You are on page 1of 20

Voces: SUCESION ~ CONYUGE SUPERSTITE ~ MATRIMONIO ~ CELEBRACION DEL MATRIMONIO ~ ENFERMEDADES ~ VOCACION HEREDITARIA ~ EXCLUSION DE HEREDERO ~ INTERPRETACION DE LA LEY

~ CODIGO CIVIL ~ PROYECTO DE LEY ~ REFORMA DEL CODIGO CIVIL ~ DERECHO COMPARADO ~ CONCUBINATO ~ NOVIAZGO ~ LEGITIMACION ~ LEGITIMACION ACTIVA ~ HIJO EXTRAMATRIMONIAL ~ PRUEBA ~ PRESUNCION ~ PRESUNCION LEGAL ~ PRESCRIPCION ~ PLAZO DE PRESCRIPCION Título: Exclusión del cónyuge por matrimonio celebrado dentro de los treinta días mediando enfermedad del otro Autores: Medina, Graciela Flores Medina, Pablo Publicado en: DFyP 2011 (mayo), 01/05/2011, 102 Sumario: 1. Régimen legal. 2. Fuentes. 3. Proyectos de reforma. 4. Legislación comparada. 5. Fundamento. 6. Presupuestos de aplicación: enunciación. 7. Presupuestos objetivos. 8. Presupuestos subjetivos. 9. Excepción: regularización de una situación de hecho. 10. Prescripción. 11. Conclusiones de las XII Jornadas Nacionales de Derecho Civil. Abstract: "La exclusión hereditaria prevista por el art. 3573 del Cód. Civil no tendrá lugar cuando se acredite que el matrimonio no se celebró con el propósito de captar la herencia, sea probando la existencia de una previa situación de hecho, que puede ser un concubinato o una relación afectiva que no llegue a configurarlo, o probando otros hechos que acrediten la falta de intención captatoria, como por ejemplo, el desconocimiento de la enfermedad." 1. Régimen legal(1) Esta causal de exclusión fue contemplada por Vélez Sarsfield en el art. 3573 del Código Civil, que originariamente disponía: "La sucesión deferida al viudo o viuda en los tres artículos anteriores, no tendrá lugar cuando el matrimonio se hubiese celebrado hallándose enfermo uno de los cónyuges, y si muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes". Una ley de fe de erratas modificó ese precepto, el cual quedó redactado así: "La sucesión deferida al viudo o viuda en los tres artículos anteriores, no tendrá lugar cuando hallándose enfermo uno de los cónyuges al celebrarse el matrimonio, muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes". Finalmente, en el año 1968 la ley 17.711 agregó la siguiente frase: "salvo que el matrimonio se hubiere celebrado para regularizar una situación de hecho". 2. Fuentes El codificador, que en general había sido muy cuidadoso en la cita de las fuentes, no aclaró en esta norma cuáles eran los antecedentes en que había abrevado. La doctrina que estudia el problema tiene dudas en cuanto al origen del artículo, porque para el momento de sanción del Código Civil no había ninguna legislación vigente con un precepto semejante. Se recuerda que en el derecho francés anterior a la codificación tuvieron lugar la declaración francesa de noviembre de 1639 y el edicto de mayo de 1697, que en realidad no prohibía los matrimonios in extremis, pero les quitaba sus efectos patrimoniales y, más precisamente, los hereditarios. (2) También se cita como antecedente un artículo similar presentado por las Cortes de Burdeos al ser proyectado el Código Civil francés, pero que no tuvo acogida. (3) Díaz de Vivar entiende que Vélez Sarsfield se inspiró en una norma similar del Código peruano, que expresaba: "No se concede cuarta conyugal al que se casa en artículo muerte". (4) Parece difícil que las ordenanzas francesas y el Código del Perú hayan sido las fuentes del codificador, ya que ellas hacen referencia a la cuarta conyugal, y es sabido que el codificador le dio al cónyuge el carácter de heredero; por otra parte, en esos textos se hace referencia al matrimonio in extremis, que no es la situación contemplada por nuestro legislador. Consideramos, siguiendo en esto a Cifuentes, que "se trata de una disposición original de Vélez (...). Parece, más bien, que fue elaborado siguiendo una idea sobre la idiosincrasia nacional, sin que hayan influido las legislaciones foráneas". (5) En cuanto a las disposiciones francesas, Belluscio recuerda que los matrimonios in extremis eran válidos como sacramentos, pero quedaban privados de todo efecto civil que no fuese la legitimidad de los hijos que, sin embargo, iba acompañada de la privación de derechos sucesorios: la privación de efectos civiles se producía también con relación a los cónyuges, con mayor razón que respecto de los hijos. (6) Lo cierto es que esta causal de exclusión tiene, en la actualidad, carta de ciudadanía en la materia. Ningún proyecto de reforma ha tratado de suprimirla, sino de mejorarla, y ha sido copiada por otras legislaciones latinoamericanas. 3. Proyectos de reforma El proyecto de 1936 contemplaba la causal de exclusión en estudio en el art. 1999, que expresaba: "La

___________________________________________________________
© Thomson La Ley 1

sucesión entre esposos no tendrá efectos: 1) cuando el matrimonio se hubiera celebrado in extremis, y el cónyuge muriese de la misma enfermedad, dentro de los treinta días siguientes. Este precepto no regirá en caso de probarse que el casamiento tuvo por fin regularizar una convivencia anterior...". Advertimos en este anteproyecto la clara referencia al matrimonio in extremis, que no se observa en nuestro texto vigente. En el anteproyecto de 1954, entre los casos de exclusión figura el art. 722, que dice: "Carecerá el cónyuge supérstite de vocación hereditaria: 1) cuando el autor de la herencia se hallase mortalmente enfermo al contraer las nupcias y se produjera su deceso por esa causa dentro de los treinta días siguientes a la celebración del matrimonio. Sin embargo, no regirá esta exclusión si el esposo sobreviviente hubiese ignorado el peligro de muerte del causante o no tuviera intención de lucrar con la herencia al contraer matrimonio, o si el casamiento se hubiese hecho para regularizar una convivencia anterior...". Del anteproyecto de 1954 surgen, como excepciones a la exclusión, la ignorancia de la enfermedad y la carencia de intención de captación de la herencia, que no se hallan en la norma actual. Ello implica que el legislador de 1968, aun conociendo estos proyectos de reforma, no tomó de ellos ni el concepto de matrimonio in extremis, como requisito de funcionamiento de la exclusión, ni la falta de propósito de lucro del viudo, como motivo de excepción en la aplicación de la norma. Es importante tener en cuenta lo que acabamos de expresar como pauta de interpretación de la legislación vigente. El proyecto de 1998 reguló el tema en el que dice Artículo 2385.- Matrimonio "in extremis". La sucesión del cónyuge no tiene lugar si el causante muere dentro de treinta (30) días de contraído el matrimonio a consecuencia de enfermedad existente en el momento de la celebración, conocida por el sobreviviente, y de desenlace fatal previsible, salvo que de las circunstancias del caso resulte que el matrimonio no tuvo por finalidad la captación de la herencia. En el transliterado artículo se inserta la opinión generalizada de la doctrina y la jurisprudencia, intentando superar con una mejor redacción aun la reforma introducida por la ley 17711, incorporando en tal sentido la necesidad de demostrar que el matrimonio no tuvo por finalidad la captación de la herencia. 4. Legislación comparada Hallamos normas similares a nuestro art. 3573 en el Código de Bolivia de 1976, así como en los modernísimos códigos del Perú de 1984 y del Paraguay de 1986. Veamos: 1) Código de Bolivia, art. 1107: "La sucesión del cónyuge sobreviviente no tiene lugar cuando: a) el matrimonio se celebra hallándose enfermo el otro cónyuge y su muerte acaece dentro de los treinta días siguientes como consecuencia de aquella enfermedad...". 2) Código del Perú, art. 826: "La sucesión que corresponde al viudo o viuda no procede cuando hallándose enfermo uno de los cónyuges al celebrarse el matrimonio, muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes, salvo que el matrimonio hubiera sido celebrado para regularizar una situación de hecho". 3) Código del Paraguay, art. 2587: "La sucesión de los esposos no tendrá lugar: a) cuando hallándose enfermo uno de los cónyuges al celebrar el matrimonio, muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes, salvo que el matrimonio se hubiere celebrado para regularizar una situación de hecho, haya o no hijos …". 4) Código del Uruguay, art. 881-5. Para que puedan imputarse a la porción legitimaria los derechos reales de habitación y de uso concedidos por este artículo, se requiere que el matrimonio haya tenido una duración continua y mínima de dos años, salvo que él se hubiere celebrado para regularizar un concubinato estable, singular y público, de igual duración, durante el cual hubieren compartido el hogar y vida en común. La imputación a la porción legitimaria podrá alcanzar hasta la totalidad de las legítimas rigorosas de los descendientes comunes del causante y del beneficiario de los derechos reales de habitación y de uso referidos. Tratándose de otros legitimarios, tal imputación sólo podrá alcanzar hasta la mitad de las respectivas legítimas rigorosas. art. 881-6. En los demás casos, el plazo de duración mínima del matrimonio será de treinta días, con la salvedad de la parte final del inciso primero del numeral anterior debiendo durar la relación concubinaria no menos de ciento ochenta días. 5. Fundamento La nota de Vélez al art. 3573 es muy ilustrativa en cuanto al fundamento de esta causal de exclusión. Señalaba el codificador: "no hay razón alguna para dar a los cónyuges derechos sucesorios cuando el matrimonio es in extremis. En alguna provincia de la República, se ha dado derecho sucesorio a los cónyuges sobre los parientes colaterales, y se han visto matrimonios in extremis verdaderamente escandalosos, con solo el objeto de heredar inmediatamente al enfermo". Evidentemente el fundamento reside en evitar que el matrimonio sea realizado con la finalidad espuria de servir de causa al llamamiento hereditario conyugal. Precisan Ugarte y Hernández, parecería ser, entonces, el emplazamiento en el estado matrimonial en tales

___________________________________________________________
© Thomson La Ley 2

aun cuando la enfermedad haya venido a cooperar en ese resultado. El mal que existía al casarse debe ser la causa determinante de la muerte". porque hay enfermedades que permiten estar en pie". B) Gravedad de la enfermedad. no sea tomado como medio para captar herencias". (11) La muerte debe ser consecuencia directa de la enfermedad. (7) "Se quiere que el matrimonio. que tiene fines específicos y trascendentes. que debe ser de interpretación restrictiva. sin embargo. pero limitarse las consecuencias derivadas de dicha situación.. que tenga en su organismo una alteración que impida a su persona el ejercicio de todas sus funciones. La enfermedad que sufra el causante debe ser de una importancia cualitativa tal que este llegue a la muerte como consecuencia de ella. si bien en la enfermedad grave "se supone que el enfermo debe guardar cama. es el mismo que se repite en todos los códigos latinoamericanos. no es de absoluta necesidad. que lo colocaba en una situación débil. art. 3573 es que el cónyuge esté enfermo. o sea que constituya consecuencia inmediata o directa de la dolencia (arg. 2) gravedad de la enfermedad. Así lo expresaba Lafaille. es precisamente que no pudo ser conocida. no configura el requisito del art. y por ello deberá mantenerse el emplazamiento conyugal. no provenir de concausas distintas. 3573. por que la falta de consentimiento anularía el matrimonio. 3573". no es necesario que el paciente guarde cama. por la conjunción de maquinaciones tenebrosas con el estado de enfermedad del causante. aun cuando la enfermedad haya venido a cooperar en ese resultado. (10) 6. por más avanzada que sea debe ser descartada como la enfermedad mencionada en el art. la enfermedad debe haber revestido gravedad bastante para hacer posible el desenlace fatal. Se discute la exigibilidad de un segundo presupuesto subjetivo. La muerte del cónyuge debe producirse dentro de los treinta días de la celebración del matrimonio. el art 3573 es fulminar el matrimonio con propósito utilitario: se quiere evitar la posibilidad de que alguien se decida a casarse con una persona que sabe moribunda y sin heredero forzoso y al solo efecto de poderle heredar pues los colaterales quedarán así excluidos por nuestro Código. y se mantiene inalterado en los proyectos de reformas.).condiciones lo que justifica que opere la privación de beneficios hereditarios. El fundamento de la norma ha de ser buscado en la intención del legislador de evitar un casamiento cuyo interés sea captar la herencia. al decir: "Si el deceso corresponde a complicaciones distintas o circunstancias diversas. para haber conducido al mismo dentro de lo normal y previsible. Aunque se requiere una enfermedad grave. ya que esta norma debe ser interpetada en forma restrictiva. Por otra parte es necesario poner de relevancia que la edad. (14) En definitiva la enfermedad debe ser la causa eficiente del deceso. sin que provenga de concausas distintas. 3) muerte dentro de los treinta días. (9) No pensamos que este último haya sido el motivo. (12) Puesto que lo que se exige es la gravedad. El presupuesto subjetivo está constituido por el consentimiento de la enfermedad por el otro contrayente. Presupuestos objetivos A) Enfermedad de uno de los cónyuges. agravada después o que llevó a la muerte por la interposición de concausas imprevisibles. (15) Si el deceso corresponde a complicaciones distintas o circunstancias diversas. (16) La razón de que la enfermedad benigna agravada luego que llevó a la muerte por la interposición de concausas imprevisibles no configura los requisitos del art. cual es el ánimo de captar la herencia. "una enfermedad benigna. no regirá el artículo 3573 CC. Este es un plazo elegido por el legislador sin ningún fundamento. evitando así una finalidad que no concuerde con la de la institución. En este sentido jurisprudencialmente se ha señalado que la finalidad a la cual responde. (13) Hay que dejar en claro que por ser determinante de la muerte. C) Muerte dentro de los treinta días. Los presupuestos objetivos son tres: 1) enfermedad de uno de los cónyuges. 3573 ya que para que una persona esté enferma debe tener en su organismo una alteración que le impida la ejecución de todas sus funciones. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 3 . como lo señalaba Machado. conduciendo a él dentro de lo corriente y esperable. pues. 901 CC. No se configuran los requisitos del art. no regirá el artículo. La primera condición para que proceda el supuesto de exclusión contemplado en el art. es decir. la intención se dirige a asegurarse ese estado civil frente al riesgo inminente del deceso. Presupuestos de aplicación: enunciación La doctrina generalizada reconoce en la norma que examinamos la existencia de presupuestos objetivos y subjetivos. 7. 3573 si se trata de un enfermedad benigna agravada después o que llevó a la muerte por la interposición de concausas imprevisibles. (8) Se señala también que el consentimiento matrimonial podría haber sido prestado sin libertad.

