TEMA ESPECIAL

2

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL DEL MATRIMONIO

OBJETIVO DEL TEMA
Veremos que el matrimonio posee una dimensión espiritual que está presente en la vida diaria de la pareja, no como algo añadido, sino que la espiritualidad es una nota característica del matrimonio, aunque mucha gente casada no la percibe, ni se da cuenta.

LA VIDA ESPIRITUAL ES LA DE TODOS LOS DÍAS.
Cuando escuchamos hablar de espiritualidad matrimonial lo primero que nos viene a la mente son los temas relacionados con la oración de los esposos, los sacramentos vividos en comunidad, los temas de fe y formación, la vida de caridad de los esposos hacia los demás. Todos estos temas obviamente forman parte de eso que llamamos espiritualidad (la vida según el Espíritu). En este tema que vamos a desarrollar nos queremos fijar en la dimensión espiritual que está dentro de la vida cotidiana de cada una de las parejas. Es decir, Dios está presente en todas las áreas de nuestra vida como esposos y padres y no nos damos cuenta. • • • • • • • • •

“Les advierto en el Señor que no imiten a los paganos que se mueven por cosas inútiles. Después de perder el sentido moral se han dejado llevar por el libertinaje y buscan con avidez toda clase de inmoralidad”. (Efesios 4,17.19)

Dios está presente:
En la jornada de trabajo de cada uno de los esposos, en el cansancio con el que llegan al final del día o de la semana. En el caos y en el reguero de un hogar que por falta de tiempo está a punto del colapso. En la lucha de ambos por comprenderse y aceptarse mutuamente. En la alegría en silencio que a menudo disfrutamos en compañía del otro. En la pereza que sentimos al tener que levantarnos en medio de la noche para atender al hijo que llora. En el cariño que sentimos cuando nuestra pareja hace algo de corazón (un regalo, una comida, un detalle por el cumpleaños…). En los nervios y dolores de cabeza cuando se acerca la fecha de pago de las tarjetas de crédito o del préstamo. En el acto sexual, el encuentro más íntimo de la pareja. En los mejores momentos de las reuniones familiares.

En definitiva, la vida espiritual del matrimonio va más allá de la idea que siempre hemos tenido de lo espiritual. Debemos aprender a
Tema especial 2 La dimensión espiritual del matrimonio

1

es más probable que la oigamos desde el interior de nuestro propio ser que desde lo alto de las nubes. no es un ser indiferente.(He 17. junto a nosotros. Vamos a llevar una vida sin pecado para que el sea un Padre Bueno con nosotros”. bondadoso y que siempre “Como hijos amadísimos de Dios. no es así como ama Dios. que nos amó y se entregó por nosotros. entra dentro de ti. y tampoco necesita ser servido por manos humanas. sino aquí. Por tanto. pues en él vivimos.27-28). Dios nos ama así porque Él lo desea y siempre está ahí para que nosotros lo aceptemos.. Dios no interviene en nuestros asuntos de un modo ocasional. es posible que todavía muchos de nosotros la conservemos. a pesar de que no seamos conscientes de ello.ver a Dios presente y activo en todas estas situaciones y en miles de ellas más. el Dios que los seres humanos han llegado a conocer a través de la historia. Santa Teresa de Jesús. esfuércense por imitarlo. Dios está cerca de nuestros planes. Dios está presente siempre.1-2) “El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él no vive en santuarios fabricados por humanos. no es algo que tengamos que conseguir. porque se lo hemos pedido en una oración. sus hijos. La idea de un Dios lejano. 1. DIOS SE HACE PRESENTE EN NUESTRO MATRIMONIO. En realidad no está lejos de cada uno de nosotros.” 2. Dios nos ama sin falta de que nosotros se lo pidamos o de que nosotros negociemos con Él. el aliento y todo lo demás?” (Hechos 17. aunque fuera a tientas: tal vez lo encontrarían. San Agustín lo llega a ver así de claro cuando dice: “No salgas fuera de ti mismo. a ejemplo de Cristo. No. ni severo.” (Efesios 5. Y si queremos oír su voz. que asemeja a un rey en su reino. Sigan el camino del amor. 24-25) Tema especial 2 La dimensión espiritual del matrimonio 2 . ni juez acusador. lo que hace falta es abrir bien los ojos y descubrirlo. les decía a sus monjas que el Señor anda entre las ollas de la cocina. que Dios es el misterio inmerso en lo profundo de todo lo que existe. San Pablo lo expresó en su discurso ante los atenienses: “Habían de buscar a Dios por sí mismos. Su actividad no es por un tiempo y se acabó.Dios no está arriba en el cielo o en algún lugar del espacio exterior. El amor de Dios hacia la humanidad es libre. El amor de Dios hacia nosotros. sino un Padre clemente. De manera que si estamos buscando a Dios. pues ¿qué le hace falta al que da a todos la vida. Dios está presente de forma parecida a como el espíritu está en el cuerpo y no como el rey en su reino. Tenemos que volver a darnos cuenta de que Dios se encuentra mucho más cerca de nosotros. nos movemos y existimos”. lejano. de las cosas que manejamos a diario. modelo y maestra de la vida espiritual. pues es Señor del Cielo y de la tierra. Muchos de nosotros decimos: “Nos vamos a portar bien para que Dios nos ame. un buen lugar para comenzar será en nuestro interior. en el interior del hombre habita la Verdad....De igual manera.

ni termina cuando ese niño crece y se hace un adulto. aceite. frustrándonos. Un signo siempre será visible. La creación no termina. Su obra creadora no termina en el momento del nacimiento del bebé. la imposición de manos… El agua del Bautismo. sino que lo está creando en todo momento. y. que a menudo es cálido y nos cambia. la palabra. sino también en cuanto nuestro crecimiento como personas. Esta es una de las situaciones en las que experimentamos la acción creadora de Dios y tenemos que elegir si queremos que Dios esté en medio de nuestra relación o no.está actuando a favor nuestro. apoyándonos. En el matrimonio dos personas se unen entre sí y con lo que les rodea. lo alimenta y lo cuida. es muy probable que tengamos hijos. lo que no se ve es la realidad que se esconde detrás de él. al contrario. Y lo mismo sigue haciendo en cada uno de nosotros. rompiéndonos. vino. pues nosotros somos miembros de su cuerpo. No solo en el cuerpo. Por eso. vivimos en íntima relación con otro. Y en el transcurso de la vida en pareja se va dando un fenómeno similar al que sufre el oro en el crisol. que vela constantemente por sus hijos. Así. No solo ha creado el mundo. A Dios le interesa nuestro bien. siempre nos estamos creando a nosotros mismos a medida que nos vamos desenvolviendo en nuestras circunstancias de la vida. Los signos son imágenes visibles de una realidad que no está al alcance de los sentidos. Para la Iglesia católica el Matrimonio es un sacramento. y todo lo que hay en él. en los sacramentos encontramos los signos: pan. pues en la relación con la otra persona hemos sufrido una transformación.” (Efesios 5. agua. por ejemplo. Ninguno de nosotros podemos seguir siendo los mismos. El pan y el vino de la Eucaristía son las encarnaciones visibles del Cuerpo y la Sangre de Cristo que se nos ofrece como alimento. Y nadie aborrece su cuerpo. Lo podemos ver claramente en el desarrollo de una criatura humana a lo largo de las etapas del embarazo. unidos a Dios. y en esta interacción son instrumentos en manos del Dios que todo lo crea y recrea. Y eso es justamente lo que Cristo hace por su Iglesia. Tema especial 2 La dimensión espiritual del matrimonio “Así deben también los maridos amar a sus esposas como aman a sus propios cuerpos: amar a la esposa es amarse a sí mismo. Nuestro Dios es un Dios misericordioso. En este caso. DIOS SE HACE VISIBLE EN EL AMOR DE LOS ESPOSOS. 28-30) 3 . ayudándonos. los seres humanos. afirmándonos. una verdadera maravilla de Dios ante nuestros ojos. Pensemos que ahora nuestra circunstancia puede ser un matrimonio. bloqueándonos y enriqueciéndonos el uno al otro. En la vida en pareja se entra en un crisol de intimidad. La palabra sacramento significa signo sagrado. dentro de la influencia del amor creador y el apoyo del Señor. es la encarnación visible de la acción de Dios que hace hijo suyo a un ser humano que participa simbólicamente en la muerte y resurrección de Cristo.

presente en la profundidad de toda la realidad que nos rodea. cariñoso.27-28). Jesús aceptaba.¿Cuál es el signo sagrado del matrimonio? En el matrimonio no hay agua. Era sencillo. Y sobre este algo es que se apoya y se construye el sacramento del Matrimonio. En El se puede conocer al Padre. Su amor hace visible a Dios. pan. generoso. Dios se da a conocer al mundo a través del amor que nosotros vivamos. aunque en ocasiones se mostrara exigente (recordemos la escena con los comerciantes en el Templo). tratando de que todos lo reconozcan y lleguen a Él. Jesús era paciente. la Iglesia. estamos hechos a imagen y semejanza de Dios y como cristianos somos hijos de Dios y miembros del Cuerpo de Cristo. Para todos los que llegaron a conocerle. Viendo a Jesús. La encarnación de Dios en el matrimonio no es otra cosa que las dos personas que se entregan mutuamente en el amor. Mantengan entre ustedes lazos de paz. nos enseño un ideal hermoso del amor en el matrimonio. pues todos somos pecadores y no somos sagrados. Porque Dios está con nosotros. Por tanto. El amor que se tienen los esposos es el signo visible de que Dios está presente en nuestra historia. Reflexiona sobre Tema especial 2 La dimensión espiritual del matrimonio “Sean humildes y amables. y permanezcan unidos en el mismo espíritu: un solo cuerpo y un mismo espíritu. a quien no vemos. El mundo llegará a conocer a Dios cuando nosotros seamos sacramentos de su amor. A Dios nadie lo ha visto jamás. Los Evangelios nos ofrecen muchas imágenes sobre cómo Jesús expresaba su amor a las personas. PARA REFLEXIÓN PERSONAL Y EN PAREJA: En el libro de los Hechos de los Apóstoles se nos dice que “…por más que no está lejos de cada uno de nosotros. Él fue un Sacramento muy poderoso de la presencia y el amor de Dios. pues han sido llamados a una misma vocación y una misma esperanza. pues en él vivimos. ¿Cómo puede una pareja de esposos unidos en el Señor ser signo del amor de Dios al mundo? ¿Cómo lo haremos? ¿Quién nos enseñará? La persona que mejor lo hizo fue Jesús de Nazaret. vino o aceite. Esto puede sonarnos extraño. Nosotros somos sacramentos. incluso aunque no se casara.”( Efesios 4. nos movemos y existimos” (Hechos 17.2-4) 4 . Él es el Verbo de Dios encarnado por quien todo fue hecho y gracias al cual hemos conocido el amor de Dios. sean comprensivos y sopórtense unos con otros con amor. Hay algo de Dios que está en nosotros. Ellos son el elemento sagrado. vemos al Padre. Sin embargo. El signo visible que hace visible a Dios son los dos esposos. Él es Sacramento vivo del Padre. compartía todo lo que tenía. Él fue un sacramento por excelencia. solo el Hijo. sobre todo a las marginadas en aquella sociedad. amaba a la gente tal y como era. perdonando y siendo fiel en la amistad.

BIBLIOGRAFÍA: -El matrimonio como desafío. Luego comparte el resultado de tu reflexión con tu pareja. .. Editorial Verbo Divino.-¿De qué modos te aporta esperanza y valentía tu matrimonio?. 4.-¿En qué momento de tu matrimonio te has sentido llamado a la conversión y al perdón?. 2. Las siguientes preguntas pueden servir de ayuda: 1.¿Cómo han experimentado tú y tu esposo/a el Misterio de la muerte y la resurrección de Cristo en su relación matrimonial?.¿De qué modo el amor de tu esposo/a hace que el amor de Dios sea visible y palpable para ti?. Hart.. 3.estos versículos en actitud de oración sobre tu propio matrimonio y mira a ver si puedes ver los dones y los retos espirituales que hay en ellos. 2005 Tema especial 2 La dimensión espiritual del matrimonio 5 .2002 -La Biblia Latinoamérica. Fischer y Thomas N. Kathleen R. Editorial Desclée De Brouwer.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful