Versión 2 febrero, 2007

Balance electoral latinoamericano NOVIEMBRE 2005-DICIEMBRE 2006

DANIEL ZOVATTO* Director Regional para América Latina IDEA Internacional

El autor agradece a Norma Domínguez, Ileana Aguilar y Steffan Gómez por su invaluable ayuda en la elaboración de este artículo.

*

1

Versión 2 febrero, 2007

INTRODUCCIÓN
A diferencia del bienio anterior1, 2003-2004, durante el cuál menos del 13% de los 500 millones de latinoamericanos renovaron sus cargos presidenciales, entre noviembre de 2005 y finales de 2006 América Latina desplegó una intensa e importante agenda electoral. En efecto, durante este lapso, dos países del Cono Sur (Brasil y Chile), los cinco de la región andina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela), tres de América Central (Costa Rica, Honduras y Nicaragua) y México —es decir 11 de 18— celebraron elecciones presidenciales, cuyos resultados han delineado un nuevo mapa político regional. Además, se llevaron a cabo elecciones legislativas concurrentes en nueve países; no simultáneas en Venezuela (un año antes de las presidenciales); parcialmente concurrentes en Colombia (dos meses antes de las presidenciales), y dos elecciones de medio periodo, en El Salvador y República Dominicana2. Junto a estos procesos se realizaron dos referendos, uno en Bolivia y otro en Panamá, además de una elección para Asamblea Constituyente en Bolivia. CUADRO 1. Calendario electoral latinoamericano 2005-2006 a (en orden cronológico)
País
Honduras Venezuela Chile – 1ª vuelta Bolivia Chile – 2ª vuelta Costa Rica Colombia El Salvador Perú – 1ª vuelta Perú – 2ª vuelta República Dominicana Colombia México Bolivia Brasil – 1ª vuelta Ecuador – 1ª vuelta Panamá Brasil – 2ª vuelta Ecuador – 2ª vuelta Nicaragua Venezuela

Fecha de elecciones
27 de noviembre de 2005 04 diciembre de 2005 11 de diciembre de 2005 18 de diciembre de 2005 15 de enero de 2006 5 de febrero de 2006 12 de marzo de 2006 12 de marzo de 2006 9 de abril de 2006 4 de junio de 2006 16 de mayo de 2006 28 de mayo de 2006 2 de julio de 2006 2 de julio de 2006 1 de octubre de 2006 15 de octubre de 2006 22 de octubre de 2006 29 de octubre de 2006 26 de noviembre de 2006 5 de noviembre de 2006 3 de diciembre de 2006

Tipo de elección
Presidencial, legislativa y municipal Legislativas Presidencial y legislativa Presidencial y legislativa Presidencial II vuelta Presidencial y legislativa Legislativas Diputados (intermedias) y Concejos Municipales Presidencial y legislativa Presidencial II vuelta Legislativas (intermedias) y Municipales Presidenciales Presidencial, legislativa, regional y local Referéndum Autonómico y Asamblea Constituyente Presidencial, legislativa y regionales Presidencial y legislativa Referéndum sobre el Canal de Panamá Presidencial II vuelta Presidencial II vuelta Presidencial, legislativa y municipal Presidenciales

a Incluye las elecciones presidenciales de Honduras (noviembre 2005), Chile (diciembre 2005), Bolivia (diciembre 2005) y las legislativas de Venezuela (diciembre, 2005). Además, aunque su análisis no es parte de este ensayo,

Ver al respecto: Burdman, Julio y Zovatto, Daniel. Balance electoral latinoamericano 2003-2004. En: Malamud, Carlos e Isbel, Paul. Anuario Elcano. América Latina 2004-2005. Real Instituto Elcano. Octubre 2005. Barcelona, España. 2 Si bien no son objeto de este estudio, cabe señalar que también se celebraron elecciones municipales concurrentes en Honduras, El Salvador, República Dominicana, México y Nicaragua. En Brasil hubo elecciones regionales, y en Costa Rica, Paraguay y Perú, se efectuaron elecciones municipales no concurrentes.
1

2

Versión 2 febrero, 2007

durante el periodo de estudio se celebraron elecciones municipales no concurrentes en: Costa Rica, Paraguay y Perú. Fuente: Elaboración propia.

Si a este calendario sumamos las elecciones generales de Canadá (enero de 2006) que dieron el triunfo a la oposición conservadora, liderada por el actual primer ministro Harper; las de medio periodo en Estados Unidos (noviembre de 2006) que representaron un fuerte castigo para el presidente Bush (hijo) y para el propio Partido Republicano, que perdió el control de ambas cámaras del Congreso después de 12 años, y las presidenciales de Haití (febrero de 2006) que representaron el regreso del presidente Preval al poder, resulta posible afirmar, que no sólo América Latina sino la gran mayoría de la población del continente acudió a las urnas durante estos 14 meses.3 La excepcionalidad de este verdadero “rally electoral” latinoamericano sólo registra dos antecedentes en la región desde su retorno a la democracia en 1978: el de 1989 y el de 1994. En efecto, durante 1989 tuvieron lugar nueve elecciones presidenciales: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, El Salvador, Honduras, Panamá, Paraguay y Uruguay. Y, durante 1994, se llevaron a cabo ocho elecciones presidenciales: Brasil, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Panamá, República Dominicana y Uruguay. Sin embargo, pese a la importancia de ambos calendarios, América Latina nunca había experimentado una agenda electoral tan intensa y de tal magnitud, como tampoco se había producido, mediante el sufragio popular, un cambio político tan profundo y simultáneo como el ocurrido durante estos 14 meses. Además, esta intensa agenda electoral se da en un momento en el que parecería que América Latina entra en un punto de inflexión histórico respecto a lo vivido en los últimos 28 años, es decir, desde el inicio de la Tercera Ola democrática. Hoy día la región latinoamericana atraviesa por una situación mixta en la que conviven buenas y malas noticias, pero en un contexto donde prevalece un optimismo moderado debido en gran parte al buen momento macroeconómico por el que atraviesa. Entre las buenas noticias están los últimos cuatro años de crecimiento económico, los avances registrados en algunas áreas sociales y la continuidad del proceso democrático, pese a su déficit. En oposición, se observa la crisis de credibilidad que afecta a la política, a los partidos y a los parlamentos; la desigualdad en la distribución del ingreso y la exclusión social; la persistencia de la pobreza sigue afectando alrededor de 41% de la población, pese al importante crecimiento económico y, en última instancia, aunque no menos importante, el resurgimiento de brotes nacionalistas y populistas de nuevo cuño. Dentro de este complejo y volátil contexto es precisamente donde analizaremos en detalle, en su dimensión socioeconómica, política y de cultura democrática, las elecciones del periodo de noviembre de 2005 a diciembre de 2006.

3 En el Caribe, también se desarrollaron elecciones en: Saint Vincent y Granadinas el 7 diciembre de 2005 (elecciones generales); y en Guyana el 28 de agosto de 2006 (elecciones generales).

3

Versión 2 febrero, 2007

A. Contexto socioeconómico
América Latina es la única zona que combina regímenes electos democráticamente en la totalidad de sus países (salvo Cuba) con altos niveles de pobreza (41%) y con la segunda distribución más desigual del mundo. Por otro lado, importa advertir que todo análisis sobre la región debe considerar su heterogeneidad estructural, ya que se mueve al menos a tres ritmos diferentes: económico, político y social.4 En lo económico, algunas naciones (y áreas dentro de los países) se han transformado en motores de liberalización, dinamismo económico y mejoramiento de las condiciones de vida de su población. Al respecto los ejes/polos de desarrollo, como Buenos Aires, Santa Cruz de la Sierra, Santiago, São Paulo, el norte de México y la región central de Costa Rica, son algunos ejemplos de esta dinámica. Por el contrario, en otras zonas (entre ellas algunos países de la Región Andina, América Central y parte del Caribe) se observan bajos niveles de crecimiento, estancamiento de las condiciones sociales y alta inestabilidad política. Por último, un tercer grupo de países presenta características similares a los denominados Estados fallidos, o crisis político-sociales endémicas con escasas posibilidades de solución, donde Haití es el ejemplo más claro, aunque no el único. En términos agregados América Latina atraviesa por su mejor momento económico de las últimas tres décadas. En 2004, en conjunto, creció 5.9%, el resultado más sobresaliente de los últimos 20 años. En 2005, el crecimiento fue de 4.5%, y para 2006 se estima un crecimiento similar. Gracias al favorable desempeño económico, las tasas de pobreza e indigencia previstas para 2005 serían inferiores a 41 y 17%, respectivamente, porcentajes que marcan los niveles más bajos de los últimos 25 años. De esta manera, el número de personas pobres podría descender hasta 213 millones, cifra similar a la observada en 2001, de las cuales 88 millones se encontrarían en situación de pobreza extrema.5 Asimismo, América Latina tiene el triste privilegio de ser la segunda región más desigual del mundo, sólo superada por el África subsahariana. Según cifras del Informe de desarrollo humano 2005, del PNUD, el coeficiente de Gini (índice que mide la desigualdad) de la región alcanza 0.571, mientras que el de los países de la OCDE es de 0.368. Además, si bien en algunos países (como Colombia, Chile, Guatemala, Honduras, México y Uruguay) el coeficiente de Gini disminuyó entre 1990 y 2002, en la mayoría de los países aumentó.6

B. Contexto político
4 Daniel Zovatto, “Agendas regionales en escenarios de conflicto en América Latina a inicios del siglo XXI”, Conferencia inaugural del Congreso Nacional de la Sociedad Argentina de Análisis Político, Córdoba, Argentina, 15 de noviembre de 2005. 5 CEPAL, Panorama social de América Latina, 2006: http://www.eclac.org/publicaciones/xml/4/23024/PSE2005_Cap1_Pobreza.pdf 6 Fernando Calderón, “Panorama electoral de América Latina: ¿qué reemplaza al modelo neoliberal?”, Nueva Sociedad, Edición especial, Buenos Aires, marzo de 2006.

4

590 3.720 5 . otros parecen estar estancados luego de un avance inicial.834 3.745 3.704 8.330 4. Costa Rica y Uruguay) con puntajes superiores a 7.842).828 5. El análisis desagregado del IDD muestra que sólo seis países están por encima del promedio: tres con altos niveles de desarrollo democrático (Chile.Versión 2 febrero. Paraguay. Guatemala. y otros cuatro ubicados en el rango de desarrollo medio. Honduras. lo que significa que su nivel de desarrollo democrático es medio. que los ubica como países con un desarrollo democrático bajo (El Salvador. Bolivia.151 2.796 9. el promedio regional del IDD es de 5. CUADRO 2. con un leve aumento respecto del año anterior (4. y un tercer grupo muestra un claro retroceso.362 3. México y Panamá con porcentajes superiores a 5. Mientras algunos registran progresos importantes en materia de democratización. Si bien como región América Latina está hoy sustancialmente mejor que hace 28 años (cuando arrancó la Tercera Ola).51.718 4. Índice de Desarrollo Democrático en América Latina País Chile Costa Rica Uruguay Panamá México Argentina El Salvador Brasil Honduras República Dominicana Colombia Paraguay Guatemala Perú Nicaragua Venezuela Puntaje 10. 2007 En lo político también se observan diferencias de peso entre los países del área. elaborado conjuntamente por la Fundación Konrad Adenauer y Polilat. Para 2006.431 4. Nicaragua.063. Brasil. República Dominicana y Venezuela). Colombia.468 4. Perú. que examina el comportamiento democrático de los 18 países de América Latina. la tendencia positiva no es uniforme para todos los países. El nivel de los 12 restantes es inferior a 5.917 5.187 4. Esta observación coincide con el Índice de Desarrollo Democrático (IDD).397 6. Argentina. Ecuador.

De esta forma. CUADRO 3.com/media/pdf/DEMOCRACY_INDEX_2007_v3. El Salvador.237 Fuente: Konrad Adenauer y Polilat.pdf The Economist.idd-lat. en efecto. Asimismo.economist. El análisis señala asimismo que. Guatemala y Bolivia. La distribución de los tipos de regímenes por región muestra. se puede observar que. donde todavía se da el fenómeno del caudillismo político.64 8. República Dominicana.economist. Panamá. En este grupo se encuentran: Chile. por debajo de Norteamérica y de Europa del Oeste. Por su parte. 3) regímenes híbridos. 2007 Bolivia Ecuador 2. The Economist intelligence unit´s index of democracy: http://www. y 4) regímenes autoritarios.44 4. sólo dos países latinoamericanos cuentan con democracias completas: Costa Rica y Uruguay. Por último. a pesar del progreso de democratización de las últimas décadas en América Latina. con una cultura democrática débil.24 3. 3 países cuentan con regímenes híbridos: Nicaragua.76 5.pdf 7 6 .55 5. que en América Latina. Brasil. la gran mayoría de los países de la región son democracias imperfectas. se concentran la mayor cantidad de democracias imperfectas.60 6. Al observar la distribución de países en el Índice de Democracia. http://www. según el Índice de Democracia de The Economist7. “Economist Intelligence Unit democracy index 2006”: The Economist.53 5.52 Número de países 2 21 18 6 28 28 44 20 167 Democracias completas 2 18 2 0 2 3 1 0 28 Democracias imperfectas 0 2 13 4 14 12 7 2 54 Regímenes híbridos 0 1 3 1 6 4 13 2 30 Regímenes autoritarios 0 0 0 1 6 9 23 16 55 Norteamérica Europa del Oeste América Latina El Caribe Europa del Este Asia y Australasia África Sub-Sahariana Medio Oriente y África del Norte Total Fuente: Elaboración propia con base en.81 5. los países pueden ser catalogados en cuatro tipos de regímenes de acuerdo al nivel de desarrollo democrático: 1) democracias completas. Argentina. México. el este de Europa y en menor medida Asia.726 2. http://www.Versión 2 febrero. Colombia. al comparar el promedio por regiones se observa que América Latina se encuentra en el tercer puesto del Índice de Democracia.com/media/pdf/DEMOCRACY_INDEX_2007_v3. 2) democracias imperfectas. Ecuador y Venezuela. Índice de Democracia. muchos países de la región son todavía democracias frágiles. Paraguay. Honduras.org/Edicion%202006. En estos países los niveles de participación electoral son generalmente bajos. The Economist Promedio Índice Democracia 8. Perú.htm Por su parte. en los últimos años se han dado significativos retrocesos en algunas áreas como las libertades de prensa.

por su combinación con altos niveles de violencia y conflictos internos. hasta hace muy poco tiempo la región podía describirse como un conjunto de sociedades violentas con Estados relativamente pacíficos. En síntesis. La canalización puramente individual de las demandas sociales por parte de las instituciones está siendo reemplazada por un proceso gradual de movilización y politización de la sociedad civil. en cambio. México o Perú —o entre algunos de ellos—. ya que ninguno de ellos son conceptos intercambiables. Por otro lado. Define la necesidad de lograr niveles de crecimiento alto y sostenido. como lo demuestra precisamente el caso de Bolivia. lo cual choca con las reivindicaciones provenientes del indigenismo. el movimiento Pachakuti apenas obtuvo 2. Es importante no confundir ni asociar automáticamente al indigenismo con el nacionalismo — otra de las tendencias en boga en algunos países de la región—. el movimiento de los piqueteros en Argentina. En el caso de Perú. donde las demandas de los comités cívicos que conforman la “media luna” son de naturaleza autonomista y territorial. ni de las fragmentaciones “tribalistas” como las experimentadas en el África subsahariana. claro exponente del nacionalismo. indigenismo con fuerza similar al de Bolivia. intrarregionales. los problemas que se enfrentan pueden desagregarse en tres categorías estrechamente relacionadas: 1) Crecimiento y empleo. ni en Perú ni en Ecuador. el primer mandatario indígena de Bolivia en toda su historia. de los zapatistas en México (al menos en sus fases iniciales). los Balcanes o el Cáucaso. Plantea las tareas de reducir en exceso los altos niveles de pobreza y de procurar mayores niveles de cohesión social en una región definida como la segunda más desigual del mundo. son manifestaciones claras de esta tendencia. demuestran que no resulta posible considerar que América Latina esté totalmente al margen de las formas renovadas de conflictos interestatales y subnacionales. Sin embargo. y sin perjuicio de las importantes diferencias entre los países señalados. como los de los últimos años en Bolivia. En este sentido.Versión 2 febrero. el apoyo indigenista fue subsumido por el movimiento político más amplio que apoyó a Ollanta Humala. y de muchos otros en la gran mayoría de los países. 7 . país este último donde si bien hay importantes y numerosas etnias. la crisis de las instituciones como canales de vehiculización de las demandas sociales ha traído como consecuencia su proliferación y cristalización en movimientos horizontales de protesta que no se integran verticalmente al sistema político. Por ello. 2) Equidad y pobreza. la democracia en América Latina se caracteriza. No hay. Así. por ejemplo.19% de los votos en la elección de octubre de 2006. 2007 Por otro lado. convirtiéndose en uno de los principales desafíos del futuro democrático de la región. Ecuador. la agudización de nuevos tipos de conflictos regionales. étnicos y culturales. así como la generación de empleo de calidad. Al hacer este balance electoral. de los Sin Tierra en Brasil. cabe señalar que la reivindicación indigenista no siempre viene acompañada de reclamo territorial. otro de los puntos que demanda nuestra atención es el de las reivindicaciones indigenistas: su más claro exponente es el presidente Morales.

según Calderón. donde se articulan propuestas centradas en el mercado. donde el Movimiento al Socialismo (MAS) se impuso en las elecciones. 8 . es posible definir cuatro ejes de orientación política A. Bolivia. Esto repercute en los niveles de legitimidad de la democracia y sus instituciones. como bien apunta Fernando Calderón. gran parte de los centroamericanos y México. que marca una pauta en función de su lucha contra el terrorismo y la lógica de la “guerra preventiva”. junto a sus aliados Argentina y Uruguay. Ecuador y Guatemala también serían sensibles a este tipo de ofertas. asociadas a valores tradicionales y a la construcción de democracias liberales sólidas. constituye el mejor ejemplo. A partir de este abanico de problemas económicos. 8 Ídem. con rasgos expansivos a otros países de la región. pero sin consolidarse hasta la fecha. generando un círculo vicioso de debilidad institucional. En este sentido. con lógicas más redistribucionistas. El tercer eje es el de Venezuela y su nuevo movimiento bolivariano. altos niveles de pobreza y desigualdad—. falta de competitividad y altos niveles de inestabilidad política. D. Refiere a la necesidad de reconstituir las instituciones y el retorno del Estado en los nuevos marcos de la globalización. y más recientemente Perú. B. unido a los problemas de gobernabilidad democrática. En esta oferta hay coincidencias entre Estados Unidos y varios gobiernos como Colombia. C. Cultura política: la opinión de la ciudadanía El contexto socioeconómico señalado —crecimiento económico importante pero insuficiente. El primero determinado por Washington. C.8 la gran pregunta que sirvió de telón de fondo al calendario electoral 2005-2006 es: ¿Con cuál esquema se puede reemplazar el modelo neoliberal que parecería estar agotado? La respuesta varía desde las ofertas políticas más conservadoras —vinculadas a la guerra contra el terrorismo y al libre mercado— propuestas por el gobierno estadounidense. El segundo definido por países como Brasil y Chile que. como ya señalamos. Por último. el eje de carácter indigenista que integra orientaciones tanto bolivarianas como del Mercosur. dando paso a crisis de representación y gobernabilidad. hasta posiciones más radicales de izquierda relacionadas con el gobierno de Venezuela. 2007 3) Político-institucionales. pero con realismo de mercado desde el punto de vista económico. han desarrollado proyectos de centro-izquierda.Versión 2 febrero. tienden a reforzarse mutuamente. sociales y político-institucionales.

pese a que los indicadores macroeconómicos de los últimos años muestran un repunte con respecto a años anteriores. los latinoamericanos son muy críticos con sus instituciones de representación política.3 26. el porcentaje aumentó a un 18%. ello no ha influido hasta ahora en las percepciones positivas de los latinoamericanos con respecto al funcionamiento de la democracia y sus expectativas sobre el desarrollo económico. La opinión pública latinoamericana sobre la democracia sus instituciones y la expectativa económica (1996-2006) (cifras porcentuales) 1996 Democracia Apoyo Satisfacción Confianza Partidos políticos Congreso Economía Expectativa económica presente a 61 27 20 27 8 1997 62 41 28 36 10 1998 62 37 21 27 8 1999 60 37 20 28 8 2000 60 37 20 28 8 2001 48 25 19 24 7 2002 56 32 14 23 8 2003 53 28 11 17 7 2004 53 29 18 24 8 2005 53 31 19 28 11 2006 58 38 22 27 18 Promedio 56.9 19. si bien la mayoría sigue considerando que no puede existir democracia sin estas instituciones (58% en el caso de los partidos y 55% para el Congreso).3 9.9 32. CUADRO 4. en el 2005 fue de un 11% y para el año 2006. también hay opiniones contradictorias.Versión 2 febrero. pues sólo 57% cree en la eficacia del voto como mecanismo para cambiar las cosas. sólo un porcentaje muy reducido dice sentirse satisfecho con su funcionamiento (38%). pues. asimismo. En efecto. Cabe advertir. No obstante el apoyo a la democracia. y 41% en la limpieza de las elecciones. como veremos en detalle más adelante. ya que sectores sociales consideran que no ha habido una redistribución equitativa de ese excedente no previsto. El apoyo de la ciudadanía a la democracia (con respecto al ideal y la forma del gobierno democrático) difiere del grado de satisfacción con su funcionamiento. por las percepciones sobre la situación económica. si bien no son muy halagüeños. que a veces el crecimiento económico lejos de disminuir el descontento lo acrecienta. por ejemplo. Así. 2007 La experiencia comparada muestra que los niveles de satisfacción con la democracia varían con el paso del tiempo y son más vulnerables a los cambios en las condiciones económicas. Los datos reflejan una baja confianza en el Congreso (27%) y los partidos políticos (22%). ya que los datos sobre la percepción ciudadana de la situación económica del país. el fuerte superávit chileno de 2006 ha hecho que surjan numerosos reclamos y protestas. en 2004 un 8% de los latinoamericanos consideraron que la situación económica del país era buena.2 9 . aunque advertimos un aceptable nivel de apoyo a la democracia (58%) y una considerable mayoría la ve como el mejor sistema de gobierno a pesar de sus problemas (74%). hay una pérdida de confianza preocupante en los procesos electorales. Sin embargo. en parte. Esto se explica. En efecto. muestran un repunte importante. Además.

Asimismo. de manera que la institucionalidad de un partido se refleja visualmente en las elecciones con sus logos. Al respecto. da igual lo que uno haga. y niveles importantes de disconformidad con el desempeño de los líderes políticos y las instituciones de representación política (partidos políticos y Congreso). En el período 2005-2006. otra de las variables que caracterizan el contexto de las elecciones es la eficacia del voto. GRÁFICO 1. En el mismo sentido. y un 14% dice que lo más efectivo es participar en movimientos de protesta y exigir los cambios directamente. que la participación del ciudadano en la interacción dentro del proceso electoral es la que le da validez a los partidos. un 57% de los latinoamericanos dice que votar para “elegir a los que defienden mi posición “es lo más efectivo para cambiar las cosas”. pues se revierte la tendencia observada desde el año 2000 donde la mayoría decía que no votaría por un partido. En este sentido.Versión 2 febrero. se observa una reducción de 51% a un 47% los que dicen que no votarían por un partido. Por su parte. pancartas y mensajes. en las elecciones los partidos se ven. 10 . hacen propaganda y se dan a conocer. En este sentido. La opinión de la ciudadanía: contexto de las elecciones El contexto en el que se desarrolló este rally electoral estuvo caracterizado por actitudes y percepciones que favorecen la estabilidad del régimen democrático por un lado (limpieza del proceso electoral. en general. Este comportamiento refuerza la tesis que sostiene. apoyo a la democracia y altos porcentajes de intención de voto). las personas que votarían por un partido aumentan de un 49% a un 53%. FUENTE: Corporación Latinobarómetro. y como se detalla más adelante. la cual permite analizar la legitimidad de la democracia en cuanto al poder de la soberanía del elector. 2007 a Con base en la pregunta: ¿Cómo calificaría. su situación económica actual y la de su familia? Aquí se toman en cuenta quienes respondieron: “Muy buena” y “Buena”. un 19% dice que no es posible influir para que las cosas cambien. en los períodos sin elecciones se observa a los líderes políticos que “representan partidos”. personas que no transmiten el concepto de la institucionalidad partidaria. Mientras tanto. el primer impacto de estas elecciones es su efecto en la intención del voto.

Los países de América Latina donde la gente tiene la mayor percepción de que el voto es eficaz son Venezuela y Uruguay. con 69%. 2007 El análisis de país muestra que Paraguay (39%) es donde hay una menor percepción de eficacia del voto. GRÁFICO 2. donde al mismo tiempo un 20% dice que las elecciones fueron limpias (las últimas elecciones en ese país que fueron el 2003) y un 31% que hubo cohecho. ambos con un 71%. 11 .Versión 2 febrero. y Nicaragua y Argentina.

2007 En suma. en un aumento tanto del apoyo como de la satisfacción con la democracia. superior a 50%. el proceso de descapitalización política que se viene dando en la región y.Versión 2 febrero. Si bien una cantidad muy reducida de latinoamericanos sienten que la situación económica de su país es buena. por el otro. que muestra por un lado. el Informe de Latinobarómetro de 2006. estos datos reflejan el contexto de las elecciones. 12 . que ni siquiera los cinco años perdidos (entre 1997 y 2001) lograron socavar. se tradujeron. el crecimiento económico experimentado durante los últimos cuatro años (2002-2006) y la leve mejoría alcanzada en materia de reducción de pobreza. Por su parte. que el descontento actual no es con la democracia sino dentro de ella. como ya vimos. muestra que en la región existe un piso democrático.

Venezuela y Uruguay llevaron a numerosos observadores y analistas a suponer que la región daba un vuelco a la izquierda. como tampoco se quiso reconocer que las diferencias entre todos estos gobiernos o candidatos de “izquierda” eran muchas veces mayores que sus coincidencias. para el citado autor. cuál sería el significado exacto de la palabra “izquierda” —tesis que se venía debatiendo desde hacía un tiempo—. el “heterogéneo ascenso de partidos de izquierda” que ha tenido lugar en América Latina. permite identificar las siguientes tendencias: A. y a inicios de 2006 con el triunfo de la Concertación en Chile. Bolivia. 2007 TENDENCIAS Como hemos visto. implementándose como consecuencia de ello. La posibilidad de que durante 2006 la izquierda lograra otros triunfos —Ollanta Humala en Perú y Andrés Manuel López Obrador en México—. tomó nueva fuerza a finales de 2005 con la contundente victoria de Evo Morales en Bolivia. en ningún momento se precisó. hay que considerar que el diseño institucional de la región se articula en torno al presidencialismo como forma de gobierno. no disponen de gobiernos monocolores ni con mayorías que les apoyan en sus respectivos Congresos. sus presidentes. de ser así. con 70 años de historia. El supuesto giro de la región hacia la izquierda Los sucesivos triunfos electorales en Argentina. y. Además. con claridad. con un cuarto de siglo de andadura. La pregunta de si América latina estaba girando hacia la izquierda. decisiones ajenas al programa presidencial. 9 13 . En estos dos países. y las victorias de Lula en Brasil. alimentaron una percepción errónea que luego los hechos y la lectura más cuidadosa de la realidad regional se encargaron de desmentir. fenómeno que acontece en Argentina. Vale la pena reiterar que estas elecciones se dan en un contexto regional de optimismo moderado. Rafael Correa en Ecuador y la reelección de Chávez en Venezuela. Daniel Ortega en Nicaragua. de inequívoca militancia izquierdista y adscritos a formaciones como el Partido Socialista chileno. pese a los importantes déficits y desafíos que enfrenta el proceso democrático. y el brasileño Partido de los Trabajadores. y con mucha frecuencia. lo cual implica —para llevar a cabo el programa electoral del presidente— la necesidad de mayorías parlamentarias sólidas y estables de su mismo color político. Uruguay y Venezuela pero no en Brasil y Chile. Un análisis de las principales características y resultados del proceso electoral. que coincide con un aumento en el apoyo y satisfacción con la democracia y con el hecho de que ningún presidente haya tenido que abandonar su cargo antes de tiempo. se caracteriza por el hecho de que estos partidos muestran entre ellos más diferencias que similitudes. Este optimismo es resultado del buen momento macroeconómico que vive América Latina. de qué izquierda se trataba. todo ello unido a la importancia que ha adquirido la vía electoral como mecanismo para la selección de los gobernantes legítimos y para la resolución democrática de las diferencias. Brasil.9 Para Manuel Alcántara. el calendario electoral latinoamericano que nos ocupa (noviembre 2005 a diciembre 2006) ha estado marcado por un elevado número de procesos electorales. Por otro lado.Versión 2 febrero. cuya gran mayoría es de gran importancia para la reconfiguración del escenario político regional de la segunda mitad de la presente década.

contradictorio y resignado desplazamiento de la izquierda hacia el centro.html 11 Julio María Sanguinetti. tres elecciones presidenciales en las que las fuerzas políticas liberales. Pero sin lugar a dudas la premisa de que en América Latina se estaba produciendo un “giro a la izquierda” comenzó a desvanecerse a partir de las elecciones en Honduras (noviembre de 2005). “¿Una ola de izquierda recorre América Latina?”. más que un giro hacia la izquierda.com/wp-dyn/content/article/2006/03/14/AR2006031401114. 2007 No hay duda de que los procesos políticos y electorales latinoamericanos inciden unos sobre otros. se impusieron. Poco después. lo que estaba ocurriendo. Desde ya que se declaran amigos de Fidel y buscan su abrazo amistoso para frenar a sus viejos partidarios que les reclaman hoy el pago de la amarillenta factura radical.com. de centro o de derecha.Versión 2 febrero. En su opinión. Los llamados efectos “contagio” no son puros y la corrida hacia la izquierda o el efecto indigenista no se dan en todos los lugares. por ejemplo. 24 marzo.correoperu. resulta poco provechoso emplear expresiones que se han inventado para un contexto totalmente diferente.pe/correosur/cusco/columnista. que seguirá los parámetros de sus antecesores. Así. con la economía más abierta de la región.php?col_id=17 10 14 . Aun partidos de tradición y abanderamiento izquierdista como el PT brasileño o el Frente Amplio uruguayo vienen dejando por el camino viejos ideales. Y en el caso latinoamericano. pero no existe acuerdo en la manera en que lo hacen. 15 de marzo de 2006: http://www.washingtonpost. tuvo el efecto contrario en el caso de Humala (Perú) y de Manuel López Obrador (México). El lenguaje correspondiente a un régimen parlamentario se aplica necesariamente mal a uno presidencial o semipresidencial. el “efecto Chávez” del que tanto se habló y se sigue hablando.11 Por su parte. el sociólogo francés Alain Touraine tampoco cree que la región esté girando a la izquierda. un giro hacia la moderación frente a los excesos de las políticas neoliberales que fracasaron en la generación de prosperidad para la mayoría. si bien jugó a favor de Morales en Bolivia. advierte: Oscar Arias Sánchez. Washington. era un giro hacia el centro. las derrotas sucesivas de Humala (Perú) y de López Obrador (México). fortalecieron la percepción de que. The Washington Post. como bien apuntó el presidente de Costa Rica Oscar Arias.10 En el mismo sentido se pronuncia Julio María Sanguinetti: […] más que un viraje hacia la izquierda [lo que] estamos viviendo [es] un trabajoso. insertada en el mundo global a base de tratados de libre comercio que van desde Estados Unidos hasta China. Costa Rica (febrero 2006) y Colombia (mayo 2006). Bachelet sea originaria del socialismo no cambia la naturaleza del gobierno. hacia la democracia. Que la Sra. Pero hasta ahí se llega: bueno para la fotografía pero no para imitarlo […] Y sobre el caso de Chile agrega: Para empezar descartemos a Chile [como de izquierda]. “Latin America´s shift to the center”. país gobernado por una coalición de centro constituida por el europeo socialismo de Ricardo Lagos y la histórica democracia cristiana del país. 2006: http://www.

sino también de Europa. en particular en contraste con los países del Cono Sur.14 En este sentido. Madrid. Nueva Sociedad. Hoy América Latina parece más lejos de encontrar una expresión política para sus problemas sociales que hace 30 años. al menos formalmente. en sectores urbanos o incluso en grupos étnicos. 12 La hipótesis que debería formularse. “Izquierda y derecha. http://www. del 08 octubre 2006. Que Alan García haya ganado las elecciones en Perú y que Felipe Calderón se haya impuesto en México no significa. es que el continente se aparta cada vez más de un modelo. op. 13. el problema que hay que plantearse hoy claramente es el de las oportunidades de la nueva política de ruptura inspirada por Fidel Castro y representada hoy por Venezuela. democrático. p. si no parlamentario.16 Pero el debate de lo que debe entenderse por “izquierda” no es exclusivo de nuestra región. 17 Ulrich Beck. hoy por hoy. 17 de noviembre 2006. América en tiempos de Chávez. por el contrario. apresurada y simplista. 15 Touraine y Laclau. no reflejan las identidades esenciales de los nuevos líderes. que no representó el levantamiento de la clase obrera sino. la neoliberal (tercera vía).17 Touraine. que es la opuesta: el fracaso perdurable y profundo de una democracia social vigorosa. y los partidos políticos que acepten colocar claramente las luchas sociales dentro de un marco institucional que se podría llamar. frente a ese modelo. Ernesto. fundados en los trabajadores. Buenos Aires. América Latina nunca ha logrado salir de una mezcla confusa de nacionalismo y populismo —cuyo ejemplo más conocido fue el peronismo. la que vive encerrada en su ciudadela y la cosmopolita. Nuevamente se impone la conclusión a la que he llegado.15 En lo personal. Alain y Laclau. la caída masiva de la clase media. agrega. 14 El subrayado es nuestro.. coincidimos con las opiniones que señalan que la lectura de lo que viene ocurriendo en la región ha sido superficial. 125. que América Latina avance hacia la derecha. ni representan los cambios que están ocurriendo en el mundo”.. 2007 [. Hugo Chávez tiene. 16 Francisco Rojas Aravena. En ello radica lo esencial: eso es lo que está en juego y ahí está el fracaso. al menos apoyado en mecanismos de oposición entre grupos de intereses y de ideologías diferentes. lo cual condujo a un doble fracaso: el hundimiento o la desaparición del sistema político y la ausencia de transformación social—. evidentemente. Incapaz de elaborar una política fundada en los derechos democráticos y de emprender reformas estructurales profundas. 2005. concluye: Los acontecimientos políticos que han tenido lugar en varios países del continente no alientan de ningún modo la idea de un movimiento general hacia la izquierda. Artículo en Página/12.html 13 Ídem. cit. Para repensar los factores que marcan las tendencias políticas”. Esto se pudo observar en la crisis argentina de 2001. Para pasar de inmediato a afirmar que: En América Latina.pagina12. 12 15 .Versión 2 febrero.ar/diario/elpais/1-74196-2006-10-08. las chances de un voluntarismo político y social mucho más radical. Como bien expresa Rojas Aravena.13 Por todo ello. no se ha constituido un lazo entre los movimientos sociales.com. “El nuevo mapa político latinoamericano.] se ajusta tan mal que creo tener buenas razones para defender una postura muy alejada de la que se expresa más frecuentemente. p. El País. como lo demuestra Ulrich Beck cuando habla (en el contexto europeo) de cuatro maneras diferentes de ser de izquierda: la proteccionista. y a la luz de las diferentes fuentes de pensamiento aquí citada.

Sus Julio César Moreno. no existe evidencia sólida para afirmar que la región esté dando un giro hacia la izquierda. Buenos Aires. 2006 fue un año de elecciones presidenciales en el cual votó el 85% de la región y en el cual se produjo un giro ideológico hacia el centro.20 B. si antes el objetivo era crecer (y eso se está haciendo bien). sin embargo. En nuestra opinión. constituida por Venezuela y Cuba. 18 19 16 . de acuerdo con lo señalado por el ex presidente Lagos. la izquierda populista y la centroderecha. p. “¿Giro a la Izquierda?”.3. que en ciertos casos puede tener incluso sesgos autoritarios o plebiscitarios. eso sí —como bien advierte Moreno—. El sistema electoral: balotaje y elecciones concurrentes Durante el periodo de estudio hubo un uso excesivo del mecanismo del balotaje o segunda vuelta para elegir al presidente. 17 de noviembre. De una democracia. y de lograr una mayor equidad social. La Nación. genera más confusión que claridad. “Tres corrientes en la región”. con la existencia de tres líneas claramente definidas: la socialdemócrata. como ha señalado el ex presidente Ricardo Lagos. sobre la necesidad de reducir las desigualdades. próximo a Washington en términos políticos19. La Nación. Esta división izquierda-derecha. América Latina se está acercando a un momento distinto porque. Rosendo Fraga. 2006. Buenos Aires. Y agrega “La gente espera ahora tener resultados. aunque la satisfacción con ambas es mucho menor que su apoyo. con fuertes componentes populistas y con objetivos un tanto difusos. tanto de la izquierda como de la derecha. Sobre este sistema existen posiciones a favor y en contra. Surgió. la prioridad pasa ahora por definir: ¿Qué modelo de sociedad queremos construir? De ahí —apunta— que más que de un giro hacia la izquierda sea más preciso y acertado hablar de la búsqueda de nuevas opciones en el marco de una profundización de la democracia. La reelección de Lula en Brasil y la elección de Bachelet en Chile confirmaron la existencia de un eje socialdemócrata al que se suma también Uruguay. con los triunfos de Calderón en México y Alan García en Perú -con su nuevo giro hacia esta dirección. En síntesis. aunque el nuevo presidente de este país (Ortega) anunció que su país no abandonará el tratado de libre comercio de América Central y Santo Domingo con EE. en forma imprevista. Los electores buscan opciones que pueden ayudarles a resolver los problemas no resueltos. 17 de enero de 2007. y lo que sí ha aprendido es que si al Consenso de Washington no se le agrega un contenido social ¿para qué crecemos si no vamos a tener posibilidades de resolver los problemas de los más necesitados?”. Asimismo. además de su desfase en el tiempo. la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA). más que a la izquierda. existe consenso. Ecuador y Nicaragua.que junto con Colombia y la mayoría de los países de América Central generan un eje con costa sobre el Pacífico. Lo correcto. a nuestro juicio. p. una tercera línea de centroderecha. 18 Como bien apunta Rosendo Fraga: En lo político. existe es un consenso (como surge claramente de los datos anuales de Latinobarómetro) en favor de la democracia y la economía de mercado.Versión 2 febrero. 19. Por su parte.UU. 20 Ídem. asimismo. va hacia la profundización del sistema democrático. sumó a Bolivia. la pobreza y el desempleo. es que la región. 2007 Por lo tanto.

sin embargo. aunque con diferencias importantes entre sí. Ésta se realiza si ningún candidato obtuvo la mayoría absoluta en la primera vuelta. con un sistema de balotaje clásico (50 más uno) en ambos debería haberse ido a una segunda vuelta. mientras que en las otras cuatro el resultado se definió en la primera ronda (Bolivia. Sólo cinco países carecen del sistema de balotaje: Honduras. Perú. Ecuador. ocho se hicieron con el sistema de balotaje. De lo contrario. Perú. el sistema de balotaje tendería a fortalecer la gobernabilidad democrática. septiembre de 2006. Colombia y Nicaragua). han sostenido que la segunda vuelta genera menos incentivos para el voto estratégico. México y Venezuela. Colombia. sino también porque permite que sea el electorado el que dirima la contienda en caso de que ningún candidato supere ese umbral en la primera vuelta. Más allá de este debate cabe indicar. Aníbal Pérez Liñán. Brasil y Ecuador). los críticos del balotaje sostienen que la segunda vuelta rara vez cumple con estas promesas. el sistema de segunda vuelta favorece un aumento en el número de partidos. Bolivia22. en 50% fue necesario ir a una segunda vuelta (Chile. República Dominicana y Uruguay. De esta forma “la segunda vuelta congresual” exige una mayoría absoluta de los miembros presentes del Congreso para elegir al nuevo presidente. lo que en el largo plazo tenderá a fragmentar al electorado. Nicaragua. 2007 defensores destacan dos ventajas fundamentales: 1) se argumenta que fortalece la legitimidad electoral del presidente. 22 En Bolivia. Los tres países que tuvieron elecciones durante este periodo y que no contemplan en su legislación la posibilidad de balotaje son: Honduras. aunque tenga escasa probabilidad de triunfo. sin preocuparse demasiado por la posible victoria de un candidato indeseable.21 Por su parte. De éstas. al garantizar un presidente con amplio respaldo popular y promover la formación de coaliciones electorales entre la primera y la segunda vuelta que fácilmente podrían luego transformarse en coaliciones de gobierno.Versión 2 febrero. y 2) como consecuencia de lo anterior. dado que los electores pueden votar por su candidato favorito en la primera ronda. ya que. Con respecto al calendario electoral. “Los efectos del ballotage en los sistemas electorales y de partidos en América Latina”. Paraguay y Venezuela. Panamá. Cartagena de Indias. 21 17 . Guatemala. Costa Rica. ya que este problema se pospone en la mente del elector para la segunda ronda. México. factor que facilitó el triunfo de Arias y Ortega en la primera elección. Brasil. que el balotaje se ha incorporado en la legislación de la mayoría de los países de América Latina. o bien 35% con una diferencia de 5% sobre el segundo lugar en el caso de Nicaragua). la segunda vuelta se efectúa en el Congreso. El Salvador. Chile. de las 11 elecciones presidenciales realizadas entre noviembre de 2005 y diciembre de 2006. no sólo porque garantiza la superación de un umbral electoral mínimo. el sistema electoral establece márgenes reducidos para ganar en la primera vuelta (40% de los votos en ambos casos. trabajo presentado para el Segundo Seminario Iberoamericano sobre Partidos Políticos. Trece de los 18 países lo han regulado: Argentina. en primer lugar. Cabe indicar que en los casos de Costa Rica y Nicaragua. y en segundo. De acuerdo con este punto de vista. Costa Rica. la supuesta legitimidad derivada del amplio respaldo electoral puede ser artificial e inestable.

de los cuatro casos en que fue necesario ir a una segunda vuelta. el candidato que quedó en segundo lugar en la primera vuelta (Alan García) obtuvo la victoria en la segunda elección. Lo mismo sucedió en Ecuador.Versión 2 febrero. En Perú. 2007 Como se observa en el siguiente cuadro. 18 . el resultado se revirtió en dos países. donde Rafael Correa triunfó sobre Álvaro Noboa. quien había ocupado el primer lugar en la primera vuelta.

19 .Versión 2 febrero. 2. 2. 1. En cuanto al carácter de las elecciones legislativas concurrentes o alternas. cabe apuntar que en la enorme mayoría de las elecciones presidenciales hubo concurrencia o simultaneidad con las legislativas. 1. América Latina: Balotaje en elecciones 2005-2006 País Bolivia Brasil Chile Colombia Perú Costa Rica Ecuador Nicaragua Honduras México Venezuela Regla electoral Balotaje con mayoría Balotaje con mayoría Balotaje con mayoría Balotaje con mayoría Balotaje con mayoría Balotaje con umbral reducido Balotaje con umbral reducido Balotaje con umbral reducido Mayoría simple Mayoría simple Mayoría simple 1. Los únicos dos países que no tuvieron elecciones concurrentes fueron: Colombia (que las celebró dos meses antes de la presidencial. en nueve de los 11 procesos electorales las elecciones legislativas y presidenciales se celebraron simultáneamente. Resultado elecciones 2005-2006 Primera vuelta Segunda vuelta Evo Morales — Luiz Inácio da Silva Luiz Inácio da Silva Geraldo Alckmin Michelle Bachelet Michelle Bachelet Sebastián Piñera Álvaro Uribe — Ollanta Humala Alan García Alan García Oscar Arias — Álvaro Noboa Rafael Correa Rafael Correa Daniel Ortega — Manuel Zelaya n/a Felipe Calderón n/a Hugo Chávez n/a N/a: no aplica FUENTE: Elaboración propia. 2007 CUADRO 5. 2. En efecto. un típico caso de elecciones semiconcurrentes) y Venezuela (que las celebró en diciembre de 2005). 2. 1.

Ganó el partido del presidente electo. sin mayoría legislativa. sin mayoría legislativa. Ecuador y Perú. Ganó el partido del presidente electo. aunque en el primero son elecciones legislativas semiconcurrentes y alternas en el segundo. sin mayoría legislativa. sin mayoría legislativa. el presidente electo no logró el primer lugar en las elecciones legislativas concurrentes. En efecto. Costa Rica. 2007 CUADRO 6. el primer lugar lo ocupó Ollanta Humala (UP) y en Ecuador Álvaro Noboa (PRIAN). Perdió el partido del presidente. En los casos de Colombia y Venezuela cabe indicar que. Ganó el partido del presidente electo. sin mayoría en la Cámara de Senadores. mientras que en Bolivia el partido del presidente Morales ganó mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y no en el Senado. con mayoría en la Cámara de Diputados. en cinco de estos siete casos (Brasil. si bien de manera limitada. Honduras. Ganó el partido del presidente electo. con mayoría en ambas cámaras Ganó el partido del presidente electo. En Perú. Perdió el partido del presidente electo. ya que en Chile la Concertación de Partidos de la presidenta Bachelet logró mayoría absoluta en ambas cámaras. Ganó el partido de la presidenta electa. los dos presidentes electos cuentan con mayoría. el partido político del presidente electo no alcanzó mayoría absoluta en el Congreso. sin mayoría legislativa. 20 . sin mayoría Bolivia Brasil Chile Costa Rica Ecuador Honduras México Nicaragua Perú Concurrentes Concurrentes Concurrentes Concurrentes Concurrentes Concurrentes Concurrentes Concurrentes Concurrentes FUENTE: Elaboración propia En siete de las nueve elecciones concurrentes tuvo lugar el efecto arrastre de la elección presidencial respecto de la legislativa. sin mayoría en ambas cámaras.Versión 2 febrero. En dos casos. América Latina: Concurrencia de las elecciones presidenciales y legislativas Elección presidencial y legislativa País Resultado en relación con la mayoría absoluta en el Congreso Ganó el partido del presidente electo. México y Nicaragua). En dos casos (Bolivia y Chile) el efecto arrastre fue mayor.

De ello dependen en gran medida los márgenes de maniobra y acción de los nuevos gobiernos. Nicaragua y Perú) el Ejecutivo deberá procurar acuerdos —esporádicos o. Uribe en Colombia y Chávez en Venezuela. determina que las relaciones entre los poderes ejecutivos y legislativos tengan gran relevancia para el funcionamiento o bloqueo del sistema. Costa Rica. Honduras. de mayor alcance—. Los sistemas presidenciales latinoamericanos tienen su soporte en una mayoría propia (la de su propio partido). por el contrario. México. en República Dominicana. Ésta es también la situación en que se encuentra el presidente de El Salvador. en especial en lo que refiere a la gobernabilidad.Versión 2 febrero. no logró la mayoría absoluta. preferiblemente. En este sentido es importante verificar si los resultados de estas elecciones han configurado presidentes con mayoría propia o. Leonel Fernández. obtuvo mayoría propia en las elecciones de medio periodo. 2007 C. hace más difícil construir mayorías que den sustento y refuercen las capacidades de gobernabilidad. Antonio Saca. De los 11 presidentes electos. Los resultados electorales de las 11 elecciones presidenciales celebradas. ya que. La existencia de países fragmentados. 21 . En los siete países restantes (Brasil. muestran las dificultades para construir mayorías políticas. sólo cuatro cuentan con mayoría legislativa propia: Morales en Bolivia. pese a su triunfo en las pasadas elecciones de medio periodo. o bien en una coalición (varios partidos). Ecuador. Bachelet en Chile. social y políticamente. para llevar a cabo su agenda de gobierno y evitar la parálisis que suele aquejar a los presidentes latinoamericanos que se ven obligados a ejercer su mandato en situaciones de gobiernos “divididos”. gobiernos “divididos”. Por el contrario. La gobernabilidad La existencia de regímenes presidenciales en la totalidad de los gobiernos de la región (sin perjuicio de las importantes diferencias entre ellos) y de sistemas multipartidistas en la gran mayoría de los países.

volvió a ganar La Concertación (por cuarta vez consecutiva desde el retorno de la democracia en 1990). mientras que la oposición resultó vencedora en los restantes seis: Bolivia. Del lado del oficialismo hay que registrar que tres de las cinco victorias se dieron en el marco de reelecciones consecutivas (Brasil. Honduras. y en México repitió el Partido Acción Nacional. Un análisis comparado de las 11 elecciones presidenciales demuestra que el oficialismo ganó en cinco países: Brasil. Colombia y Venezuela). por su parte.Versión 2 febrero. el partido del presidente en 22 . 2007 CUADRO 7. N/a: No aplica. Los resultados: ¿continuidad o alternancia? Un repaso de los resultados electorales desde la perspectiva de la continuidad o la alternancia en el poder. D. México y Venezuela. Ecuador. América Latina: Gobernabilidad del partido ganador en las elecciones 2005-2006 País Bolivia Brasil Chile Colombia Costa Rica Ecuador El Salvador Honduras México Nicaragua Perú República Dominicana Venezuela a Gobernabilidad del partido ganador Cámara baja Mayoría propia Sin mayoría Mayoría propia Mayoría propia Sin mayoría Sin mayoría a Sin mayoría Sin mayoría Sin mayoría Sin mayoría Sin mayoría Mayoría propia Mayoría propia Cámara alta Sin mayoría Sin mayoría Mayoría propia Mayoría propia n/a n/a n/a n/a Sin mayoría n/a n/a Mayoría propia n/a La alianza liderada por el presidente electo Rafael Correa. Al evaluar los triunfos de la oposición debemos considerar que en dos de estos países había presidentes transitorios (Bolivia y Ecuador). Costa Rica. no presentó candidatos a diputados. así como los referendos y la dirigida a integrar la Asamblea Constituyente— muestra que al oficialismo le ha ido muy bien. quizás en gran medida por el buen momento macroeconómico que vive la región. y desde una óptica general —es decir analizando los resultados no sólo de las elecciones presidenciales sino también las parlamentarias. Colombia. En Chile. FUENTE: Elaboración propia. en un tercero. que. Nicaragua y Perú. Chile.

El primero de ellos en Bolivia. llevaron al partido a la peor debacle electoral de toda su historia. para ampliar el Canal de Panamá. en el cual también ganó el oficialismo. el oficialismo también fue el claro vencedor de los dos referendos celebrados. Elecciones 2005-2006 País Bolivia Brasil Chile Colombia Costa Rica Ecuador Honduras México Nicaragua Perú Venezuela Fuente: Elaboración propia. y que. En materia de democracia directa. el partido en el gobierno fue a las elecciones muy dividido (Nicaragua).2 por ciento. donde el “No” (impulsado por el gobierno) obtuvo 57% frente a 42% del “Sí”. y el “No” 22. América Latina: Continuidad o alternancia en el Poder Ejecutivo.8% de los votos.Versión 2 febrero. con el Referéndum Autonómico del 2 de julio. Otro proceso electoral de gran importancia celebrado durante este periodo fue la elección de representantes a la Asamblea Constituyente en Bolivia. El segundo fue la consulta popular realizada en Panamá. el 2 de julio. A ello se une Costa Rica. donde los escándalos de corrupción que afectaron a dos ex presidentes del partido en el gobierno (Partido Unidad Social Cristiana). 2007 funciones no presentó candidato propio para el ejecutivo (Perú). 23 . Poder Ejecutivo Continuidad vs. CUADRO 8. el 22 de octubre. sumados a la permanencia del mismo en la presidencia durante 12 de los últimos 16 años. En esta consulta el “Sí” (impulsado por el gobierno) obtuvo 77. alternancia Alternancia Continuidad Continuidad Continuidad Alternancia Alternancia Alternancia Continuidad Alternancia Alternancia Continuidad Además del buen papel desempeñado por el oficialismo en las elecciones presidenciales. en un cuarto. éste obtuvo una victoria en la totalidad de las elecciones legislativas no concurrentes que tuvieron lugar en Colombia y Venezuela. así como en las de medio periodo de El Salvador y República Dominicana.

Uribe y Chávez). Con excepción del ex presidente Jorge Quiroga en Bolivia. Ortega y García). en siete de ellas se presentaron candidatos para la reelección: Brasil. fueron casos de reelección alterna. una vez que los electores demostraran su fatiga e impaciencia con el neoliberalismo. cuatro fueron casos de reelección alterna y tres de reelección inmediata. Bolivia. Haití. sino a la continuidad y al gradualismo23. De las 11 elecciones presidenciales celebradas. Eduardo Lora. todos los presidentes lograron la continuidad de su mandato (Lula. Brasil. y como bien expresa Eduardo Lora: Hace doce meses rondaba el temor -o la esperanza. Costa Rica.ar/870356 23 elecciones americanas”.lanacion. estuvo presente la figura de la reelección. Colombia y Venezuela. E. Nicaragua y Perú. todos los demás ex presidentes lograron ser reelectos (Arias. la falta de crecimiento y las crecientes brechas sociales. no a la revolución.Versión 2 febrero. Link permanente: 24 . Tres presidentes reelectos (Brasil. logrando el éxito en 86% de los casos (6 de 7 elecciones). Costa Rica.com. 2007 Resumiendo. Nicaragua. Perú y Venezuela. Ecuador y Honduras. Nicaragua y Perú) y dos partidos en el poder ratificados (Chile y México) no constituyen exactamente una revolución. Un análisis de estos datos a nivel regional muestra que en 63% de las elecciones presidenciales celebradas durante este periodo. Los latinoamericanos resultaron mucho más cautelosos y las mayorías de casi todos los países decidieron apostarles. “Doce http://www. cuatro veteranos reinstalados (Costa Rica. De éstos. Colombia y Venezuela). en los tres casos de reelección inmediata. América Latina: Reelección presidencial en elecciones 2005-2006 País Bolivia Brasil Colombia Costa Rica Nicaragua Perú Venezuela Reelección No inmediata Inmediata Inmediata No inmediata No inmediata No inmediata Inmediata Candidatos en elecciones 20052006 Jorge Quiroga Luiz Inácio da Silva Álvaro Uribe Oscar Arias Daniel Ortega Alan García Hugo Chávez Resultado electoral No reelecto Reelecto Reelecto Reelecto Reelecto Reelecto Reelecto FUENTE: Elaboración propia. Por su parte. Solamente hubo renovación en Bolivia. CUADRO 9. La Nación.de que en 2006 las cosas cambiarían profundamente en América latina. Colombia. La fiebre reeleccionista que vive la región América Latina vive una fiebre reeleccionista en sus dos modalidades: inmediata y alterna. Los procesos electorales de Bolivia.

2) Joaquín Balaguer en República Dominicana: cuyo último mandato fue acortado de cuatro a dos años a consecuencia del fraude cometido durante su última reelección en 1994. desde 1978 a la fecha. los críticos sostienen que la reelección expone al sistema político al riesgo de una “dictadura democrática” y refuerza la tendencia hacia el liderazgo personalista y hegemónico inherente al presidencialismo. Si bien en América Latina. si bien cabe recordar que ocupó el poder desde 1954 como consecuencia de varias reelecciones sucesivas. y cuatro bajo la modalidad alterna: Arias. Por todo ello. estar atada al éxito o al fracaso del elevado número de presidentes reelectos.Versión 2 febrero. había habido en la región tantos presidentes reelectos. por el contrario. Apuntan. la suerte de la reelección y su evolución futura parece hoy. argumentan que ésta permite aplicar un enfoque más “democrático”. parecen confirmar los argumentos sobre sus peligros y defectos: 1) Alfredo Stroessner en Paraguay: inconclusa como secuela del golpe de Estado de 1989. Por un lado. García y Ortega. En efecto. desde el retorno de la democracia en 1978. en la medida en que posibilita a la ciudadanía elegir con mayor libertad a su presidente y responsabilizarlo por su desempeño. la fiebre reeleccionista que cubre la región determina que hoy 40% de los países estén gobernados por mandatarios reelectos. 25 . que los mandatos posteriores son por lo general de mala calidad. desde el punto de vista de la conveniencia o el perjuicio de la reelección. Nunca antes. y 6) Rafael Caldera en Venezuela. 3) Alberto Fujimori en Perú: inconclusa debido a su fuga del país por fraude y corrupción. durante el último cuarto de siglo. elevado desempleo e innumerables denuncias de corrupción. En síntesis. Fernández (quien incluso podría buscar su reelección inmediata en 2008). ya sea premiándolo o castigándolo según sea el caso. además. los ejemplos de Cardoso en Brasil (inmediata) y de Sanguinetti en Uruguay (alterna) constituyen experiencias moderadamente positivas de las dos modalidades de reelección: en ambos casos sus primeros mandatos fueron más exitosos que los segundos. Al menos siete experiencias. hoy tan sólo dos años después hay siete: tres bajo la modalidad inmediata: Chávez. mientras en 2004 había un solo presidente reelecto bajo la modalidad alterna (Leonel Fernández en República Dominicana). 4) Gonzalo Sánchez de Lozada en Bolivia: que tuvo que renunciar a mitad de su segundo periodo Los mediocres segundos gobiernos de: 5) Carlos Andrés Pérez: inconcluso por destitución. en nuestra opinión. A ellos debemos sumar el segundo mandato de: 7) Carlos Menem en Argentina. 2007 Estos resultados alimentan el debate en la región. que si bien concluyó su periodo lo hizo acosado por problemas económicos. Lula y Uribe. más que nunca. Los defensores de la reelección.

en su elección para constituyente: el electorado se partió en dos. aquel indígena. Perú y Venezuela) vieron incrementados sus niveles de participación electoral. El promedio de la participación electoral en estas 11 elecciones fue de 72.com/2006/08/elecciones_en_mexico. éste blanco y mestizo. los de Bolivia entre oriente y occidente. el caso venezolano con un crecimiento de 18.se llevó tras suyo toda la sierra.ve/noticias/index. Brasil. algo semejante a lo que ocurrió en Perú. “Elecciones en México”. Ecuador. cinco países (Bolivia.php?act=ST&f=3&t=40186 24 26 . cuya participación disminuyó en 11 y 5% respectivamente. sierra y selva.y. donde quechuas y aymaras aún resienten de Pizarro. Los más significativos fueron. Como expone el ex presidente Julio María Sanguinetti en relación con este fenómeno novedoso de la división electoral en las geografías nacionales: [.gov. con López Obrador.rnv.. La participación electoral La tendencia de la participación electoral en las contiendas presidenciales de la región durante el periodo de estudio no tuvo un comportamiento uniforme. al pasar de 69. con abrumadora mayoría para el centralismo en el altiplano -pobre y minero. los de Ecuador entre costa.] en él se entremezclan situaciones de pobreza con atávicos reclamos étnicos y debates sobre políticas nacionales.82% y el boliviano con un 12%. 2007 F. Julio María Sanguinetti. En este sentido cabe apuntar los resultados electorales de Brasil y México. Honduras. Destacan entre éstos Honduras y México. Por el contrario. Costa Rica. en las que las áreas más postergadas expresan su rechazo al modelo económico y político vigente. Las fracturas electorales regionales Otra de las tendencias que surge claramente de los resultados de varias de las elecciones presidenciales son las profundas fracturas regionales en materia electoral.Versión 2 febrero. Se ha visto recientemente en Bolivia.18% en 1978-2006.24 G. 1 de agosto de 2006: http://www. se observa un leve efecto positivo en el promedio general.94%. México y Nicaragua)25 los niveles de participación disminuyeron con respecto a la elección inmediata anterior..tribunademocratica.10%. a 70. en el periodo 1978-2004. Los resultados muestran que en seis países (Chile. con un Norte desarrollado a favor de Calderón y un Sur pobre con López Obrador.html 25 Se toma en cuenta el dato de participación electoral preliminar (78%). agrícola y petrolero-. un Yucatán en proceso de cambio con Calderón y una ciudad de México. masivo apoyo a una autonomía regional en el Este -dinámico. Colombia. que se dividieron en norte y sur. También en Perú fue tajante la división: mientras García triunfaba claramente en Lima y la ciudades costeras del Centro y el Norte -con su discurso indigenista. Al medir la incidencia de estos resultados sobre el promedio de participación electoral de América Latina a nivel presidencial. abigarrada y enojada. a la inversa. Parecida situación en México. proporcionado por Roberto Rivas presidente del Consejo Electoral de Nicaragua: http://www.

04 –1.22 75.78 70.70 44.23 –0.01 73.01 70. boliviano. al 12 de diciembre de 2006.70 67. de manera especial.64 –4. en los casos venezolano.18 Diferencia (%) — 1. América Latina: Promedio de participación electoral 1978-2004 y 1978-2006 País Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Costa Rica Ecuador El Salvador Guatemala Honduras México Nicaragua1 Panamá Paraguay Perú Uruguay Venezuela2 AMÉRICA LATINA 1 Promedio 78-04 (%) 81.51 69.25 80.29% de las actas escrutadas.70 67. sobre todo en los de la Región Andina y.06 81.44 91.01 — 0.69 88.40 90. proporcionado por el Consejo Nacional Electoral de Venezuela.20 83.67 72.45 78. como ya vimos.35 51.61 –0.22 74.53 76.01 0.27 0.70 55.66 — — 1. 27 . FUENTE: Elaboración propia Como se observa no existe una clara tendencia regional a la baja en materia de participación electoral en las elecciones presidenciales.61 72.93 67. peruano y ecuatoriano. ya que el aumento importante en el abstencionismo experimentado por varios países fue compensado por el incremento de la participación en otros.71 44.02 — — –2.57 71.94 Promedio 78-06 (%) 81. proporcionado por el Consejo Electoral de Nicaragua. 2 Con base en el dato preliminar de la participación electoral en las elecciones presidenciales 2006.08 –1.67 83.47 –0.08 72. 2007 CUADRO 10.01 72.06 82.47 72.Versión 2 febrero.02 80. con el 98.61 72.68 88.33 51.24 Con base en el dato preliminar de la participación electoral en las elecciones presidenciales 2006.70 55.

H.00 (2000) 79. La legitimidad de los partidos políticos Los datos de Latinobarómetro 2006 siguen demostrando la crisis de credibilidad que afecta a los partidos políticos (si bien en grado menor que en las mediciones de los años anteriores). En cambio.47 (2002) 68. constatamos menores niveles de participación al analizar el comportamiento electoral alcanzado durante las elecciones de medio periodo de El Salvador y República Dominicana. así como en las elecciones legislativas de Colombia y Venezuela.20 (2006) ↑ 72. las cuales fueron boicoteadas por la oposición que se abstuvo de participar.42 (2001) 82.5%. Mientras Panamá registró una baja participación electoral. con el 98. y a las cuales acudió a votar sólo 25% de los habilitados.362 (2006) Dato preliminar proporcionado por Roberto Rivas.86 (2002) 64.51%. pero siempre muy por debajo del promedio de participación de las elecciones presidenciales. y 28 .98 (2002) 66. presidente del Consejo Electoral de Nicaragua. la mayor participación se observa en República Dominicana (58%). En lo que respecta a los procesos de democracia directa.30 (2001) 64.10 (2002) 82.28 (2001) 56. A éstas le sigue Colombia con 40.57 (2006) ↓ 78. porcentaje que iguala la cifra de participación registrada en la elección presidencial de diciembre de 2005.67 (2005) ↓ 45. no hay una tendencia única.29% de las actas escrutadas.08 (2005) ↓ 58.04 (2006) ↓ 65. FUENTE: Elaboración propia.Versión 2 febrero.50 (2000) Participación en la última elección (%) ↑ 84. Dato preliminar del Consejo Nacional Electoral de Venezuela al 12 de diciembre de 2006.20 (2006) ↓ 55.70 (2006) ↑ 74.00 1 (2006) ↑ 88. seguida por El Salvador con 52. Bolivia en cambio registró la cifra más alta de toda su historia electoral: 84. CUADRO 11.5%. país que se mantiene con la tasa de participación más baja de toda la región.50 (2005) ↑ 83.94 (1999) 46. de tan sólo 43%.25 (2006) ↓ 87.26 (2002) 89. 2007 El siguiente cuadro muestra los porcentajes de participación electoral en la región. América Latina: Participación electoral en elecciones presidenciales 2005-2006 País Bolivia Brasil Chile Colombia Costa Rica Ecuador Honduras México Nicaragua Perú Venezuela 1 2 Participación en la elección anterior (%) 72. Por su parte. La menor participación se registró en las elecciones legislativas de Venezuela.

Si este domingo hubieran elecciones. En 2006. Al hecho de ser el primer presidente que bajo los auspicios de la Constitución de 1966 ha obtenido la mayoría absoluta (circunstancia que nunca antes había sucedido y que hacía que fuera el Congreso el que determinara la 26 http://www. 14 de agosto de 2006: 29 . En nuestra opinión.elpais. mientras baja de 51 a 47% los que dicen que no votarían por un partido. uno de los principales impactos del “rally electoral” latinoamericano de los últimos 14 meses es que se revierte la tendencia observada desde el año 2000. ‘No sabe’ o ‘No responde’ 70 60 51 50 49 40 30 20 10 0 1996 1997 1998 2000 2001 2002 2003 2005 2006 47 48 46 45 46 49 42 47 53 52 54 55 54 58 51 53 Vota por un partido No vota por un partido Fuente: LATINOBARÓMETRO 1996-2006. 2007 el hecho de que la mayoría de la población entrevistada considera aún que no puede existir democracia sin estas instituciones. el propio Alcántara llama la atención sobre: la eclosión que ha supuesto el histórico triunfo de Evo Morales en Bolivia. ‘No inscrito’.es/articulo/opinion/carrusel/electoral/latinoamericano/elpepiopi/20060814elpepiopi_4/Tes/ Manuel Alcántara. Lo cual supone el alejamiento de la tentación de la antipolítica iniciada en 1990 con Alberto Fujimori y anunciada su continuidad con Ollanta Humala. VOTARÍA POR PARTIDO POLÍTICO TOTALES AMÉRICA LATINA 1996 .26 No obstante esta afirmación. El País. cuando la mayoría decía que no votaría por un partido. ¿Porqué partido votaría Ud.? * Respuestas ‘Vota por partido’ agrega todos los casos en que entrevistados mencionan algún partido político ** Respuestas ‘No votaría por un Partido’ agrega respuestas ‘Vota nulo/Blanco’. Madrid. para quien […] todos los presidentes electos —durante el periodo de estudio que cubre este trabajo— forman parte de la clase política con sólidos anclajes en el mundo de los partidos políticos y con experiencia previa en otros cargos de representación popular (ex presidentes y diputados) o de alta gestión pública (ministros). la competencia electoral revitaliza la validez de los partidos políticos. y como contrapunto del párrafo anterior. Esta interpretación se enmarca en la misma línea de pensamiento expresada por Manuel Alcántara.Versión 2 febrero. En efecto. aumenta de 49 a 53% quienes dicen que votarían por un partido. GRÁFICO 3. “El carrusel electoral latinoamericano”. ‘No vota/Ninguno’.2006 P.

en cuatro países (Costa Rica. y 2) respecto a la eficacia técnica en el escrutinio y en la transmisión de los resultados. El más manifiesto fue el mexicano. Situaciones de incertidumbre electoral similares a las de México se dieron en América Latina en otras dos ocasiones. e incluso la declaración oficial tuvo que esperar días. y nunca se conocieron los resultados de diputados. suspendió el conteo cuando faltaba 30% de los votos por escrutar. que generaron denuncias e impugnaciones ante el órgano electoral y la opinión pública. Honduras. generándose una crisis postelectoral que dejó al país en un ambiente de inestabilidad política. Se trata de un movimiento social integrado por población indígena tradicionalmente alejada de los comicios o que articulaba su participación en expresiones neopopulistas que se hicieron presentes en la década de 1990 con claro componente antipolítico. En Ecuador. la empresa E-Vote demoró los resultados: después de aducir problemas técnicos. estas últimas elecciones parecerían mostrar un retroceso en varios países de la región en cuanto a la administración electoral. Ecuador. 27 28 30 . 2007 elección presidencial). Nicaragua y Perú el conteo de votos fue más lento de lo acostumbrado. donde el Tribunal Electoral del Poder Judicial declaró vencedor a Felipe Calderón del PAN dos meses después de efectuada la elección —si bien de nuevo cabe señalar. México y Perú) se dieron resultados estrechos. El manejo técnico de las elecciones y las dificultades de los organismos electorales en oficializar los resultados en algunos países han generado graves dudas hacia estas instituciones en dos direcciones: 1) en relación con su imparcialidad. cuando la crisis política en el gobierno de Joaquín Balaguer se resolvió con el acortamiento del mandato presidencial de cuatro a dos años. los resultados presidenciales hacia las 19:00 horas.28 Otra tendencia en la región fue la demora en el escrutinio de los votos y la oficialización de los ganadores por parte de los órganos electorales. por el contrario. semanas y hasta meses después de efectuada la elección. bajo la presidencia de Manuel Antonio Noriega. México. En una región donde las denuncias de fraude. y los de diputados hacia final del día.27 I. y fue solucionada con la intervención militar de Estados Unidos y la salida de Noriega. en el caso mexicano la inestabilidad e incertidumbre se vio acrecentada con las elecciones estatales realizadas en Chiapas y Tabasco con posterioridad a las presidenciales. En tres de estos cuatro casos (Costa Rica. Nada de esto ocurrió. donde también se impugnaron los resultados.Versión 2 febrero. 29 Los problemas ocurrieron inmediatamente después de cerrada la votación e iniciado el escrutinio.29 En general. este resultado no fue aceptado—. La primera en Panamá en 1989. Los estrechos resultados De las 11 elecciones presidenciales analizadas. manipulación e ineficacia de los Ídem. El TSE contrató a la empresa brasileña E-Vote el denominado conteo rápido. Además. Honduras y Perú) las diferencias fueron solucionadas por las vías institucionales. En Costa Rica. debe sumarse la insólita naturaleza de la fuerza electoral que le ha llevado al triunfo. aunque no oficial. y con ello la salida consensuada del presidente Balaguer y el llamado a nuevas elecciones. a través del cual el país debía conocer de manera certera. El TSE se vio obligado a rescindir el contrato y a ejecutar las garantías. La segunda (1994) en República Dominicana. Hasta la madrugada del día 24 de octubre. E-Vote había registrado 70% de la elección presidencial. En México. el resultado no fue aceptado por el partido opositor (PRD). por su parte.

¿Ud.Versión 2 febrero. y los cuestionamientos de Correa en Ecuador a la misión de la OEA. Chile.2006 P. aunque sus evaluaciones en algunos casos también fueron puestas en tela de juicio. la percepción de que las elecciones son fraudulentas disminuyó de 54 a 49 por ciento. En Nicaragua. en el desarrollo de las percepciones de la población sobre las elecciones. el cuestionamiento del PRD a la misión de observación de la Unión Europea en México. en un primer momento del proceso. el cuestionamiento a estas instituciones y a la transparencia de las elecciones constituye un serio retroceso institucional. Panamá. ELECCIONES LIMPIAS O FRAUDULENTAS AMÉRICA LATINA 1995 . En los otros 13 31 . ya que en sólo cinco países (Costa Rica. Uruguay y Venezuela) la mayoría del electorado dice que las elecciones son limpias. Al mismo tiempo. queda un largo trecho por recorrer. en términos generales. La percepción ciudadana sobre las elecciones Según los datos de Latinobarómetro 2006 (LB). J. durante este año se produjo un incremento de la percepción de que las elecciones son limpias al pasar de 37% en 2005 a 41% en 2006. Ortega cuestionó al representante de la misión de la OEA. pero más tarde la intervención del propio Secretario General de la organización logró resolver el impasse. que las elecciones en este país son limpias o son fraudulentas? 70 60 50 40 30 20 10 0 55 46 44 49 39 37 39 37 52 54 49 41 10 12 8 9 8 2005 NS/NR 10 2006 1995 1996 Limpias 1997 1998 Fraudulentas Fuente: Latinobarómetro 1995-2006 Sin embargo. 2007 órganos electorales habían disminuido de forma importante. GRÁFICO 4. Por ejemplo el rechazo de Chávez en Venezuela a la misión de observación de la OEA en las elecciones legislativas de diciembre. cree. Estas circunstancias generaron además una mayor dependencia de las misiones de observación y los veedores internacionales para garantizar las decisiones electorales.

¿Ud. que baja de 55 a 20%. y en Chile se mantuvo igual (15%). Venezuela es el país donde menos disminuye la percepción de cohecho (de 29 a 27%). menos de 50% de los electores dice que las elecciones fueron limpias (la última vez que hubo elecciones). en términos generales. que baja de 22 a 11%. 32 . GRÁFICO 5. y Nicaragua. Bolivia.Versión 2 febrero. le sigue el de Ecuador. que las elecciones en este país son limpias o son fraudulentas? Aquí sólo ‘ Las elecciones en este país son limpias’ Uruguay Chile Venezuela Panamá Costa Rica Argentina Brasil México Bolivia República Dominicana Guatemala Perú Nicaragua Colombia Honduras El Salvador Ecuador Paraguay Latinoamérica 83 69 56 55 55 47 44 40 37 36 32 32 30 29 27 23 21 20 41 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Fuente: Latinobarómetro 2006. Notable es el caso de México. cree. de 33 a 17%. entre otros.234 Cabe también indicar que los datos de LB 2006 muestran una disminución en la percepción de cohecho en la mayoría de los países que realizaron elecciones durante el periodo de análisis. que baja de 30 a 12%. 2007 países. n= 20. ELECCIONES LIMPIAS O FRAUDULENTAS TOTALES POR PAÍS 2006 P.

COHECHO AMÉRICA LATINA 2002–2006 / TOTALES POR PAÍS 2006 P. y que llevó al poder por periodos muy cortos a Carlos Mesa y luego al presidente de la Corte Suprema de Justicia. La participación política de la mujer Los procesos electorales de 2005-2006 generaron avances significativos en lo referente a la participación política de la mujer. que 33 . ¿Ha sabido Ud. En el caso ecuatoriano. de Alfredo Palacio como nuevo presidente. 2007 GRÁFICO 6. donde la elección histórica de inicios de 2006 permitió a Michelle Bachelet convertirse en la primera presidenta mujer de ese país. la elección se realizó tras la llamada “Rebelión de los forajidos” que en 2005 emprendieron las principales fuerzas opositoras al presidente Lucio Gutiérrez. de alguien que en las últimas elecciones presidenciales fuera presionado o recibiera algo a cambio para votar de cierta manera? Aquí sólo ‘Sí’ 80 70 60 50 40 30 20 10 0 2002 2005 2006 República Dominicana Paraguay Argentina Guatemala Venezuela Honduras México El Salvador Uruguay Colombia Perú Panamá 51 31 28 27 27 23 20 19 19 19 18 17 17 17 15 13 12 11 21 0 10 20 30 40 50 60 29 24 21 Brasil Bolivia Chile Costa Rica Ecuador Nicaragua Latinoamérica Fuente: Latinobarómetro 2000-2006. por parte del Congreso. donde la aplicación de una nueva normativa sobre la cuota de género (de 30%). Estos avances se iniciaron con las elecciones generales de Honduras. pasando de 6% en el periodo anterior a 23% en la actual conformación. Este efecto positivo continuó con las votaciones en Chile. K La “normalización democrática” de Bolivia y Ecuador En Bolivia y Ecuador las elecciones representaron su “normalización democrática”. L.Versión 2 febrero. Asimismo. Este movimiento provocó la salida de Gutiérrez y el nombramiento. estableciendo una fórmula paritaria a todos los cargos de confianza dentro del Ejecutivo. En el caso boliviano. el triunfo de Evo Morales se dio después de la crisis política que se inició con la salida anticipada del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada en 2003. Bachelet promovió una mayor inclusión de mujeres en puestos políticos. Eduardo Rodríguez. produjo un incremento de la participación de las mujeres en el Congreso.

FUENTE: Inter-Parliamentary Union y elaboración propia. cabe señalar asimismo el caso peruano donde el porcentaje de mujeres subió de 18 a 29%. en mayor o menor medida. en la gran mayoría de los procesos electorales que tuvieron lugar en la región durante el periodo de este estudio. y que el congreso peruano está presidido por una mujer. Por último. el número de mujeres elegidas en los congresos nacionales aumentó en la mayoría de los países.500 puestos designados por la presidencia. En términos generales. Asimismo. 2007 garantiza números iguales de mujeres y de hombres en los 3. la Asamblea eligió a una mujer indígena como su presidenta. En el resto de los países de la región los cambios en el porcentaje de mujeres elegidas al congreso ha sido de menor escala. por ejemplo. Si bien.Versión 2 febrero. América Latina: Mujeres en los parlamentos (Cámara baja o unicameral ) País Bolivia Brasil Chile Colombia Costa Rica Ecuador El Salvador Honduras México Nicaragua Perú República Dominicana Venezuela Antes de última elección % mujeres 19 9 13 13 35 16 11 6 23 21 18 17 10 Después de última elección % mujeres 17 9 16 9 39 20 17 23 23 RC* 29 20 18 Diferencia –2 — +3 –4 +4 +4 +6 +17 — — +11 +3 +8 * Resultados todavía en cómputo al 13/11/2006. CUADRO 12. como resultado de una innovadora fórmula electoral (distrito trinominal) combinada con una cuota de 30%. Otros aspectos relevantes El tema del financiamiento de la política y su relación con la corrupción ha estado presente. el número de asambleístas mujeres fue de 33%. M. e incluso se han registrado algunos casos de descenso como. en las cámaras bajas de Bolivia y Colombia. cabe destacar el resultado de las elecciones de la Asamblea Constituyente en Bolivia donde. el incremento señalado líneas arriba de Honduras fue el más drástico. El éxito electoral de las mujeres en ese país se confirma al notar que de los seis congresistas más votados cuatro fueron mujeres. 34 .

“Sorpresas en América Latina”. República Dominicana y Venezuela—. lo que indica una preocupante percepción de corrupción interna. El IPC es un índice compuesto que sondea las percepciones sobre la corrupción en el sector público en 163 países de todo el mundo. en el puesto 28). los escándalos ligados al dinero en la política. así como las debilidades de la legislación y los sistemas de control. Honduras. Costa Rica. que lo ubica en el puesto 20) y Uruguay (6. 19 de octubre. trasladaron las encuestas al centro del debate político en América Latina. 2) Un segundo grupo de siete países —Colombia.org/news_room/latest_news/press_releases/2006/es_2006_11_06_cpi_2006 32 Carlos Fara.cadal. En efecto. 31 Transparencia Internacional. El incremento de las denuncias de financiamiento ilegal y su relación con los escándalos de corrupción política. ¿No era que Morales no tendría mayoría propia? ¿No era que Arias arrasaría en Costa Rica? ¿No era que Alan García no podría volver a la presidencia en Perú? ¿No era que Manuel López Obrador era el claro ganador de las elecciones en México? ¿No era que Correa ganaría en la primera vuelta?32 En efecto. 2007 En efecto. Panamá y Perú— tienen una puntuación del IPC entre 5 y 3.asp?id_nota=1463 30 35 . Nicaragua. principalmente el gasto en los medios de comunicación —sobre todo en la televisión—. los fracasos de los pronósticos electorales en Bolivia. tras alcanzar un gran protagonismo como fuente de información mediática sobre las preferencias del público. coinciden con una nueva y negativa evaluación de América Latina llevada a cabo por Transparencia Internacional (TI). de acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 30 elaborado por TI. es posible clasificar los países de la región en tres grupos.3 de IPC. Brasil. que indican una percepción de corrupción muy alta. Paraguay. tienen niveles de IPC por debajo de 3. Costa Rica. Como expresa Carlos Fara.31 Un segundo tema que ha cobrado relevancia durante este intenso calendario electoral es el del papel de las encuestas de opinión pública. han hecho de este tema uno de los principales factores por considerar a fin de garantizar la equidad y la transparencia en la competencia electoral. 2006: http://www. la mitad de la región —Argentina. entre otros.org/articulos/nota.transparency. siendo el cero el valor que indica los niveles más elevados de corrupción percibida y el 10 el valor que señala los niveles más bajos. Varias de las elecciones celebradas durante este periodo demuestran las dificultades de las encuestas en adelantar las tendencias y los resultados. El Salvador. Entre ellos cabe destacar a Chile (7. Brasil. Guatemala. el aumento del costo de las campañas. México. las elecciones de estos 14 meses estuvieron llenas de sorpresas. Bolivia. Ecuador. Puntúa a los países según una escala de cero a 10.4 de IPC. 1) El primero está constituido por los países con niveles altos de IPC que llaman especialmente la atención entre los primeros 50 países del Índice. Ecuador y México. “Índice de Percepción de Corrupción 2006”: http://www. 3) Y un tercer grupo de nueve países.Versión 2 febrero.

México. Sin embargo. los de las zonas rurales. los sondeos de opinión otorgaban a Evo Morales una intención de voto de aproximadamente 34%. entre otros.33 en que a las ya conocidas limitaciones de las encuestas como instrumentos de medición. por desgracia esto casi nunca sucede. de modo que se registre el nivel detectado de volatilidad de los votantes y se informe debidamente sobre el mismo. de apenas 18. Al final. con altos niveles de voto oculto. Reforma. Nuevo calendario electoral: Las elecciones que vienen El calendario electoral latinoamericano. que el uso de las encuestas como instrumento de medición política se ha visto en numerosos casos desnaturalizado frente a su uso como medio de propaganda política. De ahí la importancia de que los responsables de las encuestas adviertan siempre sobre las limitaciones que encontraron en cada caso. N. sino por estímulos emocionales como las imágenes de televisión.Versión 2 febrero. es decir lo que un candidato transmite y las sensaciones que produce. que se caracteriza por la personalización de la política. Por ello resulta tan importante la última impresión que se deja en la audiencia. Por último. se impuso con 54%. como hemos señalado en un artículo anterior. 2006. y que toman su decisión el mismo día del comicio. aún quedan importantes y numerosos procesos electorales por celebrarse entre 2007 y 2009. En Costa Rica. Costa Rica. “La encuestas en el centro del debate”. Si bien la región en su conjunto no presenciará en los próximos años un nuevo “rally electoral”. etc. éstas (las limitaciones) se acrecientan mucho más en contextos muy volátiles. días antes de las elecciones. un tercer tema que debe subrayarse en los procesos electorales de la región es el de las campañas electorales y su creciente “americanización”. México y Perú. En esta línea se desarrollaron las campañas políticas en Brasil. La explicación de estas falencias radica. ya que ganó por una diferencia mínima. o los provenientes de sectores populares.12%). Estos electores no se guían por la racionalidad de las propuestas.169 votos (1. En virtud de ello. su veracidad está cada vez más en tela de juicio. Nicaragua. que se desarrolló a partir de noviembre de 2005 y culminó en diciembre de 2006. las encuestas situaban a Oscar Arias con una amplia ventaja sobre los demás candidatos. y la descalificación del opositor por encima de las ideas en el marco de “campañas negativas”. Ídem. Este tipo de votantes tienden a ser los más jóvenes. ha sido uno de los más intensos de las últimas décadas.34 Cabe señalar. con niveles de indefinición importantes. 2007 En Bolivia. la preeminencia del candidato sobre el partido. las limitaciones de las encuestas también obedecen a que cada vez es mayor la proporción de la gente que se interesa por las elecciones cuando faltan pocas semanas o días. Es cierto que muchos partidos contratan a empresas de opinión con el objetivo de medir su nivel de apoyo. Por otro lado. Éste es un fenómeno en aumento. y suponiéndolas al servicio de intereses políticos. 36 . asimismo. En 33 34 Manuel Mora y Araujo y Daniel Zovatto. y publican sus resultados como parte de su estrategia de campaña. el uso progresivo de la televisión. lo cual no se reflejó en el resultado final.

35 Panamá y Uruguay (en 2009). durante este lapso. CUADRO 13. y El Salvador. Asimismo. de la agenda electoral más intensa e importante desde el retorno de América Latina a la democracia (a partir de 1978). 37 . sino que. como hemos analizado. sobre todo de la democracia electoral. América Latina: Elecciones presidenciales 2005-2009 País 2005 2006 X X X X X X X X X X X X X X X X 2007 X 2008 2009 Cono Sur Argentina Brasil Chile X Paraguay Uruguay Región Andina Bolivia X Colombia Ecuador Perú Venezuela América Central y el Caribe Costa Rica El Salvador Guatemala Honduras X México Nicaragua Panamá R. Chile.Versión 2 febrero. Paraguay y República Dominicana (en 2008). con alguna excepción y déficit. ya que las últimas se celebraron en 2005 y el periodo de gobierno es de cuatro años. durante estos 14 meses no sólo ningún presidente ha tenido que suspender su mandato de manera abrupta. y el recambio pacífico. evidencia que estamos ante un claro triunfo de la democracia. Honduras. Dominicana Fuente: Elaboración propia. UN COMENTARIO FINAL La realización exitosa. 35 Chile y Honduras acudirán nuevamente a elecciones presidenciales en 2009. de 11 presidentes (12 si incluimos a Haití) en tan solo catorce meses. 2007 efecto. En efecto. la región ha vivido un intenso periodo electoral que ha puesto de manifiesto la voluntad de los ciudadanos de buscar respuestas políticas a través de las urnas y los procesos democráticos. nueve de los 18 países latinoamericanos —es decir la mitad— celebrarán elecciones presidenciales: Argentina y Guatemala (en 2007). las elecciones han sido el instrumento de expresión de la voluntad ciudadana. vía elecciones.

lo cierto es que. México. como ya hemos apuntado. Y si bien es cierto. o lo que es peor. son cuatro quintas partes de su población37. “(…) cabe reparar que (dentro de esta línea) no se enrola ninguno de los cinco electorados más grandes de la región (Brasil.org 37 Rosendo Fraga. El giro de la región fue más bien hacia el centro. en el cual las guerrillas comunistas por un lado y los gobiernos anticomunistas. El manejo efectivo y exitoso de estas expectativas por parte de las nuevas autoridades. En: Informe Latinobarómetro 2006.UU. 36 38 . Por el contrario. una frustración creciente debido a las “promesas de campaña incumplidas” podría provocar nuevamente un ciclo de inestabilidad y salida anticipada de presidentes. según el citado autor. Por ello el 2007 y los años sucesivos se convertirán en el “gran momento de la verdad”. debilitaron durante décadas la democracia en la región”. los triunfos de Correa (Ecuador). La influencia de EE. precedidos por los de Morales (Bolivia) podrían dar la sensación de que la corriente izquierda nacional-populista sería la preponderante en la región. Empero. IDEM. es decir. la izquierda nacionalpopulista y la centroderecha. tal como surgen de los datos del Latinobarómetro de 2006. mejoramiento de la seguridad ciudadana y combate a la corrupción) será clave para la gobernabilidad democrática de la región. sumados. más que de liderazgo. la satisfacción con la democracia subió de un 31% a un 38% en el mismo periodo. La causa principal que explica este buen momento macroeconómico de la región radica en los altos precios de las materias primas que Latinoamérica exporta. Corporación Latinobarómetro: www. 2007 Este “rally” electoral se dio en un contexto de optimismo. Ortega (Nicaragua) y Chávez (Venezuela). De acuerdo con los datos del Latinobarómetro. Políticamente. donde el crecimiento económico ha sido uno de los logros más importantes e indiscutibles de América latina durante el periodo 2005 y 2006. lo cierto es que es la región del mundo emergente con las tasas de crecimiento más bajas y la que muestra menor progreso social. La muerte de Pinochet y la enfermedad de Castro mostraron en 2006 los símbolos del fin de un ciclo de más de medio siglo. con reducciones muy leves en la pobreza y la indigencia. por otro. Colombia. De todo ello resulta. El buen momento macroeconómico se ha visto reflejado en un aumento moderado del apoyo de la democracia y de la satisfacción con la misma36. con la existencia de tres líneas políticas bien definidas: la socialdemócrata.Versión 2 febrero. la serie de elecciones presidenciales que han tenido lugar en la región durante 2005-2006 no trajeron el “tsunami’ de izquierda” que muchos análisis simplistas y alarmistas predijeron. pero la hostilidad hacia este país. que estamos en presencia de “una región más heterogénea. donde el liderazgo de Chávez comienza a encontrar ciertos límites y Brasil a intentar ejercer un rol de moderador. haciendo entrega de los bienes y servicios públicos prometidos (sobre todo en materia de empleo. reducción de la pobreza y de la desigualdad. la Argentina y Perú) que. el momento del cumplimiento o no de las promesas de las campañas electorales. Por su parte.latinobarometro. y sin desconocer que América latina ha crecido cuatro años seguidos y en los tres últimos a tasas superiores al 4% (lo cual hacia mucho tiempo que no ocurría). así como un aumento de las expectativas de la ciudadanía respecto de la capacidad de “delivery” de los gobiernos recientemente electos. sangrientos enfrentamientos al interior de ciertos países. es baja. como bien advierte Rosendo Fraga. el apoyo a la democracia pasó de 53% en 2005 a un 58% en 2006. menor que un año atrás.

así como una vitalidad electoral nunca antes conocida. también para su calidad. al primer umbral. “La democracia en América Latina”. todavía. Lo anterior demuestra la importancia de un enfoque mixto que combine la dimensión institucional y el comportamiento de los actores. En otras palabras. tanto las instituciones como los liderazgos políticos importan. legítimas y eficaces que sirvan de sustento para el funcionamiento eficaz de la democracia. la incapacidad de los gobiernos democráticos para hacer frente a las más importantes necesidades y demandas de sus ciudadanos. Hemos avanzado.Versión 2 febrero. la dimensión electoral. no han echado raíces en el Estado. De ahí la importancia de avanzar. en la sociedad y en los partidos políticos.org/documentos/documento_54. PNUD.40 después de casi tres décadas de transición. sino “en” la democracia. ya no es una alternativa y. y mucho. Citado por Ignacio Walter. ha sido suplantada por una tendencia al neopopulismo. o militares con ambiciones desmedidas. los problemas “en” la democracia se solucionan con más y mejor democracia. Como señala el Informe del PNUD sobre la Democracia en América Latina (2004). Somos democracias caracterizadas por una marcada debilidad institucional. Pero aún nos falta mucho para avanzar en la consolidación de la república. acompañadas de liderazgos de calidad y de una cultura democrática son los mejores diques de contención de la antipolítica. Según el documento.pdf 40 Natalio Botana. La mayor amenaza es. 12. o ideologías autoritarias.asp?origen=3ra&columnista_id=6 18 38 39 39 . PNUD. La democracia en América Latina: hacia una democracia de ciudadanas y ciudadanos. los liderazgos mesiánicos y los peligros del neopopulismo. muchas de ellas. caracterizada por los golpes de Estado. 2007 Además. en el fortalecimiento y perfeccionamiento de la institucionalidad política.lanacion. La Nación. sino también en su manejo y funcionamiento. como sostiene Peter Hakim. el equilibrio de poderes y el estado de derecho. demuestran también que su consolidación es mucho más compleja y demanda mucho más tiempo del que inicialmente se pensó.38 “los movimientos de oposición no tienden hoy hacia soluciones militares sino hacia líderes populistas que se presentan como ajenos al poder tradicional y que prometen perspectivas innovadoras”. y también de actores comprometidos con ella. 29 de octubre de 2006: http://www. 2004. más bien. p. Por ello. a decir verdad. “Democracia en América Latina. el malestar de nuestros pueblos no sería “con” la democracia.39 Por otra parte. representativas y fuertes. por un estado de derecho de vigencia muy limitada y por una ciudadanía de baja intensidad.cadal.ar/opinion/columnistas/columnistasnotasanteriores. que es la dimensión que sin lugar a dudas registra más avances. de manera apremiante y firme. Como advierte Botana. no sólo para la pervivencia de la democracia. parecería que la tentación autoritaria de viejo cuño. el mayor peligro para la democracia en América Latina no es que haya políticos demagógicos.com. si bien las democracias latinoamericanas han demostrado su resistencia contra muchos pronósticos que le auguraban una vida corta. con limitaciones. pues ciertamente los contextos culturales y los liderazgos no sólo cuentan en el momento de diseñar las instituciones. y como hemos afirmado en reiteradas ocasiones. Buenos Aires. de contar con instituciones representativas. el desempeño mediocre continuo. 2006”: http://www. Instituciones democráticas.

2006: http://www.lanacion. Julio María. “La democracia en América Latina”. Daniel. PNUD. PNUD. Carlos e Isbel. www. Fara. “Doce elecciones americanas”. Manuel. La Nación.asp?id_nota=1463 Fraga. Informe Latinobarómetro 2006. Bitácora Almendrón. 19. Washington. Ulrich. Panorama social de América Latina. “El carrusel electoral latinoamericano”.com/wp-dyn/content/article/2006/03/14/AR2006031401114.org/publicaciones/xml/4/23024/PSE2005_Cap1_Pobreza. Para repensar los factores que marcan las tendencias políticas”. La Nación.Versión 2 febrero.html. 17 de enero de 2007. Calderón. 2006: 40 .washingtonpost. En: www. Julio César. Buenos Aires. “Panorama electoral de América Latina: ¿qué reemplaza al modelo neoliberal?”. The Washington Post. La democracia en América Latina: hacia una democracia de ciudadanas y ciudadanos. septiembre de 2006. Natalio.lanacion.cadal. “Balance electoral latinoamericano 2003-2004”. Nueva Sociedad.asp?origen=3ra&columnista_id=6 18 Burdman.ar/opinion/columnistas/columnistasnotasanteriores. 1 de agosto de 2006: http://www. La Nación. “¿Giro a la Izquierda?”. Paul. “El nuevo mapa político latinoamericano. Reforma. “Sorpresas en América Latina”.ar/870356 Mora y Araujo.pe/correosur/cusco/columnista. Botana. “¿Una ola de izquierda recorre América http://www. Barcelona. Buenos Aires.pdf Corporación Latinobarómetro. marzo de 2006.eclac. p. Beck. “La encuestas en el centro del debate”. 2007 BIBLIOGRAFÍA Alcántara. Moreno.latinobarometro. 29 de octubre de 2006: http://www. 14 de agosto 2006. “Latin America´s shift to the center”. “Elecciones en México”. Rojas Aravena. Link permanente: http://www.html Latina?”. Julio y Zovatto. 2006: http://www. En: Malamud. Lora. Francisco. “Los efectos del ballotage en los sistemas electorales y de partidos en América Latina”. 17 de noviembre. p. Madrid. 17 de noviembre 2006.org/articulos/nota. 19 de octubre.com/tribuna/?p=11047 Arias Sánchez. 2004. Buenos Aires.or.correoperu.tribunademocratica. Manuel y Daniel Zovatto. Fernando. Nueva Sociedad. 2005. Carlos. España. Real Instituto Elcano. trabajo presentado para el Segundo Seminario Iberoamericano sobre Partidos Políticos. Octubre 2005.com. Pérez Liñán. Eduardo. Buenos Aires. América Latina 2004-2005. Oscar. Rosendo. México.php?col_id=17 Sanguinetti.almendron. Julio María. 15 de marzo de 2006: http://www. El País. “Tres corrientes en la región”.com/2006/08/elecciones_en_mexico.com. Aníbal. Madrid.com. CEPAL. La Nación. 24 marzo. Buenos Aires. Anuario Elcano. 3. Sanguinetti. 2006. 2006. Cartagena de Indias. Edición especial.

ar/diario/elpais/1-74196-2006-10-08. América en tiempos de Chávez. The Economist intelligence unit´s index http://www.economist. “Agendas regionales en escenarios de conflicto en América Latina a inicios del siglo XXI”.html Transparencia Internacional.transparency. 15 de noviembre de 2005. Córdoba. Ernesto.com/media/pdf/DEMOCRACY_INDEX_2007_v3.org/news_room/latest_news/press_releases/2006/es_2006_11_06_cpi_2006 Zovatto.com.pagina12. Alain y Laclau. 2007 The Economist. http://www. del 08 octubre 2006. Daniel. Artículo en Página/12. Conferencia inaugural del Congreso Nacional de la Sociedad Argentina de Análisis Político. 41 .pdf of democracy: Touraine. Argentina.Versión 2 febrero. “Índice de Percepción de Corrupción 2006”: http://www.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful