You are on page 1of 6

Un recorrido por Inhibición Sintoma y Angustia (caps 1-2-3-4) La pregunta que guiará el desarrollo del presente trabajo, gira alrededor

de la nueva concepción de angustia que surge en el texto "Inhibición, Síntoma y Angustia" que Freud escribe en 1925. ¿Cual es la nueva relación planteada entre Represión y angustia? ¿Cómo se juega el mas allá del principio de placer en relación con las mociones provenientes del Ello? ¿De que forma se comporta el Yo frente al Síntoma? ¿Hay un único tipo de angustia? Todas estas preguntas giran en torno a las relaciones que Freud plantea entre Inhibición Síntoma y Angustia. Por una parte tenemos definida a la Inhibición como una renuncia a una determinada función ya que la realización de ésta ultima trae aparejado el surgimiento de angustia. Es decir, que la inhibición se hace notar como una limitación funcional del Yo. A diferencia de esto, Freud plantea que el Síntoma no es algo que se produzca a nivel yóico. En la página 87, dentro del segundo capítulo de "I.S.A." Freud plantea algo esencial "El síntoma es indicio y sustituto de una satisfacción pulsional interceptada. Es un resultado del proceso represivo." . En este punto surge la pregunta por el papel del mas allá del principio del placer: a partir de esta lectura del texto freudiano, tendríamos una moción pulsional nacida en el Ello que se ve coartada de buscar su satisfacción a causa del mecanismo represivo. Es decir, la represión impide la ganancia de placer. Entonces, tendríamos una moción pulsional producida en el Ello que causaría displacer ¿cómo puede ser esto? Al actuar la represión sobre la agencia representante de la pulsión, se deja como sustituto, sumamente deformado, al síntoma. Éste no es reconocible ya en el plano de la satisfacción. Su consumación no sería vivida como placer, como descarga motriz, sino como una alteración del cuerpo propio ya que el síntoma tiene "prohibida" su descarga sobre el mundo exterior. Respecto de la relación entre el Yo con este sustituto deformado que es el síntoma, toma una especial relevancia el hecho de que el yo sea una organización. Justamente, el yo es el sector organizado del ello. Ahora bien, frente a una moción pulsional el yo responde aplicando el mecanismo represivo. La moción pulsional del ello que ha devenido síntoma a causa de la

Se produce una adaptación por parte del yo a ese aspecto extraterritorial representado por el síntoma. es decir. el otro sigue en la línea de la naturaleza sintetizadora del yo buscando incorporarlo al síntoma. propia del Eros o Pulsión de Vida emprenderá en esta lucha secundaria un intento de conciliación. y este último se va fusionando cada vez más con el yo volviéndose cada vez más indispensable para éste. acogiendo éste ultimo dentro de la organización yóica. de mociones libidinosas del ello que eran sometidas a la represión y la libido se descargaba en forma de angustia como uno de los destinos pulsionales. Freud plantea que por Angustia de Castración Hans abandona la hostilidad edípica hacia su padre (Hombre amado y a la vez competidor hostil por el amor materno) y el terror de que el caballo lo muerda puede comprenderse de la siguiente forma: miedo a que de un mordisco. El contenido angustiante de la fobia es el sustituto desfigurado de “ser . es decir que el yo intentará cancelar la ajenidad y el aislamiento del síntoma. Pero generalmente la lucha contra dicha moción pulsional encuentra su continuación en la lucha contra el síntoma o lucha defensiva secundaria. El síntoma no puede ser eliminado. Es en el análisis del caso del Pequeño Hans en el que la concepción de Angustia que Freud venía sosteniendo pega un giro: va a sostener que la angustia es motor de la represión y no como lo creía antes. Cada vez que se encuentren con sectores de la organización yóica cabe la posibilidad de que los atraigan y así puedan extenderse a expensas del yo. Los dos procedimientos que el yo aplica contra el síntoma se encuentran en contradicción reciproca: mientras uno sigue la línea de la represión produciendo el aislamiento del síntoma. aprovechando cada oportunidad que tenga para ligarlo con alguna representación y así incluirlo en su organización. lo castre. la represión como motor de la angustia. Tanto la moción en sí como sus retoños gozan de lo que Freud llama una extraterritorialidad. por tanto el yo procura sacarle la máxima ventaja posible. con la formación del síntoma. El yo a causa de su naturaleza sintetizadora. La lucha defensiva contra la moción pulsional desagradable puede terminar. Alejándolo de la organización yóica. como es en el caso de la histeria.represión se encuentra ahora fuera de la organización yoica y existe independientemente de ésta.

la angustia de castración. la posibilidad de que alguien no lo tenga. peligro que sería señalado por la producción de angustia. Piensa la angustia desde una perspectiva histórica como la repetición de una vivencia que reunió las condiciones para un aumento de tensión como el mencionado provocando displacer y tuvo lugar también una descarga del mismo. objetos. Delgado. el yo se procura evitar la situación que generaría angustia. A partir de la inhibición a la función yoica que se produce. es esa angustia que ya estaba allí. como una amenaza real. es la posibilidad de castración. Éste último contenido es el que experimentó la represión. la angustia en sí misma no nace de la represión. por la cual cree que "todos tienen": Personas. frente a la amenaza de castración recibida de los padres por ese "excesivo interés que le guarda el niño a su miembro". el niño en un primer momento la desmiente. la angustia hacia un peligro considerado como real. mediante la represión busca abstraerse de un peligro. es decir que el síntoma sería creado para evitar una situación de peligro potencial. Esto es porque el niño está bajo la égida de la "primacía universal del falo". Freud va a decir que frente a la visión de los genitales femeninos. analizando esta nueva concepción de angustia Freud va a situarla como un estado displacentero particular con acciones de descarga que siguen determinadas vías. Es decir que en la base de la angustia hay un incremento de excitación que da lugar a su carácter displacentero. sino que la angustia que acompaña a la fobia es la angustia de castración inmutada. animales. En este punto. Es por esto que no podría concebir como cierta. y que éste es aligerado por una descarga..castrado por el padre”. A partir de esto. la amenaza comienza a cobrar valor. la expectativa angustiada que Freud describía que aquejaba al pequeño Hans desde un principio y que justificaba su inhibición: No salir a la a calle porque el caballo lo puede morder. Recuerdan ustedes que el niño. Dicho peligro. en su teórico 26 de 2006 dice que el síntoma en la neurosis es el efecto del "no quiero saber nada de la castración en el otro materno". El yo. en el otro materno. comprendemos que el motor de la represión. Entonces la angustia surgiría como una reacción frente a un estado de peligro y luego se la . Freud va a encontrar al tarumá de nacimiento como el estado que la angustia reproduce.

cuando se encuentran en la oscuridad o cuando se halla a una persona ajena en el lugar de una que les es familiar (la madre). la angustia de castración. para señalarlo y prevenirlo. que es la respuesta del yo a la amenaza de una situación traumática. Freud concluye que el neonato repetirá el estado de angustia en todas las situaciones que le recuerden al suceso de nacimiento. La privación de ese miembro. En el acto de nacimiento amenaza un peligro real y objetivo para la conservación de la vida. De aquí surge en el niño la angustia primordial. en este caso especifica de la libido genital. que corresponde a una situación traumática que es. o de nacimiento engendrada a partir de la separación de la madre. El peligro aquí es la separación de los genitales. Es claro que las inervaciones recibidas en el momento del parto en el corazón y los pulmones fueron acordes al fin. Se plantea la posibilidad de estar de nuevo desvalido frente a una tensión displacentera. dicha reacción frente a otros peligros pierde la cualidad de acorde al fin. Ahora bien esto se recupera cuando el estallido de angustia funciona como señal frente a la situación de peligro inminente preparando al sujeto para la reacción acorde al fin frente a este. Ubica 3 casos de exteriorización de la angustia en los niños: cuando los niños están solos. que es lo contenido en la amenaza de castración. y el segundo tipo es la angustia señal. que éste es el órgano que contiene la garantía para una reunión con la madre en el acto del coito. En el acto de nacimiento se producen grandes sumas de excitación que conllevan novedosas sensaciones de displacer. En estos tres casos la angustia funciona como una reacción frente a la . La siguiente forma de la angustia. Freud considera a la alta estima narcisista por el pene. amenaza que constituye una situación de peligro. Ahora bien. De acuerdo con esto habría dos posibilidades de emergencia de la angustia: una desacorde al fin en una situación nueva de peligro y la otra acorde al fin.reproducirá cuando un nuevo estado de peligro vuelva a presentarse. también es una angustia de separación. En el primer caso se trata de la angustia automática. es decir fueron necesarios para preparar al niño para la vida fuera del útero. esencialmente una vivencia de desvalimiento del yo frente a una acumulación de excitación que aquel no puede tramitar. equivale a una nueva separación de la madre.

