You are on page 1of 5

INTRODUCCIÓN A LAS CONSTRUCCIONES

FACULTAD DE ARQUITECTURA, DISEÑO ARTE Y URBANISMO - UNIVERSIDAD DE MORÓN

2013

LA FUNCIÓN TÉRMICA - 1ª PARTE
Por arq. Jorge Barroso Una de las premisas fundamentales de nuestra propuesta de TECNOLOGÍA PARA ARQUITECTOS, es aquella que expresa que ARQUITECTURA es; El diseño (imaginar - representar) de la funciones que se concretan con materiales y tecnologías. El DISEÑO, es imaginar una MATERIALIDAD CON UN FUNCIONAMIENTO INTENCIONADO, PREDETERMINADO, como lo hacemos en el campo de: la FUNCIÓN EXPRESIÓN FORMAL( la estética, la “belleza”, que le dicen), O FUNCIÓN ESTRUCTURAL (que el edificio exista, esto es que se sostenga, como le dicen que no se “caiga”), O FUNCIÓN DE PLANTA (la relación entre los locales de un edificio, no tener que pasara por adentro del baño para ir a la cocina). En este documento, nos referiremos al encuadre general de la FUNCIÓN TÉRMICA, como una variable del DISEÑO ARQUITECTÓNICO. Comencemos, con premisas cortas: 1. Las condiciones del medio natural, no son las apropiadas para el desarrollo de la sociedad humana, ni aun en las condiciones más primarias de su organización. 2. Desde su existencia el hombre busca la materialización de un medio diferenciado, el medio cultural, donde las variables del entorno son favorables a su supervivencia. 3. La producción de un abrigo, avanzó desde un proceso de resignificación de ámbitos producidos por la naturaleza, la caverna, hasta las actuales torres de Kuala Lumpur (del arquitecto argentino Cesar Pelli). Los objetos son muy diferenciados, pero la razón la misma. 4. Una de las variables ambientales que se trata de modificar para asegurar la calidad requerida es, ha sido y parece será, los niveles de energía térmica del aire interior. Como hablaremos mas tarde del Confort. 5. Cuando las sociedades produjeron estos “abrigos”, los edificios, por su dimensión se transformaron en los productos de mayor importancia física de la cultura. A la FUNCIÓN ORIGINAL DE ABRIGO (en el amplio sentido del termino, incluía también evitar que te comieran los leones durante el sueño), se agregó la FUNCIÓN SEMIOLÓGICA, e incorporó a los edificios al sistema de signos que organiza una cultura. 6. Pareciera que esta FUNCIÓN SEMIOLÓGICA, de los edificios, es la que denominamos ARQUITECTURA. Como todo sistema de significados, su creciente importancia pareció hacer olvidar que su origen era el “abrigo”. 7. Pareciera que existen edificios – arquitectura y edificios – abrigo. A los primeros dedican casi todos sus esfuerzos las Facultades de Arquitectura, en los segundos vive la casi totalidad de la población. 8. No parece desvalorizar a los edificios – arquitectura, las falencias en las otras funciones que se corresponden con la categoría de edificios – abrigo. Ni siquiera las funciones estructurales, que tienen una prioridad total en tanto se requieren para la existencia del edificio (independientemente de una u otra categoría), son considerados factores de evaluación. Es casi un tema excluyente de los ingenieros estructuralistas (suelen dar algún premio por estas cualidades de los edificios) 9. Dentro de las funciones de los edificios – abrigo , la función térmica es posiblemente una de las significativas y con mayor historia. 10. La explicación es simple, nuestra “alma” (nuestra mente, nuestro espíritu, o como quieran llamarla) , se sostiene sobre una maquina termo – biológica (nuestro cuerpo), que requiere de la ingesta de recursos con potencia energética (los alimentos) para mantener la maquina en funcionamiento. 11. Cuando el medio que nos rodea contiene un nivel de energía menor que el de nuestro equilibrio de funcionamiento, se producen perdidas que irán desde sensación de desconfort al congelamiento y más... 12. Por ello desde el “invento” del fuego, las sociedades lo han adorado, desde las vestales del templo, a las amas de casa cavernícolas, tratando de que no se apagara, hasta la simbología de las llamas votivas. (como el de las olimpiadas , que pronto se volverá a encender en Sydney) 13. La poca resistencia al pasaje de la energía térmica de los materiales pétreos, y cerámicos macizos (los clásicos ladrillos) , solo mejorable con la madera y los tejidos, hizo del calor una primera y siempre insatisfecha necesidad, casi en el nivel de los alimentos (con la intima relación que existe entrambos), durante casi toda la historia de la civilización. 14. La clásica cocina, donde aun se realizan gran parte de las actividades de la familia en invierno, es una tradición del fuego central de la vivienda popular, donde se agrupaban las funciones básicas de la vida cotidiana. 15. Allí se origina la palabra HOGAR. Y llega la REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, que fue mas que nada una revolución de las formas de aprovechamiento de la energía. 1

INTRODUCCIÓN A LAS CONSTRUCCIONES

FACULTAD DE ARQUITECTURA, DISEÑO ARTE Y URBANISMO - UNIVERSIDAD DE MORÓN
De los animales domesticados, el viento, el agua, la leña y la propia fuerza humana, pasamos al carbón y luego al petróleo. Y lentamente en el inicio y cada vez más rápido en los tiempos siguientes, el hombre comenzó a superar las dos grandes penurias de su historia: El alimento y el calor. Dos formas de la energía. Vale recordar que estamos haciendo un recorte de la historia, estamos hablando de nuestros antepasados culturales, los europeos, donde el calor es una rareza. Empujados por la energía que el ingenio del hombre había desatado (la maquina de vapor es casi su paradigma inicial, luego el motor a explosión), por las tecnologías de higiene urbana (agua corriente y cloacas),el crecimiento de la producción de alimentos, la población del mundo comenzó a crecer en forma exponencial. Eran nuestros antepasados menos de 1000 millones hace 200 años, ahora ya excedimos los 6.000 millones. Y cada habitante consumiendo mas y más energía. Con la desigualdad que existe entre ricos y pobres, pero aun estos últimos consumiendo mas que los ricos del siglo VI (por ejemplo). Tuvimos algunos tiempos de euforia, parecía el crecimiento infinito y sin consecuencias. Pero el mundo es complejo y apareció la posibilidad de la extinción de los recursos naturales no renovables, sobre todo el petróleo, y también el carbón. Pero sobre todo aparecieron las consecuencias de la contaminación del medio ambiente por el uso indiscriminado y creciente de estas nuevas formas de energía. El mundo (al menos el desarrollado) buscó a los responsables, para exigirles un mejor uso de la escasa energía y de la alta contaminación. Apareció el principal responsable: la producción de los materiales de construcción + la construcción de los edificios + el funcionamiento de los edificios , era el demandante del 50 al 60 % de toda la energía consumida por los países, por tanto también el principal responsable de la contaminación ambiental. En esta situación se funda la aparición de nuevos enfoques teóricos que se concentraron en la DEMANDA DE ENERGÍA (DE), en la eficacia de las instalaciones térmicas, y sobre todo en EL DISEÑO DEL FUNCIONAMIENTO TÉRMICO DE LA CAJA ARQUITECTÓNICA, de los edificios, de la ARQUITECTURA.. A la toma de conciencia de estos aspectos del DISEÑO, se dirige este documento de encuadre general, y la elaboración de herramientas que permitan incorporar la teoría del funcionamiento térmico a la practica del DISEÑO. CAMBIO CLIMÁTICO Y ENERGÍA El clima es el resultado de un sistema circulatorio a escala planetaria, el movimiento de la masa de aire que rodea el globo bajo la influencia de la radiación solar y el constante intercambio con océano y suelo en un equilibrio dinámico muy complejo, regulado por una serie de factores cuya influencia apenas empezamos a comprender, y que sin embargo, tenemos la certeza de que estamos alterándolos de forma irreversible. El carácter unitario y global del clima fue percibido ya a principios del siglo pasado. Se intuía que atmósfera y océano tenían un papel muy importante en la temperatura media del planeta y que parte de la energía que llegaba del Sol era, de alguna forma, retenida por la atmósfera. No mucho mas tarde (1861) se atribuyo al vapor de agua y al dióxido de carbono (CO2) esta absorción parcial, e incluso algunos científicos llegaron a aventurar que pequeños cambios en la proporción de estos gases podían tener efectos climáticos considerables. Este es un fenómeno que en los últimos años ocupa la atención mundial, y se denomina comúnmente efecto invernadero. (ya hablaremos del mismo en este documento) La analogía se debe a que agua y dióxido de carbono (también otros gases como metano, oxido nitroso...) actúan como el vidrio en un invernadero: · La radiación solar: · Atraviesa la atmósfera y · Llega hasta la superficie donde se transforma en calor, · Que es re-emitido nuevamente a través de ella como radiación infrarroja; · Una parte de esta radiación es absorbida por los gases de efecto invernadero (GI). Hay pruebas de que en épocas pasadas las variaciones en la cantidad de irradiación solar y en la composición de la atmósfera dieron lugar a unas condiciones ambientales muy diferentes a las de hoy. Así hace 100 millones de años, cuando existían los dinosaurios, la cantidad de CO2 era de 4 a 8 veces mayor y la temperatura media 10 o 15ºC superior a la actual, mientras durante la ultima glaciación, hace 10.000 años, la temperatura media bajo a 9 o 10ºC, en correspondencia con un contenido en CO2 de unos 2/3 del que conocemos ahora. 2

2013

INTRODUCCIÓN A LAS CONSTRUCCIONES

FACULTAD DE ARQUITECTURA, DISEÑO ARTE Y URBANISMO - UNIVERSIDAD DE MORÓN
Ciertamente el clima evoluciona, la cuestión es con que rapidez y conque margen de adaptación para los seres vivos. En poco mas de un siglo la actividad humana ha aumentado la cantidad de CO2 atmosférico en un 25% y doblado la concentración de metano; el reforzamiento consiguiente del efecto invernadero necesariamente dará lugar a un aumento de la temperatura, que se calcula de 1ºC cada 30 años, mientras que desde la ultima glaciación su ritmo de cambio ha sido de 1ºC cada 500 años. ¿Que transformaciones del clima pueden esperarse en adelante? Depende de la cantidad de emisiones en los próximos años, de que fracción de estos permanezca en la atmósfera y de los fenómenos de reforzamiento o amortiguamiento del cambio que pongan en marcha las modificaciones del clima ya en curso. En un mundo que no se da por enterado, es decir si todo sigue como hasta ahora, se prevé que las emisiones de CO2 continúen creciendo un 1% anual hasta el año 2050, junto con la de otros GI (metano, oxido nitroso, CFC y ozono troposférico principalmente) que en conjunto pueden suponer un reforzamiento del efecto invernadero equivalente al del CO2. El único modo que tienen los científicos del clima de hacerse una idea de las consecuencias es elaborar modelos matemáticos en computadora. Pero el clima es tan complejo que aun las estimaciones del futuro son inciertas, de muy difícil estimación (recuerden las fallas de previsiones en los pronósticos de temperatura, con 48 horas de anticipación) Aun así hay suficiente acuerdo entre los científicos del clima para prever un aumento de 1.5 a 4.5ºC en la temperatura de la superficie. Este cambio es comparable a los 5ºC que nos separan del máximo de la ultima era glacial (hace 18.000 años), pero desarrollado entre 10 y 100 veces mas deprisa. Las consecuencias no serán uniformes geográficamente; de nuevo van a pagar justos por pecadores. El ciclo hidrológico se vera alterado por la mayor evaporación del agua (que a su vez refuerza el calentamiento), se prevé un aumento de las lluvias en las latitudes altas durante el invierno, e intensificación de las sequías del 5% de frecuencia actual a un 50% para el 2050; las zonas con mayor riesgo son el interior de los continentes y precisamente las que mas la sufren hoy día: Sahel, Norte frica, Sudeste de Asia, India, Centroamérica y Mediterráneo. Con gran probabilidad, el nivel del mar se elevara debido a la expansión térmica del agua y la fusión de los glaciares de montaña. Se calcula un incremento de 10 a 30 cm para el 2030 y hasta 1 metro para el 2050. Una subida semejante significaría la contaminación de acuíferos, la recesión de costas y tierras húmedas, hasta el 15% de la tierra fértil de Egipto y el 14% de la de Bangladesh serian inundadas con la subida máxima prevista. Se teme un retroceso de los bosques en el interior de los continentes, sustituidos por ecosistemas más degenerados. En realidad no hace falta ir a sitios tan lejanos, basta con mirar los noticieros de la televisión, donde aparecen los vecinos de Lomas de Zamora, quejándose de los sótanos inundados, o el intendente de San isidro, informándoos que existen cerca de 40 bombas, manteniendo baja la napa freática para evitar las inundaciones en los sótanos. Tengan en cuenta estos fenómenos cuando diseñen sus viviendas, ojo a los sótanos. Quizá la agricultura industrializada pueda responder a la nueva situación con suficiente rapidez (aunque en EE.UU. la ola de calor del año 1988 significo un descenso del 30% en la cosecha de grano), pero la agricultura de los países en desarrollo no tiene medios para una adaptación semejante. Hay muchos fenómenos de gran alcance cuya evolución frente al cambio climático es incierta, por ejemplo, las consecuencias de un Océano Ártico sin hielo sobre las corrientes marinas y su influencia en la pesquería, o el probable desplazamiento de enfermedades tropicales hacia otras zonas de la Tierra. ¿Por que se ha llegado a esta situación y en un tiempo tan breve? La quema de combustibles fósiles arroja a la atmósfera una media de 3 Kg. de carbono por persona y día; esta media combina los 15 Kg. diarios de un norteamericano o los 4,5 Kg. de un español con el escaso 1,4 Kg. emitido por un habitante de un país no desarrollado. Los combustibles fósiles se queman casi exclusivamente para producir energía que, en el primer mundo es consumido 7 veces mas por habitante que en el Tercer Mundo. El modelo económico y productivo dominante identifica bienestar con expansión y esta con consumo de energía creciente (desde principios de siglo se ha multiplicado por 30). El 75% de la energía que se utiliza procede de combustibles fósiles: petróleo (32%),carbón (26%) y gas natural (17%), que producen unas 6 Gt anuales de CO2. Sin haberlo planeado nos hemos topado con los limites del sistema económico actual, bastante antes del anunciado agotamiento de los recursos.

2013

3

INTRODUCCIÓN A LAS CONSTRUCCIONES

FACULTAD DE ARQUITECTURA, DISEÑO ARTE Y URBANISMO - UNIVERSIDAD DE MORÓN
La única defensa razonable ante el cambio climático es la reducción drástica de emisiones de dióxido de carbono cambiando el sistema energético y por tanto el económico, renunciando a la devoradora filosofía de desarrollo sin limites. Sin embargo, no es menos cierto que la satisfacción de las necesidades básicas del Tercer Mundo, formado por el 80% de la humanidad y donde tiene lugar el 90% del aumento de población, conlleva un crecimiento de la demanda energética que podría alcanzar un 4 o 5% anual en las actuales condiciones. Para dar salida a ambas prioridades hay que aplicar simultáneamente dos estrategias: el ahorro de energía mediante la racionalización del uso y el empleo de tecnologías eficientes, y obtención de la energía imprescindible por métodos renovables de bajo impacto ambiental. Todo ello dentro de un necesario cambio de modos de vida, reduciendo el consumo en el Norte para que el Sur tenga margen para aumentar el suyo hasta niveles dignos. Las crisis del petróleo de los años 1973 y 1979 demostraron que el ahorro puede considerarse en sí mismo una fuente de energía: la intensidad energética (energía necesaria para producir una unidad de PIB) de la Comunidad Europea se redujo en un 25%. Requiere un considerable esfuerzo la reconversión de las economías occidentales para aprovechar el potencial de ahorro, aunque, irónicamente, algunos analistas sostienen que en un verdadero mercado libre, no deformado por la presión de grupos de interés, seria la opción natural pues la obtención y quema de un barril de petróleo, por ejemplo, es mas cara que la implantación de medios de eficiencia que evitarían necesitarlo. Las energías renovables todavía reciben una atención meramente simbólica de muchos gobiernos, a pesar de ello suministran el 20% del consumo mundial, y para el año 2030 estarían en situación de cubrir el 70% si se impusiera la racionalidad energética. Para enfrentar el cambio climático, la producción de energía eléctrica por métodos sin combustión basados en recursos renovables tiene ventajas abrumadoras: una central convencional de carbón emite 962 Tm/GW por hora de operación mientras una eólica tan solo 7.4 durante el proceso de construcción. La energía solar fotovoltaica y térmica se sitúan por debajo de esta cifra. Los impactos ambientales asociados (únicamente el ahorro energético, la energía no producida, carece de efectos ambientales indeseables) se centran en ocupación del suelo y alteración del paisaje (en algunos casos impacto sobre la avifauna, alto nivel de ruido, elaboración con productos peligrosos o suma de pequeños impactos), pero son en cualquier caso menores que los de fuentes convencionales: una central de carbón ocupa 2.7 veces mas territorio que una eólica para la misma producción de energía. El 30% del total de energía consumida en el mundo se emplea, como consumo final para transporte (la mitad del petróleo importado en el caso del estado español). Se estima que origina el 25% de las emisiones de carbono a la atmósfera, además del 47% de los óxidos de nitrógeno y cantidades semejantes de hidrocarburos y conocido de carbono. El transporte de mercancías por carretera en camiones de 40 Tm produce 5 veces mas CO2 que por ferrocarril, y sin embargo se prevé un crecimiento del 40 al 70% en los próximos 20 años del transporte por carretera. Las medidas aplicables para disminuir el impacto del transporte son, esencialmente, maximizar la eficiencia de los vehículos mediante normas de obligado cumplimiento para fabricante y usuarios (limites de velocidad) y reducir su utilización fomentando una amplia red de transporte publico con incentivos para el tren, y una política urbanística que favorezca el uso de la bicicleta y cierre el paso del coche al centro de la ciudad (todo lo contrario a la construcción de aparcamientos subterráneos). También planificación del territorio para disminuir las necesidades del transporte y la dependencia del coche privado en el urbanismo disperso. No hay mucho tiempo para la duda, el panorama con que se presenta el nuevo siglo es muy sombrío y nuestra capacidad para modificarlo disminuye con la acumulación de CO2. Cuanto mas se retrase la adopción de nuevas tecnologías energéticas eficientes y blandas mas difíciles serán las medidas a tomar. LOS PAÍSES PASAN A LOS HECHOS CONCRETOS A titulo de ejemplo, los países están tomando medias concretas contra este problema creciente que amenaza su futuro (el de todos) Primero fue en Suecia, que después de los estudios sobre uso racional de la energía en edificios (1973 / 1983), decidió desactivar todas las usinas atómicas que tenia en esa fecha en funcionamiento (casi 25 unidades, cuyo costo habrá superado los 100.000 millones de dólares), antes del año 2010. Y ha comenzado Sumo a esta decisión la no iniciación de nuevas represas para la utilización de la energía hidroeléctrica, que mostró con el tiempo más desestabilizante del medio ambiente que otras alternativas. La solución de la bomba 4

2013

INTRODUCCIÓN A LAS CONSTRUCCIONES

FACULTAD DE ARQUITECTURA, DISEÑO ARTE Y URBANISMO - UNIVERSIDAD DE MORÓN
de calor, como herramienta básica para los edificios, no ha podido superar el problema de las perdidas de gas Freon, y con ello su aporte a la destrucción de la capa de ozono. En el mes de junio del 2000, el Parlamento alemán a decidido dar de baja a sus 35 usinas atómicas, que representaron una inversión de casi 150.000 millones de dólares. Todo esto antes del 2020. Y no solo le toca las usinas atómicas, también a las denominadas térmicas en base a combustibles sólidos (carbón) y líquido (petróleo). Al respecto informaba el diario El País de Madrid, en los últimos días de junio del 2000: España se compromete a cerrar 12 centrales térmicas por sus emisiones contaminantes El coste de la adaptación a las nuevas directrices de la UE superará los 1.200 millones de dólares. El sector eléctrico español se verá obligado a cerrar 12 de las 57 centrales térmicas (un 22% de su infraestructura) antes de 2008, debido a que sus elevadas emisiones de gases contaminantes a la atmósfera superan los límites aprobados ayer por el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE. Las dos directivas de la UE aprobadas ayer en Luxemburgo tienen una misma finalidad: proteger la atmósfera de las emisiones nocivas para la salud humana y el medio ambiente. BUSCANDO ALTERNATIVAS Son dos camino paralelos a un mismo fin, REDUCIR LA DEMANDA DE ENERGÍA, y allí el ROL FUNDAMENTAL DE LOS DISEÑADORES DE EDIFICIOS, y procurar encontrar nuevas alternativas de provisión de energía. AMBOS CAMINOS DEBEN SER RECORRIDOS, y a nosotros los arquitectos nos corresponde el aporte del DISEÑO DEL FUNCIONAMIENTO TÉRMICO DE LOS EDIFICIOS. descansemos, tomemos un poco de aire, y ........ vamos a la 2ºPARTE

2013

5