no se casó con el ánimo de captar la herencia. por tanto. Pero el legislador de 1968. ha de haber estado exteriorizada o manifestada. La casi totalidad de la doctrina nacional acepta que la enfermedad debe ser conocida por el sobreviviente y. construyendo una presunción iuris tantum cuando el matrimonio se celebraba en las condiciones apuntadas. para impedir que los matrimonios celebrados in extremis. Ello está motivado en los siguientes razonamientos: 1. se dirigió a superar la apariencia absoluta de la letra de la ley. Si bien la causa impulsiva o motivo permanece. inmoral e ilícita. admitiendo la prueba por el supérstite. En el caso. en definitiva. sino con cualquier otro propósito. en este caso asume relieve por razón de la norma que estudiamos. en un plano de ajuridicidad. Debemos hacernos cargo de que al tratar de los recaudos hemos subrayado que el sobreviviente tiene que haber conocido la enfermedad. de donde ese silencio omisivo del fallecido se volvería en contra del supérstite sin ninguna razón que lo justifique. cayeran dentro de la causal de exclusión. 3573). es decir que la norma se refiere a una intencionalidad que aparece como causa impulsiva del acto jurídico matrimonial.El cómputo del término ha de realizárselo conforme a lo preceptuado por el Código Civil en su art. y que la exclusión se produce pese a la ignorancia de ambos sobre la muerte que sobreviene. (19) No compartimos la posición rigurosamente objetivista de Cifuentes. En efecto: con esta norma el codificador hace. por ende. La exigencia de que el sobreviviente haya tenido conocimiento de la enfermedad que aquejaba a su esposo o esposa es un recaudo impuesto por el fundamento mismo de la causal de exclusión. por regla general. Se señala que "el esfuerzo de la doctrina y la jurisprudencia nacionales. y hemos fundado tal solución en la noción de causa motivo o impulsiva. (21) Esto dio lugar a que en el proyecto de 1954 se dijera claramente: "Sin embargo. limitándose a incorporar la última parte del texto referido. por tanto. En el texto de la norma. el viudo mantendrá su vocación hereditaria si demuestra que no ha tenido intención de captar la herencia. acaeció dentro del plazo legal. el ánimo de lucro sería una condición de la exclusión. Por otro lado. al identificar esa causa inmoral en una norma excluyente. en definitiva. (17) 8. la prueba de su no existencia daría lugar a excepcionarla. y. 3573. Considera. porque —como se verá más adelante— es virtualmente imposible la prueba de ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 4 . Si hubiera sido sancionada una norma como la trascrita. antes de 1968. No hay acuerdo en la doctrina en cuanto a Si el "ánimo de captar la herencia" constituye o no un requisito de procedencia de la exclusión del cónyuge supérstite. Justamente. obviamente. sin admitir prueba en contrario. lo hace valer como exclusión del principio general. en su actual redacción. en otros términos. quedaría comprendido aun el sobreviviente a quien su cónyuge enfermo ocultó la enfermedad que lo aquejaba. si se exceptúa de la exclusión al viudo que no obstante haber conocido la grave enfermedad que llevó a la muerte a su consorte en un plazo de menos de treinta días. Presupuestos subjetivos A) Conocimiento de la enfermedad. Cifuentes pone de resalto que ese requisito no es exigido por el legislador. con el fin de regularizar una situación de hecho. de no existir de su parte el propósito de captación de la herencia". una aplicación específica de la noción de causa inmoral. o si el casamiento se hubiese hecho para regularizar una convivencia anterior". (18) Sin embargo. 3573 no hay ya pérdida del derecho hereditario por más que se encuentren reunidas las otras condiciones. no incorporó el ánimo de lucro ni como causal de exclusión autónoma ni como requisito de procedencia de la prevista en el art. (20) Nosotros entendemos que el ánimo de lucro no configura un requisito de la causal de exclusión. 24. la ley presume la existencia de la causa ilícita. que conocía bien este proyecto. Transcurrido el plazo de treinta días que requiere el art. hasta la medianoche del día de la muerte. cual es el de evitar situaciones escandalosas con el solo objeto de heredar inmediatamente al cónyuge (nota al art. si se tratara de una causal de exclusión objetiva. no está incorporado el requisito del ánimo de captar la herencia. que estamos frente a una presunción iuris tantum que admite prueba en contrario. Ello no autoriza a sostener que el demandado por esta causal de exclusión pueda excepcionar basándose en la inexistencia de este móvil inmoral o ilícito. Un gran sector de la doctrina entiende que éste es un requisito de funcionamiento de la norma y. comenzando a contarlo desde la medianoche del día del matrimonio. le da relevancia como causa ilícita. en cada caso. no regirá esta exclusión si el esposo sobreviviente hubiese ignorado el peligro de muerte del causante o no tuviera intención de lucrar con la herencia al contraer matrimonio. Con anterioridad a la reforma del año 1968 se forzaba el texto legal. originada en una enfermedad grave conocida por el sobreviviente. B) Ánimo de captar la herencia. Ausencia del requisito en la norma legal. Es decir que aun cuando quienes ejercen la acción prueben que la muerte del cónyuge. por lo cual la demostración de que el matrimonio fue celebrado sin intenciones espurias no eximirá al viudo de su exclusión de la herencia.

711 (Adla. Quien lo hiciera esgrimiría su propia torpeza. las causales de excepción eran: 1) la falta de conocimiento de la enfermedad. 3573 del Código Civil se da cuando el matrimonio es celebrado para otorgar legalidad a una situación fáctica que escapa al marco de la ley. 3) el propósito de regularizar una situación de hecho.las intenciones. además. 3573 no puede contradecirlo permitiendo acogerse al ejercicio de un derecho excediendo los límites impuestos por la moral y las buenas costumbres". 3573. Razones de seguridad. la enfermedad de uno de los cónyuges conocida por el otro. entendemos que la prueba de la falta del ánimo de captar la herencia no influye en la aplicación de la norma. no cabe no aplicar el supuesto de excepción en orden a una calificación cualitativa de la situación de hecho anterior. El problema se presenta cuando alguno de los adúlteros adquiere aptitud nupcial y se casa con su concubina mediando enfermedad que produce la muerte antes de los treinta días. A) Concubinato. XXVIII-B. El art. al no estar incluido el ánimo de lucro en la norma. 1071 del Código Civil. entendemos que por más reprochable que sea el concubinato adulterino anterior. es innegable que lo torna invocable para hacer valer el derecho hereditario. 3573. es relevante el hecho de que el vínculo sea singular. estabilidad y posesión de estado inherentes al estado de casados. (28) Por nuestra parte. quien se casa en esta situación conoce —porque a la ley se la presume conocida por todos— cuál es el efecto legal previsto. 9. 2. si se dan las condiciones objetivas del art. in fine. caso típico: el matrimonio celebrado por personas que han vivido largos años en concubinato y que ante la cercanía de la muerte desean regularizar su situación. que provoca la muerte de aquél dentro de los treinta días de dicha celebración. que era. no ha sido establecida para premiar el concubinato. no pueden contraer matrimonio por haber un matrimonio anterior subsistente. con lo cual el número de concubinatos era mucho mayor. sin lugar a dudas. Ninguna duda cabe de que la regularización de una relación concubinaria encuadra en los supuestos de excepción a los cuales se refiere la norma. Imposibilidad de prueba. Aplicar la excepción sólo cuando la situación de hecho está acorde con la norma moral implicaría excluir gran número de casos. el propósito de regularizar una situación de hecho. Belluscio señala que el concubinato adulterino carece de la jerarquía ética necesaria para servir de excepción al matrimonio in extremis. siendo importante que los componentes sean personas mayores cuyas expectativas de vida se hallan reducidas y en las cuales los meses de relación significan ya una considerable porción del tiempo de vida que razonablemente tienen por delante. La excepción para la aplicación del art. Otro argumento decisivo se desprende del art. Enseña Méndez Costa que "no procede que se intente demostrar la falta de ánimo de lucro. por la casi imposibilidad de poner en evidencia intenciones y propósitos íntegramente subjetivos". (26) En cambio. Méndez Costa sostiene que pese al "silencio de la norma. El legislador de 1968 sólo incorporó el último de los supuestos de excepción. Excepción: regularización de una situación de hecho La ley 17. 3573 puede quedar configurada por las más diversas hipótesis. (23) En definitiva. religiosa o familiar que dé sentido al matrimonio. Por tanto. (24) La norma nada dice sobre la duración de la situación de hecho que se pretende regularizar a fin de descartar la captación de herencia. como excepción a la causal de exclusión contemplada en el art. El concubinato adulterino es la relación concubinaria que mantienen dos personas cuando alguna de ellas. que la propia Méndez Costa acepta como incluido en la preceptiva del art. porque si bien. Según nuestro juicio. el que más problemas jurisprudenciales había acarreado. Es decir que si entre los contrayentes del matrimonio medió una convivencia con los caracteres de singularidad. Y es sabido que ningún derecho puede apoyarse en la violación de la ley. y. ésta no puede comprender al concubinato adulterino. Pensemos en el supuesto de la seducción. En el anteproyecto de 1954. según lo afirmado. del Código Civil: la seducción ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 5 . Admitir lo contrario implicaría abrir una brecha a la incertidumbre y a la inseguridad en un problema tan importante como es el de conceder o denegar el derecho a la herencia. notorio. porque regulariza una situación de hecho. y en tal caso ella no se daría". es indiferente que se demuestre que el casamiento fue celebrado por los más sagrados motivos. La expresión "situación de hecho" del art. cuando ésa no ha sido la intención del legislador. 3573. moral. sobre todo porque en esa época no regía en nuestro país el divorcio vincular. no constituye ningún impedimento para contraer matrimonio. 1810) introdujo. (27) Sin embargo. (22) 3. (25) Cabe puntualizar cuáles son las situaciones de hecho a que se refiere la norma. no obstará a la subsistencia de la vocación hereditaria del supérstite. siempre que haya justificación ética. determinando la lógica respuesta negativa a su pretensión. 2) la falta de intención de captar la herencia. o ambas. mediando un matrimonio válido respecto del cual la ley estima que no ha sido realizado para captar herencia. aunque reconoce que la norma "no da pie para efectuar tal distinción. la doctrina no es unánime en el supuesto de concubinato adulterino. y la única forma de regularizar esa relación era esperar a que el concubino adquiriera habilidad nupcial por la muerte de su cónyuge. ya que su fin obvio es evitar la captación.

