You are on page 1of 2

Cocinas de inducción

En un cocina de inducción, la placa calienta la base metálica del recipiente mediante un campo magnético. A diferencia de las placas de cocina eléctricas convencionales, las placas o focos de inducción no se calientan, y funcionan únicamente a través del contacto con el menaje de cocina. Así, con una placa de inducción desaparece el riesgo de quemaduras, al igual que los restos de comida quemados sobre la placa. Para las placas de inducción hace falta un menaje de cocina especial, con base ferromagnética. Una cocina de inducción es...

Al igual que las cocinas de gas, las de inducción son muy populares entre cocineros profesionales y aficionados porque permiten regular el calor con precisión. Además, ofrecen otra ventaja más: como en el proceso de inducción no se calienta la placa, que sólo funciona cuando se coloca encima un recipiente de cocina especial, se evitan las quemaduras por contacto con la placa.

Asimismo, tampoco se queman los restos de comida que pudieran derramarse sobre la placa. Sin embargo, la placas de inducción sólo funcionan con un menaje de cocina adecuado, de material ferromagnético.

La tecnología de inducción

Una placa de inducción, cuya superficie es vitrocerámica, lleva instalada una bobina por la que fluye corriente y que genera un campo magnético. Si se coloca una olla adecuada sobre la placa, se calentará mediante una corriente de Foucault. La corriente se transmite en forma de campo magnético a la base del recipiente de cocina, donde se transforma en calor.

porque se controlan casi exclusivamente mediante mandos táctiles. sin que haya prácticamente consumo en espera.Cuando la olla colocada sobre la placa no es adecuada. por ejemplo. . es como si la cocina de inducción estuviera esperando el contacto con la olla para activarse. apenas se desperdicia energía. a menudo caro. Las cocinas eléctricas clásicas sólo se activan mediante un interruptor manual. sino que el calor se genera directamente en la base del recipiente. la idoneidad para las placas de inducción viene indicada en el embalaje correspondiente. así como las ollas de acero inoxidable convencionales con base de varias capas. Desventajas de las cocinas de inducción Las cocinas de inducción funcionan solamente con un menaje de cocina especial. Además. al colocar recipientes pequeños sobre una placa grande. También pueden servir las ollas de acero esmaltadas y sartenes de hierro. Es decir. Las cocinas de inducción suelen tener un mayor consumo eléctrico en el modo de espera que las convencionales. y no la placa misma. La tecnología de inducción nunca calienta más que la base del recipiente. Ventajas de las cocinas de inducción Las cocinas de inducción no sólo permiten regular muy bien calor y evitan quemaduras. sino que también ahorran energía: no es necesario el precalentamiento de la placa. casi todas las placas de inducción se desconectan automáticamente. Además. las personas con marcapasos cardíaco deben informarse por si el campo magnético de la placa de inducción pudiera afectar al marcapasos. como en las cocinas eléctricas convencionales. Por regla general.