M. E. Suárez, Fitonimia wichí de hierbas y bejucosBONPLANDIA del Chaco semiárido salteño 20(2).

2011 ISSN: 0524-0476

FITONIMIA WICHÍ DE HIERBAS Y BEJUCOS DEL CHACO SEMIÁRIDO SALTEÑO, ARGENTINA
MARÍA EUGENIA SUÁREZ1

Summary: Suárez, M. E. 2011. Wichi phytonymy of herbs and climbing plants of the Semiarid Chaco, Salta province, Argentina. Bonplandia 20(2): 185-202. This article is the continuation of a previous one by the same author who studies the Wichí phytonymy of shrubs and trees of the Chaco forests in Salta province, Argentina. On this opportunity, a list of 90 Wichí names for 83 species of herbs and climbing plants that grow in the same study area is shown and analysed both linguistically and semantically. The most significant results are noted and they are discussed with those of the previous article. In this way, we intend to contribute to the knowledge of Wichí phytonymy and to continue discovering nomenclatural patterns in their ethnobotanical lexicon. Keywords: Ethnobotany, Gran Chaco, vernacular nomenclature, Chaco forest, indigenous people.

Resumen: Suárez, M. E. 2011. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño, Argentina. Bonplandia 20(2): 185-202. Este trabajo es la prosecución de uno anterior de la autora dedicado a la fitonimia de especies arbóreas y arbustivas de los bosques del Chaco semiárido salteño, Argentina. En esta ocasión se presenta y examina lingüística y semánticamente un repertorio de 90 nombres wichís recopilados correspondientes a 83 especies de hierbas y bejucos que crecen en la misma zona de estudio. Se remarcan los resultados más sobresalientes y se comparan y discuten los mismos con los obtenidos en la contribución anterior. Se pretende así aportar al conocimiento de la fitonimia de este pueblo y continuar descubriendo patrones nomenclaturales subyacentes en su léxico etnobotánico. Palabras clave: Etnobotánica, Gran Chaco, nomenclatura vernácula, bosque chaqueño, indígenas.

Introducción

Este trabajo es la prosecución de uno anterior de la autora (Suárez, 2010a) que fue en su momento el primer acercamiento al estudio de la fitonimia wichí y se circunscribió al análisis de los nombres de plantas arbóreas y arbustivas del bosque xerófito en el Chaco semiárido salteño.
1

En esta oportunidad se presenta y examina el repertorio de nombres wichís recopilados correspondientes a especies de hierbas y bejucos que crecen en la misma zona de estudio. El término “bejuco” se emplea aquí en su sentido amplio y alude a las plantas trepadoras, tanto de consistencia herbácea (enredaderas) como leñosa (lianas) (Gentry, 1991). El vocablo

Becaria postdoctoral del CONICET. PROPLAME-PRHIDEB (CONICET), Departamento de Biodiversidad y Biología Experimental, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires. Lab.9, Pabellón II, Ciudad Universitaria, Intendente Güiraldes 2160, Buenos Aires. CP 1428. E-mail: eugesuarez78@yahoo.com.ar

185

y “parentelas” según Palmer (2005). (1972). Berlin. “grupos wichís” según Alvarsson (1988). 2005). Fowler. 1988. 2010a)1. Morello & Saravia Toledo (1959) y Torrella & Adámoli (2006). debido a la congregación de gente de variada procedencia en un mismo poblado a causa de la sedentarización. Cúneo (2010). Conklin. Vuoto (1981) entre los tobas del este de la región chaqueña. A nivel regional. Antecedentes El análisis de la terminología vernácula 1 asociada a la naturaleza es crucial para las investigaciones de índole etnobiológica. 1992.BONPLANDIA 20(2). de desentrañar su sistema clasificatorio y de comprender el papel y significados de cada ser vivo en el contexto sociocultural. araucano-pampas del oeste de Buenos Aires. que eran las unidades demográficas básicas: “bandas” según Braunstein (1983). Martínez (2009). En Argentina. Messineo & Cúneo (2007. grupos del nordeste argentino. recién en los últimos años parece haber un creciente interés por la temática. Frake. a cuyo recuerdo está dedicado este volumen especial de Bonplandia. este trabajo se circunscribe a los bosques del este de la provincia argentina de Salta. Scarpa (2007) entre los chorote. 2003) entre los toba-pilagá. pero no se dedican al análisis de los fitónimos. 1994. Los aportes de Arenas (2003) y Maranta (1987. Messineo (2009) y Messineo & Tacconi (2010) entre los maká. a juzgar por el aumento en el número de trabajos abocados a ello en el Gran Chaco. hoy continúan con estas actividades y a ellas sumaron otras nuevas (son peones en estancias. 1). comprendió tempranamente la relevancia del registro y análisis del léxico vernáculo para estudios etnobiológicos y contribuyó de manera invaluable a la materia mucho antes que los autores arriba mencionados. Martínez Crovetto. Filipov (1993) entre los pilagá. 1983. Hoy en día. En particular entre los wichís. coexisten en un mismo lugar diversas variantes del wichí. Los wichís tienen su propio idioma. empleados estatales o domésticos. 2011 “hierba” se aplica a las plantas herbáceas no trepadoras. 1962). Los wichís Los wichís son un pueblo indígena nativo del Gran Chaco. el único trabajo publicado hasta hoy que se dedicó plenamente al análisis de la fitonimia nativa fue el realizado por la autora de este escrito (Suárez. trabajadores temporales en la cosecha de caña de azúcar. tanto terrestres como epifitas. de tradición oral. A lo largo de su carrera registró y estudió los nombres de plantas y/o animales de varios grupos indígenas del país: tobas del este del Chaco. vilelas. lo cual fue destacado y demostrado por numerosos especialistas en la materia a lo largo del último siglo (cf. 1969. cuya descripción puede encontrarse en los trabajos de Adámoli & al. 1979. perteneciente a la familia lingüística matacomataguaya o mataco-maká (Fabre. Entre estos se destacan los de Arenas (1993. en pleno Chaco Semiárido. Braunstein. son pocos los autores que se han dedicado de lleno al compendio y/o análisis de la fitonimia de los grupos indígenas desde una perspectiva etnobotánica y/o lingüística. e incluso de los ya desaparecidos onas de Tierra del Fuego (Martínez Crovetto. 186 . pilagás. Martínez & Cúneo (2009) entre los toba. Tradicionalmente los wichís subsisten de la caza. mocovíes. Cardona. la pesca y recolección. Palmer. frutas y algodón. el wichi-lhamtes (“las palabras de la gente”). Rosso (2010) entre los mocoví. confeccionan y venden artesanías). 2010) entre los maká y tobas. Actualmente habitan en asentamientos permanentes en el norte de Argentina y en una pequeña franja del sudeste de Bolivia (Fig. dado que suele ser una buena manera de acceder al menos a una parte de los conocimientos y percepciones de la gente sobre las plantas de su entorno. Esta lengua. 1992) son antecedentes sumamente valiosos por sus recopilaciones exhaustivas de nombres vernáculos de vegetales vinculados con la alimentación. posee varios dialectos regionales que en el pasado se correspondían más o menos con las unidades demográficas tradicionales (Alvarsson. 2005). En el pasado trashumaban por el territorio organizados en grupos relativamente pequeños. No obstante su vasta distribución.

tiene como propósitos: a) descubrir patrones nomenclaturales subyacentes e identificar vinculaciones entre los diferentes ámbitos. la identificación de especies animales resulta fundamental para la correcta interpretación de varios nombres de plantas. en línea con el aporte anterior de la autora (Suárez. 1995). C: Mapa de la zona de estudio y sus alrededores. E. los cuales figuran en su publicación póstuma a cargo de Viegas Barrios (Martínez Crovetto. 2010a). 1). Argentina: Coronel Juan Solá (Morillo) y Misión Los Baldes (Fig. 1968d. Mediante esta contribución se desea rendir homenaje en el 90º aniversario de su nacimiento a quien fue pionero de la etnobotánica en Argentina: Raúl Martínez Crovetto. quienes habitan en dos localidades del este de Salta. Suárez. 1965. Se realizaron recorridos por Fig. 1. 1995). 187 . Entre los wichís registró numerosos nombres de animales. realizados entre noviembre de 2005 y marzo de 2010. Se trabajó con un total de 29 personas adultas (15 varones y 14 mujeres). Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño 1964. El área sombreada corresponde a la distribución actual aproximada de los wichís. A: La región del Gran Chaco en América del Sur. ya que. aunque circunscripta a la zoonimia y etnozoología. y c) ampliar el conocimiento sobre la fitonimia de este pueblo. Esta obra. 1968b. B: Mapa de Argentina mostrando la localización del área detallada en C. Material y Métodos El presente artículo. seres y entidades del mundo wichí a través del análisis lingüístico y semántico de los nombres La información y materiales fueron obtenidos a lo largo de seis trabajos de campo etnobotánicos de un mes de duración cada uno en promedio. Zona de estudio. 1968a. constituye un aporte valioso para el análisis de la fitonimia de este pueblo. b) comparar y analizar los fitónimos de hierbas y bejucos en conjunto con aquellos correspondientes a árboles y arbustos que fueron registrados en la misma zona de estudio. como se verá más adelante. 1968c. Objetivos vernáculos de las plantas.M.

