Buscando una historicida,C and,ina: una propuesta antropológica y una memoria hecha rito

Antoinette Molinié
Centre Notional de Recherche Scientifique

Uniuersidad de París

X

DB toots LAS ciencias sociales del mundo académico andino, es sin duda Ia etnohistoria la que se lleva la paima. Son varias las razones de este éxito, además de las personalidades excepcionales que han contribuido a su desarrollo y entre las cuales destaca María Rostworowski. Las dificultades inherentes a otras disciplinas üásticos -los problemas del trabajo de campo antropológico, el estancamiento del aparato ideológico tercer mundista de la sociologra- han dirigido los intereses hacia los estudios del pasado. Otra razón de Ia expansión de la etnohistoria es ei papel importante que esta disciplina va cumpliendo en la construcción de las naciones andinas. Ella ha contribuido con éxito a Ia instrumentación simbólica del pasado prehispánico, haciendo pasar al indio de pecado original a fundamento de la especificidad que la nación mestiza necesitaba. Hoy en día esta función de la etnohistoria andina está cambiando de campo de aplicación pues a menudo se le pide que se convierta en historia apologética, no ya de sentimientos nacionales asentados hace medio siglo, sino de ciertos grupos de origen indígena en busca de un pasado más o menos inventado. Pese a todos estos brillantes logros, la visión que los andinos tienen de su pasado sigue siendo poco clara. Algunos etnohistoriadores pretenden revelarla: pretenden romper con una ciencia histórica tachada por una mancha "occidentall' y leer los documentos con ojos indígenas. Los intentos de complementar un análisis histórico con algo de etnografia ----como, por ejemplo, documentar la búsqueda mesiánica del pasado préhispairico en las representaciones actuales de la muerte del Inca- no hacen más que desplazar un problema que afecta tanto a antropólogos como a historiadores: ¿cuáI es la forma específica de la

--I-:^!---:-.692 ANTOINETTE MOLINIE consciencia histórica andina? ¿Existe una manera andina de 'hacer historia"? En su forma actual Ia etnohistoria.con pretensiones de historia ernic -. No se trata solamente de estudiar ia idea que los andinos tienen del curso del tiempo. sigue siendo una histori a etic _-es decir. es decir. Así se podría construir una disciplina histórica propiamente andina e incluso indígena. ella no puede alcanzar eI punto de vista indígena sobre Ia historia. Queda entonces por indagar Ia percepción indígena de ese pasado.encia del acontecimiento.^l^ qrSu¡¡u us !rrur!4r 14 Eurrurllsuurra qug arrul¡¡4. No se trata en lI--r: ---:!:---^l---^ -r. La etnohistoria cambia el objeto de estudio de la historia ciásica. un tipo específico de relación con el pasado-. revelar la especificidad de la relación que ios andinos mantienen con el pasado ni su consci.1981.antas ^¡¡vuv pruebas de su eficacia. por muy cercana que esté del mundo indígena.es decir. un modelo sin determinación cultural. Pero queda por investigar la percepción andina del acontecimiento. fla oaoo f. de relacionarse con el tiempo y darle estatuto al acontecimiento por eI pensamiento o por los actos. o mejor dicho tenemos algunos indicios: que eI tiempo andino no es separable del espacio.a en temas indígenas pero inevitablemente construida desde el exterior. una manera de definir lo determinado (Hartog 1983.un -como histórica. substituyendo el punto de vista de los vencedores por el de ios vencidos y construye objetos nuevos a partir de la sociedad indígena que se propone estudiar pero dada su condición epistemológica. ¡cómo si pudiese existir una ciencia histórica que no esté fundada en el alejamiento que la Ilustración estabieciese! De hecho. mediante archivos. Lenciud 1991: 59). peró el ojt del observador sigue siendo el mismo.o varios procesos apasionantes. que está construido en ciclos separados por crisis (pachacuti) y que la sucesión de los ciclos parece tener una dimensión pendular formulada por espacios de adentro y de afuera. en resumidas cuentas. este proyecto asigna a las sociedades indígenas una historia a la occidental (¿cómo podría ser de otra manera?) ciertamente más centrad. distinta de la que prevalece en Europa. ahora tenemos que buscar en }os Andes en cualquier otra cultura del mundo.o por Sahlins (1974. Sobre ello sabemos algo. El microscopio del historiador ha sido desplazado sobre los indígenas y de hecho se han observad. una forma andina específi. 1985). para . una forma de hacer tipo específico de conciencia y concebir la historia. siguiendo eI camino indicad. no puede contestar esta pregunta sino con una afirmación algo voluntarista e ideológica: no por conocer a los indígenas se podrá. sino de situarla en su campo epistemológico propio: el de una historiografía occidental aplicada a las sóciedades indígenas. Para algunos colegas la etnohistoria de tal o cual pueblo sería "otra" historia.ca de relación con el pasado. De modo más general.

la de indígena . Esta y "sociedaE*p""t"au a menudo con los términos de "sociedades frías" endes calientes". rresponda exactamlnte a uno u otro tipo" una con solamente.EUSCANDO UNA HISTORICIDAD ANDINA 693 completar este estudio de Ia conciencia histórica debe investigarse tamLién una forma especial d.e a "calentar al indio" escribiendo su hisde Ia etnohistoria.. hay en la etnografía y la experiencia del trabajo de campo' qr" ' p^rio "poy. para extraer sido ha oposición gía. un tipo hispropio d. Tenemos que definir estos tipos específicos de dei conocimiento para avance el io.ífi. No se trata de prácticamente otra yuxtaponer puede d. un de cultural peculiaridad i.uut cualquier otra concepción indígena.i."** i. yo tend. polos de un modos los de sino tipología una ción mía). plárecer algo obvio si no se precisa que no se trata de un relativismo y de impotencia teórica. Sobre esta oposición se por equivalente. Las sociedades andinas de las que tratamos pertenecen más bien aI primer tipo de esta oposición. que -"enfriarlo".évi-strauss 1983: 1218.tistica. dé lo peculiar de su relación con el pasado. que han suscitado muchos equívocos por no haberse disde esta "el alcance heurística: i"rral¿o su dimensión estrictamente tinción es ante toio teórica pues probablemente no exista ninguna partes.: I . traducción mía). concepción ""p".e memoria. No se trata de contar el pasado de inde sino relato. y (1973: traducción 40.-.r¿ig"rr"r ni de hallar la para haY historia. no existirán jamás. Iuego: "no pretendía definir categorías reales sino 'no exisrrr"á h".. cosociedad concreta que en su conjunto y en cada una de sus mía). pero de ias que sin embargo traduces necesario tener nociones exactas"'fi.a" sobre su pasado. entre sociedades cuya reproducción está asegUrada que y sociedades saber.tse de Ia hipótesis de la especificidad de la conciencia histórica Puede pade una cultura.i¡ i iit tl I ll il il tt I1l . esta búsqueda de una Quisiera proponer aquí algunos eslabones en los forma and.e restituir el acontecimiento.ir tf t.. dos estados que' para retomar a Rousseau' ten.pues retomo la división clásica cido (1973' -fuente a veces tan mal inierpretada que claude Lévi-strauss hiciese por la preocupa1gg3) entre dos tipos de sociedades. unas "inspiradas se solicitan "donde y en otras ción dominante d.! .ina de hacer historia.u-ente llar a ésta.elo. Ésta es la que nos puede traer los ir lt' iri I l. Ya es hora de que la antropología andina se to general de lo humano.. una traüción actuada y no constituida en propia de echan una "mirad.' (Lévi-strauss L973: 40.ería a p"r"i rru por medio d'e la etnografía.iau¿ y de memoria no solámente de otras culde la cultura and. como p"tu h. la mirada Ia Ilustración. o más bien a tomarlo a su propia temtoria.:' I l.ina sino para poder compararlos con los al conocimienabra turas. a pesar de haber tenido un largo con' tacto con la cultura occidental A la inversa de Ia orientación clásica tiend.e perseverar en su ser" y enerporvenir de ellas Ias diferenciaciones sin cesar.a distanciad. no han existido.

