ANÁLISIS DE LA DEMANDA DE LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (CIDH

)
1. 1988 La demandante sostiene que no hubo emboscada sino que se habría tratado de una simple detonación de explosivos en un camino rural aislado; esto es totalmente falso, por cuanto el objetivo no era sólo dinamitar uno o dos vehículos y luego huir, sino la obtención de armamento y parque, que para tal fin, requerían necesariamente de gran cantidad de personas porque de haber sido tres o cuatro los autores del atentado como sostiene la CIDH, cabría preguntarse ¿Quién cargó los 11 fusiles sustraídos, los 52 cargadores abastecidos y los demás pertrechos que se llevaron? De otro lado, si el objeto era, como fue, atacar los dos camiones militares aunque El ex-Fiscal superior provisional, en ningún LA EMBOSCADA DEL 13 DE MAYO DE religiosas del pueblo que permitía cubrir

actividades preparatorias.

La carta (anónima)

dejada en San Pedro de Hualla y el artículo “por qué Cayara” publicado en CARETAS N° 1007 del 23 de mayo de 1988, así lo confirman.

momento se preocupó en

llegar a la verdad e

identificar a los autores del atentado y si menciona el atentado fue sólo porque según él, fue la justificación de lo que denominó masacre, por tal razón, nunca le interesó ni le motivó ánimo de justicia o verdad, a tal extremo que a sus testigos jamás les preguntó si conocían a los autores del atentado ni si sus propios testigos eran quienes lo perpetraron. Tampoco pidió informe alguno al

dinamitaran sólo uno, no podían pretender hacerlo con 10 ó 20 personas, puesto que la cantidad de armamento a obtener, en expectativa al menos, era mayor a la realmente obtenida. Si la Comisión hubiera solicitado los partes de combate otras hubieran sido las conclusiones. Igualmente, está el hecho de que un grupo terrorista de 20 ó 40 personas ingresó a Cayara y Erusco entre el 12 y 13 de mayo. Hecho que no podía pasar inadvertido para sus pobladores. Cayara es el poblado más cercano a Erusco, lugar del atentado, es pues, lógico que dicha población haya constituido la base de apoyo de la columna terrorista; es decir, el grueso del grupo atacante estuvo conformado por pobladores de Cayara, pero hay más, el 13 de mayo, fecha elegida para perpetrar el atentado nocturno, no fue elegida al azar sino que era el día central de las festividades

Ejército en ningún nivel de Comando, pero si evitó que el Fiscal Provincial realizara la investigación para identificar a los autores de la emboscada en base a la denuncia presentada por el Jefe Político Militar de Cangallo.

La Comisión Interamericana, como sostuvo el exFiscal Escobar, afirma que no se ha probado enfrentamiento importante como reacción

inmediata al atentado. Sin embargo, este hecho es confirmado por los protocolos de necropsia de los militares fallecidos que acreditan heridas de bala (4), de modo que, no se trató simplemente de volar uno o dos vehículos y huir como pretende hacer creer la demandante, sino de ultimar a los sobrevivientes y apoderarse del armamento y equipo.

a veces colocaban trapos rojos con la hoz y el martillo en alguna elevación La intención de la Comisión Interamericana de minimizar el atentado terrorista y negar la topográfica cercana. La demandante también sostiene que en el enfrentamiento que tuvo lugar inmediatamente después de producido el atentado no fallecieron los cuatro terroristas que el Parte Oficial confirma. excepto algunos niños y ancianos que manifestaron el paso de un grupo armado (algunos con uniforme) en horas de la mañana. desde sus inicios. Cayara era una “zona liberada”. no la consideramos premeditada. pero que tuvieron el mismo origen. Erusco. la inspección ocular efectuada por el Juez Provincial de Cangallo sólo confirma el no hallazgo de los cadáveres más no la falsedad de la información oficial. el fallecimiento de cuatro de los atacantes figura en el reporte inicial de la autoridad militar en los partes de combate. por lo que no existe razón para dudar de ello. Lo cierto es que utilizaron la “base de apoyo” de Cayara. sino consecuencia de haber validado el contenido de varias denuncias aparentemente distintas. La población de Cayara siempre se mantuvo ajena a las actividades cívico-patrióticas dominicales. inclusive el vocero oficioso de Sendero Luminoso “EL DIARIO” mencionaba que “Cayara resistió desde 1983 la intención del Ejército de instalar una base militar”. En diversas oportunidades a pesar de la coordinación previa entre las autoridades del pueblo y la base militar de San Pedro de Hualla para izar el Pabellón Nacional. siendo así no es explicable cómo desplazaron efectivos numerosos en forma desapercibida. nuevamente asume como única verdad la versión consignada en el informe del ex-Fiscal Superior Provisional. Cuando la Patrulla “A” (patrulla Grass) llegó al poblado de Cayara. pero el exFiscal Superior Provisional no obtuvo tales Existen pues evidencias muy claras y puntuales sobre la participación de pobladores de Cayara y Erusco en la emboscada del convoy militar el 13 de mayo de 1988:- testimonios porque él sólo estaba interesado en probar la supuesta masacre de Cayara y en modo alguno. Los dirigentes clandestinos aseguraban a los pobladores que. Durante el enfrentamiento en Ccechua se recuperó un fusil (FAL) que pertenecía a la patrulla No obstante. De otro lado. . éste se encontraba “desierto”. Mayopampa y otros caseríos. es decir. participación de los pobladores de Cayara. así como la existencia de heridos en el interior de la Iglesia. Esto acredita. Los atacantes durante la emboscada superaban la centena. en dicha localidad. en cambio. emboscada y también una pistola ametralladora MGP perteneciente a la policía. le interesó averiguar quienes participaron en el criminal atentado. cuando afirman haber escuchado disparos por varias horas luego del atentado. puesto que en aquel momento nada obtenía el Ejército con sostener tal hecho. la población desaparecía ese día. la información sesgada del Fiscal Escobar.Esto ha sido declarado por varios testigos que fueron interrogados por los fiscales Granda y Vega. el sesgo político que imprimió a todos sus actos y a la investigación que aduce haber efectuado.