De acuerdo a su estructura lingüística y/o a su semántica se clasificó a cada fitónimo (sea éste simple. 4 cactus herbáceos y 19 bejucos). El Chañar.BONPLANDIA 20(2). Sobre la base de todo lo anterior y de la información etnobotánica general recopilada por la autora entre los wichís. El análisis morfosintáctico de los nombres permitió una primera clasificación de los mismos en simples y complejos. j. ch’. Instituto de Botánica del Nordeste. 1974) y varios trabajos etnobiológicos y antropológicos que aportan específicamente a la temática (Alvarsson. m. Los entrevistados proveyeron segmentaciones y traducciones de varios de ellos y brindaron la mayor parte de las motivaciones que subyacen en cada nombre (el motivo por el cual la planta se nombra así). Corrientes. Palmer. 2004. Lunt (1999). 1936. Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”. Martínez Crovetto. h. 2011 los bosques de los alrededores de los poblados mencionados y de parajes un poco más alejados (El Colgado. 6 hierbas epifitas. 2009. o. 1999. los cambios son mínimos y se mantiene la posibilidad de comparar los resultados. t’. 1995. por lo que cada autor adopta el que le parece más apropiado (cf. Buenos Aires. 2 El alfabeto utilizado se basa en las propuestas de Buliubasich & al. 2). Terraza. y3. u. la glosa. de los Ríos. k’. Tovar. 10 derivados y 51 compuestos (Fig. son ellos wuk-yaj. por lo que no se los clasificó en ningún grupo. Instituto de Botánica “Darwinion”. w. 1981. hn. 1976. Para más detalles véase Palmer (2005: 227). Montani (2007) y Terraza (2009) y fue adaptado a este trabajo a partir de observaciones y experiencia de la autora. Con el fin de cotejar. i. l. ä. el cual fue posteriormente identificado e incorporado en diferentes herbarios del país: BA. El análisis específico de los fitónimos se realizó en el campo y en el gabinete. CTES. 1992. 1988. kahumnatses y pusey-pä. 2003. 1 que es medianamente similar al utilizado en la traducción de la Biblia al idioma nativo (SBA. Un compendio de los fitónimos de todas las plantas estudiadas se encuentra en Suárez (2010b). p’. 4 En este artículo se aplican códigos y agrupaciones algo diferentes a los usados en la anterior contribución (Suárez 2010a) con el fin de facilitar la lectura y la comprensión de los resultados y análisis. La Entrada) en compañía de las personas consultadas. t. Para los nombres científicos de las especies botánicas se ha tomado como referencia el “Catálogo de las Plantas Vasculares del Cono Sur” (IBODA. 2009. kw. ch. 188 . Nombres simples (SIM) Se encontró un total de 26 fitónimos de No existe aún consenso ni entre especialistas académicos ni entre los wichís sobre la ortografía del idioma.. n. estos últimos son a su vez nombres compuestos o derivados. 2002). Se encontró un total de 26 nombres simples. 3 La vocal ë es el fonema que equivale a [ə] del Alfabeto Fonético Internacional. No se pudo dilucidar con certeza la estructura morfosintáctica de tres fitónimos. 1940. Durante los mismos se registraron los fitónimos y se recolectó el material vegetal de referencia. Terraza. Maranta. Arenas. la traducción al español. San Isidro. En la Tabla 1 se listan las especies botánicas estudiadas con sus correspondientes fitónimos wichís. lh. compuesto o derivado) en un subgrupo (vide infra). Pelleschi. Braunstein. hm. s. 2009: 9). Sin embargo. glosaron y tradujeron los nombres y se los clasificó de acuerdo a sus características morfosintácticas y semánticas. Viñas Urquiza. e. k. obra que tiene amplia difusión en la zona de estudio y con la cual los wichís están familiarizados2: a. Buliubasich & al. ts. ampliar o dilucidar ciertas traducciones y significados encontrados para cada fitónimo se consultaron diversos estudios gramaticales y vocabularios de la lengua wichí (Hunt. 1987. ky. 1897. En la Tabla 2 se listan en orden alfabético los nombres wichís recopilados y para cada uno se especifica: la segmentación. Lunt. se segmentaron. SI. ts’. ë. 2011). En este artículo se utiliza el siguiente alfabeto para la notación de las expresiones en wichí1. p. jw. Buenos Aires. (2004). Resultados Se registró un total de 90 fitónimos correspondientes a 83 especies botánicas (54 hierbas terrestres. las especies a las que se aplica y el código del tipo de nombre según la clasificación que a continuación se detalla4. 2005). 1995.

Un tercer subgrupo (COMc) incluye 4 nombres compuestos que aluden al hábito o características ecológicas de la especie (ej. nichyokw = nombre de varias enredaderas = soga. 1 pero en él la RAÍZ resalta una característica morfológica de las plantas. Suárez. –tas) está bien documentado para la lengua wichí como sufijo aumentativo. Nombres derivados (DER) Estos suman un total de 10. Marsdenia castillonii-DER:-uk). En ciertos fitónimos vinculados al ámbito zoológico (COMd) se destaca la semejanza (morfológica u organoléptica) de la planta o parte de la planta con alguna parte o característica de un animal (ej. en ocasiones –taj excede el valor de aumentativo en sentido estricto y funciona agregando a la base nominal la idea de semejanza o similitud. lo que hace es agregar a la base nominal la idea de “mayor dimensión o tamaño” (Terraza. Viñas Urquiza. La segunda clase de nombres derivados (DERb) son los formados por una RAÍZ que consiste en el nombre de otra planta que funciona como prototipo + el sufijo aumentativo –taj3 (ej. Algunos nombres (6) destacan aspectos morfológicos o propiedades organolépticas de la planta en cuestión (COMa). El resto de los nombres simples encontrados son todos polisémicos: 7 lo son debido a que el mismo fitónimo es compartido por más de una especie botánica (SIMb)1 (ej. (ej. new-uk. jwiloj = Solanaceae no identificada). que no necesariamente implica un mayor tamaño de la especie nombrada frente a la que sirve como RAÍZ. en fitonimia y zoonimia. Para los propios wichís las plantas nombradas con un mismo fitónimo son entidades diferentes. Se encontraron 5 fitónimos de este tipo. piola o cuerda) (SIMc). Esto mismo observó R. como ithan-lhile. aplicado a una gramínea que brota después de las lluvias). inote-lhok . Los nombres derivados se clasificaron en tres subgrupos. Nombres compuestos (COM) A estos nombres. Este tipo de fitónimos se indentifica de aquí en adelante con el código SIMa. y a Selaginella sp. se los clasificó en 9 subgrupos en base a su contenido semántico de acuerdo a los ámbitos culturales o naturales con los que se relacionan y al tipo de vínculo que se resalta en el nombre: Nombres vinculados con el mundo vegetal. frecuentada por animal). “comida de conejo”. jwilotaj = “planta jwiloj grande”. Nombres vinculados con el mundo animal. El fitónimo sayntaj (= rulo/maraña grande. se aplica a Tillandsia spp. es decir. 2 Este es un proceso muy común en la lengua wichí para la formación de palabras nuevas a partir de bases verbales o nominales y el agregado de un sufijo (Terraza. En otros (5) se asimila la planta en cuestión a otra planta que funciona como prototipo (COMb). En otra clase de nombres (COMf) se alude a otros vínculos entre la planta y los animales (ej. yehnu-yotey. 3 El sufijo –taj (pl. olaj = Cissus palmata = Funastrum gracile) y 6 lo son porque se refieren a la planta en cuestión y además significan otra cosa diferente del ámbito vegetal (y a veces también es el nombre de otra especie botánica) (ej. Tovar. aplicado a los cactus Harrisia spp.pers. 189 . 2009. 2009. “tabaco anómalo”. Viñas Urquiza. aplicado a Turnera sidoides por encontrar alguna similitud entre sus flores y las del “tabaco” ( Nicotiana tabacum ). 1981. En todos los casos la derivación es por sufijación2. En otros (COMe) se destaca el rol de la planta como alimento de algún animal (ej. son monosémicos: no tienen otros significado más que el nombre de la planta a la que hacen referencia. Tovar.) constituye un tercer subgrupo de fitónimos derivados (DERc). Se hallaron 14 COMd.M. que suman un total de 51. Los resultados de la autora sugieren que. inot-lhele = “habitante del agua”. motivo por el cual se considera a estos casos verdaderas polisemias. planta tóxica.Montani en sus investigaciones (com. aplicado a Commelina erecta porque el conejo la come). aplicado a Mascagnia brevifolia por la similitud de los frutos con las orejas del animal). La mitad (13) no pueden reducirse semánticamente. E. 1974). “orejas de quirquincho”.). como yokwes-tas. ya que se forma con una RAÍZ + el sufijo –taj (vide supra DERb). “la planta de las espinas”. El primero (DERa) incluye 4 fitónimos formados por una RAÍZ que se refiere a la planta en cuestión in abstracto + el sufijo –Vk o -Vkw. 1974). 1981. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño este tipo.