La situación vista como peligro y frente a la cual querrá resguardarse es el aumento de tensión de la necesidad frente al cual es impotente. Freud va a plantear que es muy frecuente que el yo desarrolle angustia frente a procesos provenientes del ello. Hay dos posibilidades de procesos del ello que provoquen la angustia: por un lado se puedo producir en el ello algo que active las situaciones de peligro ene l yo y lo lleve a dar la señal de angustia frente al peligro. sabemos que la teoría Psicoanalítica sólo tiene valor para este autor si tiene correlato en la práctica. La ausencia de la madre constituye el nuevo peligro. En este punto de su vida el niño añora la presencia de la madre porque sabe que ella satisface sus necesidades. El aumento de excitación tiene que establecer en el lactante una analogía con la vivencia del nacimiento. En este punto lo que el yo valora como peligro es la pérdida de amor y el castigo del superyó. con la situación de peligro. En este punto se observa el pasaje. la separación del objeto madre. la perdida de los genitales y la pérdida de amor del superyó) el peligro consiste en la separación del sujeto de un objeto que está fuertemente investido. que tiene este autor. Me parece interesante finalizar este trabajo con una puntualización sobre la posición ética de Freud frente al saber. y la angustia se reproduce como señal aun antes de que devenga la situación económica. Aquellos que gozamos del privilegio de haber leído a Freud. porque nos muestra una vez mas la humildad que caracteriza a los grandes. además de por su riquísimo valor conceptual. un objeto exterior. frente a la ciencia y frente al Psicoanálisis. Es en el análisis del . o que en el ello se produzca la situación análoga a la del trauma de nacimiento y el yo responda con una reacción de angustia que sobreviene de manera automática. He elegido desarrollar este texto particular. mediante el cambio de peligro. puede poner término al peligro. A partir de este seguimiento de las distintas trasmudaciones del angustia se colige que en todas ellas (el nacimiento. La siguiente forma que toma la angustia es frente al superyó como angustia de la conciencia moral.ausencia del objeto. al cual responde con una señal de angustia. el contenido de éste último se desplaza de su carácter económico al peligro de la pérdida del objeto. de la angustia automática a la angustia producida deliberadamente como señal frente al peligro. Con la experiencia de que la madre.

para con sus colegas y para con la ciencia lo compelen a avanzar por el camino de la humildad y el trabajo. obstinarse en la teoría y hacer oídos sordos a las evidencias clínicas. Más fácil hubiese sido. con la angustia. quizá. dejándonos así un escrito como es "Inhibición. para reformarlo basándose en nuevas evidencias clínicas y legándonos una de las articulaciones claves del psicoanálisis. Pero la vía ética del proceder de Sigmund Freud para con sus pacientes.caso del Pequeño Hans y del Hombre de los Lobos que Freud encuentra que algo de su teoría de la angustia no se aplicaba en el caso de las zoofobias. . Sin hesitación Freud profundiza en su investigación y se dedica a reconstruir su teoría a partir de la observación clínica. que es la de la represión. Síntoma y Angustia" en el cual el autor hace un recorrido teórico a partir de su antigua conceptualización de la angustia. la inhibición de las funciones yóicas y la formación del síntoma.