You are on page 1of 5

INTRODUCCION

Una de las situaciones más preocupantes para padres y educadores es ver cómo sus hijos y alumnos presentan dificultades a la hora de aceptar normas que la mayoría de los niños aceptan y cumplen. Podríamos decir que los factores decisivos para la situación actual es el entorno en el que vivimos de incertidumbre y obsolescencia de todo, así como una sociedad que fomenta el individualismo, la competitividad extrema y el materialismo, y la tendencia a la delegación de las funciones paternas al contexto escolar únicamente, sin una conexión e interacción adecuada entre ambos sistemas. Como consecuencia de ello los menores, presenten acciones agresivas, violentas e, incluso, delictivas. La definición o delimitación conceptual de lo que constituyen los trastornos conductuales es una tarea muy difícil, debido a que son demasiadas y muy complejas las variables implicadas en su manifestación y evolución.

Lamentablemente no existe un consenso por parte de aquellos investigadores cuyo centro de interés es el comportamiento humano y aquellos profesionales que se ocupan de la evaluación y modificación de la conducta. Esto se relaciona con la dificultad de erigir una praxis adecuada al tratamiento y remisión de tales agrupaciones sintomáticas. Es fundamental comenzar por problematizar el concepto de "trastorno de conducta" enfrentándolo a aquellos elementos que dificultan su delimitación. Para este fin es necesario contar con una definición intuitiva de lo que podría entenderse por trastornos conductuales, para luego, a partir de ella, inferir aquellas variables que serán fundamentales para comprender con mayor profundidad este fenómeno. Bajo el título de trastornos de la conducta alimentaria se agrupan una serie de alteraciones relacionadas con la actitud y el hábito de comer. Dichas alteraciones se han clasificado de diferentes maneras, una de ellas es la clasificación basada clásicamente en criterios descriptivos. El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM IV divide a los trastornos alimentarios en anorexia nerviosa y bulimia nerviosa e incluye una categoría denominada, trastorno de la

Algunos problemas de salud mental duran solamente períodos cortos de tiempo. Por último mencionaremos a la obesidad que si bien no está incluida en el DSM IV se trata de una condición médica de gran prevalencia. para aquellos trastornos que no cumplen los criterios para algunos de los trastornos específicos. con manifestaciones clínicas muy variadas que en ocasiones tienen valor psicopatológico.conducta alimentaria no especificado. duran toda la vida. potencialmente. . mientras que otros.

• El trastorno de la personalidad es un síndrome poco estudiado en poblaciones infanto-juveniles que merece una atención especial no sólo por la distorsión en la funcionalidad que provoca en los pacientes y sus familias sino también en la interferencia que los síntomas causan en el neurodesarrollo del paciente. anorexia y bulimia nerviosas. La desobediencia en los niños o la rebeldía en la adolescencia son comportamientos normales. de algunas partes del cuerpo. en concreto. • Las causas de los problemas de conducta alimentaria son multifactoriales. se realiza mediante la información obtenida de los niños o adolescentes. . factores ambientales como el consumo de tabaco. hay importantes irregularidades de la ingesta de alimentos sin una causa orgánica que lo justifique. • Se conoce que en la aparición del TDAH intervienen factores tanto genéticos con ambientales y. Tanto la presencia de los síntomas característicos como el poder descartar otros trastornos que presentan manifestaciones parecidas confirman este diagnóstico. caracterizándose porque infringen las normas sociales y los derechos de las demás personas. corresponden a Trastornos de Conducta (TC). padres y educadores. Solo algunos casos concretos que cumplen unos criterios diagnósticos específicos. Podemos considerar los trastornos de conducta alimentaria. a pesar de que el componente genético es el de mayor peso. interviene el componente biológico y también las influencias socio-culturales. alcohol y otras drogas se relacionan con un mayor riesgo de padecer un TDAH. El diagnóstico descarta las alteraciones normales de la edad y los problemas de conducta transitorios. es decir. • El diagnóstico del TDAH es exclusivamente clínico. Aparecen antes de los 13 años y para su diagnóstico deben cumplirse los criterios definidos en un baremo llamado DSM-IV.CONCLUSION • Los TC son conductas persistentes en quienes los padecen. • En la gran mayoría de los casos existe una distorsión de la imagen corporal y. como los extremos de un mismo problema.

al cabo de unos años presente problemas a nivel educacional. .• Es probable que un niño diagnosticado con un trastorno de la personalidad. al no incorporar el concepto de neurodesarrollo. social se salud o sentimental. son limitadas si las aplicamos a los niños y a los adolescentes. No obstante las categorías diagnósticas de los adultos. • El diagnóstico precoz es útil. ocupacional. especialmente en conductas antisociales. • Los adolescentes con un trastorno de la personalidad pueden llegar a consumir sustancias de abuso con la finalidad de auto-tratar sus síntomas. El uso y abuso de sustancias está asociado a distintas formas de psicopatología y.

he tenido la oportunidad de conocer el papel que pueden jugar los diferentes tipos de trastorno de personalidad en nuestra vida y como pueden en ocasiones provocar gran tensión a las personas afectadas. lo cual les parece difícil cambiar su forma de pensar sobre las situaciones que viven y responder ante estos. de igual forma tener presente sus posibles tratamientos. aun cuando las consecuencias desagradables y contraproducentes de esas conductas sean obvias para los demás. .EXPERIENCIA PERSONAL Al concluir este trabajo. como es casi siempre el caso. También de como los problemas clínicos se intensifican cuando. También como son afectadas las personas que las rodean. la persona no considera sus patrones de comportamiento inadaptados o indeseables. durante el proceso de recolección de datos fue difícil el poder manejar toda esta información. Es una gran experiencia que me ha permitido desarrollarme intelectualmente y conocer de mejor manera como son estos trastornos. pero con dedicación he logrado sentirme reconfortada al final y con un buen sabor de boca al ser capaz de cumplir además de aprender muchas cosas en todo el proceso de investigacion.