la importancia de las plantas del bosque no sólo radica en su utilidad práctica. Entre ellos.BONPLANDIA 20(2). 1987. “remedio/instrumento para la sangre”. 34. la mayoría (47 nombres. con el cuerpo humano: muchos nombres wichís de partes del cuerpo derivan de los nombres de otras partes del mismo (cf. Así. 2 nombres SIMc.75%). las cuales cumplen roles simbólicos y prácticos significativos en diversos ámbitos de su vida cotidiana. Así. que se usa para detener hemorragias menstruales). 2010a)3. Hasta aquí. 1976). porque Jwistes (espíritu) las siembra por el bosque. 2010c) no se ve reflejada en la fitonimia. DERa. COMPa. el rol de las plantas como alimento de los animales silvestres y domesticados se destaca (COMe. 2010b. 1992. y a destacar las cualidades más sobresalientes de las especies a nivel perceptual y simbólico. SIMb. COMPe y COMPf. sino que el papel de las mismas a nivel simbólico es también destacable en la cultura.75%).22%) de los fitónimos de hierbas y bejucos se circunscriben en sus connotaciones dentro del ámbito vegetal1. El mundo animal es el que ocupa el segundo lugar en importancia entre fitónimos de bejucos y hierbas (31 fitónimos. Una vez más. dado a Tillandsia spp. No obstante. Esto también se observó entre los nombres de especies arbustivas y arbóreas. Esto es una clara muestra de que. “barbas/bigotes de Malulo”. 14 fitónimos). a nivel semántico. 2011 10 COMe y 7 COMf. 10 fitónimos) y también sobresalen los nombres que aluden a la semejanza (morfológica u organoléptica) entre animales y plantas (COMd. DERc. la fitonimia tiende a resaltar las interrelaciones entre distintas plantas y entre animales y plantas. para los wichís. también resulta lógico que se usen entidades del campo semántico en 1 2 cuestión para generar nuevos nombres en el mismo campo semántico. DERb. Un nombre compuesto (COMi) destaca la semejanza de alguna parte de la planta con la parte del cuerpo de una persona: Maluloposey. Nombres vinculados con espíritus. 44%)2. 18. al menos en parte. El conjunto de los resultados permite reafirmar la predominancia del mundo vegetal en la fitonimia. 2003. En suma. aunque entre éstos el número total de fitónimos relacionados con el mundo animal es un poco menor (21 fitónimos. COMPd. Arenas. por ejemplo. aplicado a Selaginella sp. 68. Maranta. esto mismo ocurre. la destacada relevancia utilitaria que tienen las plantas para los wichís (cf. “cultivo de Jwistes”. Sólo tres fitónimos destacan la utilidad de las plantas como remedios (COMj) y uno solo remarca la semejanza morfológica entre una planta y una persona (COMi). woyis-chya. a esto puede deberse el predominio vegetal en la fitonimia. de los cuales sólo 5 fitónimos de un total de 112 estaban asociados al mundo humano (Suárez. COMPb y COMPc. Otros tres nombres aluden a la utilidad de la planta para la gente (COMj) (ej. siendo aún algo mayor el número de fitónimos de este tipo registrado entre estas últimas (77 fitónimos de 112 totales. destacan alguna característica de sus partes. Suárez. lo mismo se halló entre los fitónimos de especies arbóreas y arbustivas (Suárez 2010a: 210). es decir. Esto podría entenderse como un reflejo de la relevancia que poseen las plantas para los wichís. a partir de estas primeras Son ellos los SIMa. son sinónimos de nombres de otras plantas o se las nombra por asimilación con otra planta prototípica. Nombres vinculados a los seres humanos. usado para Clematis montevidensis por la semejanza de los estilos filiformes y plumosos persistentes en los frutos con la barba de un hombre lugareño llamado Malulo. Esto mismo se observó entre los fitónimos registrados para plantas arbóreas y arbustivas de la zona de estudio (Suárez 2010a: 209-210). son nombres que aluden sólo a la planta nombrada. Se identificó un fitónimo en el que se destaca el vínculo entre el vegetal y el plano espiritual (COMg): Jwistesk’os. Los vínculos entre las hierbas y bejucos y la gente no están muy representados en la nomenclatura de las especies nativas. 52.. de los Ríos. 190 . 3 En Suárez (2010a) estos fitónimos se identifican con los códigos COM7 y COM8. Discusión En primer lugar vale destacar que.

qof qoqof para Ruellia tweediana (Arenas. Messineo & Tacconi. entre las cuales abundan los nombres formados por derivación (49 fitónimos.67%) de los nombres vernáculos aplicados a hierbas y bejucos son compuestos. 2007). Entre los pocos fitónimos de este tipo encontrados en el Chaco hasta el momento3. Tovar. Por otro lado.11%) (Fig. llama la atención kowkow . Messineo & Tacconi. Arenas. E. 1983. Suárez. DER5 y DER6. Martinez Crovetto. Cúneo. A diferencia de lo que ocurre con los nombres de animales entre los wichís y otros grupos étnicos a nivel regional y global. Messineo & Tacconi (2010) encuentran un 5. El motivo de esta contrariedad se halla en que la mayoría de los nombres de dichas especies (45) se forma por derivación aplicando el sufijo –Vk o –Vkw (son DERa1). el único nombre recopilado con estas características entre las plantas del bosque (Suárez 2010a. Así. 2009. 2010b) indican que esto es también cierto para especies de otras formas de vida. hierbas) con respecto a los ámbitos y seres del mundo con los que se vinculan. 1999. 2000. los frutos de estas plantas explotan emitiendo un ruido. como el chorote. toba y maká (Martínez & Cúneo. 2009. En todos los casos.M. Arenas & Porini. Martínez & Cúneo (2007) citan uno para Eleocharis spp.2). Messineo. en cuanto a los nombres simples registrados para las hierbas y bejucos. 191 . Viñas Urquiza.89%) ocupan el segundo lugar y los nombres derivados resultan ser los menos representados (11. Vale destacar que entre los fitónimos de hierbas y bejucos no se hallaron algunos tipos En este artículo se reúnen en DERa los fitónimos que en Suárez (2010a) se codificaron como DER1. que con frecuencia se forman mediante el recurso del simbolismo sonoro (cf. 2010. Messineo & Tacconi. 1974). Terraza. se observa que los que son monosémicos (SIMa) son aplicados a especies que revisten importancia cultural entre los wichís ya sea a nivel práctico y/o simbólico. Los resultados del presente trabajo confirman dicha suposición. 1981. 2009. ya que de los 4 fitónimos registrados para hierbas y bejucos que poseen la marca. 1992. aplicado a Cardiospermum corindum. 2 El sufijo –Vq o –Vk o –Vkw había sido advertido previamente por lingüistas y otros expertos conocedores de la lengua wichí. la alusión a sonidos se basa en que. Sin embargo. el panorama es algo diferente cuando se analizan los mismos nombres a nivel morfológico. los nombres simples (28. 2009. Este fitónimo es una expresión onomatopéyica con reduplicación. Messineo & Cúneo. DER2. 2). pero no como identificador de leñosas sino como identificador de árboles (Lunt. qof para Cardiospermun halicacabum. Este sufijo fue identificado por primera vez en la lengua wichí como marcador de plantas leñosas en Suárez (2010a: 210212)2. 2010b). no es tan común encontrar nombres de plantas que aludan a sonidos. se observa que la mayoría (56. 3 Por ejemplo. 2010). 2010. 1983. 2006. 2010). Rosso. Berlin. 1 uno (tekw) a la orquídea epifita y otro (aanek) a diversas especies herbáceas de la familia Portulacaceae.48% de fitónimos onomatopéyicos de un total de 272 nombres entre los makás. Los resultados encontrados (Suárez. Scarpa. al ser golpeados. dos (jwalawukw y newuk) corresponden a bejucos leñosos. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño observaciones semánticas se puede sostener que la nomenclatura vernácula no muestra mayores diferencias entre los grandes grupos de formas de vida de las especies del bosque (árboles. Esto último marca una diferencia interesante con los nombres de plantas arbustivas y arbóreas (Suárez 2010a). 2010). arbustos. 2003.75%) (Fig. mocoví. DER3. nombres muy similares a kowkow. lo cual se basó en que la mayoría de las especies estudiadas en dicha oportunidad (todas ellas leñosas) tenía al menos un fitónimo que llevaba la marca (sólo los subarbustos no la tenían) y a que otros autores encontraron resultados similares entre otros idiomas del Gran Chaco. Sólo estas dos últimas serían entonces excepciones a la presencia del sufijo –Vk o –Vkw en un nombre como indicador del carácter leñoso de la especie. es interesante notar que los chorotes llaman qop-qop a Urvillea chacoënsis (Scarpa. Dentro de este grupo de fitónimos. bejucos. 2007. 2007) y los maká llaman qof a Cardiospermum halicacabum (Arenas. entre los tobas. 1995. mientras que sólo 4 fitónimos de hierbas y bejucos se constituyen de esta manera. 43. entre los maká se encuentran los nombres onomatopéyicos qolh lholholho para Eleocharis elegans. Ellen.

