You are on page 1of 2

El acento está en el contenido

Precisión y productividad para un proceso clave
El “picking” o preparación de pedidos es el proceso que más recursos insume dentro de los centros de distribución. Es también una operación muy vulnerable a registrar errores, los que de no detectarse pueden impactar directamente en el servicio al cliente. Por eso resulta relevante contar con los beneficios que las aplicaciones tecnológicas ofrecen para estas operaciones. u Por Connie Mayer (Directora de Ventas para Canales y Distribución de Intermec LATAM).
Hoy en día, las compañías se esfuerzan constantemente por eliminar costos en su cadena de suministro. Los profesionales del almacén enfrentan constantes desafíos para reducir el costo de la operación, mejorar la productividad y aumentar la exactitud mientras reducen globalmente los costos operativos. En este sentido, el picking es una de las labores que mayormente inciden en los costos de operación de un almacén, es por eso que las empresas ponen foco en esta área para automatizar los procesos usando nuevas tecnologías. Aunque tradicionalmente se ha logrado el éxito utilizando etiquetas de papel –logrando mayor eficacia y exactitud–, la continua demanda de mayores niveles de servicio para estos procesos exige más y mejores índices de eficacia.

Evolución de la preparación
Al analizar el proceso de picking tradicional, la mayoría de los errores ocurre debido a distracciones y esto genera un costo significativo. La preparación de órdenes es la función que los profesionales del almacén consideran ser una de la más críticas en sus operaciones de distribución. Recepción, guardado, entre otras, son funciones de igual importancia; sin embargo la preparación de pedidos es la función de almacenamiento que absorbe la mayoría de los recursos, además de ser la más sensitiva frente al cliente. La preparación de pedidos puede absorber entre el 40% y 60% del presupuesto de mano de obra directa en un

El acento está en el contenido

almacén. Como consecuencia, una herramienta que nos facilite esta labor nos provee la habilidad de reaccionar positivamente frente a cambios en la preparación de pedidos, generando indicadores económicos cruciales de costos y productividad. En el fondo, aun el almacén más automatizado está bajo la dependencia de sus operadores para que trabaje eficazmente y con exactitud. Para la mayoría de compañías, la alta rotación de empleados en el almacén es una realidad. Constantemente se generan costos adicionales para contratar y entrenar a los empleados nuevos y, a menudo, la exactitud y productividad sufren por esto. Para conservar altos niveles de productividad, manteniendo los costos controlados, las compañías han recurrido a tecnologías como scanning, pick-to-light y otras para reducir los costos de la orden escogiendo procesos. Para preparar este informe, se evaluó la efectividad de dos soluciones ampliamente usadas para preparación de pedidos: dispositivos handheld con escáner y dispositivos dirigidos por voz.
n Scanning: Un gran rango de dispositivos basados en pantallas y que utilizan un scanner láser han tenido un rol protagónico

en los almacenes. En un clásico escenario de escáner, un sistema basado en un host muestra una pick list de artículos para ser seleccionados desde las posiciones del almacén. Esa lista es exhibida en la pantalla de una terminal de mano o en una montada en vehículo con información de la posición y las directivas a escoger. Para escoger un producto, un operador es dirigido a una posición mirando el indicador en el dispositivo de mano, después apunta con dispositivos de mano hacia el código de barras y finalmente escoge el artículo listado y confirma la cantidad en el teclado pequeño del dispositivo de mano. Una vez completada esta operación, el operador coloca los productos encima de un pallet o en una caja de cartón. n Voice technology: Desde su surgimiento en los años cuarenta, la tecnología de voz (o voice technology) ha impactado una variedad de industrias. Hoy, la tecnología de voz es utilizada por los fabricantes de autos para dirigir a los automovilistas con seguridad hasta a sus destinos. Otras compañías están usando sistemas de voz para automatizar servicio de post-venta, transacciones bancarias y difusión de información. Como el uso de esta tecnología continúa aumentando, los usuarios progresivamente toman conciencia y aceptan la tecnología de voz en sus vidas diarias. Al mismo tiempo, la tecnología de voz ha obtenido significativos avances en las funciones más robustas de trabajo en la industria, manufactura y distribución, donde la utilización de sistemas dirigidos por voz, literalmente eleva las habilidades de los trabajadores generando ambientes de trabajo más seguros, operadores más precisos en sus funciones y enfocados en el trabajo manual. Para la industria de distribución, la tecnología de voz provee una alternativa a la ejecución en forma intensiva de múltiples tareas, que es el que típicamente se conoce como el picking de órdenes. La contribución inmediata de la utilización de tecnología de voz para el preparado de órdenes con mayor exactitud, eficiencia, y efectividad condujo a muchas de las cadenas de distribución minorista, en ser de los primeros en adoptar esta tecnología. z
Artículos relacionados: http://www.logisticasud.enfasis.com/articulos/21338-manufactura-partir-transporte-y-logistica-eficientes http://www.logisticasud.enfasis.com/articulos/66563-tendencias-la-gestion-la-cadena-suministro