No se trata de mostrar que una-sociedad puede "hacer historia'.' (persecuciones) o de los "segundos purim{ Qiberación de un peligro ile persecuciói). por ejemplo en la memoria judía. sería interesante escoger un momento concreto del pasado indígena.l Para llevar a cabo un estudio concreto de etno-historia en el sentido que acabo de de{inir. Por supuesto que no quiero decir que los andinos no tienen ningún relato que se refiera más o menos directamente a acontecimienios.e pareeer imprescindible: que se puede hacer historia sin relato. se hablaúa de etno-historia como se habla de etno-botánica.pasaba por otios cr..e modo discursivo sino más bien performativo: actúan Ia historia más que pensarla. pues así podremos descubrir formas inesperadas de h¡.variados. se abie así ia po"ibiIidad de que exista una forma culturalmente determinada de restituir eI pasado sin palabra!. sin escritura ni de valorizar la tradición oral de los pueblos indígenas. En las sociedades andinas no existe nada parecido a estos tlxtos. . sino también la manera propia de restituirlos: la forma específica de integrar el acontecimiento en un funcionamiento de la memoria determinado por la cultura.rrut"-or. la Por supuesto que existe una diferencia fi:ndame"ntal entre la memoria judía y la andina: los rituales judíos no pueden ser separados de relatos Por zupuesto que no debe exagerarse la brecha entre el modo narrativo y el mod.o de hacer histori¡1{.. Du¡ante la liturgia las oraciones celetran los ritos y la litr:rgia" (Yerushal-i 1982: 55). narrativa y performativa. "sólo Ia memoria transfrgurada por los ritos y la iiturgia tenía acceso a perennidad'. por ejemplo. 1.ades para datos para investigar la reiación de la cultura indígena con el pasado. creo que las sociedades andinas no piensan la relación con el pasado d. Esta etno-historia de tipo antropológico debería investigar no solamente la forma indígena de percibir el tiempo y el acontecimiento. se trata de móstrar que se puede hacer historia sin 1o que a nosotros nos pued.ales. pa¡eciü. de ser posible común a varias socied.nbos se combinan. más o menos conscientemente. Es lo que este trabajo pretende demostrar a través de un ejemplo concreto. especialmente en la Edad Media.. Y la actúan esencialmente a través dei ritual. ni tampoco de oponer ésta a la tradición escrita. de los cuales conmemoraban las etapas -1" o -urro" explícitamente.o-o . cuando . por otros medios que no sean el discurso y que quedan por descubrir.4e¡ historia si:: ::i::gin tipo ce . -"-oria andina. multiples y.694 ^NTOINETTE MOLINIE El proyecto seúa así la creación de una verdadera antropología de Ia historia: otra etnohistoria. u i. principalmente ritual . creo que puede ser útil distinguir varios tipos dL memorias. ya no en el sentido de 'historü de una et_ nía" sino en el de 'la historia desde el punto de vista de la etnía. sin embargo. Los mitos y los discursos rituales que se refieren al pasado muestran que no es pertinente un corte radical entre eI gesto y la palabra. los acontecimientos pero éstas son inseparables de los "Libros del recuerdo.eLato.

::t"'o "rr "q""llos casos (la aporte español " "'..rov'u utt. eds'..y Una etacontecimiento? indigena del todo acerca d" I"'. los de través a documénto' yoría) para Ios cuales no tenemos "itgott los mitos' los ritos' Ias modatos etnográficos to"t"-po'á"to' -tá-o indígenas' hasta hoy -etc'' dificaciones dei idiolt.1"*pr" de María Rostworowski destac"..-01.es ya presentes. 1993)' que ra apariciór. este-. 1.i¿" maneraenquelosind'ígenaspudieronvivirestaincreíbletransformanot. los varios documentos.t"ul"t d.ivinidad.si1ett"t:. u-"rirrdio-s: la d'ocumentos' Parece que en de ^lulé*i"o lultu cepción es üficil d. . La etnoÉistoria de "'t" e1 surgiiu"t" iu ui""tió" t"-n"na eperlme^ntal y llama reales' i"*iiuiiguda a las familiaspueblo ".....il. i¡ I i1.e incluirse en la continuidad palabra porque revela no una en lualizar posibilidad...I^".. ü. Rostwor-owski de Diez hisroria de esre #ü¿.1:.?.". Entre ellos ^tii. rl I ' ¡. muchos de estudiada' ".. Villanueva 1970.-etin y Molinié. wachtel 19?1). traducción mía)' general se piensa.rsar'.t.d" ia historia que acabamos de plantear' p'opo"a'é una' etno-historia EI valle de sido d'ecidi¿t*t"i" antropológica' had'ocuandina desd'e ""u pl"p"ctiva ricos Los traclici. t"'igni-to' a. l I i ¡1 il't I [] 't.td"-po.La ehchistcri: felizmente en eI Archivo Deco"'"tuados "r. El caso andino lu p'op"e'ta de una antropoloxión del historiador e intenta "o"t'"tu' .i..t'aiui' Túpac mentos de la genealogia d'e Sayri importantes' han interesapartamentul d" d. ¿Debe-o.o a varios estud'iosos 1948. loiót'l*ot puede repartían imaginar eI terrible "r. Canseco 1962. ubicar"s.. tr ir. todor-to. ¿"t ho*i* branco Lefort (r97á: 42."""qtl" "o "b"*os mai*:.pod"*o' ind'agar eI recuerdo ooco interrogados "t' ""i" orrefrreparaestahumanidadelinimaginabledesquicioproducidopor En (Becq.hh" ry81)'.i.J""ir"iá" "ptlf""do de esta sociedad puede noglafia ¡u"u¿u u"-"n conocimi""to i i: I . en cierta cuál fue el tán Cook un Hu*JiS..onal' o. i'i ir.^iit tl"tificaciones de 1o sentido.. esta refleque ."io *nuevos datos sobre las tierras en el lncario" en (1962) que nos tratan justamente del va}le "ñ.l 1 lti rl' .p""luf miento de una propied'ad' privad'a de ga"au" *átjoiiete aYllus en eI En 1558 nu*-iu" J" Ia y las tierras que se yucay.tizar contradice tener sentido. o. Ñtbtt P9T y pátti' al recién llegado se le dio varios casos' por Io *'"*' "" capimanera como 1o que le pasó al un estatus d'e d.rr.. !r l.. "r ptt"'"i' tto los campesinos (IVlolinié' en callan Ia ¿-bió'c". to'*o Ct^"¿e es mas encuentro con los europeos no "para los indios ¿" Am¿titu eI sino sufrida' es f"ofi{aa n1¡¡famente porque no viene a acque un accid. Los documentos transtorno or" "triii"J"". - "iH.... de origen en un mapa conservados hasta hov por uuir"." t'ii" rta si'd'o' iues' bienen de Yucay.ente del tiempo' " ""^ porque no pued.i..3"to a ignorar ción. _Yr]i""" rggz' iggg' 1940.T t*..i iii i..ANDINA BUSCANDO UNA HISTORIC¡DAD 69s fue Un acontecimiento fundamentalperasí permitir las comparaciones' cuya llegada del Blanco' ñ."..y át'ot-ao"umentos se conoce bastante bien la gtacias u f-o..

llevado a cabo con créditos alemanes. UNA HISTORIA CRUCIFICADA DEL ESPACIO aportar algunos elementos con los cuales respond. conservaba los andenes me_ üante las raíces de los árboles y que ahora se van der¡umbando. no se ha organizado el mantenimiento de las obras {rr" o"o áesüci¿o¿ose . abajo la parte doméstica. R9¡umo aquí un trabajo precedente. sino que además están mal adaptadas. cuyas leyendas escenifi. frecuentes en la zona.os incas o colonizadores españoles. seres situados en Ia historia en la socleda.g00 metros de altura) y las pendientes d. sin que el Instituto Nacionai de cultura se haya conmovido en lo más mínimo por esta barbaridad. A estos dos espacios simbóücos corresponden dos periodos de la historia del mundo: arriba.a ra ecología local y ni siquiera . "real'. abajo. para ra demostración compreta y mayores de- Recientemente ha sido desfrg'rada por las ob¡as de irrigación del plan MERI.can antepasad.e ia cordillera oriental que bajan der nevado Illahuamán is. Todo lo contrario: los canales de cemento'no dejan pasar el agua que antes.rrpoo. panacas reales tenían sus tierras.o eran humanos. La mayoría de ras tierras de arriba pertenecen a la comunidad. en las primeras estribaciones del cerro.os para expiar su pecado de incesto cometido cuand.er a la pregunta acerca de cómo fue que los indios percibieron la reducción y también diseñar una manera propiamente andina de hacer la historia: una etno-historia de la reducción en ei sentido antropológico que hemos definido. la der caos d. vamos a ver como los andinos de yucay hr. las tierras irrigadas están en su mayo. talles véase Molinié-Fioravanüi 1982. de fresilla y otros frutales.r. . la del orden de una cultura cuyas categorías son estrictas tanto en la üstribución de las parcelas como en elieparto en mitades de los barrios del pueblo..enad. en los canales incaicos de piedras. de altura). revientan estos canales y nada se ha previstá para arreglarlos. se cultivan en ellas algunos tubérculos por rota- que corre el río vilcanota (2.éo . los temblores.r. que recorren los cond.soo metros Las tierras de Yucay están divid.rrru mejora para los yucavinos.r" historia ción. Abajo. Estos dos pisos ecológicos corresponden a dos categorías simbóticas definidas por los mitos y las creencias ligadas a cadá uno de ellos: arriba Ia parte salvaje del territsrio. son pequeñas parcelas de maíz blanco.ía situadas en una espiéndida andeneiía incaicaz donde los reyes y t.696 ANToINETTE MoLtNlÉ desuespacioydesutiemposinunasoiapalabraderelato. unas cavidades alineadas que son en realidad tumbas incaicas.s Desde el pueblo se perciben.e uná naturaleza no socializada. Estas obras no solamente han destruido un monumento_fir¡damental del patrimonio histórico.idas entre un valle estrecho en el poco a poco pero ya sin los canales de 3.l i. pieüa incaicos destruidos.

documento publicado en Villanueva 1970. En 1595 el pueblo de Yucay seguía agrupando siete aylluss y lo mismo en los siglos XWII y XIX.. como lo muestran los archivos parroquiales que mencionan a principio de siglo a ayllu Urayparte y ayllu Wichayparte. Algunos de ellos se refugiaron entonces en estos nichos. Hoy en día los freles de una cruz viven generalmente en un mismo barrio.8. Fueron quemados por la aparición del Sol que inauguró Ia humanidad actual. 3. f¡ I' t. sin embargo ellos distinguen las cruces.de la mitad Uray de las cruces de Ia mitad Wichay.' iil !1¡l i lii ir' 1. algunos machu se han salvado del fuego solar y son muy peligrosos pues pueden "agarrarlo" a uno. ii . Archivo Arzobispal del Cuzco.. ll 1. t I i.se yerguen siete cruces alojadas en sus capillas.li il" i: .a No existe ningún relato ni tampoco el menor recuerdo de este acontecimiento que por supuesto desquició el orden social y simbólico. Cañibamba y Pasión por la mitad Wichay (arriba). legs.. 7. que hasta hoy divide el pueblo. i: t ¡l l! ¿ i. La última identificación del ayllu en eI siglo pasado correspondía al barrio que ocupaba en el pueblo. Archivo Notarial de Urubamba. Reuista del Archíuo Histórico del Cuzco.389432.4. l. A¡chivo Departamental del Cuzco. como sus adornos y sus joyas. Sin embargo.8. y Llaullimoqo. 1957. donde los campesinos han encontrado momias que para ellos son los restos calcinados de sus antepasados prehumanos. especialmente durante la fresta de las cruces que se celebra el día de Pentecostés: Cruz Calvario. 3.6 Más adelante la división en aylius se fue borrando gradualmente? para reducüse íinaimente a ia biparliciú¡. 6. y numeración de los Indios del valle de Yucay y sus anexos que practicó Damián de la Bandera el 30 de junio de 1558. iiri. 'li. mandando que se redujesen en sus ltil respectivos pueblos". Cruzmoqo y Misionero son celebradas por la mitad Uray (abajo) del pueblo.l.i lii. Archivo Departamental del Cuzco. produciendo así graves enfermedades..los antepasados prehumanos que vivían en una oscuridad lunar. Aqo Aqo. ir rl i: I 4. : : li il' f. 'Visita 5. archivo de la panoquia de Yucay. Algunos ancianos aún locaiizan cada uno de los ayllus que existían en su juventud en cada uno de los barrios actuales. En las estribaciones del cerro ----€specialmente cerca de las tumbas de ios machu. l. Tesorería Fiscal nos. siete ayllus de la zona fueron reducidos en el pueblo de Yucay. Este dualismo es la última expresión de la división del pueblo en ayllus. 2. Aunque los yucavinos no asocien directamente cada cruz con cada barrio. 'B.BUSCANDO UNA HISTORICIDAD ANDINA 697 Para los campesinos de Yucay son la sede de los machu. :llr' ¡.eparto de tierras en 159f'.J : rl i. . Los yucavinos les rinden culto. ll. Un documento de archivo nos informa que en 1558.. cada una con su nombre y sus características propias.r crl Wicliay y l-Ii'ay (ai'tiba y abajo). especialmente en su manipulación ritual.li i l i . . . Es por lo tanto necesario eütar estas tumbas y hacerles ofrendas rituales. u I I Ii l)1' I¡.

en la extremidad noroeste del pueblo. en la dir¿cción exactamente opuesta a la salida helíaca de las Cabrillas.za aú¡ más y recuerda el orden de los ayllus reducidos. las ql^e irú son ni más ni menos que ios ayiius. El carácter excepcional de Cruz Calvario . cuyo nombre quechua hace referencia a la aparición de la constelación de las Cabrillas (wayna'. antes de que las suban de nuevo a sus santuarios con gran pompa. para rendirles culto en las fiestas de Cruzvelacuy del 3 de mayo. En Yucay. Ella va delante de todas en Ia procesión. la salida helíaca de éstas ocrure a principios de junio. Una de ellas. Su jerarquía. Cada una de ellas es celebrada por su mitad y por su barrio en cargos separados. Entonces Ia cruz de Chichubamba era bajada a Yucay en Pentecostés y todas las demás la recibían con gran pompa delante del palacio de Sayri Túpac.eles no llevaban esta cruz a Urubam- 8. como 1o hemos visto. Véase Molinié-Fioravanti 1985 para un estudio del papel de Cruz Calvario y la relación entre su culto contemporáneo y los ritos de iniciación de la nobleza i¡caica. flores y joyas de plata. se han refugiado en esta bipartición. qolqa: Cabrillas). En la procesión del lunes de Pentecostés siguen un orden estrictamente jerárquico y cada una lleva su adorno específrco de cintas. las individuali. alojada en casa de su mayordomo dei año que recibe al vecindario a comer y a bailar ante ella. joven. que se manifiesta durante la procesión especialmente en su ordenamiento y en sus adornos. que opera como mediadora en el conjr:nto de las siete cruces. El primero Io encontramos en el ritual ta1 como se celebraba hace unos cincuenta años. La celebración de cada una de ellas en cargos separados les da la dimensión de los barrios en los cuales los ayllus fueron reducidos. El ritual individualiza las cruces a través de varias operaciones. Esta relación directa del cargo de una cruz con un cargo po1ítico refleja la ligazón entre carguyoc y autoridades de unidades sociales coloniales. Dos detalles confirman esta homología entre las cruces y los ayllus desaparecidos. sus adornos de plata son los más suntuosos y las demás cruces se postran ante eIIa aI llegar al umbral de la iglesia. ¿Por qué los fi. Cruz Calvario aparece en sueños a los campesinos. siempre en un papel de autoridad. El nombre y la ubicación de esta cruz hacen así referencia a una observación astronómica antigua e indican su carácter excepcronal.s Pero 1o que nos interesa sobre todo es que su cargo da acceso al mando del conjunto de Ia comunidad. cumple una función especial dentro de la bipartición. El reparto de las cruces entre las dos mitades las relaciona con la memoria de los ayilus que. En la latitud de Yucay.698 ANTOINETTE MOLINIÉ Las siete cruces son bajadas de sus santuarios al pueblo cada año. alrededor de la fiesta de las Cruces y al mismo tiempo se observa la puesta helíaca de la Coia de Escorpio. se manifiesta sobre todo en su nombre ¡[ su ubicación. su santuario está situado sobre el monte Huay'na Collca. en varias partes de los Andes ella desigrra la constelación de la Cola de Escorpio (Zuidema y Urton 1976). Cruz Calvario.

El..ig.= t la constitución de la societumbas dond'e fo."..t tupiliu' y el pueblo' Io l""i":l rior al interior..ñ.EUSCANDO UNA HISTORICIDAD ANDINA 699 Ia cual pertenece hoy Chichuba. .. Esa trad'ición se mantuvo d..a una de ellas sea eI símbolo prehispánicos ni. es eI conjunto de las cruces y su una metáfora de la Ias tumbas ¿" to" p*ft*u"o'..rrrt-. p...tra i'1 Demod'oq. Ellas tecimiento """rr"irlá"iu. correspondencia en Molinié-Fiorava¡ti 1985' Una mayor 9..esplazamientos aconef es que l.it.e los ayllus en el pueblo.tt"utio.-i"Át*an que Chichubamba XVII: por lo tanto' su cruz d'ebía de la reducción d.segundodato}oproporciona de la cruz Kañibamba Ia toponimia.ción lostestigos¿"furr¡i. tiufiiésiica' repicsentad.antiguos de Las cruces son transfor-ud. Waylia . ."lu"ut"goríaliminald'elespaciosimbólicod.stritos.uciónanteriordeestosayllus'noporqueloslugamodo-a Ia sede de los ayllus res donde se erigen correspondan de algún precad.* ug""pt¿as bajo ..tt lu incaico tenían sus réigual que tt..' to*o su último vestigio iglesia del pueblo..ad.ui"t"""it a} espacio ayllus ios. al las cruces a" yrr..u. É. "" Iu' estribaciones donde sale la co' de el lugar Huacañan.i.eYucay estád'efinidapordoselementoscuyaasociaciónesunaimagenadmirepresentada por la parte rable d.'ifi'"u "pastizal' prad'o"' En ver'*liíú relacionuáo ." d." sus réplicar . p?: el valle: Ias alta del terntono._Nosetratadeunarelacióntérminoatérmiposición liminal' en asociación con no.tol. 10. son "".."..e la transi.ot'"óo"'du""ia las cruces y los antiguos entre establecer uri en eI pueblo't0 Ad'emás' ayllus: ellas apare.cion-entre la era salvaje."rque sentedecadaunodeellos..es pr"fri"páni. ^reu-"ot^. en emblemás extedel abajo..isigto después de-la separación ser venerada ailí. a arriba de mediante el ritual.ii^i"t-¿i"i"i¿ad'e' d'"1 imperio p1i"ut en el Coricancha del Cuzco' .ott la huaca pues la hierba áe las barbas de Ia huaca'e ""rig"rruritrounte de que lleva eI pasto es la repre'""t"tio" las ilit"t d" Ias unidad'es que representaban Ahora bien.eárr.i-irro á" U nt'"""" Y cruz se llama Wayllamitiva y en donde sl cele¡ra la fiesta áe esta realidad' el sustahtivo pampa. El . qt" 'ieu"tt los fieles del cerro' se llama para alcanzar su .ál ..e ilt"y. que es Ia capital de Ia provincia a bambaytambiénerpu"blo-áscercanoaella?Losarchivosdelapaformaba un ayllu rroquia de Yucay . "tii"t queda así la memoria det coltactoion el hombre blanco Agradezco este dato a Gabriel Martínez' .estánsepultadosyalavezpresentes'aludenalespacioyaltiemlas unid'ades sociales po salvaje de arriba. pi"t"'t-anos anterio'u' dad. las cruces que representan de abajo' doméstico y tiu*po uI antiguas hacen . el uvifrr Podemos huaca' "* de el nombre vinid. o . . d. ...eYucayyUrubambaendosd. et que construye La historia y ni"ftispánicós y ayüus reducidos' disyunción entre crucificada."u ".it" .

establece una relación entre dos fiestas del calendario cristiano.: ^^ñ ^Fr. Esta conjunción entre un acontecimiento mítico y un hecho histórico confiere a este último un valor cósmico: la oposición entre ayllus dispersos y ayllus reducidos equivale a la oposición entre el tiempo de lo salvaje y el de 1o doméstico. Su hijo hizo construi¡ u¡a basíüca en el .ll La segunda. Y el advenimiento de Ia reducción es definido por el carácter destructor de la aparición del sol. Ellas fortalecen su eficacia simbólica al dar a éstas una dimensión cósmica.la memoria de la reducción queda asociada a Ia memoria de Ia creación de la humanidad. La reducción de los ayllus y la aparición del hombre social parecen unirse en Ia superposición de un acontecimiento y un mito: por una parte el tránsito de los ayilus dispersos a los ayllus reducidos. Las tumbas de los prehumanos informan a las cruces con un mensaje rnítico.e la reducción es así percibido y memorizado en un dúo de voces. consolidando su condición de metafora del contacto con ios Blancos. El rito conmemora el tránsito de la dispersión de los ayllus a su reducción y el mito del cual son testigos las tumbas de los machu prehumanos es el que abriga Ia memoria de una prehumanidad sepultada. madre del emperador romano Constantino. celebra ei Espíritu 11. encontró la verdadera cruz en Jerusalén. decir.^^a -percepción del acontecimiento y de otro tipo de memoria. la historia se une con eI mito mediante y dentro del rito.I ¡ 700 ANTOINETTE MOLINIE i I Los santuarios de las cruces se alzan encima de las tumbas de los prehumanos destruidos por ei fuego solar. por otra el tránsito de la humanidad presocial (rnachu) a la humanidad social. UNA MEMORIA CRUCIFICADA DEL TIEMPO El ritual de las cruces no lleva en sí solo la memoria del espacio prehispánico disperso sino también la del tiempo prehispánico. su bajada aI pueblo el EI manejo ritual de las cruces -es y su subida a sus santuatres de mayo para la fiesta de Cruzvelacuy rios eI lunes de Pentecostés. que conmemora el descubrimiento más o menos mítico del instrumento de suplicio de Jesucristo. La primera corresponde a la Vera Cruz. Los yucavinos no tienen ningún relato de la imposición de la reducción: han tachado el suceso t. Mediante esta proximidad entre cruces-ayllu y machu. La reducción es así asimilada a un pachacuti comparable aI que dio luz a la humanidad actual.!---'S:: ¡::!:--Ua4Ld. una que se expresa en el rito. Según la tradición Santa Helena. a un tránsito entre una era salvaje y una era doméstica. o por lo menos la del calendario incaico. la otra en eI mito. Así. (l'E i¡ii OiVitiu SinO de Otra fOrma de ¡¡V DC v¡¡¡vsrÉvr LJ. El evento histórico d. Pentecostés.

se canta y se baila para ellas y tienen mayordomos encargados de su culto. Iunes de Pentecostés.e Pascua. días 7 sea o domingo.a fiesta de la Cruz. según las prescripciones del Deu(7*7 + 1) apateronomio (xvl. a fiestas anteriores. + final Es el 1.tt La fiesta del lunes de Pentecostés yucavino tiene sin duda características comunes con la del 3 de mayo: es como si esta última se prolongase hasta el lunes de Pentecostés. 13. Desfi.p"¡u. separadas entre sí por ci¡cuenta días. sobrepuesto. qrr" acompañan este regreso son muy similares a joen Éspaña. i"" . . especialmente de la Veraáru.on ío" crucis a la celebiación de este acontecimiento. en Yucay el día de Pentecostés culLos capillasa sus píritu Santo sino aI regTeso de las siete cruces mayo de del 3 los lo. 9. biendo tomado Ia primera más importancia que la segunda (Jacquemet'1985' III: L2. Ia bajada y la subida de las cruces de Yucay deii. ¿Por qué es que los yucavinos han transformado la celebración del Espíritu Santo en una segund. En 614 Cosroes. Desde entonces se considera al 3 de mayo hacomo la fiesta de la Invención y al 14 de septiembre como la de la Exaltación. Por error. tejidos valiosos y yas. con expresiones de aiegría a veces bastante paganas pues la Invención h. la fiesta del 3 de mayo es celebrada especialmente en Andalucía y Extremaiura. Ésta fiesta de la Santa Cruz. La fecha de Pentecostés varía pues se sitúa cincuenta días después d.'se llevó parte de Ia reliquia que se había quedado en Jerusalén' El emperador Héraclio logló recuperarla y regresarla a Jerusalén el 3 de mayo de 629.BUSCANDO UNA HISTORICIDAD ANDINA 7O1 santo que bajó en forma de lenguas de fuego sobre los apóstoles y la virgen-Mutír.12 Mientras que los cristianos establecen una relación entre las celebraciones de Pascua y Pentecostés.rrr""s van adornadas de flores. hubo así dos frestas de la cruz du¡ante eI reinado de este rey. periodo calendárrico con r:¡ sentido propiamente a¡rdino' É" B. rey de Exaltación de nombre el tantinopla con Persia. en los [üros litwgicos francos anteriores a Carlomagno se llamó Inuentío .esdotlase en Ia fiesta del Espíritu Santo. ritos de fertilidad. 10). quienes repentinamente comenzaroll a hablar varios idiÁas. Los cincuenta días que la separan de Pascua del ciclo pascual. ". que generabrrente cae a inicios del mes de al Esculto rinde no se Ahora bien. que celebraba las primiciás siete semanas antes de la cosecha. también allí. o más bien como si se d. o más bien de las cruces? ¿Por qué mediante tu br¡uau y la subida de éstas. se las exhibe en altares. véanse más detalles de esta comparación entre la fiesta de las cruces de Yucay y la Invención de la veracruz er España en Molinié-Fioravanti 1993.el pueblo. plenitud de1 recen comola de un Los devotos de las cruces de Yucay reinterpretan este aspecto de la clausu¡a 322-328). En el Antiguo Testamento correspondía a la fiesta de las semanas.rn periodo del calendario cristiano que va desde la Invención de Ia Vera irrrr. La Iglesia de oriente celebraba este acontecldel 14 de septiembre pasó a Occidente desde Cons' -iáto cada año. hasta la celebración del Espíritu Santo el junio.oita . el 3 de mayo. construyen este periodo especial que va desde el 3 de mayo a principios del mes de junio? Gólgota ei 14 de septiembre de 335.lan en procesión a lo largo d.

ques reglamentaba así er calendario mediant"""r . nacientes" (wayna: ioven.ario incaico. El sistema de ce. pareciera que para entender ra memoria de las .os fechas ia consteración de las cabrillas no es vis_ible pues d.rrr"Á de yucay se necesitan algunos datos sobre el caiend.e modo q"" ¿rl* iormaban un sistema de articulación der espacio y de ia estructura so.os de abril y reaparece a principios del mes de junio.. Esta consteración tenía una impártao"ia -"y ".pu. cad. y hurin (abajo y arriba).os. poto ae o"a"guráJ916a: B). en los Andes eI perioáo que delimita ra bajaá. . Ii: il$-e "ru una di_ incluso que u.-r ::=: -=JJi'vi.escripción global de este sistema.r. .' rango importante en el panteón incaico ?:ip+u iArriaga 196g: 213. y finalmente del tiempo por medio der carendá"io p.e Yucay en esta época del año: cruz calvario.e uuzco agrupaba doce unidades políticas J ia cluú¿ru distribuidas en las mitades hanan y hurin.l^ -:-. La fiesta de la subida ¿" ias c"u_ ces en Pentecostés cae-asíen el period."¡rda de ras cruc_es tiene una peculiaridad: entre esas d.e las cuatro partes estaba dividida en froq co^^. vinidad.r""to qr" .""ái"igir" estas ríneas eran determinados por observaciones astronómicas. iu" óu¡rilias).zación del culto ae los lugares sagrados que los formaban.o en que ras cabriiras amanecen con eI soI.a unidad era responsabre de ün grupo de rugares r. Ahora bien.ipar de yucay' que ocupa una posición central en relación con Ias demás. qorqa: consteració" ¿. la ciudad del cuzco estaba dividida -itades.a a un grupo de tres ceques que las relacionaban con su territorio.óabriul.. Garcilaso de ra vega 196g: 259. uri derimitadas' De manera que cad. y terminaba .cr"á. y ru .1{ Los puntos del horizonte hacia ros cuares . cuyo nombre significa ra. que convergían en el tempio dei sol.702 ANTOINETTE MOLINIE un detalle de los rituares nos incita a observar eI ciero nocturno d. con ra salida de las cabrillas junto con el sor. o ceques.esaparece a mediad. Las 37 noches que separaban el B de mayo aet g ¿e junio no eran contabiliza_ das por ei sistema de ceques 6rdóuna.ro de ellos correspondía a un momento del año. Ia . For otra parte."" Los ceques'"rü¡r' reparti{os en grupos de tres en cada una de ras cuatro pr.'ur . está-Jtuada en el cerro Huayna conca.riio que se J.-iéio.udu . "er cuzqueno.es rendía en una fecha precisa der año.tl. varios cronistis informan qr.r. El calendario lunar de ros incas empe zaba er 9 de junio.""" pri". Zuidema 1983: 244)' A las cruces de yucay se las baja ar p. una "guaca_ muy principar' (cobo rgs6. d.iut a través de la organi. a su vez divididas en d..ruúro g au mayo para cruzvelacuy (Invención de ra verac"rrr) y "i a sus capise las sube 14.i^-^^ -.rar para los anünos prehispánicos. cada una de elras asociad.r g áu-*uyo. 328 santuarios (huaca) estaban repartidos arrededor de ia ciudad imperial de Cuzco en-4]1íneas.i"ru.a una d. Véase Zuidema 1964 para u:ra d.'.

no estaba contabilizado por eI sistema de los ceques. La ausencia de las Cabrillas corresponde más o menos a la época de almacenamiento del maí2. celebrada siete semanas después del principio de Ia cosecha y que ha sido reemplazada por Pentecostés.... (móvil) Fin de año.. 1os ceques prehispánicos correspondían no sólo a unidades calendáricas sino también a los ayllus. como 1o exigiría eI calendario cristiano... Podemos comparar los periodos deiimitados por el calendario incaico. la fiesta cristiana más cercana al 9 de junio... sino con la Invención de la Veracruz (aquí Cruzvelacuy) el 3 de mayo. Pentecostés 50 üas (móvil) Principios del año (9 de junio) Pentecostés subida cruces (movible) (3 de mayo) 37 días yucavino: Cruzvelacuy. los yucavinos recrean una categoría temporal prehispánica que va del 3 de mayo hasta principio de junio.. instrumentadas así por una memoria "pagana"..... O sea que éstos desaparecían durante eI mismo periodo que las cruces contemporáneas de Yucay.. bajada de cruces + 37 días tu Santo en Pentecostés... Este periodo tiene además un sentido especial en el calendario agrícola de Yucay pues corresponde a la transición entre dos ciclos agrícolas. Collca.. fin y principio deI año sideral lunar incaico.BUSCANDO UNA HISTORICIDAD ANDINA 703 llas el día de Pentecostés.estas cristianas.. La cosecha del maíz empieza a principios de ::13j'c . el calendario litúrgico cristiano y el calendario ritual yucavino: cristiano: lnca: Pascua. Al celebrar las cruces en esta Ahora entendemos por qué los yucavinos no rinden culto al Espírifecha y al rela' cionar así Pentecostés no con Pascua.... Volvamos de nuevo a la memoria crucificada de Yucay... Ahora bien. los campesinos de Yucay reanudan así con la fiesta de las Semanas del Antiguo Testamento. Curiosamente. La re-crean mediante fi... Por otra parte hemos visto que el periodo del 3 de mayo al 9 de junio.. significa también "troje". como son la Invención de la Veracruz y Pentecostés... por el reparto de los cultos a los lugares sagrados que los formaban. El tratamiento similar de las cruces actuales y de los ceques antiguos durante un mismo lapso confirma la equivalencia entre cruces y ayilus prehis' pánicos. final y principio aproximados de1 año lunar i¡caico. eI nombre quechua de las Cabrillas.. ''| ) i'l .'Ia tierra desca-nsa.. Del 3 de mayo a Pentecostés las ctuces desaparecen de las estribaciones del'cerro pues están en el pueblo.. ha-sta mediarlos de iulio.

o*o lo ha mostrado Rostworowski el incario' Un en excepcional ¡elativamente hecho p.. pios d"i año siguiente. comuniprovincias del imperio los que ponía por premio -Este las momento de turbulencias se acababa a princi. . HACIA UNA MEMORIA ANDINA DE LA HISTORIA perhuacas de los ceques y sirven alavez de testigos de la forma de y instrumento de tomó reducción Ia de cepción que el aiontecimiento 1o de su memoria. también Ia frontera enprehispánicas ^e"pacio-tiempo salvaje (arriba) y eI espacio-tiempo doméstico ire ei las cruces desaparecen de las estribaciones de los ce(uUujol t' "rrarrdo .) que relata la reducción menciona a un avllu de reparto de"q. una especie de pachacuti calendárico-. E1 Inca se dedicaba entonces a (Zuidema. . g sea de serindios sorprendente vidores de la nobleza y de las momias veneradas.ro. gación estival panacas tealas (1962) documentos. Irr"""'i yiambién a r-rn ayllu de yanaconas. Igual que los ceques.el pasado se haya inscrito aquí en el perial. .uciár.rí .704 ANTOINETTE MOLINIÉ Para los incas.o en et calend. el periodo no contabilizado que iba del 3 de mayo al a un momento de caos: era un especie de pa9 de junio juegos en "orr"rporrdía chacuti entre un año y otro.el calendario.. tierras dl figS (i¡ia.u. comparable al del period. putrotrut).--.lmOr -tas cf uuc¡j t're¡lvrr u¡ra rur¡vav^^ vva¡^re^ a lq da lcs 15. las cruces reaparecen en las estribaciones cerro.r.e eras que constituyen la historia en !---^:Á. temporal y social que establecían las huacas de los ceqrr". Lllas sitúan eI acontecimientola visión cíclica del tiempo andid.opiedades. con il" y. siga ton de cerca Puede parecer extraño que la tradición de r¡na simple comunidad parecer excesivamente puede yucavinos al calendario incaico: . puru ser celebradas en el pueblo. el 9 de junio. No es por lo tanto calendario imqrru t" -"-oria delos . en Yucay. del con la capilal lle del Vilcanotu el vaen "rll¡i".. Sin prolonuna como era Yucay imperio.rese¡vados por . Én ese mismo momento (más o menos según Ia fecha en que cae del Éentecostés).^^ñnqYál-rlo -: --.iá residían cuzqueña la nobleza de familias varias del cuzco. iá*"r. con el amanecer de 1as Cabrilias y de la contabilidad d. ambas categorías ya no son delimitaáas por ellas: he aquí entonces una forma de caos -o mejor di' mismo cho. iu. Por su posición liminal entre las dos categorías de prehu' los de tumbas las con salvaje y de lo domésticá y su asociación de la reducción en la sucesión -urror.---b fOf UIf.ts Se confirma nuevamente Ia homolo!a entre cruces y ceques y por 1o tanto entre cruces y ayllus prehispánicos."gr""o den áspacial.ario incaico. o sea con el regTeso del or"l.itmos d.la memoria de los que el vaespeciales relaciones las presentes que tener hay embargo. las cruces representan las unidades sociales pero como vimos anteriormente. tp"rial.

simple imagen de Ia cruz. La fiesta de Yucay nos da indicios no solamente para la búsqueda de una conciencia histórica andina sino también para un estudio de la especificidad del funcionamiento de su memoria. de Ia crurc exenlplata. Lo más seguro es que bra ei programa comparativo que se podría llevar a cabo con datos similares para varias culturas. Dieron a los invasores una naturaleza divina en relación con la lógica de las eras de la historia andina. La primera.riqlrrm" oo antepasados prehumanos por ser éstas paganas. El acontecimiento no tiene el carácter único que le damos en la historia occidental. aI fin y aI cabo.-:-----lttÉrl¡r¡clr J^ L:-!^-:^:J^lr. Esta úItima ha instrumentado eI símbolo más importante y alavez más maleabie de Ia cristiandad. es como una reencarnación del mito y se Ie asimila a otro mito precedente que obra según una misma estructura. percibidos como principio de una nueva era de la humanidadPero la fiesta de las cruces nos permite formular hipótesis sobre un t. por la representación de y una definición del concepto de'tégimen 16. y en Ia entronización y sacrificio del capitán cookllono en Hawai. Pues Ia iglesia distingue Ia imago crucifiri que exhibe la figura de Cristo sufriendo eI martirio. El presente es. En Yucay.-^ ^-l:-^ ea¡ua¡^v \ re€ia¡¡^v JtLj-+^-i^i+Á"\16 s4^¡Jwvtáv¡vv / . Se sabe que los misioneros erigieron cmces sobre los santuarios prehispánicos desde el principio mismo de Ia colonízación de América..--!. los españoles seguramente contribuyeron a Ia elaboración del mitorito-historia de la reducción como advenimiento de la humanidad civiüzada.el cuito de Ia cruz. un estatuto de peligro a las tumbas de los nunca tengamos documentos suficientes para seguir el "working misunderstandingi' del desembarco de viracocha o de la reducción de Yucay.por ia doctrina gen cultural pero también -y catóiica d. dando.-A. se puede pensar que la asimilación de los españoles ai dios Viracocha que parece que hicieron los andinos fue. su culto era por 1o tanto ambiguo debido a su doble orieso no se dice nunca. ug ¡¡aÓev¡ruauqu 1. El estatuto que los yucavinos le dan al acontecimiento es comparable aI "malentenüdo actuante" ("working misunderstanding") que Sahlins (1985) analiza en la rebelión de los maorí de Hone Heke entre 1g44 como en eI Pacífrco y la reducción es asimilada a1 cataclismo que gene- y 1846. por ejemplo. Para un análisis dei trabajo de Sahlins de historicidad'. véase Hartog 1983. una mera experiencia del pasado. El acontecimiento es percibido como mito tanto en Yucay ró la humanidad. Las cruces parecen ser eI soporte esencial de la memoria de la comunidad.BUSCANDO UNA HISTORICIDAD ANDINA 705 no. . si no fomentada por lo menos favorecida por los conquistadores: activaron el "working misunderstandingl'para imponer su dominación. De alguna manera los anünos percibieron eI desembarco de los españoles como los de Hawai vieron al capitán cook.

