You are on page 1of 2
Síndrome Confusional Agudo y Agitación Psicomotora Delirium: NO confundir con DELIRIO Episodio en que la principal característica clínica es que el paciente se presenta confuso, lo que suele manifestarse con desorientación témporo-espacial e incluso lenguaje incoherente. El comienzo es agudo y el origen del mismo está en factores orgánicos que desequilibran la homeostasis de un organismo con una reserva cerebral disminuida (“reserva cerebral”capacidad del SNC para responder de manera funcionalmente flexible a las agresiones). Ocasionalmente se agregan ideas de tipo delirante y/o alucinaciones sin que esto sea un requisito para el diagnóstico. Criterios del DSM-IV . A.-Habilidad reducida para mantener la atención a estímulos externos y para cambiar la atención a estímulos nuevos. B.-Pensamiento desorganizado, caracterizado por pensamiento divagatorio, irrelevante o incoherente. Al menos 2 de los siguientes: - nivel reducido de conciencia (somnolencia) - trastornos perceptuales: ilusiones, alucinaciones, errores de interpretación - trastorno del ciclo sueño-vigilia con insomnio o somnolencia diurna - actividad psicomotora aumentada o disminuida - desorientación en tiempo, lugar o persona - trastorno de memoria. Las características clínicas se desarrollan en un corto período de tiempo y tienden a fluctuar en el transcurso del día. Además se presenta: - Evidencia de un factor (o factores) orgánicos etiológicamente relacionado con el trastorno. - En ausencia de tal evidencia, un factor orgánico puede ser presumido si el trastorno no es explicado por un trastorno mental no orgánico Epidemiología y factores de riesgo: El delirium se observa hasta en un 15 - 50% de los ancianos hospitalizados, con alrededor de 30- 40% de casos no reconocidos por su tratante. Principales factores de riesgo son: - daño cognitivo previo (demencia) - daño cerebral - privación de sueño - enfermedad orgánica múltiple - inmovilidad - cambios farmacológicos o polifarmacia - deshidratación - disminución de visión o audición - mayor edad Causas más frecuentes de Delirium: Infección: ITU, neumonía Trastornos.hidroelectrolíticos Alteraciones metabólicas Cardiopulmonares Anemia Intoxicación por fármacos Síndromes de privación (BZD y OH) Cirugías Mayores Enfermedad cerebral primaria Hematoma subdural Infarto o accidente isquémico transitorio Arteritis temporal o vasculitis cerebral Status epiléptico generalizado no convulsivo Evaluación mínima a realizar en un paciente con delirium: Dg clínico Historia, Ex Físico, Ex Mental (Mini-mental no diferencia delirium de demencia) Hemograma, VHS, Albúmina, BUN, calcio, CPK, creatinina, electrolitos, glicemia, función hepática ,Determinación de drogas ,Nivel de drogas prescritas y no prescritas, Ex Orina, ECG, Rx de tórax Actividad anticolinérgica total en suero (optativo), Según Clínica: TAC de cerebro y EEG: enlentecimiento el ritmo dominante posterior y aumento generalizado de la actividad de ondas lentas es el patrón más habitual. Tratamiento del Delirium y Agitación Psicomotora Prevención Primaria. Evitar o Atenuar factores de riesgo. Estrategia mas efectiva Esquema general 1. disminuir o discontinuar la medicación no esencial 2. iniciar observación cercana (cuidador 24 horas al día, según el caso) 3. determinar un esquema de monitoreo de signos vitales y balance de fluidos 4. historia completa y análisis de laboratorio 5. implementar intervenciones ambientales y psicosociales 6. instituir farmacoterapia en caso de agitación o psicosis Tratamiento etiológico Destinado a tratar directamente la causa orgánica que origina el síndrome Tratamiento sintomático - intervenciones ambientales colocar cerca de estación de enfermería iluminación adecuada respecto de la hora evitar sobre o subestimulación traerle objetos familiares y presencia de familiares para crear ambiente más familiar uso de audífonos, lentes o apoyo sensorial en general reorientación frecuente (calendario, reloj, etc.) apoyo y educación a familiares - intervenciones farmacológicas haloperidol (Haldol) fármaco de elección en ancianos agitados y/o psicóticos, en dosis que rara vez superan los 5 mg/día. Se sugiere comenzar con dosis bajas (0.5- 1mg) y repetirlas cada una hora hasta lograr respuesta clínica. Una alternativa con menos efectos extrapiramidales es la risperidona (Risperdal) en dosis que habitualmente no superan los 3 mg/día (comenzar con 0.5 mg y titular según respuesta). En síndromes de privación de OH y BZD utilizar benzodiazepinas de vida media corta (Lorazepam [Amparax] , 0,5- 1mg iv). A este tratamiento se le podrá agregar haloperidol o risperidona en caso de persistencia de la agitación o cuando existan síntomas psicóticos evidentes. Diagnóstico Diferencial Inicio Curso 24h Conciencia Orientación Memoria Atención Delirios Alucinaciones Referencias 1. 2. 3. Santander J. Agitación en el anciano. Manual de Geriatría PUC González M, de Pablo J, Valdes M. Delirium: la confusión de los clínicos . Rev Med Chile 2003; 131:1051-1060 Inouye S et al. A multicomponent intervention to prevent delirium in hospitalized older patients. N Engl J Med 1999;340: 669-676 Demencia Insidioso Estable Vigil Alterada Deterioro Déficit parcial y Baja frecuencia Depresión Subagudo Estable Vigil Intacta Conservada Déficit parcial Baja frecuencia Esquizofrenia Subagudo (auditivas) Delirium Agudo Fluctuante Alterado Alterada Deterioro Déficit grave Frecuentes (auditivas y visuales)