véase COMb).) T. de los cuales 3 se comparten con bejucos y epifitas.BONPLANDIA 20(2). 1981. & Arn. 2010b).) Lindl. agrega la idea de “pequeño tamaño” a los nombres a los que se añade (Terraza. aquellos que incluyen nexos de parentesco (ej. la forma de vida (FV) de la planta (B: bejuco.) Schltdl. FV Ht Ht Ht Ht B B B Nombre wichí Uhnat-chumet Kahumnatses Kahumnatses Sitälh Kahumnatsetaj Samukw Alhuta. De esta forma. derivados y compuestos de hierbas y bejucos (datos de la Tabla 2) y de plantas arbóreas y arbustivas (Suárez. Especies botánicas estudiadas y sus fitónimos wichís. entre los cuales sólo sayntaj es aplicado también a Selaginella sp. Mey. su nombre criollo (español local) si lo posee.) Pedersen Habranthus saltensis Ravenna “Cebolla del monte” Especie no identificada Funastrum clausum (Jacq. Para cada especie se indica: el número de referencia para la Tabla 2. 2011 43 COM 51 49 DER 10 20 SIM 0 10 20 26 30 40 50 60 Hierbas y Bejucos Arbóreas y arbustivas Fig. 192 . 2010a). La lista está ordenada alfabéticamente por familia y especie. 2010a). 2009. Suárez. los compuestos formados con la palabra tak (= anomalía. Funastrum gracile (Decne. 1 2 3 4 5 6 7 Especies botánicas Nombres criollos Ruellia hygrophila Mart. Son ellos los compuestos relacionales. se observa que la gran mayoría de los nombres de bejucos y hierbas se circunscriben dentro de la forma de vida de las especies en cuestión y ninguno de ellos es usado para nombrar plantas arbóreas y arbustivas (Suárez. Para finalizar. “Mandioca del monte” Morrenia odorata (Hook. –jwaj es un sufijo diminutivo.lhok Alhutaj-(a)-jwalawukw Nichyokw Jwalawukwitas Nichyokw Olaj Seloj-mäwet Hayoj-ka-pohnon Ochyos Newuk Jwalawukw Sahayo 8 9 10 11 1 Mandevilla angustifolia (Malme) Woodson Marsdenia castillonii Lillo ex T. B B B B Se desconoce el significado exacto de -lay. y los nombres derivados formados con los sufijos –lay y –jwaj1. de nombres que sí se hallaron entre plantas arbóreas y arbustivas (cf. “Doca” Morrenia variegata (Griseb. halo-choti = “palo abuelo”. 5 se usan exclusivamente para nombrar cactus herbáceos.) Schltr. de los cuales sólo dos son compartidos con hierbas (samukw y ajwtintsetaj). 1974). 7 se aplican a hierbas epifitas. Ch: cactus herbáceo. uno de los sentidos de –taj). Ht: hierba terrestre) y su nombre wichí. es interesante notar que de los 90 fitónimos encontrados: 30 se aplican a bejucos. mora). Tovar. Familia botánica Acanthaceae Amaranthaceae Amaryllidaceae Apocynaceae N° sp. y 51 se usan para nombrar a hierbas terrestres. es decir. Número de fitónimos simples. aplicado al árbol Maclura tinctoria ssp. Ep: hierba epifita. y a líquenes (Suárez 2010b). Tabla 1. 2. Viñas Urquiza. Ruellia simplex Wright Pfaffia glomerata (Spreng. sinónimo de tas. Mey. pero sería un sufijo derivador que indica semejanza de la planta con otra planta cuyo nombre se usa como RAÍZ para formar el nuevo nombre (véase nota al pie 13.

“Sajasta”. “Sajaste” Tillandsia meridionalis Baker “Sajasta”. “Cola de león” Echinopsis rhodotricha Schum. “Sajaste” Tillandsia loliacea Mart. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño Familia botánica Araceae Asteraceae N° sp. Acanthospermum hispidum DC.C. Suárez. Cast. Lohmann “Bejuco” Fridericia truncata (Sprague) L. Lohmann Fridericia dichotoma (Jacq.) Engl.A. Heliotropium veronicifolium Griseb.M.) Britton & Rose Cleome tucumanensis H.H. “Chagua”. var. spinosum Amphilophium cynanchoides (DC.) Lem. Lohmann Heliotropium schreiteri I. Harrisia bonplandii (Pfeiff.G. Schum. E. Johnst. Especie no identificada 1 “Girasol del monte” Especie no identificada 2 Especie no identificada 3 Pectis odorata Griseb. “Sajasta”. “Sajaste” Cleistocactus baumannii (Lem.) L. “Sajasta”. Bromelia hieronymi Mez “Chagua” Bromelia serra Griseb. “Chaguarilla” Dyckia ferox Mez Tillandsia duratii Vis. Sm. “Manzanilla del monte” Pluchea sp. 12 13 14 15 16 17 18 19 Especies botánicas Nombres criollos Synandrospadix vermitoxicum (Griseb. f.B.G.G. Iltis Dactylaena pauciflora Griseb. “Sajaste” Tillandsia funebris A.) Britton & Rose “Pasacana” Harrisia pomanensis (F. FV Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht B Nombre wichí Pelhay-k’os Sihnyoj Tolo-lhetek Ijwala-lo Samukw Kachijwok Tsonata. ex Schult.lhoy Iwos-chya Pëntsaj-ka-haloy Teye-ka-haloy T’ukwa-chya Waha. Weber ex K. “Cuatro cantos” Xanthium spinosum L.M.) L. “Sajaste” Tillandsia streptocarpa Baker “Sajasta”.tsuk Sop’a(n)tas Tolo-yilek Yelaj Halo-yusey Sulaj-lak’aj-lhiyu Tsuna-lak’aj-lhiyu Tsuna-lhiley Tusk’al Lo-yusey Nichyokw Halo-watsan Halo-watsan Kyitsaj Wiye Oletsaj Kitseni Hotoni-kojchyey Hotoni-lhok Jwistes-k’os Sayntaj Jwistes-k’os Sayntaj Tulu-posey Wasetaj-posey Chiljoj Kachiloj Leon-chyos Nawaj Ithan-lhile Ithan-lhile Wuk-yaj Yapina-lhiley Bignoniaceae 20 21 22 Boraginaceae Bromeliaceae 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 B B Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ep Ep Ep Ep Ep Cactaceae 34 35 36 37 Ch Ch Ch Ch Ht Ht Capparaceae 38 39 193 . Bromelia urbaniana (Mez) L.

) Gaertn. 40 41 42 43 Especies botánicas Nombres criollos Commelina erecta L. 2011 Familia botánica Commelinaceae Convolvulaceae N° sp. FV Ht Ht B B Ht Ht Ht Ht Ht B Ht Ht Ht B Ht Ht Ep B Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht B Nombre wichí Inote-lhok Hem Hem-la-tas Ajwtintsetaj Samukw Wok’no Samukw Wumtsetaj Yapina Chyesuy Cafe-lhiley Haloy-ta-set Wuye. “Sarna” Senna obtusifolia (L. Portulaca umbraticola Kunth Talinum paniculatum (Jacq. Anemia tomentosa (Savigny) Sw.lhok Yehnu-yotey Samukw Kalap’i-poset Kalap’i-poset Juyelaj Chyulai-lhok Ajwtintsetaj Samukw Tekw Wanlhoj-tihmay Teye-ka-haloy Hep Inot-lhele Waj-lhele Hep Aanek Aanek Aanek Aanek Aanek Samukw Yehnu-lhup Chitawo-posey Kayla-posey Malulo-posey Tusk’al Halo-watsan Hoota Kowkow Hoota Yehnu-lhup Pusey-pä Sayntaj Woyis-chya Euphorbiaceae Fabaceae Lamiaceae Malpighiaceae Malvaceae Martyniaceae Menispermaceae Nyctaginaceae Onagraceae Orchidaceae Passifloraceae Phytolaccaceae Poaceae 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 Portulacaceae Pteridaceae Ranunculaceae 62 63 64 65 66 67 68 69 Rubiaceae Sapindaceae Schizaeaceae Selaginellaceae 70 71 72 73 74 Ht B B Ht Ht 194 . “Chacra del monte” Passiflora mooreana Hook. Portulaca oleracea L.) H. Hara Cyrtopodium punctatum (L. Irwin & Barneby “Café”. Portulaca obtusa Poelln.) Maxon ex Weath “Doradilla” Clematis montevidensis Spreng. Ipomoea lilloana O’Donell “Papa del monte” Ipomoea sp. Talinum sp. leiocarpa (Heimerl) Adams Ludwigia bonariensis (Micheli) H.S. var. var. “Doradilla” Selaginella sp.) Lindl. Mascagnia brevifolia Griseb. alliaceae Especie no identificada 1 Especie no identificada 2 Especie no identificada 3 Portulaca cryptopetala Speg. Aspicarpa sericea Griseb. Tragia volubilis L. Cheilanthes notholaenoides (Desv. Petiveria alliacea L. var. 1 Ipomoea sp. Ibicella parodii Abbiatti Odontocarya asarifolia Barneby Boerhavia diffusa L. Especie no identificada 1 Craniolaria integrifolia Cham. “Cafecillo” Stachys sp. corindum Urvillea chacoënsis Hunz. var. montevidensis Mitracarpus megapotamicus (Spreng.BONPLANDIA 20(2). 2 Euphorbia thymifolia L.) Kuntze Cardiospermum corindum L.

la piel se enrojece. DER: sufijo derivador. 4 La/s especie/s ajwtintses o ajwtintsaj no ha/n sido identificada/s aún. PL: plural. CON: partícula conectiva. en renglón aparte. E. cuando se agrega o incluye en un fitónimo hace referencia al organismo entero.y Chiljoj Chitawo-posey8 Chitawo-pose. DIR: direccional.jwes-t’ojes Jwilotaj Amlhoj-wayuk Jwilotaj Jwilotaj Jwilotaj Yokwes-tas Nitsa.lhok Us Tsonata. POS: clasificador posesivo. Fitónimos wichís y detalles de su análisis lingüístico y semántico: segmentación.3P-comida Traducción al español Tipo de fit. Para cada fitónimo se indican las especies botánicas nombradas con los mismos según la numeración de la Tabla 1. pinnatifida (Juss.lhok Olaj Tusk’al Turneraceae Urticaceae Verbenaceae Vitaceae 80 81 82 83 Tabla 2. 189). ex Poir. Por ende. 55 46 34 69 45 54 Comida de yacaré Yacaré-EP-“doca” (Morrenia “Doca” del yacaré odorata) Víbora-hamaca Hamaca de víbora3 Planta ajwtintses. 3P: tercera persona. Forst. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño Familia botánica Solanaceae N° sp. a la planta entera. 7 Es un calco del fitónimo criollo. Especie no identificada Solanum elaeagnifolium Cav. Suárez. FV Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht Ht B Nombre wichí Jwenata.PL Barbas de chivato Sarna 9 Comida de torcaza Torcaza-3P-comida Debajo de cada fitónimo.lhok Alhuta. glosas.y Chyesuy Chyulai-lhok Chyulai-lh-ok 1 2 Glosas2 Portulacaceae-DER: -ek Yacaré. ssp. se hincha y se produce escozor. 9 El nombre se debe a que cuando se roza la planta. 3 Las víboras suelen enredarse en la planta y reposar allí. Nombre wichí Segmentación1 Aanek Aan-ek Alhuta. 8 Suele pronunciarse también chiwato-posey. DERa COMe COMe COMf N° sp. Cissus palmata Poir. Solanum hieronymi Kuntze Solanum sisymbriifolium Lam.lh-ok Alhutaj-a-jwalawukw Amlhoj-wayuk Ajwtintsetaj Ajwtintse. 6 Lhile. etc. si el de aumentativo en sentido estricto o para resaltar alguna semejanza (morfológica.AUM “Café”-planta entera6.taj Cafe-lhiley5 Cafe-lhile. EP: epéntesis. organoléptica.PL Planta ajwtintses grande Plantas del “café”7 4 DERb COMb SIMa COMd SIMc COMe Chivato-barba/bigote. Las siguientes abreviaturas gramaticales se utilizan para las glosas: AUM sufijo aumentativo. 1P: primera persona. 62 a 66 6 6 76 42. y no sólo a una parte.) Arbo Parietaria debilis G. 195 . 5 Suele pronunciarse también kajwe-lhiley. Phyla sp. funcional. no se sabe con certeza con quá valor se utiliza el sufijo –taj. “Vila vila” Turnera sidoides L. se indica su segmentación cuando esta difiere del nombre. que se aplica por semejanza de la planta con la del “café” (Coffea sp.) entre especies (véase nota al pie 3. 75 76 77 78 79 Especies botánicas Nombres criollos Datura ferox L. p.). plural lhiley (que significa “hueso/s”). traducción al español y tipo de fitónimo según la clasificación y códigos explicados en el texto.M.

es Jwilotaj Jwilo. 24. 61 71.jwe.dedo.PL-cáscara. a varias especies de gramíneas y ciperáceas. “Ají” o “Ají del monte” se llama a Capsicum chacoense (Solanaceae).y Hotoni-lhok Hotoni-lh-ok Ijwala-lo Inote-lhok Inote-lh-ok Inot-lhele Ithan-lhile Iwos-chya Juyelaj Jwalawukw Jwalaw-ukw Jwalawukwitas Jwalawukw-i-tas Jwenata. Se llama así a las plantas porque sus tallos jóvenes presentan dichas características.PL Tigre-POS-“ají” “Papa del monte”-CONanomalía Traducción al español Palo verde Palos pegajosos1 Palos ¿resistentes?2 “Ají” del tigre3 “Papa del monte” anómala Varios pastos5 Varias enredaderas 4 Tipo de fit. p. 8 El motivo del nombre es su uso en veterinaria contra las miasis.s-t’oj.kojchye. 70 47 20 8 41 41 59. 10 Jwiloj es el nombre de una Solanaceae aún no identificada. Panthera onca. 7 El nombre es un calco del nombre criollo y se debe al parecido de las flores con las del “girasol” (Helianthus annuus). 4 Las plantas así llamadas son una variante de la especie con hojas más pequeñas. 9 Los frutos se asemejan a uñas de gualacate (Euphractus sexcinctus). 195) Remedio para los gusanos8 “Doca” (Morrenia odorata) anómala Uñas de gualacate9 Planta jwiloj grande10 COMb COMd DERb La pilosidad de la planta hace que la planta al tacto resulte pegajosos. 37 17 53 10 7 75 75. Según los informantes yusey es algo duro y resistente pero a la vez flexible.y Hayoj-ka-pohnon Hem Hem-la-tas Hep Hoota Hotoni-kojchyey Hotoni. 2011 Nombre wichí Segmentación Halo-watsan Haloy-ta-set Halo. 196 . 72 29 a 32 29 a 32 14 40 60 36. 23. 5 El fitónimo hep se aplica a los pastos en general. 6 El motivo de este nombre es complejo. PL Mono-3P-comida Sol-mascota Conejo-3P-comida Agua-habitante Espinas-planta entera Gusanos-remedio “Doca”-DER: -ukw “Doca” -EP-anomalía Gualacate. Se sugiere consultar los trabajos de Suárez (2010b) y Suárez & Montani (2010) para una explicación detallada del mismo. COMa COMa COMa COMf SIMa COMb SIMb SIMb N° sp. Se desconoce el motivo del nombre.taj 1 2 Glosas Palo-ser verde Palo. PL Planta jwiloj.y-ta-set Halo-yusey Halo-yuse.jwes-t’ojes Jwenata.BONPLANDIA 20(2). 3 En la zona se le llama ‘tigre’ al ‘jaguar’.PL-CON-pegajoso Palo-¿resistente?. 77 a 79 Mono-fibras foliares textiles.AUM Fibras textiles del mono Comida de mono Mascota del sol7 Comida de conejo Habitante del agua 6 COMf COMe COMb COMe COMc COMa COMj SIMa DERa La planta de las espinas (ver nota al pie 6.

Marsilea sp. Tormentas. p.barba/bigote. 5 El nombre es un calco del fitónimo criollo.y Malulo-posey Malulo-pose.y Nawaj Newuk New-uk Nichyokw Nitsa.NOM:desp.) sostiene que la glosa sería: ka-humn. No se pudo dilucidar con seguridad la traducción correcta de este lexema. Suárez.pers. mi niño DERa SIMc COMe SIMc SIMb SIMa “Tormentas”-cultivo Abeja kaysán-POS-palo. El motivo del nombre es que estas plantas brotan en época de lluvia. COMg SIMb SIMa ¿? DERb COMd COMd SIMb SIMa SIMa N° sp.PL Malulo.y Kitseni (o tseni) Kowkow Kyitsaj (o chitsaj) Leon-chyos Lo-yusey Lo-yuse. pero sin duda tiene relación con su función como planta mágica entre los wichís (se utiliza para enamorar a alguien). Puma concolor.AUM Bandurria-barba/bigote Chiva. En la zona se llama ‘león’ al ‘puma’. p. sólo se colectaron dos hasta hoy. Su traducción sería “gran enamorador (de alguien.M. R. 8 Pelhay significa tormentas y también se llama así su espíritu dueño. p. E. León-cola/rabo Apócope de halo (palo)resistente?. donde NOM:desp es un nominalizador despectivo (s. 196 Barbas de Malulo6 “Mandioca del monte”DER:-uk Soga.. 29 a 33 16 34 2. 197.y 1 2 Glosas Espíritu “Dedos Largos”cultivo Traducción al español Cultivo de “Dedos Largos”1 Nymphaea sp. pl. 7. Funastrum gracile. 7 El nombre se aplica a varias enredaderas por su morfología similar a una soga: Fridericia truncata. 22 81 8 7. 189.lhok Nitsa.taj Kalap’i-poset Kayla-posey Kayla-pose.taj / POS-amar. no propio)”. 9 El nombre se debe a que el olor de la planta se asemeja al de las colmenas de la abeja. 197 .tse. Funastrum clausum. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño Nombre wichí Segmentación Jwistes-k’os Kachijwok Kachiloj (o chiloj) Kahumnatses Kahumnatsetaj Kahumnatse.3P-comida 1P-cola/rabo/niño Comida de majano (Tayassu pecari) Mi cola. Kahumnatses o kahumnatsaj son varias especies. –tses).PL ¿? 2 Planta kahumnatses grande3 Pico de bandurria4 Barbas de chiva = Aloe spp. 4 El fruto se asemeja al pico de la bandurria. 83 27 12 17 ¿? Kahumnatses. cuerda7 Chancho majano.¿?. mi rabo.barba/bigote. 3 5 51.PL Cola de león 5 COMd COMa COMi SIMa Ver nota al pie 2.a. –tsaj. piola. Tipo de fit.PL Cultivo de Tormentas 8 COMc COMd Palos de la abeja kaysán9 Jwistes o “Dedos Largos” es la dueña espiritual de estas plantas y es quien las siembra por el bosque. 52 69 28 71 25 34 22 69 35 9 6. 3 Ver notas al pie 3.AUM. 6 Los estilos filiformes y plumosos persistentes en el fruto se asemejan a la barba de un hombre de la zona que se llama Malulo.lh-ok Ochyos O-chyos Olaj Oletsaj (o aletsaj ) Pelhay-k’os Pëntsaj-ka-haloy Pëntsaj-ka-halo. 2.Montani (com.

la palabra lengua se dice “el huevo de la boca”. Myrmecophaga tridactyla. 2011 Nombre wichí Segmentación Pusey-pä Puse. 198) COMd COMd COMf COMe COMe COMd COMd 20 En las gramáticas -pho ha sido descripto como un sufijo exclusivamente verbal (“de derivación” en Viñas Urquiza 1974: 82.lho.aj-lhiyu T’ukwa-chya Tekw T-ekw Teye-ka-haloy Teye-ka-halo.y 1 Rulo/maraña-EP-AUM Oso-cama Rulo/maraña grande3 Dormidero de oso4 DERc COMf SIMa SIMa Cera/pegamento-EPanomalía Oso hormiguero-CON-POS.y-pä Sahayo Samukw Glosas Pelo. com. 55. 74 11 5. p. Sin embargo. 4 Oso hormiguero. 43 50. dado que en wichí los nombres pueden recibir las marcas de tiempo. boca-huevo6 Hinchazón-remedio “Chacra del monte”-DER: -ekw Zorrino-POS-palo.lh-ok Tsuna-lak’aj-lhiyu Tsuna-la-k’. 195. p. p.PL Cera/pegamento anómala/o La lengua del oso hormiguero7 Remedio para la hinchazón 5 COMa COMd COMj DERa Palos del zorrino8 Cabeza de toro9 Toro moribundo10 Semillas de la oveja Comida de la oveja La lengua de la corzuela (ver nota al pie 7.lhok Tsonata. “direccional” en Terraza 2009:148). Sobre las ramas frondosas (que forman una tupida manta) suele descansar el animal. no resulta inverosímil que puedan también recibir marcas direccionales.) 2 Con el nombre samukw se llama a varias plantas mágicas y a su espíritu dueño. 74 7 12 4 19 20 18 56 17. p. Pero no sabemos si el nombre resultante sería un derivado o un compuesto (R. 15. ¿?1 SIMa N° sp. de ahí el nombre de la planta. 8 El nombre se debe a que el aroma de la planta es similar a la orina del zorrino. 5 Sus frutos están cubiertos con apéndices semejantes a ganchos y se adhieren así a distintas superficies.pers. pero en el nombre se escucha say. 67 29 a 33.y Tsonata.PL Toro-3P-cabeza Toro-enfermo terminal Oveja-semilla. típicamente verbales.PL-¿DIR: hacia arriba? Traducción al español Pelos erizados Tipo de fit. 9 Los frutos se asemejan a cabezas de toros. aspecto y modo típicamente verbales (Terraza 2009: 76 y siguientes). 198 . 7 Los frutos se asemejan a la lengua del animal (morfología y textura).aj-lhiyu Tsuna-lhiley Tsuna-lhile.lhoy Tsonata.y Tolo-lhetek Tolo-lh-etek Tolo-yilek Tsonata. 6 En wichí. 198) Plantas de la corzuela (ver notas al pie 6. 10 La planta es tóxica para los toros. 42.BONPLANDIA 20(2). 7. 58 13 19 16 82 20 Espíritu 2 SIMc Sayntaj Say-(n)-taj Seloj-mäwet Sihnyoj Sitälh Sop’a(n)tas Sop’a-(n)-tas Sulaj-lak’aj-lhiyu Sulaj-la-k’. 198) Corzuela-planta entera. Montani. El nombre se debe al aspecto de la planta.PL Oveja-3P-comida Corzuela-CON-POS.bocahuevo (ver nota al pie 6. 3 Rulo/maraña es sahi.

