Daniel Medvedov

Filosofía del Trabajo
La manipulación subliminal de la idea de Patriotismo

Madrid 2013

El buscar su vida consiste en ser agudos, astutos y embusteros, despabilar el ingenio a cada paso . . . Cervantes

La idea del trabajo, eso de que “hay que trabajar” en “algo”, y así “ganarse el pan de cada día”, de “tener trabajo” y de “buscar trabajo” ha sido tan exclusivamente recluída en la figura de esfuerzo muscular o mecánico, y con tan exclusiva limitación al fin legal de la familia y al proposito social de la industria y del consumismo, que apenas - y como simple concesion al lenguaje figurado - se admite la realidad del trabajo intelectual y del trabajo ético y energético. No obstante, la energía fisiológica y psicológica que se emplea en ambos, y a pesar de que ambos, en igual medida que el trabajo material, tienen por contraprueba y testimonio un producto, o resultado. Presentarlo, por tanto, como un deber social positivo y absolutamente necesario, escrupulosamente deducido de relaciones evidentes, es, en apariencia, sacar de sus limites racionales y existenciales al trabajo como actividad social.

2

Aun mas lejos de ellos (del trabajo intelectual y energético) parecerá el trabajo material y físico cuando lo presentamos como deber generico, capaz de generar otros deberes, modificándose en forma y fondo, en nombre y objeto, según los diferentes grupos sociales en que opera. Y, sin embargo, puntualmente exacto es el hecho que el trabajo es un deber fundado en la necesidad, y que, como esta relación se extiende desde el individuo hasta la humanidad, el deber del trabajo funciona en toda la serie de relaciones que implica y se modifica sucesivamente en cada una de ellas, sin dejar nunca de ser el mismo esfuerzo con la misma capacidad de dar un resultado que a la larga se traduce en dinero, el efecto de la causa laboral. Mas para que la moral especial sea completamente positiva y en los deberes que sugiera nos muestre la correlación de todos ellos y su íntima relación con la naturaleza del individuo y de la sociedad, vamos a insistir en exponer con fervor y minuciosamente las ideas que pueden parecer confusas. *

3

Ante todo se ha de recordar que de cada relación que se descubre entre el individuo y la sociedad se deduce un deber, o un grupo de deberes y compromisos, responsabilidades y obligaciones y que la razón de que este deber, o grupo de deberes se deduzca está en que la relación no es más que un medio, o recurso, o lazo natural para llegar al doble fin individual y social y que, al mostrársenos ese medio de llegar a un fin, se nos muestra en la cara la obligación moral de emplear ese tal medio para llegar a ese tal fin. Valga para ello un ejemplo: la primera relación que descubrimos entre individuos y la sociedad es la de necesidad, una relación positiva e indiscutible. No hay pues que discutir el principio que podemos tomar como punto de partida, a saber: que la necesidad, ya sea de orden fisiológico, o moral, o intelectual, liga y esclaviza indisolublemente al hombre con la sociedad. Por lo tanto, todo lo que sea una necesidad real ha de ser consecuencia del llamado de un principio y un medio para satisfacer el fin, que el individuo tiene que realizar, un plan de vivir dentro de la sociedad con una vida más graciosa y completa de la que tendría fuera de ella.

4

Este es el modelo lógico-teórico del trabajo, como idea:

Principio Valor Utilidad

Causa Medios

Efecto

Precio Necesidad Función Uso Fin

5

Ahora bien, si acaso el medio común de satisfacer necesidades es el trabajo, es obvio que el trabajo es un verdadero deber genérico que abarca, en esa primera relación, toda la actividad del individuo en cada uno de los grupos sociales en que funciona. Mas como ni el objeto del trabajo es idéntico en todos los grupos, ni el resultado del trabajo es el mismo, hay que dar a ese deber el nombre, ya sea de su objeto, ya sea de su resultado, que toma naturalmente por su mismo modo de actuar. En efecto, cuando tratamos de satisfacer las necesidades de la familia en el seno de la familia, el esfuerzo muscular que hacemos para cumplir nuestro proposito es efectivamente un trabajo directo en vista de un objeto directo y de un resultado directo, traducido en una cantidad de dinero. Mas cuando, para cumplir con los deberes que nos ligan a la sociedad, hacemos cuantos esfuerzos voluntarios y legales están a nuestro alcance, lo que hacemos, en realidad, es contribuir a la obra, a la emancipación y beneficio general de la sociedad. Ello ocurre ya directamente, cuando tomamos una porción de nuestro pecunio para pagar cuotas o impuestos municipales, ya indirectamente, cuando, produciendo mucho, consumiendo mucho, y circulando mucho nuestro capital, pensamos en el bien de la sociedad.
6

Con tal bello comportamiento (bueno para los objetivos de un kindergarten) damos ejemplo en el ejercicio de nuestro derecho y en cumplimiento de nuestros deberes municipales, coadyuvamos activamente al cumplimento de los fines de la vida municipal en si mismos y a los de la vida individual dentro de la sociedad. Por razones idénticas llamamos deber-fomento el que tenemos de trabajar en favor del desarrollo provincial, pues es claro que si el trabajo individual de todos los co-provincianos es tan ordenado que de por fruto el mayor desarrollo de la provincia, como el resultado del trabajo indirecto ha sido el fomento, y como fomentando nuestra provincia es como cumplimos con el deber de atenernos a la relación de necesidad que a ella nos liga, claro está, también que el nombre de ese deber es el mismo de ese resultado. Sin embargo, todo ello carece de valor existencial y cósmico. Por razones meramente parroquiales llalamos a eso deber de fomento. Es lo mismo que si dijeramos que la necesidad que nos relaciona a la provincia o a la parroquia nos obliga a favorecer o fomentar del modo mas activo su desarrollo, porque ese es el único o mejor medio de satisfacer dentro de ella nuestras propias necesidades - una conclusión gregaria por excelencia.
7

Al llegar al tercer grupo social, el deber genérico del trabajo se nos ha convertido en deber de patriotismo. A primera vista, esta modificacion del deber del trabajo es incongruente e incomprensible, pero a segunda vista, nada es más congruente y comprensible. Todo ello es el resultado de una manipulación persuasiva de los astutos comerciantes y de los embusteros políticos. Porque si el patriotismo es puro sentimiento, sentir mucho por la patria es trabajar mucho con el corazón por ella; esto es tan real, que los verdaderos patriotas llegan a sufrir enfermedades físicas o morales que se derivan inmediatamente del constante anhelo en que el amor a su patria, o a su parroquia y la inquietud por ella, mantiene la salud, los nervios, los pulmones, el bazo, el corazón y los riñones y la sensibilidad moral de esas victimas de sus propios esIuerzos. Si el patriotismo es pura acción de una voluntad que se consagra al bien de una patria, continuo esfuerzo de la voluntad, es decir, trabajo continuo de ella, es esa una actividad uniforme, pero un despropósito existencial. Si el patriotismo es puro idealismo empeñado en producir un tipo superior de patria o de parroquia, es ese, entonces,un trabajo del pensamiento, y se define como labor intelectual.

8

Si el patriotismo es un esfuerzo combinado de esas actividades en dirección al bien de la patria, o de la parroquia, tanto más trabajo es cuanto mayor el esfuerzo combinado del grupo, de la turba, de la manada. Pero es aún más clara y perfecta la correlacion entre trabajo y patriotismo cuando concebimos el patriotismo como es en realidad. Antes que todo, y por encima de todo, el patriotismo es un concepto que sólo se usa en la lengua pero no existe en el lenguaje. Para el lenguaje, el clamor de la necesidad de “patriotismo” es un disparate aunque la lengua nos lo vende como un deber. Los astutos políticos, secundados en la sombra por los manganzones comerciantes pregonan y sugieren que ello es un deber argumentando que es el único y el mejor medio de llegar al individuo, en la relacion de necesidad, a la satisfacción de todas las necesidades y esperanzas que tiene el hombre en la sociedad nacional. En efecto, el deber de patriotismo no es, en definitiva, más que el resultado de una manipulación subliminal de la búsqueda de un bienestar y de una comodidad enfermiza, el deber de trabajar asiduamente, en cuerpo, alma y, oigan bien, en espiritu, con musculos y nervios tensados y templados, con ímpetu, razón y sentimientos, con

9

toda la fuerza de la consciencia, por el más alto desarrollo de la patria. ¡Joder! Y ese deber está exclusivamente fundado en la necesidad de mejorar la patria, como si algo así pueda alguna vez mejorarse, pero se insinúa que su mejoramiento viene clavado con otra ganancia, el premio del mejoramiento de las condiciones generales de la vida social. De modo que ese deber positivo de amar a la patria, y a nuestra querida parroquia, trabajando por ella y por nosotros, - se nos dice así - para ella y para nosotros, no tiene nada de fantástico, ni de lírico, ni de épico, pero sí falaz, de ilusorio, ni sirve para nada sino para halagar pasiones pesonales y populares, y explota en beneIicio propio las alegrias o las tristezas, o los dolores, o los placeres, o los triunfos, o las derrotas de la turba que ama algo sin consistencia ni valor profundo: la patria. Uno de los esfuerzos más grandes, o más bien, la serie de poderosos esfuerzos a los cuales y en los cuales se ve precisado a hacer el ánimo, son los que reclaman la necesidad de conciliar nuestros deberes como ingenuos e inocentes patriotas, con nuestros deberes como hombres, como seres humanos. De aquí nace la común incapacidad e impropiedad que se tiene como valor ético: la de ser a la vez un buen hijo de la patria y un buen hijo de la humanidad.
10

Pero si se piensa que el conjunto de naciones en cuyo seno vive la nuestra es una verdadera familia de pueblos en la que, como en la familia de individuos, cada miembro depende de la mayor prosperidad de todos - si se piensa en esto, se comprenderá que no es incompatible entender el patriotismo como una abjecta manipulación cuyos frutos son el egoismo y la incapacidad de comprender las necesidades del otro. Ello solo ocurre con aquella subordinación lógica y conveniente de los afectos y deberes que nos ligan a la humanidad; debemos, por tanto, subordinar los unos a los otros los intereses cósmicos de la existencia y considerar como un verdadero deber el deseo y la búsqueda del entendimiento. Eso de subordinación y de sumisión es producto del cultivar cada vez con más esmero el fulano deber de patriotismo, no ya solo por la patria, sino porque cuanto mas firme sea nuestro patriotismo, tanto mas consciente será nuestra subordinación a la empresa, ni pendiente el pobre manipulado del llamado al más vasto interés de la humanidad. El concepto de subordinacion está intimamente ligado al de obediencia y por ende, a la categoria de deber social y político, deber de partido. La visión cristiana del trabajo está centrada en la fe y en la acción correspondiente a la fe. Pero nadie sabe qué es la fe.
11

Según 1Cor 7, 20ss, el cristiano ha de permanecer en su profesion, ya que lo decisivo de esta situación no es la posición en el mundo, que no es fin, sino medio para el fin. Es incluso indiferente que uno sea esclavo: rige siempre la regla de permanecer en el estado en que uno ha venido a la fe. El llamamiento de Dios a su servicio y por ende a su trabajo, puede significar el cambio de la actividad en el mundo. (Mc 1,18) En el Nuevo Testamento el tema del trabajo se expresa en la visión doméstica que descubren las epístolas (Col 3,22-4,1; Ef 6,5-9; 1Tim 6,1ss; Tit 2,9ss y 1Pe 2,18-25). Se trata allí, sobre todo, de los deberes de los trabajadores, de los esclavos, y el lugar asignado para ellos es una prueba clara de la capa social de que procedían los cristianos. (CIr. 1Cor 1,26) La doctrina del NuevoTestamento sobre el trabajo aparece impopular para los que ostentan visiones progresistas ya que hace de la obediencia una virtud social capital. Los cuadros domésticos demuestran que la relación entre amo y siervo es una relación fundamental asignada al mundo por Dios, un derecho natural divinamente sancionado, como la relación entre amo, gobernantes y gobernados, entre marido y mujer, entre padres e hijos.

12

La estructura jerárquica existe en la sociedad por la misma razón por la cual se produce la fórmula Maestro-Discipulo. La estructura igualitaria es un logro, alcanzado luego del desafío de las pruebas espirituales de todo tipo. La salud social resulta de la aceptación, de modo responsable, de los deberes de la propia posición dentro del macro-organismo, tipo colmena, que es la sociedad humana. A pesar de los logros modernos de la tecnología, la relación entre kyrios – señores y doulos – esclavos es una relación fundamental. Ahora bien, el sentido profundo de esta relación deben descubrirlo los propios involucrados en ella; existe una confusión entre los conceptos que generan esas dos palabras griegas del Nuevo Testamento. Kyrios significa también director espiritual, Maestro de Sabiduria y de Salvacion y doulos, además de esclavo, en el griego filosófico significa discípulo. Por ello oímos disparates como, por ejemplo, que Zalmoxis, el Salvador de los Dacios, era esclavo de Pitágoras. Se trata allí de una relación mística e iniciática entre Maestro y discípulo, sumergidos, los dos, en las fuentes de la tradición sapiencial de los misterios de la existencia. Con esta explicación se entiende el sentido del celebre adagio neotestamentario – “Bástele al discípulo ser igual a su Maestro”

13

La declaración se traduce de manera absurda como que el esclavo debe ser igual a su amo, o que el esclavo debe luchar para alcanzar a su amo, o cosas del mismo lamentable tenor. • Un tema particular: El corazón en el trabajo Como la mayoria de los hombres pasan el tercio mas activo de su vida en el trabajo y es ahi donde se establecen los moldes de conducta que perduran por toda la vida, no es nada raro que algunas ocupaciones impliquen un mayor riesgo coronario que otras. Es diIicil asegurar si son estos trabajos los que eligen sus victimas o viceversa. El hecho es que aun cuando se logre balancear los factores del ambiente humano y la naturaleza sedentaria de algunas ocupaciones, aquellas que incluyen, además de otras cosas, elementos de una competencia sostenida, exigencias emocionales e irregulares, inseguridad, precariedad de los instrumentos y un horario siempre cambiante, que con frecuencia incluye el salir de viaje, pueden ellos propiciar, al combinarse todos estos elementos en uncocktail de adversidades, que el ataque cardíaco sea el principal riesgo laboral.

14

En la busqueda de las causas de la enfermedad cardiocoronaria, el factor ocupación se ve relegado por lo general a una definición de una o dos palabras, tales como director de una compañía, o representante de ventas, frase que contribuye a oscurecer más que a iluminar la verdadera interacción que existe entre una persona y su trabajo. Ello tiende a bloquear una mayor consideración sobre si el individuo está contento con su trabajo, o si lo aborrece, si es positivo o negativo para ese nivel de actividad en que se encuentra, si trabaja mucho o si toma las cosas con calma, y en general si está ganando o perdiendo la batalla ritual para lograr una supervivencia económica, social y sobre todo personal. Para los autores de la ConIfesion de Westminster el primer deber del hombre es conocer a Dios y gozar de él para siempre. Para el Eclesiastes (12,13) es temerle a Dios y guardar sus mandamientos. Para el budista es liberarse de las cadenas del propio yo. Pero el redactor del relato bíblico siguió las huellas del pensamiento de Mesopotamia, mucho más antiguo y más avanzado. Para el, el primer hombre era un inocente, ignaro pero felíz, cuya finalidad primera era cuidar del Paraíso, como jardinero - idea que no se desarrolló, por supuesto, en una sociedad agricola, sino que generó el invento de una sociedad tal.
15

Esta concepción del papel del hombre en el mundo se halla constantemente en los mitos de la creación de Mesopotamia. Así, en la versión que se conserva en el Enuma Elish, la única función del maniquí formado por orden de Marduk es realizar para los dioses las faenas domésticas (dullu) y prepararles viviendas terrestres. De manera similar, en un antiguo relato babilonio, la diosa Mami modela una tal criatura con el sólo fin de que pueda llevar el yugo, es decir hacer el trabajo servil, miéntras que en un mito de Asur, la antigua capital de Asiria, el compañero de los dioses aconseja a sus superiores divinos que creen al hombre para que pueda construir moradas para los grandes dioses. “señalar los linderos . . . regar la tierra. . . cultivar las plantas. Tal vez se pueda ver también una idea parecida en un ritual babilonio para la restauración de un templo. Puesto que a una tal ceremonia se la consideraba evidentemente como la que indicaba un nuevo principio, su característica consistía en recitar un mito que describe la creacion de varios dioses y diosas de la civilización y últimamente, del hombre. Por desgracia, de este texto sólo nos han llegado fragmentos, pero la última línea del fragmento que nos queda ha podido ser completada por especialistas modernos y se lee así:
16

“El dios Ea creo a los hombres para que realizaran las faenas domésticas en beneficio de los dioses.” Finalmente, un texto sumerio de Nippur representa como la finalidad de la creación del hombre la idea de edificar templos para los dioses. El punto de vista del autor bíblico es, pues, que el hombre fue un trabajador desde el principio, no tal como se supone comúnmente, alguien que adquirio ese estado sólo como castigo y consecuencia de su caida. El castigo que Dios le impuso no fue que trabajara la tierra, sino el de que, a partir de entonces, la tierra produciría también espinas, zizaña y cardos, de modo que el hombre habría que trabajar en medio de una frustración constante, con el sudor de su frente. Aun más, la tierra que el cultivaría ya no sería por más tiempo el jardín de la felicidad y de las delicias. Y, precisamente en esa misma línea, el castigo de la mujer fue que el parto - su función normal - lo tendría que esperar con dolor. Las labores de la tierra se confunden ya con las labores del parto. Colocado en el jardín como signo de familiaridad con Dios, el hombre vive allí para cultivar la tierra y guardarla (Gn 2,15).

17

El trabajo no le es penoso, sino que es la colaboración del hombre y de la mujer para con Dios en el perfeccionamiento de la creacion visible. (Cfr.
entrada 378, Catecismo de la Iglesia Catolica, Edic. Tripode, Caracas, 1993).

En uno de sus discursos, (Cfr. Catecismo, Ibid., pag. 130), Paulo VI declara el valor austero pero redentor del trabajo humano y señala con esta ocasión, al gran modelo, el hermano divino que yo, sin ser muy inteligente, sospecho que es Cristo. El trabajo tiene su remuneracion y desde allí parten los valores de la solidaridad humana.(Ibid. 1940). En Éxodo (20,8-10), se le recuerda al hombre el tercer mandamiento, ello es - el deber de hacer todos sus trabajos los seis días de la semana, pero descansar el día séptimo, ya que ese día . . . es día de descanso para el Señor, tu Dios.
(Ibid. Pag.501)

Los frutos del trabajo no tardarán en aparecer (Ver
Pag. 548, entrada 2401, Ibid.)

El trabajo humano procede y por ende proviene directamente de una criatura formada a imagen y semefanza de Dios, llamada, junto a sus congéneres, a prolongar, para un mútuo beneficio, la misma obra de la creación, con el correspondiente dominio sobre la tierra entera. El trabajo es un deber. Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma. (2 Ts 3, 10)

18

El trabajo es una honra de los dones del Creador y de los talentos recibidos sin merecer, es decir de los carismas. Por otra parte, el trabajo es también redentor. Al soportar la pesada carga del trabajo, en union con Jesús, el hombre coopera, o co-labora con el Hijo de Dios en su plan salvífico, en su obra de redención. El trabajo puede ser un medio de santificación y de animación de las realidades terrenas en el espíritu de Cristo.
(Ibid., entrada 2427)

A través de las capacidades inscritas en su naturaleza, el ser humano ejerce y aplica su ingenio en el trabajo mismo. Es el hombre el destinatario de su trabajo y sus valores le pertenecen en su totalidad. El trabajo es para el hombre mas no el hombre para el trabajo. (Cfr. Catecismo, entrada 2428). Esta frase anula toda absurda obligación malentendida y sugiere que cada cual debe y puede sacar del trabajo los medios para sustentar su vida y la de los suyos, prestando así un auténtico servicio a sus congeneres.

19

El valor trascendente del trabajo se refleja hasta en los más triviales momentos de la vida diaria: El sentido de la bendición de la mesa en una familia cristiana y presente en el sentido común místico de todos los pueblos, es que, una vez realizado nuestro trabajo, el alimento viene a ser un don del Padre mismo: es digno pedírselo y darle las gracias por el. ORA ET LABORA - Orad como si todo dependiese de Dios y trabajad como si todo dependiese de vosotros. (Ibid, entrada 2834). Y eso ocurre no sólo entre los cristianos sino entre todos los que tienen un poco de sabiduria y de buen sentido natural de las cosas. Pareciera que la ética cristiana del trabajo y el sentido mismo del trabajo, según la doctrina neotestamentaria, vale tan sólo para el cristiano. El cristiano sirve al Señor, y por el Señor soporta, imbuído de gozo, todas las penalidades del trabajo, ya que es el Señor a quién, en realidad, sirve.

20

* Según mi visión, si es que tenga que declararla, el trabajo, tal como se pregona en la tradición, es una total idiotez, una esclavitud, un castigo, una peste social. Lo mismo que la idea de 'patria`. Todos están manipulados por unos pocos bandidos de cuello blanco camuflados o escondidos entre los bastidores de la política y del fuego del poder y del dinero. Pero el trabajo secreto es cosa del destino y por ello, hay quienes se la pasan gozando, y otros sudando y penando. No envidio al que no trabaja, ni compadezco al que se rompe el lomo laborando. Para mi todo, absolutamente toda acción es una faena y un tinglado de feria, así es como llaman los marineros la salida a la mar. Es también una lídia, pues lidiar con los idiotas que a veces son tus jefes y empleadores, es peor que se voltée un camión de huevos. Si te castigó el destino, trabaja sin protestar. Y si te ha favorecido con el ocio, gózala, noseas tonto/tonta - la vida es para disfrutarla. Y el resto, que hagan lo que mejor les parezca . .

21

La famosa DESIDERATA, una página de sabiduría escrita por un poeta americano, hace medio siglo y ventilada en la Iglesia de San Pablo en Baltimore, dice, entre otras cosas: • 'Continua interesado en tu oficio, es de gran ayuda en los cambiantes vientos de la vida . . .` Pero lo mejor de todo es ser polimecánico, politropo, polimético, meticuloso y polidrómico, o sea lo que era Odiseo, multioperativo, hombre de muchos ingenios . . .

*

22

Anexo BIÓNICA DEL TRABAJO
Seminario-Taller

Dirigido a educadores, ingenieros, economistas, cientificos, arquitectos, médicos, políticos, comunicadores sociales, investigadores. Consideraciones generales La Biónica del Trabajo o ERGONOMÍA es una ciencia que maneja conocimientos universales. Su núcleo de interés se encuentra en los fenómenos biológicos y sus busquedas se dirigen hacia la aplicación de los principios naturales y energéticos en la vida social humana para la mejora y el cuidado de los mecanismos laborales. La Bionica propicia el encuentro de lo natural con lo artificial en una nueva esfera de investigación y aplicación de los conocimientos. La tecnología moderna necesita de una gran dosis de información del ámbito humanístico y a su vez, todo lo que atañe al lenguaje esta hoy anclado en las operaciones matemáticas de la ciencia cibernética y viceversa.

23

Tema El dominio de las sensaciones de cansancio, debilidad y deficiencia a través de los recursos biónicos del organismo humano. Objetivos Generales • Iniciar un proceso de familiarización con la Biónica, una nueva disciplina cientifica de este nuevo siglo. • Preparar tutores y ductores de los ejercicios y líneas de investigación de la Biónica, para una participación masiva del gran público de buscadores y estudiosos de las nuevas visiones ógicas de nuestra epoca. • Enseñar técnicas para dominar y eliminar el cansancio laboral y disminuir el riesgo de accidentes triviales en el ámbito del trabajo con la adopción de los principios de la Biónica.

24

Objetivos específicos Descubrir a los participantes nuevas lecturas del fenómeno biológico de la inteligencia creadora y presentar los modelos operacionales de los mecanismos biónicos. La aplicación de los conocimientos biónicos de la medicina del deporte a las situaciones laborales del diario convivir y el uso de de los instrumentos fisiológicos v energéticos de la Biónica para el crecimiento interno y la madurez existencial. Metodologia Los métodos didácticos aplicados en este curso están basados en la óptica físico - educacional y logico - intelectual - persuasiva con el uso de posturas y de ejercicios específicos de Prosémica y de Cinésica. Evaluación y Bibliografia El profesor hace un diagnostico personal de cada miembro del grupo, tanto al comienzo como al final del curso, para luego componer las dos figuras y realizar así una imagen global del individuo. Esta imagen global posee distintas referencias.

25

Entre otras, citamos las siguientes: 1. Postura educativa y situación categorial en la escala didáctica de la enseñanza 2. Higiene mental y salud profiláctica del individuo 3. Consideraciones acerca de la situación económica de la persona y elaboración de una ecuación fórmula para resolver vacios monetarios que estrangulan la capacidad creadora del sujeto 4. Diagnóstico de la capacidad de estudio del alumno y algunas propuestas para la elaboración de una estrategia en la adquisición máxima de conocimientos en las esferas requeridas 5. Análisis del ambiente familiar-afectivo (ad libitum) y el uso de algunas tácticas para resolver situaciones de insciencia en la conquista de si-mismo 6. Diagnóstico de la situacion laboral y proposiciones de nuevas vias de superación interior 7. Diagnóstico y terapia de choque de las situaciones de estrés con la elaboración de un mapa lúdico para la mejoría personal del estado afectivo 8. Diagnóstico de la capacidad creadora del cursante y la elaboración de un plan para acceder a la esfera creativa de la memoria 9. Diagnóstico ético del individuo 10. Diagnóstico y pronóstico de la trayectoria existencial del cursante

26

Estos puntos han sido, son y serán motivo de reflexión para cada ser humano y su análisis redunda en una clara visión de nuestros impedimentos y de la capacidad que todos poseemos para superar los obstáculos. La adversidad lleva en su seno la semilla de un beneficio mavor o igual, y la comodidad esconde la sombra de un obstáculo igual o peor que la propia comodidad : estas antiguas palabras de sabiduría pueden representar un modelo para nuestras acciones, empresas y consideraciones. Los participantes del seminario deben elegir, proponer o crear un lema personal para sus acciones, estudios e investigaciones y revisar los alcances de su éxito, según los principios y metas del respectivo lema. Los materiales y los textos utilizados en el seminario serán entregados por el profesor al inicio de las clases. Programa Sesion 1 (Primera semana) • Los rudimentos de la Biónica • Conocimientos físicos y fisiológicos • Las ciencias físicas aplicadas en la vida diaria
27

• Aplicaciones de la Prosémica y de la Cinésica en el campo laboral • Las sensaciones de lanzar, arrojar y atajar • Hechos, seres y cosas en la vida laboral Sesion 2 (Segunda semana) • Los tres tipos de energía: explosiva, sinusoidal y giratoria • Las dos fuerzas biónicas: La Rapidez y el Retorno • La concentración: Técnicas y ejercicios Sesion 3 (Tercera semana) • La Postura y el cansancio : el masaje podal • Mecánica de la columna vertebral • La Integración espacial • Sesion 4 (Cuarta semana) • Procesos contemplativos en movimiento • Como actuar en situaciones patológicas • Ver, mirar, fijarse y vislumbrar - las cuatro acciones de la visión

28

Sesion 5 (Quinta semana) • Las caídas y la recuperación y sus técnicas cualitativas • Caídas intelectuales, caídas emocionales, caídas sexuales • Las leyes biónicas de las caídas Sesion 6 (Sexta semana) • Las tres esferas de la naturaleza humana • Intelecto ético y Consciencia biónica • Como controlar los pensamientos, los sentimientos y los movimientos Sesion 7 (Septima semana) • El trabajo y su valor existencial • Como actuar de modo biónico en instancias relacionadas con el estrés • El archivo diario de actividades y el desglose nocturno Sesion 8 (Octava semana) • Combinaciones y ecuaciones somáticas para generar energía laboral • El uso de la luz en el diario convivir • El uso del sonido en el ámbito laboral
29

• La práctica diaria de la Biónica • Artes, ciencias y técnicas en las relaciones humanas • El encuentro con el si-mismo y la seguridad personal * La Mujer Biónica Clases magistrales de una disciplina que enseña: • Como caer (girar, saltar, caerse y luego, levantarse con arte...) • Como respirar (no sabemos respirar, hay que estudiar) • Como combatir (Ataque y Defensa Personal y el uso de miradas, palabras, toques v golpes). • Como meditar (estar en el medio y retornar siempre a si mismo). • Como no pensar (todos saben "como pensar", pero pocos saben "como no pensar". Hay que estudiar) • Como moverse con energía (aprender a lanzar cosas v atajarlas en el aire, sin ser

30

"blando", sino "suave", sin ser "duro", sino "firme". • Como estirarse (estiramientos biónicos de las articulaciones para eliminar el ácido úrico) • Como dormir profundamente (posturas iniciales para alcanzar un sueño profundo) • Como concentrarse (hacer un centro común de nuestros pensamientos, sentimientos v movimientos). • Como luchar contra el Alzheimer (técnicas de memoria corporal y preparación para vencer la maladía de Alzheimer) • Como caminar (los 8 modos de caminar para llenar el tanque de energía) • Como tener una postura digna y elegante (ejercicios de corrección postural y la lógica del gesto). Clases impartidas por Daniel Medvedov. Médico,
Educador Internacional, Tutor de Adultos, Maestro de Tai-Chi. Estudios en China, India v Japon. Si acaso no les llegara a gustar lo que van aprendiendo, les devolveremos el tiempo perdido, usando la maquina de H.G. Wells . . .

LEMA: Con humor y salud, estarás contenta.

31

Nota Bene
Nadie me va a pagar ni agradecer el haber escrito todo eso en una graciosa mañana de mi vida, en vez de disfrutar del sol y de las olas del mar en mi isla del Caribe. Pero nadie me va a quitar la sensación de bienestar que acuso, al terminar este trabajo. *

32

33

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful