You are on page 1of 8

El euroccidentocentrismo y el estudio del proceso interliterario: Sobre la concepción de Desiderio Navarro∗ Dionýz Ďurišin Desiderio Navarro, teórico y sociólogo

literario cubano, ha planteado en su estudio “Eurocentrismo y antieurocentrismo en la teoría literaria de Europa y América Latina” (Slovenská literatúra, 29, 1982, núm. 4, pp. 342-357) un problema que, por sus consecuencias gnoseológicas en el conocimiento de la literatura y del proceso literario, también ha sido actual en el pasado. Sin embargo, hasta ahora sólo esporádicamente había sido objeto de reflexiones ocasionales, por lo general cuando la comparatística literaria tradicional manifestaba tendencias más o menos sintetizantes en el estudio del proceso interliterario, o también cuando se veía obligada a resolver los problemas metodológicos de las síntesis históricoliterarias. No es casual que la problemática del eurocentrismo o el euroccidentocentrismo la hayan planteado universalmente destacados teóricos del proceso interliterario, como V. Zhirmunski, N. Konrad, R. Etiemble, I. Neupokóeva y otros. Así pues, se trata ante todo —desde luego, además de otros factores de carácter extraliterario— de la cuestión de una metodología de la historiografía literaria con claros puntos de partida teóricos, pero también con claras consecuencias. Precisamente esta incidencia historiográfica, pero también teórica, de la problemática hace que el artículo de Navarro sea extraordinariamente actual sobre todo hoy día. Ante todo, porque tanto la teoría como la metodología de la comparatística literaria tradicional han llevado hoy día a primer plano precisamente los problemas de las síntesis mayores, las interliterarias. Documentan este hecho muchos manuales de historia de la literatura mundial, orientados hacia la práctica, que de tiempo en tiempo surgen en distintas literaturas nacionales, pero sobre todo empresas más grandiosas —programática y cuantitativamente— en esta dirección, como la que representa la Historia de las literaturas en lenguas europeas de la AILC o la Historia de la literatura mundial, de carácter comparativo, preparada por científicos literarios soviéticos. Estas y otras tentativas de

Publicado por vez primera en Slovenská literatúra, revista del Instituto de Ciencia Literaria de la Academia Eslovaca de Ciencias, Bratislava, XXX, 1, 1983, pp. 84-88.

por ejemplo. la mencionada tarea de la actual teoría del proceso interliterario. El problema de los centrismos literarios en general habla. por su carácter. así. la comunidad de las literaturas latinoamericanas. Esta exigencia. a pesar de que la tipología ofrezca la posibilidad de una generalización teórica más amplia de las relaciones y conexiones interliterarias evidenciadas. no puede ser cumplida sin una investigación colectiva más ampliamente concebida. si bien estos aspectos en muchos casos se interpenetran y a veces se funden. ciertamente. que recibe una atención especial en su trabajo. de la necesidad absolutamente urgente de estudiar y formular gradualmente las categorías del historismo literario que expresarían las regularidades del proceso interliterario. Es un testimonio indiscutible de que la sistemática de la comparatística literaria tradicional no puede limitarse a la esfera del conocido dominio genético-contactual al estudiar las relaciones interliterarias y al clasificarlas y evaluarlas.generalizaciones históricoliterarias de carácter interliterario nos colocan ante la necesidad de resolver no sólo una serie de cuestiones históricoliterarias enteramente prácticas —como es. no puede contentarse siquiera con la valoración del material genético-contactual sobre el fondo de una tipología de la obra literaria y del proceso literario. por sus consecuencias concretas y universales. “toca a la puerta” de la sistemática hasta ahora generalmente aceptada de la teoría del estudio comparativo tradicional de la literatura. como es. político-administrativos o más amplios. por su esencia ontológica y gnoseológica. mediante una actividad históricoliteraria concerta. sino también toda una serie de cuestiones de teoría y metodología de la historia literaria y teoría general de la literatura. a la vez. Y. hoy día el eurocentrismo —y cualquier centrismo literario en general— es.—. el problema actual que. etc. Además. es preciso valorar altamente su intento de distinguir el eurocentrismo en el plano metodológico y el eurocentrismo en el plano teórico. En el estudio de Desiderio Navarro vemos una de las primeras tentativas de analizar de manera totalmente consecuente la problemática de los centrismos y resolver así. un obstáculo . es activa y estimula a salvar. entre otras. En este sentido. la medida cuantitativa y cualitativa de la representación de determinadas agrupaciones de literaturas según criterios geográficos. Desde el punto de vista historiográfico es muy valioso el señalamiento de la necesidad de conocer y analizar el material literario de muchas comunidades interliterarias no europeas. étnicos. Es valiosa sobre todo porque. por ejemplo. ideológicos. por así decir.

especiales y particulares de la comunidad interliteraria llamada periférica. del problema de una teoría verdaderamente objetiva de la literatura. Se trata. al igual que en el caso de la conciencia científicoliteraria del centro. porque precisamente ella crea las premisas para la comparación y explicación de los rasgos individuales. Así. Éste es. existe también el fondo exclusivamente teórico de los mismos. a menudo poco acentuada. en esencia. de que la teoría general de la literatura tome en cuenta adecuadamente y abarque con sus categorías la variedad de lo singular que contienen no sólo las comunidades interliterarias situadas en el centro. Se trata. en el que es preciso incluir también las posibilidades de un abuso de esas lagunas cognoscitivas objetivamente existentes con fines ideopolíticos. tanto de parte de la ciencia literaria “centrista” (en nuestro caso. pues. en esencia. sino también —y en este caso: ante todo— las comunidades interliterarias periféricas. de manera correcta. como también —y hasta tal vez ante todo— desde la posición de las llamadas comunidades periféricas. enfocado desde el punto de vista históricoliterario. una atención particularmente concentrada. de la investigación históricoliteraria.que a menudo era concebido como un dilema insoluble del estudio históricoliterario. el aspecto práctico. En este caso. También aquí. yo subrayaría en especial la segunda posición. menos conocida por regla general. en el que no tendría cabida ni la preferencia. pero en ningún caso se puede tolerar gnoseológicamente ese fenómeno. Además de los aspectos históricoliterarios y metodológicos de los centrismos interliterarios. hay que excluir indiscutiblemente el mencionado “apriorismo”. Las premisas para la posibilidad de tal generalización son creadas únicamente por el trabajo . que puede ser calificado de “prejuicio” históricamente condicionado y subjetivamente comprensible del gusto particular y de la jerarquía de valores de una determinada convención científicoliteraria y literaria. es preciso subrayar de nuevo la necesidad de la reciprocidad del estudio. la europea o la euroccidental). Desiderio Navarro le presta. ni el desdeñamiento de ninguno de dichos elementos del proceso cognoscitivo. porque precisamente las consecuencias de esa tolerancia crean las premisas para las diferentes formas de centrismo interliterario y de su reverso. o sea. raciales u otros semejantes. Esto significa un condicionamiento dialéctico tal de lo singular y lo general. de una que generalice de manera adecuada y científicamente veraz todas las regularidades de la literatura artística.

etc. porque son evaluadas desde el punto de vista de otra jerarquía de valores. este proceso de correlacionamiento recíproco supone una reagrupación jerárquica de las cualidades y relaciones entre lo singular y lo general. en una considerable medida. después podemos reconocer que la participación de un componente en dos sistemas diferentes no se manifiesta de manera idéntica. por así decir. por ende. o sea. no obstante. Es éste un modo un poco mecánico de generalizar los fenómenos. ya en su forma individual. o de las literaturas del Lejano Oriente. gnoseológicamente no cabal. Precisamente en este proceso de correlacionamiento se enriquecen las leyes generales que implican lo singular. que se esfuerza por arreglárselas con la multitud del material dividiéndolo en segmentos parciales. se trata de una reagrupación de las cualidades y relaciones no sólo en el nivel de lo particular (la teoría de la literatura en el nivel de una comunidad interliteraria concreta) y lo general . son posibles y en muchos casos también existen objetivamente. Este material específico. como hemos dicho ya. del fenómeno y el proceso literarios. contiene implicaciones que tienen valor no sólo para la generalización parcial en el nivel de la comunidad. sino también para la generalización verdaderamente universal. “cuantitativa”. si tomamos conciencia de que los componentes determinan el todo. Estas implicaciones en el primer nivel mencionado son regularmente distintas de las que se presentan en el segundo nivel. Seguramente nadie hará objeciones contra esa directiva general.. lo peculiar y lo específico. los rasgos que aportan cada obra literaria singular y el proceso literario de las comunidades interliterarias singulares. Sin duda. las generalizaciones de las regularidades evolutivas de las literaturas latinoamericanas. sólo son generalizaciones parciales. a decir verdad. ¿Cómo se ha de concebir después la síntesis teórica final? La generalización de sólo conclusiones teóricas parciales no toma en cuenta precisamente toda la variedad del material en los niveles más bajos. Pero. Pero es preciso tomar conciencia de que. Si partimos de la tríada gnoseológica singular/particular/general. con una generalización programáticamente parcial. O sea.históricoliterario que aporta un material que documenta la peculiaridad. aunque no de manera absoluta. y. Pensamos que la formulación de una multitud de teorías “locales” de la literatura es una solución. que en interés de la universalidad requieren el necesario correlacionamiento mutuo. la especificidad de los elementos de significado y de expresión del proceso literario. Pero se trata de cómo realizarla prácticamente.

esta misma literatura conserva . Este proceso no puede ser unívoco en la praxis. en este marco. a diferentes tipos de comunidades interliterarias. pertenece a las literaturas eurorientales. al mismo tiempo. donde esto sea realizable— hacia la continuación en el proceso generalizador. para generalizar por completo un determinado fenómeno específico. hay que tomar conciencia de que cada comunidad interliteraria es un fenómeno histórico. además. nos inclinaríamos.(la teoría universal de la literatura). no declararíamos necesario el construir programáticamente distintas teorías de la literatura para determinadas comunidades interliterarias. Además. a la inversa. evolucionante y variable. sino. es un componente orgánico de la literatura europea. también hay aquí una cuestión totalmente práctica: ¿a qué sistema hay que incorporar. distinta en el marco de cada una de las literaturas mencionadas. Además. sino que. pero tampoco puede absolutizarlos gnoseológicamente. En cada una de las comunidades mencionadas está presente de una manera distinta. es. por ejemplo. El proceso cognoscitivo no puede eludir esos sistemas interliterarios y otros semejantes al construir la teoría general de la literatura. la praxis concreta siempre tiene variadas formas de interpenetración de los mencionados niveles generalizadores del proceso cognoscitivo. pues. o sea. nos servimos de esta categoría gnoseológica cuando no hay premisas concretas para apoderarse directamente de la abstracción universal. en resumidas cuentas. — desde luego. Por eso. obligatoriamente. la mencionada literatura rusa al crear las teorías parciales de la literatura? El acercamiento históricoliterario a la comunidad interliteraria también induce problemas semejantes en el caso de otras literaturas. Lo particular como escalón cognoscitivo intermedio tiene aquí un papel obviamente auxiliar. la literatura rusa fue un elemento de la comunidad de las literaturas eslavas. y de que casi toda literatura nacional pertenece. que en las últimas tres décadas muestra claros rasgos que la incorporan a la comunidad de las literaturas socialistas. preliminar. Por ejemplo. algo análogo al euroccidentocentrismo criticado. en el caso de la literatura cubana. en el camino hacia la más alta generalización. también en el nivel de lo singular (la obra literaria concreta y el proceso literario) y lo general. o en el curso del desarrollo histórico ha pertenecido. de la comunidad de las literaturas soviéticas multinacionales. La generalización teórica del material literario que ella aporta. de un modo distinto. forma parte de la comunidad interliteraria de las literaturas socialistas y. Por el contrario. por ejemplo. Las generalizaciones en el nivel de las comunidades periféricas resultarían.

surge. que conciernen el proceso de continuidad (preemstvennost’) históricoliteraria. que a menudo es concebida como el objetivo final del estudio. y es también el escollo de las teorías sobre diversos centrismos interliterarios —impuestos con mayor o menor intensidad—. incluido el eurocentrismo. Éste es el escollo de la conocida “influenciología”. En determinados períodos históricos nos encontramos a menudo con una medida relativamente grande de recepción de elementos de la literatura de las metrópolis —se habla eufemísticamente del “carácter europoide” de algunas obras literarias y generalizaciones científicoliterarias surgidas de esa manera—. Encima de eso. en el espíritu de la tipología. incluido el proceso literario . dirá muy poco sobre el proceso mismo de la recepción interliteraria. la investigación del eurocentrismo y de otros centrismos análogos no es en absoluto un problema aislado. Y ello hasta en el caso en que nuestras generalizaciones se orientan. la existencia de la problemática de los centrismos interliterarios revela una inconsecuencia teórica en la explicación de la recepción interliteraria. Por el carácter de su material indican que los dos dominios mencionados de la sistemática del estudio comparativo de la literatura. o también del estudio del proceso interliterario. pero también —y en nuestro caso: ante todo— para el desarrollo general de la literatura y para la teoría de la literatura. Al examinar la cuestión de los centrismos interliterarios. al no respetar su aporte individual al dominio de lo general. el problema de la relación de algunas literaturas con la tradición literaria de sus metrópolis históricas. cuáles son las consecuencias de este proceso interliterario para la parte que recibe. En tales casos no es tan interesante qué se recibe. hacia generalizaciones mayores en la plataforma de la teoría de la literatura y de la teoría del historismo literario. a la comunidad literaria específicamente hispanolatinoamericana y a la latinoamericana en general. por ejemplo. desfigura en parte este proceso al hacer pasivo el componente que recibe. por ejemplo. Aquí es preciso aplicar muy consecuentemente la tesis acerca del papel activo de la literatura receptora en el proceso de la recepción interliteraria.rasgos de pertenencia. o también de una “influencia” (de esto se deriva también la denominación de “carácter europoide”). Como puede verse. La comprobación de una “dependencia”. de su situación gnoseológica sin salida. sino cómo se recibe. sino que está ligada de manera totalmente orgánica con los puntos de partida teóricos fundamentales de la comparatística literaria tradicional.

como son. pues. de ésta resultan relaciones y regularidades específicas. como un problema actual. la finalidad del estudio comparativo tradicional de la literatura. algunas categorías y tesis que caracterizarían las regularidades de las relaciones entre literaturas tales como. Navarro. Se trata. Entre otras cosas. indican la necesidad epocal de apoderarse gradualmente de las distintas categorías del proceso interliterario. checa y soviética. Su sentido es formular — preliminarmente de manera considerablemente hipotética—. etc. directa. ni. sobre la base de las nociones existentes hasta ahora y del ulterior estudio analítico. catalana y vasca). en parte las literaturas de España o de las islas británicas. peculiares. el factor lingüístico (la comunidad austríaco-alemana. portugués. En este punto se perfila cierta analogía entre la concepción de Desiderio Navarro y el programa de estudio de las regularidades del proceso interliterario en las ciencias literarias eslovaca. las regularidades de las relaciones dentro del complejo de componentes literarios que forman. no agotan completamente el objeto. el factor ideológico (la comunidad de las literaturas socialistas). porque son originadas por los más variados hechos objetivos. específicas. la bielorrusa y la ucraniana. francés. el factor étnico (todas las literaturas eslavas. la eslovena y las literaturas de Yugoslavia en general. reforzado. la serbia.). etc. Como se puede apreciar preliminarmente. Un testimonio de esto es la decisión de la Comisión Internacional sobre los problemas que. por ejemplo. la investigación de las comunidades interliterarias peculiares. la checa y la eslovaca. en el marco de la teoría de la comparatística literaria. Las mencionadas formas de interliterariedad tienen variados criterios. y en toda una serie de otras.). la croata. dentro de la comunidad de las literaturas bálticas o las transcaucásicas. la literatura suiza. la rusa. dentro del complejo de las literaturas comprendidas en la formación estatal de España (las literaturas gallega. Éste es un dominio perspectivo de nuestra investigación para los siguientes períodos. se trata de comunidades de literaturas en las que se crean condiciones para una interacción mutua estrecha. el factor geográfico (las literaturas transcaucásicas o las bálticas). de una investigación con propósitos semejantes a los del programa de D. las de Austria y Alemania). dentro del complejo de las literaturas latinoamericanas (la comunidad de las literaturas latinoamericanas de tipo lingüístico español. por ejemplo. . por tanto. también incorporó al programa. la comunidad latinoamericana hispana. por ejemplo.nacional.

sino un trabajo en equipo. El artículo de Navarro. Su estudio no puede ser asunto de un individuo.además. así como los precedentes debates parciales sobre el eurocentrismo en general. de la variedad de las relaciones interliterarias entre las comunidades interliterarias peculiares (pero también entre otras). es una premisa fundamental para aprehender la variedad de la historia del proceso interliterario. El conocimiento de la diversidad. los consideramos como un componente orgánico de ese esfuerzo común internacional. etc. por el principio administrativo-estatal (la comunidad de las literaturas soviéticas). Comunidades interliterarias peculiares hay muchas. Traducción del eslovaco: Desiderio Navarro . organizado y coordinado internacionalmente.