APENDICE A

PROCEDIMIENTOS CONSTRUCTIVOS
A continuación se enuncian las recomendaciones generales para la instalación en las diferentes aplicaciones de los geosintéticos mencionadas en el manual de diseño; sin embargo dichas recomendaciones pueden ser modificadas de acuerdo a las condiciones particulares de cada proyecto; motivo por el cual se sugiere consultar al Departamento Técnico de Geosistemas PAVCO-AMANCO.

A-1 SEPARACIÓN, ESTABILIZACIÓN Y REFUERZO DE SUBRASANTES EN VÍAS CON GEOTEXTIL
Para que los geotextiles funcionen correctamente en las estructuras de pavimento se requiere un adecuado proceso de instalación. Aunque las técnicas de instalación son simples, la mayoría de los problemas de los geotextiles colocados en las vías ocurren por procesos incorrectos de instalación. Si el geotextil es punzonado o rasgado durante la construcción, colocado con numerosas arrugas, cubierto con insuficiente material, presentará deficiencias en su funcionamiento y se producirá un deterioro prematuro de las estructuras de pavimento. A continuación se presentan algunas recomendaciones importantes para el proceso de instalación del geotextil de separación (AASHTO-M 288-05). • Los rollos de geotextil deben permanecer con sus empaques para que los protejan de la acción de los rayos UV, de la humedad, del polvo y otros materiales que pueden afectar sus propiedades durante el transporte y almacenamiento antes de ser colocados. Cada rollo debe estar marcado correctamente para su identificación y control en obra. • El sitio de instalación debe prepararse antes de extender el geotextil. La superficie de suelo de subrasante se debe limpiar (levantar la maleza, troncos, arbustos, bloques de roca y otros objetos tirados sobre la superficie), excavar o rellenar hasta la rasante de diseño. • El geotextil se deberá extender en la dirección de avance de la construcción, directamente sobre la superficie preparada, sin arrugas o dobleces. Si es necesario colocar rollos adyacentes de geotextil, éstos se deberán traslapar o unir mediante la realización de costura, de acuerdo a este procedimiento. Dependiendo del esfuerzo solicitado y el tipo de geotextil, se pueden realizar diferentes configuraciones para asegurar la correcta transferencia de la tensión. • Una de estas es el traslapo o sobreposición del geotextil el cual no podrá ser menor de treinta centímetros (30cm) y estará en función de la subrasante. (Ver Figura anexa).

343

Ap éndice A • PRO CEDI M I ENTOS CONSTRUCTIVOS
Traslapo requerido (cm)

80 70 60 50 40 30 20 10 0 0

Tráfi co

Trá fi

Trá fi
co me

co

pe

livia

no

dia

sa

no

do

Traslapo mínimo

1

Koerner tercera edición

2

3 4

5

• Otra configuración para la adecuada transferencia de los esfuerzos es la instalación del geotextil con costuras en sus uniones, las cuales se deben realizar con máquinas especialmente diseñadas para esta función. Las costuras se pueden hacer con hilo en Keylar, aramida, polietileno, poliéster o polipropileno, pero en ningún caso se pueden emplear hilo de fibra natural o un hilo que tenga una tenacidad mayor que la de la cinta o fibra del geotextil. No se permitirán costuras elaboradas con alambres. La densidad de la puntada deberá estar mínimo entre 150 y 200 puntadas por metro lineal y debe cumplir el 90% de la resistencia evaluada por el método Grab. • Tipo de puntada, la que puede ser simple (Tipo 101) o de doble hilo, también llamada de seguridad (Tipo 401). • Para la elaboración de costuras se tienen en cuenta los siguientes tipos:

Costura Simple:
Se hace uniendo dos secciones de geotextil No Tejido a 5cm y Tejido a 7 cm de distancia del borde del mismo. Este es el tipo de costura más utilizado debido a su facilidad y baja manipulación del material. La ejecución de cualquier tipo de costura necesita mínimo de 2 personas, una operando la máquina y la otra ayudando a guiar la correcta posición del geotextil.

Costura en Jota:
Este tipo de costura se forma uniendo dos secciones paralelas de geotextil, que se toman de los extremos y se doblan en la misma dirección, creando un espesor de 4 pliegues; luego se cose con una o más filas de puntadas, evitando que las cintas del borde sean utilizadas como superficie de costura.

Costura en Mariposa:
Este tipo de textura se utiliza principalmente cuando el geotextil que se está utilizando es de bajo gramaje, la costura se hace colocando dos secciones paralelas de geotextil, se toma de los extremos y se dobla hacia fuera, de 5 a 7cm para crear un espesor de 4 pliegues, después son cosidos con una o más filas de puntadas; esta costura permite dar mayor resistencia a la tensión, debido a que los esfuerzos son absorbidos por la costura. La instalación del geotextil es tan buena como lo sea la costura. • Una vez desenrrollado el geotextil sobre la superficie de la subrasante se debe cubrir lo más pronto posible con el material especificado en el diseño, evitando la degradación del geotextil por los rayos UV. No se debe permitir que el geotextil quede expuesto sin cubrir por un lapso mayor a 3 días.

344

M ANUAL DE DISEÑO

• Se debe evitar el contacto directo de maquinaria sobre el geotextil, se recomienda tener un espesor mínimo de 15cm de material entre las llantas de los equipos y la superficie del geotextil. Luego de colocar el material granular, éste se extiende y se compacta según las especificaciones del diseño. Si se identifican zonas de suelos muy blandos o áreas muy inestables durante la preparación de la subrasante o después de la colocación del geotextil, éstas se deben rellenar con material seleccionado compactándolo hasta el nivel adecuado. • Si por cualquier motivo debe transitar maquinaria directamente sobre el geotextil; este equipo o maquinaria debe ser de llantas y por ningún motivo puede ser de orugas. El tránsito debe realizarse a velocidades muy pequeñas para no causar deterioros sobre la superficie del geotextil. • Cuando se presenta zonas con grandes deformaciones durante el proceso de compactación el geotextil absorbe los esfuerzos a tensión y comienza a reforzar estas zonas de grandes deformaciones. Se debe verificar si en estos casos se hace necesario la colocación de un geotextil por refuerzo y no por separación. • El material de cobertura del geotextil se descargara en un lugar previamente escogido en el proyecto, el espesor de la primera capa al ser compactado debe ser mínimo de 15cm. Este material se compactará con el equipo adecuado, para lograr el grado de compactación exigido, antes de continuar con la colocación de las siguientes capas de dicho material. El relleno se llevara a cabo hasta la altura indicada según las especificaciones del diseño.

A-2 REFUERZO EN VÍAS Y CIMENTACIONES CON GEOMALLAS BIAXIALES COEXTRUÍDAS
• Las geomallas bi-orientadas TENAX pueden ser tendidas directamente en la subrasante o material de fundación. Dicha capa debe ser preparada de acuerdo con la especificación para cada lugar en particular, removiendo todo el material que se encuentre en el proyecto como pueden ser piedras grandes, raíces, escombro, etc. Los troncos de árboles deberán ser cortados al nivel de piso los huecos localizados y depresiones deberán ser rellenados.

• El borde inicial de la geomalla deberá ser asegurado a la subrasante con anclas (varillas en forma de U) para asegurar que la geomalla se mantendrá en contacto directo con la formación (especialmente mientras se desenrollan los rollos de geomalla).

345

Ap éndice A • PRO CEDI M I ENTOS CONSTRUCTIVOS

• Los rollos de las geomallas adyacente deberán ser traslapados en la dirección de colocación del relleno. El traslapo mínimo recomendado es de 15 cm. • Traslapos más amplios podrían ser requeridos por el proyecto, dependiendo del tipo y el espesor del material granular. Los traslapos deberán mantenerse mientras el material granular es colocado y compactado por encima de la geomalla. Para cumplir con este requerimiento, pequeñas cantidades de suelo deberán ser colocadas por encima de los traslapos, antes de realizar la operación de relleno. Alternativamente, las uniones entre rollos adyacentes podrán ser realizadas mediante el uso de juntas, usando abrazaderas plásticas a través de aberturas coincidentes, alrededor de costillas coincidentes. • A medida que se extiende la geomalla se tensiona y se puede anclar con varillas de φ= 3/8” o menos en forma de “U” con una longitud aprox. de 10 x 15 cm. • El material granular no deberá ser vertido directamente de los caminos de volteo sobre la geomalla y el transporte de construcción no deberán circular por encima de la geomalla. La primera capa de material de relleno deberá ser aplicada con colocación por encima de la misma y después extendida en un espesor uniforme.

• El material granular deberá ser extendido desde los montículos apilados de material, usando palas o excavadoras de mano abierta, la cual permita que el relleno caiga por encima de la geomalla enfrente del equipo usado, evitando cualquier daño mecánico en la geomalla. La compactación inicial deberá ser hecha por medio del paso hacia delante y hacia atrás, por encima del agregado mientras se coloca la siguiente capa de agregado. El espesor de la capa del material granular no deberá ser menor a 15 cm pero podrá ser incrementado de acuerdo con las indicaciones del ingeniero.

• La compactación final debe ser realizada hasta la densidad requerida por medio de un rodillo vibrador. El medio de compactación (estático o dinámico) se adecuara al tipo de subsanaste y al material de relleno. Cualquier grieta que se forme durante el extendido o compactación deberá ser rellena con agregado adicional para alcanzar el espesor de diseño. El tipo de agregado deberá ser especificado por el ingeniero.

346

M ANUAL DE DISEÑO

• La geomalla Biaxial TENAX se debe colocar en toda el área del proyecto en estudio para garantizar el refuerzo de la estructura del pavimento y/o cimentación a lo largo de los tramos.

A-3 SISTEMAS DE SUBDRENAJE PARA VÍAS
• La construcción del subdrén se realizará cuando la excavación haya sido terminada, de acuerdo con las dimensiones, las pendientes, las cotas y las rasantes indicadas en los planos del proyecto. • El geotextil se deberá colocar cubriendo totalmente la parte inferior y las paredes laterales de la excavación, evitando las arrugas del geotextil, acomodándolo para asegurar un buen contacto con la excavación y dejando por encima la cantidad de geotextil suficiente para que, una vez se acomode el material drenante, se cubra en su totalidad con un traslapo de 0.30 m como mínimo o mediante la realización de costura industrial. En caso de que el ancho de la excavación sea menor a 0.30 m el traslapo mínimo deberá ser igual al ancho de la excavación. Los tramos sucesivos del geotextil se traslaparán 0.45 m como mínimo y se deberá traslapar o coser el geotextil aguas arriba sobre el geotextil aguas abajo. • El fondo y las paredes de las zanjas deberán estar exentas de lodo y partículas finas suspendidas en el agua. En presencia de agua se debe completar la excavación de la zanja y bombear o eliminar el agua de la superficie de la zanja, una vez realizado este procedimiento se extiende el geotextil. Otra solución para la instalación del geotextil en presencia de agua es utilizar una camada drenante con arena gruesa o grava cuya función principal es garantizar un proceso de instalación en seco del geotextil. • El geotextil se debe extender sobre la superficie de la zanja de manera que se eviten esfuerzos y tensiones elevadas cuando se inicie el relleno de la zanja con el material drenante asegurando de esta forma la supervivencia y durabilidad del material filtrante. Si la zanja es demasiado profunda, el geotextil debe ser fijado con estacas a las paredes de la zanja. • El geotextil deberá cubrir totalmente el perímetro del subdrén o filtro, acomodándolo correctamente a la base de la trinchera y la parte inferior de las paredes laterales asegurando un contacto íntimo entre el geotextil y el material adyacente, dejando por encima una cantidad de tela necesaria para que una vez acomodada el material filtrante, se cubra la totalidad del subdrén, con un traslapo de 30 cm. • Se debe tener en cuenta a la hora de realizar los traslapos en el sentido longitudinal el sentido del flujo del agua. • Se recomienda que el geotextil no quede expuesto, si esto sucede se debe cubrir, por un lapso mayor a (3) días. • El material drenante podrá provenir de la trituración de piedra o roca, o ser una mezcla de ambos y estará constituido por fragmentos duros y resistentes a la acción de los agentes de intemperismo. Deberá estar constituido

347

Ap éndice A • PRO CEDI M I ENTOS CONSTRUCTIVOS

por partículas con tamaños comprendidos entre el tamiz (3”) y el tamiz (1/2”). Si se van a utilizar fragmentos de un solo tamaño, las partículas deben ser de 1”. No se requiere ninguna gradación especial. Las partículas pueden ser angulares o redondeadas. El material deberá estar limpio, sin material fino, sin material orgánico y deberá ser durable. • Además deberá cumplir requisitos de resistencia a la abrasión, contenido de materia orgánica, entre otros especificados en la especificación de construcción correspondiente. • El material drenante, se colocará dentro de la zanja en capas con el espesor estipulado y empleando un método que no dé lugar a daños en el geotextil o en las paredes de la excavación. La compactación del material drenante se deberá realizar por medio de equipos mecánicos apropiados, buscando el acomodamiento de las partículas. • Para las condiciones normales de instalación, la altura máxima de caída del material no deberá exceder un metro. • Cuando se manejen grandes caudales en donde la capacidad de los subdrenajes se vea limitada, se recomienda colocar un tubo perforado de PVC dentro del subdrén, las perforaciones deben ser realizadas en fabrica. De ser necesario utilizar tuberías de drenaje, estas se ajustarán a las características, diámetros y mínima superficie de filtración establecidos en el proyecto según sea el caso y estarán de acuerdo con los diámetros comerciales del mercado, si lo requiere el proyecto. • La tubería de drenaje se instalará después de haber colocado entre 3 y 5 centímetros de material drenante en el fondo de la zanja. • Para el caso en donde los subdrenes están conectados a una caja de inspección, el geotextil debe penetrar en las paredes de forma que se evite el paso de partículas finas de suelo. Otra alternativa es la de amarrar el geotextil al tubo de entrada a la caja de inspección. • Completado el relleno del filtro con material drenante, éste se cubrirá totalmente con el geotextil haciendo los traslapos. Se recomienda cubrir el geotextil inmediatamente con un material que cumpla las características de subbase granular, colocado y compactado en capas sucesivas, hasta la altura requerida.

A-4 SISTEMAS DE SUBDRENAJE CON GEODRÉN
• La construcción del subdren empleando geodrén sólo será autorizada cuando la excavación haya sido terminada, de acuerdo con las dimensiones, las pendientes, las cotas y las rasantes indicadas en los planos del proyecto o las ordenadas por el Interventor. • Antes de colocar el sistema se alistará la excavación de tal manera que se encuentre lo mejor perfilada posible, con la pendiente y profundidad indicadas en los planos de diseño, para su correcto funcionamiento. El ancho mínimo de excavación para esta aplicación esta entre 20 y 25cm, todo dependerá del equipo de zanjado con el que se cuente. Alternativamente se pueden especificar anchos mayores que permitan el uso de equipos tradicionales de excavación o mano de obra. • Si se usa zanjadora mecánica, ésta debe estar equipada con el sistema de corte adecuado al terreno. Existen equipos de corte para suelo blando, para suelo duro o rocoso y para roca o concreto. El equipo de corte para roca o concreto tiene limitaciones de profundidad, motivo por el cual el diseñador, en lo posible no debe superar la profundidad de 1m. • Las uniones del sistema deberán ensamblarse por fuera de la excavación. Para introducir la tubería por dentro del sistema es necesario colocar un extremo de la tubería al inicio de la manga y amarrarla con una pita (cordón

348

M ANUAL DE DISEÑO

de fibra natural) que viene a lo largo de la manga en su interior. En el extremo opuesto del sistema se hala la pita para introducir de esta forma la tubería perforada de drenaje. Una vez ensamblados todos los paneles, se procede a la instalación del geodrén con tubería dentro de la excavación. • Se instalará el geodrén con tubería en contrapendiente para asegurar, en tiempo de invierno, la fácil evacuación del agua a los sitios finales de disposición indicados en los planos. El geodrén se colocará en contacto directo con la superficie (pared de la excavación) de la cual se requiera evacuar mayor cantidad de caudal para mantener la estructura de pavimento sin incremento en las presiones de poros y subpresiones de flujo, en condiciones drenadas. • El geodrén se anclará al terreno natural de tal forma que no se vaya a deslizar, conservando todos los parámetros de diseño. Para su anclaje se utilizarán ganchos en forma de "U" metálicos de 10 x 15cm. Este anclaje se debe realizar en la pestaña que tiene el geodrén para no interferir en el área de captación del geodrén. • No se permitirá que el geodrén quede expuesto, sin cubrir, por un lapso mayor de mayor a tres (3) días. • Se utilizará como material de relleno, uno que cumpla con ciertas condiciones de permeabilidad, puede ser del tipo recebo, base granular o subbase granular, ya que de esto depende la velocidad de respuesta del sistema. Si este suelo presenta un índice de plasticidad mayor a 7, se reemplazará por otro material. • Cuando se quiere mejorar las condiciones hidráulicas y aumentar la vida útil de la estructura de subdrenaje se recomienda rellenar la excavación con arena gruesa o gravilla. Esto se debe tener en cuenta principalmente cuando el geodrén se instala en campos deportivos. • Para las condiciones normales de instalación, la altura máxima de caída del material no deberá exceder un (1) metro. • El relleno se llevará a cabo hasta la altura indicada en los planos o la autorizada por el interventor. • Completado el relleno del geodrén, éste se recomienda cubrir totalmente con un material que cumpla las características de subbase granular, colocado y compactado en capas sucesivas, hasta la altura requerida.

A-5 MUROS DE CONTENCIÓN REFORZADOS CON GEOSINTÉTICOS Y/O REFUERZO DE TALUDES
• Preparación de Ia fundación
Excavar de 30 a 60cm por debajo del nivel inicial de la primera capa del muro. Si el suelo de fundación es competente no es necesario realizar esta labor. Rellenar con material granular seleccionado, suelo-cemento o un colchón de grava que a la bes evite los ascensos de niveles freáticos, ésta determinación debe establecerse por el Ing. diseñador, basándose en el estudio de suelos y teniendo en cuenta las condiciones particulares del proyecto.

• Construcción del sistema de drenaje
Como cualquier estructura de contención es importante la construcción de sistemas adecuados de drenaje y subdrenaje

Estructuras de Drenaje
Las estructuras de drenaje son las obras de arte que se construyen paralelas a la construcción del muro o terraplenes, y son las que garantizan el buen manejo del agua de escorrentía superficial minimizando asi la infiltración. Estas

349

Ap éndice A • PRO CEDI M I ENTOS CONSTRUCTIVOS

estructuras pueden ser cunetas, zanjas de coronación, disipadores, entre otras. La aplicación de este tipo de obras depende de las condiciones particulares de cada sitio.

Estructuras de Subdrenaje
Las estructuras de subdrenaje son aquellas obras necesarias y vitales para el manejo de agua en todos los casos donde se construyen obras de contención de cualquier tipo. Existen dos tipos de subdrenaje, ambos de igual importancia.

Subdrenaje en el Espaldón
Este subdrén es el que se construye en los espaldones del muro y del talud y es el encargado de evitar que se genere presión hidrostática, que puede afectar la estabilidad de la estructura de contención. El subdrén chimenea se debe construir con un material granular limpio de finos que esté entre ¾” y 21/2”, material que debe cubrirse con un geotextil no tejido. Normalmente el espesor del subdrén chimenea oscila entre 40 y 80 cm según la cantidad de agua que se estime en el diseño. Este subdrén chimenea deberá entregar el agua captada a un subdrén longitudinal encargado de la evacuación. Este subdrén también se puede construir con un geodren planar hasta una altura del 90% de la altura total del sistema de contención, el cual entregará el agua captada a un subdrén longitudinal que igual que el planar estará compuesto por un medio filtrante (geotextil no tejido punzonado por agujas), uno drenante (geored) y como elemento de evacuación una tubería perforada con un diámetro mínimo de 4”.

Lloraderos
Se debe pensar en la instalación de lloraderos para evitar un exceso en las presiones hidrostáticas dentro de la masa de suelo reforzado. A manera de recomendación la separación horizontal entre cada lloradero puede ser de 3.0 m y la vertical de 1.0 m. Su longitud promedio deberá estar alrededor de ¾ de la base del muro (talud) Estos lloraderos pueden ser tuberías perforadas recubiertas con geotextil de 2 1/2” o geodrenes planares. Las distribución exacta de los lloraderos debe ser especificada por el ingeniero diseñador, el cual tendrá en cuenta las condiciones particulares de cada caso.

• Colocación del geosintético
El rollo de geotextil (geomalla) deberá colocarse con el sentido a partir del cual se realizó el diseño, perpendicular al alineamiento horizontal del muro (talud). Debe asegurarse en el sitio de tal manera que se prevenga cualquier movimiento durante la colocación del material de relleno. Se debe garantizar como mínimo un traslapo de 30cm a lo largo de todos sus bordes. Si se prevé grandes asentamientos en la fundación que puedan originar una separación entre los rollos traslapados, se recomienda la unión mediante una costura en el caso de usar geotextiles.

• Colocación del material de relleno
El material deberá colocarse directamente sobre el geosintético, compactando la primera capa de 15cm como mínimo de espesor con equipos manuales (benitines o ranas). Después de esta primera capa el proceso de compactación podrá realizarse, a juicio del ingeniero, mediante la utilización de los compactadores convencionalmente usados en vías.

350

M ANUAL DE DISEÑO

El grado de compactación deberá ser al menos del 95% de la densidad máxima obtenida en laboratorio para el ensayo de Proctor modificado. Evitar al máximo cualquier movimiento o arrugamiento del geosintético durante la colocación del material de relleno. Se recomienda que en todos los casos cuando se trabaje en los 60cm más cercanos al borde del muro se trabaje con compactadores manuales o mecánicos pequeños que puedan suministrar la energía específica necesaria de compactación.

• Construcción de las Capas
Para la construcción de las capas del sistema en suelo reforzado es necesario el uso de formaletas, que pueden ser de dos tipos: removibles o fijas. Las formaletas removibles son más económicas que las formaletas fijas pero no permiten obtener una completa verticalidad de la cara del muro o del terraplén si es el caso. Instalar el rollo de geotextil (geomalla) directamente sobre el suelo de fundación o sobre el manto drenante. Para conformar la cara del muro (talud) se utiliza una formaleta sencilla, consistente en una serie de ménsulas metálicas o de madera en forma de “L”, que también pueden estar reforzadas con contrafuertes. Su cara vertical está compuesta por un tablón con una altura ligeramente superior a la capa que esté conformando.

Se debe prever que al menos 1m, de geosintético esté por fuera de la formaleta, para luego poder conformar el pliegue superior de cada una de las capas de refuerzo. Instalar el material de relleno, según el proceso mencionado en el punto anterior. Construir un Montículo de 30 a 60cm de ancho a partir de la cara del muro (talud). Este se realiza inmediatamente después de haber compactado la primera capa. Este montículo al terminar de compactarlo deberá alcanzar la altura de diseño de la capa a la cual pertenezca.

El extremo del geotextil (geomalla) que se había dejado suelto anteriormente para realizar el pliegue superior, se coloca sobre el montículo.

351

Ap éndice A • PRO CEDI M I ENTOS CONSTRUCTIVOS

Se coloca más material de relleno para alcanzar la altura de diseño de la capa, posteriormente compactándolo.

Se retira la formaleta, procediendo primero con los tablones y posteriormente con las ménsulas. Esta misma formaleta se usa para continuar con las capas superiores.

Una vez alcanzada la altura final del muro (talud) se procede a construir su fachada.

Fachada

El tipo de fachada del sistema en suelo reforzado dependerá de la función arquitectonica que este vaya a cumplir. Es posible tener fachadas con: • Recubrimiento de mortero (con malla gallinero o malla vena) • Mampostería • Losas o bloques prefabricados • Piedra pegada • Vegetación • Entre otros En todos los casos se debe usar algún tipo de fachada con el objetivo de proteger el geotextil contra la degradación de los rayos U.V. y/o vandalismo. La recomendación para la instalación de cada tipo de fachada se ajustará a las necesidades de cada proyecto.

352

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful