You are on page 1of 34

Balance energético

El principio de conservación de energía, es un principio general aplicable a todo sistema físico en el que no se cree ni se destruya masa alguna, que establece que en tal caso tampoco se crea ni se destruye energía, sino que simplemente cambia de forma. Este principio junto con las leyes relativas a los campos magnéticos y eléctricos, a los circuitos eléctricos y a la mecánica newtoniana constituye un procedimiento idóneo para hallar las relaciones características de un acoplamiento electromecánico. Tratándose de frecuencias y velocidades relativamente pequeñas, la radiación electromagnética es prácticamente despreciable prevaleciendo las condiciones de un campo casi estático. En la conservación electromecánica de energía, ésta aparece en cuatro formas, que según el principio de conservación están ligadas entre sí de la siguiente forma:

Esta ecuación es aplicable a todos los dispositivos de conversión; está escrita de forma que los términos de energía eléctrica y mecánica tienen signo positivo cuando se trata de un motor, pero es igualmente valida si se trata de un generador, aún cuando en este caso dichos términos son de signo negativo. La conversión irreversible de energía en calor es debida a tres causas: una parte de la energía eléctrica se convierte directamente en calor en las resistencias del circuito recorrido por la corriente; una parte de la energía mecánica generada es absorbida por los rozamientos y por la resistencia del aire, convirtiéndose en calor, y por último una parte de la energía absorbida por los campos de acoplamiento se convierte también en calor por las pérdidas en el núcleo (caso acoplamiento magnético) o las pérdidas en el dieléctrico (caso de acoplamiento eléctrico). Si las pérdidas totales de energía se desglosan en sus tres componentes, es decir se separan las pérdidas en el sistema eléctrico, en el mecánico y en los campos, y cada una de estas partes se agrupa con el término correspondiente a la ecuación 2-1, ésta se convertirá en:

El primer miembro de esta ecuación puede expresarse en función de las intensidades y tensiones en los circuitos eléctricos del sistema. Consideremos, por ejemplo, el dispositivo de conversión de energía representado esquemáticamente en la Fig. 2-1.

La energía eléctrica de entrada en el tiempo elemental dt es vt i dt, siendo vt la tensión instantánea en bornes e i la intensidad instantánea. La energía perdida en las resistencias eléctricas es i2 r dt, siendo r el valor de dicha resistencia. Por consiguiente, el primer miembro de la ecuación 2-2 será:

en las que dWelec es la energía de entrada neta después de haber tenido en cuenta las pérdidas en la resistencia. Para que el sistema de acoplamiento absorba energía del circuito eléctrico es necesario que el campo origine una reacción en él, reacción que no es otra que la f.e.m. representada en la Fig. 2-1 por la tensión e. En los dispositivos electromagnéticos, por ejemplo, es la tensión inducida por el campo magnético. La reacción en la entrada es un elemento esencial en todo proceso de transferencia de energía entre un circuito eléctrico y otro medio cualquiera. El campo de acoplamiento puede compararse a un almacenamiento de energía que la va suministrando hacia el sistema de salida al mismo tiempo que la repone por medio de su reacción con el sistema de entrada. Para que las tensiones queden correctamente equilibradas, la f.e.m. e debe valer:

que sustituida en la fórmula 2-4 nos da:

Si el suministro de energía eléctrica procede de más de un circuito, la energía de entrada total será la suma de todos los términos de la fórmula 2-6. El primer término del segundo miembro de la ecuación 2-2 es la energía total convertida a forma mecánica, que difiere de la energía mecánica útil por las pérdidas debidas a rozamientos y resistencia del aire en las partes animadas de movimiento. El último término de dicho segundo

miembro es la energía total absorbida por el campo de acoplamiento, comprendida la energía almacenada y las pérdidas. De cuanto antecede se desprende que la resistencia de los circuitos, los rozamientos y la resistencia del aire, si bien existen siempre, no tienen un papel importante en el proceso de conversión de la energía, y pueden considerarse como pérdidas en los sistemas eléctrico y mecánico respectivamente a ambos lados del elemento de acoplamiento tal como se indica en el esquema de la Fig. 2-1. El proceso básico de conversión de energía comprende el campo de acoplamiento y su acción y reacción frente a los sistemas eléctrico y mecánico. Actuando como motor, la suma de la energía absorbida por el campo de acoplamiento y la energía interna convertida a forma mecánica puede igualarse siempre a la energía eléctrica interna, relacionada ésta con la intensidad de carga y la f.e.m. e originada por el campo. La formula 2-2 puede escribirse en forma diferencial:

en la que dWmec es la energía diferencial convertida a forma mecánica y dWcamp la energía diferencial absorbida por el campo de acoplamiento. La ecuación 2-7 constituye, junto con la ley de Faraday de las tensiones inducidas, la base fundamental para el análisis de los dispositivos o equipos de conversión de energía.

Energía en sistemas magnéticos con excitación simple
En el capitulo 1 se ha tratado primordialmente de los circuitos magnéticos con núcleo cerrado, utilizados en los transformadores; en ellos, la energía queda almacenada en los campos de dispersión y en el propio núcleo, pero no toma parte directamente en el proceso de transformación de la tensión. En este capítulo se trata de la conversión de energía; los circuitos magnéticos tienen entrehierros entre las partes fijas y las móviles en los que el campo magnético existente almacena una considerable cantidad de energía: este campo constituye propiamente el medio de conversión sirviendo a manera de depósito de energía entre los sistemas eléctrico y mecánico.

Tensión inducida y potencia eléctrica
Consideremos en primer lugar un sistema formado por una bobina de excitación y su correspondiente campo magnético tal como se representa esquemáticamente en la Fig. 2-2. Podemos escribir:

y t es el tiempo. Al pretender calcular el flujo total concatenado deberá tenerse en cuenta el que realmente lo hace con cada una de las espiras. En un devanado en el que todo el flujo φ esté concatenado con sus N espiras. el flujo λ será Nφ y la formula 2-8 puede escribirse: En los dispositivos reales una pequeña parte del flujo se dispersa a través del espacio ocupado por las espiras. su derivada respecto al tiempo es positiva y el valor instantáneo de la fuerza contraelectromotriz viene dado por: en la que λ es el valor instantáneo del flujo concatenado con el circuito.Si el flujo es creciente. la f. Al ser el flujo creciente. en la bobina. En la mayor parte de dispositivos provistos de núcleo ferromagnético. y por consiguiente se concatena con sólo una parte de ellas. De las fórmulas 2-11 y 2-9 se deduce: . De la formula 2-6 se desprende que la energía diferencial dWelec suministrada por el generador en el tiempo dt es: después de haber separado las pérdidas i2 r dt transformadas en calor. los efectos producidos por esta concatenación parcial pueden estimarse considerando que el flujo es φ = λ/N. ya que la mayor parte del flujo queda confinado en el núcleo interesando por consiguiente a todo el devanado.m. como se representa con los signos + y – en la figura. los efectos de esta concatenación parcial son relativamente leves. siendo φ el flujo equivalente que concatene con el total de las N espiras.e. e inducida en la bobina tiende a oponerse a la corriente.

Teniendo en cuenta las ecuaciones 2-12 y 2-13 tendremos: que dice que para una configuración dada. Puede hallarse la energía del campo. Si por ejemplo inmovilizamos en una posición fija la armadura del relé de la Fig. y si la armadura es susceptible de moverse. 2-3 el campo magnético crea una fuerza que tiende a cerrar el entrehierro. para una determinada configuración. la ecuación 2-7 queda reducida al caso especial. En la ecuación de equilibrio 2-7 la energía relativa al campo magnético viene determinada por la f. la energía eléctrica de entrada i dλ relacionada con una variación de flujo queda absorbida por el campo. pero si no existe movimiento no existirá tampoco trabajo alguno.siendo F = Ni la fuerza magnetomotriz. de la bobina y por la configuración del material magnético y del devanado. por la energía suministrada por el generador al crear el campo considerando que su configuración es fija. El campo da origen a fuerzas mecánicas.m.m. o f. El flujo puede variar debido a un cambio en la excitación. a un movimiento mecánico o a ambas cosas simultáneamente.m. la energía absorbida por el campo será: . 2-3. Al variar el flujo concatenado entre λ1 y λ2 o el flujo entre φ1 y φ2. La energía eléctrica de entrada viene dada por la fórmula 2-12 en la que ya se tienen en cuenta todos los factores que puedan ser causa de una modificación del flujo. Por ejemplo. Esta última ecuación 2-12 muestra que las variaciones de flujo abarcado por un circuito son función de la energía que fluye en el mismo.m. ello producirá una variación de flujo. de la bobina. en el relé representado en la Fig.

el relé devolverá toda la energía después de haber pasado el flujo de φ1 a φ2 y retornado a φ1. de conformidad con la formula 2-16. Debido a la simplicidad de las relaciones resultantes.m. será: En estas ecuaciones la f. Recuérdese que se ha supuesto que el relé no tiene pérdidas y que su posición mecánica es fija cuando se define su estado por medio de la variable independiente φ.m. En el caso del relé. siendo esto igualmente cierto para Nφ o sea λ. crece desde φ1 hasta φ2 para volver luego a φ1 no se recupera toda la energía suministrada por el generador. En consecuencia. Más adelante se introducirá el movimiento mecánico. así como de las propiedades magnéticas del material. es función del flujo.en donde se han empleado las notaciones funcionales i (λ) y F (φ) para hacer resaltar el hecho de que λ y φ son las variables de integración. Cuando el flujo. pudiéndose corregir posteriormente por procedimientos semiempíricos los resultados así hallados.m. son directamente proporcionales en todo el circuito magnético tal como lo son en el aire. de forma que la mayor parte de la energía queda almacenada en dichos entrehierros para ser restituida al generador cuando se reduce el campo. En este caso se dice que el relé constituye un sistema conservador. En el relé de la Fig.m.m. Los mecanismos de conversión electromagnética de energía se construyen con entrehierros para separar las partes fijas de las movibles. de los devanados se emplea en salvar la reluctancia de los entrehierros. al calcular dispositivos reales se prescinde muchas veces de la no linealidad magnética y de las pérdidas. Si suponemos que los elementos origen de las pérdidas se separan y se incluyen en el generador eléctrico. la energía absorbida por el campo cuando quede establecido el flujo concatenado λ o el flujo φ.m. Si el flujo inicial es nulo.m. por reajuste de la intensidad i. En consecuencia. la energía a cualquier valor de φ es independiente del camino seguido hasta llegar a él. debido a dichas pérdidas. 2-3 existen dos orígenes de pérdidas eléctricas: la resistencia del devanado y las corrientes parásitas e histéresis del núcleo. F viene dada por la reluctancia R y la permeancia P: . se realizan los cálculos bajo el supuesto de que el flujo y la f. la variable independiente φ fija el estado.m. La relación entre el flujo φ y la f. Un sistema conservador tiene la propiedad de que su energía depende únicamente de su estado. fijado éste por las variables independientes que lo determinan. La mayor parte de la f. dependiendo la relación entre ambos de la forma geométrica de la bobina y del núcleo.

que piensa basándose en las propiedades del material. en cierta forma este punto de vista está comprendido entre los otros dos. la energía está expresada en función del conjunto del campo. por lo que valiéndonos de las fórmulas 2-16 a 2-18 podremos escribir: y bajo el mismo supuesto de prescindir de la no linealidad la autoinducción L de la bobina. la densidad de flujo B en weber por metro cuadrado y la permeabilidad µ en unidades MKS. Excepción hecha de las dificultades que se originan si se pretende tener en cuenta la ya citada no linealidad. o sea: la que sustituida en la ecuación 1-19 dará la energía almacenada en el campo a inductancia constante. y a partir de aquí fija las formas geométricas y disposiciones de cualquier elemento conociendo las posibilidades por unidad de volumen de los materiales disponibles. En las consideraciones anteriores se ha expresado la relación campo-energía en tres formas distintas. . En la ecuación 1-19. puede desarrollarse la teoría de las características operatorias de un dispositivo de conversión electromagnética de energía partiendo del supuesto que tal dispositivo es un elemento del circuito con inductancia variable en el tiempo: sin embargo. viene dada por el flujo concatenado por ampere. En la ecuación 2-22 la energía almacenada queda expresada en función de las propiedades del campo por volumen específico o relativo: este punto de vista es el del proyectista.Habiendo prescindido de la no linealidad y de la histéresis. La energía asociada al campo se distribuye en todo el espacio ocupado por él. En un medio magnético sin pérdidas y de permeabilidad uniforme la densidad de energía es en la que wcamp viene expresado en joule por metro cúbico. la reluctancia y la permeancia serán constantes. conceptos muy corrientes particularmente cuando no tiene importancia el hecho de no existir una relación lineal: es el punto de vista del analizador del circuito. intensidades de campo. siendo pertinente comentar ahora brevemente cada una de ellas. si lo son φ y F. expresada en Henry. En la ecuación 2-21 la energía del campo está expresada en función del flujo concatenado y de las inductancias. la intensidad H del campo magnético en ampere-vueltas por metro. densidades de flujo y conceptos análogos. esta forma de considerar las cosas no da idea clara de los fenómenos internos y no dice nada sobre las dimensiones físicas.

En la citada Fig. la originada por el campo y la mecánica. las dos fuerzas actuantes. o sea la del campo y la mecánica. 2-4 se representa también la fuerza fcamp originada por el campo magnético y que tiende a desplazar la armadura en la dirección x. es decir.pues efectivamente puede traducirse tanto al lenguaje del proyectista como al del analizador. el trabajo desarrollado por dicha fuerza será negativo. deberán equilibrarse: Si la armadura es susceptible de desplazarse un espacio dx. En este texto se hará uso. que habrá una absorción de energía: Si se acelera o se carga mecánicamente la armadura de la Fig. En principio habíamos supuesto que la armadura estaba fija en relación al campo magnético sin considerar las fuerzas que la inmovilizaban. ya no serán iguales y la ecuación 2-23 deberá reemplazarse por una ecuación diferencial que tenga en cuenta todas las fuerzas existentes. . en distintos lugares. de los tres puntos de vista. que constituye un ejemplo de dispositivo electromagnético de conversión de energía. 2-4. al que se ha aplicado una fuerza mecánica fmec que actúa manteniendo la armadura en una determinada posición x. las dos fuerzas existentes. el campo ejercerá sobre ella un trabajo dWmec ya que su fuerza y el espacio recorrido tienen el mismo sentido: De igual forma. Fuerza mecánica y energía En la Fig. ya que la fuerza mecánica y el desplazamiento tienen sentidos opuestos. 2-4 está representado el relé de la Fig. 2-3. En condiciones estáticas y admitiendo que no existen fuerzas de rozamiento.

En algunas máquinas o dispositivos la energía del campo magnético se mantiene constante durante todo el proceso de conversión. por ejemplo. o sea que la energía total del campo Wcamp es proporcional al volumen del entrehierro. la energía magnética acumulada Wfld es una función de estado. y si por el contrario x se reduce debido a la acción de la fuerza mecánica. Determinación de fuerzas magnéticas y pares a partir de la energía Como se analizo en la sección anterior. se reduce dicho volumen transfiriéndose energía del campo magnético al sistema mecánico. mientras que en otras máquinas.16 en la siguiente forma . Si x crece. podemos partir de una corriente i en el devanado estando la armadura en una determinada posición x. pues las aportaciones y extracciones eléctricas y mecánicas en cada momento son iguales entre sí. para un sistema de acumulación de energía magnética sin pérdida. se transferirá energía del sistema mecánico al campo magnético de acuerdo con la ecuación 2-28. el proceso es mucho más complicado originándose intercambios durante cada revolución del eje. y la variación en la energía del campo procederá totalmente del sistema mecánico La condición de que dλ = 0 se cumplirá aplicando una tensión nula a los terminales del devanado sin resistencia del relé de la Fig. y seguidamente cortocircuitar los terminales. es necesario que λ sea finito para que exista una fuerza fcamp al transferir al campo energía procedente del sistema mecánico.Volviendo a las ecuaciones 2-7 y 2-12. como por ejemplo los motores de corriente alterna monofásicos. Las ecuaciones 2-27 y 2-28 muestran la verdadera naturaleza del campo magnético como medio de acoplamiento entre los sistemas eléctrico y mecánico. dλ será igual a cero. Si la armadura se mantiene inmóvil dx será igual a cero y toda variación en la energía del campo procederá del suministro eléctrico como en la ecuación 2-14: y si por el contrario es el flujo concatenado el que permanece constante. Este hecho se muestra de manera explicita al reformular la ecuación 3. En la ecuación 2-22 podemos ver que la densidad de energía wcamp en el entrehierro es constante si lo es B. 2-4. Sin embargo. por sustitución en la ecuación 2-25 tendremos: que es más general que la 1-14 para la variación de la energía del campo magnético en un sistema de excitación simple. determinada sólo por medio de los valores de las variables de estado independiente λ y x. Cualquiera de los dos sistemas puede introducir o extraer energía del campo según sean las condiciones impuestas a las variables independientes λ y x.

26 puede emplearse para resolver la fuerza mecánica ffld(λ. La fuerza ffld se determina directamente a partir de la ecuación 3.26 . Éste es el resultado que se había buscado.26. F(x1. por lo tanto. es posible hacerlo al sustituir la expresión apropiada para λ como una función de i dentro de la ecuación para ffld que se obtiene al utilizar la ecuación 3. por ejemplo.23 es válida para cualquier función de F y por lo tanto. donde. entonces.23 son tomadas al mantener constante la variable de estado opuesta. se mantiene constante λ mientras se toma a la derivada parcial. Una vez que se conoce Wfld como una función de λ y de x. Este hecho se realiza fácilmente si Wfld es una función conocida de λ y x.26 mientras se mantienen constantes los flujos de dispersión λ. No se le debe dar demasiada importancia al hecho de que se toma a la derivada parcial de la ecuación 3. la energía se expresa mediante la ecuación 3. Advierta que esto es sólo un requisito matemático y no tiene nada que ver con si a λ se le mantiene constante al operar el dispositivo real.26 en términos de la variable de estado eléctrica λ. es posible aplicar la ecuación 3. Para los sistemas magnéticos lineales en los que λ = L(x)i. es válida para Wfld.Para cualquier función de estado con dos variables independientes. x).24 deberán ser iguales para todos los valores de d λ y dx. Ya que λ y x son variables independientes. x). la diferencial total de F con respecto a las dos variables de estado x1 y x2se formula de la siguiente manera Es muy importante reconocer que las derivadas parciales en la ecuación 3. x2).25 para resolver i(λ. Cuando se desea expresar la fuerza como una función de i.19 y la fuerza se determina por medio de sustitución directa en la ecuación 3. las ecuaciones 3.22 y 3. La ecuación 3. la ecuación 3. Más importante aún. al mantener x constante se toma a la derivada parcial y en este caso.

En este momento. SOLUCION La fuerza resultante se grafica en la figura 3. las variables de la terminal mecánica se convierten en el desplazamiento angular de θ y del par Tfld. Grafique la fuerza resultante del solenoide dentro de los siguientes límites 0.22 se transforma del siguiente modo: .5 mWb.2 ≤ x ≤ 1. la fuerza puede expresarse en términos de la corriente i simplemente al sustituir λ = L(x)i EJEMPLO DE APLICACIÓN 4. la ecuación 3.1 Un controlador externo se conecta al solenoide que se cita en el ejemplo 3.3 y mantiene constantes las dispersiones de flujo de la bobina a λ = 1.8 cm. Para un sistema con terminal mecánica de rotación. En este caso.8.

λ y x. el par se suministra mediante la siguiente expresión matemática que se expresa indirectamente en términos de la corriente i.Mediante una analogía con el desarrollo de la ecuación 3. variables. es posible determinar el par a partir de la expresión negativa de la derivada parcial de la energía con respecto a θ al mantener constante a λ Para sistemas magnéticos lineales donde λ = L(θ)i. coenergía La energía es una función de estado de un sistema conservador.19. La ecuación 2-26 escrita de la siguiente forma: muestra que la energía del campo magnético de un sistema con excitación simple desprovisto de pérdidas es función de dos variables independientes. La diferencial de la energía dWcamp (λ. como se indica a continuación Funciones de estado. la energía se suministra mediante la siguiente ecuación Por lo tanto. los coeficientes de los términos semejantes de las ecuaciones 2-26 y 2-29 deberán ser iguales entre sí. x) puede expresarse matemáticamente en función de las derivadas parciales: Puesto que las variables λ y x son independientes. por medio de una analogía con la ecuación 3. lo que nos conduce a las siguientes ecuaciones paramétricas: .26.

puede expresarse la diferencial de la coenergía de la siguiente forma: . Obsérvese que hasta ahora se ha expresado siempre la energía en función de la variable eléctrica λ y en la ecuación 2-31 la fuerza se encuentra como función del flujo concatenado λ. y la ecuación 2-31 para la fuerza mecánica fmec (que es igual a la fuerza del campo fcamp). utilizando la diferencia de iλ y la diferencial de dWcamp (λ. o de los datos iniciales de que se disponga correspondientes al sistema en estudio. x). La elección de una u otra función de estado es simple cuestión de conveniencia que depende de la variable que se pretenda determinar en el resultado. Una vez obtenida la fórmula para la fuerza. La coenergía W’ camp es una función de i y de x tal como que puede deducirse de la ecuación 2-26. se corresponde con la 2-28 de la energía del campo cuando el flujo concatenado es constante: dλ = 0. si se desea puede expresarse ésta en función de i utilizando las ecuaciones del sistema conectado. denominada coenergía. para llevar a cabo la transformación.La ecuación 2-30 para la corriente i se corresponde con la ecuación 2-27 para la energía del campo cuando la armadura se mantiene fija. La diferencial de la coenergía es: Substituyendo las ecuaciones 2-33 y 2-26 en la 2-34a tendremos: que queda reducida simplemente a: Al igual que se hizo en la ecuación 2-29 para la energía Wcamp (λ. Como alternativa. para determinar la fuerza en función de λ puede utilizarse otra función de estado distinta de la energía. x) de la ecuación 2-26. que nos dará la fuerza en función de la corriente. cuando dx = 0. es decir.

o µ constante al variar B. 2-5 es una interpretación gráfica de la energía y coenergía en un sistema no . por ejemplo ⁄ ⁄ ⁄ ⁄ ⁄ ⁄ ⁄ ⁄ . la energía y la coenergía tienen valores numéricos iguales. es decir. Si el sistema no es lineal. En un sistema lineal. El calcular la fuerza a partir de la energía o de la coenergía depende en general de las variables requeridas en cada caso. En un sistema con excitación simple y la armadura fija.y puesto que las variables i y x son ahora independientes. la coenergía se determina a partir de la ecuación 2-34c En un sistema lineal en el que λ sea proporcional a i. los coeficientes de los términos semejantes de las ecuaciones 2-34 y 2-34d deberán ser iguales entre sí. no siempre ambas funciones tienen el mismo valor numérico. si λ e i. la coenergía expresada con los datos del circuito es: La densidad de coenergía es: y la coenergía total expresada con los datos del campo: Estas tres últimas fórmulas constituyen la contrapartida de las 2-21. o bien B y H no son proporcionales. dx = 0. 2-22 y 2-19 de la función energía respectivamente. La Fig. resultado de ello las ecuaciones paramétricas: Compárense las ecuaciones 2-31 y 2-36: la primera expresa la fuerza en función del flujo concatenado y la segunda lo hace en función de i. de inductancia constante al variar λ. es decir.

dada por λ di. La derivada parcial de la ecuación 2-31 puede interpretarse como el límite de – . este aserto puede demostrarse por un procedimiento gráfico. cuando Δx → 0 siendo λ constante. la derivada parcial de la ecuación 2-36 puede interpretarse como el límite de ΔW’camp/ Δx cuando Δx → 0 siendo i constante: este caso está representado en la Fig. 2-6b y la fuerza será fcamp = (área sombreada)/Δx cuando Δx .lineal. por lo que la fuerza será: fcamp = (área sombreada)/Δx cuando Δx tiende a cero. El área comprendida entre la curva λ-i y el eje vertical. Por otra parte. ha de ser independiente de que el cálculo se haya realizado valiéndose de la energía o de la coenergía. dada por la integral de i dλ. es la coenergía. 2-6a. es la energía. Supongamos que la armadura está en una posición x tal que determine que el dispositivo esté actuando en el punto a de la Fig. Si variamos Δx. 2-4 para unos determinados valores de x e i o λ. y el área comprendida entre dicha curva y el eje horizontal. La suma de ambas en un sistema con excitación simple es. por definición: La fuerza creada por el campo del dispositivo de la Fig. la variación de –ΔWcamp estará representada por el área de la superficie sombreada en dicha figura.

entre la función de energía utilizada y las variables en que está expresada. x). o a aumentar la coenergía a intensidad constante. Sin embargo. Se ha indicado ya que el empleo de una y otra formas como base de un análisis es meramente una cuestión de conveniencia que depende de los datos de partida. y de los que se pretende determinar. Es necesario tener en cuenta dos puntos esenciales sobre el particular: (1) las variables en función de las cuales deberán expresarse y (2) sus signos algebraicos. la fuerza depende físicamente del valor de x y del campo magnético. Las zonas sombreadas en ambas figuras difieren entre sí únicamente en el pequeño triángulo abc de lados Δi y Δλ. de la corriente i o de otras variables con éstas relacionadas. matemáticamente considerado. que el valor de la fuerza es independiente de que su cálculo se haya realizado a partir de la energía o de la coenergía como se quería demostrar. Naturalmente. así como a reducir la reluctancia del circuito magnético concatenado con el devanado. Los signos algebraicos de las ecuaciones 2-31 y 2-36 indican que la fuerza del campo actúa en el sentido en que tiende a disminuir la energía almacenada en el campo magnético siendo el flujo constante. En un sistema con excitación simple la fuerza actúa sobre los distintos elementos tendiendo a aumentar la inductancia. . y el campo puede expresarse en función del flujo concatenado λ. es decir. Las ecuaciones 2-31 y 2-36 expresan la fuerza mecánica de origen eléctrico en función de las derivadas parciales de la energía y de la coenergía Wcamp (λ. x) y W’camp (i.tiende a cero. por lo que en el límite las áreas de dichas zonas motivadas por Δx con λ o i constantes son iguales. hay una gran diferencia.

34 La sustitución de las ecuaciones 3.37 y 3. La ecuación 3. Así. Para cualquier sistema dado. las ecuaciones 3. dependiendo del resultado que se desee obtener y de las características del sistema que se analiza. x) a partir de la ecuación 3.40 llevarán al mismo resultado. La elección de la energía o de la coenergía como la función de estado es sólo una cuestión de conveniencia.22 y 3. donde la fuerza se obtiene directamente como una función de la corriente.36 da como resultado la siguiente expresión De la ecuación 3.35 en la ecuación 3. W’fld deberá ser una función conocida de i y x. De la ecuación 3. la elección entre cuál de ellas utilizar para calcular la fuerza se determina por la preferencia del usuario y por la conveniencia. aunque una u otra pudiera ser más simple en términos analíticos.40 proporciona el valor de la fuerza mecánica en términos de i y x.37. ya que ambas llevan hacia el mismo resultado. por lo tanto. La coenergía W’fld se define como una función de i y x de manera que Al utilizar el diferencial de iλ se lleva a cabo la derivada que se desea y la diferencial de dWfld (λ. . su diferencial se expresa de la siguiente forma Las ecuaciones 3.40 se toma en consideración al mantener constante i. i y x.22. Advierta que la derivada parcial en la ecuación 3.22 para definir una nueva función de estado denominada coenergía.38 deberán ser iguales para todos sus valores de di y dx. por lo tanto.Determinación de fuerzas magnéticas y pares a partir de la coenergía Es posible utilizar una manipulación matemática de la ecuación 3. la coenergía W’fld(i.26 y 3. x) se advierte como una función de estado con dos variables independientes.

18. la coenergía se determina a partir de la integral de λ di Para los sistemas magnéticos lineales donde λ = L(x)i. es idéntica a la expresión dada mediante la ecuación 3. para un sistema con un desplazamiento mecánico de rotación. para el caso de los materiales magnéticos (donde B = 0 cuando H = 0).28. la coenergía se expresa en términos de la corriente y del desplazamiento angular θ y el par se obtiene mediante la siguiente ecuación: Si el sistema es magnéticamente lineal. el valor de la coenergía se suministra mediante la siguiente expresión y la fuerza puede determinarse a partir de la ecuación 3. y que es idéntica a la ecuación 3.Mediante una analogía de la obtención de la ecuación 3.40 como se esperaba. En términos de la teoría de campos. De manera similar. es posible demostrar que .33.

se ha convertido en una de las más utilizadas.50 es adecuada en términos generales. algunos de los programas que se encuentran disponibles comercialmente.40.2 La característica λ-i de un circuito magnético se representa frecuentemente por una línea quebrada como puede verse en la Fig. Por ejemplo.48 o 3. se aplican técnicas numéricas para evaluar la energía del sistema por medio de la ecuación 3. dado que a los materiales magnéticos suaves se les puede considerar simplemente como materiales magnéticos duros cuando Hc = 0. Se considera que el circuito es lineal hasta el punto a y está saturado desde a hasta b. Una de dichas técnicas. Hállese la energía Wcamp y la coenergía W’camp del circuito magnético en los puntos a y b. Entonces es posible obtener la fuerza mediante la ecuación 3.50 se reduce a la ecuación 3.20 o en el caso de la coenergía al emplear las ecuaciones 3. con la derivada de la coenergía respecto del valor de x calculado numéricamente a partir de los resultados del análisis del elemento finito.48. En estos casos. 2-7. la ecuación 3.48 deberá modificarse de la siguiente manera Advierta que es posible suponer que la ecuación 3.Para el caso de los materiales magnéticos que presentan permeabilidad constante ( B = μH). la energía y la coenergía son igual a cero cuando B = 0 Y por consiguiente cuando H = Hc. aunque la ecuación 3. . De esta forma. EJEMPLO DE APLICACIÓN 4. en cuyo caso la ecuación 3. la expresión matemática se reduce a la siguiente ecuación Para el caso de los materiales de imán permanente (duros) como los que se analizaron en el capítulo 1 y donde B = 0 cuando H = Hc.20 todavía es aplicable para obtener los cálculos de la energía.50. Dichas situaciones con frecuencia se caracterizan mediante geometrías complejas y/o al llevar a los materiales a una saturación máxima. conocida con el nombre de método del elemento finito. se utilizan para calcular la coenergía del sistema para diferentes valores del desplazamiento x de un actuador de desplazamiento lineal (al asegurarse de mantener la corriente constante mientras que x varía). En algunos casos es difícil elaborar representaciones de circuitos magnéticos o quizá no sea posible producir soluciones con la precisión deseada.

En el punto b existe la coenergía adicional siendo la total en dicho punto de 1.6 joule. será: En el punto b existe la energía adicional luego la energía total en b es de 0. superior.8 joule de energía existentes en el mismo. es: La energía en el punto a.SOLUCION La energía. La coenergía viene dada por la ecuación 2-37: y en el punto a. tendremos: Como puede verse. teniendo en cuenta que la ecuación de la curva 0a es λ = i. siendo i = 1 A. a los 0. .8 joule. según la ecuación 2-16. en el punto a son iguales la energía y la coenergía. como puede comprobarse.

5g)θ.5mm. a) Utilizaremos como variable independiente la intensidad H del campo en el entrehierro por estar ligada a la variable i en los terminales por la relación Ni = 2gH. La densidad de coenergía del campo. la densidad máxima de flujo en las zonas del entrehierro en las que están enfrentados la armadura y el rotor. según la ecuación 2-39. g = 2. a) Dedúzcase una fórmula.EJEMPLO DE APLICACIÓN 4. Calcúlese el par máximo en N-m. El rotor puede girar libremente alrededor de un eje normal al dibujo. b) Debido a la saturación del acero. Despréciese el efecto de bordes. Las dimensiones son las indicadas en la figura. si las dimensiones son: r1 = 25 mm.3 El circuito magnético de la Fig. 2-8 está construido de acero moldeado. h = 25mm. es de aproximadamente 2 weber/m2. por lo que la coenergía total del campo es . expresada en unidades MKS. es µ0H 2/2 y el volumen de las dos zonas de entrehierro interesadas es 2gh(r1 + 0. para el par actuante sobre el rotor en función de las dimensiones y del campo magnético en los dos entrehierros. SOLUCION El par T puede obtenerse de la derivada de la coenergía del campo respecto al ángulo θ. según la ecuación 2-36.

b) Sustituyendo valores en la fórmula. otros. Balance energético La Fig. Algunos de ellos. y la forma de las ecuaciones paramétricas. para ejercer una fuerza a una determinada distancia. se utilizan para sostener piezas de material ferromagnético. los relés y los contactores. 2-9 representa un dispositivo de campo eléctrico con excitación simple. tales como las bobinas con núcleo de hierro. otros actúan sobre un muelle antagonista. tales como los elevadores y platos magnéticos. en otros. de forma que la desviación de un índice indique el valor eficaz de la tensión o intensidad del circuito al que están conectados. Los terminales se alimentan con una intensidad I procedente de un generador cuyas pérdidas están representadas . se requiere que la fuerza o el par sean muy aproximadamente proporcionales a una señal eléctrica. Sistemas de campo eléctrico con excitación simple Un sistema de conversión de energía por campo eléctrico puede tratarse en forma análoga a lo ya visto para un campo magnético a fin de determinar la fuerza que se origina en el campo eléctrico y la tensión aplicada a los terminales del circuito.El sentido de actuación del par es tendiendo a alinear el rotor con los polos del estator. y que la respuesta dinámica sea lo más rápida posible. siendo µ0 = 4π*10-7 tendremos: Los dispositivos provistos de hierro móvil encuentran multitud de aplicaciones en aparatos destinados a ejercer una fuerza mecánica o producir un par. La elección de las variables independientes determina si la función de estado corresponde a la energía o a la coenergía. tales como los receptores telefónicos de hierro móvil y los electroimanes que accionan los servomecanismos de regulación de motores hidráulicos.

El sistema es conservador. y toda la energía suministrada puede recuperarse. por rozamientos ni por otras causas.por el elemento G en derivación. Energía La ecuación 2-45 ordenada de la siguiente forma . la energía eléctrica en los terminales será: y la energía mecánica exterior: introduciendo estas dos últimas ecuaciones en la 2-42 tendremos: correspondiente al balance de energía del sistema. supuesto éste exento de pérdidas ya que el elemento G está incluido en el generador y admitimos que en el resto del dispositivo no existen pérdidas en el dieléctrico. El plato móvil está unido a un sistema mecánico no detallado en la figura. La variación de energía correspondiente a cada cambio en el sistema puede representarse por la ecuación: Representando con i y q respectivamente la intensidad y la carga en el sistema.

si el sistema mecánico se mantiene fijo. el circuito eléctrico se mantiene abierto para que dq = 0. ya que la energía es una función de estado independiente de cómo ha sido introducida. la energía procedente de los terminales eléctricos será: y si. es decir. la energía será: para valorar estas integrales precisamos conocer la dependencia entre v y q entre fmec y x. Por tanto. y aplicando la ecuación 2-49 tendremos la energía . en el que A sea la superficie de las armaduras. La expresión de la energía en función de las variables independientes q y x es correcta. procedente de la ecuación 2-46. Variables. 2-21 y 2-22. x su distancia y ε0 la permitividad. dx = 0. En un campo eléctrico en el que q sea proporcional a v. por el contrario. tendrá una capacidad C = ε0A/x. 2-50 y 2-51 con las 2-19. en el que la permitividad o capacidad inductiva especifica ε sea constante.muestra que la energía del campo eléctrico puede suministrarse a través de los terminales eléctricos o del equipo mecánico. coenergía La energía del campo eléctrico es función de las variables independientes q y x. es: y sustituyendo en ésta el valor de C de la 2-48: La analogía entre los casos de campos eléctricos y magnéticos se hace más evidente si expresamos la densidad de energía como función del gradiente de potencial E y de la densidad de flujo del campo eléctrico D = εE. v y q están relacionadas por la capacidad y la energía del circuito. Compárense las ecuaciones 2-49. Por ejemplo: un condensador plano simple.

tal como se muestra en la Figura 1. que evidentemente es función de q y de x. o sea que dx = 0. como consecuencia de ello . Si el análisis del conjunto resultara más fácil considerando la fuerza como función de v y de x debería tomarse la coenergía como función de estado. y elevando hasta v la tensión de todo el sistema de tal forma que toda la coenergía proceda de los terminales eléctricos: En un sistema lineal en el que v es proporcional a q. El haber elegido la energía como función de estado para describir el sistema tiene por consecuencia el que la fuerza fmec resulte ser función de q y de x. La densidad de coenergía es: Energía y coenergía magnética Considérese una bobina de N espiras arrollada en un núcleo ferromagnético. La coenergía W’camp (v. La fórmula de la coenergía del circuito es: en la que C es función de x. x).14a. x) del sistema de campo eléctrico es vq – Wcamp (q. ε es constante y la capacidad puede definirse como anteriormente. tendremos: Puede calcularse la coenergía manteniendo fija la parte mecánica. lo que teniendo en cuenta la ecuación 2-45a de la energía y desarrollando d(vq). que se conecta a una fuente de tensión variable v(t).Wcamp = ⁄ q2x/ε0A.

e.14 se ha aislado una espira del devanado para ver el sentido de la f. dando lugar a una f.e. coincide con el sentido de la corriente (se ha considerado que la bobina tiene una resistencia R). En la Figura 1.e. en esta situación se produce una corriente en la espira. En el caso de la espira dibujada en la parte central inferior de la Figura 1.14c). inducida es tal que produce una corriente (si la espira esta cerrada) que da lugar a un flujo inducido en el mismo sentido del flujo inductor Φ(t). 1.m. es por ello por lo que no es necesario incluir el signo menos en la expresión de la f. Se observa que la polaridad de la f.14.se establecerá una corriente i(t) en la bobina que producirá un flujo variable Φ(t) en el núcleo.e.m. total. puesto que con la polaridad asignada se obtiene un flujo inducido que es antagónico al principal. se observa que la polaridad de la f. Si en (1.14b) de valor: o bien como una caída de tensión en el sentido de la corriente (véase Fig.14c se ha representado el circuito equivalente de la bobina correspondiente. Una vez hechas estas aclaraciones.m. en el que se observa que ahora el sentido de elevación de tensión de la f.e.) cuya magnitud es: Las dos formas anteriores de expresar la misma ley (ley de Faraday-Lenz) suele ser motivo de confusión entre los estudiantes. Para ilustrar más eficazmente la aplicación de la ley de Faraday. que puede considerarse bien como una elevación de tensión en el sentido de la corriente (véase Fig. i y Φ son funciones el tiempo.33) se multiplican ambos miembros por i dt resulta: . no habiendo razón alguna a este dislate.m.e.e. y corriente inducida.e.m. aunque no se hagan constar explícitamente en la ecuación anterior. inducida es contraria a la considerada en el caso anterior. en la parte central superior de la Figura 1.m.14c resulta: donde las expresiones v. donde se observa que el sentido de elevación de la f. para tener en cuenta la ley de Lenz. vamos a calcular el balance energético que se produce en el circuito. En la Figura 1.c. que da lugar a un flujo inducido que se opone al flujo principal Φ(t).m. es contrario a la corriente.14b se muestra el circuito eléctrico equivalente de la bobina. y de ahí la justificación de la denominación antes indicada de fuerza contraelectromotriz. 1.m.e. denominándose entonces fuerza contraelectromotriz (abreviadamente f. De acuerdo con la ley de Faraday.m. de oposición al cambio de flujo. inducida en cada una de las espiras del devanado. y es por ello que se hace necesario incluir el signo menos en la expresión de la f.e. Si aplicamos el segundo lema de Kirchhoff a la red de la Figura 1.m.. el flujo anterior creará una f.

35) representa el balance energético del circuito o simplemente la ley de conservación de la energía. que es análoga a la indicada en la Figura 1.15. y en ordenadas el flujo Φ en vez de la inducción B.37) vendrá expresada por el área comprendida entre la curva de imanación y el eje de flujos (área sombreada horizontalmente). . se tendrá una energía magnética total suministrada al núcleo magnético por la fuente: La ecuación anterior indica que cuando se incrementa el campo magnético asociado con un núcleo. Obsérvese que la suma de la energía más la coenergía magnética es el área del rectángulo F Φ de la Figura 1.m. en nuestro caso Φ.m. en vez del campo H. Así pues.m. El término dWm se puede escribir: donde F representa la f.o expresado de otro modo: donde: La ecuación (1. la energía fluye de la fuente al campo.2. entonces la energía magnética Wm de la expresión (1. En la teoría de los circuitos magnéticos es interesante definir una magnitud denominada coenergía y que responde a la ecuación: que es el área comprendida entre la curva de imanación y el eje de f. y si se incrementan estos valores hasta unas magnitudes finales Φ e i. La coenergía no tiene significado físico directo pero es de gran utilidad para el cálculo de fuerzas en los dispositivos electromagnéticos. Si suponemos que en el instante inicial (t = 0) el flujo en el núcleo es nulo y la corriente es cero. 1.15) se ha representado en abscisas la f. (área sombreada verticalmente en la Fig.15. 1. pero en la que ahora (Fig.15).m. Si se considera que la curva de imanación del material ferromagnético del núcleo es la mostrada en la figura 1.s. de la bobina.m.m. esta energía es almacenada por el campo magnético tiempo como el flujo se mantenga en el mismo valor.

es fácil darse cuenta en la Figura 1. si se representan ahora el campo magnético H en abscisas y la inducción B en ordenadas. en el que el núcleo tiene una sección uniforme S y ℓ es la longitud magnética media (longitud geométrica media). teniendo en cuenta (1. y que se denomina densidad de energía magnética. los resultados precedentes dan lugar a expresiones muy simples. En primer lugar.38) pueden también definirse en función de los campos magnéticos H y B. entonces coinciden los valores numéricos de la energía y coenergía que corresponden a triángulos .37) se convertirá en: donde vol = S ℓ representa el volumen del núcleo ferromagnético. se podrá escribir: De este modo la expresión de la energía magnética almacenada (1. si se suponen uniformes los campos magnéticos. valdrá entonces: De un modo análogo.15 que si la curva de imanación es una recta. Si se considera el esquema de la Figura 1.38) y (1.15. Cuando la curva de imanación del núcleo se considera lineal.39) se obtiene una densidad de coenergía magnética: que tienen unas interpretaciones gráficas similares a las de la Figura 1.14.Las expresiones (1. La energía almacenada por unidad de volumen.37) y (1.

42): La ecuación (1. De un modo análogo coinciden también las expresiones de las densidades de energía y coenergía (1.26). su diferencial es: Los coeficientes de los términos de esta ecuación deben ser respectivamente iguales a los de los términos semejantes de la 2-45.43) admite la siguiente versión: que el lector recordará de un Curso de Teoría de Circuitos.41) y (1. deduciéndose de aquí las ecuaciones paramétricas de las tensiones y fuerzas .43) puede expresarse también en función de la inductancia L de la bobina. Fuerza Puede calcularse la fuerza ejercida por el campo eléctrico sobre la parte mecánica partiendo indistintamente de la energía o de la coenergía.45) se transforma en: y por consiguiente (1.37) y (1.38) admiten las versiones siguientes: donde se ha tenido en cuenta la ley de Hopkinson (1. y de este modo (1.rectángulos cuyos catetos son Φ y F. La energía es función de q y de x. Recuérdese que la inductancia en un medio lineal viene definida por el cociente: y teniendo en cuenta la ley de Hopkinson: (1.

Empléese la energía y la coenergía. su diferencial es: Los coeficientes de los términos de esta última ecuación deben ser respectivamente iguales a los de los términos semejantes de la 2-52. SOLUCION Utilizando el modelo de la Fig.4 Hállese la fuerza que se ejerce entre dos platos paralelos de área A = 1 m2 cada uno. entre los que existe un campo eléctrico al gradiente nominal de descarga disruptiva en el aire de 3*10 6 volt/metro. dada por la ecuación 2-49.La coenergía es función de v y de x. la fuerza será: . deduciéndose de aquí las ecuaciones paramétricas de las cargas y fuerzas: Las ecuaciones 2-58 y 2-61 relativas a un sistema de campo eléctrico se corresponden con las ecuaciones 2-31 y 2-36 relativas a un sistema de campo magnético. la distancia entre armaduras puede representarse por (x0 . 2-9.x). según la 2-58: Siendo q = DA = Eε0A. es: y la fuerza. La energía. EJEMPLO DE APLICACIÓN 4.

Este ejemplo explica por qué en la práctica los dispositivos de conversión de energía utilizan como medio de acoplamiento los campos magnéticos preferiblemente a los eléctricos. . Resulta de interés comparar la fuerza que se crea en un metro cuadrado de superficie limitando un campo magnético con el valor hallado en el ejemplo.x) de espesor podemos deducirla de la ecuación 2-22.La coenergía. según la 2-61: Siendo la tensión v = E (x0 – x). Obsérvese que las variables eléctricas q y v figuran en forma explícita en las derivadas.000 veces mayor cuando éste es magnético que cuando es eléctrico al gradiente considerado. la fuerza será Como no podía por menos de suceder. En éste se tomo como el valor del campo eléctrico el gradiente correspondiente a la rigidez dieléctrica del aire: para el campo magnético se puede tomar un valor B = 1. y la fuerza de la 2-31: La fuerza actuante sobre las superficies que limitan el campo es unas 25. según la fórmula 2-54. ambas funciones de estado dan el mismo resultado para la fuerza. es: y la fuerza. La energía total en un volumen de A = 1 m2 de superficie y (x0 .6 wb/m2 que corresponde a un nivel de saturación típico en los materiales ferromagnéticos.

o las intensidades i1. Todos los tipos de motores y generadores conocidos. Frecuentemente se utilizan imanes permanentes para uno de los circuitos de excitación. Sistemas de campo magnético con excitación múltiple Los dispositivos con excitación simple se emplean generalmente para engendrar fuerzas no precisadas. Si se precisa que las fuerzas sean proporcionales a una señal eléctrica o que la señal lo sea a una fuerza o a una velocidad.Las fuerza actúan sobre los distintos elementos en el sentido que tienda a aumentar la capacidad. pickups y tacómetros. medidores de par. Para definir el sistema se requieren tres variables independientes que pueden ser: los flujos concatenados λ1. solenoides o productores de fuerza en general. . tienden a aproximar los electrodos entre sí y a desplazar el material dieléctrico hacia las zonas de mayor gradiente e introducirlo entre los electrodos. 2-10 está representado un dispositivo sencillo con dos conexiones eléctricas y una mecánica. constituyen otros ejemplos de mecanismos de conversión continua de energía. salvo raras excepciones. las ecuaciones paramétricas son una extensión de las 2-30 y 2-31. En la Fig. en la mayor parte de aparatos. por ejemplo. λ2 y el ángulo θ. Si se emplean los flujos concatenados. como en los relés. uno de los circuitos sirve para fijar el valor del campo eléctrico o magnético mientras que el otro recibe las señales: como ejemplo se pueden citar los altavoces. En general. deberán emplearse aparatos dotados de dos o más circuitos para la excitación o para el intercambio de energía. i2 y dicho ángulo θ.

resulta: en las que que son generalmente funciones de θ. Si se utilizan las intensidades para definir el estado de un sistema. la relación entre λ e i se expresa en función de las inductancias Resolviendo i1 e i2 en estas ecuaciones.en las que la energía viene dada por: y el sistema se mantiene fijo en la posición θ. e integrando. las ecuaciones paramétricas son extensiones de las 2-35 y 2-36. . En un sistema lineal. sustituyendo n 2-65.

Para los sistemas con más de dos pares de terminales eléctricos se asignan variables independientes adicionales a dichos terminales y se procede en idéntica forma que cuando eran sólo dos. . Combinando las ecuaciones 2-66a y 2-66b con la 2-70 para un sistema lineal tendremos: en la que las inductancias generalmente son funciones de θ.en las que la coenergía viene dada por: manteniéndose el sistema fijo en θ.