You are on page 1of 17

BUENO ESTE TRABAJO ESTA DEDICADO

A

NUESTRA PROFESORA YA QUE CON SU APOYO RECOMENDACIONES Y ESTRICTAS NORMAS HICIERON POSIBLE LA REALIZACION DE LAS NUESTRO TRABAJO DIFERENTES Y ASI PODER NOSTROS

TENER UN AMPLIO CONOCIMIENTO DE QUE PUEDE OCURRIR ENEL SER HUMANO.

EMFERMEDADES SISTEMICAS

RECONOCER LA ETIOPATOGENIA ,HISTOLOGIA DE LAS ENFERMEDADES A PRESENTAR.

RECONOCER SUS CAUSAS Y CONSECUENCIAS .

SABER EL PROTOCOLO DE ATENCION DE CADA UNA DE ELLAS

RECONOCER EL TRATAMIENTO QUE SE LE PUEDA DAR A CADA UNA DE ELLAS.

El Quiste Dentígero, es un quiste odontogénico, que rodea a la corona de un diente no erupcionado. Regezi y Sciubba, 1993, describen al quiste dentígero como un quiste odontogénico frecuente, asociado a la corona de un diente no erupcionado, que se asocia a la ruptura del retículo estrellado durante la amelogénesis, denominado epitelio reducido del esmalte. Una causa común del retraso en la erupción de la dentición permanente, es la presencia de este tipo de quistes dentígeros que interfieren con el proceso normal.

La presencia de restos epiteliales odontogénicos, sumados a restos embrionarios del desarrollo facial en el interior de los huesos maxilares, pueden proliferar bajo ciertas circunstancias llegando a dar origen a quistes. Existen variedades de ellos diferenciándose en su etiopatogenia, aspectos clínicos, radiográficos, histológicos y terapéuticos.

Se presenta normalmente como una patología aislada, pero también se puede presentar en algunos síndromes como la disostosis cleidodentopubocraneal o en la mucopolisacaridosis tipo VI. No hay predilección por sexo y se presenta la mayor incidencia entre la segunda y tercera década de vida .

ETIOPATOGENIA

El quiste deriva del epitelio reducido del esmalte que rodea la corona del diente, se sabe muy poco acerca del estimulo que separa el epitelio reducido de la superficie de esmalte del diente, creando un espacio para la acumulación de liquido alrededor de la corona del diente (el termino “dentígero” significa “que contiene dientes”). El órgano del esmalte residual o epitelio reducido del esmalte forma una de las superficies que limita el quiste y la corona del diente retenido.

Existen varias teorías que tratan de explicar el origen del quiste dentígero, una de ellas plantea que el quiste dentígero se origina después que la corona del diente se ha formado por completo, se produce acumulación de liquido entre el órgano del esmalte y la corona del diente2,3.

Otra explicación para la patogenesis del quiste dentígero es que se origina inicialmente por la proliferación quística de los islotes en la pared del tejido conectivo del folículo dental o incluso fuera del mismo, para luego unirse para formar una cavidad quística alrededor de la corona dental.

Una tercera explicación plantea que algunos quistes dentígeros pueden comenzar su formación por degeneración del retículo estrellado durante la odontogénesis3.

A veces del tejido conjuntivo adyacente que parecen inactivos o el tejido epitelial, en la membrana o pared quística se admite que puede desarrollarse algunas alteraciones neoplásicas, como un ameloblastoma o un carcinoma

ASPECTOS CLINICOS

Los quistes dentígeros son frecuentemente descubiertos cuando se toman radiografías para investigar la falla en la erupción de un diente, un diente faltante o mal posición alineamiento. Usualmente no hay dolor ni molestia asociados con el quiste a menos que se infecte secundariamente.

Durante el desarrollo del quiste dentígero podemos considerar un periodo sub-clínico, en el cual no se aprecia ninguna sintomatología; solo se puede llegar detectar su presencia a través de una radiografía. Durante su crecimiento se comienza a exteriorizar la etapa clínica al expandir las corticales con deformación en el lugar de nacimiento del quiste (vestibular, paladar, entre otros) borrando los surcos de la cara o producir una deformidad facial, perdida de dientes por intensa resorción radicular de los dientes adyacentes y dolor, tras un periodo más largo, la cortical termina, por adelgazarse y a la palpación se produce una sensación de pergamino (signo de Dupuytren) posteriormente se puede infectar y presentarse los signos y síntomas de la inflamación hasta fistulizar dejando escapar un liquido seropurulento .

TRATAMIENTO DEL QUISTE DENTIGERO

Protocolo de atención:

HISTORIA CLINICA GENERAL Y PERIODONTAL INTERROGATORIO: ¿ EN SU FAMILIA ALGUIEN PADECE DE CANCER? ¿ PADECE USTED DE QUISTES EN BOCA ? ¿ TIENE ALGUNA DEFICIENCIA CON VITAMINAS ? EXAMENES COMPLEMENTARIOS: RASPAJE MANUAL. ENUCLEACION. Radiografías periapicales Radiografías panorámicas . Extirpación quirurgicas

El tratamiento del quiste dentígero

es la eliminación quirúrgica completa de la lesión, la recurrencia es relativamente poco frecuente a menos que haya habido fragmentación del revestimiento quístico y que hayan quedado remanentes.

CONCLUSIONES:

Se presenta normalmente como una patología aislada, pero también se puede presentar en algunos síndromes como la disostosis cleidodentopubocraneal o en la mucopolisacaridosis tipo VI. No hay predilección por sexo y se presenta la mayor incidencia entre la segunda y tercera década de vida

REFERENCIAS:

Aguirre J. cáncer oral. Gac Med Bilbao 1992; 89: 169-171. Ceballos A, Aguirre J, Echebarria MA,Ceballos L. Prevalencia y distribución de los quistes dentigeros. Medicina Oral 1996; 1: 6-10. Appleton SS. Quiste dentigeros: pathogenesis, clinical characteristics and treatment. J Calif Dent Assoc 2000; 28: 942-948.

Introducción El quiste radicular es un quiste odontógeno de origen inflamatorio precedido por un granuloma periapical crónico y estimulación de los restos de Malassez presentes en la membrana periodontal. El quiste radicular es el tipo mas frecuente y aparece en el vértice de la raíz de un diente no erupcionado cuya pulpa ha sido desvitalizada por caries o traumatismo dental. Los quistes sin duda es un peligro para la integridad del componente maxilofacial; ocasionando trastornos funcionales y estético de variable intensidad, por lo que deben ser diagnosticados precozmente y tratados de forma adecuada.

CONCEPTO Es el tipo más frecuente del quiste odontógeno y representa más de la mitad del total de los quistes orales. Es un pequeño saco, el centro lleno de liquido o material semisólido cubierto internamente con epitelio y externamente con tejido conectivo fibroso. Se presenta en 3 modos diferentes Periapical: se sitúa en el espacio de Black, relacionado con el ápice dental Latera: está en dependencia de un conducto lateral accesorio o de una falsa vía producida endodónticamente. Residual: relacionado con un diente ausente en la arcada, ya extraído, y que ya presentaba esta lesión ETIOLOGÍA Aumentan de tamaño en respuesta de la inflamación desencadenada de la infección bacteriana de la pulpa o en respuesta directa al tejido pulpar necrótico Histopatogenia Se caracteriza por una cavidad revestida de epitelio plano no queratinizado Estos quistes están inflamados y suele haber neutrófilos en el revestimiento epitelial y la intensa inflamación puede causar destrucción Observamos presencia de cuerpos hialinos en el epitelio y tejido conjuntivo

Histología • • • Se caracteriza por una cavidad revestía de epitelio plano no queratinizado de espesor variable Suelen estar inflamados y suelen haber neutrófilos en el revestimiento epitelial. Si la inflamación es intensa, hay destrucción del revestimiento epitelial dejando así una zona de tejido de granulación.

CARACTERISTICAS CLÍNICAS

La mayoría aparecen en el vértice de la raíz Aparecen en los orificio de grandes conductos radiculares accesorio

Quistes inflamatorios situados lateralmente se denominan quistes radiculares laterales

CARACTERISTICAS RADIOGRÁFICAS Se presenta como una imagen radio lúcida, circunscrita por una banda radiopaca y asociada al conducto lateral o apical de una pieza desvitalizada No se puede distinguir de un granuloma

Se produce cuando una inflamación de la pulpa dentaria alcanza la zona periapical provocando la formación de una granuloma apical. En el interior del granuloma la proliferación de restos epiteliales ( restos de Malassez ) estimulados por la inflamación da lugar a que se forme una cavidad quística epitelizada..

Protocolo de atención
Llenando completo de historia clínica general y periodontal Interrogatorio: HA SUFRIDO GOLPES TRAUMATICOS EN DIENTES? HA PADECIDO DE QUISTES O TUMORES EN BOCA ? HA SUFRIDO DE CARIES DENTALES QUE ACOMPROMETIDO LA PULPA DENTAL?

EXAMENES: INTRAORALES EXTRAORALES

EXAMNES COMPLEMENTARIOS: BIOPSIA RADIOGRAFIAS PANORAMICAS RADIOGRAFIAS PERIAPICALES

TRATAMIENTO

Consiste en la exéresis del quiste y si es necesario y prudente el tratamiento pulpo radicular del diente o dientes afectados

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Hernández E, Hernández A, Hernández. Manejo quirúrgico de quiste radicular en la clínica de especialidades Odontológicas. ULACIT 2008; 1(1): 5-29. Urdaneta M, Molina C, Rojas M, Urdaneta O. Quiste Radicular Lateral. Reporte de un caso. Ciencia Odontológica 2008; 5(1). Gallego D, Torres D, García M, Romero M, Infante P, Gutierrez J. Diagnóstico diferencial y enfoque terapéutico de los quistes radiculares en la práctica odontológica cotidiana. Medicina Oral 200; 7(1): 54-63

INTRODUCCIÓN • El ameloblastoma es una neoplasia verdadera, de crecimiento lento y localmente agresivo, se puede originar en el epitelio odontogénico, bien sea, de los remanentes de la lámina dental conocidos como restos epiteliales de Malassez, del órgano reducido del esmalte, de las células basales del epitelio, del epitelio del órgano del esmalte y en algunos casos de la pared de un quiste dentígero o de epitelio heterotópico, como sucede con el derivado de la glándula pituitaria. CONCEPTO El ameloblastoma es un tumor benigno del epitelio odontogénico, caracterizado por su comportamiento localmente invasor y recidivante. Se presenta mayormente en la mandibula con respecto al angulo y la rama mandibular. Epidemiológicamente El ameloblastoma representa el 11% de los tumores odontógenos aproximadamente, y el 0.14% de todas las neoplasias.

Sin predilección por el sexo y la mayoría de pacientes entre los 40 y 50 años

PATOGENIA El ameloblastoma deriva principalmente del epitelio que se relaciona con la formación de los dientes, es decir células potencialmente capaces de formar tejido dental. Restos celulares del órgano del esmalte Epitelio de quistes odontógenos en especial el dentígero y odontómas Alteraciones del órgano del esmalte en desarrollo

Tipos Histológicos Ameloblastoma de tipo folicular Se caracteriza po la presencia de masa o foículos de células que pueden ser apiedradas o estrelladas

Ameloblastoma plexiforme Esta constituido fundamentalmente por cordones o masas irregulares estas está constituida por células angulosas muy semejantes al retículo estrellado, pueden ser cilíndricas o cúbicas. Ameloblastoma tipo acantomatoso Se le conoce así porque los ameloblastomas se presentan en áreas extensas de metaplasma escamosa. Ameloblastoma tipo de células granulosas Se caracteriza por presentar áreas más o menos extensas, de células granulosas. Estas células pueden ser cúbicas, cilíndricas o redondeadas.

Aspectos Clínicos Lesión central de hueso la cual es lentamente destructiva Tiende a diseminase en vez de perforar el hueso. No produce signos o síntomas en lo que involucren nervios Rara vez es dolorosa a menos que se infecte secundariamente

Caracteristicas Radiograficos Presenta con una imagen radiolúcida Unilocular bien definida Se puede observar de manera multilocular Con adelgazamiento de la cortical Es muy frecuente la absorción de las raíces. Caracteristicas Clínicas Los signos más comunes son: tumefacción (75%), dolor (33%). Tiene una frecuencia igual tanto para mujeres y hombres y en su gran mayoria aparecen en el maxilar inferior (81% al 98%). La mayoría de los pacientes presenta una inflamación indolora del lado afectado. Su crecimiento es lento.

Intraoralmente se observa una masa de tamaño variable, la cual da la apariencia de un ensanchamiento óseo. Los dientes del área pueden presentar movilidad por la reabsorción radicular por la presión del tumor. Diagnostico Diferencial Quiste Dentígero Quiste Residual Osteofibroma central Queratoquiste Fibroma ameloblástico Fibroma odontogénio central

PROTOCOLO DE ATENCIÓN Llenado completo de H.C general y periodontal clínicos Anamnesis Manifestaciones clínicas: Crecimiento lento y expansivo. Deformidad facial. Asintomático Histológicos Desplazamiento dentario. Histológicamente benigno, localmente agresivo. Tiende a recidivar si no son extirpado con amplio margen de seguridad.

Interrogatorio: ¿ ha presentado lesiones expansivas en la mandíbula? ¿Ha tenido obstrucción nasal, edema facial, dolor y compresión del suelo de la órbita?

¿ ha presentado tumoraciones en las cuales le ha deformado la posición de sus dientes? Exámenes Intraoral: donde veremos mala oclusión, pérdida de piezas dentales, enfermedad periodontal y deformaciones faciales

EXAMENES DE LABORATORIO biopsia Hemograma

Exámenes complementarios • • • radiografía panorámica y oclusal tomografía computarizada Resonancia magnética

Procesos quirúrgicos enucleación quística: se realiza la extirpación completa de la cápsula con sutura inmediata. Siempre que sea posible, es preferible un abordaje vestibular, que proporciona mejor visibilidad y accesibilidad. osteotomía periférica: como técnica moderada o la segmentaria en casos de tratamiento de recidivas.

Tratamiento El tratamiento del ameloblastoma es quirúrgico, comprendiendo desde formas conservadoras, como el curetaje y la enucleación, hasta tratamientos más radicales, como la resección marginal, en bloque o la resección segmentaria/ hemisección.

Referencias bibliográficas

Carini F, Raizzoli G, Vignoletti F, Baldoni M. Ameloblastoma plexiforme del maxilar: manejo quirúrgico y protético. Avan ces en odontoestomatología 2007; 23(1): 11-20. Duques F, Radi J, Del Valler A. Ameloblastoma:reporte de diez casos y revisión literaria. Rev Fac Odont Univ 2003; 15(1): 57-66. Carini F, Raizzoli G, Vignoletti F, Baldoni M. Ameloblastoma plexiforme del maxilar: manejo quirúrgico y protético. Avan ces en odontoestomatología 2007; 23(1): 11-20.

Los sarcomas conforman un grupo heterogéneo de neoplasias malignas, las cuales constituyen del 6 al 13 % del total de lesiones malignas en el área de cabeza y cuello; en dicha región anatómica constituyen aproximadamente el 20 % de estas neoplasias. El osteosarcoma es un tumor maligno de tipo mesenquimático cuyas células cancerígenas producen una matriz osteoide. Los sarcomas de los maxilares se desarrollan generalmente a partir de la 3° década de la vida y en igual proporción en ambos géneros, teniendo como localización anatómica más frecuente la región molar de la mandíbula.

Entre las características clínicas más comunes se presenta tumefacción con dolor localizado y pérdida de los dientes adyacentes a la lesión, sin embargo en muchas ocasiones muestran comportamientos atípicos; radiográficamente puede presentarse como una lesión osteolítica, osteocítica o una mezcla de ambas. La terapéutica indicada es la radioterapia pre o postoperatoria combinada con maxilectomía total o radical, dependiendo de su extensión. El mal pronóstico de esta neoplasia generalmente es consecuencia del retraso y tratamiento de los pacientes. A continuación se presenta una revisión bibliográfica donde se analizan aspectos anatómicos, epidemiológicos, características clínicas y radiográficas, tratamiento, pronóstico y diagnóstico diferenciales de esta entidad.

Patogénesis:

La patogénesis es desconocida, lesiones preexistentes pudieran ser sus precursores como: quistes óseos, osteocondromas, displasia fibrosa, Enfermedad de Paget, retinoblastoma bilateral, tumor de células gigantes, osteomielitis crónica, osteogénesis imperfecta, traumas, factores genéticos y agentes virales 1,4,6.

Características clínicas:
Entre las características clínicas se presenta tumefacción con dolor localizado y pérdida de los dientes adyacentes a la lesión. Los tumores desarrollados en el maxilar tienen un mayor volumen con un promedio de 12.8 cm. De diámetro en comparación con los mandibulares que pueden medir hasta 8.2 cm.; dependiendo de su localización puede originar obstrucción nasal, proptosis, diplopía o epistaxis cuando se presenta en la base del cráneo y tracto sinonasal, invasión del oído y pared lateral del cráneo pudiendo generar pérdida de la audición, vértigo, tinitus o parálisis facial; cuando se localizan en mandíbula puede ocasionar parestesia por afección del nervio dentario; sin embargo, en muchas ocasiones muestran comportamientos atípicos.

Manifestaciones radiográficas: Las manifestaciones radiográficas pueden ser muy variadas, los osteosarcomas iniciales se caracterizan por ensanchamiento localizado del espacio del ligamento periodontal de uno o varios dientes producto de la invasión tumoral del ligamento periodontal y resorción del hueso alveolar circundante

Protocolo de Atención Historia Clinica General: Anamnesis Historia Clínica odontológica: Se debe realizar una consulta ordenada clara. Formular preguntas que nos orienten al diagnostico adecuado. Interrogatorios

¿ Ha tenido familiares que han sufrido de cáncer? ¿Ha tenido dificultades para poder ingerir sus alimentos ? ¿Ha presentado incremento excesivo en su volumen facial? Examen Clínico Examenes Intraorales Percucion palpacion

Exámenes complementarios Biopsia Incisional exicional

Exámenes complementarios:
radiografías panorámica tomografía 3D

Tratamiento
El tratamiento de los sarcomas será diseñado de acuerdo al tipo de tumor, localización, etapa de la enfermedad, tamaño del tumor y edad del paciente. La terapéutica está basada principalmente en la total erradicación quirúrgica del tumor, resección en bloque definitiva con reconstrucción inmediata. Algunos autores recomiendan el uso de una terapia combinada con radioterapia pre o postoperatoria; su empleo está indicado en caso de tumores de alto grado, márgenes quirúrgicos cercanos o positivos, lesiones mayores de 5 cm. o lesiones recurrentes o inoperables. La quimioterapia está enfocada en el manejo de lesiones irresecables, con metástasis a distancia en caso de márgenes quirúrgicos positivos; cuando se usa esta terapia combinada con la cirugía, proporciona una tasa de sobrevida de 5 años en el 80% de los casos