo. no se cambaría sino por una cantidad de trigo que hubiese exigido cien dias de trabajo. y en este caso no debería ve­ rificarse el cambio. mas que la misma cantidad de trigo. podría entonces importar de P o lo - Digitized by Google . no puede serlo en Inglaterra en menos de doscientos dias.\ ta en Polonia cien dias de trabajo. quedaría en descubierto de los gastos de trasporte. esta cantidad de paño inglés por trigo. De con­ siguiente.1 14 DE LA DISTRIBUCION. cuya producción *xige ciento cincuen­ ta dias de trabajo en Inglaterra.

I I 5 nia tanto trigo.el producto de doscientos dias de trabajo en otro cualquiera artículo .si con el producto de cien dias de trabajo la Polonia puede proporcio­ narse no t\ producto de ciento cincuenta dias. . gr. tendría una ga­ nancia semejante. por su parte. se ne­ cesitan dos paises y dos artículos.verífique el cambio.DE I*A DISTRÍfcBCION. luego h Inglaterra podría lograr trigo con menos trabajo por medio de su paño. v.s eu paño. es igual. Por consiguiente ¿. Pero en Inglaterra el producto de ciento cincuenta dias de trabajo en esto artículo. ¡ :i Cuando dos paises pueden producir los 8 : Digitized by Google . al producto de cien dias en Polonia. es decir. logra de ganan­ cia el valor de cincueuta dias de trabajo. sino el de doscientos. á la que cuesta doscieutos en In­ glaterra.como produce aquel pai» con cien dias de trabajo j pero esta cantidad sería igual á la que se consigue en Ingla­ terra. Para que se. una tercera parte.coa doscientos dias de trabaja. podría cambiarse en este reino por . Siendo igual la cantidad de trigo que cuesta en este pais cien djas de trabajo. La Polonia. ’ • . -r.

cuarenta ó cual­ quiera otro número de dias de trabajo el Digitized by Google . ya cues­ te allí cincuenta. sino la relativa la que mueve á uno de estos paises á ceñirse á la producción de uno de los dos artículos y á importar el otro. no sola­ mente de lo que el artículo que se lia de in­ troducir ha costado en el pais extrangero. no es la mayor facilidad absolut a . sino también de lo que cuesta el artículo que se quiere enviar en cambio. dos artículos necesarios para que se efectúe el cambio. comparado con lo que costaría el producir el dicho ar­ tículo si no se importára. se importa el artículo.Il6 DE LOS CAMBIOS. Los gastos mediante los cuales puede un pais importar de fuera dependen. se compara lo que costaría su producción en el pais con lo que costaría su adquisición fuera de él. puede tener igualmente ínteres este pais en importar trigo de Polonia. y si estos últimos gastos fuesen menores que los primeros. Siempre que un pais puede importar un artículo ó producirlo. sesenta. & una cuartera de trigo se produce en Inglaterra por medio de cincuenta dias de trabajo.

y la Inglaterra en la pro­ porcion de diez yardas por una cuartera. cuando con una misma cantidad de trabajo produce un pais en proporcion mayor que otro pais un artícu* lo. LOS ARTICULOS IMPORTADOS SON E L ORI­ GEN DE LAS GANANCIAS QÜE SE 8ACAN D EL COMERCIO EXTERIOR. S E C C I O N V. ó mas bien una regla de una generali- Digitized by Google . Segun esto. si la Polonia produce paño y trigo en la proporcion de ocho yardas por una cuartera. La única cosa que hay que considerar es si la cantidad de paño por medio de la cual se puede importar una cuartera de trigo de Inglaterra. cuesta me­ nos de cincuenta dias de trabajo en este pais. De lo que se ha expuesto en el capítulo precedente puede deducirse una regla gene­ ral. ambos tienen ínteres en efectuar un cambio. II7 producir esta cuartera.DE IOS CAMBIOS. se verificará el cambia En general.

. enotros términos. toda Ja utilidad que reporta de esta operacion di­ mana de los artículos importados. se concilla tan poco con las opinio­ nes mas difundidas * que tal vefc no sería fá­ cil el hacer que la adoptasen ciertas perso­ nas. y no por ninguna otra cosa. La ganancia que se saca del cambio de un artículo por otro.. dad absoluta. pues hubiera podido conservar su artículo si hubiera creido tener mas valor que aquel por el cual le cambia. Cuando un hombre posee cierto género 6 mercancía . no puede ganar enagenándola. El hecho misino de haber preferido este otro artículo al suyo. no del que se dá. es porque cree ganar . proviene siempre <lel artículo recibido.Cuando un pais hace Unos cambios ó. Por consiguiente. gana por la importación .n 3 DE LA DISTRTBGCION. Esta proposicion parece bastante evi­ dente por sí misma para que pueda hacer­ la mas tiara la demostración i sin embar­ go. trafica con otro pais. á pesar de toda demostración. parece que cuando se deshace de ella por otra.. Digitized by Google . es prueba de que le considera de mayor valor.

responderemos que se verá en el capítulo en que tratemos de la moneda. cuya producción le hubiese costado doscientos dias. tratándose de las naciones. sino que sucede todo lo contrario. En el ca­ so que no hubiera podido adquirir en Polo­ nia con su paño sino tanto trigo como hu- Digitized by Google .DE LA DISTRIBUCION. ninguna de las dos gana en enagenar sus productos. En cuanto á la importación de los artí—_ culos que el pais puede producir. como en el caso supuesto anteriormente del comercio con la Polonia. hemos visto que la Ingla­ terra extraería su trigo de aquel pais. Cuando una nación cambia una parte de sus productos por otra parte de los productos de otra nación. to­ da la ganancia de cada una debe consistir en lo que recibe. Si se quiere decir que la ga­ nancia de otra nación consiste en el dinero que recibe. que una nación no saca ninguna ventaja de poseer una excesiva porcion de metales pre­ ciosos. 1 19 Los hechos análogos forman una prueba no menos concluyente. si del mismo modo pudiera obtener cou el pro­ ducto de ciento cincuenta dias de trabajo en paño una cantidad de trigo.

biera podido producir con la misma canti­ dad de trabajo * no hubiera reportado nin­ gún lucro en verificar el trueque. no de la exportación. suponiendo que existiera alguna. si-* no de la importación. trocándolas unas por otras. S E C C IO N V I.estoes. Prefieren estos últimos. DE LA UTILIDAD DE EMPLEAR UN AR­ TICULO PARTICULAR COMO INTERMEDIO EN LOS CAMBIOS. Cambiando géneros ó mercancías direo* tamente.ISO DE LOS CAMBIOS. tienen ciertos productos que les pertenecen. no pudieran quedar satisfechas fácilmente Digitized by Google . Su ganan­ cia. es todavía mas sencillo. El caso en que un pais importa artícu* los que no puede producir. bu* biera provenido. Este pais. ó por mejor decir sus habitantes. no por lo quedan (el suponerlo se* ría un absurdo). luego logran una ventaja. sino por lo que reciben. pero que consienten dar á fin de tener ciertos productos de otros paises.

podria verse apurado de uno de los dos modos siguientes: ó la persona dueña del artículo que desea obtener no querría su carnero. Si un hom­ bre no pudiera disponer mas que de un carnero. Esto nos da la verdadera nocion de un Digitized by Google . se­ ría de desear que se pudiese hallar un artícu» lo que todo el que tiene géneros ó mercan­ cías que enagenar quisiera recibir. el que tuviese un carnero. en lugar de ofrecer su carnero para conse­ guir estos objetos. Ia I las necesidades de los individuos.DE LOS CAMBIOS. ó un vestido. y con ella compraría el pan y las demas cosas que ne­ cesitase. le cambiaría desde lue­ go por una porcion equivalente al artícu­ lo de que acabamos de hablar. Para obviar á estos inconvenientes. En este caso. y desease pan ó un vestido. y que pudiera dividirse en porciones tales. y no podría divi­ dirse. ó este excedería en va­ lor al artículo deseado. que se viese que cierta cantidad de ellas correspon­ de siempre al valor del artículo que se de­ sea lograr. y necesitara cierta cantidad de pan.

el oro y la plata. Los metales preciosos eran susceptible* Digitized by Google . que siempre se hallasen en estado de corresponder en valor á la can­ tidad de otros artículos que un comprador deseaba obtener: que tenían ademas la ven­ taja de encerrar un grande valor en peque­ ño volumen. por ejem­ plo. intermedio en los cambios. y la de ser muy fáciles de lle­ varse: y finalmente. y menos expuestos que ningún otro artículo á variaciones en su va­ lor. Se advirtió que ciertos metales. se recibe primero en cambio del uno. que eran también muy poco destructibles. que es un artícu» lo cualquiera que. Tales son las causas que han hecho del oro y de la plata el principal intermedio de los trueques en todas las partes del globo.f 122 DE LX DISTRÍBftQION. reunian en supremo grado todas las cualidades propias para ser­ vir de intermedio en los cambios: que eran unos artículos que todo el que tiene géne­ ros ó mercancías que vender. y se da luego en cambio del otro. estaba pronto á recibir en trueque: que podian dividirse en porciones tales. para verificar un trueque entre otros dos artículos.

dividirse en porciones capaces de apli­ carse á toda especie de compras. han recibido el nom­ bre. V entonces se disfcui'ñó uu expedienre propio para remediar estos dos inconve­ nientes..B E LA JDíSlSllBUClON... 123 de ligarse con metales inferiores. y por este medio era posible recibir uri valor menor que aquel con que se contaba. de moneda. que la aplicación de esta marca no po­ día confiarse sino á una autoridad que me­ reciese la confianza publica. j -■ . 6e llama amonedar . También se reparó que era incómodo pesar el oro y la plata siem­ pre que habia que hacer una venta ó una compra..• • / :• Digitized by Google . y por eso esta operacion la han practicado generalmente los gobiernosj reservándose este privilegio exclusivo.. La operacion de dar á los meta­ les preciosos la forma mas adecuada para servir de intermedio en los cambios. Es claro.. y recibir una marca que indicase al mismo tiempo el peso de cada porcion y la ley del metal. y las piezas de metal divididas y selladas de este modo. de suerte que no fuese fácil notarlo. El metal podia prepararse de modo que tuviese un grado determinado <kdpí*reza...

se trueca por otra igual fracción del total de la moneda. segun fue- . que la cantidad total de la moneda existente en un pais es la que determina la porcion de esta moneda que se deberá dar en trueque de cierta porcion de géneros ó mercancías del pais. S E C C IO N QUE e s l o q u e f i j a V II . Supongamos que se reúnen por una parte todas las mercaderías de un pais. ó la cantidad de mone­ da qup se da en trueque de cierta cantidad de otras cosas. y que esta fracción será una cantidad grande ó pequeña. la centésima ó cual­ quiera otra fracción del total de mercan­ cías. Por valor de la moneda entendemos aquí la proporcion segun la cual se cambia por otros artículos. y por otra toda la moneda. y que estas dos masas se cambian una por otra: es muy claro que la décima. e l v a lo b d e la MONEDA. No es difícil ver.124 D E LOS C A M B IO S .

Vamos á ver que el caso es precisamen­ te el mismo en el estado efectivo de las co­ sas.' la S re grande ó pequeño el total de la moneda existente en el pais. sino por porcio­ nes. puede servir mañana para otro. Si cada una de las pieDE LOS CAMBIOS. por «uposicion. sería evidente que el valor de la moneda dependería totalmente de su can* tidad. otra en uno muy pequeño. no servirá para ningún cambio. La misma pieza de moneda que ha servido boy para un cambio. que quedará acumulada. gr. La masa total de las mercancías de un pais no se cambia de una sola vez por la masa total de la moneda. este precio al número que que­ ramos. Digitized by Google . y otra en fin. y aun muchas veces muy pequeñas. Entre estas variaciones habrá un precio medio. á diez. v. y en diferentes épocas en el trascurso del año. que tendrá por basa el núme­ ro de trueques en que se habrá empleado cada pieza. Si fuera tal el estado de las cosas. si todas hubiesen servido para un número igual de trueques. Una parte de la moneda se in­ vertirá en un gran número de cambios. Fijemos.

JSfi6 t)E LA Dl3TRife«CK)N. En este ca­ so ei valor de todas las mercancías del pais -es igual á diez veces el valor de toda la mo­ neda. compras. y que sirve. el va- Digitized by Google . supoesto que cada pieza de moneda es ig^ial en valor á la cantidad de mercan­ cías por las cuales se puede cambiar.para diez cambios en un año. Si se supone aumentada eu un décimo. y no sirviese! más que para ün solo cara­ s io . es como si el número total de las piezas se hubiese de­ cuplado. se hu:biese decuplado’ la masa total dé la mone­ da. Gomo se supone que la masa de las mercancías por 'las cuales se pudiera cambiar toda la mone­ da subsiste la misma. Sien lugar de quecada pieza de moneda sirviese para diez cambios en el año. el valor de la masa total de la moneda no es mayor despues que se ha aumentado su cantidad que antes. es evidente que cualquier aumento que se hiciese á e n m a sa causaría una diminu­ ción proporcional de valoren cada una ele sus pártés tomadas separadamente. y cada una no hubiese servido inas que para una sola compra. za9 de monecíaque 6c hallan en él país ha servido para diez.

cual fuere el grado de autnento ó de diminución que sufra la ma­ sa total de la moneda. debe experimeqtar!a proporcionalmente cada una de sus partes. e9 lo mismo que si el todo ó la suma supuesta se aumentase en esta pro­ porcion. permaneciendo idén­ tica la cantidad de las otras cosas. el valor de esta masa total y de cada una de sus par- Digitized by Google . Sea. gr. es como si esta masa se hubiera trocado diez veces por un décimo del total de las mercancías. de una onza. y si cada una de sus partes sirve para diez compras en un año.VD&CJUBüCION. pues. debe hallarse disminuido en un déci­ mo.DE L. v. se aumenta en cualquie­ ra proporcion. y un décimo de un millón es á un millón. Supongamos que la masa total asciende á un millón de onzas y que se aumenta ufl décimo: cualquiera que sea la diminución de valor que sufra un todo. . la ma9a total de la moneda. pero si el déci­ mo de la suma supuesta. 1*7 lor de cada una de sus partes. Si la masa total de la moneda no llega siuo al décimo de la suma supuesta antes. como un décimo de onza es á una onza. es decir.

tes experimenta recíprocamente una diminu­ ción ó un aumento proporcional. per­ maneciendo idéntica la cantidad de mercan­ cías por las cuales se pudiera trocar. Se entiende por estas pala­ bras movimiento de la circulación el nume­ ro de compras hechas en un tiempo dado. Si hay una porcion de producto anual Digitized by Google . Siempre que el valor de la mone­ da ha sufrido una subida ó una baja. Semejantes variaciones son el resul­ tado de toda alteración en el movimiento de la circulación. Es eviden­ te que esta proposicion es de una verdad absoluta. una diminución de este número produce el efecto contrario.ia 8 DE LOS CAMBIOS. y no puede atribuirse á ninguna otra cosa. mientras que el total de la moneda subsiste el mismo. y el movimiento de la circulación. Todo aumento del numero de estas compras produce el mismo efecto que un aumento del total de la moneda. y recíproca­ mente. esta variación debe tener por causa una diminución ó un aumento proporcional en la cantidad de la moneda. es como si el total de la moneda se hubiese aumentado. Si la masa de las mercaderías dis­ minuye.

D E LOS CAMBIOS*

1*9

que no se haya cambiado, como lo qué los productores consumen, ó que no se trueca por moneda, esta porcion no debe com­ putarse, porque lo que no se trueca por dinero está, con respecto á la moneda, en el mismo estado qué si no existiera. S E C C IO N V I I I . . *■
LA LA MONEDA.

i

*
DE

QUB ES LO QUE F I JA

CA N TID A D

No basta haber conocido que la canti­ dad determina el valor de la moneda, si no ge llega á descubrir lo que fija esta cantidad. Pudiera creerse, á primera vista, que la cantidad de moneda depende de la volun­ tad de los gobiernos, que se han reservado el privilegio de hacerla, y que pueden fa­ bricar toda la que quieran. La fabricación de moneda se verifica en dos circunstancias diferentes: ó el gobierno deja un libre curso al aumento ó á Ja dimi­ nución de la cantidad de moneda; ó él mis­ mo fija esta cantidad , y la hace á su arbU trio, grande ó pequeña.
9

Digitized by

Google

l 3o DE LOS CAMBIOS. Cuando el movimiento de aumento ó de diminución de su cantidad se deja libre, el gobierno abre sus casas de moneda al pú­ blico , y acuña todas las barras de los parti­ culares que lo piden. Es evidente que los individuos que ten­ gan barras no desearán reducirlas á moneda sino cuando su Ínteres lo exija, es decir, cuando sus barras convertidas en moneda tengan mas valor que en su forma primitiva. Esto no puede acontecer sino cuando la moneda tiene un valor extraordinario, y cuando la misma cantidad de metal acuñado se cambie por una cantidad mayor de otros artículos que en el estado de barra. Como el valor de la moneda depende de eu cantidad, tiene mayor valor cuando es rara. En este caso el Ínteres de los indivi­ duos exige el que reduzcan sus barras á mo­ neda ; pero por el efecto de cada aumento de la cantidad de moneda, su valor dismi­ nuye, y al fin el exceso de valor del metal acuñado sobre el que se halla en barra es muy pequeño para estimular á reducir bar­ ras á moneda. S i, en cualquiera época, su?

Digitized by Google

D E LOS CAMBIOS.

l3 l

cede que Ja cantidad de moneda sea bastan­ te escasa para hacer su valor inferior al del metal que sirve para fabricarla, el ínteres de los individuos, cuando el gobierno deja el campo libre, al momento trata de resta­ blecer el equilibrio, aumentando la cantidad de moneda. También es posible, que la cantidad de moneda sea bastante crecida para hacer el valor del metal que contiene inferior á su valor en el estado de barra ; en este caso el Ínteres individual procura inmediatamente reducir la cantidad de moneda. Si uno se halla poseedor de cierto número de piezas de moneda que contienen, por ejemplo, una onza de metal, y si estas piezas valen menos en esta forma que si el metal que las com­ pone estuviese reducido á barra, hay un mo­ tivo directo para derretirlas y convertirlas en barra; y este motivo continúa vigente hasta que, por la diminución de la can­ tidad de moneda, el valor del metal, bajo esta forma, se acerque suficientemente al que tendria en el estado de barra para que ya no haya beneficio en fundir la moneda. 9 *
Google

Digitized by

l3 a

D E LOS CAMBIOS.

Y así, siempre que el aumento ó la di­ minución de la cantidad de moneda pueden verificarse libremente, esta cautidad se re­ gula por el valor del metal, pues que están interesados los individuos en aumentarla ó disminuirla, según es mayor ó menor el va­ lor del metal reducido á moneda, que en el estado de barra. Pero si el valor del metal determina la cantidad de moneda, es necesario indagar lo que regula este valor; bien que ésta es una cuestión que se puede considerar como ya resuelta. El oro y la plata son en la realidad unas mercancías, son unos productos que exigen el empico del trabajo y del capi­ tal. De consiguiente, los gastos de produc­ ción son los que regulan el valor del oro y de la plata, como el de todos los demas pro­ ductos. Tenemos ahora que examinar los efec­ tos que producen los conatos del gobierno para arreglar el aumento ó diminución de la cantidad de moneda, y fijarla como quie­ re. Cuando se empeña en mantener la mo­ neda en una cantidad inferior á la que sería

Digitized by

Google

DB LOS CAMBIOS.

l33

'

si las cosas siguieran su libre curso, sube el valor del metal acuñado, y hace que todos los que pueden tengan Ínteres en reducir sus barras á moneda. Supongamos que el gobierno no lo consiente: es necesario en* tonces recurrir á una fabricación clandesti­ na, lo que el gobierno puede impedir por medio de castigos. Por otra parte, si el go­ bierno trata de mantener la moneda en una Cantidad mayor de lo que seria en el caso de un libre aumento, hace el valor del metal acuñado inferior al que sería en el estado de barra, y ocasiona el que todos tengan Ín­ teres en fundir la moneda; y esto es lo que el gobierno tampoco puede estorbar sino por un solo medio, que fes el del castigo. , Pero el temor de este no preponderará al incentivo del lucro sino cuando éste es de poca consideración. Se sabe perfectamente que cuando la tentación es vehemente, la fabricación clandestina continúa á pesar de todos los esfuerzos del gobierno. Como la fundición es una operacion m3s sencilla que la de la fabricación de moneda, y puede practicarse con mayor secreto, se recurrirá

Digitized by

Google

13 4

DE LOS CAMBIOS,

á ella mas á menudo, y con la esperanza de una ganancia menor. Queda* pues, probado, i.°que la canti­ dad de moneda la fijan naturalmente en to­ dos los paises, el valor, ó, en otros térmi­ nos, los gastos de producción de los meta­ les que la componen: a.° que el gobierno puede, por medios artificiales, reducir la moneda á una cantidad inferior, aunque muy poco, á aquella á la cual llegaría na­ turalmente: 3 .° que puede igualmente, pero en una próporcion todavía menor, elevarla mas allá de este punto. Cuando el gobierno reduce la moneda á una cantidad inferior á aquella á que natural­ mente pudiera llegar, es decir* cuando hace superior el valor del metal acuñado al del metal en barras, impone realmente un seño* rcage.* En la práctica, el establecimiento de esta especie de imposición se efectúa por una circulación de piezas de moneda que contie­ nen algo menos de la cantidad de metal que
* D e r e c h o d e la q u e io s S o b e ra n o s im p o n e n s o b re la

fa b r ic a c ió n

m o n e d a .

Digitized by

Google

DE

tos

c a m b io s .

l35

«e supone contener. Acuñando la moneda de este modo, el gobierno saca una ganan­ cia igual á la diferencia entre el valor del metal acuñado, y la del metal en barras. Su­ pongamos esta diferencia de un cinco por ciento; el gobierno compra barras al precio corriente, y las reduce á moneda cuyo va­ lor excede en un cinco por ciento al de las barras. Sin embargo, la moneda no conser­ vará este valor sino en el caso en que, como lo hemos visto en la sección precedente, su cantidad sé halle limitada. Para que la can­ tidad de moneda pueda limitarse, es nece­ sario que el scñoreage no sea tan crecido que compense los riesgos de la falsifica­ ción, es decir, que no debe exceder en mu­ cho á los gastos de la fabricación.

S ■E C C I O N
DE

IX .

tos

SIGNOS

r e p r e s e n t a t iv o s

de

tA MONEDA.

El único signo representativo de la mo­
neda que p o r 6U extraord in aria im p o rtan -

Digitized by

Google

Cuando dos paises. de­ bió ocurrir la dificultad de saber cómo se efectuaría recíprocamente el pago de estos géneros. parece haber te­ nido su origen al tiempo de la invención de las letras de cambio: invención atribuida á Jos judíos en los siglos de la liarbarie y de la feudalidad. sin embargo. « ( ' El uso de esta especie de obligación.'sufría el mismo inconveniente. es aquella especie de obligación escrita (ó promesa de pagar upa suma de moneda) que ha recibido el nom­ bre de papel-moneda . ra sustituir á la moneda. importando la Inglaterra géneros de Ho» landa.136 DE L 0 9 CAMBIOS. Era. y si por su parte la Holanda se veía obligada á enviar oro ó plata á In­ glaterra. evidente que. tales como la Ingla­ terra y la Holanda. y la Holanda géneros ingleses. cía exige alguna explicación en este com­ pendio de la ciencia. si dos individuos Digitized by Google . Si la Inglaterra se hallaba en la precisión de enviar oro y plata para pagar los géneros que habia hecho venir de la Ho­ landa. pa«. traficaban uno con t>tío. resultaba de aquí para ella un gasto considerable.

y éste.caso era el mismo eflfre la Inglaterra y la Holauda. J. E l. cuya or­ den recibió el nombre de letra de cambio. en lugar de tomarse el primero el trabajo de pagar mil pesos al otro. en vez de enviar su dine­ ro £ Holanda. se daban por muy satisfechos de poder ahorrar este gasto. se ahorraba el trabajo y loa gastos de el|o consignando á sus acreedores holandeses la suma que se le debia en Ho­ landa. tomarle el mismo trabajo de pagar mil pesos al pri­ mero. y que hubieran tenido que soportar los gastos del trasporte. í 37 «e debían mutuamente mil pesos. por su parte los comerciantes holan­ deses que debiau dinero á la Inglaterra.Si la Ingla­ terra tenia que pagar á la Holanda un inU Jlon de pesos. y esto se llamó girar ó librar contra a l - Digitized by Google . á su vez.DE LOS CAMBIOS. El comerciante inglés escribió al comercian­ te holandés que le debia dinero: “ pague usiW ted esta ó aquella suma á tal ó cual perso­ na” . todo lo que tenian que hacqr er$ cam­ biar sus pjjligaciongs.una suma igual que reci­ bir de aquel pais. obedeciendo á ¿una orden de pagar en Holanda lo que debian á unos comerciantes ingleses.

en Inglaterra. se equili­ braban los pagos.De consiguiente.l38 DE LOS CAMBIOS. y estimularon á los ottos á que girasen sobre ellos. y eada pais saldaba los gé­ neros que habia recibido. que giraron sobre los primeros. sin tener que so­ portar el gasto de una remesa dé dinero. guno. v .su invención. se sacó una ventaja muy considerable de la invención y del uso de las letras de cambio. Las letras de cambio sirvieron. < Digitized by Google . En el caso en que uno de los paises debia ma# de lo que tenia que recibir. solo tenia que saldar en dinero la diferencia. Los comerciantes holandeses hicieron lo mismo con respecto á sus deudores y 6 sus acreedores. y castigaba con la mayor severidad toda infracción de esta ley bárbara. porque la política poco ilustrada de aquellos tiempos de ignorancia prohibía la exportación de los metales pre­ ciosos. Una necesidad aun mas imperiosa obligó á recurrir á ellas en la épo­ ca de . no solámente para pagar las deudas de pais á pais. Cuando sucedía que las sumas que debían recíproca­ mente los dos paises erah iguales. es decir. y quedaba li­ bre de todo otro gasto.

y que co­ mo ella se recibia sin dificultad en las dife­ rentes casas de contratación. en fuerza de la certeza de que esta suma debería pagarse en un dia fijo. si él comerciante a quien iba dirigida tenia una deuda qué pa­ gar. considerarse como de un va­ lor igual al de la misma moneda. l 39 sino también para hacer las veces cíe mone­ da en el pais á donde se enviaban. Cuando se giraba una letra de cambio pagadera en una época determinada. Una de estas letras pasaba frecuentemente por diferentes manos. ó una compra que hacer. sin hallarse con el dinero necesario. * Luego que se advirtió que la obligación firmada por un comerciante de pagar una cantidad de moneda. pagaba con la letra de cambió en lugar de dinero. y abria el camino á un uso mas extenso de este importante medio de circulación.DE LOS CAMBIOS. y servia para verificar muchos pa-^ gos antes de haberla satisfecho completamen­ te la persona contra quien se habia girado: en cuyo caso hacia precisamente las veces de papeLmoneda . resultó de aquí un motivo suficiente para extender el uso de Digitized by Google . podia.

Una vez que se ha comenzado á ser­ virse de semejante signo representativo de la moneda. Digitized by Google . conservando en su poder el dinero de loa particulares.140 DE LOS CAMBIOS. Resta averiguar cuales son las ventajas que produce el uso de este signo represen­ tativo de la moneda. y se use casi exclusivamente como un medio de cambio. con la esperanza de que podrian sustituir al dinero en las operaciones comer­ ciales. Las personas que solian desempeñar las funcio­ nes de banqueros. y cuales son los incon* venientes á que está sujeto. ya no se necesita mas que la liber­ tad y la confianza del público para hacer que el uso del papel sustituya al de los me­ tales preciosos. este signo representativo de la moneda. y cambiando las monedas de los diferentes paises una* por otras. fueron las primeras que pusieron en giro promesas de pagar ciertas sumas de moneda.

es en todas partes correspondien­ te al producto anual del país. : DE LAS VENTAJAS QUE OFRECE EL USO DEL PAPEL-MONEDA. cuando se emplean solos. Ei valor del oro y de la plata. y en vez de importar otros productos útiles al consumo.D E LOS C A M B IO S . se importa oro y plata para que sirva de medio de cambio. se compran con los productos del pais. 141 SECCION i 1 X. En los paises en que la moneda no pasa rápida­ mente de mano en coano. pero este va­ lor es proporcional mente mayor en los pal­ ies poco adelantados en el arte de los cam­ bios. como medio de cambio. su valor puede ser Digitized by Google . que son necesarios para desempeñar las funciones de un medio de cambio. Si puede computarse que con cada pie*a *e hacen cien compras en el trascurso de un año. el valor de toda la moneda es igual á la centésima parte del producto anual. Los metales preciosos. Las producciones de la tierra y las de las manufacturas 6e exportan.

sea cual fuere la pro* porcion de las riquezas nacionales que se empleen en facilitar el instrumento de los cambios. cuales son el sustento del ope­ rario. el po­ der productivo del pais recibiría por ello un acrecentamiento proporcionado. Nada hay pro­ ductivo sino los instrumentos inmediatos de producción. ya sea la décima parte. no solo á toda la renta neta del pais. sino también á todo el capital. y las materias primeras que la­ bra. es fácil ver que es inmenso el aumento que reciben loa Digitized by Google . excepto la porcion comparativamente pequeña que se llama capital Jijo ó empeñado. Si se considera que el producto anual es igual. . las herramientas ó las máquinas con que trabaja. si la por* cion de las riquezas nacionales empleada en facilitar el instrumento de los cambios. en herramientas y en materias primeras. ya la centésima del pro­ ducto anual. De aquí. pudiera distraerse de este em­ pleo y convertirse en mantenimiento . igual á la décima parte del producto anual.j 4* p E IOS CAMBIOS. Es evidente que. pues. esta proporción es enteramente muerta para la producción. se sigue que.

Los inconvenientes á que está sujeto el uso del papel-moneda pueden reducirse á tres clases. que cuentan como perdido el que se gasta en con­ tar la moneda. 14 8 medios de producción.“ la poca fidelidad de las perso­ gas que le expenden en cumplir sus empe* A tal panto ha llegado en los paises muy industriosos y comerciales el aprecio del tiempo. * S E C C IO N DE LOS X I. una su­ ma crecida de oro ó de plata es embarazosa. la operacion sola de contar el oro y la pla­ ta es fastidiosa.DE LOS CAMBIOS. siendo asi que. Por otra parte. 1. Cuando se hacen cambios de grande valor. la mayor suma se paga tan brevemente como Ja mas pequeña. el papel es mucho mas cómodo para llenar estas funciones. sustituyendo á los metales preciosos otro signo para que sirva de medio de cambio. por medio de un billete de banco. INCONVENIENTES Á QUE ESTÁ SUJETO EL USO DEL PAPEL-MONEDA. Digitized by Google .

cada uno de ellos ten­ dría pocos riesgos que correr. es un mal contra el que. en el caso en que fuese crecido el número de socios. y no se limitára de ningún modo el número de los socios que pudieran reunir­ se para creai. la quiebra de las per­ sonas por quienes el papel ha sido emiti­ do. por medio de buenas instituciones. lacion: estos serían otros tantos motivos que estimularían á los principales habitantes del Digitized by Google . como es justo. la emisión de loe billetes se hallaría naturalmente sentada so­ bre un pie que haría muy seguro el papelmoneda. El número de bancos se aumentaría.i44 su curso. Si se dejára el campo libre á la concur­ rencia. Como. D E L0S C A M B Itís* i ñ o s : a * la falsificación : 3 * la alteración de En primer lugar. y ninguno de pilos podría emitir sus cédulas mas que en un distrito de cierta extensión. las ganan-* cias serían seguras. y se conocería la im­ portancia de tener un buen medio de circu-. se obtienen pronta­ mente las garantías mas sólidas.uii banco.

1^5 distrito á tomar acciones en el banco local. Con semejante concurrencia intentaría en vano cualquier banco de un crédito sos­ pechoso poner sus cédulas en circulación. y en donde quiera que la instrucción se halla bastante exten­ dida . cuando pueda tener los de per*> ñas que merezcan su confianza. porque el ínteres se manifestaría muy vigi­ lante sobre este panto. y se da publicidad á los actos mercan­ tiles. Por una paite. y es que ú uno de estos haucoa lle­ ga á quebrar. circunstancia que aumentaría mocho la se­ guridad del público. bajo la salvaguardia de Ja libertad y de la concurrencia. la circulación «n un corto distrito. DE LOS CAMBIOS. jamas faltan medios para hacer conocer á loe mas ignorantes prudentes medidas de precaución. y no causa sino un débil perjuicio al cótmin. el Ínteres que tienen muchos bancos en snplantarse unos á otros. 10 - Digitized by Google . Otra ventaja se logra con el número crecido de bancos que mantengan cada uno. el mal queda limitado. siendo bien seguro que el pue­ blo desechará los billetes de banqueros sos-*pechosos.

y entre ellas las dos siguientes se pre­ sentan las primeras. la certidumbre que ca­ da uno tiene de ser observado. mucho tiempo antes de la suspen­ sión de los pagos en metálico al banco de Inglaterra . á pesar de todas las variaciones en el valor de la moneda. en donde los bancos están situados con corta diferencia en esta posi­ ción apetecible. pone á los director es de estos establecimiento© en acecho para descubrir todo síntoma de apuro de parte de sus rivales. y por otra. le hace solíci­ to en evitar cualquiera falta que pudiera acar* rearle la pérdida de su crédito. y en donde el papel-moneda ha llenado á uu tiempo los canales de la cir­ culación. Tales son las garantías que pueden dar. En Escocia. ocasionadas por la sus­ pensión de que acabamos de hablar. y del menoscabo que causaron en el crédito. el Ínteres y la inteligencia de los particula­ res. Digitized by Google .146 b e lo s c a m b io s . sin la intervención de la autoridad pública. hay pocas quiebras entre los numerosos bancos que han expendido pa­ pel. y los excita á revelarle. El gobierno puede darlas de otra espe­ cie.

recaiga en el público. no estando acom­ pañado de algún mal mayor. por mejor decir. Debe observarse que la ganancia que consiste en el Ínteres de las sumas conte­ nidas en los billetes es enteramente diversa del otro beneficio. el uno dando á conocer ia suma á que ascienden sns billetes. Como la emisión de los billetes pro­ porciona grandes ganancias. negocio que puede redu10 : Digitized by Google I . para dar al público garantías con­ venientes cuando pareciese que faltaban. en circunstan­ cias favorables.7 ‘ Pudiera obligarse á cada banco á entre­ gar á cualquier agente del gobierno dos estados mensuales. de Ja ventaja que resulta de convertir un me­ dio de cambio dispendioso en instrumentos de producción. y revestir á las autoridades compe­ tentes del [joder de tomarlas medidas nece­ sarias.t>E LOS CAMBIOS. y e! otro las seguridades que ha tomado para ocurrir á todas las demandas á que está ex­ puesto. 14. ó . La circulación de los billetes es uno de aquellos pocos negocios que conviene á un: gobierno dirigir. es de desear que el benefi^ ció que de aquí resulta.

pueden disminuirse bas­ tante para no formar una objecion legítima Digitized by Google . La Economía política no preve el mal uso ó la disipación de los fondos que el pueblo suministra. que han arruina­ do al pueblo de diversos paises. Los casos de bancarrota nacio­ nal y de falta de reembolso de un papel ex^ pendido por el gobierno. y luego retiraría e6tos fondos. El pueblo su­ ministraría los fondos para satisfacer las obligaciones. sería inútil hablar de sus pérdidas por upá bancarrota. cirse á una rigorosa rutina. pues.148 DE LOS CAMBIOS. y que depende de un corto número de reglas claras y pre­ cisas. Cuando el pueblo en ma9a debe recibir un pago cuyos fondos forma el pueblo en masa. Como. todos han sido casos en que el gran número ha sido robado con beneficio de algunos. en este caso. tampoco podrían suce­ der las desgracias que acarrea la quiebra de los que emiten los billetes. el público sería su propio banquero. y no podria dejar de pagarse á sí mismo. Las contingencias. de desgracias que resultan de la falta de reembolso de las obligaciones contraidas por la circulación de un papel-moneda.

149 • contra un sistema cuyas ventajas son tan grandes y tan incontestables. y las ¡deas de esta especie son de•masiado capaces de ejercer un pernicioso in­ flujo sobre el juicio. hay en todo pais que tiene un buen gobierno y una poblacion considerable. tan pocas con­ tingencias de guerra civil ó de invasión extrangera. el caso es muy diferente en los tiempos de guerra civil ó de invasión extrangera.La guerra civil y la invasión extrangera son palabras que hacen nacer ideas vagas de riesgo. en los tiem­ pos en que reinan la calma y el buen or­ den .DE IOS CAMBIOS. liay algunos que dicen que si. en el estado adelantado en que se halla hoy dia la civilización. Primeramente. buscando los medios propios para asegurar la felicidad nacional. las ventajas que se sacan del giro de un papel-moneda exceden infinitamente á las contingencias desgraciadas que presen­ ta. que. Adoptar un modo de obrar desventajoso en todos los tiempos. Sin embargo. ex­ cepto en los de guerra civil ó de invasión ex- Digitized by Google . . de nin­ gún modo deben tenerse en consideración estos acontecimientos.

■ . únicamente porque sería bueno en estas ocasiones.> . Una porcion considerable del medio de cambio se halla retirado de la circulación. que se pueden disfrutar. queda suficientemente demos­ trada la utilidad del papel-moneda. En se­ mejantes épocas reina una disposición ge­ neral á atesorar. sujetar continuamen­ te los hombres al régimen que conviene á una enfermedad aguda. trangera.. Para preservarnos del error á que pue­ den dar lugar las ideas vagas de riesgo. en medicina. lo mismo que á una invasión extrangera. Si las ventajas que resultan del uso del papel-moneda son ta-? les. y se experimentan inmediatal Digitized by Google . sería *tan absurdo como querer. sin diminu­ ción considerable en todos los tiempos * ex­ cepto en los de guerra civil y de invasión extrangera. sucede un gran desor­ den en la circulación cuando el medio de cambio se compone de oro y plata.5o DE LOS CAMBIOS. es* á propósito investigar cuales son los males fijos que pueden provenir de la existencia de tm papel-moneda en estas circunstan­ cias raras y extraordinarias. A una guerra civil.

Si la emisión del papel hubiese sido he­ cha por un gobierno digno de la confianza pública. una invasión extrangera . porque no sería interea suyo disminuir su poder productivo. Los invasores no tendrian interesen des­ truir este crédito. j5 l mente todos los males que resultan de la es­ casez < !el metálico: el precio de los géneros baja. porque. aun en la parte del pais ocupada por ellos. Por último. sufren pérdidas. que con­ centrase todas las afecciones del pueblo so­ bre este gobierno. y los que tienen deudas que pagar. y la miseria se difunde por todas partes. no destruiría el crédito de sus billetes. nadie perdería. Gran parte del común se preservaría de las funestas consecuencias del atesoramiento con la existencia de un papel-moneda : y muchos motivos nos inclinan á concluir que serían muy poco de temer las que resultan de una diminución de crédito. en el caso mismo en que se detuviese la circu­ lación de los billetes del gobierno en los dis- Digitized by Google .DE LOS CAMBIOS. y el valor del dinero sube: los que tie­ nen moneda corriente que vender.

estaría interesado en conservarle en los puntos que ocupase. despues de su expulsión. si un sistema bien organizado de bancos paiv» ticulares mantuviese la circulación. en caso de haber perdido sus haberes por la devastación del enemigo. se ejecutaría esta o peración cori el resarcimiento que el go­ bierno les concediese. ti ¡tos ocupados por el enemigo * recobrarían su valor en el momento en que éste fuese expelido. en el supuesto de una invasión. ó. porque. No es probable* aun en una guerra ci­ vil. que un papel-moneda cuyo curso esté bien consolidad^experimente un descrédito considerable. En el caso de guerra civil. El pais se halla entonces divi­ dido entre los dos partidos en porcionea que Digitized by Google .'i Los efectos no se diferenciarían mucho. . las mis­ mas personas responsables que hubiesen puesto en giro las cédulas las redimirían. todos los partidos ten­ dría u ínteres en mantener el crédito del dio de circulación : y hasta el enemigo. Por mal que sucediese.1 3a DE LOS CAMBIOS. no podría dete­ ner la circulación sino jx>r cierto tiempo.

á los habitantes á quienes domina ? ¿ Qué negocios detendría por la falta de un medio de circulación. Si el medio dé circulación consiste en cédulas puestas en giro por banqueros establecidos en esta porción del pais. y de donde. el partido tiene un doble interés en mantenerle en crédito. ¿á quién. porque. Digitized by Google . en desacreditar el papel-moneda.. en.'ios de la porcion del pueblo cuyos recursos y afecto constituyen toda su fuer­ za? Protegiendo el papel del gobierno se le apropia en realidad. sea que le hayan expendido banqueros: ni tampoco le tiene el partido contrario. en hacer alguna cosa que pueda alterar la regularidad de las transacciones'en la parte del pais que go­ bierna. perjudicaría sino á los tenedores de estas cédulas. no siendo . Es' de su Ínteres obrar de este modo. sapa todos los medios para Juchar contra sus adversarios.DE LOS CAMBIOS.la parte del pais que ocupa. Es evidente que ni el gobierno tiene. aun cuán­ do las cédulas fuesen del gobierno. es decir. l5 3 se acercan mas ó menos á un grado de igual­ dad. mismo le baya expendido. ínteres. sea que él.

Por otra parte. Cuando un grande banco mantiené la circulación en la mayor parte del pais. peto si cada banco no mantuviera mas que un dis­ trito corto. soló hfábria un pequeño núme­ ro de cédulas falsas capaces de entrar en cir­ culación. puede circular cierta cantidad de cédulas contráhechás. el banco de Inglaterra^ bajo el sistema que acabamos de examinar sería de poca consideración. la falsificación á que s e hallan expuestas las cédulas es un.154 DE LOS CAMBIOS- La experieqcitf apoya todos estos racio­ cinios. En segundo lugar. gr. y hay un motivo para falsífidarlas con grandes expen­ sas y corriendo no menores riesgos. pero1 aunque éste sea un mal enorme bajo un sistéüva tan imperfecto co­ mo el en que estriba la existencia de un grande establecimiento que ejerce el -mono­ polio ¿ como v. mal de la misma especie que la falsificación de la moneda. pues se h h > Visto repetidas veces que la presencia de ejércitos enemigos. los directores de Digitized by Google . y aun las conmociones interiores * lian perjudicado poco á uu papel-moneda cuyo valor no es­ taba mas que medianamente asegurado.

La razón DE LOS CAMBIOS. en caso dé negar el pago de las que son contra­ hechas. prefieren pagarlas sin decir nada. y hacer que el públfco no se atreviese ya á tomarlas. y si los banqueros soportan. ~ : El último de los tres inconvenientes á que está sujeto el uso del papel-moneda es una alteración del curso. y no es privativa del papel-moneda. De este modo el pueblo queda exen­ to de pérdida. y á im­ pedir qne se multipliquen las cédulas'falsi­ ficadas. le determina igualmente el del metal que se puede obtener en cambio. por consiguien-* te el de un papel-moneda permutable cuan* do se quiera por metal acuñado ó en bar­ ras . Digitized by Google . voluntariamente alguna. solo es porque ha­ llan medio de subsanaría. > Ya hemos* visto que el valor de un me­ dio de cambio metálico le determina el va­ lor del metal que coatiene. pero esta altera­ ción es siempre un acto del gobierno.155 Jo» bancos establecidos con arreglo al prin­ cipio útil de la concurrencia tendrían mie­ do de desacreditar sus cédulas. y aplicarse con todos sus medios á descubrir los autores de estas falsificaciones.

su valor. para hablar en el lenguage común. de pagar una onza de oro por tres libras diez y siete sueldos diez dineros y medio esterlinos en papel. es decir el metal. sería ínteres de los por­ tadores de cédulas el pedir oro en cambio. porque todo el que llegase á ser tenedor de algunas de sus cé- v Digitized by Google . Si las cédulas incluyesen promesa . Si tratasen de mantener en circulación una gran cantidad de ellas. en el momento en que el oro tuvie­ se uá valor superior al valor nominal de las especies acuñadas. en este caso. Pero. se verían condena­ dos á estar poniendo en circulación y retiüando perpetuamente. pediría en cambio aquella que le tie­ ne mayor. sería Ínteres de los que hubiesen emitido las cédulas hacer su­ bir. disminuyendo su número. en el momento en que tres libras diez y siete sueldos diez dineros y medio tuviesen menos valor que una on­ za de oro. todo tenedor de un bi­ llete ^ ó cualquiera cosa de un valar infe­ rior.l56 DE LOS CAMBIOS. de esto es evidente: si en cualquiera época el papel se hallase reducido á un valor in­ ferior al del metal. ó. como en Inglaterra.

Luego el ínteres de los banqueros y de los tenedores de cédulas será impedir que el • valor de las cédulas se haga inferior al de los metales. Supongamos que el valor de la onza de oro haya subido hasta cuatro libras. y es evidente que los primeros no tienen ínteres en disminuir el número de Digitized by Google .DE LOS CAMBIOS. es decir que recibirían un valor de tres libras diez y siete sueldos diez dine­ ros y medio. l 5f dulas. sufrirían una pérdida: pondrían en circulación las cédulas al precio de tres libras diez y siete sueldos diez dineros j medio. por consiguiente experimentarían una pérdida igual á la diferencia entre estas dos sumas. poniendo en circulación sus cédulas. deberían dar un valor ma­ yor que tres libras diez y siete sueldos diez dineros y medio. pero cuan­ do las recibiesen y se viesen obligados á pa­ garlas en oro. tendrian que recibir. en cada uno de es­ tos casos. y cuando se las devolviesen tendrian que pagar un valor de cuatro libras. poniéndolas en giro. tendría ínteres en devolvérselas para cambiarlas por oro. y . un valor de tres li­ bras diez y siete sueldos diez dineros y me* dio.

cuando la masa del pa- Digitized by Google . una vez que este valor se hallase bastante reducido para que hubiese ventaja en fundir las es­ pecies. y consiguiesen por este medio subir su valor.1 58 DE LOS CAMBIOS. pudieran comprar una onza de oro. no podrian luego volver á vender este oro por una suma mas crecida en papel. porque cuantas mas ponen en circu­ lación. desaparecerían tan prouto como se ® pusiesen en circulación. aunque los banqueros redujesen el número de sus cé­ dulas. En el caso de un papel-moneda. 6lis cédulas mas de lo que sea necesario para conservarlas en un valor igual al dé los me­ tales. basta al gobierno suspender la obligación de reembolsar las cédulas en especies metálicas. En el caso en que existe una moneda metálica. Si con dos libras y diez suel­ dos de sus cédulas al tiempo de la circula­ ción. Si no hubiera en giro mas que moneda metálica. ningún beneficio reportarían de esta operacion. el gobierno no puede reducir su valor sino disminuyendo la cantidad de me­ tales preciosos que entra en la composicion de las especies: de lo contrario. tanto mas ganan.

« . una pérdida para todas las personas que tenian derecho á recibir cierta suma de moneda en su valor antiguo y no reducido. para redu­ cir su valor en cualquiera proporcion. y por consiguiente de la diminución en valor del medio de circulación en cual­ quier pais. l 59 peí £c ha aun^emaclo demasiado. E l papel-moneda puede ponerse en cir­ culación. de do$ modos: ó el gobierno es el que lo emi­ te . una subida en el pre­ cio de todos los géneros ó mercancías. y da un curso legal á su papel sin obligación de reembolsarle en valores metá­ licos * ó Ja amisión del papel-moneda es hecha y arreglada por un grande estableci­ miento como el banco de Inglaterra. » Dos son los efectos del aumento en can­ tidad . -j\ . y el gobierno suspende la obligación á que esta­ ba sujeto este banco de reembolsar sus bi­ lletes. sin obligación de reembolsarle. . segundo. Por la palabra precio entendemos siem­ pre la cantidad de moneda que se da en cam­ bio de cualquiera otro artículo: es evidente que una alteración en el valor de la mone- Digitized by Google . primero.DE IOS CAMBIOS.

. por los ol> jetos que vende. pero si se ba­ ila en estado de hacerlo. El que tiene artículos que comprar da mas dinero para lograrlos. el pan. es porque recibe mas. el paño. Esta diferencia en lós precios no es en sí misma de ninguna trascendencia para na­ die. En cuanto al segundo efecto que produ­ ce la diminución en el valor de la moneda. da en nada altera el valor relativo de los otros objetos de cambio. debe observarse que los paises civilizados contraen en todos tiempos cierto número de obligaciones de pagar á algunos particula­ res tales ó cuales sumas de moneda. ganan en valor comparativamente á la moneda. pe­ ro ninguno de ellos gana en valor con res­ pecto á los demas. como las deudas.16o B E LOS CAMBIOS. ya de una vez. pero e*ta moneda le proporciona exactamen­ te la misma cantidad de géneros que podia comprar por el precio antiguo de estas mer­ cancías. ya succesivamente Digitized by Google . Es verdad que el que tiene mercancías que vender recibe mas moneda en cambio. en la misma proporcion. Todos estos objetos. los zapatos Scc.

Es evidente que el particu­ lar que ha tratado con otro recibir mil pe­ sos fuertes. y el que es pagado logra la ganancia. En este caso. l6 l como las rentas. ofrecen por consiguiente preii Digitized by Google .DE IOS CAMBIOS. sufre una pérdida cuando ha bajado el valor del dinero. y lo contrario su­ cede cuando el valor del dinero ha subido. No es menos claro que el que paga esta suma tiene un beneficio igual á la pérdida del primero. algunos individuos en mayor ó menor número van al mercado consumas mas crecidas. Cuando este aumento co* mienza. dice. que se comprenden bajo la denominación de justicia. Mr. y suponen una v¡dación enorme de las reglas conservado­ ras de esta felicidad. pero no hay destrucción. Estas pérdidas son unas desgracias muy grandes por lo que pertenece á los sentimientos y á la felicidad de los hombres. Hume opina que resultan aun algu­ nos otros efectos del aumento de la canti­ dad de moneda. el que paga sufre la pérdida. ni consiguientemente pér­ dida de ninguna porcion de las riquezas nar cionales. y no recibe mas que mil pesos.

l6 a DE LOS CAMBIOS. y no su precio: son el sustento de los operarios. pe­ ro al paso que estos suben. y las materias brutas que labran. ¿ cómo ha­ bría un acrecentamiento de producción? Es­ to demuestra que Mr. Ó el primero que va al mercado con mas moneda que antes hace subir el precio de los géneros y mercancías que compra. y puede ser útil hacer conocer el error de su raciocinio. las herramientas y las máquinas que contribu­ yen á su trabajo. Si la cantidad de estos objetos no se aumenta con la de la moneda. cios mas subidos. y esta subida anima á los productores á desplegar mas actividad é in­ dustria. ó no: sino le hace subir. no comunica ningún estimulo á la producción: luego es necesa­ rio suponer que hace subir los precios. luego no da ningún nuevo es­ tímulo á la producción. Hume ha deducido una consecuencia errónea. cuya consecuencia es un acrecenta­ miento de producción. Los agentes de ésta son los mismos productos. Digitized by Google . baja el valor de la moneda. Esta doctrina supone una falta de ideas claras á cerca de la producción.

pero tan pronto como alguno se presenta para comprarlas con una suma mas crecida. El primero que ha ido al mercado con mayor cantidad de moneda. á su vez. Todas las mercan­ cías por las cuales aun no hubo motivo para ofrecer mayor cantidad de moneda conservan su precio. y particular­ mente de todos los que ellos necesitan com­ prar. Mas ¿por qué? por­ que ha llevado mayor cantidad de moneda. II : Digitized by Google .DE LOS CAMBIOS. Estos productores acuden. pero no hay fundamento para decir esto. ha hecho subir su precio. y llevan mayor cantidad de mo­ neda. que los producto­ res de estas mercancías se estimulan á des­ plegar mas actividad porque no ha subido el precio de los otros objetos. al mer­ cado para comprar otra especie de mer­ cancías. de consiguiente las ponen mas ca­ ras. De este modo se efectúa sucesivamen­ te la subida en los precios. su precio sube proporcionalmente. l63 Acaso se insistirá y se dirá que el pri­ mero que va al mercado con mayor canti­ dad de moneda hace subir el precio de las mercancías que compra . para comprar las mercancías de ciertos productores.

para cambiarlas una por otra. Si esto no está al alcance de todos. En el estado regular de las cosas. y por aquella de cierta cantidad de moneda. y Digitized by Google . aun se puede hacer ma6 evidente por medio de un ejem­ plo. En donde quiera que se aumenta la cantidad de las mercancías.164 DE LOS CAMBIOS. sin que se aumente de ningún modo la cantidad de moneda . y cada cual de ellos des­ tinado ál comercio de una especie determi­ nada de productos. los precios bajan necesariamente en la proporcion exac­ ta del aumento que se ha verificado. que la situación ordinaria del mer­ cado presenta por un lado cien panes. por esta parte de cierta cantidad de mercancías. E! conjunto de las operaciones mercan­ tiles de un pais puede considerarse como di* vidido entre un crecido número de merca­ dos pequeños situados uno en un lugar y otro en otro lugar. Supongamos que el mercado sea poco concurrido. ademas. se abastece cada uno de estos mercados. y la moneda repartida por consiguiente proporcionalmente entre ellos.y que solo se lleva áél por una parte pan y por otra dinero : supongamos.

DE LOS C AMBIOS. esto es. por lo respectivo á un aumento en la cantidad de las mercancías. supuesto que es un acto del gobierno. mas que lo que constituye la única seguridad contra sus ma- Digitized by Google . es decir. á medio real cada pan. la moneda? Luego todas las consecuencias que re­ sultan de la alteración del valor de la mone­ da. es lo mismo que si no se hubiese traí­ do al mercado. ya se le haga subir. porque si se vuelve sin ven­ derle. Infundado será el de­ cir que el pan no se venderá y que se vol­ verá á llevar.ya bajar. l 65 cien reales por el otro: el precio del pan eerá en consecuencia de un real por pan. ningún otro preserva­ tivo hay contra esta alteración. pero subsistiendo en su estado la canti­ dad de moneda: es evidente que el precio del pan debe bajar la mitad. Supuesto que nadie impug­ na estos raciocinios. Sin embargo. Supongamos que se duplica de pronto la cantidad de panes. y que llega "hasta doscien­ tos . ¿no es evidente que los mismos raciocinios «on verdaderos con relación á un acrecen­ tamiento en la cantidad de la mercancía que se cambia por las otras. son perni­ ciosas.

en con­ formidad con los principios que hemos éx* Digitized by Google . unas pasageras. esta obligación no sería iudispensa* ble. en este caso. pero si lo fueran por un gobierno rigurosamente responsable al pueblo. La obligación de reembolsar las cé­ dulas en especies és una garantía cuando son puestaá ert circulación al arbitrio de ban­ queros particulares. ó. Aunque hemos visto. que no habría que temer (porque no sería Ínte­ res suyo) que las personas revestidas de los poderes del gobierno permitiesen variar es­ te valor.166 DE LOS CAMBIOS. Las permanentes se verifican. de conservar al medio de circulación el mismo valor que si fuera metálico. en otros térmi­ nos. al tratar de lai propiedades que debieron hacer elegir los metales preciosos por intermedio de los cam­ bios. que estaban menos expuestos á varia­ ciones de valor que ninguna Otra mercade­ ría . y otras permanen­ tes. que es su dependencia del pueblo. se conocería tan palpablemente ía ventaja de mantener el oro al precio de la moneda. las operaciones. porque. con todo éso no estah exentos de mu­ taciones.

por una alteración’ en la balanza de la demanda y de la oferta. por el efecto de una mutación en el importe de los gastos necesarios para ad­ quirir los metales preciosos. en el valor de las otras mercancías. La ga­ nancia que de aqui puede resultar ofrece al momento un motivo para nivelar la balan­ za. si es redimible.DE LOS CAMBIOS. La mayor muta­ ción de esta especie de la cual hace mención la historia . es la que se efectuó en la época del descubrimiento de las minas de la Amé­ rica. que se envía fuera del pais. se pedirá en cam- Digitized by Google . por cuanto. minas de las cüales con igual cantidad de trabajo se extrae mayor cantidad dé meta­ les preciosos. El precio de la plata sube entonces hasta que la balanza se equi­ libra por medio de la importación. Las mutaciones pasageras se realizan como las permanentes. se suele comprar una gran cantidad de oro ó de plata. Para pagar tropas empleadas en un pais extrangero. subsidios á diversos gobiernos. l 6j plicado ya. ó para otras operaciones. En este intérvalo se puede sacar otra ventaja de un papel-moneda no redimible inmediatamente en especies metálicas.

pero si el papel no es redimible* puede conservárse­ le con el mismo valor que antes* Bien es verdad que esto raras veces es practicable no pudiendo aplicarse el remedio con toda seguridad. la obligación de conservar el valor del papel igual al del oro se suspen­ diese por algún tiempo. bio oro* la cantidad de papel disminuirá y el valor aumentará de derecho. En este caso la estabilidad en la cantidad del papel sería un indicio suficien­ te y una garantía bastante buena. se hallaría una se- Digitized by Google . ó. sin nin* guna alteración en la cantidad de papel.l6 6 DE LOS CAMBIOS. sobre el va­ ler nominal de las cédulas de banco. de lo cual es fácil convencerse. Si el precio del oro subiese repentinamente sobre el de la moneda. en otros términos. á no ser que el medio de circu­ lación se componga enteramente de papel-mo* neda. y que no haya sido emitido por el gobierno. en tales circunstancias. la estabilidad en la cantidad de papel sería un indicio suficiente de que la subida de que se trata se debe á una absorcion repentina del oro * que al cabo de cierto tiempo vol­ vería á entrar en la circulación.Si.

en rigor y por su naturaleza. no puede haber una di­ minución ó un aumento bastante grande de la cantidad de operaciones que hay que ha­ cer con el medio de circulación. 16 9 guridad suficiente contra toda alteración considerable del valor del medio de circula­ ción * en la obligación de mantener la can­ tidad tal cual es. no son otra cosa. • La moneda metálica. para oca­ sionar una alteración algo considerable en *u valor. porque. ó (hablando con mas extensión) los metales preciosos. S E C C IO N X II . se cree á primera vista que no se pueden exportar si* Digitized by Google I . mas que la mercancía que los particulares y las naciones compran y venden mas general­ mente. < i. durante un corto espacio de tiempo. EL VALOR DE LOS METALES PRECIOSOS DECIDE SI UN PAIS DEBE EXPORTAR Ó IMPORTAR. ' Según el lenguage ordinario.DE LOS CAMBIOS.

las demas mercancías están caras. Con arreglo á esta proposicion . por la sola fuerza de las palabras. y por la misma razón están caras és­ tas cuando se necesita mayor cantidad de oro para comprarlas. vayan al parage en donde son caras. en Ingla­ terra. Cuando et va­ lor del oro sea bajo en Inglaterra . se expor-? tara de allí el oro en conformidad con el principio que exige t(ue todas las mercan­ cías. gr. Mas como el hecho del precio bajo del oro supone necesariamente el hecho cóu- . Y así. n¡6e pueden importar sino las que están mas caras en el pais á donde lle­ gan. se expórtará oro de Inglaterra.J70 DE LOS CAMBIOS. v. cuando pueden libremente concurrir á un mercado. es claro que en un pais en donde el oro es­ tá barato.3 Pero . que en el pais de donde se han extraído. ! / . El oro está barato cuando es necesaria ma­ yor cantidad de él para comprar mercan­ cías. se importará. si el oro es mas barato en un pais. pero si allí es mas caro que en los demas paises. que en los deroas. no las mercancías que están mas baratas en el pais de donde provienen que en el pais á donde van.

y propende á des­ truir la facultad de exportar otras mercan­ cías: la diminución de la cantidad de los metales preciosos que aumenta su valor. É s. por la misma razón. cuando se expor­ ta oro.17 1 trario. que no puede exportarse ninguna especie de estas mercaderías. el aumento de la cantidad de los metales preciosos que disminuye 6U Valor. Y asi. se sigue de aquí que. la carestía de las mercan­ cías. y que no se pue­ de exportar sino una cantidad menor. disminuye gradualmente. si el valor del oro está bastante reducido para subir el precio de algunas de ellas sobre el que tienen en otros paises. au­ menta. evidente que un pais no ex­ portará otras mercancías que no sean me­ tales precipsos.á saber. los motivos DE tOS CAMBIOS. sino cuando el valor de es­ tos metales haya subido: es asimismo evi­ dente que no importará sino cuando (el va­ lor de los metales preciosos haya bajado. debe también exportarse una canti­ dad menor de Otfas mercaderías. sí el valor del oro es bastante bajo para subir el precio de todas ellas so­ bre el de los demas paises. pues. Digitized by Google .

Por ejemplo. NO ES EL MIS­ MO EN TODOS LOS PAISES. En el lenguage común 6e dice que la vida es menos cara en estos parages. que estimulan á exportar otras mercaderías. entendemos la cantidad de otras cosas que se dan en cambio. por consiguiente. en algunos de los distritos mas retirados del pais de Gales. si­ no también mayor en una parte que en otra del mismo pais. es decir. en un estado de liber­ tad . S E C C IO N X III. y . para dar á Digitized by Google . la cantidad que de ellas se exporta. Cuando hablamos del valor de los meta­ les preciosos. EL VALOB DE LÓS METALES PRECIOSOS (Ó DEL MEDIO DE CAMBIO) QUE DETER­ MINA LA EXPORTACION. efectúa la com­ pra de una cantidad de mercancías. la moneda tiene mucho mas valor que en Londres.Í 7* » E tOS CAMBIOS. Pero se sabe muy bien que la moneda tiene mas valor. no so­ lamente mayor en un pais que en otro.

las carnes y otros objetos que produce el pais de Gales. porque el dinero no tiene tendencia á ir desde Lon­ dres. Este fe­ nómeno pide una explicación. gr. Pero á la manera que ciertas mercancías se hallan mas baratas en el pais de Gales que en Londres. como la de que se va tratando. en donde su valor es bajo. que permanece habitual. son allí mas baratos que en Londres . los objetos manufactu­ rados en Londres. Asi como el Digitized by Google . á aumen­ tar la cantidad del que se halla en el pais de Gales. I 73 entender que en ellos se pueden comprar loa géneros con una cantidad menor de mone­ da . v. El tri­ go. El hecho es que el total de una diferen­ cia. ó importados del extrangero. en donde su valor es subido. y no tiene tendencia á producir una traslación de metales precio­ sos. y á los precios de compra se añaden los gastos de acarreo. porque esta capital se abastece de lugares situados á cierta distancia. se hallan en este último caso. se reduce á gastos de trasporte. este estado de cosas es habitual. también hay otras que son menos caras en Londres que en el pais de Gales.DE LOS CAMBIOS.

Por último. pues. mas barata en el pais de Gales que eu Londres. es pues. los productos groseros del pais de Gales cuestan mas de gastos de traspor­ te en proporcion de su valor que las mer­ cancías delicadas que allí se reciben de Lon­ dres. Es. de consiguiente. úaicamen- Digitized by Google . del mismo modo otros objetos enviados de Lon* dies al pais de Gales tienen allí de mas ca­ ros todo lo que ha costado su coqduccion.174 DE LOS CAMBIOS. ademas. el precio de los pri­ meros se halla mucho mas recargado en aquella capital que el de las otras en el país de Gales. estos son unos artículos cuyo precio regula el del trabajo. de hecho que eu el pais de Gales ciertas mercancías son mas caras y otras mas baratas que en Londres: pero que es* tas últimas son objetos de primera necesidad* y cuyo consumo forma la parte principal de los gastos de todo individuo. y todo lo que un hombre ha hecho por sí mismo. trigo y los demas géneros que vienen del pal* de CUiea á Londres están recargados con el importe de los gastos de conducción. La vida. lo ha hecho mas bara­ to que hubiera podido hacerlo en Londres.

Por poco que subiese el valor de los metales pre­ ciosos en el pais de Gales sobre la diferen­ cia de estos gastos * la posibilidad de lograr un beneficio igual á esta subida ofrecería in­ mediatamente un motivo para enviar los metales al pais de Gales. es fácil ver que. se reduce igualmente á gastos de trasporte. Por la misma razón que* como acabamos de decirlo. es evidente que el trigo será mas caro en Inglaterra. el valor de los metales es mas bajo en Ingla­ terra que en Polonia. en el caso ac^ DE LOS CAMBIOS. La diferencia aquí.5 te porque los habitantes de Londres tienen que pagar mas gastos de conducción. y envía á aquel pais todos ó la ma­ yor parte de su9 delicados producto* manu­ facturados. hace que el di­ nero tenga mas valor en el pais de Gales que en Londres. Su­ pongamos que la Inglaterra recibe de Polo­ nia una porcion considerable de su acopio de trigo. La vida es mas cara. ó . y que los produc­ tos delicados de las manufacturas inglesas lo serán en Polonia. Traslademos nuestro examen de dos pun­ tos del mismo pais á dos paises diferentes. en otros términos. If Digitized by Google .

176

DE LOS CAMBIOS,

tual, habrá mas en Polonia que en Ingla­ terra, es decir, que el valor del oro en Polo­ nia será mayor que en Inglaterra, justamen­ te lo que sería necesario para compensar los gastos de conducción que la Inglaterra soporta de mas. Desde el punto en que el oro subiese en Polonia á un valor mayor que este, habria ganancia en hacerle pasar á Inglaterra. S E C C IO N X IV .
ENTRE

DE QUÉ MODO SE DISTRIBUYEN

LAS DIVERSAS NACIONES DEL GLOBO LOS METALES QUE SIRVEN DE MEDIO DE CAMBIO.

En el pais de minas, desde donde el oro se derrama por todo el resto del mundo, el oro existe en abundancia relativa. Como se añade constantemente "una nueva canti­ dad de oro á la masa del metal que ya se posée, el valor relativo del oro, en aquel pais, tiene una tendencia continua á bajar, ó, en otros términos, el precio de las demás

Digitized by

Google

J)E LOS CAMBIOS.

17 7

inercancías tiene una tendencia continua á subir. Tan pronto como ciertas mercancías ban subido suficientemente de precio para poder ser importadas, llegan del pais, sea el que fuere, de donde, reuuidos los gastos de producción y'de trasporte, pueden venir mas baratas, y el oro se va en cambio. Por efecto de la importación de oro, en el último pais , este metal adquiere en él una abundancia relativa, y el prer ció de todos los productos sube. Algunas mercancías llegan al fin á ponerse tan ca­ ras que puede redundar un beneficio de su importación á otro pais. De aquí resulta, como en el caso precedente, que las mer-r cancias llegan y el oro se va. No es necesa­ rio seguir la operacion mas lejos: el oro se difunde de este modo de pais en país, recor­ riendo toda la cadena del mundo comer­ cial. En una sección anterior * hemos visto que es ínteres de dos naciones cambiar doa especies de produotos siempre que los gas-r

.

* MlY-

ia

. . :tl. , -

Digitized by

Google

17 8

D E IOS CAMBIOS,

tos relativos de su producción son diferen­ tes en ambos paises. Si, por ejemplo,cuatro cuarteras de trigo y veinte yardas de paño cuestan la misma cantidad de trabajo en In­ glaterra , pero no en Polonia, es ínteres de estos paises que el uno se dedique á produ­ cir trigo y el otro paño, para cambiar estos productos uno por otro. Supongamos que cuatro cuarteras de trigo y veinte yardas de paño cuestan la misma cantidad de trabajo en Inglaterra, cuando en Polonia veinte yardas de paño cuestan el duplo de trabajo que cuatro cuar­ teras de trigo; en este estado de cosas, el paño comparado con el trigo sería dos ve­ ces mas caro en Polonia que en Inglaterra; mas claro, cuatro cuarteras de trigo, que en Inglatarra valdrían tanto como vein­ te yardas de paño, solo valdrían diez en Polonia.Por consiguiente, si ésta hiciera pa­ sar su trigo á Inglaterra, con la cantidad de trabajo que producirían cuatro cuarteras de trigo ó diez yardas de paño de Polonia, se comprarían veinte yardas en Inglaterra; Del mismo modo, si la Inglaterra enviara su

Digitized by

Google

D E IOS CAMBIOS.

17 9

paño á Polonia, con la cantidad de trabajo que produjese veinte yardas de paño, no solo se obtendrían cuatro cuarteras de trigo (que es cuanto hubiera podido producir en Inglaterra esta cantidad de trabajo), sino-el duplo, es decir, ocho cuarteras. • Tal sería el ínteres que moviese á dos paises á efectuar un cambio de sus produc­ tos, á manera de trueque y sin el interme­ dio del dinero. Hemos supuesto que las cir­ cunstancias eran de tal naturaleza en Polo­ nia, que si se dedicaba á producir el trigo y paño de su consumo, cuatro cuarteras de trigo tendrían el mismo valor que diez yar­ das t de paño; por consiguiente, si hiciera uso de la moneda, sería idéntico el precio de cuatro cuarteras de trigo y el de d¡ez yar­ das de papo; y en Inglaterra, segun la mis­ ma suposición, los precios de cuatro cuar­ teras de trigo y el de veinte yardas de paño serían iguales. Pueden suponerse dos casos: ó el precio de una de las merca ucías, v. gr. del trigo, es igual en los dos paises, ó no. La explicación de uno de estos casos bastará para los dos.

12 :

Digitized by

Google

l8 o

DE LOS CAMBIOS.

i Suponiendo, pues, que en los dos paí­ ses es igual el precio del trigo, de aquí se sigue que el precio de uqa yarda de paño debe ser dos veces mayor en Polonia que en Inglaterra. Puestas las cosas en este esta­ do, es evidente lo que debe suceder: el pa­ ño, que está barato en Inglaterra, irá á Po­ lonia, en donde e6tá caro,, y allí se vende­ rá por oro; porque no puede verificarse uua contraimportacion de trigo, que supo­ nemos no estar mas caro eq Inglaterra que en Polonia. Por medio de la. importación del paño inglés en Polonia , el oro sale de este pais, y se va á Inglaterra. La consecuencia que de aquí resolta es que el oro llega á ser mas abundante en Inglaterra y menos en Polo­ nia; y de esta primera consecuencia nace otra, cual es la deque los precios van su­ biendo grad ualmente en Inglaterra, y bajando lo mismo en Polonia, es decir, que el pre­ cio del trigo, por ejemplo, y de consiguien­ te el del paño sube en aquella,y baja en es­ ta. Si, en la época en que suponemos que el tráfico comienza, el precio del trigo, en

Digitized by

Google

DE L 08 CAMBIOS.

i8 t

cada uno de estos dos paises, es de cuatro libras esterlinas, siendo, por consiguiente, el precio del paño de ocho libras esterlinas por yarda en Polonia y de cuatro en Inglaterra, el cambio supuesto del paño por oro alzará gradualmente en Inglaterra el precio del tri¿ go sobre cuatro libras esterlinas por cuarteras y le bajará en Polonia á un punto inferior á está suma; subirá igualmente el precio del paño en Inglaterra sobre cuatro libras ester­ linas por yarda, y bajará a un punto in­ ferior á ocho libras esterlinas en Polonia. De este modo, los precios del trigo, en am­ bos paises se apartan gradualmente de la igualdad, y los del paño se aproximan gra­ dualmente á ella. A cierto término de esta progresión, el trigo llega á ponerse tan ca­ ro en-Inglaterra y tan barato en Polonia, <jue la diferencia de precio puede sufragar 'los gastos de conducción. Desde este momen­ to , hay motivo para la importación del tri­ go en Inglaterra, y los precios se arreglan -de modo que el trigo es mas caro en aquel íeino que en Polonia tanto cuanto impor­ tan los gastos del trasporte; y el paño es mas ca*,

Digitized by

Google

18a DE LOS CAMBIOS, ro en Polonia-que en Inglaterra, lo que im­ portan los gastos de trasporte del paño de un pais al otro. Én este punto, el valor del paño importado en lino de los dos paises, y el del trigo importado en el otro, se equili­ bran; el cambio está entonces á la par, y el oro cesa de pasar de un pais á otro. £1 examen profundo de las mismas cir­ cunstancias hace ver ademas que ninguna alteración puede verificarse entre los dos paí­ ses en el cambio de las mercancías, sin que de ello resulte una nueva distribución de los metales preciosos, es decir, una mudanr za en la cantidad relativa que de ellos te­ nían antes. . 1 Supongamos que se fabrica en Inglater­ ra un huevo producto que la Polonia desea tener. Se importa cierta cantidad de este pro­ ducto en Polonia, y no puede ser pagada sino en oro, porque hemos supuesto que en aquella época el trigo y el paño recíproca­ mente importados-se pagaban el Uno al otro. En este caso, como én el que hemos explido precedentemente, el precio de las mer* fcancías comienza bien pronto á subir en la*

Digitized by

Google

La libra es­ terlina. el dollar la de otros ciertos paises. i SECCION . y menor cantidad de mercancías inglesas en Polonia. como todas las demas com­ pras. AI paso que este efecto se verifica. la libra esterlina contiene una porcion de­ terminada de metal. con moneda. . el dollar contiene otra menor. es decir.DE LAS LETRAS DE CAMBIO. XV. por ejemplo. Las compras que $e hacen de un pais á otro. consisten en porcio­ nes de metal de cantidades diferentes y que tienen diferentes nombres. se hacen. resulta de él un mo­ tivo para importar mayor cantidad de mer­ cancías polacas en Inglaterra. y asi de las demas monedas. y al fin la balanza se equilibra de nuevo. DE LAS TRANSACCIONES PECTJNIABIAS EN’ T B E LAS NACIONES---. Si un mercader holandés. compra mercancías en Ingla- Digitized by Google . .DE LOS CAMBIOS. Las monedas de los diversos paises son diferentes. l 83 glaterra y á bajar en Polonia. es la moneda de In­ glaterra . por ejemplo.

las compra á tantos floriiieá. Para pagar una libra esterlina . Si el mercader holandés no tiene otea moneda que florines. térra. suponemos que le! conténia exactamente. Cúando se inventó el lenguagfe de qué ce sirven en el dia los mercaderes de las di-íversas partes de la Eüropa. las compra á tantas libras esterlidas.134 DÉ to s CAMBIOS. es indispensable que envíe un número de ello9v ? que contenga exactamente la misma cantidad de metal precioso que la libra esterliná. se calculó cual era el número de piezas de cierta moneda que contenia la misma cantidad de metal qutí un número dado de piezas de otra moneda: y esto fcs á lo que fee llamó phr del cambioi El florin no contenia rigurosa miente tanto me-: tal como dds chelinés de Inglaterra. el par del cambio era diez florines por una r ' Y Digitized by Google . y si un mercader inglés compra mercancías en Holanda. pero. para mayor sencillez. de consiguiente. el mercader* holandés debe enviar á Inglaterra esta mo­ neda Ó su equivalente: este equivalente e¿ una cantidad de metal precioso igual á la que contiene la libra esterlina que ha de pa­ garse.

llama librar . libra sobre su deudor á la orden de su acreedor. y se dice de aquel á quien se dirige que se libra contra é l. mas claro. Finalmente. La acción de escri­ bir estos dos renglones se . El lénguage que los mercaderes han adoptado en el tráfico de las cédulas es muy breve y muy elíptico. bajo ciertos respectos. los dos renglones que ha escrito á la persona que le debe una suma de dinero en Araster- Digitized b¡ .DE LOS CAMBIOS. Si el mercader de Lon­ dres* al mismo tiempo que tiene dinero que recibir de Amsterdam. ó (en el estilo abreviado de los mercaderes) 10. llega á ser origen de obscuridades y errores. sino (lo mas comunamente) por medio de letras. ó á cargo de él. 1 85 libra esterlina. no trasportando la moneda ó los me­ tales del uno al otro. tiene que pagar al­ guno en esta ciudad . el cambio entre dos paises Be hace. La simple operacion del cambio consis* te en esto: un mercader de Londres á quien otro de Amsterdam debe una suma de mo­ neda. el escrito mismo se llama letra . ó. escribe á éste dos renglones para pan­ darle pagar esta suma. y no siendo bien castigado.

y los que exportan tejidos de algodón y obras de quincalla pata la Holanda. Sucede. y que. manteca ó sebo de Holanda. y si es menor. son mercade­ res de otra clase. paga por todo su valor. es decir. pertenecen á una clase. piden Su dinero. recibir de la Holanda.186 DE t o s c a m b io s . Por consiguiente. Los exportadores ingleses i Digitized by Google . dam. Hay otros individuos que tienen.letras libradas contra éstos por la su­ ma que deben. y esperan ser pa­ gados. desean ob­ tener de los que tienen que recibirle en aquel pais órdértei contra sus deudores. para ahorrarse el gasto de su remesa. no 6on los que ex* portan mercancías para aquel pais. que los individuos que importan mercancías de Holanda.y de la diferencia forma una balanza. mandan á esta. di­ nero que pagar en Holanda . Si la auma que se ha de recibir es igual á la qué Se ha de pagar. por ejemplo. las per­ sonas que tienen diueru que. en el curso regular de los negocios. Los co­ merciantes que importan trigo. última que pague el importe á la otra persona á la cual él mis­ mo debe. la letra anu? la la deuda. no teniendo nada que pagar en este pais.

pues. < . desean hallar á los individuos que tienen que pagarle. y . Cuando sucede que el importe de las le­ tras libradas es el mismo que aquel para el cual se desean letras. &in necesidad de esperar las remesas de )a Holanda. . mas claro. cuando los individuos que tienen dinero que reci* Digitized by Google .M i Hay. bajo el nombre de corre­ dores de cambio. dinero que recibir de Holanda libran entonces contra los corresponsales que allí tienen.. reciben en Ingla­ terra su dinero de imano de los importado­ res ingleséé. Estos desean hallar á los que tienen que recibirle y letras que librar. dos especies de individuos en Inglaterra: unos que tienen dinero que recibir de la Holanda. pero estas dos ¡especies de indi­ viduos no siempre saben como hallarse.B E LOS CAMBIOS. se ocüpan en ponerlos en relación jó mas bien en servir de intermedio. y de esta circunstancia ha nacido una clase de mediadores que. lo cuál eximi­ ría á los primeros de esperar las rfetnfesas de la Holanda. y otros que enviarle á aquel pais. y lo* que tienen uno y otro. y que quisieran pagar al momento. ó. 18 7 que tienen.

el cambio está al par . deberían enviar metales. el importe de las letras que hay que comprar ó que veiv* deres el mismo: para cada individuo que desea comprar una letra sobre Holanda. hay otro que quiere venderla. lo que Ies ocasionaría gastos crecidos. Los que nó pudieran adquirir letras para pagar sus deudas. 1 •• ? ' ■' '' r' * Para la exactitud del raciocinio debe enten­ derse que cada individuo tiene la misma suma que recibir ó pagar. en otros términos. bir del éxtrangero son iguales en número á los que tienen que pagarlo * . que ha im* portado por mas cuantiosas sumas que por las que ha exportado. tiene mas dinero que pagar que recibir. Entonces •. y las letras se la­ bran por su valor. ó. Digitized by Google . segun el lenguage de los comerciantes. ó. que la Inglaterra. De consiguiente. que los que quieran venderlas. ni descuento por la otra.l8 8 DÉ LOS CAMBIOS. por ejemplo. hay mas individuos que desean comprar letras sobre Holan­ da. ni hay que pagar demasía por una parte. . Si acontece que las deudas y los crédi­ tos no son iguales.

se vende alguna cosa menos. (su­ poniendo el par del cambio á diez. *89 $e establece una concurrencia entre los 1 comerciantes que desean letras. hay mas fugetos que tienen letras que vender que los que necesiten comprarlas: por consi­ guiente hay concurrencia entre Jos que quieren vender . se dice que el cambio está en favor de la Holanda y contra la Inglaterra. circuns­ tancia que <lebe evidentemente desanimar al comerciante holandés que exporta mer­ cancías para la Inglaterra. y que los diez mil florines valen mil libras esterlinas) se comprará con gusto por alguna cosa mas que por mil libras esterlinas. y que. Una letra de diez mil florines. para lo­ grarlas. porque cuan­ do en aquella se libra contra ésta. y el precio baja. y . por ejemplo. dan algo mas de lo que valen.DE LOS CAMBIOS. Una le­ tra de mil libras esterlinas sobre la Inglater* r a . y que produce por necesidad el mismo efecto con respecto al comerciante inglés que importa mercan­ cías de Holanda. en lugar de venderse en diez mil flori­ nes. ademas de los diez mil florines que le han costado sus merca- Digitized by Google . En este caso.

por este aumento de ganancia. y así. de los gastos de trasporte del dinero es el máximo de la demasía que pagará por tener un billete. por su letra de diez mil florines so­ bre la Holanda. pues que recibe. Aunque el motivo de la compra de un billete es la obligación de satisfacer una deuda. le comprará. puede solventarla. resulta de aquí un aliciente para el tratante inglés que ex­ porta mercancías para la Holanda. sin em­ bargo . enviando mo­ neda . £s fácil ver cual es el límite de esta va­ riación en el precio de los billetes. algo mas de mil libras es­ terlinas. p r o esta remesa ocasiona ciertos gas­ tos. el comerciante inglés que tiene una que pagar en Holanda. pues. se estimula á ex­ tender su comercio. debe pagar algo mas de las diez mil libras esterlinas. y si el comerciante puede agenciar un billete sin pagar mas que estos gastos. valor al par de la letra de diez mil florines que necesita para satisfacer sus débitos.19 0 DE LOS CAMBIOS. El importe. sin el auxilio de un billete. ó lo que los comerciantes llaman cambio. valor de sus mercancías. y Digitized by Google . derías. Por otra parte.

en donde no le valdría mas que mil libras esterlinas. Como los gastos del trasporte del dinero que comprende gran­ des valores en un pequeño volumen nunca son de crecida importancia. el cambio ja­ mas se apartará mucho del par. en el comercio. De suerte que una deu­ da de la Inglaterra á la Holanda se paga por medio de un crédito que la primera te­ nia contra Hamburgo. el te­ nedor. Se sabe muy bien. sino á Hamburgo. 19 ! fija por consiguiente el límite de la subida del precio de estos billetes. Digitized by Google . Si la Inglaterra tiene una balanza que saldar á la Holanda. en donde le producirá algo mas. co­ mo se salda la balanza de un pais á otro por medio de las letras de cambio. Los comerciantes in­ gleses que han importado mercancías de la Holanda. de una letra de mil libras esterlinas contra la Inglaterra. en Amsterdam.DE LOS CAMBIO*. no en­ viará probablemente su letra á Inglaterra. al mismo tiempo que tiene otra que recibir de Hamburgo. las pagan satisfaciendo á los co­ merciantes holandeses el valor de las que es­ tos últimos han exportado para Hamburgo.

6i suponemos que la cantidad de metal precioso que contiene una libra esterlina se ha reducido al puuto de no equivaler ya á Ja que contienen ocho florines. y tal es el lenguage que se usa para expresarlas. los comerciantes nunca han dejado de expresarse. Estas operaciones se efectúan en dos circunstancias: 1. y el par del cambio es diez: a* cuando el valor relativo de las dos monedas no subsiste el mismo. Tales son las transacciones que se verifi­ can de pais á pais por medio de las letras de cambio. Con todo eso. cuanr do v. por ejemplo. como.19 a DE LOS CAMBIOS. llega á valer doce.* cuando el valor de la moneda de ambos paises subsis­ te el mismo que en la época en que se ha calculado el del cambio. cuando una li­ bra esterlina. como en el tiempo en que se ha calculado el par del cambio. en lu­ gar de diez. el par del cambio viene á ser realmente ocho. gr. ó solamente ocho. en lugar de valer diez flori­ nes. diez florines de Holanda contienen tanto metal como una libra esterlina. Suponiendo que éste par del cam­ bá? ent¡re el florín y la libra esterlina era Digitized by Google . es decir.

. se tiene presente que veinte ppr ciento con­ tra la Inglaterra significa lo mismo que ej Digitized by Google . ocurrió el decir que el cambio era contra la Inglaterra en la proporcion de diez á ocho. en semejantp caso. el cambio estaba realmente al par. por ejemplo. Bien es ver­ dad que esta diferencia era puramente no* minal. Este modo de expresarse era por consiguiente impropio y á propósito para inducir á error. ellos arreglaban el importe de una letra según el valor efectiyQ de las mqnedas. sino á tantas veces ocho. siempre han continua* do en mirar al diez como par. Como se llamaba siempre diez al par del cambio. aunque la libra esterlina no haya valido mas.DE LOS CAMBIOS. aun cuan­ do no fuese en la realidad mas que ocho. Sin embargo. porque cuando se efectuaba un des­ cuento de estos veinte por ciento sobre una letra inglesa. que ocho florines en lugar de diez. ó de veinte por ciento. I9 S primitivamente diez.pero si. cualquiera que haya sido la variación acaecida en el valor relativo de las dos monedas. una letra de tantas libras esterli­ nas no era igual á tantas veces diez florines.

no necesitamos extendernos mas sobre esta materia.19 4 DE L0S CAMBIOS. pues. hay obstácu- Digitized by Google . otro tanto levanta la dife­ rencia sobre el veinte por ciento. sobre ó bajo el par. segun el mo­ do incorrecto de expresarse. otro tanto hace su diferencia inferior ai veinte por ciento. correctamen­ te hablando. Por consiguiente. resultan de las mismas cosas designadas con nombres diferentes en el otro caso. par. que resultan de lo que se lla­ ma la subida ó la baja. sino por efec­ to de una alteración en la cantidad relativa del metal que contienen. no puede haber una alte­ ración en su valor relativo. en un caso. segun el modo incorrecto de expresarse. Todo lo que le­ vanta al cambio «obre el par. Todos los efectos. correcta­ mente hablando. Cuando las monedas de los dos paises son metálicas. es igual* mente verdad cuando hay una diferen­ cia de veinte por ciento. y todo lo que hace al cambio inferior al par. como lo hemos visto precedentemente. porque. es fácil ver que todo lo que hemos de­ mostrado en las páginas precedentes ser verdad cuando el cambio está al par.

una cédula de cien libras esterli­ nas tiene exactamente el mismo valor quo una cédula de igual suma. En ambos ca­ sos. I9S los que se oponen á que se establezca una diferencia considerable entre el valor nomi­ nal de una moneda metálica y la del metal que contiene. Sin embargo. hay otro caso que pide un xamen separado. es fácil ver que. que se ha puesto en circulación en Ingla­ terra tal cantidad de papel-moneda no reembolsable en numerario. cuando la mone­ da se halla desestimada perdiendo el veinte por ciento de metal precioso. sino cien veces ocho. La razón de esto es que la cédula no podrá comprar en Inglaterra mas que exac­ tamente tanto metal como hay en cien veí3 : Digitized by Google .D E LOS CAMBIOS. Volvamos á nuestra primera suposición deque la libra esterlina contiene tanto metal como diez florines. en pste caso. que el valor de una libra esterlina en papel ha decaído al vein­ te por ciento bajo el del metal contenido en una libra esterlina. supongamos. ademas. cual es el de un papel-moneda no reembolsable. una letra de cien libras esterlinas vale no cien veces diez florines.

ce8 ocho florines. Una cédula de cien libras esterlinas. y la que se compraría con cien libras esterlinas en numerario. Una letra de cambio. ó la diferencia entre el valor nominal de la mo- Digitized by Google . si este vi!— timo circulase en lugar suyo. el papel vale exactamente otro tanto menos que el numerario. la diferencia del valor entre mo­ neda desestimada y la no desestimada. De con­ siguiente. un valor igual al de la porcion de metal precioso que pudiera comprarse con la suma de moneda por la cual se ha girado. li­ brada contra cualquier pais. tiene. ya sea me­ nor. Luego solo se cambiará por una cédula de ochocientos florines. vale todo el metal que ella pudiera comprar.196 DE LOS CAMBIOS. Cualquiera que sea la diferencia de menos entre la cantidad de metal que pu­ diera comprarse con esta cédula. por ejemplo. el cambio contra un pais jamas puede exceder al total de estas dos sumas: primera. ya esta cantidad sea ma­ yor que la que pudiera comprarse con cien libras esterlinas en numerario. Estos hechos pueden expresarse por una •fórmula general. al lle­ gar á él.

los gastos de con­ ducción de estos metales cuando son comDE LOS CAMBIOS. ¿ . Sobre este argumento hay dos cosas que notar: en Digitized by Google .Parece. y la cantidad de metales preciosos que paede comprar.197 íieda. y ha ocasionado una es­ casez tal que es necesario exportar mercan* cías del pais en donde estos metales son ra­ ros. probado que carece de fundamento la opinion de los que piensan (y algunos economistas distinguidos son de este número) que no solamente el cambio nominal. sino también los que ocasionan la remesa de las mercancías que sirven para comprar es­ tos metales. pata importarlas en paises en dónde ellos abundan. dicen. Cuando por alguna causa particular. segunda. sino también el cambio efectivo. se verifica una grande desaparición de los metales preciosos . pues. y su trasporte al pais. pueden variar en mas cantidad que los gas­ tos de trasporte de los metales preciosos. las letras libradas contra el primero pueden tener que soportar un des» cuento que comprenda no solamente los gas­ tos de conducción de los metales preciosos.

y no altera sino el lenguage. No obstante.198 D E LOS CAMBIOS. De aqní se sigue que el cambio se altera nominal­ mente.contendría el mismo número de libras esterlinas en mo­ nedas no adulteradas. Algunos Sostienen que el importe de Un cambio des­ favorable puede exceder Con mucho á los Digitized by Google . to­ do lo que puede costar de mas no puede ser sino el importe de los gastos de conduc­ ción del metal. Luego estos gastos son la me­ dida del cambio real. á esta conclusión se opone una objecion que debemos refutar. según un mal modo de expresarse. no se tiene en consideración la circunstancia de que cierto número de libras esterlinas en papel siempre puede comprar el metal al precio corriente. todo lo demas es no­ minal . primer lugar. Sea cual fuere la diferencia de menos entre la cantidad que compra y la que . pero de ningún modo realmente. La canti­ dad de metales préciosos que la letra per­ mite comprar es igual á su Valor compara­ do con el de una letra expresada en florines que contienen cierta cantidad de metal. el curso se baila des­ estimado en la misma propoircion.

y por consiguiente exportar mercancías para pagarle. en este caso. que. sea para saldar importaciones ex­ traordinarias.DE LOS CAMBIOS. £1 argumento en favor de esta aserción es que. tienen que sufrir los gastos de remesa de las mercancías. y que por una le­ tra de cambio. sea por cuenta del gobierno. las personas que traen el metal. Digitized by Google . J99 gastos de conducción del metal y del des­ crédito del cambio. sino también á los gastos mas considerables de expedición de las mer­ cancías que hubieran debido comprar el oro. se debe experimentar una gran dificultad en agenciar el metal necesario para saldar la balanza. y ademas los de conducción del metal. darán una demasía igual. en el caso de tener grandes pagos que hacerse al extrangero. no solamente á los gastos de trasporte de la su­ ma en numerario. No es difícil hacer ver el error que en­ vuelve este argumento. que son las dos circuns­ tancias que hemos dicho deber servirle siem­ pre de límites. como la del trigo en tiempo de escasez. que puede ser for­ zoso hacerle venir de un pais extrangero.

y si ha salido ttiticho ort> del pais.300 DE LOS CAMBIOS. ¿Y cuál es realmente el estado de las co­ sas? Un comerciante inglés. á otro comer­ ciante de Holanda. cierto jieso de oro. y la diferencia entre lo que éste comprárá y la cantidad contenida en una suma igual de moneda metálica. siempre se podrá comprar con papel . á quien puede enviar Digitized by Google . ¿ * . subirá su precio. !i Guando el oro sube de precio. y siempre será verdad que el papel tendría menos valor que el numerario. y no el papel el que ha bajado. quiere de­ cir que para agenciarle cuesta mayor can­ tidad de papel. Sí existe un papél-moneda no réembol*sable en numerario. pero esta es otra cuestión. constituye el descrédito del papel* Acaso podrá decirse que el oro es el que ha subido. haciéndose mas considerable. sin embargo. de consiguiente caería en desestimación con respecto al numerario: que es lo que entendemos aquí por des*crédito. se sigue de aquí que la demanda de oro. éfc decir. debe cierta suma de moneda. que ha hecho importaciones.

y los gastos de conducción del oro. ó una letra de cambio. Digitized by Google . se carece de metales preciosos. si puede ha­ cerlo por una suma menor en papel-mone­ da que el precio del oro y los gastos de con^ ^ i duccion de este oro á Holanda: de lo con*/ ^ \ traricr no la comprará. Enviando oro. cuando por alguna cir­ cunstancia particular. Si se dice que. Pero el oro le cues­ ta tanto en papel como éste valdría si no s* hallase en descrédito. y con tanto mayo^ > ^ j motivo. con mas los gastos de trasporte del numerario. y es necesario importarlos por medio de la exportación de algunas mer­ cancías inglesas. tiene que comprarle con su papel y sopor* tar los gastos de remesa: por esta razón comprará una letra de cambio. que sirven para DE LOS CAMBIOS. el precio de estos metales se halla aumentado con los gastos de expe­ dición de las mercancías. cuanto mayor es el descrédito. Lue-^ \ ‘ 1 / go la letra de cambio nunca puede costar \ mas que la cantidad de papel mencionado.201 oro . En ■otros términos. la demasía que hay que dar por la letra de cambio jamas puede exceder al importe del descrédito del papel-monedá.

La causá de qué las cosas esten mas ca­ ras en un lugar que en otro ya se ha explicado. Cuando los me­ tales preciosos escasean en un pais. Cuando se trasportan de un parage á otro. y los metales preciosos que retor­ nan en cambio á estos paises tienen en él de mas caros todos los gastos ocasionados en su conducción: de este modo hemos visto que las mercancías remitidas desde Londres al pais de Gales eran allí mas ca­ ras que eii Londres. Las mer­ cancías que se envían al pais de las minas. no merece ser refutada. comparado con el de los metales preciosos. esta es una proposiclon que. se acre­ cienta su valor. El modo con que la desaparición del nu­ merario origina la importación de los meta­ les preciosos es muy claro. baja el valor de las mercancías. y á la inversa. Bajando en In- Digitized by Google . lo que es lo mismo. son allí mas caras que en los paises de don­ de las llevan lo que importan los gastos de trasporte. según lo que dejamos sentado. ó.*02 DE LOS CAMBIOS. comprarlos. tienen allí de recargo el im­ porte de los gastos de conducción.

Si la Inglaterra. so­ porta los gastos de acarreo de las mercan­ cías que envía al extrangero. cuan­ do se reciben del extrangero. en un tiempo de penuDE LOS CAMBIOS. cuando un pais importa üna mercancía extrangerá. ambas importan. porque en todos los casos en que dos naciones trafican una con otra. sino las mercaderías. pero no pueden ambas soportar el total de los gas­ tos de trasporte.2o3 glaterra el precio en numerario de las mer­ cancías . bien pronto se halla suficientemen­ te inferior al que tienen en los demás pai­ ses. E9 como si se dijera que en el pais que suministra los me­ tales preciosos»deben agregarse los gastos de trasporte de estos metales al precio de compra y á los gastos de trasporte del trigo. Digitized by Google . ó cual­ quiera otra mercancía recibida encambio. Se dice que los metales preciosos. mas generalicemos esta proposicionj ¿Es verdad que. para que sea ventajoso el exportarlas: los gastos de conducción no los soporta el dinero. y de las que recibe de él ? Esto no es posible. sufragan los gastos de trasporte de las mercancías que se traen en cambio.

2 tJ4

1 0 8 CAMBIOS,

fia , envía á comprar trigo á Polonia, la Inglaterra no se cargará con el gasto de traer este trigo, y el de conducir á Polo­ nia el paño que da en cambio, supuesto que la Polonia no pagará la parte que le corresponde de eátos gastos, y tendrá su paño franco de porte, es decir, tan barato como en Inglaterra. Es evidente que el re­ sultado será tener el trigo de mas caro en Inglaterra que en Polonia el importe de los gastos de .su conducción ; y el paño tendrá de roas caro en Polonia que en Inglaterra loa gastos de su trasporte. Suponiendo que la moneda de Polonia, á la cual llamaremos rix-dollars, es la cuar­ ta parte de una libra esterlina , será fácil resolver la cuestión del cambio para todos los casos posibles. Si la cantidad de trigo comprada en Polonia para la Inglaterra cuesta un millón de rix-dolLars, y si el pa­ ño que se compra igualmente en Inglaterra para la Polonia cuesta doscientas cincuenta mil libras esterlinas, las letras libradas con­ tra la Polonia por estas doscientas cincuenta mil libras pagarán exactamente el millón de

Digitized by

Google

DE LOS CAMBIOS. ao5 rix-dollars, y el cambio estará a| par, sin haberse alterado en nada ni por los gasto* de trasporte del trigo ni del paño. Si el va­ lor del paño importado en Polonia fuera in-? ferior al de doscientas cincuenta mil libras esterlinas, la Inglaterra tendría entonces una balanza que saldar, y las letras contra la Polonia ganarían; bien que esta ganancia no podria exceder á los gastos de con­ ducción de los metales preciosos, porque pagando estos gastos, el comerciante inglés satisfaría su débito, sin necesidad de una 1er tra. Parece, pues, demostrado que, en lo que constituye un cambio desfavorable, los gastos de trasporte del dinero del pais que debe la balanza son la única causa á la cual se puede atribuir algún efecto. La balanza puede haberse aumentado en una época ^n que el oro ha escaseado en Inglaterra , cuando no es fácil agenciarle; en otros términos, cuando la Inglaterra tier ne una gran demanda de oro hecha por el extrangero, y se ve precisada á vender una cantidad extraordinaria de sus mercancías para adquirirle. Esto nada influye en el cam-

Digitized by

Google

ao6

de

lo s c a m b io s .

bio. Sea cual fuere el gasto eu mercancías que la Inglaterra deba soportar para pro­ porcionarse los metales que necesita, mien­ tras que el curso, en este pais, no caiga en descrédito, es decir, mientras que la libra esterlina subsista igual á cuatro rix-dollars9 Ja Inglaterra pagará una balanza de cuatro rix-dollars por libra esterlina, y ademas lo$ gastos de trasporte. Si el curso está en descrédito, y la libra esterlina no vale ya cuatro rix-dollars, es decir, que dicha libra no puede comprar tanto metal como contienen cuatro rix-doUars, el cambio puede per desventajoso has­ ta el importe de la desestimación del cambio, y de los gastos de conducción del dinero. Sin embargo, en este caso, todo lo que pro­ duce el descrédito es puramente nominal, y 6olo los gastos de trasporte del metal pre­ sentan alguna cosa real, formando eviden­ temente todo lo que puede hacer desfavora­ ble el cambio. Los gastos de acarreo de las mercancías que se cambian por el metal ninguna relación tienen con el modo de li­ brar y negociar las letras entre dos paises.

Digitized by

Google

D E LO S C A M B IO S .

*0 7

E C C IO N

X V I.

DE LOS PREMIOS Y DE LAS PROHIBICIONES.

Cora prendemos bajo este título toda9 las especies de estímulo y de trabas cualesquie­ ra, cuyo objeto sea hacer tomar á la produc­ ción y á los cambios ciertas direcciones que no tomarían naturalmente. Los raciocinios acerca de esta materia •erán, á nuestro modo de entender, claros, concluyentes, y no exigirán muchas palabras. Si parece evidente que la producción y los cambios toman las direcciones mas pro­ vechosas cuando se les deja libres; se se­ guirá de aquí necesariamente que siempre que cualquiera intervención extraña los des­ víe, la industria del pais se empleará de u q modo menos ventajoso. Por medio de una breve demostración se puede probar que cuando la industria y los cambios se dejan en libertad, toman las di-» recciones mas ventajosas. Las causas que originan la producción

Digitized by Google

2p8

DE LOS CAMBIOS,

y los cambios piden ser examinadas con se­ paración; porque, con respepto á la pro­ ducción, no hay diferencia de opiniones. Si un pais no tuviera ninguna relación córner^ cial con sus vecinos, y empleára todo su po­ der productivo en proveer á su propio con­ sumo , sería el mayor absurdo fomentar la producción de cierto género de mercancías, y poner trabas á la producción de otra es­ pecie de mercancías. No miramos aquí las cosas sino bajo el punto de vista relativo á la economía política, y por lo que concierne á la producción: porque si un pais pone tra­ bas á la producción de ciertos objetos, co­ mo los licores espirituosos cuyo uso es per­ nicioso , esto toca á la moral, y tiene por objeto arreglar el consumo no la produccioq* En donde quiera que no hay empeño en li­ mitar el consumo, se tiene por corriente* aun en la práctica, que la demanda regula siempre la producción del modo mas con­ veniente 4 los intereses de la sociedad. Loa gobiernos menos ilustrados no han pensado en fomentar la fabricación de zapatos, ni en establecer un impuesto «obre las medias

Digitized by

Google

m LOS CAMBIOS. 209 para coartar bu fabricación, con el objeto de enriquecer el pais haciendo mayor canti­ dad de zapatos y menor de medias. Cuando se trata del comercio interior,es sabido que se hacen justamente tantos zapatos y me­ dias como se piden. Obrando de otro modo, si se concediera mi premio á la fabricación de los zapatos, y se pusiera un impuesto so­ bre la de las medias, el único efecto que re­ sultaría de aquí sería que el pueblo paga-? ría los zapatos mas baratos y las medias mas caras que si no existieran estas medidas: que el pueblo estaría mejor provisto de zapatos y peor de medias que si se hubiera dejado á las cosas seguir su curso natural, esto es, sr se le hubiera dejado al pueblo consultar su gusto y su conveniencia,ó, eu otros tér­ minos, si se hubiera dejado á los producto­ res sacar el mayor beneficio de sus conatos. Por eso todos aquellos reglamentos so­ bre la industria que tienen por objeto el au­ mentar la producción de una especie de mercancías, disminuyendo la de otra espe­ cie de objetos; reglamentos que se han con­ siderado como el fruto de la profunda sabiJ4

Digitized by

Google

210

DE LOS CAMBIOS,

duría de los gobiernos, no se ban adoptado sino para dirigir el comercio con los paises extrangeros, y para aumentar ó disminuir, pero mas comunmente para disminuir la cantidad de ciertas mercancías que se reci­ ben de estos paises. Ya debemos convencernos, habiéndolo demostrado extensamente, de que ningún objeto de los que produce un pais se impor­ tará jamas á otro extrangero, á no ser que se pueda tener este objeto en cambio de una cantidad menor de trabajo , es decir, de los gastos que los que habria exigido su pro­ ducción en el pais mismo. Parece no sola­ mente cierto, sino también probado, lo mu­ cho que interesa producir los objetos con el menor gasto posible; y tal es el objeto á que se dirigen todas las mejoras en la pro­ ducción por medio de la división del traba­ jo, cultivando la tierra segun un método mejor, é inventando máquinas de mayor fuerza y mas ingeniosas. En efecto, parece que debe considerarse como una proposi­ ción de la mayor evidencia que, sea cual fuere la cautidad de medios de producción

Digitized by

Google

311 que tenga un pueblo, cuanto mas produc­ tivos pueda hacerlos, tanto mas beneficio se reporta; porque esto equivale á decir, que es ventajoso para los hombres tener todos Jos objetos que desean, y adquirirlos con poco trabajo. No solamente es indudable que en don­ de quiera que hay libertad de industria ja­ mas se importará una mercancía que puede fabricarse en el pais, á no ser que pueda verificarse su importación con menos gastos de los que costaría fabricarla; sino que, sea cual fuere el pais en donde se pueda adqui­ rir esta mercancía con menores gastos, á él se recurrirá para lograrla; y , sea cual fue* re la mercancía cuya exportación pueda proporcionar la primera con menores gas­ tos , esta será la que se exporte en cambio. Todo esto que resulta con bastante eviden­ cia de los principios del comercio, para no necesitar explicación, es como si se dijera que, cuando se deje obrar á los comercian­ tes, siempre comprarán lo mas barato que puedan, y venderán siempre lo roas caro que les sea posible.
DE LOS CAMBIOS. 14 :

Digitized by

Google

ai a

DE LOS CAMBIOS.

Parece, pues, plenamente demostrado que, si se deja á la producción y al cambio tomar por sí mismos sus direcciones, elegi­ rán seguramente las mas ventajosas al con­ sumo, siendo evidente que elegirán aquellas según las cuales se pueden lograr con me­ nores dispendios los objetos que el pueblo desea. Obtener estas mercancías, y obtenerlas lo mas barato que sea posible, es el comple­ mento de las ventajas que pueden propor­ cionar la producción y el cambio, considera­ dos bajo el punto de vista mas sencillo. Por consiguiente, eu cualquier grado que se pre­ cise á la producción y al cambio á desviarse de las direcciones que hubieran tomado na­ turalmente, en el mismo grado se pierden las ventajas que resultan de la producción y del cambio, ó cuaudo menos se les sacri­ fica á otra cualquiera cosa. Pero ¿habrá ca­ sos en que deba verificarse este sacrificio? Esta es una cuestión de pura política, y no de economía pública. No hay objeto sobre el cual se haya sos­ tenido con mayor tenacidad ni con tantos sofismas la bondad del sistema restrictivo y

Digitized by

Google

DK LOS CAMBIOS. ai 3 prohibitivo como sobre el comercio de gra*» nos. A pesar de eso, no 6e puede dudar que el trigo jamas se importará, á no ser que no se pueda obtener del extrangero con gastos menores que los que costaría su producción en el pais.* Por consiguiente, toda la utili­ dad que se logra de la importación de una mercancía que sería posible fabricar en el pais, pudiera lograrse de la importación del trigo. Pues, ¿ por qué se privaría al pueblo de un beneficio que,en este caso, debe, por razón de las variedades del suelo y de po­ blacion en I09 diversos paises, eer mucho mayor que el que se consigue de la impor­ tación de otra cualquiera mercancía? Las razones en que se apoyan los parti­ darios de la restricción del comercio de gra­ nos son dos; pero ni una ni otra tienen el menor peso. i - La primera es que, no proveyéndose una nación del trigo de su suelo, puede, por un efecto de la enemistad de sus vecinos, verse privada de los acopios que hace en el

*

C a p .

I I I .

S e c .

I V *

Digitized by

Google

3 14 D E LOS CAMBIOS, extrangero, y hallarse por este medio redu­ cida á la mayor penuria. Este raciocinio ar­ guye una suma ignorancia de la historia y de los principios comerciales: de la historia, porque ella nos demuestra que las naciones que mas dependencia han tenido de las extrangeras para sus acopios de trigo, han go­ zado sobre las demas la ventaja de un pre­ cio fijo é invariable de este género: de lo» principios comerciales, porque, si lo que es un año bueno en un pais es un año malo en otros, se sigue inevitablemente de aquí que una nación no puede preservarse de aque­ llas grandes y perjudiciales variaciones en el precio del trigo que ocasiona la variedad de las cosechas, sino haciendo sus acopios de trigo en diversos paises. No está menos interesada la política que la ecouomía públi­ ca en sostener estos principios. Se sacrifica un bien real para evitar los acasos de un mal quimérico; mal que hay tanto mayor fundamento para no temer, cuanto que el pais de donde otro extrae sus acopios «le tri­ go es raras veces menos dependiente de éste para la venta de su cosecha, que lo que es

Digitized by

Google

D E LOS CAMBIOS.

215

el primero del segundo para sus abas­ tos. Nadie sostendrá que una acumu­ lación extraordinaria de trigo en un pais, por falta de salida, acompañada de la baja de los precios que arruina á un tiempo á los arrendatarios y á los propietarios territo­ riales, sea un pequeño mal. La segunda razón en que se fundan los partidarios ‘del monopolio es que, ejercien­ do los comerciantes y los obreros, en cier­ tos casos, el monopolio de su industria, los arrendatarios y los propietarios sufren una injusticia no permitiéndoles un monopolio semejante. Primeramente observaremos que ei este argumento es válido en cuanto á los productores de granos, lo es igualmente res­ pecto de cualquiera otra clase de productotorcs. Si, porque se carga un derecho sobre la importación de las lanas, debiera impo­ nerse sobre la del trigo, habria también de señalarse otro sobre la de todos los objetos que puede producir el pais: eu una pala­ bra , el pais ya no debería tener comercio exterior, sino en artículos para cuya pro­ ducción carece de medios. Queda, pues, de-

Digitized by

Google

un provecho ma­ yor de su capital. La ignorancia dé los principios mercantiles es palpable en estas suposiciones. de las cuales ni una ni otra ofrecen un vislumbre de verdad. no saca. que el de aquel que ha en> picado su capital en cualquier género de producción abierto á la concurrencia de to­ das las naciones del mundo. y que I09 pro­ ductores de granos sufrirían una pérdida proporcionada no protegiéndolos con un impuesto semejante. ade­ mas. El que coloca su capital en una manu­ factura de lana. ó en cualquiera otra cuyos productos son privilegiados (en cuanto no se permite á los productos de las manufactu-*ra» extrangeras entrar en concurrencia con ellos). qufe un ‘número mayor de capitalistas se dedica á colocar su capital en el ramo deindustria Digitized by Google . que los obreros logran un benefició considerable á consecuencia de la protección supuesta que se les concede. Todo lo que re­ sulta del privilegio de que tratamos es. su beneficio no es roas considerable. mostrado lo absurdo de esta objecion. por esto.El argumento que impugnamos supone.3 16 DE LOS CAMBIOS.

La exclusión de un ramo de comercio retrasa también sus progre* sos. Cuyo efecto es alzar la tasa del preció de sus productos. La prohibí*Cion de importar productos de industria extrange^ ra lleva Consigo muchos males. con perjuicio del consumidor. en una palabra . y de la bahía dé Hudson. y ésta pro­ bablemente para el extrangero. y no mas. no tiene nin­ gún estimulo para perfeccionados. si bien no es tan general y desastroso como pudiera ser el efecto de aquel monopolio si se concentrase en una sola persona. del Asia. pero es menester pasar por encima de ellos . del Sur. si el bien general que puede producir fuese mayor que la sumade aque­ llos. La prohibición da á Jos fabricantes de la cosa prohibida un monopolio. una mercancía con la ctial se hubiera podido comprar la de que se trata. Los principios que el sefior Mili establece son verda­ deros hasta cierto punto. cuan­ do de lo contrario se hubiera aplicado á producir otra cualquiera cosa. * * Es demasiado absoluta esta libertad.Í ) E LOS CAM BIO S» 2U? privilegiado. no habiendo Digitized by Google . qüe una par­ te de los capitalistas se aplica á producir una especie particular de mercancías. y como sucede siempre que se conceden permisos particulares. es decir. cierto de que no pueden consumirse mas que sus productos. como ha sucedido en las compañías inglesas del comercio de Levante. cuyas rentas individuales dismi­ nuyen tanto cuanto alza el precio de las cosas que necé&ita consumir. porque el fabricante. suponiendo la libertad de trasladarla á un pais extrangero.

La industria exige. el señor Presidente de la Junta de Aran­ celes Don Justo José Banqueri. en el interior. deotiro de él mismo. por sus recursos. porque debe producir lo que pueda y deba. He leído en una obra inglesa. todo cuan­ to necesite . que la imperfección de los terciopelos de algunas manufacturas inglesas se debieron á la prohibi­ ción de los extrangeros.d e l o s c a m b io s . cuando el ex­ trangero pudiese libremente introducir sus produc- Digitized by Google . y en vano se querria establecer una nueva manufactura. Supuesto que el que tiene su capital em­ pleado en el ramo de industria que se llama concurrencia : dé aquí ese estado de infancia eter­ na en que comunmente se encuentran todas las ma­ nufacturas de productos groseros y comunes. porque es absurdo el empeño de que­ rer hacer un pais. Exige intervención. pues. por la falta de las primeras materias. y acabo de leer. y aun por el estado de su civilización. habiendo productos á cuya creación no es llamado por su posicion. un informe de una persona muy ilus­ trada . para hacer productos mas acabados. que surten. todo aquello á que fuere llamado. si bien hayan sido puramente nominales. y por consiguiente poco sospechosa en esta parte. porque el fabricante debe tener un estímulo para perfec­ cionar $u trabajo. dos cosas que pare­ cen incompatibles: la libertad y la intervención: .exige libertad. las necesidades de las cla­ ses menestrosas. en que se de­ muestra. que mas han adelantado nuestras fábri­ cas catalanas de tejidos de algodon en los últimos anos. porque el sacrificio del consumi­ dor no le debe eternizar el monopolio. & la Dirección General de Rentas de 30 de setiembre de 1823. con mu•cho gusto. y con la posible economía de gastos productivos. y J a historia legal que le acompafia . que en los cuarenta anteriores coi* prohibi­ ciones absolutas. estoes.

para no tocar nunca en ninguno de «ios extremos.Z>E LO S C A M B IO S .fecunda de bie­ nes. de Odesa. Renun­ ciar de Jas prohiciones ó de crecidos derechos de entrada. Esto mis­ mo es aplicable al comercio de granos.i‘ *V ¡I ' t : .. que en mi oplnjon es lo mismo $ proscrir bir toda disposición fiscal’.' porque es violenta y -destruye el ídolo de la libertad* es querer* no aquella libertad juiciosa. ó mas bien licencia abomi­ nable. é islas del Archipiélago! Digitized b\ . de qué hablamos: luego este impuesto de nin­ gún modo perjudica á sus negocios. a 19 protegida no aumenta sus beneficios por esta protección > el productor del tri­ go no experimenta la mas pequeña pérdi­ da ni el menor inconveniente. y esta demanda no se aumentaría suprimiendo el impuesto. Aunque no puede entrar en el plan de . porque ¿ qué sería de una nación agrícola como la nues­ tra si ciegamente recibiese Jos trigos de Egipto.' y proclamar el principio de una dependen­ cia ciega y eterna de las naciones que supiesen mas que nosotros. donde cesa el mal y comienza el bien. La demanda del trigo no se disminuye por haber cargado un derecho sobre la im­ portación de las lanas. Estas son las dos claves que debe tener en sus manos el hombre público que se pro­ ponga favorecer directamente nuestra industria. sino ana libertad. de Levante. Por consi­ guiente no se puede concebir nada mas in­ fundado que el pedir una indemnización por esto. siempre. *4 tos idénticos mas acabados y económicos.

dejar pa­ jar enteramente sin examen las fuerzas de estos errores. no solamente diferentes sino también contrarias. tiene derecho al mis­ mo beneficio que todos los demas producto­ res. en clase de productor. una obra que se Umita á exponer unos prin­ cipios generales el hacer patentes lodos los errores que encierran los argumentos en favor de la restricción del comercio de gra­ nos. no es posible. Una corta serie de racioci­ nios bastará para probar que no hay preten­ siones peor fundadas. á reintegrarse de sus desem­ bolsos con una ganancia moderada sobre el capital que emplea» Lo que produce la tierT a ademas de este reintegro y dó esta ga­ nancia. ^ .22 t> D E IO S CAMBIOS. ." i : í. sin embargo. También procura unir su caso al del arrendatario. es lo que debe entregar á su propieta- Digitized by Google . El arrendatario.■ El propietario territorial se empeña en presentar sú caso y el fabricante el suyo cor mo perfectamente semejantes: á pesar de *er las circunstancias en que se apoyan sus argumentos. yen el resultado de este empeño estriban casi todos sus espe­ ciosos derechos. á saber.

es decir. el ínteres permanente de la clase de los arrendatarios consiste en que el trigo estéba. Ycase. Por consecuen­ cia. le convierte este ar­ riendo hasta cierto punto eu propietario . saca 110 solamente sus ga­ nancias como arrendatario.tanto mayo­ res son sus ganancias. á no ser por su ar­ riendo. sino también al­ guna cosa mas que. No sucede lo mismo con los salarios. rato. aal río. y pertene­ cería al propietario. sea cor­ ta . tener Ínteres en que el trigo se ponga caro. sea considerable. Al que en el trascurso de su arriendo tiene ínteres en que el trigo esté caro. estando caro el trigo. si sube el precio del trigo. como sucede con to­ das las demas: los salarios no pueden ser cortos. haría parte del alquiler. En el trascurso de su arriendo. Este ó el otro individuo de esta ¿aque­ lla clase. de ningún modo perjudica á sus intere­ ses. formada la grande demar- Digitized by Google . pero la razón de esta excepción demuestra la verdad de la regla general. y esta cantidad. que participa de las ventajas de este.DE LOS CAMBIOS. puede. en el trascurso de su arriendo. porque cuanto mas cortos son. pues.

y mas considerable la que le queda despues de este reembolso. ganan en que es­ té caro el trigo. cacion. El arrenda­ tario es productor y capitalista. conside-* rados únicamente como tales. despuesde haber reembolsado con ganancias el capital nece­ sario para poner en ejercicio estas faculta­ des productivas. y que de la carestía del trigo le redunda beneficio. el fabrican­ te es igualmente uno y otro. y todo loque éste produce le pertenece. Para los arrendatarios. porque cuanto mas caro está. y Digitized by Google . no ganan en esta carestía. Segun esto se ve que el caso del propietario es particular.32 * DE LOS CAMBIOS. menor es la porcion del producto que el capital del ar­ rendador pupde reembolsar con ganancias. El pro* pietario territorial ni es productor ni capita­ lista : es propietario de ciertas facultades pro­ ductivas inherentes al terreno. El caso del arrendatario se asemeja al del fabricante. y sus productores. Todos los que reciben renta por las propiedades que alquilan. sino al contrario. y han recibido todo lo que les toca cuando se han reembol­ sado de su capital con sus ganancias. y no al del propietario territorial.

Se admitirá sin duda como verdadera con respecto á las colonias. porque se dirige á dis­ minuir las ganancias de los productores. Entre los medios que se han puesto en práctica para precisar á una cantidad mayor de medios productivos á tomar di­ recciones particulares . esta proposicion: que toda la utilidad que se saca del co­ mercio que se hace con ellas. • ’ . la carestía del trigo es un mal. y la cuestión es sa-r ber si se puede sacar alguna utilidad parti* cular de este comercio. y á aumentar los gastos de los consumidores. 1 S E C C IO N X V IL DE LAS COLONIAS. el sistema colonial ofrece una materia muy importante. resulta de lo Digitized by Google . cjue pi­ de un examen particular. 3 *3 para el resto de los habitantes. así como lo es para los paises extrangeros. El único punto de la política colonial que es necesario examinar aquí es el del co­ mercio con las colonias.DE LOS CAMBIOS.

tener plata ni otra cosa que expor­ tar.¿24 DE LOS CAMBIOSE que de ellas se recibe. No hay necesidad de examinar el caso del comercio libre con una colonia. que en recibir otra cualquiera especie de mercancías. que un pais no tiene mas utilidad en recibir dinero. en cuyo caso. cuando la colo­ nia no tiene minas de metales preciosos. y no de ló que se lesr envía. no puede. que la metrópoli puede reservarse. El monopolio del comercio con sus co^ lonias. porque si este comercio no proporcionára un cambio mutuo. todo se perdería. es de dos especies. El cambio mutuo de las colonias se hace en dinero ó en mercaderías. Es igualmente evidente que. ni mas vendedores dequie- Digitized by Google . porque está comprendido en el del comercio con cualquier pais extrangero. la colonia no tiene mas compradoresqueesta compañía áquienes poder ven­ der alguna cosa. El lector sabe ya perfectamente. Primera . puede co~ raerciar con las colonias por medio de una compañía exclusivamente privilegiada. mas que sus producciones. á causa del monopolio de la madre patria.

En otros: términos: la colonia puede. sea para la industria. El comercio. presenta dos casos: N el primero es aquel en que la colonia reci­ be de la metrópoli objetos de lujo y de re­ creo. la compañía puede hacerle com­ prar tan caro como le agrade las mercan­ cías que envía á la metrópoli. el hierro. una cantidad mayor de mercan^ cías que el que éstas podrían obtener al mis­ mo precio en otro pais. por el pro­ ducto de cierta cantidad de trabajo de la metrópoli. hay un límite para las ganancias que pueden tener sobre el trabajo de la co- Digitized by Google . sea para la vida. suponiendo un comercio libre. tales como el trigp. en las circunstancias que acabamos de suponer. De con­ siguiente. en estas circuns­ tancias.DE LOS cam b io s. el segundo. y hacerle vender tan barato como quiera las que lai colonia envía á la madre patria. &c. verse precisada á dar. aa5 nes pueda comprar lo que necesita. En el caso en que la colonia recibe de la metrópoli solamente objetos de lujo y de recreo. aquel en que recibe obje­ tos de primera necesidad. ó en la misma co­ lonia .

y la compañía privilegiada ejerce sobre la colonia un po­ der absolutamente despótico. y pueden tener por mas convenien­ te emplear este trabajo en proporcionarse los objetos de lujo y de recreo que su pais se halle en estado de producir.6 DE LOS CAMBIOS. la cuestión es muy diferente. Si la colonia depende de la metrópoli en cuanto á objetos de primera necesidad. Se les puede obligar á dar por estos artículos tan grande porción Digitized by Google .a 0. lonia. por cuanto pue­ de precisarla á darle todo el producto de su trabajo por la cantidad de los objet9s de pri­ mera necesidad de que hemos hablado. se ven obligados á sacrifi­ car una excesiva porcion del producto de su trabajo. ca­ balmente precisa para que puedan vivir los habitantes de la colonia. y si estos objetos son tales co­ mo hierro ó instrumentos sin los cuales no puede emplearse el trabajo de los colonos de un modo productivo. Esto es eviden­ te si los objetos son de primera necesidad para la vida. si. Los colonos pueden negarse á com­ prar estos objetos de lujo y de recreo. el resultado es pre­ cisamente el mismo. para adquirirlos.

d e s u s h a n d e s p lo ­ r iq u e z a s . la s h a b e rla s á e s c la y iz a c jo p r e c io s m e m b ru te c id o * c ó m o d o s fa c ilita d o to d o s i5 : Digitized by Google . n i h a c e r t e n id o h a b e r b a jo m a d o . se lib e r t a d d e p u ra m e n te id e a l f e lic it a n q u e A m h a b e r c o n s e g u id o d e lo s e l e s fu e r z o s . q u e h e m o s d e e s a s c o m p a ñ ía s fc l a s e x c lu s iv a s . e n h e ­ lo s in m e n s o la s p e so in ú t ile s y N o s o tro s ▼ ez m o s d e h e ip p s ilu s t r a d o y u y c iv iliz a d o . m in io s t e r n a l n a c ió n e s ta d o m d e q u e d e n u e s tra s c o lo n ia s v a s to s y é r ic a ó p o r h a y a n m e jo r s a c u d id o d e c ir .p a t r ia . es decir. la cantidad de mercancías que puede recibir de la co­ lonia. e l fu ­ ta d . y c o n q u i­ s u s d o ­ p a ­ p r o c la m a n d o m é r ic a . y s u s e l se d e d e b e r ía n c o m p a r a r c o n e lla s c o n q u e á r e la c io n e s e s a s o tr a s m e r c a n t ile s c o lo n ia s y q u e e t r ó p o li. c o m o n o s . e llo s e s c a n d a lo s o m o n o p o lio . O. d e h e m o s d e Ja s c a rg a m e n to s p a ra e n te n e r u n e n te ro s e s p e c e r ía m e rc a d o ? e s c a s o s lo s e u r o p e o s . la d u lc e y u g o .ÍXJ del producto de su trabajo. su d e s p u e s y su c h u p a d o y c o n h e c h o e l c o lo n ia s s a n g re se t r a ­ fo rtu n a s c o lo s a le s . su­ puesto que disminuirla al mismo tiempo el producto del trabajo.D E LO S C A M B IO S . p u e b lo s lle v a n e s c la v a s h o y lla m a n n u e s tr a . Ubres. d e d e su b e n é f ic a d o m i­ e l s u M a d r e . e l h a n d ic e n d e la la s b e n e f ic io s id o d e líber. porque la metrópoli tiene Ínteres en lio disminuir la poblacion de la colonia. que ya no lea quede nada mas que lo muy preciso para sub­ sistir. * * C u a n d o u n a lo s d e m a g o g o s d e to d o s lo s p a r t id o s . s u s g o b ie r ­ m u c h a s n o s d e h a e m is a r io s c o n e | c o m p ra d o la y m a s d in e r o d o n e je r c e r in e r m e s h o rro ro s a N o p ir a t e r ía q u e ­ M o y c o lo n o s la b o r io s o s . n e s to s o b re m a d o lu c a s N u e s tr a s o tra s n i se c o lo n ia s p o r n u n c a lo s s a q u e a d a s .

la concurrencia de los comerciantes de m e d io s le y e s to s le s sa s la d e . h u b ié r a m o s la m e t r ó p o li to d a tr a ta d ® su e s ­ q u e H o r a r ia lo s c is ió n e lla s m a le s e s p e c ie s u fr e n . e lla s se f a c ilit a d o fa c ilit a d o S i e jla s s id o h a n t a m b ié n e n d o to d o s su n o s o tro s lo s h e m o s p u n to s p a ra c ie r r a . Y ¿ c u á l d e e s a h o r a e l fr u to d e lo s c o n s e jo s é in s ­ t ig a c io n e s le s ta e l h a n la q u e m h o m b re s d e d e su d e s a v is a d o s ? S u s . prohibien-i do únicamente á la colonia traficar con los comerciantes de los demás paises. . n a d a la m is e r ia d e d e s e ñ o r h a b la e s M ili c o n s o b re m o n o p o lio e t r ó p o lis . y p r e c io m u c h a s fija b a h a n c o n c u r r e n c ia d e v e z u n a s i a u n d is f r u t a d o T a l n o lib e r t a d la s h o y d e d e s c o n o c id a m e t r ó p o li. q u e n o t a m b ié n m o s a u n o r r o . en vez de de comerciar con sus colonias por medio de una compa­ ñía privilegiada. q u e . d e s u h u b ie r a p r o d u c tiv o . o tro . La metrópoli. y n o c r u e ­ y p la ­ h a s t a y ¿ q u é s in o lo la s e n e m ig o s e n p o d e r p a tr ia m in a s c o d ic io s o s se á le s c o s ta e x p lo t a d o r e s á s u e lo m is m o n ie g a d e ? p r o d u c ir : c o m p ra d o e s c la v it u d d ic e e l y ta n to s A s i e l s a c r if ic io s . . á e lla s m o n o p o lio .aa8 D E LO S C A M B IO S . puede franquear este co­ mercio a todos sus comerciantes. c u a n d o d e o to . y d e p r o d u c ir . * E s t e h a n o s o tro s . y y la s . ¿r E l Jo s h a c o m e r c io d e la s d e la c o ­ la n u e s tro lo n ia s m e s ta d o a b ie r to n e g o c ia n t e s s id o n i lib r e a u n e t r o p o li. c a s o . Digitized by Google .'* En este caso. c u r r e n c ia d e y por y no S i c o n s ig u ie n te h a p o d id o n o s la s d e la c o n ­ e x is tir h a n s o m b ra s a lid a s . d a d o c a s o e x is te n c ia . h e m o s g o b e rn a d o s u s c o n jn s ta s e q u it a t iv a s lo s r e c ib ie n d o a l lib r e e n p r o d u c ­ q u e c o ­ e n d á n d o le s la n u e s tro s . m n i o d o . p a ra e m p le a ­ h e ­ c a p it a l e m p le a d o n o s o tro s .

' 229 la metrópoli reduce el precio de tódos los ar­ tículos que la colonia recibe á un precio ran bajo como es posible dárselos. cuando hay una concurrencia libre. El trabajo y el capital de un pais no pueden producir mas que lo que éste quiere consumir. y estas mercancías halla— rian consumidores. no resulta el menor be­ neficio. abso­ lutamente hablando. responderemos que el capital que suministra mercancías á las colonias.DT5 LOS CAMBIOS. las produciría siempre. de esta parte del comercio con las colonias. pues que en ello no se gana mas que los in­ Digitized by Google . cuando lleguemos á exa­ minar el objeto del consumo. Luego ca­ da pais ofrece en sí mismo salidas para todo lo que puede producir. Todo individuo tiene el deseo de consumir. y ademas los gastos de trasporte. cuanto recibe. sea productiva. De suerte que. á un precio tan bajo como se venden en la misma metrópoli. sea improductivamente. Esto se hará toda­ vía mas evidente. que consiste en abastecerlas de mercancías. Si se dice que las colonias ofrecen una salida á la metrópoli. y la causa y extensión délas salidas. es decir. aun cuando las colonias ya no existieran.

s a lid a s c u a n to s e la p a r . p o rq u e a b u n d a m o s E s lo s u n a lg u n a s e n p r im e r a s ía m a t e r ia s . d e y la s q u e a c a ­ c io n e s d e p o r h a lla r . p ro d u c to re s . * Si esté comercio. presenta alguna ventaja. q u e m e jo re s a rro b a l Digitized by Google . s u s v in o s p ie r d e . pues.3o D E L O S C A M B IO S . r e a lm e n te e x p e d i­ c a u s a s . s ie m p r e á la m a s d e m a n d a s e s t o e s . p l o . q u e la s p r in c ip io a b s o lu to Ja E c o n o m la p o lít ic a . d e ¿ Q u ié n M d u d a iju e n e g o c ia n t e . m o s m a d a c h o c o n s id e r a r n o s á d e te n e r u n a n a c ió n a g r íc o la in d u s tr ia . y la s q u e m a s p r o d u c c ió n . v in o s m o s n u e s tro s b tro s la s a c e it e s . s o la m e n te s in o q u e c o n s ig u ie n te h o y lo s n o c u b r e n u n a c o n u n g a s to s d u c t iv o s . E s t a a u n q u e p r o p o s ic io ñ s e a n e c e s it a e n su d e u n te m p e r a D e b e ­ lla ­ m u ­ v e r d a d e r a c o m o u n a fo n d o . h u e fc tro s r u r a le s y d e l d e d io d ía s u m o p ro d u c to s q u e y fa b r ile s c o n ­ b e ­ la ­ p ro ­ q u e r e ­ c o lo n ia s p r o d u c ía n p o r g ra h d e s a l n e f ic io s b ra d o r e x p o r ta d o r ). debe resultar de la baratura de las mercancías que la colonia suministra á la me­ trópoli. s e p ro d u c e g a n a n c ia . tereses del capital. n o y s e u lt ip lic a n s a lid a s . m a n o s fie le s e n tr e o tra s a b a s te c id o s p o s e s io n e s te s to t a n r e f lu y e d e d a r d e a g e n a s y lo s d e m e rc a d o s U lt r a m a r . lo que se hu­ biera podido ganar si este comercio no hu­ biera existido. que la colonia envía á la metrópoli ^fes bastante cona * m e n t ó . n o p u e d e h a y s in o p é r d id a e f e c t iv a . s e c o n s u m e . es decir . la s a u m e n ta A s i M v e ­ e ­ p o b la c io n * q u e y d e a l . Es evidente que si la cantidad de las mercancías de azúcar. p a c ífic a s e n s u s lo s p r o p ie t a r io s m o s to s d e p o r v iñ a s 8 rs . d e p o r lo s s a ld a r s e lo s b e n e f ic io s to rn o s . e n la s e je m ­ á la g a . por ejemplo. c a m in a n m a s s e y p o b la c io n . c o n m a s m d e m m a s a n d a .

no seria sino á expensas de la colonia. preci­ sando á la colonia á venderle sus productos mas baratos que los Vendería á otros paises. y de modo que le haga mas común y por consiguiente mas barato que en ellos. e n s iq u ie r a d e s o m b ra m o n o p o lio p o rq u e lo s c o m e r c io n o n u e s tra s e s to s s a - c o lo n ia s . por cuanto se ve* ria obligada á pagarlos tan caros como los demas paises. le impone meramente un tributo que. c o n re s p e c to n i a u n c o lo n ia s -de g e n e r a l. siendo asi que bajo el imperio de las restricciones. la otra lo pierde. aun­ que á la verdad indirecto. Si la metrópoli consiguiera la ventaja de que hablamos .S E LO S C A M B IO S . ambas ganan. * * N o a lc a n z o q u e e l s e a n ta n r e a le s e s to s in c o n ­ v e n ie n t e s á la s q u e e x a g e ra e u s e f io r N o e l M h a y ili . la metro* poli gana en precisar á la colonia á que le envíe todos sus productos. En el caso de un comercio libre. La metrópoli. todo lo que la una ga­ na . mas allá de lo que se verifica en los demas paises. no es menos efectivo por ser disfrazado. a3i siderable para cubrir la demanda. silos colonos tuvieran la liber­ tad de venderlos en donde pudieran lograr mejores precios. c o lo n o s s u f r ía n Digitized by Google .

pero prohibirles vender mas que á la metrópoli. c u lá b a m o s lo s e l c o lo n o s c o n s u m o n u e s tra s . esto no puede verificarse sino precisando á las colonias á no vender mas que á la metrópoli. se­ ria una grande mejora para el sistema colo­ nial abrir á todo el mundo los puertos de las colonias. p r a r c u a n d o la s é s ta te n ia e n e n n o c o lo n ia s v e n d e r . m u n d o E l m e rc a d o e s ta B a . n in g ú n la n a c ió n m a s m o n o p o lio c o n c u r r ía Ín t e r e s p o rq u e la p a rte y q u e c u a n d o p r a r . y permitirles comprar las mercan­ cías que necesitasen de la nación que pudie­ se dárselas mas baratas. y no precisándolas á no comprar mas que á ella. y y d e b e n e n h a b la r to d a la lo s q u e fió t ie ­ b u s c a n c ie r r a s a lid a s Digitized by Google . permitirles comprar de quien quisiesen. d e á n u e s ­ c o m ­ c o m ­ c a l­ d e p o s ib le . * o r ific io s . a b ie r t o p a ra todo e l Jo i ir t d ir fe c t a r iie n t e y p o rq u e d e n o s o tro s s u s é ra m o s x e c ib id o r e s y t r a n o es d is t r ib u id o r e s im a g in a r to d a p r o d u c c io n e s . De consiguiente. limitándose única­ mente á coartarles la venta de sus produc­ ciones.a3a DE to s cambios: Si se puede ganar algo en restringir el comercio con las colonias de cualquiera otro modo que no sea estableciendo una compañía privilegiada. * n e n A s i c o lo n ia s h a b la n . es decir. s in o g a n a n c ia s e l u n s o b re p é r d id a n o s s o b re e n b e n e f ic io q u e d e d e ja b a tr a s ­ e u ro p e o c o m e r c io p a re p o rte .

t>E LOS CAMMOS. La concurrencia debe también sut>ir propor­ cionalmente el precio de las mercancías en las colonias. el precio de estas mer­ cancías sube bien pronto entre ellos al ni­ vel eh qué se halla el de los demas paises. en tal caso ninguna uti­ lidad le puede resultar á la Gran-Bretaña de semejante tratado. le hará vender estas mercancías á los del pais de que se trata tan baratos como á sus com­ patriotas. y sil capital no se halla empleado & lo s p ro d u c to s d e u n a la d e in d u s tr ia lo s d e m a s m a s a d e la n ta d a r e la t iv a m e n t e q u e p a is e s . porque la concurrencia que se establecerá entre los comerciantes. a33 Debe al mismo tieiüpo observarse. Supongamos que la Gran-Bretaña pre­ cisa á otro pais á no comprar sino de ella ciertas mercancías. que si los comerciantes de la metrópoli tienen la libertad de exportar las mercancías que pro­ vienen dé las colonias.cuyo objeto es coartar su libertad. ó en sus compras ó en sus ven­ tas. Un pais no puede coartar á otro mas que de dos modos. . y de este modo quedan perdi­ dos los beneficios de la metrópolis Algunas veces se concluyen tratados de fcomercio.

&c. unos artículos que rinden una renta ¿los propietarios territoriales ó de las minas. Cuando un pais se ve obliga­ do á Vender á otro con exclusión todas sus mercancías. Sin embargo.. la lo­ za.. sino solamente algunos de ellos. el vino» los minerales. como pro­ bablemente ningún pais libre deja de impo­ ner semejante yugo. Un pais no puede tener ninguna utilidad Digitized by Google . el caso es exactamente idéntico al de üns'colotiia obligada á no Vender mas que á la metrópoli. no debemos mirar este caso como real ó posible.234 DE tos CAMBIOS. 8cc. no reditúan nada sobre las ganancias comunes del capital* como los paños. de un modo mas provechoso que si no exis­ tiera el tratado. es decir. aun en el caso de un comercio libre. Se dan casos en que un pais puede ganar en precisar á otro á no vender mas que á él. los sombreros.ó artículos que pro­ porcionan un beneficio mas considerable. co­ mo el trigo. Estos artículos pueden ser del número de los que. Un pais puede comprometerse á vender á otro exclusivamente * no todos los artículos 4 que puede exportar.

ó las utilidades de un monopolio. hubiera podido tener las mercancías sin hacer el tratado. ademas dé las ganancias del capital. están interesados en esti­ mular la venta . al contrario. El caso es diferente cuando son artículos que rinden alguna cosa. Entonces los que reciben un alquiler ó cualquiera otra ren­ ta de esta especie. como alquileres. basta para proporcionar las ganancias de que se trata. Si el precio que paga el pais favorecido por las mercancías no es suficien­ te para reembolsar el capital con las ganan­ cias comunes. Digitized by Google . La cantidad de mercaderías (objetos de la restricción) que se envían de este modo á un pais favorecido. y al en que pudiera venderlas en estos paises el pais Coar­ tado . a 35 en obligar á otro á venderle. Es­ te es el único punto basta donde puede un pais ganar en coartar el comercio de otro.al pais favorecido» mientras que por efecto de ella reciben alguna cosa de mas.D E LOS CAMBIOS. aspira á hacer bu precio inferior al de los paises Vecinos . Si este pre­ cio. con exclusión de todos los demas. los artículos de la pri­ mera especie. si no se lo impidiese la restricción. no se producirán.

a36 DE LOS CAMBIOS. puede parecer á prime­ ra vista que B obtiene el azúcar que compra á A con una cantidad de trabajo menor de un Sopor 10 0 . y á ven* derle todo su azúcar. podria obtener los za­ patos de otro pais un 5 o por i oo mas ba­ ratos . Hay un modo de presentar esta materia que es propio para llenar de confusion á un talento poco versado en las dificultades dé la ciencia de la economía política. Supongamos dos paises que designaremos por A y B . y dar aquel ar­ tículo tan barato como cualquiera otro pais. á re­ cibir de! segundo todos sus zapatos. en este caso. Pero si produjera algún otro artículo. si el primero fuera libre. en el caso de un comercio libre. no perdería nada. le pa* garia ciertamente á un 5 o por too mas ca­ ro . Supongamos que. compraría la misma cantidad de azú­ car que antes con el producto de la misma Digitized by Google . con el cual pudiese comprar el azúcar. ó de otra manera. que si A tuviera la libertad de comprar sus zapatos á quien quisiere. de los cuales el primero está obli­ gado. Si B pagára el azúcar con zapatos. en el caso de un libre co­ mercio. por tratado.

podrían com­ prarse zapatos en donde son mas baratos. 6Í lo que pidiese este pais fuese únicamente zapatos. como en el de un comercio restringido. con loa otros artículos de que acabamos de hablar. Es indudable que ha­ bría artículos que B podría despachar tan baratos como cualquiera otro pais. podría suceder que no los pidiese el pais que pro­ duce el azúcar. *37 porcion de trabajo. que este producto no serian zapatos. Digitized by Google . Sin embargo.DE LOS c a m b io s . tanto en el caso de un comercio li­ bre. «ino cual­ quier otro artículo. se satisface á la objecion di­ ciendo que. porque de lo contrario no se hallaría en estado de tener comercio exterior. si acaso se objeta que aun* que B tuviera artículos que poder vender tan baratos como los demás paises. con la sola diferencia. y obtener por este medio la misma cantidad d$ azúcar.

La distribución tampoco se hace sin otro motivo que el de distribuir . los tres primeros son medios. Nadie produce únicamente por produ­ cir.CAPITULO IV. que im­ porta mucho no confundir. S E C C IO N l DEL CONSUMO PRODUCTIVO Y DEL IMPRODUCTIVO. Las cosa? se producen para consumirse. P E L CONSUMO. y que tienen Digitized by Google . la distribución. es el consumo. y se cambian con al­ gún fin. y la distribu­ ción y el cambio no son mas que unas ope­ raciones intermedias propias para hacer lle­ gar las cosas que se han producido á manos de los que deben consumirlas. D e los cuatro órdenes de operaciones que forman el objeto de la economía política. Este fin. Dos especies hay de consumo. sino que las cosas se distribuyen. á saber: la producción . el cam­ bio y el consumo. pues.

la primera compo­ ne la subsistencia del obrero. y de la ma­ teria del objeto que debe producir.D EL CONSUMO. se dice consumido produc­ tivamente. proveerle de todas las her­ ramientas propias de su trabajo. como también los edificios y hasta los animales que requieren las ope­ raciones productivas. a 39 propiedades distintas. con el fin de produ­ cir alguna cosa. ea indispensable cierto gasto: se necesita man­ tener al obrero. El consumo productivo compren­ de tres clases de gastos. segunda: el consumo improduc­ tivo. Lo que se gasta de este ipodo. encierra las mát quinas. ya le li­ miten á lo rigorosamente necesario para la conservación de su existencia. comprendiendo en ellas toda especie de herramientas. La tercera no se com­ pone sino de las materias brutas de que Digitized by Google . Primera: el consumo productivo. La segunda clase de las cosas con­ sumidas por la producción. Para que se verifique la producción. ya le faciliten el medio de proporcionarse algunas conve­ niencias. expresión bajo la cual designamos todo lo que los salarios le ponen en estado de consumir.

y sin designio de verificarlo. Los sala* Por esta palabra designa el autor todas las demás materias que no son la que forma el fuerpo del producto. Las máquinas y los edificios era? pleados en la producción. las drogas que han de servir para teñir­ los. y el carbón que debe consumirse eu al­ gunas de las operaciones necesarias para la producción de estos objetos. también se consume sin produ­ cir. y que no sirven mas que para comunicarle alguna cualidad particular. Hasta el desgaste de las máquinas duraderas cqnstituye un consumo parciaj. Digitized by Google . tal es la semilla que debe producir el trigo. debe formarse el objeto que ha de produ­ cirse.240 D E L CONSUMO. Aunque es necesario consumir para la producción. De estas tres clases de cosas. solo las de la segunda se conservan sin consumirse total­ mente. el lino ó la lana que tienen que formar la tela ó el pa­ ño. pueden durar mu» chos años. pero las cosas que sirven para la subsistencia del obrero. y las materias pri­ meras. durante el curso de las operaciones productivas. ó de donde debe extraerse. ó secundarias * del objeto produ­ cido . se consumen todas enteramente.

y le bebe á su mesa . Todo consumo que no se verifica con el objeto de producir. sin duda. mas no sirve para este efecto el salario de un laca­ yo. sfrt. *4 1 ríos que se pagan á un cultivador. tocando las cuestiones sobre la poblacion. pero el vino que compra. y que sin em­ bargo juega un gran papel en toda ella : consumo productivo é improductivo.D E L CONSUMO. ó (como lo llama el céle­ bre Enrique Storch) trabajo productivo é improducti­ vo. 29 . * * Hemos dicho que Ja Economía política es una ciencia especialmente práctica y aplicable á lo* negocios comunes de Ja vida humana. especies metálicas y leyes concernien­ tes al comercio de granos. Estos ejemplos bastan pa­ ra demostrar lo que entendemos por consu­ mo improductivo. que 110 merecen llamar la atención pública. en la expresión 16 Digitized by Google . se dan para que sirvan á la producción. se consume productiva­ mente. es un consumo improductivo. que hablaba sobre materias que no conocía el redactor de un diario de Hertfordshyre titulado: Ouarterly Review n. por medio de una cosa. otra cosa que pueda ser equi­ valente. decia Multhus. 8. y le convierte en tela. las comparaba con aqueJlas discusiones escolásticas de la edad media. es un objeto que consume im­ productivamente. Por esta ra­ zón. ¿m ith} padre de la economía. El lino que el fabricante compra. Tocamos ahora otra cuestión que no ha pare­ cido menos impertinente y ridicula á los que no co­ nocen los elemento? de la ciencia. cuando .

si cuando investigarnos la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones . antes de todo debo manifestar cuan importante es fijarla de una vez para siempre. no distingue mas que estas dos especies de trabajo. el otro. Ja acusa de poca exacti­ tud y precisión. Sin embargo. ademas de la balan­ za de comercio . si no recono­ ciésemos la distinción real que hay entre las dife­ rentes especies de trabajo que el ahorro puede pa­ gar. nada puede ser mas Digitized by Google . que la economía es la que aumenta este capital $ y por consiguiente que es necesario en todas las discusiones relativas á los progresos de la riqueza designar bajo una particu­ lar denominación aquellas clases que contribuyen al aumentodel capital : ¿quién duda que ahorrar y atesorar son dos cosas diferentes ? Pero el ahorro no sería útil á la riqueza nacional . que los de un sim­ ple abogado ó médico? Smith ha demostrado que. Nadie ignora la influencia del capital en la obra de la producción} pero ¿cómo se explican los efec­ tos que produce un capital bajo esta forma. y demasiado lata. Se sigue de estas definiciones que el con­ sumo mismo productivo es un medio. que un mismo producto puede pagar en cada caso! Nadie ignora tampoco. sino por las diferentes especies de trabajo . produce la prosperidad ó la decaden­ cia de las naciones \ así que . y aquellas dos especies de con­ sumo: distinción combatida por dos partidos opues­ tos . existe una balanza anual de pro­ ductos y de consumos. ó su consumo bajo Ja de renta. es de» de este preceptor del Emperador Nicolás y del Archiduque Migue! . que cuando es favorable ó desfavorable. ¿Son iguales los ahorros capitalizados de un fabricante ó de un negociante. el uno Ja llama inexacta. no queremos introdu­ cir ninguna confusion en la ciencia.» 4a D E L CONSUMO. poco filosófica.

y el menos » productivo sería aquel cuyo producto no repre­ sentase mas que un valor corriente igual al que » hubiese costado. y aplicado á él un mismo capital. y en el otro muchos criados y un grande ejército . y explicaría la acumulación del capital. ^3 cír. y el segundo muy pobre. no es un medio. la naturaleza y efec. productivos de un 16 : Digitized by Google .” Establecida esta escala .DEL CONSUMO. que la agrícola. porque los productos de los terrenos cultivados tienen un 9 » valor corriente que paga al labrador las ganancias »del capital. y las cantidades relativas de los productos y de los consumos. mirando el trabajo de los lacayos ociosos de los grandes se­ ñores con los mismos ojos que el de los negocian­ tes y fabricantes. importante para conocer las causas de la prospe­ ridad ó decadencia de las naciones . El consumo improductivo. t Supongamos dos paises igualmente extensos y poblados . Despues aquellos tra» bajos cuyas operaciones fuesen favorecidas por un «capital . y cuyo suelo estuviese cultivado por un número igual de obreros*. el primero sería muy rico .* tos del ahorro. gene­ ralmente hablando. ella designaría aque­ llos casos en que es mas productiva la industria mercantil ó fabril. pero que en el primero hubiese muchos fabricantes y negociantes . yo adop­ taría la misma escala productiva del autor del E n ­ sayo sobre la poblacion. viniendo á ser los trabajos improductivos dsSm ith. fruto de un trabajo anterior . el mas productivo.al contrario. Sin desviarnos de la opinion de Smith . un medio de producción. “ Todo trabajo es mas ó amenos productivo: el de la agricultura es. Yo no pudiera explicar nunca la prosperidad actual de la Europa desde el tiempo de la feudalidad. y el alquiler. que distinguir las personas que contribuyen esencialmente á ha­ cer esta balanza favorable ó desfavorable.

barrilla y acei­ tes para hacer jabón . como la lefia que consume mi chimenea en una noche fría de invierno. como consumir la sosa . y sería impro­ ductivo un discurso. por elocuente que fuese. que por el consumo produc­ tivo nada se pierde. Este con­ sumo. esta especie de consumo e9 un fin. y consumir improductivamen­ te .*44 DEL CONSUMO.. ni para el par­ ticular. Las canciones de una A lbini . porque es pagado. que el de la industria que los crea . Pero luego que se aplica á estas palabras tra ba)) productivo é improductivo el riguroso significa­ do de producción de cosas materiales y de valores p3rmutables. será des­ truir una cosa material que tiene un valor permu­ table para hacer otra que lo tenga también igual ó mayor. es decir. Digitized by Google . Luego consumir productivamente. de un Diputado en la Cámara de París. es lo que ha servido de motivo para todas las operaciones que le han precedido. le sustituye aquella para valor que depende del precio que la sociedad les da . destruir irrevocablemente una cosa que tiene un valor permutable . no obstante lo mucho que favorecen á esta industria los que en este sentido son trabajadores improduc­ tivos. no hay#mas trabajo materialmente productivo. y que varia según los diferentes grados de 'talento adquirido. ni para el común. y según su abundancia ó esca­ sez. no resulta de él nin­ guna diminución de riqueza. los goces que proporciona. y Ja declama­ ción de un Maiquez. También se sigue de las nociones expues­ tas mas atras. serían el resultado de un tra­ bajo productivo. porque si una cosa se destruye.

tanto para el particular.DEL CONSUMO. y con lo que le • queda. Es claro que de este modo la masa total del capital se invier­ te en el consumo productivo. El caso es en­ teramente diverso en el consumo improduc­ tivo. Esta es una propiedad del consumo productivoque merece notarse par­ ticularmente. compra la materia primera de su pa­ llo y los demas objetos necesarios para po­ nerle en estado de venderse. es la comodidad. Todo lo que se consume improductiva­ mente se pierde. como para el co­ mún. ocasiona una diminución de riqueza. Lo que se consume productivamente. ¿45 cuya producción ha servido. Un sugeto establece una fábri# ca de paños con cierto capital. es siempre capital. otra en ad• quirir máquinas y telares. porque en consecuencia de este con­ sumo nada absolutamente se produce. la sa­ tisfacción que proporciona. Lo que se consume de este modo. emplea una porcion de él en pagar salarios. El ob­ jetóse destruye con el uso. y todo lo que de él se saca. La verdad de esta proposicion es manifiesta. el goce. Es asimismo de toda evidencia que todo lo que se consu- Digitized by Google .

pudiera economizar una parte de sus ganancias. y formaria en realidad una adi­ ción suya. esta parte de ganancias desempe­ ñarla exactamente las mismas funciones que su capital. se llama producto lí . de modo que les dé valor. r * Esta expresión podrá ser Criticada. y á indemnizarle del deterioro de las máquinas. es decir . y en la com­ pra de materias primeras. cuya mayor parte está destinada á sustituir al capital con­ sumido^ reintegrar al capitalista lo que ha -gastado en salarios de obreros. despues de haberse re­ emplazado el capital. y emplearlas en las diferentes es­ pecies de consumo productivo que exige su industria. si el fabricante del paño cuyo capital hemos visto haberse consumido productiva­ mente . se llama producto anual bruto. me productivamente se hace capital.recreo. Todo lo que las facultades productivas ' del pais crean * en el trascurso de un año. Lo que queda del producto bruto. Digitized by Google . Nota del Tra ductor francés. por­ que. y lo que en Eco­ nomía política se llama producción.246 DEL CONSUMO. porque la naturaleza sola crea los objetos. no hace mas que modificarlos de modo que haga su uso mas ven'tajosobajo las relaciones de utilidad y de.

Digitized by Google . En­ tre dos órdenes de cosas que mas difieren. lo que de él queda 6e destina al consumo productivo. y de las dos especies de trabajo. y se distribuye siempre como ganan* cia del capital. pues que ni se disminuye. y de trabajo improductivo. y el capi­ tal nacional se halla disminuido en otro tan­ to. ni se aumenta. Aunque se puede formar de este modo juna idea muy exacta de las dos especies de consumo. Si se consume im­ productivamente mas que el producto líqui­ do . t Este producto neto es el fondo del cual proviene comunmente toda adición al ca.D E L CONSUMO. el exceso se toma del capital. inconveniente á que están su­ jetas casi todas nuestras clasificaciones. el capital _nacional subsiste el mismo.piral nacional. no es fácil trazar la línea de demarcación que las separa . Si se consume improductivamente menos que el producto líquido. que igualmente toman el nombre de trabajo productivo . ó como alquileres. 247 quicio. y el ca­ pital nacional se halla aumentado en otro tanto. Si todo el producto líquido se consume improductivamente.

en que. Según esto. y trazar la línea de de­ marcación de cualquier modo: lo que pue­ de verificarse con una exactitud suficiente para la teoría y para la práctica. De este modo hay con­ sumidores y trabajadores que parecerían con alguna tazón poderse colocar ya en la cía­ se productiva ya en la improductiva. Vemos ejemplos frecuentes de ello en la historia na­ tural. no es difícil conceder en la práctica algo para los objetos que se hallan.24-3 DEL CONSUMO. hay casi siempre un orden intermedio que las aproxima por grados insensibles. Digitized by Google . para la precisión del lenguage. en los extremos de las dos clases. No obstante esta dificultadas absolutamente ne­ cesario. Es prin­ cipalmente necesario que se señalen distin­ tamente en la definición de las clases las propiedades mas importantes de los objetos clasificados. á pesar de que los géneros sean perfectamente distintos. por decirlo así. 6e hallan sin embaí-go especies intermedias* que es mtfy difícil colocar en uno ó eti otro de dos gé­ neros consecutivos. ha^cer la clasificación . y que participan en cierto mo­ do de las propiedades de una y de otra.

es consumir productiva­ mente. es con­ sumir improductivamente. 2. Acabamos de ver que lo que se usa para una ganancia ulterior. máquinas y materias primeras.D E L CONSUMO. . Usar para obtener ¡una ganancia ulterior. usar para un goce inmediato.4. • ¡- - Por el conocimiento que ya tenemos de la naturaleza de la producción y del con­ sumo. •. ■ ■. y otro del cual se espera una ganancia ulterior. ó que lo que se produce en un año. y es destinado por el posee­ dor para algún uso. Como resultaría pérdida de acumular una provisión mayor de la que se necesita para Digitized by Google . este es sin embargo de dos especies: uno que tiene por objeto un go­ ce inmediato. es fácil ver que todo lo que se pro­ duce anualmente se consume. EL PRODUCTO ANUAL SE CONSUME ANUALMENTE. Aunque todo lo que se produce perte­ nece á alguno. ¡ 1 • 1. se gasta cuanto antes en salarios.9 S E C C IO N II. se consume en el trascurso del año siguiente.

es fácil modificarlas en la práctica. y aplicarlas á los casos que presentan las mercancías.a5o DEL CONSUMO. es forzoso elegir una porcion de tiempo que se juzgue comprender una revolución. á. . En economía política se toma comun­ mente un año por el período de una revo­ lución de producción y de consumo.. y para esto el período que pareció mas conveniente fue el año.haciéndose añejos. exac­ tamente á esta clase de productos . . porque corresponde á una grande clase de productos. un uso inmediato de artículos destinados al consumo improductivo. ó se ponen en consumo. pues algunos artículos se producen y consumen en menos de un año. pero ningún período convieue exactamente para esto. entera «le producción y de consumo. cuya re- Digitized by Google .excepción de algunos cu­ ya calidad gana . . se con­ sumen siempre prontamente.. cuales son los que re­ sultan del cultjivode la tierra. todos los artículos de ísta especie. . Cuando se han hecho regulaciones que correspqnden. Sin embargo .r . para la facilidad del lenguage. y para otros la revolución es mayor que este tiempo..

¿Si volucion de producción y!de consumo se pro­ longa mas ó menos que la qde hemos toma­ do por término de comparación.. que el que quiere tener. y su provision es exactamente proporcionada á sus1necesidades. i . „• . cual es el deseo de tener algún otro *i í:' DE LA PRODUCCION. i . ) . c. . . cesa de trabajar en él cuando ha producido todo el que quiere tener. . { * ’ n ’-a* < » i Digitized by Google ..f EL CONSUMO SE EXTIENDE Á MEDIDA í . • Ün hombre no produce sino porque de­ sea tener.DEL CONSUMO.. Basta ün corto número de explicaciones para demostrar que esta proposicion es un corolario de la que se sentó en la sección precedente. Si el objeto que produce es el que desea tener. Siempre que un hombre produce mayor cantidad de cierta mercancía que la que quiere tener. no hace mayor número de ellos. El salvage que hace su arco y sus flechas. •. • / * •* • ' S E C C IO N Iít. .. V ■ o. ' ■ : . no pue­ de moverse á ello mas que por un solo mo­ tivo.

demas mercancías que desea.25a DEL CONSUMO. Nopareee ne­ cesario citar nada para apoyar una propo­ sición evidente. resulta que cada uno logra mas diferentes cosas que desea . Si un hombre desea nna cosa. de las que bubáe- Digitized-by Google . ó cierta parte de ella. y cambia lo que él produce por lo que pro­ ducen otros. Cuando el trabajo se ha dividido con­ siderablemente. y que la logra mas barata. objeto que pueda lograr en trueque del ex» ceso de lo que ha producido. supuesto que no sería con­ forme á las leyes conocidas de la naturaleza humana el suponer que un hombre quisie­ se tomarse el trabajo de producir una cosa. que si se hubiera empeñado en producirla por sí mis­ mo. y cuando un hombre se limita á la producción de una sola cosa. destinando lo restante para que le propor­ cione el medio de comprar todas las. esto solo puede ser por la razón de que no puede lograr la cosa que desea sino por medio de la que produce. sin desear poseer otra. y produce otra. no emplea para su propio consumo mas que una corta porcion de lo que produce. y cada productor se ciñe á producir una sola cosa.

Posee un objeto que él ha producido. Es evidente que estos son unos términos que hacen relación á los cambios. Cuando un hombre consume lo que ha producido. ni nada ofre­ ce que vender. 6 que él la recibe. hablando con propie­ dad . no hay. y en cierta época. y no tiene ánimo de enagenarle. podemos dejar enteramente excluida la porcion del producto anual.D EL CONSUMO. se entiende bien que la demanda y la oferta son exactamente proporcionadas la una á la otra. Cuando decimos de cierta nación. ni oferta ni demanda. y que suponen un compra­ dor y un vendedor. pero en el caso en que un hombre produce para sí mismo. Nada desea comprar. Al hablar aquí de la ofer­ ta y de la demanda. que cada productor consu­ me bajo la misma forma que él la produce. a 55 ra logrado si hubiera tomado empeño en pro­ ducirlas por sí mismo. es evidente que habla­ mos en general. Por lo tocante á la oferta y á la demanda de objetos en venta. no hay cambio. que su oferta es Digitized by Google . Si aplicamos por una especie de metá­ fora los términos oferta y demanda á este caso.

que su demanda de todas las mercancías tomadas en masa. A pesar de esta igualdad de la oferta y de la demanda. puede suceder muy bien que se baya producido una ó muchas mercancías parti­ culares en cantidad mayor ó menor que la demanda de estas mercancías. tomadas en gene­ ral. y si cualquiera de ellos falta. Una demanda significa el deseo y el medio de comprar. si nada tiene que dar para conseguirlos. es igual á cuantas* mercancías puede ofrecer de to­ das clases. Dos son las cosas indispensables que cons­ tituyen una demanda: el deseo de tener una mercancía. La demanda y el objeto equivalen- Digitized by Google .¿54 D e l cohso m o . igual á su demanda . La posesion de un ob­ jeto equivalente es la base necesaria de to­ da demanda. no decimos que esto sea con respecto á una ó á dos mercancías. es el instrumento de la de­ manda. queremos decir. El objeto equivalente que un hombre ofrece. cuya extensión mide el valor de es­ te objeto. no puede veri­ ficarse la compra. y la posesion de un objeto equi­ valente que dar en cambio. En vano desea un hombre al­ gunos objetos.

« Ya hemos visto que todo hombre que produce. y que todo lo que ha producido. y no quiere con­ sumirlo él mismo. desea poseer otros objetos distin­ tos de aquel á cuya producción ha concur­ rido. y que no quiere consumir. la extensión de este deseo. y que no quiere consumir. y sus medios de verificarlo. De consiguiente. si con- Digitized by Google . y por consiguiente es­ te total viene á aumentar la oferta. mide. su voluntad de comprar. por decirlo así. quie­ re enagenar el todo. son iguales. sise propone no consumir nada de ella. a 55 te son voces que pueden sustituirse una á otra. No es menos evidente que cada hombre trae á la masa general de los productos que constituyen la oferta.D EL CONSUMO. Bajo cual­ quiera forma que una porcion del producto anual haya caido en manos de un hombre. Es también evidente que lo que un hombre ha producido. ó (en otros términos) su demanda es exactamente igual al valor de lo que él pro­ duce. puede darlo en cambio de otros objetos. y que no quiere conservar para su propio consu­ mo. todo lo que él ha pro­ ducido.

Y así. La demanda y la oferta tienen entre sí una relación particular. sino que ca­ da cual de ellos tiene una oferta y una de­ manda que hacer. ni el otro de hacer solamente una demanda. y que con la oferta de cada hombre sucede exac­ tamente lo mismo. y un género ó mercancía que es el objeto de una deman­ da hace siempre al mismo tiempo parte de la masa general de los productos que cons­ tituyen la oferta. el objeto de su oferta de­ be proporcionarle el de su demanda. y este entra en la oferta. la oferta y la demanda de todo individuo 6on necesariamente iguales. y por Digitized by Google . quiere enagenar el resto. Cuando dos hombres hacen un cambio. Todo género ó mercancía es siempre al mismo tiempo un objeto de de­ manda y un objeto de oferta. supuesto que la demanda de todo hombre es igual á la porcion del producto anual. Un género ó una mercancía ofrecida es siempre al mismo tiem­ po el objeto de una demanda. el uno no trata de hacer solamente una oferta.306 DEL CONSUMO. sume una parte.ó (dicho en otros términos) á la por­ cion de riqueza que quiere enagenar.

y aun no falta quien Ja contradiga positi­ vamente. pues. _.D E li CONSUMO.. Sea. á saber: que la demanda y la oferta de una nación deben ser siempre ¡guales. Luego la demostración es completa. . Por mas completa que pueda parecer la demostración de lo que acabamos de indi­ car. l7 Digitized by Google . deben serlo tam­ bién las de todos los individuos de una nación tomados en masa. esta proposición raras veces se comprende bien. . La totalidad de la demanda es igual á la suma de todas aquellas porcio­ nes que los poseedores no guardan para su propio consumo. cual fuere la su* madel producto anual. jamas puede exceder á la dé la demanda anual. Siendo siempre iguales la demanda y la oferta de todo individuo. 2X 7 consiguiente esta y su oferta son perfecta­ mente iguales. y que nunca le puede faltar una salida suficiente para la totalidad de su producto anual. porque este pro­ ducto total se divide en un número de por­ ciones igual al de los individuos entre los cua­ les se distribuye. . pero la totalidad de Jas porciones es igual á todo el producto anual.

sea improductivo. y. si se halla en el Digitized by Google . No impugnaremos el punto de hecho 5 pero sin embargo veremos que en nada se opone á la verdad de la proposicion con que se quiere combatir. La cosa no es diferente si se dice que deseaba dinero. Aunque no puede negarse que la de­ manda es igual á la oferta por parte de ca­ da individuo que concurre al mercado pa­ ra efectuar un cambio.a 58 DEL CONSUMO. Siendo iguales entre sí la demanda y la oferta de todo individuo. sea productivo. nadie desea dinero si­ no para expenderle en objetos de consumo. pudiendo muy bien no haber venido nadie que desée el objeto que quiere cambiar Mas no por eso deja de ser verdad en rigor que su demanda era igual á su oferta. Fúndase la objecion en que los géneros ó mercancías son con frecuencia demasiado abundantes con respecto á la demanda. porque este mismo es una mercan­ cía. supiresto que deseaba tener alguna cosa en cambio de lo que habia traído. por otra parte. puede no obstante acontecer que no halle allí la especie de com­ prador que necesita.

otras tantas de oferta de esta mercancía. Su­ pongamos que de estas dos cantidades igua­ les. pongamos el caso. que si tantas partes hay de demanda de trigo. pero de- Digitized by Google . Si las ofertas y las demandas de los in­ dividuos son iguales. habrá por consiguiente super­ abundancia de paño.: ea este caso es evidente que no habrá super­ abundancia de ninguna cosa. 8cc. otras tantas hay de oferta de este género. la una se divide en cierto número de par­ tes . se aumente considerablemente la ofer­ ta del paño. Supongamos en seguida que se altera esta exacta correspon­ dencia de una parte de la demanda á otra de la oferta.B E L CONSUMO. también de­ be hallarse alguna otra que sea inferior. por ejemplo. todas iguale* una á la otra y á su parte correspondiente. porque la demanda de esta mercancía no se ha aumentado. y la otra en otras tantas. sea cual fuere la suma del producto anual. y cuantas partes de demanda de paño. que permaneciendo la misma la demanda del trigo. ' a 59 mercado un género 6 mercancía cuya can­ tidad sea superior á la demanda. deben serlo asimismo siempre la demanda y la oferta generales.

no hay un de Jicit de este artículo. be haber por necesidad un déficit propor­ cional de otras cosas. El artículo que sobreabun­ da baja de precio. Los efectos que resultan en la práctica de la falta de correspondencia entre las partes de la demanda y de la oferta. nos son bien conocidos. sin que haya una ó muchas otras mercancías en cantidad inferior á ella. y el que escasea sube. Luego es imposible que haya jamas en un pais uno ó muchos artí­ culos en cantidad superior á la demanda. y disminu­ yendo de este modo la cantidad producida. La baja en el precio del ar­ tículo superabundante no tarda en desviar por la diminución de las ganancias una por* cion de capital de este género de producción. que es sustrayendo un capital á la pro­ ducción de algunas otras cosas.aóo DEL CON8UMO. por cuanto la canti­ dad adicional de paño que se ha hecho. Pero si la cantidad de cualquier artículo se halla disminuida cuando subsiste la deman­ da de una cantidad mayor. no ha podido verificarse sino por un solo me­ dio. Digitized by Google . Es­ ta es una variación* que todos comprenden suficientemente.

cuya al­ ternativa continúa hasta que las ganancias se equilibran. sería el caso en q u e. pudiera ahorrarse todo Jo restante del producto anual. atrae una porcion de capi­ tal acia este ramo de producción. pero esté es un caso imposible. examinando las consecuencias que de aquí resultan. Lo que podría objetarse de mas sólido en favor de la suposición de que el produc­ to anual puede aumentarse con mas rapidez que el consumo. se emplea­ r ía en la producción. todo el capital nació- Digitized by Google . no consumiendo cada uno mas que objetos de primera necesidad. hasta que la demanda y la oferta corresponden una á otra. ademas de lo que puede consumir en objetos de primera necesidad. se verá que sirven pa­ ra aclarar los raciocinios con cuyo auxilio hemos demostrado la igualdad que existe en­ tre el producto y la demanda.DEL CONSUMO. Eu un caso semejante la parte del pro­ ducto anual que ha correspondido á cada in­ dividuo. es decir. s6t y la subida en el precio del articulo que se ha hecho raro. porque es incompatible con los principios de la naturaleza humana. Sin embargo.

nal se invertirla en producir materias bru­ tas. pero estos mismos objetos son precisamente ma­ terias brutas. y de algunas mercancías comunes. y una corta cantidad de mercancías co­ munes. de consiguiente. pues. se emplearia en la producción. y que la totalidad de este producto. Parece. ademas de lo que pudiera consumir. pero la totalidad de la oferta consistiría también en los mismos artículos. y se ba probado que la demanda total y la oferta total son ne­ cesariamente iguales. porque el excedente del producto anual al consumo de los co­ partícipes se ha hecho objeto de demanda. porque serian los únicos artículo^ pedidos. y mercaderías comunes. se gastaría en objetos que! sir­ ven para la producción de 'materias bru­ tas. toda la demanda de cada indir viduo se reduciría á estos artículos. demostrado con multiplica­ das pruebas.. que la producción no puede ja­ mas aumentarse demasiado rápidamente con respecto á la demanda.con la mis» ma deducción. La producción es la Digitized by Google . Como la parte del producto anual que tocaría á cada individuo.a6a DEL CONSUMO. se ha hecho objeto de oferta.

como el capitalista* el empresario. am* bas á un mismo tiempo y ambas iguales. dentro de los limites en que es realmente necesario. pero dirigien­ do la producción. no contribuye á la producción sino de un modo muy indirecto Lo que el gobierno consu* Verdad es que nunca pueden los gobierno* influir tan directa ¿inmediatamente en la produc­ ción. no por reglamentos violentos y opresivos. .’ . * . Aunque el consumo hecho por el gobier­ no. ‘ *** IV . Habiendo tra­ tado del consumo hecho por los individuos. sea de la mayor importancia. .DEL CONSUMO. y la causa única de la demanda. afianzando el derecho de propiedad. . ó lo consumen Jos individuos. y aun el obrero. ó el gobierno. . sino por medio do estímulos. y presidiendo invisiblemen­ te á los cambios y transacciones particulares. Todo cuanto se consume. el pro­ pietario territorial.ya no resta mas que tratar del que tiene al gobierno por causa.« i DE QUB MODO CONSUME EL GOBIERNO. S E C C IO N . ha- Digitized by Google . garanti­ zando las propiedades. facilitando salidas á los productos del suelo y de la industria. *63 ca u sa . y no crea una oferta»sin crear una demanda.

cuando. no se consu­ lten como capital . pero si no se consumieran otras cosas de un modo diferente de aquel con que el gobierno consume. pero no quisiera que se dije4 * se por esto que lo que él consume. nada produce. mas rápida y mas extensa. Es­ tas razones mueven á colocar los gastos del gobierno entre los diversos géneros de con* sumo improductivo. sin estos consumos! Digitized by Google . y no pueden reemplazarse con valores permutables. La renta del gobierno debe sacarse de los < ce infinitamente mas en favor de la riqueza común. nos ha abierto un nuevo camino de riqueza y de poder . y que olvidadas ó des­ conocidas . eran un secreto de la naturaleza ? ♦ No hay duda en que hasta los gastos modera­ dos de un gobierno se consumen improductivamen­ te en el sentido de la palabra . esto e s . en el beneficio y laboréo de Jas inmen­ sas minas que poseíamos. su fuerza y su independenciaí y aun Ja misma producción. soste­ niendo !a libertad individual.a 64 d e l consüm o . me. y cuál sería su prosperidad. y favoreciendo él tra1 * „bajo. porque su acción es mas pronta. y ser reemplazado por un producto. se consu* me * y no produce nada No hay duda en que este consumo es causa de Ja protección á cuyo abrigo se ha efectuado toda produc­ ción. que lo que pueden hacer los particulares mismos. ¿Qué productor pudiera hacer mas que lo que ha hecho el hombre público que nos dirige * y á quien ofrezco estos pensamientos . no habría producto. porque ¿qué serla de la sociedad. en vez de consumirse como capital.

6 durante un corto número de ellos. y los salarios. de las ga­ nancias del capital. y basta esto solo para justificar esta observación. sin reproducir valores permutables . Bien sé. Por consiguiente rio se puede mirar esto como un manantial perenne de rentas *. \ Digitized by Google .. las ganancias. * ¿Cómo ha de ser un manantial permanente de rentas el consumo de un gobierno disipador. las únicas cuestiones que hay que resolver 6on de qué modo y en qué proporcion debe sa­ carse de cada una.D EL CONSUMO. asóla el pais. que devora el capital nacional? Mas téngase entendi­ do . que no siempre que consume. cuales son las rentas territoriales. Cada año en que consume una por­ cion del capital. qm e no es este el consumo improductivo de los gobiernos . y ai continúa. ü 65 alquileres ó rentas territoriales. Si la renta del gobierno debe sacarse siem­ pre de una ó de mas de las tres fuentes que acabamos de indicar. esto es . que esta es la misma doctri­ na del sefior Mtll\ pero escribo para la juventud. ó de los salarios del tra­ bajo. devasta y de­ soía el pais.disminuye otro tanto el pro­ ducto anual. Es verdad que el gobierno tiene la po­ sibilidad de consumir una parte del capital nacional. pero no lo puede mas que duran* te un año.

: ' ¡ f ’) I I i. ó en forma de imposición á un colector del gobierno. y de los salarios. Digitized by Google .J *—> I k m 2 S E C C IÓ N V.° lo que parece haber de mas importante en el modo directo de sacar la renta del gobierno de las rentas ter­ ritoriales .° los medios mas notables qüe se han em­ pleado para sacarla indirectamente.a66 DEL CONSUMO. El método directo es el que desde luego se presenta á la imaginación: de consiguien­ te examinaremos. i.. v t * Es bástante claro que la porcion de las rentas territoriales de que se puede echar raa* no para ocurrir á los gastos del gobierno* no perjudica á la industria del pais. de las ganancias. El cultivo de la tierra depende del capitalista * que se entrega á esta ocupacion cuando le propor­ ciona las ganancias ordinarias de su capital. y le es del todo indiferente pagar el exceso en forma de renta á un individuo propieta­ rio del fondo. a. DEL IMPUESTO SOBRE LAS RENTAS TERRITORIALES.

bajo un título perpe? tuo y transfejrible. ó cuando menos sus gastos comunes. pero de modo algo diferente. En aqú el tieo&po. los cos­ teaban las tierras que él poseía como pro^ pietario* y los gastos de sus operaciones mir litares los costeaban sus baropes. tpdos los gastos del gpbiernp. con algunas pequeñas excepciones. á quienes se habia dado la propiedad jde ciertas poixiones de tiqtfra con ésta condicion expresa.DEL CONSUMO. ¿ / Si todo un pueblo emigrara para ir á ha- . cióoesipp? Ip general. y que raras veces llegaba á Ja suma de lo que entre nosotros hubiera formado el alquiler ó la renta ter­ ritorial. pero con la obligación de pagar anualmente lo que pidiese el gobier­ no: exacción que podia aumentarse según la voluntad del soberano. /. Los cul­ tivadores poseían las tierras y en cortas por. los costeaba^ las rentas territoriales. 267 En Europa hubo una época en que la mayor parte de los gastos del soberano. > En las principales monarquías del Asia c^si todos los gastos del estado los han cos­ teado en todos los siglos las rentas de la tier* ra . pues.

sin verse obligado por el perni­ cioso efecto de un tributo á desviarle de una dirección en la cual fuese muy productivo á la nación. como destinada es­ pecialmente á cubrir los gastos del gobierno. Es verdad que. para hacerle tomar otra en que Jo fuese menos.a68 DEL CONSUMO. que en otra parte consti­ tuiría la renta territorial. Los poseedores de un capital cogerían todas sus ganancias. para cubrir las necesidades del estado. la renta territorial. los obreros recibirían sus salarios sin ningu­ na deducción. y de este modo la industria no experimen­ tarla el menor embarazo. sin gravar con im­ puestos á ningún particular. aun suponiendo que la tierra no hubiese llegado todavía á ser pro­ piedad privada. De consiguiente hay una ven­ taja particular en reducir las rentas de la tierra. habría el inconveniente de Digitized by Google . es decir. y cada individuo emplearía su capital del modo que fuese realmente mas ventajoso. habría una razón para mirar la porcion del producto anual. hitar un nuevo país en que la tierra no hu­ biese aun llegado á ser propiedad privada. y se haria frente á los gastos del gobierno. á ún fon­ do.

gravando sus rentas con una parte de las cargas públicas. el exceso deberia indisputa­ blemente distribuirse entre el pueblo del mo­ do que pareciese mas propio para contri­ buir á su felicidad. *69 que lasrenta6 de la tierra en un pais de cier­ ta extensión. ex­ cederían á la suma de lo que el gobierno ne­ cesitaría gastar. gravando sus ren­ tas con todas las cargas públicas. como en las circunstancias ac­ tuales.DEL CONSUMO. en donde la tier­ ra se ha convertido en propiedad privada. •ia que graviten especialmente sobre su ren- Digitized by Google . y acaso no hay ninguno capaz de llenar este objeto tan bien. como el convertir la tierra en propiedad privada. y medianamente poblado. Sea de esto lo que fuere. y es evidente que los negocios de la sociedad marcharían sin experimentar obs­ táculo bajo toda otra relación. Solo se ne­ cesitarla en este caso mayor porcion de tier­ ra para formar una propiedad del mismo va­ lor. La práctica enseñaría este valor con tan­ ta exactitud. pare­ ce que tampoco la habría en reducir la tier­ ra á propiedad privada. Como no hay dificultad en reducir la tierra á propiedad privada.

270 DEL CONSUMO. echar mano de la renta territorial sola para subvenir á las necesidades del go­ bierno. en donde se ha comprado y vendido con esta condi­ ción. ta territorial las cargas públicas. sobre la cual están fundadas las esperan­ zas de los individuos. ó cuando menos esta renta con alguna débil perspectiva de mejora. Aquella renta que se compra y se ven» de. y eximir de ellas á las demas clases 9 sería establecer el impues­ to de un modo parcial y desigual. no se podria. Hacer sufrir las cargas del estado á una clase de individuos. Supongamos ahora. y que por consiguien­ te debe estar exenta de toda contribución particular. sin in­ justicia. Asi pues. esta es una medida en la cual jama9 debe pensar un gobierno que quiera conducirse conforme á los principios de justicia. que es punto mas allá del cual no pueden dirigirse las especu­ laciones de un hombre cuando hace una com­ pra ó trata de la subsistencia de su familia. y en donde las esperanzas y los cálcu­ los de los particulares se han apoyado sobre este estado de cosas. que en estas circunstan- Digitized by Google . es la renta territorial actual.

á fin de aplicar de este nuevo fondo todo lo que fuese necesario para cubrir los gastos del estado. y habría mucha. bajo la relación de conveniencia pa­ ra aprovecharse de ella en favor del estado. duplicar el produc­ to líquido de las tierras: no habría razón en ley de justicia para que el gobierno dejara de aprovecharse de esta ventaja. tal co­ mo la disfruta .D E L CONSUMO. subsistiría la misma. y subsistiendo ademas todas las cosas en la misma situación. de la exención de las contribuciones con que de lo contrario hubiera debido concurrir para los gastos del estado. *7 1 cías pueda el gobierno por medio de ttn man­ dato. Resul­ tarla al mismo tiempo una extremada ven­ taja para cada individuo del común. Semejante juedida no causaría el menor perjuicio al pro­ pietario territorial. porque su renta. El gobierno tiene en realidad e9te poder del cual no hemos hablado sino hipotética­ mente : adoptando todas las medidas que au» Digitized by Google . y eximir á los ciudadanos de lat demas cargas para este objeto. y en gran parte aun tal cual podría prometerse disfrutar. por efecto de alguna mejora.

puede fácilmente distinguirse de cualquier aumento de que es susceptible el producto líquido de las tierras. ra de un modo cada vez menos productivo. y sobre la cual sola.DEL CONSUMO. en caso de comprar la tierra. puede aplicarseá las nece­ sidades del estado. como si lo ejecutara por un acto milagroso. y por consiguiente Ja demanda de la subsistencia. y que el capital se aplica á la tier<-. no se puede señalar una razón para dejar de aplicar igualmente la que resulta de una acción lenta. teniendo hijos que susten­ tar. Si todo aumento. sobre la cual ha cimentado su compra. Que haga gradualmente en el caso real lo que haria por una operacion inmediata en el caso imaginario. ya resulte de una acción lenta. Es cierto que al paso que se aumenta la poblacion. Digitized by Google . menten la poblacion. esto no oca­ siona ninguna diferencia en el resultado. fruto de una ope­ racion repentina. el gobierno au­ menta positivamente el producto líquido de las tierras tan bien. ya de una operacion re» pentina. podria cimentar sus medidas en favor de ellos . La renta primitiva que pertenecía al propieta­ rio territorial.

aquella sobre la cual sola puede cimentar todas sus medidas para sí mismo y para su familia. 18 Digitized by Google . se aplique al servicio del estado. y siendo esto así. está exenta de todo gravamen particular. que la renta de la tier-> ra en un pais en que jamas ha sido propie­ dad privada.B E L CONSUMO. que proviene de las circunstancias en que se halla la sociedad. Cuando la renta primitiva del propietario territorial. pa* rece formar un fondo no menos propio pa­ ra aplicarle de un modo especial á las nece­ sidades del estado. que nada le cuesta. es evi­ dentemente indiferente que este nuevo ma-y nantial de renta se extraiga de la tierra ó de cualquiera otra parte. Este aumento continuo de la renta territorial. 273 una porcion cada vez mayor del producto líquido de las tierras de un pais entra en lo que constituye la renta territorial. y no particularmente délos propietarios. no tiene derecho para quejarse de que un nuevo manantial de renta. mientras que los productos del capital se disminuyen proporcional mente.

Los géneros y mercaderías se producirían en Digitized by Google . trasla­ dase su capital á otra. igual porcion pagaría de cualquiera otra á que tuviese por conveniente aplicarse. no habria motivo para que un hombre que se ocupa-» ge en cierta especie de producción.»74 d e l c o n su m o : * S E C C IO N V I. Una contribución directa sobre las ga­ nancias del capital. no habria de resultas de seme­ jante contribución ninguna traslado» de ca­ pitales de una especie de industria á otra. Por consiguiente. si paga­ ba cierta cuota de las ganancias que sacaba de la especie de producción á que se dedica­ ba. no presenta cuestión al­ guna que ofrezca la mas leve dificultad para resolverse. y no po­ dría imponerse á ninguna otra porcion de la sociedad Como esta contribución gravitaría igual­ mente sobre todos los capitalistas. '* DE UNA CONTRIBUCION SOBRE LAS GANANCIAS. supuesto que. Esta contribución recaeria en­ teramente sobre los capitalistas.

. pero siendo la doctrina que en ella se 18 : Digitized by Google . la mis* ma oferta. • . se disminuirán otro tanto sus me­ dios de comprar. V II.DEL CONSUMO. -I El efecto de una contribución directa •obre los salarios ó jornales presenta una * Memos insertado esta sección solo coo el obje­ to de no desmembrar la obra del sabio economis­ ta inglés. . y por consiguiénte el valor de to­ das las cosas subsistirá cual era. a^S la misma especie y cantidad. si dejo que corresponde al ca­ pitalista se deduce una parte para darla al gobierno. < • ti DE UNA CONTRIBUCION SOBRE LOS SALARIOS Ó JORNALES*.■. S E C C IO N . pero se aumentarán otro tanto los del gobierno. y también la m'«ma cantidad de moneda. i Luego habrá la misma demanda. Suponiendo que el mismo capital se emplea en la producción. si la demanda permaneciese la misma para cada una: no siendo menos evidente que babria la misma suma de demandas parciales.. en este caso.

y e*ta concurrencia auI .que ei importe de la contribución. y también el fonda dc\ capitalista . Suponiendo que los jornales no subieran de resultas de la contribución.. Si los jornales subieran . la contribución qo gravitaría sobre el operario*.i I 1' d e 1) r e n E s p a ñ a . .276: B E L CONSUMO. pero si lo* jornales no subieran nada. es evidente que subirían los jorna­ les. Siendo los omitios loS. > > Si en estas circunstancias supusiéramosque se obtuviese repentina qa?nte un nuevo fon­ do propio para proporcionar trabajo. jornales. e l h a ­ lo s in t e lig e n t e s e n tr e n i a u n e s t a b le c e d e ja m o s c e r u n a id e a . ó si no subieran mas. re­ caería esta en todo ó en parte sobre el tra­ bajador.«de emplear el mismo mi mero de trabájadoces que antes. cuestión mas complicada que la anterior*' t. cada capita­ lista tendría el medio. igualmente permanecería la misma la cantidad de la/obra. • 1 á la 'j. sin que se hubiera aumentado el número de los obreros. y habria una nueva clase de hombres fyusc^ndo operarios. ia a b s o lu ta m e n te p e n e t r a c ió n q u e n o d e s c o n o c id a a p lic a c ió n d e q u e p u e d a n ¿ e n e r fá c il \ n o sD rro s fo rm a r t e o r ía os ? s # Digitized by Google .

se crearía un fondo nuevo propio para proporcionar trabajo. la respuesta no es difí­ cil: cuando un nuevo fondo se destina pa­ ra proporcionar trabajo. sin qué se haya aumentado el numero de los obreros. DigitLzed by Google . sea en pago de obras. pro­ porcionan trabajo. en las circunstancias que liemos supuesto. Si acaso se preguntase hasta donde se ex­ tenderla esta subida. Toda la suma de la contribución sobre el trabajo pa­ saría á manos del gobierno.77 mentaría el precio del trabajo. Las contribucio­ nes que pasan á manos del gobierno. los jorDEL CONSUMÓ. y si un nuevo fondo á propósito para el m’rsmo uso se hallase puesto á disposipion del go­ bierno . .2. Mas si el fondo del capitalista para pro­ porcionar trabajo subsistiera el mismo . Es evidente que. por el cual la demanda hubiera crecido de este modo con mas rapidez que la oferta. sea en la compra de mercancías que han si­ do producto del trabajo. necesariamente se seguiria de aquí que subirían los jornales. del mismo modo que la renta de un particular ó de una clase de in* dividuos: se gastan.

178 D EL CONSÜMO. en consecuencia de una contribu­ ción. én una cantidad igual á la de la con­ tribución. y que se Íes agrega el nuevo fon­ do. rtales deben aumentarse en toda la 6uma de este nuevo fondo. Luego semejante contribución no gravita sobre el obrero. si la parte Digitized by Google . se han aumentado exacta­ mente en toda la suma del fondo agregado ájos fondos antiguos. la primera pregunta que hay que hacer es sobre quién cae. Si esta contribución no recae sobre el operario. Los salarios suben también. su­ cede siempre una diminución de las ganan­ cias del capital j en razón de que el Capita­ lista y el asalariado reparten entre sí el pro» ducto del trabajo y del capital. Se supone que los fondos antiguos se emplean siempre en proporcio­ nar trabajo. Pero en el caso de una contribución impuesta sobre los salarios. Ya hemos visto que á una subida ¡en el precio de los salarios. y ademas el nuevo. Luego sus salarios to­ mados en masa. el nuevo fondo es justamente de la misma su­ ma que la contribución. El número de trabajadores es el mismo» y reparten entre sí todos los fondos antiguos.

larmente en forma de tributo ó de otro mo­ do á un pais extrangero. los peages . . se pagára regu. en vez de gas­ tar el gobierno en el pais la contribución im­ puesta sobre los salarios. Si. porque en este ca60 el fondo puesto á disposición del gobierno. Cuando las paga el sugeto cuya renta proviene de una renta ter­ ritorial . se dan ciertos casos en que el resultado seria diferente. y la lla­ mada de las rentas. Sin embargo. Segun todo lo expuesto hasta aquí. Lúe* go una contribución sobre los salarios gra­ vita sobre los capitalistas. ó el que extrae las suyas de las ga- Digitized by Google . 110 subirían los sa­ larios . no es difícil conocer sobre quién gravita el peso de estas contribuciones en ca­ da caso particular. y equivale á una contribución igual sobre las ganancias del capital.DEL CONSUMO. no estaria desti­ nado á proporcionar trabajo en el pais. Hay ciertas contribuciones directas crea­ das con el objeto de que alcancen igualmen­ te á todos los manantiales de rentas: tales son las proporcionales. 379 - del uno se aumenta » la del otro se disminu­ ye exactamente en la misma cantidad.

y por consecuencia de la contribución. se aumentará la deman­ da de su trabajo: todos los fondos de los ca­ pitalistas se emplearían en proporcionar tra­ bajo como antes. ni el uno puede subir el alqui­ ler de la tierra. pero la que se impone sobre los jornales. porque esta renta es efecto del precio de los géneros. ningún aumento de demanda tiene su origen en la contribución. no altera los precios. ni el otro el precio de sus mercancías. Pero sí el operario paga alguna parte de esta con­ tribución . y loque pagan los jornale­ ros bajo la forma de contribución.2 8o DEL CONSUMOw nancias del capital. Ya hemos visto que una contribución sobre las ganancias del ca­ pital. se con­ vierte en un nuevo fondo en las manos del gobierno* £1 efecto de estas contribuciones sbbre los precios en general es Fácil de conocerse. el caso es diferente. y el efecto no puede obrar sobre su causa. presenta dos ca- Digitized by Google . Si los jorna­ les no se aumentan. Una contribución sobre la renta territorial no produciría alteración en el precio de nin* guna cosa. su peso gravita sobre su* clases respectivas.

a8l «os: aquel en que hace subir los jornales. Digitized by Google . producirá una baja momen* tánea en los precios. es necesario exportar mercaucías para comprar el metal que falta. Es verdad que se supone en este caso que el gobierno en­ vía al extrangero la suma de la contribu­ ción . se ha quitado á los obreros una por­ cion de los medios que tenían de comprar. Si la exportación de los metales preciosos disminuye la canti­ dad de moneda. Se supone que el capital nacional no ha experimenta'do alteración. el caso llega á ser con el tiempo el mismo. En cuanto á la demanda del trabajo. pero esto produciría el mismo efecto en cualquiera otra ocasion. Eo este úl­ timo caso no se supondrá que pueda seguir­ se de él una subida en el precio. pero ha pasado al gobierno.DEL CONSUMO. porque como se debe llenar el vacío que deja esta exportación de metales en la plaza. y aquel en que no los hace subir. es evidente que entonces no se seguiria de aquí ninguna diminución en los precios. ni por consiguiente el pro­ ducto anual. pero enviándola en metales pre­ ciosos. mas si supiéramos que la enviase en mercancías.

la suma de la demanda y de la oferta. * • ' r ■ • Digitized by Google . bajan de precio comparados con aquellos en cuya produc-. % En el Caso en que suban los salarios. pero el cambio que se efec­ túa en el valor relativo de ciertas especie» de mercancías siempre que los salarios su­ ben y los productos del capital bajan. De consiguiente la masa de los precios. . * 'I / . y que no exigen un> grande pago de jornales. y que exigen poco ó ningún capital fijo. Sin embargo.a 8a DEL CONSUMO. y los precios de una y otra. to­ mados en globo. . el pro­ ducto anual. permanecen los mismos* . . • . por­ que cuando tina de las dos especies de artí­ culos baja de precio. la compensación es completa. y el valor de la moneda permanecen como estaban. compensándose mutuamente* sub­ siste la misma. Los artículos cuya producción se debe eii mucha parte al capital fijo. : . . la otra sube propor­ cionalmente. se verifica necesariamente en esta ocasion. cion el trabájo es el principal instrumentó. se puede ver igualmente que el capital. ó el precio medio entre las dos.

Cuando se impone una contribución so­ bre una especie particular de mercaderías. que su valor permutable se aumenta.DEL CONSUMO. y Como la contribución en este caso se añade á los precios de las mercaderías. SOBRE CONTRIBUCIONES LAS MERCADERIAS. y nosobre las demas * las gravadas suben de precio. Cuando se impone sobre todas las mer­ caderías en general una contribución pro- Digitized by Google . y cesaría su comercio ó su fabrica­ ción . y el Comerciante ó el fabricante se reintegra de lo que ha anticipado para pagar la contribución. SEA SOBRE TODAS fcN Ge n e r a l . Las contribuciones sobre las mercaderías pueden imponerse sobre algunas en parti­ cular. Si no se reintegrara. SEA SOBRE ALGUNAS ¿N PARTICULAR . es decir. no quedaría al nivel de los demas produc­ tores . ó sobre todas en general. a83 SECCION ÍDE L A * Ví I I . gra­ vita enteramente sobre el consumidor.

Si una yarda de paño. ya hechas por el gobierno mismo. El efecto de un derecho proporcionaba al valor sobre todas las mercaderías. y si se impone un derecho de diez por ciento de su valor sobre cada una de estas mercaderías. hay esta diferencia. pero la invertiría inmediatamente en compras. Esta porcion de moneda volvería de consiguiente una vez mas que antes á manos de los productores despues del impuesto de la contribución. Cada uno ven­ dría al mercado con la misma cantidad de moneda. una yarda de paño siempre valdrá tanto co­ mo cuatro yardas de lienzo.a 84 DEL CONSUMO. que el valor permutable de ninguna de ellas aumenta comparativamente el de las demas. porcionada á su valor. sería hacer subir todos los precios. ya por aquellos á quienes el gobierno las hu­ biese distribuido. á medida que fuese llegando á roanos de los productores. pasaria al gobier­ no. Antes de im­ puesta la contribución. venía una vez de ma­ nos de los compradores á las de los pro- Digitized by Google . por ejemplo. que antes. Una décima parte de es­ ta moneda. es igual* en valor á cuatro yardas de lienzo.

DEL CONSUMO. sino que recibirían una décima parte de ella dos veces. a8S I N ductores. Los com­ pradores vendrian al mercado con la misma cantidad de moneda que antes. pero no quedaría en ellas. siendo asi que an­ tes no la recibían mas que una * . ó que si la can­ tidad de moneda del pais se hubiese aumen­ tado una décima parte. sino que pasaría á las del gobierno para volver segunda vez á las de ellos. y en ellas quedaba: despues de im­ puesta la contribución y vendría del mismo modo á manos de los productores. ó 9 en otros términos. pero la fa­ cultad de comprar bajaria una décima par- DigitLzed by Google . De este modo no solamente los productores recibirían por sus productos las diez dé­ cimas partes ó el total de la moneda del pais como antes. De donde se sigue *que la facultad de coniprar ha bajado una décima parte. ! / ' Se ve bien claramente sobre quién gra­ vitarla la contribución en este caso. que el precio de las mercaderías ha subido una dé­ cima parte. que es ab­ solutamente lo mismo que si hubiesen recibido once décimas partes.

para esta moneda. sobre el trigo. Una contribución sobre los productos de la tierra.a 86 te d el co n sum o . y hemos hecho ver suficientemente de qué modo pasa la contri­ bución sobre las mercaderías del que pro­ duce al que consume. como el de cualquiera otro género 6 mercadería. de consiguiente esta contribu­ ción no grayitaria ni sobre el propietario territorial. v. ni sobre el arrendatario. alzaría su pre­ cio. gr. P E UNA CO NTRIBUCIO N SO BRE LOS PRO* DUCTOS D E L A T IE R R A . S E C C IO N IX . El propietario territorial queda igual­ mente exento del efecto de esta contribu- Digitized by Google . El arrendatario se halla en la misma situación que cualquiera otro capitalista ó productor. y los compradores nó podrían comprar masque las nueve décimas partes de las mercaderías que antes compra* ban: luego la contribución gravitaría sobre los compradores. sino so.• bre el consumidor.

que el precio de este producto debe subir lo que baste para cubrir la contribución. En este caso es fácil ver que ninguna par* te de la contribución gravita sobre el pro­ pietario. ha­ bria aquí compensación. ó en otra cual­ quiera proporcion correspondiente á la cuo­ ta de la contribución. Si se impone una contribucion sobre el producto de la tierra. El precio del género producido debe bastar para asegu­ rar estas ganancias. Y¡a hemos visto que hay una porcion del capital empleado en el cultivo de la tier­ ra .DEL CONSUMO. pues de lo contrario se retiraría el capital. Si és­ ta es de diez por ciento ú otra cualquiera sobre el precio de venta. Lo mismo sucedería si la décima par­ te del producto se pagase en especie. el trigo debe subir de precio una décima parte. y se hace pagar al cultivador. En es­ te estado de cosas e$ evidente que el propie­ tario recibiria una décima parte menos que su parte primitiva. se sigue de aquí. Su renta. aunque Digitized by Google . que no reditúa cabalmente mas que las ganancias comunes del capital. 387 ciflo. pero como lo que reci­ biria subiria una décima parte en valor-.

en este caso la parte del propietario serán cua­ tro cuarteras. ¡. produjesen en todo dos cuarteras de trigo. pero el precio del trigo ha subido una libra esterlina por cuartera: de consi­ guiente el rentero paga al propietario la mis­ ma suma que antes. variable según el precio del trigo. le paga el precio de cua­ tro cuarteras. que. y la que paga una renta produjese seis. seria la misma en cuanto al valor. el precio del trigo debe subir una libra es­ terlina por cuartera. Si en vez de una contribución en dine­ ro. deduciendo una libra esterli­ na por cuartera. que ha pagado de contri­ bución. antes de im­ ponerse la contribución. Supongamos que la contribu­ ción sea de una libra esterlina por cuartera. pagaba al propie­ tario el precia de cuatro cuarteras: impues­ ta la contribución. no pagan renta territorial. así como se ha expli­ cado mas atras. Digitized by Google . Supongamos que la tierra ó el capital. diferente en cuanto á la cantidad de prodActos. fuera un derecho fijo de tanto por cuartera reco­ lectada. El rentero.»88 D E L CONSUMO. la renta del propietario sería siem­ pre la misma en dinero.

que es el subir el precio de los géneros. I 289 S E C C IO N X. que consiste en la décima parte de este producto cobrado exac­ ta ó inexactamente. y de dar educación á los meno&es de edad Para to­ dos estos gastos se paga la contribución llamada do pobres de que trata toda esta sección. *9 Digitized by Google .D E L CONSUMO. y presididas por los Pasto­ res ó Párrocos ) cuidan de proporcionarles trabajo. para lo que las juntas parroquiales (com­ puestas de propietarios. D E LOS D IEZM O S. hemos visto ya en la sección anterior el efecto de esta contribución. Y D E LA CONtfRIBUCION PARA LOS POBRES. # Los diezmos son una contribución sobre el producto de la tierra. y gravitar enteramente so^ bre el consumidor. sería una contribución sobre las ganancias: si se impusiera á proporcion de las rentas de los * E n Inglaterra está prohibida y aun es casti­ gada correccionalmente la mendicidad: cada par­ roquia tiene obligación de socorrerá los pobres de su distrito. Si la contribución para los pobres se im­ pusiera á proporcion de las ganancias sobre los renteros. fabricantes y mercaderes. De consiguiente.

esta clase recibe una indemnización. La que se in> pone sobre los ganados de labranza . es lo mis­ mo que si se hubiese gravado á los rentero® con una contribución adicional y privativa de sudase. Pero hemos visto ya que. si se impusiera sobre el alquiler de las casas. cuando se impone una contribución sobre los ren­ teros. sería nna contribución so­ bre las rentas territoriales. como se supone comunmen­ te. y será una contribución so­ bre las rentas. tiene por efecto inmediato alzar sufi­ cientemente el precio del grano para indem­ nizarlos de la contribución que pagan. Si los renteros. pagan mas para el sustento de los po­ bres que los demas productores. en porciones. se sa­ ca .290 d e l co nsum o . por ejemplo. de todós estos manantiales. Si gravita de un modo desproporcionado so­ bre las ganancias de cierta clase de capita­ listas . es lo mismo que una con* tribucion sobre los productos. aumenta los gastos de producción Digitized by Google . fondos de tierra. Una contribución sobre los instrumen­ tos de producción. Según el modo con que se im­ pone la contribución para los pobres. racaeria sobre su* inquilinos.

las ganancias bajan. y para que pueda comprarla deben ser bastante subidos sus jornales: luego estos deben subir al paso que se aumente el precio del trigo. El trabajador necesita para su subsistencia cierta cantidad de trigo. y por consiguiente recaer sobre el con­ sumidor. 291 * del rentero. Pero ya hemos visto que. así como otra sobre las materias primeras aumentaría los gastos de pro­ ducción del fabricante. á medida que los jornales suben. Todas las contribuciones que alzan el precio del trigo. producen un efecto digno de notarse. pues. Estas dos contribu­ ciones deben alzar el precio de I09 produc­ tos. como contribu­ ción sobre los consumidores en general. Una con­ tribución sobre el trigo recaería.D E L CONSUMO. 19: Digitized by Google . si bien gravita sobre los capitalis­ tas de dos modos. á saber. sobre todos los hombres en general como consu­ midores. y como contribución sobre sus ganancias par­ ticulares.

haria subir el precio de los productos.39» D E L CONSUMO. sea proporcionalmente á la renta terri­ torial . SECCION XI. ó sobre toda especie de terrenos cultivados ó no culti­ vados. recaería sobre el propietario ter­ ritorial . sobre el consumi­ dor. Ya hemos examinado de qué modo obra* ba una contribución impuesta sobre la tier­ ra . no al­ zaría el precio de los productos. y en el segundo. y gravita­ rla toda ella sobre el propietario territorial. pero el efecto de esta contribución sería muy diferente si se impusiera sobre los terrenos cultivados solamente. á razón de tanto por fanega. y no imponiéndola mas que sobre los terre­ nos cultivados. Imponiéndola indistintamente sobre los terrenos cultivados y no cultivados. sea con relación al producto. gravitaría enteramente sobre los Digitized by Google . En el primer caso. También se puede imponer una contri­ bución sobre la tierra. D E UNA CONTRIBUCION POR FA N E C A D E T IE R R A .

y ninguna cosa mas. despuesde haberse apurado las tierras del segundo ó del tercer orden de fertilidad. Imponiendo una contribución de tanto por fanega sobre los terrenos cultivados y no cultivados. despuesde haber aplicado á la tierra dos ó mayor número de partes del capital. rin­ diendo cada una menos que la precedente. nada se habrá añadido á los gastos de producción. y aumentaría las rentas de los propietarios territoriales. Dos casos hay en que se aplican al cultivo de la tierra algunas por­ ciones del capital. se aplican á ella nuevas partes: y el otro cuan­ do. Si se añade algo á los gastos de producción. que re­ ditúa cabalmente con que pagar las ganan­ cias comunes del capital. una subida en los precios debe proporcio­ nar una indemnización. y si no se añade na­ da á estos gastos. los precios no sufrirán al­ teración. Hemos visto que hay una parte de capi­ tal aplicada al cultivo de las tierras. 193 consumidores. y por consiguien­ te sin pagar renta territorial: uno es cuan­ do. sin rendir mas que las ga­ nancias comunes de este.DEL CONSUMO. se Digitized by Google .

En este Casó. ya está pagada la contribu­ ción: de consiguiente. el propieta­ rio tiene Ínteres en cultivar esta tierra des­ de el momento en que el precio del produc­ to sube lo que se requiere para rendir la® ganancias del capital que puede exigir el cul­ tivo. ulteriormente aplicadas. si la contribución se ha pagado anticipadamente.294 DEL CONSUMO. Sin embargo. se ve desde luego que tina contribución por fanega. Cuando el capital Digitized by Google . no aumenta los gastos de producción fcobre las partes del capital. él caso es diferente cuan­ do la contribución no se impone sino sobro los terrenos cultivados. aplica el cultivo á otras tierras de una cali­ dad inferior. tah pronto co­ mo el precio de los productos ha subido lo bastante para proporcionarle sus gastos de capital y ninguna otra cosat hada hay que añadirá la contribución que está ya pagada. Aplicada la primera parte. La Conclusión es ia misma cuando se aplica t\ capital á una tierra nueva de in­ ferior calidad. En el primer caso. el rentero está intere­ sado en aplicar una segunda.

y reembolsar al rentero de su capital con ga­ nancias. una tierra de esta especie no se cultivará mientras que el precio de los productos no suba lo bastante para que aquella reditúe con qué reembol­ sar estas dos sumas. desciende á otras menos fértiles que aun no han sido cultivadas.DEL CONSUMO. comienza entonces á pagarse una contribución. tierra del tercer grado de fertilidad sea la última á que haya bajado el cultivo. Supongamos que la. la de un grado superior de fertilidad cuatro cuarteras. En este ca­ so es evidente que dos cuarteras por fanega producen con qué pagar la contribución. Por consiguiente. que una tierra de esta calidad produzca dos cuarteras de tri­ go por fanega. y la de primer grado de fertilidad seis cuarteras. La consecuencia respecto del propieta­ rio es ventajosa. El propietario puede. pues. Los pro­ ductos que se recojan deben reembolsar no solamente las ganancias comunes del capital sino también la contribución. la con­ tribución está comprendida en los precios. ftfp de las tierras roas fértiles que han sido culti­ vadas antes. sacar dos cuarteras por fanega de la tierra de segun- Digitized by Google .

y cuatro de la de primera. so­ bre los actos que se requieren para la tras­ misión de las propiedades. Las contribuciones sobre las mutaciones de propiedad son de muchas especies: tales son los derechos del sello sobre las compras y ventas. * SECCION XII. pero aun quitaria mu* cho mas á las ganancias de los propietarios. que se imponga ó que no se imponga la contribución de que se trata. da calidad. es decir. y otros de la mis­ ma naturaleza. pero en el caso de la contribución.196 DEL CONSUMO. Si se trata de cualquiera propiedad que Digitized by Google . Esta cantidad de productos la saca en los dos ca­ sos igualmente. los precios suben. los derechos sobre los legados. Una con­ tribución de este género quitaria por con­ siguiente á los consumidores tanto por fa­ nega para el gobierno. DE LAS CONTRIBUCIONES SOBRE MUTACIO­ NES DE PROPIEDAD. y cada una de sus cuar­ teras de trigo tiene mayor valor.

que es un manantial de producción. y no el producto del traba­ jo y del capital. 397 «I el producto del trabajo y del capital. comprendiendo en ellos las ga­ nancias del capital. y si la tierra no le ofrece el equivalente. la contribución sobre las compras y ventas gra\ita sobre el comprador. porque los gastos de producción. se imponen principal- Digitized by Google . La contribución sobre el traspaso de una propiedad territorial. Las contribuciones sobre las actuaciones ante los tribunales. recae sobre el vendedor. rehúsa trocar su capital por la tierra. deben reembolsarse al mismo tiempo que la contribución. ( DE LOS GASTOS DE J 08TICIA. Los derechos de los legados y de dona­ ciones gravitan evidentemente sobre los que las reciben. SECCION XII!.¿ E L CONSUMO. porque el comprador considera qué ganan­ cia podrá sacar de su capital empleándole de otra manera.

de modo que no son estos gastos una multa ó una pena á la justicia en favor de la injusticia. y se pide una reparación. y e s moderada de suyo*. aunque antici­ pados por aquella parte cuyo derecho o se viola. El papel sellado es una contribución que pesa sobre la fortuna de ca­ da uno. que estos gastos recaen so­ bre los litigantes. estos no son de esencia de la legislación. se reducen á muy poca cosa. y no lo es menos que for­ man una contribución sobre el recurso á la justicia *• ( Este recurso se verifica en dos casos: uno cuando se puede dudar á cual de dos perso­ nas pertenece cierto derecho. y bajo la de resarcimientos por los diversos incidentes de las actuaciones. tasados por arancel . mente bajo la forma de gastos del sello de los diversos actos empleados en los negocios judiciales. viene últimamente á recaer sobre el arentador ó usurpador de ¿ 1. Digitized by Google . ó cuando el derecho de alguna persona ha sido violado.298 DEL CONSUMO. ó se desconoce . Es evidente. que es la única con que están gravados los nego­ cios de justicia. ni efectos tampo­ co necesarios del impuesto sobre el papel sellado. No es muy conveniente gravar con im­ puesto á una persona porque tiene un de* Los gastos de justicia en nuestros tribunales. y los derechos de escribanía. Si hubiese abusos .

Una contribución sobre la fabricación de Digitized by Google . ya á su salida de las minas. ya á su importación de los paises extrangeros. *99 recho que. si es que existen en el pais. por desgracia. sino al tiem­ po de 6u fabricación. pero puede imponerse sobre estos. pero es la mayor de las fatalidades im­ poner tina contribución á uñ sugeto porque ba sufrido una injusticia.DEL CONSUMO. y todo lo que impide semejante re­ paración. DE LAS CONTRIBUCIONES SOBRE LA MONE­ DA Y SOBRE LOS METALES PRECIOSOS. se pone en cues­ tión. No puede imponerse cómodamente una contribución sobre la moneda . favorece la injusticia: luego una contribución sobre la justicia es un premio concedido á la injusticia* SECCIOÑ XIV. ó cuando se hace la primera compra de los metales. Es de la mayor evidencia que todas las contribuciones de esta especie son un obstá­ culo patfa conseguir la reparación de un per­ juicio.

porque no lo hace sino cuando las especies que recibe en cambio tienen un valor igual al del metal y al importe de la contribución reunidos : tampoco recae sobre las personas á quienes se dan las especies como instru­ mento de cambio. que lo que hemos llamado en la pág. Nadie llevará metales á amonedar. es decir. Esta contribución tiene la propiedad par­ ticular de no recaer sobre nadie: no recae sobre el sugeto que lleva metal para acuñar. á no ser que el metal conteni­ do en la moneda tenga de mas valor que el metal en barras cuando menos el impor­ te de la contribución. y consiste en pagar para obtener la moneda alguna cosa mas que el valor del metal de que se compone. es lo mismo en cuanto al resolta' do. que el metal en estado de moneda sube de valor en una cantidad igual á la su­ ma de la contribución. El efecto de esta especie de contribución es evidente cuando no hay sino moneda me­ tálica en circulación. Eutonces sube el curso. la moneda. 13 4 tenoreage. porque para estas perso­ nas las especies tienen el mismo valor que si 30 0 Digitized by Google .DEL CONSUMO.

y aun pueden aumen* tar esta cantidad hasta que los tenedores ten­ gan interés en devolverles sus billetes para conseguir numerario.\ . No es interés de los portadores de bille­ tes el devolverlos al banco para tener nu- Digitized by Google . se verificará la fabricación clandes-*ij.DEL CONSUMO. Si la contribución es bastante subí. el papel tira á precaver los efectos del seño* reage. esta es una contribución que debería siempre llevarse hasta el punto que su límite particular puede permitiría.> Es interesante á los que emiten papel mantener en circulación la mayor cantidad de él que sea posible./ no de sus gastos y del peligro de ser descu­ bierto.¡na. / . 3o * con tu vieran todo el metal p or el cual pu­ De consiguiente. dieran cam biarse. Este límite es el caso en que la contribución ha dismínuido-bastante el valor efectivo de la moneda para fomentar la fabricación clan­ destina.^ da para indemnizar al monedero clandesti. I \ :} ' '-i En un pais en donde el papel moneda \ \*-» / circula juntamente con la moneda metálica.

ya no existe este límite. El papel emitido aumenta la cantidad de moneda en circulación 7 hasta que la moneda metálica quede reducida primeramente al mismo va­ lor que el metal en barra . es el único freno que se pue­ de poner á la excesiva emisión del papel mo* neda reembolsable ea dinero á voluntad del portador. pero si se ha emitido una cantidad excesiva de papel. y luego á un va­ lor inferior. En este caso es interesante á los Digitized by Google . el curso puede bajar bastante para que el metal contenido en la moneda tenga mas valor en barras que amonedado. Siempre que se emite papel sin res­ tricción. uo podrá conservar este valor si­ tio cuando es limitada la cantidad en circu­ lación. L»3s especies como moneda no yaleq mas qne el papel mientras circu­ lan al par con él^. E9 de toda evidencia que si la moneda ae emite con un señorcage tal que el metal *que contiene tenga mas valor que el metal en barras. sino en el caso en que hay ganan* cia en fundirle.Sea DEL CONSUMO. La fundición que se veril­ ea para lograr la ganancia qué resulta de e6ta diferencia. mera rio.

sea en especie. sea en barras. Si el curio se halla bastante subido para que tres libras esterlinas de cualquiera mo­ neda . sin embargo. y que el banco esté obligado á pagar á petición de los portadores de estos billetes. según quieran los portadores.D E L CONSUMO. adoptar un ex­ pediente muy sencillo y muy eficaz para im­ pedir el efecto que produce el papel-moneda. metálica ó no metálica. es evidente que en este caso el ban­ co tiene interés en impedir que el curso ba­ je. 3o3 portadores de billetes pedir metales al ban­ co para fundirlos \ y los banqueros tienea interés en detener la emisión de sus billetes. sino una onza de oro en barra. Supongamos que una onza de oro amonedada tenga un valor no­ minal de tres libras esterlinas..nada pierde el ban­ co en la obligación de dar una onza de oro por tres libras esterlinas en billetes. que es obligar al banco á reembolsar sus billetes. Si el cur*o está bastante bajo para que tres libras es- Digitized by Google . de las cuales debe deducirse uq señorcage de cinco por ciento. igualen en va­ lor á una onza de oro. si esto se prefiere. Se puede. no solamente tres libras esterlinas en mone­ da.

á propósito sacar cuanto fuese posible de este manantial. pues. pero una corta can­ tidad de un metal muy precioso no es me­ nos cómoda como instrumento de cambio. Sería. sería inevitable la importación ilícita. siendo destinados los metales pa­ ra la fabricación de objetos de lujo y de orna­ to. gravitaría sobre los con­ sumidores. aunque muy módico.3 c>4 DEL CONSUMO. Con un derecho. se puede hacer por este medio que el fre­ no puesto á la emisión del papel obre con mas prontitud. no valgan una onza de oro.va­ lor en un pequeño volumen. la facilidad de llevar y de ocultar una mercancía que contiene un grande. pero no recaería sobre nadie debiendo em. Esta contribución aumentaría el valor permutable del metal. que otra cantidad mayor de un metal me­ nos precioso. Por consecuen­ cia . Digitized by Google . sería causa de que no se sacase mucho de este manantial. íerlinas de cualquiera moneda. plearse los metales bajo la forma de moneda. Una contribución sobre los metales pre­ ciosos al tiempo de la importación ó de la ex­ tracción de la mina. Sin embargo. el banco pierde.

cuando se impone una contribución sobre alguna mercancía. pues. y en20 Digitized by Google . Para la mayor parte de las mercancías. El abas-» to anual forma. la cantidad puesta en uso. una fracción consi­ derable de la cantidad puesta en uso: y si este abasto falta en todo ó en parte. no ha*. Pero el caso es difereríte respecto de los metales preciosos: si el abasto anual llega á faltar del todo. esto no se verificaría al momento. Durante este tiempo les vende­ dores de metales no se indemnizan. en es­ tado de haéer que gravite sobre los consu­ midores. Loque po­ ne á los productores . se consume pronto. los pre­ cios suben desmedidamente. brá por algún tiempo un^ gran diminución en la cantidad puesta en uso. 3 o*> A pesar de que una contribución sobre los metales preciosos. tanto al tiempo de la importación.DFX CONSUMO. es la facultad que tienen de subir su precio disminuyendo su oferta. como al de la extracción de la mina. lo mismo que cualquiera otra contribución sobre un artículo particular. y ríe consi­ guiente esta circunstancia influirá j oco sobre los precios. recaer definitivamente sobre el consumidor. debiese.

y el paño fabricado en este pais ciento y vein­ te reales la yarda. y que en Ale­ mania el lienzo no vale mas que diez reales.5o6 D E L CONSUMO» tre tanto la contribución recae roas ó me* nos sobre ellos. DE LOS EFECTOS DE LA CONTRIBUCION SOBRE EL VALOR DE LA MONEDA Y EMPLEO DEL CAPITAL. SECCION XV. La misma observación se aplica á las ca­ sas y á todos los demas objetos cuya canti­ dad puesta en uso es grande á proporcioa del aumeoto anual. Supongamos que el paño vale en Ingla­ terra cien reales la ya rd a : que el lienzo te­ jido en Inglaterra vale quince. El capital se invierte del modo mas ven­ tajoso cuando no se hace uso de ningún me­ dio para distraerle de una aplicación á efec* to de darle otra. Es de toda evidencia que en estas circunstancias tendria Ínteres la In- Digitized by Google . y también cuando sigue la dirección que el interés de los poseedores le daria libremente.

¿qué resultaria de aquí? En primer lugar es evidente que no se exportaría paño para la Alemania.'3í>7 glaterra en emplear su trabajo en hacer pa­ ño para la Alemania. Si en estas circunstancias se impusiera en Inglaterra una contribución sobre el paño. . este se baria comparativamente raro en Inao : Digitized by Google . y que la Alemania tendria interés en tejer lienzo para la Ingla­ terra . Co­ mo no se pagaría con paño sino con dinero. En Inglaterra la misma cantidad de tra­ bajo que produce una yarda de paño. en vez de fabricar paño para su pro*. en lugar de tejer lien­ zo para su propio uso. ganaría toda la diferen­ cia entre siete yardas y doce yardas de lienzo. que subiese su precio á ciento y veinte rea­ les. no produciría mas que siete yardas de lienzo.DEL CONSUMO. siendo así que en Alemania una yarda de este paño valdría doce yardas de lienzo. pió uso. exportando su paño para cam­ biarle por lienzo. á pesar de que aquí el precio del lienzo sería bas­ tante bajo para importarle á Inglaterra. La Inglaterra.

el pueblo de Inglaterra perdería.3oS -DEL CONSUMO. por efec­ to de una contribución impuesta sobre los paños.no Bolamente pagando esta contribución. aunque inferior al Digitized by Google . y se haría comparativamente común en Alemania. á no ser que al mismo tiempo. y los precios subirían. alguna t)tra mercancía hubiese bajado bastante de precio para que pudiera exportarse. El efecto de esta contribución sobre los precios ¿ería subir el valor en moneda del paño eu cierta cantidad. De este modo es evidente que. y por efecto del aumento de valor de la moneda. y obligada á fabricarle por sí misma: en el segundo se veria precisada á exportar en cambio del lienzo alguna otra mercancía que por suposición ella produciria con ma­ yores expensas que la primera. y los precios bajarían . El lienzo se pondría de­ masiado caro para importarle á Inglaterra. sino también viéndose obligado á pagar mas caro para proporcionarse lienzo. En el primer caso la Inglaterra por una contribu­ ción sobre sus paños se veria privada de la ventaja de obtener barato el lienzo de Ale­ mania. glarerra.

á lo menos de un modo permanente. y el lienzo de aquel pais importado en Inglaterra bajo las mis­ mas condiciones que antes. el .DEL CONSUMO. se hubiera con­ cedido sobre los derechos de exportación una rebaja del importe de esta contribución. y bajar el va­ lor de todas las demas mercancías: no subi­ ría. porque esta exportación de numerario aumentaría su valor. pero sin experimentar nigun otro perjuicio. porque haria sa­ lir del pais una porcion de numerario. 3 c<) importe de la contribución. el precio del paño hubiera subido en Inglaterra. mas el de todas las demas mercancías hubiera sub­ sistido el mismo. y ba­ jaría el precio de todas las demas mercan­ cías. precio del paño en una cantidad igual al im­ porte de la contribución. el paño inglés se hubiera ex­ portado para aquel pais. no habria ninguna alteración en el comercio coi* Alemania. / Digitized by Google . El pueblo inglés hubiera soportado todo el peso de la contri­ bución.. no hubiera habido ninguna ex­ tracción de metales preciosos. Si al mismo tiempo que se impusiera una contribución sobre el paño.

Dos casos hay en que la contribución puede aumentar el valor en moneda de las mercancías: uno. Es fácil ver que el raciocinio que se emplea en este caso.3lO D E L C O N S U M O . por efecto de la extracción de metales pre­ ciosos. si no cuida (y raras veces sucede) de compensar los derechos impuestos por medio de contra­ derechos (ó de restitución de aquellos que los ingleses llaman draw-backs) no exporta con la misma ventaja. Sin embargo. se ha­ llase trabada por la contribución en la ex­ portación de su paño. como en el caso supuesto. podria bien pronto. y otro. Y aun cuando no se concediera la reba­ ja de que acabamos de hablar. puede exportar tanto como si no sufriera ninguna. Aunque la Inglaterra. se apli­ ca á todos los demas. cuando todas las mercancías sufren la im? Digitized by Google . como el paño en el ejemplo que acabamos de citar. ponerse en estado de exportar cual*? quiera otra mercancía. las contribu­ ciones no tienen una tendencia necesaria á disminuir el comercio exterior. cuando estas sufren aisla­ damente una contribución. Un pais recargado de contribuciones.

aun­ que suba. Supongamos este derecho de un diez por ciento. del modo que se ha explicado. no tiene tendencia á hacer sa­ lir el dinero del pais. de consiguiente el valor permutable de la moneda no habia dismi­ nuido sino con relación al paño. el paño solo había subido de precio por efecto de la contribución. pero la moneda no podía salir del pais con alguna ventaja para ir á comprar paño. la diminución en el valor permutable de la moneda. En el ejemplo citado anteriormente.S il posicion de los derechos proporcionales al valor. Un derecho proporcional al valor. supuesto que esta mercancía hubiera tenido que pa­ gar la contribución al tiempo de importarse. Digitized by Google . tam­ poco tiene tendencia á hacer salir el dinero del pais. el precio de todas las mercancías. en otros térmi­ nos. ó . i En ninguno de estos dos casos el alto precio de las mercancías. y disminu­ ya el valor permutable de la moneda. y que el valor permutable de la moneda haya llegado á ser otro tanto inferior al de la moneda en los paises veciD E L C O N S U M O .

pues. Parece. Digitized by Google . demostrado que la contribución pue­ de subir el precio de las mercancías en un pais á cualquiera grado superior al precio que tienen en los demas paises. FIN. siempre que se señalen para la exportación y para la im­ portación unas restituciones (draw-backs) j unos contra-derechos diestramente calcu­ lados. si e6taba obligado á pagar diez por ciento de su valor al tiempode la importación.4 3 1 a D E L C O N S U M O . nos: ninguna ganancia tendría el comercian­ te en enviar su dinero á comprar en el ex­ trangero diez por ciento mas de mercancías.

Digitized by Google .

I Digitized by Google .

Digitized by Google .

Digitized by Google .

- »¿> v ’pprf' fc ■ .•" ' r . : ■ \ v .A\ V . : •• T w O S JX f ' ¿ .

-IS r / >»• n fciTíi > v ÍÉ n • V W ' .M.