You are on page 1of 37

Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág.

Meditaciones para la
Práctica Diaria de la
Ciencia Divina
Por:

Fannie B. James
Tomado de las pp. 131-162 del original en inglés:
Truth and Healt, publicado por Phebe James Hallet, Trustee
Denver, 1922

Traducido del inglés por:


Jesús Alejandro Velásquez

Edición y Revisión de Estilo:


Wilfredo J. Césare

© Diciembre de 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare


Todos los derechos reservados de esta edición en español

La publicación y descarga gratuita de este libro, en formato electrónico, no implica, de parte del editor ni del traductor,
ninguna flexibilidad de las leyes nacionales e internacionales sobre copyright. Este libro está destinado exclusivamente al
uso individual de los estudiantes y simpatizantes de la Ciencia Divina y del Movimiento del Nuevo Pensamiento.
Por tanto, queda prohibida la venta, distribución o reproducción de este libro mediante cualquier formato o soporte (impreso
o electrónico). De lo contrario, se violarían las leyes nacionales e internacionales sobre derecho de autor (copyright).
Tampoco se autoriza ningún enlace electrónico directo a este libro.

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 2

ÍNDICE
Presentación a esta edición en español …………………………………......…..... p. 4

Introducción ….…………………….………………...........................………....… p. 6

Día Uno: Un Dios ….……………….………………...........................………....… p. 7

Día Dos: Omnipresencia ….…………………….………………........................… p. 8

Día Tres: Un Espíritu …...………….………………...........................………....… p. 9

Día Cuatro: Omnipotencia …...…….………………...........................………...… p. 10

Día Cinco: Una Mente …...………….………………...........................………...… p. 11

Día Seis: Una Vida ….....…………….………………...........................………...… p. 12

Día Siete: El Hombre, Uno con Dios …..……………...........................………...... p. 13

Día Ocho: El Hombre a semejanza de Dios …...……...........................………..… p. 14

Día Nueve: Dios, mi Mente …..…...….………………...........................………..… p. 15

Día Diez: Dios, mi Conciencia ….........………………...........................……......… p. 16

Día Once: Dios, mi Sustancia …….….………………...........................…..…....… p. 17

Día Doce: Dios, mi Vida …..………….……………….............................……....… p. 18

Día Trece: Verdad …...........………….………………...........................………..… p. 19

Día Catorce: Verdad en palabras y obras ……....................................……......… p. 20

Día Quince: Verdad en el hogar ….....………………...........................………..… p. 21

Día Dieciséis: Verdad en las relaciones ……..………...........................………..… p. 22

Día Diecisiete: Verdad en los negocios …...…………...........................………..… p. 23

Día Dieciocho: Verdad en la vida social ……………...........................………...… p. 24

Día Diecinueve: Salud …..........………….……………….....................…...…....… p. 25


© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 3

Día Veinte: Salud en la mentalidad ….……..………...........................…….....… p. 26

Día Veintiuno: Salud en palabras y obras …………...........................………..… p. 27

Día Veintidós: Salud en el cuerpo ……..……………...........................………...... p. 28

Día Veintitrés: Salud en el prójimo …………………...........................………..… p. 29

Día Veinticuatro: Salud en todas las cosas …..……………....................……....… p. 30

Día Veinticinco: Realización ….……..……………….........................………....… p. 31

Día Veintiséis: Realización de Libertad …………..…...........................………..… p. 32

Día Veintisiete: Realización de Provisión ……..…….............................……....… p. 33

Día Veintiocho: Realización de Compañía …………...........................………..… p. 34

Día Veintinueve: Realización de Bondad ……...……...........................……......… p. 35

Día Treinta: Realización de Integridad …….....……...........................………..… p. 36

Día Treinta y uno: Tranquilidad y Omniacción …………….….................…..… p. 37

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 4

Presentación a esta edición en español

Esta edición en español corresponde a la traducción de una parte de la obra original


en inglés: Truth and Healt: Science of the Perfect Mind and the Law of its Expression
(“Verdad y Salud: Ciencia de la Mente Perfecta y la Ley de su Expresión”), escrito por
Fannie B. James en 1911.

Fannie Brooks James es el nombre de casada de una de las hermanas mayores de


Nona L. Brooks.
Si bien es cierto que Nona Brooks tuvo un papel de mayor protagonismo en el
posterior desarrollo de la Ciencia Divina, no debemos olvidar que las tres hermanas Brooks
fueron, en conjunto, las co-fundadoras de la Ciencia Divina.

La Sra. Malinda Cramer fundó formalmente la Ciencia Divina el 04 de mayo de


1888, en San Francisco. Algunos años antes, en 1885, la Sra. Cramer tuvo una experiencia
espiritual gracias a la cual se recuperó de una invalidez que la había aquejado por cerca de
veinticinco años.
Mientras tanto, a muchos kilómetros de distancia, en Denver, y sin haber tenido el
menor contacto con la Sra. Cramer, las hermanas Brooks también habían experimentado, en
1886, una notable mejoría en sus vidas, gracias al poder de la oración y al de la experiencia
de realización de la unidad con Dios. A partir de sus experiencias personales, las tres
hermanas Brooks sistematizaron y desarrollaron un conjunto de enseñanzas que, tal como
más tarde descubrieron, eran totalmente compatibles y sumamente semejantes con las
enseñanzas desarrolladas por la Sra. Cramer.
Fue precisamente Fannie B. James quien empezó a mantener correspondencia con
la Sra. Cramer. De este inicial contacto epistolar, surgió después el contacto personal de las
hermanas Brooks con la Sra. Cramer, lo cual posteriormente culminó en una estrecha
colaboración para la difusión y el desarrollo de la Ciencia Divina.
Fannie B. James fue también la primera, de las tres hermanas, que empezó a
impartir clases de Ciencia Divina, a alumnos que eran atendidos en su propia casa.

En esta primera edición en español de la obra de Fannie B. James, les ofrecemos el


conjunto de reflexiones y afirmaciones metafísicas que desarrollara la Sra. James, para ser
empleados por los estudiantes durante un mes.

Para cada día del mes, la Sra. James estableció un tema de estudio y reflexión. Para
ello, usted encontrará una primera referencia bíblica, seguidas de dos bloques de
declaraciones y reflexiones metafísicas, las cuales finalizan en una afirmación para ser
empleada como una guía mental para el día correspondiente.

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 5

Finalmente, para el lector más familiarizado con la Biblia, debemos advertir que en
muchas de las referencias bíblicas se citan textualmente versículos del Antiguo y del Nuevo
Testamento, en torno al tema designado para un día; pero en algunos otros casos, las
referencias bíblicas no corresponden a una cita literal, sino a una paráfrasis en el que se
recoge alguna idea presente en el Antiguo o en el Nuevo Testamento.

Lima, Diciembre del 2007

Wilfredo J. Césare
Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 6

Introducción

La disposición de las siguientes lecciones cortas está prevista para un mes de


estudios diarios. Después de los versículos de la Biblia, se siguen declaraciones espirituales
para el entrenamiento mental. Un segundo conjunto de declaraciones está dado para
aquellos que prefieren una expresión más metafísica.

Es seguro que la utilización de estas meditaciones y su puesta en práctica, a cada


día, durante un mes, será de gran ayuda para que el estudiante se establezca en la
Conciencia. Repetir los mismos ejercicios durante un segundo mes, dará una iluminación
aún mayor, y después de eso, seguir con la práctica durante un tercer mes. Cada repetición
de la meditación diaria, y el vivir las declaraciones de la Verdad dadas en este documento,
lo fortalecerán en realizar aquello que usted está viendo y diciendo en la Verdad,
ayudándole a vivirla.

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 7

Día Uno
Un Dios

Biblia: Yo soy el Dios Todopoderoso. No hay ningún otro.

Para nosotros no hay más que un Dios.

En el reconocimiento de un solo Dios, veo la Verdad de una Sustancia, una


Inteligencia, una Vida, una Ley, una Voluntad, una Fuente y un Poder.

Admito tan sólo una Presencia, el inmutable Bien que es Dios. En todo lo que veo,
confieso que el Uno es la totalidad de la Verdad. Yo decido todas las cosas desde este punto
de vista, que Dios es Todo.

*****

El Uno representa la base de toda Verdad en el Universo. Una Infinita e Ilimitada


Ley crea y gobierna todo lo que se hace visible. Tan sólo hay una Ley. Reconozco una sola
Fuente, una Sustancia, una Mente y una Vida, como toda Inteligencia y Poder.

Veo que esta gran Inteligencia y Poder es la fuerza que rige el Universo. Todas las
cosas, grandes y pequeñas, son continuamente mantenidas y conservadas por esta Mente
Infinita.

Yo reconozco una Sabiduría como mi guía en toda la Verdad.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 8

Día Dos
Omnipresencia

Biblia: ¿No lleno yo el cielo y la tierra? Si hago mi cama en el infierno,


Tú estas allí. La plenitud que llena todo en todo.

Acepto la Omnipresencia sin ningún tipo de reservas. Esto significa que estoy
resuelto a ver en cada lugar, momento, circunstancia y condición, sólo una Presencia.

Yo sé lo que esta Presencia es; y decido ahora ver sólo el Bien, pensar sólo el Bien
de cada persona y de cada cosa que veo.

Dios es el Bien, y es Omnipresente. Yo estoy fielmente determinado a reconocer


esta Verdad.

*****

La Ley del universo es el Bien. Todo es Ley. Nada está fuera de lugar para la Ley
del Bien, que todo lo gobierna.

Yo acepto que la Buena Voluntad prevalece en todas partes. Que la Voluntad del
Bien está hecha en lo visible y en lo invisible.

Reconozco el Bien en todo y resuelvo ver el Bien en cada persona, en cada cosa y
en toda condición.

Yo creo solamente en la presencia del Bien y siempre busco el Bien.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 9

Día Tres
Un Espíritu

Biblia: El Señor es Espíritu.


Él ha entregado Su Espíritu.
El que se une al Señor, se hace un solo espíritu, con Él.

El Espíritu es toda la realidad. No existe ninguna materia, porque todo es Espíritu.


Todo es Espíritu-Sustancia, invisible y visible. Dios es Espíritu y yo reconozco esto, en
Espíritu y en Verdad.

La Verdad revela que tan sólo hay un Espíritu. Yo soy guiado por el Espíritu Uno.
Uno es mi maestro, El Cristo.

La Verdad me guía ahora y me lleva al Espíritu Omnipresente.

*****

El Espíritu de la Verdad es uno, invisible e inmutable. Como Dios o como hombre,


este Espíritu es siempre libre y perfecto.

Yo soy guiado únicamente por el Espíritu de la Verdad. Bajo su guía, en este día
soy dirigido hacia caminos de entendimiento y de paz.

En todo momento, lugar y circunstancia de este día,


confío en la Sabiduría del Espíritu Perfecto dentro de mí.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 10

Día Cuatro
Omnipotencia

Biblia: Recibiréis el poder después de que el Espíritu Santo venga


sobre vosotros.
No existe ningún poder, sino Dios.
El Señor Dios Omnipotente reina.

Jesús dijo: "Por mí mismo nada puedo hacer". Él también dijo, "Todo el poder en el
cielo y la tierra me es dado a mí". El quería decir que él personalmente no tenía el poder,
pero que unido a la Omnipotencia, Su Poder era suyo.

Yo creo con todo mi corazón en un Poder, que es el Bien. Por este Poder me hago
fuerte cada momento, ya que era y es mi Hacedor.

Por herencia, el Poder Ilimitado es mío. Mi Espíritu es fuerte. Estoy unido al


Espíritu Omnipotente. "Mi yugo es suave y mi carga ligera".

*****

El Espíritu Universal es Ilimitado Poder.

Este Poder se les ha dado a todos y es percibido por todos los que viven en contacto
consciente con el Infinito.

Acepto mi derecho de nacimiento al Poder que me hace fuerte en pensamiento,


palabra y obra.

Afirmo mi unidad consciente con el Espíritu que es Todo Poder.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 11

Día Cinco
Una Mente

Biblia: Vosotros sois todos de una sola mente.


Estableceos en un solo espíritu, con una sola mente.
Estar espiritualmente guiado es la vida y la paz.

Dado que Dios es el única Mente, no hay sino una Mente. Existe, pues, tan sólo un
tipo de Mente, que es todo buena y todo perfecta.

La Mente es Omnisciente, es toda Inteligencia; no hay sino una Inteligencia, que es


todo el Bien. No me inclino a mi propio entendimiento. Le rindo a la Mente Universal
todos los derechos para pensar, decidir, planificar y actuar con inteligencia.

Nunca hablaré de mente mortal, de mente falsa o de mente equivocada, ya que no


hay sino una sola Mente Perfecta.

*****

La Mente es todo. Una Inteligencia que lo llena todo. Esta es la inteligencia del
hombre, es su derecho innato de su Fuente Infinita.

Reconozco que en este día camino por la luz de una Mente Perfecta. Admito que Su
Inteligencia dirige mis caminos.

Yo vivo, me muevo y estoy en la Mente Una, y soy consciente de su Omnisciencia.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 12

Día Seis
Una Vida

Biblia: Yo soy el camino, la verdad y la vida.


La vida se manifiesta y lo hemos visto.
Quienquiera que me encuentre, ha encontrado vida.

Dios es Vida y Dios es Omnipresente. La Vida es Dios. La Vida es perfecta.

Todas las cosas, en la creación de Dios, es la Vida de Dios manifestada. Acepto la


creación de Dios como perfecta.

Amo contemplar la creación como el trabajo perfecto del Perfecto Creador.


Encuentro a Dios en la creación. Reconozco la Vida Perfecta, activa en todas partes.

La Vida Universal es la vida de Dios, en todo lugar. He hallado la Vida eterna


conociendo la Omnipresencia.

*****

La Vida está presente en todas partes. La naturaleza está llena de Vida y de la


actividad de la Vida.

La Vida es la fuerza que está por detrás y a través de todas las cosas.

Reconozco la presencia de la Vida perfecta en el hombre, en la naturaleza y en toda


acción.

Yo sé que esta Vida vive en mí, es mi respiración misma.

Yo vivo ahora por la Vida que es omnipresente y llena de Poder.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 13

Día Siete
El Hombre, Uno con Dios

Biblia: Que ellos también puedan ser uno en nosotros.


Mi Padre y yo somos Uno.
Sabrán que yo soy en el Padre y vosotros en mí.

Yo ahora veo y siento que Dios está cerca de mí y que yo estoy cerca a Dios.

Estoy tan cerca de Dios que yo sé que “es Dios quien me fortalece y hace perfecto
mi sendero”.

Es Dios quien vive en mí, piensa en mí y se mueve en mí, porque Dios es mi propia
respiración y Vida.

*****

El universo es todo del Uno. La misma Fuente y Causa lo engendra todo y


mantienen a todo dentro de Sí Mismo. Vemos la Unidad.

En la conciencia de la Unidad, yo me doy cuenta de que la Vida de todo, la Fuerza


de todo, el Amor, el Entendimiento y el Poder de la Verdad, nos pertenece a cada miembro
de la Familia Universal. Te pertenece a ti y me pertenece a mí.

Yo soy Uno con todo el Bien. Durante este día yo veo,


pienso y hablo con el Bien.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 14

Día Ocho
El Hombre a semejanza de Dios

Biblia: Uno es tu Padre.


Lo que es nacido del Espíritu, es Espíritu.
Dios creó al hombre a su propia imagen. A imagen de Dios lo
creó.

El Hijo tiene la misma naturaleza del Padre. El Espíritu engendra Espíritu.

Yo soy Espíritu porque mi Padre es Espíritu.

Yo soy Vida Perfecta porque mi Padre es Vida Perfecta.

Yo soy Sabiduría Perfecta porque mi Padre es Sabiduría Perfecta.

Yo soy Amor Perfecto porque mi Padre es Amor Perfecto.

Yo soy Sustancia Perfecta porque mi Padre es Sustancia Perfecta.

Vosotros sois perfectos así como vuestro Padre celestial es perfecto.

*****

Todas las cosas proceden de una misma Fuente. Lo semejante engendra lo


semejante. Todo lo que ha sido producido es semejante a su Origen.

Yo reconozco la única Fuente perfecta, por tanto, todas las cosas tienen una sola
Fuente y son semejantes a ella. Todas las almas están dotadas igualmente.

Todo lo que es Universal le pertenece a cada individuo.


Yo soy semejante a mi Fuente.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 15

Día Nueve
Dios, mi Mente

Biblia: Que esta mente esté en ti así como estuvo en Cristo Jesús. Que
puedan con una mente y una boca glorificar a Dios.

Es mi privilegio mantenerme siempre en el pensamiento puro de la Verdad de Dios,


para lo cual, Dios me ha dado Su Mente.

La mente que estuvo en Cristo Jesús está en mí. Dios es la única Mente. Esta es mi
Mente. No hay otra.

Glorifico a Dios recordando que esta Mente en mí es perfecta, que me brinda en este
día pensamientos y palabras de perfección. Mi boca no puede transgredir esto.

*****

La Mente, que es Todo, es pura. Como partícipes de una y única Mente, nuestros
pensamientos son puros.

Una Mente Omnipresente es la Mente de todo. Yo la conozco como mi Mente, mi


completa Inteligencia. Yo no podría tener conciencia de nada, fuera de esta Mente Una,
porque Ella es todo Conocimiento y Entendimiento.

Yo le confío este día a la Mente Una para


mi sabiduría y mi claro juicio

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 16

Día Diez
Dios, mi Conciencia

Biblia: En Tu luz podemos ver la Luz.


Cree en la luz, que podemos ser hijos de la luz.
Aquél que enseña al hombre el conocimiento, ¿no será el
Conocimiento?

La Conciencia es una fase, una inmutable Verdad de la Mente perfecta, que está
siempre presente en la Mente.

Yo no puedo carecer de Conciencia. Puesto que vivo en la Mente perfecta; vivo en


la Conciencia.

Yo sé y entiendo, a través de la siempre presente Conciencia, que no puedo tropezar


ni cometer errores.

*****

Hay una Luz que ilumina a todos los que están en el mundo. Esta Luz es
omnipresente. Abramos nuestros ojos a esta Luz y entonces su guía será conocida y
seguida.

La Mente del todo es Sabiduría. La ley de la Mente es el Amor.

Por el reconocimiento de la Conciencia yo soy, durante este día, claro en la visión,


firme en el pensamiento y veraz en la palabra.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 17

Día Once
Dios, mi Sustancia

Biblia: Que pueda yo hacer heredar la Sustancia a aquellos que me


aman; y llenaré sus tesoros.
La fe es la sustancia de las cosas que se esperan, es la evidencia
de las cosas que no se ven.

Por medio de la fe yo veo lo invisible y sé lo que es la Sustancia.

La esperanza aplaza; la Fe realiza. Aquellos que aman a Dios son concientes de que
la Sustancia de Dios es omnipresente y que les pertenece.

Yo estoy hecho de la eterna e inmutable Sustancia.

*****

La Sustancia Universal debe ser también la Sustancia individual.

Yo veo mi Sustancia. No espero ni aguardo por aquello que es omnipresente. Yo


veo, acepto y soy ahora, concientemente, un ser perfecto de la Sustancia en Mente, cuerpo
y circunstancias.

Mi Sustancia es ahora visible.


Yo he podido ver a través de la fe, y sé lo que es real.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 18

Día Doce
Dios, mi Vida

Biblia: Él es y tu vida y la longitud de tus días.


Tu vida está oculta con Cristo en Dios.
Contigo está la fuente de la vida.

Puesto que veo a Dios como Vida Omnipresente, sé que Dios es mi Vida.

Puesto que he encontrado que mi Vida está en Dios, tengo la certeza de que mi Vida
es perfecta y segura.

Puesto que mi vida es perfecta, es perfecta en Inteligencia, en Amor y en Poder. No


puedo pensar en ninguna carencia de Vida. Todos somos completos, en la Verdad.

*****

La Vida Universal debe ser también la Vida individual.


Yo veo una única y misma Vida, visible e invisible. Yo veo una sola Vida, para
todos.

Todos somos partícipes de Vida perfecta y Una; todos tenemos, ahora, la plenitud y
la riqueza de esta Vida. Todos habitamos en la Conciencia de esta plenitud.

Una Vida es la vida del Todo. Reconozco la Vida perfecta vida en mí mismo y en los
demás. La Vida me vive perfectamente durante este día.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 19

Día Trece
Verdad

Biblia: Su verdad dura en todas las generaciones.


Tu ley es la verdad.
Condúceme en tu verdad y enséñame.

Amar a la Verdad con todo el corazón, el alma y la fuerza es mi único objetivo.

En el amor de la Verdad, estoy ahora dispuesto a dejar todas mis opiniones y


creencias temporales para seguir la imperecedera e inmutable Conciencia.

Estoy dispuesto a que la Verdad destruya mis más preciadas teorías sobre cualquier
cosa para que me muestre el camino de la Vida eterna.

*****

La verdad es inmutable. El gran centro dentro de nosotros, donde habita la plenitud


de la Verdad, es la luz que ilumina nuestro camino.

En la luz que he percibido, he aprendido a valorar la Verdad por sobre todas las
cosas.

La prueba que se exige para quienes aman la Verdad, es que sean verdaderos, en
toda acción, en todo pensamiento y en cada palabra.

La Verdad me posee plenamente. Durante este día, la Verdad me conduce según Su


Voluntad.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 20

Día Catorce
Verdad en palabras y obras

Biblia: Yo he escogido el camino de la verdad.


Que al decir la verdad con amor podemos crecer con amor en
todas las cosas.
Amémonos en hechos y en verdad.

El valor de la Verdad es su práctica.

Al ver la Perfección como la Verdad del universo, practicamos el pensamiento


perfecto y la palabra perfecta.

Practicar el pensamiento perfecto, la palabra perfecta y la acción perfecta, significa


no pensar sobre el mal, no hablar sobre el mal y no hacer el mal.

Dedicaré todo pensamiento y palabra a la Verdad; es decir, los dedicaré al amor, al


bien, a la integridad, a la paz y a todo lo que Dios es y que yo soy.

Yo me oriento hacia la Verdad confiando en que Ella me muestre el pensamiento, la


palabra y la obra verdaderos.

*****

Con propósito sincero busco conocer la Verdad. Yo deseo aprender la acción de la


Ley de la Verdad en el pensamiento correcto.

Sin reservas, someto cada uno de mis pensamientos a la Verdad y saber cómo
mantenerme en la Conciencia de la armonía, la amabilidad, la generosidad, la salud y la
fortaleza.

Yo habito en la Verdad.

Mediante el poder de la Verdad me propongo hablar sólo palabras de pureza, de


amor, de coraje y de armonía.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 21

Día Quince
Verdad en el hogar

Biblia: Y Jacob despertó de su sueño y dijo: ciertamente el Señor está


en este lugar, y yo no lo sabía. Esta no es otra que la casa de Dios, y
esta es la puerta del cielo.

Mi morada es la casa del Señor. He despertado a Su Presencia y sé que siempre


habitaré en esta Presencia (Salmos, 23: 6).

El servicio de mi hogar es el servicio del Señor. Todo lo hago con el corazón, como
si fuera para el Señor.

No hay lugar más sagrado que mi hogar. Cada pensamiento, palabra y obra serán
consagrados al servicio de la Verdad.

*****

El Amor, desde lo más grande a lo más pequeño, es la ley perfecta.

En la Vida Omnipresente la Ley del Amor actúa en todas partes.

Yo veo la Presencia en mi hogar y honro la santidad de este Amor perfecto.

En mi hogar, dedico cada palabra y cada uno de mis actos a esta Ley Universal de
Perfección.

En mi hogar, yo sólo reconozco y sirvo al Bien.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 22

Día Dieciséis
Verdad en las relaciones

Biblia: Vosotros sois uno en Cristo.


Quienquiera que haga la voluntad de mi Padre, que está en los
cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

Sólo existe una familia. Un Dios es, literalmente, Padre de todos. Vosotros sois
todos hermanos. Somos Su descendencia. En la Verdad, nosotros podemos encontrar el más
grande Amor.

Yo abandono toda inclinación al egoísmo y a la crítica y abrazo la plena Conciencia


de que el Amor no distingue a las personas.

Amo lo que es hermoso y lo que no lo es.

Amo a todos tal como Dios los ama, viendo sólo lo divino de cada uno.

*****

El amor no tiene medidas. Se entrega a todos, libremente.

Amaré, entregando mi mejor pensamiento a todos. Reconoceré en cada alma la


fortaleza, la pureza y la bondad de la Omnipresencia.

Amaré hablando amablemente, las palabras más útiles para todos. Miraré por debajo
de la superficie de las cosas y atribuiré buena voluntad y buenas intenciones a todos los
actos de mis semejantes.

Amaré a los demás como a mí mismo; pensaré y hablaré de los demás como si fuera
de mí mismo.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 23

Día Diecisiete
Verdad en los negocios

Biblia: El Todopoderoso será tu defensa y tendrás plenitud de plata.


El oro es mío y la plata es mía, dice el Señor de los ejércitos.
Aquellos que buscan al Señor no querrán ningún otro bien.

El Señor de todo rige mis negocios. Reconozco a Dios como el cerebro, el corazón y
los nervios de mi trabajo. Le entrego a la Omnipresencia el éxito perfecto de todo lo que
hago.

“Por mí mismo nada puedo hacer. Es el Padre en mí el que hace todas las cosas.
Todo lo puedo hacer a través del Cristo que me fortalece”.

El Espíritu de Cristo en mí es exitoso en cada orientación perfecta para el mayor


bien de todos.

*****

La Inteligencia, que es Sabiduría perfecta, me guía y me dirige en mi camino.

Yo no vivo por mí mismo; ni trabajo para mí mismo; ni tengo éxito para mí mismo.

La Ley Perfecta de la Vida planifica cada día y sigo esta Luz de mi vida; buscando,
por sobre todo, obedecer la ley de la rectitud.

Sin propósitos egoístas, busco el bien de todos,


vivo este día confiando en el Único Poder.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 24

Día Dieciocho
Verdad en la vida social

Biblia: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.


El amor no es envidioso, el amor no es jactancioso; no se engríe.
El amor cubre todos los pecados.

En obediencia al Amor Divino, nuestras costumbres sociales deberían cambiar


mucho. Para ello, hablemos la Verdad y acatemos lo siguiente:

No diré nada, de nadie, que no diría de mí mismo.

No pensaré nada, de nadie, que me gustaría que otro pensara acerca de mí.

Me regocijo con el éxito ajeno como si fuera el mío propio. La Verdad me enseña la
sencillez y la sinceridad. Seré sencillo y sincero con todos los que me encuentre.

Seré el Amor Divino en todas mis relaciones sociales.

*****

El Amor Perfecto nos proporciona una nueva visión de todas las personas y de todas
las cosas.

Con los ojos del Amor, considero a todos y todo lo veo en Luz de la Naturaleza
Divina.

No pienso ni hablo el mal y no condeno, puesto que todo lo veo a través del Amor.

Me reúno con todos dentro de la sinceridad y el Amor. A todos les hago justicia.

Durante este día, me encuentro con todos en el Amor. Doy y espero de


todos, justicia y autenticidad.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 25

Día Diecinueve
Salud

Biblia: Que tú puedas ser conocido en toda la tierra, dando salud a


todas las naciones.
Yo restauraré la salud en ti.
Querido mío, deseo por sobre todas las cosas que puedas
prosperar y ser saludable, así como tu alma prospera.

El alma es la salud. Este es mi conocimiento excepcional, que tal como es mi alma


lo es mi cuerpo en la Verdad.

Yo ahora ajusto cada uno de mis pensamientos a esta Verdad de la Plenitud: la de


pensar, creer y permanecer en la Conciencia de salud.

El Conocimiento de la Verdad me restaura la Conciencia de mi permanente salud en


Dios.

*****

La Omnipresencia es la Vida y la Sustancia inmutables.

La Sustancia de la Vida es siempre la misma, su naturaleza es invariable.

La Sustancia viviente de mi cuerpo es permanentemente perfecta.

El eterno estado de mi cuerpo es la salud. El verdadero estado de todas las cosas es


la plenitud.

La Omnipresencia es Salud Perfecta. Nada más existe.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 26

Día Veinte
Salud en la mentalidad

Biblia: Ponemos en cautiverio a todo pensamiento para obediencia de


Cristo.
En todas las cosas que son buenas, pensad en todas ellas.
Los pensamientos de los justos son rectos.

La Verdad gobierna mis pensamientos. Mis ojos están abiertos a los pensamientos
de Dios y yo, obedientemente, pienso como Dios piensa.

El pensamiento de Dios es Perfección, Dios no ve nada en Su pensamiento sino Su


propio Ser y expresión.

Así debe ser, ya que Dios dice, “además de Mí, no hay nada más”.

Yo pienso los pensamientos de Dios, después de Él.

*****

La Mente Perfecta es Una y Omnipresente.

La mentalidad es la actividad de esta Presencia y es tan perfecta como las obras de


la Mente.

Puesto que sólo existe una Mente, sólo existe un tipo de mentalidad. Esta Mente y
esta mentalidad son mías.

Yo adapto cada uno de mis pensamientos a esta Verdad.

Durante este día, mi actitud mental será la Conciencia de la Presencia y el Poder del
Bien en todas las cosas.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 27

Día Veintiuno
Salud en palabras y obras

Biblia: En el principio era el Verbo y el Verbo estaba con Dios, y el


Verbo era Dios.
La Palabra se hizo carne.
Sed hacedores de la Palabra; no sólo oyentes de ella.

Una mente saludable que expresa pensamientos de salud fructifica en palabras y


obras de salud.

La única Mente Perfecta y la expresión de esta Mente es toda armoniosa. Palabras y


obras son expresiones de la Mente y son tan perfectas como esta Mente.

Reconozco la palabra perfecta y las obras perfectas que provienen del corazón del
Infinito.

*****

“La lengua del sabio es salud”. HabIo sólo de la salud y sólo demuestro la salud
porque la Fuente de todo es Salud.

Lo semejante engendra lo semejante. Causa y efecto son uno. La Mente y la palabra


son uno. La Mente y las obras son uno. La Mente y el cuerpo son uno.

Sólo existe Dios, sólo el Uno.


Dios siempre se manifiesta en palabras y obras.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 28

Día Veintidós
Salud en el cuerpo

Biblia: Si tu ojo es único, todo tu cuerpo estará lleno de luz.


Presenta tu cuerpo como un sacrificio vivo, santo y aceptable a
Dios.

Dios acepta todo el cuerpo, y nada menos. El animal de sacrificio debe ser sin
mancha ni defecto.

Ahora sé lo que es el “sacrificio” en su verdadero sentido; es “hacer que algo sea


sagrado”; y sólo lo inmaculado y perfecto puede ser ofrecido como sagrado.

Al ver a Dios como el Todo, mi ojo es único; al ver sólo al Uno, mi cuerpo parece
ante mí en su verdadera luz.

Yo acepto el carácter sagrado de mi cuerpo y lo presento tal como es, íntegro en la


Verdad.

*****

El Espíritu Perfecto forma el cuerpo perfecto. Uno con el todo, mi cuerpo es de la


pura, perfecta e Inmutable Sustancia

Mi cuerpo es siempre saludable porque así lo es siempre el Espíritu Perfecto, que es


su Fuente.

Yo no juzgo por las apariencias o por los sentimientos sino por la Verdad. Con la
luz del Entendimiento veo mi cuerpo como la Salud.

Una Vida lo es todo. Una Sustancia lo es todo.


Mi cuerpo es perfecto en la Vida y puro en la Sustancia

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 29

Día Veintitrés
Salud en el prójimo

Biblia: El Señor está en ti, tú no verás más el mal nunca más.


Un Dios y Padre de todos, quien está sobre todos, a través de
todos y en todos.

La Presencia de Dios es Salud. Por sobre todos, a través de todos y en todos se


encuentra esta Salud Perfecta.

No puedo estar plenamente consciente de la Salud mientras vea su ausencia en los


demás.

Yo veo que estoy bien porque Dios omnipresente es Salud. Veo lo mismo para los
demás.

*****

La Verdad es la misma siempre y en todas partes.

La Verdad de uno es la Verdad de todos. A todos los veo en la Verdad.

Todo están en la Verdad, que es plenitud. Yo veo en todos en la plenitud.

Si me encuentro con apariencias de enfermedad y privaciones, mi pensamiento


obedecerá a la Verdad y reconoceré la omnipresencia de la Vida Perfecta, que es Salud.

Yo no juzgo por las apariencias. Establezco todas las cosas según la Verdad que conozco:
sólo veo la Salud en el prójimo.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 30

Día Veinticuatro
Salud en todas las cosas

Biblia: Su Plenitud lo llena todo en todo.


Para el Puro todas las cosas son puras.

Dios llena todo el universo. Dios llena la forma y lo que es sin forma; Dios es la
forma y lo que es sin forma.

Este es el significado de la Omnipresencia y los puros de Conciencia ven a Dios en


todo.

La Vida es todo.

Una Sustancia, Inteligencia, Salud y Armonía son la Verdad.

Veo sólo la plenitud, la cual es Salud. Veo la plenitud como lo perfecto.

*****

Lo Sin Forma es uno. Sólo existe una naturaleza de la forma.

Todas las cosas son de una Sustancia. Todas las cosas están animadas por la misma
Vida.

Esta Vida y esta Sustancia, es perfecta. La Sustancia viviente es toda Salud e


Integridad.

Yo veo la Salud en todas las cosas y en todo clima, tanto en un lugar como otro.
Dios es Todo en todo.

Dios vive, se mueve y está en todo lugar y en todas las cosas.


No existe nada que pueda hacernos daño.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 31

Día Veinticinco
Realización

Biblia: Tú me buscarás y me encontrarás, cuando me busques con todo


tu corazón.
Descansa en el Señor y espera pacientemente por Él (Traducido
por Lutero: Descansa en el silencio y el Señor te moldeará).

Muchos desean la Realización. En este ejercicio, trataremos de entregar aquello que


ayudará, a cada uno, a obtener la Realización.

“Realización” es percibir la Realidad y, así, sentir o apreciar plenamente la Verdad


que hemos percibido.

No es necesario hacer esfuerzos para obtener la Realización. Piense seriamente en la


Verdad, "con todo su corazón", hasta que la Verdad sea cada vez mayor y más clara en su
pensamiento. Esto lo conducirá a la Realización. Medite sobre la realidad de la Verdad; esta
es la manera de reconocerla: Descanse en el silencio, esté consciente de que la Verdad
existe y que es fiel a Su Palabra.

*****

"El Señor te moldeará": La Verdad moldeará todo pensamiento y sentimiento.

La Realización proviene del fiel reconocimiento de la Verdad.

Ahora me libero de mis esfuerzos y espero la Verdad.

Positiva y confiadamente, declaro la Verdad. Veo que Dios es todo.

Dios es mi todo: es mi Mente, mi Conciencia, mi Realización, mi Pensamiento, mi


Palabra y mi Cuerpo.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 32

Día Veintiséis
Realización de Libertad
(Sí aparenta estar limitado)

Biblia: La Verdad os hará libres.


El Todopoderoso será tu defensa.
La ley del Espíritu de Vida, en Cristo Jesús, me ha hecho libre de
la ley del pecado y de la muerte.

La ley del Espíritu de Vida, en Cristo Jesús, es la Ley perfecta del universo, que se
encuentra activa en todas partes. Tan pronto como reconocemos, con sinceridad, que esta
Ley perfecta es la única Ley, nosotros realizamos que no existe otra ley que gobierne
nuestro pensamiento o nuestro cuerpo.

Yo ahora reconozco la Verdad de que sólo existe una Vida y una Ley y, sabiendo
esto, realizo mi libertad de una supuesta esclavitud a cualquier desarmonía.

*****

Con sinceridad de propósito veo la perfecta Ley de Libertad, y me veo libre a mí


mismo y a los demás.

Uso mi libertad para el bien de todos porque esta es la libertad de realizar el Bien en
todos y en todo.

Todo lo veo y lo siento bajo la influencia de la Realización del Bien.


Soy libre en la Verdad.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 33

Día Veintisiete
Realización de Provisión
(Si aparenta carencia)

Biblia: Dios te proveerá en todas tus necesidades.


Y tú cumplirás tus votos.
Con la medida con que midáis se os medirá.

Yo realizo la libertad. No existe ley que pueda limitar la plena expresión de Dios, en
y a través de mí.

Yo ajusto cada uno de mis pensamientos a la plenitud de Dios, que lo llena todo.

El Pensamiento de Dios está formando, ahora, mi Provisión perfecta; la cual es


suficiente para cada una de mis necesidades mentales y corporales. Yo confío y me
tranquilizo en ello, lo acepto y doy gracias.

*****

¿Alguien ha dicho: "He hecho todo esto y aún tengo carencias"?

Esto es imposible si usted ha realizado y ha puesto en práctica todo lo que ello


implica.

Recuerde que meditar no es sino el comienzo de la práctica. ¿Cómo mide usted a los
demás? ¿Paga lo que debe? Si no, esto puede estar bloqueando su plena Provisión.

No gastaré más de lo necesario, hasta pagar todo lo que debo.


Soy honesto con Dios, conmigo mismo y con mi prójimo.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 34

Día Veintiocho
Realización de Compañía
(Si aparenta soledad)

Biblia: He aquí que yo estoy siempre con vosotros.


En verdad, nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo,
Jesús Cristo.
El hombre de bien estará satisfecho de sí mismo.

El alma, cuando está consciente de su unidad con Dios, sabe que dentro de sí mismo
se encuentra toda la plenitud.

Dondequiera que vaya, en cualquier circunstancia, me encuentro en compañía de


Dios.

En comunión con el Todo, no puedo sentirme separado de nadie. El amor no sabe de


lugar ni de tiempo. El amor es consciente de la unidad.

No existe manera en que pueda estar solo.

*****

La Omnipresencia me provee plenamente.

En consciente unidad con la Omnipresencia, siento la compañía de todos a quienes


amo; el Amor nunca está ausente, porque el Amor nunca cambia.

No existe momento ni lugar para sentir la soledad. Todo momento y todo lo lugar está
plenamente lleno de Vida y de Gozo. Yo los encuentro dondequiera que yo esté.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 35

Día Veintinueve
Realización de Bondad
(Si se siente crítico o irritable)

Biblia: El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz... gentileza y bondad.


Sed como los elegidos de Dios ... misericordiosos, bondadosos y
mansos. Sed tolerantes con los demás.
Que la paz de Dios reine en sus corazones.
Bienaventurados los que trabajan por la paz.

"El amor es el cumplimiento de la ley". Quien ama suficientemente, no tendrá


irritación, crítica ni ningún sentimiento semejante por disolver.

El Espíritu del Amor todo lo llena: llena mi alma, llena mi mentalidad; llena todos
mis pensamientos y sentimientos.

La paz del Amor reina en mi corazón. Yo sólo siento Amor.

*****

La mansedumbre, la misericordia y la bondad son las alas del Amor. Con ellas, voy
al encuentro de todo y de todos en mi mundo.

Una Ley perfecta todo lo crea y todo lo hace perfecto. Veo la perfección en todas
partes y veo el amor de la Verdad presente en todo.

Durante este día, me uno a todas las cosas en el Espíritu del Amor.
No tengo inclinación a la crítica o a sentimientos de antipatía, porque Yo soy el Amor.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 36

Día Treinta
Realización de Integridad
(Si aparenta estar enfermo)

Biblia: La oración de fe salvará al enfermo.


He aquí, que has sido hecho íntegro.

Todos han sido hechos íntegros. La Inteligencia Infinita, el Amor y el Poder no


pueden hacer otra cosa que no sea la integridad.

El Todo-Inteligencia sabe cómo, el Todo-Poder es capaz y el Todo-Amor está


dispuesto a traer la integridad.

Yo soy parte de esta inmutable Integridad y, ahora, me reconozco a mí mismo como


Integridad. No puedo ser otra cosa que la Integridad.

*****

La Integridad es la Verdad del universo. Todo es Ley y Orden.

La Integridad es, igualmente, la Verdad del individuo, que es la emanación de la


Integridad Universal. Yo soy Integridad.

La Integridad es realidad; su carencia es irreal.


La Salud es lo real; la enfermedad es irreal.
Yo soy real, por tanto, yo soy Íntegro.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú


Meditaciones para la Práctica Diaria de la Ciencia Divina – Por: Fannie B. James Pág. 37

Día Treinta y uno


Tranquilidad y Omniacción

Biblia: Permaneced en calma y ved la salvación de Dios.

Sólo cuando aquietamos nuestras actividades, aquellas guiadas por nuestros


estrechos conceptos, es cuando podemos ver la actividad (la salvación) de la Ley y la Vida
Infinitos.

La Mente, que es Todo-Inteligencia, nunca comete errores. Ella es Sabiduría,


Conocimiento y Entendimiento.

La Mente, que es Todo-Amor, nunca falla. Ella es segura y firme.

La Mente, es que Todo-Poder, nunca decae (nunca sueña ni duerme). Está siempre
alerta y activa.

Esta Mente es realmente mi propia mente. Cuando Ella actúa, yo actúo. Cuando Ella
decide, yo decido. Cuando Ella quiere, yo quiero. Estoy tranquilo, escuchando la Verdad.

*****

Aquieto mis propias opiniones y juicios. Escucho la Verdad que siempre habla en
mi alma. Obedezco lo que escucho. Me descubro a mí mismo pensando tal como piensa
Dios o la Mente Perfecta; hablando tal como mi Fuente habla y haciendo el trabajo del
Padre con el Padre, "porque es Dios el que actúa".

En todo lo que hago durante este día, la Mente Perfecta y siempre activa me piensa,
me mueve y me vive, como parte de Sí Misma.

*****

© Dic. 2007, por Jesús Alejandro Velásquez y Wilfredo J. Césare

Centro de Recursos de la Ciencia Divina de Lima-Perú