You are on page 1of 2

Fedro.

La Fábula

“A un mismo arroyo un lobo y un cordero habían acudido,
obligados por la sed. Más alto se hallaba el lobo y más lejos, más
bajo, el cordero. Incitado por insaciable voracidad, el ladrón
suscitó un motivo de riña: “Por qué”- dijo- “me has enturbiado el
agua mientras estaba bebiendo?”. El de las lanas, temblando:
“¿Cómo puedo, por favor, hacer, lobo, lo que lamentas? Desde ti
fluye a mi boca el agua”. Rechazado por la fuerza de la verdad, dijo
el lobo: “Seis meses atrás hablaste mal de mí”. “Te lo
aseguro”-respondió el cordero- “por ese tiempo yo aún no había
nacido”. “Por Hércules, fue tu padre, entonces”, -insistió el lobo-
“quien habló mal de mí”. Y así, cogiéndole de mala manera, lo
despedaza con injusta muerte.”

Como sabemos, la fábula es el relato en el que generalmente intervienen
animales reproduciendo los comportamientos humanos, que concluye
finalmente con una moraleja. En este ejemplo, podemos ver claramente
reflejadas estas características, tanto por los personajes, como por la moraleja.

La fábula surge en la literatura latina como un género independiente con sus
características propias en el siglo I d.C. Sin embargo, su origen se remonta a
Grecia, donde había surgido como representación de la vida mediocre y común
del pueblo humilde.

Hay dos características que tanto en Grecia como en Roma, acompañan el
desarrollo de la fábula. Estas son: el carácter popular y un fuerte matiz
reivindicativo. Las fábulas eran la crítica satírica del pueblo, de los esclavos y de
los pobres contra los privilegiados.

El autor de esta fábula es Fedro, principal responsable de la aparición de este
género literario en Roma. Fedro muestra este espíritu de reivindicación popular
en los cinco libros de fábulas que publicó, llamados Fabulae Aesopiae.
Podemos ver en el texto que el estilo empleado por Fedro es sencillo y natural,
especialmente cuando no moraliza: “A un mismo arroyo un lobo y un cordero
habían acudido, obligados por la sed”, gracias a este lenguaje, las fábulas aun
estando dirigidas a un público adulto, también pueden ser leídas por niños, que
al leerlas a modo de cuento, ya que se caracterizan por el empleo de animales
como personajes, reciben un mensaje aleccionador.

En esta fábula, una oveja y un lobo, sedientos, beben de un mismo arroyo.
Mientras el lobo acusa injustificadamente a la oveja de enturbiar su agua, ésta
intenta demostrar su inocencia en vano, ya que el lobo acaba devorándola.

El mensaje es directo e impactante, ya que mediante una fábula, Fedro nos ha
trasmitido la injusticia que el “fuerte” comete ante el “débil” inocente, que
pervive en nuestra sociedad desgraciadamente desde el comienzo de la
humanidad.

Puede ser interpretada desde varias posiciones aunque todas ellas derivan en el
mismo concepto: la injusticia y el control de unos seres sobre la vida de los
otros.

Cientos de años más tarde, Nietzsche desde su filosofía, creó la idea de una
sociedad de clase en la que los fuertes prevalecieran sobre los débiles y,
basándose en sus pensamientos, Hitler atentó contra la raza judía cometiendo
uno de los más terroríficos magnicidios de la historia. Los judíos tenían que ser
eliminados por el hecho de ser judíos.

La única explicación de tal violencia, de tan gran injusticia, era el deseo de
controlar y someter a otros seres humanos, en este caso hasta intentar su total
eliminación como pueblo.

Pero no hace falta que nos situemos en hechos de tanta magnitud; esta injusticia
la podemos ver día a día en el mundo que nos rodea, manifestándose en
múltiples actos de violencia física o psicológica. Hace poco más de dos semanas,
en la Feria de Abril, un chico fue asesinado a manos de otro algo mayor, por el
simple hecho de querer recuperar una chaqueta, sólo eso...

Cabe pensar que lo que motiva estos sucesos se reduce al intento de control y
dominación de unas personas sobre otras. El ejercicio de la violencia se
convierte así en la herramienta que conduce al sometimiento de la otra persona.
Cuando éste no se logra, la consecuencia puede ser la muerte de la víctima.

Related Interests