You are on page 1of 7

www.infanciaenred.org.

ar/antesdeayer

De la infancia desrealizada a la adolescencia discriminada: la educación en el “país del nunca jamás”
Lic. Andrea Fabiana Oliva La violencia, afirma la autora, no es sólo el fracaso de un lenguaje, es también un lenguaje en sí misma. El mundo escolar puede ser capaz de construir una comprensión profunda de estas marginalidades y hacerlas funcionales a la posibilidad de forjar una alta valoración de la experiencia que ofrece. La escuela nombra e incluye a los niños y adolescentes desde un lugar único, diferente del de cualquier otro organismo o proyecto. Siempre intersubjetiva, la comprensión necesita apertura, afecto y generosidad. Este trabajo se propone exaltar una ética de la comprensión: “un arte de vivir que nos pide comprender de manera desinteresada, ya que no puede esperar ninguna reciprocidad: comprender antes de condenar”. Consideraciones preliminares Desde la praxis, el docente se enfrenta a adolescentes resilientes, que bajo la sombra del trauma infantil (producto de violencia familiar, orfandad temprana, abuso sexual, adicciones y otros factores), buscan lugares de reconstrucción de su identidad tanto en las instituciones educativas, como en las relaciones vinculares afectivas alumno-docente. Es imprescindible realizar una mirada reflexiva desde el lugar de la infancia desrealizada y sus efectos en la adolescencia, específicamente en escuelas estatales que reciben poblaciones de contextos de pobreza, en donde el cuerpo adolescente es prolongación de las determinaciones del cuerpo infantil (asimetría del conocimiento, necesidad de protección frente a pares, frente a adultos y frente a sí mismo; dependencia afectiva, obediencia y heteronomía). También hay que considerar la llegada de la adolescencia desde cuerpos infantiles que fueron simbólicamente adultos, debido a la incidencia del trabajo infantil en la metonimia “infancia- generación de recursos” y la consecuente lógica de mercado en la que ésta se ahoga (desinfantilización del cuerpo infantil). Antes de abordar los mencionados tópicos, se definirá el concepto de resiliencia como la resistencia al sufrimiento y la superación de los traumas psíquicos, en particular de los niños. Es un término que se emplea habitualmente en física para definir, por ejemplo, la potencia de resistencia de una barra de hierro que se dobla hasta un determinado punto sin romperse y que puede recuperar su forma. La resiliencia es un medio para recuperarse después de un golpe traumático; en primer término a través de la adquisición de los recursos internos antes del trauma, en segundo lugar a través del significado que se le atribuye a lo que sucede, y en tercer lugar tiene que ver con la disposición alrededor del “herido” por la familia y por la cultura - de tutores de resiliencia.

***
Las instituciones educativas enmarcadas en estos contextos, deberían ser miradas, significadas y comprendidas desde una óptica simbólica; tratando de descifrar los códigos de la cultura organizacional que subyacen a lo percibido. Suele descansar en lo colectivo, el imaginario que el único camino para cosechar soluciones debe partir

1

e incentiva la legitimación de una situación inevitable. Muy lejos está de pensar que existen otros todavía más significativos para la integración social.. al verla sola o en grupo difícilmente nos causa ternura (Narodowski.. ya es “autónoma (.Cit.infanciaenred. funcionó como garantía simbólica de la infancia.) y porque en la calle construye sus propias categorías morales.) porque trabaja a edad muy temprana y esto les brinda cierta autonomía económica y cultural (.. la violencia destruye sin reconstruir” (Ob. no hay lugares para negociaciones ni debates. a su vez.:128). carencia de saber y de responsabilidad. más aún en el caso de los sectores carenciados.:110-114) De la violencia como manifestación de la intolerancia en el mundo de las representaciones En la actualidad. contribuye entre otros factores a la disfunción de la identidad. pero ese límite fundante asiste a una especie de borramiento que se presenta de manera sintomática [tanto] en el discurso mediático. este desdibujamiento del rol escolar (y el rol del Estado). [como en la inminente desaparición del concepto de Estado moderno.www. la juventud se presenta [hoy] como un único ideal [y entonces] el sentido de las etapas de la vida desaparece (Corea y Lewkowicz. ob. sólo queda espacio para el entendimiento y la apertura a lo diferente. Estos jóvenes construyen hoy sus identidades fundamentalmente fuera de la escuela.) Las prácticas del mercado tocan al niño como consumidor [suprimiéndoles] (. que muestra la realidad mirada desde otros ojos. esta “juventud” debe lidiar con situaciones no deseadas que. la sexualidad. ni regateo por los recursos que escasean.org. de diagnosticar y menos aún de tratar cuando se manifiesta dentro del aula. lo cual no ocurría antes cuando la institución escolar era claramente importante como constructora de esa identidad. la integra. y menos sencillo aún es entrar al mundo de los que se están socializando en la pobreza y la exclusión. 1999:51) De allí que la desaparición de la infancia revela un cambio en la noción moderna de las etapas de la vida y ese cambio. la educación de los hijos y las presiones sociales.se hace imposible de prevenir.. la de una infancia desrealizada. Las prácticas de sentido que otorga la violencia “original” aprendida en el seno de la familia explica cómo “(…) este pequeño conjunto humano basado en la afectividad. que pasa por abrirse al mundo de lo simbólico..) las significaciones que lo distinguieron de la edad adulta: inocencia. Desde esta visión. ya reemplazado por la mano invisible del mercado] (. No es sencillo relacionarse con jóvenes que se están socializando en el lenguaje de la imagen y de la acción más que en el de las palabras. 1999:100) Como se puede observar. la significa. de Estado o de ecuaciones económicas que den como resultado subsidios o compensaciones. 2 .. en el caso de los “excluidos”. pero que no la niega ni la excluye: la nombra. estaría indicando una variación práctica del concepto de hombre instituido socialmente.. tal vez lo único que no es escaso...ar/antesdeayer de las políticas educativas. 1994:135).. organiza un campo afectivo tan cercano que el ritual [referido a los procesos de socialización primaria] pierde su eficacia” (Cyrulnik.” (Corea y Lewkowicz. y que incluso no está exento de que “cuando la aceleración de los cambios impide que el mito tenga el tiempo necesario para impregnar de sentido los gestos y los objetos.. fragilidad. ya son inevitables y van marcando una brecha en la conformación “normal” de su mundo simbólico. “La responsabilidad histórica de separar el mundo de los adultos del de los niños – que recayó históricamente en las instituciones educativas y asistenciales -. Es que la “violencia” se presenta aquí como modalidad socializante que sirve para crear su propio mundo de representaciones. infancia invadida por presiones sociales que. Una niñez que... la incluye...cit. Un riesgo que para las instituciones asistenciales – entre ellas hoy la educativa ..

por falta de comprensión. escenario en donde transcurre y se recrea el drama (en algunos casos trágico) de la novela familiar y barrial. y con las exigencias sociales. de la incapacidad para salir de nuestro propio mundo de representaciones (Cyrulnik.infanciaenred. y tratan de metabolizar los receptáculos sociales de lo inextricable.desde este lugar . No es sólo que estos adolescentes sean significados desde la pobreza. también se van renovando las rivalidades de los barrios y de los grupos. “al fin de cuentas.www. porque fracasa la simbolización de la palabra. por un lado es el fracaso de un lenguaje.org. Es el momento en que los niños y adolescentes se convierten en “menores”. la inimputabilidad penal de los menores de edad es una herencia anacrónica de una época que consideraba a los niños como faltos de una moral autónoma y que les prometía un futuro de autonomía. por presencia de códigos comunes que son los que significan la intolerancia y la violencia incontenida del “ojo por ojo”. son los que anteponen a modo de proyección la discriminación en sus relaciones interpersonales. La violencia se manifiesta de manera amplificada en estos contextos. en la búsqueda de atributos de ruptura. a tratados de psiquiatría legal. que en la disputa se juegan la identidad por pequeñas diferencias. Por lo tanto la violencia muchas veces irrumpe como una forma de ser objeto de la mirada de los otros para . Por eso también está presente la rivalidad de los que no van a la escuela contra los que van a la escuela. tienen otro que los va a seguir vinculando con lo social a través de la generación del miedo. el conflicto ya no se dirime en el estar en la 3 . es un lenguaje. 1999). sino también al interior de los barrios. (…) para entender a estos niños y a estos jóvenes ya no debemos recurrir a tratados de pedagogía. no solamente contra ciertas instituciones como la escuela. En este contexto. Ya que no pueden tener un signo que sea socialmente aceptable. incluso. a lo sumo. Su lugar ya no es la escuela sino el instituto correccional e. por el otro. Los que son discriminados. ‘sentido del yo’. Llegado a este punto cabe reflexionar acerca de qué es la identidad. vigilar y castigar la desdicha social de estos marginales”: la baja de edad para la imputabilidad penal es un signo de estos tiempos.. en efecto. Entonces se generan así los espacios comunes de rivalidad. Aunque actualmente ciertas redes solidarias siguen subsistiendo.. la cárcel: la inviabilidad de ese cuerpo infantil condenado a esquivar su destino de ser protegido encontró. La identidad es conciencia histórica. Una definición acertada es aquella que la considera como “. por desgracia. Aquí es donde fracasa el lenguaje. sino a tratados de derecho penal o. En estas rivalidades los jóvenes empiezan a generar su identidad. 1999:53-54). Son modos de compensación.ar/antesdeayer La pobreza no es de ahora.la elaboración subjetiva de la relación entre la continuidad y la discontinuidad biográfica y de la consistencia e inconsistencia de una persona y de un grupo en relación con sus necesidades personales. su lugar (Narodowski. La violencia proviene de la intolerancia. 1994:116). sin embargo actualmente se sufre la ausencia del lazo social. los organismos y las instituciones asistenciales se ven imposibilitadas de generar estrategias exitosas de acción para prevenir o tratar estas situaciones.escaparle a la indiferencia social y a los compartimentos estancos en los que se ahoga la esperanza. surgen mecanismos menos esperados para “controlar. Actualmente el barrio entra con sus rivalidades también a la escuela. Todas las identidades se instalan en relación con quién nos diferenciamos: por un lado existe un “nosotros” y por otro un “ellos” y el nosotros de estos adolescentes es vulnerable. La violencia. marginados por la sociedad por no entrar dentro de los cánones del imaginario colectivo. es el núcleo sólido de las personas y de los grupos que les permite soportar la incertidumbre” (Braslavsky. Estos son los mismos códigos que en apariencia hacen impenetrable la atmósfera cultural para quienes provienen de diferentes senos familiares y para “los de afuera”. sino que están excluidos de todo tipo de lazo social.

probablemente se adquiera solo a través de la experiencia de estar conectado.ar/antesdeayer institución. . sino que se dirime en el cuerpo. pues a veces a la vista de los padres pensar en una escuela pública con tecnologías parece ser garantía de elevado nivel de enseñanza). Sin “mundo estructurado”. sin duda se hace necesario establecer si en estos contextos puede ser un beneficio o una consecuencia que trae consigo efectos adversos. “paradojalmente. los chicos unplugged que posiblemente nunca estarán on line (Narodowski. De algún modo estos jóvenes “nunca estarán”. los niños y adolescentes entran al aula con la reticencia del “padre”. que a su vez. principal 4 . restaba (y aún resta) brazos para el trabajo productivo y. 1999:64). Es común presenciar las tan frustrantes experiencias que viven los alumnos en los intentos de vincularse con las tecnologías... en la opinión de una idea diferente. por consiguiente. como afirma Burbules (2001) “(.infanciaenred. en el debate. el ciclo de inclusión y exclusión se autoperpetúa”. Es así que en los barrios carenciados.Cit. contener la agresión de un hombre que se formó una idea de odio acerca de otro hombre. no poseen sentido de pertenencia porque viven en forma permanente una fragmentación constante de la identidad. No es sólo una postura polarizada de “tecnofílicos” contra “tecnofóbicos” pensando tanto en la tecnología como progreso social o cómo generadora de efectos indeseables. empatías y saberes. el pegamento y la droga. cada vez más indefensos frente a la influencia massmediática y la compulsión al consumo. Internet está también creando una nueva generación de analfabetos virtuales: los desenchufados. provoca en general... y dado que algún nivel de destreza y confianza para usar la tecnología.1999:52). sumado a la influencia fantasmagórica e imaginaria que brindan tanto los massmedia como los anestésicos infalibles de la Internet.por lo general el bajo nivel cognitivo de los alumnos (producto de la desnutrición infantil. así se presentan estos niñosadultos al mundo socializador e integrador de la Escuela. lo que provoca una alteración o disfunción de su mundo simbólico: la alteración de sus propias representaciones y de las interacciones cotidianas. producía cierto perjuicio económico en las familias más pobres” (Narodowski.. esto se convierte en caldo de cultivo para futuros tecnofóbicos o bien “chicos unplugged”. o que se encuentran en zonas pobres.:124) De la tecnología como fuente de exclusión social en contextos de pobreza Sin embargo también hay otros “lugares”. en definitiva. debe lidiar con un primer obstáculo: el quiebre de la alianza escuela-familia. que es moneda corriente en estos contextos) que se enfrentan a este conocimiento.. son los lugares que en cierta forma los constituyen como sujetos. 1994:87).. En varias de las escuelas en las que trabajé las tecnologías se han visto como amenazas: primero por no tener los fondos para incorporarlas (lo cual se convertía en una desventaja a la hora de matricular alumnos. con “infancia desrealizada” circunscripta a un cuadro permanente de “presión. pues el mundo no está estructurado. estas opciones son particularmente despiadadas.. Los contextos mediáticos y tecnológicos son espacios donde ellos construyen identificaciones.) para las escuelas pobres.www. sin embargo. es sumamente precario y apenas manejan el mundo de lo simbólico como para comprender y adquirir las destrezas que implican el aprendizaje de estas competencias. (Cyrulnik. Retomando la idea de qué tan importante y funcional puede ser la aplicación de la tecnología como herramienta de la educación. pues “(…) la compulsión a la escolarización de los hijos. Este responde a sus propias representaciones y no a sus percepciones reales (Ob.org. el sentimiento de uno mismo es impreciso.cuando uno no está alistado en un circuito de pertenencia. Ninguna información podrá. exclusión y violencia”. trastornos de la identidad. en segundo término .

1994:88). y las consecuencias son decisivas: Los referentes se atropellan en la cabeza de este niño (individuo.ar/antesdeayer responsable de generar una conciencia negativa sobre la credibilidad en el “progreso” y “el bienestar” que otorga la institución educativa. el interlocutor (maestro) queda desconcertado y no puede contestar.org. Esta situación la viven así. Pero los docentes. tienen distintos profesores. Cuando un discurso es difuso. tienen que leer. Sin embargo.infanciaenred. cuando su presentación no es clara. entrar a la escuela es entrar a una racionalidad muy distinta a su cotidianeidad: tienen que cumplir horarios. 1970). la educación se rehace constantemente en la praxis. sus sensación de exclusión de los circuitos sociales y de los intercambios afectivos. 5 . Para ser. ni siquiera son nombrados por los medios de comunicación (porque estos en general interpelan figuras de jóvenes de las que ellos se sienten muy diferentes). El acontecer de la praxis nos demuestra que muchas son las oportunidades perdidas y pocos son los intentos de generar espacios de intercambio. y otras una posibilidad: un modo diferente de estar en el mundo. Están anotados en una lista en la que se los nombra diariamente y se los evalúa. De esta manera. La escuela los está nombrando en un lugar donde no los nombra ningún otro organismo. En muchos casos no lo son porque saben que es el único lugar y no quieren quedarse afuera. La existencia de otras instituciones quizá permita que ellos puedan ser más críticos y reflexivos. De ahí que sea la educación un quehacer permanente. En la identidad de estos jóvenes que entran a la escuela. La idea sería que en estos barrios puedan proliferar otras instituciones y centros de pertenencia de tal manera que la escuela sea un lugar que contribuya a esa construcción de identidades pero que no agote todas las posibilidades y necesidades de estos adolescentes. lo interesante es que una vez que estos hijos ingresan y experimentan el mundo aúlico. ni un proyecto. es decir que alguna visibilidad sobre ellos existe. pasan a forjar una alta valoración de la institución: tiene que ver con el lugar que ocupan dentro de ella. ¿estamos preparados para contener y resignificar esta situación? ¿podemos adaptar y crear un vínculo educativo que pueda generar un campo simbólico de pertenencia y filialidad? ¿nos encontramos capacitados para construir lazos de identificación y transformarnos en referentes de esta generación “fantasma”?. adolescente). como manifestación exclusivamente humana. tiene que estar siendo (Paulo Freire. La comunicación se apaga y esto aísla aún más al niño (alumno) y le confirma. Permanente en razón de la inconclusión de los hombres y del devenir de la realidad. que los sostiene frente a la incertidumbre de su medio.www. la relación afectiva con el director o los docentes es el punto de determinación para sostener ese vínculo y no desertar.. Vale decir. como un medio de cambio. La escuela aparece como el único lugar donde pueden pertenecer y depositar sus miedos1. pues es la respuesta en la reconstrucción de su “yo” a este lazo.. en la inconclusión de los hombres y en la conciencia que de ella tienen. en cada tentativa de encuentro. a veces un desafío. Para estos jóvenes. Cada encuentro mal codificado despierta el sentimiento de abandono que lo impregna” (Cyrulnik. se generan grupos de sujetos como ellos con los que comparten obligaciones y objetivos parecidos dentro de este marco institucional. De los vínculos comunicativos a las prácticas de pertenencia y filialidad en las aulas Así se encuentra la raíz de la educación misma.

Un concepto que para el pedagogo Paulo Freire marca la geografía del vasto territorio de los oprimidos . las personas se perciben no sólo objetivamente.org. Es así que en la palabra “cultura” hay polisemia de una noción que. En algún sentido se trata de resignificar la relación entre educandos y educadores..los llamados marginados. lo que no es tarea sencilla y no es siempre cuestión de brecha generacional. que no son otros sino los oprimidos. pero por ello no hay que designarla como un error o una falta. y las metas educativas de este dominio de lo moral persiguen un cambio cualitativo en el alumno. en comprometerse con el ámbito de vida de estos alumnos e interactuar con sus “pasiones” para comprender sus problemáticas. jamás estuvieron “fuera de”.si la sugerencia es crear un campo “de fertilización” basado en “valores”. y que en particular esta socialización no se realiza en la pobreza sino en la exclusión. tal vez sea esto lo que nos dificulte comprenderlos. se entiende en otro: y así se convierte en un verdadero camaleón conceptual.infanciaenred. sino transformarla para que puedan convertirse en “seres para sí” (Ob. Jackson (2002) el dominio de lo moral tiene que ver con lo que se considera correcto o justo. los que en estos jóvenes se mantienen muy arraigados.www. sino como otro sujeto con el cual uno se identifica y que uno identifica en sí mismo. con disfunciones familiares que marcan el ritmo de una crianza y un crecimiento muy traumático para cualquier niño. es evidente que se impone un método “transformador”. no está en el hecho de “integrarse”. Tiene que ver con cómo ponerle palabras a ese nivel de ansiedad que produce la falta de reconocimiento que empieza a veces con las propias familias muy quebradas. como el que no tiene.Cit.ar/antesdeayer Es evidente que los docentes debemos aprender a entrar en el mundo de estos jóvenes. Según P. Como venimos socializados en una cultura de la ilustración. Calificamos al pobre como un carenciado.. o cómo escucharlos. En tal sentido -en este caso particular. La comprensión humana sobrepasa la explicación pues ésta comporta un conocimiento de sujeto a sujeto. ¿Cómo entra uno en ese mundo que es muy complejo de entender?. pero. Son años de un sistema educativo que en estas cuestiones se manejó con muchos prejuicios etnocentristas. pues estos adolescentes se están socializando en una cultura que no es letrada. enunciada en un sentido. venciendo los estigmas que impregna el concepto “marginación” en la semántica educativa. tomar un lugar afectivo en una cultura ya estructurada por esta lengua” (Cyrulnik. pues. De allí que “adquirir una lengua es aprender un código. Por ello existe una incomprensión de los valores imperativos expandidos en el seno de otra cultura y de sus imperativos éticos. que se caracteriza por sus signos de violencia. Su solución. de “incorporarse” a esta estructura que los oprime. de E. De acuerdo a un ensayo de reflexión sobre los “siete saberes necesarios para la educación del futuro”. por sobre todo. López Ospina y Vallejo Gómez (2000). Esto hace que su cultura sea significada desde distintos lugares. Morín. Dentro de la estructura que los transforma en “seres para otro”. A tal efecto tratar de entender estos contextos permite posicionarse de otra forma cuando se debe pensar la propuesta a trabajar con ellos.1994:79). con una marcada tradición vecinal de lo próximo. Dentro de esta cultura se desarrolla una lógica más parecida a la de las organizaciones comunitarias tradicionales. consideramos que está privado de cultura: no vemos que la necesidad es factible de ser procesada también de maneras diferentes. y si está privado de alimentos o de bienes. Comprender incluye necesariamente un proceso de 6 .:76). educar para la comprensión humana es la misión espiritual de la educación: enseñar la comprensión entre las personas como condición y garantía de la solidaridad intelectual y moral de la humanidad.

1999. Y dado que es capaz de percibirse. Ignacio: ¿Se acabó la infancia? Buenos Aires: Lumen. al tiempo que percibe la realidad que le parecería en sí inexorable. Siempre intersubjetiva. 1999. Y hay un docente que interviene no para oponerse a los deseos o necesidades. sino en cómo se crean. ante la cual se sienten expuestos. Docentes comprensivos. Narodowski.. Cecilia: Rehaciendo Escuelas.org.www. es ampliar la construcción de redes con otras instituciones (ONG’s) e incluso con reparticiones oficiales. entre su modo de vivir y los modelos sociales deseables para un proyecto nuevo de sociedad. y tomando palabras de Freire. a la libertad o autonomía del alumno. 7 . Jackson P Práctica de la enseñanza. en primera instancia. afecto y generosidad. Cyrulnik. es un arte de vivir que nos pide comprender de manera desinteresada. Buenos Aires: Novedades Educativas. 1970. para estimularlo a comprender las realidades sociales y su propia experiencia.infanciaenred. No es la pobreza lo que arruina el desarrollo de un niño sino la privación de afecto y cultura. Buenos Aires: Amorrortu. Desencantos y desafíos de la escuela actual. de identificación y de proyección. tolerantes y éticos conforman instituciones con misiones y visiones claras. Paulo: La Pedagogía del Oprimido. sino para ayudar a superar sus necesidades y crear otras.ar/antesdeayer empatía. dispuestas a realizar acciones positivas para sí y para su entorno. existe un alto porcentaje de los adolescentes que siguen sosteniendo los miedos del cuerpo infantil.) les propone su situación como incidencia de su acto cognoscente. En conclusión. La ética de la comprensión. las redes para poder ofrecerles una práctica mucho más diversa de la que tienen en la escuela.: Siglo XXI. “la práctica problematizadora (. Dentro de un marco de reflexión y bajo la lógica de la cultura del trabajo en equipo. cediendo paso a una percepción capaz de percibirse. As. Freire. Barcelona: Granica. Buenos Aires: Santillana.. 2002. 1 A partir del trabajo empírico que este año realicé a través de entrevistas tutoriales. a través del cual será posible la superación de la percepción ingenua o mágica de la realidad. es capaz de objetivarla” (Ob. la institución educativa se convierte así en un ámbito en el cual su ecología humana brinda un espacio de reconstrucción yoica. Buenos Aires: Nueva Visión. El problema no radica sólo en la forma de mejorar la calidad educativa o la escolarización. Bibliografía Braslavsky. Burbules N. Punto de partida hacia el camino de la función moral de la educación. Boris: Los Alimentos Afectivos. Bs. de la cual resultaba la postura fatalista. ya que no puede esperar ninguna reciprocidad: comprender antes de condenar. Existe una confrontación del alumno entre su cultura y la herencia cultural de la humanidad. 1999. 2001 Corea. de pertenencia y filialidad a sus alumnos. incluso se manifiesta una marcada presencia de la muerte en todas sus formas y el abandono. 1994. y Callister: Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías. Cristina y Lewkowicz. en estos ámbitos. El papel de la escuela también. Mariano: Después de clase. pues son estas dos variables las que estimulan la resiliencia y no sólo la “billetera”.Cit: 93). la comprensión necesita apertura.