You are on page 1of 84

Tema: Seguro - Seguro de responsabilidad civil – Autores: Barbato, Nicolás H.; Halperin, Isaac - Daños indemnizables. Concepto. Extensión.

Franquicia. Obra: SEGUROS Editorial: Depalma Edición: 2001

Daños indemnizables. Concepto. Extensión. Franquicia. Producido el siniestro, el asegurador tiene la obligación de indemnizar el daño asegurado (1366). El concepto de daño asegurado resulta de los conceptos de interés y del riesgo que soporta el asegurador. De ahí que se lo pueda definir como el perjuicio o destrucción del interés por el siniestro, en la medida asumida por el asegurador: si no están cubiertas las consecuencias de ciertos riesgos, los daños no pesan sobre el asegurador, porque éste sólo responde por los daños causados al interés por el riesgo asumido y en la medida en que le afecta la destrucción de la materialidad de la cosa -de ahí que no se cubran las utilidades ni la ganancia esperada, ni la disminución de utilización de la cosa, etc.-, y que si se asegura la ganancia esperada, no se cubren los daños que recibe la cosa (1367), salvo pacto en contrario (art. 61 ). La responsabilidad del asegurador se limita a los daños causados por el riesgo asegurado. Sólo hay excepciones aparentes por la ampliación del riesgo asumido o de la relación asegurativa asumida: así, en el seguro de incendio responde por los derivados del incendio, explosión o rayo, y de los perjuicios por pérdida de las cosas en ocasión del incendio, la explosión o el rayo (arts. 85 y 86 ); en el seguro de robo, la responsabilidad se extiende a las cosas rotas o dañadas por el ladrón, aunque con ello no se quite la posesión de la cosa (1368). La ampliación del daño indemnizable como resultado de la ampliación de la relación asegurada, puede ocurrir por la agregación de nuevos intereses objetivos o subjetivos: por ejemplo, en el seguro del mobiliario de una casa, las cosas de quienes viven con el asegurado (art. 64 ); en el seguro de la responsabilidad civil, la extensión de la protección al representante del asegurado (1369) o por el ejercicio de una

industria o comercio, la responsabilidad de las personas con funciones de dirección (art. 113 ). Algunos autores distinguen los daños inmediatos o directos de los mediatos o indirectos. Entre los primeros se anotan los que el siniestro causa sin intervalo o interposición de otro hecho, entre los segundos, los que exigen la concurrencia posterior de un nuevo momento de hecho, un hecho intermedio, o cuando se producen con posterioridad a los inmediatos. El fundamento de la distinción se debe rechazar porque los daños mediatos pueden resultar del mismo hecho y producirse contemporáneamente (1370): sólo se debe considerar la relación causal con el siniestro. El alcance de la obligación de indemnizar se determina por la clase de seguro, la medida del daño efectivamente sufrido y el monto asegurado. El asegurador debe indemnizar todo el daño, salvo las limitaciones contractuales. Además del límite máximo de la indemnización -que fija la suma asegurada-, en algunos seguros se establece el requisito de que exceda de un mínimo: es la franquicia. Pero si ésta no ha sido pactada, el asegurador debe indemnizar también los daños minúsculos. La franquicia también calificada de seguro a segundo riesgo- libera al asegurador, si el daño no excede de ese monto. Esta liberación puede ser condicional o incondicional: la liberación es condicional cuando el asegurador debe indemnizar la totalidad del daño si excede de la franquicia; y es incondicional cuando en ningún caso responde por la suma o porcentaje fijado para la franquicia. Para determinar la franquicia no se toman en cuenta los gastos de salvamento, las costas para fijar los daños, las contribuciones a las averías gruesas (1371).

42. Principios que rigen la indemnización de los daños . El pago de los daños se rige esencial y principalmente por el principio indemnizatorio, que es capital en el juego del contrato. Este principio halla traducción cabal en la ley, en las disposiciones de los arts. 62 , 2º párr.; 68; 80 , etc. Conforme a él, el asegurado no puede obtener un lucro, sino sólo el resarcimiento del daño sufrido, aunque el monto asegurado sea mayor (1372). Además de este principio, se aplican otras reglas esenciales:

a) La suma asegurada no se puede percibir íntegramente cuando excede del valor de la cosa al momento del siniestro (arts. 61 ; 62 , 1er. párr.; 46 ; 63 , etc.) (1373), salvo: 1) el caso del seguro a nuevo -o de reemplazo o de vetustez- por el cual se debe habilitar al asegurado a adquirir otra cosa igual, nueva (art. 87 , incs. a y d) (1374); 2) el del seguro tasado que pone la prueba del notable mayor valor a cargo del asegurador (art. 63 ); y 3) el del lucro esperado (1375). b) El asegurado debe calcular el daño parcial sufrido respecto de la relación restante. Para establecer si existe o no daño, se debe comprobar el resultado neto del daño producido. En el caso de pérdida total, la indemnización debe ser íntegra, salvo ciertos descuentos. El asegurado debe soportar la reconstrucción si ésta es posible y así se pactó, aun cuando esa reconstrucción no le interese (1376) (arts. 87 , inc. a, y 89 ). c) El asegurado debe calcular el beneficio que obtiene por la indemnización o la producción del siniestro. Así, el mayor valor de la cosa reparada [salvo el pacto de reconstrucción en el seguro de incendio (art. 87 , inc. a); esto es, seguro valor a nuevo]; en el seguro del lucro esperado, el mayor valor de la cosa vendida en el viaje, etc. También se debe calcular cuanto obtiene por la producción del siniestro (cosas salvadas) (doctrina del art. 74 ) (1377) o por las ventajas obtenidas en otra forma (art. 101 , por los vicios redhibitorios del animal asegurado). El límite entre los beneficios computables y no computables está dado por la relación de causalidad adecuada de éstos con el siniestro. La prueba de esta relación pesa sobre el asegurador que pretende liberarse (1378). d) El asegurado debe probar la existencia y monto del perjuicio (art. 46 ). 43. Daño neto. Suma asegurada. Reconstrucción. El contrato es estrictamente resarcitorio; con esto, la ley persigue evitar siniestros dolosos: donde falta el fin indemnizatorio, falta la legitimidad del contrato (1379). La prestación del asegurador se calcula por el daño neto efectivamente sufrido, en razón de la suma asegurada y del valor de la cosa al tiempo del siniestro: la indemnización es al daño, como la suma asegurada es al valor asegurable, proporción que se puede variar por el contrato, en los seguros a primero y segundo riesgo (franquicia) (1380). Es la regla proporcional prevista por el art. 65 .

La suma asegurada sirve para fijar la prima, pero no determina el valor de la cosa o del interés, ni aun como presunción (1381). Si la suma asegurada excede del valor de la cosa al momento del siniestro, existe sobreseguro; y si es inferior, existirá infraseguro, por lo cual señala en este caso el máximo indemnizable y hace aplicable la regla proporcional (art. 65 ). La indemnización generalmente se debe en dinero (1382). Pero hay supuestos en que consiste en prestaciones personales, como ocurre en el seguro de la responsabilidad civil con la dirección del proceso (art. 110 ), o en las sociedades para la defensa judicial (1383), o en el seguro individual de accidentes o de enfermedad, la asistencia médica y quirúrgica, etc. Además, existe el supuesto en que el asegurador se reserva el derecho de proceder a la reconstrucción de la cosa destruida -seguro de incendio- o a su reemplazo por otra idéntica -seguro de incendio de automóvil, seguro de cristales-: no da derecho al asegurado a exigir la reconstrucción o el reemplazo de la cosa, porque se haría pagar lo viejo por lo nuevo y lucraría con esto, salvo pacto en contrario (art. 87 , incs. a y d, por ejemplo). La razón de la reserva está en que impide al asegurado la provocación del siniestro para hacerse de dinero, como un medio de liquidar ventajosamente los bienes, o permitirle al asegurador liberarse con el desembolso de una suma menor, si juzga exagerada la estimación del daño (1384). Para Besson y Picard, "la ejecución en especie no modifica el carácter pecuniario de la prestación del asegurador": el resultado es idéntico, con lo cual no es más que una modalidad de la ejecución de su obligación (1385). Con este criterio desaparece toda diferencia entre las obligaciones de dar sumas de dinero y las de hacer y de dar cosas. Para descartar esta supuesta identidad, basta pensar en las distintas responsabilidades en que incurre el asegurador en la ejecución de una y otra obligación, cuando él asume la reconstrucción o reemplaza la cosa, como la garantía de la construcción o la calidad de la cosa que entrega. La posición de Besson y Picard es justificada cuando el pago de la indemnización se condiciona a la reconstrucción por el asegurado o al reemplazo de la cosa por él (art. 89 ); en estos casos, sí existe identidad, porque el asegurador se limita al pago de una suma, y la reconstrucción o el reemplazo sólo son condiciones para hacerlo efectivo. En el seguro de daños del automóvil, el asegurador se obliga a la reparación, y es responsable por el cumplimiento diligente y exacto de las reparaciones por él encomendadas (1386).

ya que se paga lo necesario para reconstruir. El asegurador se protege contra el eventual abuso del asegurado con la garantía que puede exigir (art. Abandono. se admite: a) en el trasporte terrestre cuando exista pérdida total efectiva (art. El asegurador no puede deducir la plusvalía del bien (1388). Existen supuestos en los cuales la práctica lleva a establecer el abandono: en el seguro de robo del automóvil. El art. el hallazgo del vehículo vencido el plazo de póliza no habilita al asegurador a entregarlo y repetir la indemnización pagada (1392). ha sido eliminada del art. inc. por ejemplo. La limitación del art. 87 porque impedía el resarcimiento cabal. 536 . por el juez (1389). Reconstrucción. 74 lo prohíbe. 89 autoriza a requerir garantías suficientes de ese destino: si no están pactadas. la divergencia la resolverá el juez. y el art. siguiendo las características del bien destruido. se tiende a evitar que el asegurado devalúe con exceso las cosas dañadas parcialmente para exagerar el daño. Algunas pólizas confieren la facultad del asegurador de adquirir en todo o en parte las cosas averiadas o los materiales de los edificios incendiados. No cambia el carácter del contrato. salvo pacto en contrario (1391). el reemplazo de la cosa se hace con entrega al asegurador del cristal dañado.44. . 87 . La reconstrucción está prevista en el art.. CCom. y en el seguro de cristales. en aspecto y valor (1387). En los seguros terrestres no se admite el abandono. respecto del vehículo. El plazo de la reconstrucción debe ser fijado por las partes. En el seguro de trasporte. a. 45. primera parte). 89 ) y los pactos especiales en el caso particular. 124 . y en defecto de acuerdo. La exigencia de que la suma pactada se destine efectivamente a la reconstrucción tiende a evitar fraudes (1390). por el valor de tasación: con esto.

inc. porque se le impondría el álea de la venta (1394). a. y así se pacta en el seguro de incendio (con el propósito de evitar que el asegurado valúe lo salvado por debajo de su valor real. que generalmente lo establecerá su precio en remate público (1393). con independencia de las relaciones especiales del asegurado: se emplearán para establecerlo las cotizaciones del mercado. Cálculo del daño. ni se toma en consideración el valor afectivo. inc. En las cosas semifabricadas. con deducción del valor de lo salvado determinado por su valor venal. deducida la depreciación por el uso. in fine). que el valor de la cosa no es el costo de adquisición. porque la indemnización no tendría límite alguno. sin considerar las condiciones circunstanciales o que se fundan en la persona del asegurado (1395) y salvo que se pacte la reconstrucción (art. 87 . 87 . las cotizaciones de Bolsa. para perseguir una mayor indemnización). son excluidos los gastos de la comercialización (venta) y las ganancias. b). a). se determinará por el valor de adquisición. En el seguro referente a cosas fabricadas o semifabricadas. se debe distinguir si se trata del fabricante o de un comerciante: al fabricante se le indemnizará como máximo el costo por la nueva fabricación (art. y si sólo tiene un valor de uso. porque así no se fijaría la pérdida por el uso ni la depreciación. En el costo de fabricación se incluyen los valores de los materiales. salarios. se deducirán los costos no invertidos. con deducción de la depreciación por el estado del bien (art. si son cosas averiadas: nada impide que el asegurador adquiera las cosas salvadas por el valor indicado por el asegurado. ya que su reemplazo puede exigir un desembolso actual menor. De ahí que se emplee el valor del mercado cuando éste existe. que es el valor de la cosa según un justo precio objetivo. b). y al comerciante el de adquisición de las cosas perdidas si es inferior al de venta (art.. En el caso de edificios. inc. último apartado). se toma el valor corriente en el lugar para reconstruir uno de igual clase (materiales y mano de obra). el valor venal. etc.b) para el trasporte fluvial y por aguas interiores. gastos de compra y gastos generales. 87 . 46. La indemnización se determina por el valor de la cosa antes del siniestro. 124 . inc. Pero si las cosas ya . con deducción de lo salvado: es decir. pero no es lícito establecer que el asegurado las retendrá por un precio dado. Distintos supuestos. 87 . se aplican las reglas del seguro marítimo (art.

artístico o afectivo tienen la peculiaridad de que éste se fija con arreglo a un valor ideal. No se toman en cuenta las amortizaciones inscritas en los libros de comercio. reconocido y valuado en el mercado. Téngase en cuenta. en la confección de preparados para microscopio. éste será asegurable. Es un valor patrimonial cuando es compartido por otros. se agrega un valor afectivo objetivo: en un cuadro. Indudablemente que la comprobación de esos valores afectivos objetivos es difícil. y se calculará sobre la base de este valor menor. aunque este valor económico sólo sea reconocido por un pequeño círculo de personas. además de las piezas de vidrio. Las cosas con valor científico. pero ya no será un contrato de seguro (1399). se halla el valor artístico. en las cosas artísticas y científicas.. se adopta como valor el que tenían al momento del siniestro. inc. económico. además del valor de los materiales empleados en su confección. En el seguro del mobiliario. se estará al precio de venta (art. Pero téngase en cuenta que si bien se trata de un valor subjetivo. Si la cosa. al lado del valor afectivo. sino conservar la utilidad que procura el goce directo: el valor venal circunstancial de la cosa usada no corresponde al valor realmente perdido. b). tiene otro. útiles de trabajo y de máquinas. independientemente del valor real o de uso. porque éste se halla fuera del tráfico económico. Admite la apreciación objetiva mencionada (1398). El titular no puede darles un valor que corresponda a su interés afectivo. etc. que se distingue del subjetivo porque éste no es convertible en dinero. Así. y aquél no. Estos criterios se deben extender a todos los supuestos en que no interesa ingresar al patrimonio el equivalente pecuniario. existe el valor científico que ellos tienen. o circunstanciales -no duraderos (1397)-. Estas conclusiones resultan del concepto de interés como una relación económica. pero no se tendrá en cuenta la resultante de factores subjetivos. si los costos de fabricación o de adquisición son superiores a los del mercado en el momento del siniestro. no es un valor de afección. Lo cual no excluye que se pueda pactar la indemnización de un interés afectivo. que aun en el supuesto de no haberse vendido. se determinará si su desvalorización obedece a razones objetivas permanentes. pero se obvia mediante el procedimiento . 87 . aun en un pequeño círculo: calificado como valor objetivo de afección. En el caso de las máquinas. además. personal. al lado del valor material que tienen.estaban vendidas se resarcirá el precio (1396). invertidas.

en vez de aplicar la regla general estudiada. por la cual. los frutos cosechados y otros productos naturales se calcularán por los precios medios en el día del siniestro (art. y que el asegurado puede no estar en condiciones de hacer. inc. para la compraventa) (1401). inc. c) (si no existe precio medio ese día -por no ser hábil. sino del desembolso que el siniestro hace necesario. porque no toma en cuenta la desvalorización de las cosas destruidas y el perfeccionamiento técnico -si se trata de máquinas.. Respecto de los animales en el caso de incendio. En otros seguros la ley misma se atiene al valor tasado (v. En justificación de la solución. 87 . c). máquinas. la práctica alemana y la inglesa introdujeron la cláusula "valor a nuevo" (1402). porque no es un seguro del interés sobre la sustancia de la cosa. 87 . seguro de muerte de animales. determinada por el valor de la cosa al tiempo del siniestro. a ser un incentivo a la negligencia del asegurado para no evitarlo (1404). es decir. se estará al valor que fijen peritos. Para remediarlo. y que puede inducir a provocar el siniestro o. de lo cual resultaría que el contrato de seguro no satisfaría las necesidades producidas por el siniestro. las materias primas.. La correlación entre interés asegurado y daño asegurado no es afectada. por lo menos. cuando se halla en la necesidad de adquirir o reconstruir la cosa destruida o dañada. y en el inc. se toma como base para la indemnización el valor de adquisición de una cosa nueva al tiempo del siniestro (1403). según resulta de la interpretación del art. art. 87 autoriza en el inc.gr. por ejemplo-.ej. 458 .. porque la característica de los objetos impide contemplar la posibilidad de una depreciación hasta el momento del siniestro (1400). 107 ). Bruck señala que no hay enriquecimiento del asegurado. herramientas. p. La doctrina italiana ha impugnado la cláusula fundada en que importa un enriquecimiento para el asegurado. 47. se calculará por el valor que tenían al tiempo del siniestro (art. solución que el art. CCom. La indemnización fijada conforme a la regla general expuesta.del valor tasado. y la aplicación estricta de esa norma le impone un desembolso.y el contrato no prevé el remedio. Valor a nuevo. a para los edificios. Repárese en que para . ha planteado la necesidad de obviar el perjuicio para el asegurado. d para el moblaje del hogar. tanto mayor cuanto más grande sea la diferencia entre el valor nuevo y el viejo.

62 y 65 ) de la póliza de valor tasado o convenido (art. 519 . sin perjuicio de que sirva además para la aplicación de la regla proporcional si no hay pacto en contrario (art. que nació como consecuencia de la inflación. 61 . 2º párr. 48. En materia de valor fijado en la póliza. es necesario distinguir la póliza corriente (arts. toma nueva importancia a pesar de la estabilización de la moneda. En este supuesto. 2º párr. al momento de contratar. porque . automóviles. párrs. con la facultad del asegurador de reemplazar la cosa dañada -cristales.. 65 . 63 ). y 65 ). Evidentemente. Suma asegurada: valor para el cálculo del daño. y el pertinente informe de la comisión reformadora de 1889 parece que quisieron dar eficacia absoluta al valor fijado por las partes a la cosa. la fijación del valor de la cosa se hace sobre la base de la declaración del asegurado. esa tasación (o valor convenido o estimado) funciona como una presunción de verdad. y estará en la diligencia y habilidad del asegurador lograrlo en el menor tiempo y con la mayor economía posibles.las demás cuestiones rigen las reglas comunes (infraseguro. no tiene el efecto de determinar el valor a indemnizar. El art. 61 . con mero informe del agente y.). los autores de la reforma incurrieron en un grave error.). 46 . empleada en el seguro marítimo con la cláusula "valga o no". No se debe confundir la cláusula "valor a nuevo". 2º y 3er. que sólo fija una opción de pago en especie (para evitar la exageración del daño o la provocación del siniestro para "liquidar" el bien). justificativo de las severas críticas de Segovia (1406). derogado. a veces. En la póliza según valor tasado (o convenido o estimado).. En la póliza corriente. como una medida adecuada para restablecer y rehabilitar la empresa afectada por el siniestro. sin tasación especial por el asegurador. sobreseguro) (1405). sino que exige del asegurado la prueba del monto del daño efectivo sufrido (1407) (arts. 46 . la suma asegurada establece el monto máximo de la indemnización (art. con beneficios para la generalidad y para las partes. CCom.o de reconstruirla -incendio-. La cláusula valor a nuevo. que impone una obligación al asegurador. de la inspección superficial de la cosa o cosas a que se refiere el contrato.

tal valor puede ser impugnado cuando supera notablemente el valor real del bien (art. Es decir que su efecto es relevar al asegurado de la prueba del valor al tiempo del siniestro. . Su uso se limita a los supuestos de bienes no destinados a la venta. ambas partes pueden requerir la reducción (art. Conforme a cuanto expresamos. 2º párr. párr.dado el fundamento esencial del contrato. sin que proceda alegar que mediaría un seguro contra la desvalorización (1408). 50. 62 . que no debe producir un enriquecimiento del asegurado. o piezas artísticas.(1409). 107 . el asegurador puede impugnar el valor tasado o convenido en todos los casos en que ese valor exceda notablemente el del bien al momento del siniestro (art. aunque medie una pericia acordada por las partes para establecer ese valor. Su verdadero campo de aplicación se halla en el seguro marítimo. porque con ello se busca impedir que éste obtenga un beneficio o enriquecimiento con el contrato. dolo que en algunos casos se puede presumir por la concurrencia de ciertas circunstancias (1412). aunque no exista dolo. 62 . Así como también que el contrato es nulo si se celebró con la intención de enriquecerse indebidamente con el excedente asegurado (art.). 63 ) (1411). Valor tasado: impugnación. para el justiprecio del valor afectivo objetivo (colecciones de cuadros. en el seguro de mortalidad de ganado.). porque la voluntad de las partes no puede alterar el principio indemnizatorio que funda y legitima el contrato. colecciones científicas) (1410). de robo de automóvil (según la nueva póliza en uso). 49. fraude o simulación por parte del asegurado. art. joyas. Téngase en cuenta que si en el curso del contrato se establece que la suma asegurada supera notablemente el valor actual del interés asegurado. 1er. 63 ). El valor tasado se emplea muy poco en los seguros terrestres. trasladando el peso de la prueba sobre el asegurador. Valor tasado.

De ahí la importancia de los periódicos reajustes de la suma asegurada en las épocas de inflación (1417). 109 ).).).51. Si el siniestro se repite. como en los seguros particulares corrientes (1418). 52 .) (1413). Suma máxima indemnizable. se otorgará en proporción (1416). porque con el pago de una indemnización la responsabilidad del asegurador se disminuye en igual medida (art. Y el restablecimiento de la garantía al monto primitivo exige la contratación de un seguro complementario con los recaudos y formalidades de todo contrato de seguro (1415). Señala el máximo a indemnizar por cada siniestro que ocurra durante la vigencia del contrato (art. del trasporte (art. aun cuando cubra a varias personas responsables. y cuando es menor. La aplicación de ese criterio impone la reducción proporcional de la prima por los períodos sucesivos (art. La suma asegurada indica el monto máximo que debe pagar el asegurador (art. la suma asegurada señala el monto máximo a pagar. ya que cuando es mayor el resarcimiento no puede exceder del valor a indemnizar. al igual que en los seguros globables usuales. para el cual la regla general sólo se aplica si el siniestro se repite en el mismo período de seguro (1414). 2º párr. De esto resulta que la suma asegurada tiene en el contrato una función análoga a la del valor a indemnizar. 123 ) y marítimo constituyen excepciones a esta regla. 4º párr. por lo cual existirá infraseguro o sobreseguro. Suma asegurada. 109 ). 34 . La aplicación de esta norma no excluye la que corresponda de la regla proporcional. pues la suma asegurada señala en ellas el máximo a indemnizar en cada siniestro. 2º párr. la indemnización total que debe pagar es esa suma máxima. pero esa suma no depende del valor de una cosa. sino de la voluntad de las partes. También lo es el seguro de granizo. La suma máxima indicada en los seguros flotantes o de abono tiene el significado de suma asegurada. sea en el primer siniestro o en los sucesivos. aunque de menor importancia cuando es inferior o mayor. Los seguros de la responsabilidad civil (art. según los casos. cualquiera que sea la forma de la indemnización. teniendo en cuenta que los distintos daños que nacen de la misma causa o hecho dañoso son considerados como un siniestro único . En el seguro de la responsabilidad civil. 61 .

. La solución es justa.. que en esencia es gasto de salvamento. Su fundamento radica en que el asegurado se considera su propio asegurador por la parte no cubierta. 2º párr. La regla de que la suma asegurada expresa el máximo de la indemnización debida reconoce excepciones (1421): a) los gastos de salvamento (art. 2º párr. se indemnizará por todo el monto asegurado. b) si el siniestro es parcial. Además. por lo cual responde en esa proporción. 65 .(1419) (ver art. considerando que la garantía se refiere sólo a la parte dañada o perdida. ya que el monto se determinará en cada siniestro por las indemnizaciones debidas a los terceros (1420). CCom. sin considerar el mayor valor de la cosa asegurada. El art. Con ello el asegurado también tendrá interés en evitar los siniestros grandes y chicos (1423). 73 ). Aplicación en distintos supuestos. 502 . CCom. 52. autoriza a pactar que el asegurador indemnizará hasta la suma total asegurada. Cuando se conoce la extensión máxima del daño que se puede producir. y así se practique una garantía sólo teóricamente ilimitada. párr.). y la suma asegurada es inferior al valor del interés asegurable. (como el anterior art. que corresponde a norma análoga del art. Y en su aplicación se establecen estas soluciones: a) si el siniestro es total. sólo en la proporción que resulte de la relación entre la suma asegurada y el valor total asegurable (1424). se aplica la regla proporcional. Regla proporcional. 65 . es la cláusula que la . porque se mantiene la proporcionalidad esencial entre riesgo y prima. 119 ). Estas características del seguro de la responsabilidad permiten que no se fije la suma asegurada. b) los gastos o costas judiciales en el seguro de la responsabilidad civil (art.. Esta regla se expresa así: la indemnización es al daño como la suma asegurada es al valor asegurable. derogado. 3er. 111 ). 2º párr. 502 . cuya interpretación no ha dado lugar a mayores dificultades ni desenvolvimientos en la doctrina nacional (1422). legislada por el art. y no existe ninguna razón para cargar sobre el asegurador todo el daño.. el contrato se refiere indistintamente a todo el interés.

por ejemplo cuando la suma pactada se fija como daño máximo asegurado (1426). por ejemploo a un contrato especificado como puede ocurrir en el reaseguro (1429). Cuando la suma asegurada excede del valor asegurable. cuya aplicación requiere el pago de una prima mayor. El reajuste periódico del valor según un índice convenido y el consiguiente del precio (prima) puede remediar el desnivel originado por la inflación (1430). párr.). y no se aplicará cuando no exceda (1427). la regla proporcional se aplica cuando la totalidad de los riesgos denunciados exceda del máximo. De ahí que no rija en aquellos supuestos del seguro de la responsabilidad civil en que no es determinable. como una aplicación más del principio indemnizatorio. La aplicación de la regla proporcional exige la determinación o posibilidad de determinar el valor asegurable. Cuando se trata de una póliza general o de abono. 53. ya que será también mayor la intensidad del siniestro que eventualmente soportará el asegurado (1425). La norma se justifica. valuados por separado. La inflación suscita el problema del infraseguro en razón de la constante desvalorización de la moneda. 1er. Suma asegurada y valor asegurable: reducción. como es el caso de la responsabilidad civil automóvil. como cuando se refiere a una cosa precisa -responsabilidad del depositario por ese bien. De ahí que la ley disponga su nulidad cuando el asegurado exagera la suma asegurada con la intención de lucrar (art. 62 . 2º párr. la regla proporcional se aplica respecto de cada uno individualmente (1428). 61 . aquélla se reduce hasta la suma concurrente del valor: art. pero no existe inconveniente ni razón para no aplicarla cuando es posible fijarlo. que determina el máximo de la suma asegurada. Si una misma póliza contiene distintos riesgos. que provoca un aumento del valor nominal del interés asegurable. La inclusión de la cláusula puede resultar de la terminología empleada.práctica conoce con el nombre de "a primer riesgo". que inspira la institución: el asegurado no puede lucrar con el siniestro o su resarcimiento. .

integrante de un conjunto. Esta distinción no cabe en el seguro de la responsabilidad civil (ver supra. El asegurado debe probar el daño (art. se hace conforme a la teoría de la causalidad adecuada. Relación causal del siniestro y los daños. o la pieza de una colección. el cuadro de una exposición (1435). si ésta se vincula a una cosa o cosas determinadas. nº 52). . Sólo se podrán emplear estas expresiones respecto de la obligación del asegurador en relación al resarcimiento total debido al tercero (art.54. El daño puede ser total o parcial. 55. En el seguro contra pérdida de la propiedad. Se considera tal el hecho que según la generalidad o la experiencia es capaz de producir un cierto resultado. Daños total y parcial. o en el supuesto de valor tasado porque el asegurador debió comprobar su existencia para valuarlo o estimarlo. Cuando se daña una cosa independiente. el libro de una biblioteca. Prueba de los daños. en los seguros de intereses. Se debe juzgar objetivamente. El daño total es la desaparición de la relación asegurada. la destrucción de una parte del negativo de un filme. al tiempo de resolver el punto (prognosis posterior) (1433). el daño total consiste en la pérdida de la propiedad o de la posesión (1434). La selección de los hechos causales jurídicamente importantes. 63 ) (1438).está en relación causal con el riesgo asumido (1431). Por causa se debe considerar el acontecimiento que vale como condictio sine qua non del siniestro. de los no importantes. 56. El daño parcial es el deterioro de la relación asegurada. aunque es lícito pactar que bastará su declaración si ésta admite prueba en contrario (art. 46 ) (1437). 2º párr. prueba que incumbe al asegurado (1432). hay daño parcial: por ejemplo. también existe daño total cuando sus restos no se podrían considerar como sanos en el comercio: así. El asegurador sólo está obligado a indemnizar cuando la necesidad -el daño.) (1436). 111 . Es suficiente que favorezca o aumente la posibilidad objetiva del resultado de la clase del producido. etc.

autenticadas. garantizaría al asegurado contra su consumo y contra las vicisitudes del mercado. 1er. "Si debiera resarcirlo en las condiciones en que se encontraban al momento del seguro.). 65 . y se deben hallar coordinados con la historia comercial de la firma (1450). . La existencia del daño se debe acreditar satisfactoriamente (doctrina del art. 87 . aunque su monto se establezca deficientemente: de lo contrario nada puede percibir (1441). 3er. en subsidio. Los asientos de los libros no deben ser globales ni de confección reciente (1449). y en la confusión que sigue a éste haber resultado imposible determinar la existencia de testigos (1444). c) los daños que afectan a las mercaderías se acreditan con los libros de comercio y. si se funda en las explicaciones que suministra el propio asegurado (1447).. párr. 46 . incluso por presunciones (1442).. La prueba se puede hacer por todos los medios legales. próximas a la fecha del siniestro (1448). son declaraciones unilaterales del tomador. párr. la ley expresamente prohíba la limitación contractual de los medios de prueba (art. 62 . se las pagaría como nuevas aunque estuvieran averiadas por el uso. etc. 65 .y su valor al tiempo del siniestro (arts..) (1439). que el asegurador generalmente no verifica. lo cual es contrario al orden público y a la esencia del seguro (1440).Es necesario que pruebe la existencia del bien -recaudo lógico en materia de muebles y títulos. 2º párr. b) la prueba de peritos contadores es de eficacia relativa. 126 . De ahí que para evitar abusos. 46 . conforme a las características del siniestro y a la persona del asegurado -si es o no comerciante (1443)-. La descripción del bien y su valor fijado en la póliza no prueban su existencia ni su valor al tiempo del siniestro: sólo establecen el límite máximo de la responsabilidad del asegurador y la base para liquidar la prima (arts. 107 . con facturas de compra. ya que los libros y papeles se pueden haber perdido en el siniestro. 46 ). etc. La jurisprudencia anterior a la ley 17418 ha fijado algunas conclusiones respecto del valor de estas pruebas: a) los instrumentos privados no son oponibles al asegurador si la fecha no es ratificada por otro medio insospechable (1446). 61 . segunda parte) (1445). y caras aunque hubieran descendido a vil precio".

Purga de la sanción. o la falsedad de una factura. Cabe establecerla por presunciones (1458). (1454). se remitirá al juicio de árbitros (art. 48 la omisión del Código de Comercio respecto de la sanción por la exageración de los daños sufridos: pena con la caducidad al asegurado que "exagera fraudulentamente los daños o emplea pruebas falsas para acreditar los daños" (1455). Pero la jurisprudencia. Es necesario tener en cuenta que éstas son conclusiones aplicables para la fijación en juicio. .d) para fijar los daños por la destrucción de mercaderías. Código Procesal cit. Las pólizas empleadas con anterioridad utilizaban diversas expresiones para calificar la conducta del asegurado que habilitaba la aplicación de la caducidad. ley 17454) o deferido al juramento estimatorio del asegurado si lo admite el ordenamiento procesal aplicado (1452). En la determinación del monto del daño se tendrá también en cuenta la naturaleza del interés del asegurado y se deducirán los auxilios que se reciban en virtud de leyes: devolución de impuestos. 57. el monto del daño podrá ser fijado por el tribunal (arts. 516 . 163 .) (1453). de acuerdo con la doctrina universal. las manifestaciones de bienes a los bancos. exageración con el propósito de obtener una indemnización superior al daño sufrido (1456). poco valen la prueba de testigos. acreditada en juicio (1460). recabó que la exageración fuera dolosa. En caso de insuficiencia de prueba. maliciosa o fraudulenta. y 386 . 5. La ley 17418 subsana con su art. etc. Código Procesal. prueba. Bastará la constancia de operaciones simuladas en los libros de comercio (1459). Cuando no hay base suficiente para fijarlo de oficio o deferir al juramento estimatorio. inc. suministro de materiales para la reconstrucción. y normas para la valuación por peritos (acordada en la póliza o posteriormente). o las estimaciones del negocio para el pago de impuestos (1451). La prueba de la intención fraudulenta es a cargo del asegurador (1457). empleando los términos como equivalentes: es decir. Exageración de los daños: sanción.

hace difícil una estimación precisa (1466). o se exagera injustificadamente el valor de las cosas perdidas (1471). o si consintió en la formación del tribunal de peritos (1479). pero si no lo hiciera quedaría comprendido como el medio para hacer efectiva la exageración reprimida. o se exageran manifiestamente los bienes siniestrados (1473). 48 . ni cuando se aporta prueba de la existencia. pena con la caducidad expresamente este supuesto. o en una reclamación por monto superior al reconocido (1467). por la pérdida de libros y papeles. La sanción se extiende a los supuestos en que se usen documentos falsos o se alteren los auténticos. o en la mera disparidad en la apreciación de los daños. ni cuando se exige el máximo asegurado. El asegurador no puede alegar la caducidad por la exageración del daño. Existirá cuando se reclama la indemnización por mercaderías extraídas antes del siniestro (1470). La retractación de la estimación de los daños no impide por sí sola la aplicación de la pena. no es menester que la pretensión dolosa o el falso informe se haga llegar al asegurador: basta que se comunique a los peritos (1474). de ahí que también se debe castigar la tentativa de sobornar a los peritos (1475). porque sería librarla al arbitrio del asegurador (1468). o cuando se recaba por cosas ajenas. o si las características del siniestro. No existe exageración dolosa cuando el reclamo se subordina a lo que fijen peritos (1462). incluso los asientos de los libros: el art. pero cabe aducirla como una prueba de la buena fe (1476).Pero no resulta de la eficacia o deficiencia de la prueba sobre los daños pretendidos (1461). o cuando se prueba prima facie el valor reclamado (1464). o reconoció el derecho a una indemnización menor (1478). o se demanda infundadamente como daño total el daño parcial. o prosiguió las gestiones para alcanzar un acuerdo amistoso (1480): el art. incluso contra la opinión del propio perito (1472). 79 de la ley expresamente consagra la solución de esta renuncia implícita por la participación en el procedimiento pericial de fijación . in fine. si luego acordó su liquidación (1477). Para incurrir en la caducidad. si la cosa se ha perdido totalmente (1469). si este carácter resulta de la documentación que funda la pretensión (1465). aunque no en la medida pretendida (1463).

Informe del liquidador. 46 ). que le suministra un empleado o dependiente suyo (1486) o auxiliar independiente que utiliza a ese fin.). Es una carga que se debe cumplir después del siniestro. para apreciar la magnitud del siniestro. primera parte) (1482): su característica es que se cumple a pedido y en la medida recabada por el asegurador. El informe del liquidador no obliga al asegurador: es un mero elemento de apreciación de los daños por el asegurador. en la extensión en que tal pedido resulte razonable y conducente a la liquidación del daño (art. el asegurador envía un liquidador. por más lacónico que sea (1485). 48 . Generalmente. importa su aceptación del informe anterior del asegurado. 58. 46 . sin protesta ni reserva. conocido el siniestro por el informe que el asegurado debe hacer llegar inmediatamente.de los daños por las causales de caducidad anteriores. pero estos informes son insuficientes. que emplea a ese fin). 46 . La designación del liquidador por el asegurador. 46 . sin practicar ninguna investigación o averiguación (1484). empleado suyo (o auxiliar no dependiente. exención que no se produce cuando la inspección se cumple someramente. . en el plazo de tercero día (art. La inspección del lugar del siniestro puede tener fuerza probatoria cuando se practica inmediatamente. incompatibles con esa participación. de ahí que carezca de toda eficacia cuando se demora por un lapso relativamente largo y se trata de un siniestro total (1487). que impone la ley (art. párrs. 2º y 3er. párr. porque el asegurador necesita los justificativos de la existencia del siniestro y de la extensión de los daños: esta prueba es independiente de la que oportunamente se pueda hacer valer en juicio (1481). Carga del asegurado de probar extrajudicialmente los daños. éste queda así dispensado de remitir ese estado por su parte. Hemos visto ya que pesan sobre el asegurado las cargas de informar acerca del siniestro y de los daños sufridos (art. cuya violación libera al asegurador sólo cuando es maliciosa (art. 1er. 2º y 3er. Si este liquidador levanta un estado de los daños sobre la base del interrogatorio del asegurado. párrs.) (1483): una exigencia en mayor medida sería contraria a la buena fe.).

en violación de esas obligaciones y de la función del seguro mismo. Código Procesal. invocando necesidades teóricas y seguridad para la no exageración del daño. 45 . que fijan plazos angustiosos. por lo cual. Este procedimiento amistoso de liquidación del daño se debe cumplir con la mayor diligencia posible (doctrina del art. autorizará la aplicación de la sanción del art. 56 que el asegurador se debe pronunciar dentro de los 30 días de recibida la información complementaria prevista en los párrafos 2º y 3º del art. Para paliar esta situación. 2º y 3er. (ley 17711 ). (decreto ley 4777 . para la cual una indemnización tardía es frecuentemente fuente de perjuicios. 59. Pero esta disposición no impide que el asegurador poco leal emplee ese art. 46 . en algunos casos con el fin poco honesto de llegar a una supuesta transacción.. para satisfacer cuanto antes sus obligaciones. sanciones severísimas y procedimientos expeditivos para liquidar los daños.. ya que una empresa que utiliza este medio como una "política comercial" no llena la función que justifica su funcionamiento y autorizó la concesión de contratar seguros. CCom. en estos casos. Es inexcusable que los aseguradores. . 46 . En caso de litigio. la ley 17418 dispone en el art.. para demorar el procedimiento de liquidación. especulando con la necesidad o el apremio del asegurado para hacerse de fondos. 2º párr. 954 . respecto del asegurado. art. en desacuerdo con la indemnización exacta y debida. El "acuerdo" obtenido por el asegurador en estas condiciones podría ser atacado a mérito del art. CCiv. 565 . el mero recuerdo de sus obligaciones es insuficiente. año 1963) [sin perjuicio de otras sanciones procesales (art. 77 . cit. CCiv. sino un reconocimiento de comprobaciones y valuaciones efectuadas de común acuerdo (1488). y está en manos de la autoridad de control la adopción de medidas más enérgicas. 622 . por explotar la necesidad del asegurado. exigencia que no cumplían en muchos casos. que el asegurador no resarce. y la omisión de hacerlo importa aceptación. Procedimiento extrajudicial para fijar los daños. y que conspira contra la práctica y difusión del contrato (1489). demoren injustificadamente cumplir a su vez con ellos.).La conformidad de las partes con la liquidación no es una transacción. es menester que los aseguradores pongan el mayor empeño para que las tareas se realicen en el menor tiempo. párrs. ley 17711 )]. si se dan las demás condiciones ahí previstas.

que es el presupuesto indispensable para toda función jurisdiccional. Naturaleza jurídica. indispensable dado que el seguro es un contrato de masa. lo califique . La doctrina y la jurisprudencia están muy lejos de haber alcanzado un acuerdo acerca de la naturaleza del procedimiento. cuyo fallo declaraba inapelable y definitivo. Por ejemplo. que se refería a los árbitros amigables componedores. por ejemplo). es decir. que viene a poner límite a graves abusos o corruptelas en la aplicación de la institución. La póliza usual de incendio disponía: "La valuación pericial del daño es inatacable tanto para la compañía como para el asegurado". conforme al art. 60. Las pólizas del seguro de garantía (o de fidelidad). en el art. Pericia. 57 de la ley autoriza el pacto de valuación pericial de los daños. El art. 78 . La ley prohíbe este compromiso en la póliza para evitar que se trasforme en una cláusula de estilo y se sustraiga la ejecución del contrato al control judicial. pero la mayoría de las pólizas lo establecía (1490). mas prohíbe las cláusulas compromisorias incluidas en la póliza (1491). Mas nada impide que el compromiso sea posterior: el arbitraje es usado en materia de seguro marítimo y en el reaseguro. y a la eficacia del laudo que pronunciaban. 808 . cuyas condiciones generales se imponen al asegurado. 57 .se inclina por considerar que se trata de una pericia similar a otras dispuestas por la ley para determinar un elemento integrante del contrato (precio omitido en la compraventa. y de responsabilidad automóvil expresaban: "El fallo de los peritos es inapelable".El Código de Comercio no preveía el procedimiento extrajudicial para fijar los daños. La opinión de los autores -que compartimos. como es el valor de la cosa o el daño sufrido por ésta o la existencia de las cosas por los restos del siniestro (1493). Código de Procedimiento -derogado-. De ahí que la ley. sea pública o privada" (1492). El régimen de la valuación pericial se completa con las reglas del art. ya que para considerarla arbitraje falta realmente una cuestión controvertida. en la cual las partes hayan adoptado posiciones contradictorias e inconciliables. y su decisión versa sobre una cuestión técnica. discordia agravada por las expresiones nada técnicas y contradictorias empleadas por las pólizas antes de la sanción de la ley 17418 . "falta el litigio. de los cuales me ocupo más adelante. la póliza de seguro contra granizo se refería a los "peritos amigables componedores".

cláusula 24ª-. Las pólizas establecían el juicio de peritos cuyo dictamen se . 800 . Código Procesal. si su decisión era inatacable (1500). No se trata de mandatarios o representantes de las partes. tal como ocurre en la fijación del precio omitido en la compraventa. más bien que una pericia contractual (1496). y no un litigio entre partes. aun cuando el vicio haya sido cometido por el perito del atacante (1497). no se prevé el procedimiento pericial para la fijación del daño. que se trata de un arbitraje libre. sino de un peritaje contractual (1503) o medio convencional de liquidación amigable y conciliatorio. 78 ). y consagre la posibilidad de impugnar el procedimiento cuando se aparta notablemente de la verdad de las cosas (1494) (art. para evitar la acción judicial (1504). Debo destacar que en los textos de las pólizas aprobados publicados -salvo la de accidentes personales. En fallos posteriores negó que se tratara de árbitros ni de amigables componedores (1502). El vacío del Código de Comercio acerca del procedimiento para la determinación extrajudicial del daño dejó el punto librado a los convenios de las partes. y su pronunciamiento es impugnable. serán árbitros. peritos (1498) (ver art.afirman que se trata de amigables componedores. Nuestra jurisprudencia anterior a la ley estaba orientada en favor de este criterio: en un comienzo los calificó de peritos-arbitradores (1499).con acierto de juicio de peritos. y si sólo establecen conclusiones de hecho. Según la opinión que aceptamos. por ejemplo. porque no están sometidos a sus instrucciones. pueden dictaminar en contra del interés de ellas. decisión que se debía ajustar a las reglas del Código de Procedimientos para los arbitradores (1501). Lordi reconoce que su tarea es decidir una cuestión de hecho. Revisión de la pericia. cuyo laudo se debe ajustar a las reglas que gobiernan este procedimiento. consistente en una diferente apreciación del daño. pero estima que por esto son arbitradores. Otros autores -Ascarelli. ley 17454). incluso en lo que refiere a la impugnación (1495). 61. la duda de si se pactó un arbitraje o un procedimiento pericial se resolverá según la clase de función que se debe desempeñar: si deben decidir un litigio o cuestión jurídica.

El procedimiento es inaplicable para el caso de litigio (1506) o cuando se reclama por un daño no considerado por los peritos (1507). Efectos de la pericia respecto de los terceros. o entidad de los bienes salvados. etc. Deben ser incluidos todos los presupuestos considerados por los peritos para establecer la indemnización. 57 .. o acerca de la cantidad de mercadería preexistente (p.declaraba inatacable y definitivo. pero en el art. mediante pericia que se practicará de acuerdo con la ley procesal" (1505). 2ª parte). 78 . se analiza en el apartado 63.ej. dependiente de las circunstancias concurrentes en cada caso 62. Anulado el peritaje. pues. que se debe ajustar al convenido. La participación del asegurador en el procedimiento pericial "importa su renuncia a invocar las causales de liberación conocidas con anterioridad que sean incompatibles con esa participación" (art. . La medida de la renuncia por el reconocimiento implícito del derecho es. La ley 17418 autoriza el juicio de peritos (art. en razón del valor atribuido a los bienes afectados. incendio de un depósito o almacén). incluso la preexistencia de la cosa que se pretende dañada o destruida (1508). o del daño sufrido por éstos. 79 ). tal procedimiento. inspirado en la ley alemana. o cuando se discute el derecho mismo. establece la anulabilidad del peritaje "si se aparta evidentemente del real estado de las cosas o del procedimiento pactado. El efecto definitivo de este dictamen requiere que se haya pronunciado con observancia de los recaudos fijados en el contrato (1509). Esta causal ya era reconocida por la jurisprudencia anterior. se valuarán judicialmente los daños. Las causales de impugnación así establecidas son dos: a) apartamiento del real estado de las cosas. El supuesto más importante es el de fijación de una indemnización inferior a la debida. una cuestión de hecho. que en la práctica resultó fuente de graves abusos por la fijación de indemnizaciones muy inferiores a los daños efectivamente sufridos y la actuación reprochable de los "peritos". b) el apartamiento del procedimiento pactado.

porque los peritos han actuado pro veritate.preveía el remedio del caso en que el asegurado resistía u omitía el nombramiento del perito en el plazo establecido: en tal supuesto. citado al efecto.. Planteada la disconformidad con la liquidación del daño practicada por el asegurador o un liquidador designado por él. además. sino también de una distinta apreciación de las consecuencias del hecho. ambos peritos eran designados por el asegurador (cláusula inválida atento a lo dispuesto en el art. es inadmisible que se obligue al tercero al pago de una suma. . salvo prueba de colusión. Procedimiento. 63. participa en la realización de la pericia. designarán uno solo por todos. consagra la circunstancia extraordinaria de dar eficacia erga omnes a una mera verificación de hechos realizada por particulares. ley 17454). que además de poder llevar a imponer la carga de una prueba negativa. El asegurado por cuenta ajena puede nombrarlo si está en posesión de la póliza (arts. cualquiera que sea el monto pagado por el asegurador. Las partes pueden adoptar también con la ley 17418 este procedimiento de determinación del daño. en cuya determinación no ha sido oído. y el adquirente para los posteriores. Si no mediaba acuerdo sobre el perito tercero. El asegurador designará un perito. 800 .Los terceros no pueden ser afectados por esta decisión. Dictamen. su nombramiento se defería al presidente de la Bolsa de Comercio o de Cereales -según las ramas-. una segunda pericia puede reducir los daños por desaparición de los rastros. etc. y será inatacable para él si así lo conviene expresamente. y el asegurador no obtendrá cuanto a su vez pagó (1510). Alguna póliza -la de incendio. 24 y 25 ). Código Procesal. y cuya inexactitud puede depender no sólo de la colusión de los peritos. Vivante opina que cabe oponerla al tercero responsable. aunque existían las que no consideraban el supuesto. La conclusión será distinta si el tercero responsable. las pólizas en uso fijaban este procedimiento pericial para resolver la diferencia: cada parte designaba un perito. lo mismo se debe resolver para el asegurado y sus sucesores. Estas razones no son convincentes: el tercero sólo debe cuanto reconoce o se pruebe en juicio en que es parte. y si son varios aseguradores. y éstos a su vez un tercero (1511). Este derecho se traspasa al cesionario o al acreedor garantizado con prenda sobre la póliza (1512). E incluso es inaceptable que autorice una inversión del peso de la prueba. El enajenante de la cosa dañada lo hará para los siniestros anteriores a la venta. Designación de los peritos.

78 . 1er. por lo cual no se puede demorar la realización del juicio de peritos a la espera de un previo procedimiento judicial. 16 . Téngase en cuenta que está prohibido constituir domicilio especial (art. La ley no establece un procedimiento de actuación: el que se pacte es válido (1516) y los mismos peritos suplirán sus lagunas (1517) (arts. Código Procesal.). fijaban el plazo para expedirse y lo comunicaban a las partes. Código Procesal. autoriza a apartarse del procedimiento toda vez que los peritos no se puedan expedir o no se expidan en término (1514). En el art. efectos. 6. En la práctica anterior. 800 y 794 . Los plazos para las designaciones varían según las distintas ramas. ley 17454). párr. inc. 46 . La ley 17418 indirectamente impone que se fije un plazo para que los peritos se expidan. cuando los peritos se reunían por primera vez para realizar su tarea. 2º párr. La pericia sólo procede cuando media disconformidad con la liquidación. conforme al art. 3er. párr. 56 ) y que su omisión importa aceptación y hace correr el plazo para el pago.) (1520). 46 (art. ley 17454). El conjunto de estas normas impondrá a los aseguradores proceder con la máxima diligencia (1515). Además. . Pueden recurrir a su vez al asesoramiento de peritos (1518).). y no cuando se desconoce el derecho mismo a la indemnización (1521). pero es válido que lo hagan por separado y sucesivamente cuando se hallan en disidencia (1519) (ver arts. Procedencia de la pericia. Resistencia del asegurado. Las notificaciones al asegurado se harán válidamente en el último domicilio declarado (art. 49 . transacción o sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada (art. La ley prohíbe subordinar la prestación del asegurador a un reconocimiento. se debe tener presente que el asegurador se pronunciará sobre el derecho del asegurado en el término de 30 días de recibida la información prevista en los párrafos 2º y 3º del art. 2º párr. subsanación.. y por el resarcimiento de los daños que produzca su negativa o su demora (1513). Corresponde que dictaminen en común. 16 . y puede ser demandado judicialmente al efecto.El perito que aceptó el cargo está obligado a llenar su cometido. 64. 800 y 796 .

. la caducidad es improcedente. El procedimiento debe ser observado. para desanimar a los aseguradores en una política poco leal en la práctica de estos juicios periciales. Y un fallo llegó a exigir mala fe del asegurado (1531). como tampoco si se discute su idoneidad.Es menester que la pericia sea posible: se prescindirá de ella cuando exista imposibilidad de que los peritos se expidan (art. pero no tiene por efecto aumentar la indemnización debida. El art. b. Con anterioridad a la ley 17418 las pólizas solían sancionar con la caducidad la resistencia del asegurado a cumplir con su colaboración en la realización del juicio pericial. El contrato debe prever otra sanción. 78 analizada. La resistencia del asegurado debe ser injustificada. La resistencia por el perito no importa incumplimiento por la parte que lo designó. La prestación del asegurador puede ser más onerosa para él por la necesidad de soportar un procedimiento judicial evitable por el juicio de peritos. El asegurador sólo puede prescindir del asegurado renuente en la designación de los peritos. o la parte se resiste a darle instrucciones aclaratorias del convenio en que se le nombró (1525). La jurisprudencia anterior consideró que la caducidad pactada era inaplicable cuando la póliza le da los medios para salvar esa resistencia (1528). Tampoco se aplica cuando la no realización del procedimiento se debe a culpa de ambas partes (1530). 2º párr. su negativa no lo es cuando el compromiso de nombramiento propuesto pugna con las formas y recaudos contractuales (1527). sin poder extenderlos a otros (1526). el incumplimiento. sólo autoriza esta liberación del asegurador "si el mismo -esto es. en los supuestos taxativamente pactados. 78 . o no se encuentran personas idóneas. o éstas niegan su colaboración: en tales supuestos se dejará de lado ese procedimiento y se ocurrirá directamente a la Justicia (1524).influyó en la extensión de la obligación asumida". Esta norma complementa la del art.) (1522): por ejemplo. No se puede imputar omisión al asegurado si la contraparte resiste infundadamente la actuación del mandatario nombrado (1529). inc. 36 . en el caso en que la destrucción total de la cosa suprima toda base para pronunciarse (1523). si no se demuestra que media inejecución por la contraparte. Como la omisión del asegurado no influye en la extensión de la obligación asumida -que es resarcir el daño efectivamente sufrido-.

o si los peritos salen de su competencia (1545). Pero se puede impugnar judicialmente por las causales establecidas en el art. El asegurador no se puede oponer -resolvió la Cámara en lo Comercial. . una actitud distinta del asegurador se podría interpretar como que se apropió de los restos y que entonces debe la indemnización por el todo (1538). Corresponde al asegurado custodiar los restos: el asegurador no responde por los daños posteriores -salvo que deriven directamente del siniestro-. 78 (1540). si el asegurado no le da carácter obligatorio al dictamen en esos puntos (1537). y no se emplearon. Pero el asegurador debe obrar con la máxima diligencia.a que se incluyan en el temario para los peritos cuestiones referentes a la interpretación del contrato. El asegurador no puede recabar la observancia del procedimiento pericial cuando es demandado judicialmente si no lo exigió en su oportunidad (1533) y no usó de las facultades contractuales para suplir las omisiones o resistencia del asegurado (1534). Impugnación del dictamen de los peritos. o existencia de dolo o fraude de los peritos (1544). o por ser la tasación excesivamente baja (1543). La jurisprudencia anterior a la ley 17418 decidió que la impugnación se debe fundar en un vicio de procedimiento (1541) o de la voluntad (1542). 65. 77 y su doctrina.La resistencia u obstrucción del asegurado debe ser probada por el asegurador (1532). El procedimiento contractual se debe aducir como defensa. El dictamen de los peritos no puede ser retractado (1539). o por los elementos de juicio que se tomaron como base (1546). pero si la póliza fija los medios para obviar la resistencia. por vía de excepción de incompetencia (1535). para la no aplicación del art. el asegurador no puede alegar esta defensa (1536). Se debe presumir que las cosas se presentan a los peritos tal como quedaron después del siniestro.

ley 17454.). que no anula la pericia la causal de recusación del perito (1555). Código Procesal. 800 y 794 . 800 y 794 . Se deben tener en cuenta los arts. la antedatación del acta de constitución del tribunal y la inexactitud del lugar en que se realizó (1559). o si el acta labrada carece de las formalidades necesarias. o la negativa de los peritos a considerar la prueba del costo de la cosa dañada ofrecida por el asegurado (1552) autorizan la impugnación. o se nombran en forma distinta a la fijada en la póliza (1564). cabe resolver (1547): a) Que la pericia no se anula por la inobservancia de las formas procesales para los juicios arbitrales o de amigables componedores (1548). art.Conforme a estas reglas generales. y a cuanto expusimos precedentemente. o si el perito tercero se expide sin el dictamen . dictaminar en forma global. 800 . o se apartan de las formas convenidas (1566). ley 17454). Se resolvía. como es la firma del perito (1567). La pericia será nula si los peritos no tienen la calidad prevista (1563). indicando su fuente (1549). la seriedad o corrección de los procedimientos y la libertad de juicio" (1554). no haber visto la cosa dañada antes del siniestro (1557). la falta de comunicación de la decisión alcanzada (1560). b) Los peritos deben establecer -so pena de nulidad. las cuales luego deberán ser necesariamente autenticadas en juicio en caso de impugnación (1565). c) En lo que se refiere a los vicios procesales. La falsedad de los datos tomados en cuenta o el error de cómputo o de precios unitarios que fundan el justiprecio (1550) o la falta de comunicación al perito tercero de determinada documentación para fijar el daño (1551). basta que la pericia "se realice dentro de garantías que aseguren el cumplimiento de lo fundamental. Código Procesal. Las simples diferencias entre los peritos no la autorizan (1553) (salvo que de ello resulte apartarse evidentemente del real estado de las cosas. si se ajustan a las contractuales. se aplicarán las normas procesales (para la justicia nacional. si éstas no existen. 78 cit. la estimación de los daños sin formar tribunal (1561). o sea. la falta de juramento al aceptar el cargo (1556).los elementos de que se valen para hacer su estimación. la falta de comunicación de la constitución del tribunal de peritos (1558). la falta de comunicación del perito tercero designado. art. con anterioridad a la ley 17454 . con escaso estudio de los antecedentes (1562) (soluciones ahora inaceptables: ver arts. Código Procesal). no discutir los dictámenes entre los peritos. o actúan sin labrar actas.

resultando un dictamen contrario al estado de las cosas (art. que no es defensor del interés de la parte que lo designó. e) Es menester que cumplan su gestión dentro de los límites de su competencia. o cuando la parte lo recompensa en proporción al importe fijado. 78 . si se resisten o no pueden hacerlo. o si el dictamen se funda en el examen de elementos comunicados a unos peritos y a otros no (1570). que debe resultar de la póliza o del convenio posterior que los designa. cit. párr. pero si con ello trascurre el término. Perito tercero. d) También se anulará cuando se cometan errores de cálculo que afecten sensiblemente el resultado (art. 78 . si en estas operaciones no se . o cuando actúa abiertamente con prejuicio (1575). 66. pueden ser demandados judicialmente al efecto (1580). sin que se puedan pronunciar sobre punto ajeno a la determinación del daño.). salvo en el seguro de accidentes (1577). 78 . 1er. 2º párr. ni su mandatario o representante. o no se examinan todas las probanzas. posteriores al dictamen (1576).) (1578). Si el pronunciamiento es incompleto. se dispondrá que lo complementen.) (1573).previo de los peritos de las partes (1568). No se puede impugnar sobre la base de manifestaciones de los peritos. como la relación causal. La actuación del perito tercero suscita dificultades especiales.). párr. 78 . se recurrirá a la valuación judicial (art. Actuación. No es necesario que los peritos de las partes examinen los restos y cumplan los demás actos de información con el tercero. porque deja de ser perito. Hemos visto que debe ser designado en la forma y oportunidad previstas en el contrato. se cumplirá judicialmente (art. so pena de nulidad.) (1574). 2º párr. o el perito no es imparcial. es menester observar el procedimiento pactado o recurrir a la Justicia (1579). 78 . como también si por esa omisión parcial resulta que no se expiden en término (art. 2º párr. como cuando se halla en relación de dependencia con una de las partes. cuando los peritos deben hacer la designación. Una sola de las partes no puede provocar su nombramiento: si la contraparte es renuente. o se expide por separado (1569). 1er. o si el perito tercero es designado después de suscitarse la disidencia. o si no constan las disidencias que justifican la actuación del perito tercero (1571). cuando debió serlo antes (1572).

ley 17454. ya que si este derecho fuera desconocido. de acuerdo con Vivante.suscitan diferencias. 67. refuerza la conclusión. 58 . porque importa el reconocimiento. y que el perito tercero se pronuncie en último término [. La forma ligera o equivocada en que el perito tercero examinó las cosas no puede fundar la nulidad del dictamen (1588).] de los motivos en que éstos [los peritos de las partes] fundan sus opiniones y previo examen de las pruebas que los mismos hayan considerado" (1585). . párr. lo hará atacable si con ello cae dentro de los supuestos ya considerados (art. 3er. Para otro fallo. . en cuanto dispone aplicar las normas sobre juicio de amigables componedores. la expresión "formando tribunal" significa que debe dictaminar con audiencia de los otros dos peritos. . Con esto. audiencia que no se satisface con el mero conocimiento de los dictámenes previos (1584). 79 ). La realización de la pericia interrumpe el plazo de la prescripción legal. Código Procesal. tomando conocimiento [. . entendemos que el perito tercero se debe pronunciar sobre todas las cuestiones. 800 . Esta interpretación se refleja directamente sobre el papel que se le atribuye al perito tercero. porque la solución de éstas puede influir sobre las otras (1587). como ocurre en el juicio arbitral (1583). del derecho a la indemnización (art. En nuestro entender. la expresión "formando tribunal" significa el requisito de la reunión de los tres peritos. El art. se entenderá que los peritos dictaminarán "compulsando en común las pruebas acumuladas. su cumplimiento sería improcedente (1589): lo dispone expresamente el art. una vez que se produjo la disidencia. para compulsar la prueba y decidir todos los puntos de valuación. La jurisprudencia era contradictoria en la determinación del alcance de la exigencia cuando se pacta que así se debe expedir: para unos fallos. en principio.]. y se deja constancia de los elementos revisados y de su estado (1581). . Efectos de la realización de la pericia. Es menester que el tercero se pronuncie formando tribunal (1582). mas no exige la formación de un tribunal. 78 ). y no sólo sobre las disidencias. a quien se le limita la tarea a decidir solamente los puntos sobre los cuales existe discordia (1586).

no afectado por la conducta del asegurado hasta ese momento. Indiscutiblemente. Por lo cual. preparatorio. La reserva en contrario que pueda formular el asegurador será ineficaz. que no demuestra la intención de pagar la indemnización (1590). conforme a la primera parte del art. y por ello renuncia a las caducidades anteriores. el pago de la indemnización (1591) o la ejecución parcial de la liquidación (1592) cierra toda discusión sobre el cumplimiento de las obligaciones por el asegurado. El art. porque se trata de un acto equívoco. su silencio importa aceptación. Es un error: la aplicación del procedimiento pericial importa ejecución del contrato. conforme al art. cit. 76 . 68. porque no valen reservas contra los propios actos. Si el asegurador entiende lo contrario. en dinero o en especie. en el art. 69. no habiéndose pronunciado sobre el derecho del asegurado. y si no se previó el punto. en la moneda en que se pagó la prima (1594). última frase. Si así no fuera. se deberá pagar en la moneda convenida. Pago de la indemnización. ¿para qué designar peritos y hacer incurrir al asegurado en mayores erogaciones y dilaciones aún? La ley. 76 . Gastos de la pericia. Fijada la indemnización. aplica la regla general expuesta ya: la ejecución del contrato importa la renuncia a las caducidades anteriores conocidas. en caso de silencio del contrato. Además. El beneficiario tiene la libre disposición de la indemnización que recibe. 56 . Si es en dinero. el asegurador debe pagarla en la forma pactada. por lo cual no se debe procurar una cosa nueva en sustitución de la destruida ni . y generalmente así lo disponían las pólizas (1593). debe desconocer derechamente la pretensión a la indemnización misma. 79 .Vivante sostiene que no sana las caducidades incurridas. los gastos son a cargo del asegurador. autoriza convenir que el asegurado pague los gastos por la actuación del perito que designe y participe en los del perito tercero. y no aceptar la ejecución del contrato con una operación que supone o deja suponer la conformidad con el derecho a la indemnización. es decir.

sea por prohibición administrativa. el asegurador debe limitar la exigencia de su prueba a la legitimación formal de la tenencia. 89 ). 3 . ley 17711. Mas si el asegurador paga. 2º párr. modificatorio del art. La mujer casada puede recibir el pago por los bienes gananciales adquiridos con el producto de su trabajo o por los propios que administre (arts. Si la póliza lleva la cláusula al portador. el asegurador puede exigir que la indemnización se destine efectivamente a ese fin.). etc.) (1599). cuya inversión en el pago a la víctima cumple con su destino contractual y legitima el contrato. y art. porque carece de todo interés. ya que el fin del contrato no es ése. póliza. o a sus herederos o cesionario: así no se podrá pagar al fallido. 135 y 1276 . la violación de la obligación de reconstruir no le autoriza a repetir el pago. sea que sólo exista esta legitimación formal. El pago se debe hacer al titular del interés (1598). 13 . En el supuesto de póliza emitida a la orden. El carácter de titular del interés se puede acreditar con títulos representativos (conocimiento de carga. o que hacen depender el pago de la reconstrucción. CCiv. evitando el enriquecimiento virtual del asegurado. el asegurador se libera pagando a quien aparezca ser legítimo titular por una cadena regular de endosos (1600). de ahí las reglas del art. etc. El derecho del asegurador a retener el pago hasta la reconstrucción o hasta que el asegurado suministre las seguridades de que la realizará halla su límite en la buena fe: deberá pagar lisa y llanamente si la reconstrucción es imposible. (1597). sino indemnizar el daño sufrido (1596). 1 . ley 11357). sea porque la cosa no es sustituible. . El pago al tenedor libera al asegurador. Este principio reconoce además las excepciones de las cláusulas que imponen la reconstrucción. 118 y la acción en favor de la víctima. o facultan al asegurador a reconstruir o reemplazar la cosa dañada o destruida.reparar la dañada: el asegurador carece de interés acerca del destino final de la indemnización (1595). ni aun por el siniestro anterior a la falencia. Si el asegurado está obligado a reconstruir. y recabar las seguridades necesarias para que se cumpla (art. 70. A quién se debe pagar. o también la material (art. capaz de recibir el pago. salvo en el seguro de la responsabilidad civil. -ley 17711 -.

porque su derecho se ha trasformado en uno al precio debido por el vendedor (1601). en igual grado o prelación que el que gozaban sobre la cosa: art. por el privilegio que le reconoce el art. se aplicará el art. art. se pueden presentar distintos supuestos. para la hipoteca. porque no es el propietario. la cosa se pierde para el comprador. se liquidará por separado. 84 dispone que "el acreedor notificará al asegurador la existencia de la prenda o hipoteca y el asegurador. 1371 . . para la prenda con registro. la ley reconoce a estos créditos un privilegio sobre la indemnización. El comprador percibirá la indemnización si el siniestro se produce antes de ser aplicado el pacto y trasferido el dominio (art. no pagará la indemnización sin previa noticia al acreedor para que formule oposición dentro de 7 días. después. 3110 . que lo es. En el seguro por cuenta ajena. también se les pagará conjuntamente. etc. (1603). CCiv. 2936 . si no se halla en posesión de la póliza (art. 71. 23 . Si la cosa dañada está gravada con hipoteca o prenda. año 1946. el vendedor no puede invocar su contrato de seguro. inc. sin que un contrato influya sobre el otro (1604).: se pagará al usufructuario. no. quien continuará en el goce de la indemnización y la restituirá oportunamente al propietario. 26 de la ley de warrants.. El art. Si la cosa sobre la cual versa el interés reconoce usufructo. decreto 15348. Si el usufructuario asegura la totalidad de la cosa. art. 2. pero no debe disponer de ella. La doctrina hace extensivas estas soluciones a la prenda común (1605). pues hasta tanto garantiza al tomador. el asegurador sólo está obligado hacia el tomador cuando se pruebe que el asegurado dio su consentimiento para el contrato (art. 2937 . el usufructuario no tiene derecho alguno. La ley 17418 ha venido a suplir un silencio del Código Civil y demás leyes citadas acerca de cómo se ejercen estos privilegios. 24 ). prendarios. CCiv. 3 . CCiv.). Acreedores hipotecarios. si ambos aseguran por separado. salvo que se trate de reparaciones.En el supuesto de enajenación de la cosa con pacto de retroventa. como tampoco de los demás derechos nacidos del contrato (1602). como resulta del art. 2º párr. El asegurado tiene derecho a la indemnización.). CCiv. 25 . Si el propietario y el usufructuario contratan conjuntamente. Si el propietario sólo contrata para sí.

subordinada la pretensión a las defensas que pueda oponer el asegurador (pago de la prima. concuerda el art. etc.) (1610). el asegurador consignará judicialmente la suma debida. También se debe reconocer prilegio al locador sobre la indemnización que subentra en reemplazo de las cosas puestas en la finca locada (1609). sin necesidad de acreditar la insolvencia del deudor ni de . Esta solución se extiende a todos los créditos con privilegio especial. tendría. ya que: 1) la indemnización se subroga al bien sobre el cual recae el privilegio especial. sin necesidad de subrogación judicial (1608). La jurisprudencia ha reconocido al acreedor garantizado con prenda agraria el derecho de accionar contra el asegurador. de lo contrario. el acreedor no tiene interés jurídico en la oposición. Téngase en cuenta que el asegurador consignará judicialmente sólo si reconoce derecho a la indemnización (1607). que está en mejores condiciones para conocer la existencia del seguro (cuya contratación es una obligación de estilo en la práctica de estos negocios). porque si desapareciera el privilegio se enriquecería al incorporar a su patrimonio la indemnización y el crédito queda relegado a la categoría de quirografario. El juez resolverá el artículo por procedimiento sumarísimo". La extensión está determinada por el monto del seguro y del crédito que se hace valer. El acreedor hipotecario que aseguró por cuenta propia tiene derecho a que se le pague. Notificado el asegurador y no acordadas las partes. ya que sólo en supuestos excepcionales se suscitarán las diferencias. 89 ). 84 con la regla sobre reconstrucción en incendio (art. porque se restablece su garantía en especie (1606)."Formulada oposición y en defecto de acuerdo de partes. 2) el deudor. por derecho propio. titular del bien. un interés asegurable disminuido por la importancia de ese crédito privilegiado. La excepción respecto del reembolso de las reparaciones. y toda otra solución es inútilmente engorrosa y onerosa. sólo para este supuesto la ley prevé la intervención del juez: la ley es clara. y se funda en que realizadas las reparaciones como cuando se garantiza la reconstrucción. La oposición es extrajudicial. El procedimiento queda librado a la diligencia del acreedor. liberación por la conducta del asegurado.

si la deuda resulta de la póliza (art. 80 . su recibo de la indemnización. 49 ). porque se subroga en el crédito.). porque ésta es una deuda independiente. 72. Téngase en cuenta que el acreedor hipotecario o prendario no se puede oponer al pago de la indemnización si está destinada a la reconstrucción y el asegurador requirió garantías suficientes de que se destine para ese objeto (art. lógicamente. 158 ) (1617). Esta compensación es oponible: al cesionario. como expresé anteriormente. 13 para los supuestos de póliza endosable o al portador. 13 . con las consiguientes dilaciones (1615). Plazo para el pago. 1er. párr. generalmente por primas atrasadas. Compensación oponible por el asegurador. la obligación del asegurador es inmediatamente exigible con el siniestro. Liquidado el daño. aunque se trate de una póliza emitida a la orden o al portador. conforme al art. salvo cuando las peculiaridades de la ejecución requieran un examen del estado de las cosas.ejecutarlo: el asegurador no pagará lo indebido. . con la salvedad apuntada por aplicación del art. 73. no libera al asegurador (1612). con detracción del importe de las primas. 89 ). el asegurador debe pagar la indemnización en el término que fija la póliza (1616). y porque la indemnización no es la suma debida. En principio. y a su vez perseguirá al deudor (1611). al beneficiario del seguro por cuenta (1613). si no excede del término de 15 días de fijada la indemnización o aceptada la ofrecida (art. Si el acreedor hipotecario asegura por cuenta del propietario. mientras que el del asegurador es meramente quirografario -salvo en el seguro agrícola-. No es oponible al acreedor hipotecario o prendario. al comitente. que resulten del mismo contrato de seguro y si se trata de las primas adeudadas. porque este plazo puede ser abreviado (art. ley 17418. El asegurador puede oponer compensación por cuanto le adeuda el asegurado o tomador. no subordinada a la existencia o reclamación de la indemnización (1614). por el grado de privilegio que la ley reconoce a estos créditos.

El vencimiento del término fijado produce automáticamente la mora del asegurador (art. La ley consagra así una solución contraria a la auspiciada por la mayoría de la doctrina que interpreta el art. Además. CCom. o conforme al art. por contrario a las buenas costumbres (1626). extendiéndolo al cumplimiento de todas las obligaciones que se resuelven en el pago de una suma de dinero aunque integren un contrato que no sea de mutuo. ley 17711 ) (1622). Código Civil (1624). deberá el mayor daño por desvalorización (1621). Repetición del pago indebido. (ley 17711 ). y del siniestro (1623).. y extenderse en el lugar del pago (1625). 509 ). aun por los daños probables que puedan sobrevenir por el mismo hecho. El asegurador puede exigir recibo al momento del pago: el asegurado incurrirá en mora si lo rehúsa. El art. CCiv. CCiv.. y 158 ) o de suministrada la información complementaria cuando proceda (art. de reforma del Código Civil: art. por el estado de necesidad. Lugar del pago. 747 .. Se debe pagar en el lugar indicado en la póliza -que generalmente se pacta-. 4º párr. 2º párr. Mas cabe impugnarlo por dolo. 75. 2º párr. 622 . 51 .) (principio extendido a todas las obligaciones por la ley 17711 . Recibo. En consecuencia. (ver art. 49 . 2º párr. y en defecto de ello en el domicilio del asegurador. al prohibir el pacto exonerativo de la responsabilidad por la mora. error -por ejemplo. La jurisprudencia anterior no aceptaba la solución y sólo otorgaba los intereses desde la notificación de la demanda (1619). 565 . 954 . CCiv. conforme al art. Algún fallo aceptó el embargo preventivo por el importe de la indemnización.). error de cálculo-. la mora le impone el resarcimiento de los daños que cause (1620). Además del pago de los intereses. 49 . 74. que se impone por la función que desempeña la indemnización y la naturaleza del contrato (1618). con la prueba sumaria del contrato de seguro -póliza-. Otorgado por la indemnización .En el seguro de personas se pagará dentro de los 15 días de notificado el siniestro como máximo (arts. El recibo por la indemnización por todos los daños excluye todo otro reclamo. existencia de la cosa conocimiento-. Se debe ajustar a las formas corrientes. 622 . podrá recibir la sanción del art.. 50 implícitamente lo establece.

51 prevé el pago a cuenta en toda clase de seguros cuando el asegurador reconoció el derecho a la indemnización o capital prometido y estimó el daño. cuando el tomador recibe el pago de mala fe.. el asegurado tiene derecho al pago a cuenta luego de trascurrido un mes (art. 46 . 3er.-. por el contrario. pueden repetir. El art. 56 ). 2º y 3er. 1er. última frase). en el supuesto de incapacidad temporaria en que se convino el pago de una renta. El pago a cuenta no será inferior a la mitad de la prestación reconocida u ofrecida por el asegurador (art. dilaciones en suministrar los elementos a que se refiere el art. Si el asegurador o reasegurador pagan sin estar obligados legalmente a hacerlo. que en más de un supuesto han provocado la quiebra del asegurado por la imposibilidad de pagar sus obligaciones en razón de la interrupción de sus actividades normales por el siniestro. párrs. 51 . conforme a los principios de los arts. párr. si es titular de un derecho contra el asegurado. si el procedimiento previsto para la fijación definitiva de la prestación debida no está terminado un mes después de notificado el siniestro. el término de un mes preestablecido se suspende hasta que cumpla con las cargas impuestas por la ley o el contrato (art. puede compensar hasta ese importe si actuó de buena fe. El pago a cuenta es importante en toda especie de seguro. 784 y 790 . 2º párr. Si la demora obedece a omisiones del asegurado -p. no impide reclamar la indemnización debida por otro concepto (1627).ni las pólizas preveían el pago a cuenta. 75 bis. y devolverá el saldo indebidamente pagado (1628). Pagos a cuenta.). Si el tomador actuó gratuitamente restituirá lo recibido íntegramente.pagada por un concepto. . 51 . párr. Igualmente cabe repetir en el seguro por cuenta ajena. 51 . CCiv. porque permite remediar las situaciones más premiosas creadas por el siniestro. omisión importante que la ley 17418 subsana en el art. o se le tiene por reconocido (art. Ni el Código de Comercio -derogado en la materia..).ej. si el asegurado ya había sido indemnizado. En el seguro de accidentes personales. 51 .

Recaudos especiales para el pago en el seguro de incendio. texto y nota 421 bis). obtuviera el sobreseimiento definitivo en la causa: ver cláusula 17ª. 77. aunque el asegurado haya incurrido en plus petitio o su acción progrese parcialmente (1632). 3er. que de lo contrario no sería completa (1631). CCom. La misma cláusula precitada exigía el levantamiento previo de los embargos y oposiciones de terceros que afectaran la indemnización. Con criterio análogo al precedente. modificado por el decreto 4777 . 76. En la rama del seguro de incendio. Costas procesales del cobro compulsivo. La jurisprudencia anterior. . de ahí que con el sobreseimiento provisional cumplía el pacto en la forma en que le era posible (1629). párr. declaraba suficiente el sobreseimiento provisional. 46 . y no se le puede imponer la prueba de que ha sido casual. 565 . Si el cobro de la indemnización se debe perseguir judicialmente.. Esta exigencia se tornó ilegítima por el art. en la póliza usual se imponía como recaudo para el pago de la indemnización que el asegurado.Téngase presente que en los demás seguros de personas (seguro sobre la vida) la disposición del art. que busca precaverse contra un pago mal hecho. 49 . Otros fallos aplican las reglas generales en la materia (1633). porque no está en manos del asegurado cumplir la exigencia. Téngase en cuenta que el art. 78. rige para todos los contratos comerciales. la mayoría de los fallos imponen las costas a cargo del asegurador. con retención del importe embargado (1630): es así porque ése es el límite del interés del asegurador. 2º párr. con muy buen acuerdo. sobre época del pago del capital o renta hace prácticamente inaplicable el régimen de pago a cuenta. si era procesado. por lo cual es aplicable al asegurador que litigare maliciosamente (1634) (ver supra. la Cámara en lo Comercial dispuso el pago de la indemnización del saldo. Aplicación de las normas en el seguro de incendio. año 1963.. porque integran la indemnización.

los causados por el cortocircuito provocado por el incendio (1643). no son cubiertos: el asegurador responde por los demás daños materiales si existe un pacto expreso. los causados por el incendio vecino (1638). dado el lenguaje imperativo del art. por el extravío de las cosas aseguradas (art. en cuanto a los inmateriales. etc. 158 ). robo-. evacuación o análogos (1637). párr. El asegurador no responde por los daños debidos exclusivamente al vicio propio de la cosa (art. 85 . los gastos de acarreo y depósito (1644). 85 es imperativo. 85 . 66 . desintegración de una colección de la cual se destruyen algunos ejemplares. 158 . se excluyen porque la prima no se podría calcular ni la cobrada correspondería al riesgo asumido (1636).impone a cargo del asegurador los daños causados por el salvamento: demoliciones. sino . Se indemnizará no sólo por el siniestro causado en la forma o por la combustión de los materiales previstos expresamente en el contrato. entrega tardía de mercaderías. salvo pacto en contrario) (1646). que pueden ser materiales o inmateriales. o los que sufren en el depósito provisional -huracán. La ley -art. (1645). El lenguaje del art. se resarcen los daños materiales causados con ocasión de un fuego hostil (1635). por el desalojo inevitable (1639). las averías posteriores no imputables a la negligencia o inacción sistemática y calculada del asegurado (1642). 85 . conforme al art. el hollín. etc. agua. En consecuencia. deben ser indemnizados los daños causados por el humo. interrupción de la industria. indemnizaciones debidas por el asegurado culpable. o los producidos por quedar las cosas a la intemperie. Los otros daños. cabe enumerar: los alquileres perdidos. primera parte): la cláusula 1ª de la póliza aprobada enuncia los daños indirectos indemnizables. Estos daños son los causados directa o indirectamente a la cosa sobre la cual versa el interés (art. esta limitación no es válida. que son los que afectan la persona del asegurado. 85 . los contratos resueltos. porque es sólo una etapa en el trasporte (1641).Consideraremos la aplicación de estos principios a algunas ramas de seguros. por lo cual no caben limitaciones o exclusiones contractuales (art.) (1640) o los daños que reciben en el trasporte para salvarlas. 2º párr. En materia de incendio. Entre los daños materiales que no son indemnizables si expresamente no son incluidos en el contrato. por no haber sido posible ponerlas al resguardo.. 1er.

es excluido por el art. 86 . Pero es indiferente que los daños sean agravados por el terremoto. Rayo. o del incendio causado por el terremoto. producida por la expansión de una gran fuerza. se extiende progresivamente y puede ser contenido en su desarrollo. 79. La explosión se distingue fácilmente del incendio por la forma como se producen. porque derivan de éste: no se hubiesen producido sin el incendio. ruidosa. Por todas estas diferencias no se puede afirmar que la explosión sea un incendio rápido de las sustancias explosivas (1651). sus consecuencias. el asegurador no debe indemnizar la ruina causada por ésta. También indemnizarán los daños causados por las explosiones originadas por el incendio. aquélla es instantánea. la explosión pulveriza y destroza. o que éste haga imposible o dificulte el salvamento: el siniestro es indivisible. las huellas: éste comienza en pequeño. Ya hemos visto que el riesgo del terremoto. En materia de incendio causado por un rayo. mientras el incendio sólo es causado por el fuego. Explosión. Si la explosión fue excluida de la garantía -exclusión autorizada por el art.también por elementos que se deben dar por previstos. por la trasformación de las cosas al estado gaseoso. y por ello cae íntegramente dentro del contrato (1650). siguiendo la tendencia uniforme de la doctrina y la legislación (1649). se deben distinguir los daños causados por una y otro (la póliza aprobada no la excluye). 86 equipara los daños causados por el incendio a los que causen la explosión o la caída de un rayo. pero sí de los incendios provocados por la explosión. que . es decir que el asegurador se libera por la explosión que tiene una causa distinta del incendio (1652). 86 para el supuesto de terremoto-. se aplican normas análogas: no cabe excluirlo (la póliza aprobada no lo excluye): se debe indemnizar la ruina que causa el rayo mismo. El art. la explosión reconoce muchas causas y no admite medios de lucha. por ser necesarios para los demás o por la naturaleza de la actividad desempeñada (1647). salvo pacto en contrario (1648). El incendio deja carbón y cenizas. y con mayor razón si causa un incendio.

81. mobiliario. pluralidad de riesgos. CCiv. aun cuando sean inmuebles por accesión moral. inmuebles por accesión. 2322 . a y b. y los que forman parte integrante de él -art. se incluyen en la garantía todos los accesorios incorporados de manera estable. cuyos conceptos hemos visto. deben ser consideradas comprendidas las cosas muebles. pero en el seguro del edificio de una bodega -es el ejemplo de Vélez Sarsfield en la nota al art. motín o tumulto popular. Así. la cláusula 3ª.-. pero no se incluyen todos los muebles. . es indiferente que cause o no incendio (1654). ni las máquinas. asonada. rebelión y sedición. Esta exclusión por fuego no hostil se reproduce genéricamente en la cláusula a del art. o a la aproximación de un aparato de calefacción o de iluminación. En cuanto a las causales previstas en el art. Daños por fuego no hostil.su exclusión no es extensible a otras causales. conforme al art. que integran el inmueble. 2 de la póliza aprobada. 85 . 2316 . Mas como por la disposición legal se cubre.es el ejemplo clásico del incendio fortuito (1653). (1656) (sin embargo. Cuando se asegura un inmueble. CCiv. motín. además de excluir los daños causados por incendio provocado por culpa grave del asegurado. es confusa y podría autorizar una conclusión diversa). 158 . Supuestos especiales del seguro de incendio: inmuebles. 2315 . tumulto popular. atento al texto imperativo del art. de la póliza aprobada. en el supuesto del edificio destinado a fábrica (1657).no deben ser considerados incluidos los elementos muebles destinados a la fabricación del vino. los deterioros debidos al contacto. o por el fuego. guerra civil o extranjera. pero responde por los daños de incendio que sean la consecuencia de alguno de estos hechos (1655). 80. ni los previstos en el art. 71 -guerra civil o internacional. excluían las quemaduras en la ropa blanca. la destrucción parcial o total de las cosas aseguradas que han caído o que fueron dejadas por descuido en un hogar. que son inmuebles por accesión moral. Las pólizas corrientes de incendio en uso anteriormente. vestidos y tapices originadas por exceso de calor. capítulo I. aps.

títulos. o pagar en efectivo el daño sufrido. o se hallen a la intemperie (1661). Lo que separa los riesgos es la presunta dificultad para que el fuego se propague de una cosa a la otra: por ejemplo. el asegurador debe demostrar que reúne las mismas condiciones que el destruido. la casa y su mobiliario constituyen un solo riesgo (1659). y su ropa de uso. pero no bastaría al efecto la separación por simples tabiques. Repárese en que la expresión . 64 ) (1663). la posibilidad de realizar un pago alternativo. aunque estén reunidos en la misma póliza. etc. joyas. la falta de comunicación entre las cosas los hace riesgos distintos. aunque una parte permanezca en pie. no puede imponerla. en cambio. en uso antes de la ley. Los objetos preciosos y de arte deben ser mencionados expresamente. El seguro del mobiliario comprende las cosas muebles que constituyen el ajuar de la casa del asegurado. reintegrar o reemplazar el vehículo. si un constructor prudente procedería a su demolición para reconstruir (1658). dibujos. porque la terminología de la cláusula la caracteriza como una solución extrajudicial (1666). mas llegado al litigio. La Cámara en lo Comercial consideró que si el asegurado rehúsa la restitución o reemplazo del vehículo. similar a la resuelta en materia de seguro de incendio -facultad de reconstruir o adquirir lo salvado-. aunque sea un accesorio (1660). Los billetes de banco.Existe pérdida total del inmueble. En materia de incendio o daños del automóvil asegurado. la indemnización se debe calcular independientemente para cada uno de ellos. La cláusula establecía. Si el siniestro afecta distintos riesgos cubiertos. de lo contrario sólo se indemnizará en la medida limitada indicada en la póliza (1664).. oro y plata amonedados. que tiene por fin evitar una exageración del daño o una liberación menos onerosa. perlas. Conceptos que son importantes para computar las cosas salvadas y aplicar la regla proporcional. no se hallan aseguradas en ningún caso. salvo cláusula expresa en contrario (1665) 82. piedras preciosas no engarzadas. documentos. y consignarlo. mediante un arreglo con el asegurado. Incendio o daños del automóvil. Este criterio también se debe aplicar para computar las cosas salvadas (1662). autorizaba al asegurador a reparar. en favor del obligado -el asegurador-. planos. no se extiende a las depositadas en otro anexo. Cuando la póliza expresa la garantía de las cosas existentes en un cuerpo de edificio. la cláusula 11ª de la póliza pertinente. de su familia y de sus domésticos (doctrina del art.

si no se prueba que el siniestro afectó las partes vitales. ahora. Y para tener derecho a las reparaciones. modelo y características. alterando su resistencia y la duración en funciones (1671). hasta la suma asegurada que consta en las condiciones particulares de la póliza. porque de lo contrario el asegurado obtendría un beneficio -salvo casos especiales en que el valor venal no coincide con el de reemplazo-. considera tal aquel que no alcanza a ser "daño total".empleada por la póliza regía incluso para el pago que se debía al asegurado. modalidad que adquiere en esta rama difusión creciente. el asegurador indemnizará el valor de venta al público al contado en plaza. modelo y características. La póliza usual caracteriza también la noción de "daño parcial" por accidente o incendio. determinado según lo establecido a tal efecto. además. en beneficio del asegurado. porque se hacen para que el vehículo recupere el valor que pierde por los desperfectos reparados (1667). de un vehículo de igual marca. de los impuestos. con más los impuestos. y expresa que el asegurador tomará a su cargo el costo de reparación o reemplazo de las partes afectadas con elementos de . En pólizas posteriores en uso en plaza ha variado el sistema. El daño a indemnizar es el que efectivamente se demuestre. es menester que acredite que los desperfectos se han debido a un accidente. debe probarlo (1670). tasas y contribuciones que pudieran corresponder. 63 ). la opción es puesta. cuando el valor de los restos sea superior al 20% del valor de venta al público al contado en plaza del vehículo asegurado. tasas. y porque por ese precio cabe obtener la sustitución (1672). Cuando la indemnización total ofrecida resulte inferior a esa suma máxima asegurada. es decir. El monto de las reparaciones no puede exceder del valor venal de la cosa al día del accidente. El asegurador que resiste la pérdida total del vehículo y sostiene que puede ser reparado. sin tener en cuenta el valor fijado en la póliza. contribuciones y gastos inherentes a la registración de dominio en favor del asegurado: como se advierte. Los desembolsos por reparaciones hechas con anterioridad no deben ser tomados en cuenta. se estableció que en los casos de "daño total". el asegurador se hará cargo. y no al uso mismo de éste (1669). al momento del siniestro. excepto que se trate de un seguro tasado (art. El asegurador cumple al reparar el coche y dejarlo en condiciones de funcionamiento satisfactorio. el asegurado tendrá opción a que se le reemplace el vehículo por otro de igual marca. El asegurado debe probar que el automóvil dañado es el asegurado (1668).

tales como terremoto. hasta el importe de la suma máxima asegurada indicada en las condiciones particulares de la póliza. maremoto. fuere remolcado. inscribir la baja definitiva de la unidad por "destrucción total". y es vencido en el reclamo del asegurado. inmersión. en plaza. vuelco. despeñamiento. En todos los casos de daños parciales se deducirá el importe de la franquicia establecida en las condiciones particulares. fluvial o lacustre. La cobertura también comprende los provenientes de hechos de la naturaleza.que sean de características y estado similares a los dañados. o durante su trasporte terrestre. cuando sean de origen nacional. porque pudo proceder a hacerlo en cuanto conoció esa actitud (1674).industria nacional o extranjera -a su opción. La póliza usual de seguro de automotores tipifica la cobertura de "daños al vehículo" expresando que se indemnizarán los daños materiales que sufra el vehículo objeto del seguro por la acción directa o indirecta del fuego. si se trata de elementos importados. que será el valor CIF de la cosa con más los impuestos o derechos de importación. El asegurado no tiene derecho a indemnización por piezas faltantes por el desamparo en que dejó al vehículo (1673). La póliza usual expresa que el asegurador no indemnizará los perjuicios que sufra el asegurado por privación de uso del vehículo. ni por el tiempo en que quedó sin reparar. por la resistencia injustificada del asegurador. Mas si el asegurador no reconoce el derecho o se resiste a hacerse cargo de las reparaciones. se hallare estacionado al aire libre o bajo techo. roce o choque de o con otros vehículos. el asegurador podrá pagar en efectivo el importe del daño. previamente a percibir la indemnización. deberá. conservando los restos del rodado en su poder. y aun cuando el asegurado opte por percibir el 80% del valor. aunque fuera consecuencia de un acontecimiento cubierto. . Si existiera impedimento razonable para efectuar la reparación o el reemplazo de las partes dañadas. de elementos de características y estado similares. todo ello. explosión o rayo. sea que esté circulando. se aplicarán los principios generales (1675). Si se establece la existencia de destrucción "total". personas o animales o cualquier otro agente externo y ajeno al mismo vehículo (1676). o el valor de venta al público al contado. Esta última solución se aplica cuando el asegurador acepta realizar las reparaciones con el taller que indica o entrega el importe del presupuesto para que el asegurado las ejecute bajo su responsabilidad. agrega que los daños enunciados precedentemente incluyen los ocasionados por terceros.

La póliza usual contiene también una serie de exclusiones a la cobertura para el seguro de daños por choque o incendio del rodado. fusión o explosión -pero se indemnizará el mayor daño que de la propagación del incendio o principio de incendio resultare sobre dichos bienes o el resto del vehículo-. sus aparatos o circuitos. descarga u otros fenómenos eléctricos que afecten la instalación eléctrica. requisado o incautado. lockout o tumulto popular. humo o cualquier deterioro que provenga de contacto o aproximación a fuentes de calor extrañas al vehículo -pero se responderá por los daños de incendio que sean consecuencia de alguno de estos hechos-. El amparo asegurativo cubre las piezas y partes fijas con las cuales esté equipado el vehículo en su modelo original de fábrica. Asimismo se excluyen del amparo asegurativo los supuestos en los cuales el vehículo. aunque se manifiesten en forma de fuego. huracán o ciclón. y los equipos reproductores de sonido o similares. salvo que sean efecto directo de un acontecimiento cubierto que haya perjudicado otras partes del vehículo. no son amparados los daños de orden mecánico o eléctrico que no resulten consecuencia de un acontecimiento cubierto. Algunas exclusiones son comunes a todos los capítulos de la cobertura que pueda otorgar ese seguro: responsabilidad civil. la cláusula correspondiente expresa que el asegurador cubre al asegurado por culpa grave del conductor cuando éste se halle en relación de dependencia laboral a su respecto y siempre que el siniestro ocurra con motivo o en ocasión de esa relación. ni los daños causados por la corriente. chamuscado. al momento del siniestro. los siniestros provocados por el asegurado o el conductor por dolo o culpa grave (1677). tornado. pero se excluyen los accesorios y elementos opcionales incorporados al vehículo que no sean provistos de fábrica en la versión original del rodado. meteorito. Así. ello. se hallase secuestrado. daños y robo (en primer lugar. sin perjuicio de subrogarse en los derechos de su asegurado contra el conductor).erupción volcánica. granizo. No obstante. ni los que consistan en daño a las cámaras o cubiertas derivado de pinchaduras. sea por acción u omisión. confiscado. todos los cuales sólo estarán cubiertos cuando hayan sido expresamente especificados en la póliza y declarado su valor. cortaduras. inundación. siempre que se produzcan con motivo y en ocasión de los referidos acontecimientos y se trate de daños comprendidos en la cobertura de daños totales o parciales por accidente o incendio pactada en las condiciones particulares. o reventones. o . ni los daños que fueren producidos por quemaduras. y los originados por hechos de huelga.

el asegurador indemnizará deduciendo previamente el daño que hubiese sido causado por el vicio). lockout o tumulto popular. científicos o similares montados o trasportados. o los causados por hechos de huelga. o que el rodado esté circulando o se hubiere dejado estacionado sobre playas de mares. si tales vicios hubieren agravado el daño. si el asegurado participa deliberadamente en ellos.cuando estuviere en el mar territorial o fuera del territorio de la República Argentina -sin perjuicio de que se pueden convenir extensiones. desgaste o corrosión. o los daños por hechos de guerra civil o internacional. los siniestros en los cuales el vehículo participe en certámenes o entrenamientos de velocidad.). como por ejemplo la cláusula de las condiciones particulares para el caso de seguro de acoplados u otros vehículos similares (semirremolques. el porcentaje a cargo de éstos es del 15% de la suma a pagar). sedición. daños causados por la carga. Cabe agregar que en el seguro de la responsabilidad civil automotor el vehículo cumple un papel singular: no es aquí un bien que sufre las . queda fuera de la cobertura también la agravación que se produzca en los siniestros por cargas de esa especie. ríos. Otras exclusiones son aplicables tanto a la cobertura de daños al vehículo y robo de éste (vicio propio y mal estado de conservación. Asimismo. los daños sufridos o causados por equipos industriales. rebelión. cuando ella sea notoriamente muy inflamable. explosiva o corrosiva. daños que sufran las cosas trasportadas durante su trasporte o carga o descarga. que limitan la responsabilidad por los daños que se causen a terceros al 20% de la suma que se deba pagar en concepto de indemnización (si arrastrados dos acoplados. Algunas coberturas establecen límites cuantitativos proporcionales. otros supuestos excluidos comprenden conjuntamente los capítulos de cobertura de la responsabilidad civil y daños al vehículo (que el rodado sea conducido por persona no habilitada por autoridad competente para el manejo de esa categoría de vehículos. lagos o lagunas y el siniestro haya sido consecuencia de la creciente normal o natural. a causa de su funcionamiento específico. guerrilla. la diferencia queda a cargo del seguro del vehículo tractor. etc. 82 (a). mal estibaje o acondicionamiento o deficiencia de envase. daños causados por exceso de carga trasportada. motín o terrorismo. en especial a países limítrofes-. salvo los daños ocasionados por aquellos al vehículo objeto del seguro).

precisamente en razón de su vinculación de hecho con el vehículo asegurado (legitimación pasiva. aun respecto de la pieza separada.ej. p. También se puede señalar. que permite no sólo que se lo demande. el automotor cumple.consecuencias del riesgo. p. Y otro tanto ocurre con supuestos vinculados a la legitimación activa: p. cuando por las circunstancias resulta razonable tenerlas por conceptualmente vinculadas a los fines del seguro de la responsabilidad civil (p. empleados en relación de dependencia-). sino que contribuye en mayor o menor medida a causarlo (integra la causa del siniestro).ej.. esa vinculación causal es esencial a la cobertura. en determinados casos -parientes del asegurado. convirtiéndose así en eje inexcusable de ese aseguramiento.ej. sino también que por su intermedio se pueda formular válidamente la citación en garantía del asegurador) (1678). ciertas situaciones en las cuales interesa el empleo que se le da efectivamente: p. remises u otras modalidades de trasporte o alquiler). excluido. No obstante. a veces. funciones vinculadas a la legitimación: así. se debe tener en cuenta que el automotor es una estructura mecánica.ej. cuando se la incluye dentro de esta cobertura.. aunque en principio asume un perfil indeterminado.ej. el hecho de que alguna de estas partes se haya separado de la estructura principal no obstará a que la cobertura siga operando. que ampara la responsabilidad civil por daños producidos a terceros con el automóvil. cubierto también por el seguro en nuestro país. exclusiones en los casos en que se utilice en usos comerciales (taxis. . si existe tal cobertura. con respecto al rodado. en este seguro. Sin embargo. que relaciona distintas partes y piezas. en algunos supuestos... rueda que se desprende de un automotor en movimiento y que va a golpear a un peatón o a otro vehículo). cuando cubre también los daños producidos por la carga que trasporte. la cual con frecuencia provoca daños a terceros cuando tiene lugar su caída o desplazamiento fuera del rodado que la trasporta. Por otra parte.. Asimismo. el carácter de "pasajero" o de "tercero trasportado" (incluido. Análoga relación se observa respecto de la carga. cuando éste se efectiviza con el siniestro. que se concreta efectivamente al momento del siniestro. esa vinculación se extiende a otras cosas. por su intermedio se determina la categoría de "conductor asegurado". A veces. cuando se ha contratado el seguro manifestando el tomador que sería utilizado para "uso particular" o no comercial.

Notas: (1366)Si bien la ley emplea la expresión resarcimiento en los arts. 1 , 61 , 65 , 67 , 88 , 101 , utiliza indemnización en otras disposiciones (arts. 23 , 27 , 47 , 48 , 49 , 52 , 58 , etc.) sin asignarle distinto alcance tal como ocurre en el Código Civil (el art. 520 se refiere al resarcimiento y las demás normas a indemnización: arts. 505 , 581 , 589 , 1057 , 1078 , 1082 , 1121 , 1130 , 1133 , etc.). La ley 17711 emplea resarcir en los nuevos textos de los arts. 1078 y 1083 . (1367)Bruck, ps. 419 y 420; Gasperoni, nº 41. (1368)Y cuanto deba pagar el asegurado a la Administración Pública por cuanto ésta realice en su beneficio particular en razón del siniestro: ver C. Civ. Cap., sala B, 20/2/1968, DJA 8/7/1968, p. 4 (con motivo de un derrumbamiento, obras realizadas ajenas al estado de necesidad para la seguridad general). (1369)Bruck, ps. 420 y 421. (1370)Bruck, p. 419. (1371)Bruck, ps. 431 y 432. Besson y Picard, II, nº 54. Shlomoh L”wenberg, H., informe al II Congreso Mundial, Hamburgo, 1966, en "Assicurazioni", 1966, 1, p. 438. Besson y Picard, II, nros. 52 y ss., y en 2ª ed., I, ps. 265 y ss., distinguen netamente el descubierto obligatorio y la franquicia, aunque la franquicia incondicional -que llaman absoluta- se pueda confundir con aquél. Existe descubierto obligatorio cuando el asegurado, por la ley o el contrato debe conservar a su cargo una parte del daño, cualquiera que sea su importancia, daño que no puede cubrir con otro asegurador, por lo cual necesariamente debe soportar una parte del daño en caso de siniestro. Con esta cláusula se busca interesar directamente al asegurado en la prevención del siniestro. Asimismo, Besson, en "Assicurazioni", 1965, 1, p. 317, con relación al seguro de la responsabilidad civil. (1372)Sobre su origen histórico, ver Besson y Picard, II, nº 9. "Ha de procurarse llegar, en la reparación, a la exactitud humanamente posible, evitando alterar la naturaleza intrínseca del seguro, que está reñida con toda ventaja lucrativa para el asegurado" (C. Nac. Com., 3/4/1940, JA 70-434).

Besson y Picard, I, nº 9, juzgan que el principio es de orden público, y se fundan en el temor de los siniestros voluntarios y el peligro de la apuesta y la especulación. Tiene un valor negativo, fija el máximo de la indemnización, pero no puede ser fundamento de la clasificación de los seguros (II, nº 12). Para la ley francesa el principio es de la esencia del seguro: el art. 28 es imperativo. La aplicación de ciertas normas o cláusulas pueden determinar un apartamiento del principio por razones técnicas y para asegurar la eficacia indemnizatoria del contrato. Así ocurre con las cláusulas de reconstrucción (art. 87, inc. a), de valor a nuevo (art. 87, inc. d), de valor tasado en cuanto no supera notablemente el valor del bien (art. 63, 2º párr.), en el seguro de lucro esperado, cuyo importe se fija en un porcentaje, etc. (1373)Lepargneur, nº 1332; Besson y Picard, II, nº 13. (1374)Lepargneur, nº 1332. (1375)Bruck, ps. 438 y 439. (1376)Bruck, ps. 439 y 440. (1377)Segovia, nota 1875. Se toma como base para fijar el valor el día anterior al del siniestro; pero si el asegurador entorpece injustamente la disponibilidad, debe el mayor precio que pudo obtener después, si hubiera podido disponer libremente (C. Nac. Com., 22/2/1921, 6-104). (1378)Bruck, ps. 440 a 443. Esta relación de causalidad es fundamental; así, en el seguro agrícola no podría computar el mayor valor del sembrado salvado en razón de la disminución de la producción por el siniestro. (1379)Vivante, Trattato, nº 1933: de ahí todas las disposiciones legales para evitar el lucro, en materia de sobreseguro, doble seguro, subrogación, trasferencia del interés, etc. (1380)Besson y Picard, I, nº 51; Gasperoni, nº 41; Vivante, Trattato, nº 1966; Rivarola, nº 1140. Confr. C. Nac. Com., 12/7/1949, LL 56-286. (1381)La C. Civ. 1ª de la Plata, 31/12/1940, JA 73-714, afirma que si no se fija el valor, demuestra la existencia de efectos por ese valor, salvo prueba

en contrario del asegurador. Pero a renglón seguido impone al asegurado la prueba de las pérdidas. (1382)Se paga en dinero sin tomar en cuenta la desvalorización, según el sistema nominalista (Casación de Italia, 28/2/1956, en "Assicurazioni", 1956, 2, p. 58, con nota de apoyo de Giannatasio). Será así siempre que no exista mora; supuesto en que cabrá responsabilizar al asegurador por el mayor daño causado, no compensado con los intereses (art. 50 y su doctrina): sería contrario a la buena fe que el asegurador retuviera el goce del capital debido, invertido en bienes que lo ponen a cubierto de la desvalorización, y en cambio pretendiera cumplir su obligación con papel desvalorizado. (Ver contra, C. Nac. Com., 4/10/1962, inédito). (1383)Besson y Picard, I, nº 48, quienes afirman que también en este supuesto se puede decir que es en dinero, porque el asegurador paga, y si asume la prestación es para controlar el monto. Se puede aceptar que ésta es una de las razones de esa prestación, pero no la única y la principal: también lo hace para que sea eficaz y más económica, ya que lo realiza con sus abogados a sueldo. Con el criterio de Besson y Picard, todas las prestaciones, aun la reconstrucción, serían en dinero, como lo afirman en la p. 91. En realidad, esa característica la destacan para negar el carácter de seguro al servicio prestado por las sociedades de defensa fiscal, en las cuales estiman que lo esencial son los servicios personales -estudios, consejos, reclamaciones-, y los gastos del proceso, un accesorio. (1384)Vivante, Trattato, nº 1967, y Contratto, nros. 299 y ss.; Besson y Picard, I, nº 47; Gasperoni, vº Assic. incendi, nº 27. Si no se reservó este derecho, debe pagar en dinero (C. Nac. Com., 14/7/1914, "Jur. Trib. Nac.", julio de 1914, p. 254). (1385)Besson y Picard, I, nº 47. (1386)C. Nac. Com., 28/7/1954, LL 78-32, con nota de Isaac Halperin, La interpretación del art. 622 del CCiv., con especial referencia al contrato de seguro. El tribunal declaró la responsabilidad del asegurador por las reparaciones mal hechas y el lucro cesante. (1387)De Lalande y Couturier, nº 496.

Si no se puede hacer en la forma preexistente, por ejemplo, porque sólo se la autoriza con modificaciones, el asegurador no está obligado a pagar la reconstrucción conforme a esas modificaciones (Patterson, en "Rev. Gén. Ass. Terr.", 1934, p. 230). (Solución aceptable si así se impone al asegurador una solución más onerosa o el asegurado lucra con la diferencia). (1388)De Lalande y Couturier, nº 478. También niegan la deducción por el uso gratuito de ciertos materiales, subvenciones y socorros (nros. 478 y 479). Creemos errónea la solución para el supuesto de que se trate de beneficios legales, porque disminuyen el daño en la misma medida, ya que esos beneficios tampoco buscan enriquecerlo, sino socorrer al asegurado. (1389)Sevogia, nota 1878. (1390)Segovia, nota 1877. (1391)El art. 548 , CCom., derogado, ya lo prohibía para los seguros agrícolas y de incendio. (1392)Debe indemnizar aun cuando lo halle después del plazo (C. Nac. Com., 31/8/1938, JA 63-670). (1393)Las costas salvadas -según la resolución 2155/51, de la Superintendencia de Seguros, reglamentada por la circular 355/53, ADLA XIA-787 y XIII-A-530, respectivamente- deben ser vendidas en remate público, salvo que resulte excesivamente oneroso, supuesto en el cual se podría enajenar privadamente con autorización administrativa, procedimiento que se extiende al supuesto de bienes perecederos. (1394)Bruck, p. 515; Vivante, Trattato, nº 1692, y Contratto, nros. 286 y 289; Besson y Picard, II, nros. 213 y 219. Por ejemplo, el valor a indemnizar de mercaderías adquiridas en subasta en una quiebra es el precio pagado, y no el justiprecio del síndico al informar sobre el activo (C. Nac. Com., 11/12/1931, JA 37-375). En el seguro de robo de automóvil -decidió la Cámara Nacional de Paz Letrada, 22/6/1955, LL 79-562- el valor fijado en la póliza no expresa el máximo a indemnizar (se determinó un porcentaje del valor).

p. Trib. ver Malagarriga. Lordi. (1397)Bruck. nº 1139. II. 143.. Com. 28/6/1929. II. 521. Com. octubre de 1914. ps. Gén. p. Castillo. (1398)Greco.". 458 . fallo 6. Fallos 96:110. ps. p. Ver Koenig. CCom. III. (1403)Bruck. Gasperoni. Nac. 520 y 521. en "Assicurazioni". nº 1131. Civ.. 513 y 514. p. police valeur … neuf. nº 513. nros. 522. nº 599. 214 y 217. "Jur. en "Assicurazioni". La jurisprudencia anterior era categórica en el sentido de que hacía plena fe sobre el valor y existencia (C. 21 y 42.. Rivarola. 153. 1935. Rivarola. 21/5/1923. nros. 2. (1399)Bruck. ps. en "Assicurazioni". Confr. Besson y Picard. JA 32-848. Fallos 6:472. 22 y 42. Nac. As. p. JA 10-605. Fallos 35:121. Pero sólo como valor presuntivo. Terr. 2/10/1928. 1:326.". Gasperoni. nº 132. 519 . Introduzione dell´assicurazione valore a nuovo in Svizzera. nros. II.. 29/5/1894. nros. 12/7/1899. Ass. (1402) Replacement policy. (1406)Segovia. (1407)Para la jurisprudencia anterior. 88. 516. (1401)Ver Zavala Rodríguez. Comentario. L´assuranc e valeur … neuf. como parece haber ocurrido en la sentencia de C. II. Nac. interpretativa del art. derogado: C.. JA 23-465. elem. 26/11/1926. nº 131. (1396)Bruck. Raiser.. 1935.939. p. Nac. Besson y Picard. Com. que admite la prueba en contra del asegurador. Neuwertversicherung. (1405)Bruck. Fallos. en "Rev. nº 217. 1960. 1958. 1. (1400)Bruck. 2. p. . Greco. nº 599. Adde: 22/10/1914. (1404)Lordi.(1395)Bruck.. 7/9/1965. Contra: C. Gasperoni. 22/10/1866. p. Sup. 22 y 42. Nac. ED 13. II. Confr. nota 1830. ps. Castillo. JA 28-745. 198. 516. nº 215. art. p. 153. 519 y 520. Trat. Besson y Picard. No se debe confundir con el seguro de "índice variable". p. 378. Corte Bs. 64 y ss. Besson y Picard. 23/5/1904.

Fallos 41:10). 20/5/1938. ob. II. nros. 12/12/1905. p. III. Segovia. 1. Com. 59 y 60.. cuando el siniestro ocurrió en fecha próxima al contrato le reconoció valor de presunción (C. nros. es ley suprema de sus relaciones nacidas del contrato. . p. 124 y ss. p. nros. contra las disposiciones del Código. (1409)Para la doctrina nacional anterior a la ley 17418 . nota en JA 30-233. 602.. 394. 390. el asegurador y el asegurado.. ver: Malagarriga. Nac. Fernández le atribuye este valor en todos los casos (p. ps. Terr. 605. cit. Gén. y si no está contradicha por otras circunstancias (nº 451). 1966. Fallos 1:340. Vivante. 245 y 262.. en "Assicurazioni". y hemos dispuesto. 287 y 288. 1958. p. 459). Fallos 55:310). 607 y 608. W. 603. II. (1408)Lordi. que es el contrato mismo. nº 32. Y el pacto en contrario era declarado nulo (14/12/1894. ps. no hiciera fe en caso de contestación. que el valor de los efectos asegurados. Trat. De Lalande y Couturier le atribuyen eficacia de presunción cuando no es posible establecer el valor por otro medio. Com. según las cuales se admitía una convención previa. Anastasi.. Ha reaccionado. en el punto. (1410)Ver mayores referencias en Benítez de Lugo. Nac. y 247. cit. Lo que libremente contrataron en la póliza. nº 1963. 3. de acuerdo con este principio. 2. en consecuencia. En algún caso. Comentario. ob.. que el valor fijado en la póliza no admite contestación". Besson. III. elem. Podía suceder entonces. establecido en la póliza. 1957. 389. con excepción del caso en que no exista prueba alguna (nº 233). nota 1830. Besson y Picard. una fuerza perentoria y definitiva para evitar dificultades y pleitos. Reymundo. II. nº 229.. decía así: "La comisión ha creído necesario atribuir a la póliza. LL 10-853). nros. Algún fallo sólo lo admitió para el supuesto de daño total (C.". en "Assicurazioni". 1. en "Assicurazioni". Castillo. y Contratto. Trattato. 378 y ss.27/5/1904.. Warkallo. Ass. La Torre. Niegan este valor en todos los supuestos Besson y Picard. Patterson. en "Rev. 9/5/1896. Ferrarini. nros.. El informe de la comisión reformadora de 1889. Fallos 4:124). 1953. 228 y ss.

lo cual no impide apartarlo cuando se aplique el art. cláusula 17ª. inédito). 3/3/1965. Mas no reparan en que al disminuir el valor con el primer siniestro. 63 . (1412)Conf. 2. y 2ª ed. se disminuye la garantía y por ende la prima debida. Nac. 419.también se aplica en este supuesto. y todo restablecimiento de la garantía al valor primitivo requiere un acuerdo complementario. sino de su valuación al día del segundo siniestro. Cuando la pérdida no es total. 472. para cuya determinación también se debe tener en cuenta su línea de sangre y eventual servicio de haras ("Abadi v. En el caso de anulación del contrato por esta circunstancia. 1942. C. 62 .: Lordi. 3).: v. Para ellos. La regla proporcional -ver infra. 7/9/1966. la valuación en la póliza debe estar dirigida al fin expreso de determinar el resarcimiento debido en caso de siniestro (Corte de Casación de Italia. nº 610. (1415)Bruck. en el seguro de incendio. es decir. Hermes". p.. nros. p.. nº 52. Com.Para que sea de valor tasado. El seguro de ganado es de valor tasado (art. 21/12/1964. la liquidación del daño se podrá hacer valuando lo salvado y añadiendo los gastos de salvamento...gr. ED 12-48. 2º párr. p. en especial. Contra: Besson y Picard. (1413)Las pólizas lo disponen expresamente en materia de incendio. de un caballo de carrera. 107 ).. ver. ED 10-162. el asegurador tiene derecho a percibir la prima del período en que adquiere el conocimiento de esta intención dolosa del tomador (art.). (1411)Para la jurisprudencia anterior. 223 y ss. 5/2/1941. 2º párr. .gr. Ellos mismos señalan en el nº 226 la práctica contraria a su solución. (1414)Bruck. I. v. p. "Assicurazioni". II. Las razones que extraen del seguro de la responsabilidad civil fundan la excepción establecida en el texto. la indemnización se determina por el valor de la cosa -que no depende del siniestro anterior. 473. la garantía pactada.y de la prima pagada.

punto que es esencial para fijar la prima. nº 270). 107 y ss. p. p. Los seguros con cláusula índice y revalorizables. cuyo pago obedece a la mora en el cumplimiento. Aunque se trate de un valor convenido (valor tasado) (Besson y Picard. en "Cuadernos de Derecho Francés". lug.. (1421)Bruck. cit. (1424)Vivante. p. I. nº 14. etc. p. 61 a 63.. Reymundo. ob. el contrato carece de un dato fundamental para su existencia (Bruck-M”ller. que no incluimos porque se trata de una deuda ajena a la indemnización misma. (1419)Bruck. cit. 250 y ss. cláusula 9ª. v. nº 253. Trattato. D´Imperio. Reymundo. ob. espec. p. nº 53. II. nros. edición mimeográfica. cláusula 15ª.(1416)Bruck. Inflación y monopolio del reaseguro. (1422)Castillo. Obarrio. I. 172 y ss. 35. p. Ver cuanto se expone en el capítulo VII. Besson y Picard. nros. ob. cit. .). Benítez de Lugo. Obarrio. II. Debe estar fijado en la póliza. 56. II. 178). ps. de lo contrario. nota 1779.. Ver asimismo sobre el tema. cit. nº 53. 431). nº 14 y p. (1417)Ver en Benítez de Lugo. granizo. I. ps. art. 1954. nº 1710. 71. y Contratto. cit. (1425)Besson y Picard. El asegurado no ha pagado toda la prima correspondiente al íntegro valor asegurable (Besson y Picard. 415. 414.. Castillo. agrega la obligación de pagar intereses por la indemnización debida -p. nº 1966. nº 250. Besson. II. los distintos paliativos contractuales propuestos. 416. (1423)Vivante. en nota 226. en nota 226.. nros. II. Es la solución de la legislación universal. 129 y ss. además de indicar otras excepciones en los seguros marítimo y de trasporte. Segovia. art. (1418)Bruck.gr. nº 14. Vivante. (1420)Bruck. II. 413. Besson y Picard.. 2ª ed. Zavala Rodríguez. ley francesa de 1930. lug.. y II. expresa o implícitamente (por la tarifa aplicada. etc. p. Y generalmente sancionado expresamente en las pólizas: incendio. 416-. 31. nº 61. aun de las leyes más recientes: ley alemana. André.

Contratto. (1430)En Francia se comenzó a emplear desde 1941. (1426)Bruck. II. nº 151. nros. III. El asegurado lo emplea cuando no existen probabilidades de que el siniestro afecte simultáneamente la totalidad de los bienes incluidos en la cobertura. (1429)Conf. II. III. Respecto de los seguros de daños cuyo valor no se puede determinar. Su aplicación práctica no es sencilla. sin perjuicio de completarlo. nº 1966: la valuación separada es ventajosa para el asegurador. Ver una larga enumeración de ejemplos en Besson y Picard. ver Besson y Picard. la cláusula también se conoce con el nombre de "a primer fuego". en ciertos supuestos. por el ahorro de gastos para la determinación del daño y la posibilidad de evitar exageraciones. nros. (1427)Vivante. ver Besson y Picard. tampoco se aplica. II. 39 y ss. Nótese que en el seguro de la responsabilidad civil puede no regir la regla proporcional por otras razones. p. En materia de incendio. 257 y 260. nº 258. Ha sido materia de . II. cuando el siniestro afecta sólo a uno o varios de entre todos los riesgos asegurados. Besson y Picard. respecto de la aplicación en el reaseguro. Contratto. nº 267. Trattato. en las condiciones particulares se expresa "hasta la suma máxima en conjunto por cada accidente". nº 178. Donati. Por ejemplo. 226 y 267. 415. suscita difíciles problemas técnicos. Vivante. con otros seguros suplementarios para el supuesto de insuficiencia. y lo es también para el asegurado. Sobre los caracteres de esta cláusula en el seguro de incendio. Adde: Besson y Picard. cláusula 15ª. en el seguro de la responsabilidad automóvil. Trattato. y III. 273 y ss. Besson y Picard. nº 271. Vivante. Ver una crítica del sistema en nros.Sobre los caracteres y la utilidad de la modalidad. nros. nº 174. nº 748. II. (1428)Póliza anterior usual de incendio. para evitar la aplicación de la regla proporcional en forma perjudicial. respecto de los seguros de personas y de su responsabilidad civil indeterminada.

C. p. JA 9-27. en "Rev. 402. en el II Congreso Panamericano. Donati expresa que "es causa ese antecedente que. nº 331). p. 432. además de haber sido necesario en el caso concreto. Besson y Picard. nº 1961. ps. porque la causa causae est causa causati. o causa adecuada próxima del evento si no son dependientes entre sí".. (1432)C. Com.regulación en Francia por las ordenanzas de 1958.. 23/11/1928. Nac. año 2 (1969). Ver informe del profesor Kelly. C. y Contratto. Fed. Consideramos más extensamente el punto en el capítulo VIII. ¿Y si concurren concausas adecuadas? Distingue: a) La sucesión causal carece de importancia. el problema del nexo de causalidad se resuelve caso por caso: 1) separando entre los antecedentes cronológicos aquellos sin los cuales en el caso el hecho no se habría verificado (condiciones). (1433)Bruck. 440). 1969. p. 402 y 403. y de 1959. si son dependientes entre sí. 727.".. Cap. art. C. nº 230. 7/10/1932... la inmediata decide. Nac. (1435)Bruck. "En conclusión -agrega-. 24/7/1922. Der. 432 y 433. ps. GF 77-189. ps. GF 100-265. y fallos citados en notas siguientes. p. Com. 23/11/1928. Nac. II. . I. (1434)Bruck. y Obl. 3) separando entre las concausas la que es o causa adecuada de las otras (causa causae). 14 (ver Besson y Picard. Com. b) La sucesión independiente se resuelve por la indiferencia de la concausa indiferente: por lo cual se vuelve a la causa próxima como criterio integrador. Buenos Aires. GF 77-189. Com. 2) separando entre las condiciones las que según un juicio de experiencia son adecuadas en abstracto para producir por sí solas el evento (causas o concausas adecuadas). (1437)Vivante. art. II. (1436)Bruck. 79. Trattato. en abstracto aparece idóneo a producir por sí solo el hecho en virtud de la experiencia del pasado" (Trattato. nº 283. (1431)Bruck. 2ª ed. 432 y 433.

II. II. (1442)Vivante. C. nº 230. Com. . nº 284.. GF 116-231. Adde: C. 31/3/1967.. Com. ya que recabar la fecha cierta. Besson y Picard. Confr. nº 1961. 20/7/1904. (1439)La jurisprudencia anterior a la reforma por la ley 17418 consagró esta solución universal (C. Nac. pero del contexto resulta que no quiso referirse al art. el tribunal expresó que tratándose de un particular. etc. 250 y 256. GF 92-234. Besson y Picard. a quien se le exigían las facturas originarias de los muebles. Trattato. Com. GF 81-21. 7/10/1932. GF 100-271. Nac. 31/12/1940. GF 100-265. Nac. Com. Com. sala C. Nac. se trataba del seguro de un mobiliario por un no comerciante.. Nac. Com. fallos citados en la nota anterior y cuanto expuse en el nº 48. JA 1942-I-532. Com. y Contratto. que ya la jurisprudencia apartaba (ver C. toda posibilidad de ser indemnizados. JA 32-848. Trattato.. 22/9/1933. 4/6/1935. La sentencia expresa que carecen de fecha cierta.gr. nota 1830. etc. sino a la prueba de la seriedad de su fecha. Nac.. (1445)Con lo cual se elimina la limitación incluida en alguna póliza en uso (incendio. (1447)C. 28/6/1929.). y Contratto. 11/7/1930.(1438)Vivante. 1035 y concordantes del Código Civil.. nº 283.. Com. GF 77-214. "no es posible requerir la documentación necesaria de la compra originaria de los muebles. 26/5/1924. (1443)C. (1440)Vivante. (1446)C. 29/5/1931. (1441)C. GF 101-205. y JA 32-427: en el caso. nº 1961. en el sentido legal y jurídico. 26/11/1928. como tampoco sería posible la comprobación exacta de los perjuicios" (en el caso.. 12/3/1930. Segovia. GF 50353.. LL 127. Nac. nº 284. GF 94-257. 24/12/1929. nº 248. 7/10/1932. cuyos libros se destruyen en el siniestro o que no llevan libros. GF 106-172.). GF 45-22. (1444)Vivante. Nac. v. Fallos 1:498. C. Nac. GF 87-139. acerca de la importancia de la indicación de la suma asegurada y del valor de la cosa en la póliza. Trattato. habría equivalido a quitar a los comerciantes. Contratto. 239. fallo 58. GF 84-324. pérdida total). 29/11/1932. Com.306). 6/10/1931. 9/5/1923. nº 1961.

Nac. Nac. Lepargneur.... Com. JA 34-893. 31/8/1905. 10/3/1939. 21/4/1933. (1452)El art. nros. 4/12/1931. así. 7/10/1932. Contratto... C. (1456)Vivante. (1454)Vivante. 17/11/1937. ver Segovia. Nac. Com. acreedor privilegiado. 5/11/1930.. Civ. se tendrá en cuenta si se tomó el seguro en calidad de condómino. 2ª ed. 21/10/1927.. GF 100-265. Gasperoni. etc. nº 1960. GF 89-42. Nac. 29/10/1930. (1450)C. (1449)C. Nac. I. Com. p. Nac. y Contratto. derogado. JA 39-555). JA 27-307. Nac. 424). LL 14-205). GF 100-271). (1451)En el caso. (1455)Para la doctrina elaborada según el CCom. 6/2/1924. 291 y 292. Besson y Picard. sino la de facilitar su examen. Nac. Com. nota 1891. 23/6/1950. C.. Com. GF 100-271. (1448)C. . III.. tiene valor decisivo el examen pericial cumplido por el asegurador (C.. GF 4-108. 305 a 307. nº 249. JA 41-811). 5/11/1924. I. JA 60-585. La Corte de Casación francesa admitió como elemento probatorio el monto de la suma asegurada si se destruyó la contabilidad y los demás elementos le son favorables (Besson y Picard. Nac. Com.. Nac. Malagarriga.. nº 146. Com. nros. nº 39. Castillo. Comentario. (1453)C. CCom. 13/11/1923. usufructuario.La obligación de exhibir los libros no importa la de entregarlos. Com. por lo cual no lo hay. 225 y 236. JA 11-1165. nros. LL 60-347. de patente (C. justifica porque el siniestro puede hacer imposible la prueba (C. por ejemplo. cuando sólo recibió daño parcial (C.. en la afirmación de que el inmueble asegurado ha sido totalmente destruido. 540 . Se ha decidido alguna vez que a falta de prueba del asegurado. Com. disponía en materia de incendio otra solución. Trattato. nº 1347. que Segovia. 30/9/1932. nota 1885. 7/10/1932. Com. 12/9/1916. El asegurador debe examinarlos si están en poder de la autoridad: no puede aducir que en ese intervalo existe ocultación ni posibilidad de adulteración (C. 24/12/1929. JA 37-361. JA 12-175. JA 32-427. Fallos III:260). etc. 7/10/1932. El fraude debe ser hábil para engañar. 1ª La Plata. JA 14-871.

p.. (1464)C. GF 50-353. Com. Com. para quien la reclamación judicial nunca puede fundar la aplicación de la caducidad. Com. (1463)C. GF 92-43. GF 45-22. (1459)C. nota 1. 18/9/1931.. JA 58-231. Fallos 93:179. Terr. GF 94-167 y JA 36-1093. 22/2/1899.. 5/11/1924. p.. Besson y Picard. Com. GF 77369. GF 119-11. Com. 3/8/1938. en el caso. JA 36-1093 y GF 94-167. Com.La Corte de Casación de Francia declaró que existió malicia si envió detalle exagerado de los daños. 250 y 256. Nac. porque quien aparecía como vendedor desconoció por escritura pública la autenticidad de la factura). GF 48-341. 26/5/1924. GF 80-167 (en el caso se negó. el asegurador envió a su liquidador al lugar del siniestro. GF 53-138. 16/4/1937. etc. 9/5/1923.. (1462)C. Nac. (1457)Besson y Picard. confesando que reclamaba más para obtener menos (6/12/1960. Nac. I. Com. porque se sabe que la fijación definitiva depende de la prueba. 28/4/1931. JA 43-745. 29/5/1931. GF 4-108.. Com. nº 146. (1461)C. Gén. GF 92-234. 28/10/1935. implícitamente. 15/9/1933. (1460)C. Nac. 28/4/1931. Sobre los hechos que constituyen mala fe o fraude o dolo. (1458)C. 1961. GF 106-137. (1467)C. 15/9/1933. Nac. Vivante cita en Contratto. LL 11-597... 23/6/1950.". Com. Ass.. al Tribunal Supremo de Comercio alemán. 17/3/1918. LL 60-347. (1465)C. Nac.. 14/12/1928... JA 59-632. 150. II. Nac. 18/9/1931. Com. Nac. nº 225. nº 236. 239. (1466)C. Nac. 31/8/1937. GF 92-43. Com. Castillo. JA 1-242. 335).. Contra: C. C. en "Rev. y se habían perdido los libros y papeles. Nac. GF 84-324. 20/5/1929. 6/2/1924. Nac. Com. Nac. 24/12/1929. Solución aceptada en un antiguo fallo de la C. . Com. 12/9/1916.

332. Nac. 279. 332). p. Nac. (1470)C. Nac. 7/9/1925.. (1479)C.". p. 10/3/1939. 29/11/1943. Nac. El primer informe sobre los daños no es la reclamación cuya exageración fraudulenta se sanciona (C. (1480)C. Com. 9/8/1940. LL 19-715. Gén. 5/9/1918. GF 16-107. (1476)Picard. Ass. garantía.". (1481)Bruck. II.. "Jur. Com. Contratto. Fallos III:260). (1483)Ver Bruck.. "Jur.. responsabilidad automóvil. JA 1-242.. (1475)Vivante. nº 125. Com. Gén. 29/11/1910. 1932. 332. 303. (1473)Picard. Com. LL 14-205 y JA 65-856. p. nº 237. 6 de la ley alemana. Nac. nº 308. Otras pólizas no establecían sanción alguna (cristales. (1471)C. p. Com. Nac. Com.. Com. Bruck opina.". que es suficiente la violación culposa (p. Trib. . en "Rev. Terr. GF 70-214. p. Nac. Besson y Picard. punto h. 1904. 28/11/1912. GF 58-138.".. Ass. 23/9/1927. Com. (1469)C. en "Rev.(1468)C. (1484)Castillo. Nac. 31/8/1905. 1932. (1482)Póliza de incendio anterior. (1478)C. Nac..). Nac. LL 33-316. (1474)Vivante.. Contratto. 17/3/1918. cláusula 13ª. Com. Nac. noviembre de 1912. año 1910.. Com. (1472)C. p. (1477)C. fundado en el art. Nac. Terr. exigía la negativa de suministrar las pruebas. Trib. nº 308. 279. etc.

A su vez. Com. Suspendida por resolución 2430/52. queda suspendido. Com. que. Nac.. JA 38-384: es inatacable por las partes y aun por la quiebra si se cumplió in bonis. Nac.. 10/5/1932. GF 92-319). (1490)Con anterioridad a la ley 17418 se declaró que este procedimiento pericial pactado no afecta el orden público (C.. de la ley. Nac. la Superintendencia de Seguros dispuso que se insertara como cláusula en todas las pólizas. por parte de la compañía. JA 35-1401. Com. LL 14-205. 31/5/1950. Nac. 10/3/1939. incluso las vigentes: "Independientemente de cualquier acción judicial que pueda corresponder como consecuencia de divergencias entre la compañía y el asegurado. (1487)C.. Com. y alguna ha debido recordar que el proceso de liquidación no puede quedar librado a la buena o mala voluntad de los aseguradores o sus liquidadores (C. en consecuencia. 5/6/1931. y otras. LL 60110). 78 . (1485)C. Com. solicitando la intervención de la misma. Com. Com. . Al mismo tiempo la compañía será notificada de dicha presentación y. en consecuencia. solución que ahora tiene amparo en el art. Sup. GF 57-536).La firma del acta en que el inspector expresa las mercaderías que a su juicio existían en el local no importa conformidad del asegurado con ello (C. dentro del plazo establecido en la presente póliza para la iniciación de juicio. en el caso se demoró por 3 meses. quedará suspendido el curso de la prescripción pactada en la cláusula antes referida.. ADLA XII-A-1003. han justificado que el asegurado se aparte del procedimiento extrajudicial cuando la demora es pronunciada. éste podrá dirigirse previamente a la Superintendencia de Seguros de la Nación. Nac. GF 69-19.. que no se acepta la solución aconsejada por la Superintendencia de Seguros" (resolución 2401/52. como veremos.. la que volverá a correr a partir de la notificación al asegurado. ADLA XII-A1003). Seg. 21/8/1925. (1489)Esta situación ha sido comprobada en diversas sentencias judiciales. 5/6/1931. 24/6/1927.. 2º párr. (1486)C. Nac. Nac. (1488)C..

p. 14. 498 . y Contratto. Com. JA 1-734 y GF 14-309. sostiene que la pericia o juicio pericial se da para integrar un negocio jurídico (nuestro art. (1492)Greco. 1940. para eludir la nulidad dispuesta por el art. 2. secc. lo desmienten). 83. 16/5/1918. nº 1965. p. "Aenlle v. Téngase en cuenta que este requisito sólo autoriza la defensa de incompetencia. Nac. nº 1880. p. en "Assicurazioni". JA 21-459 y GF 63-213. Com. C. 601 y 720. su anulación impondría que se realizara nuevamente ("Assicurazioni". y los actuales arts. LL 127. Greco ha objetado que si fuera arbitraje.. 101. inédito. p. 149. Donati. nº 43. 1925. Nac. nº 294. (1494)Bruck. p. JA 63-595. (1498)Bruck.042). 5 y 37 . Zavala Rodríguez. 142). Trattato. 1941. 27/4/1962. C. 2. II. sala B. Nac. 218 . CCom.(1491)El proyecto de ley de empresas en el art. Rosenbusch. nº 484. 2. Salandra. 3. a. 6/4/1967. nº 43. Queda así descartada la aplicación del art. 3/8/1938. 1937. Nac. ap. ps. (1500)C. Nac. en "Assicurazioni". inc. sala C. 2. 2. p. 31/8/1937. (1497)Vivante. en "Assicurazioni".. ps. (1495)Ascarelli. (1493)Gasperoni. Erwin O. 456. (1501)C.. nros. . Ver también Salandra. 445 y 446. 1942. 57 para la cláusula compromisoria insertada en la póliza.. Bruck. 61.. p. 9/2/1966. ley 17418. Com.. resume la jurisprudencia en la materia.. Gasperoni. (1499)C. CCom. (1496)Lordi.. Com. pero no la falta de acción (C. en "Assicurazioni". sala B.. Doctrina. en JA 1942-I. fallo 58. inédito. 445 y 446. 185. JA 59632. El Surco". Nac. II. Com. Trattato. Com. autoriza a las cooperativas a poner en el estatuto este procedimiento y los recursos contra el pronunciamiento. JA 15-1013 y GF 56-213. 20/5/1925. 21/7/1926.

Prescripción aplicable. y si bien según se admite en doctrina participa de la naturaleza jurídica del mandato y del juicio de árbitros. LL 19-715. 29/11/1943. sin perjuicio de los derechos y excepciones que nazcan de la misma convención". . 3/8/1939. 22/9/1933. Naturaleza jurídica de la avaluación pericial en el contrato de seguro. de origen contractual. Com. Nac. . Ver también. ni un laudo de árbitros o de amigables componedores. 9/8/1940. Código Procesal. JA 10-351. Nac. "[. Osvaldo J.. surge el reclamo de indemnizar sus efectos" (C. en esta materia es inaplicable lo dispuesto al respecto por el art. (1503)C. GF 66-46.. Halperin. Com. 3/8/1939. El juicio de peritos para la determinación del daño. ley 17454. o reproduzcan los peritos las formas propias de estas clases de actos" (C.. JA 21-459. LL 33-316). Com. LL 19-715. cuando. LL 68-126. Nac. Nac. las expresiones usadas en los peritajes judiciales o en los laudos arbitrales. como medio de prueba de los litigios. 28/7/1941..] la valoración pericial establecida en la póliza tiene [.. LL 43142).. (1504)C. Nac. no le resultan aplicables las reglas procesales propias de esta última institución sino en defecto de disposiciones especiales previstas por las partes y en cuanto aquéllas no destruyan ni afecten la finalidad que éstos se han propuesto alcanzar al imponer como preceptiva de las relaciones concertadas la regulación pericial como medio más conveniente y expeditivo para fijar los daños. en LL 70-208. 19/11/1926. 9/8/1940. . 24/10/1951. 28/7/1941. LL 23-501. LL 15-1038.(1502)C.. y no la prevista en el Código de Procedimientos. LL 23-501. . Com. 31/12/1940. 800 . 21/7/1926. y GF 43-309. "Crea tan sólo un medio de solucionar extrajudicialmente la oposición de intereses que existe entre asegurado y asegurador. . GF 106-167). (1505)Por lo cual. "Es una pericia sui generis. Nac. Com. en el seguro de incendio. con nota de Stratta. Com. 29/5/1946. 11/4/1923. JA 1942-I-532. ocurrido el siniestro. De ahí que no estén sometidos a las formalidades de los árbitros o de los amigables componedores (C. JA 10-351 y GF 43-309. por más que las partes y aun los mismos peritos empleen al referirse a ella o al practicarla.] un carácter esencialmente contractual. Isaac. LL 151038. 11/4/1923.

Esta experiencia es la que ha fundado la intervención de la Superintendencia de Seguros y es uno de los factores más importantes del desprestigio del seguro en la Argentina. p. 50 . GF 11-75. . 3/11/1917. 480. v.gr. (v. 565 . como ya repetidamente se aplicó el art. Afirma que los aseguradores recurrirán a esta acción para no pagar. ver Dusi. v.. 14.. (1509)C. 14/5/1965). jur. Código Procesal.).Zavala Rodríguez critica acerbamente (ver DJA. que el procedimiento funcionó satisfactoriamente sin esta impugnación. 26/6/1968) la acción judicial de impugnación de la pericia contractual cuando "se aparta evidentemente del real estado de las cosas". Emilio. Nac. Conforme a la solución sostenida. 22/9/1933. (1511)Para ser perito sólo se requieren las condiciones para ser amigable componedor (C. (1506)C. 24/5/1968. p. 1965. Ver Campoamor. 22/4/1938. Es posible que en algún caso aislado algún asegurador busque ese remedio para dilatar el pago de la indemnización. 19/11/1926. Com. Com. Estas afirmaciones sólo se pueden considerar meros "argumentos" para apoyar su réplica a mi análisis en DJA. "Emmel de Biachwitz v. Com. Clara. 1949. 45 . JA 23-388 y GF 6646. Código Procesal. LL 60-110) (ver art. Nac. (1508)Ver cuanto se expone en nota 377. p. Nac. LL 10-641.. Negar la situación creada a los siniestrados por la inatacabilidad de la valuación pericial del daño es negar la evidencia misma. "Ramos Hnos. ley 17454). nº 298. por la C. CCom. GF 106-167. art. Coalse y otro". en JA 1946-IV. ley 17418.. Iguazú". pero hallará la condigna sanción en el resarcimiento por su mora maliciosa (ver art. Com. 10/7/1968. Com. Nac. 1. 565 . porque en los repertorios judiciales son numerosísimos los fallos publicados (¿y cuántos serán los no publicados?) de los asegurados que intentaron vanamente rectificar valuaciones inexactas. en "Assicurazioni".. 818. que la experiencia judicial no aconsejaba su inclusión. Revocabilit… o meno dei periti nominati per la liquidazione dei siniestri. Nac. art.. 30/4/1969. Acerca de su naturaleza.. 800 . sala B. (1510)Vivante. 31/5/1950. etc. Contratto. extr. Antonio. "Frecha... CCom. y nota en "Columbia Law Review". (1507)C. Com. Nac. Industria y Comercio". C.

. Com.. Trattato. Com. 484.: C. LL 48-723. 6/7/1938. Com. 466. "Aenlle v. 5/6/1931. Com. la C. p. Com. LL 11-813 y JA 65-178). Com. Nac. GF 63-213. (1521)C. 447 a 449. pero no expresa qué entiende por fundamental... nº 4. (1514)Lo reconoció ya algún fallo anterior: C. (1519)C. 30/4/1969). II. (1515)Ver C. 21/7/1926. LL 17-446. aunque respetara o concordara con la letra del contrato. 9/2/1966. v. Y que aseguren la seriedad de los procedimientos y la libertad de juicio (C. Com.. pero la solución consagrada es injusta y contraria a la buena fe. LL 11-813 y JA 65-178. 450.(1512)Bruck. Nac. Nac. LL 3-517. Nac.. Pero no cabe exigir que se demande el cumplimiento de este procedimiento (C. LL 48-723). (1516)C. Com. decidió que valía el constituido en el contrato aun cuando la finca estuviera destruida por el siniestro. el asegurador debe conocer el nuevo domicilio o el domicilio real del asegurado. JA 16-760. 8/10/1938. Nac. 449 y 450. (1518)C.. en el supuesto en que la disidencia sea fundamental. 1198 . Conf. (1520)En un fallo anterior a la ley 17418 . 6/7/1938. Com. o meramente se lo indicó como tal. Nac..). cit. "Ramos Hnos. 19/9/1947. Donati. Estas normas que fijen los peritos se deben ajustar al fin perseguido (C. sala B. porque es menester que la notificación llegue a destino o el asegurador haga lo posible para que efectivamente llegue a destino. teniéndose en cuenta que no se aplican las normas de la prueba pericial ni del juicio de árbitros. aun con el régimen anterior. LL 12-308. existe aun cuando ahí ya no se la tenga realmente. El Surco". La solución es justa cuando la finca en que se constituyó el domicilio. Nac. p. Nac. inédito. Nac. Com. 20/7/1925. LL 48-723.. 30/4/1969. (1517)Bruck. p. lo cual es equivocado. 31/7/1936. 19/9/1947. si no se constituyó otro. Com.. 19/9/1947. . sala B. CCiv. (1513)Bruck. Bruck.. La conducta del asegurador sería contraria a la buena fe (art. ps. de la liquidación misma. 27/12/1939. Industria y Comercio" . en nota 314. Máxime que por los tratos previos. ps. JA 351401.

452. LL 48-723). JA 58-925 y LL 7-336.". 20/5/1935. 1961. Ya no se justifica que el asegurado renuncie a las garantías más amplias de un debate judicial. (1527)C. (1526)C. y su doctrina. Com. (1523)C. LL 7-891. 2. para zanjar ese diferendo. 6/6/1938. (1528)C. 800 .Contra: De Lalande y Couturier. en "Assicurazioni". Ver Dusi. JA 36-1496 y GF 94-332. 2ª. 16/10/1931. (1524)Bruck.. Si no se prevén en la póliza los medios para salvar esta resistencia. Nac. 240. JA 36-1496. Com. (1529)C. El argumento no es sólido: se trata de un procedimiento amistoso. porque no concurren las ventajas del procedimiento sumario del peritaje extrajudicial. GF 116-141 y 166. 452. quien sostiene que también incumbe a los peritos establecer la causa de los daños.. Nac. no queda otro remedio que la acción judicial al efecto (C. Nac. p. dado lo dispuesto por el art. 19/9/1947. Com. Com. 28/6/1937. Ver cuanto se expone en nota 377. Nac. La razón tenida en cuenta desaparece si la diferencia consiste precisamente en la existencia del derecho mismo. en el supuesto en que ese derecho no se reconozca. p. 22/7/1936. Comm. 31/3/1937. Com. Nac. . 384 y sus remisiones). (1525)C. LL 11538. No cabe admitir la validez de la cláusula que deja al asegurador la designación del perito en este supuesto (ver "Riv. p.. de manera breve y expeditiva. 5/10/1928. Com. Nac.. JA 55-249.. Nac. 19/5/1931. Dir. JA 35-1006 y GF 92-138.. Com. 16/10/1931. Código Procesal. p.. (1522)Bruck. nº 431. JA 28-685. para quienes también se debe aplicar para liquidar el daño. incendio de un automóvil: el justiprecio sería deficiente y arbitrario. 1943.

Nac. (1540)Para la jurisprudencia anterior a la ley 17418 : C. Com. aceptó que se adujera al contestar la demanda. Nac.... Como cuando el asegurador no emplea los medios que le da la póliza para salvar la resistencia del asegurado (C. Com.. 9/2/1966. Com. nº 601. 24/12/1952. LL 11-183. GF 99-260.. 19/9/1947. 12/5/1930. "Aenlle v... JA 33-238). La C. 28/6/1937. JA 36-1496 y GF 94-332. JA 11-1165. que lo admite por vía de reconvención. (1536)C. 10/6/1936. 16/5/1918. Com. (1532)C. 17/5/1926. LL 48723. Trattato. LL 70-208. 16/10/1931. Nac. Nac. porque en la póliza las partes no contemplaron esta función consultiva de los peritos y sobre materia ajena a la prevista.. Com. JA 58-925. LL 2-1074. GF 98-277. Ni puede invocar la pericia extrajudicial si consiente la designación de peritos en el juicio (C. Com. Nac. LL 33-316. 1ª La Plata. Com. JA 36-1496 y GF 94-332. (1539)Lordi. 29/6/1966. 27/11/1943. 28/6/1937. Com.. (1538)Vivante. LL 70-208. lo cual condice con la naturaleza de laudo arbitral que se le atribuía en esa época-. Com. nº 1964. implícitamente. 19/9/1947. (1537)C. 24/12/1952. JA 34-244. Com. JA 58-925. LL 17446. nº 290. (1531)C. . Contra: C. Nac.(1530)C. 9/8/1932. inédito. inéditos. Nac.. Civ. JA 58-925). C. LL 15-1038. Nac. Com. LL 48-723. Nac. "Di Tella v. Nac. 28/6/1937. (1534)C. Nac. Com. y Contratto. 27/12/1939. 30/9/1930.. 6/7/1938.. (1533)C. Nac. India".. JA 1-734 -se refiere al recurso de anulación. JA 20-438 y GF 62-153. JA 25-271. 3/8/1939. (1535)C. 10/6/1932. Nac. 10/6/1927. El Surco". ambos de la sala B. El acierto del fallo es dudoso. Com. 16/10/1931.

LL 19-715. (1544)C. Bruck.. (1545)Bruck. 20/5/1925. Com. Gén. LL 60-347). (1541)C. Nac. en 3/8/1939. JA 43-260. Nac. LL 9-325. LL 48-723). 450.. 7/10/1932. CCiv. 23/6/1950.". 3/8/1939. p. LL 15-1038. 20/3/1953. Com. Nac. procede dejarlo de lado y atenerse a la prueba producida en juicio (C. Com. 1933. (1547)Apuntamos las soluciones típicas.. GF 147-229. Nac. cuya conducta no puede . (1546)C. Ver nota 37.. Nac. Nac. violación evidente del contrato y rectificación de errores evidentes o materiales de cómputo (en "Rev. GF 56-213. LL 71-551). permitió en general impugnar las conclusiones. Y en la sentencia del 9 de agosto de 1940. 9/8/1940. Com.. Si las dos partes la impugnan. con la multiplicación de dificultades por parte del perito. Cabe examinar su validez. LL 19-715. Com. se debe tener en cuenta que en la fundamentación de algunas de éstas campea la lógica preocupación que no pueda servir para desvirtuar el procedimiento por el asegurado. LL 14-670. LL 15-1038. si se produjo después de interpuesta (C. Nac.. con mención del art. Com. sólo exigió que se demostraran mayores daños. 19/9/1947. aceptó que se ataquen las conclusiones cuando se demuestra que no son justas.. Nac. 20/5/1939. 1197 . sin ningún otro recaudo.. 11/6/1940.. JA 39-849). (1543)C. p. 18/12/1937. por presunciones graves. En el supuesto de impugnación. 669). p. Com. expresa que es decisiva. este pacto de póliza no autoriza las defensas de incompetencia ni de cosa juzgada (C. La misma cámara.Maroi limita la impugnabilidad a los supuestos de dolo. pero en otros párrafos. Com. La pericia anulada carece de valor probatorio en juicio (C. solución que extremada lleva a la destrucción del procedimiento mismo. la nulidad es parcial en la medida en que el pronunciamiento excede de la competencia. 451. con un criterio más amplio.. En el fallo del 18/8/1933. aunque no se haya impugnado en la demanda. precisas y concordantes. Com. Terr. (1542)C. Nac. Ass.

. Com.. (1554)C.. LL 17-446.. 16/5/1918. (1557)C. Esta misma preocupación ha fundado diversas sentencias. porque en definitiva tiene mayores garantías (C. 16/5/1918. (1551)C. 29/12/1939. 29/11/1943. LL 3-517. GF 14-309 y JA 1-734. Nac. LL 50-112. 11/6/1940.. JA 59-632). (1556)C. Com. Nac. LL 40-46. LL 15-1038. por no ser su mandatario.. sin indicar cómo lo halló. se debe tener en cuenta la naturaleza de la cosa dañada.. Nac. justificadas por las peculiaridades de ellos. LL 15-1038. (1550)C. JA 23-388. . Com. LL 17-446.. (1552)C. 3/8/1939. Nac. GF 147-229. Nac. Nac.. por lo cual el pronunciamiento no se puede elevar a principio ni ser generalizado. Com. (1548)C. LL 48-723). La solución es de exactitud dudosa: dependerá de la naturaleza del riesgo.. 19/11/1926. Nac. Com. Nac. y al cual sólo hace referencia el perito tercero. LL 15-1038. 3/8/1939. 3/7/1945.responsabilizar a aquél.. (1549)C. GF 14-309 y JA 1-734. LL 17-446. Nac. As. Corte Bs. parte de uno de los libros de comercio quemado. Nac. 5/12/1947. Com. 19/11/1926. Nac. que decidió que sólo se puede impugnar por los mismos fundamentos que el laudo de arbitradores. JA 23-388. LL 33-316. LL 33-316. Contra: las reglas del arbitraje se aplican subsidiariamente y en cuanto no contradigan la naturaleza del procedimiento (C. 29/11/1943. Com. 31/7/1936. 19/9/1947. 27/12/1939. (1558)C. Nac.. Com. 29/11/1943. verdaderas resoluciones de casos especiales. de los daños. 27/12/1939. Contra: Sup.. 3/8/1939. y del perjuicio del asegurado para la prueba de esos daños. Com.. 3/8/1939. LL 19-715. LL 15-1038. 9/8/1940. Nac. que los otros peritos no mencionan. 31/8/1937. LL 15-1038. Com. (1553)C. en vez de uno. en el caso. el asegurado no puede impugnar. Com. 3/8/1939. Si se designan tres. (1555)C. LL 33-316. Com. Com.

7/10/1932. 21/7/1926. p. (1567)C.. Nac. Com. Nac. Com.. LL 33-316. Stiefel. (1568)C. Nac. 3/8/1939. Pero la resistencia del perito designado por el asegurado. Nac. La solución merece las observaciones apuntadas en la nota precedente. Com.. 21/7/1926. (1566)C. Com. 8/10/1938. (1571)C. Com.. Nac.. LL 33-316. JA 39-841 y GF 100256. 3/8/1933. ¿afecta la validez del avalúo? La C.. Nac. y 7/10/1932. LL 17-446.. 4/10/1932. Contra: C. Nac. Com. Nac. Com. 19/9/1947. LL 14-670. JA 21-459. ps. Nac. .. (1564)C. 451. GF 100-271. 3/8/1933. Nac. Com. 1934.. (1562)C. Nac. 20/5/1939. resolvió que no lo afecta. 451.. 391. porque los peritos no son mandatarios de las partes. JA 10-351 y GF 43-309. Com. Com. Com.(1559)C. (1569)C. Nac. (1573)C.. 2º párr.. (1572)C. Com.. (1570)C. GF 100-256. 2. LL 12-308. p. Esta solución no es aceptable ante el texto del art. (1563)Bruck. Nac.. 11/4/1923. 449 y 450. 78 . (1560)C. LL 48-723.. 4/10/1932. 29/11/1943. LL 15-1038. 12/5/1930. O por quien no tiene facultades para hacerlo (C. JA 33-238. Com. Com.. p. Nac. JA 43-759. (1565)C.. 12/5/1930. Com. GF 63-213).. JA 33-238 y GF 86-105. (1561)C. Com. Com. 5/12/1947. GF 100-271. 29/11/1943. JA 39-841. LL 15-1038. LL 50-112. Nac. 22/9/1933. Nac. Nac. en "Assicurazioni". 4/10/1932. (1574)Bruck. (1575)Bruck.

la prescripción es de un año. es decir que suprime la inatacabilidad de la pericia. de incendio del automóvil. lo cual escapa a la competencia de los peritos. 2) de lo contrario. 447. (1579)C. Creo que es un error: 1) si se juzga que la pericia es un acto de aplicación del contrato de seguro. Nac. conforme al art. (1582)Contra: C. 2º párr. Nac. 447. CCom.. el desconocimiento de la preexistencia de la cosa robada o dañada equivale al desconocimiento del derecho mismo. sostuvo que la prescripción de la acción de nulidad es de 2 años. (1580)Bruck. 58 . Nac. En los seguros de robo común y de automóvil. LL 12-308 y JA 64-284.. porque es el fundamento mismo de la determinación de esa indemnización. que justificará la acción en justicia. Lordi. 20/12/1944. LL 43-142. En el supuesto de incendio de mercaderías podrá fundar la impugnación por error en los cálculos (art. Lo cual no es exacto. y no podrían dejar de hacerlo. p. la C. En la póliza de incendio. 6/7/1938. Nac. Su afirmación de que la inexistencia de las valuaciones a la fecha en que el acta da por suscitadas las diferencias no afecta si no existe intención tendenciosa. el texto de las cláusulas 11ª y 12ª no deja dudas sobre la solución. 4030 .. 3/8/1938. LL 37-85. cuando es materia de discusión. CCiv. Nac. el término es de 4 años. Com. conforme al art. salvo que se exija previamente la decisión del punto. p. 78 . 8/10/1938.). LL 11-183 y JA 65-178. LL 11-597. Nac.. que ya la jurisprudencia admitió como razón de la impugnación. es inaceptable. 847 . (1583)C. LL 19-715. como regla absoluta. porque suprime la seguridad y la seriedad del procedimiento. como de incendio de una cosa determinada. Com. por tratarse de actos que no tienen una prescripción más corta. Com. 29/5/1946. Com.. porque siempre lo hacen al fijar el monto de la indemnización.(1576)C. Lordi niega que se puedan expedir sobre la inexistencia de las cosas muebles declaradas en la póliza (nº 601).. (1577)Bruck. nº 601. Com. . 3º párr. (1578)Con motivo de una acusación de perención. LL 33-316. 29/11/1943.. además importa pronunciarse sobre la extensión del derecho mismo. (1581)C. 9/8/1940. 8/10/1938. como cuando se trata de mercaderías. Com. que se rige por el art.. LL 12-308.

II. JA 39-849). 800 . Código Procesal. (1590)Vivante. sobre la base del art. por escrito y con detalle de los elementos de su pronunciamiento. GF 49-188. 103. nº 293. LL 12-308.. Ver capítulo XI. p. 7/10/1932. le reconoció esta eficacia si el asegurador no hizo reserva de que no importaba reconocimiento del derecho.. salvo pacto en contrario. LL 43-142.es que el perito tercero oiga a los peritos de las partes en sus disidencias y resuelva éstas. LL 23-501. Trattato. (1592)C.. p. 29/11/1943. en "Assicurazioni". LL 33-316. Contratto. p. 31/5/1950. nº 296. JA 1-914. Código Civil italiano derogado. Nac. 1942. LL 60-110. nº 8. Com.. 20/6/1918. 2. Ascarelli. 2. p. (1585)C. LL 48-723. 19/9/1947. (1584)C. quien arguye. Com. en "Assicurazioni". en "Assicurazioni". 29/5/1946. (1591)Vivante. Contratto. ley 17454. Nac. Contratto. 5/12/1947. Donati. que exige la ejecución de la mayor parte de la obligación para que exista confirmación. y porque el reconocimiento del derecho mismo es el presupuesto para la aplicación del procedimiento. 2. Fanelli.Lo que se busca -decidió el último fallo citado. solución que es equivocada.. Nac. Nac. 1945. Com. que es de liquidación del daño. porque contra los actos y sus consecuencias no caben reservas. 2. Com. p. 443. Algún fallo exige que los tres peritos se expidan conjuntamente (C. Sobre la posición de la jurisprudencia nacional. importa renuncia a las caducidades anteriores conocidas: conf. 163. Nac. Com. 1309. 41. cuya licitud admite (en "Assicurazioni". 1942. (1588)C. 8/10/1938.. (1589)La C. (1587)Vivante. (1586)Fallos citados en notas 382 y 384. 7/12/1923. 2. GF 147-229. solución que ahora halla apoyo en el art. Com. nº 8. nº 296. 28/7/1941. LL 50-112. p. que debe ser fundado. . 149). Greco. y 11/6/1940. 142. ver capítulo XI. 1937. Nac. y 1938. Ver sobre este tema. Aunque sea nula.

con prohibición de hacerlo al perito liquidador. cuando las primas se cancelan al cambio nominal de $ 2. se dispuso el pago en oro. 10/8/1962. 27/4/1962. nº 338).La procedencia de esta salvedad es dudosa. 467. (1598)Por resolución 2378/52 (ADLA XII-A-1002). Vivante. p.132). fallo 51. podrá invocar su contrato si el siniestro se produce después de ejercido el derecho de retroventa. LL 112. 4/4/1963. (1601)Vivante. y Contratto. en los cuales afirma que la práctica prohibida es contraria a la seguridad y a la ética. Com. 458. existía grave controversia sobre la solución (ver De Lalande y Couturier. (1593)La solución es universal (Bruck. LL 108-375. "Dahnes v. Equitativa del Plata". La C. Vivante. (1603)En el derecho francés anterior a 1930. 407). por lo cual en el caso "Tannahill Rodman de Bottomley v. La preceden considerandos muy enérgicos. nº 301. (1599)Gasperoni. p. p. Contratto. nº 297). Trattato. nros. 336 y 337. nros. 14/9/1962. en el cual no se contaba con normas análogas. La Franco Argentina". p. nº 44. 450. 458. 469. (1596)Bruck. nº 46. nros. Ver cuanto se expuso en capítulo III. 407 y ss. p. p. Sud América". (1594)En esta forma se evita un riesgo monetario (Bruck.2727 (ver autos "Travaglini v. 466. p.). (1600)Bruck. Si el vendedor no comunicó la enajenación al asegurador. Nac. 44 y ss. porque se trataría de una mera salvedad genérica. Contratto. y que los aseguradores idean nuevas prácticas para impedir el adecentamiento del seguro. la Superintendencia de Seguros dispuso que el pago se debe hacer directamente al asegurado. decidió en materia de seguros sobre la vida convenido el pago en oro. nº 1967. 5/4/1963. de ejecución del contrato: contra los hechos no valen reservas incompatibles con su ejecución. siempre que no haya existido agravación del riesgo (Vivante. (1595)Bruck. (1597)Bruck. (1602)Bruck. contraria a los hechos concretos en contrario. . Ver cuanto se expone en el capítulo VII.

II. 81 y ss. tratan de la acción directa y sus recaudos (sobre el punto.-P. confr. II. 114. (1611)Patterson. y P. 25. Trattato.. II. p. distinta de la cual es titular la víctima en el supuesto del seguro de la responsabilidad civil (en "Rev. nº 1967. solución fundadamente criticada por Besson y Picard. 196 y ss. II. p. II. art. LL 3-726. Acerca del fundamento jurídico.que se lo utilice para demorar el pago de sus créditos vencidos: entonces no hay interés de reconstruir la finca que será vendida inmediatamente. 2ª ed. I. JA 2-846.. 101 a 105. nº 194. p. 448). 407. Contra: C. y Contratto.. 25. 418 y 419. 406).. Bruck. 31/8/1937. ver infra. Com. Com. Nac. art. 19/8/1936. Nac. Adde: nota de P. LL 8-256. Confr. nº 185. 8.-P. Díaz de Guijarro. p. secc. Ass. Derechos reales.L. Doctrina. sino de prelación en el cobro (Trattato. aplican la solución a todos los acreedores privilegiados. Besson y Picard.. p.L. 437 del Código de Comercio italiano. (1610)La Corte de Casación de Francia juzga que son inoponibles las defensas nacidas con posterioridad a la oposición. arts. (1607)Picard sostiene que las caducidades posteriores al siniestro son oponibles a estos acreedores. p. (1608)C. ley francesa de 1930. 47. 14/9/1918. t. 430. p. 190 y ss. 1947. porque no se dan los fundamentos del seguro de la responsabilidad civil. nº 2920. (1609)C. nº 135. nº 301. Com. Donati sostiene que no se trata de un supuesto de subrogación real. 1941. actúa por subrogación real. nota en JA. Salvo -expresa Vivante. II. fundado en la naturaleza de la acción directa que tienen. (1606)La ley alemana. Terr. Molinario. Besson y Picard. nº 100). Tratado de la hipoteca y de los privilegios. nros. e invoca justamente el contrato que se le opone. Besson y Picard.. Nac.(1604)De Lalande y Couturier. p. Vivante. p. Gén. y 146. p. . I. Salvat. 469.".. 783. 37.. nros. En los nros. Besson y Picard. en "Dalloz". (1605)Fernández. 1947. ps. en "Dalloz".

(1614)Aubrun.. de garantía. 1/9/1936. (1620)La doctrina nacional es contraria a esta solución. por aplicación del art. (1612)C. a). en granizo. LL 3-1036 -si no deposita en pago-. Lepargneur. serán inmediatamente exigibles. 5/10/1928. GF 14-237.. la individual de accidentes fija 15 días desde que se justifica la muerte. La ley alemana. LL 3-795 -si no deposita en pago o a embargo el importe reclamado-. art. Com. de responsabilidad automóvil. fallo 23. 94. en el . I.La jurisprudencia estadounidense discute si el acreedor puede percibir íntegramente. ap. Si se tratare de prestación de servicios médicos o de suministros de medicamentos. LL. pero nada expresa respecto de las incapacidades. 622 . Nac. 446 y ss. Adde: Besson y Picard. por ejemplo. p. automóvil) o de suministro (v. Com. (1618)Es el principio aceptado por el Proyecto del Instituto de Estudios Legislativos. de robo.. nº 495. JA 28-685. CCiv. en DP 1927-2-117. 4/5/1918. (1615)Bruck. Mendoza. 9ª ed. Contra: Bruck. (Salvat. 69. ps. Obligaciones.732). Reconocerle este derecho afirma Patterson.. JA 11-651. Nada se dispone en los seguros de cristales. 31/10/1947. p. Obligaciones. en DP 1927-2-117. Rezzónico. En los últimos tiempos la jurisprudencia había abandonado esta solución (sala B. etc. Nac. III. 87 . Los intereses pueden no compensar todo el daño sufrido. pero sí es exigible en los supuestos de sustitución (cristal.. 30/6/1936. Fed. 53. art. C. p. (1617)Naturalmente que el plazo es inaplicable en el supuesto de reconstrucción (art. impone pagos a cuenta si la indemnización no ha sido fijada al mes de ocurrido el siniestro. 2º párr. nº 1320. aparato ortopédico). se fija para el pago el 30 de abril posterior al siniestro. aun cuando se demuestre que las hipotecas de mejor grado hubieran insumido el valor íntegro del bien. t. (1613)Aubrun.. (1616)La de incendio fija 10 días al efecto -cláusula 17ª-. 456. 49. 29/9/1923.es concederle más de lo que perdió. (1619)C. 30/8/1963). La Agrícola". "Vivacqua v.gr. 454.

y con mayor razón si se trata de un comerciante.". p. a reconocer la indemnización por desvalorización en el resarcimiento del daño contractual [ver Colombo. (1621)Solución cuestionada por la doctrina (ver Durante. Donati. Bruck-M”ller. p. 2ª ed.. en general. además de tratarse de una intención -y por ello de difícil prueba-. esto es. en el mismo sentido. seguida por las Cortes de Apelación (ver Besson y Picard. 332 y ss. Nuestra jurisprudencia es contraria. I. LL 56-286. año 1963). § 11. o por la naturaleza del interés dañado. 565 . ps. Der. Leonardo. agregó al art. 251. En favor de la solución. En el caso. reconoció el derecho a una mayor indemnización "cuando han sobrevenido situaciones originadas por la inejecución de las obligaciones contractuales que asumió y de ellas proviene una lesión patrimonial para el asegurado". 410). porque él ha retenido injustamente el goce de ese capital. denegó la mayor indemnización por las circunstancias de hecho concurrentes. 1950. 460). en "Rev. Nac. 279. CCom. sostiene que incluso debe indemnizar el mayor daño causado por la desvalorización si prueba que había invertido en bienes no sujetos a la desvalorización (Trattato. en aplicación del Código Civil italiano de 1942. un interés sancionatorio de la malicia procesal. 622 cit.". cit.supuesto indicado por De Lalande y Couturier. la regla es que así se haga. y Obl. un párrafo por el cual autoriza a los códigos procesales a introducir una disposición análoga al art. 24/4/1950. p. de hasta dos veces y media la tasa del interés de los bancos oficiales para las operaciones de descuento. Com. pero tal doctrina -discutible en sí misma. de reformas al Código Civil. nº 528. ob. (decreto 4777 . Ass. p. "Rev.la juzgo inaplicable en los . Para el derecho alemán. que tiene invertido en bienes que se hallan a resguardo de la desvalorización. En sentencia del 12/7/1949. año 1 (1968). La depreciación de la moneda y las deudas de dinero y las deudas de valor. p. Com. No creo justa la exigencia de la prueba de la intención del asegurado de invertir en bienes no sujetos a desvalorización. Gén. II. por ejemplo-.. la C. El asegurador debe indemnizar por este daño.). Corte de Casación de Francia. La ley 17711 . I. 161]. si el asegurador impidió utilizar las cosas salvadas -un establecimiento industrial. Terr.

Código Procesal. . 466. Es aplicación del art. y JA 42-286 y 289. p. y JA 44-331. En la sentencia de 31/10/1969. 1231 . de la Constitución. nº 531. ED 8-51). Cabe señalar que la sanción del 2º párr. GF 100-60 y 73. . introducido por la ley 17711 . LL 3-127. p. Chacabuco" . ¿Acción ejecutiva de las pólizas de seguros marítimos o derecho al pronto pago provisorio?. Fed. la sala B ha dado un paso adelante hacia esta solución. 14/5/1914. del daño físico por el incendio y la responsabilidad civil pertinente (De Lalande y Couturier. c) violación de la uniformidad de las leyes para todo el territorio de la Nación y la igualdad de sus habitantes ante la ley. Nac. .. al imponer al asegurador el pago de cuanto el asegurado debió abonar a la víctima por desvalorización "por no haber la demandada cumplido oportunamente con su obligación [. GF 100-92. 9/9/1932. p.y en los contratos tipo. (1625)Bruck. (1626)Bruck. Ver Simone.] y permitir [. 6/12/1938. en LL 134. GF 107-224. 474. . con cláusulas adecuadas. 466. (1623)C. LL 24-845. b) art. "Jur. trasporte público de pasajeros. De Lalande y Couturier. art. (1624)Contra: Obarrio. 5/12/1941. O.gr. Cap. CCiv..] que la tramitación del juicio por el tercero afectado demorara el pago e hiciera posible la incidencia de la referida desvalorización". 4/7/1936.. 31 de la Constitución. Trib. B. nota a fallo 62. en los cuales la parte que no fija los términos del contrato no está en situación de prever.. 240. "Tienda León v. Com. 73. 821 . CCom. y JA 55-232. (1622)La derogación en el orden nacional por el art. 5/5/1933. la eventualidad del incumplimiento. sin dar razón alguna. p. . 622 .". en las cuales cabe la calificación de contratos de sumisión. JA 65-218. confirma esta solución. (1628)Bruck. inc. Nac. es inconstitucional a mérito de: a) art.supuestos de los contratos de adhesión -v.. nº 532). 67 . 28/11/1933. mayo de 1914. (1629)C. inédita. (1627)Puede ocurrir cuando se han cubierto varios riesgos: por ejemplo.. (10/10/1963.666. p. 11.

sólo dispone el resarcimiento de los daños materiales.importaría cercenar perpetuamente o poco menos. o por pérdida de la cosa durante el incendio. La limitación en el tiempo.. 31/8/1936. 82. que puede ser mayor. y C. daños por la lluvia cuando lo salvado debe quedar a la intemperie. GF 104-60 y JA 42-286. 19-11-1926. Nac. 10/7/1968. nros. (1631)C. 367 y 368. que así resulta de la frase trascrita. Así resulta de la cláusula 6ª de la póliza uniforme de incendio. JA 22-503. JA 3-416. 10/9/1920. JA 23-388. Com. (1636)Vivante. 29/5/1931. 15/10/1930. Com. o sean consecuencia inevitable del incendio. además de los causados por los auxilios y las medidas de salvamento. Com. nº 1125-. Coalse".. JA 35-1018. (1633)C.. La ley alemana. nº 19. JA 34-893. Nac. con exclusión de los causados por vicio propio. como resulta de los ejemplos que se ponen más adelante: hurtos en el local provisional. y dejar librado a la voluntad del deudor el cumplimiento de las obligaciones a su cargo emanadas del mismo". "Frecha v.. nº 9. arts. JA 35-1006. nº 10. etc. . 82 y ss. porque el mantenimiento del embargo no depende del asegurador.. Nac.. JA 29-777. los derechos del asegurado. nota 1893 -con adhesión de Rivarola. LL 3846. III. "Lo contrario expresa el tribunal. Nac. 22/9/1926. Com. agrega: "y mientras dura el tumulto". inédito. Besson y Picard.gr. nros. los objetos desaparecidos o perdidos durante el incendio -salvo que el asegurador pruebe que existió robo-. Nac.. no se ajusta a la verdadera extensión de la garantía. lo aplicó reiteradamente: v. Besson y Picard.(1630)C. Gasperoni. art. Contratto. La ley francesa de 1930. 5/11/1930.. (1635)Segovia. 15/10/1937. 41 a 44. JA 34-546. (1632)C. 5/5/1933. establece que se indemnizan los daños que dependen de la acción del fuego. (1634)La C. Com. 11/4/1923. pero garantiza los daños de incendio. 15/5/1929. Este fundamento es inaceptable. III. JA 60-217. JA 5-288. 12/5/1919. 6/8/1937. que son su consecuencia. 19/5/1931. Com. también se deben resarcir los causados por demolición. LL 7-762. etc. (1637)Ver lo expuesto en el capítulo IV. JA 10-351. Nac.

Contratto. Com. Terr. nº 5. nº 59. de las condiciones generales de la póliza de incendio excluye de la garantía la sustracción producida durante o después del siniestro. nº 9. III. cláusula 5ª. 158 . nº 1347. nº 1130. 368 y 372. sino también porque el concepto "extravío" que ahí se emplea (y reproduce el 3º párr. Vivante considera que se debe indemnizar como daño directo el sufrido por la imposibilidad de elaborar una mercadería a consecuencia . En consecuencia. Gasperoni. nº 19. Besson y Picard.). nros. Considero que esta exclusión no es legítima. no excluía el daño cuando se produce a causa de incendio. p. 1946.. (1639)Póliza usual de incendio. de la cláusula 1ª de esas condiciones generales) incluye la pérdida por cualquier causa. Gén. en "Rev. (1645)C. la cláusula 6ª de la póliza usual de incendio. anterior. se ha tornado ilegítima: el lenguaje del art.. que si bien excluía el daño en la instalación eléctrica por descargas o fenómenos eléctricos. JA 60-217. Contratto. Rivarola. No obstante. Vivante. por ejemplo. Nac. que excluye estos daños. 93 y ss. punto b. Ass. Esa exclusión contradice la amplitud de cobertura que dispone la cláusula 1ª. (1644)C. 85 . (y por ende inmodificable. nº 59. Gasperoni. conforme al art. Nac. JA 17-713. Lepargneur. nº 266. hasta el momento en que el asegurador examina y tasa lo salvado (p. Conf. (1640)La cláusula 2ª. Malagarriga. la pared que se derrumba varios días después (nros. la cláusula 6ª de la póliza uniforme de incendio. Patterson. Los daños causados por el huracán sobreviniente (Besson. 22). Comentario. (1641)Vivante. Besson y Picard. 160). III. anterior. Obarrio.".(1638)Patterson. Com. nº 19. (1643)Patterson. 158 ). 2º párr. nº 36. atento al alcance de la expresión. La solución cabía dentro de lo dispuesto en la cláusula 24ª. 24/9/1925. encabezamiento). nº 368. III. nº 59. de la anterior póliza de incendio. nº 474. 85 es imperativo (art. letra g. (1642)De Lalande y Couturier. 15/10/1937. no sólo porque es contraria al texto imperativo del art.

16/7/1931. porque es un daño derivado del siniestro (nº 368. nº 8. No debe el alquiler del local incendiado si no se obligó a conservar las cosas salvadas en ese lugar (C. (1646)La póliza de incendio. etc. Gasperoni. nº 381. nº 377.. todo otro daño debe ser expresamente incluido. se refería a explosión de pólvora o de máquina de vapor. Com. Contratto. JA 36-314: en el caso. de terremoto. por lo menos cuando se produce por compresión. (1650)Vivante. 84. (1649)Lordi. nº 620. aunque es indudable que se debe calificar así. JA 65-856). 637 y ss. nº 1127). Besson y Picard. incendio causado por la explosión de un tambor de nafta -no previsto en el contrato-. Ver capítulo IV. con una vaguedad criticada con razón por la doctrina (ver Rivarola. según este concepto. 543 . Com.. Nac. del bar asegurado. expresan que "se caracteriza por el estallido brusco e instantáneo de una sustancia". CCom. salvo que produzca fuego. nº 6. Con este criterio no se ve por qué excluye los alquileres y demás daños indirectos. (1648)El art. punto b. Bruck la define como la expansión violenta de gases o vapores. nº 569. 879..del incendio. o rayo.). da este concepto de explosión: "El rapidísimo y violento desplazamiento del equilibrio físico-químico de un cuerpo o conmoción instantánea y fragorosa. y es indiferente que los gases hayan existido antes o sean una consecuencia de la explosión (ps. cit. Señalo que. Donati. Nac. descomposición espontánea y por su instantaneidad no puede ser frenada por alguna ayuda".). III. usada como combustible de la máquina de hacer café. III. también derivados del incendio: olvida que el asegurador sólo prevé y garantiza los daños materiales que sufra la cosa. el asegurador debe ampliar taxativamente su garantía. derogado. ley alemana. y los que pueda recibir por el salvamento. exceso de calor. aprobada en 1968. cláusula 2ª. se excluiría la explosión de gases. Contratto. texto y nota 204.. p. art. es decir. . (1647)C. 10/3/1939. excluye la combustión espontánea. Trattato. Ver nº 36. nº 381. producida por la expansión de una gran fuerza que va del estado líquido o sólido al gaseoso y puede derivar de choque. (1651)Vivante. Vivante.

753 y 754. nros. a pesar de que los daños no son causados por un fuego hostil. Por eso. por ejemplo. Gasperoni (nº 6. ps. y Trat. en este concepto. nº 11) exponen un criterio análogo al del texto. p. De Lalande y Couturier. y las expresiones empleadas serán una guía para fijar el alcance de la garantía. p. (1657)Es el concepto expresado en forma no muy clara por el punto a.. elem. nº 59). que durante muchos años se vieron condenados a indemnizar por estos hechos. que garantizar "la fábrica". nº 86. en un caso de tempestad. nº 376). 878) lo extiende a todos los accesorios incorporados de manera estable. En un supuesto en que el contrato garantizaba los daños causados por el rayo. y cuanto se expone en el capítulo VIII. III. 879. (1655)En esta cláusula se resume la experiencia judicial extranjera de los aseguradores. "construciones". la Corte de Reuen. Besson y Picard (III. Contratto. si los demás elementos del contrato autorizan esa interpretación. (1654)Bruck. (1658)Patterson. . p. Contratto. a pesar de la definición ahí contenida. Ver Vance. por Vivante. (1653)Vivante. póliza de incendio en uso antes de la sanción de la ley. p. cláusula 3ª. 473). decidió que se debían indemnizar los daños causados por los rayos y el viento. p. (1656)Malagarriga limita los inmuebles por accesión física (Comentario. Esta confusión se reitera en la nueva póliza aprobada. sobre el significado de las palabras "edificio". 638. nº 87. lo cual es excesivo. 118. se pueden suscitar dudas. La jurisprudencia estadounidense ha negado la garantía cuando los daños por la explosión se han debido a la presencia de condiciones extraordinarias: un buque dañado por una explosión a mil metros de distancia (Patterson. III. nº 375. sin discriminación alguna (cit. nº 8. De Lalande y Couturier. La falta de esta cláusula suscitaría en su perjuicio estas cuestiones también entre nosotros. "existencias" y "efectos". así como la suma asegurada y la prima pagada: no es lo mismo expresar que se cubre el edificio.(1652)Vivante. vinculados a la cosa principal y destinados a su fin económico. nº 423. Gasperoni. se pueden lógicamente considerar incluidas las máquinas y accesorios. 379 y 380. 378.

4/11/1957. deben pagar conjuntamente la totalidad del perjuicio. 5/9/1918. Terr. (II. Ver asimismo Corte de Casación de Francia. Nac. 5/10/1928. cada una de ellas está especialmente asegurada. (1666)C. Nac. Hémard estima que la platería y objetos de arte entran dentro del concepto de mobiliario. 10/3/1939. Nac. sin justificar este apartamiento de los principios generales del seguro. LL 14-205. La falta de prueba concreta y discriminada de los daños no exime al asegurador. 85. ley alemana. nº 73. mercaderías depositadas en un edificio vecino. a prorrata de sus pólizas (C. 59. cláusula 3ª... y su pérdida se debe liquidar como pérdida total. p. (1663)Cláusula 3ª. Hémard.. 131 y 133. JA 36-1496). Com. Nac. GF 103-221 y JA 41-494. confirmado por C. y aun de las normas procesales sobre la carga de la prueba. Si diversos aseguradores cubren cosas distintas cuyos daños no pueden ser discriminados.. Nac. en "Rev. GF 16-107). El mencionado párrafo de la póliza elimina cualquier discusión al respecto... etc.. (1668)Contra. Nac. 16/10/1931. Gén. JA 45-356. nros. Com. punto d. Com. 30/4/1947. 31/3/1933. (1662)C. Nac. (1664)Póliza. fallo de 1ª instancia.. JA 32-848. cláusula 4ª.". Com. LL 46436). 1/9/1936. (1665)Póliza. 12/3/1930. Ass. Si las cosas son individualizadas y valuadas separadamente. no así las colecciones de objetos raros y preciosos. 20/2/1934. Conf.: De Lalande y Couturier.. LL 3-1036. Com. en el caso en un galpón anexo. JA 28-685 y GF 76-303. nº 465). póliza de incendio. Com. Nac. (1660)C. (1667)C. Com. párrafo final. . art.(1659)De Lalande y Couturier. nº 465. (1661)C. Nac. joyas. 130. 1959. Com. Com. si su existencia está probada (C. aunque otras sólo hayan sido dañadas (C. II.

. 1958. sala B. 23/9/1932. v.. LL 20-611. no compensado por los intereses. con nota de Isaac Halperin. que.. Nac. Com. GF 88-254.. Gén. Picard. 31/10/1957. 1940.. 840 y 841. criterio aceptado por la Corte de Casación francesa. 15/10/1930. Nac. Nac. JA 39-595. Nac. o la "tijera". Gén. p. Nac. p. las reparaciones no pueden alcanzar casi la suma asegurada (30/9/1930. dicha sala había dictado pronunciamiento en 28/7/1954. en la cual expresa que la mora del asegurador en el pago de la indemnización hace nacer su responsabilidad por el mayor daño causado. o golpe de un acoplado. (1672)Besson. en DP 1939-2-41.".ej. Ass. (1675)Se ha decidido que la cláusula de póliza que excluye de la indemnización del seguro de automotores la privación de uso del vehículo debe ser interpretada en referencia al tiempo necesario para que la reparación se efectúe. Terr.. Com. Com. GF 88-254). 30/9/1930. (1678)Así se resolvió en el fallo plenario de la Cámara Nacional Especial en lo Civil y Comercial de la Capital Federal. el impacto de un capó que. (1670)Sup. (1676)La exigencia de externidad de la causa del daño ha llevado a considerar excluidos los daños que fueren producto del golpear de partes del rodado con otras del mismo vehículo (p. 62. etc. se desplaza lateralmente hasta dar contra el vehículo tractor. Corte Bs. en este capítulo. en "Rev. 195. (1673)C. 23/11/1928. § 22. LL 78-32.". se abre y va a dar contra el parabrisas. Armando R. ps. JA 19-1973-76). ver. ED 30-548." cit. JA 28-917. en autos "Irago. LL 134-1111 y del 28/4/1969. (1674)C. GF 88-415. La C. prácticamente aceptó este criterio al resolver que si el siniestro no es total. (1671)C. As.). y JA 70-434. Terr. Nac. en "Rev.. 1934. del 23/9/1968. .. ante un barquinazo. y no al insumido por la paralización provocada a causa de la mora culpable de la aseguradora (C. en análogo sentido. 7/2/1973. en "Rev. También se pueden ver los fallos de la sala C de dicha Cámara Nacional Comercial. por una frenada. Com. (1677)Sobre culpa grave en general. 5/3/1940. Com.. 3/4/1940. Com.(1669)C. Ass.

14/12/1984. JA 1985-I-395 [ver. Antonio" capítulo. en este .Cabrera. . § 39 (a)]. asimismo.