You are on page 1of 3

LA HISTORIOGRAFÍA GRIEGA Definición La Historiografía es un género narrativo en prosa.

Las obras historiográficas relatan acontecimientos (bélicos, sociales, políticos, etc.) de un pasado más o menos remoto, que se consideran dignos de ser recordados, siguen un orden cronológico y son susceptibles de tratamiento literario. La historiografía griega conlleva una visión del mundo racionalista: el historiador debe tratar de justificar el porqué de los hechos ocurridos. Nacimiento del género en Grecia Inicialmente, para los griegos el término historia (gr. i(stori/a) designaba en general el conocimiento adquirido por descubrimiento personal y, en particular, la búsqueda o investigación de un escritor sobre algo que sucedió como consecuencia de la intervención del hombre. Pero esto no implicaba una referencia a hechos acontecidos en un pasado más o menos próximo. La idea de que la historiografía se ocupa de los acontecimientos ordenados con un criterio cronológico es posterior. En los territorios griegos de Jonia, en el siglo VI a. C., surgió el interés por describir lugares, costumbres, y tradiciones de otros lugares en relatos escritos en prosa. Los escritores de estos relatos intentaban narrar los acontecimientos con cierta pretensión de veracidad. En esta primera etapa no podemos hablar todavía de obras rigurosamente históricas; pero sí sabemos que se abrió el camino hacia una manera de escribir Historia en consonancia con el espíritu racionalista griego que desde Jonia se extendía a otros ámbitos de la actividad intelectual, como la Filosofía. Se rompía con todo ello una tradición en la que el relato de acontecimientos referidos al pasado era privativo de la poesía épica, que no distinguía bien entre los episodios legendarios y los acontecimientos realmente ocurridos. El paso hacia una historia que intenta dar una descripción de global de las transformaciones de una sociedad y de sus causas se debió de producir en Grecia. Heródoto y Tucídides fueron los primeros historiadores de la antigüedad, y sería también un griego, Polibio (llevado a Roma como rehén en el 168 a. C.), quien introduciría la literatura historiográfica de cuño griego en Roma. Características generales Se observa un gran contraste entre la importancia que se da a los elementos míticos en la obra de Heródoto, más apegado a la tradición, y los autores posteriores, más racionalistas. En general, los historiadores griegos intentan dar una descripción de global de las transformaciones sociales y de sus causas, comparten la misma pretensión de objetividad y el deseo de extraer lecciones morales del estudio de los grandes acontecimientos. Los historiadores tienen conciencia de que cuentan con un público lector al que dirigen su obra; para agradarle, ponen al servicio de su obra todos los elementos que la retórica proporcionaba a los oradores. Autores 1. Heródoto Heródoto (484-425 a. C.) está considerado como el Padre de la Historia. Nació en Halicarnaso, en Asia Menor, pero fue un viajero infatigable que, además de Grecia, recorrió Egipto, Siria y Persia. Hacia el 447 a.C. vivió en Atenas, centro cultural del mundo griego; allí conoció a los autores más importantes de su tiempo y Pericles, el gran político ateniense. En el 443 a.C. Heródoto se instaló en la colonia griega de Turios, fundada en el sur de Italia. Se dedicó el resto de su vida a completar su gran obra, conocida como Historias, escrita en nueve libros, que iba leyendo en público según los iba redactando. El tema central de su obra son las guerras entre persas y griegos, las Guerras Médicas, que tuvieron lugar en la primera mitad del siglo V a.C. Pero antes narra las historias de los países

y que nada en los asuntos humanos es estable. en la que cuenta la retirada de los soldados griegos cuando sus oficiales fueron asesinados por el sátrapa persa Tisafernes.) nació en Atenas y vivió los acontecimientos de las Guerras del Peloponeso entre Atenas y Esparta.) era también ateniense. como Anábasis. ya que escribió para un público de elevada cultura. lúcido y a veces difícil. llevados a cabo por dioses y héroes). como Polibio y Dión Casio. es el primer ejemplo de historia realizada de forma científica y rigurosa. En Tucídides se observa una constante búsqueda de objetividad. cuyas declaraciones no duda en contrastar. puso en boca de los protagonistas de la guerra discursos retóricos y dramáticos. Se interesó principalmente por el aspecto militar de la contienda. Fue general y sufrió un destierro de 20 años por llegar tarde a la defensa de una fortaleza. 2. se sintió defraudado por la democracia y fue un gran admirador de Esparta. ya que los dioses con frecuencia castigan la arrogancia. 3. pero. Escribió en dialecto ático con influencia del jónico.cercanos a Grecia y que tuvieron cierto papel en la contienda. que permiten analizar los sentimientos públicos y valorar los asuntos que estaban en juego. y cuenta infinidad de noticias y anécdotas. Las fuertes tendencias proespartanas y la exageración de los hechos rebajan el valor de sus obras históricas. Omite acontecimientos que no le interesa mostrar y es claramente favorable a los espartanos. testigos de los sucesos. Se basó en sus propias observaciones y en las declaraciones hechas por otras personas. Tucídides Tucídides (490 -395 a. Vivió el declive de Atenas. con sintaxis compleja. Su preocupación por la objetividad ejerció gran influencia sobre los historiadores grecorromanos posteriores. Jenofonte Jenofonte (430-354 a. Su obra histórica Helénicas es una especie de continuación de la obra de Tucídides. afirma que las causas del conflicto entre Grecia y Asia son los míticos raptos de mujeres. Regresó a Atenas al final de la guerra (404 a. que presentó en un estilo conciso. son dignos de mención los relatos sobre Egipto. Esta tendencia a buscar lecciones morales en los acontecimientos del pasado es la base de la historiografía griega y. Escribió otras obras más personales. Su pensamiento es contemporáneo y racional. un relato de su experiencia como soldado mercenario del príncipe persa Ciro en la llamada Expedición de Los Diez Mil. Heródoto escribió en dialecto jonio.C. aunque en su obra el elemento mítico es todavía muy importante (por ejemplo. pero su estilo es más sencillo y es un gran maestro en la descripción clara de escenas y personajes. con un lenguaje claro y sencillo y un estilo ameno. Durante su destierro se dedicó a escribir sobre estos hechos contemporáneos porque reconoció su importancia histórica y quiso analizar su desarrollo y sus consecuencias. .C. Para dar mayor intensidad a su historia. sin duda. más tarde. formó parte del círculo de jóvenes que siguieron las enseñanzas de Sócrates. Heródoto creía que el Universo estaba regido por el destino y el azar. aunque no tiene el rigor de su predecesor. llamada Historia de las Guerras del Peloponeso. de la romana.) No llegó a terminar su obra. Para Heródoto la elección moral era importante. C. con un exhaustivo análisis de las causas que provocaron los distintos acontecimientos. Tucídides muestra en su obra un conocimiento práctico de la ciencia política y militar.

y los pudo ver. confesar su pobreza no es. con juegos y fiestas que se suceden durante todo el año. si todo no acontece punto por punto como he dicho. Volviendo. Y. oh rey. 207) Los griegos que estaban en las Termópilas cuando los persas venían ya próximos a atacar. entre nosotros. así que envió a Demarato. la ignorancia genera audacia. y por ello la democracia es su nombre. no por ello rehúyen los peligros. ningún linaje de hombres que se atreva a enfrentarse a ti. 40. La libertad es nuestra pauta de gobierno en la vida pública. Ocurrió por entonces que los lacedemonios se hallaban fuera. y de un modo especial. el hijo de Aristón. y con hermosas residencias privadas. con una idea clara de los que son las penas y los goces de la vida. no poner todo empeño en evitarla. sino un inútil. si los superas a ellos y a los que en Esparta quedan. heraclida por su linaje. indignados por este dictamen. . cuyo disfrute cotidiano aleja todo signo de tristeza. sino también aquellas que. 41) Porque tenemos una constitución que nada envidia a los demás estados. 37. a propósito. con su transgresión. Y es que somos el único país que considera al que no participa en la vida en común. es haciéndose como nos ganamos los amigos. ¡Si hasta en la generosidad es nuestro talante distinto al de los otros! Que no es recibiendo favores. Lo que hacían le pareció ridículo. ni su oscura condición social. si es capaz de prestar un servicio a la patria. mandó Jerjes un explorador montado para que viese cuántos eran y qué hacían. me oíste acerca de estos hombres. Nosotros. no un ocioso. lo es. sin constituir un castigo. Pues hoy vas contra la flor de los estados helenos y de sus guerreros. que venía en su ejército. de los otros supo que estaban fuera. que nuestra patria es un ejemplo para Grecia. al tiempo.. Porque la ley que los rige es ésta: Cuando se juegan el todo por el todo. un baldón para nadie. y antes que meros plagiarios somos un ejemplo a imitar para los otros. ejercitándose unos o peinándose otros. vió y encontró todo menos un ejército. y en nuestras relaciones cotidianas no caben los recelos. Me oíste y te burlaste de mí. Y he aquí. decidimos o discutimos con sumo cuidado los asuntos de Estado. resolvieron quedarse allí y enviar mensajeros a las ciudades en demanda de socorro. Y demarato le contestó: «Ya antes. refirió a Jerjes cuanto había visto. las que han sido dictadas para protección de los que sufren ofensas. A los demás peloponesios les parecía que había que marchar al Peloponeso a custodiar el Istmo. Jerjes le hizo todo tipo de preguntas para saber qué hacían los lacedemones. se amedrentaron y deliberaron acerca de la retirada. en efecto amamos la belleza con simplicidad y rendimos culto al espíritu sin caer en la enervación. no sólo. puesto que los espartanos se preparaban para morir y matar. ni nos es ofensivo que quieran vivir nuestros vecinos del modo que les plazca. nos guardamos muy mucho. no a su adscripción a una clase. Escúchame de nuevo ahora. antes nos sirve de oportunidad para obrar que como medio de jactancia en los labios. Cuando el explorador se aproximó a donde creía que estaba el ejército griego. Porque los unos no eran visibles. y también los locrenses. el cálculo. rey. general menosprecio. Los miró asombrado y calculó su número. en nuestra creencia de que las palabras no pueden ser obstáculo para la acción y que sí lo es no haberse informado cumplidamente previo el diálogo. en síntesis. otro aspecto de nuestra superioridad: somos audaces. Mientras así deliberaban. lo que le permite el acceso a las magistraturas. mas del pueblo. antes de ir a la ejecución de un plan trazado. Y aquél respondió: «Oh rey. hemos procurado innumerables esparcimientos al espíritu. Y sábete que. e incluso aquellos que atienden exclusivamente a sus negocios disponen de suficientes información acerca de los asuntos del Estado. se atavía su cabellera.» Absurdas parecieron a Jerjes tales palabras y tornó a preguntarle cómo podrían en esas condiciones ellos luchar contra su ejército. apostados como estaban dentro de las murallas y vigilando al mismo tiempo que las reedificaban. La riqueza. 38. retornó tranquilo. como tampoco la pobreza de nadie. diciendo que ellos eran pocos para el ejército persa. Esos hombres han venido a disputarnos la entrada y se disponen al combate. comportan. analizamos a fondo los pros y contras de nuestras empresas. Nadie lo persiguió: no hicieron de él ni el más mínimo caso. sin que se dibuje en nuestro rostro aire alguno de reproche que. también. La administración del Estado no está en manos de pocos. Jerjes no se pudo convencer de lo que oía. indecisión. obedientes en todo momento a las autoridades y a las leyes. cuando marchamos contra la Hélade. Pero Leonidas y los focenses. estando aún en Tesalia. I 7. Todo mi empeño es. En los asuntos privados todos tienen ante la ley iguales garantías. mas.Dos ejemplos de la forma de escribir sobre Historia Fragmento del Combate de las Termópilas de Heródoto (Hist. no habrá ya. pues delante del muro yacían sus armas. decirte la verdad. Cuando regresó. y más. Proclamo. aunque te hablaba con previsión de lo que había de suceder. trátame como a un perjuro. Nuestros ciudadanos sienten el mismo interés por sus asuntos propios y por la política. no deja de ser vejatorio. en los demás. Y mientras vivimos nuestra vida privada sin ser molestados por nadie. Además para solaz de nuestras fatigas. y es el prestigioso particular de cada uno. de transgredir las disposiciones del Estado. personalmente. son para él obstáculo. Con todo. sin estar escritas. Y con justicia han de ser juzgados espíritus más fuertes los que. Después de observarlo todo con atención. Y la importancia de nuestra patria permite que entren en ella todos los productos de la tierra. Y es que. sino su mérito personal.» Elogio de la democracia ateniense de Tucídides (Historia de la Guerra del Peloponeso. había oído que todas sus fuerzas reunidas eran pocas y que las acaudillaban los lacedemonios y Leonidas. suerte que gozamos de los frutos de los demás países con la misma naturalidad que de los que en nuestro suelo crecen. por el respeto que nos merecen.