You are on page 1of 6

Las medidas que nadie debería olvidar

Estrategias de seguridad recomendadas para el paciente
Identificar riesgos, determinar cómo medirlos adecuadamente y encontrar soluciones para reducir el daño en los pacientes.

Autores: Dres. Paul G. Shekelle, MD, PhD; Peter J. Pronovost, MD, PhD; Robert M. Wachter, MD; Kathryn M. McDonald y col Cita: Ann Intern Med. 2013;158:365-368.

D

esde hace más de 12 años la mejora de la seguridad del paciente ha sido un objetivo de interés público y profesional. A pesar que se requiere un gran esfuerzo para modificar políticas sanitarias, educación, personal, financiación de la salud, organización y entregas, el problema más importante en esta área ha sido arduamente investigado. Para mejorar la seguridad de los pacientes es necesario identificar riesgos, determinar cómo medirlos adecuadamente y encontrar soluciones para reducir el daño en los pacientes. En el año 2001 un reporte realizado por la Agency for Healthcare

1

Durante los últimos 4 años con el apoyo de Agency for Healthcare Research and Quality. El ensayo se dividió en 3 fases En la primera fase se realizó una revisión de los estudios existentes y se evaluaron en forma prospectiva nuevos estudios para implementar como estrategias de seguridad del paciente. y el Instituto ECRI) junto a 21 participantes de un panel internacional de expertos en la evaluación de métodos llevamos a cabo un ensayo basado en la evidencia sobre estrategias de seguridad para el paciente. En la segunda fase se revisaron las estrategias actuales de seguridad aplicadas a los pacientes. 2 . En la última fase se consideró la fuerza de evidencia y la calidad sobre la efectividad e implementación para cada estrategia de seguridad y se concluyó que existen 22 estrategias listas para comenzar a utilizar por los profesionales de la salud. la Universidad Johns Hopkins.( formado por: RAND Corporation.Research and Quality ayudó a identificar prácticas seguras basadas en evidencia temprana. nuestro grupo. San Francisco. la Universidad de California. la Universidad de Stanford. pero además hizo gran foco en el enorme vacío existente entre lo que se sabe y lo que es necesario saber.

Las primeras 10 son estrategias altamente recomendadas y las restantes son recomendadas. Uso de paquetes de medidas que incluyan elevación de la cabecera de la cama. Intervenciones para reducir el uso de sondas urinarias que incluyan: recordatorios. órdenes de suspensión o protocolos de eliminación por parte del sector de enfermería. descansos en la sedación. 3 . cuidados de la higiene oral con clorhexidina y tubos de succión subglótica para prevenir la neumonía asociada al uso del respirador. Estrategias de seguridad para el paciente Altamente recomendadas: 1 2 3 4 Prevención de incidentes durante cirugía o en el postquirúrgico mediante un adecuado chequeo preoperatorio y de anestesia. Uso de paquetes de medidas que contengan listas de verificación para prevenir infecciones asociadas a la colocación de vías centrales.

No utilizar en las listas abreviaturas peligrosas o que presten a confusión. Uso de barreras de protección para impedir las infecciones asociadas al cuidado de enfermos.5 6 7 8 9 10 Higiene de las manos. Implementar medidas que mejoren la profilaxis del tromboembolismo venoso. Uso de ultrasonografía en tiempo real para la colocación de vías centrales. 4 . Incluir intervenciones multifactoriales para reducir la aparición de escaras.

Alternativas para reducir la exposición a la radiación en estudios por imágenes. Solicitar los documentos donde figuren las preferencias del paciente con respecto al soporte vital.Otras recomendaciones: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Intervenciones de varios sectores para reducir errores. El uso de medidas de resultados quirúrgicos y de cartillas de reporte como las recomendadas por el American College of Surgeons National Surgical Quality Improvement Program. Armonización de los tratamientos. 5 . Solicitar asistencia de farmacéuticos clínicos para reducir efectos adversos de drogas. Obtener el consentimiento informado de los pacientes para mejorar el entendimiento de los posibles riesgos de los procedimientos. Sistemas de respuesta rápida. Entrenamiento del equipo.

Uso de ejercicios de simulación en paciente sano. Ingreso de órdenes por computadora. 6 .10 11 12 Uso de métodos complementarios para detectar eventos adversos o errores médicos y monitorear los problemas de seguridad de los pacientes.