You are on page 1of 1

38

deVerano | Entrevista

viernes 9 de AGOSTO de 2013 elpRogreso

Para ‘18 comidas’ hicimos una fiesta con churrasco en casa, vino mucha gente y se desarrolló todo sin problemas. Las cámaras estaban allí; pero nosotros, de fiesta»

Luís Coira. SEBAS SENANDE

luis coira

médico del c.d. lugo y estoupacaldeiro

«Cuando salto al anxo carro hay gente que está apostando para ver si me caigo»
A sus 51 años, este rabadense de ilustre apellido reparte su tiempo entre el ejercicio de la medicina, el fútbol, la charanga donde toca la gaita y la familia
▶ texto: rebeca sánchez

Lo de ser médico le viene de familia, ya que era el oficio de su padre. De mi padre y de mi abuelo. Es algo que ves en casa y que gusta. Si no hubiese sido médico, ¿en qué andaría metido? Sabe Dios, me gustan muchas cosas; organizaciones deportivas o algo vinculado con la música. Toca la gaita. ¿Recibió clases o es autodidacta? Autodidacta, aprendí en casa. Mis padres me compraron hace mucho una gaita de Seivane y fui aprendiendo a base de juntarme con amigos y de escuchar discos de Milladoiro, de Pablo Quintana, de lo que sonaba en los ochenta... Como en los versos de Rosalía, ¿usted también «tiña costume en cantar aló pola mañanciña: Con esta miña gaitiña ás nenas hei de engañar»? (Ríe) Conozco los versos, pero no era mi caso, desgraciadamente. Es miembro de la charanga Os Estoupacaldeiros, ¿no se pierden una fiesta? Desde que empezamos, en el año 82, alguna que otra vez sí, y últimamente cada vez más porque estamos liados. Sin embargo, si podemos vamos a las fiestas de buena gana. Somos unos diez en el grupo. Después hay mucha gente alrededor, gente que viene un día sí y otro no, que nos acompaña. Cuantos más seamos, mejor. Total, sonar, sonamos mal siempre. Cuantos más, mejor porque mejor lo pasamos, que es de lo que se trata. El próximo día 15 son las fiestas en Rábade. Cita obligada. Es fundamental. Todos los años empiezan las fiestas con un chupinazo y se descubre al rey. Este año, además de eso, se va a hacer por primera vez una convocatoria que se llama CantamosCha. La idea es juntarnos músicos y cantores, tocar piezas muy conocidas y cuantos más seamos, más piezas irán saliendo. Os Estoupacaldeiros animaban los partidos del fútbol de CD Lugo. Últimamente poco porque hubo un problema relacionado con llevar los instrumentos, ahí se paró un poquito. Pero sí, hemos tocado en la grada en más de una ocasión. Su hermano, el director Jorge Coira, contó con usted y con Os Estoupacaldeiros para ‘18 comidas’, ¿fue una experiencia grata ser dirigido por él? Fue muy divertido. La verdad es que fue una película curiosa porque no tenía un guion definido, era improvisada. La idea de Jorge era hacer una fiesta, y nos la encargó a nosotros y a la pandilla de

Rábade. Hicimos una fiesta con churrasco en casa, vino mucha gente y se desarrolló todo sin más. Las cámaras estaban allí, pero nosotros estábamos de fiesta. Son una familia muy artística. Su hermano Jorge es director, Pepe es productor y guionista, Carlos tiene una librería y es mago. Me gustaría ser más músico de lo que soy (ríe). La verdad es que los artistas son los otros. En casa se nos inculcó una cierta inquietud por las cosas y, en ese sentido, exploramos este tipo de ámbitos. Es el galeno del C.D. Lugo. ¿Desde cuándo? Empiezo ahora la quinta temporada y sigo teniendo la sensación de ser un absoluto novato. Hace unos años me había ofrecido el puesto Bouso, pero no me sentía preparado para asumirlo. Hace cuatro años y pico me lo volvieron a proponer. Tenía la misma sensación de no estar preparado pero me lancé. Juan Peón, el segundo entrenador, fue el que más me animó. Y está teniendo un papel importante en el grupo. Hay una anécdota de cuando el Lugo ascendió a segunda en Cádiz... ...seguro que es lo de salir con la gaita en el vestuario (ríe). Yo no iba a ir a Cádiz porque tenía que trabajar en Lugo, pero unos amigos míos de Estoupacaldeiros iban y volvían en coche, así que fui. Me llevé la gaita con la idea de que, si surgía la ocasión, la tocaba. ¿Cúal fue la crisis médica más seria que ha vivido el equipo? Tuvimos algunas lesiones serias. La de Mauro Quiroga el año pasado fue algo que me costó disgustos porque no parecía tan seria, pero al final hubo que operarlo. Alguna rotura de nariz. Javi Rey tuvo varias lesiones seguidas, salía de una y se metía en otra, parecía que no daba arrancado el pobre. El capitán, Manu, ha disputado todos los partidos completos de Liga, 2.700 minutos en campo. ¿Algún secreto para mantener ese ritmo? Pues no lo sé. Hay algún jugador como Manu o Seoane que el día que los vea entrar en enfermería para pedirme algo me preocuparé porque son de madera, no se lesionan jamás. Son jugadores con los que profesionalmente apenas tengo trato porque, por fortuna, no necesitan asistencia médica. ¿Cómo lleva usted lo de correr por el campo? Lo llevo con miedo porque voy con zapatitos y se resbala. Además, sé que hay gente que está apostando a ver cuando me caigo, varios ‘amigos’. Yo voy a mi ritmo, va antes el fisio, y sin mayores problemas (ríe).

Related Interests