aunque no haya mediado concubinato. estable. singular. sea o no concubinario. a la situación en que vivían los contrayentes (es obvio que sólo lo irregular puede regularizarse) obliga a desconocer el derecho hereditario del sobreviviente. reparación de seducción de mujer honesta. por lo que su aplicación aparece convertida en una cuestión de hecho que requiere prueba minuciosa y clara que brinde la certeza necesaria de que al contraer el matrimonio " in extremis" se pretendió regularizar la situación que existía y que no hubo ánimo captatorio de la herencia por parte del supérstite. que inclusive las leyes adjudican efectos jurídicos. En puridad. el noviazgo constituye una situación de hecho. enseña Méndez Costa que "la cualidad de irregular aplicada por el texto. caso de legitimación de prole sin previo concubinato. (33) En similar posición se ha sostenido que "probada la relación sentimental previa con las características de permanente. debiéndose interpretar esa última expresión de manera amplia y flexible sin limitarla al concubinato. siendo éste el resultado normal. en su parte final ha sido adoptada en forma deliberada para dar al texto una fórmula lo suficientemente amplia para poder abarcar otros supuestos. duradera. entonces no advertimos porque mediando un concubinato se podría evitar la exclusión y existiendo un noviazgo se excluiría al sobreviniente de un matrimonio in extremis. aun cuando eufemísticamente se aluda que los convivientes 'viven irregularmente'. se neutraliza la imputación de captación. 325. supuesto que cita a título meramente enunciativo. La cuestión radica en determinar si la circunstancia de que las partes fueran novios impide la exclusión del viudo de un matrimonio celebrado "in extremis". (30) Con referencia al noviazgo. 3573 CC. como por ejemplo. Pero se adoptó deliberadamente una fórmula flexible para poder abarcar supuestos como el del noviazgo. Civil deja a salvo el caso del matrimonio que "se hubiese celebrado para regularizar una situación de hecho". Al respecto Borda señala que "es indudable que la hipótesis tenida principalmente en mira al redactar la norma fue la del concubinato. ni hay acto de contenido inmoral". puesto que el noviazgo es ajurídico (carece de efectos jurídicos). B) Noviazgo. pero ni es ilegal ni irregular". sino una situación de hecho. (31) Pero lo cierto es que el concubinato no es una situación irregular.de mujer honesta encierra una inmoralidad. o probando otros hechos que acrediten la falta de intención captatoria. el desconocimiento de la enfermedad. de carácter juris tantum. Y es justo que así sea. 3573 del Cód. sino que permite inferir la inexistencia de una voluntad tendiente a aprovechar la herencia. sino también la unión libre anterior no concubinaria. sino que comprende otros supuestos que exceden a aquél". cual es evitar la captación de herencia y no la forma asumida por la relación afectiva previa al matrimonio. que puede ser un concubinato o una relación afectiva que no llegue a configurarlo. Civil no tendrá lugar cuando se acredite que el matrimonio no se celebró con el propósito de captar la herencia. Tales hechos brindan sustento ético y moral a las nupcias posteriores. que es la que en la práctica tiene mayor trascendencia y frecuencia. (32) En definitiva consideramos que la exclusión hereditaria prevista por el art. (36) Siguiendo idéntico criterio se ha dicho La situación de hecho anterior referida por el art. como ya señalaba Vélez Sarsfield en la nota del derogado art. si acudimos a que la ley no castiga la unión de personas libres. Un sector de la doctrina afirma que esta situación de hecho no es irregular. que esta es una posición mezquina con la ratio legis. En este sentido se ha resuelto que "El art. de la protección que el ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 6 . de que pudiera haber existido una finalidad captatoria de la herencia del cónyuge muerto. 3573. (35) En el mismo orden de ideas se ha decidido "no sólo el concubinato es aludido por el art. mal puede entrar en el supuesto de la norma. La mención a la situación de hecho no se agota con el concubinato. Esto es evidentemente así. o el del matrimonio contraído para legitimar la prole. 3573 CC. compromiso matrimonial. teniendo en cuenta el fin de la norma. esperable y justificador de aquel vínculo de años. al menos respecto del concubinato no adulterino. por su parte contesta a los sostenedores de la postura que no da cabida al noviazgo como situación de hecho capaz de impedir la exclusión hereditaria conyugal diciendo ". (37) En igual orden de ideas se ha decidido que · El noviazgo es tan merecedor. porque no se puede entender que el casamiento de dos novios suponga regularizar una situación de hecho."(34) La existencia de la vinculación afectiva antecedente destruye la presunción. o más. 1071.. en forma expresa. el concubinato tampoco es una situación irregular.. (29) En definitiva. Indiscutiblemente. Lo que ocurre es que la regularización de una situación de hecho no confiere efectos a esa situación de hecho. entre ellos noviazgo. 3573 del Cód. pues tampoco en esos casos puede hablarse de captación de herencia. sea probando la existencia de una previa situación de hecho. Zannoni. por tanto. y no vemos por qué en este caso no se violentaría el art. previa y preparatoria del matrimonio. concluimos que la calificación de adulterino del concubinato no influye en la excepción contemplada en el último párrafo del art. y sí en el caso del concubinato adulterino.

siendo a cargo de quienes pretenden excluir al supérstite acreditar que. En este sentido se decía La situación de hecho mentada por el art. en situación jurídica de inferioridad y desprotección total con respecto al concubinato. por tanto. debe entenderse que rige presunción "iuris tantum" de captación de herencia. Nac. es decir que el matrimonio se celebró padeciendo el causante una grave enfermedad conocida por el otro consorte y que ella fue la causa de la muerte ocurrida dentro de los treinta días de celebrado el matrimonio. De esta forma. aunque no hubiera mediado concubinato o éste hubiera finalizado. La falta de prueba de la situación de hecho que se pretende regularizar conduce a la exclusión hereditaria conyugal Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. o para cumplir con un deber de conciencia. y logró que el a quo hiciera lugar a la demanda. sala D Cám. (45) Análisis de algunos casos jurisprudenciales.. no obstante la preexistencia de la situación de hecho.concubinato.. etc. estabilidad. En las condiciones en que aparece redactado el art. 3573 del Cód. se expresa que si el cónyuge concurre a la sucesión invocando su calidad de heredero deberá probar —si pretendiese ser excluido por otros. así se ha dicho que.264. porque regulariza la situación de los prometidos. después de una estable y prolongada relación afectiva. religioso. sea en consideraciones de orden social. D) Otros supuestos fácticos. 3573 Ver Texto. Ella accionó basándose en el art. excluye la vocación hereditaria del cónyuge evitando así los inmorales intentos de captación de herencia Y efectuar esta evaluación de los hechos partiendo exclusivamente del estricto molde del concubinato aparece como de excesivo rigor así como atentatorio de la finalidad axiológica que se percibe en el último párrafo del art. debe tenerse presente la finalidad a la cual responde. (40) Hoy. o novio. que justifiquen el matrimonio y alejen en peligro de una captación hereditaria. Un sector de la doctrina sostiene que la norma contiene una presunción iuris tantum que admite prueba en contrario. siempre que la causa impulsiva del matrimonio radique. (44) La jurisprudencia hoy es unánime en admitir que la norma contenida en el artículo 3573 del Código Civil contiene una presunción iuris tantum. Sala D. C) Legitimación de hijos naturales. los hermanos del causante lograron que no se incluyera a la cónyuge en la declaratoria de herederos. o integrante de la pareja no concubinaria. Y en este sentido. como la legitimación de la prole. sea en consideraciones de orden moral. 1. será el cónyuge sobreviviente quien deberá aportar la prueba necesaria para demostrar que el matrimonio ha sido ajeno a los propósitos de captación. 3573 tantas veces citado desde el momento que la exigencia de "concubinato" no es un requisito que surja de la letra de la ley. que según palabras de Colmo lo que se entiende fulminar es el matrimonio con propósito utilitario: se quiere evitar la posibilidad de que alguien se decida a casarse con una persona que sabe moribunda y sin heredero forzoso y al solo efecto de poderle heredar pues los colaterales quedarán así excluidos por nuestro Código. ha desaparecido el instituto de la legitimación. y se ha equiparado a los hijos extramatrimoniales con los matrimoniales. por entender que el ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 7 .. y el casamiento celebrado para reparar la seducción de mujer honesta. Civil. tras la reforma introducida en 1985 por la ley 23. al no advertirse razón valedera por la cual (dados los recaudos del art."(38) La corte de la Provincia de Buenos Aires ha juzgado que (39) "se ha dejado en manos de los Jueces la evaluación de las peculiaridades de cada supuesto para establecer si la relación previa al matrimonio —atento sus características— resulta de una trascendencia suficiente como para sustentar la excepción a la regla normativa que. publicidad y posesión de estado inherentes a la situación que cobra relevancia jurídica. 3573 del Cód. 3573. 1ª parte CC. 22/4/80: (46) En primera instancia. desvirtuable en todo caso en que pueda demostrarse que no existió esa intención. Para la adecuada interpretación del texto de Vélez al art. diáfana expresión de la existencia de un concubinato. de esa situación debe producirse una prueba que brinde la certeza necesaria para admitirla. existió un puro ánimo de lucro en el supérstite". 3573 CC. este supuesto es de imposible configuración. Antiguamente se señalaba que también podría ser encuadrada como supuesto de "regularización de una situación de hecho" la legitimación de hijos naturales. La doctrina admite como supuestos de excepción el matrimonio celebrado mediando promesa de matrimonio incumplida. Es decir si el cónyuge que demuestra que no tenía ánimo de captar la herencia mantiene su vocación hereditaria. (42) 236. familiar. puede quedar configurada por la más variada gama de hipótesis. acreditados los presupuestos de hecho de la norma. Pero como bien se ha señalado. Civil. se termine colocando a la novia. (43) "Al cónyuge supérstite le corresponde acreditar que medió la situación de hecho anterior que excluye su intención de aprovechar exclusivamente la herencia . o el matrimonio contraído para legitimar la prole. (41) Coincidentemente se ha resuelto que la expresión legal "situación de hecho" es comprensiva del casamiento por promesa previa. o si acaso. bis Caracteres de la presunción: ¿"iuris tantum" o "iuris et de iure"? La cuestión radica en determinar si la presunción contenida en la norma es iuris tantum o iuris et de iure. Civ.). el ministerio fiscal impugnara su vocación— el hecho del concubinato anterior a la celebración de las nupcias "in artículo mortis" con los caracteres de singularidad.

contrajo matrimonio con D. y excluyó al cónyuge sobreviviente de la herencia. quien sólo logró probar que los unía una gran amistad.matrimonio había sido celebrado para regularizar una situación de hecho. en el comercio de él y los vieron juntos cuando C. se los veía juntos en la casa de la demandada con amigos. por entender que la demandada si bien contrajo matrimonio "in extremis" se encuentra en la situación de excepción contemplada en la parte final del art. El concubinato no es la única situación de hecho que permite evitar la exclusión hereditaria conyugal. 2. sala III. P el 3 de febrero de 1995. no se podía dudar de la singularidad de la pareja. Ante esa circunstancia la hija del causante de su primer matrimonio. ya que simultáneamente compartía sendos domicilios. Civil. (47) G. Cuando la acción de exclusión va acompañada de una acción de petición de herencia —que es imprescriptible—. En el caso se puso de relieve que aunque las parte no hayan convivido durante todo el tiempo en que duró la relación bajo un mismo techo. y no afirmaron que éste le diera trato marital a la actual viuda. Cámara 1ª de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata. Prescripción La acción de exclusión hereditaria conyugal es una acción personal a la cual se aplica. El tribunal puso de resalto que recae sobre el sobreviniente la carga de desvirtuar la presunción que pesa en su contra de conformidad con el art. La Cámara revocó el procedimiento del tribunal inferior. con los hijos de ambos. Este pronunciamiento fue apelado por la hija del de cujus quien sostenía entre otras consideraciones que las partes no habían vivido en concubinato por cuanto registraban diferentes domicilios. esta última sólo es viable si no ha prescrito la acción de exclusión del cónyuge. habrían sido llamados como testigos los vecinos del último domicilio del difunto. F. La sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata confirmó la sentencia señalando que el concubinato no es la única situación de hecho que permite evitar la exclusión hereditaria conyugal. (50) ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 8 . S. Por otra parte. 10. La apertura del juicio sucesorio fue realizada veinte días después por la cónyuge sobreviviente. La jueza de primera instancia sentenció la causa rechazando la demanda. promovió un juicio con el objeto de excluirla de la herencia con pie en el art. pues todos los declarantes vivían lejos. en la práctica. La viuda P. El plazo comienza a correr desde el fallecimiento del causante. Civil. 3573 del Cód. planteó incidente de exclusión hereditaria por considerar que la unión habida entre el difunto y la cónyuge supérstite se encontraba comprendida en el supuesto previsto por el art. la prescripción de diez años establecida en el art. 3573 del Código Civil. sin perjuicio de la posibilidad de la usucapión respecto de los bienes singulares de la herencia en favor de los poseedores de dichos bienes. denunciando como domicilio real uno distinto del domicilio del causante. conviviente ya que. pocas veces habían visto al causante. y como en el supuesto la esposa no logró desvirtuar la presunción correspondía hacer lugar a la exclusión.F. pues falta una disposición que establezca un plazo especial. C. 24/02/1998. 3573 del Código Civil. ni probó el concubinato. Ello. lo asistió material y espiritualmente hasta su muerte. porque el causante había fallecido de una enfermedad pre existente dos días después de su celebración La viuda apeló alegando la existencia de un concubinato y señalando que la vía adecuada debió ser la acción ordinaria y no la incidental. Recae sobre el sobrevi ni ente la carga de desvirtuar la presunción que pesa en su contra de conformidad con el art. Es de destacar que el matrimonio había sido celebrado el 29 de setiembre de 1975 y el causante murió el 1 de octubre siguiente. por considerar insuficiente la prueba del concubinato. Ante estas circunstancias. el tribunal entendió que no quedaba demostrado que el casamiento había sido realizado para regularizar una situación de hecho. de haber mediado un concubinato con tales características. lo aseó. fue incluida en la declaratoria de herederos del juicio sucesorio de G. falleciendo aquél 3 días después. en la farmacia. 3. 4023. cosa que no ocurrió. La Alzada confirmó la sentencia apelada señalando que es procedente hacer lugar al incidente de exclusión hereditaria toda vez que la cónyuge supérstite no alegó desconocer la enfermedad que condujo al causante al deceso dos días después de su celebración. en nuestra opinión. (49) Lo dicho es aplicable a todos los casos de exclusión de la vocación hereditaria conyugal. se operó y estuvo internado porque la demandada se internó con él luego de las operaciones también estaban juntos porque la demandada lo cuidó. 3573 del Código Civil Caso Peña Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Posadas 27/04/2009. El juez de primera instancia hizo lugar a la exclusión hereditaria conyugal.C en calidad de cónyuge supérstite. primera circunstancia que hizo dudar a la Cámara de la existencia de un concubinato. (48) La madre de los hijos del causante por si y en representación de ellos. 3573 del Cód.

en Otivres. síntesis. JA. (3) Voto del doctor Lagos. 1982. n' 323. 3573 del Código Civil. t. 61. 44. (21) PRAYONES. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9454. ob. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9458. Depalma.. p. DÍAZ DE GUIJARRO. María Josefa. L. 42. Santos. ob. sala D(CNCiv)(SalaD). LexisNexis —sumarios— 03/08/2004. (7) HERNÁNDEZ .. nº 19. p. 1989. t. p. (19) CIFUENTES. ob. Nora y ASSANDRI. IX. Bouget. (51) 11. LLOVERAS. Matrimonio durante la última enfermedad. ob. C. de S. 41. ob.Cita Online: AR/JUR/5972/1980. Buenos Aires 1959. en JA. (20) LLOVERAS y ASSANDRI. Buenos Aires 1978-1981. JA. Vocación hereditaria del cónyuge. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 9 . La exclusión hereditaria conyugal. Buenos Aires..La cónyuge excluida podrá. p. que puede ser un concubinato o una relación afectiva que no llegue a configurarlo. celebradas en San Carlos de Bariloche en 1989. Mónica. Vocación hereditaria del cónyuge: su pérdida a través del art. Lerner. Doctrina. p. II. síntesis. 19. Lerner. 3573. La exclusión hereditaria conyugal. sec. FERNÁNDEZ BOURREAU. María Josefa. el desconocimiento de la enfermedad". o probando otros hechos que acrediten la falta de intención captatoria. p. n° 860-B. c. Traité du contrat de mariage. Exclusión de la vocación hereditaria entre cónyuges. (12) LAFAILLE. Oscar. Sucesiones. (16) Publicado: JA 1998-II.. 62. PÉREZ LASALA.. 1982. Convivencia de parejas: análisis de las uniones de hecho a la luz de la doctrina y de la jurisprudencia de la provincia de Buenos Aires Lexis Nº 0003/800912. p. XXI Jornadas Nacionales de Derecho Civil.. 19. ob. se recomendó lo siguiente: "La exclusión hereditaria que el art. p. Rubinzal-Culzoni. Curso de Derecho Civil. Exclusión de la vocación hereditaria entre cónyuges. Buenos Aires 1970.. 1989. Buenos Aires.. Conclusiones de las XII Jornadas Nacionales de Derecho Civil En las XII Jornadas Nacionales de Derecho Civil.: "Vocación sucesoria. síntesis. anotadas por M. 62. nº 41. 195. 506 . t. JA. 1957. Eduardo. cit. FERNÁNDEZ BOURREAU. por ejemplo. 38-1174. Oscar. DÍAZ DE VIVAR. (14) Citar Lexis Nº 1/9451 Publicado: JA 1998-II. 1931. 1977-111-703. Publicado: JA 1998-II. como. Derecho de las sucesiones. b. t. cit. 22/04/1980. Enrique. (17) Publicado: JA 1998-II. Mónica. Héctor. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004. Biblioteca Jurídica. Juan Carlos. (5) CIFUENTES. Derecho civil. (9) LLOVERAS. (6) BELLUSCIO. p. La Facultad. Paris. JA. cit.. en consecuencia. Sucesiones: nuevos aspectos de la exclusión hereditaria conyugal. 23. Rosso. Buenos Aires 1932. 1980-D. II. Civil. Depalma. t. 29. Enrique. GREPPI. (13) MÉNDEZ COSTA. prevé no tendrá lugar cuando se acredite que el matrimonio se celebró con el propósito de captar la herencia. (10) Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. 3573 del Código Civil. cit. VI. 48-473. Santa Fe. cit. 1977-III-703. 1972-282. MÉNDEZ COSTA. II. p. alegar la prescripción adquisitiva de los bienes que componen la herencia. Carlos M. Serie Contemporánea. El art. 183. p. Augusto C. El matrimonio "in extremis" y el concubinato anterior en relación a los derechos hereditarios del cónyuge supérstite. LLOVERAS y ASSANDRI. Santa Fe. abril de 1989. (2) POTHIER. sea probando la existencia de una previa situación de hecho. P. DÍAZ DE GUIJARRO. María L. Rosso. Buenos Aires. p. 288. n° 429. "Sucesión del cónyuge". 330. Córdoba. Civ. Nora y ASSANDRI. Sucesiones. San Carlos de Bariloche.. 3ª ed. Tratado de derecho civil argentino. El matrimonio "in extremis" y el concubinato anterior en relación a los derechos hereditarios del cónyuge supérstite. Buenos Aires.. n" 20. Santos. p. Su pérdida a través del artículo 3573 del Código Civil. Buenos Aires 1996.. conclusiones de la Comisión Nº 6. El cónyuge recién casado hereda. El cónyuge recién casado hereda. cit. Ciencias Económicas. (15) Citar Lexis Nº 1/9460. Buenos Aires 1932. 41. Universidad. 48-473. Sucesiones. p. S. 938. C. Cód. doct. Sus fuentes en la reforma del Código Civil. 283.HUGARTE. (18) RÉBORA. LA LEY. 1931. (52) (1) Bibliografía especial CIFUENTES. n° 41. 1972. El artículo 3573 del Código Civil. en JA. Córdoba. p. síntesis. MÉNDEZ COSTA. (4) DÍAZ DE VIVAR. Matrimonio durante la última enfermedad (Pérdida de la vocación hereditaria del viudo). Rubinzal-Culzoni. Derecho de Sucesiones. 1845-1852. (8) PÉREZ LASALA. Guillermo. Carlos Mario. 1975. en JA. José Olegario. Exposición y comentario al Código Civil Argentino. LAFAILLE. Perrot. (11) MACHADO. BORDA. José Luis. p.

Buenos Aires. sala C. 486. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9476. ED..LAFAILLE. 741 N 822. (23) MÉNDEZ COSTA. 833. P. (41) SPOTA. S. síntesis.. 1980-D. 71. Derecho de las sucesiones. POVIÑA. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9471. ob. P. 208.. 116.: PÉREZ LASALA. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004. Buenos Aires. s/exclusión de herederos. síntesis. D. n° 154. C.. (37) Publicado: JA 1998-II. (33) Cámara 1ª de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata. síntesis. ob. Eduardo. n° 62. 1973. ob.. Dora Elizabeth por sí y por su h. Eduardo. 107. en su caso. I... como tal. (26) MORENO DUBOIS. Abeledo Perrot. p. ZANNONI. n° 42. 506 -AR/JUR/5972/1980. nº 216. (28) MÉNDEZ COSTA. p. (35) Publicado: JA 1998-II. n° 30. Eduardo. el poseedor no podría oponer al actor la prescripción de la acción de petición de herencia. síntesis. El derecho sucesorio en la reforma del Código Civil. (52) XII Jornadas Nacionales de Derecho Civil.. L. c. Astrea. (38) Citar Lexis Nº 1/9477 Publicado: JA 1998-II. c. n° 16. Buenos Aires. "Tratado. síntesis. separata de la revista "Lecciones y Ensayos". pero sí podría oponer. que ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 10 .. Elba M. LLBA. p. t. cit. Sup. Jorge. "Tratado de las sucesiones" 2ª edición actualizada por Lidia Beatriz Hernández y Luis Alejandro Ugarte. ob. síntesis. LA LEY Litoral 2009 (octubre). sala III (CCivyComPosadas)(SalaIII) 27/04/2009. Pérez. II. II. ’Derecho Civil . cfr. LA LEY. 87-710. (44) ZANNONI. Alberto G. (45) Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. Derecho de sucesiones. (40) Publicado: JA 1998-II. Horacio. cit. sala III(C1aCivyComLaPlata)(SalaIII) 24/02/1998. 1972. Buenos Aires 1969. nº 224. "Régimen jurídico del concubinato". la prescripción adquisitiva de los bienes singularmente poseídos y ver también conf.. 196-520. 1983. Sucesión de los cónyuges y de los parientes colaterales. F. Wenceslao. in fine. in fine. Depalma. p. 210. (24) Publicado: JA 1998-II. Plus Ultra. 22/03/2000. de S.". p. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9474. Pérez Lasala. (47) (C1aCivyComLaPlata)(SalaIII). síntesis.C. 27/11/2001. n° 42. P. M.".: supra.. no estaría sujeta a extinguirse por el mero transcurso del tiempo.. La Plata. conclusiones de la Comisión 6. 1969. 1033. p. Corte Buenos Aires. 506. BOSSERT. sucesiones". (50) Conf. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9464. (42) Publicado: JA 1998-II.D. C. Jorge. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9472.. de S. LA LEY BA1999. cit. 1. Buenos Aires. 74. 1976. n° 29. G. t.. Tratado de Derecho de las sucesiones" 2ª ed. s/exclusión de la vocación hereditaria. (46) "L. D. Astrea. (29) ZANNONI. S. 475. 43. F. (43) MAFIA. Sucesiones: nuevos aspectos de la exclusión hereditaria conyugal. t. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9467. letra E. (48) Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Posadas. p. María A. C. AR/JUR/28/1998. I. D. Régimen legal(1) Esta causal de exclusión fue contemplada por Vélez Sarsfield en el art. c. sala D(CNCiv)(SalaD) 22/04/1980 L. Duaihy. ob. afirma que Si se considera a la petición de herencia como la reivindicación de un patrimonio. Peña. Zannoni. (34) Publicado: JA 1998-II. (25) Publicado: JA 1998-II. (49) Conf. I. ob. cit. a. . (22) PÉREZ LASALA. G. M. 3573 del Código Civil. 24/02/1998 C. Nº 860. 1999-596 Cita Online: AR/JUR/28/1998. c. LA LEY. (32) ZANNONI.Derecho de las Sucesiones’. cit. n° 877. Buenos Aires. 1980-D. 1972. Astrea.Cita Online: AR/JUR/18980/2009. p. (31) MÉNDEZ COSTA. c. (30) MAFFÍA. IV-II. San Carlos de Bariloche. 596.. S. (39) Citar Lexis Nº 70004268. punto c CNCiv. sala C. vol. ob.. abril de 1989. C. El estatuto sucesorio del cónyuge supérstite. Es decir.. m. Eduardo y TEJERINA. II. t. 74.. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9463. P. p. p. p. cit. síntesis. c. en Examen y crítica de la reforma al Código Civil. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9470. "Parte general". "E. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. S. síntesis.529. (36) Publicado: JA 1998-II. de 29-09-1976. (51) CNCiv. Augusto. aunque pudiera operarse la prescripción adquisitiva con respecto a cada uno de los bienes particulares. cit.. La sucesión intestada en la reforma del Código Civil.. (27) BELLUSCIO. p. R. 71. Sobre la reforma del Código Civil.

". que no se observa en nuestro texto vigente.Matrimonio "in extremis". porque para el momento de sanción del Código Civil no había ninguna legislación vigente con un precepto semejante. Ningún proyecto de reforma ha tratado de suprimirla. y de desenlace fatal previsible. como motivo de excepción en la aplicación de la norma. iba acompañada de la privación de derechos sucesorios: la privación de efectos civiles se producía también con relación a los cónyuges. o si el casamiento se hubiese hecho para regularizar una convivencia anterior. sin embargo.. que en realidad no prohibía los matrimonios in extremis. con mayor razón que respecto de los hijos. en el año 1968 la ley 17. como requisito de funcionamiento de la exclusión. y si muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes". La doctrina que estudia el problema tiene dudas en cuanto al origen del artículo. En el anteproyecto de 1954.originariamente disponía: "La sucesión deferida al viudo o viuda en los tres artículos anteriores. dentro de los treinta días siguientes. ya que ellas hacen referencia a la cuarta conyugal. que "se trata de una disposición original de Vélez (. ni la falta de propósito de lucro del viudo. (4) Parece difícil que las ordenanzas francesas y el Código del Perú hayan sido las fuentes del codificador. Advertimos en este anteproyecto la clara referencia al matrimonio in extremis. y ha sido copiada por otras legislaciones latinoamericanas.. Finalmente. que no es la situación contemplada por nuestro legislador. salvo que de las circunstancias del caso resulte que el matrimonio no tuvo por finalidad la captación de ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 11 . Parece. no tendrá lugar cuando hallándose enfermo uno de los cónyuges al celebrarse el matrimonio. que fue elaborado siguiendo una idea sobre la idiosincrasia nacional. conocida por el sobreviviente. que en general había sido muy cuidadoso en la cita de las fuentes.). Consideramos.". El proyecto de 1998 reguló el tema en el que dice Artículo 2385. que no se hallan en la norma actual. no tomó de ellos ni el concepto de matrimonio in extremis. no tendrá lugar cuando el matrimonio se hubiese celebrado hallándose enfermo uno de los cónyuges. (6) Lo cierto es que esta causal de exclusión tiene. pero quedaban privados de todo efecto civil que no fuese la legitimidad de los hijos que. Es importante tener en cuenta lo que acabamos de expresar como pauta de interpretación de la legislación vigente.. (5) En cuanto a las disposiciones francesas.. Proyectos de reforma El proyecto de 1936 contemplaba la causal de exclusión en estudio en el art. Este precepto no regirá en caso de probarse que el casamiento tuvo por fin regularizar una convivencia anterior. muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes".. los hereditarios. Una ley de fe de erratas modificó ese precepto. sino de mejorarla. no aclaró en esta norma cuáles eran los antecedentes en que había abrevado. no regirá esta exclusión si el esposo sobreviviente hubiese ignorado el peligro de muerte del causante o no tuviera intención de lucrar con la herencia al contraer matrimonio. 2. que expresaba: "La sucesión entre esposos no tendrá efectos: 1) cuando el matrimonio se hubiera celebrado in extremis. pero les quitaba sus efectos patrimoniales y.. Se recuerda que en el derecho francés anterior a la codificación tuvieron lugar la declaración francesa de noviembre de 1639 y el edicto de mayo de 1697. Del anteproyecto de 1954 surgen. 3. Ello implica que el legislador de 1968. y el cónyuge muriese de la misma enfermedad. pero que no tuvo acogida. la ignorancia de la enfermedad y la carencia de intención de captación de la herencia. que dice: "Carecerá el cónyuge supérstite de vocación hereditaria: 1) cuando el autor de la herencia se hallase mortalmente enfermo al contraer las nupcias y se produjera su deceso por esa causa dentro de los treinta días siguientes a la celebración del matrimonio. en la actualidad. más bien. por otra parte.. Fuentes El codificador. que expresaba: "No se concede cuarta conyugal al que se casa en artículo muerte". como excepciones a la exclusión. 722. y es sabido que el codificador le dio al cónyuge el carácter de heredero.711 agregó la siguiente frase: "salvo que el matrimonio se hubiere celebrado para regularizar una situación de hecho". en esos textos se hace referencia al matrimonio in extremis. el cual quedó redactado así: "La sucesión deferida al viudo o viuda en los tres artículos anteriores. (2) También se cita como antecedente un artículo similar presentado por las Cortes de Burdeos al ser proyectado el Código Civil francés. sin que hayan influido las legislaciones foráneas". siguiendo en esto a Cifuentes. Sin embargo. más precisamente. Belluscio recuerda que los matrimonios in extremis eran válidos como sacramentos. (3) Díaz de Vivar entiende que Vélez Sarsfield se inspiró en una norma similar del Código peruano. entre los casos de exclusión figura el art. La sucesión del cónyuge no tiene lugar si el causante muere dentro de treinta (30) días de contraído el matrimonio a consecuencia de enfermedad existente en el momento de la celebración. 1999. aun conociendo estos proyectos de reforma. carta de ciudadanía en la materia.

muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes.la herencia. el plazo de duración mínima del matrimonio será de treinta días. el emplazamiento en el estado matrimonial en tales condiciones lo que justifica que opere la privación de beneficios hereditarios. art. 4. Legislación comparada Hallamos normas similares a nuestro art. art. el art 3573 es fulminar el matrimonio con propósito utilitario: se quiere evitar la posibilidad de que alguien se decida a casarse con una persona que sabe moribunda y sin heredero forzoso y al solo efecto de poderle heredar pues los colaterales quedarán así excluidos por nuestro Código. Fundamento La nota de Vélez al art. 5. 3573 en el Código de Bolivia de 1976. se requiere que el matrimonio haya tenido una duración continua y mínima de dos años. intentando superar con una mejor redacción aun la reforma introducida por la ley 17711. así como en los modernísimos códigos del Perú de 1984 y del Paraguay de 1986. evitando así una finalidad que no concuerde con la de la institución. no sea tomado como medio para captar herencias". art. (8) Se señala también que el consentimiento matrimonial podría haber sido prestado sin libertad.. (7) "Se quiere que el matrimonio.. 1107: "La sucesión del cónyuge sobreviviente no tiene lugar cuando: a) el matrimonio se celebra hallándose enfermo el otro cónyuge y su muerte acaece dentro de los treinta días siguientes como consecuencia de aquella enfermedad. Señalaba el codificador: "no hay razón alguna para dar a los cónyuges derechos sucesorios cuando el matrimonio es in extremis. Tratándose de otros legitimarios. y por ello deberá mantenerse el emplazamiento conyugal. Para que puedan imputarse a la porción legitimaria los derechos reales de habitación y de uso concedidos por este artículo. art. haya o no hijos …". por la conjunción de maquinaciones tenebrosas con el estado de enfermedad del causante. entonces. parecería ser. tal imputación sólo podrá alcanzar hasta la mitad de las respectivas legítimas rigorosas. En el transliterado artículo se inserta la opinión generalizada de la doctrina y la jurisprudencia. En este sentido jurisprudencialmente se ha señalado que la finalidad a la cual responde. Precisan Ugarte y Hernández. La imputación a la porción legitimaria podrá alcanzar hasta la totalidad de las legítimas rigorosas de los descendientes comunes del causante y del beneficiario de los derechos reales de habitación y de uso referidos. Presupuestos de aplicación: enunciación La doctrina generalizada reconoce en la norma que examinamos la existencia de presupuestos objetivos y subjetivos. 3) muerte dentro de los treinta días. singular y público. de igual duración. y se han visto matrimonios in extremis verdaderamente escandalosos. En los demás casos. salvo que el matrimonio se hubiere celebrado para regularizar una situación de hecho. con la salvedad de la parte final del inciso primero del numeral anterior debiendo durar la relación concubinaria no menos de ciento ochenta días.". Veamos: 1) Código de Bolivia. El fundamento de la norma ha de ser buscado en la intención del legislador de evitar un casamiento cuyo interés sea captar la herencia. (10) 6. la intención se dirige a asegurarse ese estado civil frente al riesgo inminente del deceso. salvo que el matrimonio hubiera sido celebrado para regularizar una situación de hecho". que tiene fines específicos y trascendentes. 881-6. 881-5. por que la falta de consentimiento anularía el matrimonio. 3573 es muy ilustrativa en cuanto al fundamento de esta causal de exclusión. incorporando en tal sentido la necesidad de demostrar que el matrimonio no tuvo por finalidad la captación de la herencia. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 12 . 2) Código del Perú. (9) No pensamos que este último haya sido el motivo. art. durante el cual hubieren compartido el hogar y vida en común. Evidentemente el fundamento reside en evitar que el matrimonio sea realizado con la finalidad espuria de servir de causa al llamamiento hereditario conyugal. con solo el objeto de heredar inmediatamente al enfermo". 2) gravedad de la enfermedad. que lo colocaba en una situación débil. pero limitarse las consecuencias derivadas de dicha situación. 4) Código del Uruguay. se ha dado derecho sucesorio a los cónyuges sobre los parientes colaterales. Los presupuestos objetivos son tres: 1) enfermedad de uno de los cónyuges. En alguna provincia de la República. muriese de esa enfermedad dentro de los treinta días siguientes. 3) Código del Paraguay. 826: "La sucesión que corresponde al viudo o viuda no procede cuando hallándose enfermo uno de los cónyuges al celebrarse el matrimonio. salvo que él se hubiere celebrado para regularizar un concubinato estable. 2587: "La sucesión de los esposos no tendrá lugar: a) cuando hallándose enfermo uno de los cónyuges al celebrar el matrimonio.

no regirá el artículo. que debe ser de interpretación restrictiva. agravada después o que llevó a la muerte por la interposición de concausas imprevisibles. Aunque se requiere una enfermedad grave. La casi totalidad de la doctrina nacional acepta que la enfermedad debe ser conocida por el sobreviviente y. Si bien la causa impulsiva o motivo permanece. La muerte del cónyuge debe producirse dentro de los treinta días de la celebración del matrimonio. hasta la medianoche del día de la muerte. cual es el de evitar situaciones escandalosas con el solo objeto de heredar inmediatamente al cónyuge (nota al art. en definitiva. (13) Hay que dejar en claro que por ser determinante de la muerte. B) Gravedad de la enfermedad. porque hay enfermedades que permiten estar en pie". para haber conducido al mismo dentro de lo normal y previsible. la enfermedad debe haber revestido gravedad bastante para hacer posible el desenlace fatal. sin embargo. Se discute la exigibilidad de un segundo presupuesto subjetivo. La primera condición para que proceda el supuesto de exclusión contemplado en el art. aun cuando la enfermedad haya venido a cooperar en ese resultado. (14) En definitiva la enfermedad debe ser la causa eficiente del deceso. conduciendo a él dentro de lo corriente y esperable. es precisamente que no pudo ser conocida. al decir: "Si el deceso corresponde a complicaciones distintas o circunstancias diversas. es el mismo que se repite en todos los códigos latinoamericanos. (11) La muerte debe ser consecuencia directa de la enfermedad. pues. Por otro lado.El presupuesto subjetivo está constituido por el consentimiento de la enfermedad por el otro contrayente. La enfermedad que sufra el causante debe ser de una importancia cualitativa tal que este llegue a la muerte como consecuencia de ella. La exigencia de que el sobreviviente haya tenido conocimiento de la enfermedad que aquejaba a su esposo o esposa es un recaudo impuesto por el fundamento mismo de la causal de exclusión. Así lo expresaba Lafaille. sin que provenga de concausas distintas. si se tratara de una causal de exclusión objetiva. en este caso asume relieve por razón de la norma que estudiamos. art. no configura el requisito del art. por regla general. 3573 es que el cónyuge esté enfermo. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 13 . Por otra parte es necesario poner de relevancia que la edad. (15) Si el deceso corresponde a complicaciones distintas o circunstancias diversas. 24. es decir que la norma se refiere a una intencionalidad que aparece como causa impulsiva del acto jurídico matrimonial. o sea que constituya consecuencia inmediata o directa de la dolencia (arg. (19) No compartimos la posición rigurosamente objetivista de Cifuentes. (12) Puesto que lo que se exige es la gravedad. (16) La razón de que la enfermedad benigna agravada luego que llevó a la muerte por la interposición de concausas imprevisibles no configura los requisitos del art. es decir. una aplicación específica de la noción de causa inmoral. como lo señalaba Machado. ha de haber estado exteriorizada o manifestada. 3573). no regirá el artículo 3573 CC. en un plano de ajuridicidad. Presupuestos subjetivos A) Conocimiento de la enfermedad. no es de absoluta necesidad. 3573 si se trata de un enfermedad benigna agravada después o que llevó a la muerte por la interposición de concausas imprevisibles.). y que la exclusión se produce pese a la ignorancia de ambos sobre la muerte que sobreviene. C) Muerte dentro de los treinta días. Transcurrido el plazo de treinta días que requiere el art. Cifuentes pone de resalto que ese requisito no es exigido por el legislador. que tenga en su organismo una alteración que impida a su persona el ejercicio de todas sus funciones. le da relevancia como causa ilícita. y se mantiene inalterado en los proyectos de reformas. quedaría comprendido aun el sobreviviente a quien su cónyuge enfermo ocultó la enfermedad que lo aquejaba. (18) Sin embargo. cual es el ánimo de captar la herencia. En efecto: con esta norma el codificador hace. El cómputo del término ha de realizárselo conforme a lo preceptuado por el Código Civil en su art. El mal que existía al casarse debe ser la causa determinante de la muerte". por tanto. 7. comenzando a contarlo desde la medianoche del día del matrimonio. No se configuran los requisitos del art. 3573. 3573 ya que para que una persona esté enferma debe tener en su organismo una alteración que le impida la ejecución de todas sus funciones. no es necesario que el paciente guarde cama. Presupuestos objetivos A) Enfermedad de uno de los cónyuges. ya que esta norma debe ser interpetada en forma restrictiva. si bien en la enfermedad grave "se supone que el enfermo debe guardar cama.. por más avanzada que sea debe ser descartada como la enfermedad mencionada en el art. 3573". aun cuando la enfermedad haya venido a cooperar en ese resultado. Este es un plazo elegido por el legislador sin ningún fundamento. (17) 8. no provenir de concausas distintas. "una enfermedad benigna. al identificar esa causa inmoral en una norma excluyente. 3573 no hay ya pérdida del derecho hereditario por más que se encuentren reunidas las otras condiciones. de donde ese silencio omisivo del fallecido se volvería en contra del supérstite sin ninguna razón que lo justifique. 901 CC.

quien se casa en esta situación conoce —porque a la ley se la presume conocida por todos— cuál es el efecto legal previsto. caso típico: el matrimonio celebrado por ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 14 . En el anteproyecto de 1954. Un gran sector de la doctrina entiende que éste es un requisito de funcionamiento de la norma y. con el fin de regularizar una situación de hecho. 2. no está incorporado el requisito del ánimo de captar la herencia. y hemos fundado tal solución en la noción de causa motivo o impulsiva. es indiferente que se demuestre que el casamiento fue celebrado por los más sagrados motivos. Con anterioridad a la reforma del año 1968 se forzaba el texto legal. 3573. Ello no autoriza a sostener que el demandado por esta causal de exclusión pueda excepcionar basándose en la inexistencia de este móvil inmoral o ilícito. sobre todo porque en esa época no regía en nuestro país el divorcio vincular. el que más problemas jurisprudenciales había acarreado. por lo cual la demostración de que el matrimonio fue celebrado sin intenciones espurias no eximirá al viudo de su exclusión de la herencia. lo hace valer como exclusión del principio general. (21) Esto dio lugar a que en el proyecto de 1954 se dijera claramente: "Sin embargo. no incorporó el ánimo de lucro ni como causal de exclusión autónoma ni como requisito de procedencia de la prevista en el art. admitiendo la prueba por el supérstite. 9. por ende. acaeció dentro del plazo legal. obviamente. y. si se dan las condiciones objetivas del art. Ausencia del requisito en la norma legal. 3) el propósito de regularizar una situación de hecho. Considera. por la casi imposibilidad de poner en evidencia intenciones y propósitos íntegramente subjetivos". con lo cual el número de concubinatos era mucho mayor. construyendo una presunción iuris tantum cuando el matrimonio se celebraba en las condiciones apuntadas. Excepción: regularización de una situación de hecho La ley 17. la prueba de su no existencia daría lugar a excepcionarla. (23) En definitiva. no se casó con el ánimo de captar la herencia. XXVIII-B. Razones de seguridad. originada en una enfermedad grave conocida por el sobreviviente. La excepción para la aplicación del art. Enseña Méndez Costa que "no procede que se intente demostrar la falta de ánimo de lucro. se dirigió a superar la apariencia absoluta de la letra de la ley. antes de 1968. no regirá esta exclusión si el esposo sobreviviente hubiese ignorado el peligro de muerte del causante o no tuviera intención de lucrar con la herencia al contraer matrimonio. como excepción a la causal de exclusión contemplada en el art. 3573 del Código Civil se da cuando el matrimonio es celebrado para otorgar legalidad a una situación fáctica que escapa al marco de la ley. el viudo mantendrá su vocación hereditaria si demuestra que no ha tenido intención de captar la herencia. para impedir que los matrimonios celebrados in extremis. y. Se señala que "el esfuerzo de la doctrina y la jurisprudencia nacionales. sin admitir prueba en contrario. y la única forma de regularizar esa relación era esperar a que el concubino adquiriera habilidad nupcial por la muerte de su cónyuge. 3573. El legislador de 1968 sólo incorporó el último de los supuestos de excepción. 3573. sin lugar a dudas. En el texto de la norma. (20) Nosotros entendemos que el ánimo de lucro no configura un requisito de la causal de exclusión. Ello está motivado en los siguientes razonamientos: 1. que conocía bien este proyecto. en definitiva. sino con cualquier otro propósito. Admitir lo contrario implicaría abrir una brecha a la incertidumbre y a la inseguridad en un problema tan importante como es el de conceder o denegar el derecho a la herencia. Imposibilidad de prueba. o si el casamiento se hubiese hecho para regularizar una convivencia anterior". inmoral e ilícita. limitándose a incorporar la última parte del texto referido. Es decir que aun cuando quienes ejercen la acción prueben que la muerte del cónyuge. el ánimo de lucro sería una condición de la exclusión. al no estar incluido el ánimo de lucro en la norma. si se exceptúa de la exclusión al viudo que no obstante haber conocido la grave enfermedad que llevó a la muerte a su consorte en un plazo de menos de treinta días. en su actual redacción. en otros términos. Pero el legislador de 1968. además. el propósito de regularizar una situación de hecho. Según nuestro juicio. cayeran dentro de la causal de exclusión. 1810) introdujo. las causales de excepción eran: 1) la falta de conocimiento de la enfermedad. de no existir de su parte el propósito de captación de la herencia". Si hubiera sido sancionada una norma como la trascrita. en cada caso. entendemos que la prueba de la falta del ánimo de captar la herencia no influye en la aplicación de la norma. Justamente. (22) 3. por tanto. 2) la falta de intención de captar la herencia. En el caso. la ley presume la existencia de la causa ilícita. No hay acuerdo en la doctrina en cuanto a Si el "ánimo de captar la herencia" constituye o no un requisito de procedencia de la exclusión del cónyuge supérstite.B) Ánimo de captar la herencia. que era. que estamos frente a una presunción iuris tantum que admite prueba en contrario. Debemos hacernos cargo de que al tratar de los recaudos hemos subrayado que el sobreviviente tiene que haber conocido la enfermedad.711 (Adla. porque —como se verá más adelante— es virtualmente imposible la prueba de las intenciones.

Y es sabido que ningún derecho puede apoyarse en la violación de la ley. mal puede entrar en el supuesto de la norma. siempre que haya justificación ética. mediando un matrimonio válido respecto del cual la ley estima que no ha sido realizado para captar herencia. entonces no advertimos porque mediando un concubinato se podría evitar la exclusión y existiendo un noviazgo se excluiría al sobreviniente de un matrimonio in extremis. que provoca la muerte de aquél dentro de los treinta días de dicha celebración. en forma expresa. el noviazgo constituye una situación de hecho. cuando ésa no ha sido la intención del legislador. notorio.personas que han vivido largos años en concubinato y que ante la cercanía de la muerte desean regularizar su situación. Quien lo hiciera esgrimiría su propia torpeza. El problema se presenta cuando alguno de los adúlteros adquiere aptitud nupcial y se casa con su concubina mediando enfermedad que produce la muerte antes de los treinta días. porque no se puede entender que el casamiento de dos novios suponga regularizar una situación de hecho. y sí en el caso del concubinato adulterino. Méndez Costa sostiene que pese al "silencio de la norma. 1071 del Código Civil. La expresión "situación de hecho" del art. Otro argumento decisivo se desprende del art. Aplicar la excepción sólo cuando la situación de hecho está acorde con la norma moral implicaría excluir gran número de casos. porque si bien. es innegable que lo torna invocable para hacer valer el derecho hereditario. Es decir que si entre los contrayentes del matrimonio medió una convivencia con los caracteres de singularidad. porque regulariza una situación de hecho. siendo importante que los componentes sean personas mayores cuyas expectativas de vida se hallan reducidas y en las cuales los meses de relación significan ya una considerable porción del tiempo de vida que razonablemente tienen por delante. (26) En cambio. (27) Sin embargo. La cuestión radica en determinar si la circunstancia de que las partes fueran novios impide la exclusión del viudo de un matrimonio celebrado "in extremis". que es la que en la práctica tiene mayor trascendencia y frecuencia. concluimos que la calificación de adulterino del concubinato no influye en la excepción contemplada en el último párrafo del art. estabilidad y posesión de estado inherentes al estado de casados. no constituye ningún impedimento para contraer matrimonio. in fine. del Código Civil: la seducción de mujer honesta encierra una inmoralidad. religiosa o familiar que dé sentido al matrimonio. la enfermedad de uno de los cónyuges conocida por el otro. o ambas. 3573. (24) La norma nada dice sobre la duración de la situación de hecho que se pretende regularizar a fin de descartar la captación de herencia. enseña Méndez Costa que "la cualidad de irregular aplicada por el texto. ésta no puede comprender al concubinato adulterino. por tanto. a la situación en que vivían los contrayentes (es obvio que sólo lo irregular puede regularizarse) obliga a desconocer el derecho hereditario del sobreviviente. entendemos que por más reprochable que sea el concubinato adulterino anterior. pero ni es ilegal ni irregular". puesto que el noviazgo es ajurídico (carece de efectos jurídicos). Pero se adoptó ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 15 . Un sector de la doctrina afirma que esta situación de hecho no es irregular. Indiscutiblemente. ya que su fin obvio es evitar la captación. 1071. (25) Cabe puntualizar cuáles son las situaciones de hecho a que se refiere la norma. Al respecto Borda señala que "es indudable que la hipótesis tenida principalmente en mira al redactar la norma fue la del concubinato. no cabe no aplicar el supuesto de excepción en orden a una calificación cualitativa de la situación de hecho anterior. (29) En definitiva. 3573 puede quedar configurada por las más diversas hipótesis. la doctrina no es unánime en el supuesto de concubinato adulterino. 3573 no puede contradecirlo permitiendo acogerse al ejercicio de un derecho excediendo los límites impuestos por la moral y las buenas costumbres". sino una situación de hecho. según lo afirmado. determinando la lógica respuesta negativa a su pretensión. no ha sido establecida para premiar el concubinato. (28) Por nuestra parte. El art. El concubinato adulterino es la relación concubinaria que mantienen dos personas cuando alguna de ellas. Lo que ocurre es que la regularización de una situación de hecho no confiere efectos a esa situación de hecho. (30) Con referencia al noviazgo. A) Concubinato. (31) Pero lo cierto es que el concubinato no es una situación irregular. moral. que la propia Méndez Costa acepta como incluido en la preceptiva del art. 3573. Belluscio señala que el concubinato adulterino carece de la jerarquía ética necesaria para servir de excepción al matrimonio in extremis. B) Noviazgo. Pensemos en el supuesto de la seducción. Por tanto. es relevante el hecho de que el vínculo sea singular. que inclusive las leyes adjudican efectos jurídicos. y en tal caso ella no se daría". y no vemos por qué en este caso no se violentaría el art. no obstará a la subsistencia de la vocación hereditaria del supérstite. Ninguna duda cabe de que la regularización de una relación concubinaria encuadra en los supuestos de excepción a los cuales se refiere la norma. sino que permite inferir la inexistencia de una voluntad tendiente a aprovechar la herencia. aunque reconoce que la norma "no da pie para efectuar tal distinción. no pueden contraer matrimonio por haber un matrimonio anterior subsistente.

3573 CC. compromiso matrimonial. 3573 Ver Texto. Y es justo que así sea. sino que comprende otros supuestos que exceden a aquél". sea o no concubinario. de carácter juris tantum. ni hay acto de contenido inmoral". Civil deja a salvo el caso del matrimonio que "se hubiese celebrado para regularizar una situación de hecho". o más. tras la reforma introducida en 1985 por la ley 23. 325. 3573 del Cód. si acudimos a que la ley no castiga la unión de personas libres.. (35) En el mismo orden de ideas se ha decidido "no sólo el concubinato es aludido por el art. (33) En similar posición se ha sostenido que "probada la relación sentimental previa con las características de permanente. o el matrimonio contraído para legitimar la prole. (37) En igual orden de ideas se ha decidido que · El noviazgo es tan merecedor.. o probando otros hechos que acrediten la falta de intención captatoria. por su parte contesta a los sostenedores de la postura que no da cabida al noviazgo como situación de hecho capaz de impedir la exclusión hereditaria conyugal diciendo ". En este sentido se decía La situación de hecho mentada por el art. Tales hechos brindan sustento ético y moral a las nupcias posteriores. estable. C) Legitimación de hijos naturales. al menos respecto del concubinato no adulterino. aunque no haya mediado concubinato. La mención a la situación de hecho no se agota con el concubinato. o el del matrimonio contraído para legitimar la prole. sea probando la existencia de una previa situación de hecho. el concubinato tampoco es una situación irregular. después de una estable y prolongada relación afectiva. de que pudiera haber existido una finalidad captatoria de la herencia del cónyuge muerto. (40) Hoy. el desconocimiento de la enfermedad. que justifiquen el matrimonio y alejen en peligro de una captación hereditaria. teniendo en cuenta el fin de la norma. (32) En definitiva consideramos que la exclusión hereditaria prevista por el art. ha desaparecido el instituto de la legitimación. de la protección que el concubinato. se neutraliza la imputación de captación. Esto es evidentemente así. 1ª parte CC. (36) Siguiendo idéntico criterio se ha dicho La situación de hecho anterior referida por el art. aun cuando eufemísticamente se aluda que los convivientes 'viven irregularmente'. En puridad. por tanto. religioso. Zannoni. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 16 . reparación de seducción de mujer honesta. aunque no hubiera mediado concubinato o éste hubiera finalizado.). caso de legitimación de prole sin previo concubinato. en situación jurídica de inferioridad y desprotección total con respecto al concubinato. duradera. y se ha equiparado a los hijos extramatrimoniales con los matrimoniales. Antiguamente se señalaba que también podría ser encuadrada como supuesto de "regularización de una situación de hecho" la legitimación de hijos naturales. que esta es una posición mezquina con la ratio legis. supuesto que cita a título meramente enunciativo. previa y preparatoria del matrimonio. En este sentido se ha resuelto que "El art. como por ejemplo. puede quedar configurada por la más variada gama de hipótesis. 3573 tantas veces citado desde el momento que la exigencia de "concubinato" no es un requisito que surja de la letra de la ley. al no advertirse razón valedera por la cual (dados los recaudos del art."(38) La corte de la Provincia de Buenos Aires ha juzgado que (39) "se ha dejado en manos de los Jueces la evaluación de las peculiaridades de cada supuesto para establecer si la relación previa al matrimonio —atento sus características— resulta de una trascendencia suficiente como para sustentar la excepción a la regla normativa que. excluye la vocación hereditaria del cónyuge evitando así los inmorales intentos de captación de herencia Y efectuar esta evaluación de los hechos partiendo exclusivamente del estricto molde del concubinato aparece como de excesivo rigor así como atentatorio de la finalidad axiológica que se percibe en el último párrafo del art. debiéndose interpretar esa última expresión de manera amplia y flexible sin limitarla al concubinato. que puede ser un concubinato o una relación afectiva que no llegue a configurarlo. pues tampoco en esos casos puede hablarse de captación de herencia. sea en consideraciones de orden moral. siempre que la causa impulsiva del matrimonio radique. este supuesto es de imposible configuración. Civil no tendrá lugar cuando se acredite que el matrimonio no se celebró con el propósito de captar la herencia. sea en consideraciones de orden social. como ya señalaba Vélez Sarsfield en la nota del derogado art. familiar. como la legitimación de la prole. o novio."(34) La existencia de la vinculación afectiva antecedente destruye la presunción. 3573 CC. en su parte final ha sido adoptada en forma deliberada para dar al texto una fórmula lo suficientemente amplia para poder abarcar otros supuestos. sino también la unión libre anterior no concubinaria.264. esperable y justificador de aquel vínculo de años. 3573 CC.deliberadamente una fórmula flexible para poder abarcar supuestos como el del noviazgo. siendo éste el resultado normal. se termine colocando a la novia. o integrante de la pareja no concubinaria. singular. 3573 del Cód. entre ellos noviazgo. por lo que su aplicación aparece convertida en una cuestión de hecho que requiere prueba minuciosa y clara que brinde la certeza necesaria de que al contraer el matrimonio " in extremis" se pretendió regularizar la situación que existía y que no hubo ánimo captatorio de la herencia por parte del supérstite. cual es evitar la captación de herencia y no la forma asumida por la relación afectiva previa al matrimonio.

C en calidad de cónyuge supérstite. pues todos los declarantes vivían lejos. La Cámara revocó el procedimiento del tribunal inferior.F. siendo a cargo de quienes pretenden excluir al supérstite acreditar que. porque regulariza la situación de los prometidos. Ante estas circunstancias. Nac. falleciendo aquél 3 días después. de esa situación debe producirse una prueba que brinde la certeza necesaria para admitirla. y el casamiento celebrado para reparar la seducción de mujer honesta. fue incluida en la declaratoria de herederos del juicio sucesorio de G. 2. primera circunstancia que hizo dudar a la Cámara de la existencia de un concubinato. sala D Cám. etc. o si acaso. habrían sido llamados como testigos los vecinos del último domicilio del difunto. (42) 236. Ella accionó basándose en el art. y excluyó al cónyuge sobreviviente de la herencia. Civil.. será el cónyuge sobreviviente quien deberá aportar la prueba necesaria para demostrar que el matrimonio ha sido ajeno a los propósitos de captación. que según palabras de Colmo lo que se entiende fulminar es el matrimonio con propósito utilitario: se quiere evitar la posibilidad de que alguien se decida a casarse con una persona que sabe moribunda y sin heredero forzoso y al solo efecto de poderle heredar pues los colaterales quedarán así excluidos por nuestro Código. por entender que el matrimonio había sido celebrado para regularizar una situación de hecho. La viuda P. (47) G. (45) Análisis de algunos casos jurisprudenciales. Ante esa circunstancia la hija del causante de su primer matrimonio. estabilidad. Pero como bien se ha señalado. contrajo matrimonio con D. C. La apertura del juicio sucesorio fue realizada veinte días después por la cónyuge sobreviviente. 3573 del Cód. Civil. Y en este sentido. De esta forma. el tribunal entendió que no quedaba demostrado que el casamiento había sido realizado para regularizar una situación de hecho. Civ. F. Es decir si el cónyuge que demuestra que no tenía ánimo de captar la herencia mantiene su vocación hereditaria. debe tenerse presente la finalidad a la cual responde.. por entender que la demandada si bien contrajo matrimonio "in extremis" se encuentra en la situación de excepción contemplada en la parte final del ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 17 . existió un puro ánimo de lucro en el supérstite". se expresa que si el cónyuge concurre a la sucesión invocando su calidad de heredero deberá probar —si pretendiese ser excluido por otros. y logró que el a quo hiciera lugar a la demanda. denunciando como domicilio real uno distinto del domicilio del causante. de haber mediado un concubinato con tales características. quien sólo logró probar que los unía una gran amistad. (41) Coincidentemente se ha resuelto que la expresión legal "situación de hecho" es comprensiva del casamiento por promesa previa. P el 3 de febrero de 1995. 22/4/80: (46) En primera instancia. es decir que el matrimonio se celebró padeciendo el causante una grave enfermedad conocida por el otro consorte y que ella fue la causa de la muerte ocurrida dentro de los treinta días de celebrado el matrimonio. pocas veces habían visto al causante. acreditados los presupuestos de hecho de la norma. cosa que no ocurrió. así se ha dicho que. publicidad y posesión de estado inherentes a la situación que cobra relevancia jurídica. bis Caracteres de la presunción: ¿"iuris tantum" o "iuris et de iure"? La cuestión radica en determinar si la presunción contenida en la norma es iuris tantum o iuris et de iure. Civil. los hermanos del causante lograron que no se incluyera a la cónyuge en la declaratoria de herederos. 3573 del Cód. Por otra parte. La doctrina admite como supuestos de excepción el matrimonio celebrado mediando promesa de matrimonio incumplida. Es de destacar que el matrimonio había sido celebrado el 29 de setiembre de 1975 y el causante murió el 1 de octubre siguiente. (43) "Al cónyuge supérstite le corresponde acreditar que medió la situación de hecho anterior que excluye su intención de aprovechar exclusivamente la herencia . El concubinato no es la única situación de hecho que permite evitar la exclusión hereditaria conyugal. 24/02/1998. 1. por considerar insuficiente la prueba del concubinato. 3573. el ministerio fiscal impugnara su vocación— el hecho del concubinato anterior a la celebración de las nupcias "in artículo mortis" con los caracteres de singularidad. La jueza de primera instancia sentenció la causa rechazando la demanda. promovió un juicio con el objeto de excluirla de la herencia con pie en el art. debe entenderse que rige presunción "iuris tantum" de captación de herencia. o para cumplir con un deber de conciencia. Para la adecuada interpretación del texto de Vélez al art. y no afirmaron que éste le diera trato marital a la actual viuda. En las condiciones en que aparece redactado el art.D) Otros supuestos fácticos. Cámara 1ª de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata. desvirtuable en todo caso en que pueda demostrarse que no existió esa intención. Sala D. S. (44) La jurisprudencia hoy es unánime en admitir que la norma contenida en el artículo 3573 del Código Civil contiene una presunción iuris tantum. Un sector de la doctrina sostiene que la norma contiene una presunción iuris tantum que admite prueba en contrario. no obstante la preexistencia de la situación de hecho.. diáfana expresión de la existencia de un concubinato. La falta de prueba de la situación de hecho que se pretende regularizar conduce a la exclusión hereditaria conyugal Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. 3573 del Cód. sala III.

sec. 1977-III-703. se operó y estuvo internado porque la demandada se internó con él luego de las operaciones también estaban juntos porque la demandada lo cuidó. Matrimonio durante la última enfermedad (Pérdida de la vocación hereditaria del viudo). 48-473. San Carlos de Bariloche.art. abril de 1989. como. y como en el supuesto la esposa no logró desvirtuar la presunción correspondía hacer lugar a la exclusión. por ejemplo. El juez de primera instancia hizo lugar a la exclusión hereditaria conyugal. Carlos M. 62. Lerner. (52) (1) Bibliografía especial CIFUENTES. 3573 del Código Civil. La exclusión hereditaria conyugal. o probando otros hechos que acrediten la falta de intención captatoria. lo asistió material y espiritualmente hasta su muerte. 3573 del Código Civil. (50) La cónyuge excluida podrá. planteó incidente de exclusión hereditaria por considerar que la unión habida entre el difunto y la cónyuge supérstite se encontraba comprendida en el supuesto previsto por el art. conviviente ya que.. María Josefa. GREPPI. 1931. Cuando la acción de exclusión va acompañada de una acción de petición de herencia —que es imprescriptible—. Civil. Rosso. p. 3. Córdoba. Civil. La sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata confirmó la sentencia señalando que el concubinato no es la única situación de hecho que permite evitar la exclusión hereditaria conyugal. en la práctica. ya que simultáneamente compartía sendos domicilios. Este pronunciamiento fue apelado por la hija del de cujus quien sostenía entre otras consideraciones que las partes no habían vivido en concubinato por cuanto registraban diferentes domicilios. sea probando la existencia de una previa situación de hecho. XXI Jornadas Nacionales de Derecho Civil. LLOVERAS. 1982. Vocación hereditaria del cónyuge. alegar la prescripción adquisitiva de los bienes que componen la herencia. El matrimonio "in extremis" y el concubinato anterior en relación a los derechos hereditarios del cónyuge supérstite. (49) Lo dicho es aplicable a todos los casos de exclusión de la vocación hereditaria conyugal. DÍAZ DE VIVAR. FERNÁNDEZ BOURREAU. no se podía dudar de la singularidad de la pareja. Nora y ASSANDRI. en JA. celebradas en San Carlos de Bariloche en 1989. Cód. (51) 11. (48) La madre de los hijos del causante por si y en representación de ellos. la prescripción de diez años establecida en el art. Conclusiones de las XII Jornadas Nacionales de Derecho Civil En las XII Jornadas Nacionales de Derecho Civil. 1989. DÍAZ DE GUIJARRO. en JA. MÉNDEZ COSTA. En el caso se puso de relieve que aunque las parte no hayan convivido durante todo el tiempo en que duró la relación bajo un mismo techo. doct. 1972-282. 4023. Convivencia de parejas: análisis de las uniones de hecho a la luz de la doctrina y de la jurisprudencia de la provincia de Buenos Aires Lexis Nº 0003/800912. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 18 . Su pérdida a través del artículo 3573 del Código Civil. 19. Prescripción La acción de exclusión hereditaria conyugal es una acción personal a la cual se aplica. El cónyuge recién casado hereda. El artículo 3573 del Código Civil. prevé no tendrá lugar cuando se acredite que el matrimonio se celebró con el propósito de captar la herencia. 10. El plazo comienza a correr desde el fallecimiento del causante. La Alzada confirmó la sentencia apelada señalando que es procedente hacer lugar al incidente de exclusión hereditaria toda vez que la cónyuge supérstite no alegó desconocer la enfermedad que condujo al causante al deceso dos días después de su celebración. lo aseó. Santos. Ello. en el comercio de él y los vieron juntos cuando C. p. en nuestra opinión. Sucesiones: nuevos aspectos de la exclusión hereditaria conyugal. 3573 del Cód. porque el causante había fallecido de una enfermedad pre existente dos días después de su celebración La viuda apeló alegando la existencia de un concubinato y señalando que la vía adecuada debió ser la acción ordinaria y no la incidental. p. 41. El tribunal puso de resalto que recae sobre el sobreviniente la carga de desvirtuar la presunción que pesa en su contra de conformidad con el art. ni probó el concubinato. se los veía juntos en la casa de la demandada con amigos. Recae sobre el sobrevi ni ente la carga de desvirtuar la presunción que pesa en su contra de conformidad con el art. 3573 del Código Civil Caso Peña Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Posadas 27/04/2009. pues falta una disposición que establezca un plazo especial. conclusiones de la Comisión Nº 6. en JA. esta última sólo es viable si no ha prescrito la acción de exclusión del cónyuge. Mónica.. sin perjuicio de la posibilidad de la usucapión respecto de los bienes singulares de la herencia en favor de los poseedores de dichos bienes. María L. Rubinzal-Culzoni. el desconocimiento de la enfermedad". Enrique. se recomendó lo siguiente: "La exclusión hereditaria que el art. Buenos Aires. 3573. con los hijos de ambos. que puede ser un concubinato o una relación afectiva que no llegue a configurarlo. en la farmacia. Exclusión de la vocación hereditaria entre cónyuges. Santa Fe. en consecuencia. Oscar.

G. "Sucesión del cónyuge". ob. 1975. (26) MORENO DUBOIS.: "Vocación sucesoria. Eduardo.. Sucesión de los cónyuges y de los parientes colaterales. Augusto. María Josefa. (17) Publicado: JA 1998-II. JA. 19. Astrea. L. LAFAILLE. Derecho de las sucesiones. M. Sucesiones. Carlos Mario. JA.. El art. BORDA. Curso de Derecho Civil. 1957.(2) POTHIER. Buenos Aires 1932. Bouget. 1973.. p. 1972. Tratado de derecho civil argentino. Exclusión de la vocación hereditaria entre cónyuges. Buenos Aires 1969. (10) Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. El derecho sucesorio en la reforma del Código Civil. 41. Depalma. DÍAZ DE GUIJARRO. Publicado: JA 1998-II. Buenos Aires. n° 42. p. Eduardo. cit. Buenos Aires.. (23) MÉNDEZ COSTA. Eduardo. (5) CIFUENTES. (32) ZANNONI. (6) BELLUSCIO. Matrimonio durante la última enfermedad. 74. El cónyuge recién casado hereda. (11) MACHADO. Pérez Lasala. Nº 860. 3ª ed.. "Tratado. n° 429. cit. (33) Cámara 1ª de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata. II. (7) HERNÁNDEZ . VI. Doctrina. (15) Citar Lexis Nº 1/9460. cit. p. p. P. p. IX. in fine. Derecho de las sucesiones. La Plata. Paris. Biblioteca Jurídica. 288. ob. síntesis. Héctor. (29) ZANNONI. Derecho civil. 29. S. Perrot. Augusto C. 3573 del Código Civil. Civ. Buenos Aires 1970. BOSSERT. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9472. Buenos Aires. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004. p. cit. p.HUGARTE. Buenos Aires. Buenos Aires. síntesis.. 44. JA. síntesis. c. MÉNDEZ COSTA. AR/JUR/28/1998. n" 20.Cita Online: AR/JUR/5972/1980. 74. p. José Olegario. 1977-111-703. (4) DÍAZ DE VIVAR. cit. síntesis. cit. 71. p. 43. (22) PÉREZ LASALA. LA LEY. 61. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. sala D(CNCiv)(SalaD). t.. p. P. 183. 210. 596. t. n° 860-B. 42. Plus Ultra. t... S. Astrea. Derecho de Sucesiones. 22/04/1980. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9454. (14) Citar Lexis Nº 1/9451 Publicado: JA 1998-II. nº 19.. ob. Lerner. ob. cit. Sucesiones. t. p. El matrimonio "in extremis" y el concubinato anterior en relación a los derechos hereditarios del cónyuge supérstite. n° 30. Córdoba. (27) BELLUSCIO. n° 41. (3) Voto del doctor Lagos. Nora y ASSANDRI. Eduardo y TEJERINA. (16) Publicado: JA 1998-II. (19) CIFUENTES.. (20) LLOVERAS y ASSANDRI. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9467. Enrique. 283. Sucesiones. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004. 23. 330.. II. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 19 . 1845-1852. b. n° 154. José Luis. n° 16. ob. anotadas por M. II. I. Rubinzal-Culzoni.. p. 116. p. (25) Publicado: JA 1998-II. C. (13) MÉNDEZ COSTA. síntesis.. Buenos Aires 1932. IV-II. 1931. p. síntesis. Sus fuentes en la reforma del Código Civil. Universidad. ob. de S. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9474. Santa Fe. C. Juan Carlos. (9) LLOVERAS. 48-473. 38-1174. 938. n° 42. c. cit. (28) MÉNDEZ COSTA. (18) RÉBORA. (34) Publicado: JA 1998-II. La exclusión hereditaria conyugal. p. Ciencias Económicas. ob. (30) MAFFÍA.. ob. cit. 1982. II. p. Guillermo. El estatuto sucesorio del cónyuge supérstite. p. 71. "Régimen jurídico del concubinato". Wenceslao. n° 877. 506 . Oscar. cit. POVIÑA. LLOVERAS y ASSANDRI. p.. PÉREZ LASALA. p. nº 41. Traité du contrat de mariage. en Otivres. cit. n° 29.. 1980-D. Rosso. Buenos Aires. a. ob. p. (31) MÉNDEZ COSTA. p. FERNÁNDEZ BOURREAU. separata de la revista "Lecciones y Ensayos". 3573 del Código Civil. en Examen y crítica de la reforma al Código Civil. Buenos Aires 1978-1981. Jorge. t.. t. LA LEY BA1999. Depalma. síntesis. II. 1983. 1972. (8) PÉREZ LASALA. Buenos Aires 1996. 107. t. JA. ob. (21) PRAYONES. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9458. D. Exposición y comentario al Código Civil Argentino. (12) LAFAILLE. n' 323. ob. Vocación hereditaria del cónyuge: su pérdida a través del art. Serie Contemporánea. 195. (24) Publicado: JA 1998-II. Horacio. ob. LAFAILLE. La Facultad. 1989. sala III(C1aCivyComLaPlata)(SalaIII) 24/02/1998. 1972. p. sucesiones". Mónica. C. n° 62. Santos. 486. cit. 62. cfr. Buenos Aires 1959. La sucesión intestada en la reforma del Código Civil.

24/02/1998 C. s/exclusión de herederos.D. C. "E. el poseedor no podría oponer al actor la prescripción de la acción de petición de herencia. conclusiones de la Comisión 6.. c. G. Sucesiones: nuevos aspectos de la exclusión hereditaria conyugal. ZANNONI. Buenos Aires. de S. síntesis. F. (41) SPOTA... (38) Citar Lexis Nº 1/9477 Publicado: JA 1998-II. S. en su caso. c. Jorge. ob. 506 -AR/JUR/5972/1980. Buenos Aires. M. (45) Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. (48) Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Posadas. t. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 20 . LA LEY Litoral 2009 (octubre). (43) MAFIA. in fine. (44) ZANNONI. de S.". ED. c. c. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9463. (39) Citar Lexis Nº 70004268. Zannoni. (37) Publicado: JA 1998-II. Duaihy. m. (52) XII Jornadas Nacionales de Derecho Civil. sala C. 506. Eduardo. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9464. 1980-D. Elba M. S. Sup. P.: supra. LA LEY. Derecho de sucesiones. 27/11/2001. (46) "L. "Tratado de las sucesiones" 2ª edición actualizada por Lidia Beatriz Hernández y Luis Alejandro Ugarte. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004. 87-710. . F. aunque pudiera operarse la prescripción adquisitiva con respecto a cada uno de los bienes particulares. c. S. p. pero sí podría oponer.C. D. 741 N 822.Derecho de las Sucesiones’. p. C. San Carlos de Bariloche. R. vol. 833. II. (47) (C1aCivyComLaPlata)(SalaIII). síntesis. I. L. de 29-09-1976. (42) Publicado: JA 1998-II.. Tratado de Derecho de las sucesiones" 2ª ed. punto c CNCiv. Es decir. afirma que Si se considera a la petición de herencia como la reivindicación de un patrimonio. nº 224. 1033. como tal. 1999-596 Cita Online: AR/JUR/28/1998. I.: PÉREZ LASALA. síntesis.. (50) Conf. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9476.(35) Publicado: JA 1998-II.. ’Derecho Civil . nº 216. Depalma. C.. letra E. síntesis. Pérez. Abeledo Perrot.. (36) Publicado: JA 1998-II. LLBA. s/exclusión de la vocación hereditaria. LA LEY. 1969. sala C. María A. Sobre la reforma del Código Civil. 475. P. (49) Conf. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9471.. síntesis. cit. t.. sala III (CCivyComPosadas)(SalaIII) 27/04/2009. abril de 1989.. 1976. no estaría sujeta a extinguirse por el mero transcurso del tiempo. la prescripción adquisitiva de los bienes singularmente poseídos y ver también conf. P. D. (40) Publicado: JA 1998-II. "Parte general". Corte Buenos Aires. Peña. sala D(CNCiv)(SalaD) 22/04/1980 L. 196-520. Dora Elizabeth por sí y por su h.Cita Online: AR/JUR/18980/2009.. LexisNexis —sumarios— 03/08/2004 Citar Lexis Nº 1/9470. síntesis. Alberto G. (51) CNCiv. Astrea.529. 1980-D. 208.". 22/03/2000. p.