taj Wuye. COMd SIMb COMc SIMb COMe COMc COMe COMd SIMa SIMa N° sp. a varias algas filamentosas no identificadas y a especies de Salviniaceae.PL “Tabaco” (Nicotiana tabacum)-anomalía Conclusiones La fitonimia es un reflejo de muchas de las percepciones y concepciones que la gente tiene acerca de los vegetales de su entorno. rugoso pinchudo9 “Tabaco” anómalo COMj ¿?4 DERb? COMe SIMc COMf COMf COMd SIMc COMb Mosquito-planta entera-PL Quirquincho-nido Quirquincho-oreja. a nivel semántico. 83 1 81 18 60 57 33 26 42 74 38 43 48 44 39 68. E.tsuk Waj-lhele Wanlhoj-tihmay Wasetaj-posey Wasetaj-pose. 73 49 19 80 Tierra-trabajo Pez.y Tusk’al Uhnat-chumet Us Waha. 199) Nido de quirquincho7 Orejas de quirquincho8 Áspero. 6 Cuando llueve salen mosquitos de la planta.pers.AUM Cuis-3P-comida Remedio para la sangre3 ¿Planta wumtses grande?5 Comida de cuis Mosquito6 Plantas del mosquito (ver nota al pie 6. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño Nombre wichí Segmentación Tulu-posey Tulu-pose. Suárez. p. Lemnaceae y Azollaceae.lhok Wuye. Ver nota al pie 3. 199 . Montani. Los resultados de su estudio mostraron que.y Yehnu-lhup Yehnu-yotey Yehnu-yote. 7 Los quirquinchos suelen recoger esta planta para sus guaridas. 5 Se desconoce por el momento la identidad de la/s planta wumtses o wumtsaj.lh-ok Yapina Yapina-lhiley Yapina-lhile. pero por extensión se aplica a cualquier liana. 9 El nombre se debe a las numerosas espinas que recubren la planta.y Wiye Wok’no Woyis-chya Wuk-yaj Wumtsetaj Wumtse.añapa/lo chupado Agua-habitante Suri-alimento Vaca-barba/bigote. 3 El nombre se debe a su utilidad para detener hemorragias menstruales. la mayoría de los nombres quedan circunscriptos al ámbito vegetal y 1 2 en segunda instancia al plano zoológico. p. 2.PL Traducción al español Barbas de toro Varias enredaderas1 Tipo de fit. se vio que la mayor parte de los fitónimos registrados son nombres compuestos.). 8 Los frutos se asemejan a las orejas del quirquincho. Ninguno de los nombres de hierbas y bejucos se utiliza para nombrar especies arbóreas o arbustivas.M. 4 -(y)aj podría ser un nominalizador de acciones o estados a nombres abstractos (R. La importancia utilitaria de las especies no se ve reflejada en la fitonimia.y Yelaj Yokwes-tas Glosas Toro-barba/bigote. Se llama Us también a Pistia stratiotes (Aracaeae). 69. 189. por lo que pueden considerarse Tusk’al se refiere primariamente a Fridericia dichotoma. 197. 33 21. com. A nivel lingüístico.PL Trabajo de la tierra Varias especies 2 Añapa del pez Habitante del agua Alimento de suri Barbas de vaca Sangre-remedio Planta wumtses. p.

Inst. Bibliografía ADÁMOLI. The First Congress of Ethnozoological Nomenclature. Tiempo de Historia. Holt. En S. Rinehart & Winston. pp. En Hacia una nueva carta étnica del Gran Chaco 4. Messineo (comp. BRAUNSTEIN. Notas en torno a la nomenclatura del cuerpo (etnia mataco).-Å. Buenos Aires. Los 90 nombres vernáculos de hierbas y bejucos que se presentan en este artículo constituyen un aporte al conocimiento de la fitonimia wichí que hace poco ha comenzado a ser estudiada de manera exhaustiva. 2005.F. 2009. MORELLO. Fitonimia toba-pilagá. 48 pp. A mis amigos y colegas wichís que poco a poco. 314 pp. Suplemento Antropológico de la Universidad Católica de Asunción 40: 313-435. DRAYSON & S. A. pp. 2000. Las palabras de la gente. 309 pp. 1983.). 3-90. C. Tola (comp. D. MOLINA DE BERTEA. J. Universidad Nacional de La Pampa. P. Humanas. Matako–Dialecto bazanero (1989). Barcelona. Messineo. 85-100. sayntaj. 2011 exclusivos de esos grupos de formas de vida (con excepción de un fitónimo. Journal of the Royal Anthropological Institute 12 (Special issue): 23-44. Los lenguajes del saber. CEPIHA. 315 pp. An analysis of Nuaulu animal categories from Central Seram.). NEUNMANN. Buenos Aires. Los resultados de este trabajo confirman los datos presentados anteriormente (Suárez. Contribución para el Intercontinental Dictionary Series Worldlist. Algunos rasgos de la organización social de los indígenas del Gran Chaco. El Chaco aluvional salteño. The cultural relations of classification. Los pueblos del Gran Chaco y sus lenguas. 562 pp. PORINI. 1972. Facultad de Humanidades.BONPLANDIA 20(2). 24 pp. Tekné. Centro 200 . pp. The Mataco of the Gran Chaco: an ethnografic account of change and continuity in Mataco socio-economic organization. BULIUBASICH. BERLIN. 432 pp. 300 pp. H. 2009. ALVARSSON. ——. New York. Lingüística. 9: 165-238. Cambridge University Press. P. 174 pp. Centro del Hombre Antiguo Chaqueño. El trabajo fue parcialmente financiado por CONICET y ANPCyT. G. Las Lomitas. A. 1993. Scarpa & F. CÚNEO. que es compartido con líquenes). Princeton. 1988. CONKLIN. C. 1969. como hasta entonces diversos autores habían sugerido. Léxico y categorización etnobiológica en grupos indígenas del Gran Chaco. Las aves en la vida de los tobas del oeste de la provincia de Formosa (Argentina). me enseñan a conocer y ver el mundo de otra manera. R. 65-81. A. Nombres que “suenan”: simbolismo sonoro en el léxico etnobiológico toba. A. Salta. con paciencia y entusiasmo. 1983. A. los cuales sugerían que el sufijo derivador –Vk o –Vkw encontrado en un gran número de nombres es un identificador o marcador de plantas leñosas y no un identificador sólo de árboles. 1994. ELLEN. segunda parte: Los mataguayo. En Hacia una nueva carta étnica del Gran Chaco 4. Buenos Aires. 2006. DE LOS RÍOS. Tyler (ed. J. M. R. Universidad Nacional de Salta. CARDONA. 1976. ——. En C. 2003. Buenos Aires. J. G. Acta Universitatis Upsaliensis 11. Serie 3. Alfabeto unificado para wichi lhämtes. Arenas. Ethnobiological classification: principles of categorization of plants and animals in traditional societies.. Nombres y usos de las plantas por los indígenas maká del Chaco boreal. Proceso de consulta y participación. correcciones y sugerencias valiosas. Fitonimia pilagá. —— & G. Asunción. Etnografía y alimentación entre los TobaNachilamole#ek y Wichí-Lhuku’tas del Chaco Central (Argentina). pp. ARENAS. 1992. R. 85-100.. Revista de Investigaciones Agropecuarias INTA. Lexicographical treatment of folk taxonomies. a Pastor Arenas y a los dos revisores anónimos por la lectura del manuscrito. ——. A. Braunstein & C. Hacia una nueva carta étnica del Gran Chaco 8. 2010a). Parodiana 2: 131-229. pp. Cambridge. Gedisa. University Press. cuyos saberes vernáculos sobre la flora local son sin duda sumamente valiosos. RATIER DE COLINA & J. N. 2004. FABRE. Cs. B. 1993. Cognitive Anthropology.). FILIPOV. 2010. En J. P. Agradecimientos Agradezco a Rodrigo Montani. ——. Universidad de Buenos Aires. Trabajos de Etnología 2. Se espera en el futuro continuar con el estudio del léxico wichí asociado a la vegetación y a través de él seguir ampliando el conocimiento que se tiene sobre la etnobotánica de este pueblo nativo del Gran Chaco. Uppsala. Santa Rosa. Centro del Hombre Antiguo Chaqueño. Fac. 41-59.

251-271. Parodiana 5: 161-237. Estudios Etnobotánicos IV. The distribution and evolution of climbing plants. Inst. MONTANI. Los recursos vegetales alimenticios de la etnia mataco del Chaco centro occidental. 215-238. Anthropology and human behavior. ——.). En C. Centro del Hombre Antiguo Chaqueño. G. Tola (comp. Messineo (comp. ROSSO. ——. En J. The ethnographic study of cognitive systems. J. J. Lingüística. Las Lomitas. 98 pp. Fitonimia wichí de hierbas y bejucos del Chaco semiárido salteño del Hombre Antiguo Chaqueño.edu. Centro del Hombre Antiguo Chaqueño. Catálogo de las plantas vasculares del Cono Sur. Ethnological Studies. A.). G. Fac. Scarpa & F. 201 . Bonplandia 2: 1-23. Las plantas mágicas entre los matacos. Tola (comp. Centro del Hombre Antiguo Chaqueño. MARANTA. SARAVIA TOLEDO. (Edición a cargo de P. Las denominaciones vernáculas y el conocimiento toba del entorno vegetal. Revista de Dialectología y Tradiciones Populares 64: 181200.utexas. Antropología ecológica. En Hacia una nueva carta étnica del Gran Chaco 4. & C. 1991. C. 1968b.darwin. MORELLO. mataco y vilela. R. 1897. Boletín del Instituto Geográfico Argentino 18 (4-6): 13-350. Hanne. Austin. Buenos Aires. GENTRY. Recursos de formación del léxico en maká (mataguayo): zoonimia y fitonimia. Sturtevant (eds. ——. pp. toba. UniverSOS 6: 119138. Compilación y análisis preliminar de la fitonimia de la flora leñosa de comunidades mocovíes del sudoeste chaqueño. Fitonimia de los Tobas Bermejeños (Chaco Central. R. Universidad Nacional de La Pampa. Zoonimia y etnozoología de los pilagá. Recursos lingüísticos comunes a la nomenclatura de plantas y animales en dos lenguas indígenas del Chaco: toba y maká. pp. PELLESCHI. R. Léxico y categorización etnobiológica en grupos indígenas del Gran Chaco. Lingüística. 2009. pp. 1999. J. Cs. ——. Los indios matacos y su lengua. Santa Rosa. TACCONI. 2005. 2007 [2010]. Modos de clasificación nominal en toba (guaycurú) y maká (mataguaya): zoonimia y fitonimia.). Etnobiológica 12: 1-24. 1936. En T. ——. Base de datos de actualización permanente. Etnobiológica 3: 1-20. 2010.ar/Proyectos/FloraArgentina/ FA. Gladwin & W. Suárez.). 27-64. 1964. E. LUNT. Universidad Nacional de La Pampa. Mundo de Antes 5: 41-72. Universidad de Buenos Aires. 3-52. Hardesty (ed. pp. Etnoecología. Facultad de Filosofía y Letras. 194-212. 1968d. C. Anthropological Society of Washington. Bonplandia 1: 279-333. Modos de clasificación nominal en el dominio de la flora y de la fauna en maká (familia mataco-mataguaya). Instituto de Antropología de la Universidad Nacional de Tucumán. pp. En F. Salta. 188 pp. Estudios Etnobotánicos III. IBODA (Instituto de Botánica Darwinion). 1959. 1995. CÚNEO. Nombres de plantas y su utilidad. Mataco Grammar. según los indios tobas del este del Chaco. Revista Agronómica del Noroeste Argentino 3: 5-81. 2010. O. Wichi toponomy.asp (Consulta: 29-11-2011). Cs. Estudios Etnobotánicos I. S. —— & P. ——. 1987. 1992. Scarpa & F. 2009. Scarpa & F. Actas y Memorias del XXXVII Congreso Internacional de Americanistas 2. C. Introducción a la etnobotánica aborigen del Nordeste Argentino. 2007. Inst. Disponible en: http://www. Las Lomitas. Cambridge. The Biology of Vines. M. pp. pp. ——. Proceedings of the III Conference on Indigenous Languages of Latin America. ——. A. R. MARTÍNEZ. Barcelona. pp. Tola (comp. Derivación.ailla. 141 pp. Messineo. C.). C. 28-34. Disponible en: http:// www2. 386 pp. J. Putz (ed. G. 1940. Nombres de plantas y su utilidad. Grupo de trabajo Ruta 81. Santa Rosa. 1968c. Argentina). pp. según los indios onas de Tierra del Fuego. según los indios vilelas del Chaco. G. —— & T. Fac. 1995. Inst. Hacia una nueva carta étnica del Gran Chaco 8. Las Lomitas. Cúneo. Estudios Etnobotánicos II. En Hacia una nueva carta étnica del Gran Chaco 6. Humanas. L. En D. La buena voluntad wichí: una espiritualidad indígena. paisaje natural y paisaje cultural en el oriente de Salta. ——. Braunstein & C. —— & P. J. University of Texas. Göteborg. Humanas. Bellaterra. 1968a. Wichi lhämtes.F. Buenos Aires. Léxico y categorización etnobiológica en grupos indígenas del Gran Chaco. 1979. FOWLER.). mocoví. 2009. p. Etnobiológica 11: 1-10. 3-63.F. 1965. Los indios tobas y las plantas. Mar del Plata. MESSINEO.html (Consulta: 29-11-2011). PALMER. El bosque chaqueño I: Paisaje primitivo. composición y clasificación nominal. Una gramática del idioma wichí con ejercicios. 1962. M. Nombres de plantas y su utilidad. según los indios araucanopampas del Oeste de Buenos Aires (República Argentina). A.). Messineo. 2011. Mataco-English and English-Mataco Dictionary. 72-85. 2010. N. Cambridge University Press. MARTÍNEZ CROVETTO. FRAKE. Lingüística. Las Lomitas. En C. Nombres de plantas y su utilidad. En C. ——. Viegas Barros).org/ site/cilla3_toc.M. Washington. Tucumán.F. HUNT. 625-629. 83-116.E. Vocabulario wichí del arte textil: entre la lexicografía y la etnografía. 151 pp. Messineo. Fac. Léxico y categorización etnobiológica en grupos indígenas del Gran Chaco.

202 . A. A. Centro de Estudios Lingüísticos. Plantas útiles entre los Toba-Tatsék. H. TERRAZA. En C.). Argentina. Montani. Fundación Vida Silvestre Argentina. 1 y 2. pp. SCARPA. —— & R. ——. Entregas del Instituto Tilcara 10: 12-76. Tesis doctoral. Tesis presentada como exigencia parcial para el doctorado en lingüística. VUOTO. Fac. 2010. Acerbi & J. aceptado el 21 de noviembre de 2011. 199-224. SBA (Sociedad Bíblica Argentina). La situación ambiental argentina 2005. 2006. pp. UN La Pampa. San Salvador de Jujuy. Martínez Ortíz. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. 30: 269–292. Hacia una etnotaxonomía vegetal chorote I: fitonimia. 2010c. Corcuera (eds. Inst. VIÑAS URQUIZA. Lengua mataca. Tola (comp. Madrid. Etnobotánica wichí del bosque xerófito en el Chaco Semiárido salteño. 2007. 339-343. 1981. Archivo de lenguas precolombinas. Cultura Hispánica del Instituto de Cooperación Iberoamericana. G. Lingüística. Buenos Aires.BONPLANDIA 20(2). ——. Universidad de Buenos Aires. 256 pp. Original recibido el 20 de septiembre de 2011. Suplemento Antropológico de la Universidad Católica de Asunción 42: 81-119. E. P. Grammaire du wichi: phonologie et morphosyntaxe. Humanas. J. 2010a. Santa Rosa. Cs. Universidad Nacional de La Pampa. Arenas (eds. Humanas. Messineo. 75-82. Université du Québec à Montréal. Fac. Relatos y diálogos de los matacos seguidos de una gramática de su lengua. M. 1974. U. TOVAR. En M. Brown. Ethnobiol. M. CYTED-RISAPRET. Situación ambiental de la ecorregión del Chaco Seco. Vernacular knowledge of Bromeliaceae species among the Wichí people of the Gran Chaco. Ladio & P. J. 2010b. En A. pp. S. Buenos Aires. sistema nomenclatural y comparación dialectal. 1981. F.M.). M. Recursos forestales no madereros (RFNM) entre wichís del Chaco Semiárido salteño. Fitonimia wichí de especies arbóreas y arbustivas del Chaco Semiárido salteño.F. G. & J. Sociedad Bíblica Argentina/Sociedades Bíblicas Unidas. 2002. Pochettino. Tradiciones & transformaciones en Etnobotánica. Brasil. 295 pp. 357 pp. 1914 pp. ADÁMOLI. Dios lhämtes tä matchehen: La Biblia en idioma wichí.). TORRELLA. Scarpa & F. Santa Rosa. A. Léxico y categorización etnobiológica en grupos indígenas del Gran Chaco. M. Vol. M. 2009. Ed. L. 2011 Cs. Argentina. T. SUÁREZ. Filosofía y Letras.