CLASIFICACIÓN DE LA ORACIÓN SIMPLE Si definiciones de oración simple podemos encontrar a gusto de todos, clasificaciones de la misma existen también en buen

número. Hay clasificaciones según el dictum, es decir, según 'lo que se dice' del sujeto, que dividen las oraciones simples en atributivas, transitivas, intransitivas, impersonales, reflexivas, etc.; y clasificaciones según el modus, es decir, según la actitud del hablante, que distribuyen las oraciones en enunciativas y afectivas, y, dentro de éstas últimas, consideran las interrogativas, exclamativas, exhortativas, dubitativas, etc. Estas clasificaciones en torno al dictum y al modus son complementarias, ya que ambos elementos son inseparables en cualquier acto de habla: una oración será transitiva, intransitiva..., según del dictum, y exclamativa, enunciativa..., según el modus. Exponemos a continuación una sencilla clasificación atendiendo exclusivamente a la actitud del hablante, por las consecuencias que ello va a tener en el uso de los modos verbales: Oraciones enunciativas. Llamadas también declarativas o aseverativas, son las oraciones que se limitan a afirmar o negar la realidad de un hecho, sin matiz emotivo alguno por parte del hablante. El modo propio de las oraciones enunciativas es el indicativo. Oraciones afectivas. Señalan una posición interesada del hablante respecto del enunciado, expresando su deseo, mandato, posibilidad... Los modos verbales generalmente utilizados en estas oraciones son el subjuntivo y el imperativo. Estas oraciones pueden ser: Exclamativas: son la expresión directa de emociones. Se usan en ellas generalmente interjecciones y vocativos (también nominativos y acusativos exclamativos), y se distinguen principalmente por la entonación, si bien este rasgo no podemos constatarlo en la lengua latina de una manera directa. Desiderativas: expresan el deseo de que ocurra o no un hecho. Utilizan normalmente el modo subjuntivo. Exhortativas y yusivas: expresan exhortación, mandato o prohibición. Sus modos verbales propios son el subjuntivo y el imperativo. Para la expresión de la orden negativa (oraciones de prohibición) el latín cuenta con varias posibilidades. Oraciones interrogativas. Las oraciones interrogativas expresan la duda o el desconocimiento del hablante en torno a una parte del enunciado (interrogativa parcial) o a la totalidad del mismo (interrogativa total). Las interrogativas directas (no subordinadas) utilizan normalmente el modo indicativo y, del mismo modo que las exclamativas, tienen una entonación característica.

Lengua Española
Sintaxis ORACIÓN SIMPLE, ORACIÓN COMPLEJA Y ORACIÓN COMPUESTA Oración simple Oración compuesta Oración compleja

Desde el título puede apreciarse que este enunciado no coincide con las denominaciones más al uso en los libros de texto. En ocasiones se están aplicando los mismos conceptos a realidades lingüísticas radicalmente diferentes. Tal es el caso de las llamadas oraciones «subordinadas». Se convierte en un título falseador de realidades lingüísticas muy diversas y, desde luego, nada homogéneas.
1. La oración. Se suele definir oración con varios criterios. Uno de ellos atiende a su significación. La oración es un conjunto de palabras con sentido completo. Esto quiere decir que la oración posee un significado que puede descifrarse y que está pensada por el hablante con la intención de comunicar algo. Esto es de especial relevancia, pues lo que importa es lo que queremos comunicar. Este criterio está unido a un criterio fonológico, pues la intención del hablante se verá reflejada siempre en la entonación, de tal forma que toda oración tiene una curva melódica característica. Podemos comunicar ideas muy distintas con unas mismas palabras, según la entonación que demos a esas palabras. Finalmente, la oración se suele definir según los constituyentes inmediatos. Este criterio es el que plantea mayores problemas y no es precisamente el más clarificador. Se suele decir que una oración está compuesta por un sintagma nominal - sujeto y un sintagma predicado. O lo que es lo mismo, la oración depende de la existencia de un verbo. Esto tenemos que tomarlo con precaución, porque es un criterio que sólo nos vale para la oración simple, como ahora veremos, pero no para el resto de las oraciones posibles. 1.1. La oración simple. Casi intuitivamente, el alumno debe saber que una oración simple es aquella que sólo posee un verbo. Enunciado así, esto puede llegar a ser contradictorio, puesto que existen las perífrasis verbales, que están formadas por más de un verbo. Por ello, preferimos decir que una oración simple es aquella en que hay

una sola predicación, esto es, hay un solo verbo con significado. Establecido esto, podemos señalar que una oración simple está formada por un sintagma nominal - sujeto más un sintagma predicado.

1.2. La oración compuesta.
Fijada la oración simple, la oración compuesta no presenta mayores problemas: se trata de la unión de dos o más "oraciones simples". En principio, en una oración compuesta tendríamos más de una predicación. Sin embargo, esto no es así. No podemos hablar de oraciones simples sin falsear el significado de la oración compuesta: si partimos de la oración como «unidad de significado», la oración compuesta, en su globalidad, tiene una sola unidad significativa, que nos lleva a contemplar esa doble, o triple, etc. predicación de una forma conjunta. Lo peculiar de la oración compuesta estaría en este elemento que acabamos de señalar; aunque parezca un contrasentido, sigue habiendo una sola oración, con un significado total que puede ramificarse en dos, tres, etc... significados parciales. Precisamente por este hecho nace el concepto de proposición, que ni es ocioso ni carece de significado. Entendemos por proposición aquella estructura oracional ( es decir: S.N.Sujeto + S. Predicado ) que no tiene independencia funcional ( y como tal, tampoco tiene independencia significativa ) sino que se halla en relación con otro elemento, sea cual sea este. Por su falta de independencia lingüística es por lo que no podemos seguir considerando a este segmento como una oración. Aplicando este nuevo concepto estructural al tema que ahora nos ocupa, podríamos ya decir que una oración compuesta es aquella que está formada por dos o más proposiciones. Establecida así la oración compuesta, ahora sólo nos quedaría ver los diferentes tipos de oración compuesta que existen en español, teniendo en cuenta la relación y significación que se establece entre las diversas proposiciones para llegar al significado global. Sin entrar ahora en profundidad, se podrían señalar, al menos, tres tipos de relaciones: yuxtapuestas, coordinadas y subordinadas. Yuxtapuestas

Coordinadas

Subordinadas

1.1. La oración compleja.
No todas las cuestiones quedan resueltas con la anterior clasificación. Hay otro tipo de estructuras oracionales que no podemos clasificar como compuestas, al menos en el sentido anteriormente citado. En efecto, hay oraciones que en un primer nivel de análisis se manifiestan como oraciones simples; sin embargo, dentro de ellas se encuentra una mayor complejidad, puesto que dentro encierran una o más proposiciones. Responderían a esquemas del tipo siguiente:

Si nos fijamos en estas estructuras, veremos que tales oraciones no son simples, pues en ellas aparecerán dos verbos, al haber dos predicados; sin embargo, su estructura no es comparable a las oraciones compuestas, puesto que en el primer análisis su composición es similar a una oración simple, con un SNSujeto y un Predicado, hecho que jamás sucede con las oraciones compuestas. A estas oraciones que se presentan como oraciones simples, pero que incluyen al menos una proposición son a las que denominamos ORACIONES COMPLEJAS. Estas oraciones complejas atenderán a una clasificación similar a las simples, pero además deberá aparecen el tipo de proposición que las hace complejas. Según su función y su relación con otras clases de palabras, estas proposiciones se dividen en:

Proposición sustantiva

Proposición adjetiva

Proposición adverbial

N Funciones 1 Sujeto
Se encuentra en el SN, realiza la acción del verbo Agente, paciente y omitido Pepe, Juan y Luisa van al cine: Sujeto múltiple

Definición

Clases

Ejemplos

Características
1-concuerda con el verbo en genero y numero 2-preguntar al verbo quien o que 3-transformar a pasiva -Puede ser diferente del sujeto gramatical -Va entre comas -Es el sujeto lógico de la oración -No es el sujeto gramatical 1-dice lo mismo que al sustantivo al que se refiere, pero de forma distinta 2-los explicativos se pueden suprimir

Nexos

Sim

No tiene nexos excepto: desde, entre, hasta

S.

2

Vocativo

Se utiliza para nombrar animales o cosas

No tiene

-Remedios, ven a mi casa -Inés, no se nada de tu tía Los soldados, esperanza de la patria, ganaran la batalla -Su padre es medico -El medico es su padre -No es muy difícil aprobar lengua

No tiene

Voc.

SINTAXIS DE LA ORACIÓN SIMPLE COMPLEMENTOS DEL VERBO

3

Aposición

Es un SN colocado al lado de otro al cual se refiere pero sin nada que los una Complementa al los verbos ser, estar, y parecer No tiene

-Explicativo: entre comas -Especificativo: sin comas

No tiene

Apo.

4

Atributo

-La frase pose un sujeto copulativo y pose atributo -Suele ser: adj, atrib o adv

No tiene nexos excepto: de

Atrib.

5

Comp. directo

Recibe la acción del verbo

No tiene

-Encontrón un tesoro fabuloso -Callesele el cuchillo

-Solo aparece en los verbos transitivos -Pro nominalización (lo/s, la/s) -Preguntando al verbo que o que cosa -Pasar a pasiva No tiene -Te lo dijeron ayer -Me dio una gran satisfacción -Parte invariable - Pro nominalización (le/s, me , te) -Suele ser nombres de persona

No tiene excepto: a o para, cuando se refiere a persona. Y muy raramente que y si So se si vendrá

CD

6

Comp. indirecto

-Destinatario de la acción verbal, sobre el recae el daño de la acción Conjunto de elementos que acompañan a la acción principal

A, para

CI

7

Comp.
circunstanci al

Ccl, ccm, cccompañia, etc

-Voy al cine mañana Se licencio en filosofía >CC de
campo

-Se pregunta (donde, cuando, etc) al verbo -Sustituibles por adverbios equivalentes -Suele ser un nombre o adverbio -Nunca desempeñado por adjetivo

Todos

CC…

Nº SINTAXIS DE LA ORACIÓN SIMPLE COMPLEMENTOS DE LA PREPOSICIONAL

Funciones

Definición

Clases

Ejemplos

Características

Nexos

11 12 13 14 15 Modificador directo
Modifica a un SN o un S.Adv y lo modifica. Es desempeñado por un adjetivo o adverbio

Sustantivo Adjetivo Adverbio Pronombre
Acompaña al pronombre con una preposición Acompaña al adverbio con una preposición No tiene Acompaña al adjetivo con una preposición No tiene

Acompaña al nombre con una preposición

No tiene

Cadena de oro

Expresan: compañía, pertenencia, relación, materia, etc. Veras imposible de lograr

Todos

Expresan: compañía, pertenencia, relación, materia, etc.

Todos

Expresan: compañía, pertenencia, relación, materia, etc. No tiene Tiene uno de las mejores -Adverbio modificativo: modifica a otro adverbio y/o verbo -Adjetivo calificativo: da una cualidad -Gallina crueca

Todos

Expresan: compañía, pertenencia, relación, materia, etc.

Todos

Desempeñado por un adjetivo o adverbio

No tiene

16 17 Determinante

Nexos

Realiza la función de enlace entre elementos de la oración Son palabras que actualizan el significado del sustantivo

N tiene

Pilar y Enrique se van

Enlazan partes de la oración -Articulo -Adjetivo -El saber no ocupa lugar -La primavera quincena de agosto Afecta a la oración entera No tiene Efectivamente, el hombre es un animal racional

Todos

No tiene

18

Modificador oracional o supraoracional

No tiene

Simb

C.Pre.sust

C.Pre.adj

C.Pre.adv

C.Pre.pron

Modi.direc

Nex

Det

Modi.O

Nº 8 SINTAXIS DE LA ORACIÓN SIMPLE
Acordarse de; olvidarse de; soñar con; hablar de; enamorarse de; tratar de; insistir en …

Funciones Suplemento
Sobre el se proyecta la acción verbal
No tiene clases como tal

Definición
-Se arto de pasteles -Lola insistió en volver pronto -Invirtió todo su dinero en bolsa -mi hermana se a casado con un francés -El portero llego cansado - Vimos salir a tu hermana

Clases

Ejemplos

Características
-Preposición imprescindible -Compatible con el CD -Ojo con el CC -Hay verbos que siempre llevan, verbos que nunca llevan y verbos que pueden o no llevarlo -Si se suprime el sentido de la oración desaparece -Concierta con el sujeto y el CD -Se parece al atributo o al cc de modo

Nexos
Todos

Simb

Sup

9

Compl. predicativo

Añade una característica al sujeto o al CD. Esta formado por adjetivos o sustantivos que amplían o varia el significado del verbo Realiza la acción del verbo en las frases pasivas

-Subjetivos: se refiere al sujeto (el portero llego cansado) -Objetivos: se refieren al CD (vimos salir a tu hermana ) No tiene

No tiene excepto: de y por (lo tomaron por tonto; lo hartaron de idiota) -Fue comparado por un catalán -Ha sido avisado por la policía -Es el verdadero sujeto de la oración pasiva Por, de (rosa es muy querida de todos)

C.Pred

10

Compl. agente

C.Age

Oración compuesta
Copulativa Coordinación Disyuntiva Adversativa Distributiva Explicativa Yuxtaposición Transposición Afirmativa (y,e): Salimos a la puerta y lo saludamos. Negativa (ni) : No quiere ni puede hacerlo (o, u, o bien): ¿Sales o te quedas en casa? Restrictiva (pero, más, etc.): Mi hermana es lista, pero no trabaja. Exclusiva (sino que): No vende sus fincas sino que compra más. (bien... bien, ya...ya...; aquí...allí...Uno canta, otro baila. Estos días ya llueve, ya hace sol. (esto es, es decir): le hizo un quite, esto es, se llevó al toro.

Equivalente a coordinación: llegué, ví vencí Equivalente a subordinación : te ruego me acompañes. Sustantiva Sujeto: me disgusta que mientas siempre C. Directo: Carmen cree que Juan volverá C. De un sustativo: Expresó su seguridad de que aprobaría. C. de adjetivo: No es digno de que confíes en él Atributo: Juan está que muerde; Luis es quien tú sabes Adjetiva Especificativa: los ciclistas que estaban cansados abandonaron la carrera. Explicativa: Los ciclistas, que estaban cansados, abandonaron la carrera. Circunstancial o Lugar: Hemos estado hoy donde comimos el domingo. Adverbial Tiempo: iremos cuando nos llame. Modo: Subí al tren como pude. Causa: No bebo porque me hace daño Finalidad: Cierra bien la puerta para que no entre frío.

Subordinación

Condicional: si haces lo que te digo, te irá bien. Concesiva: Aunque tenga fiebre, estoy mucho mejor. Consecutiva: Es tan alto, que no cabe por la puerta Comparativa: Pedro es tan alto como Juan (es alto)

Oración (gramática)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Categorías gramaticales Sujeto Predicado Verbo Sustantivo Adjetivo Preposición Artículo Adverbio Interjección Pronombre Conjunción

La oración es la mínima unidad comunicacional, con significado completo. Esto significa que es el fragmento más pequeño del enunciado que comunica una idea total, y posee independencia (es decir, podría sacarse del contexto y seguir comunicando, no lo mismo, pero algo). Las oraciones están delimitadas prosódicamente por pausas y gráficamente por comas o puntos. En las escuelas formalistas, es la unidad de análisis fundamental.
Tabla de contenidos [ocultar] • 1 Categorización estructural o 1.1 Oración unimembre o 1.2 Oración bimembre  1.2.1 Oración bimembre averbal  1.2.2 Oración bimembre verbal  1.2.2.1 Según el sintagma nominal (SN)  1.2.2.1.1 Personal  1.2.2.1.2 Impersonal  1.2.2.2 Según el sintagma verbal (SV)
o

1.3 Véase también

[editar] Categorización estructural Estructuralmente, puede separarse según la cantidad de sintagmas que posea:
[editar] Oración unimembre

También llamados habitualmente predicados directos, son oraciones formadas por una palabra o un grupo reducido de palabras. Sirven para satisfacer las necesidades comunicativas. Por razones obvias, no se pueden analizar mediante el paradigma sujetopredicado, sino que tienen su propia categorización según el tipo de información que comunican. Sin embargo, normalmente el análisis morfosintáctico no les presta más atención que esta, pues al ser grupos tan estrechamente vinculados, es difícil seccionarlos. Las oraciones unimembres pueden entonces ser:
• •

• •

Interjecciones: están compuestas por lo general de una sola palabra, se dividen también en propias e impropias. Frases Admirativas: estos son grupos de palabras que están completamente estereotipadas. Entre estas, las que siguen la forma "¡Qué + adjetivo" son extremadamente productivas y comunes. Vocativos: son aquellas que sirven para apelar a otra persona, como "¡Hey!", o "¡Tú!". Fórmulas estereotipadas: Son aquellas formas que con el pasar de los años se han ido fosilizando, por así decirlo, y han pasado a convertirse en grupos que se dicen como tales, sin reparar en las distintas partes de los mismos, que han dejado de importar. Condensaciones: en este grupo cae una gran cantidad de oraciones unimembres, pues pueden ser
• • • • • •

preguntas ("¿qué?", "¿quién?", "¿con qué?", ...) respuestas ("no", "sí", "tal vez", ...) deseos ("felicitaciones", "buena suerte", ...) órdenes ("¡silencio!", "¡fuera!", ...) exclamaciones ("¡mi billetera!", ...) y la aún más laxa categoría de "información condensada", en la que caben todas las que no caben en ninguna otra.

Cómo cualquiera se puede haber dado cuenta, las categorías de las unimembres son a menudo contradictorias y se traslapan con facilidad. Esto probablemente refleja el poco cuidado con el que se las ha tratado desde la perspectiva funcional, y con la imposibilidad de darles un trato más cuidadoso desde una

estructural. Cabe decir además que son extremadamente dependientes del contexto para su correcta interpretación (sobre todo las condensaciones).
[editar] Oración bimembre

Las oraciones bimembres son aquellas que poseen dos o más miembros (o sintagmas) y pueden, por lo tanto, ser analizadas estructuralmente según sus partes. Se reconocen dos grandes grupos: las averbales y las verbales.
[editar] Oración bimembre averbal

Las oraciones bimembres averbales no poseen verbos conjugados (los verboides, o "tiempos no personales del verbo" - gerundio, participio e infinitivo - no son parte del paradigma de conjugación) y se componen de dos partes: el soporte y el aporte. La relación entre estas dos partes es de interdependencia. Son extremadamente comunes en titulares de diarios y contextos por el estilo. El soporte es la parte de la oración de carácter nominal que sienta el tópico de la oración, sobre lo que esta versará. El aporte, por el contrario, puede ser tanto nominal, como adjetivo, adverbial o incluso estar formado por un complemento. Hay incluso algunos que se componen de palabras o frases sueltas. Constituye lo versado sobre el tema que presenta el soporte. Algunos ejemplos:
• • • •

André Agassi, número uno del mundo. Robin Williams, premiado por la Academia. La selección de fútbol, muy cerca del triunfo. En peligro víctimas de choque.

En los ejemplos se ven aportes de carácter nominal, adjetivo, adverbial y constituido por un complemento respectivamente. El cuarto ejemplo sirve para ilustrar que el orden soporte-aporte no es estático y tiene que ver más con el matiz que el enunciante le quiere dar a la oración.
[editar] Oración bimembre verbal

La oración bimembre verbal es la oración "típica", por así decirlo, que se forma con dos sintagmas (uno de carácter nominal que constituye el sujeto y otro de carácter verbal que forma el predicado). La principal diferencia que tiene con la oración averbal antes vista es que en aquella se considera que la información que otorga el verbo es omitible, pues lo importante es lo que se quiere decir del

tema que sea, mientras que en esta se considera esencial. Esto generalmente porque los verbos omitidos en las averbales son verbos copulativos (como "ser", o "estar"), mientras que los de las verbales son verbos que comunican acciones más específicas (como "prometer", "asesinar", o "derogar"). Por esto, la oración bimembre verbal es la que menos depende del contexto en el que se encuentra, y por lo mismo, la más autónoma. La oración bimembre verbal puede, además, ser clasificada según las propiedades de sus sintagmas, es decir, analizando las propiedades del sintagma nominal (separando entre oraciones personales e impersonales y sus clasificaciones) y las del sintagma verbal (separando entre oraciones complejas y simples). [editar] Según el sintagma nominal (SN)
[editar] Personal

Las oraciones personales son las que tienen sujeto
[editar] Impersonal

Las oraciones impersonales son las que no tienen sujeto [editar] Según el sintagma verbal (SV) Según la cantidad de verbos existan en el predicado, o la cantidad de sintagmas verbales que se coordinen en la oración, se reconocen oraciones simples y complejas. Las oraciones simples o sencillas son aquellas en cuyos predicados existe sólo un grupo verbal conjugado, es decir, que no contienen oraciones subordinadas. Un ejemplo de oración simple es "Los chicos juegan en el parque", donde sólo hay una expresión verbal: juegan en el parque. Las oraciones complejas o compuestas, en cambio, son aquellas en las que se une una serie de procesos verbales, generalmente subordinados unos a otros. El castellano permite la concatenación de cuantas oraciones se desee, siempre y cuando se respeten ciertas reglas pertinentes a la creación de cláusulas. Un ejemplo de oración compleja es "María, cuyo hermano era piloto de la fuerza aérea, cruzó corriendo la pista de aterrizaje para encontrarse con él, a quien no veía hace tiempo", en la que encontramos sintagmas verbales en

cláusulas adjetivas ("cuyo hermano era piloto", "a quien no veía hace tiempo"), adverbiales ("corriendo") y sustantivas ("encontrarse con él").
[editar] Véase también En lingüística hay distintos tipos de oraciones diferenciadas en su estructura, modalidad, etc. Las oraciones se pueden clasificar atendiendo a los siguientes criterios. • Número de núcleos verbales • Simples (Un solo verbo) Pedro vive en Madrid • Compuestas (Dos o más verbos) Los alumnos que viven lejos llegaron tarde • Estructura del diagrama • Bimembre (tiene Sujeto y Predicado, aunque el sujeto esté elíptico) • Unimembre (Impersonales) Ayer llovió mucho. • Naturaleza del predicado o Predicativas o Atributivas (Copulativas) • Modalidad oracional o Enunciativas o Dubitativas o Exclamativas o Desiderativas o Interrogativas o Exhortativas o imperativas  Enunciado impositivo (orden, mandato)  Enunciado NO impositivo  Ruego  Sugerencia  Consejo

El contenido de esta página es un esbozo sobre lingüística. Ampliándolo ayudarás a mejorar Wikipedia. Puedes ayudarte con las wikipedias en otras lenguas. También puedes ayudar cambiando este cartel por uno más específico.

La Oración La oración la podemos definir como una unidad de habla que tiene sentido completo y autonomía lingüística. La oraciones pueden ser simples y compuestas. Son simples cuando no tienen solo un verbo conjugado o no lo hay. Las oraciones son compuestas cuando en ella

intervienen mas de un verbo conjugado. Ejemplo: Alguien ataco la escuela pero no realizo ningún daño. Las oraciones compuestas están formadas por proposiciones. La proposición es una unidad lingüística que se relaciona con otra unidad y es portadora de un mensaje. Es también una unidad de sentido que manifiesta la actitud del hablante, pero no tiene autonomía sintáctica. Las proposiciones pueden ser coordinadas y subordinadas. Las proposiciones coordinadas son aquellas que están en el mismo plano o nivel sintáctico, unidas por partículas llamadas coordinantes o conjunciones. No dependen una de otras, sino que aparecen en el mismo plano. Las proposiciones subordinadas son aquellas que están en diferente o nivel sintáctico con respecto a la palabra o construcción que se relaciona. Las oraciones que no pueden partirse en sujeto y predicado, sino que forman un solo bloque se le denominan unimembres. Las oraciones que pueden partirse en sujeto y predicado se llaman bimembres. Las oraciones compuestas se pueden construir a través de tres procedimientos que lo son: La yuxtaposición, la coordinación y la subordinación. Las oraciones compuestas por yuxtaposición se distinguen, porque las proposiciones que la forman carecen de nexos entre ellas y se suceden unas a otras. Las oraciones compuestas coordinadas se caracterizan porque las proposiciones que la forman están unidas a través de nexos gramaticales. En las oraciones compuestas por coordinación, las proposiciones tienen un mismo nivel sintáctico; el sentido de una no depende de otra proposición. Estructura Dentro de la estructura de una oración podemos destacar dos elementos importantísimos: el sujeto y el predicado. El sujeto es la persona o cosa de la cual se habla en la oración. El predicado es lo que se dice del sujeto. Algunas cualidades del sujeto lo son el que puede estar expreso o sobreentendido. También puede estar tácito y no siempre debe de estar después del predicado. El sujeto puede estar formado por varias palabras principales, de las cuales cada una puede formar un sujeto por si sola. Cuando esto sucede se le suele denominar con el nombre de sujeto complejo. Su núcleo o parte mas importante lo forma el sustantivo. Lo mismo puede pasar con el predicado. El núcleo o parte mas importante del predicado lo es el verbo. El predicado se refiere al sujeto a través del verbo. Formas Gramaticales Sustantivo El sustantivo funciona como el núcleo del sujeto. Es la parte principal del sujeto. El sustantivo realiza la función de objeto directo. Es un modificador verbal que representa a la persona, animal o cosa que recibe directamente la acción del verbo. Los sustantivos usados en diferentes oraciones puede realizar diferentes funciones como lo son: complemento circunstancial, agente, modificador indirecto, función predicativo, como aposición, etc. Verbo Funciona como el núcleo del predicado. Es indicador de alguna acción o movimiento. En la terminación verbal podemos identificar el tiempo en que se realiza la acción, el modo en que se realiza, la persona que realiza y el numero. Las palabras que complementan el sentido de los verbos se llaman complementos. Estos pueden ser: complemento directo, complemento indirecto y complemento circunstancial. El complemento en general es todo conjunto de palabras que completa el significado de un sustantivo o de un verbo, limitándolos convenientemente. El complemento directo denota el objeto en que directamente recae la acción del verbo. El complemento indirecto denota el objeto en que recace indirectamente la acción del verbo e

indica la persona o cosa que recibe el daño o provecho. El complemento circunstancial expresan las circunstancias en que recae la acción del verbo y puede ser de modo, lugar, tiempo, etc. Los verbos pueden ser transitivos e intransitivos. Son transitivos cuando la acción del verbo recae sobre otra cosa. Con los intransitivos sucede lo contrario, recayendo la acción directamente. Los verbos pueden tener variaciones que son denominadas accidentes del verbo. Esas variaciones pueden ser de diferentes maneras. Pueden variar en numero y persona, o sea, un verbo puede estar en primera segunda o en tercera persona. Pero estos también pueden estar en singular o en plural. También puede variar en tiempo y en concordancia. Por el tiempo el verbo puede estar en presente, pasado y futuro. Y atendiendo al modo puede variar en tres formas diferentes: modo indicativo, modo subjuntivo y modo imperativo. El modo indicativo enuncia un hecho cierto, positivo o negativo. El modo subjuntivo expresa duda, deseo o condición. El modo imperativo expresa mandato, o sea, una orden que debe cumplir una segunda persona. También los verbos pueden variar de una forma diferente que no esta definida ni por el tiempo, ni por el numero, ni por el modo, ni por la persona. Son formas infinitas del verbo. Estas formas pueden ser infinivo, gerundio y participio. En un verbo estará en infinitivo cuando termina en ar, er o ir. Estará en gerundio cuando termina en ando o iendo, y estará en participio cuando termina en ado, ido, so, to y cho. Adjetivo Funcionan como modificador directo del sustantivo. Indica en su contexto mas amplio alguna cualidad. Los adjetivos pueden ser de diferentes clases, como los son los comparativos, explicativos, demostrativos, entre otros, y atendiendo su clase puede expresar tres modos diferentes. El modo de los adjetivos calificativos puede ser superlativo, positico y comparativo. Los adjetivos deben de mantener concordancia con el sustantivos, y en algunos casos se sustituyen mutuamente. Pronombre El pronombre sustituye al nombre en su determinado contexto. Existen diferentes tipos de pronombres: Personales, Personales indefinidos, Pronombres posesivos, Pronombres demostrativos, pronombres relativos, interrogativos y exclamativos. Los pronombres se distinguen de los nombres en que los primeros carecen de significado propio y toman el significado del nombre al que reemplazan. Conjunciones y preposiciones Sus funciones son de coordinar y subordinar. Realizan funciones de enlace. Función Adverbio Funciona como un modificador circunstancial del verbo. El adverbio es una palabra invariable que sirve para modificar al verbo. Casi todos los adjetivos pueden convertirse en adverbio añadiendoles la terminación mente. Los adverbios pueden ser de modo, de tiempo, de lugar, de lugar y de afirmación. También pueden ser interrogativos y exclamativos. Función Articulo Trabajan como modificadores directos del sustantivo. También trabajan como determinantes. Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Clasificaci%C3%B3n_de_las_oraciones" Categorías: Wikipedia:Fusionar La Oración

La oración la podemos definir como una unidad de habla que tiene sentido completo y autonomía lingüística. La oraciones pueden ser simples y compuestas. Son simples cuando no tienen solo un verbo conjugado o no lo hay. Las oraciones son compuestas cuando en ella intervienen mas de un verbo conjugado. Ejemplo: Alguien ataco la escuela pero no realizo ningún daño. Las oraciones compuestas están formadas por proposiciones. La proposición es una unidad lingüística que se relaciona con otra unidad y es portadora de un mensaje. Es también una unidad de sentido que manifiesta la actitud del hablante, pero no tiene autonomía sintáctica. Las proposiciones pueden ser coordinadas y subordinadas. Las proposiciones coordinadas son aquellas que están en el mismo plano o nivel sintáctico, unidas por partículas llamadas coordinantes o conjunciones. No dependen una de otras, sino que aparecen en el mismo plano. Las proposiciones subordinadas son aquellas que están en diferente o nivel sintáctico con respecto a la palabra o construcción que se relaciona. Las oraciones que no pueden partirse en sujeto y predicado, sino que forman un solo bloque se le denominan unimembres. Las oraciones que pueden partirse en sujeto y predicado se llaman bimembres. Las oraciones compuestas se pueden construir a través de tres procedimientos que lo son: La yuxtaposición, la coordinación y la subordinación. Las oraciones compuestas por yuxtaposición se distinguen, porque las proposiciones que la forman carecen de nexos entre ellas y se suceden unas a otras. Las oraciones compuestas coordinadas se caracterizan porque las proposiciones que la forman están unidas a través de nexos gramaticales. En las oraciones compuestas por coordinación, las proposiciones tienen un mismo nivel sintáctico; el sentido de una no depende de otra proposición.
Estructura

Dentro de la estructura de una oración podemos destacar dos elementos importantísimos: el sujeto y el predicado. El sujeto es la persona o cosa de la cual se habla en la oración. El predicado es lo que se dice del sujeto.

Algunas cualidades del sujeto lo son el que puede estar expreso o sobreentendido. También puede estar tácito y no siempre debe de estar después del predicado. El sujeto puede estar formado por varias palabras principales, de las cuales cada una puede formar un sujeto por si sola. Cuando esto sucede se le suele denominar con el nombre de sujeto complejo. Su núcleo o parte mas importante lo forma el sustantivo. Lo mismo puede pasar con el predicado. El núcleo o parte mas importante del predicado lo es el verbo. El predicado se refiere al sujeto a través del verbo.
Formas Gramaticales

Sustantivo

El sustantivo funciona como el núcleo del sujeto. Es la parte principal del sujeto. El sustantivo realiza la función de objeto directo. Es un modificador verbal que representa a la persona, animal o cosa que recibe directamente la acción del verbo. Los sustantivos usados en diferentes oraciones puede realizar diferentes funciones como lo son: complemento circunstancial, agente, modificador indirecto, función predicativo, como aposición, etc.
Verbo

Funciona como el núcleo del predicado. Es indicador de alguna acción o movimiento. En la terminación verbal podemos identificar el tiempo en que se realiza la acción, el modo en que se realiza, la persona que realiza y el numero. Las palabras que complementan el sentido de los verbos se llaman complementos. Estos pueden ser: complemento directo, complemento indirecto y complemento circunstancial. El complemento en general es todo conjunto de palabras que completa el significado de un sustantivo o de un verbo, limitándolos convenientemente. El complemento directo denota el objeto en que directamente recae la acción del verbo. El complemento indirecto denota el objeto en que recace indirectamente la acción del verbo e indica la persona o cosa que recibe el daño o provecho. El

complemento circunstancial expresan las circunstancias en que recae la acción del verbo y puede ser de modo, lugar, tiempo, etc. Los verbos pueden ser transitivos e intransitivos. Son transitivos cuando la acción del verbo recae sobre otra cosa. Con los intransitivos sucede lo contrario, recayendo la acción directamente. Los verbos pueden tener variaciones que son denominadas accidentes del verbo. Esas variaciones pueden ser de diferentes maneras. Pueden variar en numero y persona, o sea, un verbo puede estar en primera segunda o en tercera persona. Pero estos también pueden estar en singular o en plural. También puede variar en tiempo y en concordancia. Por el tiempo el verbo puede estar en presente, pasado y futuro. Y atendiendo al modo puede variar en tres formas diferentes: modo indicativo, modo subjuntivo y modo imperativo. El modo indicativo enuncia un hecho cierto, positivo o negativo. El modo subjuntivo expresa duda, deseo o condición. El modo imperativo expresa mandato, o sea, una orden que debe cumplir una segunda persona. También los verbos pueden variar de una forma diferente que no esta definida ni por el tiempo, ni por el numero, ni por el modo, ni por la persona. Son formas infinitas del verbo. Estas formas pueden ser infinivo, gerundio y participio. En un verbo estará en infinitivo cuando termina en ar, er o ir. Estará en gerundio cuando termina en ando o iendo, y estará en participio cuando termina en ado, ido, so, to y cho.
Adjetivo

Funcionan como modificador directo del sustantivo. Indica en su contexto mas amplio alguna cualidad. Los adjetivos pueden ser de diferentes clases, como los son los comparativos, explicativos, demostrativos, entre otros, y atendiendo su clase puede expresar tres modos diferentes. El modo de los adjetivos calificativos puede ser superlativo, positico y comparativo. Los adjetivos deben de mantener concordancia con el sustantivos, y en algunos casos se sustituyen mutuamente.

Pronombre

El pronombre sustituye al nombre en su determinado contexto. Existen diferentes tipos de pronombres: Personales, Personales indefinidos, Pronombres posesivos, Pronombres demostrativos, pronombres relativos, interrogativos y exclamativos. Los pronombres se distinguen de los nombres en que los primeros carecen de significado propio y toman el significado del nombre al que reemplazan.
Conjunciones y preposiciones

Sus funciones son de coordinar y subordinar. Realizan funciones de enlace.
Función Adverbio

Funciona como un modificador circunstancial del verbo. El adverbio es una palabra invariable que sirve para modificar al verbo. Casi todos los adjetivos pueden convertirse en adverbio añadiendoles la terminación mente. Los adverbios pueden ser de modo, de tiempo, de lugar, de lugar y de afirmación. También pueden ser interrogativos y exclamativos.
Función Articulo

Trabajan como modificadores directos del sustantivo. También trabajan como determinantes.

Alfonso Sancho Rodríguez

Subordinación

Existen enunciados que tienen las características propias de una oración gramatical pero poseen más de un verbo.

En cada uno de los ejemplos siguientes: Me gustaría que aprobarais la Selectividad, Noelia pretende que Virgilio se case con ella, se distinguen dos núcleos verbales, dos segmentos de aspecto oracional que, sin embargo, no pueden aparecer independientemente como oraciones.
Normalmente requieren para su aparición independiente de un contexto previo. Por ejemplo: Que aprobarais la Selectividad, Que Virgilio se case con ella, serían enunciados posibles sólo como respuestas a ciertas preguntas: ¿Qué te gustaría?, ¿Qué pretende Lourdes? No son oraciones propiamente dichas sino estructuras que unitariamente desempeñan determinada función dentro de otra oración.

Estas estructuras son llamadas tradicionalmente proposiciones, suboraciones u oraciones subordinadas y se caracterizan fundamentalmente por su falta de independencia. Alarcos prefiere llamarlas oraciones transpuestas o degradadas. Para diferenciar los enunciados complejos de las oraciones compuestas propiamente dichas (con dos o más núcleos verbales independientes) los denominaremos oraciones complejas. Las proposiciones que aparecen incluidas en una oración compleja se clasifican según la categoría de la palabra que podría sustituirlas desempeñando la misma función. Si pueden sustituirse por un sustantivo y desempeñan la función de éste se llaman subordinadas sustantivas; si por un adjetivo, subordinadas adjetivas; y, por último, deberíamos poder decir que si se pueden sustituir por un adverbio, reciben el nombre de subordinadas adverbiales; pero este último caso no es tan claro y sencillo. Efectivamente algunas suboraciones adverbiales se pueden sustituir por adverbios: las subordinadas adverbiales propias (locativas, temporales y modales), pero existen otros seis tipos de oraciones subordinadas también llamadas adverbiales para las que el español no posee adverbios sustitutos, aunque su función primordial sea la de CC: causales, finales, concesivas, condicionales, consecutivas y comparativas. Este rasgo diferencial, ha llevado a los gramáticos desde hace tiempo a tratar de constituir con ellas un grupo aparte: subordinadas

circunstanciales (ESBOZO, 1973), oraciones bipolares (GUILLERMO ROJO, 1978), etc. Nosotros seguiremos la terminología que recoge ANTONIO NARBONA (1989 y 1990), que nos parece la más generalmente aceptada, y las denominaremos subordinadas adverbiales impropias. Así pues nuestra clasificación de las subordinadas es la siguiente:

Obsérvese que las consecutivas y comparativas aparecen destacadas en rojo. En su momento explicaremos las particularidades que las distinguen de las de adverbiales impropias y replantearemos su clasificación (subordinadas cuantitativas). Todas las subordinadas van precedidas de un elemento, llamado transpositor, que las capacita para desempeñar las funciones de sustantivo, adjetivo o adverbio.
Subordinación sustantiva

Ver gráficos proyectados en clase: Subordinación sustantiva Las subordinadas sustantivas son segmentos de carácter oracional que aparecen transpuestos o capacitados para

desempeñar una función sustantiva por un transpositor, habitualmente: que. Las subordinadas sustantivas realizan cualquier función propia de un SN: sujeto, complemento directo, etc. Tanto las subordinadas sustantivas como las adjetivas llevan con frecuencia lo que parece ser el mismo transpositor: que. Sin embargo, el transpositor en uno y otro caso es diferente. Puede observarse que el de las sustantivas no puede sustituirse por el cual y en las adjetivas sí. El primer que es una conjunción y posee una función sustantivadora; el segundo es un pronombre relativo y su función es adjetivadora. Los dos van precedidos en ciertos casos por una preposición; pero ante que conjunción, la preposición afecta a toda la oración transpuesta, mientras ante el que relativo la preposición suele afectar solo a éste. Enunciados en estilo directo Aunque la gramática tradicional los clasificaba como oraciones subordinadas, no deben considerarse oraciones complejas las que constituyen enunciados en estilo directo. César dijo: "La suerte está echada". Si se enunciara la oración en estilo indirecto y se introdujera el transpositor que, el segundo elemento sería una oración transpuesta y funcionaría como CD del verbo principal: César dijo que la suerte estaba echada. Sin embargo, en su formulación directa hay que analizar estos enunciados como oraciones yuxtapuestas, con evidente relación semántica pero sin conexión sintáctica alguna. Sustantivación de oraciones interrogativas indirectas Como decimos, sí hay que considerar subordinadas sustantivas a las proposiciones de modalidad interrogativa indirecta, como puede comprobarse efectuando la correspondiente conmutación

pronominal (lo) en los siguientes ejemplos de interrogativas indirectas parciales: María, ve a ver qué hace el niño. Todos sabéis para qué estamos aquí. Me pregunto por qué te enfadas. Virgilio sabe quién ha sido. No sé cuándo vendrá Tatiana. María José miraba con envidia cómo se comían la pierna de cordero. Los segmentos subrayados, que desempeñan en estos ejemplos el papel de complementos directos, podrían aparecer como enunciados interrogativos independientes. Cuando la interrogativa original es total, aparece el transpositor si y la subordinada desempeña igualmente la función de CD: No sé si mi suegra vendrá a comer o no. Me pregunto si sería prudente que nos viéramos a solas. Dime si es suficiente con eso. Funciones de las subordinadas sustantivas Las oraciones transpuestas la función sustantiva por la conjunción que pueden cumplir funciones propias del sustantivo: sujeto, complemento directo, suplemento, suplemento indirecto, adyacente, complemento del adjetivo y complemento del adverbio.
No estudiaremos en este apartado, sin embargo, las oraciones subordinadas con función de complemento circunstancial, que interpretaremos como adverbiales, ni las que desempeñan el oficio de atributo, ya que los ejemplos que se encuentran en español son muy discutibles. También dudosos son los casos de las subordinadas sustantivas con función de complemento indirecto (E. ALARCOS, 1994, §389).

Subordinadas sustantivas en función de sujeto

Es cierto que perdéis mucho tiempo con tanta carrera. Se le ocurrió que podría copiar en un examen de Lengua. No les importaba que los vieran. Le molestó que pudiera conocer sus intenciones. Me extraña que sigáis atendiendo aún.

Puede provocar alguna confusión en el análisis el hecho de que, mientras un sujeto compuesto por dos sintagmas nominales coordinados exige número plural en el verbo ( Marta y Ángela están enfadadas con Verónica), varias oraciones transpuestas coordinadas entre sí se consideran una sola unidad y por tanto el verbo mantiene el número singular (Les preocupaba que pasase el tiempo y no llegara el profesor ). A veces, la subordinada sustantiva con que resalta su carácter sustantivo mediante la anteposición del artículo, siempre en masculino singular: Me llamó la atención el que sintiera vergüenza ante mí. El que te enfades no va a cambiar las cosas.
Subordinadas sustantivas en función de complemento directo

Pablo descubrió que algunos alumnos de la E.S.O salían en los recreos. La policía no permitía que se aparcara a la puerta de la iglesia. Manoli no recordaba que habíamos desayunado juntos aquel día. Te agradezco que sigas arriesgándote por mí. También la oración sustantiva en función de complemento directo puede llevar artículo: Eso explica el que no te hayan dejado entrar. Cuando hay varias oraciones subordinadas coordinadas entre sí, el transpositor que puede encabezar todo el conjunto o bien preceder a cada una de las subordinadas: Miguel me contó que amaba a Maria Luisa en secreto y (Ø) no era correspondido por ella. Sergio comprobó que la herida se le infectaba y que comenzaba a sentir fiebre. Con verbos que significan 'voluntad' y 'temor' puede eliminarse el transpositor en la lengua escrita; especialmente frecuente es

esto en el lenguaje comercial y en ciertos textos administrativos; puede tratarse también de un recurso poético: Le ruego se presente en la Secretaría. Deseábamos no amaneciese.
Subordinadas sustantivas en función de complemento indirecto

Son muy raros y dudosos los casos en que una subordinada sustantiva con que cumple la función de objeto indirecto. En estos contados casos el transpositor va precedido de la preposición a: Jesús dedica todo su esfuerzo a que su negocio prospere. No ponía inconvenientes a que la acompañase a casa.
Subordinadas sustantivas en función de suplemento

La subordinada en función de suplemento va precedida, como es natural, de la preposición requerida por el verbo principal: Me alegro de que Juan siga con Laura. Mi mirada la convenció de que yo lo sabía todo.
Subordinadas sustantivas en función de adyacente

Las subordinadas sustantivas pueden funcionar también como adyacentes en un sintagma nominal, complemento del adjetivo o del adverbio: La idea de que nos acompañe tu madre, cariño, no me gusta nada. Estaba harta de que le diesen codazos en el autobús. Rafa estuvo cerca de que lo moliesen a palos.

Alfonso Sancho Rodríguez

Subordinación adverbial impropia

Ver gráficos proyectados en clase: Adverbiales impropias El esquema de las subordinadas es coherente por lo que respecta a las sustantivas, adjetivas y adverbiales propias. Así, son subordinadas sustantivas las que se integran en la oración en una función sustantiva y pueden ser sustituidas por un sustantivo. De igual forma, se denominan subordinadas adjetivas a las que son conmutables por adjetivos y desempeñan la función de tales. También las adverbiales propias encajan en este tipo de definición. Pero no se pueden utilizar los mismos parámetros para definir otros seis grupos de oraciones que, aunque funcionalmente sean análogas en su mayoría a las adverbiales propias, no son conmutables por adverbios. Desde un punto de vista formal y funcional, este grupo de subordinadas es bastante heterogéneo. De hecho, así consideradas, las consecutivas y comparativas, resultan más próximas a las adjetivas que a las adverbiales. Pero, si partimos de factores semántico–referenciales, podemos unificar considerablemente cinco de los seis tipos de adverbiales impropias. Todas, salvo las comparativas, remiten al concepto de causalidad, que es un concepto relacional: la relación entre una causa y un efecto: si la causa es retrospectiva y real obtenemos una expresión causal propiamente dicha; si es prospectiva y virtual se produce una expresión final; si se invierte o se añade intensidad se consigue una expresión consecutiva; si la causa es hipotética el esquema resultante es condicional y, por último, si no produce efecto estaremos ante una estructura concesiva. Causales Ver gráficos proyectados en clase: Subordinadas causales

Las oraciones causales se introducen con diversos transpositores, de los cuales el más común actualmente es porque. Suelen distinguirse dos tipos de relación semántica causal: uno, cuando la oración transpuesta se refiere a la causa real de la experiencia evocada por el verbo principal; otro, cuando la oración transpuesta explica meramente el motivo por el cual se expresa el núcleo del enunciado. En la oración: Sandro está enfermo porque ha llevado mala vida, la oración subordinada (porque ha llevado mala vida) es un complemento que alude a la causa de lo expresado por está enfermo. En cambio, cuando se dice: Sandro está enfermo, porque tiene mal aspecto, la oración transpuesta (porque tiene mal aspecto) señala el motivo por el cual se asegura que Sandro está enfermo, sin referirse para nada a la causa de la enfermedad. Siendo diferentes estos dos sentidos, es, sin embargo, la misma su estructura sintáctica, según ocurre también cuando, en ese tipo de oraciones, las subordinadas son sustituidas en su función de complemento circunstancial por sintagmas nominales: Está enfermo por su mala vida, Por su mal aspecto, está enfermo. Normalmente, la oración transpuesta con porque aparece en segundo lugar. Así se ve tanto en los ejemplos de grupo A (causales del enunciado) con el primer sentido, como en los ejemplos del grupo B (causales de la enunciación) con el segundo sentido:
Del enunciado

A)

El Director ordenó que se evacuara el edificio porque podría derrumbarse. Se empeñó en mudarse de casa porque no le gustaba aquel barrio. No se comunicó nunca más con su cómplice porque sentía remordimientos de conciencia.

Estas aguas están contaminadas, porque las alcantarillas producen muchas filtraciones a su venero. La suerte no debió de acompañar a Gema, porque tenía muy mal humor. Jaime, deja ya de hacerme preguntas difíciles, porque B) De la te corto la coleta. enunciación Rubén debía de tener prisa, porque se ha ido sin despedirse. Estas aguas están contaminadas, porque huelen fatal. La anteposición de la subordinada enfatiza la importancia de la causa. En estos casos el transpositor incluso puede reforzarse con algún adverbio: Justamente porque no me lo ha pedido, se lo daré. Las causales de la enunciación suelen aparecer separadas por pausa (coma en lo escrito) respecto de la secuencia previa. A veces incluso se utiliza puntuación mayor y parece como si los dos miembros del enunciado fuesen entre sí sintácticamente independientes. Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura. No quiso seguir adelante. Porque a veces el miedo puede más que el deseo.
El transpositor que de sentido causal / final

No es porque el único transpositor que puede aportar sentido causal a una subordinada: No te quejes de ella, que otra vendrá que buena la hará. Del sentido causal en estas estructuras no es responsable el transpositor que, sino el modo del verbo de la oración subordinada. Con indicativo o condicional, el sentido sugerido es el causal; la oración transpuesta por que explica los motivos por los cuales se ha proferido la oración anterior (en general, de sentido apelativo):

Venid conmigo, que os invito a un café. No te molestes, que no se lo dirá a nadie. Cuando el verbo de estas subordinadas va en subjuntivo, el sentido que evocan es final: No corras, que no te pongan una multa. Ven pronto, que no tenga que esperarte.
El transpositor pues

Por lo común se incluyen entre las estructuras de sentido causal las oraciones introducidas por pues (y por pues que). En la actualidad son raros los enunciados en que una oración con pues y con sentido causal preceda a otra oración (todos los ejemplos de la lengua literaria que siguen son de ALARCOS, 1994): Pues todas las aves vuelan, volad vos. Siguen siendo frecuentes los usos de pues introduciendo una oración que explique el porqué de lo expresado previamente (causales de la enunciación): Hay que llevar la mirada cerca siempre del suelo, pues el suelo es la garantía de la libertad. En este caso, la oración precedida de pues equivale por su sentido a la que pudiera transponer porque; pero, en general, la primera oración termina en cadencia e impone una pausa antes de pues. Cuando la pausa intermedia es más amplia, según refleja la puntuación, no parece que exista unidad sintáctica entre ambos miembros: Al tiempo, un pensamiento absurdo la deslumbra: pues la descripción de aquel milagro ha incorporado en su memoria la figura de los dos peregrinos. Luego me dormí mejor, pero con todo, en el sueño, yo notaba un no sé qué raro; pues pasaba que yo no dormía bien, pero tampoco mal del todo.

Se observa en estos ejemplos el carácter expletivo de pues propio de los usos señalados anteriormente.
Otras locuciones de sentido causal

La combinación ya que, antiguamente temporal, actualmente evoca sentido causal, y la oración encabezada por este transpositor puede anteponerse o posponerse a la otra secuencia: Ya que tú no tienes pudor, déjame a mí tenerlo. Tendré que utilizar otros métodos, ya que los actuales no me sirven con vosotros. Otras construcciones con sentido causal constan de un participio inmovilizado y una oración transpuesta por que: Puesto que hace tan buen día, vamos todos al patio a dar la clase. Puesto que es así..., no tenemos ningún inconveniente en aceptar. Se nota una cierta hostilidad en las declaraciones de los candidatos, dado que se aproximan las elecciones. Ya hemos explicado que el transpositor como puede denotar también sentido causal: Como no has estudiado nada, te he suspendido. Finales Ver gráficos proyectados en clase: Subordinadas finales Las subordinadas finales son estructuras oracionales transpuestas que funcionan como complementos circunstanciales. Semánticamente se refieren al propósito o a la intención con que se produce la noción designada por el núcleo verbal; tienen un carácter virtual, prospectivo e intencional. El transpositor más común es la combinación para que, la cual exige en la oración subordinada el modo subjuntivo.

La función de estas oraciones finales coincide con la de los grupos nominales precedidos por la misma preposición para. Así, en Se calla para que no te enfades, la subordinada cumple el mismo papel que un grupo nominal o una proposición de infinitivo: Se calla para no enfadarte, Se calla para eso mismo. Por supuesto, el sentido final puede ser sugerido con otros recursos: Se calla con ese propósito, donde el significado final del circunstancial se consigue con el sentido del sustantivo propósito. Cuando la persona gramatical del núcleo verbal se refiere a la misma que está implícita en el verbo subordinado, en lugar de la subordinada con para que + subjuntivo, se utiliza la construcción para + infinitivo. Así, mientras se dice He comprado la novela para que la lea Juan , donde el agente del verbo comprar es distinto del de leer, se utilizará el infinitivo si ambos agentes coinciden: He comprado la novela para leerla (y no: para que yo la lea). También se emplea esta construcción cuando la persona en relación con el infinitivo desempeña otra función distinta a la de sujeto en el núcleo oracional. Por ejemplo: Poco animados os veo para emprender el viaje , donde el actor a que alude el infinitivo es la segunda persona de plural que funciona como CD del núcleo veo, y no se diría para que emprendáis. Sin embargo, pueden ser correctas las dos posibilidades otras veces: Me han llamado para ocupar ese puesto. Me han llamado para que ocupe ese puesto. Por lo común, la subordinada final ocupa el segundo puesto en estos enunciados, pero también puede anteponerse: Para poder comer en ese restaurante hay que reservar mesa. Para que no te enfades, lo repartiremos como buenos hermanos.

El significado final se desprende también de oraciones subordinadas con la combinación a que, aunque en general se trata de suplementos cuya a está exigida por el verbo nuclear. En estos dos ejemplos son de significado análogo y de idéntica estructura: Viene a que se lo expliques. Viene para que se lo expliques. Sin embargo en los dos siguientes puede observarse la diferencia de función: Marina se ha acostumbrado a que la mimen. Marina hace viajes a Valencia para que la mimen. En el primer caso, a que la mimen es Supl (no podría decirse para que la mimen, puesto que el N se ha acostumbrado exige a y rechaza para). En el segundo, para que la mimen funciona como CC y no admite la preposición a. En la función de CC, la finalidad puede quedar expresada también con ciertas locuciones en que se inserta un sustantivo semánticamente relacionado con esa noción. La más estabilizada es a fin de que (y su equivalente a fin de + infinitivo). Por ejemplo: Se convocó una reunión de tutores a fin de que se trataran detenidamente los problemas de disciplina. Pidió permiso para salir de clase, a fin de satisfacer necesidades fisiológicas. Para que se produzca sentido final, es necesario que la proposición introducida por para esté integrada en el predicado como complemento circunstancial. si aparece en función periférica (modificador oracional) el significado final se pierde: Para lo que estáis haciendo, podíais estar en la cafetería. Al final el valenciano se fue con otra; para que te confíes... Para lo feos que son, tienen novias muy guapas.

Concesivas Ver gráficos proyectados en clase: Subordinadas concesivas Las subordinadas concesivas expresan una objeción o dificultad para lo dicho en la oración principal, sin que ello impida su cumplimiento. El transpositor más frecuente de las concesivas es aunque, unidad compatible con cualquier modo o tiempo del verbo subordinado (salvo el imperativo). Tradicionalmente se entendían estas subordinadas como CC, pero su función real es la de modificador oracional, el cual es susceptible de aparecer en cualquier puesto de la secuencia aislado entre pausas: Es preciso estudiar más horas, aunque sea haciendo un esfuerzo. Algunos suspensos en la primera evaluación, aunque parezca raro, han sacado nota en este examen. Aunque promete mucho, no creo que cumpla sus promesas. El sentido concesivo puede manifestarse con otras construcciones. En Así lo ordene el jefe, firmaré el permiso (o con orden inverso, Firmaré el permiso así lo ordene el jefe), la oración transpuesta por así tiene sentido temporal (equivale a ‘en cuanto lo ordene el jefe’); pero en Así lo ordene el jefe, no firmaré el permiso (o su inversa: No firmaré el permiso, así lo ordene el jefe), la misma oración subordinada sugiere sentido concesivo (igual que en ‘aunque lo ordene el jefe’). De esta manera, se utilizan otras conjunciones, locuciones y construcciones en lugar del más frecuente transpositor aunque: Y si bien sentía cariño por todos sus amigos, muchos de éstos le molestaban. Aun cuando quería aparecer sereno e indiferente, se estremecía al mirarla. Disimulaba sus tonterías para poder hablar, siquiera fuera un momento, con personas más serias. Lourdes no consiguió enterarse del estoicismo; y eso que Manolo se lo explicó lo mejor que pudo.

Pero –mal que me pese– tengo que cambiar mi horario. Yo apenas la atendí, a pesar de que lo explicó con todo detalle. Algún canalla le había rayado el coche al Director, aun cuando no sabía el lugar ni la fecha exacta. Garzón condenó al etarra a doscientos años de cárcel, bien que sólo tenía una vida. Ya que no otra cosa, había heredado de sus padres un carácter noble y honesto. Aun siendo un buen clima el andaluz, Esther pasó mucho frío ese invierno. Análogo significado concesivo se encuentra en otro tipo de construcciones transpuestas por que contiguas a un adjetivo o a un adverbio precedidos de la preposición por: No olvidéis que por más cosas que ocurran en este Instituto, aquí seguiremos. Por guapa que sea su novia, Fran siempre se fijará en otras. Por mucho que las conozcas, nunca llegas a entenderlas del todo. No es la construcción en sí la que sugiere el sentido concesivo en estos últimos casos, sino la contraposición semántica que se observa entre los dos términos de tales enunciados. El sentido concesivo está también sugerido por otras estructuras, que no son proposiciones subordinadas, sino yuxtapuestas, sin conexión sintáctica. Así ocurre en los siguientes ejemplos: Anabel siempre venía andando al Instituto, nevase o granizase. Que quieras que no, terminarás por transigir. Pero sea lo que fuere, ya nos enteraremos.
Subordinadas con aunque y coordinadas con pero

Se ha visto ya, al tratar de las coordinadas adversativas, que la posible alternancia de pero con aunque no justifica identificar sus respectivas funciones: aunque transpone una oración a la función adverbial, mientras que pero la coordina con otra precedente unificándolas en una oración compuesta. Es cierto

que, en cuanto al sentido, ambas estructuras pueden ser equivalentes, pero sintácticamente son diferentes y no pueden equipararse (ALARCOS, 1994, §441). Condicionales Ver gráficos proyectados en clase: Subordinadas condicionales
Se llaman condicionales las oraciones transpuestas con la conjunción si. Funcionan como modificador oracional de la oración principal. En las construcciones con si predomina el sentido condicional, pero su referencia no siempre muestra una condición para el cumplimiento de lo manifestado en la otra oración; muchas veces señalan sólo una contraposición entre ambas proposiciones. Por ejemplo, el sentido condicional es claro en Si me dejan, llegaré a casa a las tres, donde la condición para ‘llegar a casa’ presupone el ‘permiso’; pero en Si ayer llovía, hoy hace sol, solo se entiende el contraste entre dos realidades compensadas. Sea cual fuere el sentido, la estructura sintáctica es en ambos casos una misma: hay una oración transpuesta por si que se denomina prótasis, y otra (que pudiera ella sola constituir enunciado) conocida por apódosis. El orden de estos dos miembros es libre aunque es más frecuente la anteposición de la prótasis. Considerando los morfemas verbales que aparecen en cada uno de los dos miembros, suelen distinguirse varios esquemas condicionales.

Prótasis con indicativo
Se trata de los enunciados condicionales que se han llamado reales o de relación necesaria. El verbo de la prótasis adopta modo indicativo y el de la apódosis aparece en cualquier forma verbal salvo el pretérito pluscuamperfecto y los futuros de subjuntivo. En la prótasis no puede haber futuros ni condicionales, salvo en ciertos usos dialectales. Véanse ejemplos: Si estudias, aprobarás. Si esto no se arregla amistosamente, ahí tenemos los tribunales. Si los yogures no se comen a tiempo, se pudren. Que me caiga muerto aquí, si he entendido algo de lo que está diciendo el de lengua.

Prótasis con subjuntivo

Con la prótasis en subjuntivo, hoy existen prácticamente sólo dos posibilidades: Si la perspectiva temporal sugiere el presente o el futuro, el verbo de la oración transpuesta aparece en pretérito imperfecto de subjuntivo. Si estudiaras, aprobarías. Si la perspectiva se refiere al pasado, el verbo de la prótasis adopta la forma del pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo. Si hubieras estudiado, habrías aprobado. A estos dos tipos de condicionales se los ha llamado irreales y de relación imposible. El verbo nuclear de la apódosis, en el primer caso, es hoy predominantemente el condicional (cantaría), aunque perduran algunos usos del pretérito imperfecto de subjuntivo (cantara). En el segundo caso, el verbo de la apódosis alterna entre el pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo (hubiera cantado) y el condicional compuesto (habría cantado). En la lengua más conservadora o arcaizante todavía se encuentra un tercer tipo de estructuras condicionales, en cuya prótasis aparecían los futuros de subjuntivo, mientras el verbo nuclear de la apódosis adoptaba las formas de presente de indicativo o subjuntivo, el imperativo o uno de los futuros o condicionales. Por la relación entre las formas verbales de la prótasis y la apódosis, se denominaban condicionales contingentes. He aquí algún ejemplo: Entonces podréis reclamar vuestros salarios atrasados si los hubiere. Riña vuesa merced a su hijo si hiciere sátiras que perjudiquen las honras ajenas. Véanse ejemplos del primer tipo, con el verbo de la prótasis en pretérito de subjuntivo: Si yo tuviera tiempo, viviría como un pachá. Si mi mujer supiera que sólo puedo disponer de dos horas de descanso, me dejaría volver a la cama. Si él fuera rico, su dinero sería para ella. Ejemplos de otros usos más o menos arcaizantes o populares son los siguientes: Y dijera más si no me llamase mi obligación. Si fuese campanero, entonces no se hablaba más que con el obispo. Si yo pudiese trasladar aquí la casa, la trasladaba. Si hubieses leído ciertas cartas, hubieras sabido de su infidelidad.

Estructuras con si no condicionales
Quedan por examinar otros enunciados introducidos por si que a primera vista parecen prótasis condicionales desprovistas de la correspondiente apódosis. Del contexto suele deducirse el sentido que podría tener esta; pero lo cierto es que no se trata de verdaderas elipsis porque su reposición daría resultados diversos. A una pregunta como ¿Has leído mi libro?, el interpelado puede responder así: Si no lo he recibido... Este enunciado revela una estructura propia de las oraciones transpuestas por si pero al mismo tiempo está caracterizado por una curva melódica impropia de las condicionales. El sentido evocado no es propiamente el condicional, sino algún matiz entre lo enfático y lo ponderativo. La modalidad de tales enunciados se incluye o en lo interrogativo o en lo exclamativo. En los enunciados interrogativos con si las formas verbales son futuros y condicionales: cantaré, cantaría, habré cantado, habría cantado, que son precisamente incompatibles en las prótasis condicionales. Véanse estos ejemplos: ¿Si estaré yo tan tonto como este pobre hombre? ¿Si sus ojos estarían distraídos al fijarse en mí? ¿Si habré yo visto visiones? Suprimiendo si en estos enunciados, las oraciones interrogativas que quedan van de acuerdo con la norma y mantienen el sentido total de las primeras, si bien se pierde su énfasis encarecedor. Así: ¿Estaré yo tan tonto como este pobre hombre? ¿Sus ojos estarían distraídos al fijarse en mí? ¿Habré yo visto visiones? Con ello Alarcos (1994) demuestra que el si de estos ejemplos es la misma unidad que transpone oraciones interrogativas a la función nominal de objeto directo: Me pregunto si estaré yo tan tonto como este pobre hombre. Me pregunto si sus ojos estarían distraídos... Me pregunto si habré yo visto visiones. Tampoco existe sentido condicional en estructuras exclamativas con si . Véanse estos ejemplos: ¡Dios mío, si estará loca la pobrecita! Si sabré yo los libros que leen mis amigas. Si habría sido un milagro...

En estos casos exclamativos no aparece el sentido de incertidumbre que se encuentra en las correspondientes construcciones interrogativas, por ejemplo, en ¿Si estará loca la pobrecita? Lo que manifiestan estas exclamativas con si es una mayor participación del hablante en la emoción o sentimiento que comunica. El sentido sería equivalente, pero con pérdida de esa intervención subjetiva, empleando estructuras con unidades exclamativas (¡Qué loca está la pobrecita!) o con la simple entonación pertinente (¡Está loca la pobrecita!). En conclusión, deben mantenerse separados los enunciados asertivos con si (condicionales) y los enunciados exclamativos e interrogativos análogos, en los que el si no es un transpositor oracional, sino un encarecedor adverbial de los contenidos comunicados.

Página revisada el

Bachillerato

Sintaxis

Morfología

Tipología textual Tema siguiente

ORACIONES SIMPLES, COMPUESTAS y COMPLEJAS

Vgl.: Subjekt-Prädikat-Beziehung / NP-VP-Modell / Frase / Oración / Satzarten / Oración independiente „Sintácticamente, la oración es la estructura gramatical compuesta por dos constituyentes inmediatos: un grupo verbal (que desempeña la función de predicado) y un grupo nominal (que hace función de sujeto) y cuya unión se manifiesta en la concordancia en número y persona entre el núcleo del grupo nominal y el núcleo del predicado verbal. Oraciones simples son las que poseen un solo predicado. El tren de Valencia / llegó felizmente. Juan / lee una novela. La ciudad es grande. Las ciudades son grandes. Voy de paseo.“ [Alonso Marcos, A.: Glosario de la terminología gramatical. Unificada por el Ministerio de Educación y Ciencia. Madrid: Magisterio Español, 1985, p. 194] „Oración compleja. Oración compleja es aquella en la que hay dos o mas predicados. (Recordar que la expresión oración compuesta no ha sido recogida por la Terminología [del Ministerio de Educación y Ciencia]) Te lo diré cuando vengas.

Fuimos al cine, pero no recuerdo la película.“ [a.a.O.] „Oración compleja. La oración compleja está formado por dos o más proposiciones que guardan entre sí una relación de coordinación o de subordinación.

(El término oración compuesta no ha sido recogido por la Terminología)“ [a.a.O., p. 246]

„Las oraciones bimembres son las que principalmente han servido y sirven de patrón para el análisis sintáctico, en cuanto establecen una relación formal entre los dos términos del juicio lógico: sujeto y predicado. Cada uno de ellos puede llevar complementos propios que lo determinan y desarrollan, y que se articulan en torno al sujeto o en torno al predicado, como núcleos esenciales de la oración gramatical. Con este criterio podemos definir la oración como forma sintáctica que expresa la relación entre sujeto y predicado. No olvidemos que definíamos la oración como unidd del habla real con sentido completo en sí misma. Cada una de estas unidades puede contener un solo juicio (oración simple) o más de uno (oración compuesta). ... para la práctica del análisis sintáctico, donde hay un verbo hay una oración simple; donde haya dos o más verbos trabados entre sí, tenemos una oración compuesta. Naturalmente, ciertas perífrasis con un verbo auxiliar cuentan como un solo verbo.“ [Esbozo ..., S. 352]

„En el análisis de cualquier oración debemos distinguir entre el contenido de la representación psíquica, lo que en ella se dice, y la actitud del que habla con repecto a dicho contenido. [...] El contenido objetivo de la representación psíquica es el mismo en todas estas oraciones; pero es diferente en cada una la actitud del hablante al enunciarlo. Llamamos dictum al contenido representativo, a lo que se dice en cada oración; y llamamos modus a la actitud subjetiva. El modus, o manera de decir, puede hallarse implícito y deducirse del contexto o de la situación; o puede hallarse explícito en el gesto, las variaciones fonéticas, o los signos léxicos y gramaticales que la lengua posee, entre ellos los modos del verbo, que por eso se llamaron así. La actitud del hablante es, pues, un criterio para clasificar las oraciones. Desde otro punto de vista, la naturaleza gramatical y semántica del sujeto y del predicado tienen exigencias formales que originan diversos tipos de oraciones que nos ofrecen un segundo criterio clasificador.“ [RAE: Esbozo ..., S. 353]