You are on page 1of 3

UNIVERSIDAD

Es así como nosotros debemos dar el ejemplo y exigir también de manera simultánea a las autoridades un mejor gobierno sin lucro para nosotros donde nuestras peticiones sean atendidas y consideradas para nuestro bienestar educativo y con el fin de tener más prestigio hacia la universidad.

CATÓLICA
LOS ÁNGELES DE CHIMBOTE

CURSO: PATOLOGIA DEL SISTEMA ESTOMATOGNATICO DOCENTE: DR. KAREN ANGELES GARCIA INTEGRANTES: - OSTOLAZA AUGUSTO MONTSERRAT - INFANTE MONTAÑEZ MARIA LISBETH - CASTILLO ORUNA ROSA - CAMONES PAREDES ALEXANDER

INTRODUCCION

Ideas…

En la actual sociedad del conocimiento, a las universidades no sólo se les pide que se ocupen de investigar e impartir docencia y formar a los alumnos, sino que también se les exige cada vez más que contribuyan al desarrollo económico y social de su entorno, que compitan en un marco internacional con otras instituciones y que persigan la excelencia. Asimismo, el papel de la universidad deviene central en el desarrollo del capital humano, para formar en conocimientos y habilidades a los jóvenes estudiantes, y facilitar su inserción en el mercado laboral en condiciones óptimas, así como para dar respuesta a las necesidades de las empresas en cuanto a los requerimientos de trabajadores altamente cualificados; y de la misma manera, también el papel que puede desempeñar la universidad resulta clave en la formación a lo largo de la vida, permitiendo que la población activa en el mercado de trabajo pueda actualizar y renovar conocimientos y adquirir nuevas aptitudes, o en el incentivo y fomento de las actitudes emprendedoras. Todo ello sin olvidar el papel que la universidad debiera jugar asimismo en el desarrollo social y cultural y en la expansión de una serie de valores cívicos y humanos.

Tendencia general a la disminución de la regulación, al aumento de la autonomía universitaria dentro de un marco legal de referencia y paralelamente, incremento del proceso de control, evaluación y rendición de cuentas a la sociedad y ante la autoridad competente. Tendencia creciente a la profesionalización de las tareas de gestión universitarias, esto es, de que formen parte del equipo ejecutivo profesionales de la organización y la gestión de empresas/instituciones, aunque no sean académicos, que sirvan de apoyo a los rectores, decanos, etc., y lleven, en la práctica, la gestión del día a día de la institución. Incluso en la designación de rector, decanos y demás figuras de autoridad, deviene significativo el que posean conocimientos y capacidades de gestión profesionalizada, sean académicos o no.

Otros ámbitos donde la autonomía y libertad universitaria está también incrementándose son los relativos a la oferta de enseñanzas o el acceso y elección de los estudiantes, así como al precio de las matrículas y tasas aplicadas a los usuarios de las universidades públicas, dentro de un marco legal establecido y conforme a los acuerdos a los que puedan llegar las universidades y las autoridades públicas competentes.

Gestión interna: Normalmente el equipo rectoral designa a los decanos de facultad y éstos a los directores de departamento y centros de investigación, directamente o a través de los órganos colegiados correspondientes, de facultad, departamento, etc., mimetizando la designación realizada a nivel superior (o alternativamente podrían ser nombrados por la Junta de Gobierno). Igual que el rector, estos decanos y directores gozarían de más autonomía y poder en el desempeño de sus funciones, al mismo tiempo que habrían de rendir cuentas a su superior sobre los resultados obtenidos en su gestión, que habrían de estar en línea con los objetivos previamente establecidos, en cohesión con las pautas generales de la institución universitaria.