2. y. Alejandro Echecaya Villagaray. Gregorio Ipurre Resolución del Fiscal Provincial Jesús Granda Olaechea. Víctor Jayo Noa “Freddy”. sin embargo debemos precisar que según la Asimismo. activamente en acciones terroristas desde 1981 bajo la dirección del camarada “Manuel”. Esto resulta tan evidente. particularmente los “abogados democráticos” y algunos funcionarios de clara tendencia . Guzmán Bautista Palomino. entre ellos Manuel García Ipurre “Manuel”. Fortunato Oré Palomino. contribuyendo así a la manipulación políticapsicológica de los acontecimientos. indudablemente llevando a sus heridos a quienes pudieron haberlos rematado antes de abandonarlos. si se tiene en cuenta los antecedentes sobre la preparación y orientación Es más. esta conducta permitía a ciertos políticos. En la Fiscalía de Huamanga existen varios casos en los que pobladores de Cayara estuvieron implicados en denuncias por su presunta participación en actos de terrorismo como el ataque y asesinato masivo en previa contrastación. Artemio Gonzales Palomino. Dionisio Suárez Palomino. LAS PERSONAS MUERTAS Y LOS DAÑOS MATERIALES Están descritos y explicados en el Capítulo II. investigaciones posteriores permitieron determinar que varias personas mencionadas como muertas en los sucesos de Cayara por la Comisión Interamericana. Huancasancos y Querobamba. Víctor Meza Cuya. sobre la forma cómo deberían negar o distorsionar los hechos cuando fueran capturados e interrogados. que el 13 de mayo del mismo año antes de producirse la emboscada al convoy militar también habrían cruzado el pueblo. Samuel García Palomino. Catalino Ramos Palomino. desaparición respondió a la práctica común de Sendero Luminoso de inculpar a las Fuerzas del Orden. Cayara. funcionarios o comunicadores sociales opuestos al gobierno y al rol que desempeñaba el Ejército en las zonas declaradas en estado de emergencia. si realmente murieron denuncias durante sobre los su enfrentamientos. Ccechua y otros poblados. con la finalidad de que no delataran la identidad de los responsables del atentado.Varios pobladores de Cayara participaron antimilitarista. Pelayo García Palomino. reclutando algunos habitantes”. tales como Solano Ccayo Noa. a través de sus organismos generados. Ramos. etc. informaciones difundir sin y magnificar dichas funcionaron en Chichipata. además indica que “una parte de los sediciosos que pasaron por el pueblo de Cayara lo hicieron con uniforme del Ejército”. presunta captura las y/o Como puede apreciarse es evidente que un grupo de terroristas que participó en la emboscada se replegó a Cayara. Roberto Inca Palomino. eran miembros activos de Sendero Luminoso. confirmando así la participación de los pobladores de Cayara en la emboscada de Erusco. existen numerosas evidencias sobre el proceso de adoctrinamiento y organización de la población de Cayara desde los años 1981-1982 en las llamadas “Escuelas Populares” que que recibían los senderistas y sus colaboradores. Justiniano Tinco. José Ccayo Rivera. se desprende que en la madrugada y mañana del 14 de mayo de 1988 “una columna de elementos sediciosos pasó por el pueblo de Cayara huyendo en dos direcciones.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful