You are on page 1of 7

COMO HACER UN HORNO RÚSTICO, DE LOS DE LEÑA.

En primer lugar hay que elegir el tamaño del horno, ya que los moldes prefabricados de barro refractario, conocidos como de Pereruela, se fabrican en varias medidas. Estas son de diámetro 80, 90, 100 y 120 centímetros. Por motivos de peso y de dificultad de fabricación, el precio va en aumento acorde con la medida. En un horno de 90 cm. de diámetro caben perfectamente dos bandejas de cordero, suficiente para comer ocho o diez personas que suele ser lo habitual en una celebración. Dicho horno o molde de horno cuesta 240 € y es el material básico de partida ya que sin él es muy difícil (hay quien lo hace) construir la bóveda. 1. ELEGIR EL LUGAR PARA CONSTRUIR EL HORNO.

Difícil cuestión la de elegir sitio para colocar el horno, pero si que hay una serie de temas a tener en cuenta y que impiden ponerlo donde nos apetece. Lo primero es elegir un sitio al abrigo del viento, si es en el interior de un local hay que ponerle chimenea con lo que se complica la cosa y hay que informarse muy bien de cómo hacerlo. Nosotros hemos desistido de esa idea y está en la calle por lo que después de ver que el viento dominante es del norte se ha elegido el sitio con la puerta hacia el sur, en la parte de atrás de la casa. También es conveniente que junto al horno a la hora de utilizarlo haya una sombra ya que este se suele utilizar en verano y entre el calor del horno y el sol no hay quien pare. Un hueco para la leña, algún sentón o poyo corrido sirven de complemento para que todo marche bien. Alguna cervecita fría mientras se quema la leña también ayuda. 2. CIMENTACION

Aunque parezca mentira, cuando terminemos el horno puede pesar en torno a 1.200 kilogramos motivo por el cual hay que hacerle unos pequeños cimientos. Suponiendo el horno de 90 cm. Hay que excavar una losa de unos diez cms. De espesor con un poco mas de profundidad en los laterales (20 cms.) como si fuera un catamarán de medidas 130x130 cm.

Esta disposición evita que se abran las paredes y se venga abajo. Una vez realizada la excavación se rellena con hormigón de 150 kg de cemento por metro cubico de grava árido de 20 (cinco de grava y una de cemento si lo haces en la hormigonera de casa, ojo no os paséis con el agua) 3. PAREDES

Si ya sabéis el material del que queréis construirlas, adelante. Si no lo tenéis decidido a lo mejor os ayuda saber que si tenéis la casa en algún pueblo o ciudad pequeña tiene que haber alguna escombrera cercana de la que se puede extraer piedra suficiente, por que se necesita realmente poca y algunos maderos procedentes de derribo, completamente gratis. Estos maderos conviene que tengan alguna cara plana. Con estos materiales el horno cobra un aspecto realmente rústico y algo se economiza. Si vais a emplear algún otro tipo de material tened en cuenta el peso del horno (ni se os ocurra utilizar ladrillo hueco doble) por lo menos macizo o bloque de hormigón (faconor o similar).

ya que luego hay que poner un madero encima del cual descansen los maderos transversales que hacen de soporte al cajón que luego veremos. si utilizáis madera como en las fotos. con un fondo de 130 no hay quien coja lo del fondo.La altura de las paredes debe ser tal que una vez terminado quede como la altura de una encimera de cocina ( unos 85 cms. 4. tened en cuenta que la madera (los transversales) debe descansar siempre sobre madera no sobre piedra o cemento directamente. por eso se pone un madero tumbado y otros a lo ancho. todos ellos clavados entre si. En caso necesario la pared puede ser más pequeña (por ejemplo si los maderos que hemos cogido del vertedero son mas gordos) Importante. 10 de los transversales y aprox 15 del cajón para hormigonar. . Por cierto. se rellena de hormigón. resulta bastante mas fácil jugar con la madera para nivelar que con la piedra. Por ultimo indicar que siguiendo las técnicas habituales de construcción hay que conseguir que las paredes queden sensiblemente aplomadas y los maderos de base de la plataforma nivelados. Si es importante que no queden huecos para que no se escape el hormigón que luego pondremos. REMATE DE LAS PAREDES LATERALES Se pueden rematar colocando ladrillos de galleta entre los maderos 5. El segundo es porque si no. ya que siempre se utiliza lo de debajo para dejar algo (leña casi seguro). BASE DE SOPORTE DEL HORNO Volvemos a la escombrera para ver si hay unas cuantas tablas viejas para confeccionar un entarimado. 10 de los durmientes.) por lo que si se pone madera como en las fotos solo hace falta levantar las paredes unos 55 centímetros. este debe ir encima de los maderos y no importa que quede un poco cutre porque luego no se ve. por lo que si quedan huecos podemos taparlos con algún trozo de panel o cartón. Tenemos pues 55 de pared. un total de 90. En el fondo hay que hacer una pared por dos motivos: el primero es porque si no se hace no tiene nada que contrarreste el esfuerzo al vuelco de todo el tinglado. ya que luego con la madera se le puede comer de un lado si y de otro no y se queda bien (estamos hablando de diferencias de dos o tres centímetros). por tanto no os importe alguna diferencia entre las dos paredes en un principio.

En los laterales de este entarimado hay que poner unas tablas. El asunto del mallazo. Es mucho hierro pero no hay que pedir la furgoneta. si tenéis que ir a comprarlo es un rollo. 6. clavos y trozos de carbón. Realizada esta salvedad. si no tenéis la podéis hacer con cuatro listones y un trozo de tela mosquitera de esa verde que venden en las ferreterías. Dentro de este cajón colocaremos un mallazo ( de 3x20x20 es suficiente) y luego se hormigona igual que antes con hormigón de 150 o de 175. Lo mejor para conseguir esto es cribarla con una criba fina. ya que si no. literalmente hablando. Hay que dejar unos dos centímetros sin hormigon para luego rematar la encimera. Una vez fraguado el hormigón de la base (tres o cuatro días) se puede colocar el horno encima. pero no lo hace trabajar correctamente. La otra solución. La ceniza de la que hablamos tiene que estar muy bien quemada. Hay que tener en cuenta que el horno se va a poner a muy alta temperatura. por lo que se dilata y se contrae bastante. completamente libre de piedrecitas. eh) se extiende la mezcla y se nivela. vamos a colocar el horno sobre una capa de arena y ceniza de unos tres cms de espesor (puede ser mas gorda si lo necesitamos). que enrollados no caben en el coche (así que a pedir prestada una furgoneta). para no pedir la furgoneta. Estos si caben en el maletero y luego con alambre y unas tenazas hacer la armadura dentro del cajón. Después con cuidado se coloca el horno encima en la posición que nos parezca . de manera que se forme un cajon de unos trece centímetros de altura. por lo tanto NO SE PUEDE SUJETAR CON CEMENTO NI HORMIGONAR EL HORNO PORQUE SE REVIENTA. el hierro no sirve mas que para que no se raje el hormigón. El hierro debe quedar envuelto completamente en el hormigón y el espesor de este no debería ser menos de 8 o 10 cms. es comprar varilla de acero de la de encofrar de seis mm de diámetro y que te la cortan en trozos de 120 cms. Este movimiento de dilatación y contracción no debe ser impedido bajo ningún concepto. COLOCACION DEL HORNO Muy importante este apartado. que esta vez si que es conveniente que tengan buena pinta porque se ven mucho. ya que te lo suministran normalmente en trozos mas grandes. De este modo queda una ceniza finisima que hay que mezclar con arena mas o menos al 50% (sin agua.

Un poco más grande que la puerta pero siguiendo la forma de esta. 7. con lo que pesa y el tamaño de la base hay que estirar los brazos bastante. esta vez a por barro. Mejor que os ayude alguien (mínimo tres personas). Para que no se os tape el agujero de la puerta hay que cortar un trozo de aglomerado de 19 mms. intentad recuperar con paciencia el barro lo mas limpio de tejas que podáis. mejor. Cuidado con la espalda al colocar el horno en su sitio. De esta manera cuando se seca el barro quitamos el aglomerado y se nos queda el hueco a medida. debajo de las tejas se solía colocar barro. COBERTURA CON BARRO DEL HORNO Otra vez a la escombrera. quitad las piedras y trozos de teja que hayan podido quedar y cuando esté bien amasado (sin grumos. Se necesita bastante agua porque parece como si se la bebiera) empezar a cubrir el horno con una capa de dos o tres centímetros mojando previamente el horno para que se pegue bien. de manera que nos sirva de molde y poder llevar el barro hasta el. Este trozo de aglomerado conservadlo apartado porque luego nos servirá de molde para dibujar la puerta en la chapa que utilicemos para puerta. Si tenéis hormigonera. Conviene efectuar algún ensayo de cómo meter una bandeja dentro. para ver si queda cerca o lejos ya que luego no se podrá mover. por tanto fijaos entre los escombros a ver si hay algún montón de tejas revueltas con barro. si no os toca amasar el barro a mano. . Cuando se derriba una casa vieja.definitiva.

y a la vista de que poner baldosas en el sobre de la encimera nos complicaba mucho las cosas y el resultado era dudoso nos hemos decidido a ejecutar la encimera con mortero de cemento blanco con arena roja lo que le dá un color crema muy agradecido. hemos colocado trozos de baldosa antigua de barro. le volvemos a dar otra capa de barro. REMATE DE LA ENCIMERA Después de mucho cavilar. de este modo ganamos otros tres cms de espesor de barro.Por encima de esta primera capa de barro. sin esperar a que se seque. que se quedan pegados como con pegamento. En total el barro utilizado ha sido dos carretillas hasta arriba (dos hormigoneras de las pequeñas) 8. que es de lo que se trata. . A continuación y de nuevo sin esperar a que se seque nada.

Después de este primer fuego progresivamente se pueden encender otros añadiendo algún palito mas. Como no sabemos como se comportan determinados productos químicos para impermeabilizar y debido al uso alimentario que se va a dar al horno. 10. REMATE DEL HORNO Si el horno va a estar en la calle. sin tejadillo. hay que darle algo encima que lo proteja. Esto dificulta el tiro del horno. tarda más. le hemos dado con una brocha gorda una lechada de cemento blanco con un poco de arena roja para tapar las grietecillas que le han salido. incluso puede soltar algo de vapor por alguna grietecilla NO METER . Pues bien. Por este motivo hay que esperar dos semanas para hacer el primer fuego dentro del horno. Notareis que con poco fuego dentro. LA PUERTA DEL HORNO Muchas vueltas le hemos dado al tema. ya que nos ha dado miedo el asunto del avance necesario para que la puerta esté vertical. Después de varios meses de uso le tenemos que volver a dar una segunda capa ya que se ha descascarillado en algunos puntos. PRIMERA UTILIZACION DEL HORNO Llegados a este punto hay que tener la paciencia que nosotros no hemos tenido. si colocáis la mano encima del horno se calienta bastante rápido. esto es debido a que esta todavía empapado de agua y el calor se transmite a través de esta. Incapaces de resolver el tema de una manera fiable. Pensad en la cantidad de agua que habéis empleado para amasar el barro e imaginad cuanto tiempo puede tardar eso en secarse. en la duda de si colocar una puerta con bisagras. poco a poco. nos hemos decantado por lo mas sencillo. pero repito.9. Se le coloca un tirador de madera para no quemaros y listo. 11. paciencia. se pinta de negro forja (oxirón o consolán) que hasta ahora a dado buen resultado si bien no tardando habrá que darle una segunda mano de pintura. ESTE PRIMER FUEGO DEBE SER MUY PEQUEÑO. Por lo tanto con el aglomerado que a servido de molde para dar el barro sin tapar la puerta se copia la figura sobre una chapa de hierro de 1 mm de espesor (galvanizado o no dependiendo de lo que tengáis mas a mano). CON CUATRO PAPELES Y CUATRO PALITOS COMO LAPICEROS. bastante más.

BUENA SUERTE Y BUEN ASADO. guantes. Seguramente tendréis algún niño mirando. es extremadamente alcalino y en caso de contacto prolongado con la piel provoca quemaduras que pueden ser muy serias. dejarlo que se apague y la próxima vez encenderlo y meter menos leña. Es mejor meter palitos finos que no tarugos. Al principio el horno se pone todo negro por dentro. si va por la mitad. cerca de una hora. Se empujan las ascuas al fondo con un hierro de atizar y adentro con el futuro asado. TEMPERATURA DEL HORNO Ya que se trata de un horno rústico no parece muy propio utilizar un pirómetro láser para saber a que temperatura se encuentra por lo tanto y ante la falta de tan útil dispositivo procederemos a encender la lumbre y nos dispondremos a esperar cuarenta minutos metiendo palitos en el horno en tres o cuatro veces. Utilizar calzado apropiado. En función de lo blanco que está se puede intuir con un poco de practica la temperatura. No dejeis que suceda. primero por arriba y luego poco a poco va bajando. Si empleáis la radial para cortar algo cuidado con los ojos que para eso están las gafas de protección. 12. Otra cosa importante. etc. cuidado con el hormigon. medio y si va por abajo fuerte o muy fuerte. Este proceso se debe repetir hasta que no suelte vapor por ninguna grieta ni se caliente rápidamente por fuera. hay momentos que es mejor parar la obra que seguir allí con la criatura. pero después de ese tiempo se empieza a poner blanco. En suma que esto es para pasar el rato. Ojo con las alargaderas de los enchufes que no estén picadas. UN ABRAZO A TODOS . no merece la pena accidentarse. protejeros y si es necesario lavaros con abundante agua. si solo esta blanco por arriba el horno esta flojo. si esto último sucede todavía tiene agua. no olvidéis los detalles de seguridad. a causa del humo. que alguien lo vigile. CONSEJOS Dado que se trata de una obra durante la cual se van a emplear distintas herramientas. 13.MAS LEÑA EN ESTE CASO. Para calentarse (templado) por fuera una vez seco puede tardar con buen fuego dentro.