You are on page 1of 14

La experiencia de la Trinidad es lo que hace posible que los

amigos y amigas en el Señor se conviertan en mistagogos del
nuevo paradigma propuesto por Jesús. Mistagogía es el arte de iniciar,
de crecer y consolidarse en el Misterio de Dios. Y en el evangelio de esta
semana (Mateo 28,16-20), nos propone cuatro elementos que conforman
dicha mistagogía: 1º) Ascender al monte para encontrarse con Jesús
Resucitado. 2º) Ver a Jesús. Una visión que es adoración por parte del
grupo pero que admite a los que vacilan. 3º) Recibir el envío que convierte
en comunicadores del nuevo paradigma: Bautizar y Enseñar. 4º) Gustar
internamente la promesa que hace Jesús de estar con el grupo todos los
SegúnelMateo,
días hasta fin del los discípulos suben al monte acordado por Jesús, pero
mundo.
no para subir de condición, ni de nivel, ni de rango, sino un ascenso de
sentido. El Señor los ha convocados y ellos han subido para encontrarse
con Él. Cuando lo ven, se postran aunque algunos vacilan. El Señor no se
asusta ante la dificultad del discípulo, ni por ello recorta su propuesta, ni
renuncia a ninguno por frágil que sea. Jesús propone a todos los
discípulos (tanto para los seguros como para los que vacilan), un
horizonte de largo
Jesús sabe alcance. que ante la dificultad, ya sea por la duda,
por experiencia
la fragilidad, o por la caída de alguno o de todo el grupo, sólo habrá
desembocadura (solución) evangélica, si la propuesta que se hace
muestra un horizonte que los marque, que los apasione, que los
relance; por eso, de cara a la sostenibilidad de la propuesta, Él mismo se
ofrece como sustento: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del
mundo”. [  ]
El mandato del Señor de ir a bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y
del Espíritu Santo, no es para buscar adeptos: Para eso bastan los grupos de
pertenencia como las organizaciones, etc. Sino para conformar la familia
divina en la tierra. Una familia que sepa recrear aquí y ahora el modo de
actuación trinitario que no puede ser otro que la salvación de todos. De ahí
que el hombre o la mujer que cimientan su vida en el amor que la
Trinidad revela, dan consistencia a sus vidas porque se hermanan a
toda la creación y en particular a todo ser humano como prójimo, y
La Santísima Trinidad no significa tres Dioses, ni un Dios extraño o ajeno
cuánto más si este ser humano está frágil, caído, enfermo, solitario,
al mundo, sino un Dios trascendente. Pero no trascendente a las cosas ni
necesitado.
mucho menos trascendente a la realidad como si Dios estuviera afuera, sino
un Dios que trasciende “en las cosas” y “en la realidad” porque está
presente en ellas. Que Dios trascienda “en las cosas” y “en la
realidad” quiere decir que Él va siempre más allá, poniendo la
mirada más lejos de la inmediatez, incluso más allá del dolor y de la
muerte. La unidad que viven el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, no es
ensimismamiento. Por ello la comunión que vive la Trinidad se convierte para
nosotros en el modelo de comunión que estamos invitados a construir en
cada Desde
situación
estey evangelio
en cada lugar en el laque
de Mateo, nos hallemos,
Trinidad nos poneya
ensea la casa, el
la encrucijada
trabajo, los amigos,
de la comunión, de ylacuánto más en laPorque,
trascendencia. Iglesia. o construimos ámbitos de
fraternidad humana, o sea, de compenetración humana, o no somos
hermanos. O establecemos relaciones de prójimo o nada somos
como cristianos. En ello se centra el mandato de enseñar bautizando en el
nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Se trata pues del mandato[  ]
de hermanar a todos.
En aquel tiempo, los once discípulos
se fueron a Galilea y subieron al monte en el
que Jesús los había citado. Al ver a Jesús, se
postraron, aunque algunos titubeaban.

Entonces Jesús se acercó a ellos y
les dijo: Me ha sido dado todo poder en el cielo
y en la tierra. Vayan, pues, y enseñen a todas
las naciones, bautizándolas en el nombre del
Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y
enseñándolas a cumplir todo cuanto Yo les he
mandado; y sepan que yo estaré con ustedes
todos los días, hasta el fin del mundo. Palabra
del Señor. [  ]
Al final,
rezo el Padrenuestro,
saboreando cada palabra.
[ ]
Me sereno para esta cita con Dios.
Me acomodo con una postura que implique todo mi ser.
Al ritmo de la respiración doy lugar al silencio.
( Una y otra vez repito este ejercicio )
[  ]
NOTA: La oración preparatoria me ayuda a
experimentar libertad de apegos. La repito
tantas veces como quiera, dejando que resuene
en mí.

NOTA: Este paso merece hacerlo con esmero. Le
dedico 10 minutos.
[ Sigo adelante  ]
Señor, que cada
día
me disponga
a vivir como
hermano.

[]
“Ellos se fueron al monte que Jesús les había indicado”
 Ir al monte y emprender
la marcha de subida,
atraídos por el que ha
sido amigo común, es una
opción. Es la opción de
encontrarme como
hermano en cada
momento y en cada
En el monte, se lugar.
cuajó
esta amistad (Mt. 5,1-
8,1). Allí sintieron que tal
amistad no se centraba
en el cumplimiento de la
Ley sino en vivirla como
bienaventuranza. []
“Al verlo, se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, les dijo:
Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra”
 Ver a Jesús es permitir
que en esta feliz
contemplación captemos
la inefable belleza del
Modelo. Y con su
presencia demos
consistencia a nuestro
grupo o comunidad.
 Oír su palabra es permitir
que nuestra duda,
vacilación, fragilidad, y
hasta nuestras caídas,
sean incorporadas y
transformadas por su
pleno poder que atraviesa
cielo y tierra. []
“Vayan y hagan discípulos de todos los naciones
bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
y enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado”
 Vayan y hagan discípulos
no se reduce a hablar o
predicar sobre Jesús. Claro
que incluye todo eso, pero
se concentra
fundamentalmente en la
capacidad de hermanar en
Jesús a todos
Bautizar en ely anombre
todo. del
Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo es formar y
consolidar la fraternidad
humana que cuenta con la
vitalidad de Jesús que
acompaña todos los días
hasta el fin del mundo. []
AL CRISTO DE LA TRINIDAD

1) Tus manos sobre los
hombres,
por Ti llegados a Dios
y acogidos en familia
de igualdad que es comunión.
Tus manos en las del Padre,
corriente de un mismo Espíritu.
2) Tus manos en cruz tendidas
hacia las manos del Mundo,
rutas del tiempo nuevo,
Camino, Verdad y Vida.
3) Trinidad que pisa el suelo
para hacernos todo a todos.
Manos / Casa,
Llagas / Pascua,
Alas / Vuelo
¡Uno y nuestro!
4) Trinidad que nos arrastra
lucha adentro, pueblo adentro,
con el Hijo, como hermanos,
por tanto camino incierto.

(Cf. Pedro Casaldáliga – Sugerido por el
[]
Hno. Reinaldo)
Para centrar la experiencia vivida en
la Oración,
respondo en forma sencilla las
siguientes interrogantes:

[ Termino con la oración siguiente  ]