. l" u. la Colonia en dad en América? contacto de Los dos tipos de soEstos datos sugieren Io que fue. el oportunistas y funcionaheterágéneos' poner en marcha tü"intta"s En Yucay se ha convertido' les en relación .rrrrgr" .-L" ambigüed...es que .".a"rra.ucción."tidad que recuerda que. categorías que no tura andina.la invasión esno coincidir con la memoria yucavina general' creó otro tipo de humanipañola.'absoluto" y "perfecto" de la persona i*i.üerencia en Desplazada "u* Cristo' "nt'll11 pasión de el signo de la cruz'á" * p"a"t T para origen este d. i. y heterod'oxos' en España) maneVeracruz Ia de ces de Yucay ("o-o ü" t"i"¡tuntes Lo que'carga crucifixi' exemplata e ímago jan la d. traducción mía)' La difeporvenir y urr". Perolomáspecu}iardeestamemoriacrucificada-yheaquíse..radelasquesiguelasfechas. u las sociedad'es no existe ninguverbal: "f¡f¿s".elareligiarr"ri"tir. aquel nll" *"ilJ'i. á"l1"fto "relativo" ('veneración") (Vacant y ManIa cruz Iamente .e su cultura.r.. .. . "r culto e "imperfecto" de 1o que es sodivina ("adoración'1."' á" V"tuy hablan-varios doctrina cristiana y Ia dualiInstrumen.u-to"tar aquella catástroie"' con un pachaasimilación su de través ..o" lu nueva situación' memoria' conservand'o su sentido multiplicándo..n. "" ui *po't" de-la dentrod... il..ttación como y ia sutileza de esta doctrina genot 1g3B: 2346 -z.".e signo se separa contextos extraños u1" oiig""..u"¿"1á "*¡w"a"d de Ia Ia memoria de la comunidad med.. tud que ésta tuvo sl-.. d'espués de los machu' ¿Y cómo cuti. ál.e fiestas iitúrgico)... Quizás embargo' Ia magniSin gan palabru" pu.Iitúrgicasdel p""t"tostés' Como los apóstoles de este día del Espíri3 de mayo V a" idiomas silenciosamente' tu Santo.gí.706 ANTOINETTE MOLINIE la reliquia y Ia crux ex'emplata' La Cristo que ofrece.""'-go. la red. y por Ia alternancia de "i-"p"ii"i¿n y de su cristianas (relación heterodola manipulación de ia.."t""cogen ritual d'an testimonio'de los diante varias operaciones' Por su manejo pueblo que rinden culto a cada ayllus disimulad'o"-..áa de los e-spañoles. ellas establecen el xa entre do" c"I"¡i.el ciedadesquedistinguimosenunprrncipio:unaqueintegraelaconteia otra "para-extraer de ellos cimiento para "petseverar en su ser"' 40..r."]"""" aa calendario ne.t'barrios del su tratamiento como ceque' por una de e1las en cargos separados' Por desaparición del paisaje. fechas d. que hemos llamado guramente lr...ad origen' un símbolo apropriado para hizo del signo de I" .iif'á"i-St'ut'ss 1973: manifiesta sobre todo en eI rencia entre ambos tipos de memoria se .to-ti".t . 1". i"'d" si Los fieles de las siete crullenarse de sentidos-.t" ningún tipo d'e relato una referencia siquiera ni reducción' na tradición oral á"f t"""""áe Ia no tenyucavinos los legendaria .upr"r". se sitúa entre .iori'zan a la vez el espaorden del calend'a'io u"tig"o' Las cruces se distinguen claramente en la culcio y el tiempo.-.ad d....

etc.Enresumid'ascuentaspodemosdecir.." profund. v utttopólosos en una disputa evento para del eI relato evid.j son heurísticos y coexistir en una misma (..Setratadeestablecerunacolae historia que no sea una fusión boración rigurosa ""Jr"l"t"opología en la otra' de ambas di. "frías" cocinan el en términos iévi-straussianos.frío... los espade "moros sociedad. si no tuvie"" infot"tución sobre nizaciónsocialdelaciudaddelCuzco."-i" oi¿" más al ""ttop¿ioeá americanista vimientosindianistas)quesetransformeenhrstorradorparaúarleun a las prácticas indígesentido histórico ". o puede di.: . .o posibie) Vl-""""" congelarlo en monumentos históricos o dfi"". ¿" *3moirdl. que en Ia cultura occidental los(desfrle mütar..áIiente.histórico'' un ritual.ente que eI antropólogo necésita conocer Yo no hubiera podido entender su concepto y su memona indígena' las cruces d'e Yucay si entender la ¿imeniiin histórica de Ia fresta d.) y pueden "ot memorativanodependeestrictamentedeesteritualsinodelrelato Las cruces de Yucay son del acontecimiento aicual éste está asociado' más complejo que los monumentos históricos en un sentido mucho 'lieux de mémoüe" (Nora 1993)' .sciplinas ni una disolución de la una .u-ente" demostrado . Es una fecha.id. Sin embargo' tampoco por Ia evocación de tóricos. a nas. Si el antropólogo uc"pta d'ar un sentid'o por Io menos a transformarlo? Es así ¿"" . un ritual t"l¡"lt a un mito heróico' Pero su dimensión conco. queda claro que no se trata en modo por un objeto' Es ner a historiador".""tti¡rvu uti u1". de historicidad' Por supuesto que como ya vlmos' ambos modelos . que las sociedades jugo su estructura)' de acontecimiento a su jugo Qa coyuntura aI 'talientes" intentan consumirlo crudo (Io mientras que las "". pueden o"u"io"u.ios tambi¿n *"-otizan hoy su propia historia (especiaiT-"t:"^f15:. 1a etnohistoria "o-o solverlo en sus descubrimientos' alguno de op-oSin embargo. Ñora 1993) colno son los Ias lápidas conmemorativas' la reducción: ningún conmemoraciones explícitas del evento de son a su manera monumentos hisso 1es da este sentid'o.. o -pueden y cristianos". Mediante iit rale" "l LastumbasdelosmachuylascrucesdeYucaynorepresentan discur- ñolesqueredactaronlosdocumentossobreelcontactoconlosamerinen España' Cada vez d.BUS$NDO UNA HISTORICIDAD ANDINA 707 tratamientodelacontecimiento..i"átífi.el mito y del rito monumentos' a los muertos por .irro po"'*"Jio d..i"Jiá"" "lugares de memoria" más crud.e de los siete no hubiese usado archivos que atestiguan Ia red¡'rcción y Ia orgaincaico calendario el uyttrrr..i"'ít1o.. no por su iose"ciót' "" o" relato' que les dan su sentido.idad histórica a su objeto. homenaje públiejemplo.i.

Rostworowski de Diez Garcilaso de 1968. Ondegardo Léü-Strauss 1983. . 1e81. Yerushalmi 19g2. Wachtel 19?1. Cobo 1956. 19gg.uansecoLez4. 1ese.arias Arriaga 1968. Polo de 1916b.708 ANTOINETTE MOLINIÉ BIBLIOGRAFÍA Fuentes impresas Fuentels secund. ^ . Mangenot Villanueva 1920. 1962... 1993. 1916. lgZB Vacant y 1938. Becquelin y Molinié. Lefort 19?8. "El Cuzqueño. Zuidema 1964. Lenclud 1991. 1esz. Moli¡a. T"Ttl: 1940. Jacquemet 1985. Vega Hartog 1988. Molinié-Fioravanti 1982. la eds. ""?11: 1985.1920b. Lohman¡ Viilena 194g. 1985. 1993.. Nora Igg3. Zuidema y Urton 19?6.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful