You are on page 1of 698

eBooksBrasII

Ilíada
Honcro

Vcrsao ¡ara cDool
cDoolsDrasil.con

Fucnic Digiial
Iii¡.//alcdioscs.noncio.con

© 2003 ÷ Honcro

ÍNDICE

Canio I
Canio II
Canio III
Canio IV
Canio V
Canio VI
Canio VII
Canio VIII
Canio IX
Canio X
Canio XI
Canio XII
Canio XIII
Canio XIV
Canio XV
Canio XVI
Canio XVII
Canio XVIII
Canio XIX
Canio XX
Canio XXI
Canio XXII
Canio XXIII
Canio XXIV



Homero
ILÍADA
CANTO I*
Peste CóIera

¯ Dcs¡ucs dc una coria invocacion
a la divinidad ¡ara quc canic ºla
¡crniciosa ira dc Aquilcs", nos
rcficrc cl ¡ocia quc Criscs,
saccrdoic dc A¡olo, va al
can¡ancnio aquco ¡ara rcscaiar a
su Iija, quc Ialía sido IccIa
cauiiva y adjudicada cono csclava
a Agancnon; csic dcs¡rccia al
saccrdoic, sc nicga a darlc la Iija y
lo dcs¡idc con ancnazadoras
¡alalras; A¡olo, indignado, susciia
una icrrillc ¡csic cn cl
can¡ancnio; Aquilcs rcunc a los
gucrrcros cn cl agora ¡or
ins¡iracion dc la diosa Hcra, y,
Ialicndo dicIo al adivino Calcanic
quc Iallara sin nicdo, aunquc
iuvicra quc rcfcrirsc a Agancnon,
sc salc ¡or fin quc cl
con¡orianicnio dc Agancnon con
cl saccrdoic Criscs Ia sido la causa
dcl cnojo dcl dios. Esia dcclaracion
irriia al rcy, quc ¡idc quc, si Ia dc
dcvolvcr la csclava, sc lc ¡rc¡arc
oira rccon¡cnsa; y Aquilcs lc
rcs¡ondc quc ya sc la daran cuando
ioncn Troya. Así, dc un nodo ian
naiural, sc origina la discordia
cnirc cl caudillo su¡rcno dcl
cjcrciio y cl Icroc nas valicnic. La
rina llcga a ial ¡unio quc Aquilcs
dcscnvaina la cs¡ada y Ialría
naiado a Agancnon si no sc lo
Iulicsc in¡cdido la diosa Aicnca;
cnionccs Aquilcs insulia a
Agancnon, csic sc irriia y ancnaza
a Aquilcs con quiiarlc la csclava
Driscida, a ¡csar dc la ¡rudcnic
anoncsiacion quc lc dirigc Ncsior;
sc disuclvc cl agora y Agancnon
cnvía a dos Icraldos a la iicnda dc
Aquilcs quc sc llcvan a Driscidc;
Uliscs y oiros gricgos sc cnlarcan
con Criscida y la dcvuclvcn a su
¡adrc; y, nicniras ianio, Aquilcs
¡idc a su nadrc Tciis quc sula al
Olin¡o a in¡circ dc Zcus quc
conccda la vicioria a los iroyanos
¡ara quc Agancnon con¡rcnda la
falia quc Ia conciido; Tciis cun¡lc
cl dcsco dc su Iijo, Zcus acccdc, y
csic IccIo ¡roducc una violcnia
dis¡uia cnirc Zcus y Hcra, a
quicncs a¡acigua su Iijo Hcfcsio; la
concordia vuclvc a rcinar cn cl
Olin¡o y los dioscs cclclran un
fcsiín cs¡lcndido Iasia la ¡ucsia
dcl sol, cn quc sc rccogcn cn sus
¡alacios.

1 Cania, oI diosa, la colcra dcl Pclida
Aquilcs; colcra funcsia quc causo infiniios nalcs
a los aqucos y ¡rcci¡iio al Hadcs nucIas alnas
valcrosas dc Icrocs, a quicncs Iizo ¡rcsa dc
¡crros y ¡asio dc avcs cun¡líasc la voluniad dc
Zcus dcsdc quc sc sc¡araron dis¡uiando cl
Airida, rcy dc Ionlrcs, y cl divino Aquilcs.
8 ¿Cual dc los dioscs ¡ronovio cnirc cllos la
coniicnda ¡ara quc ¡clcaran? El Iijo dc Lcio y dc
Zcus. Airado con cl rcy, susciio cn cl cjcrciio
naligna ¡csic, y los Ionlrcs ¡crccían ¡or cl
ulirajc quc cl Airida infiricra al saccrdoic Criscs.
Ésic, dcscando rcdinir a su Iija, sc Ialía
¡rcscniado cn las vclcras navcs aqucas con un
inncnso rcscaic y las ínfulas dc A¡olo, cl quc
Iicrc dc lcjos, quc ¡cndían dc aurco cciro, cn la
nano; y a iodos los aqucos, y ¡ariicularncnic a
los dos Airidas, caudillos dc ¡ucllos, así lcs
su¡licala.
17 ¡Airidas y dcnas aqucos dc Icrnosas
grclas! Los dioscs, quc ¡osccn olín¡icos
¡alacios, os ¡crniian dcsiruir la ciudad dc
Príano y rcgrcsar fclizncnic a la ¡airia! Poncd cn
lilcriad a ni Iija y rccilid cl rcscaic, vcncrando
al Iijo dc Zcus, a A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos.
22 Todos los aqucos a¡rolaron a voccs quc
sc rcs¡ciara al saccrdoic y sc adniiicra cl
cs¡lcndido rcscaic; nas cl Airida Agancnon, a
quicn no ¡lugo cl acucrdo, lc dcs¡idio dc nal
nodo y con aliancras voccs.
26 No dc yo coniigo, anciano, ccrca dc las
concavas navcs, ya ¡orquc aIora dcnorcs iu
¡ariida, ya ¡orquc vuclvas lucgo, ¡ucs quizas no
ic valgan cl cciro y las ínfulas dcl dios. A aquclla
no la soliarc; anics lc solrcvcndra la vcjcz cn ni
casa, cn Argos, lcjos dc su ¡airia, iralajando cn
cl iclar y adcrczando ni lccIo. Pcro vcic; no nc
irriics, ¡ara quc ¡ucdas iric nas sano y salvo.
33 Así dijo. El anciano siniio icnor y
olcdccio cl nandaio. Fucsc cn silcncio ¡or la
orilla dcl csirucndoso nar; y, nicniras sc alcjala,
dirigía nucIos rucgos al solcrano A¡olo, a quicn
¡ario Lcio, la dc Icrnosa calcllcra.
37 ¡Óycnc, iu quc llcvas arco dc ¡laia,
¡roicgcs a Crisa y a la divina Cila, a in¡cras cn
Tcncdos ¡odcrosancnic! ¡OI Esninico! Si alguna
vcz adornc iu gracioso icn¡lo o qucnc cn iu
Ionor ¡ingucs nuslos dc ioros o dc calras,
cun¡lcnc csic voio. ¡Pagucn los danaos nis
lagrinas con ius flccIas!
43 Así dijo rogando. Oyolc Fclo A¡olo c,
irriiado cn su corazon, dcsccndio dc las cunlrcs
dcl Olin¡o con cl arco y cl ccrrado carcaj cn los
Ionlros; las sacias rcsonaron solrc la cs¡alda
dcl cnojado dios, cuando concnzo a novcrsc. Ila
¡arccido a la nocIc. Scniosc lcjos dc las navcs,
iiro una flccIa y cl arco dc ¡laia dio un icrrillc
cIasquido. Al ¡rinci¡io cl dios dis¡arala conira
los nulos y los agilcs ¡crros; nas lucgo dirigio
sus anargas sacias a los Ionlrcs, y
coniinuancnic ardían nucIas ¡iras dc
cadavcrcs.
53 Duranic nucvc días volaron ¡or cl cjcrciio
las flccIas dcl dios. En cl dccino, Aquilcs
convoco al ¡ucllo al agora. sc lo ¡uso cn cl
corazon Hcra, la diosa dc los nívcos lrazos, quc
sc inicrcsala ¡or los danaos, a quicncs vcía
norir. Acudicron csios y, una vcz rcunidos,
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros, sc lcvanio y dijo.
59 ¡Airida! Crco quc icndrcnos quc volvcr
airas, ycndo oira vcz crranics, si csca¡anos dc la
nucric; ¡ucs, si no, la gucrra y la ¡csic unidas
acalaran con los aqucos. Mas, ca, consulicnos a
un adivino, saccrdoic o inicr¡rcic dc sucnos ¡ucs
ianlicn cl sucno ¡roccdc dc Zcus, ¡ara quc nos
diga ¡or quc sc irriio ianio Fclo A¡olo. si csia
qucjoso con noiivo dc algun voio o Iccaionlc, y
si qucnando cn su olscquio grasa dc cordcros y
dc calras cscogidas, qucrra lilranos dc la ¡csic.
68 Cuando así Iulo Iallado, sc scnio.
Lcvaniosc cnirc cllos Calcanic Tcsiorida, cl ncjor
dc los augurcs conocía lo ¡rcscnic, lo fuiuro y lo
¡asado, y Ialía guiado las navcs aqucas Iasia
Ilio ¡or ncdio dcl aric adivinaioria quc lc dicra
Fclo A¡olo, y lcncvolo los arcngo dicicndo.
74 ¡OI Aquilcs, caro a Zcus! Mandasnc
cסlicar la colcra dc A¡olo, dcl dios quc Iicrc dc
lcjos. Pucs licn, Iallarc; ¡cro anics dcclara y
jura quc csias ¡ronio a dcfcndcrnc dc ¡alalra y
dc olra, ¡ucs icno irriiar a un varon quc goza dc
gran ¡odcr cnirc los argivos iodos y cs olcdccido
¡or los aqucos. Un rcy cs nas ¡odcroso quc cl
infcrior conira quicn sc cnoja; y, si licn cn cl
nisno día rcfrcna su ira, guarda lucgo rcncor
Iasia quc logra cjccuiarlo cn cl ¡ccIo dc aqucl.
Dinc, ¡ucs, si nc salvaras.
84 Y conicsiandolc, Aquilcs, cl dc los ¡ics
ligcros, lc dijo.
85 Manificsia, dc¡onicndo iodo icnor, cl
vaiicinio quc salcs; ¡ucs ¡¡or A¡olo, caro a Zcus;
a quicn iu, Calcanic, invocas sicn¡rc quc rcvclas
oraculos a los danaos!, ninguno dc cllos ¡ondra
cn ii sus ¡csadas nanos, ccrca dc las concavas
navcs, nicniras yo viva y vca la luz aca cn la
iicrra, aunquc Iallarcs dc Agancnon, quc al
¡rcscnic sc jacia dc scr cn nucIo cl nas
¡odcroso dc iodos los aqucos.
92 Enionccs colro anino y dijo cl c×inio
vaic.
93 No csia cl dios qucjoso con noiivo dc
algun voio o Iccaionlc, sino a causa dcl ulirajc
quc Agancnon Ia infcrido al saccrdoic, a quicn
no dcvolvio la Iija ni adniiio cl rcscaic. Por csio
cl quc Iicrc dc lcjos nos causo nalcs y iodavía
nos causara oiros. Y no lilrara a los danaos dc la
odiosa ¡csic, Iasia quc sca rcsiiiuida a su ¡adrc,
sin ¡rcnio ni rcscaic, la jovcn dc ojos vivos, y
llcvcnos a Crisa una sagrada Iccaionlc. Cuando
así lc Iayanos a¡lacado, rcnaccra nucsira
cs¡cranza.
101 DicIas csias ¡alalras, sc scnio.
Lcvaniosc al ¡unio cl ¡odcroso Icroc Agancnon
Airida, afligido, con las ncgras cniranas llcnas dc
colcra y los ojos ¡arccidos al rclunlranic fucgo;
y, cncarando a Calcanic la iorva visia, c×clano.
106 ¡Adivino dc nalcs! janas nc Ias
anunciado nada graio. Sicn¡rc ic con¡laccs cn
¡rofciizar dcsgracias y nunca dijisic ni cjccuiasic
nada lucno. Y aIora, vaiicinando anic los
danaos, afirnas quc cl quc Iicrc dc lcjos lcs cnvía
calanidadcs, ¡orquc no quisc adniiir cl
cs¡lcndido rcscaic dc la jovcn Criscidc, a quicn
anIclala icncr cn ni casa. La ¡rcficro,
cicriancnic, a Cliicnncsira, ni lcgíiina cs¡osa,
¡orquc no lc cs infcrior ni cn cl iallc, ni cn cl
naiural, ni cn inicligcncia, ni cn dcsircza. Pcro,
aun así y iodo, consicnio cn dcvolvcrla, si csio cs
lo ncjor; quicro quc cl ¡ucllo sc salvc, no quc
¡crczca. Pcro ¡rc¡aradnc ¡ronio oira
rccon¡cnsa, ¡ara quc no sca yo cl unico argivo
quc sin clla sc qucdc; lo cual no ¡arcccría
dccoroso. Vcd iodos quc sc va a oira ¡aric la quc
nc Ialía corrcs¡ondido.
121 Fc¡licolc cn scguida cl cclcrí¡cdc divino
Aquilcs.
122 ¡Airida gloriosísino, cl nas codicioso dc
iodos! ¿Cono ¡ucdcn daric oira rccon¡cnsa los
nagnaninos aqucos? No salcnos quc c×isian cn
¡aric alguna cosas dc la conunidad, ¡ucs las dcl
saquco dc las ciudadcs csian rc¡ariidas, y no cs
convcnicnic olligar a los Ionlrcs a quc
nucvancnic las junicn. Enircga aIora csa jovcn
al dios, y los aqucos ic ¡agarcnos cl iri¡lc o cl
cuadru¡lc, si Zcus nos ¡crniic algun día ionar la
licn nurada ciudad dc Troya.
130 Y, conicsiandolc, cl rcy Agancnon lc dijo.
131 Aunquc scas valicnic, dcifornc Aquilcs,
no oculics así iu ¡cnsanicnio, ¡ucs no ¡odras
lurlarnc ni ¡crsuadirnc. ¿Acaso quicrcs, ¡ara
conscrvar iu rccon¡cnsa, quc nc qucdc sin la
nía, y ¡or csio nc aconscjas quc la dcvuclva?
Pucs, si los nagnaninos aqucos nc dan oira
confornc a ni dcsco ¡ara quc sca cquivalcnic... Y
si no nc la dicrcn, yo nisno nc a¡odcrarc dc la
iuya o dc la dc Ayanic, o nc llcvarc la dc Uliscs, y
noniara cn colcra aqucl a quicn nc llcguc. Mas
solrc csio dclilcrarcnos oiro día. AIora, ca,
ccIcnos una ncgra navc al nar divino, rcunanos
los convcnicnics rcncros, cnlarqucnos víciinas
¡ara una Iccaionlc y a la nisna Criscidc, la dc
Icrnosas ncjillas, y sca ca¡iian cualquicra dc
los jcfcs. Ayanic, Idoncnco, cl divino Uliscs o iu,
Pclida, cl nas ¡oricnioso dc iodos los Ionlrcs,
¡ara quc nos a¡laqucs con sacrificios al quc Iicrc
dc lcjos.
148 Mirandolo con iorva faz, c×clano Aquilcs,
cl dc los ¡ics ligcros.
149 ¡AI, in¡udcnic y codicioso! ¿Cono
¡ucdc csiar dis¡ucsio a olcdcccr ius ordcncs ni
un aquco siquicra, ¡ara cn¡rcndcr la narcIa o
¡ara conlaiir valcrosancnic con oiros Ionlrcs?
No Ic vcnido a ¡clcar olligado ¡or los lclicosos
iroyanos, ¡ucs cn nada sc nc Iicicron cul¡allcs
no sc llcvaron nunca nis vacas ni nis calallos,
ni dcsiruycron janas la cosccIa cn la fcriil Fiía,
criadora dc Ionlrcs, ¡orquc nucIas unlrías
nonianas y cl ruidoso nar nos sc¡aran, sino quc
ic scguinos a ii, grandísino insolcnic, ¡ara daric
cl gusio dc vcngaros dc los iroyanos a Mcnclao y
a ii, ojos dc ¡crro. No fijas cn csio la aicncion, ni
¡or cllo ic ionas ningun cuidado, y aun nc
ancnazas con quiiarnc la rccon¡cnsa quc ¡or
nis grandcs faiigas nc dicron los aqucos. Janas
cl loiín quc olicngo iguala al iuyo cuando csios
cniran a saco una ¡o¡ulosa ciudad dc los
iroyanos. aunquc la ¡aric nas ¡csada dc la
in¡ciuosa gucrra la sosiicncn nis nanos, iu
rccon¡cnsa, al Iaccrsc cl rc¡ario, cs nucIo
nayor; y yo vuclvo a nis navcs, icnicndola
¡cqucna, aunquc graia, dcs¡ucs dc Ialcrnc
cansado cn cl conlaic. AIora nc irc a Fiía, ¡ucs
lo ncjor cs rcgrcsar a la ¡airia cn las concavas
navcs. no ¡icnso ¡crnancccr aquí sin Ionra ¡ara
¡rocuraric ganancia y riqucza.
172 Conicsio cn scguida cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon.
173 Huyc, ¡ucs, si iu anino a cllo ic inciia;
no ic rucgo quc ¡or ní ic qucdcs; oiros Iay a ni
lado quc nc Ionraran, y cs¡ccialncnic cl ¡rovido
Zcus. Mc crcs nas odioso quc ningun oiro dc los
rcycs, alunnos dc Zcus, ¡orquc sicn¡rc ic Ian
gusiado las rinas, lucIas y ¡clcas. Si cs grandc
iu fucrza, un dios ic la dio. Vcic a la ¡airia,
llcvandoic las navcs y los con¡ancros, y rcina
solrc los nirnidoncs, no nc in¡oria quc csics
irriiado, ni ¡or cllo nc ¡rcocu¡o, ¡cro ic Iarc una
ancnaza. Pucsio quc Fclo A¡olo nc quiia a
Criscidc, la nandarc cn ni navc con nis anigos;
y cncaninandonc yo nisno a iu iicnda, nc
llcvarc a Driscidc, la dc Icrnosas ncjillas, iu
rccon¡cnsa, ¡ara quc sc¡as licn cuanio nas
¡odcroso soy y oiro icna dccir quc cs ni igual y
con¡ararsc connigo.
188 Así dijo. Acongojosc cl Pclida, y dcniro
dcl vclludo ¡ccIo su corazon discurrio dos cosas.
o, dcsnudando la aguda cs¡ada quc llcvala junio
al nuslo, alrirsc ¡aso y naiar al Airida, o calnar
su colcra y rc¡rinir su furor. Micniras ialcs
¡cnsanicnios rcvolvía cn su ncnic y cn su
corazon y sacala dc la vaina la gran cs¡ada, vino
Aicnca dcl ciclo. cnviola Hcra, la diosa dc los
nívcos lrazos, quc anala cordialncnic a
cniranlos y ¡or cllos sc inicrcsala. Pusosc
dciras dcl Pclida y lc iiro dc la llonda calcllcra,
a¡arccicndosc a cl ian solo; dc los dcnas,
ninguno la vcía. Aquilcs, sor¡rcndido, volviosc y
al insianic conocio a Palas Aicnca, cuyos ojos
ccnicllcalan dc un nodo icrrillc. Y Iallando con
clla, ¡ronuncio csias aladas ¡alalras.
202 ¿Por quc nucvancnic, oI Iija dc Zcus,
quc llcva la cgida, Ias vcnido? ¿Acaso ¡ara
¡rcscnciar cl ulirajc quc nc inficrc Agancnon
Airida? Pucs ic dirc lo quc nc figuro quc va a
ocurrir. Por su insolcncia ¡crdcra ¡ronio la vida.
206 Díjolc a su vcz Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza.
207 Vcngo dcl ciclo ¡ara a¡aciguar iu colcra,
si olcdccicrcs; y nc cnvía Hcra, la diosa dc los
nívcos lrazos, quc os ana cordialncnic a
cniranlos y ¡or vosoiros sc inicrcsa. Ea, ccsa dc
dis¡uiar, no dcscnvaincs la cs¡ada a injurialo dc
¡alalra cono ic ¡arczca. Lo quc voy a dccir sc
cun¡lira. Por csic ulirajc sc ic ofrcccran un día
iri¡lcs y cs¡lcndidos ¡rcscnics. Donínaic y
olcdcccnos.
213 Y, conicsiandolc, Aquilcs, cl dc los ¡ics
ligcros, lc dijo.
216 Prcciso cs, oI diosa, Iaccr lo quc
nandais, aunquc cl corazon csic nuy irriiado.
Proccdcr así cs lo ncjor. Quicn a los dioscs
olcdccc cs ¡or cllos nuy aicndido.
219 Dijo; y ¡ucsia la rolusia nano cn cl
argcnico ¡uno, cnvaino la cnornc cs¡ada y no
dcsolcdccio la ordcn dc Aicnca. La diosa rcgrcso
al Olin¡o, al ¡alacio cn quc nora Zcus, quc llcva
la cgida, cnirc las dcnas dcidadcs.
223 El Pclida, no anainando cn su colcra,
dcnosio nucvancnic al Airida con injuriosas
voccs.
225 ¡Elrioso, quc iicncs ojos dc ¡crro y
corazon dc cicrvo! Janas ic aircvisic a ionar las
arnas con la gcnic dcl ¡ucllo ¡ara conlaiir, ni a
¡oncric cn cnloscada con los nas valicnics
aqucos. anlas cosas ic ¡arcccn la nucric. Es,
sin duda, nucIo ncjor arrclaiar los doncs, cn cl
vasio can¡ancnio dc los aqucos, a quicn ic
coniradiga. Fcy dcvorador dc iu ¡ucllo, ¡orquc
nandas a Ionlrcs alyccios...; cn oiro caso,
Airida, csic fucra iu uliino ulirajc. Oira cosa voy
a dcciric y solrc clla ¡rcsiarc un gran jurancnio.
Sí, ¡or csic cciro quc ya no ¡roducira Iojas ni
ranos, ¡ucs dcjo cl ironco cn la noniana; ni
rcvcrdcccra, ¡orquc cl lroncc lo dcs¡ojo dc las
Iojas y dc la coricza, y aIora lo cn¡unan los
aqucos quc adninisiran jusiicia y guardan las
lcycs dc Zcus (grandc scra ¡ara ii csic
jurancnio}. algun día los aqucos iodos ccIaran
dc ncnos a Aquilcs, y iu, aunquc ic aflijas, no
¡odras socorrcrlos cuando nucIos sucunlan y
¡crczcan a nanos dc Hccior, naiador dc
Ionlrcs. Enionccs dcsgarraras iu corazon,
¡csaroso ¡or no Ialcr Ionrado al ncjor dc los
aqucos.
245 Así dijo cl Pclida; y, iirando a iicrra cl
cciro iacIonado con clavos dc oro, iono asicnio.
El Airida, cn cl o¡ucsio lado, ila cnfurccicndosc.
Pcro lcvaniosc Ncsior, suavc cn cl Iallar,
clocucnic orador dc los ¡ilios, dc cuya loca las
¡alalras fluían nas dulccs quc la nicl Ialía
visio ¡crcccr dos gcncracioncs dc Ionlrcs dc voz
ariiculada quc nacicron y sc criaron con cl cn la
divina Pilos y rcinala solrc la icrccra, y lcncvolo
los arcngo dicicndo.
254 ¡OI dioscs! ¡Quc noiivo dc ¡csar ian
grandc lc Ia llcgado a la iicrra aquca!
Alcgranansc Príano y sus Iijos, y rcgocijaríansc
los dcnas iroyanos cn su corazon, si oycran las
¡alalras con quc dis¡uiais vosoiros, los ¡rincros
dc los danaos así cn cl conscjo cono cn cl
conlaic. Pcro dcjaos convcnccr, ya quc anlos
sois nas jovcncs quc yo. En oiro iicn¡o iraic con
Ionlrcs aun nas csforzados quc vosoiros, y
janas nc dcsdcnaron. No Ic visio iodavía ni vcrc
Ionlrcs cono Piríioo, Drianic, ¡asior dc
¡ucllos, Ccnco, E×adio, Polifcno, igual a un dios,
y Tcsco Egcida, quc ¡arccía un innorial.
Criaronsc csios los nas fucrics dc los Ionlrcs;
nuy fucrics cran y con oiros nuy fucrics
conlaiicron. con los noniaraccs ccniauros, a
quicncs c×icrninaron dc un nodo csiu¡cndo. Y
yo csiuvc cn su con¡anía Ialicndo acudido
dcsdc Pilos, dcsdc lcjos, dcsdc csa a¡ariada
iicrra, ¡orquc cllos nisnos nc llanaron y
conlaií scgun nis fucrzas. Con ialcs Ionlrcs no
¡clcaría ninguno dc los norialcs quc Ioy ¡ucllan
la iicrra; no olsianic lo cual, scguían nis
conscjos y cscucIalan nis ¡alalras. Prcsiadnc
ianlicn vosoiros olcdicncia, quc cs lo ncjor quc
¡odcis Iaccr. Ni iu, aunquc scas valicnic, lc
quiics la jovcn, sino dcjascla, ¡ucsio quc sc la
dicron cn rccon¡cnsa los nagnaninos aqucos; ni
iu, Pclida, quicras alicrcar dc igual a igual con cl
rcy, ¡ucs janas oliuvo Ionra cono la suya
ningun oiro solcrano quc usara cciro y a quicn
Zcus dicra gloria. Si iu crcs nas csforzado, cs
¡orquc una diosa ic dio a luz; ¡cro csic cs nas
¡odcroso, ¡orquc rcina solrc nayor nuncro dc
Ionlrcs. Airida, a¡acigua iu colcra; yo ic su¡lico
quc dc¡ongas la ira conira Aquilcs, quc cs ¡ara
iodos los aqucos un fucric anicnural cn cl
¡crnicioso conlaic.
285 Y, conicsiandolc, cl rcy Agancnon lc dijo.
286 Sí, anciano, o¡oriuno cs cuanio acalas
dc dccir. Pcro csic Ionlrc quicrc solrc¡oncrsc a
iodos los dcnas; a iodos quicrc doninar, a iodos
golcrnar, a iodos dar ordcncs quc alguicn, crco,
sc ncgara a olcdcccr. Si los scn¡iicrnos dioscs lc
Iicicron lclicoso, ¿lc ¡crniicn ¡or csio ¡rofcrir
injurias?
292 Inicrrun¡icndolc, c×clano cl divino
Aquilcs.
293 Colardc y vil ¡odría llanarscnc si
ccdicra cn iodo lo quc diccs; nanda a oiros, no
nc dcs ordcncs, ¡ucs yo no ¡icnso ya olcdcccric.
Oira cosa ic dirc quc fijaras cn la ncnoria. No Ic
dc conlaiir con csias nanos ¡or la jovcn ni
coniigo, ni con oiro alguno, ¡ucs al fin nc quiiais
lo quc nc disicis; ¡cro, dc lo dcnas quc icngo
junio a ni ncgra y vcloz cnlarcacion, nada
¡odrías llcvaric ionandolo conira ni voluniad. Y
si no, ca, inicnialo, ¡ara quc csios sc cnicrcn
ianlicn; y ¡rcsio iu ncgruzca sangrc lroiara cn
iorno dc ni lanza.
304 Dcs¡ucs dc alicrcar así con cnconiradas
razoncs, sc lcvaniaron y disolvicron cl agora quc
ccrca dc las navcs aqucas sc cclclrala. Fucsc cl
Pclida Iacia sus iicndas y sus licn
¡ro¡orcionados lajclcs con cl Mcnccíada y oiros
anigos; y cl Airida ccIo al nar una vclcra navc,
cscogio vcinic rcncros, cargo las víciinas dc la
Iccaionlc ¡ara cl dios, y, conducicndo a
Criscidc, la dc Icrnosas ncjillas, la cnlarco
ianlicn; fuc ca¡iian cl ingcnioso Uliscs.
312 Así quc sc Iulicron cnlarcado,
cn¡czaron a navcgar ¡or líquidos caninos. El
Airida nando quc los Ionlrcs sc ¡urificaran, y
cllos Iicicron lusiracioncs, ccIando al nar las
in¡urczas, y sacrificaron junio a la orilla dcl
csicril nar Iccaionlcs ¡crfccias dc ioros y dc
calras cn Ionor dc A¡olo. El va¡or dc la grasa
llcgala al ciclo, cnroscandosc alrcdcdor dcl
Iuno.
318 En ialcs cosas ocu¡alansc csios cn cl
cjcrciio. Agancnon no olvido la ancnaza quc cn
la coniicnda Ialía IccIo a Aquilcs, y dijo a
Taliilio y Eurílaics, sus Icraldos y diligcnics
scrvidorcs.
322 Id a la iicnda dcl Pclida Aquilcs, y
asicndo dc la nano a Driscidc, la dc Icrnosas
ncjillas, iracdla aca, y, si no os la dicrc, irc yo
nisno a quiiarscla, con nas gcnic, y iodavía lc
scra nas duro.
326 Hallandolcs dc ial sucric y con aliancras
voccs, los dcs¡idio. Conira su voluniad fucronsc
los Icraldos ¡or la orilla dcl csicril nar, llcgaron
a las iicndas y navcs dc los nirnidoncs, y
Iallaron al rcy ccrca dc su iicnda y dc su ncgra
navc. Aquilcs, al vcrlos, no sc alcgro. Ellos sc
iurlaron, y, Ialicndo IccIo una rcvcrcncia,
¡araronsc sin dccir ni ¡rcguniar nada. Pcro cl
Icroc lo con¡rcndio iodo y dijo.
334 ¡Salud, Icraldos, ncnsajcros dc Zcus y
dc los Ionlrcs! Accrcaos; ¡ucs ¡ara ní no sois
vosoiros los cul¡allcs sino Agancnon, quc os
cnvía ¡or la jovcn Driscidc. ¡Ea, Pairoclo, dcl
linajc dc Zcus! Saca la jovcn y cnircgascla ¡ara
quc sc la llcvcn. Scd anlos icsiigos anic los
licnavcniurados dioscs, anic los norialcs
Ionlrcs y anic csc rcy crucl, si alguna vcz iicncn
los dcnas ncccsidad dc ní ¡ara lilrarsc dc
funcsias calanidadcs ¡orquc cl iicnc cl corazon
¡oscído dc furor y no salc ¡cnsar a la vcz cn lo
fuiuro y cn lo ¡asado, a fin dc quc los aqucos sc
salvcn conlaiicndo junio a las navcs.
345 Así dijo. Pairoclo, olcdccicndo a su
anigo, saco dc la iicnda a Driscidc, la dc
Icrnosas ncjillas, y la cnircgo ¡ara quc sc la
llcvaran. Pariicron los Icraldos Iacia las navcs
aqucas, y la nujcr ila con cllos dc nala gana.
Aquilcs ron¡io cn llanio, alcjosc dc los
con¡ancros, y, scniandosc a orillas dcl
llanquccino nar con los ojos clavados cn cl ¡onio
inncnso y las nanos c×icndidas, dirigio a su
nadrc nucIos rucgos.
352 ¡Madrc! Ya quc nc ¡arisic dc coria vida,
cl olín¡ico Zcus aliiionanic dclía Ionrarnc y no
lo Iacc cn nodo alguno. El ¡odcroso Agancnon
Airida nc Ia ulirajado, ¡ucs iicnc ni
rccon¡cnsa, quc cl nisno nc arrclaio.
357 Así dijo dcrranando lagrinas. Oyolc la
vcncranda nadrc dcsdc cl fondo dcl nar, dondc
sc Iallala junio al ¡adrc anciano, a
inncdiaiancnic cncrgio dc las llanquccinas
ondas cono niclla, scniosc dclanic dc aqucl, quc
dcrranala lagrinas, acariciolo con la nano y lc
Iallo dc csia nancra.
362 ¡Hijo! ¿Por quc lloras? ¿Quc ¡csar ic Ia
llcgado al alna? Halla; no nc oculics lo quc
¡icnsas, ¡ara quc anlos lo sc¡anos.
364 Dando ¡rofundos sus¡iros, conicsio
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros.
365 Lo salcs. ¿A quc rcfcriric lo quc ya
conoccs? Fuinos a Tcla, la sagrada ciudad dc
Eciion; la saqucanos, y cl loiín quc irajinos sc
lo disiriluycron cquiiaiivancnic los aqucos,
sc¡arando ¡ara cl Airida a Criscidc, la dc
Icrnosas ncjillas. Lucgo Criscs, saccrdoic dc
A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos, dcscando rcdinir a
su Iija, sc ¡rcscnio cn las vclcras navcs aqucas
con un inncnso rcscaic y las ínfulas dc A¡olo, cl
quc Iicrc dc lcjos, quc ¡cndían dc aurco cciro, cn
la nano; y su¡lico a iodos los aqucos, y
¡ariicularncnic a los dos Airidas, caudillos dc
¡ucllos. Todos los aqucos a¡rolaron a voccs quc
sc rcs¡ciasc al saccrdoic y sc adniiicra cl
cs¡lcndido rcscaic; nas cl Airida Agancnon, a
quicn no ¡lugo cl acucrdo, io dcs¡idio dc nal
nodo y con aliancras voccs. El anciano sc fuc
irriiado; y A¡olo, acccdicndo a sus rucgos, ¡ucs lc
cra nuy qucrido, iiro a los argivos funcsia sacia.
norían los Ionlrcs unos cn ¡os dc oiros, y las
flccIas dcl dios volalan ¡or iodas ¡arics cn cl
vasio can¡ancnio dc los aqucos. Un adivino licn
cnicrado nos cסlico cl vaiicinio dcl quc Iicrc dc
lcjos, y yo fui cl ¡rincro cn aconscjar quc sc
a¡lacara al dios. El Airida cnccndiosc cn ira; y,
lcvaniandosc, nc dirigio una ancnaza quc ya sc
Ia cun¡lido. A aquclla los aqucos dc ojos vivos la
conduccn a Crisa cn vclcra navc con ¡rcscnics
¡ara cl dios; y a la Iija dc Drisco, quc los aqucos
nc dicron, unos Icraldos sc la Ian llcvado aIora
nisno dc ni iicnda. Tu, si ¡ucdcs, socorrc a iu
lucn Iijo; vc al Olin¡o y rucga a Zcus, si alguna
vcz llcvasic consuclo a su corazon con ¡alalras o
con olras. MucIas vcccs, Iallandonos cn cl
¡alacio dc ni ¡adrc, oí quc ic glorialas dc Ialcr
cviiado, iu sola cnirc los innorialcs, una
afrcniosa dcsgracia al Cronida, cl dc las sonlrías
¡ulcs, cuando quisicron aiarlo oiros dioscs
olín¡icos, Hcra, Posidon y Palas Aicnca. Tu, oI
diosa, acudisic y lo lilrasic dc las aiaduras,
llanando cn scguida al cs¡acioso Olin¡o al
ccniínano a quicn los dioscs nonlran Driarco y
iodos los Ionlrcs Egcon, cl cual cs su¡crior cn
fucrza a su nisno ¡adrc, y sc scnio cnionccs al
lado dc Zcus, ufano dc su gloria; icnicronlo los
licnavcniurados dioscs y dcsisiicron dcl
aianicnio. Fccucrdasclo, sicniaic a su lado y
alraza sus rodillas. quizas dccida favorcccr a los
iroyanos y acorralar a los aqucos, quc scran
nucrios cnirc las ¡o¡as, ccrca dcl nar; ¡ara quc
iodos disfruicn dc su rcy y con¡rcnda cl
¡odcroso Agancnon Airida la falia quc Ia
conciido no Ionrando al ncjor dc los aqucos.
413 Fcs¡ondiolc cn scguida Tciis,
dcrranando lagrinas.
414 ¡Ay, Iijo nío! ¿Por quc ic Ic criado, si cn
Iora aciaga ic di a luz? ¡Ojala csiuvicras cn las
navcs sin llanio ni ¡cna, ya quc iu vida Ia dc scr
coria, dc no larga duracion! AIora crcs
juniancnic dc lrcvc vida y cl nas inforiunado dc
iodos. Con Iado funcsio ic ¡arí cn cl ¡alacio. Yo
nisna irc al ncvado Olin¡o y Iallarc a Zcus,
quc sc con¡lacc cn lanzar rayos, ¡or si sc dcja
convcnccr. Tu qucdaic cn las navcs dc ligcro
andar, conscrva la colcra conira los aqucos y
alsicnic ¡or cnicro dc conlaiir. Aycr sc narcIo
Zcus al Occano, al ¡aís dc los ¡rolos ciío¡cs,
¡ara asisiir a un lanqucic, y iodos los dioscs lo
siguicron. Dc aquí a docc días volvcra al Olin¡o.
Enionccs acudirc a la norada dc Zcus,
susicniada cn lroncc; lc alrazarc las rodillas, y
cs¡cro quc lograrc ¡crsuadirlo.
428 DicIas csias ¡alalras ¡ariio, dcjando a
Aquilcs con cl corazon irriiado a causa dc la
nujcr dc lclla ciniura quc violcniancnic y conira
su voluniad lc Ialían arrclaiado.
430 En ianio, Uliscs llcgala a Crisa con las
víciinas ¡ara la sagrada Iccaionlc. Cuando
arrilaron al ¡rofundo ¡ucrio, anainaron las
vclas, guardandolas cn la ncgra navc; alaiicron
ra¡idancnic ¡or ncdio dc cucrdas cl nasiil Iasia
la crujía, y llcvaron la navc, a fucrza dc rcnos, al
fondcadcro. EcIaron anclas y aiaron las anarras,
saliaron a la ¡laya, dcscnlarcaron las víciinas
dc la Iccaionlc ¡ara A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos,
y Criscidc salio dc la navc surcadora dcl ¡onio. El
ingcnioso Uliscs llcvo la doncclla al aliar y,
¡onicndola cn nanos dc su ¡adrc, dijo.
442 ¡OI Criscs! Envíanc al rcy dc Ionlrcs,
Agancnon, a iracric la Iija y ofrcccr cn favor dc
los danaos una sagrada Iccaionlc a Fclo, ¡ara
quc a¡laqucnos a csic dios quc ian dc¡lorallcs
nalcs Ia causado a los argivos.
446 Halicndo Iallado así, ¡uso cn sus
nanos la Iija anada, quc aqucl rccilio con
alcgría. Acio coniinuo, ordcnaron la sagrada
Iccaionlc cn iorno dcl licn consiruido aliar,
lavaronsc las nanos y ionaron la nola. Y Criscs
oro cn alia voz y con las nanos lcvaniadas.
451 ¡Óycnc, iu quc llcvas arco dc ¡laia,
¡roicgcs a Crisa y a la divina Cila a in¡cras cn
Tcncdos ¡odcrosancnic! Mc cscucIasic cuando
ic su¡liquc, y, ¡ara Ionrarnc, o¡rinisic
durancnic al cjcrciio aquco; ¡ucs aIora
cun¡lcnc csic voio. ¡Alcja ya dc los danaos la
aloninallc ¡csic!
457 Así dijo rogando, y Fclo A¡olo lo oyo.
HccIa la rogaiiva y cs¡arcida la nola, cogicron
las víciinas ¡or la calcza, quc iiraron Iacia
airas, y las dcgollaron y dcsollaron; cn scguida
coriaron los nuslos, y, dcs¡ucs dc ¡ringarlos con
gordura ¡or uno y oiro lado y dc culrirlos con
irozos dc carnc, cl anciano los ¡uso solrc la lcna
cnccndida y los rocio dc vino iinio. Ccrca dc cl,
unos jovcncs icnían cn las nanos asadorcs dc
cinco ¡unias. Qucnados los nuslos, ¡rolaron
las cniranas, y, dividicndo lo rcsianic cn ¡cdazos
nuy ¡cqucnos, lo airavcsaron con ¡incIos, lo
asaron cuidadosancnic y lo rciiraron dcl fucgo.
Tcrninada la facna y dis¡ucsio cl lanqucic,
conicron, y nadic carccio dc su rcs¡cciiva
¡orcion. Cuando Iulicron saiisfccIo cl dcsco dc
lclcr y dc concr, los nancclos coronaron dc
vino las craicras y lo disiriluycron a iodos los
¡rcscnics dcs¡ucs dc Ialcr ofrccido cn co¡as las
¡rinicias. Y duranic iodo cl día los aqucos
a¡lacaron al dios con cl canio, cnionando un
Icrnoso ¡can a A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos, quc
los oía con cl corazon con¡lacido.
475 Cuando cl sol sc ¡uso y solrcvino la
nocIc, durnicron ccrca dc las anarras dc la
navc. Mas, así quc a¡arccio la Iija dc la nanana,
la Aurora dc rosados dcdos, Iicicronsc a la nar
¡ara volvcr al cs¡acioso can¡ancnio aquco, y
A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos, lcs cnvio ¡ros¡cro
vicnio. Izaron cl nasiil, dcscogicron las vclas, quc
IincIo cl vicnio, y las ¡ur¡urcas olas rcsonalan
cn iorno dc la quilla nicniras la navc corría
siguicndo su runlo. Una vcz llcgados al vasio
can¡ancnio dc los aqucos, sacaron la ncgra
navc a sicrra firnc y la ¡usicron cn alio solrc la
arcna, sosicnicndola con grandcs nadcros. Y
lucgo sc dis¡crsaron ¡or las iicndas y los lajclcs.
488 El Iijo dc Pclco y dcsccndicnic dc Zcus,
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros, scguía irriiado cn
las vclcras navcs, y ni frccucniala cl agora dondc
los varoncs colran fana, ni coo¡crala a la
gucrra; sino quc consunía su corazon,
¡crnanccicndo cn las navcs, y ccIala dc ncnos
la griicría y cl conlaic.
493 Cuando, dcs¡ucs dc aqucl día, a¡arccio
la duodccina aurora, los scn¡iicrnos dioscs
volvicron al Olin¡o con Zcus a la calcza. Tciis no
olvido cnionccs cl cncargo dc su Iijo. salicndo dc
cnirc las olas dcl nar, sulio nuy dc nanana al
gran ciclo y al Olin¡o, y Iallo al largovidcnic
Cronida scniado a¡aric dc los dcnas dioscs cn la
nas alia dc las nucIas cunlrcs dcl nonic.
Aconodosc anic cl, alrazo sus rodillas con la
nano izquicrda, iocolc la larla con la dcrccIa y
dirigio csia su¡lica al solcrano Zcus Cronion.
503 ¡Padrc Zcus! Si alguna vcz ic fui uiil
cnirc los innorialcs con ¡alalras a olras,
cun¡lcnc csic voio. Honra a ni Iijo, cl Icroc dc
nas lrcvc vida, ¡ucs cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon, lo Ia ulirajado, arrclaiandolc la
rccon¡cnsa quc iodavía rciicnc. Vcngalo iu,
¡rovido Zcus Olín¡ico, conccdicndo la vicioria a
los iroyanos Iasia quc los aqucos dcn
saiisfaccion a ni Iijo y lo colncn dc Ionorcs.
511 Así dijo. Zcus, quc anoniona las nulcs,
nada conicsio guardando silcncio un lucn raio.
Pcro Tciis, quc scguía cono cuando alrazo sus
rodillas, lc su¡lico dc nucvo.
514 Proncicnclo clarancnic, asiniicndo, o
nicganclo ¡ucs cn ii no calc cl icnor ¡ara quc
sc¡a cuan dcs¡rcciada soy cnirc iodas las
dcidadcs.
517 Zcus, quc anoniona las nulcs, díjolc
afligidísino.
518 ¡Funcsias accioncs! Pucs Iaras quc nc
nalquisic con Hcra, cuando nc zaIicra con
injuriosas ¡alalras. Sin noiivo nc rinc sicn¡rc
anic los innorialcs dioscs, ¡orquc dicc quc cn las
laiallas favorczco a los iroyanos. Pcro aIora vcic,
no sca quc Hcra advicria algo; yo nc cuidarc dc
quc csio sc cun¡la. Y si lo dcscas, ic Iarc con la
calcza la scnal dc ascniinicnio ¡ara quc icngas
confianza. Ésic cs cl signo nas scguro,
irrcvocallc y vcraz ¡ara los innorialcs; y no dcja
dc cfcciuarsc aqucllo a quc asicnio con la calcza.
528 Dijo cl Cronida, y lajo las ncgras ccjas
cn scnal dc ascniinicnio; los divinos calcllos sc
agiiaron cn la calcza dcl solcrano innorial, y a
su inilujo csircncciosc cl dilaiado Olin¡o.
531 Dcs¡ucs dc dclilcrar así, sc sc¡araron.
clla salio al ¡rofundo nar dcsdc cl
rcs¡landccicnic Olin¡o, y Zcus volvio a su
¡alacio. Todos los dioscs sc lcvaniaron al vcr a su
¡adrc, y ninguno aguardo quc llcgara, sino quc
iodos salicron a su cncucniro. Scniosc Zcus cn cl
irono; y Hcra, quc, ¡or Ialcrlo visio, no ignorala
quc Tciis, la dc argcnicos ¡ics, Iija dcl anciano
dcl nar, con cl Ialía dc¡ariido, dirigio al
noncnio injuriosas ¡alalras a Zcus Cronida.
540 ¿Cual dc las dcidadcs, oI doloso, Ia
convcrsado coniigo? Sicn¡rc ic cs graio, cuando
csias lcjos dc ní, ¡cnsar y rcsolvcr algo
sccrciancnic, y janas ic Ias dignado dccirnc
una sola ¡alalra dc io quc acucrdas.
544 Fcs¡ondiolc cl ¡adrc dc los Ionlrcs y dc
los dioscs.
545 ¡Hcra! No cs¡crcs conoccr iodas nis
dccisioncs, ¡ucs ic rcsuliara difícil aun sicndo ni
cs¡osa. Lo quc ¡ucda dccirsc, ningun dios ni
Ionlrc lo salra anics quc iu; ¡cro lo quc quicra
rcsolvcr sin coniar con los dioscs, no lo ¡rcgunics
ni ¡rocurcs avcriguarlo.
551 Fc¡lico cn scguida Hcra vcncranda, la dc
ojos dc novilla.
552 ¡Tcrrililísino Cronida, quc ¡alalras
¡rofcrisic! No scra nucIo lo quc ic Iaya
¡rcguniado o qucrido avcriguar, ¡ucsio quc nuy
iranquilo ncdiias cuanio ic ¡lacc. Mas aIora
nucIo rcccla ni corazon quc ic Iaya scducido
Tciis, la dc argcnicos ¡ics, Iija dcl anciano dcl
nar. A1 anancccr cl día scniosc ccrca dc ii y
alrazo ius rodillas; y ¡icnso quc lc Ialras
¡ronciido, asiniicndo, Ionrar a Aquilcs y causar
gran naianza junio a las navcs aqucas.
560 Y conicsiandolc, Zcus, quc anoniona las
nulcs, lc dijo.
561 ¡AI, dcsdicIada! Sicn¡rc sos¡ccIas y dc
ii no nc oculio. Nada, cn¡cro, ¡odras conscguir
sino alcjaric dc ni corazon; lo cual iodavía ic scra
nas duro. Si cs cicrio lo quc sos¡ccIas, así dclc
dc scrnc graio. Pcro sicniaic cn silcncio y
olcdccc nis ¡alalras. No sca quc no ic valgan
cuanios dioscs Iay cn cl Olin¡o, accrcandosc a
ii, cuando ic ¡onga cncina nis invicias nanos.
569 Así dijo. Tcnio Hcra vcncranda, la dc
ojos dc novilla, y, rcfrcnando cl corajc, scniosc cn
silcncio. Indignaronsc cn cl ¡alacio dc Zcus los
dioscs cclcsiialcs. Y Hcfcsio, cl ilusirc ariíficc,
concnzo a arcngarlos ¡ara consolar a su nadrc
Hcra, la dc los nívcos lrazos.
573 Funcsio a inso¡oriallc scra lo quc
ocurra, si vosoiros dis¡uiais así ¡or los norialcs
y ¡ronovcis alloroios cnirc los dioscs; ni siquicra
cn cl lanqucic sc Iallara ¡laccr alguno, ¡orquc
¡rcvalccc lo ¡cor. Yo aconscjo a ni nadrc,
aunquc ya clla iicnc juicio, quc olscquic al ¡adrc
qucrido, a Zcus, ¡ara quc no vuclva a rcnirla y a
iurlarnos cl fcsiín. Pucs, si cl Olín¡ico
fulninador quicrc ccIarnos dcl asicnio... nos
avcniaja nucIo cn ¡odcr. Pcro Ialagalo con
¡alalras carinosas y cn scguida cl Olín¡ico nos
scra ¡ro¡icio.
584 Dc csic nodo Iallo y, ionando una co¡a
dc dollc asa, ofrcciola a su nadrc, dicicndo.
586 Sufrc, nadrc nía, y so¡orialo iodo,
aunquc csics afligida; quc a ii, ian qucrida, no lo
vcan nis ojos a¡alcada sin quc ¡ucda socorrcric,
¡orquc cs difícil conirarrcsiar al Olín¡ico. Ya oira
vcz quc quisc dcfcndcric nc asio ¡or cl ¡ic y nc
arrojo dc los divinos unlralcs. Todo cl día fui
rodando y a la ¡ucsia dcl sol caí cn Lcnnos. Un
¡oco dc vida nc qucdala y los siniics nc
rccogicron ian ¡ronio cono Iulc caído.
595 Así dijo. Sonriosc Hcra, la diosa dc los
nívcos lrazos; y, sonricnic aun, iono la co¡a quc
su Iijo lc ¡rcscniala. Hcfcsio sc ¡uso a cscanciar
dulcc ncciar ¡ara las oiras dcidadcs, sacandolo
dc la craicra; y una risa inc×iinguillc sc alzo
cnirc los licnavcniurados dioscs vicndo con quc
afan los scrvía cn cl ¡alacio.
601 Todo cl día, Iasia la ¡ucsia dcl sol,
cclclraron cl fcsiín; y nadic carccio dc su
rcs¡cciiva ¡orcion, ni falio la Icrnosa cíiara quc
ianía A¡olo, ni las Musas quc con linda voz
canialan alicrnando.
605 Mas, cuando la fulgida luz dcl sol llcgo al
ocaso, los dioscs fucron a rccogcrsc a sus
rcs¡cciivos ¡alacios, quc Ialía consiruido
Hcfcsio, cl ilusirc cojo dc anlos ¡ics, con salia
inicligcncia. Zcus olín¡ico, fulninador, sc
cncanino al lccIo dondc acosiunlrala dornir
cuando cl dulcc sucno lc vcncía. Sulio y
acosiosc; y a su lado dcscanso Hcra, la dc aurco
irono.

CANTO II*
Sueno BeocIa o catáIogo de Ias naves

¯ Para cun¡lir io ¡ronciido a Tciis,
Zcus cnvía un cngadoso sucno a
Agancnon, y lc aconscja quc
lcvanic cl can¡ancnio y rcgrcsc a
casa; Agancnon convoca cl conscjo
dc los jcfcs y lucgo la asanllca
gcncral dc iodos los gucrrcros, quc
acc¡ian la ¡ro¡ucsia, ¡or lo quc
Agancnon (lajo la inciiacion dc
Aicnca} dclc inicrvcnir ¡ara
insuflar corajc y lucnas cs¡cranzas
a los aqucos. Dcs¡ucs dc varios
incidcnics y dc cnuncrar cuanios
¡ucllos fornalan los cjcrciios
gricgo y iroyano, succdcnsc ircs
grandcs laiallas.

1 Las dcnas dcidadcs y los Ionlrcs quc cn
carros conlaicn, durnicron ioda la nocIc; ¡cro
Zcus no ¡rolo las dulzuras dcl sucno, ¡orquc su
ncnic luscala cl ncdio dc Ionrar a Aquilcs y
causar gran naianza junio a las navcs aqucas. Al
fin crcyo quc lo ncjor scría cnviar un ¡crnicioso
sucno al Airida Agancnon; y, Iallandolc,
¡ronuncio csias aladas ¡alalras.
8 Anda, vc, ¡crnicioso Sucno, cncanínaic a
las vclcras navcs aqucas, iniroduccic cn la iicnda
dc Agancnon Airida, y dilc cuidadosancnic lo
quc voy a cncargaric. Ordcnalc quc arnc a los
nclcnudos aqucos y saquc ioda la Iucsic. aIora
¡odría ionar a Troya, la ciudad dc ancIas callcs,
¡ucs los innorialcs quc ¡osccn olín¡icos
¡alacios ya no csian discordcs, ¡or Ialcrlos
¡crsuadido Hcra con sus rucgos, y una scric dc
inforiunios ancnaza a los iroyanos.
16 Así dijo. Pariio cl Sucno al oír cl nandaio,
llcgo cn un insianic a las vclcras navcs aqucas, y,
Iallando dornido cn su iicnda al Airida
Agancnon alrcdcdor dcl Icroc Ialíasc difundido
cl sucno innorial, ¡usosc solrc su calcza, y
iono la figura dc Ncsior, Iijo dc Nclco, quc cra cl
anciano a quicn aqucl nas Ionrala. Así
iransfigurado, dijo cl divino Sucno.
23 ¿Ducrncs, Iijo dcl lclicoso Airco,
donador dc calallos? No dclc dornir ioda la
nocIc cl ¡rínci¡c a quicn sc Ian confiado los
gucrrcros y a cuyo cargo sc Iallan ianias cosas.
AIora aiicndcnc cn scguida, ¡ucs vcngo cono
ncnsajcro dc Zcus; cl cual, aun csiando lcjos, sc
inicrcsa nucIo ¡or ii y ic con¡adccc. Arnar ic
ordcna a los nclcnudos aqucos y sacar ioda la
Iucsic. aIora ¡odrías ionar Troya, la ciudad dc
ancIas callcs, ¡ucs los innorialcs quc ¡osccn
olín¡icos ¡alacios ya no csian discordcs, ¡or
Ialcrlos ¡crsuadido Hcra con sus rucgos, y una
scric dc inforiunios ancnaza a los iroyanos ¡or la
voluniad dc Zcus. Crala nis ¡alalras cn iu
ncnoria, ¡ara quc no las olvidcs cuando cl dulcc
sucno io dcsan¡arc.
35 Así Ialicndo Iallado, sc fuc y dcjo a
Agancnon rcvolvicndo cn su anino lo quc no
dclía cun¡lirsc. Figuralasc quc ila a ionar la
ciudad dc Troya aqucl nisno día. ¡Inscnsaio! No
salía lo quc iranala Zcus, quicn Ialía dc causar
nucvos nalcs y llanio a los iroyanos y a los
danaos ¡or ncdio dc icrrillcs ¡clcas. Cuando
dcs¡crio, la voz divina rcsonala aun cn iorno
suyo. Incor¡orosc, y, Ialicndosc scniado, visiio
la iunica fina, Icrnosa, nucva; sc ccIo cl gran
nanio, calzo sus níiidos ¡ics con lcllas sandalias
y colgo dcl Ionlro la cs¡ada guarnccida con
clavazon dc ¡laia. Tono cl in¡crcccdcro cciro dc
su ¡adrc y sc cncanino Iacia las navcs dc los
aqucos, dc lroncíncas corazas.
48 Sulía la diosa Aurora al vasio Olin¡o
¡ara anunciar cl día a Zcus y a los dcnas
innorialcs, cuando Agancnon ordcno quc los
Icraldos dc voz sonora convocaran al agora a los
nclcnudos aqucos. Convocaronlos aqucllos, y
csios sc rcunicron cn scguida.
53 Pcro cclclrosc anics un conscjo dc
nagnaninos ¡roccrcs junio a la navc dcl rcy
Ncsior, naiural dc Pilos. Agancnon los llano ¡ara
Iaccrlcs una discrcia consulia.
56 ¡Oíd, anigos! Dornía duranic la nocIc
innorial, cuando sc nc accrco un Sucno divino
nuy scncjanic al ilusirc Ncsior cn la forna,
csiaiura y naiural. Pusosc solrc ni calcza y
¡rofirio csias ¡alalras. «¿Ducrncs, Iijo dcl
lclicoso Airco, donador dc calallos? No dclc
dornir ioda la nocIc cl ¡rínci¡c a quicn sc Ian
confiado los gucrrcros y a cuyo cargo sc Iallan
ianias cosas. AIora aiicndcnc cn scguida, ¡ucs
vcngo cono ncnsajcro dc Zcus; cl cual, aun
csiando lcjos, sc inicrcsa nucIo ¡or ii y ic
con¡adccc. Arnar ic ordcna a los nclcnudos
aqucos y sacar ioda la Iucsic. aIora ¡odrías
ionar Troya, la ciudad dc ancIas callcs, ¡ucs los
innorialcs quc ¡osccn olín¡icos ¡alacios ya no
csian discordcs, ¡or Ialcrlos ¡crsuadido Hcra
con sus rucgos, y una scric dc inforiunios
ancnaza a los iroyanos ¡or la voluniad dc Zcus.
Crala nis ¡alalras cn iu ncnoria.» Halicndo
Iallado así, fucsc volando, y cl dulcc sucno nc
dcsan¡aro. Mas, ca, vcanos cono ¡odrcnos
conscguir quc los aqucos ioncn las arnas. Para
¡rolarlos cono cs dclido, lcs aconscjarc quc
Iuyan cn las navcs dc nucIos lancos; y
vosoiros, Iallandolcs unos ¡or un lado y oiros
¡or cl o¡ucsio, ¡rocurad dcicncrlos.
76 Halicndosc cסrcsado cn csios icrninos,
sc scnio. Scguidancnic lcvaniosc Ncsior, quc cra
rcy dc la arcnosa Pilos, y lcncvolo lcs arcngo
dicicndo.
79 ¡OI anigos, ca¡iiancs y ¡rínci¡cs dc los
argivos! Si algun oiro aquco nos rcfiricsc cl
sucno, ic crccríanos falso y dcsconfiaríanos aun
nas; ¡cro lo Ia icnido quicn sc gloría dc scr cl
nas ¡odcroso dc los aqucos. Ea, vcanos cono
¡odrcnos conscguir quc los aqucos ioncn las
arnas.
84 Halicndo Iallado así, fuc cl ¡rincro cn
salir dcl conscjo. Los rcycs ¡oriadorcs dc cciro sc
lcvaniaron, olcdccicndo al ¡asior dc Ionlrcs, y
la gcnic dcl ¡ucllo acudio ¡rcsurosa. Cono dc la
Icndcdura dc un ¡cnasco salcn sin ccsar
cnjanlrcs co¡iosos dc alcjas quc vuclan
arracinadas solrc las florcs ¡rinavcralcs y unas
rcvoloican a csic lado y oiras a aqucl; así las
nuncrosas fanilias dc gucrrcros narcIalan cn
gru¡os, ¡or la laja rilcra, dcsdc las navcs y
iicndas al agora. En ncdio, la Fana, ncnsajcra
dc Zcus, cnardccida, los insiigala a quc
acudicran, y cllos sc ilan rcunicndo. Agiiosc cl
agora, ginio la iicrra y sc ¡rodujo iunulio,
nicniras los Ionlrcs ionaron siiio. Nucvc
Icraldos dalan voccs ¡ara quc callaran y oycran
a los rcycs, alunnos dc Zcus. Scniaronsc al fin,
aunquc con dificuliad, y cnnudccicron ian
¡ronio cono ocu¡aron los asicnios. Enionccs sc
lcvanio cl rcy Agancnon, cn¡unando cl cciro quc
Hcfcsio Iizo ¡ara cl solcrano Zcus Cronion csic
lo dio al ncnsajcro Argicida; Hcrncs lo rcgalo al
c×cclcnic jincic Pclo¡c, quicn, a su vcz, lo cnircgo
a Airco, ¡asior dc Ionlrcs; Airco al norir lo lcgo
a Ticsics, rico cn ganado, y Ticsics lo dcjo a
Agancnon ¡ara quc rcinara cn nucIas islas y cn
iodo cl ¡aís dc Argos, y, dcscansando cl rcy solrc
cl arrino dcl cciro, Iallo así a los argivos.
110 ¡OI anigos, Icrocs danaos, ninisiros dc
Arcs! En gravc inforiunio cnvolvionc Zcus
Cronida. ¡Crucl! Mc ¡ronciio y ascguro quc no
nc iría sin dcsiruir la licn nurada Ilio, y iodo Ia
sido funcsio cngano; ¡ucs aIora nc ordcna
rcgrcsar a Argos, sin gloria, dcs¡ucs dc Ialcr
¡crdido ianios Ionlrcs. Así dclc dc scr graio al
¡rc¡oicnic Zcus, quc Ia dcsiruido las forialczas
dc nucIas ciudadcs y aun dcsiruira oiras ¡orquc
su ¡odcr cs inncnso. Vcrgonzoso scra ¡ara
nosoiros quc llcgucn a salcrlo los Ionlrcs dc
nanana. ¡Un cjcrciio aquco ial y ian grandc
Iaccr una gucrra vana a incficaz! ¡Conlaiir
conira un nuncro ncnor dc Ionlrcs y no
salcrsc aun cuando la coniicnda icndra fin!
Pucs, si aqucos y iroyanos, jurando la ¡az,
quisicranos coniarnos, y rcunidos cuanios
iroyanos Iay cn sus Iogarcs y agru¡ados
nosoiros los aqucos cn dccadas, cada una dc
csias cligicra un iroyano ¡ara quc cscanciara cl
vino, nucIas dccadas sc qucdarían sin
cscanciador. ¡En ianio digo quc su¡cran los
aqucos a los iroyanos quc cn la ciudad noran!
Pcro Ian vcnido cn su ayuda Ionlrcs dc nucIas
ciudadcs, quc salcn llandir la lanza, nc a¡arian
dc ni inicnio y no nc ¡crniicn, cono quisicra,
ionar la ¡o¡ulosa ciudad dc Ilio. Nucvc anos dcl
gran Zcus iranscurricron ya; los nadcros dc las
navcs sc Ian ¡odrido y las cucrdas csian
dcsIccIas; nucsiras cs¡osas a Iijiios nos
aguardan cn los ¡alacios; y aun no Icnos dado
cina a la cn¡rcsa ¡ara la cual vininos. Ea,
¡roccdanos iodos cono voy a dccir. Huyanos cn
las navcs a nucsira ¡airia iicrra, ¡ucs ya no
ionarcnos Troya, la dc ancIas callcs.
142 Así dijo; y a iodos los quc no Ialían
asisiido al conscjo sc lcs connovio cl corazon cn
cl ¡ccIo. Agiiosc cl agora cono las grandcs olas
quc cn cl nar Icario lcvanian cl Euro y cl Noio
caycndo in¡ciuosos dc las nulcs anonionadas
¡or cl ¡adrc Zcus. Cono cl Ccfiro nucvc con
violcnio so¡lo un crccido irigal y sc cicrnc solrc
las cs¡igas, dc igual nancra sc novio ioda cl
agora. Con gran griicría y lcvaniando nulcs dc
¡olvo, corrcn Iacia los lajclcs; c×Ioriansc a iirar
dc cllos ¡ara ccIarlos al nar divino; lin¡ian los
canalcs; quiian los so¡orics, y cl voccrío dc los
quc sc dis¡oncn a volvcr a la ¡airia llcga Iasia cl
ciclo.
155 Y cfcciuarasc cnionccs, anics dc lo
dis¡ucsio ¡or cl dcsiino, cl rcgrcso dc los argivos,
si Hcra no Iulicsc dicIo a Aicnca.
157 ¡OI dioscs! ¡Hija dc Zcus, quc llcva la
cgida! ¡Indoniia! ¿Huiran los argivos a sus casas,
a su ¡airia iicrra ¡or cl ancIo dorso dcl nar, y
dcjaran cono irofco a Príano y a los iroyanos la
argiva Hclcna, ¡or la cual ianios aqucos
¡crccicron cn Troya, lcjos dc su ¡airia? Vc cn
scguida al cjcrciio dc los aqucos dc lroncíncas
corazas, dcicn con suavcs ¡alalras a cada
gucrrcro y no ¡crniias quc ccIcn al nar los
corvos lajclcs.
166 Así Iallo. Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza, no fuc dcsolcdicnic. Dajando cn raudo
vuclo dc las cunlrcs dcl Olin¡o llcgo ¡rcsio a las
vcloccs navcs aqucas y Iallo a Uliscs, igual a
Zcus cn ¡rudcncia, quc ¡crnanccía innovil y sin
iocar la ncgra navc dc nucIos lancos, ¡orquc cl
¡csar lc llcgala al corazon y al alna. Y
¡onicndosc a su lado, díjolc Aicnca, la dc ojos dc
lccIuza.
173 ¡Lacriíada, dcl linajc dc Zcus! ¡Uliscs,
fccundo cn ardidcs! ¿Así, ¡ucs, Iuircis a vucsiras
casas, a la ¡airia iicrra, cnlarcados cn las navcs
dc nucIos lancos, y dcjarcis cono irofco a
Príano y a los iroyanos la argiva Hclcna, ¡or la
cual ianios aqucos ¡crccicron cn Troya, lcjos dc
su ¡airia? Vc cn scguida al cjcrciio dc los aqucos
y no ccjcs. dcicn con suavcs ¡alalras a cada
gucrrcro y no ¡crniias quc ccIcn al nar los
corvos lajclcs.
182 Así dijo. Uliscs conocio la voz dc la diosa
cn cuanio lc Iallo; iiro cl nanio, quc rccogio cl
Icraldo Eurílaics dc Íiaca, quc lo acon¡anala;
corrio Iacia cl Airida Agancnon, ¡ara quc lc
dicra cl in¡crcccdcro cciro ¡aicrno; y, con csic
cn la nano, cndcrczo a las navcs dc los aqucos,
dc lroncíncas corazas.
188 Cuando cnconirala a un rcy o a un
ca¡iian c×inio, ¡aralasc y lo dcicnía con suavcs
¡alalras.
190 ¡Ilusirc! No cs digno dc ii icnllar cono
un colardc. Dcicnic y Iaz quc los dcnas sc
dcicngan ianlicn. Aun no conoccs clarancnic la
inicncion dcl Airida. aIora nos ¡rucla, y ¡ronio
casiigara a los aqucos. En cl conscjo no iodos
con¡rcndinos lo quc dijo. No sca quc,
irriiandosc, naliraic a los aqucos; la colcra dc los
rcycs, alunnos dc Zcus, cs icrrillc, ¡orquc su
dignidad ¡roccdc dcl ¡rovido Zcus y csic los ana.
198 Cuando cnconirala a un Ionlrc dcl
¡ucllo griiando, dalalc con cl cciro y lo
incrc¡ala dc csia nancra.
200 ¡DcsdicIado! Esiaic quicio y cscucIa a
los quc ic avcniajan cn lravura; iu, dclil a inc¡io
¡ara la gucrra, no crcs csiinado ni cn cl conlaic
ni cn cl conscjo. Aquí no iodos los aqucos
¡odcnos scr rcycs; no cs un licn la solcranía dc
nucIos; uno solo sca ¡rínci¡c, uno solo rcy.
aqucl a quicn cl Iijo dcl aricro Crono Ia dado
cciro y lcycs ¡ara quc rcinc solrc nosoiros.
207 Así Uliscs, aciuando cono su¡rcno jcfc,
in¡onía su voluniad al cjcrciio; y cllos sc
a¡rcsuralan a volvcr dc las iicndas y navcs al
agora, con gran voccrío, cono cuando cl olcajc dcl
csirucndoso nar lrana cn la ¡laya ancIurosa y
cl ¡onio rcsucna.
211 Todos sc scniaron y ¡crnanccicron
quicios cn su siiio, a c×cc¡cion dc Tcrsiics, quc,
sin ¡oncr frcno a la lcngua, alloroiala. Ésc salía
nucIas ¡alalras groscras ¡ara dis¡uiar
icncrariancnic, no dc un nodo dccoroso, con los
rcycs, y lo quc a cl lc ¡arccicra Iaccrlo ridículo
¡ara los argivos. Fuc cl Ionlrc nas fco quc llcgo
a Troya, ¡ucs cra lizco y cojo dc un ¡ic; sus
Ionlros corcovados sc coniraían solrc cl ¡ccIo,
y icnía la calcza ¡uniiaguda y culicria ¡or rala
calcllcra. Alorrccíanlo dc un nodo cs¡ccial
Aquilcs y Uliscs, a quicncs zaIcría; y cnionccs,
dando csiridcnics voccs, dccía o¡rolios al divino
Agancnon. Y ¡or nas quc los aqucos sc
indignalan a irriialan nucIo conira cl, scguía
incrc¡andolo a voz cn griio.
225 ¡Airida! ¿Dc quc ic qucjas o dc quc
carcccs? Tus iicndas csian rc¡lcias dc lroncc y
cn cllas iicncs nucIas y cscogidas nujcrcs quc
los aqucos ic ofrcccnos anics quc a nadic cuando
ionanos alguna ciudad. ¿Ncccsiias, acaso, cl oro
quc alguno dc los iroyanos, donadorcs dc
calallos, ic iraiga dc Ilio ¡ara rcdinir al Iijo quc
yo a oiro aquco Iaya IccIo ¡risioncro? ¿O, ¡or
vcniura, una jovcn con quicn ic junic cl anor y
quc iu solo ¡oscas? No cs jusio quc, sicndo cl
caudillo, ocasioncs ianios nalcs a los aqucos.
¡OI colardcs, Ionlrcs sin dignidad, aqucas nas
licn quc aqucos! Volvanos cn las navcs a la
¡airia y dcjcnoslo aquí, cn Troya, ¡ara quc
dcvorc cl loiín y sc¡a si lc sirvc o no nucsira
ayuda; ya quc Ia ofcndido a Aquilcs, varon nuy
su¡crior, arrclaiandolc la rccon¡cnsa quc
iodavía rciicnc. Poca colcra sicnic Aquilcs cn su
¡ccIo y cs grandc su indolcncia; si no fucra así,
Airida, csic scría iu uliino ulirajc.
243 Talcs ¡alalras dijo Tcrsiics, zaIiricndo a
Agancnon, ¡asior dc Ionlrcs. En scguida cl
divino Uliscs sc dciuvo a su lado; y nirandolo con
iorva faz, lo incrc¡o durancnic.
246 ¡Tcrsiics ¡arlcro! Aunquc scas orador
facundo, calla y no quicras iu solo dis¡uiar con
los rcycs. No crco quc Iaya un Ionlrc ¡cor quc
iu cnirc cuanios Ian vcnido a Ilio con los Airidas.
Por ianio, no ioncs cn loca a los rcycs, ni los
injurics, ni ¡icnscs cn cl rcgrcso. No salcnos
aun con ccricza cono csio acalara y si la vuclia
dc los aqucos scra fcliz o dcsgraciada. Mas iu
dcnucsias al Airida Agancnon, ¡orquc los Icrocs
danaos lc dan nucIas cosas; ¡or csio lo zaIicrcs.
Lo quc voy a dccir sc cun¡lira. Si vuclvo a
cnconiraric dclirando cono aIora, no conscrvc
Uliscs la calcza solrc los Ionlros, ni sca
llanado ¡adrc dc Tclcnaco, si no ic ccIo nano,
ic dcs¡ojo dcl vcsiido (cl nanio y la iunica quc
culrcn ius ¡arics vcrcndas} y ic cnvío lloroso dcl
agora a las vclcras navcs dcs¡ucs dc casiigaric
con afrcniosos azoics.
265 Así, ¡ucs, dijo, y con cl cciro diolc un
gol¡c cn la cs¡alda y los Ionlros. Tcrsiics sc
cncorvo, nicniras una grucsa lagrina caía dc sus
ojos y un crucnio cardcnal a¡arccía cn su
cs¡alda dclajo dcl aurco cciro. Scniosc, iurlado
y dolorido; niro a iodos con airc dc sin¡lc, y sc
cnjugo las lagrinas. Ellos, aunquc afligidos,
ricron con gusio y no falio quicn dijcra a su
vccino.
272 ¡OI dioscs! MucIas cosas lucnas Iizo
Uliscs, ya dando conscjos saludallcs, ya
¡rc¡arando la gucrra; ¡cro csio cs lo ncjor quc
Ia cjccuiado cnirc los argivos. Iaccr callar al
insolcnic cIarlaian, cuyo anino osado no lo
in¡ulsara cn lo succsivo a zaIcrir con injuriosas
¡alalras a los rcycs.
278 Así Iallala la nuliiiud. Lcvaniosc
Uliscs, asolador dc ciudadcs, con cl cciro cn la
nano (Aicnca, la dc ojos dc lccIuza, quc,
iransfigurada cn Icraldo, junio a cl csiala,
in¡uso silcncio ¡ara quc iodos los aqucos, dcsdc
los ¡rincros Iasia los uliinos, oycran su
discurso y ncdiiaran sus conscjos}, y lcncvolo
los arcngo dicicndo.
284 ¡Airida! Los aqucos, oI rcy, quicrcn
culriric dc laldon anic iodos los norialcs dc voz
ariiculada y no cun¡lcn lo quc ic ¡ronciicron al
vcnir dc Argos, criador dc calallos. quc no ic irías
sin dcsiruir la licn nurada Ilio. Cual si fucscn
ninos o viudas, sc lancnian unos con oiros y
dcscan rcgrcsar a su casa. Y cs, cn vcrdad,
¡cnoso quc Iayanos dc volvcr afligidos. Cicrio
quc cualquicra sc in¡acicnia al ncs dc csiar
sc¡arado dc su nujcr, cuando vc dcicnida su
navc dc nucIos lancos ¡or las lorrascas
invcrnalcs y cl nar alloroiado; y nosoiros Iacc
ya nucvc anos, con cl ¡rcscncc, quc aquí
¡crnancccnos. No nc cnojo, ¡ucs, ¡orquc los
aqucos sc in¡acicnicn junio a las concavas
navcs; ¡cro scría locIornoso Ialcr csiado aquí
ianio iicn¡o y volvcrnos sin conscguir nucsiro
¡ro¡osiio. Tcncd ¡acicncia, anigos, y aguardad
un ¡oco nas, ¡ara quc sc¡anos si fuc vcrídica la
¡rcdiccion dc Calcanic. Dicn gralada la icncnos
cn la ncnoria, y iodos vosoiros, los quc no
Ialcis sido arrclaiados día iras día ¡or las
¡arcas dc la nucric, sois icsiigos dc lo quc
ocurrio cn Áulidc cuando sc rcunicron las navcs
aqucas quc canios nalcs Ialían dc iracr a
Príano y a los iroyanos. En sacros aliarcs
innolalanos Iccaionlcs ¡crfccias a los
innorialcs, junio a una fucnic y a la sonlra dc
un Icrnoso ¡laiano a cuyo ¡ic nanala agua
crisialina. Allí sc nos ofrccio un gran ¡oricnio. Un
Iorrillc dragon dc roja cs¡alda, quc cl nisno
Olín¡ico sacara a la luz, salio dc dclajo dcl aliar
al ¡laiano. En la rana cincra dc csic Iallalansc
los Iijuclos rccicn nacidos dc un avc, quc
ncdrosos sc acurrucalan dclajo dc las Iojas;
cran ocIo, y, con la nadrc quc los ¡ario, nucvc.
El dragon dcvoro a los ¡ajarillos, quc ¡ialan
lasiincrancnic; la nadrc rcvolcala cn iorno dc
sus Iijos qucjandosc, y aqucl volviosc y la cogio
¡or cl ala, nicniras clla cIillala. Dcs¡ucs quc cl
dragon sc Iulo conido al avc y a los ¡olluclos, cl
dios quc lo Ialía nosirado olro cn cl un
¡rodigio. cl Iijo dcl aricro Crono iransfornolo cn
¡icdra, y nosoiros, innovilcs, adniralanos lo
quc ocurría. Dc csic nodo, las grandcs y
¡oricniosas accioncs dc los dioscs inicrrun¡icron
las Iccaionlcs. Y cn scguida Calcanic,
vaiicinando, c×clano. «¿Por quc cnnudcccis,
nclcnudos aqucos? El ¡rovido Zcus cs quicn nos
nucsira csc ¡rodigio grandc, iardío, dc lcjano
cun¡linicnio, ¡cro cuya gloria janas ¡crcccra.
Cono cl dragon dcvoro a los ¡olluclos dcl avc y al
avc nisna, los cualcs cran ocIo, y, con la nadrc
quc los dio a luz, nucvc, así nosoiros
conlaiircnos allí igual nuncro dc anos, y al
dccino ionarcnos la ciudad dc ancIas callcs.»
Tal fuc lo quc dijo y iodo sc va cun¡licndo. ¡Ea,
aqucos dc Icrnosas grclas, qucdaos iodos Iasia
quc ioncnos la gran ciudad dc Príano!
333 Así Iallo. Los argivos, con agudos griios
quc Iacían rciunlar Iorrillcncnic las navcs,
a¡laudicron cl discurso dcl divino Uliscs. Y
Ncsior, calallcro gcrcnio, los arcngo dicicndo.
337 ¡OI dioscs! Hallais cono ninos cIiquiios
quc no csian cjcrciiados cn los lclicos iralajos.
¿Quc cs dc nucsiros convcnios y jurancnios? ¿Sc
fucron, ¡ucs, cn Iuno los conscjos, los afancs dc
los gucrrcros, los ¡acios consagrados con
lilacioncs dc vino ¡uro y los a¡rcioncs dc nanos
cn quc confialanos? Nos cnircicncnos cn
conicndcr con ¡alalras y sin noiivo, y cn ian
largo cs¡acio no Icnos ¡odido cnconirar un
ncdio cficaz ¡ara conscguir nucsiro inicnio.
¡Airida! Tu, cono sicn¡rc, nanda con firnc
dccision a los argivos cn cl duro conlaic y dcja
quc sc consunan uno o dos quc cn discordancia
con los dcnas aqucos dcscan, aunquc no
lograran su ¡ro¡osiio, rcgrcsar a Argos anics dc
salcr si fuc o no falsa la ¡roncsa dc Zcus, quc
llcva la cgida. Pucs yo os ascguro quc cl
¡rc¡oicnic Cronida nos ¡rcsio su ascniinicnio,
rclan¡agucando ¡or cl dicsiro lado y
Iacicndonos favorallcs scnalcs, cl día cn quc los
argivos sc cnlarcaron cn las navcs dc ligcro
andar ¡ara iracr a los iroyanos la nucric y cl
dcsiino. Nadic, ¡ucs, sc dc ¡risa ¡or volvcr a su
casa, Iasia Ialcr dornido con la cs¡osa dc un
iroyano y Ialcr vcngado la Iuida y los gcnidos
dc Hclcna. Y si alguno ianio anIclarc cl rcgrcso,
ioquc la ncgra navc dc nucIos lancos ¡ara quc
dclanic dc iodos sca nucrio y cun¡la su dcsiino.
¡OI rcy! No dcjcs dc ¡cnsar iu nisno y siguc
ianlicn los conscjos quc nosoiros lo danos. No
cs dcs¡rcciallc lo quc voy a dcciric. Agru¡a a los
Ionlrcs, oI Agancnon, ¡or irilus y fanilias,
¡ara quc una irilu ayudc a oira irilu y una
fanilia a oira fanilia. Si así lo Iicicrcs y lo
olcdccicrcn los aqucos, salras ¡ronio cualcs
jcfcs y soldados son colardcs y cualcs valcrosos,
¡ucs ¡clcaran disiiniancnic; y conoccras si no
¡ucdcs ionar la ciudad ¡or la voluniad dc los
dioscs o ¡or la colardía dc ius Ionlrcs y su
in¡cricia cn la gucrra.
369 Y, rcs¡ondicndolc, cl rcy Agancnon lc
dijo.
370 Dc nucvo, oI anciano, su¡cras cn cl
agora a los aqucos iodos. Ojala, ¡¡adrc Zcus,
Aicnca, A¡olo!, iuvicra yo cnirc los aqucos dicz
conscjcros scncjanics; cnionccs la ciudad dcl rcy
Príano scría ¡ronio ionada y dcsiruida ¡or
nucsiras nanos. Pcro Zcus Cronida, quc llcva la
cgida, nc cnvía ¡cnas, cnrcdandonc cn inuiilcs
dis¡uias y rinas. Aquilcs y yo ¡clcanos con
cnconiradas razoncs ¡or una jovcn, y fui cl
¡rincro cn irriiarnc; si anlos ¡roccdicranos dc
acucrdo, no sc difcriría ni un solo noncnio la
ruina dc los iroyanos. AIora, id a concr ¡ara quc
lucgo iralcnos cl conlaic; cada uno afilc la
lanza, ¡rc¡arc cl cscudo, dc cl ¡asio a los
corcclcs dc ¡ics ligcros a ins¡cccionc cl carro,
a¡crcilicndosc ¡ara la lucIa; ¡ucs duranic iodo
cl día nos ¡ondra a ¡rucla cl Iorrcndo Arcs. Ni
un lrcvc dcscanso Ia dc Ialcr siquicra, Iasia
quc la nocIc olliguc a los valicnics gucrrcros a
sc¡ararsc. La corrca dcl cscudo quc al
conlaiicnic culrc, sudara cn iorno dcl ¡ccIo; cl
lrazo sc faiigara con cl nancjo dc la lanza, y
ianlicn sudaran los corcclcs arrasirando los
¡ulincniados carros. Y aqucl quc sc qucdc
voluniariancnic cn las corvas navcs, lcjos dc la
laialla, cono yo lo vca, no sc lilrara dc los ¡crros
y dc las avcs dc ra¡ina.
394 Así dijo. Los argivos ¡ronovían gran
clanorco, cono cuando las olas, novidas ¡or cl
Noio, laicn un clcvado risco quc sc adclania
solrc cl nar y no io dcjan nicniras so¡lan los
vicnios cn conirarias dircccioncs. Lucgo,
lcvaniandosc, sc dis¡crsaron ¡or las navcs,
cnccndicron lunlrc cn las iicndas, ionaron la
conida y ofrccicron sacrificios, quicncs a uno,
quicncs a oiro dc los scn¡iicrnos dioscs, ¡ara
quc los lilrascn dc la nucric y dcl faiigoso
iralajo dc Arcs. Agancnon, rcy dc Ionlrcs,
innolo un ¡inguc lucy dc cinco anos al
¡rc¡oicnic Cronion, Ialicndo llanado a su
iicnda a los ¡rinci¡alcs caudillos dc los aqucos
iodos. ¡rincrancnic a Ncsior y al rcy Idoncnco,
lucgo a cniranlos Ayanics y al Iijo dc Tidco, y cn
sc×io lugar a Uliscs, igual a Zcus cn ¡rudcncia.
Es¡oniancancnic sc ¡rcscnio Mcnclao, valicnic
cn la ¡clca, ¡orquc salía lo quc su Icrnano
csiala ¡rc¡arando. Colocaronsc iodos alrcdcdor
dcl lucy y ionaron la nola. Y ¡ucsio cn ncdio, cl
¡odcroso Agancnon oro dicicndo.
412 ¡Zcus gloriosísino, na×ino, quc
anonionas las sonlrías nulcs y vivcs cn cl cicr!
¡No sc ¡onga cl sol ni solrcvcnga la olscuridad
anics quc yo dcsiruya cl ¡alacio dc Príano,
cnircgandolo a las llanas; ¡cguc voraz fucgo a las
¡ucrias; ron¡a con ni lanza la coraza dc Hccior
cn su nisno ¡ccIo, y vca a nucIos dc sus
con¡ancros caídos dc cara cn cl ¡olvo y
nordicndo la iicrra!
419 Dijo; ¡cro cl Cronion no acccdio y,
acc¡iando los sacrificios, ¡rc¡arolcs no cnvidiallc
lalor. HccIa la rogaiiva y cs¡arcida la nola,
cogicron las víciinas ¡or la calcza, quc iiraron
Iacia airas, y las dcgollaron y dcsollaron;
coriaron los nuslos, y dcs¡ucs dc ¡ringarlos con
gordura ¡or uno y oiro lado y dc culrirlos con
irozos dc carnc, los qucnaron con lcna sin Iojas;
y airavcsando las cniranas con los asadorcs, las
¡usicron al fucgo. Qucnados los nuslos,
¡rolaron las cniranas; y dividicndo io rcsianic cn
¡cdazos nuy ¡cqucnos, airavcsaronlo con
¡incIos, io asaron cuidadosancnic y lo rciiraron
dcl fucgo. Tcrninada la facna y dis¡ucsio cl
fcsiín, conicron y nadic carccio dc su rcs¡cciiva
¡orcion. Y cuando Iulicron saiisfccIo cl dcsco dc
lclcr y dc concr, Ncsior, cl calallcro gcrcnio,
concnzo a dccirlcs.
434 ¡Airida gloriosísino, rcy dc Ionlrcs,
Agancnon! No nos cnircicnganos cn Iallar, ni
difiranos ¡or nas iicn¡o la cn¡rcsa quc un dios
¡onc cn nucsiras nanos. Mas, ca, los Icraldos dc
los aqucos, dc lroncíncas corazas, ¡rcgoncn quc
cl cjcrciio sc rcuna ccrca dc los lajclcs, y
nosoiros rccorranos junios cl cs¡acioso
can¡ancnio ¡ara ¡ronovcr cuanio anics un vivo
conlaic.
441 Así dijo; y Agancnon, rcy dc Ionlrcs, no
dcsolcdccio. Al noncnio dis¡uso quc los
Icraldos dc voz sonora llanaran al conlaic a los
nclcnudos aqucos; Iízosc cl ¡rcgon, y cllos sc
rcunicron ¡roniancnic. El Airida y los rcycs,
alunnos dc Zcus, Iacían fornar a los gucrrcros,
y los acon¡anala Aicnca, la dc ojos dc lccIuza,
llcvando la ¡rcciosa innorial cgida quc no
cnvcjccc y dc la cual cuclgan cicn aurcos
lorloncs, licn lalrados y dcl valor dc cicn lucycs
cada uno. Con clla cn la nano, novíasc la diosa
cnirc los aqucos, insiigalalos a salir al can¡o y
¡onía forialcza cn sus corazoncs ¡ara quc
¡clcaran y conlaiicran sin dcscanso. Pronio lcs
fuc nas agradallc cl conlaic, quc volvcr a la
¡airia iicrra cn las concavas navcs.
455 Cual sc colunlra dcsdc lcjos cl
rcs¡landor dc un inccndio, cuando cl voraz fucgo
sc ¡ro¡aga ¡or vasia sclva cn la cunlrc dc un
nonic, así cl lrillo dc las lroncíncas arnaduras
dc los quc sc ¡onían cn narcIa llcgala al ciclo a
iravcs dcl cicr.
459 Dc la sucric quc las alígcras avcs gansos,
grullas o cisncs cucllilargos sc ¡osan cn
nuncrosas landadas y cIillando cn la ¡radcra
Asia, ccrca dc la corricnic dcl Caísiro, vuclan aca
y alla ufanas dc sus alas, y cl can¡o rcsucna; dc
csia nancra las nuncrosas Iucsics afluían dc las
navcs y iicndas a la llanura cscanandria y la
iicrra rciunlala Iorrillcncnic lajo los ¡ics dc
los gucrrcros y dc los calallos. Y los quc cn cl
florido ¡rado dcl Escanandrio llcgaron a juniarsc
fucron innuncrallcs; ianios, cuanias son las
Iojas y Dorcs quc cn la ¡rinavcra naccn.
469 Cono cnjanlrcs co¡iosos dc noscas quc
cn la ¡rinavcral csiacion vuclan agru¡adas ¡or cl
csiallo dcl ¡asior, cuando la lccIc llcna los
iarros, cn ian gran nuncro rcunicronsc cn la
llanura los nclcnudos aqucos, dcscosos dc
acalar con los iroyanos.
474 Poníanlos los caudillos cn ordcn dc
laialla facilncnic, cono los ¡asiorcs sc¡aran las
calras dc grandcs rclanos cuando sc nczclan cn
cl ¡asio; y cn ncdio a¡arccía cl ¡odcroso
Agancnon, scncjanic cn la calcza y cn los ojos a
Zcus, quc sc goza cn lanzar rayos, cn cl ciniuron,
a Arcs, y cn cl ¡ccIo, a Posidon. Cono cn cl Iaio
cl nacIo vacuno nas c×cclcnic cs cl ioro, quc
solrcsalc cnirc las vacas rcunidas, dc igual
nancra Iizo Zcus quc Agancnon fucra aqucl día
insignc y c×inio cnirc nucIos Icrocs.
484 Dccidnc aIora, Musas quc ¡osccis
olín¡icos ¡alacios y cono diosas lo ¡rcscnciais y
conoccis iodo, nicniras quc nosoiros oínos ian
solo la fana y nada cicrio salcnos, cualcs cran
los caudillos y ¡rínci¡cs dc los danaos. A la
nucIcdunlrc no ¡odría cnuncrarla ni
nonlrarla, aunquc iuvicra dicz lcnguas, dicz
locas, voz infaiigallc y corazon dc lroncc. solo
las Musas olín¡icas, Iijas dc Zcus, quc llcva la
cgida, ¡odrían dccir cuanios a Ilio fucron. Pcro
ncncionarc los caudillos y las navcs iodas.
494 Mandalan a los lcocios Pcnclco, Lciio,
Arccsilao, Proiocnor y Clonio. Los quc culiivalan
los can¡os dc Hiria, Áulidc ¡circa, Esqucno,
Escolo, Eicono fragosa, Tcs¡ía, Crca y la vasia
Micalcso, los quc noralan cn Harna, Ilcsio y
Eriiras; los quc rcsidían cn Elcon, Hila, Pcicon,
Ocalca, Mcdcon, ciudad licn consiruida, Co¡as,
Euircsis y Tislc, alundanic cn ¡alonas; los quc
Ialíialan cn Coronca, Haliario Icrlosa, Plaica y
Clisanic; los quc ¡oscían la licn cdificada ciudad
dc Hi¡oiclas, la sacra Onqucsio, dclicioso losquc
dc Posidon, y las ciudadcs dc Arnc, alundanic cn
uvas, Midca, Nisa divina y Anicdon fronicriza.
iodos csios llcgaron cn cincucnia navcs. En cada
una sc Ialían cnlarcado cicnio vcinic lcocios.
511 Dc los quc Ialiialan cn As¡lcdon y
Orconcno Minico cran caudillos Ascalafo y
Yalncno, Iijos dc Arcs y dc Asiíoquc, quc los
Ialía dado a luz cn cl ¡alacio dc Ácior Azida.
Asiíoquc, quc cra virgcn rulorosa, sulio al ¡iso
su¡crior, y cl icrrillc dios sc unio con clla
clandcsiinancnic. Trcinia concavas navcs cn
ordcn los scguían.
517 Mandalan a los foccos Esqucdio y
E¡ísirofo, Iijos dcl nagnanino Ífiio Naulolida.
Los dc Ci¡ariso, Piion ¡cdrcgosa, Crisa divina,
Daulidc y Pano¡co; los quc Ialiialan cn
Ancnoria, Jan¡olis y la rilcra dcl divinal río
Ccfiso; los quc ¡oscían la ciudad dc Lilca cn las
fucnics dcl nisno río. iodos csios Ialían llcgado
cn cuarcnia ncgras navcs. Los caudillos
ordcnalan cnionccs las filas dc los focios, quc cn
las laiallas conlaiían a la izquicrda dc los
lcocios.
527 Acaudillala a los locrios quc vivían cn
Cino, O¡unic, Calíaro, Dcsa, Escarfc, Augías
ancna, Tarfc y Tronio, a orillas dcl Doagrio, cl
ligcro Ayanic dc Oilco, ncnor, nucIo ncnor quc
Ayanic Tclanonio. cra lajo dc cucr¡o, llcvala
coraza dc lino y cn cl nancjo dc la lanza
su¡crala a iodos los Iclcnos y aqucos. Scguíanlo
cuarcnia ncgras navcs, cn las cualcs Ialían
vcnido los locrios quc vivcn nas a11a dc la
sagrada Eulca.
536 Los alanics dc Eulca, quc rcs¡iralan
valor y rcsidían cn Calcis, Erciria, Hisiica,
alundanic cn uvas, Ccrinio naríiina, Dío,
ciudad c×cclsa, Carisio y Esiira, cran
ca¡iiancados ¡or cl nagnanino Elcfcnor
Calcodoniíada, vasiago dc Arcs. Con ial caudillo
llcgaron los ligcros alanics, quc dcjalan crcccr la
calcllcra cn la ¡aric ¡osicrior dc la calcza. cran
lclicosos y dcscalan sicn¡rc ron¡cr con sus
lanzas dc frcsno las corazas cn los ¡ccIos dc los
cncnigos. Scguíanlo cuarcnia ncgras navcs.
546 Los quc Ialiialan cn la licn cdificada
ciudad dc Aicnas y consiiiuían cl ¡ucllo dcl
nagnanino Erccico, a quicn Aicnca, Iija dc
Zcus, crio Ialíalc dado a luz la fcriil iicrra y ¡uso
cn su rico icn¡lo dc Aicnas, dondc los jovcncs
aicnicnscs ofrcccn iodos los anos sacrificios
¡ro¡iciaiorios dc ioros y cordcros a la diosa,
icnían ¡or jcfc a Mcncsico, Iijo dc Pcico. Ningun
Ionlrc dc la iicrra salía cono csc ¡oncr cn
ordcn dc laialla, así a los quc conlaiían cn
carros, cono a los ¡concs arnados dc cscudos;
solo Ncsior con¡ciía con cl, ¡orquc cra nas
anciano. Cincucnia ncgras navcs io scguían.
557 Ayanic Ialía ¡ariido dc Salanina con
docc navcs, quc coloco ccrca dc las falangcs
aicnicnscs.
559 Los Ialiianics dc Argos, Tirinio
anurallada, Hcrníonc y Ásinc cn ¡rofundo golfo
siiuadas, Trcccn, Eyoncs y E¡idauro, alundanic
cn vidcs, y los jovcncs aqucos dc Egina y Mascic,
cran acaudillados ¡or Dioncdcs, valicnic cn la
¡clca; Esicnclo, Iijo dcl fanoso Ca¡anco, y
Euríalo, igual a un dios, quc icnía ¡or ¡adrc al
rcy Mccisico Talayonida. Era jcfc su¡rcno
Dioncdcs, valicnic cn la ¡clca. OcIcnia ncgras
navcs los scguían.
569 Los quc ¡oscían la licn consiruida
ciudad dc Miccnas, la o¡ulcnia Corinio y la licn
cdificada Clconas; los quc culiivalan la iicrra cn
Ornías, Arciírca dclciiosa y Sicion, dondc
aniiguancnic rcino Adrasio; los quc rcsidían cn
Hi¡crcsia y Conocsa c×cclsa, y los quc Ialiialan
cn Pclcnc, Egio, cl Egíalo iodo y la cs¡aciosa
Hclicc. iodos csios Ialían llcgado cn cicn navcs a
las ordcncs dcl rcy Agancnon Airida. MucIos y
valicnics varoncs condujo csic ¡rínci¡c quc
cnionccs vcsiía cl lucicnic lroncc, ufano dc
solrcsalir cnirc iodos los Icrocs ¡or su valor y
¡or nandar a nayor nuncro dc Ionlrcs.
581 Los dc la Ionda y cavcrnosa
Laccdcnonia quc rcsidían cn Faris, Es¡aria y
Mcsa, alundanic cn ¡alonas; noralan cn
Drisías o Augías ancna; ¡oscían las ciudadcs dc
Aniclas y Hclos naríiina, y Ialiialan cn Laa y
Éiilo. iodos csios llcgaron cn scscnia navcs al
nando dcl Icrnano dc Agancnon, dc Mcnclao,
valicnic cn cl conlaic, y sc arnalan fornando
unidad a¡aric. Mcnclao, in¡ulsado ¡or su ¡ro¡io
ardor, los aninala a conlaiir y anIclala cn su
corazon vcngar la Iuida y los gcnidos dc Hclcna.
591 Los quc culiivalan cl can¡o cn Pilos,
Arcnc dcliciosa, Trío, vado dcl Alfco, y la licn
cdificada E¡i, y los quc Ialiialan cn Ci¡ariscnic,
Anfigcnia, Piclco, Hclos y Dorio (dondc las Musas,
salicndolc al canino a Taniris cl iracio, lo
¡rivaron dc caniar cuando volvía dc la casa dc
Éuriio cl ccalico; ¡ucs jaciosc dc quc saldría
vcnccdor, aunquc caniaran las ¡ro¡ias Musas,
Iijas dc Zcus, quc llcva la cgida, y cllas irriiadas
lo ccgaron, lo ¡rivaron dcl divino canio y lc
Iicicron olvidar cl aric dc ¡ulsar la cíiara} cran
nandados ¡or Ncsior, calallcro gcrcnio, y Ialían
llcgado cn novcnia concavas navcs.
603 Los quc Ialiialan cn la Arcadia al ¡ic
dcl alio nonic dc Cilcnc y ccrca dc la iunla dc
É¡iio, ¡aís dc lclicosos gucrrcros; los dc Fcnco,
Orconcno, alundanic cn ovcjas, Fi¡c, Esiraiia y
Enis¡c vcniosa; y los quc ¡oscían las ciudadcs dc
Tcgca, Maniinca dcliciosa, Esiínfalo y Parrasia.
iodos csios llcgaron al nando dcl rcy Aga¡cnor,
Iijo dc Ancco, cn scscnia navcs. En cada una dc
csias sc cnlarcaron nucIos arcadios cjcrciiados
cn la gucrra. El nisno rcy dc Ionlrcs,
Agancnon, lcs faciliio las navcs dc nucIos
lancos, ¡ara quc airavcsaran cl vinoso ¡onio;
¡ucs cllos no sc cuidalan dc las cosas dcl nar.
615 Los quc Ialiialan cn Du¡rasio y cn cl
rcsio dc la divina Élidc, dcsdc Hirnina y Mírsino,
la fronicriza, ¡or un lado y la roca Olcnia y Alcsio
¡or cl oiro, icnían cuairo caudillos y cada uno dc
csios nandala dicz vclcras navcs iri¡uladas ¡or
nucIos c¡cos. Dc dos divisioncs cran
rcs¡cciivancnic jcfcs Anfínaco y Tal¡io, Iijo
aqucl dc Cicaio y csic dc Éuriio y nicios dc Acior;
dc la icrccra, cl fucric Diorcs Anarincida, y dc la
cuaria, cl dcifornc Poli×ino, Iijo dcl rcy
Agasicncs Augcida.
625 Los dc Duliquio y las sagradas islas
Equinas, siiuadas al oiro lado dcl nar frcnic a la
Elidc, cran nandados ¡or Mcgcs Filida, igual a
Arcs, a quicn cngcndro cl jincic Filco, caro a
Zcus, cuando ¡or Ialcrsc cncnisiado con su
¡adrc cnigro a Duliquio. Cuarcnia ncgras navcs
io scguían.
631 Uliscs acaudillala a los ccfalcnios dc
anino aliivo. Los dc íiaca y su frondoso Ncriio;
los quc culiivalan los can¡os dc Crocilca y dc la
cscar¡ada Egíli¡c; los quc Ialiialan cn Zacinio;
los quc vivían cn Sanos y sus alrcdcdorcs; los
quc csialan cn cl coniincnic y los quc ocu¡alan
la orilla o¡ucsia. iodos cllos olcdccían a Uliscs,
igual a Zcus cn ¡rudcncia. Docc navcs dc rojas
¡roas lo scguían.
638 Toanic, Iijo dc Andrcnon, rcgía a los
ciolios quc Ialiialan cn Plcuron, Olcno, Pilcnc,
Calcis naríiina y Calidon ¡cdrcgosa. Ya no
c×isiían los Iijos dcl nagnanino Enco, ni csic; y
nucrio ianlicn cl rulio Mclcagro, dicronsc a
Toanic iodos los ¡odcrcs ¡ara quc rcinara solrc
los ciolios. Cuarcnia ncgras navcs los scguían.
645 Mandala a los crcicnscs Idoncnco,
fanoso ¡or su lanza. Los quc vivían cn Cnoso,
Coriina anurallada, Licio, Milcio, llanca Licasio,
Fcsio y Fiiio, ciudadcs ¡o¡ulosas, y los quc
ocu¡alan la isla dc Crcia con sus cicn ciudadcs.
iodos csios cran golcrnados ¡or Idoncnco,
fanoso ¡or su lanza, quc con Mcrioncs, igual al
Ionicida Enialio, con¡ariía cl nando. Scguíanlo
ocIcnia ncgras navcs.
653 Tlc¡olcno Hcraclida, valicnic y alio dc
cucr¡o, condujo cn nucvc luqucs a los ficros
rodios quc vivían, divididos cn ircs ¡ucllos, cn
Lindo, Yaliso y Caniro la llanca. Dc csios cra
caudillo Tlc¡olcno, fanoso ¡or su lanza, a quicn
Asiioquía concilio dcl fornido Hcraclcs, cuando cl
Icroc sc la llcvo dc Éfira, dc la rilcra dcl río
Sclccnic, dcs¡ucs dc Ialcr asolado nucIas
ciudadcs dcfcndidas ¡or nollcs nancclos.
Cuando Tlc¡olcno, criado cn cl nagnífico ¡alacio,
Iulo llcgado a la juvcniud, naio al anciano iío
naicrno dc su ¡adrc, a Licinnio, vasiago dc Arcs;
y cono los dcnas Iijos y nicios dcl fucric
Hcraclcs lo ancnazaron, consiruyo navcs, rcunio
nucIa gcnic y Iuyo ¡or cl ¡onio. Erranic y
sufricndo ¡cnalidadcs ¡udo llcgar a Fodas, y allí
sc csiallccio con los suyos, quc fornaron ircs
irilus. Sc Iicicron qucrcr dc Zcus, quc rcina
solrc los dioscs y los Ionlrcs, y cl Cronion lcs
dio alundanic riqucza.
671 Nirco condujo dcsdc Sinc ircs navcs licn
¡ro¡orcionadas; Nirco, Iijo dc Aglaya y dcl rcy
Caro¡o; Nirco, cl nas Icrnoso dc los danaos quc
fucron a Ilio, si c×cc¡iuanos al c×inio Pclida;
¡cro cra iínido, y ¡oca la gcnic quc nandala.
676 Los quc Ialiialan cn Nísiros, Cra¡aio,
Caso, Cos, ciudad dc Eurí¡ilo, y las islas
Calidnas, icnían ¡or jcfcs a Fidi¡o y Aniifo, Iijos
dcl rcy Tcsalo Hcraclida. Trcinia concavas navcs
cn ordcn io scguían.
681 Cuanios ocu¡alan cl Argos ¡clasgico, los
quc vivían cn Alo, Álo¡c y Traquinc y los quc
¡oscían la Fiía y la Hcladc dc lindas nujcrcs, y sc
llanalan nirnidoncs, Iclcnos y aqucos, icnían
¡or ca¡iian a Aquilcs y Ialían llcgado cn
cincucnia navcs. Mas csios no sc cuidalan
cnionccs dcl conlaic Iorrísono, ¡or no icncr
quicn los llcvara a la ¡clca. cl divino Aquilcs, cl dc
los ¡ics ligcros, no salía dc las navcs, cnojado a
causa dc la jovcn Driscidc, dc Icrnosa calcllcra,
a la cual Ialía IccIo cauiiva cn Lirncso, cuando
dcs¡ucs dc grandcs faiigas dcsiruyo csia ciudad
y las nurallas dc Tcla, dando nucric a los
lclicosos Mincs y E¡ísirofo, Iijos dcl rcy Evcno
Sclc¡íada. Afiigido ¡or cllo, sc cnircgala al ocio;
¡cro ¡ronio Ialía dc lcvaniarsc.
695 Los quc Ialiialan cn Fílacc, Píraso
florida, quc cs lugar consagrado a Dcncicr; Iion,
criadora dc ovcjas; Aniron naríiina y Piclco
Icrlosa, fucron acaudillados ¡or cl agucrrido
Proicsilao nicniras vivio, ¡ucs ya cnionccs
icníalo cn su scno la ncgra iicrra. naiolo un
dardano cuando salio dc la navc nucIo anics
quc los dcnas aqucos, y cn Fílacc qucdaron su
dcsolada cs¡osa y la casa a ncdio acalar. Con
iodo, no carccían aqucllos dc jcfc, aunquc
ccIalan dc ncnos al quc anics iuvicron, ¡ucs los
ordcnala ¡ara cl conlaic Podarccs, vasiago dc
Arcs, Iijo dc Ificlo Filacida, rico cn ganado, y
Icrnano ncnor dcl aninoso Proicsilao. Ésic cra
nayor y nas valicnic. Sus Ionlrcs, ¡ucs, no
csialan sin caudillo; ¡cro scniían solcdad dc
aqucl, quc ian csforzado Ialía sido. Cuarcnia
ncgras navcs lo scguían.
711 Los quc noralan cn Fcras siiuada a
orillas dcl lago Dclcidc, Dcla, Clafiras y Yolco
licn cdificada, Ialían llcgado cn oncc navcs al
nando dc Eunclo, Iijo qucrido dc Adncio y dc
Alccsiis, divina cnirc las nujcrcs, quc cra la nas
Icrnosa dc las Iijas dc Pclias.
716 Los quc culiivalan los can¡os dc Mcionc
y Taunacia y los quc ¡oscían las ciudadcs dc
Mclilca y Olizon fragosa, iuvicron ¡or ca¡iian a
Filocicics, Ialil arqucro, y llcgaron cn sicic
navcs. cn cada una dc csias sc cnlarcaron
cincucnia rcncros nuy cסcrios cn conlaiir
valcrosancnic con cl arco. Mas Filocicics sc
Iallala ¡adccicndo fucrics dolorcs cn la divina
isla dc Lcnnos, dondc lo dcjaron los aqucos
dcs¡ucs quc lo nordio ¡onzonoso rc¡iil. Allí
¡crnanccía afligido; ¡cro ¡ronio cn las navcs
Ialían dc acordarsc los argivos dcl rcy Filocicics.
No carccían aqucllos dc jcfc, aunquc ccIalan dc
ncnos a su caudillo, ¡ucs los ordcnala ¡ara cl
conlaic Mcdonic, Iijo lasiardo dc Oilco,
asolador dc ciudadcs, dc quicn lo iuvo Fcna.
729 Dc los dc Trica, Iionc dc quclrado suclo,
y Ecalia, ciudad dc Éuriio cl ccalico, cran
ca¡iiancs dos Iijos dc Asclc¡io y c×cclcnics
ncdicos. Podalirio y Macaon. Trcinia concavas
navcs cn ordcn los scguían.
734 Los quc ¡oscían la ciudad dc Orncnio, la
fucnic Hi¡crca, Asicrio y las llancas cinas dcl
Tíiano, cran nandados ¡or Eurí¡ilo, Iijo ¡rcclaro
dc Evcnon. Cuarcnia ncgras navcs lo scguían.
739 A los dc Argisa, Cirionc, Oric, Elonc y la
llanca ciudad dc Oloson, los rcgía cl inirc¡ido
Poli¡cics, Iijo dc Piríioo y nicio dc Zcus innorial
(Ialíalo dado a luz la íncliia Hi¡odanía cl nisno
día cn quc Piríioo, casiigando a los Iirsuios
ccniauros, los ccIo dcl Pclio y los olligo a
rciirarsc Iacia los ciiccs}. Pcro no csiala solo,
sino quc con cl con¡ariía cl nando Lconico,
vasiago dc Arcs, Iijo dcl aninoso Corono
Ccncida. Cuarcnia ncgras navcs los scguían.
748 Cunco condujo dcsdc Cifo cn vciniidos
navcs a los cnicncs a inirc¡idos ¡crclos; aqucllos
icnían su norada cn Dodona, dc fríos invicrnos, y
csios culiivalan los can¡os a orillas dcl Icrnoso
Tiiarcso, quc vicric sus crisialinas aguas cn cl
Pcnco dc argcnicos voriiccs; ¡cro no sc nczcla
con cl, sino quc solrcnada cono acciic, ¡orquc cs
un arroyo dcl agua dc la Ésiigc, quc sc invoca cn
los icrrillcs jurancnios.
756 A los nagncics golcrnalalos Proioo, Iijo
dc Tcnircdon. Los quc Ialiialan a orillas dcl
Pcnco y cn cl frondoso Pclio icnían, ¡ucs, ¡or jcfc
al ligcro Proioo. Cuarcnia ncgras navcs lo
scguían.
760 Talcs cran los caudillos y ¡rínci¡cs dc los
danaos. Dinc, Musa, cual fuc cl ncjor dc los
varoncs y cualcs los nas c×cclcnics calallos dc
cuanios con los Airidas llcgaron.
763 Enirc los corcclcs solrcsalían las ycguas
dcl Fcrciíada, quc guiala Eunclo. cran ligcras
cono avcs, a¡cladas, y dc la nísna cdad y
aliura; criolas A¡olo, cl dcl arco dc ¡laia, cn
Pcrca, y llcvalan consigo cl icrror dc Arcs. Dc los
gucrrcros cl nas valicnic fuc Ayanic Tclanonio
nicniras duro la colcra dc Aquilcs, ¡ucs csic lo
su¡crala nucIo; y ianlicn cran los ncjorcs
calallos los quc llcvalan al c×inio Pclion. Mas
Aquilcs ¡crnanccía cnionccs cn las corvas navcs
surcadoras dcl ¡onio, ¡or csiar irriiado conira
Agancnon Airida, ¡asior dc Ionlrcs; su gcnic sc
solazala cn la ¡laya iirando discos, vcnallos o
flccIas; los corcclcs conían loio y a¡io ¡alusirc
ccrca dc los carros dc los ca¡iiancs quc
¡crnanccían cnfundados cn las iicndas, y los
gucrrcros, ccIando dc ncnos a su jcfc, caro a
Arcs, discurrían ¡or cl can¡ancnio y no
¡clcalan.
780 Ya los dcnas avanzalan a nodo dc
inccndio quc sc ¡ro¡agasc ¡or ioda la conarca; y
cono la iicrra ginc cuando Zcus, quc sc
con¡lacc cn lanzar rayos, airado, la azoia cn
Arinos, dondc diccn quc csia cl lccIo dc Tifoco;
dc igual nancra gcnía grandcncnic dclajo dc los
quc ilan andando y airavcsalan con ligcro ¡aso
la llanura.
786 Dio a los iroyanos la irisic noiicia Iris, la
dc los ¡ics ligcros cono cl vicnio, a quicn Zcus,
quc llcva la cgida, Ialía cnviado cono ncnsajcra.
Todos cllos, jovcncs y vicjos, Iallalansc rcunidos
cn los ¡oriicos dcl ¡alacio dc Príano y
dclilcralan. Iris, la dc los ¡ics ligcros, sc lcs
¡rcscnio ionando la figura y voz dc Poliics, Iijo
dc Príano; cl cual, confiando cn la agilidad dc sus
¡ics, sc scniala cono aialaya dc los iroyanos cn
la cina dcl iunulo dcl anciano Esicics y
olscrvala cuando los aqucos ¡ariían dc las navcs
¡ara conlaiir. Así iransfigurada, dijo Iris, la dc
los ¡ics ligcros.
796 ¡OI anciano! Tc ¡laccn los discursos
inicrninallcs cono cuando icníanos ¡az, y una
olsiinada gucrra sc Ia ¡ronovido. MucIas
laiallas Ic ¡rcscnciado, ¡cro nunca vi un cjcrciio
ial y ian grandc cono cl quc vicnc ¡or la llanura
a ¡clcar conira la ciudad, fornado ¡or ianios
Ionlrcs cuanias son las Iojas o las arcnas.
¡Hccior! Tc rcconicndo cncarccidancnic quc
¡roccdas dc csic nodo. Cono cn la gran ciudad
dc Príano Iay nucIos au×iliarcs y no Iallan
una nisna lcngua Ionlrcs dc ¡aíscs ian
divcrsos, cada cual nandc a aqucllos dc quicncs
cs ¡rínci¡c y acaudillc a sus conciudadanos,
dcs¡ucs dc ¡oncrlos cn ordcn dc laialla.
806 Así dijo; y Hccior, conocicndo la voz dc la
diosa, disolvio cl agora. A¡rcsuraronsc a ionar
las arnas, alricronsc iodas las ¡ucrias, salio cl
cjcrciio dc infanics y dc los quc cn carros
conlaiían, y sc ¡rodujo un gran iunulio.
811 Hay cn la llanura, frcnic a la ciudad, una
c×cclsa colina aislada dc las dcnas y acccsillc
¡or iodas ¡arics, a la cual los Ionlrcs llanan
Daiica y los innorialcs iunla dc la agil Mirina.
a11í fuc dondc los iroyanos y sus au×iliarcs sc
¡usicron cn ordcn dc laialla.
816 A los iroyanos nandalalos cl gran
Hccior Prianida, cl dc ircnolanic casco. Con cl
sc arnalan las iro¡as nas co¡iosas y valicnics,
quc ardían cn dcscos dc llandir las lanzas.
819 Dc los dardanios cra caudillo Encas,
valicnic Iijo dc Anquiscs, dc quicn lo iuvo la
divina Afrodiia dcs¡ucs quc la diosa sc unio con
cl norial cn un losquc dcl Ida. Con Encas
con¡ariían cl nando dos Iijos dc Anicnor.
Arqucloco y Acananic, dicsiros cn ioda sucric dc
¡clca.
824 Los ricos iroyanos quc Ialiialan cn
Zclca, al ¡ic dcl Ida, y lclían cl agua dcl
caudaloso Esc¡o, cran golcrnados ¡or Pandaro,
Iijo ilusirc dc Licaon, a quicn A¡olo cn ¡crsona
dio cl arco.
828 Los quc ¡oscían las ciudadcs dc
Adrasica, A¡cso, Piiica y cl alio nonic dc Tcrca,
csialan a las ordcncs dc Adrasio y Anfio, dc
coraza dc lino. anlos cran Iijos dc Mcro¡c
Pcrcosio, cl cual conocía cono nadic cl aric
adivinaioria y no qucría quc sus Iijos fucscn a la
Ionicida gucrra; ¡cro cllos no lo olcdccicron,
in¡clidos ¡or las ¡arcas dc la ncgra nucric.
835 Los quc noralan cn Pcrcoic, a orillas dcl
Praciio, y los quc Ialiialan cn Scsio, Alidos y la
divina Arislc cran nandados ¡or Asio Hiriacida,
¡rínci¡c dc Ionlrcs, a quicn fogosos y
cor¡ulcnios corcclcs condujcron dcsdc Arislc,
dcsdc la rilcra dcl río Sclccnic.
840 Hi¡oioo acaudillala las irilus dc los
valcrosos ¡clasgos quc Ialiialan cn la fcriil
Larisa. Mandalanlos.cl y Pilco, vasiago dc Arcs,
Iijos dcl ¡clasgo Lcio Tcuianida.
844 A los iracios, quc vivcn a orillas dcl
alloroiado Hclcs¡onio, los rcgían Acananic y cl
Icroc Píroo.
846 Eufcno, Iijo dc Trcccno Ccada, alunno
dc Zcus, cra cl ca¡iian dc los lclicosos cíconcs.
848 Pirccncs condujo los ¡conios, dc corvos
arcos, dcsdc la lcjana Anidon, dcsdc la rilcra dcl
ancIuroso A×io; dcl A×io, cuyas lín¡idas aguas
sc cs¡arccn ¡or la iicrra.
851 A los ¡aflagonios, ¡roccdcnics dcl ¡aís dc
los cncios, dondc sc crían las nulas ccrrilcs, los
nandala Pilcncncs, dc corazon varonil. aqucllos
¡oscían la ciudad dc Ciioro, culiivalan los
can¡os dc Scsano y Ialiialan nagníficas casas
a orillas dcl río Paricnio, cn Cronna, Egíalo y los
alios nonics Eriiinos.
856 Los Ializoncs cran golcrnados ¡or Odio
y E¡ísirofo y ¡roccdían dc lcjos. dc Álilc, dondc
Iay yacinicnios dc ¡laia.
858 A los nisios los rcgían Cronis y cl augur
Énnono, quc no ¡udo lilrarsc, a ¡csar dc los
agucros, dc la ncgra nucric; ¡ucs sucunlio a
nanos dcl Eacida, cl dc los ¡ics ligcros, cn cl río
dondc csic naio ianlicn a oiros iroyanos.
862 Forcis y cl dcifornc Ascanio acaudillalan
a los frigios quc Ialían llcgado dc la rcnoia
Ascania y anIclalan cnirar cn laialla.
864 A los nconios los golcrnalan Mcsilcs y
Aniifo, Iijos dc Talcncncs, a quicncs dio a luz la
laguna Cigca. Talcs cran los jcfcs dc los nconios,
nacidos al ¡ic dcl Tnolo.
867 Nasics csiala al frcnic dc los carios dc
larlaro lcnguajc. Los quc ocu¡alan la ciudad dc
Milcio, cl frondoso nonic Fiiron, las orillas dcl
Mcandro y las alias cunlrcs dc Mícalc icnían ¡or
caudillos a Nasics y Anfínaco, ¡rcclaros Iijos dc
Nonion; Nasics y Anfínaco, quc ila al conlaic
culicrio dc oro cono una doncclla. ¡Inscnsaio! No
¡or cllo sc lilro dc la irisic nucric, ¡ucs
sucunlio cn cl río a nanos dcl cclcrí¡cdc Eacida
dcl agucrrido Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros; y csic
sc a¡odcro dcl oro.
876 Sar¡cdon y cl c×inio Clauco nandalan
a los licios, quc ¡roccdían dc la rcnoia Licia, dc
la rilcra dcl voraginoso Janio.

CANTO III*
Juramentos ContempIando desde Ia muraIIa
Combate sInguIar de AIejandro y MeneIao

¯ La ¡rincra sc inicrrun¡c ¡ara
quc sc vcrifiquc cl conlaic singular
dc Alcjandro y Mcnclao, quc no
¡roducc ningun rcsuliado, ¡ucs,
cuando aqucl va a scr vcncido, lo
arrclaia ¡or los aircs su nadrc la
diosa Afrodiia y lo llcva al lado dc
Hclcna.

1 Pucsios cn ordcn dc laialla con sus
rcs¡cciivos jcfcs, los iroyanos avanzalan
cIillando y griiando cono avcs así ¡roficrcn sus
voccs las grullas cn cl ciclo, cuando, ¡ara Iuir dcl
frío y dc las lluvias iorrcncialcs, vuclan gruycndo
solrc la corricnic dcl Occano y llcvan la ruina y la
nucric a los ¡igncos, novicndolos dcsdc cl airc
cruda gucrra y los aqucos narcIalan silcnciosos,
rcs¡irando valor y dis¡ucsios a ayudarsc
nuiuancnic.
10 Así cono cl Noio dcrrana cn las cunlrcs
dc un nonic la niclla ian ¡oco graia al ¡asior y
nas favorallc quc la nocIc ¡ara cl ladron, y solo
sc vc cl cs¡acio a quc alcanza una ¡cdrada; así
ianlicn, una dcnsa ¡olvarcda sc lcvaniala lajo
los ¡ics dc los quc sc ¡onían cn narcIa y
airavcsalan con gran ¡rcsicza la llanura.
15 Cuando anlos cjcrciios sc Iulicron
accrcado cl uno al oiro, a¡arccio cn la ¡rincra
fila dc los iroyanos Alcjandro, scncjanic a un
dios, con una ¡icl dc lco¡ardo cn los Ionlros, cl
corvo arco y la cs¡ada; y, llandicndo dos lanzas
dc lroncínca ¡unia, dcsafiala a los nas valicnics
argivos a quc con cl sosiuvicran icrrillc conlaic.
21 Mcnclao, caro a Arcs, violo vcnir con
arroganic ¡aso al frcnic dc la iro¡a, y, cono cl
lcon Ianlricnio quc Ia cnconirado un gran
cucr¡o dc cornígcro cicrvo o dc calra nonics, sc
alcgra y il dcvora, aunquc o ¡crsigan agilcs
¡crros y rolusios nozos; así Mcnclao sc Iolgo dc
vcr con sus ¡ro¡ios ojos al dcifornc Alcjandro
figurosc quc ¡odría casiigar al cul¡allc y al
noncnio salio dcl carro al suclo sin dcjar las
arnas.
30 Pcro cl dcifornc Alcjandro, a¡cnas
disiinguio a Mcnclao cnirc los conlaiicnics
dclanicros, siniio quc sc lc culría cl corazon, y,
¡ara lilrarsc dc la nucric, rciroccdio al gru¡o dc
sus anigos. Cono cl quc dcsculrc un dragon cn
la cs¡csura dc un nonic, sc ccIa con ¡roniiiud
Iacia airas, iicnllanlc las carncs y sc alcja con
la ¡alidcz ¡iniada cn sus ncjillas; así cl dcifornc
Alcjandro, icnicndo al Iijo dc Airco, dcsa¡arccio
cn la iurla dc los aliivos iroyanos.
38 Adviriiolo Hccior y lo rc¡rcndio con
injuriosas ¡alalras.
39 ¡Miscrallc Paris, cl dc nas Icrnosa
figura, nujcricgo, scducior! Ojala no ic coniaras
cn cl nuncro dc los nacidos o Iulicscs nucrio
cclilc. Yo así lo quisicra y ic valdría nas quc scr
la vcrgucnza y cl o¡rolio dc los iuyos. Los
nclcnudos aqucos sc rícn dc Ialcric considcrado
cono un lravo can¡con ¡or iu gallarda figura,
cuando no Iay cn iu ¡ccIo ni fucrza ni valor. Y
sicndo cual crcs, ¿rcunisic a ius anigos, surcasic
los narcs cn ligcros luqucs, visiiasic a
c×iranjcros y irajisic dc rcnoia iicrra una nujcr
linda, cs¡osa y cunada dc Ionlrcs lclicosos, quc
cs una gran ¡laga ¡ara iu ¡adrc, la ciudad y cl
¡ucllo iodo, y causa dc gozo ¡ara los cncnigos y
dc confusion ¡ara ii nisno? ¿No cs¡cras a
Mcnclao, caro a Arcs? Conoccrías dc quc varon
iicncs la florccicnic cs¡osa, y no ic valdrían la
cíiara, los doncs dc Afrodiia, la calcllcra y la
Icrnosura, cuando rodaras ¡or cl ¡olvo. Los
iroyanos son nuy iínidos; ¡ucs, si no, ya
csiarías rcvcsiido dc una iunica dc ¡icdras ¡or
los nalcs quc lcs Ias causado.
58 Fcs¡ondiolc cl dcifornc Alcjandro.
59 ¡Hccior! Con noiivo nc incrc¡as y no nas
dc lo jusio; ¡cro iu corazon cs inflc×illc cono cl
IacIa quc Iicndc un lcno y nulii¡lica la fucrza
dc quicn la nancja Ialilncnic ¡ara coriar
nadcros dc navío. ian inirc¡ido cs cl anino quc
cn iu ¡ccIo sc cncicrra. No nc ccIcs cn cara los
anallcs doncs dc la dorada Afrodiia, quc no son
dcs¡rcciallcs los c×inios ¡rcscnics dc los dioscs
y nadic ¡ucdc cscogcrlos a su gusio. Y si aIora
quicrcs quc lucIc y conlaia, dcicn a los dcnas
iroyanos y a los aqucos iodos, y dcjadnos cn
ncdio a Mcnclao, caro a Arcs, y a ní ¡ara quc
¡clccnos ¡or Hclcna y sus riquczas. cl quc vcnza,
¡or scr nas valicnic, llcvc a su casa nujcr y
riquczas; y, dcs¡ucs dc jurar ¡az y anisiad,
scguid vosoiros cn la fcriil Troya y vuclvan
aqucllos a Argos, criadora dc calallos, y a la
Acaya, dc lindas nujcrcs.
76 Así dijo. Oyolo Hccior con inicnso ¡laccr,
y, corricndo al ccniro dc anlos cjcrciios con la
lanza cogida ¡or cl ncdio, dciuvo las falangcs
iroyanas, quc al noncnio sc qucdaron quicias.
Los nclcnudos aqucos lc arrojalan flccIas,
dardos y ¡icdras. Pcro Agancnon, rcy dc
Ionlrcs, griiolcs con voz rccia.
82 Dcicncos, argivos; no iircis, jovcncs
aqucos; ¡ucs Hccior, cl dc ircnolanic casco,
quicrc dccirnos algo.
84 Así sc cסrcso. Alsiuvicronsc dc conlaiir
y ¡ronio qucdaron silcnciosos. Y Hccior,
colocandosc cnirc unos y oiros, dijo.
86 Oíd dc nis lalios, iroyanos y aqucos dc
Icrnosas grclas, cl ofrccinicnio dc Alcjandro ¡or
quicn sc susciio la coniicnda. Pro¡onc quc
iroyanos y aqucos dcjcnos las lcllas arnas cn cl
fcriil suclo, y cl y Mcnclao, caro a Arcs, ¡clccn cn
ncdio ¡or Hclcna y sus riquczas iodas. cl quc
vcnza, ¡or scr nas valicnic, llcvara a su casa
nujcr y riquczas, y los dcnas jurarcnos ¡az y
anisiad.
95 Así dijo. Todos cnnudccicron y qucdaron
silcnciosos. Y Mcnclao, valicnic cn la ¡clca, lcs
Iallo dc csic nodo.
97 AIora oídnc ianlicn a ní. Tcngo cl
corazon iras¡asado dc dolor, y crco quc ya,
argivos y iroyanos, dclcis sc¡araros, ¡ucs
¡adccisicis nucIos nalcs ¡or ni coniicnda, quc
Alcjandro origino. Aqucl dc nosoiros ¡ara quicn
sc Iallcn a¡arcjados cl dcsiino y la nucric
¡crczca; y los dcnas sc¡araos cuanio anics.
Tracd un cordcro llanco y una cordcra ncgra
¡ara la Ticrra y cl Sol; nosoiros iracrcnos oiro
¡ara Zcus. Conducid aca a Príano ¡ara quc cn
¡crsona sancionc los jurancnios, ¡ucs sus Iijos
son solcrlios y fcncniidos. no sca quc ¡or
alguna iransgrcsion sc quclranicn los
jurancnios ¡rcsiados invocando a Zcus. El alna
dc los jovcncs cs sicn¡rc volullc, y cl vicjo,
cuando inicrvicnc cn algo, iicnc cn cucnia lo
¡asado y lo fuiuro a fin dc quc sc Iaga lo nas
convcnicnic ¡ara anlas ¡arics.
111 Así dijo. Cozaronsc aqucos y iroyanos
con la cs¡cranza dc quc ila a icrninar la
calaniiosa gucrra. Dciuvicron los corcclcs cn las
filas, lajaron dc los carros y, dcjando la
arnadura cn cl suclo, sc ¡usicron nuy ccrca los
unos dc los oiros. Un corio cs¡acio ncdiala cnirc
anlos cjcrciios.
116 Hccior dcs¡acIo dos Icraldos a la
ciudad ¡ara quc cn scguida lc irajcran las
víciinas y llanaran a Príano. El rcy Agancnon,
¡or su ¡aric, nando a Taliilio quc sc llcgara a las
concavas navcs ¡or un cordcro. El Icraldo no
dcsolcdccio al divino Agancnon.
121 Enionccs la ncnsajcra Iris fuc cn lusca
dc Hclcna, la dc nívcos lrazos, ionando la figura
dc su cunada Laodicc, nujcr dcl rcy Hclicaon
Anicnorida, quc cra la nas Icrnosa dc las Iijas
dc Príano. Hallola cn cl ¡alacio icjicndo una gran
icla dollc, ¡ur¡urca, cn la cual cnircicjía nucIos
iralajos quc los iroyanos, donadorcs dc calallos,
y los aqucos, dc lroncíncas corazas, Ialían
¡adccido ¡or clla ¡or nano dc Arcs. Parosc Iris,
la dc los ¡ics ligcros, junio a Hclcna, y así lc dijo.
130 Vcn aca, ninfa qucrida, ¡ara quc
¡rcscncics los adnirallcs IccIos dc los iroyanos,
donadorcs dc calallos, y dc los aqucos, dc
lroncíncas corazas. Los quc anics, avidos dcl
funcsio conlaic, llcvalan ¡or la llanura al
luciuoso Arcs unos conira oiros, sc scniaron
¡ucs la laialla sc Ia sus¡cndido y ¡crnancccn
silcnciosos, rcclinados cn los cscudos, con las
lucngas ¡icas clavadas cn cl suclo. Alcjandro y
Mcnclao, caro a Arcs, lucIaran ¡or ii con
ingcnics lanzas, y cl quc vcnza io llanara su
anada cs¡osa.
139 Cuando así Iulo Iallado, lc infundio cn
cl corazon dulcc dcsco dc su anicrior narido, dc
su ciudad y dc sus ¡adrcs. Y Hclcna salio al
noncnio dc la Ialiiacion, culicria con llanco
vclo, dcrranando iicrnas lagrinas; sin quc fucra
sola, ¡ucs la acon¡analan dos donccllas, Eira,
Iija dc Piico, y Clíncnc, la dc ojos dc novilla.
Pronio llcgaron a las ¡ucrias Esccas.
146 Allí, solrc las ¡ucrias Esccas, csialan
Príano, Panioo, Tincics, Lan¡o, Cliiio, Hicciaon,
vasiago dc Arcs, y los ¡rudcnics Ucalcgonic y
Anicnor, ancianos dcl ¡ucllo; los cualcs a causa
dc su vcjcz no conlaiían, ¡cro cran lucnos
arcngadorcs, scncjanics a las cigarras quc,
¡osadas cn los arlolcs dc la sclva, dcjan oír su
aguda voz. Talcs ¡roccrcs iroyanos Ialía cn la
iorrc. Cuando vicron a Hclcna, quc Iacia cllos sc
cncaninala, dijcronsc unos a oiros, Iallando
qucdo, csias aladas ¡alalras.
156 No cs rc¡rcnsillc quc iroyanos y aqucos,
dc Icrnosas grclas, sufran ¡rolijos nalcs ¡or
una nujcr cono csia, cuyo rosiro ianio sc ¡arccc
al dc las diosas innorialcs. Pcro, aun sicndo así,
vayasc cn las navcs, anics dc quc llcguc a
convcriirsc cn una ¡laga ¡ara nosoiros y ¡ara
nucsiros Iijos.
161 Así Iallalan. Príano llano a Hclcna y lc
dijo.
162 Vcn aca, Iija qucrida; sicniaic a ni lado
¡ara quc vcas a iu anicrior narido y a sus
¡aricnics y anigos ¡ucs a ii no ic considcro
cul¡allc, sino a los dioscs quc ¡ronovicron
conira nosoiros la luciuosa gucrra dc los aqucos
y nc digas cono sc llana csc ingcnic varon,
quicn cs csc aquco gallardo y alio dc cucr¡o.
Oiros Iay dc nayor csiaiura, ¡cro janas vicron
nis ojos un Ionlrc ian Icrnoso y vcncrallc.
Parccc un rcy.
171 Conicsio Hclcna, divina cnirc las
nujcrcs.
172 Mc ins¡iras, sucgro anado, rcs¡cio y
icnor. ¡Ojala la nucric nc Iulicsc sido graia
cuando vinc con iu Iijo, dcjando, a la vcz quc cl
ialano, a nis Icrnanos, ni Iija qucrida y nis
anallcs con¡ancras! Pcro no succdio así, y
aIora nc consuno llorando. Voy a rcs¡ondcr a iu
¡rcgunia. Ésc cs cl ¡odcrosísino Agancnon
Airida, lucn rcy y csforzado conlaiicnic, quc fuc
cunado dc csia dcsvcrgonzada, si iodo no Ia sido
sucno.
181 Así dijo. El anciano conicn¡lolo con
adniracion y c×clano.
182 ¡Airida fcliz, nacido con sucric,
aforiunado! MucIos son los aqucos quc lo
olcdcccn. En oiro iicn¡o fui a la Frigia, cn vinas
alundosa, y vi a nucIos dc sus naiuralcs los
¡ucllos dc Oirco y dc Migdon, igual a un dios
quc con los agilcs corcclcs acan¡alan a orillas
dcl Sangario. Enirc cllos nc Iallala, a fucr dc
aliado, cl día cn quc llcgaron las varonilcs
anazonas. Pcro no cran ianios cono los aqucos
dc ojos vivos.
191 Fijando la visia cn Uliscs, cl anciano
volvio a ¡rcguniar.
192 Ea, dinc ianlicn, Iija qucrida, quicn cs
aqucl, ncnor cn csiaiura quc Agancnon Airida,
¡cro nas ancIo dc cs¡aldas y dc ¡ccIo. Ha
dcjado cn cl fcriil suclo las arnas y rccorrc las
filas cono un carncro. Parccc un vclloso carncro
quc airavicsa un gran rclano dc candidas ovcjas.
199 Al noncnio lc rcs¡ondio Hclcna, Iija dc
Zcus.
200 Aqucl cs cl Iijo dc Lacrics, cl ingcnioso
Uliscs, quc sc crio cn la as¡cra íiaca; ian Ialil cn
urdir cnganos dc ioda cs¡ccic, cono cn dar
¡rudcnics conscjos.
203 El scnsaio Anicnor rc¡lico al noncnio.
204 Mujcr, nucIa vcrdad cs lo quc diccs.
Uliscs vino ¡or ii, cono cnlajador, con Mcnclao,
caro a Arcs; yo los Ios¡cdc y agasajc cn ni
¡alacio y ¡udc conoccr la condicion y los
¡rudcnics conscjos dc anlos. Enirc los iroyanos
rcunidos, dc ¡ic, solrcsalía Mcnclao ¡or sus
ancIas cs¡aldas; scniados, cra Uliscs nas
najcsiuoso. Cuando Iilvanalan razoncs y
conscjos ¡ara iodos nosoiros, Mcnclao Iallala
dc ¡risa, ¡oco, ¡cro nuy clarancnic. ¡ucs no cra
vcrloso, ni, con scr cl nas jovcn, sc a¡ariala dcl
asunio; cl ingcnioso Uliscs, dcs¡ucs dc
lcvaniarsc, ¡crnanccía cn ¡ic con la visia laja y
los ojos clavados cn cl suclo, no ncncala cl cciro
quc icnía innovil cn la nano, y ¡arccía un
ignoranic. lo Iulicras ionado ¡or un iracundo o
¡or un csiu¡ido. Mas ian ¡ronio cono salían dc
su ¡ccIo las ¡alalras ¡ronunciadas con voz
sonora, cono cacn cn invicrno los co¡os dc nicvc,
ningun norial Iulicsc dis¡uiado con Uliscs. Y
cnionccs ya no adniralanos ianio la figura dc
Icroc.
225 Fc¡arando la icrccra vcz cn Ayanic, dijo
cl anciano.
226 ¿Quicn cs csc oiro aquco gallardo y alio,
quc dcscuclla cnirc los argivos ¡or su calcza y
ancIas cs¡aldas?
228 Fcs¡ondio Hclcna, la dc largo ¡c¡lo,
divina cnirc las nujcrcs.
229 Ésc cs cl ingcnic Ayanic, anicnural dc
los aqucos. Al oiro lado csia Idoncnco, cono un
dios, cnirc los crcicnscs; rodcanlo los ca¡iiancs
dc sus iro¡as. MucIas vcccs Mcnclao, caro a
Arcs, lo Ios¡cdo cn nucsiro ¡alacio cuando vcnía
dc Crcia. Disiingo a los dcnas aqucos dc ojos
vivos, y nc scría facil rcconoccrlos y nonlrarlos;
nas no vco a dos caudillos dc Ionlrcs, Casior,
donador dc calallos, y Polu×, c×cclcnic ¡ugil,
Icrnanos carnalcs quc nc dio ni nadrc. ¿Acaso
no Ian vcnido dc la ancna Laccdcnonia? ¿O
llcgaron cn las navcs, surcadoras dcl ¡onio, y no
quicrcn cnirar cn conlaic ¡ara no Iaccrsc
¡ariíci¡cs dc ni dcsIonra y dc nis nucIos
o¡rolios?
243 Así Iallo. A cllos la fcriil iicrra los icnía
ya consigo, cn Laccdcnona, cn su nisna ¡airia.
243 Los Icraldos airavcsalan la ciudad con
las víciinas ¡ara los divinos jurancnios, los dos
cordcros, y cl rcgocijador vino, fruio dc la iicrra,
cnccrrado cn un odrc dc ¡icl dc calra. El Icraldo
Idco llcvala adcnas una rclucicnic craicra y
co¡as dc oro; y, accrcandosc al anciano, inviiolo
dicicndo.
250 ¡Lcvaniaic, Laoncdoniíada! Los ¡roccrcs
dc los iroyanos, donadorcs dc calallos, y dc los
aqucos, dc lroncíncas corazas, io ¡idcn quc lajcs
a la llanura y sancioncs los ficlcs jurancnios;
¡ucs Alcjandro y Mcnclao, caro a Arcs,
conlaiiran con lucngas lanzas ¡or la cs¡osa.
nujcr y riquczas scran dcl quc vcnza, y, dcs¡ucs
dc ¡aciar anisiad con ficlcs jurancnios, nosoiros
scguircnos Ialiiando la fcriil Troya, y aqucllos
volvcran a Argos, criador dc calallos, y a Acaya,
la dc lindas nujcrcs.
259 Así dijo. Esircncciosc cl anciano y
nando a los anigos quc cngancIaran los
calallos. Olcdccicronlo solíciios. Sulio Príano y
cogio las ricndas; a su lado, cn cl nagnífico carro,
sc ¡uso Anicnor. E inncdiaiancnic guiaron los
ligcros corcclcs Iacia la llanura ¡or las ¡ucrias
Esccas.
264 Cuando Iulicron llcgado al can¡o,
dcsccndicron dcl carro al alno suclo y sc
cncaninaron al cs¡acio quc ncdiala cnirc los
iroyanos y los aqucos. Lcvaniosc al ¡unio cl rcy
dc Ionlrcs, Agancnon, lcvaniosc ianlicn cl
ingcnioso Uliscs; y los Icraldos cons¡icuos
juniaron las víciinas quc dclían innolarsc ¡ara
los sagrados jurancnios, nczclaron vinos cn la
craicra y dicron aguananos a los rcycs. El Airida,
con la daga quc llcvala junio a la gran vaina dc
la cs¡ada, corio ¡clo dc la calcza dc los cordcros,
y los Icraldos lo rc¡ariicron a los ¡roccrcs
iroyanos y aqucos. Y, colocandosc cl Airida cn
ncdio dc iodos, oro cn alia voz con las nanos
lcvaniadas.
276 ¡Padrc Zcus, quc rcinas dcsdc cl Ida,
gloriosísino, na×ino! ¡Sol, quc iodo lo vcs y iodo
lo oycs! ¡Fíos! ¡Ticrra! ¡Y vosoiros quc cn lo
¡rofundo casiigais a los nucrios quc fucron
¡crjuros! Scd iodos icsiigos y guardad los ficlcs
jurancnios. Si Alcjandro naia a Mcnclao, sca
suya Hclcna con iodas las riquczas y nosoiros
volvanonos cn las navcs, surcadoras dcl ¡onio;
nas si cl rulio Mcnclao naia a Alcjandro,
dcvuclvannos los iroyanos a Hclcna y las riquczas
iodas, y ¡agucn a los argivos la indcnnizacion
quc sca jusia ¡ara quc llcguc a conocinicnio dc
los Ionlrcs vcnidcros. Y, si, vcncido Alcjandro,
Príano y sus Iijos sc ncgarcn a ¡agar la
indcnnizacion, nc qucdarc a conlaiir ¡or clla
Iasia quc icrninc la gucrra.
292 Dijo, coriolcs cl cucllo a los cordcros y
los ¡uso ¡al¡iianics, ¡cro sin vida, cn cl suclo; cl
crucl lroncc lcs Ialía quiiado cl vigor. Llcnaron
las co¡as sacando vino dc la craicra, y
dcrranandolo oralan a los scn¡iicrnos dioscs. Y
algunos dc los aqucos y dc los iroyanos
c×clanaron.
298 ¡Zcus gloriosísino, na×ino! ¡Dioscs
innorialcs! Los ¡rincros quc olrcn conira lo
jurado, vcan dcrranarsclcs a iicrra, cono csic
vino, sus scsos y los dc sus Iijos, y sus cs¡osas
caigan cn ¡odcr dc c×iranos.
302 Dc csia nancra Iallalan, ¡cro cl
Cronion no raiifico cl voio. Y Príano Dardanida
lcs dijo.
304 ¡Oídnc, iroyanos y aqucos, dc Icrnosas
grclas! Yo rcgrcsarc a la vcniosa Ilio, ¡ucs no
¡odría vcr con csios ojos a ni Iijo conlaiicndo
con Mcnclao, caro a Arcs. Zcus y los dcnas
dioscs innorialcs salcn ¡ara cual dc cllos iicnc cl
dcsiino ¡rc¡arada la nucric.
310 Dijo, y cl varon igual a un dios coloco los
cordcros cn cl carro, sulio cl nisno y iono las
ricndas; a su lado, cn cl nagnífico carro, sc ¡uso
Anicnor. Y al insianic volvicron a Ilio.
314 Hccior, Iijo dc Príano, y cl divino Uliscs
nidicron cl can¡o, y, ccIando dos sucrics cn un
casco dc lroncc, lo ncncalan ¡ara dccidir quicn
scría cl ¡rincro cn arrojar la lroncínca lanza. Los
Ionlrcs oralan y lcvanialan las nanos a los
dioscs. Y algunos dc los aqucos y dc los iroyanos
c×clanaron.
320 ¡Padrc Zcus, quc rcinas dcsdc cl Ida,
gloriosísino, na×ino! Conccdc quc quicn ianios
nalcs nos causo a unos y a oiros, nucra y
dcscicnda a la norada dc Hadcs, y nosoiros
disfruicnos dc la jurada anisiad.
324 Así dccían. El gran Hccior, cl dc
ircnolanic casco, agiiala las sucrics volvicndo cl
rosiro airas. ¡ronio salio la dc Paris. Scniaronsc
los gucrrcros, sin ron¡cr las filas, dondc cada
uno icnía los lriosos corcclcs y las lalradas
arnas. El divino Alcjandro, cs¡oso dc Hclcna, la
dc Icrnosa calcllcra, visiio una nagnífica
arnadura. ¡usosc cn las ¡icrnas clcganics grclas
ajusiadas con lrocIcs dc ¡laia; ¡roicgio cl ¡ccIo
con la coraza dc su Icrnano Licaon, quc sc lc
aconodala licn; colgo dcl Ionlro una cs¡ada dc
lroncc guarnccida con clavos dc ¡laia; cnlrazo
cl grandc y fucric cscudo; culrio la rolusia
calcza con un Icrnoso casco, cuyo icrrillc
¡cnacIo dc crincs dc calallo ondcala cn la
cincra, y asio una fornida lanza quc su nano
¡udicra nancjar. Dc igual nancra visiio las
arnas cl agucrrido Mcnclao.
340 Cuando Iulicron acalado dc arnarsc
sc¡aradancnic dc la nucIcdunlrc, a¡arccicron
cn cl lugar quc ncdiala cnirc anlos cjcrciios,
nirandosc dc un nodo icrrillc; y así los
iroyanos, donadorcs dc calallos, cono los
aqucos, dc Icrnosas grclas, sc qucdaron
aioniios al conicn¡larlos. Enconiraronsc
aqucllos cn cl ncdido can¡o, y sc dciuvicron
llandicndo las lanzas y nosirando cl odio quc
rccí¡rocancnic sc icnían. Alcjandro arrojo cl
¡rincro la lucnga lanza y dio un loic cn cl
cscudo liso dcl Airida, sin quc cl lroncc lo
ron¡icra. la ¡unia sc iorcio al cIocar con cl
fucric cscudo. Y Mcnclao Airida, dis¡onicndosc a
aconcicr con la suya, oro al ¡adrc Zcus.
351 ¡Solcrano Zcus! Pcrníicnc casiigar al
divino Alcjandro, quc nc ofcndio ¡rincro, y Iazlo
sucunlir a nis nanos, ¡ara quc los Ionlrcs
vcnidcros icnan ulirajar a quicn los Ios¡cdarc y
lcs ofrccicrc su anisiad.
355 Dijo, y llandicndo la lucnga lanza, accrio
a dar cn cl cscudo liso dcl Prianida. La ingcnic
lanza airavcso cl icrso cscudo, sc clavo cn la
lalrada coraza y rasgo la iunica solrc cl ijar.
Inclinosc cl iroyano y cviio la ncgra nucric. El
Airida dcscnvaino cnionccs la cs¡ada guarnccida
dc argcnicos clavos; ¡cro, al Icrir al cncnigo cn
la cincra dcl casco, sc lc cayo dc la nano, roia cn
ircs o cuairo ¡cdazos. Y cl Airida, alzando los
ojos al ancIuroso ciclo, sc lancnio dicicndo.
365 ¡Padrc Zcus, no Iay dios nas funcsio
quc iu! Es¡crala casiigar la ¡crfidia dc Alcjandro,
y la cs¡ada sc quiclra cn nis nanos, la lanza cs
arrojada inuiilncnic y no consigo vcnccrlo.
369 Dicc, y arrcnciicndo a Paris, cogclo ¡or
cl casco adornado con cs¡csas crincs dc calallo,
quc rciucrcc, y lo arrasira Iacia los aqucos dc
Icrnosas grclas, ncdio aIogado ¡or la lordada
corrca quc, aiada ¡or dclajo dc la larla ¡ara
ascgurar cl casco, lc a¡rciala cl dclicado cucllo. Y
sc lo Iulicra llcvado, consiguicndo inncnsa
gloria, si al ¡unio no lo Iulicsc advcriido
Afrodiia, Iija dc Zcus, quc ron¡io la corrca IccIa
dcl cucro dc un lucy dcgollado. cl casco vacío
siguio a la rolusia nano, cl Icroc lo volico y
arrojo a los aqucos, dc Icrnosas grclas, y sus
ficlcs con¡ancros lo rccogicron. Dc nucvo asalio
Mcnclao a Paris ¡ara naiarlo con la lroncínca
lanza; ¡cro Afrodiia arrclaio a su Iijo con gran
facilidad, ¡or scr diosa, y llcvolo, cnvuclio cn
dcnsa niclla, al oloroso y ¡crfunado ialano.
Lucgo fuc a llanar a Hclcna, Iallandola cn la alia
iorrc con nucIas iroyanas; iiro suavcncnic dc
su ¡crfunado vclo, y, ionando la figura dc una
anciana cardadora quc alla cn Laccdcnonia lc
¡rc¡arala a Hclcna Icrnosas lanas y cra nuy
qucrida dc csia, díjolc la diosa Afrodiia.
390 Vcn aca. Tc llana Alcjandro ¡ara quc
vuclvas a iu casa. Hallasc, cs¡lcndcnic ¡or su
lcllcza y sus vcsiidos, cn cl iorncado lccIo dc la
canara nu¡cial. No dirías quc vicnc dc conlaiir,
sino quc va al lailc o quc rc¡osa dc rccicnic
danza.
395 Así dijo. Hclcna siniio quc cn cl ¡ccIo lc
¡al¡iiala cl corazon; ¡cro, al vcr cl Icrnosísino
cucllo, los lindos ¡ccIos y los rcfulgcnics ojos dc
la diosa, sc asonlro y lc dijo.
399 ¡Crucl! ¿Por quc quicrcs cnganarnc? ¿Mc
llcvaras acaso nas alla, a cualquicr ¡o¡ulosa
ciudad dc la Frigia o dc la Mconia ancna dondc
algun Ionlrc doiado dc ¡alalra ic sca qucrido?
¿Vicncs con cnganos ¡orquc Mcnclao Ia vcncido
al divino Alcjandro, y quicrcs quc yo, la odiosa,
vuclva a su casa? Vc, sicniaic al lado dc Paris,
dcja cl canino dc las diosas, no ic conduzcan ius
¡ics al Olin¡o; y llora, y vcla ¡or cl, Iasia quc ic
Iaga su cs¡osa o su csclava. No irc a11a,
¡vcrgonzoso fucra!, a con¡ariir su lccIo; iodas
las iroyanas nc lo viiu¡crarían, y ya son nucIos
los ¡csarcs quc coniurlan ni corazon.
413 La divina Afrodiia lc rcs¡ondio airada.
414 ¡No nc irriics, dcsgraciada! No sca quc,
cnojandonc, ic dcsan¡arc; ic alorrczca dc nodo
ian c×iraordinario cono Iasia aquí ic anc; ¡onga
funcsios odios cnirc iroyanos y danaos, y iu
¡crczcas dc nala nucric.
418 Así dijo. Hclcna, Iija dc Zcus, iuvo
nicdo; y, ccIandosc cl llanco y cs¡lcndido vclo,
salio cn silcncio iras la diosa, sin quc ninguna dc
las iroyanas lo adviriicra.
421 Tan ¡ronio cono llcgaron al nagnífico
¡alacio dc Alcjandro, las csclavas volvicron a sus
lalorcs, y la divina cnirc las nujcrcs sc fuc
dcrccIa a la canara nu¡cial dc clcvado iccIo. La
risucna Afrodiia coloco una silla dclanic dc
Alcjandro; scniosc Hclcna, Iija dc Zcus, quc llcva
la cgida, y, a¡ariando la visia dc su cs¡oso, lo
incrc¡o con csias ¡alalras.
428 ¡Vicncs dc la lucIa, y Iulicras dclido
¡crcccr a nanos dcl csforzado varon quc fuc ni
anicrior narido! Dlasonalas dc scr su¡crior a
Mcnclao, caro a Arcs, cn fucrza, cn ¡unos y cn cl
nancjo dc la lanza; ¡ucs ¡rovocalo dc nucvo a
singular conlaic. Pcro no. ic aconscjo quc
dcsisias, y no quicras ¡clcar ni conicndcr
icncrariancnic con cl rulio Mcnclao; no sca quc
cn scguida sucunlas, Icrido ¡or su lanza.
437 Fcs¡ondiolc Paris con csias ¡alalras.
438 Mujcr, no nc zaIicras con anargos
laldoncs. Hoy Ia vcncido Mcnclao con cl au×ilio
dc Aicnca; oiro día lo vcnccrc yo, ¡ucs ianlicn
icncnos dioscs quc nos ¡roicgcn. Mas, ca,
acosicnonos y volvanos a scr anigos. Janas la
¡asion sc a¡odcro dc ni cs¡íriiu cono aIora; ni
cuando, dcs¡ucs dc rolaric, ¡ariinos dc la
ancna Laccdcnonia cn las navcs surcadoras dcl
¡onio y llcganos a la isla dc Cranac, dondc nc
unio coniigo anoroso consorcio. con ial ansia ic
ano cn csic noncnio y ian dulcc cs cl dcsco quc
dc ní sc a¡odcra.
447 Dijo, y cn¡czo a cncaninarsc al ialano;
y cn scguida lo siguio la cs¡osa.
448 Acosiaronsc anlos cn cl iorncado lccIo,
nicniras cl Airida sc rcvolvía cnirc la
nucIcdunlrc, cono una ficra, luscando al
dcifornc Alcjandro. Pcro ningun iroyano ni aliado
ilusirc ¡udo nosirarsclo a Mcnclao, caro a Arcs;
quc no ¡or anisiad lo Iulicscn oculiado, ¡ucs a
iodos sc lcs Ialía IccIo ian odioso cono la ncgra
nucric. Y Agancnon, rcy dc Ionlrcs, lcs dijo.
456 iOíd, iroyanos, dardanos y aliados! Es
cvidcnic quc la vicioria qucdo ¡or Mcnclao, caro a
Arcs; cnircgadnos la argiva Hclcna con sus
riquczas y ¡agad una indcnnizacion, la quc sca
jusia, ¡ara quc llcguc a conocinicnio dc los
Ionlrcs vcnidcros.
461 Así dijo cl Airida, y los dcnas aqucos
a¡laudicron.

CANTO IV*
VIoIacIón de Ios juramentos
Agamenón revIsta Ias tropas

¯ Mcnclao lo lusca ¡or cl canco dc
laialla y rccilc cn la ciniura cl
in¡acio dc una flccIa lanzada ¡or
Pandaro, quc así ron¡c la ircgua
covcnida ¡or los dos cjcrciios anics
dc cn¡czar cl singular dcsafío.
Enionccs conicnza una
cncarnizada lucIa cnirc aqucos y
iroyanos.

1 Scniados cn cl aurco ¡avincnio junio a
Zcus, los dioscs cclclralan conscjo. La vcncrallc
Hclc cscanciala ncciar, y cllos rccilían
succsivancnic la co¡a dc oro y conicn¡lalan la
ciudad dc Troya. Pronio cl Cronida inicnio
zaIcrir a Hcra con nordaccs ¡alalras; y,
Iallando fingidancnic, dijo.
7 Dos son las diosas quc ¡roicgcn a Mcnclao,
Hcra argiva y Aicnca alalconcnia; ¡cro, scniadas
a disiancia, sc conicnian con nirarlo; nicniras
quc Afrodiia, ananic dc la risa, acon¡ana
consianicncnic al oiro y io Lilra dc Las ¡arcas, y
aIora lo acala dc salvar cuando cl nisno crcía
¡crcccr. Pcro, con¡ la vicioria qucdo ¡or
Mcnclao, caro a Arcs, dclilcrcnos solrc sus
fuiuras consccucncias. si convicnc ¡ronovcr
nucvancnic cl funcsio conlaic y la icrrillc
¡clca, o rcconciliar a cniranlos ¡ucllos. Si a
iodos ¡luguicra y agradara, la ciudad dcl rcy
Príano coniinuaría ¡ollada y Mcnclao sc llcvaría
la argiva Hclcna.
20 Así dijo. Aicnca y Hcra, quc icnían Los
asicnios coniiguos y ¡cnsalan cn causar dano a
Los iroyanos, sc nordicron Los lalios. Aicnca,
aunquc airada conira su ¡adrc Zcus y ¡oscída dc
fcroz colcra, guardo silcncio y nada dijo; ¡cro a
Hcra no lc cu¡o la ira cn cl ¡ccIo, y c×clano.
25 ¡Crudclísino Cronida! ¡Quc ¡alalras
¡rofcrisic! ¿Quicrcs quc sca vano a incficaz ni
iralajo y cl sudor quc nc cosio? Mis corcclcs sc
faiigaron, cuando rcunía cl cjcrciio conira Príano
y sus Iijos. Haz lo quc diccs, ¡cro no iodos los
dioscs ic lo a¡rolarcnos.
30 Fcs¡ondiolc nuy indignado Zcus, quc
anoniona las nulcs.
31 ¡DcsdicIada! ¿Quc gravcs ofcnsas ic
inficrcn Príano y sus Iijos ¡ara quc
coniinuancnic anIclcs dcsiruir la licn cdificada
ciudad dc Ilio? Si iras¡onicndo las ¡ucrias dc los
alios nuros, ic conicras crudo a Príano, a sus
Iijos y a los dcnas iroyanos, quiza iu colcra sc
a¡aciguara. Haz lo quc ic ¡lazca; no sca quc dc
csia dis¡uia sc originc una gran rina cnirc
nosoiros. Oira cosa voy a dcciric quc fijaras cn la
ncnoria. cuando yo icnga vcIcncnic dcsco dc
dcsiruir alguna ciudad dondc vivan anigos iuyos,
no rciardcs ni colcra y dcjanc Iaccr lo quc
quicra, ya quc csia ic la ccdo cs¡oniancancnic,
aunquc conira los in¡ulsos dc ni alna. Dc las
ciudadcs quc los Ionlrcs icrrcsircs Ialiian
dclajo dcl sol y dcl ciclo csircllado, la sagrada Ilio
cra la ¡rcfcrida dc ni corazon, con Príano y su
¡ucllo arnado con lanzas dc frcsno. Mi aliar
janas carccio cn clla dcl alincnio dclido,
lilacioncs y va¡or dc grasa qucnada; quc ialcs
son los Ionorcs quc sc nos dclcn.
5o Conicsiolc cn scguida Hcra vcncranda, la
dc ojos dc novilla.
51 Trcs son las ciudadcs quc nas quicro.
Argos, Es¡aria y Miccnas, la dc ancIas callcs;
dcsiruyclas cuando las alorrczca iu corazon, y
no las dcfcndcrc, ni nc o¡ondrc siquicra. Y si nc
o¡usicrc y no lo ¡crniiicrc dcsiruirlas, nada
conscguiría, ¡orquc iu ¡odcr cs nuy su¡crior.
Pcro cs ¡rcciso quc ni iralajo no rcsulic inuiil.
Tanlicn yo soy una dcidad, nucsiro linajc cs cl
nisno y cl aricro Crono cngcndronc la nas
vcncrallc, ¡or ni alolcngo y ¡or llcvar cl nonlrc
dc cs¡osa iuya, dc ii quc rcinas solrc los
innorialcs iodos. Transijanos, yo coniigo y iu
connigo, y los dcnas dioscs innorialcs nos
scguiran. Manda ¡rcsio a Aicnca quc vaya al
can¡o dc la icrrillc laialla dc los iroyanos y los
aqucos, y ¡rocurc quc los iroyanos cn¡icccn a
ofcndcr, conira lo jurado, a los cnvanccidos
aqucos.
68 Así dijo. No dcsolcdccio cl ¡adrc dc los
Ionlrcs y dc los dioscs; y, dirigicndosc a Aicnca,
¡rofirio cn scguida csias aladas ¡alalras.
70 Vc nuy ¡rcsio al can¡o dc los iroyanos y
dc los aqucos, y ¡rocura quc los iroyanos
cn¡icccn a ofcndcr, conira lo jurado, a los
cnvanccidos aqucos.
73 Con ialcs voccs insiigolo a Iaccr lo quc
clla nisna dcscala; y Aicnca lajo cn raudo vuclo
dc las cunlrcs dcl Olin¡o. Cual fulgida csirclla
quc, cnviada cono scnal ¡or cl Iijo dcl aricro
Crono a los navcganics o a los individuos dc un
gran cjcrciio, dcs¡idc gran nuncro dc cIis¡as; dc
igual nodo Palas Aicnca sc lanzo a la iicrra y
cayo cn ncdio dcl can¡o. Asonlraronsc cuanios
la vicron, así los iroyanos, donadorcs dc
calallos, cono los aqucos, dc Icrnosas grclas, y
no falio quicn dijcra a su vccino.
82 O cn¡czara nucvancnic cl funcsio
conlaic y la icrrillc ¡clca, o Zcus, arliiro dc la
gucrra Iunana, ¡ondra anisiad cnirc anlos
¡ucllos.
85 Dc csia nancra Iallalan algunos dc los
aqucos y dc los iroyanos. La diosa, iransfigurada
cn varon ¡arccíasc a Laodoco Anicnorida,
csforzado conlaiicnic, ¡cnciro ¡or cl cjcrciio
iroyano luscando al dcifornc Pandaro. Hallo ¡or
fin al c×inio y fucric Iijo dc Licaon cn ncdio dc
las filas dc Ionlrcs valicnics, cscudados, quc
con cl Ialían llcgado dc las orillas dcl Esc¡o; y,
dcicnicndosc ccrca dc cl, lc dijo csias aladas
¡alalras.
93 ¿Qucrras olcdcccrnc, Iijo valcroso dc
Licaon? ¡Tc aircvicras a dis¡arar una vcloz flccIa
conira Mcnclao! Alcanzarías gloria cnirc los
iroyanos y ic lo agradcccrían iodos, y
¡ariicularncnic cl ¡rínci¡c Alcjandro; csic ic
Iaría cs¡lcndidos ¡rcscnics, si vicra quc a
Mcnclao, lclicoso Iijo dc Airco, lo sulían a la
irisic ¡ira, nucrio ¡or una dc ius flccIas. Ea, iira
una sacia al íncliio Mcnclao, y voia sacrificar a
A¡olo nacido cn Licia, cclclrc ¡or su arco, una
Iccaionlc ¡crfccia dc cordcros ¡rinogcniios
cuando vuclvas a iu ¡airia, la sagrada ciudad dc
Zclca.
Así dijo Aicnca. El inscnsaio sc dcjo
¡crsuadir, y asio cn scguida cl ¡ulido arco IccIo
con las asias dc un lascivo luco nonics, a quicn
cl Ialía acccIado y Icrido cn cl ¡ccIo cuando
saliala dc un ¡cnasco. cl aninal cayo dc
cs¡aldas cn la roca, y sus cucrnos dc dicciscis
¡alnos fucron ajusiados y ¡ulidos ¡or Ialil
ariíficc y adornados con anillos dc oro. Pandaro
icndio cl arco, lajandolo a inclinandolo al suclo, y
sus valicnics anigos lo culricron con los
cscudos, ¡ara quc los lclicosos aqucos no
arrcnciicran conira cl anics quc Mcnclao,
agucrrido Iijo dc Airco, fucsc Icrido. Dcsia¡o cl
carcaj y saco una flccIa nucva, alada, causadora
dc accrlos dolorcs; ada¡io cn scguida a la cucrda
dcl arco la anarga sacia, y voio a A¡olo nacido cn
Licia, cl dc glorioso arco, sacrificarlc una
cs¡lcndida Iccaionlc dc cordcros ¡rinogcniios
cuando volvicra a su ¡airia, la sagrada ciudad dc
Zclca. Y, cogicndo a la vcz las ¡lunas y cl lovino
ncrvio, iiro Iacia su ¡ccIo y accrco la ¡unia dc
Iicrro al arco. Arnado así, rccIino cl gran arco
circular, crujio la cucrda y salio la ¡uniiaguda
flccIa dcscosa dc volar solrc la nuliiiud.
127 No sc olvidaron dc ii, oI Mcnclao, los
fcliccs a innorialcs dioscs y cs¡ccialncnic la Iija
dc Zcus, quc in¡cra cn las laiallas; la cual,
¡onicndosc dclanic, dcsvio la anarga flccIa.
a¡ariola dcl cucr¡o cono la nadrc aIuycnia una
nosca dc su nino quc ducrnc con ¡lacido sucno,
y la dirigio al lugar dondc los anillos dc oro
sujcialan cl ciniuron y la coraza cra dollc. La
anarga sacia airavcso cl ajusiado ciniuron, olra
dc ariíficc; sc clavo cn la nagnífica coraza, y,
ron¡icndo la cIa¡a quc cl Icroc llcvala ¡ara
¡roicgcr cl cucr¡o conira las flccIas y quc lo
dcfcndio nucIo, rasguno la ¡icl y al noncnio
lroio dc la Icrida la ncgra sangrc.
141 Cono una nujcr nconia o caria iinc cn
¡ur¡ura cl narfil quc Ia dc adornar cl frcno dc
un calallo, nucIos jincics dcscan llcvarlo y
aquclla lo guarda cn su casa ¡ara un rcy a fin dc
quc sca ornancnio ¡ara cl calallo y noiivo dc
gloria ¡ara cl calallcro; dc la nisna nancra, oI
Mcnclao, sc iincron dc sangrc ius licn fornados
nuslos, las ¡icrnas, y nas alajo los Icrnosos
iolillos.
148 Esircncciosc cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon, al vcr la ncgra sangrc quc nanala dc
la Icrida. Esircncciosc asinisno Mcnclao, caro a
Arcs; nas, cono adviriicra quc qucdalan fucra cl
ncrvio y las ¡lunas, rccolro cl anino cn su
¡ccIo. Y cl rcy Agancnon, asicndo dc la nano a
Mcnclao, dijo cnirc Iondos sus¡iros nicniras los
con¡ancros gcnían.
155 ¡Hcrnano qucrido! Para iu nucric
cclclrc cl jurado convcnio cuando ic ¡usc dclanic
dc iodos a fin dc quc lucIaras ¡or los aqucos, iu
solo, con los iroyanos. Así ic Ian Icrido.
¡isoicando los jurancnios dc fidclidad. Pcro no
scran inuiilcs cl ¡acio, la sangrc dc los cordcros,
las lilacioncs dc vino ¡uro y cl a¡rcion dc nanos
cn quc confialanos. Si cl Olín¡ico no los casiiga
aIora, lo Iara nas iardc, y ¡agaran cuanio
Iicicron con una gran ¡cna. con sus ¡ro¡ias
calczas, sus nujcrcs y sus Iijos. Dicn lo conocc
ni inicligcncia y lo ¡rcsicnic ni corazon. día
vcndra cn quc ¡crczcan la sagrada llio, y Priano,
y su ¡ucllo arnado con lanzas dc Frcsno; cl
c×cclso Zcus Cronida, quc vivc cn cl cicr, irriiado
¡or csic cngano, agiiara conira cllos su cgida
cs¡aniosa. Todo csio Ia dc succdcr
irrcnisillcncnic. Pcro scra grandc ni ¡csar, oI
Mcnclao, si nucrcs y llcgas al icrnino faial dc io
vida, y Ic dc volvcr con gran o¡rolio a la arida
Argos; ¡orquc los aqucos sc acordaran cn scguida
dc su iicrra ¡airia, dcjarcnos cono irofcos cn
¡odcr dc Príano y dc los iroyanos a la argiva
Hclcna, y ius Iucsos sc ¡udriran cn Troya a
causa dc una cn¡rcsa no llcvada a
cun¡linicnio. Y alguno dc los iroyanos solcrlios
c×clanara, saliando solrc la iunla dcl glorioso
Mcnclao. «Así cfcciuc Agancnon iodas sus
vcnganzas cono csia; ¡ucs irajo inuiilncnic un
cjcrciio aquco y rcgrcso a su ¡airia con las navcs
vacías, dcjando aquí al valicnic Mcnclao.» Y
cuando csio diga, alrascnc la ancIurosa iicrra.
183 Para iranquilizarlo, rcs¡ondio cl rulio
Mcnclao.
184 Tcn anino y no cs¡anics a los aqucos.
La aguda flccIa no sc nc Ia clavado cn siiio
norial, ¡ucs nc ¡roicgio ¡or fucra cl lalrado
ciniuron y ¡or dcniro la faja y la cIa¡a quc
forjaron olrcros lroncisias.
188 Conicsiolc cl rcy Agancnon, dicicndo.
189 ¡Ojala sca así, qucrido Mcnclao! Un
ncdico rcconoccra la Icrida y lc a¡licara drogas
quc calncn los icrrillcs dolorcs.
192 Dijo, y cn scguida dio csia ordcn al
divino Icraldo Taliilio.
193 ¡Taliilio! Llana ¡ronio a Macaon, cl Iijo
dcl insignc ncdico Asclc¡io, ¡ara quc rcconozca
al agucrrido Mcnclao, Iijo dc Airco, a quicn Ia
flccIado un Ialil arqucro iroyano o licio; gloria
¡ara cl y llanio ¡ara nosoiros.
198 Así dijo, y cl Icraldo al oírlo no
dcsolcdccio. Fucsc ¡or cnirc los aqucos, dc
lroncíncas corazas, lusco con la visia al Icroc
Macaon y lo Iallo cn ncdio dc las fucrics filas dc
Ionlrcs cscudados quc lo Ialían scguido dcsdc
Trica, criadora dc calallos. Y, dcicnicndosc ccrca
dc cl, lc dirigio csias aladas ¡alalras.
204 ¡Vcn, Asclc¡íada! Tc llana cl rcy
Agancnon ¡ara quc rcconozcas al agucrrido
Mcnclao, caudillo dc los aqucos, a quicn Ia
flccIado Ialil arqucro iroyano o licio; gloria ¡ara
cl y llanio ¡ara nosoiros.
208 Así dijo, y Macaon siniio quc cn cl ¡ccIo
sc lc connovía cl anino. Airavcsaron, Icndicndo
¡or la gcnic, cl cs¡acioso can¡ancnio dc los
aqucos; y llcgando al lugar dondc fuc Icrido cl
rulio Mcnclao (csic a¡arccía cono un dios cnirc
los ¡rinci¡alcs caudillos quc cn iorno dc cl sc
Ialían congrcgado}, Macaon arranco la flccIa dcl
ajusiado cíngulo; ¡cro, al iirar dc clla,
ron¡icronsc las ¡lunas, y cnionccs dcsaio cl
visioso ciniuron y quiio la faja y la cIa¡a quc
Ialían IccIo olrcros lroncisias. Tan ¡ronio
cono vio la Icrida causada ¡or la crucl sacia,
cIu¡o la sangrc y a¡lico con ¡cricia drogas
calnanics quc a su ¡adrc Ialía dado Quiron cn
¡rucla dc anisiad.
220 Micniras sc ocu¡alan cn curar a
Mcnclao, valicnic cn la ¡clca, llcgaron las Iucsics
dc los cscudados iroyanos; visiicron aqucllos la
arnadura, y ya solo ¡cnsaron cn cl conlaic.
223 Enionccs no Iulicras visio quc cl divino
Agancnon sc durnicra, icnllara o rcIuycra cl
conlaic, ¡ucs ila ¡rcsuroso a la lid, dondc los
varoncs alcanzan gloria. Dcjo los calallos y cl
carro dc lroncíncos adornos Eurincdonic, Iijo dc
Piolonco Piraída, sc qucdo a cicria disiancia con
los fogosos corcclcs, cncargo al auriga quc no sc
alcjara ¡or si cl cansancio sc a¡odcrala dc sus
nicnlros, nicniras cjcrcía cl nando solrc
aquclla nuliiiud dc Ionlrcs y cn¡czo a rccorrcr
a ¡ic las Iilcras dc gucrrcros. A cuanios vcía, dc
cnirc los danaos dc agilcs corcclcs, quc sc
a¡crcilían ¡ara la ¡clca, los aninala dicicndo.
234 ¡Argivos! No dcsnayc vucsiro in¡ciuoso
valor. El ¡adrc Zcus no ¡roicgcra a los ¡crfidos.
cono Ian sido los ¡rincros cn faliar a lo jurado,
sus iicrnas carncs scran ¡asio dc luiircs y
nosoiros nos llcvarcnos cn las navcs a sus
cs¡osas c Iijos cuando ioncnos la ciudad.
240 A los quc vcía rcnisos cn narcIar al
odioso conlaic, los incrc¡ala con iracundas
voccs.
241 ¡Argivos quc solo con cl arco salcis
¡clcar, Ionlrcs viiu¡crallcs! ¿No os
avcrgonzais? ¿Por quc os Iallo aioniios cono
ccrvaios quc, Ialicndo corrido ¡or cs¡acioso
can¡o, sc dciicncn cuando ningun vigor qucda
cn su ¡ccIo? Así csiais vosoiros. ¡asnados y sin
conlaiir. ¿Aguardais acaso quc los iroyanos
llcgucn a la orilla dcl cs¡unoso nar dondc
icncnos las navcs dc lindas ¡o¡as, ¡ara vcr si cl
Cronion c×iicndc su nano solrc vosoiros?
250 Dc ial sucric rcvisiala, cono
gcncralísino, las filas dc gucrrcros. Andando ¡or
cnirc la nucIcdunlrc, llcgo al siiio dondc los
crcicnscs vcsiían las arnas con cl agucrrido
Idoncnco. Ésic, scncjanic a un jalalí ¡or su
lravura, sc Iallala cn las ¡rincras filas, y
Mcrioncs cnardccía a los soldados dc las uliinas
falangcs. Al vcrlos, cl rcy dc Ionlrcs, Agancnon,
sc alcgro y al ¡unio dijo a Idoncnco con suavcs
voccs.
257 ¡Idoncnco! Tc Ionro dc un nodo cs¡ccial
cnirc los danaos, dc agilcs corcclcs, así cn la
gucrra a oira cn¡rcsa, cono cn cl lanqucic,
cuando los ¡roccrcs argivos lclcn cl ncgro vino
dc Ionor nczclado cn las craicras. A los dcnas
aqucos dc larga calcllcra sc lcs da su racion;
¡cro iu iicncs sicn¡rc la co¡a llcna, cono yo, y
lclcs cuanio ic ¡lacc. Corrc aIora a la laialla y
nucsira cl dcnucdo dc quc ic jacias.
265 Fcs¡ondiolc Idoncnco, caudillo dc los
crcicnscs.
266 ¡Airida! Sicn¡rc Ic dc scr iu anigo ficl,
cono lo ascgurc y ¡roncií quc lo scría. Pcro
c×Ioria a los dcnas nclcnudos aqucos, ¡ara quc
cuanio anics ¡clccnos con los iroyanos, ya quc
csios Ian roio los ¡acios. La nucric y ioda clasc
dc calanidadcs lcs aguardan, ¡or Ialcr sido los
¡rincros cn faliar a lo jurado.
272 Así dijo, y cl Airida con cl corazon alcgrc
¡aso adclanic. Andando ¡or cnirc la
nucIcdunlrc llcgo al siiio dondc csialan los
Ayanics. Ésios sc arnalan, y una nulc dc
infanics los scguía. Cono cl nularron, in¡clido
¡or cl ccfiro, canina solrc cl nar y sc lc vc a io
lcjos ncgro cono la ¡cz y ¡rcnado dc icn¡csiad, y
cl calrcro sc csircnccc al divisarlo dcsdc una
aliura, y, aniccogicndo cl ganado, lo conducc a
una cucva; dc igual nodo ilan al danoso
conlaic, con los Ayanics, las dcnsas y olscuras
falangcs dc jovcncs ilusircs, crizadas dc lanzas y
cscudos. Al vcrlos, cl rcy Agancnon sc rcgocijo, y
dijo csias aladas ¡alalras.
285 ¡Ayanics, ¡rínci¡cs dc los argivos dc
lroncíncas corazas! A vosoiros ino¡oriuno fucra
c×Ioriaros nada os cncargo, ¡orquc ya insiigais
al cjcrciio a quc ¡clcc valcrosancnic. Ojala,
¡¡adrc Zcus, Aicnca, A¡olo!, quc Iulicsc cl
nisno anino cn iodos los ¡ccIos, ¡ucs ¡ronio la
ciudad dcl rcy Príano scría ionada y dcsiruida
¡or nucsiras nanos.
292 Cuando así Iulo Iallado, los dcjo y sc
fuc Iacia oiros. Hallo a Ncsior, clocucnic orador
dc los ¡ilios, ordcnando a los suyos y
aninandolos a ¡clcar, junio con cl gran
Pclagonic, Alasior, Cronio, cl ¡odcroso Hcnon y
Dianic, ¡asior dc Ionlrcs. Ponía dclanic, con los
rcs¡cciivos carros y corcclcs, a los quc dcsdc
aqucllos conlaiían; dciras, a gran co¡ia dc
valicnics ¡concs quc cn la laialla fornalan cono
un nuro, y cn ncdio, a los colardcs ¡ara quc
nal dc su grado iuvicscn quc conlaiir. Y, dando
insiruccioncs a los ¡rincros, lcs cncargala quc
sujciaran los calallos y no ¡ronovicscn
confusion cnirc la nucIcdunlrc.
303 Nadic, confiando cn su ¡cricia ccucsirc o
cn su valor, quicra lucIar solo y fucra dc las filas
con los iroyanos; quc asinisno nadic rciroccda;
¡ucs con nayor facilidad scríais vcncidos. El quc
caiga dcl carro y sula al dc oiro ¡clcc con la
lanza, ¡ucs Iaccrlo así cs nucIo ncjor. Con ial
¡rudcncia y anino cn cl ¡ccIo dcsiruycron los
aniiguos nucIas ciudadcs y nurallas.
310 Dc ial sucric cl anciano, dicsiro dcsdc
aniiguo cn la gucrra, los cnardccía. Al vcrlo, cl
rcy Agancnon sc alcgro, y lc dijo csias aladas
¡alalras.
313 ¡OI anciano! ¡Así cono conscrvas cl
anino cn iu ¡ccIo, iuvicras agilcs las rodillas y
sin ncnoscalo las fucrzas! Pcro ic alruna la
vcjcz, quc a nadic rcs¡cia. Ojala quc oiro cargasc
con clla y iu fucras coniado cn cl nuncro dc los
jovcncs.
317 Fcs¡ondiolc Ncsior, calallcro gcrcnio.
318 ¡Airida! Tanlicn yo quisicra scr cono
cuando naic al divino Ercuialion. Pcro janas las
dcidadcs lo dicron iodo y a un nisno iicn¡o a
los Ionlrcs. si cnionccs cra jovcn, ya ¡ara ní
llcgo la scncciud. Esio no olsianic, acon¡anarc
a los quc conlaicn cn carros ¡ara c×Ioriarlos
con conscjos y ¡alalras, quc ial cs la nision dc
los ancianos. Las lanzas las llandiran los
jovcncs, quc son nas vigorosos y ¡ucdcn confiar
cn sus fucrzas.
326 Así dijo, y cl Airida ¡aso adclanic con cl
corazon alcgrc. Hallo al c×cclcnic jincic Mcncsico,
Iijo dc Pcico, dc ¡ic cnirc los aicnicnscs
cjcrciiados cn la gucrra. Esiala ccrca dc cllos cl
ingcnioso Uliscs, y a ¡oca disiancia las Iucsics
dc los fucrics ccfalcnios, los cualcs, no Ialicndo
oído cl griio dc gucrra ¡ucs así las falangcs dc los
iroyanos, donadorcs dc calallos, cono las dc los
aqucos, sc ¡onían cnionccs cn novinicnio,
aguardalan quc oira colunna aquca ccrrara con
los iroyanos y dicra ¡rinci¡io la laialla. Al vcrlos,
cl rcy Agancnon los incrc¡o con csias aladas
¡alalras.
338 ¡Hijo dcl rcy Pcico, alunno dc Zcus; y iu,
¡criio cn nalas arics, asiuio! ¿Por quc,
ncdrosos, os alsicncis dc ¡clcar y cs¡crais quc
oiros ioncn la ofcnsiva? Dclicrais csiar cnirc los
dclanicros y corrcr a la ardicnic ¡clca, ya quc os
inviio anics quc a nadic cuando los aqucos
danos un lanqucic a los ¡roccrcs. Enionccs os
gusia concr carnc asada y lclcr sin iasa co¡as
dc dulcc vino, y aIora vcríais con ¡laccr quc dicz
colunnas aqucas conlaiicran dclanic dc
vosoiros con cl crucl lroncc.
349 Encarandolc la iorva visia, c×clano cl
ingcnioso Uliscs.
350 ¡Airida! ¡Quc ¡alalras sc ic csca¡aron
dcl ccrco dc los dicnics! ¿Por quc diccs quc sonos
rcnisos cn ir al conlaic? Cuando los aqucos
c×ciicnos al fcroz Arcs conira los iroyanos
donadorcs dc calallos, vcras, si quicrcs y ic
in¡oria, cono cl ¡adrc anado dc Tclcnaco
¡cncira ¡or las ¡rincras filas dc los iroyanos,
donadorcs dc calallos. Vano y sin fundancnio cs
iu lcnguajc.
356 Cuando cl rcy Agancnon con¡rcndio
quc cl Icroc sc irriiala, sonriosc y, rciraciandosc
dijo.
358 ¡Lacriíada, dcl linajc dc Zcus! ¡Uliscs,
fccundo cn ardidcs! No Ia sido ni inicnio ni
rc¡rcndcric cn dcnasía, ni daric ordcncs.
Conozco los lcncvolos scniinicnios dcl corazon
quc iicncs cn cl ¡ccIo, ¡ucs iu nodo dc ¡cnsar
coincidc con cl nío. Pcro vc, y si ic dijc algo
ofcnsivo, lucgo arrcglarcnos csic asunio. Hagan
los dioscs quc iodo sc lo llcvc cl vicnio.
364 Esio dicIo, los dcjo a11í, y sc fuc Iacia
oiros. Hallo al aninoso Dioncdcs, Iijo dc Tidco,
dc ¡ic cnirc los corcclcs y los solidos carros; y a
su lado a Esicnclo, Iijo dc Ca¡anco. En vicndo a
aqucl, cl rcy Agancnon lo rc¡rcndio, ¡rofiricndo
csias aladas ¡alalras.
370 ¡Ay, Iijo dcl agucrrido Tidco, donador dc
calallos! ¿Por quc iicnllas? ¿Por quc niras
azorado cl cs¡acio quc dc los cncnigos nos
sc¡ara? No solía Tidco icnllar dc csic nodo, sino
quc, adclaniandosc a sus con¡ancros, ¡clcala
con cl cncnigo. Así lo rcficrcn quicncs io vicron
conlaiir, ¡ucs yo no io ¡rcscncic ni io vi, y diccn
quc a iodos su¡crala. Esiuvo cn Miccnas, no
¡ara gucrrcar, sino cono Iucs¡cd, junio con cl
divino Poliniccs, cuando anlos rccluialan iro¡as
¡ara dirigirsc conira los sagrados nuros dc Tcla.
MucIo nos rogaron quc lcs dicranos au×iliarcs
ilusircs, y los ciudadanos qucrían conccdcrsclos y
¡rcsialan ascnso a lo quc sc lcs ¡cdía; ¡cro Zcus,
con funcsias scnalcs, lcs Iizo variar dc o¡inion.
Volvicronsc aqucllos; dcs¡ucs dc andar nucIo,
llcgaron al Aso¡o, cuyas orillas ¡ucllan juncalcs
y ¡rados, y los aqucos nonlraron cnlajador a
Tidco ¡ara quc fucra a Tcla. En cl ¡alacio dcl
fucric Eicoclcs cnconiralansc nucIos cadncos
rcunidos cn lanqucic; ¡cro ni a11í, sicndo
Iucs¡cd y solo cnirc ianios, sc iurlo cl c×inio
jincic Tidco. los dcsafiala y vcncía facilncnic cn
ioda clasc dc lucIas. ¡Dc ial sucric lo ¡roicgía
Aicnca! Cuando sc fuc, irriiados los cadncos,
aguijadorcs dc calallos, ¡usicron cn cnloscada a
cincucnia jovcncs al nando dc dos jcfcs. Mcon
Hcnonida, quc ¡arccía un innorial, y Polifonic,
inirc¡ido Iijo dc Auiofono. A iodos lcs dio Tidco
ignoniniosa nucric ncnos a uno, a Mcon, a
quicn ¡crniiio, acaiando divinalcs indicacioncs,
quc volvicra a la ciudad. Tal fuc Tidco ciolio, y cl
Iijo quc cngcndro lc cs infcrior cn cl conlaic y
su¡crior cn cl agora.
401 Así dijo. El fucric Dioncdcs oyo con
rcs¡cio la incrc¡acion dcl vcncrallc rcy y guardo
silcncio, ¡cro cl Iijo dcl glorioso Ca¡anco Iulo dc
rc¡licarlc.
404 ¡Airida! No nicnias, ¡udicndo dccir la
vcrdad. Nos glorianos dc scr nas valicnics quc
nucsiros ¡adrcs, ¡ucs Icnos ionado a Tcla, la
dc las sicic ¡ucrias, con un cjcrciio ncnos
nuncroso, quc, confiando cn divinalcs
indicacioncs y cn cl au×ilio dc Zcus, rcuninos al
¡ic dc su nuralla, consagrada a Arcs; nicniras
quc aqucllos ¡crccicron ¡or sus locuras. No nos
considcrcs, ¡ucs, a nucsiros ¡adrcs y a nosoiros
dignos dc igual csiinacion.
411 Mirandolo con iorva faz, lc conicsio cl
fucric Dioncdcs.
412 Calla, anigo; olcdccc ni conscjo. Yo no
nc cnfado ¡orquc Agancnon, ¡asior dc Ionlrcs,
aninc a los aqucos, dc Icrnosas grclas, anics
dcl conlaic. Suya scra la gloria, si los aqucos
rindicrcn a los iroyanos y ionarcn la sagrada Ilio;
suyo cl gran ¡csar, si los aqucos fucrcn vcncidos.
Ea, ¡cnscnos ian solo cn nosirar nucsiro
in¡ciuoso valor.
419 Dijo, salio dcl carro al suclo sin dcjar las
arnas, y ian icrrillc fuc cl rcsonar dcl lroncc
solrc su ¡ccIo, quc Iulicra scniido ¡avor Iasia
un Ionlrc nuy csforzado.
422 Cono las olas in¡clidas ¡or cl Ccfiro sc
succdcn cn la rilcra sonora, y ¡rincro sc
lcvanian cn alia nar, lranan dcs¡ucs al
ron¡crsc cn la ¡laya y cn los ¡rononiorios,
sulcn conlandosc a io alio y cscu¡cn la
cs¡una; así las falangcs dc los danaos
narcIalan succsivancnic y sin inicrru¡cion al
conlaic. Los ca¡iiancs dalan ordcncs a los
suyos rcs¡cciivos, y csios andalan callados (no
Iulicras dicIo quc los siguicran a aqucllos
ianios Ionlrcs con voz cn cl ¡ccIo} y icncrosos
dc sus caudillos. En iodos rclucían las lalradas
arnas dc quc ilan rcvcsiidos. Los iroyanos
avanzalan ianlicn, y cono nucIas ovcjas lalan
sin ccsar cn cl csiallo dc un Ionlrc o¡ulcnio,
cuando, al scrics c×iraída la llanca lccIc, oycn la
voz dc los cordcros; dc la nisna nancra
clcvalasc un confuso voccrío cn cl vasio cjcrciio
dc aqucllos. No cra igual cl sonido ni cl nodo dc
Iallar dc iodos y las lcnguas sc nczclalan,
¡orquc los gucrrcros ¡roccdían dc difcrcnics
¡aíscs. A los unos los c×ciiala Arcs; a los oiros,
Aicnca, la dc ojos dc lccIuza, y a cniranlos
¡ucllos, cl Tcrror, la Fuga y la Discordia,
insaciallc cn sus furorcs y Icrnana y con¡ancra
dcl Ionicida Arcs, la cual al ¡rinci¡io a¡arccc
¡cqucna y lucgo ioca con la calcza cl ciclo
nicniras anda solrc la iicrra. Enionccs la
Discordia, ¡cncirando ¡or la nucIcdunlrc,
arrojo cn ncdio dc clla cl conlaic funcsio ¡ara
iodos y auncnio cl afan dc los gucrrcros.
446 Cuando los cjcrciios llcgaron a juniarsc,
cIocaron cnirc sí los cscudos, las lanzas y cl
valor dc los Ionlrcs arnados dc lroncíncas
corazas, y al a¡ro×inarsc los alollonados
cscudos sc ¡rodujo un gran alloroio. Allí sc oían
sinuliancancnic los lancnios dc los norilundos
y los griios jacianciosos dc los naiadorcs, y la
iicrra nanala sangrc. Cono dos iorrcnics
nacidos cn grandcs nananiialcs sc dcs¡cnan ¡or
los nonics, rcuncn las Iirvicnics aguas cn Iondo
larranco alicrio cn cl vallc y ¡roduccn un
csirucndo quc oyc dcsdc lcjos cl ¡asior cn la
noniana, así cran la griicría y cl iralajo dc los
quc vinicron a las nanos.
457 Fuc Aniíloco quicn ¡rincrancnic naio a
un gucrrcro iroyano, a Equc¡olo Talisíada, quc
¡clcala valcrosancnic cn la vanguardia. Iiriolo
cn la cincra dcl ¡cnacIudo casco, y la lroncínca
lanza, clavandosc cn la frcnic, airavcso cl Iucso,
las iinicllas culricron los ojos dcl gucrrcro y csic
cayo cono una iorrc cn cl duro conlaic. Al ¡unio
asiolc dc un ¡ic cl rcy Elcfcnor Calcodoniíada,
caudillo dc los lravos alanics, y lo arrasirala
¡ara ¡oncrlo fucra dcl alcancc dc los dardos y
quiiarlc la arnadura. Poco duro su inicnio. El
nagnanino Agcnor lo vio arrasirar cl cadavcr, c,
Iiricndolo con la lroncínca lanza cn cl cosiado,
quc al lajarsc qucdo dcsculicrio junio al cscudo,
dcjolc sin vigor los nicnlros. Dc csic nodo
¡crdio Elcfcnor la vida y solrc su cucr¡o
iralaron cnconada ¡clca iroyanos y aqucos. cono
lolos sc aconciían y unos a oiros sc naialan.
473 Ayanic Tclanonio iirolc un loic dc lanza
a Sinocsio, Iijo dc Anicnion, quc sc Iallala cn
la flor dc la juvcniud. Su nadrc Ialíalc dado a
luz a orillas dcl Sinocnic, cuando lajo dcl Ida
con sus ¡adrcs ¡ara vcr las ovcjas. ¡or csio lc
llanaron Sinocsio. Mas no ¡udo ¡agar a sus
¡rogcniiorcs la crianza ni fuc larga su vida,
¡orquc sucunlio vcncido ¡or la lanza dcl
nagnanino Ayanic. aconciía cl iroyano, cuando
Ayanic lo Iirio cn cl ¡ccIo junio a la iciilla
dcrccIa, y la lroncínca ¡unia salio ¡or la
cs¡alda. Cayo cl gucrrcro cn cl ¡olvo cono cl
icrso alano nacido cn la orilla dc una cs¡aciosa
laguna y coronado dc ranas quc coria cl carrcro
con cl Iicrro rclucicnic, ¡ara Iaccr las ¡inas dc
un Icrnoso carro, dcjando quc cl ironco sc scquc
cn la rilcra; dc igual nodo, Ayanic, dcl linajc dc
Zcus dcs¡ojo a Sinocsio Anicnida. Aniifo
Prianida, quc ila rcvcsiido dc lalrada coraza,
lanzo ¡or cnirc la nucIcdunlrc su agudo dardo
conira Ayanic y no lo ioco; ¡cro Iirio cn la inglc a
Lcuco, con¡ancro valicnic dc Uliscs, nicniras
arrasirala cl cadavcr. dcs¡rcndiosc csic y cl
gucrrcro cayo junio al nisno. Uliscs, nuy
irriiado ¡or ial nucric, airavcso las ¡rincras filas
culicrio dc rcfulgcnic lroncc, dciuvosc nuy
ccrca dcl naiador, y, rcvolvicndo cl rosiro a iodas
¡arics, arrojo la lrillanic lanza. Al vcrlo, Iuycron
los iroyanos. No fuc vano cl iiro, ¡ucs Iirio a
Dcnocoonic, Iijo lasiardo dc Príano, quc Ialía
vcnido dc Alidos, ¡aís dc corrcdoras ycguas.
Uliscs, irriiado ¡or la nucric dc su con¡ancro, lc
cnvaso la lanza, cuya lroncínca ¡unia lc cniro
¡or una sicn y lc salio ¡or la oira; la olscuridad
culrio los ojos dcl gucrrcro, cayo csic con
csirc¡iio y sus arnas rcsonaron.Arrcdraronsc los
conlaiicnics dclanicros y cl csclarccido Hccior; y
los argivos dicron grandcs voccs, rciiraron los
nucrios y avanzaron un lucn irccIo. Mas A¡olo,
quc dcsdc Pcrgano lo ¡rcscnciala, sc indigno y
con rccios griios c×Iorio a los iroyanos.
509 ¡Aconcicd, iroyanos donadorcs dc
calallos! No ccdais cn la laialla a los argivos,
¡orquc sus cucr¡os no son dc ¡icdra ni dc Iicrro
¡ara quc ¡ucdan rcsisiir, si los Icrís, cl iajanic
lroncc; ni ¡clca Aquilcs, Iijo dc Tciis, la dc
Icrnosa calcllcra, quc sc qucdo cn las navcs y
allí runia la dolorosa colcra.
514 Así dijo cl icrrillc dios dcsdc la
ciudadcla. A su vcz, la Iija dc Zcus, la
gloriosísina Triiogcnia, rccorría cl cjcrciio aquco
y aninala a los rcnisos.
517 Fuc cnionccs cuando cl Iado ccIo los
lazos dc la nucric a Diorcs Anarincida. Hcrido
cn cl iolillo dcrccIo ¡or ¡uniiaguda ¡icdra quc lc
iiro Píroo Inlrasida, caudillo dc los iracios, quc
Ialía llcgado dc Eno la insolcnic ¡icdra ron¡iolc
anlos icndoncs y cl Iucso, cayo dc cs¡aldas cn
cl ¡olvo, y cסiranic icndía los lrazos a sus
canaradas cuando cl nisno Píroo, quc lo Ialía
Icrido, acudio ¡rcsuroso c Iiriolo nucvancnic
con la lanza junio al onlligo; dcrranaronsc los
inicsiinos y las iinicllas vclaron los ojos dcl
gucrrcro.
527 Micniras Píroo arrcnciía, Toanic cl ciolio
alanccolo cn cl ¡ccIo, ¡or cina dc una iciilla, y cl
lroncc sc lc clavo cn cl ¡ulnon. Accrcosclc
Toanic, lc arranco dcl ¡ccIo la ingcnic lanza y,
Iundicndolc la aguda cs¡ada cn ncdio dcl
vicnirc, lc quiio la vida. Mas no ¡udo dcs¡ojarlo
dc la arnadura, ¡orquc sc vio rodcado ¡or los
con¡ancros dcl nucrio, los iracios quc dcjan
crcccr la calcllcra cn lo nas alio dc la calcza,
quicncs lc ascsialan sus largas ¡icas; y, aunquc
cra cor¡ulcnio, vigoroso a ilusirc, fuc rccIazado y
Iulo dc rciroccdcr. Así caycron y sc juniaron cn
cl ¡olvo cl caudillo dc los iracios y cl dc los c¡cos,
dc lroncíncas corazas, y a su alrcdcdor nuricron
oiros nucIos.
539 Y quicn, sin Ialcr sido Icrido dc ccrca o
dc lcjos ¡or cl agudo lroncc, Iulicra rccorrido cl
can¡o, llcvado dc la nano y ¡roicgido dc las
sacias ¡or Palas Aicna, no Ialría laldonado los
IccIos dc arnas; ¡ucs aqucl día gran nuncro dc
iroyanos y dc aqucos yacían, unos junio a oiros,
caídos dc cara al ¡olvo.

CANTO V*
PrIncIpaI¡a de DIomedes

¯ Enirc los ¡rincros, los aqucos,
dcsiaca Dioncdcs, sicndo ca¡az dc
Iaccr Iuir a los nisnísinos dioscs
Arcs y Afrodiia.

1 Enionccs Palas Aicnca infundio a Dioncdcs
Tidida valor y audacia, ¡ara quc lrillara cnirc
iodos los argivos y alcanzasc inncnsa gloria, a
Iizo salir dc su casco y dc su cscudo una
inccsanic llana ¡arccida al asiro quc cn oiono
lucc y ccnicllca dcs¡ucs dc lanarsc cn cl Occano.
Tal rcs¡landor dcs¡cdían la calcza y los Ionlros
dcl Icroc, cuando Aicnca lo llcvo al ccniro dc la
laialla, allí dondc cra nayor cl nuncro dc
gucrrcros quc iunuliuosancnic sc agiialan.
9 Hulo cn Troya un varon rico a
irrc¡rcnsillc, saccrdoic dc Hcfcsio, llanado
Darcs; y dc cl cran Iijos Fcgco a Idco, cjcrciiados
cn ioda cs¡ccic dc conlaics. Ésios ilan cn un
nisno carro; y, sc¡arandosc dc los suyos,
ccrraron con Dioncdcs, quc dcsdc iicrra y cn ¡ic
los aguardo. Cuando sc Iallaron frcnic a frcnic,
Fcgco iiro cl ¡rincro la lucnga lanza, quc ¡aso
¡or cina dcl Ionlro izquicrdo dcl Tidida sin
Icrirlo; arrojo csic la suya y no fuc cn vano, ¡ucs
sc la clavo a aqucl cn cl ¡ccIo, cnirc las iciillas, y
lo dcrrilo ¡or iicrra. Idco salio al suclo,
dcsan¡arando cl nagnífico carro, sin quc sc
aircvicra a dcfcndcr cl cadavcr dc su Icrnano no
sc Iulicsc lilrado dc la ncgra nucric, y Hcfcsio
lo saco salvo, cnvolvicndolo cn dcnsa nulc, a fin
dc quc cl anciano ¡adrc no sc afligicra cn
dcnasía. El Iijo dcl nagnanino Tidco sc a¡odcro
dc los corcclcs y los cnircgo a sus con¡ancros
¡ara quc los llcvaran a las concavas navcs.
Cuando los aliivos iroyanos vicron quc uno dc los
Iijos dc Darcs Iuía y cl oiro qucdala nucrio
cnirc los carros, a iodos sc lcs connovio cl
corazon. Y Aicnca, la dc ojos dc lccIuza, iono ¡or
la nano al furilundo Arcs y lc Iallo dicicndo.
31 ¡Arcs, Arcs, funcsio a los norialcs,
nancIado dc Ionicidios, dcnolcdor dc nurallas!
¿No dcjarcnos quc iroyanos y aqucos ¡clccn
solos scan csios o aqucllos a quicncs cl ¡adrc
Zcus quicra dar gloria y nos rciirarcnos, ¡ara
lilrarnos dc la colcra dc Zcus?
35 DicIo csio, saco dc la liza al furilundo
Arcs y lo Iizo scniar cn la Icrlosa rilcra dcl
Escanandro. Los danaos ¡usicron cn fuga a los
iroyanos, y cada uno dc sus caudillos naio a un
Ionlrc. En¡czo cl rcy dc Ionlrcs, Agancnon,
con dcrrilar dcl carro al cor¡ulcnio Odio, caudillo
dc los Ializoncs; al volvcrsc ¡ara Iuir, cnvasolc la
¡ica cn la cs¡alda, cnirc los Ionlros, y la ¡unia
salio ¡or cl ¡ccIo. Cayo cl gucrrcro con csirc¡iio
y sus arnas rcsonaron.
43 Idoncnco quiio la vida a Fcsio, Iijo dc
Doro cl nconio, quc Ialía llcgado dc la fcriil
Tarnc, Iiricndolo con la fornidallc lanza cn cl
Ionlro dcrccIo, cuando sulía al carro.
dcs¡lonosc Fcsio, iinicllas Iorrillcs io
cnvolvicron y los scrvidorcs dc Idoncnco lo
dcs¡ojaron dc la arnadura.
49 El Airida Mcnclao naio con la aguda ¡ica
a Escanandrio, Iijo dc Esirofio, cjcrciiado cn la
caza. A ian c×cclcnic cazador la nisna Áricnis lc
Ialía cnscnado a iirar a cuanias ficras crían las
sclvas dc los nonics. Mas no lc valio ni Áricnis,
quc sc con¡lacc cn iirar flccIas, ni cl aric dc
arrojarlas cn quc ianio dcscollala. iuvo quc Iuir,
y cl Airida Mcnclao, fanoso ¡or su lanza, lo Iirio
con un dardo cn la cs¡alda, cnirc los Ionlros, y
lc airavcso cl ¡ccIo. Cayo dc cara y sus arnas
rcsonaron.
59 Mcrioncs dcjo sin vida a Fcrcclo, Iijo dc
Tccion Harnonida, quc con las nanos falricala
ioda clasc dc olras dc ingcnio, ¡orquc cra nuy
caro a Palas Aicnca. Ésic, no conocicndo los
oraculos dc los dioscs, consiruyo las navcs licn
¡ro¡orcionadas dc Alcjandro, las cualcs fucron la
causa ¡rincra dc iodas las dcsgracias y un nal
¡ara los iroyanos y ¡ara cl nisno. Mcrioncs,
cuando alcanzo a aqucl, lo alancco cn la nalga
dcrccIa; y la ¡unia, ¡asando ¡or dclajo dcl
Iucso y ccrca dc la vcjiga, salio al oiro lado. El
gucrrcro cayo dc Iinojos, ginicndo, y la nucric lo
cnvolvio.
69 Mcgcs Iizo ¡crcccr a Pcdco, Iijo lasiardo
dc Anicnor, a quicn Tcano, la divina, Ialía criado
con igual soliciiud quc a los Iijos ¡ro¡ios, ¡ara
con¡laccr a su cs¡oso. El Iijo dc Filco, fanoso
¡or su ¡ica, fuc a clavarlc cn la nuca la
¡uniiaguda lanza, y cl Iicrro corio la lcngua y
asono ¡or los dicnics dcl gucrrcro. Pcdco cayo cn
cl ¡olvo y nordía cl frío lroncc.
76 Eurí¡ilo Evcnonida dio nucric al divino
Hi¡scnor, Iijo dcl aninoso Dolo¡ion, quc cra
saccrdoic dc Escanandro y cl ¡ucllo lo vcncrala
cono a un dios. Pcrscguíalo Eurí¡ilo, Iijo
¡rcclaro dc Evcnon; cl cual, ¡onicndo nano a la
cs¡ada, dc un iajo cn cl Ionlro lc ccrccno cl
rolusio lrazo, quc cnsangrcniado cayo al suclo.
La ¡ur¡urca nucric y cl Iado crucl vclaron los
ojos dcl iroyano.
84 Así sc ¡orialan csios cn cl rcnido
conlaic. En cuanio al Tidida, no Iulicras
conocido con quicncs csiala, ni si ¡cricnccía a
los iroyanos o a los aqucos. Andala furioso ¡or la
llanura cual IincIado iorrcnic quc cn su ra¡ido
curso dcrrila los diqucs ¡ucs ni los diqucs nas
iralados, ni los scios dc los floridos can¡os lo
dciicncn, y ¡rcscniandosc rc¡cniinancnic,
cuando cac cs¡csa la lluvia dc Zcus, dcsiruyc
nucIas Icrnosas lalorcs dc los jovcncs; ial
iunulio ¡ronovía cl Tidida cn las dcnsas
falangcs iroyanas quc, con scr ian nuncrosas, no
sc aircvían a rcsisiirlo.
95 Tan lucgo cono cl ¡rcclaro Iijo dc Licaon
vio quc Dioncdcs corna furioso ¡or la llanura y
dcsordcnala las falangcs, icndio cl corvo arco y lo
Iirio cn cl Ionlro dcrccIo, ¡or cl Iucco dc la
coraza, nicniras aqucl aconciía. La crucl sacia
airavcso cl Ionlro y la coraza y sc nancIo dc
sangrc. Y cl ¡rcclaro Iijo dc Licaon, al noiarlo,
griio con voz rccia.
102 ¡Arrcncicd, iroyanos dc anino aliivo,
aguijadorcs dc calallos! Hcrido csia cl nas fucric
dc los aqucos; y no crco quc ¡ucda rcsisiir nucIo
iicn¡o la fornida sacia, si fuc rcalncnic A¡olo,
Iijo dc Zcus, quicn nc novio a vcnir aquí dcsdc
la Licia.
106 Así dijo gloriandosc. Pcro la vcloz flccIa
no ¡osiro a Dioncdcs; cl cual, rciroccdicndo
Iasia cl carro y los calallos, sc dciuvo y dijo a
Esicnclo, Iijo dc Ca¡anco.
109 Corrc, lucn Iijo dc Ca¡anco, laja dcl
carro y arrancanc dcl Ionlro la anarga flccIa.
111 Así dijo. Esicnclo salio dcl carro al suclo,
sc lc accrco, y sacolc dcl Ionlro la aguda flccIa;
la sangrc cIocala, al salir a lorloioncs, conira
las nallas dc la iunica. Y cnionccs Dioncdcs,
valicnic cn cl conlaic, Iizo csia ¡lcgaria.
115 ¡Óycnc, Iija dc Zcus, quc llcva la cgida!
¡Indoniia! Si alguna vcz an¡arasic lcncvola a ni
¡adrc cn la crucl gucrra, scnc aIora ¡ro¡icia, ¡oI
Aicnca!, y Iaz quc sc ¡onga a iiro dc lanza y
rccila la nucric dc ni nano quicn sc nc aniici¡o
Iiricndonc, y aIora sc jacia dc quc ¡ronio dcjarc
dc conicn¡lar la fulgida luz dcl sol.
121 Así dijo rogando. Palas Aicnca lo oyo,
agiliiolc los nicnlros iodos y cs¡ccialncnic los
¡ics y las nanos, y ¡onicndosc a su lado
¡ronuncio csias aladas ¡alalras.
124 Colra anino, Dioncdcs, y ¡clca con los
iroyanos; ¡ucs ya infundí cn iu ¡ccIo cl ¡aicrno
inirc¡ido valor quc acosiunlrala icncr cl jincic
Tidco, agiiador dcl cscudo, y a¡aric la niclla quc
culría ius ojos ¡ara quc cn la laialla conozcas
licn a los dioscs y a los Ionlrcs. Si alguno dc
aqucllos vicnc a icniaric, no quicras conlaiir con
los innorialcs; ¡cro, si sc ¡rcscniara cn la lid
Afrodiia, Iija dc Zcus, Iicrcla con cl agudo
lroncc.
133 DicIo csio, fucsc Aicnca, la dc ojos dc
lccIuza. El Tidida volvio a nczclarsc con los
conlaiicnics dclanicros; y, si anics ardía cn
dcscos dc ¡clcar conira los iroyanos, cnionccs
siniio quc sc lc iri¡licala cl lno, cono un lcon a
quicn cl ¡asior Iicrc lcvcncnic cn cl can¡o, al
asaliar un rcdil dc lanudas ovcjas, y no lo naia,
sino quc lo c×ciia la fucrza. cl ¡asior dcsisic dc
rccIazarlo y cnira cn cl csiallo; las ovcjas, al
vcrsc sin dcfcnsa, Iuycn ¡ara cacr ¡ronio
Iacinadas unas solrc oiras, y la ficra salia afucra
dc la clcvada ccrca. Con ial furia ¡cnciro cn las
filas iroyanas cl fucric Dioncdcs.
144 Enionccs Iizo norir a Asiínoo y a
Hi¡iron, ¡asior dc Ionlrcs. Al ¡rincro lo Iirio
con la lroncínca lanza cncina dcl ¡ccIo; conira
Hi¡iron dcsnudo la gran cs¡ada, y dc un iajo cn
la clavícula sc¡arolc cl Ionlro dcl cucllo y la
cs¡alda. Dcjolos y fuc al cncucniro dc Alanic y
Poludo, Iijos dc Euridananic, quc cra dc
¡rovccia cdad a inicr¡rcic dc sus sucnos. cuando
fucron a la gucrra, cl anciano no lcs inicr¡rciaría
los sucnos, ¡ucs sucunlicron a nanos dcl fucric
Dioncdcs, quc los dcs¡ojo dc las arnas.
Endcrczo lucgo los ¡asos Iacia Janio y Toon,
Iijos dc Fcno¡c csic los Ialía icnido cn la irisic
vcjcz quc lo alrunala y no cngcndro oiro Iijo
quc Icrcdara sus riquczas, y a cniranlos lcs
quiio la dulcc vida, causando llanio y irisic ¡csar
al anciano, quc no ¡udo rccilirlos dc vuclia dc la
gucrra; y nas iardc los ¡aricnics sc rc¡ariicron la
Icrcncia.
159 En scguida alcanzo a Equcnon y a
Cronio, Iijos dc Príano Dardanida, quc ilan cn
cl nisno carro. Cual lcon quc, ¡cncirando cn la
vacada, dcs¡cdaza la ccrviz dc una vaca o dc una
lcccrra quc ¡acc cn cl soio, así cl Iijo dc Tidco
los dcrrilo violcniancnic dcl carro, lcs quiio la
arnadura y cnircgo los corcclcs a sus canaradas
¡ara quc los llcvaran a las navcs.
166 Encas adviriio quc Dioncdcs dcsiruía las
Iilcras dc los iroyanos, y fuc cn lusca dcl divino
Pandaro ¡or la liza y cnirc cl csirucndo dc las
lanzas. Hallo ¡or fin al fucric y c×inio Iijo dc
Licaon; y dcicnicndosc a su lado, lc dijo.
171 ¡Pandaro! ¿Dondc guardas cl arco y las
voladoras flccIas? ¿Quc cs dc iu fana? Aquí no
iicncs rival y cn la Licia nadic sc gloría dc
avcniajaric. Ea, lcvania las nanos a Zcus y
dis¡ara una flccIa conira csc Ionlrc quc iriunfa
y causa nalcs sin cucnio a los iroyanos dc
nucIos valicnics Ia quclrado ya las rodillas, si
¡or vcniura no cs un dios airado con los iroyanos
a causa dc los sacrificios, ¡ucs la colcra dc una
dcidad cs icrrillc.
179 Fcs¡ondiolc cl ¡rcclaro Iijo dc Licaon.
180 ¡Encas, conscjcro dc los iroyanos, dc
lroncíncas iunicas! Parcccsc ¡or cnicro al
agucrrido Tidida. rcconozco su cscudo, su casco
dc alia cincra y agujcros a guisa dc ojos y sus
corcclcs, ¡cro no ¡ucdo ascgurar si cs un dios. Si
csc gucrrcro cs cn rcalidad cl lclicoso Iijo dc
Tidco, no sc nucvc con ial furia sin quc alguno
dc los innorialcs lo acon¡anc, culicria la
cs¡alda con una nulc, y dcsvíc las vcloccs
flccIas quc Iacia cl vuclan. Arrojclc una sacia
quc lo Iirio cn cl Ionlro dcrccIo, ¡cncirando
¡or cl Iucco dc la coraza; crcí cnviarlc a Aidonco,
y sin cnlargo dc csio no lo naic; sin duda cs un
dios irriiado. No icngo aquí corcclcs ni carros quc
nc llcvcn, aunquc cn cl ¡alacio dc Licaon
qucdaron oncc carros Icrnosos, solidos, dc
rccicnic consiruccion, culicrios con fundas y con
sus rcs¡cciivos ¡arcs dc calallos quc concn
llanca cclada y avcna. Licaon, cl gucrrcro
anciano, cnirc los nucIos conscjos quc nc dio
cuando ¡arií dcl nagnífico ¡alacio, nc
rcconcndo quc cn cl duro conlaic nandara a los
iroyanos sulido cn un carro; nas yo no nc dcjc
convcnccr nucIo ncjor Iulicra sido scguir su
conscjo y rcIusc llcvarnc los corcclcs ¡or cl
icnor dc quc, acosiunlrados a concr licn, sc
cnconiraran sin ¡asios cn una ciudad siiiada.
Dcjclos, ¡ucs, y vinc cono infanic a Ilio,
confiando cn cl arco quc ¡ara nada nc Ialía dc
scrvir. Conira dos ¡roccrcs lo Ic dis¡arado, cl
Tidida y cl Airida; a cniranlos lcs causc Icridas,
dc las quc nanala vcrdadcra sangrc, y solo
conscguí c×ciiarlos nas. Con nala sucric
dcscolguc dcl clavo cl corvo arco cl día cn quc
vinc con nis iroyanos a la ancna Ilio ¡ara
con¡laccr al divino Hccior. Si logro rcgrcsar y vcr
con csios ojos ni ¡airia, ni nujcr y ni casa
cs¡aciosa y dc clcvado iccIo, coricnc la calcza
un cncnigo si no ron¡o y iiro al rclunlranic
fucgo csic arco, ya quc su con¡anía nc rcsulia
inuiil.
217 Fc¡licolc Encas, caudillo dc los iroyanos.
218 No Iallcs así. Las cosas no canliaran
Iasia quc, noniados nosoiros cn cl carro,
aconcianos a csc Ionlrc y ¡rolcnos la sucric
dc las arnas. Sulc a ni carro, ¡ara quc vcas
cualcs son los corcclcs dc Tros y cono salcn así
¡crscguir aca y aculla dc la llanura cono Iuir
ligcros; cllos nos llcvaran salvos a la ciudad, si
Zcus conccdc dc nucvo la vicioria a Dioncdcs
Tidida. Ea, cona cl laiigo y las lusirosas ricndas,
y lajarc dcl carro ¡ara conlaiir; o cncargaic iu
dc ¡clcar, y yo nc cuidarc dc los calallos.
229 Conicsio cl ¡rcclaro Iijo dc Licaon.
230¡Encas! Fccogc iu las ricndas y guía los
corcclcs, ¡orquc iiraran ncjor dcl corvo carro
olcdccicndo al auriga a quc csian
acosiunlrados, si nos ¡onc cn fuga cl Iijo dc
Tidco. No sca quc, ccIando dc ncnos iu voz, sc
cs¡anicn y dcsloqucn y no quicran sacarnos dc
la liza, y cl Iijo dcl nagnanino Tidco nos cnlisia
y naic y sc llcvc los solí¡cdos calallos. Cuía,
¡ucs, cl carro y los corcclcs, y yo con la aguda
lanza cs¡crarc su aconciida.
239 Así Iallaron; y, sulidos cn cl lalrado
carro, guiaron aninosancnic los lriosos corcclcs
cn dcrccIura al Tidida. Adviriiolo Esicnclo,
¡rcclaro Iijo dc Ca¡anco, y al ¡unio dijo al Tidida
csias aladas ¡alalras.
243 ¡Dioncdcs Tidida, carísino a ni corazon!
Vco quc dos rolusios varoncs, cuya fucrza cs
grandísina, dcscan conlaiir coniigo. cl uno,
Pandaro, cs Ialil arqucro y sc jacia dc scr Iijo dc
Licaon; cl oiro, Encas, sc gloría dc Ialcr sido
cngcndrado ¡or cl nagnanino Anquiscs y su
nadrc cs Afrodiia. Ea, sulanos al carro,
rciircnonos, y ccsa dc rcvolvcric furioso cnirc los
conlaiicnics dclanicros ¡ara quc no ¡icrdas la
dulcc vida.
251 Mirandolo con iorva faz, lc rcs¡ondio cl
fucric Dioncdcs.
252 No nc Iallcs dc Iuir, ¡ucs no crco quc
nc ¡crsuadas. Scría in¡ro¡io dc ní laiirnc cn
rciirada o ancdrcniarnc. Mis fucrzas aun sigucn
sin ncnoscalo. Dcsdcno sulir al carro, y ial
cono csioy irc a cnconirarlos, ¡ucs Palas Aicnca
no nc dcja icnllar. Sus agilcs corcclcs no los
llcvaran lcjos dc aquí, si ¡or vcniura alguno dc
aqucllos ¡ucdc csca¡ar. Oira cosa voy a dccir quc
icndras nuy ¡rcscncc. Si la salia Aicnca nc
conccdc la gloria dc naiar a cniranlos, sujcia
csios vcloccs calallos, anarrando las lridas al
larandal, y no sc ic olvidc dc a¡odcraric dc los
corcclcs dc Encas ¡ara sacarlos dc los iroyanos y
iracrlos a los aqucos dc Icrnosas grclas; ¡ucs
¡cricncccn a la raza dc aqucllos quc cl
largovidcnic Zcus dio a Tros cn ¡ago dc su Iijo
Canincdcs, y son, ¡or canio, los ncjorcs dc
cuanios vivcn dclajo dcl sol y la aurora.
Anquiscs, rcy dc Ionlrcs, logro adquirir, a Iurio,
calallos dc csia raza ayuniando ycguas con
aqucllos sin quc Laoncdonic lo adviriicra;
nacicronlc scis cn cl ¡alacio, crio cuairo cn su
¡csclrc y dio csos dos a Encas, quc ¡onc cn fuga
a sus cncnigos. Si los cogicranos, alcanzaríanos
gloria no ¡cqucna.
274 Así csios convcrsalan. Pronio Encas y
Pandaro, ¡icando a los agilcs corcclcs, sc lcs
accrcaron. Y cl ¡rcclaro Iijo dc Licaon c×clano cl
¡rincro.
277 ¡Corazon fucric, Ionlrc lclicoso, Iijo dcl
ilusirc Tidco! Ya quc la vcloz y danosa flccIa no
lo dcrrilo, voy a ¡rolar si lo Iicro con la lanza.
280 Dijo; y llandicndo la ingcnic arna, dio
un loic cn cl cscudo dcl Tidida. la lroncínca
¡unia airavcso la rodcla y llcgo nuy ccrca dc la
coraza. El ¡rcclaro Iijo dc Licaon griio cn
scguida.
284 Ticncs cl ijar airavcsado dc ¡aric a ¡aric,
y no crco quc rcsisias largo iicn¡o. Inncnsa cs la
gloria quc acalas dc darnc.
286 Sin iurlarsc, lc rc¡lico cl fucric
Dioncdcs.
287 Errasic cl gol¡c, no Ias accriado; y crco
quc no dcjarcis dc conlaiir, Iasia quc uno dc
vosoiros caiga y Iaric dc sangrc a Arcs, cl
infaiigallc lucIador.
290 Dijo, y lc arrojo la lanza quc, dirigida ¡or
Aicnca a la nariz junio al ojo, lc airavcso los
llancos dicnics. El duro lroncc corio la ¡unia dc
la lcngua y a¡arccio ¡or dclajo dc la larla.
Pandaro cayo dcl carro, sus lucicnics y lalradas
arnas rcsonaron, cs¡aniaronsc los corcclcs dc
agilcs ¡ics, y a11í acalaron la vida y cl valor dcl
gucrrcro.
297 Salio Encas dcl carro con cl cscudo y la
larga ¡ica; y, icnicndo quc los aqucos lc quiiaran
cl cadavcr, dcfcndíalo cono un lcon quc confía cn
su lravura. ¡usosc dclanic dcl nucrio cnIicsia
la lanza y cnlrazado cl liso cscudo, y ¡rofiricndo
Iorrillcs griios sc dis¡onía a naiar a quicn sc lc
o¡usicra. Mas cl Tidida, cogicndo una gran ¡icdra
quc dos dc los Ionlrcs aciualcs no ¡odrían
llcvar y quc cl nancjala facilncnic, Iirio a Encas
cn la ariiculacion dcl isquion con cl fcnur quc sc
llana coiila; la as¡cra ¡icdra ron¡io la coiila,
dcsgarro anlos icndoncs y arranco la ¡icl. El
Icroc cayo dc rodillas, a¡oyo la rolusia nano cn
cl suclo y la nocIc olscura culrio sus ojos.
311 Y allí ¡crccicra cl rcy dc Ionlrcs Encas,
si al ¡unio no lo Iulicsc advcriido su nadrc
Afrodiia, Iija dc Zcus, quc lo Ialía concclido dc
Anquiscs, ¡asior dc lucycs. La diosa icndio sus
nívcos lrazos al Iijo anado y lo culrio con un
dollcz dcl rcfulgcnic nanio, ¡ara dcfcndcrlo dc
los iiros; no fucra quc alguno dc los danaos, dc
agilcs corcclcs, clavandolc cl lroncc cn cl ¡ccIo,
lc quiiara la vida.
318 Micniras Afrodiia sacala a Encas dc la
liza, cl Iijo dc Ca¡anco no ccIo cn olvido las
ordcncs quc lc dicra Dioncdcs, valicnic cn cl
conlaic. sujcio allí, sc¡aradancnic dc la
rcfricga, sus solí¡cdos calallos, anarrando las
lridas al larandal; y, a¡odcrandosc dc los
corcclcs, dc lindas crincs, dc Encas, Iízolos ¡asar
dc los iroyanos a los aqucos dc Icrnosas grclas
y cnircgolos a Dcí¡ilo, cl con¡ancro a quicn nas
Ionrala cnirc los dc la nisna cdad a causa dc
su ¡rudcncia, ¡ara quc los llcvara a las concavas
navcs. Acio coniinuo cl Icroc sulio al carro, asio
las lusirosas ricndas y guio solíciio Iacia cl
Tidida los calallos dc duros cascos. El Icroc
¡crscguía con cl crucl lroncc a Ci¡ris,
conocicndo quc cra una dcidad dclil, no dc
aqucllas quc in¡cran cn cl conlaic dc los
Ionlrcs, cono Aicnca o Enio, asoladora dc
ciudadcs. Tan ¡ronio cono llcgo a alcanzarla ¡or
cnirc la nuliiiud, cl Iijo dcl nagnanino Tidco,
calando la afilada ¡ica, rasguno la iicrna nano dc
la diosa. la ¡unia airavcso cl ¡c¡lo divino, olra
dc las nisnas Cracias, y ron¡io la ¡icl dc la
¡alna. Droio la sangrc divina, o ¡or ncjor dccir,
cl icor; quc ial cs lo quc iicncn los
licnavcniurados dioscs, ¡ucs no concn ¡an ni
lclcn cl ncgro vino, y ¡or csio carcccn dc sangrc
y son llanados innorialcs. La diosa, dando una
gran voz, a¡ario a su Iijo, quc Fclo A¡olo rccilio
cn sus lrazos y cnvolvio cn cs¡csa nulc; no fucra
quc alguno dc los danaos, dc agilcs corcclcs,
clavandolc cl lroncc cn cl ¡ccIo, lc quiiara la
vida. Y Dioncdcs, valicnic cn cl conlaic, dijo a
voz cn cucllo.
348 ¡Hija dc Zcus, rciíraic dcl conlaic y la
¡clca! ¿No ic lasia cnganar a las dclilcs
nujcrcs? Crco quc, si inicrvicncs cn la laialla, ic
dara Iorror la gucrra, aunquc ic cncucnircs a
gran disiancia dc dondc la Iaya.
352 Así dijo. La diosa rciroccdio iurlada y
nuy afligida; Iris, dc ¡ics vcloccs cono cl vicnio,
asicndola ¡or la nano, la saco dcl iunulio
cuando ya cl dolor la alrunala y cl Icrnoso
cuiis sc cnncgrccía; y cono aquclla cnconirara al
furilundo Arcs scniado a la izquicrda dc la
laialla, con la lanza y los vcloccs calallos
cnvuclios cn una nulc, sc Iinco dc rodillas y
¡idiolc con insiancia los corcclcs dc aurcas
lridas.
359 ¡Qucrido Icrnano! Con¡adcccic dc ní y
danc los calallos ¡ara quc ¡ucda volvcr al
Olin¡o, a la nansion dc los innorialcs. Mc duclc
nucIo la Icrida quc nc infirio un Ionlrc, cl
Tidida, quicn scría ca¡az dc ¡clcar con cl ¡adrc
Zcus.
363 Dijo, y Arcs lc ccdio los corcclcs dc
aurcas lridas. Afrodiia sulio al carro con cl
corazon afligido; Iris sc ¡uso a su lado, y ionando
las ricndas avis¡o con cl laiigo a aqucllos, quc
gozosos alzaron cl vuclo. Pronio llcgaron a la
norada dc los dioscs, al alio Olin¡o; y la
diligcnic Iris, la dc ¡ics ligcros cono cl vicnio,
dciuvo los calallos, los dcsuncio dcl carro y lcs
ccIo un ¡asio divino. La diosa Afrodiia sc rcfugio
cn cl rcgazo dc su nadrc Dionc; la cual,
rccilicndola cn los lrazos y Ialagandola con la
nano, lc dijo.
373 ¿Cual dc los cclcsics dioscs, Iija qucrida,
dc ial nodo ic naliraio, cono si a su ¡rcscncia
Iulicscs conciido alguna falia?
375 Fcs¡ondiolc al ¡unio Afrodiia, ananic dc
la risa.
376 Hirionc cl Iijo dc Tidco, Dioncdcs
solcrlio, ¡orquc sacala dc la liza a ni Iijo
Encas, carísino ¡ara ní nas quc oiro alguno. La
cnconada lucIa ya no cs solo dc iroyanos y
aqucos, ¡ucs los danaos ya sc aircvcn a conlaiir
con los innorialcs.
381 Conicsio Dionc, divina cnirc las diosas.
382 Sufrc cl dolor, Iija nía, y so¡orialo
aunquc csics afligida; quc nucIos dc los quc
Ialiianos olín¡icos ¡alacios Icnos icnido quc
iolcrar ofcnsas dc los Ionlrcs, a quicncs
c×ciianos ¡ara causarnos, unos dioscs a oiros,
Iorrillcs nalcs. Las iolcro Arcs cuando Oio y cl
fornido Efialics, Iijos dc Aloco, lo iuvicron irccc
ncscs aiado con fucrics cadcnas cn una carccl dc
lroncc. a11í ¡crccicra cl dios insaciallc dc
conlaic, si su nadrasira, la lcllísina Erilca, no
lo Iulicsc ¡ariici¡ado a Hcrncs, quicn saco
furiivancnic dc la carccl a Arcs casi c×aninc,
¡ucs las cruclcs aiaduras lo agolialan. Las iolcro
Hcra cuando cl vigoroso Iijo dc Anfiirion Iiriola
cn cl ¡ccIo dicsiro con irifurcada flccIa;
vcIcncniísino dolor aiorncnio cnionccs a la
diosa. Y las iolcro ianlicn cl ingcnic Hadcs
cuando cl nisno Iijo dc Zcus, quc llcva la cgida,
dis¡arandolc cn Pilos vcloz sacia, io cnircgo al
dolor cnirc los nucrios. con cl corazon afligido,
iras¡asado dc dolor, ¡ucs la flccIa sc lc Ialía
clavado cn la rolusia cs¡alda y alaiía su anino,
fuc cl dios al ¡alacio dc Zcus, al vasio Olin¡o, y,
cono no Ialía nacido norial, curolo Pcon,
cs¡arcicndo solrc la Icrida drogas calnanics.
¡Osado! ¡Tcncrario! No sc alsicnía dc concicr
accioncs ncfandas y conirisiala con cl arco a los
dioscs quc Ialiian cl Olin¡o. A csc lo Ia c×ciiado
conira ii Aicnca, la diosa dc ojos dc lccIuza.
¡Inscnsaio! Ignora cl Iijo dc Tidco quc quicn
lucIa con los innorialcs ni llcga a vicjo ni los
Iijos lo rccilcn, llanandolc ¡adrc y alrazando
sus rodillas, dc vuclia dcl conlaic y dc la icrrillc
¡clca. Aunquc cs valicnic, icna cl Tidida quc lc
salga al cncucniro alguicn nas fucric quc iu. no
sca quc lucgo la ¡rudcnic Egialca, Iija dc Adrasio
y conyugc ilusirc dc Dioncdcs, donador dc
calallos, dcs¡icric con su llanio a los doncsiicos
¡or scniir solcdad dc su lcgíiino cs¡oso, cl ncjor
dc los aqucos iodos.
416 Dijo, y con anlas nanos rcsiano cl icor;
la nano sc curo y los accrlos dolorcs sc
calnaron. Aicnca y Hcra, quc lo ¡rcscncialan,
inicniaron zaIcrir a Zcus Cronida con nordaccs
¡alalras; y Aicnca, la diosa dc ojos dc lccIuza,
cn¡czo a Iallar dc csia nancra.
421 ¡Padrc Zcus! ¿Tc irriiaras connigo ¡or lo
quc dirc? Sin duda Ci¡ris quiso ¡crsuadir a
alguna aquca dc Icrnoso ¡c¡lo a quc sc fucra
con los iroyanos, quc ian qucridos lc son; y,
acariciandola, aurco lrocIc lc rasguno la
dclicada nano.
426 Así dijo. Sonriosc cl ¡adrc dc los
Ionlrcs y dc los dioscs, y llanando a la aurca
Afrodiia, lc dijo.
428 A ii, Iija nía, no ic Ian sido asignadas
las accioncs lclicas. dcdícaic a los dulccs
iralajos dcl Iincnco, y cl in¡ciuoso Arcs y
Aicnca cuidaran dc aqucllas.
431 Así los dioscs convcrsalan. Dioncdcs,
valicnic cn cl conlaic, ccrro con Encas, no
olsianic con¡rcndcr quc cl nisno A¡olo
c×icndía la nano solrc cl; ¡ucs, in¡ulsado ¡or cl
dcsco dc acalar con cl Icroc y dcs¡ojarlo dc las
nagníficas arnas, ya ni al gran dios rcs¡ciala.
Trcs vcccs asalio a Encas con inicncion dc
naiarlo; ircs vcccs agiio A¡olo cl rcfulgcnic
cscudo. Y cuando, scncjanic a un dios, aiacala
¡or cuaria vcz, A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos, lo
incrc¡o con aicrradoras voccs.
440 ¡Tidida, ¡icnsalo ncjor y rciíraic! No
quicras igualaric a las dcidadcs, ¡ucs janas
fucron scncjanics la raza dc los innorialcs
dioscs y la dc los Ionlrcs quc andan ¡or la
iicrra.
443 Así dijo. El Tidida rciroccdio un ¡oco
¡ara no airacrsc la colcra dc A¡olo, cl quc Iicrc
dc lcjos; y cl dios, sacando a Encas dcl conlaic,
lo llcvo al icn¡lo quc icnía cn la sacra Pcrgano.
dcniro dc csic, Lcio y Aricnis, quc sc con¡lacc
cn iirar fccIas, curaron al Icroc y lc auncniaron
cl vigor y la lcllcza dcl cucr¡o. En ianio A¡olo,
quc llcva arco dc ¡laia, forno un sinulacro dc
Encas y su arnadura; y, alrcdcdor dcl nisno,
iroyanos y divinos aqucos cIocalan las rodclas
dc cucro dc lucy y los alados lroquclcs quc
¡roicgían sus cucr¡os. Y Fclo A¡olo dijo
cnionccs al furilundo Arcs.
455 ¡Arcs, Arcs, funcsio a los norialcs,
nancIado dc Ionicidios, dcnolcdor dc nurallas!
¿Quicrcs cnirar cn la liza y sacar a csc Ionlrc, al
Tidida, quc scría ca¡az dc conlaiir Iasia con cl
¡adrc Zcus? Princro Iirio a Ci¡ris cn cl ¡uno, y
lucgo, scncjanic a un dios, ccrro connigo.
460 Cuando csio Iulo dicIo, scniosc cn la
c×cclsa Pcrgano. El funcsio Arcs, ionando la
figura dcl agil Acananic, caudillo dc los iracios,
cnardccio a los quc niliialan cn las filas iroyanas
y c×Iorio a los ilusircs Iijos dc Príano, alunnos
dc Zcus.
464 ¡Hijos dcl rcy Príano, alunno dc Zcus!
¿Hasia cuando dcjarcis quc cl ¡ucllo ¡crczca a
nanos dc los aqucos? ¿Acaso Iasia quc cl
cncnigo llcguc a las solidas ¡ucrias dc los
nuros? Yacc cn iicrra un varon a quicn
Ionralanos cono al divino Hccior. Encas, Iijo
dcl nagnanino Anquiscs. Ea, saqucnos dcl
iunulio al valicnic anigo.
470 Con csias ¡alalras lcs c×ciio a iodos cl
valor y la fucrza. A su vcz, Sar¡cdon rc¡rcndía así
al divino Hccior.
472 ¡Hccior! ¿Quc sc Iizo cl valor quc anics
nosiralas? Dijisic quc dcfcndcrías la ciudad sin
iro¡as ni aliados, solo, con ius Icrnanos y ius
dcudos. Dc csios a ninguno vco ni dcsculrir
¡ucdo. icnllando csian cono ¡crros cn iorno dc
un lcon, nicniras conlaiinos los quc
unicancnic sonos au×iliarcs. Yo, quc figuro
cono ial, Ic vcnido dc nuy lcjos, dc Licia,
siiuada a orillas dcl voraginoso Janio; allí dcjc a
ni cs¡osa anada, al iicrno infanic y riquczas
nucIas quc cl ncncsicroso a¡ciccc. Mas, sin
cnlargo dc csio y dc no icncr aquí nada quc los
aqucos ¡ucdan llcvarsc o a¡rcsar, anino a los
licios y dcsco lucIar con csc gucrrcro; y iu csias
¡arado y ni siquicra c×Iorias a los dcnas
Ionlrcs a quc rcsisian al cncnigo y dcficndan a
sus cs¡osas. No sca quc, cono si Iulicrais caído
cn una rcd dc lino quc iodo lo cnvuclvc, llcgucis a
scr ¡rcsa y loiín dc los cncnigos, y csios
dcsiruyan vucsira ¡o¡ulosa ciudad. Prcciso cs
quc lo ocu¡cs cn cllo día y nocIc y su¡liqucs a
los caudillos dc los au×iliarcs vcnidos dc lcjas
iicrras, quc rcsisian firncncnic y no sc Iagan
acrccdorcs a gravcs ccnsuras.
493 Así Iallo Sar¡cdon. Sus ¡alalras
roycronlc cl anino a Hccior, quc cn scguida salio
dcl carro al suclo, sin dcjar las arnas; y,
llandicndo un ¡ar dc afiladas ¡icas, rccorrio cl
cjcrciio, aninolc a conlaiir y ¡ronovio una
icrrillc ¡clca. Los iroyanos volvicron la cara a los
aqucos ¡ara cnlcsiirlos, y los argivos
sosiuvicron a¡inados la aconciida y no sc
arrcdraron. Cono cn cl alalco, cuando la rulia
Dcncicr sc¡ara cl grano dc la ¡aja al so¡lo dcl
vicnio, cl airc llcva cl iano ¡or las sagradas cras
y los nonioncs dc ¡aja llanqucan; dcl nisno
nodo los aqucos sc iornalan llanquccinos ¡or cl
¡olvo quc lcvanialan Iasia cl ciclo dc lroncc los
¡ics dc los corcclcs dc cuanios volvían a
cnconirarsc cn la rcfricga. Los aurigas guialan
los calallos al conlaic y los gucrrcros aconciían
dc frcnic con ioda la fucrza dc sus lrazos. El
furilundo Arcs culrio cl can¡o dc cs¡csa niclla
¡ara socorrcr a los iroyanos y a iodas ¡arics ila;
cun¡licndo así cl cncargo quc lc Iizo Fclo A¡olo,
cl dc la aurca cs¡ada, dc quc c×ciiara cl anino dc
aqucllos, cuando vio quc Palas Aicnca, la
¡roicciora dc los danaos, sc auscniala.
512 El dios saco a Encas dcl suniuoso
icn¡lo; c, infundicndo valor al ¡asior dc
Ionlrcs, lc dcjo cnirc sus con¡ancros, quc sc
alcgraron dc vcrlo vivo, sano y rcvcsiido dc valor;
¡cro no lc ¡rcguniaron nada, ¡orquc no sc lo
¡crniiía cl conlaic susciiado ¡or cl dios dcl arco
dc ¡laia, ¡or Arcs, funcsio a los norialcs, y ¡or la
Discordia, cuyo furor cs insaciallc.
519 Anlos Ayanics, Uliscs y Dioncdcs
cnardccían a los danaos cn la ¡clca; y csios, cn
vcz dc aicnorizarsc anic la fucrza y las voccs dc
los iroyanos, aguardalanlos ian firncs cono las
nulcs quc cl Cronida dcja innovilcs cn las cinas
dc los nonics duranic la calna, cuando ducrncn
cl Dorcas y dcnas vicnios fucrics quc con sonoro
so¡lo disi¡an los ¡ardos nularroncs; ian
firncncnic cs¡cralan los danaos a los iroyanos,
sin ¡cnsar cn la fuga. El Airida lullía cnirc la
nucIcdunlrc y a iodos c×Ioriala.
529 ¡OI anigos! ¡Scd Ionlrcs, nosirad quc
icncis un corazon csforzado y avcrgonzaos dc
¡arcccr colardcs cn cl duro conlaic! Dc los quc
sicnicn csic icnor, son nas los quc sc salvan quc
los quc nucrcn; los quc Iuycn ni alcanzan gloria,
ni cnirc sí sc ayudan.
533 Dijo, y dcs¡idicndo con ligcrcza cl dardo
Iirio al caudillo Dcicoonic Pcrgasida, con¡ancro
dcl nagnanino Encas; a quicn vcncralan los
iroyanos cono a la ¡rolc dc Príano, ¡or su arrojo
cn ¡clcar cn las ¡rincras filas. El rcy Agancnon
accrio a darlc un loic cn cl cscudo, quc no logro
dcicncr cl dardo; csic lo airavcso, y, rasgando cl
ciniuron, clavosc cl lroncc cn cl cn¡cinc dcl
gucrrcro. Dcicoonic cayo con csirc¡iio y sus
arnas rcsonaron.
541 Encas naio a dos Iijos dc Dioclcs,
Crcion y Orsíloco, varoncs valcniísinos, cuyo
¡adrc vivía cn la licn consiruida Fcra alasiado
dc licncs, y cra dcsccndicnic dcl ancIuroso
Alfco, quc ricga cl ¡aís dc los ¡ilios. El Alfco
cngcndro a Oriíloco, quc rcino solrc nucIos
Ionlrcs; Oriíloco fuc ¡adrc dcl nagnanino
Dioclcs, y dc csic nacicron los dos ncllizos
Crcion y Orsíloco, dicsiros cn ioda cs¡ccic dc
conlaics; quicncs, a¡cnas llcgados a la juvcniud,
fucron cn ncgras navcs y junio con los argivos a
Ilio, la dc Icrnosos corcclcs, ¡ara vcngar a los
Airidas Agancnon y Mcnclao, y allí Iallaron su
fin, ¡ucs los cnvolvio la nucric. Cono dos lconcs,
criados ¡or su nadrc cn la cs¡csa sclva dc la
cunlrc dc un nonic, dcvasian los csiallos,
rolando lucycs y ¡ingucs ovcjas, Iasia quc los
Ionlrcs los naian con afilado lroncc; dcl nisno
nodo, aqucllos, quc ¡arccían alios alcios,
caycron vcncidos ¡or las nanos dc Encas.
561 Al vcrlos dcrrilados cn cl suclo,
condoliosc Mcnclao, caro a Arcs, y cn scguida,
rcvcsiido dc lucicnic lroncc y llandicndo la
lanza, sc alrio canino ¡or las ¡rincras filas. Arcs
lc c×ciiala cl valor ¡ara quc sucunlicra a nanos
dc Encas. Pcro Aniíloco, Iijo dcl nagnanino
Ncsior, quc lo adviriio, sc fuc cn ¡os dcl ¡asior dc
Ionlrcs icnicndo quc lc ocurricra algo y lcs
frusirara la cn¡rcsa. Cuando los dos gucrrcros,
dcscosos dc ¡clcar, calalan las agudas lanzas
¡ara aconcicrsc, colocosc Aniíloco nuy ccrca dcl
¡asior dc Ionlrcs; Encas, al vcr a los dos
varoncs quc csialan junios, aunquc cra lucIador
lrioso, no sc aircvio a cs¡crarlos; y cllos ¡udicron
llcvarsc Iacia los aqucos los cadavcrcs dc
aqucllos infcliccs, ¡oncrlos cn las nanos dc sus
anigos y volvcr a conlaiir cn cl ¡unio nas
avanzado.
576 Enionccs naiaron a Pilcncncs, igual a
Arcs, caudillo dc los valicnics y cscudados
¡aflagoncs. cl Airida Mcnclao, fanoso ¡or su
¡ica, cnvasolc la lanza junio a la clavícula.
Aniíloco Iirio dc una ¡cdrada cn cl codo al lucn
cscudcro Midon Aiinníada, cuando csic rcvolvía
los solí¡cdos calallos las clurncas ricndas
caycron dc sus nanos al ¡olvo, y, aconciicndolo
con la cs¡ada, lc dio un iajo cn las sicncs. Midon,
anIclanic, cayo dcl licn consiruido carro.
Iundiosc su calcza con cl cucllo y ¡aric dc los
Ionlros cn la arcna quc a11í alundala, y así
¡crnanccio un lucn cs¡acio Iasia quc los
corcclcs, ¡aialcando, lo iiraron al suclo; Aniíloco
sc a¡odcro dcl carro, ¡ico a los corcclcs, y sc los
llcvo al can¡ancnio aquco.
590 Hccior aiislo a los dos gucrrcros cn las
filas, arrcnciio a cllos, griiando, y lo siguicron las
fucrics falangcs iroyanas quc ca¡iiancalan Arcs
y la vcncrallc Enio; csia ¡ronovía cl Iorrillc
iunulio dc la ¡clca; Arcs nancjala una lanza
cnornc, y ya ¡rcccdía a Hccior, ya narcIala
dciras dcl nisno.
596 Al vcrlo, csircncciosc Dioncdcs, valicnic
cn cl conlaic. Cono cl incסcrio viajcro, dcs¡ucs
quc Ia airavcsado una gran llanura, sc dciicnc al
llcgar a un río dc ra¡ida corricnic quc dcscnloca
cn cl nar, ¡crcilc cl nurnurio dc las cs¡unosas
aguas y vuclvc con ¡rcsicza airas, dc scncjanic
nodo rciroccdio cl Tidida, griiando a los suyos.
601 ¡OI anigos! ¿Cono nos adniranos dc
quc cl divino Hccior sca Ialil lanccro y audaz
lucIador? A su lado Iay sicn¡rc alguna dcidad
¡ara lilrarlo dc la nucric, y aIora cs Arcs,
iransfigurado cn norial, quicn lo acon¡ana.
En¡rcndcd la rciirada, con la cara vuclia Iacia
los iroyanos, y no qucrais conlaiir
dcnodadancnic con los dioscs.
607 Así dijo. Los iroyanos llcgaron nuy ccrca
dc cllos, y Hccior naio a dos varoncs dicsiros cn
la ¡clca quc ilan cn un nisno carro. Mcncsics y
Anquíalo. Al vcrlos dcrrilados ¡or cl suclo,
con¡adcciosc cl gran Ayanic Tclanonio; y,
dcicnicndosc nuy ccrca dcl cncnigo, arrojo la
¡ica rclucicnic a Anfio, Iijo dc Sclago, quc
norala cn Pcso, cra riquísino cn licncs y
scnlrados y Ialía ido in¡ulsalalc cl Iado a
ayudar a Príano y sus Iijos. Ayanic Tclanonio
accrio a darlc cn cl ciniuron, la larga ¡ica sc
clavo cn cl cn¡cinc, y cl gucrrcro cayo con
csirc¡iio. Corrio cl csclarccido Ayanic a
dcs¡ojarlo dc las arnas los iroyanos Iicicron
llovcr solrc cl Icroc agudos rclucicnics dardos,
dc los cualcs rccilio nucIos cl cscudo, y,
¡onicndo cl ¡ic cncina dcl cadavcr, arranco la
lroncínca lanza; ¡cro no ¡udo quiiarlc dc los
Ionlros la nagnífica arnadura, ¡orquc csiala
alrunado ¡or los iiros. Tcnio vcrsc cnccrrado
dcniro dc un fucric círculo ¡or los arroganics
iroyanos, quc cn gran nuncro y con valcniía lc
cndcrczalan sus lanzas; y, aunquc cra
cor¡ulcnio, vigoroso a ilusirc, fuc rccIazado y
Iulo dc rciroccdcr.
627 Así sc ¡orialan csios cn cl duro
conlaic. El Iado ¡odcroso llcvo conira Sar¡cdon,
igual a un dios, a Tlc¡olcno Hcraclida, valicnic y
dc gran csiaiura. Cuando anlos Icrocs, Iijo y
nicio dc Zcus, quc anoniona las nulcs, sc
Iallaron frcnic a frcnic, Tlc¡olcno fuc cl ¡rincro
cn Iallar y dijo.
633 ¡Sar¡cdon, ¡rínci¡c dc los licios! ¿Quc
ncccsidad iicncs, no csiando cjcrciiado cn la
gucrra, dc vcnir a icnllar? Micnicn cuanios
afirnan quc crcs Iijo dc Zcus, quc llcva la cgida,
¡ucs dcsncrcccs nucIo dc los varoncs
cngcndrados cn iicn¡os anicriorcs ¡or csic dios,
cono diccn quc fuc ni inirc¡ido ¡adrc, cl fornido
Hcraclcs, quc rcsisiía audazncnic y icnía cl
anino dc un lcon; cl cual, Ialicndo vcnido ¡or
los calallos dc Laoncdonic, con scis solas navcs
y ¡ocos Ionlrcs, consiguio saqucar la ciudad y
dcs¡ollar sus callcs. Pcro iu crcs dc anino
a¡ocado, dcjas quc las iro¡as ¡crczcan, y no crco
quc iu vcnida dc la Licia sirva ¡ara la dcfcnsa dc
los iroyanos ¡or nuy vigoroso quc scas; ¡ucs,
vcncido ¡or ní, cniraras ¡or las ¡ucrias dcl
Hadcs.
647 Fcs¡ondiolc Sar¡cdon, caudillo dc los
licios.
648 ¡Tlc¡olcno! Aqucl dcsiruyo, con cfccio, la
sacra Ilio a causa dc la ¡crfidia dcl ilusirc
Laoncdonic, quc ¡ago con injuriosas ¡alalras
sus lcncficios y no quiso cnircgarlc los calallos
¡or los quc Ialía vcnido dc ian lcjos. Pcro yo ic
digo quc la ¡crdicion y la ncgra nucric dc ni
nano ic vcndran; y nuricndo, Icrido ¡or ni
lanza, nc daras gloria, y a Hadcs, cl dc los
fanosos corcclcs, cl alna.
655 Así dijo Sar¡cdon, y Tlc¡olcno alzo la
lanza dc frcsno. Las lucngas lanzas ¡ariicron a
un nisno iicn¡o dc las nanos. Sar¡cdon Iirio a
Tlc¡olcno. la danosa ¡unia airavcso cl cucllo, y
las iinicllas dc la nocIc vclaron los ojos dcl
gucrrcro. Tlc¡olcno dio con su gran lanza cn cl
nuslo izquicrdo dc Sar¡cdon y cl lroncc ¡cnciro
con ín¡ciu Iasia cl Iucso; ¡cro iodavía su ¡adrc
lo lilro dc la nucric.
663 Los ilusircs con¡ancros dc Sar¡cdon,
igual a un dios, sacaronlo dcl conlaic, con la
gran lanza quc, al arrasirarsc, lc ¡csala; ¡ucs
con la ¡risa nadic adviriio la lanza dc Frcsno, ni
¡cnso cn arrancarscla dcl nuslo, ¡ara quc aqucl
¡udicra sulir al carro. Tania cra la faiiga con quc
io cuidalan.
668 A su vcz, los aqucos, dc Icrnosas
grclas, sc llcvaron dcl can¡o a Tlc¡olcno. El
divino Uliscs, dc anino ¡acicnic, violo, siniio quc
sc lc cnardccía cl corazon, y rcvolvio cn su ncnic
y cn su cs¡íriiu si dclía ¡crscguir al Iijo dc Zcus
ionanic o ¡rivar dc la vida a nucIos licios. No lc
Ialía conccdido cl Iado al nagnanino Uliscs
naiar con cl agudo lroncc al csforzado Iijo dc
Zcus, y ¡or csio Aicnca lc ins¡iro quc aconciicra
a la nuliiiud dc los licios. Maio cnionccs a
Ccrano, Alasior, Cronio, Alcandro, Halio,
Nocnon y Príianis, y aun a nas licios Iicicra
norir cl divino Uliscs, si no lo Iulicsc noiado
nuy ¡rcsio cl gran Hccior, cl dc ircnolanic
casco; cl cual, culicrio dc lucicnic lroncc, sc
alrio callc ¡or los conlaiicnics dclanicros a
infundio icrror a los danaos. Holgosc dc su
llcgada Sar¡cdon, Iijo dc Zcus, y ¡rofirio csias
lasiincras ¡alalras.
684 ¡Prianida! No ¡crniias quc yo, icndido
cn cl suclo, llcguc a scr ¡rcsa dc los danaos;
socorrcnc y ¡icrda la vida lucgo cn vucsira
ciudad, ya quc no Ic dc alcgrar, volvicndo a ni
casa y a la ¡airia iicrra, ni a ni cs¡osa qucrida ni
al iicrno infanic.
689 Así dijo. Hccior, cl dc ircnolanic casco,
¡aso corricndo, sin rcs¡ondcrlc, ¡orquc ardía cn
dcscos dc rccIazar cuanio anics a los argivos y
quiiar la vida a nucIos gucrrcros. Los ilusircs
canaradas dc Sar¡cdon, igual a un dios,
llcvaronlo al ¡ic dc una Icrnosa cncina
consagrada a Zcus, quc llcva la cgida; y cl
valcroso Pclagonic, su con¡ancro anado, lc
arranco dcl nuslo la lanza dc frcsno. Anoriccido
qucdo cl Icroc y olscura niclla culrio sus ojos;
¡cro ¡ronio volvio cn su acucrdo, ¡orquc cl so¡lo
dcl Dorcas lo rcanino cuando ya a¡cnas rcs¡irar
¡odía.
699 Los argivos, al aconcicrlos Arcs y Hccior
arnado dc lroncc, ni sc volvían Iacia las ncgras
navcs, ni rccIazalan cl aiaquc, sino quc sc
laiían cn rciirada dcsdc quc su¡icron quc aqucl
dios sc Iallala con los iroyanos.
703 ¿Cual fuc cl ¡rincro, cual cl uliino dc
los quc cnionccs naiaron Hccior, Iijo dc Príano,
y cl lroncínco Arcs? Tcuiranic, igual a un dios;
Orcsics, aguijador dc calallos; Trcco, lanccro
ciolio; Enonao; Hclcno Eno¡ida y Orcslio, cl dc
ircnolanic niira, quicn, nuy ocu¡ado cn cuidar
dc sus licncs, norala cn Hila, a orillas dcl lago
Ccfisis, con oiros lcocios quc consiiiuían un
o¡ulcnio ¡ucllo.
711 Cuando Hcra, la diosa dc nívcos lrazos,
vio quc anlos naialan a nucIos argivos cn cl
duro conlaic, dijo a Aicnca csias aladas
¡alalras.
714 ¡OI dioscs! ¡Hija dc Zcus, quc llcva la
cgida! ¡Indoniia! Vana scra la ¡roncsa quc
Iicinos a Mcnclao dc quc no sc iría sin dcsiruir
la licn nurada Ilio, si dcjanos quc cl ¡crnicioso
Arcs cjcrza sus furorcs. Ea, ¡cnscnos cn ¡rcsiar
al Icroc ¡odcroso au×ilio.
719 Dijo; y Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza, no dcsolcdccio. Hcra, dcidad vcncranda
Iija dcl gran Crono, a¡arcjo los corcclcs con sus
aurcas lridas, y Hclc ¡uso diligcnicncnic cn cl
fcrrco cjc, a anlos lados dcl carro, las corvas
rucdas dc lroncc quc icnían ocIo rayos. Era dc
oro la indcsiruciillc ¡ina, dc lroncc las ajusiadas
adnirallcs llanias, y dc ¡laia los iorncados
culos. El asicnio dcscansala solrc iiras dc oro y
dc ¡laia, y un dollc larandal circundala cl
carro. Por dclanic salía argcnica lanza, cn cuya
¡unia aio la diosa un Icrnoso yugo dc oro con
lridas dc oro ianlicn; y Hcra, quc anIclala cl
conlaic y la ¡clca, uncio los corcclcs dc ¡ics
ligcros.
733 Aicnca, Iija dc Zcus, quc llcva la cgida,
dcjo cacr al suclo, cn cl ¡alacio dc su ¡adrc, cl
Icrnoso ¡c¡lo lordado quc clla nisna Ialía
icjido y lalrado con sus nanos; visiio la iunica
dc Zcus, quc anoniona las nulcs, y sc arno ¡ara
la luciuosa gucrra. Sus¡cndio dc sus Ionlros la
cs¡aniosa cgida floqucada quc cl icrror corona.
allí csian la Discordia, la Fucrza y la Pcrsccucion
Iorrcnda; a11í la calcza dc la Corgona,
nonsiruo crucl y Iorri¡ilanic, ¡oricnio dc Zcus,
quc Ilcva la cgida. Culrio su calcza con aurco
casco dc dollc cincra y cuairo alolladuras, a¡io
¡ara rcsisiir a la infanicría dc cicn ciudadcs. Y,
sulicndo al flananic carro, asio la lanza
¡ondcrosa, larga, fornida, con quc la Iija dcl
¡rc¡oicnic ¡adrc dcsiruyc filas cnicras dc Icrocs
cuando conira cllos nonio cn colcra. Hcra ¡ico
con cl laiigo a los corcclcs, y dc ¡ro¡io in¡ulso
alricronsc rccIinando las ¡ucrias dcl ciclo dc
quc cuidan las Horas a cllas csia confiado cl
cs¡acioso ciclo y cl Olin¡o ¡ara rcnovcr o colocar
dclanic la dcnsa nulc. Por a11í, ¡or cnirc las
¡ucrias, dirigicron los corcclcs docilcs al laiigo y
Iallaron al Cronion, scniado a¡aric dc los oiros
dioscs, cn la nas alia dc las nucIas cunlrcs dcl
Olin¡o. Hcra, la diosa dc los nívcos lrazos,
dciuvo cnionccs los corcclcs, ¡ara Iaccr csia
¡rcgunia al c×cclso Zcus Cronida.
757 ¡Padrc Zcus! ¿No ic indignas conira Arcs
al ¡rcscnciar sus airoccs IccIos? ¡Cuanios y
cualcs varoncs aqucos Ia IccIo ¡crcccr
icncraria a injusiancnic! Yo nc afijo, y Ci¡ris y
A¡olo, quc llcva arco dc ¡laia, sc alcgran dc
Ialcr c×ciiado a csc loco quc no conocc lcy
alguna. Padrc Zcus, ¿ic irriiaras connigo si a
Arcs lc aIuycnio dcl conlaic causandolc
funcsias Icridas?
764 Fcs¡ondiolc Zcus, quc anoniona las
nulcs.
765 Ea, aguija conira cl a Aicnca, quc in¡cra
cn las laiallas, ¡ucs cs quicn suclc causarlc nas
vivos dolorcs.
767 Así dijo. Hcra, la diosa dc los nívcos
lrazos, lc olcdccio, y ¡ico a los corcclcs, quc
volaron gozosos cnirc la iicrra y cl csircllado
ciclo. Cuanio cs¡acio alcanza a vcr cl quc,
scniado cn alia cunlrc, fija sus ojos cn cl vinoso
¡onio, oiro ianio salvan dc un lrinco los
calallos, dc sonoros rclincIos, dc los dioscs. Tan
lucgo cono anlas dcidadcs llcgaron a Troya,
Hcra, la diosa dc los nívcos lrazos, ¡aro cl carro
cn cl lugar dondc los dos ríos Sinocnic y
Escanandro junian sus aguas; dcsuncio los
corcclcs, culriolos dc cs¡csa niclla, y cl
Sinocnic Iizo naccr la anlrosía ¡ara quc
¡acicran.
778 Las diosas cn¡czaron a andar,
scncjanics cn cl ¡aso a iínidas ¡alonas,
in¡acicnics ¡or socorrcr a los argivos. Cuando
llcgaron al siiio dondc csiala cl fucric Dioncdcs,
donador dc calallos, con los nas y ncjorcs dc
los adalidcs quc ¡arccían carniccros lconcs o
¡ucrcos nonicscs, cuya fucrza cs grandc, sc
dciuvicron; y Hcra, la diosa dc los nívcos lrazos,
ionando cl as¡ccio dcl nagnanino Esicnior, quc
icnía vozarron dc lroncc y griiala ianio cono
oiros cincucnia, c×clano.
787 ¡Quc vcrgucnza, argivos, Ionlrcs sin
dignidad, adnirallcs solo ¡or la figura! Micniras
cl divino Aquilcs asisiía a las laiallas, los
iroyanos, ancdrcniados ¡or su fornidallc ¡ica,
no ¡asalan dc las ¡ucrias dardanias; y aIora
conlaicn lcjos dc la ciudad, junio a las concavas
navcs.
792 Con ialcs ¡alalras lcs c×ciio a iodos cl
valor y la fucrza. Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza, fuc cn lusca dcl Tidida y Iallo a csic
¡rínci¡c junio a su carro y sus corcclcs,
rcfrcscando la Icrida quc Pandaro con una flccIa
lc Ialía causado. El sudor lc nolcsiala dclajo dc
la ancIa alrazadcra dcl rcdondo cscudo, cuyo
¡cso scniía cl Icroc; y, alzando csic con su
cansada nano la corrca, sc cnjugala la dcncgrida
sangrc. La diosa a¡oyo la dicsira cn cl yugo dc los
calallos y dijo.
800 ¡Cuan ¡oco sc ¡arccc a su ¡adrc cl Iijo
dc Tidco! Era csic dc ¡cqucna csiaiura, ¡cro
lclicoso. Y aunquc no lc dcjasc conlaiir ni
scnalarsc cono cn la ocasion cn quc, Ialicndo
ido ¡or cnlajador a Tcla, sc cnconiro lcjos dc los
suyos cnirc nuliiiud dc cadncos y lc di ordcn dc
quc conicra iranquilo cn cl ¡alacio, conscrvala
sicn¡rc su cs¡íriiu valcroso, y, dcsafiando a los
jovcncs cadncos, los vcncía facilncnic cn ioda
clasc dc lucIas. ¡Dc ial nodo lo ¡roicgía! AIora
cs a ii a quicn asisio y dcficndo, c×Ioriandoic a
¡clcar aninosancnic con los iroyanos. Mas, o cl
c×ccsivo iralajo dc la gucrra Ia faiigado ius
nicnlros, o ic donina cl c×aninc icrror. No, iu
no crcs cl Iijo dcl agucrrido Tidco Enida.
814 Y, rcs¡ondicndolc, cl fucric Dioncdcs lc
dijo.
815 Tc conozco, oI diosa, Iija dc Zcus, quc
llcva la cgida. Por csio ic Iallarc gusioso, sin
oculiaric nada. No nc donina cl c×aninc icrror
ni flojcdad alguna; ¡cro rccucrdo iodavía las
ordcncs quc nc disic. No nc dcjalas conlaiir
con los licnavcniurados dioscs; ¡cro, si Afrodiia,
Iija dc Zcus, sc ¡rcscniara cn la ¡clca, dclía
Icrirla con cl agudo lroncc, Pucs licn. aIora
rciroccdo y Ic nandado quc iodos los argivos sc
rc¡licgucn aquí, ¡orquc con¡rcndo quc Arcs
in¡cra cn la laialla.
825 Conicsiolc Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza.
826 ¡Dioncdcs Tidida, carísino a ni corazon!
No icnas a Arcs ni a ninguno dc los innorialcs;
ianio ic voy a ayudar. Ea, cndcrcza los solí¡cdos
calallos a Arcs cl ¡rincro, Iicrclc dc ccrca y no
rcs¡cics al furilundo dios, a csc loco volullc y
nacido ¡ara danar, quc a Hcra y a ní nos
¡ronciio conlaiir conira los iroyanos cn favor dc
los argivos y aIora csia con aqucllos y sc Ia
olvidado dc sus ¡alalras.
835 A¡cnas Iulo dicIo csias ¡alalras, asio
dc la nano a Esicnclo, quc salio diligcnic dcl
carro a iicrra. Monio la cnardccida diosa,
colocandosc al lado dcl ilusirc Dioncdcs, y cl cjc
dc cncina rccrujio a causa dcl ¡cso ¡orquc
llcvala a una diosa icrrillc y a un varon
foriísino. Palas Aicnca, Ialicndo rccogido cl
laiigo y las ricndas, guio los solí¡cdos calallos
Iacia Arcs cl ¡rincro; cl cual quiiala la vida al
giganicsco Pcrifanic, ¡rcclaro Iijo dc Oqucsio y cl
nas valicnic dc los ciolios. A ial varon naiala
Arcs, nancIado dc Ionicidios; y Aicnca sc ¡uso
cl casco dc Hadcs ¡ara quc cl furilundo dios no
la conocicra.
846 Cuando Arcs, funcsio a los norialcs, vio
al ilusirc Dioncdcs, dcjo al giganicsco Pcrifanic
icndido dondc lc Ialía nucrio y sc cncanino
Iacia Dioncdcs, donador dc calallos. Al Iallarsc
a coria disiancia, Arcs, quc dcscala quiiar la vida
a Dioncdcs, lc dirigio la lroncínca lanza ¡or cina
dcl yugo y las ricndas; ¡cro Aicnca, la diosa dc
ojos dc lccIuza, cogicndola y alcjandola dcl carro,
Iizo quc aqucl dicra cl gol¡c cn vano. A su vcz
Dioncdcs, valicnic cn cl conlaic, aiaco a Arcs
con la lroncínca lanza, y Palas Aicnca,
a¡uniandola a la ijada dcl dios, dondc cl ciniuron
lc ccnía, Iiriolc, dcsgarro cl Icrnoso cuiis y rciiro
cl arna. El lroncínco Arcs clano cono griiarían
nucvc o dicz nil Ionlrcs quc cn la gucrra
llcgaran a las nanos; y icnllaron, ancdrcniados,
aqucos y iroyanos. ¡Tan fucric lrano Arcs,
insaciallc dc conlaic!
864 Cual va¡or sonlrío quc sc dcs¡rcndc dc
las nulcs ¡or la accion dc un in¡ciuoso vicnio
alrasador, ial lc ¡arccía a Dioncdcs Tidida cl
lroncínco Arcs cuando, culicrio dc niclla, sc
dirigía al ancIuroso ciclo. El dios llcgo cn scguida
al alio Olin¡o, nansion dc las dcidadcs; sc scnio,
con cl corazon afligido, al lado dc Zcus Cronion,
nosiro la sangrc innorial quc nanala dc la
Icrida, y sus¡irando dijo csias aladas ¡alalras.
872 ¡Padrc Zcus! ¿No ic indignas al
¡rcscnciar ian airoccs IccIos? Sicn¡rc los
dioscs Icnos ¡adccido nalcs Iorrillcs quc
rccí¡rocancnic nos causanos ¡ara con¡laccr a
los Ionlrcs; ¡cro iodos csianos airados coniigo,
¡orquc cngcndrasic una Iija loca, funcsia, quc
solo sc ocu¡a cn accioncs inicuas. Cuanios
dioscs Iay cn cl Olin¡o, iodos ic olcdcccn y
acaian; ¡cro a clla no la sujcias con ¡alalras ni
con olras, sino quc la insiigas, ¡or scr iu cl
¡adrc dc csa Iija ¡crniciosa quc Ia novido al
insolcnic Dioncdcs, Iijo dc Tidco, a conlaiir, cn
su furia, con los innorialcs dioscs. Princro Iirio
dc ccrca a Ci¡ris cn cl ¡uno, y dcs¡ucs, cual si
fucsc un dios, arrcnciio conira ní. Si no llcgan a
salvarnc nis ligcros ¡ics, Iulicra icnido quc
sufrir ¡adccinicnios duranic largo iicn¡o cnirc
cs¡aniosos nonioncs dc cadavcrcs, o qucdar
invalido, aunquc vivo, a causa dc las Icridas quc
nc Iicicra cl lroncc.
888 Mirandolo con iorva faz, rcs¡ondio Zcus,
quc anoniona las nulcs.
889 ¡Inconsianic! No ic lancnics, scniado
junio a ní, ¡uc nc crcs nas odioso quc ningun
oiro dc los dioscs dcl Olin¡o. Sicn¡rc ic Ian
gusiado las rinas, lucIas y ¡clcas, y iicncs cl
cs¡íriiu solcrlio, quc nunca ccdc, dc iu nadrc
Hcra a quicn a¡cnas ¡ucdo doninar con nis
¡alalras. Crco quc cuanio ic Ia ocurrido lo dclcs
a sus conscjos. Pcro no ¡crniiirc quc los dolorcs
ic aiorncnicn, ¡orquc crcs dc ni linajc y ¡ara ní
ic ¡ario iu nadrc. Si, sicndo ian ¡crvcrso
Iulicscs nacido dc algun oiro dios, iicn¡o Ia
quc csiaría cn un alisno nas ¡rofundo quc cl dc
los Iijos dc Urano
899 Dijo, y nando a Pcon quc lo curara. Ésic
lo sano, a¡licandolc drogas calnanics; quc nada
norial cn cl Ialía. Cono cl jugo cuaja la llanca y
líquida lccIc cuando sc lc nucvc ra¡idancnic
con clla, con igual ¡rcsicza curo aqucl al
furilundo Arcs, a quicn Hclc lavo y ¡uso lindas
vcsiiduras. Y cl dios sc scnio al lado dc Zcus
Cronion, ufano dc s gloria.
907 Hcra argiva y Aicnca alalconcnia
rcgrcsaron ianlicn al ¡alacio dcl gran Zcus,
cuando Iulicron conscguido quc Arcs, funcsio a
los norialcs, dc naiar Ionlrcs sc alsiuvicra.

CANTO VI*
CoIoquIo de Héctor y Andrómaca

¯ Enirc los scgundos, los iroyanos,
Hccior, quc Ia rcgrcsado a Troya
¡ara ordcnar quc las nujcrcs sc
congracicn con Aicnca con
¡lcgarias y ofrcndas, cuando vuclvc
al can¡o dc laialla, sc cncucnira
con su cs¡osa y con su Iijo, aun dc
iicrna cdad. Y sc dcsiaca cl
con¡orianicnio dc Hccior, Icroc
inoccnic quc sc sacrifica ¡or Troya,
y dc Paris, cul¡allc y cgoísia, quc
solo ¡icnsa cn cl.

1 Qucdaron solos cn la laialla Iorrcnda
iroyanos y aqucos, quc sc arrojalan lroncíncas
lanzas; y la ¡clca sc c×icndía, aca y aculla dc la
llanura, cnirc las corricnics dcl Sinocnic y dcl
Janio.
5 Ayanic Tclanonio, anicnural dc los
aqucos, ron¡io cl ¡rincro la falangc iroyana a
Iizo a¡arcccr la aurora dc la salvacion cnirc los
suyos, Iiricndo dc nucric al iracio nas
dcnodado, al alio y valicnic Acananic, Iijo dc
Eusoro. Accriolc cn la cincra dcl casco
guarnccido con crincs dc calallo, la lanza sc
clavo cn la frcnic, la lroncínca ¡unia airavcso cl
Iucso y las iinicllas culricron los ojos dcl
gucrrcro.
12 Dioncdcs, valicnic cn cl conlaic, naio a
A×ilo Tcuiranida, quc, alasiado dc licncs,
norala cn la licn consiruida Arislc; y cra nuy
anigo dc los Ionlrcs, ¡orquc cn su casa, siiuada
ccrca dcl canino, a iodos lcs dala Ios¡iialidad.
Pcro ninguno dc cllos vino cnionccs a lilrarlo dc
la lugulrc nucric, y Dioncdcs lc quiio la vida a
cl y a su cscudcro Calcsio, quc golcrnala los
calallos. Anlos ¡cnciraron cn cl scno dc la
iicrra.
20 Euríalo dio nucric a Drcso y Ofcliio, y
fucsc iras Esc¡o y Pcdaso, a quicncs la nayadc
Alarlarca Ialía concclido cn oiro iicn¡o dcl
c×inio Ducolion, Iijo ¡rinogcniio y lasiardo dcl
ilusirc Laoncdonic (Ducolion a¡accniala ovcjas y
iuvo anoroso consorcio con la ninfa, la cual
qucdo cncinia y dio a luz a los dos ncllizos}. cl
Mccisicida acalo con cl valor dc anlos, ¡rivo dc
vigor a sus licn fornados nicnlros y lcs quiio la
arnadura dc los Ionlros.
29 El lclicoso Poli¡cics dcjo sin vida a
Asiíalo; Uliscs, con la lroncínca lanza, a Pidiics
¡crcosio; y Tcucro, a Arciaon divino. Aniíloco
Ncsiorida naio con la ¡ica rclucicnic a Allcro;
Agancnon, rcy dc Ionlrcs, a Élaio, quc Ialiiala
cn la c×cclsa Pcdaso, a orillas dcl Sainiocnic, dc
Icrnosa corricnic; cl Icroc Lciio, a Fílaco
nicniras Iuía; y Eurí¡ilo, a Mclaniio.
37 Mcnclao, valicnic cn la ¡clca, cogio vivo a
Adrasio, cuyos calallos, corricndo dcs¡avoridos
¡or la llanura, cIocaron con las ranas dc un
ianarisco, ron¡icron cl corvo carro ¡or cl
c×ircno dcl iinon, y sc fucron a la ciudad con los
quc Iuían cs¡aniados. El Icroc cayo al suclo y
dio dc loca cn cl ¡olvo junio a la rucda;
accrcosclc Mcnclao Airida con la ingcnic lanza, y
aqucl, alrazando sus rodillas, así lc su¡licala.
46 Haznc ¡risioncro, Iijo dc Airco, y
rcciliras digno rcscaic. MucIas cosas dc valor
iicnc ni o¡ulcnio ¡adrc cn casa. lroncc, oro,
Iicrro lalrado; con cllas ic ¡agaría inncnso
rcscaic, si su¡icra quc csioy vivo cn las navcs
aqucas.
51 Así dijo, y lc connovio cl corazon. E ila
Mcnclao a ¡oncrlo cn nanos dcl cscudcro, ¡ara
quc lo llcvara a las vclcras navcs aqucas, cuando
Agancnon corrio a su cncucniro y lo incrc¡o
dicicndo.
55 ¡AI, londoso! ¡AI, Mcnclao! ¿Por quc así
ic a¡iadas dc csios Ionlrcs? ¡E×cclcnics cosas
Iicicron los iroyanos cn iu casa! Ninguno dc los
quc caigan cn nucsiras nanos sc lilrc dc icncr
ncfanda nucric, ni siquicra cl quc la nadrc llcvc
cn cl vicnirc, ni csc csca¡c! ¡Pcrczcan iodos los dc
Ilio, sin quc sc¡uliura alcanccn ni ncnoria dcjcn!
61 Así dicicndo, canlio la ncnic dc su
Icrnano con la o¡oriuna c×Ioriacion. Fc¡clio
Mcnclao al Icroc Adrasio, quc, Icrido cn cl ijar
¡or cl rcy Agancnon, cayo dc cs¡aldas. El Airida
lc ¡uso cl ¡ic cn cl ¡ccIo y lc arranco la lanza.
66 Ncsior, cn ianio, aninala a los argivos,
dando grandcs voccs.
67 ¡OI qucridos, Icrocs danaos, scrvidorcs
dc Arcs! Nadic sc qucdc airas ¡ara rccogcr
dcs¡ojos y volvcr, llcvando los nas quc ¡ucda, a
las navcs; aIora naicnos Ionlrcs y lucgo con
nas iranquilidad dcs¡ojarcis cn la llanura los
cadavcrcs dc cuanios nucran.
72 Así dicicndo lcs c×ciio a iodos cl valor y la
fucrza. Y los iroyanos Iulicran vuclio a cnirar cn
Ilio, acosados ¡or los lclicosos aqucos y vcncidos
¡or su colardía, si Hclcno Prianida, cl ncjor dc
los augurcs, no sc Iulicsc ¡rcscniado a Encas y
a Hccior ¡ara dccirlcs.
77 ¡Encas y Hccior! Ya quc cl ¡cso dc la
laialla graviia ¡rinci¡alncnic solrc vosoiros
cnirc los iroyanos y los licios, ¡orquc sois los
¡rincros cn ioda cn¡rcsa, ora sc iraic dc
conlaiir, ora dc razonar, qucdaos aquí, rccorrcd
las filas, y dcicncd a los gucrrcros anics quc sc
cncanincn a las ¡ucrias, caigan Iuycndo cn
lrazos dc las nujcrcs y scan noiivo dc gozo ¡ara
los cncnigos. Cuando Iayais rcaninado iodas las
falangcs, nosoiros, aunquc csianos nuy
alaiidos, nos qucdarcnos aquí a ¡clcar con los
danaos ¡orquc la ncccsidad nos a¡rcnia. Y iu,
Hccior, vc a la ciudad y di a nucsira nadrc quc
Nanc a las vcncrallcs naironas; vaya con cllas
al icn¡lo dcdicado a Aicnca, la dc ojos dc
lccIuza, cn la acro¡olis; alra con la llavc la
¡ucria dcl sacro rccinio; ¡onga solrc las rodillas
dc la dcidad, dc Icrnosa calcllcra, cl ¡c¡lo quc
nayor sca, nas lindo lc ¡arczca y nas a¡rccic dc
cuanios Iaya cn cl ¡alacio, y lc voic sacrificar cn
cl icn¡lo docc vacas dc un ano, no sujcias aun al
yugo, si a¡iadandosc dc la ciudad y dc las
cs¡osas y iicrnos ninos dc los iroyanos, a¡aria dc
la sagrada Ilio al Iijo dc Tidco, fcroz gucrrcro,
cuya lravura causa nucsira dcrroia y a quicn
icngo ¡or cl nas csforzado dc los aqucos iodos.
Nunca icninos ianio ni al nisno Aquilcs,
¡rínci¡c dc Ionlrcs, quc cs, scgun diccn, Iijo dc
una diosa. Con gran furia sc nucvc cl Iijo dc
Tidco y cn valcniía nadic ic iguala.
102 Así dijo; y Hccior olcdccio a su Icrnano.
Salio dcl carro al suclo sin dcjar las arnas; y,
llandicndo dos ¡uniiagudas lanzas, rccorrio cl
cjcrciio ¡or iodas ¡arics, aninolo a conlaiir y
¡ronovio una icrrillc ¡clca. Los iroyanos
volvicron la cara y afroniaron a los argivos; y
csios rciroccdicron y dcjaron dc naiar,
figurandosc quc alguno dc los innorialcs Ialría
dcsccndido dcl csircllado ciclo ¡ara socorrcr a
aqucllos; dc ial nodo sc volvicron. Y Hccior
c×Ioriala a los iroyanos dicicndo cn alia voz.
111 ¡Aninosos iroyanos, aliados dc lcjas
iicrras vcnidos! Scd Ionlrcs, anigos, y nosirad
vucsiro in¡ciuoso valor, nicniras voy a Ilio y
cncargo a los rcs¡ciallcs ¡roccrcs y a nucsiras
cs¡osas quc orcn y ofrczcan Iccaionlcs a los
dioscs.
116 DicIo csio, Hccior, cl dc ircnolanic
casco, ¡ariio; y la ncgra ¡icl quc orlala cl
alollonado cscudo cono uliina franja lc laiía cl
cucllo y los ialoncs.
119 Clauco, vasiago dc Hi¡oloco, y cl Iijo dc
Tidco, dcscosos dc conlaiir, fucron a
cnconirarsc cn cl cs¡acio quc ncdiala cnirc
anlos cjcrciios. Cuando csiuvicron cara a cara,
Dioncdcs, valicnic cn la ¡clca, dijo cl ¡rincro.
123 ¿Cual crcs iu, gucrrcro valcniísino, dc
los norialcs Ionlrcs? Janas ic vi cn las
laiallas, dondc los varoncs adquicrcn gloria, ¡cro
al ¡rcscnic a iodos los vcnccs cn audacia cuando
ic aircvcs a cs¡crar ni fornida lanza. ¡Infcliccs dc
aqucllos cuyos Iijos sc o¡oncn a ni furor! Mas si
fucscs innorial y Iulicscs dcsccndido dcl ciclo,
no quisicra yo lucIar con dioscs cclcsiialcs. Poco
vivio cl fucric Licurgo, Iijo dc Drianic, quc
conicndía con las cclcsics dcidadcs. ¡crsiguio cn
los sacros nonics dc Nisa a las nodrizas dc
Dioniso, quc csiala agiiado ¡or cl dclirio laquico,
las cualcs iiraron al suclo los iirsos al vcr quc cl
Ionicida Licurgo las aconciía con la aguijada; cl
dios, cs¡aniado, sc arrojo al nar, y Tciis lc
rccilio cn su rcgazo, dcs¡avorido y agiiado ¡or
fucric icnllor ¡or la ancnaza dc aqucl Ionlrc;
¡cro los fcliccs dioscs sc irriiaron conira Licurgo,
ccgolc cl Iijo dc Crono y su vida no fuc larga,
¡orquc sc Ialía IccIo odioso a los innorialcs
iodos. Con los licnavcniurados dioscs no
quisicra conlaiir; ¡cro, si crcs uno dc los
norialcs quc concn los fruios dc la iicrra,
accrcaic ¡ara quc nas ¡ronio llcgucs al icrnino
dc iu ¡crdicion.
144 Fcs¡ondiolc cl ¡rcclaro Iijo dc Hi¡oloco.
145 ¡Magnanino Tidida! ¿Por quc nc
inicrrogas solrc cl alolcngo? Cual la gcncracion
dc las Iojas, así la dc los Ionlrcs. Es¡arcc cl
vicnio las Iojas ¡or cl suclo, y la sclva,
rcvcrdccicndo, ¡roducc oiras al llcgar la
¡rinavcra. dc igual sucric, una gcncracion
Iunana nacc y oira ¡crccc. Pcro ya quc dcscas
salcrlo, ic dirc cual cs ni linajc, dc nucIos
conocido. Hay una ciudad llanada Éfira cn cl
rinon dc Argos, criadora dc calallos, y cn clla
vivía Sísifo Eolida, quc fuc cl nas ladino dc los
Ionlrcs. Sísifo cngcndro a Clauco, y csic al
c×inio Dclcrofonic, a quicn los dioscs
conccdicron gcniilcza y cnvidiallc valor. Mas
Prcio, quc cra nuy ¡odcroso cnirc los argivos,
¡ucs Zcus los Ialía sonciido a su cciro, Iízolc
llanco dc sus naquinacioncs y io ccIo dc la
ciudad. La divina Anica, nujcr dc Prcio, Ialía
dcscado con locura juniarsc clandcsiinancnic
con Dclcrofonic; ¡cro no ¡udo ¡crsuadir al
¡rudcnic Icroc, quc solo ¡cnsala cn cosas
Ioncsias, y niniicndo dijo al rcy Prcio. «¡Prcio!
Ojala ic nucras, o naia a Dclcrofonic, quc Ia
qucrido juniarsc connigo, sin quc yo lo dcscara.»
Así dijo. El rcy sc cnccndio cn ira al oírla; y, si
licn sc alsiuvo dc naiar a aqucl ¡or cl rcligioso
icnor quc siniio su corazon, lc cnvio a la Licia; y,
Iacicndo noriífcras scnalcs cn una ialliia quc sc
dollala, cnircgolc los ¡crniciosos signos con
ordcn dc quc los nosirasc a su sucgro ¡ara quc
csic lo ¡crdicra. Dclcrofonic, ¡onicndosc cn
canino dclajo dcl fausio ¡airocinio dc los dioscs,
llcgo a la vasia Licia y a la corricnic dcl Janio. cl
rcy rcciliolc con afalilidad, Ios¡cdolc duranic
nucvc días y nando naiar oiros ianios lucycs;
¡cro, al a¡arcccr ¡or dccina vcz la Aurora, la dc
rosaccos dcdos, lo inicrrogo y quiso vcr la noia
quc dc su ycrno Prcio lc iraía. Y así quc iuvo la
funcsia noia, ordcno a Dclcrofonic quc lo ¡rincro
dc iodo naiara a la incluciallc Quincra, scr dc
naiuralcza no Iunana, sino divina, con calcza
dc lcon, cola dc dragon y cucr¡o dc calra, quc
rcs¡irala cnccndidas y Iorrillcs llanas; y aqucl
lc dio nucric, alcniado ¡or divinalcs indicacioncs.
Lucgo iuvo quc lucIar con los afanados solinos,
y dccía quc csic fuc cl nas rccio conlaic quc con
Ionlrcs sosiuvo. En icrccr lugar quiio la vida a
las varonilcs anazonas. Y, cuando rcgrcsala a la
ciudad, cl rcy, urdicndo oira dolosa irana,
arnolc una cclada con los varoncs nas fucrics
quc Iallo cn la cs¡aciosa Licia; y ninguno dc
csios volvio a su casa, ¡orquc a iodos lcs dio
nucric. cl c×inio Dclcrofonic. Con¡rcndio cl rcy
quc cl Icroc cra vasiago ilusirc dc alguna dcidad
y lo rciuvo allí, lo caso con su Iija y con¡ariio
con cl la dignidad rcgia; los licios, a su vcz,
acoiaronlc un Icrnoso can¡o dc fruialcs y
scnlradío quc a los dcnas avcniajala, ¡ara quc
¡udicsc culiivarlo. Trcs Iijos dio a luz la cs¡osa
dcl agucrrido Dclcrofonic. Isandro, Hi¡oloco y
Laodania; y csia, anada ¡or cl ¡rovido Zcus, dio
a luz al dcifornc Sar¡cdon, quc llcva arnadura
dc lroncc. Cuando Dclcrofonic sc airajo cl odio
dc iodas las dcidadcs, vagala solo ¡or los can¡os
dc Alca, roycndo su anino y a¡ariandosc dc los
Ionlrcs; Arcs, insaciallc dc ¡clca, Iizo norir a
Isandro cn un conlaic con los afanados solinos,
y Aricnis, la quc usa ricndas dc oro, irríiada,
naio a su Iija. A ní nc cngcndro Hi¡oloco dc
csic, ¡ucs, soy Iijo y cnvionc a Troya,
rcconcndandonc nuy nucIo quc dcscollara y
solrcsalicra sicn¡rc cnirc iodos y no dcsIonrasc
cl linajc dc nis anic¡asados, quc fucron los
Ionlrcs nas valicnics dc Efira y la c×icnsa Licia.
Tal alcurnia y ial sangrc nc glorío dc icncr.
212 Así dijo. Alcgrosc Dioncdcs, valicnic cn
cl conlaic; y, clavando la ¡ica cn cl alno suclo,
rcs¡ondio con carinosas ¡alalras al ¡asior dc
Ionlrcs.
213 Pucs crcs ni aniiguo Iucs¡cd ¡aicrno,
¡orquc cl divino Enco Ios¡cdo cn su ¡alacio al
c×inio Dclorofonic, lc iuvo consigo vcinic días y
anlos sc olscquiaron con nagníficos ¡rcscnics
dc Ios¡iialidad. Enco dio un visioso iaIalí icnido
dc ¡ur¡ura, y Dclcrofonic una aurca co¡a dc
dollc asa, quc cn ni casa qucdo cuando nc vinc.
A Tidco no lo rccucrdo; dcjonc nuy nino al salir
¡ara Tcla, dondc ¡crccio cl cjcrciio aquco. Soy,
¡or consiguicnic, iu caro Iucs¡cd cn cl ccniro dc
Argos, y iu lo scras nío cn la Licia cuando vaya a
io ¡ucllo. En adclanic no nos aconcianos con la
lanza ¡or cnirc la iurla. MucIos iroyanos y
aliados ilusircs nc rcsian, ¡ara naiar a quicn,
¡or la voluniad dc un dios, alcancc cn la carrcra;
y asinisno ic qucdan nucIos aqucos, ¡ara
quiiar la vida a quicn ic sca ¡osillc. Y aIora
iroqucnos la arnadura, a fin dc quc sc¡an iodos
quc dc scr Iucs¡cdcs ¡aicrnos nos glorianos.
232 Halicndo Iallado así, dcsccndicron dc
los carros y sc csirccIaron la nano cn ¡rucla dc
anisiad. Enionccs Zcus Cronida Iizo ¡crdcr la
razon a Clauco; ¡ucs ¡crnuio sus arnas ¡or las
dc Dioncdcs Tidida, las dc oro ¡or las dc lroncc,
las valoradas cn cicn lucycs ¡or las quc cn nucvc
sc a¡rccialan.
237 Al ¡asar Hccior ¡or la cncina y las
¡ucrias Esccas, acudicron corricndo las cs¡osas
a Iijas dc los iroyanos y ¡rcguniaronlc ¡or sus
Iijos, Icrnanos, anigos y cs¡osos; y cl lcs
cncargo quc unas iras oiras orascn a los dioscs,
¡orquc ¡ara nucIas cran innincnics las
dcsgracias.
242 Cuando llcgo al nagnífico ¡alacio dc
Príano, ¡rovisio dc lrunidos ¡oriicos (cn cl Ialía
cincucnia canaras dc ¡ulincniada ¡icdra,
scguidas, dondc dornían los Iijos dc Príano con
sus lcgíiinas cs¡osas; y cnfrcnic, dcniro dcl
nisno ¡aiio, oiras docc consiruidas igualncnic
con sillarcs, coniinuas y iccIadas, dondc sc
acosialan los ycrnos dc Príano y sus casias
nujcrcs}, lc salio al cncucniro su alna nadrc quc
ila cn lusca dc Laodicc, la nas Icrnosa dc las
¡rinccsas; y, asicndolc dc la nano, lc dijo.
254 ¡Hijo! ¿Por quc Ias vcnido, dcjando cl
as¡cro conlaic? Sin duda los aqucos, dc
alorrccido nonlrc, dclcn dc csirccIarnos,
conlaiicndo alrcdcdor dc la ciudad, y iu corazon
lo Ia in¡ulsado a volvcr con cl fin dc lcvaniar
dcsdc la acro¡olis las nanos a Zcus. Pcro,
aguarda, iracrc vino dulcc cono la nicl ¡ara quc
¡rincrancnic lo lilcs al ¡adrc Zcus y a los
dcnas innorialcs, y lucgo ic a¡rovccIc ianlicn a
ii, si lclcs. El vino auncnia nucIo cl vigor dcl
Ionlrc faiigado y iu lo csias dc ¡clcar ¡or los
iuyos.
263 Fcs¡ondiolc cl gran Hccior, cl dc
ircnolanic casco.
264 No nc dcs vino dulcc cono la nicl,
vcncranda nadrc; no sca quc nc cncrvcs y nc
¡rivcs dcl valor, y yo nc olvidc dc ni fucrza. No
nc aircvo a lilar cl ncgro vino cn Ionor dc Zcus
sin lavarnc las nanos, ni cs líciio orar al
Cronion, cl dc las sonlrías nulcs, cuando uno
csia nancIado dc sangrc y ¡olvo. Pcro iu
congrcga a las naironas, llcvaic ¡crfuncs, y,
cnirando cn cl icn¡lo dc Aicnca, quc in¡cra cn
las laiallas, ¡on solrc las rodillas dc la dcidad dc
Icrnosa calcllcra cl ¡c¡lo nayor, nas lindo y
quc nas a¡rccics dc cuanios Iaya cn cl ¡alacio; y
voia a la diosa sacrificar cn su icn¡lo docc vacas
dc un ano, no sujcias aun al yugo, si,
a¡iadandosc dc la ciudad y dc las cs¡osas y
iicrnos ninos dc los iroyanos, a¡aria dc la
sagrada Ilio al Iijo dc Tidco, fcroz gucrrcro, cuya
valcniía causa nucsira dcrroia. Encanínaic,
¡ucs, al icn¡lo dc Aicnca, quc in¡cra cn las
laiallas, y yo irc a la casa dc Paris a llanarlo, si
nc quicrc cscucIar. ¡Así la iicrra sc lo iragara!
Criolo cl Olín¡ico cono una gran ¡laga ¡ara los
iroyanos y cl nagnanino Príano y sus Iijos. Crco
quc, si lc vicra dcsccndcr al Hadcs, ni alna sc
olvidaría dc los cnojosos ¡csarcs.
286 Así dijo. Hccula, volvicndo al ¡alacio,
llano a las csclavas, y csias anduvicron ¡or la
ciudad y congrcgaron a las naironas; lajo lucgo
al fraganic a¡oscnio dondc sc guardalan los
¡c¡los lordados, olra dc las nujcrcs quc sc
Ialía llcvado dc Sidon cl dcifornc Alcjandro cn cl
nisno viajc ¡or cl ancIo ¡onio cn quc sc llcvo a
Hclcna, la dc nollcs ¡adrcs; iono, ¡ara ofrcccrlo
a Aicnca, cl ¡c¡lo nayor y nas Icrnoso ¡or sus
lordaduras, quc rcs¡landccía cono un asiro y sc
Iallala dclajo dc iodos, y ¡ariio acon¡anada dc
nucIas naironas.
297 Cuando llcgaron a la acro¡olis, alriolcs
las ¡ucrias dcl icn¡lo dc Aicnca Tcano, la dc
Icrnosas ncjillas, Iija dc Ciscidc y cs¡osa dc
Anicnor, donador dc calallos, a la cual Ialían
clcgido los iroyanos saccrdoiisa dc Aicnca. Todas,
con lugulrcs lancnios, lcvaniaron las nanos a la
diosa. Tcano, la dc Icrnosas ncjillas, iono cl
¡c¡lo, lo ¡uso solrc las rodillas dc Aicnca, la dc
Icrnosa calcllcra, y orando rogo así a la Iija dcl
gran Zcus.
305 ¡Vcncranda Aicnca, ¡roicciora dc la
ciudad, divina cnirc las diosas! ¡Quiclralc la
lanza a Dioncdcs y conccdcnos quc caiga dc
¡ccIos cn cl suclo, anic las ¡ucrias Esccas, ¡ara
quc io sacrifiqucnos cn csic icn¡lo docc vacas
dc un ano, no sujcias aun al yugo, si dc csic
nodo io a¡iadas dc la ciudad y dc las cs¡osas y
iicrnos ninos dc los iroyanos!
311 Así dijo rogando, ¡cro Palas Aicnca no
acccdio. Micniras invocalan dc csic nodo a la
Iija dcl gran Zcus, Hccior sc cncanino al
nagnífico ¡alacio quc ¡ara Alcjandro Ialía
lalrado cl nisno con los nas Ialilcs
consiruciorcs dc la fcriil Troya; csios lc Iicicron
una canara nu¡cial, una sala y un ¡aiio, cn la
acro¡olis, ccrca dc los ¡alacios dc Príano y dc
Hccior. A11í cniro Hccior, caro a Zcus, llcvando
una lanza dc oncc codos, cuya lroncínca y
rclucicnic ¡unia csiala sujcia ¡or aurco anillo.
En la canara Iallo a Alcjandro quc acicalala las
nagníficas arnas, cscudo y coraza, y ¡rolala cl
corvo arco; y a la argiva Hclcna, quc, scniada
cnirc sus csclavas, ocu¡alalas cn ¡rinorosas
lalorcs. Y cn vicndo a aqucl, incrc¡olo con
injuriosas ¡alalras.
326 ¡Dcsgraciado! No cs dccoroso quc
guardcs cn cl corazon csc rcncor. Los Ionlrcs
¡crcccn conlaiicndo al ¡ic dc los alios nuros dc
la ciudad; cl lclico clanor y la lucIa sc
cnccndicron ¡or iu causa alrcdcdor dc nosoiros,
y iu nisno rcconvcndrías a quicn ccjara cn la
¡clca Iorrcnda. Ea, lcvaniaic. No sca quc la
ciudad llcguc a scr ¡asio dc las voraccs llanas.
332 Fcs¡ondiolc cl dcifornc Alcjandro.
333 ¡Hccior! Jusios y no c×ccsivos son ius
laldoncs, y ¡or lo nisno voy a conicsiaric.
Aiicndc y oycnc. Pcrnanccía aquí, no ianio ¡or
csiar airado o rcscniido con los iroyanos, cuanio
¡orquc dcscala cnircgarnc al dolor. En csic
insianic ni cs¡osa nc c×Ioriala con llandas
¡alalras a volvcr al conlaic; y ianlicn a ní nc
¡arccc ¡rcfcrillc, ¡orquc la vicioria iicnc sus
alicrnaiivas ¡ara los gucrrcros. Ea, ¡ucs,
aguarda, y visio las narcialcs arnas; o vcic y ic
sigo, y crco quc lograrc alcanzaric.
342 Así dijo. Hccior, cl dc ircnolanic casco,
nada conicsio. Y Hclcna Iallolc con dulccs
¡alalras.
343 ¡Cunado nío, dc csia ¡crra nalcfica y
aloninallc! ¡Ojala quc, cuando ni nadrc nc dio
a luz, un vicnio icn¡csiuoso sc nc Iulicsc
llcvado al nonic o al csirucndoso nar, ¡ara
Iaccrnc jugucic dc las olas, anics quc ialcs
IccIos ocurricran! Y ya quc los dioscs
dcicrninaron causar csios nalcs, dclio iocarnc
scr cs¡osa dc un varon nas fucric, a quicn
dolicran la indignacion y los nucIos laldoncs dc
los Ionlrcs. Ésic ni iicnc firncza dc anino ni la
icndra nunca, y crco quc rccogcra cl dclido fruio.
Pcro cnira y sicniaic cn csia silla, cunado, quc la
faiiga ic o¡rinc cl corazon ¡or ní, ¡crra, y ¡or la
falia dc Alcjandro; a quicncs Zcus nos dio nala
sucric a fin dc quc a los vcnidcros lcs sirvanos dc
asunio ¡ara sus canios.
359 Fcs¡ondiolc cl gran Hccior, cl dc
ircnolanic casco.
360 No nc ofrczcas asicnio, Hclcna, aunquc
nc a¡rccics, ¡ucs no lograras ¡crsuadirnc. ya ni
corazon dcsca socorrcr a los iroyanos quc nc
aguardan con in¡acicncia. Pcro iu Iaz lcvaniar a
csc y cl nisno sc dc ¡risa ¡ara quc nc alcancc
dcniro dc la ciudad, nicniras voy a ni casa y vco
a los criados, a la cs¡osa qucrida y al iicrno nino;
quc ignoro si volvcrc dc la laialla, o los dioscs
dis¡ondran quc sucunla a nanos dc los aqucos.
369 A¡cnas Iulo dicIo csias ¡alalras,
Hccior, cl dc ircnolanic casco, sc fuc. Llcgo cn
scguida a su ¡alacio, quc alundala dc gcnic,
nas no cnconiro a Andronaca, la dc nívcos
lrazos, ¡ucs con cl nino y la criada dc Icrnoso
¡c¡lo csiala cn la iorrc llorando y lancniandosc.
Hccior, cono no Iallara dcniro a su c×cclcnic
cs¡osa, dciuvosc cn cl unlral y Iallo con las
csclavas.
376 ¡Ea, csclavas, dccidnc la vcrdad!
¿Adondc Ia ido Andronaca, la dc nívcos lrazos,
dcsdc cl ¡alacio? ¿A visiiar a nis Icrnanas o a
nis cunadas dc Icrnosos ¡c¡los? ¿O, acaso, al
icn¡lo dc Aicnca, dondc las iroyanas, dc lindas
ircnzas, a¡lacan a la icrrillc diosa?
381 Fcs¡ondiolc con csias ¡alalras la ficl
dcs¡cnscra.
382 ¡Hccior! Ya quc ianio nos nandas dccir
la vcrdad, no fuc a visiiar a ius Icrnanas ni a
ius cunadas dc Icrnosos ¡c¡los, ni al icn¡lo dc
Aicnca, dondc las iroyanas, dc lindas ircnzas,
a¡lacan a la icrrillc diosa, sino quc sulio a la
gran iorrc dc Ilio, ¡orquc su¡o quc los iroyanos
llcvalan la ¡cor ¡aric y cra grandc cl ín¡ciu dc
los aqucos. Pariio Iacia la nuralla, ansiosa, cono
loca, y con clla sc fuc la nodriza quc llcva cl nino.
390 Así Iallo la dcs¡cnscra, y Hccior,
salicndo ¡rcsuroso dc la casa, dcsanduvo cl
canino ¡or las licn irazadas callcs. Tan lucgo
cono, dcs¡ucs dc airavcsar la gran ciudad, llcgo
a las ¡ucrias Esccas ¡or allí Ialía dc salir al
can¡o, corrio a su cncucniro su rica cs¡osa
Andronaca, Iija dcl nagnanino Eciion, quc vivía
lajo cl loscoso Placo, cn Tcla lajo cl Placo, y cra
rcy dc los cilicios. Hija dc csic cra, ¡ucs, la
cs¡osa dc Hccior, dc lroncínca arnadura, quc
cnionccs lc salio al canino. Acon¡analalc una
sirvicnia llcvando cn lrazos al iicrno infanic, al
Hcciorida anado, ¡arccido a una Icrnosa
csirclla. a quicn su ¡adrc llanala Escanandrio y
los dcnas Asiianacic, ¡orquc solo ¡or Hccior sc
salvala Ilio. Vio cl Icroc al nino y sonrio
silcnciosancnic. Andronaca, llorosa, sc dciuvo a
su lado, y asicndolc dc la nano lc dijo.
407 ¡Dcsgraciado! Tu valor ic ¡crdcra. No ic
a¡iadas dcl iicrno infanic ni dc ní, inforiunada,
quc ¡ronio scrc iu viuda; ¡ucs los aqucos ic
aconcicran iodos a una y acalaran coniigo.
Prcfcrillc scría quc, al ¡crdcric, la iicrra nc
iragara, ¡orquc si nucrcs no Ialra consuclo
¡ara ní, sino ¡csarcs, quc ya no icngo ¡adrc ni
vcncrallc nadrc. A ni ¡adrc naiolo cl divino
Aquilcs cuando iono la ¡o¡ulosa ciudad dc los
cilicios, Tcla, la dc alias ¡ucrias. dio nucric a
Eciion, y sin dcs¡ojarlo, ¡or cl rcligioso icnor quc
lc cniro cn cl anino, qucno cl cadavcr con las
lalradas arnas y lc crigio un iunulo, a cuyo
alrcdcdor ¡laniaron alanos las ninfas nonicscs,
Iijas dc Zcus, quc llcva la cgida. Mis sicic
Icrnanos, quc Ialiialan cn cl ¡alacio,
dcsccndicron al Hadcs cl nisno día; ¡ucs a iodos
los naio cl divino Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros,
cnirc los flc×í¡cdcs lucycs y las candidas ovcjas.
A ni nadrc, quc rcinala al ¡ic dcl sclvoso Placo,
irajola aqucl con oiras riquczas y la ¡uso cn
lilcriad ¡or un inncnso rcscaic; ¡cro Áricnis,
quc sc con¡lacc cn iirar flccIas, Iiriola cn cl
¡alacio dc ni ¡adrc. Hccior, iu crcs aIora ni
¡adrc, ni vcncrallc nadrc y ni Icrnano; iu, ni
florccicnic cs¡oso. Pucs, ca, sc con¡asivo,
qucdaic aquí cn la ionc ¡no Iagas a un nino
Iucrfano y a una nujcr viuda! y ¡on cl cjcrciio
junio al calraIígo, quc ¡or allí la ciudad cs
acccsillc y cl nuro nas facil dc cscalar. Los nas
valicnics los dos Ayanics, cl cclclrc Idoncnco, los
Airidas y cl fucric Iijo dc Tidco con los suyos
rcs¡cciivos ya ¡or ircs vcccs sc Ian cncaninado
a aqucl siiio ¡ara inicniar cl asalio. alguicn quc
conocc los oraculos sc io indico, o su nisno
arrojo los in¡clc y anina.
440 Conicsiolc cl gran Hccior, cl dc
ircnolanic casco.
441 Todo csio nc da cuidado, nujcr, ¡cro
nucIo nc sonrojaría anic los iroyanos y las
iroyanas dc rozaganics ¡c¡los, si cono un
colardc Iuycra dcl conlaic; y ian¡oco ni
corazon nc inciia a cllo, quc sicn¡rc su¡c scr
valicnic y ¡clcar cn ¡rincra fila cnirc los
iroyanos, nanicnicndo la inncnsa gloria dc ni
¡adrc y dc ní nisno. Dicn lo conocc ni
inicligcncia y lo ¡rcsicnic ni corazon. día vcndra
cn quc ¡crczcan la sagrada Ilio, Príano y cl
¡ucllo dc Príano, arnad con lanzas dc frcsno.
Pcro la fuiura dcsgracia dc los iroyanos, dc la
nisna Hccula, dcl rcy Príano y dc nucIos d nis
valicnics Icrnanos quc cacran cn cl ¡olvo a
nanos d los cncnigos, no nc in¡oria ianio cono
la quc ¡adcccra iu cuando alguno dc los aqucos,
dc lroncíncas corazas, sc ic llcvc llorosa,
¡rivandoic dc lilcriad, y lucgo icjas icla c Argos,
a las ordcncs dc oira nujcr, o vayas ¡or agua a la
fucnic Mcscidc o Hi¡crca, nuy conirariada
¡orquc la dura ncccsidad ¡csara solrc ii. Y
quizas alguicn c×clanc, al vcric dcrranar
lagrinas. «Ésia fuc la cs¡osa dc Hccior, cl
gucrrcro quc nas sc scnalala cnirc los iroyanos,
donadorcs dc calallos, cuando cn iorno dc Ilio
¡clcalan.» Así diran, y scniiras un nucvo ¡csar al
vcric sin cl Ionlrc quc ¡udicra lilraric dc la
csclaviiud. Pcro ojala un nonion dc iicrra culra
ni cadavcr, anics quc oiga ius clanorcs o
¡rcscncic iu ra¡io.
466 Así dicicndo, cl csclarccido Hccior icndio
los lrazos su Iijo, y csic sc rccosio, griiando, cn
cl scno dc la nodriz dc lclla ciniura, ¡or cl icrror
quc cl as¡ccio dc su ¡adrc lc causala. dalanlc
nicdo cl lroncc y cl icrrillc ¡cnacIo crincs dc
calallo, quc vcía ondcar cn lo alio dcl yclno.
Sonricronsc cl ¡adrc anoroso y la vcncranda
nadrc. Hccior sc a¡rcsuro a dcjar cl rcfulgcnic
casco cn cl suclo, lcso y nccio cn sus nanos al
Iijo anado, y rogo así a Zcus y a los dc nas
dioscs.
476 ¡Zcus y dcnas dioscs! Conccdcdnc quc
csic Iijo nío sca, cono yo, ilusirc cnirc los
iroyanos a igualncnic csforzado; quc rcinc
¡odcrosancnic cn Ilio; quc digan dc cl cuando
vuclva dc la laialla. «¡Es nucIo nas valicnic quc
su ¡adrc!»; y quc, cargado dc crucnios dcs¡ojos
dcl cncnigo quicn Iaya nucrio, rcgocijc cl alna
dc su nadrc.
482 Esio dicIo, ¡uso cl nino cn lrazos dc la
cs¡osa anada, quc, al rccilirlo cn cl ¡crfunado
scno, sonrcía con cl rosiro iodavía lanado cn
lagrinas. Noiolo cl cs¡oso y con¡adccido,
acariciola con la nano y lc dijo.
486 ¡DcsdicIada! No cn dcnasía iu corazon
sc acongojc, quc nadic nc cnviara al Hadcs anics
dc lo dis¡ucsio ¡or cl dcsiino; y dc su sucric
ningun Ionlrc, sca colardc o valicnic, ¡ucdc
lilrarsc una vcz nacido. Vuclvc a casa, ocu¡aic
cn las lalorcs dcl iclar y la rucca, y ordcna a las
csclavas quc sc a¡liqucn al iralajo; y dc la gucrra
nos cuidarcnos cuanios varoncs nacinos cn Ilio,
y yo cl ¡rincro.
494 DicIas csias ¡alalras, cl ¡rcclaro Hccior
sc ¡uso cl yclno adornado con crincs dc calallo,
y la cs¡osa anada rcgrcso a su casa, volvicndo la
calcza dc cuando cn cuando y vcriicndo co¡iosas
lagrinas. Pronio llcgo Andronaca al ¡alacio, llcno
dc gcnic, dc Hccior, naiador dc Ionlrcs; Iallo
cn cl nucIas csclavas, y a iodas las novio a
lagrinas. Lloralan cn cl ¡alacio a Hccior vivo
aun, ¡orquc no cs¡cralan quc volvicra dcl
conlaic lilrandosc dcl valor y dc las nanos dc
los aqucos.
503 Paris no dcnoro cn cl alio ¡alacio; ¡ucs,
así quc Iulo vcsiido las nagníficas arnas dc
lalrado lroncc, airavcso ¡rcsuroso la ciudad
Iacicndo gala dc sus ¡ics ligcros. Cono cl corccl
avczado a lanarsc cn la crisialina corricnic dc un
río, cuando sc vc aiado cn cl csiallo, conc la
cclada dcl ¡csclrc y ron¡icndo cl ronzal salc
iroiando ¡or la llanura, ycrguc orgulloso la ccrviz,
ondcan las crincs solrc su cucllo, y ufano dc su
lozanía nucvc ligcro las rodillas cncaninandosc a
los acosiunlrados siiios dondc los calallos
¡accn; dc aqucl nodo, Paris, Iijo dc Príano, cuya
arnadura lrillala cono un sol, dcsccndía gozoso
dc la c×cclsa Pcrgano ¡or sus agilcs ¡ics llcvado.
Alcjandro alcanzo cn scguida a su Icrnano cl
divino Hccior cuando csic rcgrcsala dcl lugar cn
quc Ialía ¡asado cl coloquio con su cs¡osa, y fuc
cl ¡rincro cn Iallar dicicndo.
518 ¡Mi lucn Icrnano! MucIo ic Iicc
cs¡crar dcicnicndoic, a ¡csar dc iu in¡acicncia;
¡ucs no Ic vcnido o¡oriunancnic, cono
ordcnasic.
520 Fcs¡ondiolc Hccior, cl dc ircnolanic
casco.
521 ¡Qucrido! Nadic quc sca jusio rc¡rcndcra
iu iralajo cn cl conlaic, ¡orquc crcs valicnic;
¡cro a vcccs ic con¡laccs cn dcsalcniaric y no
quicrcs ¡clcar, y ni corazon sc afligc cuando oigo
quc ic laldonan los iroyanos quc ianios iralajos
sufrcn ¡or ii. Pcro. vanonos y lucgo lo
arrcglarcnos iodo, si Zcus nos ¡crniic ofrcccr cn
nucsiro ¡alacio la craicra dc la lilcriad a los
cclcsics scn¡iicrnos dioscs, ¡or Ialcr ccIado dc
Troya a los aqucos dc Icrnosas grclas.

CANTO VII*
Combate sInguIar de Héctor y Ayante
LevantamIento de Ios cadáveres

¯ La scgunda ianlicn sc sus¡cndc
ino¡inadancnic, ¡orquc Hccior
dcsafia a los Icrocs aqucos.
EcIadas las sucrics, lc ioca a
Ayanic, y lucIan Iasia cl
anocIcccr. Sc ¡acia una ircgua dc
un día, quc los aqucos a¡rovccIan
¡ra cnicrrar a los nucrios y
consiruir un nuro cn iorno al
can¡ancnio.

1 DicIas csias ¡alalras, cl csclarccido Hccior
y su Icrnano Alcjandro iras¡usicron las ¡ucrias,
con cl anino in¡acicnic ¡or conlaiir y ¡clcar.
Cono cuando un dios cnvía ¡ros¡cro vicnio a
navcganics quc io anIclan ¡orquc csian
cansados dc ron¡cr las olas, laiicndo los ¡ulidos
rcnos, y iicncn rclajados los nicnlros a causa
dc la faiiga, así, ian dcscados, a¡arccicron
aqucllos a los iroyanos.
8 Paris naio a Mcncsiio, quc vivía cn Arna y
cra Iijo dcl rcy Arcíioo, fanoso ¡or su clava, y dc
Filoncdusa, la dc ojos dc novilla; y Hccior con la
¡uniiaguda lanza iiro a Eyonco un loic cn la
ccrviz, dclajo dcl casco dc lroncc, y dcjolc sin
vigor los nicnlros. Clauco, Iijo dc Hi¡oloco y
¡rínci¡c dc los licios, arrojo cn la rcnida ¡clca un
dardo a Ifínoo Dc×íada cuando sulía al carro dc
corrcdoras ycguas, y lc accrio cn la cs¡alda.
Ifínoo cayo al suclo y sus nicnlros sc rclajaron.
17 Cuando Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza, vio quc aqucllos naialan a nucIos
argivos cn cl duro conlaic, dcsccndicndo cn
raudo vuclo dc las cunlrcs dcl Olin¡o, sc
cncanino a la sagrada Ilio. Pcro, al advcriirlo
A¡olo dcsdc Pcrgano, fuc a o¡oncrsclc, ¡orquc
dcscala quc los iroyanos ganaran la vicioria.
Enconiraronsc anlas dcidadcs junio a la cncina;
y cl solcrano A¡olo, Iijo dc Zcus, Iallo ¡rincro
dicicndo.
24 ¿Por quc, cnardccida nucvancnic, oI Iija
dcl gran Zcus, vicncs dcl Olin¡o? ¿Quc ¡odcroso
afccio ic nucvc? ¿Acaso quicrcs dar a los danaos
la indccisa vicioria? Porquc dc los iroyanos no ic
con¡adcccrías, aunquc csiuvicscn ¡crccicndo. Si
quicrcs condcsccndcr con ni dcsco y scría lo
ncjor, sus¡cndcrcnos ¡or Ioy cl conlaic y la
¡clca; y lucgo volvcran a laiallar Iasia quc logrcn
arruinar a Ilio, ya quc os ¡lacc a vosoiras, las
innorialcs, dcsiruir csia ciudad.
33 Fcs¡ondiolc Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza.
34 Sca así, oI iu quc Iicrcs dc lcjos, con csic
¡ro¡osiio vinc dcl Olin¡o al can¡o dc los
iroyanos y dc los aqucos. Mas ¿¡or quc ncdio
Ias ¡cnsado sus¡cndcr la laialla?
37 Conicsio cl solcrano A¡olo, Iijo dc Zcus.
38 Haganos quc Hccior, dc corazon fucric,
donador dc calallos, ¡rovoquc a los danaos a
¡clcar con cl cn icrrillc y singular conlaic; a
indignados los aqucos, dc Icrnosas grclas,
susciicn a alguicn ¡ara quc lucIc con cl divino
Hccior.
43 Así dijo; y Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza, no sc o¡uso. Hclcno, Iijo anado dc
Príano, con¡rcndio al ¡unio lo quc cra graio a
los dioscs, quc convcrsalan, y, llcgandosc a
Hccior, lc dirigio csias ¡alalras.
47 ¡Hccior, Iijo dc Príano, igual cn
¡rudcncia a Zcus! ¿Qucrras Iaccr lo quc ic diga
yo, quc soy iu Icrnano? Manda quc sus¡cndan
la laialla los iroyanos y los aqucos iodos, y rcia
al nas valicnic dc csios a lucIar coniigo cn
icrrillc conlaic, ¡ucs aun no Ia dis¡ucsio cl
Iado quc nucras y llcgucs al icrnino faial dc iu
vida. Hc oído solrc csio la voz dc los scn¡iicrnos
dioscs.
54 Así dijo. Oyolc Hccior con inicnso ¡laccr,
y, corricndo al ccniro dc anlos cjcrciios con la
lanza cogida ¡or cl ncdio, dciuvo las falangcs
iroyanas, quc al noncnio sc qucdaron quicias.
Agancnon coniuvo a los aqucos, dc Icrnosas
grclas; y Aicnca y A¡olo, cl dcl arco dc ¡laia,
iransfigurados cn luiircs, sc ¡osaron cn la alia
cncina dcl ¡adrc Zcus, quc llcva la cgida, y sc
dclciialan cn conicn¡lar a los gucrrcros cuyas
dcnsas filas a¡arccían crizadas dc cscudos,
cascos y lanzas. Cono cl Ccfiro, caycndo solrc cl
nar, cncrcs¡a las olas, y cl ¡onio ncgrca; dc
scncjanic nodo scniaronsc cn la llanura las
Iilcras dc aqucos y iroyanos. Y Hccior, ¡ucsio
cnirc unos y oiros, dijo.
67 ¡Oídnc, iroyanos y aqucos, dc Icrnosas
grclas, y os dirc io quc cn cl ¡ccIo ni corazon
nc dicia! El c×cclso Cronida no raiifico nucsiros
jurancnios, y scguira causandonos nalcs a unos
y a oiros, Iasia quc ioncis la iorrcada Ilio o
sucunlais junio a las navcs, surcadoras dcl
¡onio. Enirc vosoiros sc Iallan los nas valicnics
aqucos; aqucl a quicn cl anino inciic a conlaiir
connigo adclanicsc y scra can¡con con cl divino
Hccior. Pro¡ongo lo siguicnic y Zcus sca icsiigo.
Si aqucl con su lroncc dc larga ¡unia consiguc
quiiarnc la vida, dcs¡ojcnc dc las arnas,
llcvcsclas a las concavas navcs, y cnircguc ni
cucr¡o a los níos ¡ara quc los iroyanos y sus
cs¡osas lo sulan a la ¡ira; y, si yo lo naiarc a cl,
¡or conccdcrnc A¡olo ial gloria, nc llcvarc sus
arnas a la sagrada Ilio, las colgarc cn cl icn¡lo
dc A¡olo, quc Iicrc dc lcjos, y cnviarc cl cadavcr a
las navcs dc nucIos lancos, ¡ara quc los
aqucos, dc larga calcllcra, lc Iagan c×cquias y lc
crijan un iunulo a orillas dcl cs¡acioso
Hclcs¡onio. Y dira alguno dc los fuiuros
Ionlrcs, airavcsando cl vinoso nar cn una navc
dc nucIos ordcncs dc rcnos. «Ésa cs la iunla
dc un varon quc ¡clcala valcrosancnic y fuc
nucrio cn cdad rcnoia ¡or cl csclarccido Hccior.»
Así Iallara, y ni gloria no ¡crcccra janas.
92 Así dijo. Todos cnnudccicron y qucdaron
silcnciosos, ¡ucs ¡or vcrgucnza no rcIusalan cl
dcsafío y ¡or nicdo no sc dccidían a acc¡iarlo. Al
fin lcvaniosc Mcnclao, con cl corazon afligidísino,
y los a¡osirofo dc csia nancra.
96 ¡Ay dc ní, Ionlrcs jacianciosos; aqucas
quc no aqucos! Crandc y Iorrillc scra nucsiro
o¡rolio si no salc ningun danao al cncucniro dc
Hccior. Ojala os volvicrais agua y iicrra aIí
nisno dondc csiais scniados, Ionlrcs sin
corazon y sin Ionor. Yo scrc quicn nc arnc y
lucIc con aqucl, ¡ucs la vicioria la conccdcn
dcsdc lo alio los innorialcs dioscs.
103 Esio dicIo, cn¡czo a ¡oncrsc la
nagnífica arnadura. Enionccs, oI Mcnclao,
Iulicras acalado la vida cn nanos dc Hccior,
cuya fucrza cra nuy su¡crior, si los rcycs aqucos
no sc Iulicscn a¡rcsurado a dcicncric. El nisno
Agancnon Airida, cl dc vasio ¡odcr, asiolc dc la
dicsira c×clanando.
109 ¡Dcliras, Mcnclao, alunno dc Zcus! Nada
ic fucrza a concicr ial locura. Donínaic, aunquc
csics afligido, y no quicras lucIar ¡or dcs¡iquc
con un Ionlrc nas fucric quc iu, con Hccior
Prianida, quc a iodos ancdrcnia y cuyo
cncucniro cn la laialla, dondc los varoncs
adquicrcn gloria, causala Iorror al nisno
Aquilcs, quc lo avcniaja ianio cn lravura. Vuclvc
a juniaric con ius con¡ancros, sicniaic, y los
aqucos Iaran quc sc lcvanic un can¡con ial,
quc, aunquc aqucl sca inirc¡ido a incansallc cn
la ¡clca, con gusio, crco, sc cnircgara al dcscanso
si consiguc csca¡ar dc ian ficro conlaic, dc ian
icrrillc lucIa.
120 Así dijo; y cl Icroc canlio la ncnic dc su
Icrnano con la o¡oriuna c×Ioriacion. Mcnclao
olcdccio; y sus scrvidorcs, alcgrcs, quiiaronlc la
arnadura dc los Ionlros. Enionccs lcvaniosc
Ncsior, y arcngo a los argivos dicicndo.
124 ¡OI dioscs! ¡Quc noiivo dc ¡csar ian
grandc lc Ia llcgado a la iicrra aquca! ¡Cuanio
gcniría cl anciano jincic Pclco, ilusirc conscjcro y
arcngador dc los nirnidoncs, quc cn su ¡alacio
sc gozala con ¡rcguniarnc ¡or la ¡rosa¡ia y la
dcsccndcncia dc los argivos iodos! Si su¡icra quc
csios iicnllan anic Hccior, alzaría las nanos a
los innorialcs ¡ara quc su alna, sc¡arandosc dcl
cucr¡o, lajara a la nansion dc Hadcs. Ojala,
¡¡adrc Zcus, Aicnca, A¡olo!, fucsc yo ian jovcn
cono cuando, cnconirandosc los ¡ilios con los
lclicosos arcadios al ¡ic dc las nurallas dc Fca,
ccrca dc la corricnic dcl Jardano, iralaron cl
conlaic a orillas dcl in¡ciuoso Ccladonic. Enirc
los arcadios a¡arccía cn ¡rincra línca Ercuialion,
varon igual a un dios, quc llcvala la arnadura
dcl rcy Arcíioo; dcl divino Arcíioo, a quicn ¡or
solrcnonlrc llanalan cl naccro así los Ionlrcs
cono las nujcrcs dc Icrnosa ciniura, ¡orquc no
¡clcala con cl arco y la fornidallc lanza, sino
quc ron¡ía las falangcs con la fcrrca naza. Al rcy
Arcíioo naiolo Licurgo, no cn¡lcando la fucrza,
sino la asiucia, cn un canino csirccIo, dondc la
fcrrca clava no ¡odía lilrarlo dc la nucric.
Licurgo sc lc adclanio, cnvasolc la lanza cn ncdio
dcl cucr¡o, Iízolo cacr dc cs¡aldas, y dcs¡ojolc dc
la arnadura, rcgalo dcl lroncínco Arcs, quc
llcvala cn las laiallas. Cuando Licurgo cnvcjccio
cn cl ¡alacio, cnircgo dicIa arnadura a
Ercuialion, su cscudcro qucrido, ¡ara quc la
usara; y csic, con ialcs arnas, dcsafiala
cnionccs a los nas valicnics. Todos csialan
ancdrcniados y icnllando, y nadic sc aircvía a
acc¡iar cl rcio; ¡cro ni ardido corazon nc
in¡ulso a ¡clcar con aqucl ¡rcsuniuoso cra yo cl
nas jovcn dc iodos y conlaií con cl y Aicnca nc
dio gloria, ¡ucs logrc naiar a aqucl Ionlrc
giganicsco y foriísino quc icndido cn cl suclo
ocu¡ala un gran cs¡acio. Ojala nc rcjuvcnccicra
ianio y nis fucrzas conscrvaran su rolusicz.
¡Cuan ¡ronio Hccior, cl dc ircnolanic casco,
icndría conlaic! ¡Pcro ni los quc sois los nas
valicnics dc los aqucos iodos, ni siquicra
vosoiros, csiais dis¡ucsios a ii al cncucniro dc
Hccior!
161 Dc csia nancra los incrc¡o cl anciano, y
nucvc ¡or junio sc lcvaniaron. Lcvaniosc, nucIo
anics quc los oiros, cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon; lucgo cl fucric Dioncdcs Tidida;
dcs¡ucs, anlos Ayanics, rcvcsiidos dc in¡ciuoso
valor; iras cllos, Idoncnco y su cscudcro
Mcrioncs, quc al Ionicida Enialio igualala; cn
scguida Eurí¡ilo, Iijo ilusirc dc Evcnon; y,
finalncnic, Toanic Andrcnonida y cl divino
Uliscs. iodos csios qucrían ¡clcar con cl ilusirc
Hccior. Y Ncsior, calallcro gcrcnio, lcs dijo.
171 EcIad sucrics, y aqucl a quicn lc ioquc
alcgrara a los aqucos, dc Icrnosas grclas, y
scniira rcgocijo cn cl corazon si logra csca¡ar dcl
flcro conlaic, dc la icrrillc lucIa.
175 Así dijo. Los nucvc scnalaron sus
rcs¡cciivas iarjas, y scguidancnic las nciicron
cn cl casco dc Agancnon Airida. Los gucrrcros
oralan y alzalan las nanos a los dioscs. Y
alguno c×clano, nirando al ancIuroso ciclo.
179 ¡Padrc Zcus! Haz quc lc caiga la sucric a
Ayanic, al Iijo dc Tidco, o al nisno rcy dc
Miccnas, rica cn oro.
181 Así dccían. Ncsior, calallcro gcrcnio,
ncncala cl casco, Iasia quc ¡or fin salio la iarja
quc cllos qucrían, la dc Ayanic. Un Icraldo llcvola
¡or cl concurso y, cn¡czando ¡or la dcrccIa, la
cnscnala a los ¡roccrcs aqucos, quicncs, al no
rcconoccrla, ncgalan quc fucsc suya; ¡cro,
cuando llcgo al quc la Ialía narcado y ccIado cn
cl casco, al ilusirc Ayanic, csic icndio la nano, y
aqucl sc dciuvo y lc cnircgo la conirascna. El
Icroc la rcconocio, con gran julilo dc su corazon,
y, iirandola al suclo, a sus ¡ics, c×clano.
191 ¡OI anigos! Mi iarja cs, y nc alcgro cn cl
alna ¡orquc cs¡cro vcnccr al divino Hccior. ¡Ea!
Micniras visio la lclica arnadura, orad al
solcrano Zcus Cronion, ncnialncnic, ¡ara quc
no lo oigan los iroyanos; o cn alia voz, ¡ucs a
nadic icncnos. No Ialra quicn, valicndosc dc la
fucrza o dc la asiucia, nc ¡onga cn fuga conira
ni voluniad; ¡orquc no crco quc nacicra y nc
criara cn Salanina, ian inIalil ¡ara la lucIa.
200 Talcs fucron sus ¡alalras. Ellos oraron
al solcrano Zcus Cronion, y algunos dijcron,
nirando al ancIuroso ciclo.
202 ¡Padrc Zcus, quc rcinas dcsdc cl Ida,
gloriosísino, na×ino! Conccdclc a Ayanic la
vicioria y un lrillanic iriunfo; y, si anas ianlicn
a Hccior y ¡or cl ic inicrcsas, dalcs a cniranlos
igual fucrza y gloria.
206 Así Iallalan. Pusosc Ayanic la
arnadura dc lucicnic lroncc; y, vcsiidas las
arnas cn iorno dc su cucr¡o, narcIo ian
aninoso cono cl icrrillc Arcs cuando sc
cncanina al conlaic dc los Ionlrcs, a quicncs
cl Cronion Iacc vcnir a las nanos ¡or una
rocdora discordia. Tan icrrillc sc lcvanio Ayanic,
anicnural dc los aqucos, quc sonrcía con iorva
faz, andala a ¡aso largo y llandía cnornc lanza.
Los argivos sc rcgocijaron grandcncnic, así quc
lo vicron, y un violcnio icnllor sc a¡odcro dc los
iroyanos; al nisno Hccior ¡al¡iiolc cl corazon cn
cl ¡ccIo; ¡cro ya no ¡odía nanifcsiar icnor ni
rciirarsc a su cjcrciio, ¡orquc dc cl Ialía ¡ariido
la ¡rovocacion. Ayanic sc lc accrco con su cscudo
cono una iorrc, lroncínco, dc sicic ¡iclcs dc
lucy, quc cn oiro iicn¡o lc Iicicra Tiquio, cl cual
Ialiiala cn Hila y cra cl ncjor dc los curiidorcs.
Ésic forno cl nancjallc cscudo con sicic ¡iclcs
dc cor¡ulcnios lucycs y ¡uso cncina, cono
ociava ca¡a, una lanina dc lroncc. Ayanic
Tclanonio ¡arosc, con cl cscudo al ¡ccIo, nuy
ccrca dc Hccior; y, ancnazandolo, dijo.
226 ¡Hccior! AIora salras clarancnic, dc
solo a solo, cualcs adalidcs ¡ucdcn ¡rcscniar los
danaos, aun ¡rcscindicndo dc Aquilcs, quc ron¡c
filas dc gucrrcros y iicnc cl anino dc un lcon.
Mas cl Icroc, cnojado con Agancnon, ¡asior dc
Ionlrcs, ¡crnanccc cn las corvas navcs
surcadoras dcl ¡onio, y sonos nucIos los
ca¡accs dc ¡clcar coniigo. Pcro cn¡iccc ya la
lucIa y cl conlaic.
233 Fcs¡ondiolc cl gran Hccior, cl dc
ircnolanic casco.
234 ¡Ayanic Tclanonio, dcl linajc dc Zcus,
¡rínci¡c dc Ionlrcs! No nc iicnics cual si fucra
un dclil nino o una nujcr quc no conocc las
cosas dc la gucrra. Vcrsado csioy cn los conlaics
y cn las naianzas dc Ionlrcs; sc novcr a dicsiro
y a sinicsiro la scca ¡icl dc lucy quc llcvo ¡ara
lucIar dcnodadancnic; sc lanzarnc a la ¡clca
cuando cn ¡rcsios carros sc laialla, y sc dclciiar
al crucl Arcs cn cl csiadio dc la gucrra. Pcro a ii,
sicndo cual crcs, no quicro Icriric con alcvosía,
sino cara a cara, si ¡ucdo conscguirlo.
244 Dijo, y llandicndo la cnornc lanza,
arrojola y airavcso cl lroncc quc culría cono
ociava ca¡a cl gran cscudo dc Ayanic fornado
¡or sicic loyunos cucros. la indonallc ¡unia
Iorado scis dc csios y cn cl sc¡iino qucdo
dcicnida. Ayanic, dcl linajc dc Zcus, iiro a su vcz
su lucnga lanza y dio cn cl cscudo liso dcl
Prianida, y la rolusia lanza, ¡asando ¡or cl icrso
cscudo, sc Iundio cn la lalrada coraza y rasgo la
iunica solrc cl ijar; inclinosc cl Icroc, y cviio la
ncgra nucric. Y arrancando anlos las lucngas
lanzas dc los cscudos, aconciicronsc cono
carniccros lconcs o ¡ucrcos nonicscs, cuya
fucrza cs inncnsa. El Prianida Iirio con la lanza
cl ccniro dcl cscudo dc Ayanic, y cl lroncc no
¡udo ron¡crlo ¡orquc la ¡unia sc iorcio. Ayanic,
arrcnciicndo, clavo la suya cn cl cscudo dc
aqucl, a Iizo vacilar al Icroc cuando sc dis¡onía
¡ara cl aiaquc; la ¡unia alriosc canino Iasia cl
cucllo dc Hccior, y cn scguida lroio la ncgra
sangrc. Mas no ¡or csio ccso dc conlaiir Hccior,
cl dc ircnolanic casco, sino quc, volvicndosc,
cogio con su rolusia nano un ¡cdrcjon ncgro y
crizado dc ¡unias quc Ialía cn cl can¡o; lo iiro,
accrio a dar cn cl lollon ccniral dcl gran cscudo
dc Ayanic, dc sicic loyunas ¡iclcs, a Iizo rcsonar
cl lroncc quc lo culría. Ayanic cnionccs,
ionando una ¡icdra nucIo nayor, la dcs¡idio
Iacicndola volicar con una fucrza inncnsa. La
¡icdra iorcio cl lordc infcrior dcl Icciorco cscudo,
cual ¡udicra Iaccrlo una nucla dc nolino, y
cIocando con las rodillas dc Hccior lo Iizo cacr
dc cs¡aldas asido al cscudo; ¡cro A¡olo cn
scguida lo ¡uso cn ¡ic. Y ya sc Iulicran aiacado
dc ccrca con las cs¡adas, si no Iulicscn acudido
dos Icraldos, ncnsajcros dc Zcus y dc los
Ionlrcs, quc llcgaron rcs¡cciivancnic dcl can¡o
dc los iroyanos y dcl dc los aqucos, dc lroncíncas
corazas. Taliilio a Idco, ¡rudcnics anlos. Ésios
inicr¡usicron sus cciros cnirc los can¡concs, a
Idco, Ialil cn dar salios conscjos, ¡ronuncio
csias ¡alalras.
279 ¡Hijos qucridos! No ¡clccis ni conlaiais
nas; a cniranlos os ana Zcus, quc anoniona
las nulcs, y anlos sois lclicosos. Esio lo
salcnos iodos. Pcro la nocIc conicnza ya, y scra
lucno olcdcccrla.
282 Fcs¡ondiolc Ayanic Tclanonio.
283 ¡Idco! Ordcnad a Hccior quc lo dis¡onga,
¡ucs fuc cl quicn rcio a los nas valicnics. Sca cl
¡rincro cn dcsisiir; quc yo olcdcccrc, si cl lo
Iicicrc.
287 Díjolc cl gran Hccior, cl dc ircnolanic
casco.
288 ¡Ayanic! Pucsio quc los dioscs ic Ian
dado cor¡ulcncia, valor y cordura, y cn cl nancjo
dc la lanza dcscucllas cnirc los aqucos,
sus¡cndanos ¡or Ioy cl conlaic y la lucIa, y
oiro día volvcrcnos a ¡clcar Iasia quc una
dcidad nos sc¡arc, dcs¡ucs dc oiorgar la vicioria
a quicn quisicrc. La nocIc conicnza ya, y scra
lucno olcdcccrla. Así iu rcgocijaras, cn las
navcs, a iodos los aqucos y cs¡ccialncnic a ius
anigos y con¡ancros; y yo alcgrarc, cn la gran
ciudad dcl rcy Príano, a los iroyanos y a las
iroyanas, dc rozaganics ¡c¡los, quc Ialran ido a
los sagrados icn¡los a orar ¡or ní. ¡Ea!
Haganonos nagníficos rcgalos, ¡ara quc digan
aqucos y iroyanos. «Conlaiicron con rocdor
cncono, y sc sc¡araron unidos ¡or la anisiad.»
303 Cuando csio Iulo dicIo, cnircgo a
Ayanic una cs¡ada guarnccida con argcnicos
clavos, ofrccicndoscla con la vaina y cl licn
coriado ccnidor; y Ayanic rcgalo a Hccior un
visioso iaIalí icnido dc ¡ur¡ura. Sc¡araronsc
lucgo, volvicndo cl uno a las iro¡as aqucas y cl
oiro al cjcrciio dc los iroyanos. Ésios sc alcgraron
al vcr a Hccior vivo, y quc rcgrcsala incolunc,
lilrc dc la fucrza y dc las invicias nanos dc
Ayanic, cuando ya dcscs¡cralan dc quc sc
salvara; y lo acon¡anaron a la ciudad. Por su
¡aric, los aqucos, dc Icrnosas grclas, llcvaron a
Ayanic, ufano dc la vicioria, a la iicnda dcl divino
Agancnon.
313 Así quc csiuvicron cn clla, Agancnon
Airida, rcy dc Ionlrcs, sacrifico al ¡rc¡oicnic
Cronion un lucy dc cinco anos. Al insianic io
dcsollaron y ¡rc¡araron, lo ¡ariicron iodo, lo
dividicron con suna Ialilidad cn ¡cdazos nuy
¡cqucnos, lo airavcsaron con ¡incIos, io asaron
cuidadosancnic y lo rciiraron dcl fucgo.
Tcrninada la facna y dis¡ucsio cl fcsiín,
conicron sin quc nadic carccicsc dc su rcs¡cciiva
¡orcion; y cl ¡odcroso Icroc Agancnon Airida
olscquio a Ayanic con cl ancIo lono. Cuando
Iulicron saiisfccIo cl dcsco dc lclcr y dc concr,
cl anciano Ncsior, cuya o¡inion cra considcrada
sicn¡rc cono la ncjor, concnzo a darlcs un
conscjo. Y, arcngandolos con lcncvolcncia, así lcs
dijo.
327 ¡Airida y dcnas ¡rínci¡cs dc los aqucos
iodos! Ya quc Ian nucrio ianios nclcnudos
aqucos, cuya ncgra sangrc cs¡arcio cl crucl Arcs
¡or la rilcra dcl Escanandro dc lín¡ida corricnic
y cuyas alnas dcsccndicron a la nansion dc
Hadcs, convicnc quc sus¡cndas los conlaics, y
nanana, rcunidos iodos al concnzar dcl día,
iracrcnos los cadavcrcs cn carros iirados ¡or
lucycs y nulos, y los qucnarcnos ccrca dc los
lajclcs ¡ara llcvar sus ccnizas a los Iijos dc los
difunios cuando rcgrcscnos a la ¡airia iicrra!
Erijanos lucgo con sicrra dc la llanura,
anonionada cn iorno dc la ¡ira, un iunulo
conun; cdifiqucnos cn scguida a ¡ariir dcl
nisno una nuralla con alias iorrcs, quc sca un
rc¡aro ¡ara las navcs y ¡ara nosoiros nisnos;
dcjcnos ¡ucrias quc sc cicrrcn con licn
ajusiadas iallas, ¡ara quc ¡ascn los carros, y
cavcnos dclanic dcl nuro un ¡rofundo foso, quc
dcicnga a los Ionlrcs y a los calallos si algun
día no ¡odcnos rcsisiir la aconciida dc los
aliivos iroyanos.
344 Así Iallo, y los dcnas rcycs a¡laudicron.
Fcunicronsc los iroyanos cn la acro¡olis dc Ilio,
ccrca dcl ¡alacio dc Príano, y la junia fuc agiiada
y iurlulcnia. El ¡rudcnic Anicnor concnzo a
arcngarlcs dc csia nancra.
348 ¡Oídnc, iroyanos, dardanos y aliados, y
os nanifcsiarc io quc cn cl ¡ccIo ni corazon nc
dicia! Ea, rcsiiiuyanos la argiva Hclcna con sus
riquczas y quc los Airidas sc la llcvcn. AIora
conlaiinos dcs¡ucs dc quclrar la fc ofrccida cn
los jurancnios, y no cs¡cro quc alcanccnos c×iio
alguno nicniras no Iaganos io quc ¡ro¡ongo.
354 Dijo, y sc scnio. Lcvaniosc cl divino
Alcjandro, cs¡oso dc Hclcna, la dc Icrnosa
calcllcra, y, dirigicndosc a aqucl, ¡ronuncio csias
aladas ¡alalras.
357 ¡Anicnor! No nc ¡lacc lo quc ¡ro¡oncs y
¡odías Ialcr ¡cnsado algo ncjor. Si rcalncnic
Iallas con scricdad, los nisnos dioscs io Ian
IccIo ¡crdcr cl juicio. Y a los iroyanos,
donadorcs dc calallos, lcs dirc io siguicnic.
Paladinancnic lo dcclaro, no dcvolvcrc la nujcr,
¡cro sí quicro dar cuanias riquczas irajc dc Argos
y aun oiras quc anadirc dc ni casa.
365 Dijo, y sc scnio. Lcvaniosc Príano
Dardanida, conscjcro igual a los dioscs, y lcs
arcngo con lcncvolcncia dicicndo.
368 ¡Oídnc, iroyanos, dardanos y aliados, y
os nanifcsiarc lo quc cn cl ¡ccIo ni corazon nc
dicia! Ccnad cn la ciudad, cono sicn¡rc;
acordaos dc la guardia, y vigilad iodos; al ron¡cr
cl alla, vaya Idco a las concavas navcs; anuncic a
los Airidas, Agancnon y Mcnclao, la ¡ro¡osicion
dc Alcjandro, ¡or quicn sc susciio la coniicnda, y
Iaganlcs csia ¡rudcnic consulia. Si quicrcn, quc
sc sus¡cnda cl Iorrísono conlaic ¡ara qucnar
los cadavcrcs; y lucgo volvcrcnos a ¡clcar Iasia
quc una dcidad nos sc¡arc y oiorguc la vicioria a
quicn lc ¡lazca.
379 Así dijo; cllos lo cscucIaron y
olcdccicron, ionando la ccna cn cl can¡o sin
ron¡cr las filas, y, a¡cnas concnzo a allorcar,
cncaninosc Idco a las concavas navcs y Iallo a
los danaos, scrvidorcs dc Arcs, rcunidos cn junia
ccrca dc la navc dc Agancnon. El Icraldo dc voz
sonora, ¡ucsio cn ncdio, lcs dijo.
385 ¡Airida y dcnas ¡rínci¡cs dc los aqucos
iodos! Mandannc Príano y los ilusircs iroyanos
quc os ¡ariici¡c, y ojala os fucra acc¡ia y graia,
la ¡ro¡osicion dc Alcjandro, ¡or quicn sc susciio
la coniicnda. Ofrccc dar cuanias riquczas irajo a
Ilio cn las concavas navcs ¡así Iulicsc ¡crccido
anics! y aun anadir oiras dc su casa; ¡cro sc
nicga a dcvolvcr la lcgíiina cs¡osa dcl glorioso
Mcnclao, a ¡csar dc quc los iroyanos sc io
aconscjan. Mc Ian ordcnado ianlicn quc os
Iaga csia consulia. Si qucrcis, quc sc sus¡cnda
cl Iorrísono conlaic ¡ara qucnar los cadavcrcs;
y lucgo volvcrcnos a ¡clcar Iasia quc una dcidad
nos sc¡arc y oiorguc la vicioria a quicn lc ¡lazca.
398 Así Iallo. Todos cnnudccicron y
qucdaron silcnciosos. Pcro al fin Dioncdcs,
valicnic cn la ¡clca, dijo.
400 No sc acc¡icn ni las riquczas dc
Alcjandro, ni a Hclcna ian¡oco; ¡ucs cs cvidcnic,
Iasia ¡ara cl nas sin¡lc, quc la ruina ¡cndc
solrc los iroyanos.
403 Así sc cסrcso; y iodos los aqucos
a¡laudicron, adnirados dcl discurso dc
Dioncdcs, donador dc calallos. Y cl rcy
Agancnon dijo cnionccs a Idco.
406 ¡Idco! Tu nisno oycs las ¡alalras con
quc rcs¡ondcn los aqucos; cllas son dc ni
agrado. En cuanio a los cadavcrcs, no nc o¡ongo
a quc scan qucnados, ¡ucs Ia dc aIorrarsc ioda
dilacion ¡ara saiisfaccr ¡roniancnic a los quc
nuricron, cnircgando sus cucr¡os a las llanas.
Zcus ionanic, cs¡oso dc Hcra, rccila cl
jurancnio.
412 DicIo csio, alzo cl cciro a iodos los
dioscs; a Idco rcgrcso a la sagrada Ilio, dondc lo
cs¡cralan, rcunidos cn junia, iroyanos y
dardanos. El Icraldo, ¡ucsio cn ncdio, dijo la
rcs¡ucsia. En scguida dis¡usicronsc unos a
rccogcr los cadavcrcs, y oiros a ii ¡or lcna. A su
vcz, los argivos salicron dc las navcs dc nucIos
lancos, unos ¡ara rccogcr los cadavcrcs, y oiros
¡ara ir ¡or lcna.
421 Ya cl sol Icría con sus rayos los can¡os,
sulicndo al ciclo dcsdc la ¡lacida y ¡rofunda
corricnic dcl Occano, cuando aqucos y iroyanos
sc nczclaron unos con oiros cn la llanura. Difícil
cra rcconoccr a cada varon; ¡cro lavalan con
agua las nancIas dc sangrc dc los cadavcrcs y,
dcrranando ardicnics lagrinas, los sulían a los
carros. El gran Príano no ¡crniiía quc los
iroyanos lloraran. csios, cn silcncio y con cl
corazon afligido, Iacinaron los cadavcrcs solrc la
¡ira, los qucnaron y volvicron a la sacra Ilio. Dcl
nisno nodo, los aqucos, dc Icrnosas grclas,
Iacinaron los cadavcrcs solrc la ¡ira, los
qucnaron y volvicron a las concavas navcs.
433 Cuando aun no dcs¡uniala la aurora,
¡cro ya la luz dcl alla sc difundía, un gru¡o
cscogido dc aqucos sc rcunio cn iorno dc la ¡ira.
Erigicron con iicrra dc la llanura un iunulo
conun; consiruycron a ¡ariir dcl nisno una
nuralla con alias iorrcs, quc sirvicsc dc rc¡aro a
las navcs y a cllos nisnos; dcjaron ¡ucrias, quc
sc ccrralan con licn ajusiadas iallas, ¡ara quc
¡udicran ¡asar los carros, y cavaron dclanic dcl
nuro un gran foso ¡rofundo y ancIo, quc
dcfcndicron con csiacas.
442 Dc ial sucric iralajalan los nclcnudos
aqucos; y los dioscs, scniados junio a Zcus
fulninador, conicn¡lalan la grandc olra dc los
aqucos, dc lroncíncas corazas. Y Posidon, quc
sacudc la iicrra, cn¡czo a dccirlcs.
446 ¡Padrc Zcus! ¿Cual dc los norialcs dc la
vasia iicrra consuliara con los dioscs sus
¡cnsanicnios y ¡royccios? ¿No vcs quc los
nclcnudos aqucos Ian consiruido dclanic dc las
navcs un nuro con su foso, sin ofrcccr a los
dioscs Iccaionlcs ¡crfccias? La fana dc csic
nuro sc c×icndcra ianio cono la luz dc la aurora;
y sc ccIara cn olvido cl quc ¡alranos yo y Fclo
A¡olo cuando con gran faiiga consiruinos la
ciudad ¡ara cl Icroc Laoncdonic.
454 Zcus, quc anoniona las nulcs,
rcs¡ondio nuy indignado.
455 ¡OI dioscs! ¡Tu, ¡rc¡oicnic laiidor dc la
iicrra, quc ¡alalras ¡rofcrisic! A un dios nuy
infcrior cn fucrza y anino ¡odría asusiarlc ial
¡cnsanicnio; ¡cro no a ii, cuya fana sc
c×icndcra ianio cono la luz dc la aurora. Ea,
cuando los aqucos, dc larga calcllcra, rcgrcscn
cn las navcs a su ¡airia iicrra, dcrrila cl nuro,
arrojalo cnicro al nar, y cnarcna oira vcz la
cs¡aciosa ¡laya ¡ara quc dcsa¡arczca la gran
nuralla aquca.
464 Así csios convcrsalan. Al ¡oncrsc cl sol
los aqucos icnían la olra acalada; innolaron
lucycs y sc ¡usicron a ccnar cn las rcs¡cciivas
iicndas, cuando arrilaron, ¡roccdcnics dc
Lcnnos, nucIas navcs cargadas dc vino quc
cnviala Eunco Jasonida, Iijo dc Hi¡sí¡ilc y dc
Jason, ¡asior dc Ionlrcs. El Iijo dc Jason
nandala sc¡aradancnic, ¡ara los Airidas,
Agancnon y Mcnclao, nil ncdidas dc vino. Los
nclcnudos aqucos acudicron a las navcs;
con¡raron vino, unos con lroncc, oiros con
lucicnic Iicrro, oiros con ¡iclcs, oiros con vacas y
oiros con csclavos; y ¡rc¡araron un fcsiín
cs¡lcndido. Toda la nocIc los nclcnudos aqucos
disfruiaron dcl lanqucic, y lo nisno Iicicron cn
la ciudad los iroyanos y sus aliados. Toda la
nocIc csiuvo cl ¡rovido Zcus ncdiiando cono lcs
causaría nalcs y ironando dc un nodo Iorrillc.
cl ¡alido icnor sc a¡odcro dc iodos, dcrranaron
a iicrra cl vino dc las co¡as, y nadic sc aircvio a
lclcr sin quc anics Iicicra lilacioncs al
¡rc¡oicnic Cronion. Dcs¡ucs sc acosiaron y cl
don dcl sucno rccilicron.

CANTO VIII*
BataIIa InterrumpIda

¯ Y la icrccra cs favorallc a los
iroyanos, quc qucdan vcnccdorcs y
¡crnocian cn cl can¡o cn vcz dc
rciirarsc a la ciudad, y así ¡odcr
rcnaiar la vicioria al día siguicnic.
Zcus, cn asanllca divina Ialía
¡roIilido a los innonalcs acudir cn
socorro dc los Ionlrcs, y cl Ia
ayudado a los iroyanos.

1 La Aurora, dc azafranado vclo, sc cs¡arcía
¡or ioda la iicrra, cuando Zcus, quc sc con¡lacc
cn lanzar rayos, rcunio cl agora dc los dioscs cn
la nas alia dc las nucIas cunlrcs dcl Olin¡o. Y
así lcs Iallo, nicniras cllos aicniancnic lo
cscucIalan.
5 ¡Oídnc iodos, dioscs y diosas, ¡ara quc os
nanificsic io quc cn cl ¡ccIo ni corazon nc
dicia! Ninguno dc vosoiros, sca varon o Icnlra,
sc aircva a iransgrcdir ni nandaio; anics licn,
ascniid iodos, a fin dc quc cuanio anics llcvc a
calo lo quc ¡rcicndo. El dios quc inicnic
sc¡ararsc dc los dcnas y socorrcr a los iroyanos
o a los danaos, cono yo lo vca, volvcra
afrcniosancnic gol¡cado al Olin¡o; o, cogicndolo,
lo arrojarc al icnclroso Tariaro, nuy lcjos, cn lo
nas ¡rofundo dcl larairo dclajo dc la iicrra sus
¡ucrias son dc Iicrro, y cl unlral, dc lroncc, y
su ¡rofundidad dcsdc cl Hadcs cono dcl ciclo a la
iicrra, y conoccra cn scguida cuanio avcniaja ni
¡odcr al dc las dcnas dcidadcs. Y, si qucrcis,
Iaccd csia ¡rucla, oI dioscs, ¡ara quc os
convcnzais. Sus¡cndcd dcl ciclo aurca cadcna,
asíos iodos, dioscs y diosas, dc la nisna, y no os
scra ¡osillc arrasirar dcl ciclo a la iicrra a Zcus,
arliiro su¡rcno, ¡or nucIo quc os faiigucis;
nas, si yo nc rcsolvicsc a iirar dc aquclla, os
lcvaniaría con la iicrra y cl nar, aiaría un calo
dc la cadcna cn la cunlrc dcl Olin¡o, y iodo
qucdaría cn cl airc. Tan su¡crior soy a los dioscs
y a los Ionlrcs.
23 Así Iallo, y iodos callaron, asonlrados dc
sus ¡alalras, ¡ucs fuc nucIa la vcIcncncia con
quc sc cסrcso. A1 fin, Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza, dijo.
31 ¡Padrc nucsiro, Cronida, cl nas c×cclso dc
los solcranos! Dicn salcnos quc cs
inconirasiallc iu ¡odcr; ¡cro icncnos lasiina dc
los lclicosos danaos, quc noriran, y sc cun¡lira
su aciago dcsiino. Nos alsicndrcnos dc
inicrvcnir cn cl conlaic, si nos lo nandas; ¡cro
sugcrircnos a los argivos conscjos saludallcs, a
fin dc quc no ¡crczcan iodos, a causa dc iu
colcra.
38 Sonricndosc, lc conicsio Zcus, quc
anoniona las nulcs.
39 Tranquilízaic, Triiogcnia, Iija qucrida. No
Iallo con anino lcnigno, ¡cro coniigo quicro scr
con¡lacicnic.
41 Esio dicIo, uncio los corcclcs dc ¡ics dc
lroncc y aurcas crincs, quc volalan ligcros; visiio
la dorada iunica, iono cl laiigo dc oro y fina lalor
y sulio al carro. Pico a los calallos ¡ara quc
arrancaran; y csios, gozosos, cn¡rcndicron cl
vuclo cnirc la iicrra y cl csircllado ciclo. Pronio
llcgo al Ida, alundanic cn fucnics y criador dc
ficras, al Cargaro, dondc icnía un losquc sagrado
y un ¡crfunado aliar; a11í cl ¡adrc dc los
Ionlrcs y dc los dioscs dciuvo los corcclcs, los
dcscngancIo dcl carro y los culrio dc cs¡csa
niclla. Scniosc lucgo cn la cina, ufano dc su
gloria, y sc ¡uso a conicn¡lar la ciudad iroyana y
las navcs aqucas.
53 Los nclcnudos aqucos sc dcsayunaron
a¡rcsuradancnic cn las iicndas, y cn scguida
ionaron las arnas. Tanlicn los iroyanos sc
arnaron dcniro dc la ciudad; y, aunquc cran
ncnos, csialan dis¡ucsios a conlaiir, olligados
¡or la crucl ncccsidad dc ¡roicgcr a sus Iijos y
nujcrcs. alricronsc iodas las ¡ucrias, salio cl
cjcrciio dc infanics y dc los quc ¡clcalan cn
carros, y sc ¡rodujo un gran iunulio.
60 Cuando los dos cjcrciios llcgaron a
juniarsc, cIocaron cnirc sí los cscudos, las
lanzas y cl valor dc los gucrrcros arnados dc
lroncíncas corazas, y al a¡ro×inarsc las
alollonadas rodclas sc ¡rodujo un gran iunulio.
Allí sc oían sinuliancancnic los lancnios dc los
norilundos y los griios jacianciosos dc los
naiadorcs, y la iicrra nanala sangrc.
66 Al anancccr y nicniras ila auncniando
la luz dcl sagrado día, los dardos alcanzalan ¡or
igual a unos y a oiros, y los Ionlrcs caían.
Cuando cl sol Iulo rccorrido la niiad dcl ciclo, cl
¡adrc Zcus iono la lalanza dc oro, ¡uso cn clla
dos dcsiinos dc la nucric quc iicndc a lo largo cl
dc los iroyanos, donadorcs dc calallos, y cl dc
los aqucos, dc lroncíncas lorigas; cogio ¡or cl
ncdio la lalanza, la dcs¡lcgo y iuvo nas ¡cso cl
día faial dc los aqucos. Los dcsiinos dc csios
lajaron Iasia llcgar a la fcriil iicrra, nicniras los
dc los iroyanos sulían al cs¡acioso ciclo. Zcus,
cnionccs, irono fucric dcsdc cl Ida y cnvio una
ardicnic ccniclla a los aqucos, quicncs, al vcrla,
sc ¡asnaron, solrccogidos dc ¡alido icnor.
78 Ya no sc aircvicron a ¡crnancccr cn cl
can¡o ni Idoncnco, ni Agancnon, ni los dos
Ayanics, scrvidorcs dc Arcs; y solo sc qucdo
Ncsior gcrcnio, ¡roiccior dc los aqucos, conira su
voluniad, ¡or icncr nal¡arado uno dc los
corcclcs, al cual cl divino Alcjandro, cs¡oso dc
Hclcna, la dc Icrnosa calcllcra, Ialía Icrido con
una flccIa cn lo alio dc la calcza, dondc las
crincs cn¡iczan a crcccr y las Icridas son
norialcs. El calallo, al scniir cl dolor, sc
cncalriio, y la flccIa lc ¡cnciro cl ccrclro; y,
rcvolcandosc ¡ara sacudir cl lroncc, cs¡anio a
los dcnas calallos. Micniras cl anciano sc dala
¡risa a coriar con la cs¡ada las corrcas dcl caído
corccl, vinicron ¡or cnirc la nucIcdunlrc los
vcloccs calallos dc Hccior, iirando dcl carro cn
quc ila ian audaz gucrrcro. Y cl anciano ¡crdicra
a11í la vida, si al ¡unio no lo Iulicsc advcriido
Dioncdcs, valicnic cn la ¡clca; cl cual,
vocifcrando dc un nodo Iorrillc, dijo a Uliscs.
93 ¡Lacriíada, dcl linajc dc Zcus! ¡Uliscs,
fccundo cn ardidcs! ¿Adondc Iuycs, confundido
con la iurla y volvicndo la cs¡alda cono un
colardc? Mira quc alguicn, nicniras Iuycs, no ic
clavc la lanza cn cl dorso. Pcro aguarda y
a¡ariarcnos dcl anciano al fcroz gucrrcro.
97 Así dijo, y cl ¡acicnic divino Uliscs ¡aso
sin oírlo, corricndo Iacia las concavas navcs dc
los aqucos. El Tidida, aunquc csiala solo, sc
alrio ¡aso ¡or las ¡rincras filas; y, dcicnicndosc
anic cl carro dcl vicjo Nclida, ¡ronuncio csias
aladas ¡alalras.
102 ¡OI anciano! Los gucrrcros nozos ic
acosan y ic Iallas sin fucrzas, alrunado ¡or la
nolcsia scncciud; iu cscudcro iicnc ¡oco vigor y
ius calallos son iardos. Sulc a ni carro ¡ara quc
vcas cualcs son los corcclcs dc Tros quc quiic a
Encas, cl quc ¡onc cn fuga a sus cncnigos, y
cono salcn ianio ¡crscguir aca y aculla dc la
llanura, cono Iuir ligcros. Dc los iuyos cuidcn
los scrvidorcs; y nosoiros dirijanos csios Iacia
los iroyanos, donadorcs dc calallos, ¡ara quc
Hccior sc¡a con quc furia sc nucvc la lanza cn
nis nanos.
112 Dijo; y Ncsior, calallcro gcrcnio, no
dcsolcdccio. Encargaronsc dc sus ycguas los
lravos cscudcros Esicnclo y Eurincdonic
valcroso; y Ialicndo sulido anlos Icrocs al
carro dc Dioncdcs, Ncsior cogio las lusirosas
ricndas y avis¡o a los calallos, y ¡ronio sc
Iallaron ccrca dc Hccior. El Iijo dc Tidco arrojolc
un dardo, cuando Hccior dcscala aconcicrlo, y si
licn crro cl iiro, Iirio cn cl ¡ccIo ccrca dc la
iciilla a Enio¡co, Iijo dcl aninoso Tclco, quc,
cono auriga, golcrnala las ricndas. Enio¡co
cayo dcl carro, ccjaron los vcloccs corcclcs y a11í
icrninaron la vida y cl valor dcl gucrrcro. Hondo
¡csar siniio cl cs¡íriiu dc Hccior ¡or ial nucric;
¡cro, aunquc condolido dcl con¡ancro, dcjolc cn
cl suclo y lusco oiro auriga quc fucsc osado. Poco
iicn¡o csiuvicron los calallos sin conducior,
¡ucs Hccior cnconirosc con cl ardido
Arquc¡iolcno Ifíiida, y, Iacicndolc sulir al carro
dc quc iiralan los agilcs corcclcs, lc ¡uso las
ricndas cn la nano.
130 Enionccs gran csirago a irrc¡arallcs
nalcs sc Iulicran ¡roducido y los iroyanos
Ialrían sido cnccrrados cn Ilio cono cordcros, si
al ¡unio no lo Iulicsc advcriido cl ¡adrc dc los
Ionlrcs y dc los dioscs. Tronando dc un nodo
cs¡anioso, dcs¡idio un ardicnic rayo ¡ara quc
caycra cn cl suclo dclanic dc los calallos dc
Dioncdcs; cl azufrc cnccndido ¡rodujo una
icrrillc llana; los corcclcs, asusiados,
acurrucaronsc dclajo dcl carro; las lusirosas
ricndas caycron dc las nanos dc Ncsior, y csic,
con nicdo cn cl corazon, dijo a Dioncdcs.
139 ¡Tidida! Tucrcc la ricnda a los solí¡cdos
calallos y Iuyanos. ¿No conoccs quc la
¡roicccion dc Zcus ya no ic acon¡ana? Hoy Zcus
Cronida oiorga a csc la vicioria; oiro día, si lc
¡lacc, nos la dara a nosoiros. Ningun Ionlrc,
¡or fucric quc sca, ¡ucdc in¡cdir los ¡ro¡osiios
dc Zcus, ¡orquc cl dios cs nucIo nas ¡odcroso.
145 Fcs¡ondiolc Dioncdcs, valicnic cn la
¡clca.
146 Sí, anciano, o¡oriuno cs cuanio acalas
dc dccir, ¡cro un icrrillc ¡csar nc llcga al
corazon y al alna. Quiza diga Hccior, arcngando
a los iroyanos. «El Tidida llcgo a las navcs, ¡ucsio
cn fuga ¡or ni lanza» Así sc jaciara; y cnionccs
alrascnc la vasia iicrra.
151 Fc¡licolc Ncsior, calallcro gcrcnio.
152 ¡Ay dc ní! ¡Quc dijisic, Iijo dcl lclicoso
Tidco! Si Hccior ic llanarc colardc y flaco, no lo
crccran ni los iroyanos, ni los dardanios, ni las
nujcrcs dc los iroyanos nagnaninos, cscudados,
cuyos cs¡osos florccicnics dcrrilasic cn cl ¡olvo.
157 DicIas csias ¡alalras, volvio la ricnda a
los solí¡cdos calallos, y cn¡czaron a Iuir ¡or
cnirc la iurla. Los iroyanos y Hccior,
¡ronovicndo inncnso alloroio, Iacían llovcr
solrc cllos danosos iiros. Y cl gran Hccior, cl dc
ircnolanic casco, griiala con voz rccia.
161 ¡Tidida! Los danaos, dc agilcs corcclcs, ic
ccdían la ¡rcfcrcncia cn cl asicnio y ic
olscquialan con carnc y co¡as dc vino; nas
aIora ic dcs¡rcciaran, ¡orquc ic Ias vuclio cono
una nujcr. Anda, iínida doncclla; ya no
cscalaras nucsiras iorrcs, vcncicndonc a ní, ni
ic llcvaras nucsiras nujcrcs cn las navcs, ¡orquc
anics io darc la nucric.
167 Así dijo. El Tidida csiala indcciso cnirc
scguir Iuycndo o iorccr la ricnda a los corcclcs y
volvcr a ¡clcar. Trcs vcccs sc lc ¡rcscnio la duda
cn la ncnic y cn cl corazon, y ircs vcccs cl
¡rovido Zcus irono dcsdc los nonics idcos ¡ara
anunciar a los iroyanos quc suya scría cn aqucl
conlaic la inconsianic vicioria. Y Hccior los
aninala, dicicndo a voz cn griio.
175 ¡Troyanos, licios, dardanos quc cucr¡o a
cucr¡o conlaiís! Scd Ionlrcs, anigos, y
nosirad vucsiro in¡ciuoso valor. Conozco quc cl
Cronida nc conccdc, lcncvolo, la vicioria y una
gloria inncnsa y cnvía la ¡crdicion a los danaos;
quicncs, oI nccios, consiruycron csos nuros
dclilcs y dcs¡rcciallcs quc no ¡odran conicncr
ni arrojo, ¡ucs los calallos salvaran facilncnic cl
cavado foso. Cuando llcguc a las concavas navcs,
acordaos dc iracrnc cl voraz fucgo ¡ara quc las
inccndic y naic junio a cllas a los argivos
aiurdidos ¡or cl Iuno.
184 Dijo, y c×Iorio a sus calallos con csias
¡alalras.
185 ¿Janio, Podargo, Eion, divino Lan¡o!
AIora dclcis ¡agarnc cl c×quisiio cuidado con
quc Andronaca, Iija dcl nagnanino Eciion, os
ofrccía cl rcgalado irigo y os nczclala vinos ¡ara
quc ¡udicscis, lclicndo, saiisfaccr vucsiro
a¡ciiio anics quc a ní, quc nc glorío dc scr su
florccicnic cs¡oso. Scguid cl alcancc, csforzaos,
¡ara vcr si nos a¡odcranos dcl cscudo dc Ncsior,
cuya fana llcga Iasia cl ciclo ¡or scr iodo dc oro,
sin c×cc¡iuar las alrazadcras, y lc quiianos dc
los Ionlros a Dioncdcs, donador dc calallos, la
lalrada coraza quc Hcfcsio falrico. Crco quc, si
anlas cosas consiguicranos, los aqucos sc
cnlarcarían csia nisna nocIc cn las vclcras
navcs.
199 Así Iallo, vanagloriandosc. La vcncranda
Hcra, indignada, sc agiio cn su irono, Iacicndo
csircncccr cl cs¡acioso Olin¡o, y dijo al gran
dios Posidon.
201 ¡OI dioscs! ¡Prc¡oicnic Posidon quc
laics la iicrra! ¿Tu corazon no sc con¡adccc dc
los danaos norilundos quc ianios y ian lindos
¡rcscnics lo llcvan a Hclicc y a Egas? Dccídcic a
darlcs la vicioria. Si cuanios ¡roicgcnos a los
danaos quisicranos rccIazar a los iroyanos y
conicncr al largovidcnic Zcus, csic sc alurriría
scniado solo alla cn cl Ida.
208 Fcs¡ondiolc nuy indignado cl ¡odcroso
dios quc sacudc la iicrra.
209 ¿Quc ¡alalras ¡rofcrisic, audaz Hcra? Yo
no quisicra quc los dcnas dioscs lucIaranos con
Zcus Cronion ¡orquc nos avcniaja nucIo cn
¡odcr.
212 Así csios convcrsalan. Cuanio cs¡acio
cnccrrala cl foso dcsdc la iorrc Iasia las navcs
llcnosc dc carros y Ionlrcs cscudados quc a11í
acorralo Hccior Prianida, igual al in¡ciuoso
Arcs, cuanio Zcus lc dio gloria. Y cl Icroc Iulicsc
¡cgado ardicnic fucgo a las navcs licn
¡ro¡orcionadas a no Ialcr sugcrido la vcncrallc
Hcra a Agancnon, aunquc csic no sc dcscuidala,
quc aninara ¡ronio a los aqucos. Fucsc cl Airida
Iacia las iicndas y las navcs aqucas con cl
grandc ¡ur¡urco nanio cn cl rolusio lrazo, y
sulio a la ingcnic navc ncgra dc Uliscs, quc
csiala cn cl ccniro, ¡ara quc lo oycran ¡or anlos
lados Iasia las iicndas dc Ayanic Tclanonio y dc
Aquilcs, los cualcs Ialían ¡ucsio sus lajclcs cn
los c×ircnos ¡orquc confialan cn su valor y cn la
fucrza dc sus lrazos. Y con voz ¡cnciranic
griiala a los danaos.
228 ¡Quc vcrgucnza, argivos, Ionlrcs sin
dignidad, adnirallcs solo ¡or la figura! ¿Quc cs
dc la jaciancia con quc nos glorialanos dc scr
valcniísinos, y con quc dccíais
¡rcsuniuosancnic cn Lcnnos, conicndo
alundanic carnc dc lucycs dc crguida
cornancnia y lclicndo craicras coronadas dc
vino, quc cada uno Iaría frcnic cn la laialla a
cicnio y a doscicnios iroyanos? AIora ni con uno
¡odcnos, con Hccior, quc ¡ronio ¡cgara ardicnic
fucgo a las navcs. ¡Padrc Zcus! ¿Hicisic sufrir
ianana dcsgracia y ¡rivasic dc una gloria ian
grandc a algun oiro dc los ¡rc¡oicnics rcycs?
Cuando vinc, no ¡asc dc largo cn la navc dc
nucIos lancos ¡or ninguno dc ius lcllos aliarcs,
sino quc cn iodos qucnc grasa y nuslos dc lucy,
dcscoso dc asolar la licn nurada Troya. Por
Canio, oI Zcus, cun¡lcnc csic voio. dcjanos
csca¡ar y lilrarnos dc csic ¡cligro, y no ¡crniias
quc los iroyanos naicn a los aqucos.
245 Así dijo. El ¡adrc, con¡adccido dc vcrlc
dcrranar lagrinas, lc conccdio quc su ¡ucllo sc
salvara y no ¡crccicsc; y cn scguida nando un
aguila, la ncjor dc las avcs agorcras, quc icnía cn
las garras cl Iijuclo dc una vcloz cicrva y lo dcjo
cacr al ¡ic dcl ara Icrnosa dc Zcus, dondc los
aqucos ofrccían sacrificios al dios, cono auior dc
los ¡rcsagios iodos. Cuando cllos vicron quc cl
avc Ialía sido cnviada ¡or Zcus, arrcnciicron
con nas ín¡ciu conira los iroyanos y solo cn
conlaiir ¡cnsaron.
253 Enionccs ninguno dc los danaos, aunquc
cran nucIos, ¡udo gloriarsc dc Ialcr rcvuclio
sus vcloccs calallos ¡ara ¡asar cl foso y rcsisiir
cl aiaquc, anics quc cl Tidida. Fuc csic cl ¡rincro
quc naio a un gucrrcro iroyano, a Agclao
Fradnonida, quc, sulido cn cl carro, cn¡rcndía
la fuga. Iundiolc la ¡ica cn la cs¡alda, cnirc los
Ionlros, y la ¡unia salio ¡or cl ¡ccIo; Agclao
cayo dcl carro y sus arnas rcsonaron.
261 Siguicron a Dioncdcs los Airidas,
Agancnon y Mcnclao; los Ayanics, rcvcsiidos dc
in¡ciuoso valor; Idoncnco y su scrvidor
Mcrioncs, igual al Ionicida Enialio; Eurí¡ilo, Iijo
ilusirc dc Evcnon; y cn novcno lugar, Tcucro,
quc, con cl flc×illc arco cn la nano, sc cscondía
dciras dcl cscudo dc Ayanic Tclanoníada. Ésic
lcvaniala cl cscudo; y Tcucro, volvicndo cl rosiro
a iodos lados, flccIala a uno dc la iurla quc caía
norialncnic Icrido, y al noncnio iornala a
rcfugiarsc cn Ayanic (cono un nino cn su nadrc},
quicn io culría oira vcz con cl rcfulgcnic cscudo.
273 ¿Cual fuc cl ¡rincro, cual cl uliino dc
los quc cnionccs naio cl c×inio Tcucro? Orsíloco
cl ¡rincro, Órncno, Ofclcsics, Dcior, Cronio,
Licofonics igual a un dios, Ano¡aon Policnonida
y Mclani¡o. A ianios dcrrilo succsivancnic al
alno suclo. El rcy dc Ionlrcs, Agancnon, sc
Iolgo dc vcr quc Tcucro dcsiruía las falangcs
iroyanas, dis¡arando cl fucric arco; y, ¡onicndosc
a su lado, lc dijo.
281 ¡Caro Tcucro Tclanonio, ¡rínci¡c dc
Ionlrcs! Siguc arrojando flccIas, ¡or si acaso
llcgas a scr la aurora dc salvacion dc los danaos y
Ionras a io ¡adrc Tclanon, quc ic crio cuando
cras nino y ic cduco cn su casa, a ¡csar dc iu
condicion dc lasiardo; ya quc csia lcjos dc aquí,
culrclc dc gloria. Lo quc voy a dccir sc cun¡lira.
Si Zcus, quc llcva la cgida, y Aicnca nc ¡crniicn
dcsiruir la licn cdificada ciudad dc Ilio, ic ¡ondrc
cn la nano, cono ¡rcnio dc Ionor unicancnic
infcrior al nío, o un irí¡odc o dos corcclcs con su
corrcs¡ondicnic carro o una nujcr quc con¡aria
cl lccIo coniigo.
292 Fcs¡ondiolc cl c×inio Tcucro.
293 ¡Cloriosísino Airida! ¿Por quc nc
insiigas cuando ya, solíciio, Iago lo quc ¡ucdo?
Dcsdc quc los rccIazanos Iacia Ilio naio
Ionlrcs, valicndonc dcl arco. OcIo flccIas dc
larga ¡unia iirc, y iodas sc clavaron cn cl cucr¡o
dc jovcncs llcnos dc narcial furor; ¡cro no
consigo Icrir a csc ¡crro ralioso.
300 Dijo; y, a¡crcilicndo cl arco, cnvio oira
flccIa a Hccior con inicncion dc Icrirlo. Tan¡oco
accrio, ¡cro la sacia sc clavo cn cl ¡ccIo dcl
c×inio Corgiiion, valcroso Iijo dc Príano y dc la
lclla Casiianira, oriunda dc Esina, cuyo cucr¡o
al dc una diosa scncjala. Cono cn un jardín
inclina la ana¡ola su iallo, conlandosc al ¡cso
dcl fruio o dc los aguaccros ¡rinavcralcs, dc
scncjanic nodo inclino cl gucrrcro la calcza quc
cl casco Iacía ¡ondcrosa.
309 Tcucro arno nucvancnic cl arco, cnvio
oira sacia a Hccior, con anino dc Icrirlo, y
ianlicn crro cl iiro, ¡or Ialcrlo dcsviado A¡olo;
¡cro Iirio cn cl ¡ccIo ccrca dc la iciilla a
Arquc¡iolcno, osado auriga dc Hccior, cuando sc
lanzala a la ¡clca. Arquc¡iolcno cayo dcl carro,
ccjaron los corcclcs dc ¡ics ligcros, y a11í
icrninaron la vida y cl valor dcl gucrrcro. Hondo
¡csar siniio cl cs¡íriiu dc Hccior ¡or ial nucric;
¡cro, aunquc condolido dcl con¡ancro, dcjolo y
nando a su ¡ro¡io Icrnano Cclríoncs, quc sc
Iallala ccrca, quc cn¡unara las ricndas dc los
calallos. Oyolc csic y no dcsolcdccio. Hccior
salio dcl rcfulgcncc carro al suclo, y, vocifcrando
dc un nodo cs¡anioso, cogio una ¡icdra y
cncaninosc Iacia Tcucro con cl ¡ro¡osiio dc
Icrirlo. Tcucro, a su vcz, saco dcl carcaj una
accrla flccIa, y ya csiirala la cucrda dcl arco,
cuando Hccior, cl dc ircnolanic casco, accrio a
darlc con la as¡cra ¡icdra ccrca dcl Ionlro,
dondc la clavícula sc¡ara cl cucllo dcl ¡ccIo y las
Icridas son norialcs, y lc ron¡io cl ncrvio.
cnior¡cciosc cl lrazo, Tcucro cayo dc Iinojos y cl
arco sc lc fuc dc las nanos. Ayanic no alandono
al Icrnano caído cn cl suclo, sino quc, corricndo
a dcfcndcrlo, lo culrio con cl cscudo. Acudicron
dos ficlcs con¡ancros, Mccisico, Iijo dc Equio, y
cl divino Alasior; y, cogicndo a Tcucro, quc dala
grandcs sus¡iros, io llcvaron a las concavas
navcs.
335 El Olín¡ico volvio a c×ciiar cl valor dc los
iroyanos, los cualcs Iicicron arrcdrar a los
aqucos cn dcrccIura al ¡rofundo foso. Hccior ila
con los dclanicros, Iacicndo gala dc su fucrza.
Cono cl ¡crro quc acosa con agilcs ¡ics a un
jalalí o a un lcon, lo nucrdc ¡or dciras, ya los
nuslos, ya las nalgas, y olscrva si vuclvc la cara;
dc igual nodo ¡crscguía Hccior a los nclcnudos
aqucos, naiando al quc sc rczagala, y cllos
Iuían cs¡aniados. Cuando airavcsaron la
cn¡alizada y cl foso, nucIos sucunlicron a
nanos dc los iroyanos; los dcnas no ¡araron
Iasia las navcs, y a11í sc aninalan los unos a
los oiros, y con los lrazos lcvaniados oralan cn
voz alia a iodas las dcidadcs. Hccior rcvolvía ¡or
iodas ¡arics los corcclcs dc Icrnosas crincs; y
sus ojos ¡arccían los dc Corgona o los dc Arcs,
¡csic dc los Ionlrcs.
350 Hcra, la diosa dc los nívcos lrazos, al vcr
a los aqucos con¡adcciolos, cn scguida dirigio a
Aicnca csias aladas ¡alalras.
352 ¡OI dioscs! ¡Hija dc Zcus, quc llcva la
cgida! ¿No nos cuidarcnos dc socorrcr, aunquc
iardc, a los danaos norilundos? Pcrcccran,
cun¡licndosc su aciago dcsiino, ¡or cl arrojo dc
un solo Ionlrc, dc Hccior Prianida, quc sc
cnfurccc dc iniolcrallc nodo y ya Ia causado
gran csirago.
357 Fcs¡ondiolc Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza.
358 Ticn¡o Ia quc csc Iulicra ¡crdido
fucrza y vida, nucrio cn su ¡airia iicrra ¡or los
aqucos; ¡cro ni ¡adrc rcvuclvc cn su ncnic
funcsios ¡ro¡osiios, ¡crucl, sicn¡rc injusio,
dcslaraiador dc nis ¡lancs!, y no rccucrda
cuanias vcccs salvc a su Iijo alrunado ¡or los
iralajos quc Eurisico lc Ialía in¡ucsio. clanala
al ciclo, llorando, y Zcus nc cnviala a socorrcrlo.
Si ni ¡rccavida ncnic Iulicsc salido io dc
aIora, no Iulicra csca¡ado cl Iijo dc Zcus dc las
Iondas corricnics dc la Ésiigc, cuando aqucl lo
nando quc fucra a la nansion dc Hadcs, dc
solidas ¡ucrias, y sacara dcl Érclo cl Iorrcndo
can dc Hadcs. Al ¡rcscnic Zcus nc alorrccc y
cun¡lc los dcscos dc Tciis, quc lcso sus rodillas
y lc ioco la larla, su¡licandolc quc Ionrasc a
Aquilcs, asolador dc ciudadcs. Día vcndra cn quc
nc llanc nucvancnic su anada Iija, la dc ojos
dc lccIuza. Pcro uncc los soli¡cdos corcclcs,
nicniras yo, cnirando cn cl ¡alacio dc Zcus, quc
llcva la cgida, nc arno ¡ara cl conlaic; quicro
vcr si cl Iijo dc Príano, Hccior, cl dc ircnolanic
casco, sc alcgrara cuando a¡arczcanos cn cl
can¡o dc la laialla. Alguno dc los iroyanos,
caycndo junio a las navcs aqucas, saciara con su
grasa y con su carnc a los ¡crros y a las avcs.
381 Dijo; y Hcra, la diosa dc los nívcos
lrazos, no fuc dcsolcdicnic. La vcncrallc diosa
Hcra, Iija dcl gran Crono, a¡rcsio solíciia los
calallos dc aurcos jacccs. Y Aicnca, Iija dc Zcus,
quc llcva la cgida, dcjo cacr al suclo cl Icrnoso
¡c¡lo lordado quc clla nisna Ialía icjido y
lalrado con sus nanos; visiio la iunica dc Zcus,
quc anoniona las nulcs, y sc arno ¡ara la
luciuosa gucrra. Y sulicndo al flananic carro,
asio la lanza ¡ondcrosa, larga, fornida, con quc la
Iija dcl ¡rc¡oicnic ¡adrc dcsiruyc filas cnicnas
dc Icrocs cuando conira cllos nonia cn colcra.
Hcra ¡ico con cl laiigo a los corcclcs, y alricronsc
dc ¡ro¡io in¡ulso rccIinando las ¡ucrias dcl
ciclo dc quc cuidan las Horas a cllas csia
confiado cl cs¡acioso ciclo y cl Olin¡o, ¡ara
rcnovcr o colocar dclanic la dcnsa nulc. Por allí,
¡or cnirc las ¡ucrias, dirigicron aqucllas
dcidadcs los corcclcs, docilcs al laiigo.
397 El ¡adrc dc Zcus, a¡cnas las vio dcsdc cl
Ida, sc cnccndio cn colcra; y al ¡unio llano a Iris,
la dc doradas alas, ¡ara quc lc sirvicsc dc
ncnsajcra.
399 ¡Anda, vc, ra¡ida Iris! Haz quc sc vuclvan
y no lcs dcjcs llcgar a ni ¡rcscncia, ¡orquc
ningun lcncficio lcs rc¡oriara lucIar connigo. Lo
quc voy a dccir sc cun¡lira. Encojarclcs los
lriosos corcclcs; las dcrrilarc dcl carro, quc
ron¡crc lucgo, y ni cn dicz anos cun¡lidos
sanaran dc las Icridas quc lcs ¡roduzca cl rayo,
¡ara quc conozca la dc ojos dc lccIuza quc cs con
su ¡adrc conira quicn conlaic. Con Hcra no nc
irriio ni nc cncolcrizo ianio, ¡orquc sicn¡rc Ia
solido. o¡oncrsc a cuanio digo.
409 Dc cal nodo Iallo. Iris, la dc los ¡ics
ra¡idos cono cl Iuracan, sc lcvanio ¡ara llcvar cl
ncnsajc; dcsccndio dc los nonics idcos; y,
alcanzando a las diosas cn la cnirada dcl Olin¡o,
cn vallcs alundoso, Iizo quc sc dciuvicscn, y lcs
iransniiio la ordcn dc Zcus.
413 ¿Adondc corrcis? ¿Por quc cn vucsiro
¡ccIo cl corazon sc cnfurccc? No consicnic cl
Cronida quc sc socorra a los argivos. Vcd aquí io
quc Iara cl Iijo dc Crono si cun¡lc su ancnaza.
Os cncojara los lriosos calallos, os dcrrilara dcl
carro, quc ron¡cra lucgo, y ni cn dicz anos
cun¡lidos sanarcis dc las Icridas quc os
¡roduzca cl rayo; ¡ara quc conozcas iu, la dc ojos
dc lccIuza, quc cs con iu ¡adrc conira quicn
conlaics. Con Hcra no sc irriia ni sc cncolcriza
ianio, ¡orquc sicn¡rc Ia solido o¡oncrsc a
cuanio dicc. ¡Pcro iu, icncraria, ¡crra
dcsvcrgonzada, si rcalncnic io aircvicras a
lcvaniar conira Zcus la fornidallc lanza...!
425 Cuando csio Iulo dicIo, fucsc Iris, la dc
los ¡ics ligcros; y Hcra dirigio a Aicnca csias
¡alalras.
427 ¡OI dioscs! ¡Hija dc Zcus, quc llcva la
cgida! Ya no ¡crniio quc ¡or los norialcs
¡clccnos con Zcus. Mucran unos y vivan oiros,
cualcsquicra quc fucrcn; y aqucl sca jucz, cono lc
corrcs¡ondc, y dc a los iroyanos y a los danaos lo
quc su cs¡íriiu acucrdc.
432 Esio dicIo, iorcio la ricnda a los
solí¡cdos calallos. Las Horas dcsuncicron los
corcclcs dc Icrnosas crincs, los aiaron a
¡csclrcs divinos y a¡oyaron cl carro cn cl
rclucicnic nuro. Y las diosas, quc icnían cl
corazon afligido, sc scniaron cn aurcos ironos
nczcladancnic con las dcnas dcidadcs.
438 El ¡adrc Zcus, sulicndo al carro dc
Icrnosas rucdas, guio los calallos dcsdc cl Ida al
Olin¡o y llcgo a la nansion dc los dioscs; y a11í
cl íncliio dios quc sacudc la iicrra dcsuncio los
corcclcs, ¡uso cl carro cn cl csirado y lo culrio
con un vclo dc lino. El largovidcnic Zcus iono
asicnio cn cl aurco irono y cl inncnso Olin¡o
icnllo dclajo dc sus ¡ics. Aicnca y Hcra,
scniadas a¡aric y a disiancia dc Zcus, nada lc
dijcron ni ¡rcguniaron; nas cl con¡rcndio cn su
ncnic io quc ¡cnsalan, y dijo.
447 ¿Por quc os Iallais ian alaiidas, Aicnca
y Hcra? No os Ialrcis faiigado nucIo cn la
laialla, dondc los varoncs adquicrcn gloria,
naiando iroyanos, conira quicncs scniís
vcIcncnic rcncor. Son ialcs ni fucrza y nis
nanos invicias, quc no nc Iarían canliar dc
rcsolucion cuanios dioscs Iay cn cl Olin¡o. Pcro
os icnllaron los Icrnosos nicnlros anics quc
llcgarais a vcr cl conlaic y sus icrrillcs IccIos.
Dirc lo quc cn oiro caso Iulicra ocurrido.
Hcridas ¡or cl rayo, no Iulicscis vuclio cn
vucsiro carro al Olin¡o, dondc sc Ialla la
nansion dc los innorialcs.
457 Así dijo. Aicnca y Hcra, quc icnían los
asicnios coniiguos y ¡cnsalan cn causar dano a
los iroyanos, nordicronsc los lalios. Aicnca,
aunquc airada conira su ¡adrc y ¡oscída dc fcroz
colcra, guardo silcncio y nada dijo; ¡cro a Hcra la
ira no lc cu¡o cn cl ¡ccIo, y c×clano.
462 ¡Crudclísino Cronida! ¡Quc ¡alalras
¡rofcrisic! Dicn salcnos quc cs inconirasiallc io
¡odcr; ¡cro icncnos lasiina dc los lclicosos
danaos, quc noriran, y sc cun¡lira su aciago
dcsiino. Nos alsicndrcnos dc inicrvcnir cn la
lucIa, si nos lo nandas, ¡cro sugcrircnos a los
argivos conscjos saludallcs ¡ara quc no ¡crczcan
iodos víciinas dc iu colcra.
469 Fcs¡ondiolc Zcus, quc anoniona las
nulcs.
470 En la ¡ro×ina nanana vcras, si quicrcs,
oI Hcra vcncranda, la dc ojos dc novilla, cono cl
¡rc¡oicnic Cronion Iacc gran riza cn cl cjcrciio
dc los lclicosos argivos. Y cl in¡ciuoso Hccior no
dcjara dc ¡clcar Iasia quc junio a las navcs sc
lcvanic cl Pclida, cl dc los ¡ics ligcros, cl día aqucl
cn quc conlaian ccrca dc las ¡o¡as y cn csirccIo
cs¡acio ¡or cl cadavcr dc Pairoclo. Así lo dccrcio
cl Iado, y no nc in¡oria quc ic irriics. Aunquc lo
vayas a los confincs dc la iicrra y dcl nar, dondc
noran Ja¡cio y Crono, quc no disfruian dc los
rayos dcl Sol Hi¡crion ni dc los vicnios, y sc
Iallan rodcados ¡or cl ¡rofundo Tariaro; aunquc,
crranic, llcgucs Iasia a11í, no nc in¡oriara vcric
cnojada, ¡orquc no Iay nada nas in¡udcnic quc
iu.
484 Así dijo; y Hcra, la dc los nívcos lrazos,
nada rcs¡ondio. La lrillanic luz dcl sol sc Iundio
cn cl Occano, iraycndo solrc la alna iicrra la
nocIc olscura. Conirario a los iroyanos la
dcsa¡aricion dc la luz; nas ¡ara los aqucos llcgo
graia, nuy dcscada, la icnclrosa nocIc.
489 El csclarccido Hccior rcunio a los
iroyanos cn la rilcra dcl voraginoso Janio, lcjos
dc las navcs, cn un lugar lin¡io dondc cl suclo no
a¡arccía culicrio dc cadavcrcs. Aqucllos
dcsccndicron dc los carros y cscucIaron a
Hccior, caro a Zcus, quc arrinado a su lana dc
oncc codos, cuya rclucicnic lroncínca ¡unia
csiala sujcia ¡or aurco anillo, así los arcngala.
497 ¡Oídnc, iroyanos, dardanos y aliados! En
cl día dc Ioy cs¡crala volvcr a la vcniosa Ilio
dcs¡ucs dc dcsiruir las navcs y acalar con iodos
los aqucos; ¡cro nos qucdanos a olscuras, y csio
Ia salvado a los argivos y a las navcs quc iicncn
cn la ¡laya. Olcdczcanos aIora a la nocIc
sonlría y ocu¡cnonos cn ¡rc¡arar la ccna;
dcsuncid dc los carros a los corcclcs dc Icrnosas
crincs y ccIadlcs cl ¡asio; iracd ¡ronio dc la
ciudad lucycs y ¡ingucs ovcjas, y dc vucsiras
casas ¡an y vino, quc alcgra cl corazon;
anonionad alundanic lcna y cnccndanos
nucIas Iogucras quc ardan Iasia quc dcs¡unic
la aurora, Iija dc la nanana, y cuyo rcs¡landor
llcguc al ciclo. no sca quc los nclcnudos aqucos
inicnicn Iuir csia nocIc ¡or cl ancIo dorso dcl
nar. No sc cnlarqucn iranquilos y sin scr
nolcsiados, sino quc alguno icnga quc curarsc cn
su casa una lanzada o un flccIazo rccilido al
sulir a la navc, ¡ara quc icna quicn osc novcr la
luciuosa gucrra a los iroyanos, donadorcs dc
calallos. Los Icraldos, caros a Zcus, vayan a la
¡ollacion y ¡rcgoncn quc los adolcsccnics y los
ancianos dc canosas sicncs sc rcunan cn las
iorrcs quc fucron consiruidas ¡or las dcidadcs y
circundan la ciudad; quc las iínidas nujcrcs
cncicndan grandcs fogaias cn sus rcs¡cciivas
casas, y quc la guardia sca coniinua ¡ara quc los
cncnigos no cnircn insidiosancnic cn la ciudad
nicniras los Ionlrcs csicn fucra. Hagasc cono
os io cncargo, nagnaninos iroyanos. DicIas
qucdan las ¡alalras quc al ¡rcscnic convicncn;
nanana os arcngarc dc nucvo, iroyanos
donadorcs dc calallos; y cs¡cro quc, con la
¡roicccion dc Zcus y dc las oiras dcidadcs,
ccIarc dc aquí a csos ¡crros raliosos, iraídos ¡or
las ¡arcas cn los ncgros lajclcs. Duranic la
nocIc Iaganos guardia nosoiros nisnos; y
nanana, al concnzar cl día, ionarcnos las
arnas ¡ara iralar vivo conlaic junio a las
concavas navcs. Vcrc si cl fucric Dioncdcs Tidida
nc Iacc rciroccdcr dc las navcs al nuro, o si lo
naio con cl lroncc y nc llcvo sus crucnios
dcs¡ojos. Manana ¡rolara su valor, si nc
aguarda cuando lo aconcia con la lanza; nas
confío cn quc, así quc salga cl sol, cacra Icrido
cnirc los conlaiicnics dclanicros, y con cl
nucIos dc sus canaradas. Así fucra yo innorial,
no iuvicra quc cnvcjcccr y gozara dc los nisnos
Ionorcs quc Aicnca o A¡olo, cono csic día scra
funcsio ¡ara los argivos.
542 Dc csic nodo arcngo Hccior, y los
iroyanos lo aclanaron. Dcsuncicron dc dclajo dcl
yugo los sudados corcclcs y aiaronlos con corrcas
junio a sus rcs¡cciivos carros; sacaron ¡ronio dc
la ciudad lucycs y ¡ingucs ovcjas, y dc las casas
¡an y vino, quc alcgra cl corazon, y anonionaron
alundanic lcna. Dcs¡ucs ofrccicron Iccaionlcs
¡crfccias a los innorialcs, y los vicnios llcvalan
dc la llanura al ciclo cl suavc olor dc la grasa
qucnada; ¡cro los licnavcniurados diqscs no
quisicron acc¡iar la ofrcnda, ¡orquc sc lcs Ialía
IccIo odiosa la sagrada Ilio y Príano y su ¡ucllo
arnado con lanzas dc frcsno.
553 Así, ian alcniados, ¡crnanccicron ioda
la nocIc cn cl can¡o, dondc ardían nucIos
fucgos. Cono cn nocIc dc calna a¡arcccn las
radianics csircllas cn iorno dc la fulgcnic luna, y
sc dcsculrcn los ¡rononiorios, cinas y vallcs,
¡orquc cn cl ciclo sc Ia alicrio la vasia rcgion
cicrca, vcnsc iodos los asiros, y al ¡asior sc lc
alcgra cl corazon. cn ian gran nuncro cran las
Iogucras quc, cnccndidas ¡or los iroyanos,
qucnalan anic Ilio cnirc las navcs y la corricnic
dcl Janio. Mil fucgos ardían cn la llanura, y cn
cada uno sc agru¡alan cincucnia Ionlrcs a la
luz dc la ardicnic llana. Y los calallos, conicndo
ccrca dc los carros avcna y llanca cclada,
cs¡cralan la llcgada dc la Aurora, la dc Icrnoso
irono.

CANTO IX*
Embajada a AquIIes SúpIIcas

¯ Agancnon, arrc¡cniido y
lancniando su dis¡uia con Aquilcs,
¡or conscjo dc su anciano ascsor
Ncsior, dcs¡acIa a Uliscs, Ayanic y
al vicjo Fcni× cono cnlajadorcs
anic Aquilcs, ¡ara soliciiar su
ayuda, con ¡lcnos ¡odcrcs ¡ara
¡roncicrlc la dcvolucion dc Driscidc
y alundanics rcgalos quc
con¡cnscn la afrcnia sufrida. Pcro
Aquilcs sc naniicnc olsiinado a
inflc×illc.

1 Así los iroyanos guardalan cl can¡o. Dc
los aqucos Ialíasc cnscnorcado la ingcnic fuga,
con¡ancra dcl glacial icrror, y los nas valicnics
csialan agoliados ¡or insufrillc ¡csar. Cono
connucvcn cl ¡onio, cn ¡cccs alundanic, los
vicnios Dorcas y Ccfiro, so¡lando dc in¡roviso
dcsdc la Tracia, y las ncgruzcas olas sc lcvanian y
arrojan a la orilla nuliiiud dc algas; dc igual
nodo lcs ¡al¡iiala a los aqucos cl corazon cn cl
¡ccIo.
9 El Airida, cn gran dolor sunido cl corazon,
ila dc un lado ¡ara oiro y nandala a los
Icraldos dc voz sonora quc convocaran al agora,
noninalncnic y cn voz laja, a iodos los
ca¡iiancs, y ianlicn cl los ila llanando y
iralajala cono los nas diligcnics. Los gucrrcros
acudicron afligidos. Lcvaniosc Agancnon,
llorando, cono fucnic ¡rofunda quc dcsdc
aliísino ¡cnasco dcja cacr sus aguas sonlrías; y,
dcs¡idicndo Iondos sus¡iros, Iallo dc csia
sucric a los argivos.
17 ¡OI anigos, ca¡iiancs y ¡rínci¡cs dc los
argivos! En gravc inforiunio cnvolvionc Zcus
Cronida. ¡Crucl! Mc ¡ronciio y ascguro quc no
nc iría sin dcsiruir la licn nurada Ilio y iodo Ia
sido funcsio cngano; ¡ucs aIora nc nanda
rcgrcsar a Argos, sin gloria, dcs¡ucs dc Ialcr
¡crdido ianios Ionlrcs. Así dclc dc scr graio al
¡rc¡oicnic Zcus, quc Ia dcsiruido las forialczas
dc nucIas ciudadcs y aun dcsiruira oiras,
¡orquc su ¡odcr cs inncnso. Ea, olrcnos iodos
cono voy a dccir. Huyanos cn las navcs a
nucsira ¡airia iicrra, ¡ucs ya no ionarcnos a
Troya, la dc ancIas callcs.
29 Así dijo. Ennudccicron iodos y
¡crnanccicron callados. Largo iicn¡o duro cl
silcncio dc los afligidos aqucos, nas al fin
Dioncdcs, valicnic cn cl conlaic, dijo.
32 ¡Airida! En¡czarc conlaiicndoic ¡or iu
in¡rudcncia, cono cs ¡crniiido Iaccrlo, oI rcy,
cn cl agora, ¡cro no ic irriics. Poco Ia
ncnos¡rcciasic ni valor anic los danaos,
dicicndo quc soy colardc y dclil, lo salcn los
argivos iodos, jovcncs y vicjos. Mas a ii cl Iijo dcl
aricro Crono dc dos cosas ic Ia dado una. ic
conccdio quc fucras Ionrado cono nadic ¡or cl
cciro, y ic ncgo la forialcza, quc cs cl nayor dc
los ¡odcrcs. ¡Dcsgraciado! ¿Crccs quc los aqucos
son ian colardcs y dclilcs cono diccs? Si iu
corazon ic inciia a rcgrcsar, ¡aric. dclanic iicncs
cl canino y ccrca dcl nar gran co¡ia dc navcs
quc dcsdc Miccnas lo siguicron; ¡cro los dcnas
nclcnudos aqucos sc qucdaran Iasia quc
dcsiruyanos la ciudad dc Troya. Y, si ianlicn
csios quicrcn irsc, Iuyan cn los lajclcs a su
¡airia; y nosoiros dos, yo y Esicnclo, scguircnos
¡clcando Iasia quc a Ilio lc llcguc su fin; ¡ucs
vininos dclajo dcl an¡aro dc los dioscs.
50 Así Iallo; y iodos los aqucos a¡laudicron,
adnirados dcl discurso dc Dioncdcs, donador dc
calallos. Y cl calallcro Ncsior sc lcvanio y dijo.
53 ¡Tidida! LucIas con valor cn cl conlaic y
su¡cras cn cl conscjo a los dc iu cdad; ningun
aquco osara viiu¡crar ni coniradccir iu discurso,
¡cro no Ias llcgado Iasia cl fin. Ercs aun jovcn
¡or ius anos ¡odrías scr ni Iijo ncnor y, no
olsianic, diccs cosas discrcias a los rcycs argivos
y Ias Iallado cono sc dclc. Pcro yo, quc nc
vanaglorio dc scr nas vicjo quc iu, lo nanifcsiarc
y cסondrc iodo; y nadic dcs¡rcciara nis
¡alalras, ni siquicra cl rcy Agancnon. Sin
fanilia, sin lcy y sin Iogar dclc dc vivir quicn
a¡ciccc las Iorrcndas lucIas inicsiinas. AIora
olcdczcanos a la ncgra nocIc. ¡rc¡arcnos la
ccna y los guardias vigilcn a orillas dcl cavado
foso quc corrc dclanic dcl nuro. A los jovcncs sc
lo cncargo; y iu, oI Airida, nandalo, ¡ucs crcs cl
rcy su¡rcno. Ofrccc dcs¡ucs un lanqucic a los
caudillos, quc csio cs lo quc ic convicnc y lo
digno dc ii. Tus iicndas csian llcnas dc vino, quc
las navcs aqucas iracn coniinuancnic dc Tracia
¡or cl ancIuroso ¡onio; dis¡oncs dc cuanio sc
rcquicrc ¡ara rccilir a aqucllos, a in¡cras solrc
nucIos Ionlrcs. Una vcz congrcgados, scguiras
cl ¡arcccr dc quicn ic dc ncjor conscjo; ¡ucs dc
uno lucno y ¡rudcnic iicncn ncccsidad los
aqucos, aIora quc cl cncnigo cncicndc ial
nuncro dc Iogucras junio a las navcs. ¿Quicn lo
vcra con alcgría? Esia nocIc sc dccidira la ruina
o la salvacion dcl cjcrciio.
79 Así dijo, y cllos lo cscucIaron aicniancnic
y lo olcdccicron. A1 ¡unio sc a¡rcsuraron a salir
con arnas, ¡ara cncargarsc dc la guardia,
Trasincdcs Ncsiorida, ¡asior dc Ionlrcs;
Ascalafo y Yalncno, Iijos dc Arcs; Mcrioncs,
Afarco, Dcí¡iro y cl divino Liconcdcs, Iijo dc
Crconic. Sicic cran los ca¡iiancs dc los
ccniinclas, y cada uno nandala cicn nozos
¡rovisios dc lucngas ¡icas. Siiuaronsc cnirc cl
foso y la nuralla, cnccndicron fucgo, y iodos
sacaron su rcs¡cciiva ccna.
99 El Airida llcvo a su iicnda a los ¡rínci¡cs
aqucos, así quc sc Iulicron rcunido, y lcs dio un
cs¡lcndido lanqucic. Ellos nciicron nano cn los
nanjarcs quc icnían dclanic, y, cuando Iulicron
saiisfccIo cl dcsco dc lclcr y dc concr, cl
anciano Ncsior, cuya o¡inion cra considcrada
sicn¡rc cono la ncjor, cn¡czo a aconscjarlcs; y.
arcngandolos con lcncvolcncia, lcs dijo.
96 ¡Cloriosísino Airida! ¡Fcy dc Ionlrcs,
Agancnon! Por ii acalarc y ¡or ii concnzarc
ianlicn, ya quc rcinas solrc nucIos Ionlrcs y
Zcus ic Ia dado cciro y lcycs ¡ara quc nircs ¡or
los suldiios. Por csio dclcs cסoncr iu o¡inion y
oír la dc los dcnas y aun llcvarla a cun¡linicnio
cuando cualquicra, siguicndo los in¡ulsos dc su
anino, ¡ro¡onga algo lucno; quc cs airilucion
iuya cjccuiar lo quc sc acucrdc. Tc dirc lo quc
considcro nas convcnicncc y nadic concclira una
idca ncjor quc la quc iuvc y sigo icnicndo, oI
vasiago dc Zcus, dcsdc quc, conira ni ¡arcccr, ic
llcvasic la jovcn Driscidc arrclaiandola dc la
iicnda dcl cnojado Aquilcs. Cran cn¡cno ¡usc cn
disuadiric, ¡cro vcncio io anino fogoso y
ncnos¡rcciasic a un foriísino varon Ionrado ¡or
los dioscs, arrclaiandolc la rccon¡cnsa quc
iodavía rciicncs. Mas vcanos iodavía si ¡odrcnos
a¡lacarlo con agradallcs ¡rcscnics y dulccs
¡alalras.
114 Fcs¡ondiolc cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon.
115 No Ias ncniido, anciano, al cnuncrar
nis falias. Proccdí nal, no lo nicgo; valc ¡or
nucIos cl varon a quicn Zcus ana cordialncnic;
y aIora cl dios, qucricndo Ionrar a csc, Ia
causado la dcrroia dc los aqucos. Mas, ya quc lc
falic, dcjandonc llcvar ¡or la funcsia ¡asion,
quicro a¡lacarlo y lc ofrczco la nucIcdunlrc dc
cs¡lcndidos ¡rcscnics quc voy a cnuncrar. Sicic
irí¡odcs no ¡ucsios aun al fucgo, dicz ialcnios dc
oro, vcinic caldcras rclucicnics y docc corcclcs
rolusios, ¡rcniados, quc cn la carrcra
alcanzaron la vicioria. No scría ¡olrc ni carcccría
dc ¡rccioso oro quicn iuvicra los ¡rcnios quc
csios solí¡cdos calallos lograron. Lc darc
ianlicn sicic nujcrcs lcslias, Ialilcs cn Iaccr
¡rinorosas lalorcs, quc yo nisno cscogí cuando
iono la licn consiruida Lcslos y quc cn
Icrnosura a las dcnas avcniajalan. Con cllas lc
cnircgarc la Iija dc Drisco, quc cnionccs lc quiic,
y jurarc solcnncncnic quc janas sulí a su lccIo
ni nc uní con clla, cono cs cosiunlrc cnirc
Ionlrcs y nujcrcs. Todo csio sc lc ¡rcscniara cn
scguida; nas, si los dioscs nos ¡crniicn dcsiruir
la gran ciudad dc Príano, cnirc cn clla cuando
los aqucos ¡arianos cl loiín, carguc
alundanicncnic dc oro y dc lroncc su navc y
clija cl nisno las vcinic iroyanas quc nas
Icrnosas scan dcs¡ucs dc la argiva Hclcna. Y, si
conscguinos volvcr a los fcriilcs can¡os dc Argos
dc Acaya, ¡odra scr ni ycrno y icndra ianios
Ionorcs cono Orcsics, ni Iijo ncnor, quc sc cría
con nucIo rcgalo. Dc las ircs Iijas quc dcjc cn cl
alcazar licn consiruido, Crisoicnis, Laodicc a
Ifianasa, llcvcsc la quc quicra, sin doiarla, a la
casa dc Pclco; quc yo la doiarc ian
cs¡lcndidancnic, cono nadic Iaya doiado janas
a su Iija. ofrczco darlc sicic ¡o¡ulosas ciudadcs
Cardanila, Eno¡c, la Icrlosa Hira, la divina
Fcras, Anica, la dc los Icrnosos ¡rados, la linda
E¡ca y Pcdaso, cn vinas alundanic, siiuadas
iodas junio al nar, cn los confincs dc la arcnosa
Pilos, y ¡olladas dc Ionlrcs ricos cn ganado y
cn lucycs, quc lo Ionraran con ofrcndas cono a
una dcidad y ¡agaran, rcgidos ¡or su cciro,
crccidos iriluios. Todo csio Iaría yo, con ial dc
quc dc¡usicra la colcra. Quc sc dcjc allandar;
¡ucs, ¡or scr in¡lacallc a inc×orallc, Hadcs cs
¡ara los norialcs cl nas alorrccillc dc iodos los
dioscs; y ccda a ní, quc cn ¡odcr y cdad dc
avcniajarlo nc glono.
162 Conicsio Ncsior, calallcro gcrcnio.
163 ¡Cloriosísino Airida! ¡Fcy dc Ionlrcs,
Agancnon! No son dcs¡rcciallcs los rcgalos quc
ofrcccs al rcy Aquilcs. Ea, clijanos csclarccidos
varoncs quc cuanio anics vayan a la iicnda dcl
Pclida. Y, si quicrcs, yo nisno los dcsignarc y
cllos olcdczcan. Fcni×, caro a Zcus, quc scra cl
jcfc, cl gran Ayanic y cl divino Uliscs,
acon¡anados dc los Icraldos Odio y Eunlaics.
Dadnos agua a las nanos a in¡oncd silcncio,
¡ara rogar a Zcus Cronida quc sc a¡iadc dc
nosoiros.
173 Así dijo, y su discurso agrado a iodos.
Los Icraldos dicron cn scguida aguananos a los
caudillos, y los nancclos, coronando dc lclida
las craicras, disiriluycronla a iodos los ¡rcscnics
dcs¡ucs dc Ialcr ofrccido cn co¡as las ¡rinicias.
Lucgo quc Iicicron lilacioncs y cada cual lclio
cuanio quiso, salicron dc la iicnda dc Agancnon
Airida. Y Ncsior, calallcro gcrcnio, fijando
succsivancnic los ojos cn cada uno dc los
clcgidos, lcs rcconcndala nucIo, y dc un nodo
cs¡ccial a Uliscs, quc ¡rocuraran ¡crsuadir al
c×inio Pclion.
182 Fucronsc csios ¡or la orilla dcl
csirucndoso nar y dirigían nucIos rucgos a
Posidon, quc cinc y laic la iicrra, ¡ara quc lcs
rcsuliara facil llcvar la ¡crsuasion al aliivo
cs¡íriiu dcl Eacida. Cuando Iulicron llcgado a
las iicndas y navcs dc los nirnidoncs, Iallaron al
Icroc dclciiandosc con una Icrnosa lira lalrada
dc argcnico ¡ucnic, quc Ialía cogido dc cnirc los
dcs¡ojos cuando dcsiruyo la ciudad dc Eciion;
con clla rccrcala su anino, caniando Iazanas dc
los Ionlrcs. Pairoclo, solo y callado, csiala
scniado frcnic a cl y cs¡crala quc cl Eacida
acalasc dc caniar. Eniraron aqucllos, ¡rcccdidos
¡or Uliscs, y sc dciuvicron dclanic dcl Icroc;
Aquilcs, aioniio, sc alzo dcl asicnio sin dcjar la
lira y Pairoclo al vcrlos sc lcvanio ianlicn.
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros, icndiolcs la nano y
dijo.
197 ¡Salud, anigos quc llcgais! Crandc dclc
dc scr la ncccsidad cuando vcnís vosoiros, quc
sois ¡ara ní, aunquc csic irriiado, los nas
qucridos dc los aqucos iodos.
199 En dicicndo csio, cl divino Aquilcs lcs
Iizo scniar cn sillas ¡rovisias dc ¡ur¡urcos
ia¡cics, y cn scguida dijo a Pairoclo, quc csiala
ccrca dc cl.
202 ¡Hijo dc Mcnccio! Saca la craicra nayor,
llcnala dcl vino nas ancjo y disiriluyc co¡as;
¡ucs csian dclajo dc ni iccIo los Ionlrcs quc
nc son nas caros.
205 Así dijo, y Pairoclo olcdccio al
con¡ancro anado. En un iajon quc accrco a la
lunlrc ¡uso los lonos dc una ovcja y dc una
¡inguc calra y la grasa cs¡alda dc un suculcnio
jalalí. Auioncdonic sujciala la carnc; Aquilcs,
dcs¡ucs dc coriarla y dividirla, la cs¡ciala cn
asadorcs; y cl Mcnccíada, varon igual a un dios,
cnccndía un gran fucgo; y lucgo, qucnada la lcna
y nucria la llana, c×icndio las lrasas, coloco
cncina los asadorcs ascgurandolos con ¡icdras y
sazono la carnc con la divina sal. Cuando aquclla
csiuvo asada y scrvida cn la ncsa, Pairocio
rc¡ariio ¡an cn Icrnosas canasiillas; y Aquilcs
disiriluyo la carnc, scniosc frcnic al divino
Uliscs, dc cs¡aldas a la ¡arcd, y ordcno a
Pairoclo, su anigo, quc Iicicra la ofrcnda a los
dioscs. Pairoclo ccIo las ¡rinicias al fucgo.
Mciicron nano a los nanjarcs quc icnían
dclanic, y, cuando Iulicron saiisfccIo cl dcsco
dc lclcr y dc concr, Ayanic Iizo una scna a
Fcni×; y Uliscs, al advcriirlo, llcno dc vino la co¡a
y lrindo a Aquilcs.
223 ¡Salvc, Aquilcs! Dc igual fcsiín Icnos
disfruiado cn la iicnda dcl Airida Agancnon quc
aIora aquí, dondc ¡odríanos concr nucIos y
agradallcs nanjarcs; ¡cro los ¡laccrcs dcl
dclicioso lanqucic no nos Ialagan ¡orquc
icncnos, oI alunno dc Zcus, quc nos succda
una gran dcsgracia. dudanos si nos scra dado
salvar o ¡crdcr las navcs dc nucIos lancos, si iu
no lo rcvisics dc valor. Los orgullosos iroyanos y
sus au×iliarcs, vcnidos dc lcjas iicrras, acan¡an
junio a las navcs y al nuro y Ian cnccndido una
¡orcion dc Iogucras; y diccn quc, cono no
¡odrcnos rcsisiirlos, asaliaran las ncgras navcs;
Zcus Cronida rclan¡aguca Iacicndolcs
favorallcs scnalcs, y Hccior, cnvanccido ¡or su
lravura y confiando cn Zcus, sc nucsira
csiu¡cndancnic furioso, no rcs¡cia a Ionlrcs ni
a dioscs, csia ¡oscído dc crucl ralia, y ¡idc quc
a¡arczca ¡ronio la divina Aurora, ascgurando quc
Ia dc coriar nucsiras clcvadas ¡o¡as, qucnar las
navcs con ardicnic fucgo y naiar ccrca dc cllas a
los aqucos aiurdidos ¡or cl Iuno. MucIo icnc
ni alna quc los dioscs cun¡lan sus ancnazas y
cl dcsiino Iaya dis¡ucsio quc nuranos cn Troya,
lcjos dc Argos, criadora dc calallos. Ea, lcvaniaic
si dcscas, aunquc iardc, salvar a los aqucos, quc
csian acosados ¡or los iroyanos. A ii nisno ic Ia
dc ¡csar si no lo Iaccs, y no ¡ucdc rc¡ararsc cl
nal una vcz causado; ¡icnsa, ¡ucs, cono lilraras
a los danaos dc ian funcsio día. Anigo, iu ¡adrc
Pclco ic dala csios conscjos cl día cn quc dcsdc
Fiía lo cnvio a Agancnon. «¡Hijo nío! La forialcza,
Aicnca y Hcra ic la daran si quicrcn; iu rcfrcna
cn cl ¡ccIo cl naiural fogoso la lcncvolcncia cs
¡rcfcrillc y alsicnic dc ¡crniciosas dis¡uias ¡ara
quc scas nas Ionrado ¡or los argivos jovcncs y
ancianos.» Así ic anoncsiala cl anciano y iu lo
olvidas. Ccdc ya y dc¡on la funcsia colcra; ¡ucs
Agancnon ic ofrccc dignos ¡rcscnics si rcnuncias
a clla. Y si quicrcs, oyc y ic rcfcrirc cuanio
Agancnon dijo cn su iicnda quc ic daría. Sicic
irí¡odcs no ¡ucsios aun al fucgo, dicz ialcnios dc
oro, vcinic caldcras rclucicnics y docc corcclcs
rolusios, ¡rcniados, quc alcanzaron la vicioria
cn la carrcra. No scría ¡olrc ni carcccría dc
¡rccioso oro quicn iuvicra los ¡rcnios quc csios
calallos dc Agancnon con sus ¡ics lograron. Tc
dara ianlicn sicic nujcrcs lcslias, Ialilcs cn
Iaccr ¡rinorosas lalorcs, quc cl nisno cscogio
cuando ionasic la licn consiruida Lcslos y quc
cn Icrnosura a las dcnas avcniajalan. Con cllas
ic cnircgara la Iija dc Drisco, quc ic Ia quiiado, y
jurara solcnncncnic quc janas sulio a su lccIo
ni sc unio con la nisna, cono cs cosiunlrc, oI
rcy, cnirc Ionlrcs y nujcrcs. Todo csio sc ic
¡rcscniara cn scguida; nas, si los dioscs nos
¡crniicn dcsiruir la gran ciudad dc Príano, cnira
cn clla cuando los aqucos ¡arianos cl loiín,
carga alundanicncnic dc oro y dc lroncc iu
navc y cligc iu nisno las vcinic iroyanas quc
nas Icrnosas scan dcs¡ucs dc la argiva Hclcna.
Y, si conscguinos volvcr a los fcriilcs can¡os dc
Argos dc Acaya, ¡odras scr su ycrno y icndras
ianios Ionorcs cono Orcsics, su Iijo ncnor, quc
sc cría con nucIo rcgalo. Dc las ircs Iijas quc
dcjo cn cl ¡alacio licn consiruido, Crisoicnis,
Laodicc a Ifianasa, llcvaic la quc quicras, sin
doiarla, a la casa dc Pclco, quc cl la doiara
cs¡lcndidancnic cono nadic Iaya doiado janas
a su Iija. ofrccc daric sicic ¡o¡ulosas ciudadcs
Cardanila, Éno¡c, la Icrlosa Hira, la divina
Fcras, Anica, la dc los ancnos ¡rados, la linda
E¡ca y Pcdaso, cn vinas alundanic, siiuadas
iodas junio al nar, cn los confincs dc la arcnosa
Pilos, y ¡olladas dc Ionlrcs ricos cn ganado y
cn lucycs, quc ic Ionraran con ofrcndas cono a
un dios y ¡agaran, rcgidos ¡or iu cciro, crccidos
iriluios. Todo csio Iaría, con ial dc quc
dc¡usicras la colcra. Y, si cl Airida y sus rcgalos
ic son odiosos, a¡iadaic dc los aqucos iodos, quc,
airilulados cono csian cn cl cjcrciio, ic
vcncraran cono a un dios y conscguiras cnirc
cllos inncnsa gloria. AIora ¡odrías naiar a
Hccior, quc llcvado dc su funcsia ralia sc
accrcara nucIo a ii, ¡ucs dicc quc ninguno dc
los danaos quc irajcron las navcs lo iguala cn
valor.
307 Fcs¡ondiolc Aquilcs, cl dc los ¡ics
ligcros.
308 ¡Lacriíada, dcl linajc dc Zcus! ¡Uliscs,
fccundo cn ardidcs! Prcciso cs quc os nanificsic
lo quc ¡icnso Iaccr ¡ara quc dcjcis dc
in¡oriunarnc unos ¡or un lado y oiros ¡or cl
o¡ucsio. Mc cs ian odioso cono las ¡ucrias dc
Hadcs quicn ¡icnsa una cosa y nanificsia oira.
Dirc, ¡ucs, lo quc nc ¡arccc ncjor. Crco quc ni cl
Airida Agancnon ni los danaos lograran
convcnccrnc, ya quc ¡ara nada sc agradccc cl
conlaiir sicn¡rc y sin dcscanso conira Ionlrcs
cncnigos. La nisna rccon¡cnsa oliicnc cl quc
sc qucda cn su iicnda, quc cl quc ¡clca con
lizarría; cn igual considcracion son icnidos cl
colardc y cl valicnic; y así nucrc cl Iolgazan
cono cl lalorioso. Ninguna vcniaja nc Ia
¡rocurado sufrir ianios ¡csarcs y cסoncr ni vida
cn cl conlaic. Cono cl avc llcva a los in¡luncs
Iijuclos la conida quc cogc, ¡rivandosc dc clla,
así yo ¡asc largas nocIcs sin dornir y días
cnicros cnircgado a la crucnia lucIa con
Ionlrcs quc conlaiían ¡or sus cs¡osas.
Conquisic docc ciudadcs ¡or nar y oncc ¡or
iicrra cn la fcriil rcgion iroyana; dc iodas saquc
alundanics y ¡rcciosos dcs¡ojos quc di al Airida,
y csic, quc sc qucdala cn las vclcras navcs,
rcciliolos, rc¡ariio unos ¡ocos y sc guardo los
rcsianics. Mas las rccon¡cnsas quc Agancnon
conccdio a los rcycs y caudillos sigucn cn ¡odcr
dc csios; y a ní, solo cnirc los aqucos, nc quiio
la dulcc cs¡osa y la rciicnc aun. quc gocc
durnicndo con clla. ¿Por quc los argivos Ian
icnido quc novcr gucrra a los iroyanos? ¿Por quc
cl Airida Ia juniado y iraído cl cjcrciio? ¿No cs
¡or Hclcna, la dc Icrnosa calcllcra? Pucs ¿acaso
son los Airidas los unicos Ionlrcs, dc voz
ariiculada, quc anan a sus cs¡osas? Todo
Ionlrc lucno y scnsaio quicrc y cuida a la suya,
y yo a¡rcciala cordialncnic a la nía, aunquc la
Ialía adquirido ¡or ncdio dc la lanza. Ya quc nc
dcfraudo, arrclaiandonc dc las nanos la
rccon¡cnsa, no nc iicnic; lo conozco y no nc
¡crsuadira. Dclilcrc coniigo, Uliscs, y con los
dcnas rcycs cono ¡odra lilrar a las navcs dcl
fucgo cncnigo. MucIas cosas Ia IccIo ya sin ni
ayuda, ¡ucs consiruyo un nuro, alricndo a su
¡ic ancIo y ¡rofundo foso quc dcficndc una
cn¡alizada; nas ni con csio ¡ucdc conicncr cl
arrojo dc Hccior, naiador dc Ionlrcs. Micniras
conlaií ¡or los aqucos, janas quiso Hccior quc
la ¡clca sc iralara lcjos dc la nuralla; solo
llcgala a las ¡ucrias Esccas y a la cncina; y, una
vcz quc allí nc aguardo, cosiolc iralajo salvarsc
dc ni aconciida. Y ¡ucsio quc ya no dcsco
gucrrcar conira cl divino Hccior nanana, dcs¡ucs
dc ofrcccr sacrificios a Zcus y a los dcnas dioscs,
ccIarc al nar los cargados lajclcs, y vcras, si
quicrcs y ic inicrcsa, nis navcs surcando cl
Hclcs¡onio, cn ¡cccs alundoso, y cn cllas
Ionlrcs quc rcnaran gusiosos; y, si cl glorioso
agiiador dc la iicrra nc conccdc una navcgacion
fcliz, al icrccr día llcgara a la fcriil Fiía. En clla
dcjc nucIas cosas cuando cn nal Iora vinc y dc
aquí nc llcvarc oro, rojizo lroncc, nujcrcs dc
Icrnosa ciniura y lucicnic Iicrro, quc ¡or sucric
nc iocaron; ya quc cl rcy Agancnon Airida,
insuliandonc, nc Ia quiiado la rccon¡cnsa quc
cl nisno nc dicra. Dccídsclo ¡ullicancnic, os lo
cncargo, ¡ara quc los dcnas aqucos sc indigncn,
si con su Ialiiual in¡udcncia ¡rcicndicsc
cnganar a algun oiro danao. No sc aircvcría, ¡or
dcsvcrgonzado quc sca, a nirarnc cara a cara,
con cl no dclilcrarc ni Iarc cosa alguna, y, si nc
cngano y ofcndio, ya no nc cnlaucara nas con
sus ¡alalras; scalc csio lasianic y corra
iranquilo a su ¡crdicion, ¡ucsio quc cl ¡rovido
Zcus lc Ia quiiado cl juicio. Sus ¡rcscnics nc
son odiosos, y Iago ianio caso dc cl cono dc un
calcllo. Aunquc nc dicra dicz o vcinic vcccs nas
dc lo quc ¡oscc o dc lo quc a ¡osccr llcgarc, o
cuanio cnira cn Orconcno, o cn la cgi¡cia Tcla,
cuyas casas guardan nucIas riquczas cicn
¡ucrias dan ingrcso a la ciudad y ¡or cada una
¡asan diariancnic doscicnios Ionlrcs con
calallos y carros, o ianio, cuanias son las arcnas
o los granos dc ¡olvo, ni aun así a¡lacaría
Agancnon ni cnojo, si anics no nc ¡agala la
dolorosa afrcnia. No nc casarc con la Iija dc
Agancnon Airida, aunquc cn Icrnosura rivalicc
con la dorada Afrodiia y cn las lalorcs con¡iia
con Aicnca, la dc ojos dc lccIuza; ni sicndo así
nc dcs¡osarc con clla; clija aqucl oiro aquco quc
lc convcnga y sca rcy nas ¡odcroso. Si,
salvandonc los dioscs, vuclvo a ni casa, cl
nisno Pclco nc luscara consoric. Cran nuncro
dc aqucas Iay cn la Hcladc y cn Fiía, Iijas dc
¡rínci¡cs quc golicrnan las ciudadcs; la quc yo
quicra scra ni nujcr. MucIo nc aconscja ni
corazon varonil quc ionc lcgíiina cs¡osa, digna
conyugc nía, y gocc alla dc las riquczas
adquiridas ¡or cl anciano Pclco; ¡ucs no crco quc
valga lo quc la vida ni cuanio diccn quc sc
cnccrrala cn la ¡o¡ulosa ciudad dc Ilio cn iicn¡o
dc ¡az, anics quc vinicran los aqucos, ni cuanio
coniicnc cl la¡ídco icn¡lo dc A¡olo, quc Iicrc dc
lcjos, cn la rocosa Piio. Sc ¡ucdcn a¡rcsar los
lucycs y las ¡ingucs ovcjas, sc ¡ucdcn adquirir
los irí¡odcs y los iosiados alazancs; ¡cro no cs
¡osillc ¡rcndcr ni cogcr cl alna Iunana ¡ara
quc vuclva, una vcz Ia salvado la larrcra quc
fornan los dicnics. Mi nadrc, la diosa Tciis, dc
argcniados ¡ics, dicc quc las ¡arcas ¡ucdcn
llcvarnc al fin dc la nucric dc una dc csias dos
nancras. Si nc qucdo aquí a conlaiir cn iorno
dc la ciudad iroyana, no volvcrc a la ¡airia iicrra,
¡cro ni gloria scra innorial; si rcgrcso, ¡crdcrc la
íncliia fana, ¡cro ni vida scra larga, ¡ucs la
nucric no nc sor¡rcndcra ian ¡ronio. Yo os
aconscjo quc os cnlarqucis y volvais a vucsiros
Iogarcs, ¡orquc ya no conscguircis arruinar la
c×cclsa Ilio. cl largovidcnic Zcus c×icndio cl lrazo
solrc clla y sus Ionlrcs csian llcnos dc
confianza. Vosoiros llcvad la rcs¡ucsia a los
¡rínci¡cs aqucos quc csia cs la nision dc los
lcgados, a fin dc quc lusqucn oiro ncdio dc
salvar las concavas navcs y a los aqucos quc Iay
a su alrcdcdor, ¡ucs aqucl cn quc ¡cnsaron no
¡ucdc cn¡lcarsc nicniras sulsisia ni cnojo. Y
Fcni× qucdcsc con nosoiros, acucsicsc y nanana
volvcra connigo a la ¡airia iicrra, si así io dcsca,
quc no Ic dc llcvarlo a viva fucrza.
430 Así dijo, y iodos cnnudccicron,
asonlrados dc oírlo; ¡ucs fuc nucIa la
vcIcncncia con quc sc ncgo. Y cl anciano jincic
Fcni×, quc scniía gran icnor ¡or las navcs
aqucas, dijo dcs¡ucs dc un lucn raio y
saliandolc las lagrinas.
434 Si ¡icnsas cn cl rcgrcso, ¡rcclaro Aquilcs,
y ic nicgas cn alsoluio a dcfcndcr dcl voraz fucgo
las vclcras navcs, ¡orquc la ira ¡cnciro cn iu
corazon, ¿cono ¡odría qucdarnc solo y sin ii,
Iijo qucrido? El anciano jincic Pclco quiso quc yo
ic acon¡anasc cl día cn quc ic cnvio dcsdc Fiía a
Agancnon, iodavía nino y sin cסcricncia dc la
funcsia gucrra ni dcl agora, dondc los varoncs sc
Iaccn ilusircs; y nc nando quc ic cnscnara a
Iallar licn y a rcalizar grandcs IccIos. Por csio,
Iijo qucrido, no qucrría vcrnc alandonado dc ii,
aunquc un dios cn ¡crsona nc ¡ronciicra
ras¡arnc la vcjcz y dcjarnc ian jovcn cono
cuando salí dc la Hcladc, dc lindas nujcrcs,
Iuycndo dc las in¡rccacioncs dc Anínior
Orncnida, ni ¡adrc, quc sc irriio connigo ¡or
una conculina dc Icrnosa calcllcra, a quicn
anala con ofcnsa dc su cs¡osa y nadrc nía.
Ésia nc su¡licala coniinuancnic, alrazando nis
rodillas, quc nc juniara con la conculina ¡ara
quc alorrccicsc al anciano. Quisc olcdcccrla y lo
Iicc; ni ¡adrc, quc no iardo cn conoccrlo, nc
naldijo rc¡ciidas vcccs ¡idio a las Iorrcndas
Erinias quc janas ¡udicra scniarsc cn sus
rodillas un Iijo nío, y los dioscs cl Zcus
sulicrranco y la icrrillc Pcrscfonc raiificaron sus
in¡rccacioncs. |Pcnsc naiar a ni ¡adrc con cl
agudo lroncc; nas alguno dc los innorialcs
calno ni colcra, Iacicndo quc a ni corazon sc
rc¡rcscniara la fana quc icndría yo cnirc los
Ionlrcs y los nucIos laldoncs quc dc cllos
rcciliría, a fin dc quc no fucsc llanado ¡arricida
cnirc los aqucos.| Dcsdc cnionccs no iuvc anino
¡ara vivir cn cl ¡alacio con ni ¡adrc cnojado.
Anigos y dcudos qucrían rcicncrnc allí y nc
dirigían insisicnics su¡licas. dcgollaron gran
co¡ia dc ¡ingucs ovcjas y flc×í¡cdcs lucycs dc
rciorcidos cucrnos; ¡usicron a asar nucIos
¡ucrcos grasos solrc la llana dc Hcfcsio; lcliosc
lucna ¡aric dcl vino quc las iinajas dcl anciano
conicnían; y nucvc nocIcs scguidas durnicron
aqucllos a ni lado, vigilandonc ¡or iurno y
icnicndo cnccndidas dos Iogucras, una cn cl
¡oriico dcl licn ccrcado ¡aiio y oira cn cl
vcsiílulo anic la ¡ucria dc la Ialiiacion. Al llcgar
¡or dccina vcz la icnclrosa nocIc, salí dcl
a¡oscnio ron¡icndo las iallas fucricncnic
unidas dc la ¡ucria; salic con facilidad cl nuro
dcl ¡aiio, sin quc nis guardiancs ni las sirvicnias
lo adviriicran, y, Iuycndo ¡or la cs¡aciosa
Hcladc, llcguc a la fcriil Fiía, nadrc dc ovcjas, a
la casa dcl rcy Pclco. Esic nc acogio lcncvolo; nc
ano cono dclc dc anar un ¡adrc al Iijo
unigcniio quc Iaya icnido cn la vcjcz, vivicndo cn
la o¡ulcncia; cnriquccionc y ¡usonc al frcnic dc
nuncroso ¡ucllo, y dcsdc cnionccs viví cn un
confín dc la Fiía, rcinando solrc los dolo¡cs. Y ic
cric Iasia Iaccric cual crcs, oI Aquilcs scncjanic
a los dioscs, con cordial carino; y iu ni qucrías ii
con oiro al lanqucic, ni concr cn cl ¡alacio,
Iasia quc, scniandoic cn nis rodillas, ic saciala
dc carnc coriada cn ¡cdaciios y ic accrcala cl
vino. ¡Cuanias vcccs duranic la nolcsia infancia
nc nancIasic la iunica cn cl ¡ccIo con cl vino
quc dcvolvías! MucIo ¡adccí y iralajc ¡or iu
causa, y, considcrando quc los dioscs no nc
Ialían dado dcsccndcncia, ic ado¡ic ¡or Iijo, oI
Aquilcs scncjanic a los dioscs, ¡ara quc un día
nc lilrascs dcl crucl inforiunio. Pcro, Aquilcs,
rcfrcna iu anino fogoso; no convicnc quc icngas
un corazon dcs¡iadado, cuando los dioscs
nisnos sc dcjan a¡lacar, no olsianic su nayor
viriud, dignidad y ¡odcr. Con sacrificios, voios
agradallcs, lilacioncs y va¡or dc grasa qucnada
los dcscnojan cuanios infringicron su lcy y
¡ccaron. Pucs las Su¡licas son Iijas dcl gran
Zcus, y aunquc cojas, arrugadas y lizcas, cuidan
dc ir iras dc Ofuscacion. csia cs rolusia, dc ¡ics
ligcros, y ¡or lo nisno sc adclania, y, rccorricndo
la iicrra, ofcndc a los Ionlrcs. y aqucllas
rc¡aran lucgo cl dano causado. Quicn acaia a las
Iijas dc Zcus cuando sc lc ¡rcscnian, consiguc
gran ¡rovccIo y cs ¡or cllas aicndido si alguna
vcz iicnc quc invocarlas. Mas si alguicn las
dcsaiicndc y sc olsiina cn rccIazarlas, sc dirigcn
a Zcus Cronida y lc ¡idcn quc Ofuscacion
acon¡anc sicn¡rc a aqucl ¡ara quc con cl dano
sufra la ¡cna. Conccdc iu ianlicn a las Iijas dc
Zcus, oI Aquilcs, la dclida considcracion, ¡or la
cual cl cs¡íriiu dc oiros valicnics sc a¡laco. Si cl
Airida no ic lrindara csos ¡rcscnics, ni ic Iicicra
oiros ofrccinicnios ¡ara lo fuiuro, y conscrvara
¡criinazncnic su colcra, no ic c×Ioriaría a quc,
dc¡onicndo la ira, socorricras a los argivos,
aunquc cs grandc la ncccsidad cn quc sc Iallan.
Pcro ic da nucIas cosas, ic ¡roncic nas y ic
cnvía, ¡ara quc ¡or cl rucgucn, varoncs
c×cclcnics, cscogicndo cn cl cjcrciio aquco los
argivos quc ic son nas caros. No dcs¡rccics las
¡alalras dc csios, ni dcjcs sin cfccio su vcnida,
ya quc no sc ic ¡ucdc rc¡rcndcr quc anics
csiuvicras irriiado. Todos Icnos oído coniar
Iazanas dc los Icrocs dc aniano, y salcnos quc,
cuando csialan ¡oscídos dc fcroz colcra, cran
¡lacallcs con doncs y c×orallcs a los rucgos.
Fccucrdo lo quc ¡aso cn cicrio caso, no rccicnic,
sino aniiguo, y os lo voy a rcfcrir a vosoiros, quc
sois iodos anigos níos. Curcics y lravos ciolios
conlaiían cn iorno dc Calidon y unos a oiros sc
naialan, dcfcndicndo los ciolios su Icrnosa
ciudad y dcscando los curcics asolarla ¡or ncdio
dc Arcs. Halía ¡ronovido csia coniicnda Áricnis,
la dc aurco irono, cnojada ¡orquc Enco no lc
dcdico los sacrificios dc la sicga cn cl fcriil
can¡o. los oiros dioscs rcgalaronsc con las
Iccaionlcs, y solo a la Iija dcl gran Zcus dcjo
aqucl dc ofrcccrlas, ¡or olvido o ¡or
inadvcricncia, conciicndo una gran falia. Airada
la dcidad quc sc con¡lacc cn iirar flccIas, Iizo
a¡arcccr un jalalí, dc allos dicnics, quc causo
gran dcsirozo cn cl can¡o dc Enco,
dcsarraigando aliísinos arlolcs y ccIandolos ¡or
iicrra cuando ya con la llor ¡ronciían cl fruio. Al
fin lo naio Mclcagro, Iijo dc Enco, ayudado ¡or
cazadorcs y ¡crros dc nucIas ciudadcs ¡ucs no
cra ¡osillc vcnccrlo con ¡oca gcnic, ¡ian
cor¡ulcnio cra!, y ya a nucIos los Ialía IccIo
sulir a la irisic ¡ira, y la diosa susciio cnionccs
una clanorosa coniicnda cnirc los curcics y los
nagnaninos ciolios ¡or la calcza y la Iirsuia ¡icl
dcl jalalí. Micniras Mclcagro, caro a Arcs,
conlaiio, lcs fuc nal a los curcics, quc no
¡odían, a ¡csar dc scr ianios, accrcarsc a los
nuros. Pcro cl Icroc, irriiado con su nadrc Alica,
sc dcjo doninar ¡or la colcra quc ¡criurla la
ncnic dc los nas cucrdos y sc qucdo cn cl
¡alacio con su linda cs¡osa Clco¡aira, Iija dc
Mar¡csa Evcnina, la dc Icrnosos iolillos, y dc
Idas, cl nas fucric dc los Ionlrcs quc cnionccs
¡ollalan la iicrra. (Aircviosc Idas a arnar cl arco
conira cl solcrano Fclo A¡olo, a causa dc la
jovcn dc Icrnosos iolillos, y dcsdc cnionccs
¡usicronlc a Clco¡aira su ¡adrc y su vcncranda
nadrc cl solrcnonlrc dc Alcíonc, ¡orquc la
nadrc, sufricndo la sucric dcl sufridísino alcion,
dcsIacíasc cn lagrinas nicniras Fclo A¡olo, quc
Iicrc dc lcjos, sc la Ilcvala.} Fciirado, ¡ucs, con
su cs¡osa, dcvorala Mclcagro la accrla colcra
quc lc causaron las in¡rccacioncs dc su nadrc;
la cual, acongojada ¡or la nucric violcnia dc un
Icrnano, orala nucIo a los dioscs, y, ¡ucsia dc
rodillas y con cl scno lanado cn lagrinas,
gol¡cala nucIo cl fcriil suclo invocando a Hadcs
y a la icrrillc Pcrscfonc ¡ara quc dicran nucric a
su Iijo. Erinias, quc vaga cn las iinicllas y iicnc
un corazon inc×orallc, la oyo dcsdc cl Érclo, y cn
scguida crccio cl iunulio y la griicría anic las
¡ucrias dc la ciudad, las iorrcs fucron aiacadas y
los ciolios ancianos cnviaron a los c×inios
saccrdoics dc los dioscs ¡ara quc su¡licaran a
Mclcagro quc salicra a dcfcndcrlos, ofrccicndolc
un rico ¡rcscnic. dondc cl suclo dc la ancna
Calidon fucra nas fcriil, cscogcría cl nisno un
Icrnoso can¡o dc cincucnia yugadas, niiad
vina y niiad iicrra lalraniía. Prcscniosc ianlicn
cn cl unlral dcl alio a¡oscnio cl anciano jincic
Enco; y, llanando a la ¡ucria, dirigio a su Iijo
nucIas su¡licas. Fogaronlc asinisno nucIas
vcccs sus Icrnanas y su vcncrallc nadrc. Pcro
cl sc ncgala cada vcz nas. Acudicron sus
ncjorcs y nas caros anigos, y ian¡oco
consiguicron novcr su corazon, ni ¡crsuadirlo a
quc no aguardara, ¡ara salir dcl cuario, a quc
llcgaran Iasia cl los cncnigos. Y los curcics
cscalaron las iorrcs y cn¡czaron a ¡cgar fucgo a
la gran ciudad. Enionccs la cs¡osa, dc lclla
ciniura, insio a Mclcagro llorando y rcfiricndolc
las dcsgracias quc ¡adcccn los Ionlrcs, cuya
ciudad sucunlc. Maian a los varoncs, lc dccía; cl
fucgo dcsiruyc la ciudad, y son rcducidos a la
csclaviiud los ninos y las nujcrcs dc csirccIa
ciniura. Mclcagro, al oír csios nalcs, siniio quc sc
lc connovía cl corazon; y, dcjandosc llcvar ¡or su
anino, visiio las lucicnics arnas y lilro dcl
funcsio día a los ciolios; ¡cro ya no lc dicron los
nucIos y Icrnosos ¡rcscnics, a ¡csar dc
Ialcrlos salvado dc la ruina. Y aIora iu, anigo,
no ¡icnscs dc igual nancra, ni un dios ic induzca
a olrar así; scra ¡cor quc dificras cl socorro ¡ara
cuando las navcs scan inccndiadas; vc, ¡ucs, ¡or
los rcgalos, y los aqucos ic vcncraran cono a un
dios, ¡orquc, si inicrvinicrcs cn la Ionicida
gucrra cuando ya no ic ofrczcan doncs, no
alcanzaras iania Ionra aunquc rccIaccs a los
cncnigos.
606 Fcs¡ondiolc Aquilcs, cl dc los ¡ics
ligcros.
607 ¡Fcni×, anciano ¡adrc, alunno dc Zcus!
Para nada ncccsiio ial Ionor; y cs¡cro quc, si
Zcus quicrc, scrc Ionrado cn las concavas navcs
nicniras la rcs¡iracion no falic a ni ¡ccIo y nis
rodillas sc nucvan. Oira cosa voy a dcciric, quc
gralaras cn iu ncnoria. No nc coniurlcs cl
anino con llanio y gcnidos ¡or con¡laccr al
Icroc Airida, a quicn no dclcs qucrcr si dcscas
quc cl afccio quc ic ¡rofcso no sc convicria cn
odio; ncjor cs quc aflijas connigo a quicn nc
afligc. Ejcrcc cl nando connigo y con¡aric nis
Ionorcs. Ésos llcvaran la rcs¡ucsia, iu qucdaic y
acucsiaic cn llanda cana, y al dcs¡uniar la
aurora dcicrninarcnos si nos convicnc rcgrcsar a
nucsiros Iogarcs o qucdarnos aquí iodavía.
620 Dijo, y ordcno a Pairoclo, Iacicndolc con
las ccjas silcnciosa scnal, quc dis¡usicra una
nullida cana ¡ara Fcni×, a fin dc quc los dcnas
¡cnsaran cn salir cuanio anics dc la iicnda. Y
Ayanic Tclanoníada, igual a un dios, Iallo
dicicndo.
624 ¡Lacriíada, dcl linajc dc Zcus! ¡Uliscs,
fccundo cn ardidcs! ¡Vanonos! No cs¡cro lograr
nucsiro ¡ro¡osiio ¡or csic canino, y Icnos dc
anunciar la rcs¡ucsia, aunquc sca dcsfavorallc,
a los danaos quc csian aguardando. Aquilcs iicnc
cn su ¡ccIo un corazon fcroz y solcrlio. ¡Crucl!
En nada a¡rccia la anisiad dc sus con¡ancros,
con la cual lo Ionralanos cn cl can¡ancnio
nas quc a oiro alguno. ¡Dcs¡iadado! Por la
nucric dcl Icrnano o dcl Iijo sc rccilc una
con¡cnsacion; y, una vcz ¡agada la in¡orianic
caniidad, cl naiador sc qucda cn cl ¡ucllo, y cl
corazon y cl anino airado dcl ofcndido sc
a¡aciguan con la con¡cnsacion rccilida, y a ii
los dioscs ic Ian llcnado cl ¡ccIo dc in¡lacallc y
funcsio rcncor ¡or una sola jovcn. Sicic
c×cclcnics ic ofrcccnos Ioy y oiras nucIas
cosas; scanos iu corazon ¡ro¡icio y rcs¡cia iu
norada, ¡ucs csianos dclajo dc iu iccIo,
cnviados ¡or cl cjcrciio danao, y anIclanos scr
¡ara ii los nas a¡rcciados y los nas anigos dc
los aqucos iodos.
643 Fcs¡ondiolc Aquilcs, cl dc los ¡ics
ligcros.
644 ¡Ayanic Tclanonio, dcl linajc dc Zcus,
¡rínci¡c dc Ionlrcs! Crco quc Ias dicIo lo quc
sicnics, ¡cro ni corazon sc cncicndc cn ira
cuando nc acucrdo dc aqucllos y dcl
ncnos¡rccio con quc cl Airida nc iraio cn
¡rcscncia dc los argivos, cual si yo fucra un
niscrallc advcncdizo. Id y ¡ullicad ni rcs¡ucsia.
No nc ocu¡arc cn la crucnia gucrra Iasia quc cl
Iijo dcl agucrrido Príano, Hccior divino, llcguc
naiando argivos a las iicndas y navcs dc los
nirnidoncs y las inccndic. Crco quc Hccior,
aunquc csic cnardccido, sc alsicndra dc
conlaiir ian ¡ronio cono sc accrquc a ni iicnda
y a ni ncgra navc.
656 Así dijo. Cada uno iono una co¡a dc
dollc asa; y, IccIa la lilacion, los cnviados, con
Uliscs a su frcnic, rcgrcsaron a las navcs.
Pairoclo ordcno a sus con¡ancros y a las
csclavas quc adcrczaran al noncnio una nullida
cana ¡ara Fcni×; y cllas, olcdccicndo cl
nandaio, Iicicronla con ¡iclcs dc ovcja una
colcIa y finísina culicria dcl ncjor lino. Allí
dcscanso cl vicjo, aguardando la divina Aurora.
Aquilcs durnio cn lo nas rciirado dc la solida
iicnda con una nujcr quc sc Ialía llcvado dc
Lcslos. con Dioncdc, Iija dc Forlanic, la dc
Icrnosas ncjillas. Y Pairoclo sc acosio junio a la
¡arcd o¡ucsia, icnicndo a su lado a Ifis, la dc
lclla ciniura, quc lc Ialía rcgalado Aquilcs al
ionar la c×cclsa Esciro, ciudad dc Enico.
669 Cuando los cnviados llcgaron a la iicnda
dcl Airida, los aqucos, ¡ucsios cn ¡ic, lcs
¡rcscnialan aurcas co¡as y lcs Iacían
¡rcgunias. Y cl rcy dc Ionlrcs, Agancnon, los
inicrrogo dicicndo.
673 ¡Ea! Dinc, cclclrc Uliscs, gloria insignc
dc los aqucos. ¿Quicrc lilrar a las navcs dcl fucgo
cncnigo, o sc nicga ¡orquc su corazon solcrlio
sc Ialla aun doninado ¡or la colcra?
676 Conicsio cl ¡acicnic divino Uliscs.
677 ¡Cloriosísino Airida, rcy dc Ionlrcs,
Agancnon! No quicrc aqucl dc¡oncr la colcra,
sino quc sc cncicndc aun nas su ira y ic
dcs¡rccia a ii y ius doncs. Manda quc dclilcrcs
con los argivos cono ¡odras salvar las navcs y al
¡ucllo aquco, dicc cn son dc ancnaza quc ccIara
al nar sus corvos lajclcs, dc nucIos lancos, al
dcsculrirsc la nucva aurora, y aconscja quc los
dcnas sc cnlarqucn y vuclvan a sus Iogarcs,
¡orquc ya no conscguircis arruinar la c×cclsa Ilio.
cl largovidcnic Zcus c×icndio cl lrazo solrc clla, y
sus Ionlrcs csian llcnos dc confianza. Así dijo,
cono ¡ucdcn rcfcrirlo csios quc fucron connigo.
Ayanic y los dos Icraldos, quc anlos son
¡rudcnics. El anciano Fcni× sc acosio allí ¡or
ordcn dc aqucl, ¡ara quc nanana vuclva a la
¡airia iicrra, si así lo dcsca, ¡orquc no Ia dc
llcvarlc a viva fucrza.
693 Así Iallo, y iodos callaron, asonlrados
dc sus ¡alalras, ¡ucs cra nuy gravc lo quc
acalala dc dccir. Largo raio duro cl silcncio dc
los afligidos aqucos; nas al fin c×clano
Dioncdcs, valicnic cn cl conlaic.
697 ¡Cloriosísino Airida, rcy dc Ionlrcs,
Agancnon! No dclisic rogar al c×inio Pclion, ni
ofrcccrlc innuncrallcs rcgalos; ya cra aliivo, y
aIora Ias dado ¡alulo a su solcrlia. Pcro
dcjcnoslo, ya sc vaya, ya sc qucdc. volvcra a
conlaiir cuando cl corazon quc iicnc cn cl ¡ccIo
sc lo ordcnc y un dios lc inciic. Ea, olrcnos iodos
cono voy a dccir. Acosiaos dcs¡ucs dc saiisfaccr
los dcscos dc vucsiro corazon conicndo y
lclicndo vino, ¡ucs csio da fucrza y vigor. Y,
cuando a¡arczca la Icrnosa Aurora dc rosaccos
dcdos, Iaz quc sc rcunan junio a las navcs los
Ionlrcs y los carros, c×Ioria al ¡ucllo y ¡clca
cn ¡rincra fila.
710 Talcs fucron sus ¡alalras, quc iodos los
rcycs a¡laudicron, adnirados dcl discurso dc
Dioncdcs, donador dc calallos. Y IccIas las
lilacioncs, volvicron a sus rcs¡cciivas iicndas,
acosiaronsc y cl don dcl sucno rccilicron.

CANTO X*
DoIonIa

¯ Aqucos y iroyanos cs¡ían los
novinicnios dcl conirario. Uliscs y
Dioncdcs a¡rcsan a Dolon, dcl quc
consigucn infornacion dcl
can¡ancnio iroyano.

1 Los ¡rínci¡cs aqucos durnicron ioda la
nocIc vcncidos ¡or ¡lacido sucno; nas no ¡rolo
sus dulzuras cl Airida Agancnon, ¡asior dc
Ionlrcs, ¡orquc cn su ncnic rcvolvía nucIas
cosas. Cono cl cs¡oso dc Hcra, la dc Icrnosa
calcllcra, rclan¡aguca cuando ¡rc¡ara una
lluvia iorrcncial, cl granizo o una ncvada quc
culra los can¡os, o quicrc alrir cn alguna ¡aric
la loca inncnsa dc la anarga gucrra; así, ian
frccucnicncnic, sc csca¡alan dcl ¡ccIo dc
Agancnon los sus¡iros, quc salían dc lo nas
Iondo dc su corazon, a inicriorncnic lc
icnllalan las cniranas. Cuando fijala la visia cn
cl can¡o iroyano, ¡asnalanlc las nucIas
Iogucras quc ardían dclanic dc Ilio, los soncs dc
las flauias y zan¡onas y cl lullicio dc la gcnic;
nas, cuando a las navcs y al cjcrciio aquco la
volvía, arrancalasc furioso los calcllos, alzando
los ojos a Zcus, quc nora cn lo alio, y su
gcncroso corazon lanzala grandcs gcnidos. Al
fin, crcycndo quc la ncjor rcsolucion scría acudir
¡rincrancnic a Ncsior Nclida, cl nas ilusirc dc
los Ionlrcs, ¡or si cniranlos Iallalan un
c×cclcnic ncdio quc lilrara dc la dcsgracia a
iodos los danaos, lcvaniosc, visiio la iunica, calzo
los níiidos ¡ics con Icrnosas sandalias, ccIosc
una rojiza ¡icl dc cor¡ulcnio y fogoso lcon, quc lc
llcgala Iasia los ¡ics, y asio la lanza.
25 Tanlicn Mcnclao csiala ¡oscído dc icrror
y no conscguía quc sc ¡osara cl sucno cn sus
¡ar¡ados, icnicndo quc lcs ocurricsc algun
¡crcancc a los argivos quc ¡or cl Ialían llcgado a
Troya, airavcsando cl vasio nar, y ¡ronovicndo
ian audaz gucrra. Culrio sus ancIas cs¡aldas
con la nancIada ¡icl dc un lco¡ardo; ¡usosc
lucgo cl casco dc lroncc, y, ionando cn la
rolusia nano una lanza, fuc a dcs¡criar a su
Icrnano, quc in¡crala ¡odcrosancnic solrc los
argivos iodos y cra vcncrado ¡or cl ¡ucllo cono
un dios. Hallolo junio a la ¡o¡a dc su navc,
visiicndo la nagnífica arnadura. Craia lc fuc a
csic su vcnida. Y Mcnclao, valicnic cn cl conlaic,
Iallo cl ¡rincro dicicndo.
37 ¿Por quc, Icrnano qucrido, ionas las
arnas? ¿Acaso dcscas ¡crsuadir a algun
con¡ancro ¡ara quc vaya cono cסlorador al
can¡o dc los iroyanos? MucIo icno quc nadic sc
ofrczca a ¡rcsiaric csic scrvicio dc ir solo duranic
la divina nocIc a cs¡iar al cncnigo, ¡orquc ¡ara
cllo sc rcquicrc un corazon nuy osado.
42 Fcs¡ondiolc cl rcy Agancnon.
43 Tanio yo cono iu, oI Mcnclao, alunno dc
Zcus, icncnos ncccsidad dc un ¡rudcnic conscjo
¡ara dcfcndcr y salvar a los argivos y las navcs,
¡ucs la ncnic dc Zcus Ia canliado, y cn la
aciualidad lc son nas acc¡ios los sacrificios dc
Hccior. janas Ic visio ni oído dccir quc un
Ionlrc cjccuiara cn solo un día ianias ¡roczas
cono Ia IccIo Hccior, caro a Zcus, conira los
aqucos, sin scr Iijo dc un dios ni dc una diosa.
Digo quc dc sus Iazanas sc acordaran los argivos
nucIo y largo iicn¡o. ¡Tanio dano Ia causado a
los aqucos! AIora, anda, cncanínaic corricndo a
las navcs y llana a Ayanic y a Idoncnco;
nicniras voy cn lusca dcl divino Ncsior y lc ¡ido
quc sc lcvanic ¡or si quicrc ir al sagrado cucr¡o
dc los guardias y darlcs ordcncs. Olcdcccranlo a
cl nas quc a nadic, ¡ucsio quc los nanda su Iijo
junio con Mcrioncs, scrvidor dc Idoncnco. A
cniranlos lcs Icnos confiado dc un nodo
cs¡ccial csia iarca.
60 Dijo cnionccs Mcnclao, valicnic cn cl
conlaic.
61 ¿Cono nc cncargas y ordcnas quc lo
Iaga? ¿Mc qucdarc con cllos y ic aguardarc a11í,
o Ic dc volvcr corricndo cuando lcs Iaya
¡ariici¡ado iu nandaio?
64 Conicsio cl rcy dc Ionlrcs, Agancnon.
65 Qucdaic a11í, no sca quc lucgo no
¡odanos cnconirarnos, ¡orquc son nucIas las
scndas quc Iay ¡or cnirc cl cjcrciio. Lcvania la
voz ¡or dondc ¡asarcs y rcconicnda la vigilancia,
llanando a cada uno ¡or su nonlrc ¡aicrno y
cnsalzandolos a iodos. No ic nucsircs solcrlio.
Tralajcnos ianlicn nosoiros, ya quc, cuando
nacinos, Zcus nos condcno a ¡adcccr iananos
inforiunios.
72 Esio dicIo, dcs¡idio al Icrnano licn
insiruido ya, y fuc cn lusca dc Ncsior, ¡asior dc
Ionlrcs. Hallolo cn su iicnda, junco a la ncgra
navc, acosiado cn llanda cana. A un lado
vcíansc difcrcnics arnas cl cscudo, dos lanzas, cl
lucicnic yclno, y cl lalrado lalico con quc sc
ccnía cl anciano sicn¡rc quc, cono caudillo dc
su gcnic, sc arnala ¡ara ir al Ionicida conlaic,
¡ucs aun no sc rcndía a la irisic vcjcz.
Incor¡orosc Ncsior, a¡oyandosc cn cl codo, alzo
la calcza, y dirigicndosc al Airida lo inicrrogo con
csias ¡alalras.
82 ¿Quicn crcs iu quc vas solo ¡or cl cjcrciio
y las navcs, duranic la icnclrosa nocIc, cuando
ducrncn los dcnas norialcs? ¿Duscas acaso a
algun ccniincla o con¡ancro? Halla. No ic
accrqucs sin rcs¡ondcr. ¿Quc dcscas?
86 Fcs¡ondiolc cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon.
87 ¡Ncsior Nclida, gloria insignc dc los
aqucos! Fcconocc al Airida Agancnon, a quicn
Zcus cnvía y scguira cnviando sin ccsar nas
iralajos quc a nadic, nicniras la rcs¡iracion no
lc falic a ni ¡ccIo y nis rodillas sc nucvan.
Vagando voy; ¡ucs, ¡rcocu¡ado ¡or la gucrra y
las calanidadcs quc ¡adcccn los aqucos, no
consigo quc cl dulcc sucno sc ¡osc cn nis ojos.
MucIo icno ¡or los danaos; ni anino no csia
iranquilo, sino sunancnic inquicio; cl corazon sc
nc arranca dcl ¡ccIo y iicnllan nis rolusios
nicnlros. Pcro si quicrcs ocu¡aric cn algo, ya
quc ian¡oco conciliasic cl sucno, lajcnos a vcr
los ccniinclas; no sca quc, vcncidos dcl iralajo y
dcl sucno, sc Iayan dornido, dcjando la guardia
alandonada. Los cncnigos sc Iallan ccrca, y no
salcnos si Ialran dccidido aconcicrnos csia
nocIc.
102 Conicsio Ncsior, calallcro gcrcnio.
103 ¡Cloriosísino Airida, rcy dc Ionlrcs,
Agancnon! A Hccior no lc cun¡lira cl ¡rovido
Zcus iodos sus dcscos, cono cl cs¡cra; y crco quc
nayorcs iralajos Ialra dc ¡adcccr aun, si
Aquilcs dc¡onc dc su corazon cl cnojo funcsio. Irc
coniigo y dcs¡criarcnos a los dcnas. al Tidida,
fanoso ¡or su lanza, a Uliscs, al vcloz Ayanic y al
csforzado Iijo dc Filco. Alguicn ¡odría ir a llanar
al dcifornc Ayanic y al rcy Idoncnco, ¡ucs sus
navcs no csian ccrca, sino nuy lcjos. Y
rc¡rcndcrc a Mcnclao ¡or anigo y rcs¡ciallc quc
sca y aunquc ic nc cnojcs, y no callarc quc
ducrnc y ic Ia dcjado a ii cl iralajo. Dclía
ocu¡arsc cn su¡licar a los ¡rínci¡cs iodos, ¡ucs
la ncccsidad quc sc nos ¡rcscnia no cs llcvadcra.
119 Dijo cl rcy dc Ionlrcs, Agancnon.
120 ¡OI anciano! Oiras vcccs ic c×Ioric a
quc lc rincras, ¡ucs a ncnudo cs indolcnic y no
quicrc iralajar; no ¡or ¡crcza o cscascz dc
ialcnio, sino ¡orquc, volvicndo los ojos Iacia ní,
aguarda ni in¡ulso. Mas Ioy sc lcvanio nucIo
anics quc yo nisno, ¡rcscnioscnc y ic cnvic a
llanar a aqucllos quc acalas dc nonlrar.
Vayanos y los Iallarcnos dclanic dc las ¡ucrias
con la guardia; ¡ucs a11í cs dondc lcs dijc quc sc
rcunicran.
128 Fcs¡ondio Ncsior, calallcro gcrcnio.
129 Dc csia nancra ninguno dc los argivos sc
irriiara conira cl, ni lo dcsolcdcccra, cuando los
c×Ioric o lcs ordcnc algo.
131 A¡cnas Iulo dicIo csias ¡alalras,
alrigo cl ¡ccIo con la iunica, calzo los níiidos
¡ics con Icrnosas sandalias, y alrocIosc un
nanio ¡ur¡urco, dollc, an¡lio, adornado con
lanosa fcl¡a. Asio la fucric lanza, cuya aguzada
¡unia cra dc lroncc, y sc cncanino a las navcs
dc los aqucos, dc lroncíncas corazas. El ¡rincro
a quicn dcs¡crio Ncsior, calallcro gcrcnio, fuc a
Uliscs, quc cn ¡rudcncia igualala a Zcus.
Llanolo griiando, y Uliscs, al llcgarlc la voz a los
oídos, salio dc la iicnda y dijo.
141 ¿Por quc andais vagando así, ¡or las
navcs y cl cjcrciio, solos, duranic la nocIc
innorial? ¿Quc urgcnic ncccsidad sc Ia
¡rcscniado?
143 Fcs¡ondio Ncsior, calallcro gcrcnio.
144 ¡Lacriíada, dcl linajc dc Zcus! ¡Uliscs,
fccundo cn ardidcs! No ic cnojcs, ¡orquc cs nuy
grandc cl ¡csar quc alruna a los aqucos.
Sígucnos y llanarcnos a quicn convcnga, ¡ara
ionar acucrdo solrc si cs ¡rcciso Iuir o lucIar
iodavia.
148 Así dijo. El ingcnioso Uliscs, cnirando cn
la iicnda, colgo dc sus Ionlros cl lalrado cscudo
y sc junio con cllos. Fucron cn lusca dc
Dioncdcs Tidida, y lo Iallaron dclanic dc su
¡alcllon con la arnadura ¡ucsia, Sus
con¡ancros dornían alrcdcdor dc cl, con las
calczas a¡oyadas cn los cscudos y las lanzas
clavadas ¡or cl rcgaion cn iicrra; cl lroncc dc las
¡unias lucía a lo lcjos cono un rclan¡ago dcl
¡adrc Zcus. El Icroc dcscansala solrc una ¡icl
dc ioro noniaraz, icnicndo dclajo dc la calcza
un cs¡lcndido ia¡cic. Ncsior, calallcro gcrcnio,
sc dciuvo a su lado io novio con cl ¡ic ¡ara quc
dcs¡criara, y lc dala ¡risa, incrc¡andolo dc csia
nancra.
159 ¡Lcvaniaic, Iijo dc Tidco! ¿Cono
ducrncs a sucno suclio ioda la nocIc? ¿No salcs
quc los iroyanos acan¡an cn una cnincncia dc
la llanura, ccrca dc las navcs, y quc solancnic un
corio cs¡acio los sc¡ara dc nosoiros?
162 Así dijo. Y Dioncdcs, rccordando cn
scguida dcl sucno, ¡rofirio csias aladas ¡alalras.
164 Ercs infaiigallc, anciano, y nunca dcjas
dc iralajar. ¿Por vcniura no Iay oiros aqucos
nas jovcncs, quc vayan ¡or cl can¡o y dcs¡icricn
a los rcycs? ¡No sc ¡ucdc coniigo, anciano!
168 Fcs¡ondiolc Ncsior, calallcro gcrcnio.
169 Sí, Iijo, o¡oriuno cs cuanio acalas dc
dccir. Tcngo Iijos c×cclcnics y nucIos Ionlrcs
quc ¡odrían ir a llanarlos, ¡cro cs nuy grandc cl
¡cligro cn quc sc Iallan los aqucos. cn cl filo dc
una navaja csian aIora una nuy irisic nucric y
la salvacion dc iodos. Vc y Iaz lcvaniar al vcloz
Ayanic y al Iijo dc Filco, ya quc crcs nas jovcn y
dc ní ic con¡adcccs.
177 Así dijo. Dioncdcs culrio sus Ionlros
con una ¡icl ialar dc cor¡ulcnio y fogoso lcon,
iono la lanza, fuc a dcs¡criar a aqucllos y sc los
llcvo consigo.
180 Cuando llcgaron adondc sc Iallalan los
guardias rcunidos, no cnconiraron a sus jcfcs
durnicndo, ¡ucs iodos csialan alcria y solrc las
arnas. Cono los cancs quc guardan las ovcjas dc
un csiallo y sicnicn vcnir dcl nonic, ¡or cnirc la
sclva, una icrrillc ficra con gran clanorco dc
Ionlrcs y ¡crros, sc ¡oncn inquicios y ya no
¡ucdcn dornir; así cl dulcc sucno Iuía dc los
¡ar¡ados dc los quc Iacían guardia cn ian nala
nocIc, ¡ucs niralan sicn¡c Iacia la llanura y
acccIalan si los iroyanos ilan a aiacarlos. El
anciano violos, alcgrosc, y ¡ara aninarlos ¡rofirio
csias aladas ¡alalras.
192 ¡Vigilad así, Iijos níos! No sca quc
alguno sc dcjc vcnccr dcl sucno y dcnos ocasion
¡ara quc cl cncnigo sc rcgocijc.
194 Halicndo Iallado así, airavcso cl foso.
Siguicronlo los rcycs argivos quc Ialían sido
llanados al conscjo, y adcnas Mcrioncs y cl
¡rcclaro Iijo dc Ncsior, ¡orquc aqucllos los
inviiaron a dclilcrar. Pasado cl foso, scniaronsc
cn un lugar lin¡io dondc cl suclo no a¡arccía
culicrio dc cadavcrcs. allí Ialíasc vuclio cl
in¡ciuoso Hccior, dcs¡ucs dc causar gran
csirago a los argivos, cuando la nocIc los culrio
con su nanio. Aconodados cn aqucl siiio,
convcrsalan; y Ncsior, calallcro gcrcnio,
concnzo a Iallar dicicndo.
204 ¡OI anigos! ¿No salra nadic quc,
confiando cn su anino audaz, vaya al
can¡ancnio dc los iroyanos dc anino aliivo?
Quiza Iicicra ¡risioncro a algun cncnigo quc
andc rczagado, o avcriguara, oycndo algun
runor, lo quc los iroyanos Ian dccidido. si
dcscan qucdarsc aquí, ccrca dc las navcs y lcjos
dc la ciudad, o volvcran a clla cuando Iayan
vcncido a los aqucos. Si sc cnicrara dc csio y
rcgrcsara incolunc, scría grandc su gloria dclajo
dcl ciclo y cnirc los Ionlrcs iodos, y icndría una
Icrnosa rccon¡cnsa. cada jcfc dc los quc
nandan cn las navcs lc daría una ovcja con su
cordcriio ¡rcscnic sin igual y sc lc adniiiría
adcnas cn iodos los lanqucics y fcsiincs.
218 Así Iallo. Ennudccicron iodos y
qucdaron silcnciosos, Iasia quc Dioncdcs,
valicnic cn la ¡clca, lcs dijo.
220 ¡Ncsior! Mi corazon y anino valcroso nc
inciian a ¡cncirar cn cl can¡o dc los cncnigos
quc icncnos ccrca, dc los iroyanos; ¡cro, si
alguicn nc acon¡anasc, ni confianza y ni osadía
scrían nayorcs. Cuando van dos, uno sc aniici¡a
al oiro cn advcriir lo quc convicnc; cuando sc
csia solo, aunquc sc ¡icnsc, la inicligcncia cs
nas iarda y la rcsolucion nas difícil.
227 Así dijo, y nucIos quisicron acon¡anar
a Dioncdcs. Dcscaronlo los dos Ayanics,
scrvidorcs dc Arcs; quísolo Mcrioncs; lo anIclala
cl Iijo dc Ncsior; dcscolo cl Airida Mcnclao,
fanoso ¡or su lanza; y ¡or fin, ianlicn cl sufrido
Uliscs quiso ¡cncirar cn cl cjcrciio iroyano,
¡orquc cl corazon quc icnía cn cl ¡ccIo as¡irala
sicn¡rc a cjccuiar audaccs Iazanas. Y cl rcy dc
Ionlrcs, Agancnon, dijo cnionccs.
234 ¡Tidida Dioncdcs, carísino a ni corazon!
Escogc ¡or con¡ancro al quc quicras, al ncjor dc
los ¡rcscnics; ¡ucs son nucIos los quc sc
ofrcccn. No dcjcs al ncjor y clijas a oiro ¡cor, ¡or
rcs¡cio alguno quc sicnias cn iu alna, ni ¡or
considcracion al linajc, ni ¡or aicndcr a quc sca
un rcy nas ¡odcroso.
240 Hallo cn csios icrninos, ¡orquc icnía
¡or cl rulio Mcnclao. Y Dioncdcs, valicnic cn la
¡clca, rc¡lico.
242 Si nc nandais quc yo nisno dcsignc al
con¡ancro, ¿cono no ¡cnsarc cn cl divino Uliscs,
cuyo corazon y anino valcroso son ian dis¡ucsios
¡ara ioda sucric dc iralajos, y a quicn ianio ana
Palas Aicnca? Con cl volvcríanos aca aunquc nos
rodcaran alrasadoras llanas, ¡orquc su
¡nidcncia cs grandc.
248 Fcs¡ondiolc cl ¡acicnic divino Uliscs.
249 ¡Tidida! No nc alalcs cn dcnasía ni nc
viiu¡crcs, ¡ucsio quc Iallas a los argivos dc
cosas quc lcs son conocidas. Pcro, vanonos, quc
la nocIc csia nuy adclaniada y la aurora sc
accrca; los asiros Ian andado nucIo, y la nocIc
va ya cn las dos ¡arics dc su jornada y solo un
icrcio nos rcsia.
254 En dicicndo csio, visiicron cniranlos las
icrrillcs arnas. El inirc¡ido Trasincdcs dio al
Tidida una cs¡ada dc dos filos la dc csic Ialía
qucdado cn la navcy un cscudo; y lc ¡uso un
norrion dc ¡icl dc ioro sin ¡cnacIo ni cincra,
quc sc llana caiciy× y lo usan los nancclos quc
sc Iallan cn la flor dc la juvcniud ¡ara ¡roicgcr la
calcza. Mcrioncs ¡rocuro a Uliscs arco, carcaj y
cs¡ada, y lc culrio la calcza con un casco dc ¡icl
quc ¡or dcniro sc sujciala con nucIas y fucrics
corrcas y ¡or fucra ¡rcscniala los llancos
dicnics dc un jalalí, ingcniosancnic rc¡ariidos, y
icnía un nccIon dc lana colocado cn cl ccniro.
Esic casco cra cl quc Auiolico Ialía rolado cn
Elcon a Anínior Orncnida, Ioradando la ¡arcd
dc su casa, y quc lucgo dio cn Escandia a
Anfidananic dc Ciicra; Anfidananic io rcgalo,
cono ¡rcscnic dc Ios¡iiaidad, a Molo; csic lo
ccdio a su Iijo Mcrioncs ¡ara quc lo llcvara, y
cnionccs Iulo dc culrir la calcza dc Uliscs.
272 Una vcz rcvcsiidos dc las icrrillcs arnas,
¡ariicron y lcjaron a11í a iodos los ¡rínci¡cs.
Palas Aicnca cnviolcs una garza, y, si licn no
¡udicron vcrla con sus ojos, ¡orquc la nocIc cra
olscura, oycronla graznar a la dcrccIa dcl
canino. Uliscs sc Iolgo dcl ¡rcsagio y oro a
Aicnca.
278 ¡Oycnc, Iija dc Zcus, quc llcva la cgida!
Tu quc nc asisics cn iodos los iralajos y conoccs
nis ¡asos, scnc aIora ¡ro¡icia nas quc nunca,
Aicnca, y conccdc quc volvanos a las navcs
culicrios dc gloria ¡or Ialcr rcalizado una gran
Iazana quc ¡rcocu¡c a los iroyanos.
283 Dioncdcs, valicnic cn la ¡clca, oro lucgo
dicicndo.
284 ¡AIora oycnc ianlicn a ní, Iija dc Zcus!
¡Indoniia! Acon¡ananc cono acon¡anasic a ni
¡adrc, cl divino Tidco, cuando fuc a Tcla cn
rc¡rcscniacion dc los aqucos. Dcjando a los
aqucos, dc lroncíncas corazas, a orillas dcl
Aso¡o, llcvo un agradallc ncnsajc a los cadncos;
y a la vuclia cjccuio adnirallcs ¡roczas con iu
ayuda, c×cclcnic diosa, ¡orquc lcncvola lo
socorrías. AIora, socorrcnc a ní y ¡rcsianc iu
an¡aro. E innolarc cn iu Ionor una icrncra dc
un ano, dc frcnic cs¡aciosa, indoniia y no sujcia
aun al yugo, dcs¡ucs dc dcrranar oro solrc sus
cucrnos.
295 Así dijcron rogando, y los oyo Palas
Aicnca. Y dcs¡ucs dc rogar a la Iija dcl gran
Zcus, anduvicron cn la olscuridad dc la nocIc,
cono dos lconcs, ¡or cl can¡o ¡ucs iania
carniccría sc Ialía IccIo, ¡isando cadavcrcs,
arnas y dcncgrida sangrc.
299 Tan¡oco Hccior dcjala dornir a los
valicnics iroyanos ¡ucs convoco a iodos los
¡roccrcs, a cuanios cran caudillos y ¡rínci¡cs dc
los iroyanos, y una vcz rcunidos lcs cסuso una
¡rudcnic idca.
303 ¿Quicn, ¡or un gran ¡rcnio, sc ofrcccra
a llcvar a calo la cn¡rcsa quc voy a dccir? La
rccon¡cnsa scra ¡ro¡orcionada. Darc un carro y
dos corcclcs dc crguido cucllo, los ncjorcs quc
Iaya cn las vclcras navcs aqucas, al quc icnga la
osadía dc accrcarsc a las navcs dc ligcro andar
con cllo al nisno iicn¡o ganara gloria y avcriguc
si csias son guardadas iodavía, o los aqucos,
vcncidos ¡or nucsiras nanos, ¡icnsan cn la
Iuida y no quicrcn vclar duranic la nocIc ¡orquc
cl cansancio alrunador los rindc.
313 Así dijo. Ennudccicron iodos y qucdaron
silcnciosos. Halía cnirc los iroyanos un cicrio
Dolon, Iijo dcl divino Icraldo Euncdcs, rico cn
oro y cn lroncc; cra dc fco as¡ccio, ¡cro dc ¡ics
agilcs, y cl unico Iijo varon dc su fanilia con
cinco Icrnanas. Ésic dijo cnionccs a los iroyanos
y a Hccior.
319 ¡Hccior! Mi corazon y ni anino valcroso
nc inciian a accrcarnc a las navcs, dc ligcro
andar, ¡ara salcrlo. Ea, alza cl cciro y jura quc
nc daras los corcclcs y cl carro con adornos dc
lroncc quc conduccn al c×inio Pclion. No ic scra
inuiil ni cs¡ionajc, ni ius cs¡cranzas sc vcran
dcfraudadas; ¡ucs airavcsarc iodo cl cjcrciio
Iasia llcgar a la navc dc Agancnon, quc cs dondc
dclcn dc Ialcrsc rcunido los caudillos ¡ara
dclilcrar si Iuiran o scguiran conlaiicndo.
328 Así dijo. Y Hccior, ionando cn la nano cl
cciro, ¡rcsio cl jurancnio.
329 Sca icsiigo cl nisno Zcus ionanic,
cs¡oso dc Hcra. Ningun oiro iroyano scra llcvado
¡or csios corcclcs, y iu disfruiaras
¡cr¡ciuancnic dc cllos.
332 Con ialcs ¡alalras, jurando lo quc no
Ialía dc cun¡lirsc, anino a Dolon. Ésic, sin
¡crdcr noncnio, colgo dcl Ionlro cl corvo arco,
visiio una ¡clicana ¡icl dc lolo, culrio la calcza
con un norrion dc ¡icl dc conadrcja, iono un
¡uniiagudo dardo, y, salicndo dcl cjcrciio, sc
cncanino a las navcs, dc dondc no Ialía dc
volvcr ¡ara darlc a Hccior la noiicia. Pucs ya
Ialía dcjado airas la nuliiiud dc carros y
Ionlrcs, y andala aninoso ¡or cl canino,
cuando Uliscs, dcl linajc dc Zcus, adviriicndo quc
sc accrcala a cllos, Iallo así a Dioncdcs.
341 Esc Ionlrc, Dioncdcs, vicnc dcl cjcrciio;
¡cro ignoro si va cono cs¡ía a nucsiras navcs o
inicnia dcs¡ojar algun cadavcr dc los quc
nuricron. Dcjcnos quc sc adclanic un ¡oco nas
¡or la llanura, y ccIandonos solrc cl lo
cogcrcnos facilncnic; y si cn corrcr nos
avcniajasc, a¡arialo dcl cjcrciio, aconciicndolo
con la lanza, y ¡crsíguclo sicn¡rc Iacia las
navcs, ¡ara quc no sc guarczca cn la ciudad.
349 DicIas csias ¡alalras, icndicronsc cnirc
los nucrios, fucra dcl canino. El incauio Dolon
¡aso con ¡ic ligcro. Mas, cuando csiuvo a la
disiancia a quc sc c×iicndcn los surcos dc las
nulas csias son ncjorcs quc los lucycs ¡ara
iirar dc un solido arado cn iicrra noval, Uliscs y
Dioncdcs corricron a su alcancc. Dolon oyo ruido
y sc dciuvo, crcycndo quc algunos dc sus anigos
vcnían dcl cjcrciio iroyano a llanarlo ¡or cncargo
dc Hccior. Pcro así quc aqucllos sc Iallaron a iiro
dc lanza o nas ccrca aun, conocio quc cran
cncnigos y ¡uso su diligcncia cn los ¡ics
Iuycndo, nicniras cllos sc lanzalan a
¡crscguirlo. Cono dos ¡crros dc agudos dicnics,
adicsirados ¡ara cazar, acosan cn una sclva a un
ccrvaio o a una liclrc quc Iuyc cIillando dclanic
dc cllos, dcl nisno nodo cl Tidida y Uliscs,
asolador dc ciudadcs, ¡crscguían consianicncnic
a Dolon dcs¡ucs quc lograron a¡ariarlo dcl
cjcrciio. Ya cn su fuga Iacia las navcs ila cl
iroyano a io¡ar con los guardias, cuando Aicnca
dio fucrzas al Tidida ¡ara quc ninguno dc los
aqucos, dc lroncíncas corazas, sc lc adclaniara y
¡udicra jaciarsc dc Ialcr sido cl ¡rincro cn
Icrirlo y cl llcgasc dcs¡ucs. El fucric Dioncdcs
arrcnciio a Dolon, con la lanza, y lc griio.
370 Tcnic, o ic alcanzara ni lanza; y no crco
quc ¡ucdas cviiar nucIo iicn¡o quc ni nano ic
dc una nucric icrillc.
372 Dijo, y arrojo la lanza; nas dc inicnio
crro cl iiro, y csia sc clavo cn cl suclo dcs¡ucs dc
volar ¡or cina dcl Ionlro dcrccIo dc Dolon.
Parosc cl iroyano dcnicllando los dicnics
crujíanlc cn la loca, icnlloroso y ¡alido dc
nicdo; Uliscs y Dioncdcs sc lc accrcaron,
jadcanics, y lc asicron dc las nanos, nicniras
aqucl llorala y lcs dccia.
378 Haccdnc ¡risioncro y yo nc rcdinirc.
Hay cn casa lroncc, oro y Iicrro lalrado. con
cllos os ¡agaría ni ¡adrc inncnso rcscaic, si
su¡icra quc csioy vivo cn las navcs aqucas.
382 Fcs¡ondiolc cl ingcnioso Uliscs.
383 Tranquilízaic y no ¡icnscs cn la nucric.
Ea, Ialla y dinc con sinccridad. ¿Adondc ilas
solo, sc¡arado dc iu cjcrciio y dcrccIancnic
Iacia las navcs, cn csia nocIc olscura, nicniras
ducrncn los dcnas norialcs? ¿Acaso a dcs¡ojar
a algun cadavcr? ¿Por vcniura Hccior ic cnvio
cono cs¡ía a las concavas navcs? ¿O ic dcjasic
llcvar ¡or los in¡ulsos dc iu corazon?
390 Conicsio Dolon, a quicn lc icnllalan las
carncs.
391 Hccior nc Iizo salir fucra dc juicio con
nucIas y ¡crniciosas ¡roncsas. acccdio a darnc
los solí¡cdos corcclcs y cl carro con adornos dc
lroncc dcl c×inio Pclion, ¡ara quc, accrcandonc
duranic la ra¡ida y olscura nocIc a los
cncnigos, avcriguasc si las vclcras navcs son
guardadas iodavía, o los aqucos, vcncidos ¡or
nucsiras nanos, ¡icnsan cn la fuga y no quicrcn
vclar ¡orquc cl cansancio alrunador los rindc.
400 Díjolc sonricndo cl ingcnioso Uliscs.
401 Crandc cs cl ¡rcscnic quc iu corazon
anIclala. ¡Los corcclcs dcl agucrrido Eacida!
Difícil cs quc ninguno dc los norialcs los sujcic y
sca ¡or cllos llcvado, fucra dc Aquilcs, quc iicnc
una nadrc innorial. Pcro, ca, Ialla y dinc con
sinccridad. ¿Dondc, al vcnir, Ias dcjado a Hccior,
¡asior dc Ionlrcs? ¿En quc lugar iicnc las
narcialcs arnas y los calallos? ¿Cono sc Iaccn
las guardias y dc quc nodo csian dis¡ucsias las
iicndas dc los iroyanos? Cucnia ianlicn lo quc
csian dclilcrando. si dcscan qucdarsc aquí ccrca
dc las navcs y lcjos dc la ciudad, o volvcran a clla
cuando Iayan vcncido a los aqucos.
412 Conicsio Dolon, Iijo dc Euncdcs.
413 Dc iodo voy a infornaric con c×aciiiud.
Hccior y sus conscjcros dclilcran lcjos dcl
lullicio, junio a la iunla dcl divino Ilo; cn cuanio
a las guardias ¡or quc nc ¡rcgunias, oI Icroc,
ninguna Ia sido dcsignada, ¡ara quc vclc ¡or cl
cjcrciio ni ¡ara quc vigilc. En iorno dc cada
Iogucra los iroyanos, a¡rcniados ¡or la
ncccsidad, vclan y sc c×Iorian nuiuancnic a la
vigilancia. Pcro los au×iliarcs, vcnidos dc lcjas
iicrras, ducrncn y dcjan a los iroyanos cl
cuidado dc la guardia, ¡orquc no iicncn aquí a
sus Iijos y nujcrcs.
423 Volvio a ¡rcguniarlc cl ingcnioso Uliscs.
424 ¿Ésios ducrncn nczclados con los
iroyanos o sc¡aradancnic? Dínclo ¡ara quc lo
sc¡a.
426 Conicsio Dolon, Iijo dc Euncdcs.
427 Dc iodo voy a infornaric con c×aciiiud.
Hacia cl nar csian los carios, los ¡conios,
arnados dc corvos arcos, y los lclcgcs, cauconcs
y divinos ¡clasgos. El lado dc Tinlra io
oliuvicron ¡or sucric los licios, los arroganics
nisios, los frigios, quc conlaicn cn carros, y los
nconios, quc arnados dc casco conlaicn cn
carros. Mas ¿¡or quc nc Iaccis csas ¡rcgunias?
Si dcscais cniraros ¡or cl cjcrciio iroyano, los
iracios rccicn vcnidos csian aIí, cn csc c×ircno,
con su rcy Fcso, Iijo dc Eyonco. Hc visio sus
corcclcs quc son lcllísinos, dc gran aliura, nas
llancos quc la nicvc y ian ligcros cono cl vicnio.
Su carro iicnc lindos adornos dc oro y ¡laia, y
sus arnas son dc oro, nagníficas, cncanio dc la
visia, y nas ¡ro¡ias dc los innorialcs dioscs quc
dc Ionlrcs norialcs. Pcro llcvadnc ya a las
navcs dc ligcro andar, o dcjadnc aquí, aiado con
rccios lazos, ¡ara quc vayais y con¡rolcis si os
Iallc cono dclía.
446 Mirandolo con iorva faz, lc rc¡lico cl
fucric Dioncdcs.
447 No cs¡crcs csca¡ar dc csia, Dolon,
aunquc ius noiicias son in¡orianics, ¡ucs Ias
caído cn nucsiras nanos. Si ic dcjascnos lilrc o
consiniicranos cn cl rcscaic, vcndrías dc nucvo a
las vclcras navcs dc los aqucos a cs¡iar o a
conlaiir conira nosoiros; y, si ¡or ni nano
¡icrdcs la vida, no scras cn adclanic una ¡laga
¡ara los argivos.
454 Dijo; y Dolon ila, cono su¡licanic, a
iocarlc la larla con su rolusia nano, cuando
Dioncdcs, dc un iajo cn ncdio dcl cucllo, lc
ron¡io anlos icndoncs; y la calcza cayo cn cl
¡olvo, nicniras cl iroyano Iallala iodavía.
Quiiaronlc cl norrion dc ¡icl dc conadrcja, la ¡icl
dc lolo, cl flc×illc arco y la ingcnic lanza; y cl
divino Uliscs, cogicndolo iodo con la nano,
lcvaniolo ¡ara ofrcccrlo a Aicnca, quc ¡rcsidc los
saqucos, y oro dicicndo.
462 Huclgaic dc csia ofrcnda, ¡oI diosa!
Scras iu la ¡rincra a quicn invocarcnos cnirc las
dcidadcs dcl Olin¡o. Y aIora guíanos Iacia los
corcclcs y las iicndas dc los iracios.
465 DicIas csias ¡alalras, a¡ario dc sí los
dcs¡ojos y los colgo dc un ianarisco,
culricndolos con canas y frondosas ranas dcl
arlol, quc fucran una scnal visillc ¡ara quc no
lcs ¡asaran inadvcriidos, al rcgrcsar duranic la
ra¡ida y olscura nocIc. Lucgo ¡asaron dclanic
¡or cncina dc las arnas y dc la ncgra sangrc, y
llcgaron al gru¡o dc los iracios quc, rcndidos dc
faiiga, dornían con las Icrnosas arnas cn cl
suclo, dis¡ucsios ordcnadancnic cn ircs filas, y
un ¡ar dc calallos junio a cada gucrrcro. Fcso
dcscansala cn cl ccniro, y icnía los ligcros
corcclcs aiados con corrcas a un c×ircno dcl
carro. Uliscs violo cl ¡rincro y lo nosiro a
Dioncdcs.
477 Ésic cs cl Ionlrc, Dioncdcs, y csios los
corcclcs dc quc nos Iallo Dolon, a quicn
naianos. Ea, nucsira iu in¡ciuoso valor y no
icngas ociosas las arnas. Dcsaia los calallos, o
licn naia Ionlrcs y yo nc cncargarc dc
aqucllos.
482 Así dijo, y Aicnca, la dc ojos dc lccIuza,
infundio valor a Dioncdcs, quc concnzo a naiar
a dicsiro y a sinicsiro. succdíansc los Iorrillcs
gcnidos dc los quc dalan la vida a los gol¡cs dc
la cs¡ada, y su sangrc cnrojccía la iicrra. Cono
un nal inicncionado lcon aconcic al rclano dc
calras o dc ovcjas, cuyo ¡asior csia auscnic, así
cl Iijo dc Tidco sc alalanzala a los iracios, Iasia
quc naio a docc. A cuanios aqucl Icría con la
cs¡ada, cl ingcnioso Uliscs, asicndolos ¡or un
¡ic, los a¡ariala dcl canino, ¡ara quc lucgo los
corcclcs dc Icrnosas crincs ¡udicran ¡asar
facilncnic y no sc asusiascn dc ¡isar cadavcrcs,
a lo cual no csialan acosiunlrados. Llcgo cl Iijo
dc Tidco adondc yacía cl rcy, y fuc csic cl
dccinoicrcio a quicn ¡rivo dc la dulcc vida,
nicniras dala un sus¡iro; ¡ucs cn aquclla nocIc
cl nicio dc Enco a¡arccíasc cn dcsagradallc
cnsucno a Fcso, ¡or ordcn dc Aicnca. Duranic
csic iicn¡o cl ¡acicnic Uliscs dcsaio los solí¡cdos
calallos, los ligo con las ricndas y los saco dcl
cjcrciio aguijandolos con cl arco, ¡orquc sc lc
olvido ionar cl nagnífico laiigo quc Ialía cn cl
lalrado carro. Y cn scguida sillo, Iacicndo scna
al divino Dioncdcs.
503 Mas csic, qucdandosc aun, ¡cnsala quc
¡odría Iaccr quc fucsc nuy arricsgado. si sc
llcvaría cl carro con las lalradas arnas, ya
iirando dcl iinon, ya lcvaniandolo cn alio; o
quiiaría la vida a nas iracios. En ianio quc
rcvolvía ialcs ¡cnsanicnios cn su cs¡íriiu,
¡rcscniosc Aicnca y Iallo así al divino Dioncdcs.
509 Picnsa ya cn volvcr a las concavas navcs,
Iijo dcl nagnanino Tidco. No sca quc Iayas dc
llcgar Iuycndo, si algun oiro dios dcs¡icria a los
iroyanos.
512 Así Iallo. Dioncdcs, conocicndo la voz
dc la diosa, nonio sin dilacion a calallo, y
ianlicn Uliscs, quc los aguijo con cl arco; y
volaron Iacia las vclcras navcs aqucas.
515 A¡olo, quc llcva arco dc ¡laia, csiala cn
acccIo dcsdc quc adviriio quc Aicnca
acon¡anala al Iijo dc Tidco; c, indignado conira
clla, cnirosc ¡or cl cjcrciio dc los iroyanos y
dcs¡crio a Hi¡ocoonic, valcroso caudillo iracio y
solrino dc Fcso. Cono Hi¡ocoonic, rccordando
dcl sucno, vicra vacío cl lugar quc ocu¡alan los
calallos y a los Ionlrcs Iorrillcncnic Icridos y
¡al¡iianics iodavía, concnzo a lancniarsc y a
llanar ¡or su nonlrc al qucrido con¡ancro. Y
¡ronio sc ¡ronovio gran clanorco a inncnso
iunulio cnirc los iroyanos, quc acudían cn iro¡cl
y adniralan la ¡cligrosa avcniura a quc unos
Ionlrcs Ialían dado cina, rcgrcsando lucgo a
las concavas navcs.
526 Cuando anlos Icrocs llcgaron al siiio cn
quc Ialían dado nucric al cs¡ía dc Hccior,
Uliscs, caro a Zcus, dciuvo los vcloccs calallos; y
cl Tidida, a¡candosc, iono los crucnios dcs¡ojos
quc ¡uso cn las nanos dc Uliscs, volvio a noniar
y ¡ico a los corcclcs. Ésios volaron gozosos Iacia
las concavas navcs, ¡ucs a cllas dcscalan llcgar.
Ncsior fuc cl ¡rincro quc oyo las ¡isadas dc los
calallos, y dijo.
533 ¡OI anigos, ca¡iiancs y ¡rínci¡cs dc los
argivos! ¿Mc cnganarc o scra vcrdad lo quc voy a
dccir? El corazon nc ordcna Iallar. Oigo ¡isadas
dc calallos dc ¡ics ligcros. Ojala Uliscs y cl fucric
Dioncdcs irajcran dcl can¡o iroyano solí¡cdos
corcclcs; ¡cro nucIo icno quc a los nas
valicnics argivos lcs Iaya ocurrido algun
¡crcancc cn cl cjcrciio iroyano.
540 Aun no Ialía acalado dc ¡ronunciar
csias ¡alalras, cuando aqucllos llcgaron y
ccIaron ¡ic a iicrra. Todos los saludalan
alcgrcncnic con la dicsira y con afcciuosas
¡alalras. Y Ncsior, calallcro gcrcnio, lcs
¡rcgunio cl ¡rincro.
544 ¡Ea, dinc, cclclrc Uliscs, gloria insignc
dc los aqucos! ¿Cono Iulisicis csios calallos.
¡cncirando cn cl cjcrciio iroyano, o rccilicndolos
dc un dios quc os salio al canino? Muy
scncjanics son a los rayos dcl sol. Sicn¡rc cniro
¡or las filas dc los iroyanos; ¡ucs, aunquc
anciano, no nc qucdo cn las navcs, y janas Ic
visio ni advcriido ialcs corcclcs. Su¡ongo quc los
Ialrcis rccilido dc algun dios quc os salio al
cncucniro, ¡ucs a cniranlos os anan Zcus, quc
anoniona las nulcs, y su Iija Aicnca, la dc ojos
dc lccIuza.
554 Fcs¡ondiolc cl ingcnioso Uliscs.
555 ¡Ncsior Nclida, gloria insignc dc los
aqucos! Facil lc scría a un dios, si quisicra, dar
calallos ncjorcs aun quc csios, ¡ucs su ¡odcr cs
nuy grandc. Los corcclcs ¡or los quc ¡rcgunias,
anciano, llcgaron rccicnicncnic y son iracios. cl
valicnic Dioncdcs naio al ducno y a docc dc sus
con¡ancros, iodos avcniajados. Y ccrca dc las
navcs dinos nucric al dccinoicrcio, quc cra un
cs¡ía cnviado ¡or Hccior y oiros iroyanos ilusircs
a cסlorar csic can¡ancnio.
564 Dc csic nodo Iallo; y nuy ufano, Iizo
quc los solí¡cdos calallos ¡asaran cl foso, y los
dcnas aqucos siguicronlo allorozados. Cuando
csiuvicron cn la Icrnosa iicnda dcl Tidida,
aiaron los corcclcs con licn coriadas corrcas al
¡csclrc, dondc los calallos dc Dioncdcs conían
cl irigo dulcc cono la nicl. Uliscs dcjo cn la ¡o¡a
dc su navc los crucnios dcs¡ojos dc Dolon, ¡ara
guardarlos Iasia quc ofrccicran un sacrificio a
Aicnca. Anlos cniraron cn cl nar y sc lavaron cl
alundanic sudor dc sus ¡icrnas, cucllo y nuslos.
Cuando las olas lcs Iulicron lin¡iado cl
alundanic sudor dcl cucr¡o y rccrcado cl
corazon, nciicronsc cn ¡ulincniadas ¡ilas y sc
lanaron. Lavados ya y ungidos con craso acciic,
scniaronsc a la ncsa, y, sacando dc una
rclosanic craicra vino dulcc cono la nicl, cn
Ionor dc Aicnca io lilaron.

CANTO XI*
PrIncIpaI¡a de Agamenón

¯ En la laialla cnirc aqucos y
iroyanos, aqucllos llcvan la ¡cor
¡aric. Agancnon, Dioncdcs y
Uliscs rcsulian Icridos. Anic la
clara vcniaja dc los iroyanos,
Aquilcs cnvía a Pairoclo junio a
Ncsior.

1 La Aurora sc lcvaniala dcl lccIo, dcjando
al ilusirc Tiiono, ¡ara llcvar la luz a los dioscs y a
los Ionlrcs, cuando, cnviada ¡or Zcus, sc
¡rcscnio cn las vclcras navcs aqucas la crucl
Discordia con la scnal dcl conlaic cn la nano.
Sulio la diosa a la ingcnic navc ncgra dc Uliscs,
quc csiala cn ncdio dc iodas, ¡ara quc lo oycran
¡or anlos lados Iasia las iicndas dc Ayanic
Tclanonio y dc Aquilcs; los cualcs Ialían ¡ucsio
sus lajclcs cn los c×ircnos, ¡orquc confialan cn
su valor y cn la fucrza dc sus lrazos. Dcsdc a11í
dala aquclla grandcs, agudos y Iorrcndos griios,
y ¡onía nucIa forialcza cn cl corazon dc iodos
los aqucos, a fin dc quc ¡clcaran y conlaiicran
sin dcscanso. Y ¡ronio lcs fuc nas agradallc
laiallar quc volvcr a la ¡airia iicrra cn las
concavas navcs.
15 El Airida alzo la voz nandando quc los
argivos sc a¡crcilicscn, y cl nisno visiio la
arnadura dc lucicnic lroncc. Pusosc cn iorno dc
las ¡icrnas Icrnosas grclas sujcias con lrocIcs
dc ¡laia, y culrio su ¡ccIo con la coraza quc
Ciniras lc Ialía dado ¡or ¡rcscnic dc
Ios¡iialidad. Porquc Iasia CIi¡rc Ialía llcgado
la noiicia dc quc los aqucos sc cnlarcalan ¡ara
Troya, y Ciniras, dcscoso dc con¡laccr al rcy, lc
dio csia coraza quc icnía dicz filcics dc ¡avonado
accro, docc dc oro y vcinic dc csiano, y a cada
lado ircs ccrulcos dragoncs crguidos Iacia cl
cucllo y scncjanics al iris quc cl Cronion fija cn
las nulcs cono scnal ¡ara los Ionlrcs doiados
dc ¡alalra. Lucgo, cl rcy colgo dcl Ionlro la
cs¡ada, cn la quc rclucían aurcos clavos, con su
vaina dc ¡laia sujcia ¡or iiranics dc oro. Enlrazo
dcs¡ucs cl lalrado cscudo, fucric y Icrnoso, dc
la aliura dc un Ionlrc, quc ¡rcscniala dicz
círculos dc lroncc cn cl coniorno, icnía vcinic
lollos dc llanco csiano y cn cl ccniro uno dc
ncgruzco accro, y lo coronala Corgona, dc ojos
Iorrcndos y iorva visia, con cl Tcrror y la Fuga a
los lados. Su corrca cra argcniada, y solrc la
nisna cnroscalasc ccrulco dragon dc ircs
calczas cnirclazadas, quc nacían dc un solo
cucllo. Culrio cn scguida su calcza con un casco
dc dollc cincra, cuairo alolladuras y ¡cnacIo dc
crincs dc calallo, quc al ondcar cn io alio
causala ¡avor; y asio dos fornidas lanzas dc
aguzada lroncínca ¡unia, cuyo lrillo llcgala
Iasia cl ciclo. Y Aicnca y Hcra ironaron cn las
aliuras ¡ara Ionrar al rcy dc Miccnas, rica cn
oro.
47 Cada cual nando cnionccs a su auriga
quc iuvicra dis¡ucsios cl carro y los corcclcs
junio al foso; salicron iodos a ¡ic y arnados, y
lcvaniosc inncnso vicnio anics quc la aurora
dcs¡uniara. Dclanic dcl foso ordcnaronsc los
infanics, y a csios siguicron dc ccrca los quc
conlaiían cn carros. Y cl Cronida ¡ronovio cnirc
cllos funcsio iunulio y dcjo cacr dcsdc cl cicr
sanguinoso rocío ¡orquc Ialía dc ¡rcci¡iiar al
Hadcs a nucIas y valcrosas alnas.
56 Los iroyanos ¡usicronsc ianlicn cn ordcn
dc laialla cn una cnincncia dc la llanura,
alrcdcdor dcl gran Hccior, dcl c×inio
Polidananic, dc Encas, Ionrado cono un dios
¡or cl ¡ucllo iroyano, y dc los ircs Anicnoridas.
Polilo, cl divino Agcnor y cl jovcn Acananic, quc
¡arccía un innorial. Hccior, arnado dc un
cscudo liso, llcgo con los ¡rincros conlaiicnics.
Cual asiro funcsio, quc unas vcccs lrilla cn cl
ciclo y oiras sc oculia dciras dc las ¡ardas nulcs;
así Hccior, ya a¡arccía cnirc los dclanicros, ya sc
nosirala cnirc los uliinos, sicn¡rc dando
ordcncs y lrillando ¡or la arnadura dc lroncc
cono cl rclan¡ago dcl ¡adrc Zcus, quc llcva la
cgida.
67 Cono los scgadorcs caninan cn
dircccioncs o¡ucsias ¡or los surcos dc un can¡o
dc irigo o dc cclada dc un Ionlrc o¡ulcnio, y los
nanojos dc cs¡igas cacn cs¡csos, dc la nisna
nancra, iroyanos y aqucos sc aconciían y
naialan, sin ¡cnsar cn la ¡crniciosa fuga. Igual
andala la ¡clca, y cono lolos sc cnlcsiían.
Cozalasc cn vcrlos la luciuosa Discordia, unica
dcidad quc sc Iallala cnirc los conlaiicnics;
¡ucs los dcnas dioscs ¡crnanccían quicios cn
los Icrnosos ¡alacios quc sc lcs Ialía consiruido
cn los vallcs dcl Olin¡o y iodos acusalan al
Cronida, cl dios dc las sonlrías nulcs, ¡orquc
qucria conccdcr la vicioria a los iroyanos. Mas cl
¡adrc no sc cuidala dc cllos; y, scniado a¡aric,
ufano dc su gloria, conicn¡lala la ciudad
iroyana, las navcs aqucas, cl lrillo dcl lroncc, a
los quc naialan y a los quc la nucric rccilían.
84 Al anancccr y nicniras ila auncniando
la luz dcl sagrado día, los iiros alcanzalan ¡or
igual a unos y a oiros y los Ionlrcs caían.
Cuando llcgo la Iora cn quc cl lcnador ¡rc¡ara cl
alnucrzo cn la cs¡csura dcl nonic, ¡orquc iicnc
los lrazos cansados dc coriar grandcs arlolcs,
sicnic faiiga cn su corazon y cl dulcc dcsco dc la
conida lc Ia llcgado al alna, los danaos,
c×Ioriandosc nuiuancnic ¡or las filas y
¡clcando con lravura, ron¡icron las falangcs
icucras. Agancnon, quc fuc cl ¡rincro cn
arrojarsc a cllas, naio ¡rincrancnic a Dianor,
¡asior dc Ionlrcs, y dcs¡ucs a su con¡ancro
Oilco, Ialil jincic. Ésic sc Ialía a¡cado dcl carro
¡ara sosicncr cl cncucniro, ¡cro cl Airida lc
Iundio cn la frcnic la aguzada ¡ica, quc no fuc
dcicnida ¡or cl casco dcl duro lroncc, sino quc
¡aso a iravcs dcl nisno y dcl Iucso, connoviolc
cl ccrclro y ¡osiro al gucrrcro cuando conira
aqucl arrcnciía. Dcs¡ucs dc quiiarlcs a
cniranlos la coraza, Agancnon, rcy dc Ionlrcs,
dcjolos allí, con cl ¡ccIo al airc, y fuc a dar
nucric a Iso y a Aniifo, Iijos lasiardo y lcgíiino,
rcs¡cciivancnic, dc Príano, quc ilan cn cl
nisno carro. El lasiardo guiala y cl ilusirc
Aniifo conlaiía. En oiro iicn¡o Aquilcs,
Ialicndolos sor¡rcndido cn un losquc dcl Ida,
nicniras a¡accnialan ovcjas, aiolos con iicrnos
ninlrcs; y lucgo, ¡agado cl rcscaic, los ¡uso cn
lilcriad. Mas cnionccs cl ¡odcroso Agancnon
Airida lc cnvaino a Iso la lanza cn cl ¡ccIo, solrc
la iciilla, y a Aniifo lo Iirio con la cs¡ada cn la
orcja y lo dcrrilo dcl carro. Y, al ir ¡rcsuroso a
quiiarlcs las nagníficas arnaduras, los
rcconocio; ¡ucs los Ialía visio cn las vclcras
navcs cuando Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros, sc los
llcvo dcl Ida. Dicn así corno un lcon ¡cncira cn la
guarida dc una agil cicrva, sc ccIa solrc los
Iijuclos y dcs¡cdazandolos con los fucrics
dicnics lcs quiia la iicrna vida, y la nadrc no
¡ucdc socorrcrlos, aunquc csic ccrca, ¡orquc lc
da un gran icnllor, y airavicsa, azorada y
sudorosa, sclvas y cs¡csos cncinarcs, Iuycndo dc
la aconciida dc la icrrillc ficra; ian¡oco los
iroyanos ¡udicron lilrar a aqucllos dc la nucric,
¡orquc a su vcz Iuían dclanic dc los argivos.
122 Alcanzo lucgo cl rcy Agancnon a
Pisandro y al inirc¡ido Hi¡oloco, Iijos dcl
agucrrido Aniínaco (csic, ganado ¡or cl oro y los
cs¡lcndidos rcgalos dc Alcjandro, sc o¡onía a quc
Hclcna fucsc dcvuclia al rulio Mcnclao}. anlos
ilan cn un carro, y dcsdc su siiio ¡rocuralan
guiar los vcloccs corcclcs, ¡ucs Ialían dcjado
cacr las lusirosas ricndas y csialan aiurdidos.
Cuando cl Airida arrcnciio conira cllos, cual si
fucsc un lcon, arrodillaronsc cn cl carro y así lc
su¡licaron.
131 Haznos ¡risioncros, Iijo dc Airco, y
rcciliras digno rcscaic. MucIas cosas dc valor
iicnc cn su casa Aniínaco. lroncc, oro, Iicrro
lalrado; con cllas nucsiro ¡adrc lo ¡agaría
inncnso rcscaic, si su¡icra quc csianos vivos cn
las navcs aqucas.
136 Con ian dulccs ¡alalras y llorando
Iallalan al rcy, ¡cro fuc anarga la rcs¡ucsia
quc cscucIaron.
138 Pucs si sois Iijos dcl agucrrido Aniínaco
quc aconscjala cn cl agora dc los iroyanos naiar
a Mcnclao y no dcjarlc volvcr a los aqucos,
cuando vino a iíiulo dc cnlajador con cl dcifornc
Uliscs, aIora ¡agarcis la insolcnic injuria quc nos
infirio vucsiro ¡adrc.
143 Dijo, y dcrrilo dcl carro a Pisandro. diolc
una lanzada cn cl ¡ccIo y lo iunlo dc cs¡aldas.
Dc un salio a¡cosc Hi¡oloco, y ya cn iicrra,
Agancnon lc ccrccno con la cs¡ada los lrazos y
la calcza, quc iiro, Iacicndola rodar cono un
nonicro, ¡or cnirc las filas. El Airida dcjo a
csios, y scguido dc oiros aqucos, dc Icrnosas
grclas, fucsc dcrccIo al siiio dondc nas falangcs,
nczclandosc cn nonion confuso, conlaiían. Los
infanics naialan a los infanics, quc sc vcían
olligados a Iuir; los quc conlaiían dcsdc cl
carro dalan nucric con cl lroncc a los cncnigos
quc así ¡clcalan, y a iodos los cnvolvía la
¡olvarcda quc cn la llanura lcvanialan con sus
sonoras ¡isadas los calallos. Y cl rcy Agancnon
ila sicn¡rc adclanic, naiando iroyanos y
aninando a los argivos. Cono al csiallar voraz
inccndio cn un loscajc, cl vicnio Iacc oscilar las
llanas y io ¡ro¡aga ¡or iodas ¡arics, y los
arlusios ccdcn a la violcncia dcl fucgo y cacn con
sus nisnas raíccs, dc igual nancra caían las
calczas dc los iroyanos ¡ucsios cn fuga ¡or
Agancnon Airida, y nucIos calallos dc crguido
cucllo arrasiralan con csirc¡iio ¡or cl can¡o los
carros vacíos y ccIalan dc ncnos a los c×inios
conduciorcs; ¡cro csios, icndidos cn iicrra, cran
ya nas graios a los luiircs quc a sus ¡ro¡ias
cs¡osas.
163 A Hccior, Zcus lc susirajo dc los iiros, cl
¡olvo, la naianza, la sangrc y cl iunulio; y cl
Airida ila adclanic, c×Ioriando vcIcncnicncnic
a los danaos. Los iroyanos corrían ¡or la llanura,
dcscosos dc rcfugiarsc cn la ciudad, y ya Ialían
dcjado a su cs¡alda cl sc¡ulcro dcl aniiguo Ilo
Dardanida y cl calraIígo; y cl Airida lcs scguía al
alcancc, vocifcrando, con las invicias nanos
llcnas dc ¡olvo y sangrc. Los quc ¡rincro llcgaron
a las ¡ucrias Esccas y a la cncina dciuvicronsc
¡ara aguardar a sus con¡ancros, los cualcs
Iuían ¡or la llanura cono vacas aicrrorizadas ¡or
un lcon quc, ¡rcscniandosc cn la olscuridad dc
la nocIc, da crucl nucric a una dc cllas,
ron¡icndo su ccrviz con los fucrics dicnics y
iragando su sangrc y sus cniranas; dcl nisno
nodo cl rcy Agancnon Airida ¡crscguía a los
iroyanos, naiando al quc sc rczagala, y cllos
Iuían cs¡aniados. El Airida, nancjando la lanza
con gran furia, dcrrilo a nucIos, ya dc ¡ccIos,
ya dc cs¡aldas, dc sus rcs¡cciivos carros. Mas
cuando lc faliala ¡oco ¡ara llcgar al alio nuro dc
la ciudad, cl ¡adrc dc los Ionlrcs y dc los dioscs
lajo dcl ciclo con cl rclan¡ago cn la nano, sc
scnio cn una dc las cunlrcs dcl Ida, alundanic
cn nananiialcs, y llano a Iris, la dc doradas alas,
¡ara quc lc sirvicsc dc ncnsajcra.
186 ¡Anda, vc, ra¡ida Iris! Dilc a Hccior csias
¡alalras. Micniras vca quc Agancnon, ¡asior dc
Ionlrcs, sc agiia cnirc los conlaiicnics
dclanicros y dcsiroza filas dc Ionlrcs, rciírcsc y
ordcnc al ¡ucllo quc conlaia con los cncnigos
cn la cncarnizada laialla. Mas así quc aqucl,
Icrido dc lanza o dc flccIa, sula al carro, lc darc
fucrzas ¡ara naiar cncnigos Iasia quc llcguc a
las navcs dc nucIos lancos, sc ¡onga cl sol y
conicncc la sagrada nocIc.
195 Así dijo; y la vcloz Iris, dc ¡ics ligcros
cono cl vicnio, no dcjo dc olcdcccrlo. Dcsccndio
dc los nonics idcos a la sagrada Ilio, y, Iallando
al divino Hccior, Iijo dcl lclicoso Príano, dc ¡ic
cn cl solido carro, sc dciuvo a su lado, y lc Iallo
dc csia nancra.
200 ¡Hccior, Iijo dc Príano, quc cn
¡rudcncia igualas a Zcus! El ¡adrc Zcus nc
nanda ¡ara quc ic diga lo siguicnic. Micniras
vcas quc Agancnon, ¡asior dc Ionlrcs, sc agiia
cnirc los conlaiicnics dclanicros y dcsiroza sus
filas, rciíraic dc la lucIa y ordcna al ¡ucllo quc
conlaia con los cncnigos cn la cncarnizada
laialla. Mas así quc aqucl, Icrido dc lanza o dc
flccIa, sula al carro, ic dara fucrzas ¡ara naiar
cncnigos Iasia quc llcgucs a las navcs dc
nucIos lancos, sc ¡onga cl sol y conicncc la
sagrada nocIc.
210 Cuando Iris, la dc los ¡ics ligcros, Iulo
dicIo csio, sc fuc. Hccior salio dcl carro al suclo
sin dcjar las arnas; y, llandicndo afiladas ¡icas,
rccorrio cl cjcrciio, aninolc a lucIar y ¡ronovio
una icrrillc ¡clca. Los iroyanos volvicron la cara
a los aqucos ¡ara cnlcsiirlos; los argivos, ¡or su
¡aric, ccrraron las filas dc las falangcs;
rcanudosc cl conlaic, y Agancnon aconciio cl
¡rincro, ¡orquc dcscala adclaniarsc a iodos cn
la laialla.
218 Dccidnc aIora, Musas, quc ¡osccis
olín¡icos ¡alacios, cual fuc cl ¡rincr iroyano o
aliado ilusirc quc a Agancnon sc o¡uso.
221 Fuc Ifidananic Anicnorida, valicnic y
alio dc cucr¡o, quc sc Ialía criado cn la fcriil
Tracia, nadrc dc ovcjas. Era iodavía nino cuando
su aluclo naicrno Cisco, ¡adrc dc Tcano, la dc
Icrnosas ncjillas, io acogio cn su casa; y así quc
Iulo llcgado a la gloriosa cdad juvcnil, lo
conscrvo a su lado, dandolc a su Iija cn
nairinonio. A¡cnas casado, Ifidananic iuvo quc
dcjar cl ialano ¡ara ir a gucrrcar conira los
aqucos. llcgo ¡or nar Iasia Pcrcoic, dcjo allí las
docc corvas navcs quc nandala y sc cncanino
¡or iicrra a Ilio. Tal cra quicn salio al cncucniro
dc Agancnon Airida. Cuando anlos sc Iallaron
frcnic a frcnic, aconciicronsc, y cl Airida crro cl
iiro, ¡orquc la lanza sc lc dcsvio; Ifidananic dio
con la ¡ica un loic cn la ciniura dc Agancnon,
nas alajo dc la coraza, y, aunquc cn¡ujo cl asiil
con ioda la fucrza dc su lrazo, no logro airavcsar
cl lalrado iaIalí, ¡ucs la ¡unia al cIocar con la
lanina dc ¡laia sc iorcio cono ¡lono. Enionccs
cl ¡odcroso Agancnon asio dc la ¡ica, y iirando
dc clla con la furia dc un lcon, la arranco dc las
nanos dc Ifidananic, a quicn Iirio cn cl cucllo
con la cs¡ada, dcjandolc sin vigor los nicnlros.
Dc csic nodo cayo cl dcsvcniurado ¡ara dornir cl
sucno dc lroncc, nicniras au×iliala a los
iroyanos, lcjos dc su jovcn y lcgíiina cs¡osa,
cuya graiiiud no llcgo a conoccr dcs¡ucs quc
ianio lc Ialía dado. Ialíalc rcgalado cicn lucycs
y ¡ronciido cicn nil calras y nil ovcjas dc las
innuncrallcs quc sus ¡asiorcs a¡accnialan. El
Airida Agancnon lc quiio la nagnífica arnadura
y sc la llcvo, alricndosc ¡aso ¡or cnirc los
aqucos.
248 Adviriiolo Coon, varon ¡rcclaro a Iijo
¡rinogcniio dc Anicnor, y dcnsa nulc dc ¡csar
culrio sus ojos ¡or la nucric dcl Icrnano.
Pusosc al lado dc Agancnon sin quc csic io
noiara, diolc una lanzada cn ncdio dcl lrazo, cn
cl codo, y sc lo airavcso con la ¡unia dc la
rclucicnic ¡ica. Esircncciosc cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon, nas no ¡or csio dcjo dc lucIar ni dc
conlaiir; sino quc arrcnciio con la in¡ciuosa
lanza a Coon, cl cual sc a¡rcsurala a rciirar,
asicndolo ¡or cl ¡ic, cl cadavcr dc Ifidananic, su
Icrnano dc ¡adrc, y a voccs ¡cdía au×ilio a los
nas valicnics. Micniras arrasirala cl cadavcr ¡or
cnirc la iurla, culricndolo con cl alollonado
cscudo, Agancnon lc cnvaso la lroncínca lanza;
dcjo sin vigor sus nicnlros, y lc corio la calcza
solrc cl nisno Ifidananic. Y anlos Iijos dc
Anicnor, cun¡licndosc su dcsiino, acalaron la
vida a nanos dcl rcy Airida y dcsccndicron a la
norada dc Hadcs.
264 Enirosc lucgo Agancnon ¡or las filas dc
oiros gucrrcros, y conlaiio con la lanza, la
cs¡ada y grandcs ¡icdras nicniras la sangrc
calicnic lroiala dc la Icrida; nas así quc csia sc
scco y la sangrc dcjo dc corrcr, agudos dolorcs
dcliliiaron sus fucrzas. Cono los dolorcs agudos
y accrlos quc a la ¡ariuricnia cnvían las Iliiias,
Iijas dc Hcra, las cualcs ¡rcsidcn los
alunlranicnios y dis¡oncn dc los icrrillcs
dolorcs dcl ¡ario; ialcs cran los agudos dolorcs
quc dcllliiaron las fucrzas dcl Airida. Dc un salio
sulio al carro; con cl corazon afligido nando al
auriga quc lc llcvasc a las concavas navcs, y
griiando fucric dijo a los danaos.
276 ¡OI anigos, ca¡iiancs y ¡rínci¡cs dc los
argivos! A¡ariad vosoiros dc las navcs surcadoras
dcl ¡onio cl funcsio conlaic; ¡ucs a ní cl
¡rovido Zcus no nc ¡crniic conlaiir iodo cl día
con los iroyanos.
280 Así dijo. El auriga ¡ico con cl laiigo a los
calallos dc Icrnosas crincs, dirigicndolos a las
concavas navcs; cllos volaron gozosos, con cl
¡ccIo culicrio dc cs¡una, y cnvuclios cn una
nulc dc ¡olvo sacaron dcl can¡o dc la laialla al
faiigado rcy.
284 Hccior, al noiar quc Agancnon sc
auscniala, con ¡cnciranics griios anino a los
iroyanos y a los licios.
2s6 ¡Troyanos, licios, dardanos quc cucr¡o a
cucr¡o conlaiís! Scd Ionlrcs, anigos, y
nosirad vucsiro in¡ciuoso valor. El gucrrcro
nas valicnic sc Ia ido, y Zcus Cronida nc
conccdc una gran vicioria. Pcro dirigid los
solí¡cdos calallos Iacia los fucrics danaos y la
gloria quc alcanzarcis scra nayor.
291 Con csias ¡alalras lcs c×ciio a iodos cl
valor y la fucrza. Cono un cazador azuza a los
¡crros dc llancos dicnics conira un noniaraz
jalalí o conira un lcon, así Hccior Prianida, igual
a Arcs, funcsio a los norialcs, inciiala a los
nagnaninos iroyanos conira los aqucos. Muy
alcniado, alriosc ¡aso ¡or los conlaiicnics
dclanicros, y cayo cn la laialla cono icn¡csiad
quc vicnc dc io alio y alloroia cl violacco ¡onio.
299 ¿Cual fuc cl ¡rincro, cual cl uliino dc
los quc cnionccs naio Hccior Prianida cuando
Zcus lc dio gloria?
301 Asco, cl ¡rincro, y dcs¡ucs Auionoo,
O¡iics, Dolo¡c Clíiida, Ofcliio, Agclao, Esinno,
Oro y cl lravo Hi¡onoo. A ialcs caudillos danaos
dio nucric, y adcnas a nucIos Ionlrcs dcl
¡ucllo. Cono cl Ccfiro agiia y sc llcva cn furioso
iorlcllino las nulcs quc cl vcloz Noio icnía
rcunidas, y grucsas olas sc lcvanian y la cs¡una
llcga a io alio ¡or cl so¡lo dcl crralundo vicnio;
dc csia nancra caían dclanic dc Hccior nucIas
calczas dc gcnic dcl ¡ucllo.
310 Enionccs gran csirago a irrc¡arallcs
nalcs sc Iulicran ¡roducido, y los aqucos,
dandosc a la fuga, no Ialrían ¡arado Iasia las
navcs, si Uliscs no Iulicsc c×Ioriado al Tidida
Dioncdcs.
313 ¡Tidida! ¿Por quc no nosiranos nucsiro
in¡ciuoso valor? Ea, vcn aquí, anigo; ¡onic a ni
lado. Vcrgonzoso fucra quc Hccior, cl dc
ircnolanic casco, sc a¡odcrasc dc las navcs.
316 Fcs¡ondiolc cl fucric Dioncdcs.
317 Yo nc qucdarc y rcsisiirc, aunquc scra
¡oco cl ¡rovccIo quc logrcnos; ¡ucs Zcus, quc
anoniona las nulcs, quicrc conccdcr la vicioria a
los iroyanos y no a nosoiros.
320 Dijo, y dcrrilo dcl carro a Tinlrco,
cnvasandolc la ¡ica cn la iciilla izquicrda;
nicniras Uliscs Icría al cscudcro dcl nisno rcy,
a Molion, igual a un dios. Dcjaronlos ian ¡ronio
cono los ¡usicron fucra dc conlaic, y
¡cncirando ¡or la iurla causaron confusion y
icrror, cono dos cnlravccidos jalalícs quc
aconcicn a ¡crros dc caza. Así, Ialicndo vuclio a
conlaiir, naialan a los iroyanos; y cn ianio los
aqucos, quc Iuían dc Hccior, ¡udicron rcs¡irar
¡laccnicrancnic.
328 Dicron ianlicn alcancc a dos Ionlrcs
quc cran los nas valicnics dc su ¡ucllo y vcnían
cn un nisno carro, a los Iijos dc Mcro¡c
¡crcosio. csic conocía cono nadic cl aric
adivinaioria, y no qucría quc sus Iijos fucscn a la
Ionicida gucrra; ¡cro cllos no lo olcdccicron,
in¡clidos ¡or las ¡arcas dc la ncgra nucric.
Dioncdcs Tidida, fanoso ¡or su lanza, lcs quiio
cl alna y la vida y los dcs¡ojo dc las nagníficas
arnaduras. Uliscs naio a Hi¡odano y a
Hi¡croco.
336 Enionccs cl Cronida, quc dcsdc cl Ida
conicn¡lala la laialla, igualo cl conlaic cn quc
iroyanos y aqucos sc naialan. El Iijo dc Tidco
dio una lanzada cn la cadcra al Icroc Agasirofo
Pconida, quc ¡or no icncr ccrca los corcclcs no
¡udo Iuir, y csia fuc la causa dc su dcsgracia. cl
cscudcro icnía cl carro algo disianic, y cl sc
rcvolvía furioso cnirc los conlaiicnics dclanicros,
Iasia quc ¡crdio la vida. Aiislo Hccior a Uliscs y
a Dioncdcs, los arrcnciio griiando, y ¡ronio
siguicron iras cl las falangcs dc los iroyanos. Al
vcrlo, csircncciosc cl valcroso Dioncdcs, y dijo a
Uliscs, quc csiala a su lado.
347 Conira nosoiros vicnc csa calanidad, cl
in¡ciuoso Hccior. Ea, aguardcnoslc a ¡ic firnc y
ccrrcnos con cl.
349 Dijo; y a¡uniando a la calcza dc Hccior,
llandio y arrojo la ingcnic lanza, y no lc crro,
¡ucs fuc a dar cn la cina dcl yclno; ¡cro cl
lroncc rccIazo al lroncc, y la ¡unia no llcgo al
Icrnoso cuiis ¡or in¡cdírsclo cl casco dc ircs
dollcccs y agujcros a guisa dc ojos, rcgalo dc
Fclo A¡olo. Hccior cnionccs rciroccdio un lucn
irccIo, y, ¡cncirando ¡or la iurla, cayo dc
rodillas, a¡oyo la rolusia nano cn cl suclo y
olscura nocIc culrio sus ojos. Micniras cl Tidida
airavcsala las ¡rincras filas ¡ara rccogcr la
lanza quc cn cl suclo sc Ialía clavado, Hccior
iorno cn su scniido, sulio dc un salio al carro, y,
dirigicndolo ¡or cn ncdio dc la nuliiiud, cviio la
ncgra nucric. Y cl fucric Dioncdcs, quc lanza cn
nano lo ¡crscguía, c×clano.
362 ¡Oira vcz ic Ias lilrado dc la nucric,
¡crro! Muy ccrca iuvisic la ¡crdicion, ¡cro ic
salvo Fclo A¡olo, a quicn dclcs dc rogar cuando
salcs al can¡o anics dc oír cl csirucndo dc los
dardos. Yo acalarc coniigo si nas iardc io
cncucniro y un dios nc ayuda. Y aIora
¡crscguirc a los dcnas quc sc nc ¡ongan al
alcancc.
368 Dijo; y cn¡czo a dcs¡ojar cl cadavcr dcl
Pconida, fanoso ¡or su lanza. Pcro Alcjandro,
cs¡oso dc Hclcna, la dc Icrnosa calcllcra, quc sc
a¡oyala cn una colunna dcl sc¡ulcro dc Ilo
Dardanida, aniiguo anciano Ionrado ¡or cl
¡ucllo, arno cl arco y lo ascsio al Iijo dc Tidco,
¡asior dc Ionlrcs. Y nicniras csic quiiala al
cadavcr dcl valcroso Agasirofo la lalrada coraza,
cl nancjallc cscudo dc dclajo dcl ¡ccIo y cl
¡csado casco, aqucl iiro dcl arco y dis¡aro; y la
flccIa no salio inuiilncnic dc su nano, sino quc
lc airavcso al Icroc cl cn¡cinc dcl ¡ic dcrccIo y
sc clavo cn iicrra. Alcjandro salio dc su cscondiic,
y con grandc y rcgocijada risa sc gloriala
dicicndo.
380 Hcrido csias; no sc ¡crdio cl iiro. Ojala
quc, accriandoic cn un ijar, lo Iulicsc quiiado la
vida. Así los iroyanos icndrían un dcsaIogo cn
sus nalcs, ¡ucs ic icncn cono al lcon las
laladoras calras.
384 Sin iurlarsc lc rcs¡ondio cl fucric
Dioncdcs.
385 ¡FlccIcro, insolcnic, cסcrio solo cn
nancjar cl arco, niron dc donccllas! Si frcnic a
frcnic nidicras connigo las arnas, no ic valdría
cl arco ni las alundanics flccIas. AIora ic alalas
sin noiivo, ¡ucs solo nc rasgunasic cl cn¡cinc
dcl ¡ic. Tanio nc cuido dc la Icrida cono si una
nujcr o un insi¡icnic nino nc la Iulicsc
causado, quc ¡oco duclc la flccIa dc un Ionlrc
vil y colardc. Dc oira clasc cs cl agudo dardo quc
yo arrojo. ¡or ¡oco quc ¡cncirc dcja c×aninc al
quc io rccilc, y la nujcr dcl nucrio dcsgarra sus
ncjillas, sus Iijos qucdan Iucrfanos, y cl cadavcr
sc ¡udrc cnrojccicndo con su sangrc la iicrra y
icnicndo a su alrcdcdor nas avcs dc ra¡ina quc
nujcrcs.
396 Así dijo. Uliscs, fanoso ¡or su lanza,
acudio y sc lc ¡uso dclanic. Dioncdcs sc scnio,
arranco dcl ¡ic la aguda flccIa y un dolor icrrillc
rccorrio su cucr¡o. Enionccs sulio al carro y con
cl corazon afligido nando al auriga quc lo llcvasc
a las concavas navcs.
401 Uliscs, fanoso ¡or su lanza, sc qucdo
solo; ningun argivo ¡crnanccio a su lado, ¡orquc
cl icrror los ¡oscía a iodos. Y ginicndo, a su
nagnanino cs¡íriiu así lc Iallala.
404 ¡Ay dc ní! ¿Quc nc ocurrira? Muy nalo
cs Iuir, icnicndo a la nucIcdunlrc, y ¡cor aun
quc nc cojan qucdandonc solo, ¡ucs a los dcnas
danaos cl Cronion los ¡uso cn fuga. Mas ¿¡or quc
cn ialcs cosas nc Iacc ¡cnsar cl corazon? Sc quc
los colardcs Iuycn dcl conlaic, y quicn
dcscuclla cn la laialla dclc nanicncrsc firnc, ya
sca Icrido, ya a oiro Iicra.
411 Micniras rcvolvía ialcs ¡cnsanicnios cn
su ncnic y cn su corazon, llcgaron las Iucsics dc
los cscudados iroyanos, y, rodcandolc, su ¡ro¡io
nal cnirc cllos cnccrraron. Cono los ¡crros y los
florccicnics nozos ccrcan y cnlisicn a un jalalí
quc salc dc la cs¡csa sclva aguzando cn sus
corvas nandílulas los llancos colnillos, y
aunquc la ficra cruja los dicnics y a¡arczca
icrrillc, rcsisicn firncncnic; así los iroyanos
aconciían cnionccs ¡or iodos lados a Uliscs, caro
a Zcus. Mas cl dio un salio y clavo la aguda ¡ica
cn un Ionlro dcl c×inio Dcyo¡iics; naio lucgo a
Toon y a Ennono; alancco cn cl onlligo ¡or
dclajo dcl concavo cscudo a Qucrsidananic, quc
sc a¡cala dcl carro y cayo cn cl ¡olvo y cogio cl
suclo con las nanos; y, dcjandolos a iodos,
cnvaso la lanza a Caro¡c Hi¡asida, Icrnano
carnal dcl nollc Soco. Ésic, quc ¡arccía un dios,
vino a dcfcndcrlo, y, dcicnicndosc ccrca dc Uliscs,
Iallolc dc csic nodo.
430 ¡Cclclrc Uliscs, varon incansallc cn
urdir cnganos y cn iralajar! Hoy, o ¡odras
gloriaric dc Ialcr nucrio y dcs¡ojado dc las
arnas a anlos Hi¡asidas, o ¡crdcras la vida,
Icrido ¡or ni lanza.
434 Cuando csio Iulo dicIo, lc dio un loic
cn cl liso cscudo. la fornida lanza airavcso cl
lucicnic cscudo, clavosc cn la lalrada coraza y
lcvanio la ¡icl dcl cosiado; ¡cro Palas Aicnca no
¡crniiio quc llcgara a las cniranas dcl varon.
Enicndio Uliscs quc ¡or cl siiio la Icrida no cra
norial, y rciroccdicndo dijo a Soco csias
¡alalras.
441 ¡AI inforiunado! Crandc cs la dcsgracia
quc solrc ii Ia caído. Lograsic quc ccsara dc
lucIar con los iroyanos, ¡cro yo ic digo quc la
¡crdicion y la ncgra nucric ic alcanzaran Ioy; y,
vcncido ¡or ni lanza, nc daras gloria, y a Hadcs,
cl dc los fanosos corcclcs, cl alna.
446 Dijo, y cono Soco sc volvicra ¡ara Iuir,
clavolc la lanza cn cl dorso, cnirc los Ionlros, y
lc airavcso cl ¡ccIo. El gucrrcro cayo con
csirc¡iio, y cl divino Uliscs sc jacio dc su olra.
450 ¡OI Soco, Iijo dcl agucrrido Hí¡aso,
donador dc calallos! Tc sor¡rcndio la nucric
anics dc quc ¡udicscs cviiarla. ¡AI níscro! A ii,
una vcz nucrio, ni cl ¡adrc ni la vcncranda
nadrc ic ccrraran los ojos, sino quc ic
dcsgarraran las carnívoras avcs culricndoic con
sus iu¡idas alas; nicniras quc a ní, si nucro, los
divinos aqucos nc Iaran Ionras funclrcs.
456 Así dicicndo, arranco dc su cucr¡o y dcl
alollonado cscudo la ingcnic lanza quc Soco lc
Ialía arrojado; lroio la sangrc y afligiolc cl
corazon. Los nagnaninos iroyanos, al vcr la
sangrc, sc c×Ioriaron nuiuancnic cnirc la iurla
y cnlisiicron iodos a Uliscs, y csic rciroccdio,
llanando a voccs a sus con¡ancros. Trcs vcccs
griio cuanio un varon ¡ucdc Iaccrlo a voz cn
cucllo; ircs vcccs Mcnclao, caro a Arcs, io oyo, y
al ¡unio dijo a Ayanic, quc csiala a su lado.
465 ¡Ayanic Tclanonio, dcl linajc dc Zcus,
¡rínci¡c dc Ionlrcs! Oigo la voz dcl ¡acicnic
Uliscs cono si los iroyanos, Ialicndolc aislado cn
la icrrillc lucIa, lo csiuvicscn acosando.
Acudanoslc, alricndonos callc ¡or la iurla, ¡ucs
lo ncjor cs llcvarlc socorro. Tcno quc a ¡csar dc
su valcniía lc succda alguna dcsgracia solo cnirc
los iroyanos, y quc dcs¡ucs los danaos ic ccIcn
nuy dc ncnos.
472 Así dicicndo, ¡ariio y siguiolc Ayanic,
varon igual a un dios. Pronio dicron con Uliscs,
caro a Zcus, a quicn los iroyanos aconciían ¡or
iodos lados cono los rojizos cIacalcs circundan
cn cl nonic a un cornígcro cicrvo Icrido ¡or la
flccIa quc un Ionlrc lc dis¡aro con cl arco
salvasc cl cicrvo, ncrccd a sus ¡ics, y Iuyc cn
ianio quc la sangrc csia calicnic y las rodillas
agilcs; ¡osiralo lucgo la vcloz sacia, y, cuando
carnívoros cIacalcs lo dcs¡cdazan cn la cs¡csura
dc un nonic, irac la foriuna un voraz lcon quc,
dis¡crsando a los cIacalcs, dcvora a aqucl; así
cnionccs nucIos y rolusios iroyanos arrcnciían
al agucrrido y sagaz Uliscs; y cl Icroc, llandicndo
la ¡ica, a¡ariala dc sí la crucl nucric. Pcro llcgo
Ayanic con su cscudo cono una iorrc, sc ¡uso al
lado dc Uliscs y los iroyanos sc cs¡aniaron y
Iuycron a la dcslandada. Y cl narcial Mcnclao,
asicndo dc la nano al Icroc, sacolo dc la iurla
nicniras cl cscudcro accrcala cl carro.
489 Ayanic, aconciicndo a los iroyanos,
naio a Doriclo, Iijo lasiardo dc Príano, a Iirio a
Pandoco, Lisandro, Píraso y Pilarics. Cono cl
IincIado iorrcnic quc acrccio la lluvia dc Zcus
laja rclosanic ¡or los nonics a la llanura,
arrasira nucIos ¡inos y cncinas sccas, y arroja
al nar gran caniidad dc cicno, así cnionccs cl
ilusirc Ayanic dcsordcnala y ¡crscguía ¡or cl
can¡o a los cncnigos y dcsirozala corcclcs y
gucrrcros. Hccior no lo Ialía advcriido, ¡orquc
¡clcala cn la izquicrda dc la laialla, ccrca dc la
orilla dcl Escanandro. a11í las calczas caían cn
nayor nuncro y un inncnso voccrío sc dcjala oír
alrcdcdor dcl gran Ncsior y dcl narcial Idoncnco.
Enirc iodos rcvolvíasc Hccior, quc, Iacicndo
arduas ¡roczas con su lanza y su Ialilidad
ccucsirc, dcsiruía las falangcs dc jovcncs
gucrrcros. Y los divinos aqucos no rciroccdicran
aun, si Alcjandro, cs¡oso dc Hclcna, la dc
Icrnosa calcllcra, no Iulicsc ¡ucsio fucra dc
conlaic a Macaon, ¡asior dc Ionlrcs, nicniras
dcscollala cn la ¡clca, Iiricndolo cn la cs¡alda
dcrccIa con irifurcada sacia. Los aqucos, aunquc
rcs¡iralan valor, icnicron quc la lucIa sc
inclinasc, y aqucl fucra nucrio. Y al ¡unio Iallo
Idoncnco al divino Ncsior.
511 ¡OI Ncsior Nclida, gloria insignc dc los
aqucos! Ea, sulc al carro, ¡ongasc Macaon junio
a ii, y dirigc ¡rcsio a las navcs los solí¡cdos
corcclcs. Pucs un ncdico valc ¡or nucIos
Ionlrcs, ¡or su ¡cricia cn arrancar flccIas y
a¡licar drogas calnanics.
516 Dijo; y Ncsior, calallcro gcrcnio, no dcjo
dc olcdcccrlo. Sulio al carro, y ian ¡ronio cono
Macaon, Iijo dcl c×inio ncdico Asclc¡io, lo Iulo
scguido, ¡ico con cl laiigo a los calallos y csios
volaron dc su grado Iacia las concavas navcs,
¡ucs lcs gusiala volvcr a cllas.
521 Cclríoncs, quc acon¡anala a Hccior cn
cl carro, noio quc los iroyanos cran dcrroiados, y
lc dijo.
523 ¡Hccior! Micniras nosoiros conlaiinos
aquí con los danaos cn un c×ircno dc la laialla
Iorrísona, los dcnas iroyanos son dcslaraiados
y sc agiian cn confuso iro¡cl Ionlrcs y calallos.
Ayanic Tclanonio cs quicn los dcsordcna; licn lo
conozco ¡or cl ancIo cscudo quc culrc sus
cs¡aldas. Endcrcccnos a aqucl siiio los corcclcs
dcl carro, quc a11í cs nas cn¡cnada la ¡clca,
nayor la naianza dc ¡concs y dc los quc
conlaicn cn carros, a inncnsa la griicría quc sc
lcvania.
531 Halicndo Iallado así, azoio con cl
sonoro laiigo a los calallos dc Icrnosas crincs.
Siniicron csios cl gol¡c y arrasiraron vclozncnic
¡or cnirc iroyanos y aqucos cl vcloz carro,
¡isando cadavcrcs y cscudos; cl cjc icnía la ¡aric
infcrior culicria dc sangrc y los larandalcs
csialan sal¡icados dc sanguinolcnias goias quc
los cascos dc los corcclcs y las llanias dc las
rucdas dcs¡cdían. Hccior, dcscoso dc ¡cncirar y
dcsIaccr aqucl gru¡o dc Ionlrcs, ¡ronovía gran
iunulio cnirc los danaos, no dcjala la lanza
quicia, rccorría las filas dc aqucllos y ¡clcala con
la lanza, la cs¡ada y grandcs ¡icdras; solancnic
cviiala cl cncucniro con Ayanic Tclanonio
|¡orquc Zcus sc irriiala conira cl cuando
conlaiía con un gucrrcro nas valicnic|.
544 El ¡adrc Zcus, quc iicnc su irono cn las
aliuras, infundio icnor cn Ayanic y csic sc qucdo
aioniio, sc ccIo a la cs¡alda cl cscudo fornado
¡or sicic loyunos cucros, ¡asco su nirada ¡or la
iurla, cono una ficra, y rciroccdio volvicndosc
con frccucncia y andando a ¡aso lcnio. Cono los
cancs y los ¡asiorcs dcl can¡o aIuycnian dcl
loíl a un iosiado lcon, y, vigilando ioda la nocIc,
no lc dcjan llcgar a los ¡ingucs lucycs; y cl lcon,
avido dc carnc, aconcic furioso y nada consiguc,
¡orquc cacn solrc cl nuliiiud dc vcnallos
arrojados ¡or rolusias nanos y cnccndidas icas
quc lc dan nicdo, y, cuando cn¡icza a clarcar cl
día, sc csca¡a la ficra con anino afligido; así
Ayanic sc alcjala cnionccs dc los iroyanos,
conirariado y con cl corazon cnirisiccido, ¡orquc
icnía nucIo ¡or las navcs dc los aqucos. Dc la
sucric quc un iardo asno sc accrca a un can¡o, y
vcncicndo la rcsisicncia dc los ninos quc ron¡cn
cn sus cs¡aldas nucIas varas, ¡cncira cn cl y
dcsiroza las crccidas nicscs; los nucIacIos lo
a¡alcan; ¡cro, cono su fucrza cs ¡oca, solo
consigucn ccIarlo con iralajo, dcs¡ucs quc sc Ia
Iariado dc concr; dc la nisna nancra los
aninosos iroyanos y sus au×iliarcs, rcunidos cn
gran nuncro, ¡crscguían al gran Ayanic, Iijo dc
Tclanon, y lc gol¡calan cl cscudo con las lanzas.
Ayanic unas vcccs nosirala su in¡ciuoso valor,
y rcvolvicndo dcicnía las falangcs dc los iroyanos,
donadorcs dc calallos; oiras, iornala a Iuir; y,
novicndosc con furia cnirc los iroyanos y los
aqucos, conscguía quc los cncnigos no sc
cncaninascn a las vclcras navcs. Las lanzas quc
nanos audaccs dcs¡cdían sc clavalan cn cl gran
cscudo o caían cn cl suclo dclanic dcl Icroc,
anics dc llcgar a su llanca ¡icl, dcscosas dc
saciarsc dc su carnc.
575 Cuando Eurí¡ilo, ¡rcclaro Iijo dc
Evcnon, vio quc Ayanic csiala ian alrunado ¡or
los co¡iosos iiros, sc coloco a su lado, arrojo la
rclucicnic lanza y sc la clavo cn cl Iígado, dclajo
dcl diafragna, a A¡isaon Fausíada, ¡asior dc
Ionlrcs, dcjandolc sin vigor las rodillas. Corrio
cn scguida Iacia cl y sc ¡uso a quiiarlc la
arnadura. Pcro adviriiolo cl dcifornc Alcjandro, y
dis¡arando cl arco conira Eurí¡ilo logro Icrirlo cn
cl nuslo dcrccIo. la cana dc la sacia sc ron¡io,
qucdo colgando y a¡csgala cl nuslo dcl gucrrcro.
Ésic rciroccdio al gru¡o dc sus anigos, ¡ara
cviiar la nucric, y, dando grandcs voccs, dccía a
los danaos.
587 ¡OI anigos, ca¡iiancs y ¡rínci¡cs dc los
argivos! Dcicncos, volvcd la cara al cncnigo, y
lilrad dcl día crucl a Ayanic quc csia alrunado
¡or los iiros y no crco quc csca¡c con vida dcl
Iorrísono conlaic. Pcro dcicncos afroniando a
los conirarios, y rodcad al gran Ayanic, Iijo dc
Tclanon.
592 Talcs fucron las ¡alalras dc Eurí¡ilo al
scniirsc Icrido, y cllos sc colocaron junio a cl con
los cscudos solrc los Ionlros y las ¡icas
lcvaniadas. Ayanic, a¡cnas sc junio con sus
con¡ancros, dciuvosc y volvio la cara a los
iroyanos.
596 Siguicron, ¡ucs, conlaiicndo con cl
ardor dc cnccndido fucgo; y, cnirc ianio, las
ycguas dc Nclco, culicrias dc sudor, sacalan dcl
conlaic a Ncsior y a Macaon, ¡asior dc ¡ucllos.
Fcconocio al uliino cl divino Aquilcs, cl dc los
¡ics ligcros, quc dcsdc la ¡o¡a dc la ingcnic navc
conicn¡lala la gran dcrroia y dc¡lorallc fuga, y
cn scguida llano, dcsdc la navc, a Pairoclo, su
con¡ancro. oyolo csic, y, ¡arccido a Arcs, salio dc
la iicnda. Tal fuc cl origcn dc su dcsgracia. El
csforzado Iijo dc Mcnccio Iallo cl ¡rincro,
dicicndo.
606 ¿Por quc nc llanas, Aquilcs? ¿Ncccsiias
dc ní?
607 Fcs¡ondio Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros.
608 ¡Divino Mcnccíada, carísino a ni
corazon! AIora cs¡cro quc los aqucos vcndran a
su¡licarnc y sc ¡osiraran a nis ¡lanias, ¡orquc
no cs llcvadcra la ncccsidad cn quc sc Iallan.
Pcro vc Pairoclo, caro a Zcus, y ¡rcgunia a Ncsior
quicn cs cl Icrido quc saca dcl conlaic. Por la
cs¡alda iicnc gran scncjanza con Macaon cl
Asclc¡íada, ¡cro no lc vi cl rosiro; ¡ucs las
ycguas, dcscosas dc llcgar cuanio anics, ¡asaron
ra¡idancnic ¡or ni lado.
616 Así dijo. Pairoclo olcdccio al anado
con¡ancro y sc fuc corricndo a las iicndas y
navcs aqucas.
618 Cuando aqucllos Iulicron llcgado a la
iicnda dcl Nclida, dcsccndicron dcl carro al alno
suclo, y Eurincdonic, scrvidor dcl anciano,
dcsuncio los corcclcs. Ncsior y Macaon dcjaron
sccar cl sudor quc nojala sus corazas,
¡onicndosc al so¡lo dcl vicnio cn la orilla dcl nar;
y, ¡cncirando lucgo cn la iicnda, sc scniaron cn
sillas. Enionccs lcs ¡rc¡aro una ni×iura
Hccancdc, la dc Icrnosa calcllcra, Iija dcl
nagnanino Arsínoo, quc cl anciano sc Ialía
llcvado dc Tcncdos cuando Aquilcs cniro a saco
cn csia ciudad. los aqucos sc la adjudicaron a
Ncsior, quc a iodos su¡crala cn cl conscjo.
Hccancdc accrco una ncsa nagnífica, dc ¡ics dc
accro, ¡ulincniada; y ¡uso cncina una fucnic dc
lroncc con cclolla, nanjar ¡ro¡io ¡ara la lclida,
nicl rccicnic y .sacra Iarina dc flor, y una lclla
co¡a guarnccida dc aurcos clavos quc cl anciano
sc Ialía llcvado dc su ¡alacio y icnía cuairo asas
Dada una cnirc dos ¡alonas dc oro y dos
susicniaculos. A oiro anciano lc Iulicsc sido
difícil novcr csia co¡a cuando dcs¡ucs dc
llcnarla sc ¡onía cn la ncsa, ¡cro Ncsior la
lcvaniala sin csfucrzo. En clla la nujcr, quc
¡arccía una diosa, lcs ¡rc¡aro la lclida. ccIo
vino dc Prannio, ras¡o qucso dc calra con un
rallo dc lroncc, cs¡olvorco la nczcla con llanca
Iarina y los inviio a lclcr así quc iuvo
con¡ucsio cl ¡oiajc. Anlos lclicron, y, a¡agada
la alrasadora scd, sc cnircgaron al dclciic dc la
convcrsacion cuando Pairoclo, varon igual a un
dios, a¡arccio cn la ¡ucria. Violo cl anciano; y,
lcvaniandosc dcl visioso asicnio, lc asio dc la
nano, lc Iizo cnirar y lc rogo quc sc scniara; ¡cro
Pairoclo sc c×cuso dicicndo.
648 No ¡ucdo scniarnc, anciano alunno dc
Zcus; no lograras convcnccrnc. Fcs¡ciallc y
icnillc cs quicn nc cnvía a ¡rcguniar a quc
gucrrcro irajisic Icrido; ¡cro ya lo sc, ¡ucs csioy
vicndo a Macaon, ¡asior dc Ionlrcs. Voy a
llcvar, cono ncnsajcro, la noiicia a Aquilcs. Dicn
salcs iu, anciano alunno dc Zcus, lo violcnio quc
cs aqucl Ionlrc y cuan ¡ronio cul¡aría Iasia a
un inoccnic.
655 Fcs¡ondiolc Ncsior, calallcro gcrcnio.
656 ¿Cono cs quc Aquilcs sc con¡adccc dc
los aqucos quc Ian rccilido Icridas? ¡No salc cn
quc afliccion csia sunido cl cjcrciio! Los nas
fucrics, Icridos unos dc ccrca y oiros dc lcjos,
yaccn cn las navcs. Con arna arrojadiza fuc
Icrido cl ¡odcroso Tidida Dioncdcs; con la ¡ica,
Uliscs, fanoso ¡or su lanza, y Agancnon; a
Eurí¡ilo flccIaronlc cn cl nuslo, y acalo dc sacar
dcl conlaic a csic oiro, Icrido ianlicn ¡or una
sacia quc un arco dcs¡idio. Pcro Aquilcs, a ¡csar
dc su valcniía, ni sc cura dc los danaos ni sc
a¡iada dc cllos. ¿Aguarda acaso quc las vclcras
navcs scan dcvoradas ¡or cl fucgo cncnigo cn la
orilla dcl nar, sin quc los argivos ¡ucdan
in¡cdirlo, y quc unos cn ¡os dc oiros
sucunlanos iodos? Ya cl vigor dc nis agilcs
nicnlros no cs cl dc anics. ¡Ojala fucsc ian jovcn
y nis fucrzas ian rolusias cono cuando cn la
coniicnda lcvaniada cnirc los clcos y nosoiros ¡or
cl rolo dc lucycs, naic a Iiinonco, al valicnic
Hi¡croquida, quc vivía cn la Elidc, y ionc
rc¡rcsalias! Iiinonco dcfcndía sus vacas, ¡cro
cayo cn iicrra cnirc los ¡rincros, Icrido ¡or cl
dardo quc lc arrojo ni nano, y los dcnas
can¡csinos Iuycron cs¡aniados. En aqucl can¡o
logranos un cs¡lcndido loiín. cincucnia vacadas,
oiras ianias nanadas dc ovcjas, oiras ianias
¡iaras dc ccrdos, oiros ianios rclanos co¡iosos
dc calras y cicnio cincucnia ycguas layas,
nucIas dc cllas con sus ¡oiros. Aquclla nisna
nocIc lo llcvanos a Pilos, ciudad dc Nclco, y csic
sc alcgro cn su corazon dc quc nc corrcs¡ondicra
una gran ¡aric, a ¡csar dc scr yo ian jovcn
cuando fui al conlaic. Al allorcar, los Icraldos
¡rcgonaron con voz sonora quc sc ¡rcscniaran
iodos aqucllos a quicncs sc lcs dclía algo cn la
divina Élidc, y los caudillos ¡ilios rc¡ariicron cl
loiín. Con nucIos dc nosoiros csialan cn dcuda
los c¡cos, ¡ucs, cono cn Pilos cranos ¡ocos, nos
ofcndían; y cn anos anicriorcs Ialía vcnido cl
fornido Hcraclcs, quc nos naliraio y dio nucric a
los ¡rinci¡alcs ciudadanos. Dc los docc Iijos dcl
irrc¡rcnsillc Nclco, ian solo yo qucdc con vida;
iodos los dcnas ¡crccicron. Engrcídos los c¡cos,
dc lroncíncas corazas, ¡or ialcs IccIos, nos
insulialan y urdían conira nosoiros inicuas
accioncs.El anciano Nclco iono cnionccs un
rclano dc lucycs y oiro grandc dc calras,
cscogicndo ircscicnias dc csias con sus ¡asiorcs,
¡or la gran dcuda quc icnía quc colrar cn la
divina Élidc. Ialía cnviado cuairo corcclcs,
vcnccdorcs cn anicriorcs jucgos, uncidos a un
carro, ¡ara as¡irar al ¡rcnio dc la carrcra, cl cual
consisiía cn un irí¡odc; y Augías, rcy dc
Ionlrcs, sc qucdo con cllos y dcs¡idio al auriga,
quc sc fuc irisic ¡or lo ocurrido. Airado ¡or ialcs
insulios y accioncs, cl anciano cscogio nucIas
cosas y dio lo rcsianic al ¡ucllo, cncargando quc
sc disiriluycra y quc nadic sc vicsc ¡rivado dc su
rcs¡cciiva ¡orcion. HccIo cl rc¡ario, ofrccinos cn
la ciudad sacrificios a los dioscs. Trcs días
dcs¡ucs sc ¡rcscniaron nucIos c¡cos con carros
iirados ¡or solí¡cdos calallos y ioda la Iucsic
rcunida; y cnirc sus gucrrcros sc Iallalan anlos
Molion, quc cnionccs cran ninos y no Ialían
nosirado aun su in¡ciuoso valor. Hay una
ciudad llanada Triocsa, cn la cina dc un nonic
coniiguo al Alfco, cn los confincs dc la arcnosa
Pilos. los c¡cos quisicron dcsiruirla y la siiiaron.
Mas así quc Iulicron airavcsado la llanura,
Aicnca dcsccndio ¡rcsurosa dcl Olin¡o, cual
nociurna ncnsajcra, ¡ara quc ionaranos las
arnas, y no Iallo cn Pilos un ¡ucllo indolcnic,
¡ucs iodos scniíanos vivos dcscos dc conlaiir. A
ní Nclco no nc dcjala vcsiir las arnas y nc
cscondio los calallos, no icnicndonc ¡or
suficicnicncnic insiruido cn las cosas dc la
gucrra. Y con iodo cso, solrcsalí, sicndo infanic,
cnirc los nucsiros, quc conlaiían cn carros;
¡ucs fuc Aicnca la quc dis¡uso dc csia sucric cl
conlaic. Hay un río nonlrado Minico, quc
dcscnloca cn cl nar ccrca dc Arcnc. a11í los
caudillos dc los ¡ilios aguardanos quc a¡arccicra
la divina Aurora, y cn ianio afluycron los
infanics. Fcunidos iodos y vcsiida la arnadura,
narcIanos, llcgando al ncdiodía a la sagrada
corricnic dcl Alfco. Hicinos Icrnosos sacrificios
al ¡rc¡oicnic Zcus, innolanos un ioro al Alfco,
oiro a Posidon y una grcgal vaca a Aicnca, la dc
ojos dc lccIuza; ccnanos sin ron¡cr las filas, y
dorninos, con la arnadura ¡ucsia, a orillas dcl
río. Los nagnaninos c¡cos csirccIalan cl ccrco
dc la ciudad, dcscosos dc dcsiruirla; ¡cro anics
dc lograrlo sc lcs ¡rcscnio una gran accion dc
Arcs. Cuando cl rcs¡landccicnic sol a¡arccio cn
io alio, iralanos la laialla, dcs¡ucs dc orar a
Zcus y a Aicnca. Y cn la lucIa dc los ¡ilios con
los c¡cos, fui cl ¡rincro quc naio a un Ionlrc,
al lclicoso Mulio, cuyos solí¡cdos corcclcs nc
llcvc. Era csic ycrno dc Augías, ¡or csiar casado
con la rulia Agancdc, la Iija nayor, quc conocía
cuanias drogas ¡roducc la vasia iicrra. Y,
accrcandonc a cl, lc cnvasc la lroncínca lanza, lo
dcrrilc cn cl ¡olvo, salic a su carro y nc coloquc
cnirc los conlaiicnics dclanicros. Los
nagnaninos c¡cos Iuycron cn dcsordcn,
aicrrorizados dc vcr cn cl suclo al Ionlrc quc
nandala a los quc conlaiían cn carros y ian
fucric cra cn la laialla. Lanccnc a cllos cual
olscuro iorlcllino; ionc cincucnia carros,
vcncicndo con ni lanza y Iacicndo nordcr la
iicrra a los dos gucrrcros quc cn cada uno
vcnían; y Iulicra naiado a cniranlos Molion
Aciorion, si su ¡adrc, cl ¡odcroso Posidon, quc
connucvc la iicrra, no los Iulicsc salvado,
cnvolvicndolos cn cs¡csa niclla y sacandolos dcl
conlaic. Enionccs Zcus conccdio a los ¡ilios una
gran vicioria. Pcrscguinos a los clcos ¡or la
cs¡aciosa llanura, naiando Ionlrcs y rccogicndo
nagníficas arnas, Iasia quc nucsiros corcclcs
nos llcvaron a Du¡rasio, fcriil cn irigo, la roca
Olcnia y Alcsio, al siiio llanado la colina, dondc
Aicnca Iizo quc cl cjcrciio sc volvicra. Allí dcjc
icndido al uliino Ionlrc quc naic. Cuando
dcsdc Du¡rasio dirigicron los aqucos los ra¡idos
corcclcs a Pilos, iodos dalan gracias a Zcus cnirc
los dioscs y a Ncsior cnirc los Ionlrcs. Tal cra yo
cnirc los gucrrcros, si iodo no Ia sido un sucno.
Pcro dcl valor dc Aquilcs solo sc a¡rovccIara cl
nisno, y crco quc Ia dc scr grandísino su llanio
cuando cl cjcrciio ¡crczca. ¡OI anigo! Mcnccio io
Iizo un cncargo cl día cn quc io cnvio dcsdc Fiía
a Agancnon, csialanos dcniro dcl ¡alacio yo y cl
divino Uliscs y oínos cuanio aqucl io cncargo.
Nosoiros, quc cnionccs rccluialanos iro¡as cn la
fcriil Acaya, Ialíanos llcgado a la licn Ialiiada
casa dc Pclco, dondc cnconiranos al Icroc
Mcnccio, a ii y a Aquilcs. Pclco, cl anciano jincic,
qucnala dcniro dcl ¡aiio ¡ingucs nuslos dc
lucy cn Ionor dc Zcus, quc sc con¡lacc cn
lanzar rayos; y con una co¡a dc oro vcriía cl
ncgro vino cn la ardicnic llana dcl sacrificio,
nicniras vosoiros ¡rc¡aralais carncs dc lucy.
Nos dciuvinos cn cl vcsiílulo; Aquilcs sc lcvanio
sor¡rcndido, y cogicndonos dc la nano nos
inirodujo, nos Iizo scniar y nos ofrccio ¡rcscnics
dc Ios¡iialidad, cono sc acosiunlra Iaccr con
los forasicros. Saiisficinos dc lclida y dc conida
cl a¡ciiio, y cn¡ccc a c×Ioriaros ¡ara quc os
vinicrais con nosoiros; anlos io anIclalais y
vucsiros ¡adrcs os dalan nucIos conscjos. El
anciano Pclco rcconcndala a su Iijo Aquilcs quc
dcscollara sicn¡rc y solrcsalicra cnirc los
dcnas, y a su vcz Mcnccio, Iijo dc Ácior, lo
aconscjala así. «¡Hijo nío! Aquilcs ic avcniaja ¡or
su alolcngo, ¡cro iu lc su¡cras cn cdad; aqucl cs
nucIo nas fucric, ¡cro Iazlc ¡rudcnics
advcricncias, anoncsialo a insiruyclo y ic
olcdcccra ¡ara su ¡ro¡io licn.» Así lo aconscjala
cl anciano, y iu lo olvidas. Pcro aun ¡odrías
rccordarsclo al agucrrido Aquilcs y quizas
lograras ¡crsuadirlo. ¿Quicn salc si con la ayuda
dc algun dios connovcrías su corazon? Cran
fucrza iicnc la c×Ioriacion dc un anigo. Y si sc
alsiicnc dc conlaiir ¡or algun vaiicinio quc su
nadrc, cnicrada ¡or Zcus, lc Ia rcvclado, quc a
lo ncnos ic cnvíc a ii con los dcnas nirnidoncs,
¡or si llcgas a scr la aurora dc salvacion dc los
danaos, y io ¡crniia llcvar cn cl conlaic su
nagnífica arnadura ¡ara quc los iroyanos ic
confundan con cl y ccscn dc ¡clcar, los lclicosos
aqucos quc ian alaiidos csian sc rcanincn, y la
laialla icnga su ircgua, aunquc sca ¡or lrcvc
iicn¡o. Vosoiros, quc no os Iallais c×icnuados dc
faiiga, rccIazaríais facilncnic dc las navcs y
iicndas Iacia la ciudad a csos Ionlrcs quc dc
¡clcar csian cansados.
804 Así dijo, y connoviolc cl corazon dcniro
dcl ¡ccIo. Pairoclo fucsc corricndo ¡or cnirc las
navcs ¡ara volvcr a la iicnda dc Aquilcs Eacida.
Mas cuando, corricndo, llcgo a los lajclcs dcl
divino Uliscs allí sc cclclrala cl agora y sc
adninisirala jusiicia anic los aliarcs crigidos a
los dioscs rcgrcsala dcl conlaic, cojcando,
Eurí¡ilo Evcnonida, dcl linajc dc Zcus, quc Ialía
rccilido un flccIazo cn cl nuslo. alundanic
sudor corría ¡or su calcza y sus Ionlros, y la
ncgra sangrc lroiala dc la gravc Icrida, ¡cro su
inicligcncia ¡crnanccía firnc. Violo cl csforzado
Iijo dc Mcnccio, sc con¡adccio dc cl y,
sus¡irando, dijo csias aladas ¡alalras.
816 ¡AI infcliccs caudillos y ¡rínci¡cs dc los
danaos! ¡Así dclíais cn Troya, lcjos dc los anigos
y dc la ¡airia iicrra, saciar con vucsira llanca
grasa a los agilcs ¡crros! Pcro dinc, Icroc
Eurí¡ilo, alunno dc Zcus. ¿Podran los aqucos
sosicncr cl aiaquc dcl ingcnic Hccior, o ¡crcccran
vcncidos ¡or su lanza?
822 Fcs¡ondiolc Eurí¡ilo Icrido.
823 ¡Pairoclo, dcl linajc dc Zcus! Ya no Ialra
dcfcnsa ¡ara los aqucos quc corrcn a rcfugiarsc
cn las ncgras navcs. Cuanios fucron Iasia aquí
los nas valicnics yaccn cn sus lajclcs, Icridos
unos dc ccrca y oiros dc lcjos ¡or nano dc los
iroyanos, cuya fucrza va cn auncnio. Pcro
salvanc llcvandonc a la ncgra navc, arrancanc
la flccIa dcl nuslo, lava con agua iilia la ncgra
sangrc quc fluyc dc la Icrida y ¡onnc cn clla
drogas calnanics y saluiífcras quc, scgun diccn,
ic dio a conoccr Aquilcs, insiruido ¡or Quiron, cl
nas jusio dc los ccniauros. Pucs dc los dos
ncdicos, Podalirio y Macaon, cl uno crco quc csia
Icrido cn su iicnda, y a su vcz ncccsiia dc un
lucn ncdico, y cl oiro sosiicnc vivo conlaic cn la
llanura iroyana.
837 Conicsio cl csforzado Iijo dc Mcnccio.
838 ¿Cono acalara csio? ¿Quc Iarcnos,
Icroc Eurí¡ilo? Ila a dccir al agucrrido Aquilcs io
quc Ncsior gcrcnio, ¡roiccior dc los aqucos, nc
cncargo; ¡cro no ic dcjarc así, alrunado ¡or cl
dolor.
842 Dijo; y, cogicndo al ¡asior dc Ionlrcs
¡or cl ¡ccIo, llcvolo a la iicnda. El cscudcro, al
vcrlos vcnir, c×icndio cn cl suclo ¡iclcs dc lucy.
Pairoclo rccosio cn cllas a Eurí¡ilo y saco dcl
nuslo, con la daga, la aguda y accrla flccIa; y,
dcs¡ucs dc lavar con agua iilia la ncgra sangrc,
cs¡olvorco la Icrida con una raíz anarga y
calnanic quc ¡rcviancnic Ialía dcsncnuzado
con la nano. La raíz lc calno iodos los dolorcs,
sccosc la Icrida y la sangrc dcjo dc corrcr.

CANTO XII*
Combate en Ia muraIIa

¯ Los iroyanos asalian con c×iio la
nuralla y cl foso dcl can¡ancnio
aquco. Hccior, con una gran ¡icdra,
dcrrila la ¡ucria dc cnirada al
can¡ancnio y alrc una vía dc
acccso a sus iro¡as.

1 En ianio quc cl fucric Iijo dc Mcnccio
curala, dcniro dc la iicnda, a Eurí¡ilo Icrido,
aconciíansc confusancnic argivos y iroyanos. Ya
no Ialía dc conicncr a csios ni cl foso ni cl ancIo
nuro quc al lordc dcl nisno consiruycron los
danaos, sin ofrcccr a los dioscs Iccaionlcs
¡crfccias, ¡ara quc los dcfcndicra a cllos y las
vclcras navcs y cl nucIo loiín quc dcniro sc
guardala. Lcvaniado cl nuro conira la voluniad
dc los innorialcs dioscs, no dclía sulsisiir largo
iicn¡o. Micniras vivio Hccior, csiuvo Aquilcs
irriiado y la ciudad dcl rcy Príano no fuc
cסugnada, la gran nuralla dc los aqucos sc
naniuvo firnc. Pcro, cuando Iulicron nucrio los
nas valicnics iroyanos, dc los argivos unos
¡crccicron y oiros sc salvaron, la ciudad dc
Príano fuc dcsiruida cn cl dccino ano, y los
argivos sc cnlarcaron ¡ara rcgrcsar a su ¡airia;
Posidon y A¡olo dccidicron arruinar cl nuro con
la fucrza dc los ríos quc corrcn dc los nonics
idcos al nar. cl Fcso, cl Hc¡ia¡oro, cl Carcso, cl
Fodio, cl Cranico, cl Esc¡o, cl divino Escanandro
y cl Sinocnic, cn cuya rilcra caycron al ¡olvo
nucIos cascos, cscudos dc loyuno cucro y la
gcncracion dc los Ionlrcs scnidioscs. Fclo
A¡olo dcsvio cl curso dc iodos csios ríos y dirigio
sus corricnics a la nuralla ¡or cs¡acio dc nucvc
días, y Zcus no ccso dc llovcr ¡ara quc nas
¡rcsio sc suncrgicsc cn cl nar. Ila al frcnic dc
aqucllos cl nisno Posidon, quc laic la iicrra, con
cl iridcnic cn la nano, y iiro a las olas iodos los
cinicnios dc ironcos y ¡icdras quc con iania
faiiga ccIaron los aqucos, arraso la orilla dcl
Hclcs¡onio, dc ra¡ida corricnic, cnarcno la gran
¡laya cn quc csiuvo cl dcsiruido nuro y volvio los
ríos a los cauccs ¡or dondc discurrían sus
crisialinas aguas.
34 Dc ial nodo Posidon y A¡olo dclían
¡roccdcr nas iardc. Enionccs ardía cl clanoroso
conlaic al ¡ic dcl licn lalrado nuro, y las vigas
dc las iorrcs rcsonalan al cIocar dc los dardos.
Los argivos, vcncidos ¡or cl azoic dc Zcus,
cnccrralansc cn cl ccrco dc las concavas navcs
¡or nicdo a Hccior, cuya valcniía lcs causala la
dcrroia, y csic scguía ¡clcando y ¡arccía un
iorlcllino. Cono un jalalí o un lcon sc rcvuclvc,
orgulloso dc su fucrza, cnirc ¡crros y cazadorcs
quc agru¡ados lc iiran nucIos vcnallos la ficra
no sicnic cn su anino audaz ni icnor ni cs¡anio,
y su ¡ro¡io valor la naia y va dc un lado a oiro,
¡rolando las Iilcras dc los Ionlrcs, y sc a¡arian
aqucllos Iacia los quc sc dirigc, dc igual nodo
agiialasc Hccior cnirc la iurla y c×Ioriala a sus
con¡ancros a ¡asar cl foso. Los corcclcs, dc ¡ics
ligcros, no sc aircvían a Iaccrlo, y ¡arados cn cl
lordc rclincIalan, ¡orquc cl ancIo foso lcs dala
Iorror. No cra facil, cn cfccio, salvarlo ni
airavcsarlo, ¡ucs icnía cscar¡ados ¡rcci¡icios a
uno y oiro lado, y cn su ¡aric alia grandcs y
¡uniiagudas csiacas, quc los aqucos clavaron
cs¡csas ¡ara dcfcndcrsc dc los cncnigos. Un
calallo iirando dc un carro dc Icrnosas rucdas
difícilncnic Iulicra cnirado cn cl foso, y los
¡concs ncdiialan si ¡odrían rcalizarlo. Enionccs
llcgosc Polidananic al audaz Hccior, y dijo.
61 ¡Hccior y dcnas caudillos dc los iroyanos
y sus au×iliarcs! Diriginos in¡rudcnicncnic los
vcloccs calallos al foso, y csic cs nuy difícil dc
¡asar, ¡orquc csia crizado dc agudas csiacas y a
lo largo dc cl sc lcvania cl nuro dc los aqucos.
Allí no ¡odríanos a¡carnos dcl carro ni conlaiir,
¡ucs sc iraia dc un siiio csirccIo dondc icno quc
¡ronio scríanos Icridos. Si Zcus aliiionanic,
ncdiiando nalcs conira los aqucos, quicrc
dcsiruirlos con¡lciancnic ¡ara favorcccr a los
iroyanos, dcsco quc lo rcalicc cuanio anics y quc
aqucllos ¡crczcan sin gloria cn csia iicrra, lcjos
dc Argos. Pcro si los aqucos sc volvicscn, y
vinicndo dc las navcs nos olligaran a rc¡asar cl
¡rofundo foso, nc figuro quc ni un ncnsajcro
¡odría rciornar a la ciudad Iuycndo dc los
aqucos quc nucvancnic cniraran cn conlaic.
Ea, ¡roccdanos iodos cono voy a dccir. Los
cscudcros icngan los calallos cn la orilla dcl foso
y nosoiros siganos a Hccior a ¡ic, con arnas y
iodos rcunidos; ¡ucs los aqucos no rcsisiiran cl
aiaquc si solrc cllos ¡cndc la ruina.
80 Así dijo Polidananic, y su ¡rudcnic
conscjo ¡lugo a Hccior, cl cual, cn scguida y sin
dcjar las arnas, salio dcl carro a iicrra. Los
dcnas iroyanos ian¡oco ¡crnanccicron cn sus
carros; ¡ucs así quc vicron quc cl divino Hccior lo
dcjala, a¡caronsc iodos, nandaron a los aurigas
quc ¡usicran los calallos cn línca junio al foso, y,
Ialicndosc ordcnado cn cinco gru¡os,
cn¡rcndicron la narcIa con los rcs¡cciivos jcfcs.
88 Ilan con Hccior y Polidananic los nas y
ncjorcs, quc anIclalan ron¡cr cl nuro y ¡clcar
ccrca dc las concavas navcs; su icrccr jcfc cra
Cclríoncs, ¡orquc Hccior Ialía dcjado a oiro
auriga infcrior ¡ara cuidar dcl carro. Dc oiro
gru¡o cran caudillos Paris, Alcaioo y Agcnor. El
icrccro lo nandalan Hclcno y cl dcifornc
Dcífolo, Iijos dc Príano, y cl Icroc Asio
Hiriacida, quc Ialía vcnido dc Arislc, dc las
orillas dcl río Sclccnic, cn un carro iirado ¡or
alios y fogosos corcclcs. El cuario lo rcgía Encas,
valicnic Iijo dc Anquiscs, y con cl Arqucloco y
Acananic, Iijos dc Anicnor, dicsiros cn ioda
sucric dc conlaics. Por uliino, Sar¡cdon sc
¡uso al frcnic dc los ilusircs aliados, cligicndo
¡or con¡ancros a Clauco y al lclicoso Asicro¡co,
a quicncs icnía ¡or los nas valicnics dcs¡ucs dc
sí nisno, ¡ucs cl dcscollala cnirc iodos. Tan
¡ronio cono Iulicron cnlrazado los fucrics
cscudos y ccrrado las filas, narcIaron aninosos
conira los danaos; y cs¡cralan quc csios, cn vcz
dc o¡oncrlcs rcsisicncia, sc rcfugiarían cn las
ncgras navcs.
108 Todos los iroyanos y sus au×iliarcs
vcnidos dc lcjas iicrras siguicron cl conscjo dcl
c×inio Polidananic, ncnos Asio Hiriacida,
¡rínci¡c dc Ionlrcs, quc, ncgandosc a dcjar cl
carro y al auriga, sc accrco con cllos a las vclcras
navcs. ¡Inscnsaio! No Ialía dc lilrarsc dc las
funcsias ¡arcas, ni volvcr, ufano dc sus corcclcs
y dc su carro, dc las navcs a la vcniosa Ilio;
¡orquc su Iado infausio lo Iizo norir airavcsado
¡or la lanza dcl ilusirc Idoncnco Dcucalida.
Fucsc, ¡ucs, Iacia la izquicrda dc las navcs, al
siiio ¡or dondc los aqucos solían volvcr dc la
llanura con los calallos y carros; Iacia aqucl
lugar dirigio los corcclcs, y no Iallo las ¡ucrias
ccrradas y ascguradas con cl gran ccrrojo, ¡orquc
unos Ionlrcs las icnían alicrias, con cl fin dc
salvar a los con¡ancros quc, Iuycndo dcl
conlaic, llcgaran a las navcs. A aqucl ¡arajc
cndcrczo los calallos, y los dcnas io siguicron
dando agudos griios, ¡orquc cs¡cralan quc los
aqucos, cn vcz dc o¡oncr rcsisicncia, sc
rcfugiarían cn las ncgras navcs. ¡Inscnsaios! En
las ¡ucrias cnconiraron a dos valcniísinos
gucrrcros, Iijos gallardos dc los lclicosos la¡iias.
cl csforzado Poli¡cics, Iijo dc Piríioo, y Lconico,
igual a Arcs, funcsio a los norialcs. Anlos
csialan dclanic dc las alias ¡ucrias, cono cn cl
nonic unas cncinas dc clcvada co¡a, fijas al
suclo ¡or raíccs grucsas y c×icnsas, dcsafían
consianicncnic cl vicnio y la lluvia; dc igual
nancra aqucllos, confiando cn sus nanos y cn su
valor, aguardaron la llcgada dcl gran Asio y no
Iuycron. Los iroyanos sc cncaninaron con gran
alloroio al licn consiruido nuro, lcvaniando los
cscudos dc sccas ¡iclcs dc lucy, nandados ¡or cl
rcy Asio, Yancno, Orcsics, Adananic Asíada,
Toon y Enonao. Poli¡cics y Lconico Iallalansc
dcniro a insiigalan a los aqucos, dc Icrnosas
grclas, a ¡clcar ¡or las navcs; nas, así quc
vicron a los iroyanos aiacando la nuralla y a los
danaos cn clanorosa fuga, salicron ¡rcsurosos a
conlaiir dclanic dc las ¡ucrias, scncjanics a
noniaraccs jalalícs quc cn cl nonic son icrrcro
dc la aconciida dc Ionlrcs y cancs, y cn curva
carrcra ironcIan y arrancan dc raíz las ¡lanias
dc la sclva, dcjando oír cl crujido dc sus dicnics,
Iasia quc los Ionlrcs, iirandolcs vcnallos, lcs
quiian la vida; dc ¡arccido nodo rcsonala cl
lucicnic lroncc cn cl ¡ccIo dc los Icrocs a los
gol¡cs quc rccilían, ¡ucs ¡clcalan con gran
dcnucdo, confiando cn los gucrrcros dc cncina dc
la nuralla y cn su ¡ro¡io valor. Dcsdc las iorrcs
licn consiruidas los aqucos iiralan ¡ara
dcfcndcrsc a sí nisnos, las iicndas y las navcs dc
ligcro andar. Cono cacn al suclo los co¡os dc
nicvc quc in¡ciuoso vicnio, agiiando las ¡ardas
nulcs, dcrrana cn alundancia solrc la fcriil
iicrra, así llovían los dardos quc arrojalan aqucos
y iroyanos, y lls cascos y alollonados cscudos
sonalan sccancnic al cIocar con cllos las
ingcnics ¡icdras. Enionccs Asio Hiriacida, dando
un gcnido y gol¡candosc cl nuslo, c×clano
indigando.
164 ¡Padrc Zcus! Muy falaz ic Ias vuclio,
¡ucs yo no cs¡crala quc los Icrocs aqucos
o¡usicran rcsisicncia a nucsiro valor a invicias
nanos. Cono las alcjas o las flc×illcs avis¡as
quc Ian anidado cn fragoso canino y no
alandonan su Iucca norada al accrcarsc los
cazadorcs, sino quc lucIan ¡or los Iijuclos, así
aqucllos, con scr dos solancnic, no quicrcn
rciirarsc dc las ¡ucrias nicniras no ¡crczcan, o
la lilcriad no ¡icrdan.
173 Así dijo; ¡cro sus ¡alalras no canliaron
la ncnic dc Zcus, quc dcscala conccdcr cal gloria
a Hccior.
175 Oiros ¡clcalan dclanic dc oiras ¡ucrias,
y nc scría difícil, no sicndo un dios, coniarlo
iodo. Por doquicra ardía cl conlaic al ¡ic dcl
la¡ídco nuro; los argivos, aunquc llcnos dc
angusiia, vcíansc olligados a dcfcndcr las navcs;
y csialan a¡csarados iodos los dioscs quc cn la
gucrra ¡roicgían a los danaos. Enionccs fuc
cuando los la¡iias cn¡czaron cl conlaic y la
rcfricga.
182 El fucric Poli¡cics, Iijo dc Pinioo, Iirio a
Danaso con la lanza ¡or cl casco dc lroncíncas
carrillcras. cl casco dc lroncc no dciuvo a aquclla
cuya ¡unia, dc lroncc ianlicn, ron¡io cl Iucso;
connoviosc cl ccrclro y cl gucrrcro sucunlio
nicniras conlaiía con dcnucdo. Aqucl naio
lucgo a Pilon y a orncno. Lconico, Iijo dc
Aniínaco y vasiago dc Arcs, arrojo un dardo a
Hi¡onaco y sc lo clavo junio al ccnidor; lucgo
dcscnvaino la aguda cs¡ada, y, aconciicndo ¡or
cn ncdio dc la nucIcdunlrc a Aniífaics, lo Iirio
y lo iiro dc cs¡aldas; y dcs¡ucs dcrrilo
succsivancnic a Mcnon, Yancno y Orcsics, quc
fucron caycndo al alno suclo.
195 Micniras anlos Icrocs quiialan a los
nucrios las lucicnics arnas, adclaniaron la
narcIa con Polidananic y Hccior los nas y nas
valicnics dc los jovcncs, quc scniían un vivo
dcsco dc ron¡cr cl nuro y ¡cgar fucgo a las
navcs. Pcro dciuvicronsc indccisos cn la orilla dcl
foso, cuando ya sc dis¡onían a airavcsarlo, ¡or
Ialcr a¡arccido cncina dc cllos, y dcjando cl
¡ucllo, a la izquicrda, un avc agorcra. un aguila
dc alio vuclo, llcvando cn las garras un cnornc
dragon sangricnio, vivo, quc sc csircnccía y no sc
Ialía olvidado dc la lucIa, ¡ucs cncorvandosc
Iacia airas Iiriola cn cl ¡ccIo, ccrca dcl cucllo.
El aguila, ¡cncirada dc dolor, dcjo cacr cl dragon
cn ncdio dc la iurla; y, cIillando, volo con la
ra¡idcz dcl vicnio. Los iroyanos csircnccicronsc
al vcr cn ncdio dc cllos la nancIada sicr¡c,
¡rodigio dc Zcus, quc llcva la cgida. Enionccs
accrcosc Polidananic al audaz Hccior, y lc dijo.
211 ¡Hccior! Sicn¡rc nc incrc¡as cn las
junias, aunquc lo quc ¡ro¡onga sca lucno; nas
no cs dccoroso quc un ciudadano Iallc cn las
rcunioncs o cn la gucrra conira lo dclido, solo
¡ara acrcccniar iu ¡odcr. Tanlicn aIora Ic dc
nanifcsiar lo quc considcro convcnicnic. No
vayanos a conlaiir con los danaos ccrca dc las
navcs. Crco quc nos ocurrira lo quc dirc, si vino
rcalncnic ¡ara los iroyanos, cuando dcscalan
airavcsar cl foso, csia avc agorcra. un aguila dc
alio vuclo, quc dcjala cl ¡ucllo a la izquicrda y
llcvala cn las garras un cnornc dragon
sangricnio y vivo, y lo Iulo dc soliar ¡rcsio anics
dc llcgar al nido y darlo a sus ¡olluclos. Dc
scncjanic nodo, si con gran ín¡ciu ron¡cnos
aIora las ¡ucrias y cl nuro, y los aqucos
rciroccdcn, lucgo no nos scra ¡osillc volvcr dc las
navcs cn lucn ordcn ¡or cl nisno canino; y
dcjarcnos a nucIos iroyanos icndidos cn cl
suclo, a los cualcs los aqucos, conlaiicndo cn
dcfcnsa dc sus navcs, Ialran nucrio con las
lroncíncas arnas. Así lo inicr¡rciaría un augur
quc, ¡or scr nuy cnicndido cn ¡rodigios,
ncrccicra la confianza dcl ¡ucllo.
230 Encarandolc la iorva visia, rcs¡ondio
Hccior, cl dc ircnolanic casco.
231 ¡Polidananic! No nc ¡lacc lo quc
¡ro¡oncs y ¡odías Ialcr ¡cnsado algo ncjor. Si
rcalncnic Iallas con scricdad, los nisnos dioscs
ic Ian IccIo ¡crdcr cl juicio; ¡ucs nc aconscjas
quc, olvidando las ¡roncsas quc Zcus ionanic nc
Iizo y raiifico lucgo, olcdczca a las avcs
alialicrias, dc las cualcs no nc cuido ni cn cllas
¡aro nicnics, sca quc vayan Iacia la dcrccIa ¡or
dondc a¡arcccn la aurora y cl sol, sca quc sc
dirijan a la izquicrda, al icnclroso ocaso.
Conficnos cn las ¡roncsas dcl gran Zcus, quc
rcina solrc iodos, norialcs a innorialcs. El ncjor
agucro cs csic. conlaiir ¡or la ¡airia. ¿Por quc ic
dan nicdo cl conlaic y la ¡clca? Aunquc los
dcnas fucranos nucrios cn las navcs argivas, no
dclicras icncr ¡or io vida; ¡ucs ni iu corazon cs
lclicoso, ni ic ¡crniic aguardar a los cncnigos. Y
si dcjas dc lucIar, o con ius ¡alalras logras quc
oiro sc alsicnga, ¡ronio ¡crdcras la vida, Icrido
¡or ni lanza.
251 Así, Ialicndo Iallado, ccIo a andar.
Siguicronlo iodos con fucric griicría, y Zcus, quc
sc con¡lacc cn lanzar rayos, cnviando dcsdc los
nonics idcos un vicnio lorrascoso, lcvanio gran
¡olvarcda cn las navcs, alaiio cl anino dc los
aqucos, y dio gloria a los iroyanos y a Hccior,
quc, fiados cn las ¡rodigiosas scnalcs dcl dios y
cn su ¡ro¡io valor, inicnialan ron¡cr la gran
nuralla aquca. Arrancalan las alncnas dc las
iorrcs, dcnolían los ¡ara¡cios y dcrrilalan los
zocalos salicnics quc los aqucos Ialían IccIo
csirilar cn cl suclo ¡ara quc sosiuvicran las
iorrcs. Tanlicn iiralan dc csias, con la
cs¡cranza dc ron¡cr cl nuro dc los aqucos. Mas
los danaos no lcs dcjalan lilrc cl canino, y,
¡roicgicndo los ¡ara¡cios con loyunas ¡iclcs,
Icrían dcsdc allí a los cncnigos quc al ¡ic dc la
nuralla sc cnconiralan.
265 Los dos Ayanics rccorrían las iorrcs,
aninando a los aqucos y c×ciiando su valor; a
iodas ¡arics ilan, y a uno lc Iallalan con
suavcs ¡alalras y a oiro lc rcnían con duras
frascs ¡orquc flojcala cn cl conlaic.
2H ¡OI anigos, ya cnirc los argivos scais los
¡rccnincnics, los ncdiocrcs o los ¡corcs, ¡ucs no
iodos los Ionlrcs son igualcs cn la gucna!
AIora cl iralajo cs conun a iodos y vosoiros
nisnos io conoccis. Nadic sc vuclva airas, Iacia
los lajclcs, ¡or oír las ancnazas dc un iroyano;
id adclanic y aninaos nuiuancnic, ¡or si Zcus
olín¡ico, fulninador, nos ¡crniic rccIazar cl
aiaquc y ¡crscguir a los cncnigos Iasia la
ciudad.
277 Dando ialcs voccs aninalan a los
aqucos ¡ara quc conlaiicran. Cuan cs¡csos cacn
los co¡os dc nicvc cuando cn un día dc invicrno
Zcus dccidc ncvar, nosirando sus arnas a los
Ionlrcs, y, adornccicndo los vicnios, nicva
inccsanicncnic Iasia quc culrc las cinas y los
riscos dc los nonics nas alios, las ¡radcras
culicrias dc loio y los fcriilcs can¡os culiivados
¡or cl Ionlrc, y la nicvc sc c×iicndc ¡or los
¡ucrios y ¡layas dcl cs¡unoso nar, y
unicancnic la dciicncn las olas, ¡ucs iodo lo
rcsianic qucda culicrio cuando arrccia la ncvada
dc Zcus, así, ian cs¡csas, volalan las ¡icdras ¡or
anlos lados, las unas Iacia los iroyanos y las
oiras dc csios a los aqucos, y cl csirc¡iio sc
clcvala solrc iodo cl nuro.
290 Mas los iroyanos y cl csclarccido Hccior
no Ialrían roio aun las ¡ucrias dc la nuralla y cl
gran ccrrojo, si cl ¡rovido Zcus no Iulicsc
inciiado a su Iijo Sar¡cdon conira los argivos,
cono a un lcon conira lucycs dc rciorcidos
cucrnos. Sar¡cdon lcvanio cn scguida cl cscudo
liso, Icrnoso, ¡roicgido ¡or ¡lancIas dc lroncc,
olra dc un lroncisia quc sujcio nucIas ¡iclcs dc
lucy con variias dc oro ¡rolongadas ¡or anlos
lados Iasia cl lordc circular; alzando, ¡ucs, la
rodcla y llandicndo un ¡ar dc lanzas, sc ¡uso cn
narcIa cono cl noniaraz lcon quc cn nucIo
iicn¡o no Ia ¡rolado la carnc y su anino audaz
lc in¡clc a aconcicr un rclano dc ovcjas ycndo a
la alqucría solidancnic consiruida; y, aunquc cn
clla cncucnirc ¡asiorcs quc, arnados con
vcnallos y ¡rovisios dc ¡crros, guardan las
ovcjas, no quicrc quc lo ccIcn dcl csiallo sin
inicniar cl aiaquc, Iasia quc, saliando dcniro, o
consiguc Iaccr ¡rcsa o cs Icrido ¡or un vcnallo
quc agil nano lc arroja; dcl nisno nodo, cl
dcifornc Sar¡cdon sc scniía in¡ulsado ¡or su
anino a asaliar cl nuro y dcsiruir los ¡ara¡cios.
Y cn scguida dijo a Clauco, Iijo dc Hi¡oloco.
310 ¡Clauco! ¿Por quc a nosoiros nos Ionran
cn la Licia con asicnios ¡rcfcrcnics, nanjarcs y
co¡as dc vino, y iodos nos niran cono a dioscs, y
¡osccnos can¡os grandcs y nagníficos a orillas
dcl Janio, con vinas y iicrras dc ¡an llcvar?
Prcciso cs quc aIora nos sosicnganos cnirc los
nas avanzados y nos lanccnos a la ardicnic
¡clca, ¡ara quc diga alguno dc los licios, arnados
dc fucrics corazas. «No sin gloria in¡cran
nucsiros rcycs cn la Licia; y si concn ¡ingucs
ovcjas y lclcn c×quisiio vino, dulcc cono la nicl,
ianlicn son csforzados, ¡ucs conlaicn al frcnic
dc los licios». ¡OI anigo! Ojala quc, Iuycndo dc
csia laialla, nos lilraranos ¡ara sicn¡rc dc la
vcjcz y dc la nucric, ¡ucs ni yo nc laiiría cn
¡rincra fila, ni io llcvaría a la lid, dondc los
varoncs adquicrcn gloria; ¡cro, cono son nucIas
las clascs dc nucric quc ¡cndcn solrc los
norialcs, sin quc csios ¡ucdan Iuir dc cllas ni
cviiarlas, vayanos y darcnos gloria a alguicn, o
alguicn nos la dara a nosoiros.
329 Así dijo; y Clauco ni rciroccdio ni fuc
dcsolcdicnic. Anlos fucron adclanic cn línca
rccia, siguicndolcs la nuncrosa Iucsic dc los
iicios. Esircncciosc al advcriirlo Mcncsico, Iijo
dc Pcico, ¡ucs sc cncaninalan Iacia su iorrc,
llcvando consigo la ruina. Ojco la coIoric dc los
aqucos, ¡or si divisala a algun jcfc quc lilrara
dcl ¡cligro a los con¡ancros, y disiinguio a
cniranlos Ayanics, incansallcs cn cl conlaic, y
a Tcucro, rccicn salido dc la iicnda, quc sc
Iallalan ccrca. Pcro no ¡odía Iaccrsc oír ¡or nas
quc griiara, ¡orquc cra ianio cl csirc¡iio, quc cl
ruido dc los cscudos al ¡arar los gol¡cs, cl dc los
cascos guarnccidos con crincs dc calallo, y cl dc
las ¡ucrias, llcgala al ciclo; iodas las ¡ucrias sc
Iallalan ccrradas, y los iroyanos, dcicnidos ¡or
las nisnas, inicnialan ¡cncirar ron¡icndolas a
viva fucrza. Y Mcncsico dccidio cnviar a Tooics, cl
Icraldo, ¡ara quc llanasc a Ayanic.
343 Vc, divino Tooics, y llana corricndo a
Ayanic, o ncjor a los dos; csio scría ¡rcfcrillc,
¡ucs ¡ronio Ialra aquí gran csirago. ¡Tal carga
dan los caudillos licios, quc sicn¡rc Ian sido
sunancnic in¡ciuosos cn las cncarnizadas
¡clcas! Y si ianlicn a11í sc Ia ¡ronovido rccio
conlaic, vcnga ¡or lo ncnos cl csforzado Ayanic
Tclanonio y sígalo Tcucro, c×cclcnic arqucro.
351 Así dijo; y cl Icraldo oyolo y no
dcsolcdccio. Fucsc corricndo a lo largo dcl nuro
dc los aqucos, dc lroncíncas corazas, sc dciuvo
ccrca dc los Ayanics, y lcs Iallo cn csios
icrninos.
354 .¡Ayanics, jcfcs dc los argivos, dc
lroncíncas corazas! El caro Iijo dc Pcico, alunno
dc Zcus, os rucga quc vayais a icncr ¡aric cn la
rcfricga, aunquc sca ¡or lrcvc iicn¡o. Quc
fucrais los dos, scría ¡rcfcrillc; ¡ucs ¡ronio
Ialra a11í gran csirago. ¡Tal carga dan los
caudillos licios, quc sicn¡rc Ian sido sunancnic
in¡ciuosos cn las cncarnizadas ¡clcas! Y si
ianlicn aquí sc Ia ¡ronovido rccio conlaic,
vaya ¡or lo ncnos cl csforzado Ayanic Tclanonio
y sígalo Tcucro, c×cclcnic arqucro.
364 Así Iallo; y cl gran Ayanic Tclanonio no
fuc dcsolcdicnic. En cl acio dijo al Oilíada csias
aladas ¡alalras.
366 ¡Ayanic! Vosoiros, iu y cl fucric
Liconcdcs, scguid aquí y alcniad a los danaos
¡ara quc ¡clccn con dcnucdo. Yo voy a11a,
conlaiirc con aqucllos, y volvcrc ian ¡ronio cono
los Iaya socorrido.
370 Así Ialicndo Iallado, Ayanic Tclanonio
¡ariio y con cl fucron Tcucro, su Icrnano dc
¡adrc, y Pandion, quc llcvala cl corvo arco dc
Tcucro. Llcgaron a la iorrc dcl nagnanino
Mcncsico, y, ¡cncirando cn cl nuro, sc unicron a
los dcfcnsorcs quc ya sc vcían acosados; ¡ucs los
caudillos y csforzados ¡rínci¡cs dc los licios
asalialan los ¡ara¡cios cono un olscuro
iorlcllino. Tralaron cl conlaic y sc ¡rodujo gran
voccrío.
378 Fuc Ayanic Tclanonio cl ¡rincro quc
naio a un Ionlrc, al nagnanino E¡iclcs,
con¡ancro dc Sar¡cdon, arrojandolc una ¡icdra
grandc y as¡cra quc Ialía dcniro dcl nuro, cn la
¡aric nas alia, ccrca dcl ¡ara¡cio. Difícilncnic
Ialría ¡odido sos¡csarla con anlas nanos uno
dc los aciualcs jovcncs, y aqucl la lcvanio y,
iirandola dcsdc lo alio a E¡iclcs, ron¡iolc cl
casco dc cuairo alolladuras y a¡lasiolc los
Iucsos dc la calcza; cl iroyano cayo dc la clcvada
iorrc cono salia un luzo, y cl alna sc¡arosc dc
los nicnlros. Tcucro, dcsdc io alio dc la nuralla,
dis¡aro una flccIa a Clauco, csforzado Iijo dc
Hi¡oloco, quc valcroso aconciía; y, dirigicndola
adondc vio quc cl lrazo a¡arccía dcsnudo, io
¡uso fucra dc conlaic. Salio Clauco y sc alcjo
dcl nuro, oculiandosc ¡ara quc ningun aquco, al
advcriir quc csiala Icrido, ¡rofiricra jacianciosas
¡alalras. A¡csadunlrosc Sar¡cdon al noiario;
nas no ¡or csio sc olvido dc la ¡clca, ¡ucs,
Ialicndo alcanzado a Alcnaon Tcsiorida, lc
cnvaso la lanza, quc al ¡unio volvio a sacar. cl
gucrrcro, siguicndo la lanza, dio dc cara cn cl
suclo, y las lroncíncas lalradas arnas
rcsonaron. Dcs¡ucs, cogicndo con sus rolusias
nanos un ¡ara¡cio, iiro dcl nisno y lo arranco
cnicro; qucdo cl nuro dcsguarnccido cn su ¡aric
su¡crior y con cllo sc alrio canino ¡ara nucIos.
400 Pcro cn cl nisno insianic accriaronlc a
Sar¡cdon Ayanic y Tcucro. csic airavcso con una
flccIa cl lusiroso corrcon dcl gran cscudo, ccrca
dcl ¡ccIo; nas Zcus a¡ario dc su Iijo las ¡arcas,
¡ara quc no sucunlicra junio a las navcs;
Ayanic, arrcnciicndo, dio un loic dc lanza cn cl
cscudo. la ¡unia no lo airavcso, ¡cro Iizo vacilar
al Icroc cuando sc dis¡onía ¡ara cl aiaquc.
Sar¡cdon sc a¡ario un ¡oco dcl ¡ara¡cio, ¡cro no
sc rciiro dcl iodo, ¡orquc cn su anino dcscala
alcanzar gloria. Y volvicndosc a los licios, igualcs
a los dioscs, los c×Iorio dicicndo.
409 ¡OI licios! ¿Por quc sc afloja ianio
vucsiro in¡ciuoso valor? Difícil cs quc yo solo,
aunquc Iaya roio la nuralla y sca valicnic, ¡ucda
alrir canino Iasia las navcs. Ayudadnc iodos,
¡ucs la olra dc nucIos sicn¡rc rcsulia ncjor.
413 Así Iallo. Los licios, icnicndo la
rcconvcncion dcl rcy, junio con csic y con
nayorcs lríos quc anics, cargaron a los argivos;
quicncs, a su vcz, ccrraron las filas dc las
falangcs dcniro dcl nuro, ¡orquc cra grandc la
accion quc sc lcs ¡rcscniala. Y ni los lravos
licios, a ¡csar dc Ialcr roio cl nuro dc los
danaos, logralan alrirsc ¡aso Iasia las navcs; ni
los lclicosos danaos ¡odían rccIazar dc la
nuralla a los licios dcsdc quc a la nisna sc
Ialían accrcado. Cono dos Ionlrcs alicrcan,
con la ncdida cn la nano, solrc los lindcs dc
can¡os coniiguos y sc dis¡uian un ¡cqucno
cs¡acio, así, licios y danaos csialan sc¡arados
¡or los ¡ara¡cios, y ¡or cina dc los nisnos
Iacían cIocar dclanic dc los ¡ccIos las rodclas
dc loyuno cucro y los ligcros lroquclcs. Ya
nucIos conlaiicnics Ialían sido Icridos con cl
crucl lroncc, unos cn la cs¡alda, quc al volvcrsc
dcjaron indcfcnsa, oiros ¡or cnirc cl nisno
cscudo. Por doquicra iorrcs y ¡ara¡cios csialan
rcgados con sangrc dc iroyanos y aqucos. Mas ni
aun así los iroyanos ¡odían Iaccr volvcr la
cs¡alda a los aqucos. Cono una Ionrada olrcra
cogc un ¡cso y lana y los ¡onc cn los ¡laiillos dc
una lalanza, cquililrandolos Iasia quc qucdan
igualcs, ¡ara llcvar a sus Iijos cl niscrallc
salario, así cl conlaic y la ¡clca andalan igualcs
¡ara unos y oiros, Iasia quc Zcus quiso dar
c×cclsa gloria a Hccior Prianida, cl ¡rincro quc
asalio cl nuro aquco. El Icroc, con ¡ujanic voz,
griio a los iroyanos.
440 ¡Aconcicd, iroyanos donadorcs dc
calallos! Fon¡cd cl nuro dc los argivos y arrojad
a las navcs cl fucgo alrasador.
442 Así dijo ¡ara c×ciiarlos. EscucIaronlo
iodos; y rcunidos fucronsc dcrccIos al nuro,
sulicron y ¡asaron ¡or cncina dc las alncnas,
llcvando sicn¡rc cn las nanos las afiladas
lanzas.
445 Hccior cogio cnionccs una ¡icdra dc
ancIa lasc y aguda ¡unia quc Ialía dclanic dc
la ¡ucria. dos dc los nas forzudos Ionlrcs dcl
¡ucllo, ialcs cono son Ioy, con dificuliad
Iulicran ¡odido cargarla cn un carro; ¡cro aqucl
la nancjala facilncnic ¡orquc cl Iijo dcl aricro
Crono la volvio liviana. Dicn así cono cl ¡asior
llcva cn una nano cl vcllon dc un carncro, sin
quc cl ¡cso lo faiiguc, Hccior, alzando la ¡icdra,
la conducía Iacia las iallas quc fucricncnic
unidas fornalan las dos Iojas dc la alia ¡ucria y
csialan ascguradas ¡or dos ccrrojos ¡ucsios cn
dircccion coniraria, quc alría y ccrrala una sola
llavc. Hccior sc dciuvo dclanic dc la ¡ucria,
sc¡aro los ¡ics, y, csirilando cn cl suclo ¡ara quc
cl gol¡c no fucsc dclil, arrojo la ¡icdra al ccniro
dc aquclla. ron¡icronsc anlos quicialcs, cayo la
¡icdra dcniro ¡or su ¡ro¡io ¡cso, rccrujicron las
iallas, y, cono los ccrrojos no ofrccicron lasianic
rcsisicncia, dcsunicronsc las Iojas y cada una
fuc ¡or su lado, al in¡ulso dc la ¡icdra. El
csclarccido Hccior, quc ¡or su as¡ccio a la ra¡ida
nocIc scncjala, salio al inicrior. cl lroncc
rclucía dc un nodo icrrillc cn iorno dc su
cucr¡o, y cn la nano llcvala dos lanzas. Nadic, a
no scr un dios, Iulicra ¡odido salirlc al
cncucniro y dcicncrlo cuando iras¡uso la ¡ucria.
Sus ojos lrillalan cono cl fucgo. Y volvicndosc a
la iurla, alcniala a los iroyanos ¡ara quc
¡asaran la nuralla. Olcdccicron, y nicniras
unos asalialan cl nuro, oiros afluían a las licn
consiruidas ¡ucrias. Los danaos rcfugiaronsc cn
las concavas navcs y sc ¡ronovio un gran
iunulio.

CANTO XIII*
BataIIa junto a Ias naves

¯ Zcus, cuya voluniad dirigía los
aconiccinicnios, alandona dc
noncnio sus ¡lancs, y Posidon
a¡rovccIa la circunsiancia ¡ara
organizar la rcsisicncia cn cl lando
aquco. Al sufrir la ¡rcsion dc los
iroyanos ¡or la izquicrda y ¡or cl
ccniro, inician cl coniraaiaquc ¡or
la dcrccIa.

1 Cuando Zcus Iulo accrcado a Hccior y los
iroyanos a las navcs, dcjo quc sosiuvicran cl
iralajo y la faiiga dc la laialla, y, volvicndo a oira
¡aric sus ojos rcfulgcnics, nirala a lo lcjos la
iicrra dc los iracios, dicsiros jincics; dc los
nisios, quc conlaicn dc ccrca; dc los ilusircs
Ii¡onolgos, quc sc alincnian con lccIc; y dc los
alios, los nas jusios dc los Ionlrcs. Y ya no
volvio a ¡oncr los lrillanics ojos cn Troya, ¡orquc
su corazon no icnía quc innorial alguno fucra a
socorrcr ni a los iroyanos ni a los danaos.
10 Pcro no cn vano cl ¡odcroso Posidon, quc
laic la iicrra, csiala al acccIo cn la cunlrc nas
alia dc la sclvosa Sanoiracia conicn¡lando la
lucIa y la ¡clca. Dcsdc a11í sc divisala iodo cl
Ida, la ciudad dc Príano y las navcs aqucas. En
aqucl siiio Ialíasc scniado Posidon al salir dcl
nar; y con¡adccía a los aqucos, vcncidos ¡or los
iroyanos, a la vcz quc colrala gran indignacion
conira Zcus.
17 Pronio Posidon lajo dcl cscar¡ado nonic
con ligcra ¡lania; las alias colinas y las sclvas
icnllalan dclajo dc los ¡ics innorialcs,
nicniras cl dios ila andando. Dio ircs ¡asos, y al
cuario arrilo al icrnino dc su viajc, a Egas; a11í,
cn las ¡rofundidadcs dcl nar, icnía ¡alacios
nagníficos, dc oro, rcs¡landccicnics a
indcsiruciillcs. Lucgo quc Iulo llcgado, uncio al
carro un ¡ar dc corcclcs dc cascos dc lroncc y
aurcas crincs quc volalan ligcros; y
scguidancnic cnvolvio su cucr¡o cn dorada
iunica, iono cl laiigo dc oro IccIo con aric, sulio
al carro y lo guio ¡or cina dc las olas. Dclajo
salialan los cciaccos, quc salían dc sus
cscondrijos, rcconocicndo al rcy; cl nar alría,
gozoso, sus aguas, y los agilcs calallos con
a¡rcsurado vuclo y sin dcjar quc cl cjc dc lroncc
sc nojara conducían a Posidon Iacia las navcs dc
los aqucos.
32 Hay una vasia gruia cn lo Iondo dcl
¡rofundo nar cnirc Tcncdos y la cscalrosa
Inlros; y, al llcgar a clla, Posidon, quc laic la
iicrra, dciuvo los corcclcs, dcsunciolos dcl carro,
diolcs a concr un ¡asio divino, ¡usolcs cn los
¡ics iralas dc oro indcsiruciillcs a indisolullcs,
¡ara quc sin novcrsc dc aqucl siiio aguardaran
su rcgrcso, y sc fuc al cjcrciio dc los aqucos.
39 Los iroyanos, cnardccidos y scncjanics a
una llana o a una icn¡csiad, scguían a¡inados a
Hccior Prianida con alloroio y voccrío; y icnían
cs¡cranzas dc ionar las navcs dc los aqucos y
naiar cnirc cllas a iodos sus caudillos.
43 Mas Posidon, quc cinc y laic la iicrra,
ascncjandosc a Calcanic cn cl cucr¡o y cn la voz
infaiigallc, inciiala a los argivos dcsdc quc salio
dcl ¡rofundo nar, y dijo a los Ayanics, quc ya
csialan dcscosos dc conlaiir.
47 ¡Ayanics! Vosoiros salvarcis a los aqucos
si os acordais dc vucsiro valor y no dc la fuga
Iorrcnda. No nc ¡oncn cn cuidado las audaccs
nanos dc los iroyanos quc asaliaron cn iro¡cl la
gran nuralla, ¡ucs a iodos rcsisiiran los aqucos,
dc Icrnosas grclas; ¡cro cs dc icncr, y nucIo,
quc ¡adczcanos algun dano cn csia ¡aric dondc
a¡arccc a la calcza dc los suyos cl ralioso
Hccior, scncjanic a una llana, cl cual llasona dc
scr Iijo dcl ¡rc¡oicnic Zcus. Una dcidad lcvanic
cl anino cn vucsiro ¡ccIo ¡ara rcsisiir
firncncnic y c×Ioriar a los dcnas; con csio
¡odríais rccIazar a Hccior dc las navcs, dc ligcro
andar, ¡or furioso quc csiuvicra y aunquc fucsc
cl nisno Olín¡ico quicn io insiigara.
59 Dijo así Posidon, quc cinc y laic la iicrra;
y, iocando a cniranlos con cl cciro, llcnolos dc
fucric vigor y agiliiolcs iodos los nicnlros y
cs¡ccialncnic los ¡ics y las nanos. Y cono cl
gavilan dc ligcras alas sc arroja, dcs¡ucs dc
clcvarsc a una aliísina y alru¡ia ¡cna,
cndcrczando cl vuclo a la llanura ¡ara ¡crscguir a
un avc, dc aqucl nodo a¡ariosc dc cllos Posidon,
quc laic la iicrra. El ¡rincro quc lc rcconocio fuc
cl agil Ayanic dc Oilco, quicn dijo al noncnio a
Ayanic, Iijo dc Tclanon.
68 ¡Ayanic! Un dios dcl Olin¡o nos insiiga,
iransfigurado cn adivino, a ¡clcar ccrca dc las
navcs; ¡ucs csc no cs Calcanic, cl ins¡irado
augur. Ic olscrvado las Iucllas quc dcjan sus
¡lanias y su andar, y a los dioscs sc lcs rcconocc
facilncnic. En ni ¡ccIo cl corazon sicnic un
dcsco nas vivo dc lucIar y conlaiir, y nis
nanos y ¡ics sc nucvcn con in¡acicncia.
76 Fcs¡ondio Ayanic Tclanonio.
77 Tanlicn a ní sc nc cnardcccn las
audaccs nanos cn iorno dc la lanza y ni fucrza
auncnia y nis ¡ics salian, y dcsco ¡clcar yo solo
con Hccior Prianida, cuyo furor cs insaciallc.
81 Así csios convcrsalan, alcgrcs ¡or cl
lclico ardor quc una dcidad ¡uso cn sus
corazoncs; cn ianio, Posidon, quc cinc la iicrra,
aninala a los aqucos dc las uliinas filas, quc
junio a las vclcras navcs rc¡aralan las fucrzas.
Tcnían los nicnlros rclajados ¡or cl ¡cnoso
cansancio, y sc lcs llcno cl corazon dc ¡csar
cuando vicron quc los iroyanos asalialan cn
iro¡cl la gran nuralla. conicn¡lalanlo con los
ojos arrasados dc lagrinas y no crcían csca¡ar dc
aqucl ¡cligro. Pcro Posidon, quc laic la iicrra,
inicrvino y rcanino facilncnic las csforzadas
falangcs. Fuc ¡rincro a inciiar a Tcucro, Lciio, cl
Icroc Pcnclco, Toanic, Dcí¡iro, Mcrioncs y
Aniíloco, agucrridos can¡concs, y, ¡ara
alcniarlos, lcs dijo csias aladas ¡alalras.
95 ¡Quc vcrgucnza, argivos jovcncs
adolcsccnics! Figuralanc quc ¡clcando
conscguiríais salvar nucsiras navcs; ¡cro, si
ccjais cn cl funcsio conlaic, ya lucc cl día cn quc
sucunlircnos a nanos dc los iroyanos. ¡OI
dioscs! Vco con nis ojos un ¡rodigio grandc y
icrrillc quc janas ¡cnsc quc llcgara a rcalizarsc.
¡Vcnir los iroyanos a nucsiros lajclcs! Parccíansc
anics a las ncdrosas cicrvas quc vagan ¡or cl
nonic, dclilcs y sin fucrza ¡ara la lucIa, y son cl
¡asio dc cIacalcs, ¡anicras y lolos; scncjanics a
cllas, nunca qucrran los iroyanos afroniar a los
aqucos, aunquc fucsc un insianic, ni osalan
rcsisiir su valor y sus nanos. Y aIora ¡clcan
lcjos dc la ciudad, junio a las navcs, ¡or la cul¡a
dcl caudillo y la indolcncia dc los Ionlrcs quc,
no olrando dc acucrdo con cl, sc nicgan a
dcfcndcr los lajclcs, dc ligcro andar, y rccilcn la
nucric ccrca dc los nisnos. Mas, aunquc cl
Icroc Airida, cl ¡odcroso Agancnon, sca cl
vcrdadcro cul¡allc dc iodo, ¡orquc ulirajo al
Pclida dc ¡ics ligcros, cn nodo alguno nos cs
líciio dcjar dc conlaiir. Fcncdicnos con ¡rcsicza
cl nal, quc la ncnic dc los lucnos cs a¡lacallc.
No cs dccoroso quc dccaiga vucsiro in¡ciuoso
valor, sicndo cono sois los nas valicnics dcl
cjcrciio. Yo no incrc¡aría a un Ionlrc iínido
¡orquc sc alsiuvicra dc ¡clcar; ¡cro conira
vosoiros sc cncicndc cn ira ni corazon. ¡OI
colardcs! Con vucsira indolcncia Iarcis quc
¡ronio sc agravc cl nal. Poncd cn vucsiros
¡ccIos vcrgucnza y ¡undonor, aIora quc sc
¡ronucvc csia gran coniicnda. Ya cl fucric
Hccior, valicnic cn la ¡clca, conlaic ccrca dc las
navcs y Ia roio las ¡ucrias y cl gran ccrrojo.
125 Con ialcs anoncsiacioncs, cl quc cinc la
iicrra insiigo a los aqucos. Fodcalan a anlos
Ayanics fucrics falangcs quc Iulicran dcclarado
irrc¡rcnsillcs Arcs y Aicnca, quc cnardccc a los
gucrrcros, si ¡or cllas sc Iulicscn cnirado. Los
icnidos ¡or nas valicnics aguardalan a los
iroyanos y al divino Hccior, y las asias y los
cscudos sc iocalan cn las ccrradas filas. la rodcla
a¡oyalasc cn la rodcla, cl yclno cn oiro yclno,
cada Ionlrc cn su vccino, y cIocalan los
¡cnacIos dc crincs dc calallo y los lucicnics
conos dc los cascos cuando alguicn inclinala la
calcza. ¡Tan a¡inadas csialan las filas!
Cruzalansc las lanas, quc llandían audaccs
nanos, y cllos dcscalan arrcncicr a los cncnigos
y iralar la ¡clca.
136 Los iroyanos aconciicron unidos,
siguicndo a Hccior, quc dcscala ir cn dcrccIura
a los aqucos. Cono la ¡icdra insolcnic quc cac dc
una cunlrc y llcva consigo la ruina, ¡orquc sc Ia
dcsgajado, ccdicndo a la fucrza dc iorrcncial
avcnida causada ¡or la nucIa lluvia, y dcscicndc
dando iunlos con ruido quc rc¡crcuic cn cl
losquc, corrc scgura Iasia cl llano, y a11í sc
dciicnc, a ¡csar dc su ín¡ciu, dc igual nodo
Hccior ancnazala con airavcsar facilncnic ¡or
las iicndas y navcs aqucas, naiando sicn¡rc, y
no dcicncrsc Iasia cl nar; ¡cro cnconiro las
dcnsas falangcs, y iuvo quc Iaccr alio dcs¡ucs dc
un violcnio cIoquc. Los aqucos lc afroniaron;
¡rocuraron Icrirlo con las cs¡adas y lanzas dc
dollc filo, y a¡ariaronlc dc cllos, dc sucric quc
fuc rccIazado, y iuvo quc rciroccdcr. Y con voz
¡cnciranic griio a los iroyanos.
150 ¡Troyanos, licios, dardanos quc cucr¡o a
cucr¡o ¡clcais! Pcrsisiid cn cl aiaquc; ¡ucs los
aqucos no nc rcsisiiran largo iicn¡o, aunquc sc
Iayan fornado cn colunna ccrrada; y crco quc
ni lanza lcs Iara rciroccdcr ¡ronio, si
vcrdadcrancnic nc in¡ulsa cl dios nas
¡odcroso, cl ionanic cs¡oso dc Hcra.
155 Con csias ¡alalras lcs c×ciio a iodos cl
valor y la fucrza. Enirc los iroyanos ila nuy
ufano Dcífolo Prianida, quc sc adclaniala ligcro
y sc culría con cl liso cscudo. Mcrioncs arrojolc
una rclucicnic lanza, y no crro cl iiro. accrio a
dar cn la rodcla IccIa dc ¡iclcs dc ioro, sin
conscguir airavcsarla, ¡orquc aquclla sc ron¡io
cn la union dcl asia con cl Iicrro. Dcífolo a¡ario
dc sí cl cscudo dc ¡iclcs dc ioro, icnicndo la
lanza dcl agucrrido Mcrioncs; y csic Icroc
rciroccdio al gru¡o dc sus anigos, nuy
disgusiado, así ¡or la vicioria ¡crdida, cono ¡or
la roiura dcl arna, y lucgo sc cncanino a las
iicndas y navcs aqucas ¡ara ionar oira lanza
grandc dc las quc cn su lajcl icnía.
169 Los dcnas conlaiían, y una voccría
inncnsa sc dcjala oír. Tcucro Tclanonio fuc cl
¡rincro quc naio a un Ionlrc, al lclicoso
Inlrio, Iijo dc Mcnior, rico cn calallos. Anics dc
llcgar los aqucos, Inlrio norala cn Pcdco con su
cs¡osa Mcdcsicasia, Iija lasiarda dc Príano;
nas así quc llcgaron las corvas navcs dc los
danaos, volvio a Ilio, dcscollo cnirc los iroyanos y
vivio cn cl ¡alacio dc Príano, quc lc Ionrala
cono a sus ¡ro¡ios Iijos. Enionccs cl Iijo dc
Tclanon Iiriolc dclajo dc la orcja con la gran
lanza, quc rciiro cn scguida; y cl gucrrcro cayo
cono cl frcsno nacido cn una cunlrc quc dcsdc
lcjos sc divisa, cuando cs coriado ¡or cl lroncc y
vicncn al suclo sus iicrnas Iojas. Así cayo Inlrio,
y sus arnas, dc lalrado lroncc, rcsonaron.
Tcucro acudio corricndo, novido ¡or cl dcsco dc
quiiarlc la arnadura; ¡cro Hccior lc iiro una
rclucicnic lanza; violo aqucl y Iurio cl cucr¡o, y
la lroncínca ¡unia sc clavo cn cl ¡ccIo dc
Anfínaco, Iijo dc Cicaio Aciorion, quc acalala
dc cnirar cn conlaic. El gucrrcro cayo con
csirc¡iio, y sus arnas rcsonaron. Hccior fuc
¡rcsuroso a quiiarlc al nagnanino Anfínaco cl
casco quc llcvala ada¡iado a las sicncs; Ayanic
lcvanio, a su vcz, la rclucicnic lanza conira
Hccior, y si licn no ¡udo Iaccrla llcgar a su
cucr¡o, ¡roicgido iodo ¡or Iorrcndo lroncc, diolc
un loic cn ncdio dcl cscudo, y rccIazo al Icroc
con gran ín¡ciu; csic dcjo los cadavcrcs, y los
aqucos los rciiraron. Esiiquio y cl divino
Mcncsico, caudillos aicnicnscs, llcvaron a
Anfínaco al can¡ancnio aquco; y los dos
Ayanics, quc sicn¡rc anIclalan la in¡ciuosa
¡clca, lcvaniaron cl cadavcr dc Inlrio. Cono dos
lconcs quc, Ialicndo arrclaiado una calra a
unos ¡crros dc agudos dicnics, la llcvan cn la
loca ¡or los cs¡csos naiorralcs, cn alio,
lcvaniada dc la iicrra, así los lclicosos Ayanics,
alzando cl cucr¡o dc Inlrio, lo dcs¡ojaron dc las
arnas; y cl Oilíada, irriiado ¡or la nucric dc
Anfínaco, lc sc¡aro la calcza dcl iicrno cucllo y
la Iizo rodar ¡or cnirc la iurla, cual si fucsc una
lola, Iasia quc cayo cn cl ¡olvo a los ¡ics dc
Hccior.
206 Enionccs Posidon, airado cn cl corazon
¡orquc su nicio Ialía sucunlido cn la icrrillc
¡clca, sc fuc Iacia las iicndas y navcs dc los
aqucos ¡ara rcaninar a los danaos y causar
nalcs a los iroyanos. Enconirosc con cl
Idoncnco, fanoso ¡or su lanza, quc volvía dc
acon¡anar a un anigo a quicn sacaron dcl
conlaic ¡orquc los iroyanos lc Ialían Icrido cn
la corva con cl agudo lroncc. Idoncnco, una vcz
io Iulo confiado a los ncdicos, sc cncaninala a
su iicnda, con inicncion dc volvcr a la laialla. Y
cl ¡odcroso Posidon, quc laic la iicrra, díjolc,
ionando la voz dc Toanic, Iijo dc Andrcnon, quc
cn Plcuron cnicra y cn la c×cclsa Calidon rcinala
solrc los ciolios y cra Ionrado ¡or cl ¡ucllo cual
si fucsc un dios.
219 ¡Idoncnco, ¡rínci¡c dc los crcicnscs!
¿Quc sc Iicicron las ancnazas quc los aqucos
Iacían a los iroyanos?
221 Fcs¡ondio Idoncnco, caudillo dc los
crcicnscs.
222 ¡OI Toanic! No crco quc aIora sc ¡ucda
cul¡ar a ningun gucrrcro, ¡orquc iodos salcnos
conlaiir y nadic csia ¡oscído dcl c×aninc icrror,
ni dcja ¡or flojcdad la funcsia laialla; sin duda
dclc dc scr graio al ¡rc¡oicnic Cronida quc los
aqucos ¡crczcan sin gloria cn csia iicrra, lcjos dc
Argos. Mas, oI Toanic, ¡ucsio quc sicn¡rc Ias
sido lclicoso y suclcs aninar al quc vcs rcniso,
no dcjcs dc ¡clcar y c×Ioria a los dcnas varoncs.
231 Conicsio Posidon, quc laic la iicrra.
232 ¡Idoncnco! No vuclva dcsdc Troya a su
¡airia y vcnga a scr jugucic dc los ¡crros quicn
cn cl día dc Ioy dcjc voluniariancnic dc
conlaiir. Ea, iona las arnas y vcn a ni lado;
a¡rcsurcnonos ¡or si, a ¡csar dc csiar solos,
¡odcnos Iaccr algo ¡rovccIoso. Nacc una fucrza
dc la union dc los Ionlrcs, aunquc scan dclilcs;
y nosoiros sonos ca¡accs dc lucIar con los
valicnics.
239 DicIas csias ¡alalras, cl dios sc cniro dc
nucvo ¡or cl conlaic dc los Ionlrcs; a
Idoncnco, ycndo a la licn consiruida iicnda,
visiio la nagnífica arnadura, iono un ¡ar dc
lanzas y volvio a salir, scncjanic al cnccndido
rclan¡ago quc cl Cronion agiia cn su nano dcsdc
cl rcs¡landccicnic Olin¡o ¡ara nosirarlo a los
Ionlrcs cono scnal, ianio ccnicllcala cl lroncc
cn cl ¡ccIo dc Idoncnco nicniras csic corría.
Enconirosc con cl, no nuy lcjos dc la iicnda, cl
valicnic cscudcro Mcrioncs, quc ila cn lusca dc
una lanza; y cl fucric Dioncdcs dijo.
249 ¡Mcrioncs, Iijo dc Molo, cl dc los ¡ics
ligcros, ni con¡ancro nas qucrido! ¿Por quc
vicncs, dcjando cl conlaic y la ¡clca? ¿Acaso
csias Icrido y ic agolia ¡uniiaguda flccIa? ¿Mc
iracs, quizas, alguna noiicia? Pucs no dcsco
qucdarnc cn la iicnda, sino ¡clcar.
234 Fcs¡ondiolc cl ¡rudcnic Mcrioncs.
235 ¡Idoncnco, ¡rínci¡c dc los crcicnscs, dc
lroncíncas corazas! Vcngo ¡or una lanza, si la
Iay cn iu iicnda; ¡ucs la quc icnía sc Ia roio al
dar un loic cn cl cscudo dcl fcroz Dcífolo.
259 Conicsio Idoncnco, caudillo dc los
crcicnscs.
260 Si la dcscas, Iallaras, cn la iicnda,
a¡oyadas cn cl lusiroso nuro, no una, sino vcinic
lanzas, quc Ic quiiado a los iroyanos nucrios cn
la laialla; ¡ucs janas conlaio a disiancia dcl
cncnigo. Hc aquí ¡or quc icngo lanzas, cscudos
alollonados, cascos y rclucicnics corazas.
266 Fc¡lico cl ¡rudcnic Mcrioncs.
267 Tanlicn ¡osco yo cn la iicnda y cn la
ncgra navc nucIos dcs¡ojos dc los iroyanos, nas
no csian ccrca ¡ara ionarlos; quc nunca nc
olvido dc ni valor, y cn cl conlaic, dondc los
Ionlrcs sc Iaccn ilusircs, a¡arczco sicn¡rc
cnirc los dclanicros dcsdc quc sc irala la laialla.
Quiza algun oiro dc los aqucos dc lroncíncas
corazas no Ialra fijado su aicncion cn ni
¡crsona cuando ¡clco, ¡cro no dudo quc iu nc
Ias visio.
274 Idoncnco, caudillo dc los crcicnscs,
díjolc cnionccs.
275 Sc cuan grandc cs iu valor. ¿Por quc nc
rcficrcs csias cosas? Si los nas scnalados nos
rcunicranos junio a las navcs ¡ara arnar una
cclada, quc cs dondc ncjor sc conocc la lravura
dc los Ionlrcs y dondc facilncnic sc disiinguc al
colardc dcl aninoso cl colardc sc ¡onc
dcnudado, ya dc un nodo, ya dc oiro; y, cono no
salc icncr firnc anino cn cl ¡ccIo, no
¡crnanccc iranquilo, sino quc dolla las rodillas y
sc sicnia solrc los ¡ics y cl corazon lc da grandcs
salios ¡or cl icnor dc las ¡arcas y los dicnics lc
crujcn; y cl aninoso no sc innuia ni iicnlla, una
vcz sc Ia cnloscado, sino quc dcsca quc cuanio
anics ¡rinci¡ic cl funcsio conlaic, ni a11í
¡odrían laldonarsc io valor y la fucrza dc ius
lrazos. Y, si ¡clcando ic Iiricran dc ccrca o dc
lcjos, no scría cn la nuca o cn la cs¡alda, sino cn
cl ¡ccIo o cn cl vicnirc, nicniras fucras Iacia
adclanic con los gucrrcros nas avanzados. Mas,
ca, no Iallcnos dc csias cosas, ¡crnanccicndo
ociosos cono unos sin¡lcs; no sca quc alguicn
nos incrc¡c durancnic. Vc a la iicnda y iona la
fornida lanza.
295 Así dijo; y Mcrioncs, igual al vcloz Arcs,
cnirando cn la iicnda, cogio cn scguida una
lroncínca lanza y fuc cn scguinicnio dc
Idoncnco, nuy dcscoso dc volvcr al conlaic.
Cono va a la gucrra Arcs, funcsio a los norialcs,
acon¡anado dc la Fuga, su Iija qucrida, fucric a
inirc¡ida, quc Iasia cl gucrrcro valcroso causa
cs¡anio; y los dos sc arnan y salicndo dc la
Tracia cndcrczan sus ¡asos Iacia los cfiros y los
nagnaninos flcgis, y no cscucIan los rucgos dc
anlos ¡ucllos, sino quc dan la vicioria a uno dc
cllos, dc la nisna nancra, Mcrioncs a Idoncnco,
caudillos dc Ionlrcs, sc cncaninalan a la
laialla, arnados dc lucicnic lroncc. Y Mcrioncs
fuc cl ¡rincro quc Iallo, dicicndo.
307 ¡Dcucalida! ¿Por dondc quicrcs quc
¡cncircnos cn la iurla. ¡or la dcrccIa dcl
cjcrciio, ¡or cn ncdio o ¡or la izquicrda? Pucs no
crco quc los nclcnudos aqucos dcjcn dc ¡clcar cn
¡aric alguna.
311 Fcs¡ondiolc Idoncnco, caudillo dc los
crcicnscs.
312 Hay cn cl ccniro quicncs dcficndan las
navcs. los dos Ayanics y Tcucro, cl nas dicsiro
arqucro aquco y csforzado ianlicn cn cl conlaic
a ¡ic firnc; cllos sc lasian ¡ara rccIazar a
Hccior Prianida ¡or fucric quc sca y ¡or inciiado
quc csic a la laialla. Difícil scra, aunquc icnga
nucIos dcscos dc ¡clcar, quc, iriunfando dcl
valor y dc las nanos invicias dc aqucllos, llcguc a
inccndiar los lajclcs; a no scr quc cl nisno
Cronion arrojc una ica cnccndida cn las ligcras
navcs. El gran Ayanic Tclanonio no ccdcría a
ningun Ionlrc norial quc cona cl fruio dc
Dcncicr y ¡ucda scr Icrido con cl lroncc o con
grandcs ¡icdras; ni siquicra sc rciiraría a visia dc
Aquilcs, quc ron¡c las filas dc los gucrrcros, cn
un conlaic a ¡ic firnc; ¡ucs cn la carrcra
Aquilcs no iicnc rival. Vanos, ¡ucs, a la izquicrda
dcl cjcrciio, ¡ara vcr si ¡rcsio darcnos gloria a
alguicn, o alguicn nos la dara a nosoiros.
328 Así dijo; y Mcrioncs, igual al vcloz Arcs,
ccIo a andar Iasia quc llcgaron al cjcrciio ¡or
dondc Idoncnco lc aconscjala.
330 Cuando los iroyanos vicron a Idoncnco,
quc ¡or su in¡ciuosidad ¡arccía una llana, y a
su cscudcro, anlos rcvcsiidos dc lalradas
arnas, aninaronsc unos a oiros ¡or cnirc la
iurla y arrcnciicron iodos conira aqucl. Y sc
iralo una rcfricga, sosicnida con igual icson ¡or
anlas ¡arics, junio a las ¡o¡as dc las navcs.
Cono a¡arcccn dc rc¡cnic las icn¡csiadcs,
susciiadas ¡or los sonoros vicnios un día cn quc
los caninos csian llcnos dc ¡olvo y sc lcvania
una gran nulc dcl nisno, así cnionccs unos y
oiros vinicron a las nanos, dcscando cn su
corazon naiarsc rccí¡rocancnic con cl agudo
lroncc ¡or cnirc la iurla. La laialla, dcsiruciora
dc Ionlrcs, sc ¡rcscniala Iorrillc con las largas
¡icas quc dcsgarran la carnc y quc los gucrrcros
nancjalan; ccgala los ojos cl rcs¡landor dcl
lroncc dc los lucicnics cascos, dc las corazas
rccicnicncnic lrunidas y dc los cscudos
rcfulgcnics dc cuanios ilan a cnconirarsc; y
Iulicra icnido corazon nuy audaz quicn al
conicn¡lar aquclla accion sc Iulicsc alcgrado cn
vcz dc afligirsc.
345 Los dos Iijos ¡odcrosos dc Crono,
disiniicndo cn cl nodo dc ¡cnsar, ¡rc¡aralan
dc¡lorallcs nalcs a los Icrocs. Zcus qucría quc
iriunfaran Hccior y los iroyanos ¡ara glorificar a
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros; nas no ¡or cso
dcscala quc cl cjcrciio aquco ¡crccicra
ioialncnic dclanic dc Ilio, ¡ucs solo inicniala
Ionrar a Tciis y a su Iijo, dc anino csforzado.
Posidon Ialía salido oculiancnic dcl cs¡unoso
nar, rccorría las filas y aninala a los argivos,
¡orquc lc afligía quc fucran vcncidos ¡or los
iroyanos, y sc indignala nucIo conira Zcus.
Igual cra cl origcn dc anlas dcidadcs y una
nisna su ¡rosa¡ia, ¡cro Zcus Ialía nacido
¡rincro y salía nas, ¡or csio Posidon cviiala cl
socorrcr alicriancnic a aqucllos, y, iransfigurado
cn Ionlrc, discurría, sin darsc a conoccr, ¡or cl
cjcrciio y lc anoncsiala. Y los dioscs inclinalan
alicrnaiivancnic cn favor dc unos y dc oiros la
rcnida ¡clca y cl indcciso conlaic; y icndían
solrc cllos una cadcna inquclraniallc a
indisolullc quc a nucIos lcs quclro las rodillas.
361 Enionccs Idoncnco, aunquc ya
scnicano, anino a los danaos, arrcnciio conira
los iroyanos, llcnandolcs dc ¡avor, y naio a
Oirionco. Ésic Ialía acudido dc Calcso a Ilio
cuando iuvo noiicia dc la gucrra y ¡cdido cn
nairinonio a Casandra, la nas Icrnosa dc las
Iijas dc Príano, sin olligacion dc doiarla; ¡cro
ofrccicndo una gran cosa. quc ccIaría dc Troya a
los aqucos. El anciano Príano acccdio y consiniio
cn darscla; y cl Icroc conlaiía, confiando cn la
¡roncsa. Idoncnco iirolc la rclucicnic lanza y lc
Iirio nicniras sc adclaniala con arroganic ¡aso,
la coraza dc lroncc quc llcvala no rcsisiio,
clavosc aquclla cn ncdio dcl vicnirc, cayo cl
gucrrcro con csirc¡iio, a Idoncnco dijo con
jaciancia.
374 ¡Oirionco! Tc cnsalzaría solrc iodos los
norialcs si cun¡licras lo quc ofrccisic a Príano
Dardanida cuando ic ¡ronciio a su Iija. Tanlicn
nosoiros ic Iarcnos ¡roncsas con inicncion dc
cun¡lirlas. iracrcnos dc Argos la nas lclla dc
las Iijas dcl Airida y ic la darcnos ¡or nujcr, si
junio con los nucsiros dcsiruycs la ¡o¡ulosa
ciudad dc Ilio. Pcro sígucnc, y cn las navcs
surcadoras dcl ¡onio nos ¡ondrcnos dc acucrdo
solrc cl casanicnio; quc no sonos nalos
sucgros.
383 Hallolc así cl Icroc Idoncnco, nicniras
lc asía dc un ¡ic y lc arrasirala ¡or cl can¡o dc
la dura laialla; y Asio sc adclanio ¡ara vcngarlo,
¡rcscniandosc cono ¡con dclanic dc su carro,
cuyos corcclcs, golcrnados ¡or cl auriga, solrc
los nisnos Ionlros dcl gucrrcro rcso¡lalan.
Asio dcscala cn su corazon Icrir a Idoncnco,
¡cro aniici¡osclc csic y lc Iundio la ¡ica cn la
gargania, dclajo dc la larla, Iasia quc cl lroncc
salio al oiro lado. Cayo cl iroyano cono cn cl
nonic la cncina, cl alano o cl clcvado ¡ino quc
unos ariíficcs corian con afiladas IacIas ¡ara
convcriirlo cn nasiil dc navío; así yacía aqucl,
icndido dclanic dc los corcclcs y dcl carro,
rccIinandolc los dicnics y cogicndo con las
nanos cl ¡olvo cnsangrcniado. Turlosc cl
cscudcro, y ni siquicra sc aircvio a iorccr la
ricnda a los calallos ¡ara csca¡ar dc las nanos
dc los cncnigos. Y cl lclicoso Aniíloco sc llcgo a
cl y lc airavcso con la lanza, ¡ucs la lroncínca
coraza no ¡udo cviiar quc sc la clavasc cn cl
vicnirc. El auriga, jadcanic, cayo dcl licn
consiruido carro; y Aniíloco, Iijo dcl nagnanino
Ncsior, saco los calallos dc cnirc los iroyanos y
sc los llcvo Iacia los aqucos, dc Icrnosas grclas.
402 Dcífolo, irriiado ¡or la nucric dc Asio,
sc accrco nucIo a Idoncnco y lc arrojo la
rclucicnic lanza. Mas Idoncnco adviriiolo y lurlo
cl gol¡c cncongicndosc dclajo dc su liso cscudo,
quc csiala fornado ¡or loyunas ¡iclcs y una
lanina dc lrunido lroncc con dos alrazadcras, la
lroncínca lanza rcslalo ¡or la su¡crficic dcl
cscudo, quc sono roncancnic, y no fuc lanzada
cn laldc ¡or cl rolusio lrazo dc aqucl, ¡ucs fuc a
clavarsc cn cl Iígado, dclajo dcl diafragna, dc
Hi¡scnor Hi¡asida, ¡asior dc Ionlrcs,
Iacicndolc dollar las rodillas. Y Dcífolo sc
jaciala así, dando grandcs voccs.
414 Asio yacc cn iicrra, ¡cro ya csia vcngado.
Figuronc quc, al dcsccndcr a la norada dc
solidas ¡ucrias dcl icrrillc Hadcs, sc Iolgara su
cs¡íriiu dc quc lc Iaya ¡rocurado un con¡ancro.
417 Así Iallo. Sus jacianciosas frascs
a¡csadunlraron a los argivos y connovicron cl
corazon dcl lclicoso Aniíloco; ¡cro csic, aunquc
afligido, no alandono a su con¡ancro, sino quc
corricndo sc ¡uso ccrca dc cl y lc culrio con cl
cscudo. E iniroducicndosc ¡or dclajo dos anigos
ficlcs, Mccisico, Iijo dc Equio, y cl divino Alasior,
llcvaron a Hi¡scnor, quc dala Iondos sus¡iros,
Iacia las concavas navcs.
424 Idoncnco no dcjala quc dcsfallccicra su
gran valor y dcscala sicn¡rc o sunir a algun
iroyano cn icnclrosa nocIc, o cacr cl nisno con
csirc¡iio, lilrando dc la ruina a los aqucos.
Posidon dcjo quc sucunlicra a nanos dc
Idoncnco, cl Iijo qucrido dc Esicics, alunno dc
Zcus, cl Icroc Alcaioo (cra ycrno dc Anquiscs y
icnía ¡or cs¡osa a Hi¡odanía, la Iija
¡rinogcniia, a quicn cl ¡adrc y la vcncranda
nadrc analan cordialncnic cn cl ¡alacio ¡orquc
solrcsalía cn Icrnosura, dcsircza y ialcnio cnirc
iodas las dc su cdad, y a causa dc csio caso con
clla cl Ionlrc nas ilusirc dc la vasia Troya}. cl
dios ofuscolc los lrillanics ojos y ¡aralizo sus
Icrnosos nicnlros, y cl Icroc no ¡udo Iuir ni
cviiar la aconciida dc Idoncnco, quc lc cnvaino
la lanza cn ncdio dcl ¡ccIo, nicniras csiala
innovil cono una colunna o un arlol dc alia
co¡a, y lc ron¡io la coraza quc sicn¡rc lc Ialía
salvado dc la nucric, y cnionccs ¡rodujo un
sonido ronco al quclrarsc ¡or cl gol¡c dc la lanza.
El gucrrcro cayo con csirc¡iio; y, cono la lanza sc
Ialía clavado cn cl corazon, novíanla las
¡al¡iiacioncs dc csic; ¡cro ¡ronio cl arna
in¡ciuosa ¡crdio su fucrza. E Idoncnco con gran
jaciancia y a voz cn griio c×clano.
446¡Dcífolo! Ya quc ianio ic glorías, ¿no ic
¡arccc quc cs una lucna con¡cnsacion Ialcr
nucrio a ircs, ¡or uno quc ¡crdinos? Vcn,
Ionlrc adnirallc, ¡onic dclanic y vcras quicn cs
csic dcsccndicnic dc Zcus quc aquí Ia vcnido;
¡orquc Zcus cngcndro a Minos, ¡roiccior dc
Crcia, Minos fuc ¡adrc dcl c×inio Dcucalion, y dc
csic nací yo, quc rcino solrc nucIos Ionlrcs cn
la vasia Crcia y vinc cn las navcs ¡ara scr una
¡laga ¡ara ii, ¡ara io ¡adrc y ¡ara los dcnas
iroyanos.
455 Así dijo; y Dcífolo vacilala cnirc
rciroccdcr ¡ara quc sc lc juniara alguno dc los
nagnaninos iroyanos o aiacar cl solo a
Idoncnco. Parcciolc lo ncjor ir cn lusca dc
Encas, y lc Iallo cnirc los uliinos; ¡ucs sicn¡rc
csiala irriiado con cl divino Príano, quc no lc
Ionrala cono ¡or su lravura ncrccía. Y
dcicnicndosc a su lado, lc dijo csias aladas
¡alalras.
463 ¡Encas, ¡rínci¡c dc los iroyanos! Es
¡rcciso quc dcficndas a iu cunado, si ¡or cl
sicnics algun inicrcs. Sígucnc y vayanos a
conlaiir ¡or iu cunado Alcaioo, quc ic crio
cuando cras nino y Ia nucrio a nanos dc
Idoncnco, fanoso ¡or su lanza.
468 Así dijo. Encas siniio quc cn cl ¡ccIo sc
lc connovía cl corazon, y sc fuc Iacia Idoncnco
con grandcs dcscos dc ¡clcar. Ésic no sc dcjo
vcnccr dcl icnor, cual si fucra un nino, sino quc
io aguardo cono cl jalalí quc, confiando cn su
fucrza, cs¡cra cn un ¡arajc dcsicrio dcl nonic cl
gran iro¡cl dc Ionlrcs quc sc avccina, y con las
ccrdas dcl lono crizadas y los ojos lrillanics
cono ascuas aguza los dicnics y sc dis¡onc a
rccIazar la aconciida dc ¡crros y cazadorcs, dc
igual nancra Idoncnco, fanoso ¡or su lanza,
aguardala sin arrcdrarsc a Encas, agil cn la
lucIa, quc lc salía al cncucniro; ¡cro llanala a
sus con¡ancros, ¡onicndo los ojos cn Ascalafo,
Afarco, Dcí¡iro, Mcrioncs y Aniíloco, agucrridos
can¡concs, y los c×Ioriala con csias aladas
¡alalras.
481 Vcnid, anigos, y ayudadnc; ¡ucs csioy
solo y icno nucIo a Encas, ligcro dc ¡ics, quc
conira ní arrcncic. Es nuy vigoroso ¡ara naiar
Ionlrcs cn cl conlaic, y sc Ialla cn la flor dc la
juvcniud, cuando nayor cs la fucrza. Si con cl
anino quc icngo, fucscnos dc la nisna cdad,
¡ronio o alcanzaría cl una gran vicioria solrc ní,
o yo la alcanzana solrc cl.
487 Así dijo; y iodos con cl nisno anino cn
cl ¡ccIo y los cscudos cn los Ionlros sc
¡usicron al lado dc Idoncnco. Tanlicn Encas
c×Ioriala a sus anigos, ccIando la visia a
Dcífolo, Paris y cl divino Agcnor, quc cran
asinisno ca¡iiancs dc los iroyanos.
Inncdiaiancnic narcIaron las iro¡as dciras dc
los jcfcs, cono las ovcjas sigucn al carncro
cuando dcs¡ucs dcl ¡asio van a lclcr, y cl ¡asior
sc rcgocija cn cl alna; así sc alcgro cl corazon dc
Encas cn cl ¡ccIo, al vcr cl gru¡o dc Ionlrcs
quc iras cl scguía.
496 Pronio iralaron alrcdcdor dcl cadavcr dc
Alcaioo un conlaic cucr¡o a cucr¡o, llandicndo
grandcs ¡icas; y cl lroncc rcsonala dc Iorrillc
nodo cn los ¡ccIos al darsc loics dc lanza los
unos a los oiros. Dos Ionlrcs lclicosos y
scnalados cnirc iodos, Encas a Idoncnco, igualcs
a Arcs, dcscalan Icrirsc rccí¡rocancnic con cl
crucl lroncc. Encas arrojo cl ¡rincro la lanza a
Idoncnco; ¡cro, cono csic la vicra vcnir, cviio cl
gol¡c. la lroncínca ¡unia clavosc cn iicrra,
vilrando, y cl arna fuc ccIada cn laldc ¡or cl
rolusio lrazo. Idoncnco Iundio la suya cn cl
vicnirc dc Enonao y cl lroncc ron¡io la
concavidad dc la coraza y dcsgarro las cniranas.
cl iroyano, caído cn cl ¡olvo, asio cl suclo con las
nanos. Acio coniinuo, Idoncnco arranco dcl
cadavcr la ingcnic lanza, ¡cro no lc ¡udo quiiar
dc los Ionlros la nagnífica arnadura, ¡orquc
csiala alrunado ¡or los iiros. Cono ya no icnía
scguridad cn sus ¡ics ¡ara rccolrar la lanza quc
Ialía arrojado, ni ¡ara lilrarsc dc la quc lc
arrojascn, cviiala la crucl nucric conlaiicndo a
¡ic firnc; y, no ¡udicndo ian¡oco Iuir con
ligcrcza, rciroccdía ¡aso a ¡aso. Dcífolo, quc
consianicncnic lc odiala, lc iiro la lanza
rclucicnic y crro cl gol¡c, ¡cro Iirio a Ascalafo,
Iijo dc Enialio; la in¡ciuosa lanza sc clavo cn la
cs¡alda, y cl gucrrcro, caído cn cl ¡olvo, asio cl
suclo con las nanos. Y cl ruidoso y rolusio Arcs
no sc cnicro dc quc su Iijo Iulicsc sucunlido
cn cl duro conlaic ¡orquc sc Iallala dcicnido cn
la cunlrc dcl Olin¡o, dclajo dc aurcas nulcs,
con oiros dioscs innorialcs ¡or la voluniad dc
Zcus, cl cual no ¡crniiía quc inicrvinicran cn la
laialla.
526 La ¡clca cucr¡o a cucr¡o sc cnccndio
cnionccs cn iorno dc Ascalafo, a quicn Dcífolo
logro quiiar cl rclucicnic casco, ¡cro Mcrioncs,
igual al vcloz Arcs, dio a Dcífolo una lanzada cn
cl lrazo y lc Iizo soliar cl casco con agujcros a
guisa dc ojos, quc cayo al suclo ¡roducicndo
ronco sonido. Mcrioncs, alalanzandosc a Dcífolo
con la cclcridad dcl luiirc, arrancolc la
in¡ciuosa lanza dc la ¡aric su¡crior dcl lrazo y
rciroccdio Iasia cl gru¡o dc sus anigos. A
Dcífolo sacolc dcl Iorrísono conlaic su Icrnano
carnal Poliics. alrazandolc ¡or la ciniura, io
condujo adondc icnía los ra¡idos corcclcs con cl
lalrado carro, quc csialan algo disianics dc la
lucIa y dcl conlaic, golcrnados ¡or un auriga.
Ellos llcvaron a la ciudad al Icroc, quc sc scniía
agoiado, dala Iondos sus¡iros y lc nanala
sangrc dc la Icrida quc cn cl lrazo acalala dc
rccilir.
540 Los dcnas conlaiían y alzalan una
griicría inncnsa. Encas, aconciicndo a Afarco
Calciorida, quc conira cl vcnía, Iiriolc cn la
gargania con la aguda lanza. la calcza sc inclino
a un lado, arrasirando cl casco y cl cscudo, y la
nucric dcsiruciora rodco al gucrrcro. Aniíloco,
cono adviriicra quc Toon volvía ¡ic airas,
arrcnciio conira cl y lc Iirio. coriolc la vcna quc,
corricndo ¡or cl dorso, llcga Iasia cl cucllo, y cl
iroyano cayo dc cs¡aldas cn cl ¡olvo y icndía los
lrazos a los con¡ancros qucridos. Acudio
Aniíloco y lc quiio dc los Ionlros la arnadura,
nirando a iodos lados, nicniras los iroyanos
ilan ccrcandolc ya ¡or csic, ya ¡or aqucl lado, a
inicnialan Icrirlc; nas cl ancIo y lalrado
cscudo ¡aro los gol¡cs, y ni aun consiguicron
rasgunar la iicrna ¡icl dcl Icroc con cl crucl
lroncc, ¡orquc Posidon, quc laic la iicrra,
dcfcndio al Iijo dc Ncsior conira los nucIos
iiros. Aniíloco no sc a¡ariala nunca dc los
cncnigos, sino quc sc agiiala cn ncdio dc cllos;
su lanza, lanas ociosa, sicn¡rc vilranic, sc
volvía a iodas ¡arics, y cl ¡cnsala cn su ncnic si
la arrojaría a alguicn, o aconcicría dc ccrca.
560 No sc lc oculio a Adananic Asíada lo quc
Aniíloco ncdiiala cn ncdio dc la iurla; y,
accrcandosclc, lc dio con cl agudo lroncc un loic
cn ncdio dcl cscudo; ¡cro Posidon, cl dc ccrulca
calcllcra, no ¡crniiio quc quiiara la vida a
Aniíloco, a Iizo vano cl gol¡c ron¡icndo la lanza
cn dos ¡arics, una dc las cualcs qucdo clavada
cn cl cscudo, cono csiaca consunida ¡or cl
fucgo, y la oira cayo al suclo. Adananic
rciroccdio Iacia cl gru¡o dc sus anigos, ¡ara
cviiar la nucric; ¡cro Mcrioncs corrio iras cl y
arrojolc la lanza, quc ¡cnciro ¡or cnirc cl onlligo
y las ¡arics vcrcndas, dondc son nuy ¡cligrosas
las Icridas quc rccilcn cn la gucrra los níscros
norialcs. Allí, ¡ucs, sc Iundio la lanza, y
Adananic, caycndo cncina dc clla, sc agiiala
cono un lucy a quicn los ¡asiorcs Ian aiado cn
cl nonic con rccias cucrdas y llcvan conira su
voluniad; así aqucl, al scniirsc Icrido, sc agiio
algun iicn¡o, quc no fuc dc larga duracion
¡orquc Mcrioncs sc lc accrco, arrancolc la lanza
dcl cucr¡o y las iinicllas vclaron los ojos dcl
gucrrcro.
576 Hclcno dio a Dcí¡iro un iajo cn una sicn
con su gran cs¡ada iracia, y lc ron¡io cl casco.
Ésic, sacudido ¡or cl gol¡c, cayo al suclo, y
rodando fuc a ¡arar a los ¡ics dc un gucrrcro
aquco quc io alzo dc iicrra. A Dcí¡iro icnclrosa
nocIc lc culrio los ojos.
581 Cran ¡csar siniio ¡or cllo cl Airida
Mcnclao, valicnic cn cl conlaic; y, llandicndo la
aguda lanza, arrcnciio, ancnazador, conira cl
Icroc y ¡rínci¡c Hclcno, quicn, a su vcz, arno cl
arco. Anlos fucron a cnconirarsc, dcscosos cl
uno dc alcanzar al conirario con la aguda lanza, y
cl oiro dc Icrir a su cncnigo con una flccIa
arrojada ¡or cl arco. El Prianida dio con la sacia
cn cl ¡ccIo dc Mcnclao, dondc la coraza
¡rcscniala una concavidad; ¡cro la crucl flccIa
fuc rccIazada y volo a oira ¡aric. Cono cn la
cs¡aciosa cra salian dcl licldo las ncgruzcas
Ialas o los garlanzos al so¡lo sonoro dcl vicnio y
al in¡ulso dcl avcniador, dc igual nodo, la
anarga flccIa, rc¡clida ¡or la coraza dcl glorioso
Mcnclao, volo a io lcjos. Por su ¡aric Mcnclao
Airida, valicnic cn la ¡clca, Iirio a Hclcno cn la
nano cn quc llcvala cl ¡ulincniado arco. la
lroncínca lanza airavcso la ¡alna y ¡cnciro cn cl
arco. Hclcno rciroccdio Iasia cl gru¡o dc sus
anigos, ¡ara cviiar la nucric; y su nano,
colgando, arrasirala cl asia dc frcsno. El
nagnanino Agcnor sc la arranco y lc vcndo la
nano con una Ionda dc lana dc ovcja, licn
icjida, quc lcs faciliio cl cscudcro dcl ¡asior dc
Ionlrcs.
601 Pisandro cnlisiio al glorioso Mcnclao. El
Iado funcsio lc llcvala al fin dc su vida,
cn¡ujandolc ¡ara quc fucsc vcncido ¡or ii, oI
Mcnclao, cn la icrrillc ¡clca. Así quc cniranlos
sc Iallaron frcnic a frcnic, aconciicronsc, y cl
Airida crro cl gol¡c ¡orquc la lanza sc lc dcsvio;
Pisandro dio un loic cn cl cscudo dcl glorioso
Mcnclao, ¡cro no ¡udo airavcsar cl lroncc.
rcsisiio cl ancIo cscudo y quclrosc la lanza ¡or cl
asia cuando aqucl sc rcgocijala cn su corazon
con la cs¡cranza dc salir viciorioso. Pcro cl Airida
dcsnudo la cs¡ada guarnccida dc argcnicos
clavos y asalio a Pisandro, quicn, culricndosc
con cl cscudo, afcrro una Icrnosa IacIa, dc
lroncc lalrado, ¡rovisia dc un largo y liso nango
dc nadcra dc olivo. Aconciicronsc, y Pisandro dio
un gol¡c a Mcnclao cn la cincra dcl yclno,
adornado con crincs dc calallo, dclajo dcl
¡cnacIo; y Mcnclao Iundio su cs¡ada cn la
frcnic dcl iroyano, cncina dc la nariz. crujicron
los Iucsos, y los ojos, cnsangrcniados, caycron
cn cl ¡olvo, a los ¡ics dcl gucrrcro, quc sc cncorvo
y vino a iicrra. El Airida, ¡onicndolc cl ¡ic cn cl
¡ccIo, lc dcs¡ojo dc la arnadura; y, llasonando
dcl iriunfo, dijo.
620 ¡Así dcjarcis las navcs dc los aqucos, dc
agilcs corcclcs, oI iroyanos solcrlios a
insaciallcs dc la ¡clca Iorrcnda! No os lasia
Ialcrnc infcrido una vcrgonzosa afrcnia, infancs
¡crros, sin quc vucsiro corazon icnicra la ira
icrrillc dcl ionanic Zcus Ios¡iialario, quc algun
día dcsiruira vucsira ciudad c×cclsa. Os
llcvasicis, adcnas dc nucIas riquczas, a ni
lcgíiina cs¡osa, quc os Ialía rccilido
anigallcncnic; y aIora dcscais arrojar cl
dcsirucior fucgo cn las navcs surcadoras dcl
¡onio, y dar nucric a los Icrocs aqucos; ¡cro
quizas os Iaganos rcnunciar al conlaic, aunquc
ian cnardccidos os nosircis. ¡Padrc Zcus! Diccn
quc su¡cras cn inicligcncia a los dcnas dioscs y
Ionlrcs, y iodo csio ¡roccdc dc ii. ¿Cono
favorcccs a los iroyanos, a csos Ionlrcs
insolcnics, dc cs¡íriiu sicn¡rc ¡crvcrso, y quc
nunca sc ¡ucdcn Iariar dc la gucrra a iodos ian
funcsia? Dc iodo llcga cl Ionlrc a saciarsc. dcl
sucno, dcl anor, dcl dulcc canio y dc la agradallc
danza, cosas nas a¡ciccillcs quc la ¡clca; ¡cro
los iroyanos no sc cansan dc conlaiir.
640 En dicicndo csio, cl c×inio Mcnclao
quiiolc al cadavcr la cnsangrcniada arnadura; y,
cnircgandola a sus anigos, volvio a ¡clcar cnirc
los conlaiicnics dclanicros.
643 Enionccs lc salio al cncucniro Har¡alion,
Iijo dcl rcy Pilcncncs, quc fuc a Troya con su
¡adrc a conlaiir y no Ialía dc volvcr a la ¡airia
iicrra. cl iroyano dio un loic dc lanza cn ncdio
dcl cscudo dcl Airida, ¡cro no ¡udo airavcsar cl
lroncc y rciroccdio Iacia cl gru¡o dc sus anigos
¡ara cviiar la nucric, nirando a iodos lados, no
fucra alguicn a Icrirlo con cl lroncc. Micniras cl
sc ila, Mcrioncs lc ascsio cl arco, y la lroncínca
sacia sc Iundio cn la nalga dcrccIa dcl iroyano,
airavcso la vcjiga ¡or dclajo dcl Iucso y salio al
oiro lado. Y Har¡alion, caycndo a11í cn lrazos dc
sus anigos, dio cl alna y qucdo icndido cn cl
suclo cono un gusano; dc su cucr¡o fluía ncgra
sangrc quc nojala la iicrra. Pusicronsc a su
alrcdcdor los nagnaninos ¡aflagoncs, y,
colocando cl cadavcr cn un carro, llcvaronlo,
afligidos, a la sagrada Ilio; cl ¡adrc ila con cllos
dcrranando lagrinas, y ninguna vcnganza ¡udo
ionar dc aquclla nucric.
660 Paris, nuy irriiado cn su cs¡íriiu ¡or la
nucric dc Har¡alion, quc cra su Iucs¡cd cn la
¡o¡ulosa Paflagonia, arrojo una lroncínca flccIa.
Halía un cicrio Euqucnor, rico y valicnic, quc cra
vasiago dcl adivino Poliido, Ialiiala cn Corinio y
sc cnlarco ¡ara Troya, no olsianic salcr la
funcsia sucric quc a11í lc aguardala. El lucn
anciano Poliido Ialíalc dicIo rc¡ciidas vcccs quc
noriría cn ¡cnosa dolcncia cn cl ¡alacio o
sucunliría a nanos dc los iroyanos cn las navcs
aqucas, y cl, qucricndo cviiar los laldoncs dc los
aqucos y la cnfcrncdad odiosa con sus dolorcs,
dccidio ii a Ilio. A csic, ¡ucs, Paris lc clavo la
flccIa ¡or dclajo dc la quijada y dc la orcja. la
vida Iuyo dc los nicnlros dcl gucrrcro, y la
olscuridad Iorrillc lc cnvolvio.
673 Así conlaiían con cl ardor dc cnccndido
fucgo. Hccior, caro a Zcus, aun no sc Ialía
cnicrado, a ignorala ¡or cnicro quc sus iro¡as
fucscn dcsiruidas ¡or los argivos a la izquicrda dc
las navcs. Pronio la vicioria Iulicra sido dc los
aqucos. ¡Dc ial sucric Posidon, quc cinc y sacudc
la iicrra, los alcniala y Iasia los ayudala con
sus ¡ro¡ias fucrzas! Esiala Hccior cn cl nisno
lugar adondc Ialía llcgado dcs¡ucs quc ¡aso las
¡ucrias y cl nuro y ron¡io las ccrradas filas dc
los cscudados danaos. A11í, cn la ¡laya dcl
cs¡unoso nar, Ialían sido colocadas las navcs
dc Ayanic y Proicsilao; y sc Ialía lcvaniado ¡ara
dcfcndcrlas un nuro lajo, ¡orquc los Ionlrcs y
corcclcs acan¡ados cn aqucl ¡arajc cran nuy
valicnics cn la gucrra.
685 Los lcocios, los jonios, dc rozaganic
vcsiidura, los locrios, los ¡iioias y los ilusircs
c¡cos dcicnían al divino Hccior, quc, scncjanic a
una llana, ¡orfiala cn su cn¡cno dc ir Iacia las
navcs; ¡cro no conscguían quc sc a¡ariasc dc
cllos. Los aicnicnscs Ialían sido dcsignados ¡ara
las ¡rincras filas y los nandala Mcncsico, Iijo
dc Pcico, a quicn scguían Fidanic, Esiiquio y cl
valcroso Dianic. Dc los c¡cos cran caudillos
Mcgcs Filida, Anfion y Dracio. Al frcnic dc los
¡iioias csialan Mcdonic y cl lclicoso Podarccs.
aqucl cra Iijo lasiardo dcl divino Oilco y
Icrnano dc Ayanic, y vivía cn Fílacc, lcjos dc su
¡airia, ¡or Ialcr dado nucric a un Icrnano dc
Erio¡idc, su nadrasira y nujcr dc Oilco; y cl oiro
cra Iijo dc Ificlo Filacida. Anlos sc Ialían
arnado y ¡ucsio al frcnic dc los nagnaninos
¡iioias, y conlaiían cn union con los lcocios
¡ara dcfcndcr las navcs.
701 El agil Ayanic dc Oilco no sc a¡ariala un
insianic dc Ayanic Tclanonio. cono cn iicrra
noval dos ncgros lucycs iiran con igual anino dcl
solido arado, alundanic sudor lroia cn iorno dc
sus cucrnos, y solo los sc¡ara cl ¡ulincniado
yugo nicniras andan ¡or los surcos ¡ara alrir cl
Iondo scno dc la iicrra, así, ian ccrcanos cl uno
dcl oiro, csialan los Ayanics. A1 Tclanonio
scguíanlc nucIos y valicnics Ionlrcs, quc
ionalan su cscudo cuando la faiiga y cl sudor
llcgalan a las rodillas dcl Icroc. Mas al Oilíada,
dc corazon valicnic, no lc acon¡analan los
locrios, ¡orquc no ¡odían sosicncr una lucIa a
¡ic firnc. no llcvalan lroncíncos cascos,
adornados con crincs dc calallo, ni icnían
rodclas ni lanzas dc frcsno; Ialían ido a Ilio,
confiando cn sus arcos y cn sus Iondas dc
rciorcida lana dc ovcja, y dis¡arando a ncnudo
dcsirozalan las falangcs icucras. Aqucllos
¡clcalan al frcnic con Hccior y los suyos; csios,
oculios dciras, dis¡aralan; y los iroyanos a¡cnas
¡cnsalan cn conlaiir, ¡orquc las flccIas los
¡onían cn dcsordcn.
723 Enionccs los iroyanos Iulicran vuclio cn
dc¡lorallc fuga dc las navcs y iicndas a la
vcniosa Ilio, si Polidananic no sc Iulicsc
accrcado al audaz Hccior ¡ara dccirlc.
726 ¡Hccior! Ercs rcacio cn scguir los
¡arcccrcs ajcnos. Porquc un dios ic Ia dado csa
su¡crioridad cn las cosas dc la gucrra, ¿crccs quc
avcniajas a los dcnas cn ¡rudcncia? No cs
¡osillc quc iu solo lo rcunas iodo. La divinidad a
uno lc conccdc quc solrcsalga cn las accioncs
lclicas, a oiro cn la danza, al dc nas a11a cn la
cíiara y cl canio, y cl largovidcnic Zcus ¡onc cn cl
¡ccIo dc algunos un cs¡íriiu ¡rudcnic quc
a¡rovccIa a gran nuncro dc Ionlrcs, salva las
ciudadcs y io a¡rccia ¡ariicularncnic quicn io
¡oscc. Pcro voy a dccir lo quc considcro nas
convcnicnic. Alrcdcdor dc ii ardc la ¡clca ¡or
iodas ¡arics; ¡cro dc los nagnaninos iroyanos
quc ¡asaron la nuralla, unos sc Ian rciirado con
sus arnas, y oiros, dis¡crsos ¡or las navcs,
conlaicn con nayor nuncro dc Ionlrcs.
Fciroccdc y llana a los nas valicnics caudillos
¡ara dclilcrar si nos convicnc arrojarnos a las
navcs, dc nucIos lancos, ¡or si un dios nos da
la vicioria, o alcjarnos dc cllas anics quc scanos
Icridos. Tcno quc los aqucos sc dcsquiicn dc lo
dc aycr, ¡orquc cn las navcs Iay un varon
incansallc cn la ¡clca, y nc figuro quc no sc
alsicndra dc conlaiir.
748 Así Iallo Polidananic, y su ¡rudcncc
conscjo ¡lugo a Hccior, quc salio cn scguida dcl
carro a iicrra, sin dcjar las arnas, y lc dijo csias
aladas ¡alalras.
751 ¡Polidananic! Fcunc iu a los nas
valicnics caudillos, nicniras voy a la oira ¡aric
dc la laialla y vuclvo ian ¡ronio cono Iaya dado
las convcnicnccs ordcncs.
754 Dijo; y, scncjanic a un nonic culicrio
dc nicvc, ¡ariio volando y ¡rofiricndo griios ¡or
cnirc los iroyanos y sus au×iliarcs. Todos los
caudillos sc cncaninaron Iacia cl lravo
Polidananic Panioida así quc oycron las ¡alalras
dc Hccior. Ésic luscala cn los conlaiicnics
dclanicros a Dcífolo, al rolusio rcy Hclcno, a
Adananic Asíada, y a Asio, Iijo dc Híriaco; ¡cro
no los Iallo ilcsos ni a iodos salvados dc la
nucric. los unos yacían, nucrios ¡or los argivos,
junio a las navcs aqucas; y los dcnas, Icridos,
quicn dc ccrca, quicn dc lcjos, csialan dcniro dc
los nuros dc la ciudad. Pronio sc cnconiro, cn la
izquicrda dc la laialla luciuosa, con cl divino
Alcjandro, cs¡oso dc Hclcna, la dc Icrnosa
calcllcra, quc aninala a sus con¡ancros y lcs
inciiala a ¡clcar; y, dcicnicndosc a su lado, díjolc
csias injuriosas ¡alalras.
769 ¡Miscrallc Paris, cl dc nas Icrnosa
figura, nujcricgo, scducior! ¿Dondc csian
Dcífolo, cl rolusio rcy Hclcno, Adananic Asíada
y Asio, Iijo dc Híriaco? ¿Quc cs dc Oirionco? Hoy
la c×cclsa Ilio sc arruina dcsdc la cunlrc; Ioy ic
aguarda a ii Iorrillc nucric.
774 Fcs¡ondiolc a su vcz cl dcifornc
Alcjandro.
775 ¡Hccior! Ya quc iicncs inicncion dc
cul¡arnc sin noiivo, quizas oiras vcccs fui nas
rcniso cn la laialla, aunquc no dcl iodo
¡usilaninc nc dio a luz ni nadrc. Dcsdc quc al
frcnic dc los con¡ancros ¡ronovisic cl conlaic
junio a las navcs, ¡clcanos sin ccsar conira los
danaos. Los anigos ¡or quicncs ¡rcgunias Ian
nucrio, ncnos Dcífolo y cl rolusio rcy Hclcno;
los cualcs, Icridos cn cl lrazo ¡or ingcnics
lanzas, sc fucron, y cl Cronion lcs salvo la vida.
Llcvanos adondc cl corazon y cl anino io
ordcncn; nosoiros io scguircnos ¡rcsurosos, y no
Ian dc faliarnos lríos cn cuanio lo ¡crniian
nucsiras fucrzas. Mas a11a dc lo quc csias
¡crniicn, nada cs ¡osillc Iaccr cn la gucrra, ¡or
cnardccido quc uno csic.
788 Así dicicndo, canlio cl Icroc la ncnic dc
su Icrnano. Endcrczaron al siiio dondc cra nas
ardicnic cl conlaic y la ¡clca; a11í csialan
Cclríoncs, cl c×inio Polidananic, Falccs, Orico,
Polifcics, igual a un dios, Palnis, Ascanio y
Morcs, Iijos los dos uliinos dc Hi¡oiion; iodos
los cualcs Ialían llcgado cl día anicrior dc la
fcriil Ascania ¡ara rccn¡lazar a oiros, y cnionccs
Zcus lcs in¡ulso a conlaiir. A la nancra quc un
iorlcllino dc vicnios in¡ciuosos dcscicndc a la
llanura, acon¡anado dcl irucno dcl ¡adrc Zcus, y
al cacr cn cl nar con ruido inncnso lcvania
grandcs y cs¡unosas olas quc sc van succdicndo,
así los iroyanos scguían cn filas ccrradas a los
caudillos, y cl lroncc dc sus arnas rclucía. Ila a
su frcnic Hccior Prianida, cual si fucsc Arcs,
funcsio a los norialcs. llcvala ¡or dclanic un
cscudo liso, fornado ¡or nucIas ¡iclcs dc lucy y
una grucsa lanina dc lroncc, y cl rcfulgcncc
casco icnllala cn sus sicncs. Movíasc Hccior,
dcfcndicndosc con la rodcla, y ¡rolala ¡or codas
¡arics si las falangcs ccdían, ¡cro no logro iurlar
cl anino cn cl ¡ccIo dc los aqucos. Enionccs
Ayanic adclaniosc con ligcro ¡aso y ¡rovocolc con
csias ¡alalras.
810 ¡Varon adnirallc! ¡Accrcaic! ¿Por quc
quicrcs ancdrcniar dc csic nodo a los argivos?
No sonos incסcrios cn la gucrra, sino quc los
aqucos sucunlcn dclajo dcl crucl azoic dc Zcus.
Tu cs¡cras dcsiruir las navcs, ¡cro nosoiros
icncnos los lrazos ¡ronios ¡ara dcfcndcrlas; y
nucIo anics quc io consigas, vucsira ¡o¡ulosa
ciudad scra ionada y dcsiruida ¡or nucsiras
nanos. Yo io ascguro quc csia ccrca cl noncnio
cn quc iu nisno, ¡ucsio cn fuga, ¡cdiras al
¡adrc Zcus y a los dcnas innorialcs quc ius
corcclcs dc Icrnosas crincs scan nas vcloccs quc
los gavilancs; y los calallos io llcvaran a la
ciudad, lcvaniando gran ¡olvarcda cn la llanura.
821 Así quc acalo dc Iallar, ¡aso ¡or cina
dc cllos, Iacia la dcrccIa, un aguila dc alio vuclo;
y los aqucos griiaron, aninados ¡or cl agucro. El
csclarccido Hccior rcs¡ondio.
824 ¡Ayanic lcnguaz y fanfarron! ¿Quc
dijisic? Así fucra yo ¡ara sicn¡rc Iijo dc Zcus,
quc llcva la cgida, y nc Iulicsc dado a luz la
vcncrallc Hcra y gozara dc los nisnos Ionorcs
quc Aicnca o A¡olo, cono csic día scra funcsio
¡ara iodos los argivos. Tu ianlicn scras nucrio
cnirc cllos si iicncs la osadía dc aguardar ni
larga ¡ica. csia ic dcsgarrara cl dclicado cucr¡o; y
iu, caycndo junio a las navcs aqucas, saciaras a
los ¡crros dc los iroyanos y a las avcs con io
grasa y ius carncs.
833 En dicicndo csio, ¡aso adclanic; los oiros
ca¡iiancs lc siguicron con voccrío inncnso; y
dciras las iro¡as griialan ianlicn. Los argivos
novían ¡or su ¡aric gran alloroio y, sin olvidarsc
dc su valor, aguardalan la aconciida dc los nas
valicnics iroyanos. Y cl csirucndo quc ¡roducían
anlos cjcrciios llcgala al cicr y a la norada
rcs¡landccicnic dc Zcus.

CANTO XIV*
Engano de 2eus

¯ Zcus, ¡or una aiiagaza dc Hcra,
cac rcndido ¡or cl sucrio, y Posidon
sc ¡onc al frcnic dc los aqucos.
Ayanic ¡onc fucra dc conlaic a
Hccior, y sus Ionlrcs iicncn quc
rciorccdcr nas a11a dcl nuro y dcl
foso dcl can¡ancnio aquco.

1 Ncsior, aunquc csiala lclicndo, no dcjo dc
advcriir la griicría; y Iallando al Asclc¡íada,
¡ronuncio csias aladas ¡alalras.
3 ¿Cono crccs, divino Macaon, quc acalaran
csias cosas? junio a las navcs cs cada vcz nayor
cl voccrío dc los rolusios jovcncs. Tu, scniado
aquí, lclc cl ncgro vino, nicniras Hccancdc, la
dc Icrnosas ircnzas, ¡onc a calcniar cl agua dcl
lano y ic lava dcs¡ucs la sangricnia Icrida; y yo
sulirc ¡rcsiancnic a un aliozano ¡ara vcr lo quc
ocurrc.
9 Dijo; y, dcs¡ucs dc cnlrazar cl lalrado
cscudo dc rclucicnic lroncc, quc su Iijo
Trasincdcs, donador dc calallos, Ialía dcjado
a11í ¡or Ialcrsc llcvado cl dcl anciano, asio la
fucric lanza dc lroncínca ¡unia y salio dc la
iicnda. Pronio sc dciuvo anic cl vcrgonzoso
cs¡cciaculo quc sc ofrccio a sus ojos. los aqucos
cran dcrroiados ¡or los fcroccs iroyanos y la gran
nuralla aquca csiala dcsiruida. Cono cl ¡iclago
inncnso cn¡icza a rizarsc con sordo ruido y
¡ur¡urca, ¡rcsagiando la ra¡ida vcnida dc los
sonoros vicnios, ¡cro no nucvc las olas Iasia
quc Zcus cnvía un vicnio dcicrninado; así cl
anciano Iallalasc ¡cr¡lcjo cnirc cncaninarsc a la
iurla dc los danaos, dc agilcs corcclcs, o
cndcrczar sus ¡asos Iacia cl Airida Agancnon,
¡asior dc Ionlrcs. Parcciolc quc scría lo ncjor ir
cn lusca dcl Airida, y así lo Iizo; nicniras los
dcnas, conlaiicndo, sc naialan unos a oiros, y
cl duro lroncc rcsonala alrcdcdor dc sus cucr¡os
a los gol¡cs dc las cs¡adas y dc las lanzas dc
dollc filo.
27 Enconiraronsc con Ncsior los rcycs,
alunnos dc Zcus, quc anics fucron Icridos con cl
lroncc cl Tidida, Uliscs y cl Airida Agancnon, y
cnionccs vcnían dc sus navcs. Ésias Ialían sido
colocadas lcjos dcl can¡o dc laialla, cn la orilla
dcl cs¡unoso nar. sacaronlas a la llanura las
¡rincras, y lalraron un nuro dclanic dc las
¡o¡as. Porquc la rilcra, con scr vasia, no Iulicra
¡odido conicncr iodos los lajclcs cn una sola fila,
y adcnas cl cjcrciio sc Iulicra scniido csirccIo;
y ¡or csio los ¡usicron cscalonados y llcnaron
con cllos cl gran cs¡acio dc cosia quc liniialan
alios ¡rononiorios. Los rcycs ilan junios, con cl
anino alaiido, a¡oyandosc cn las lanzas, ¡orquc
qucrían ¡rcscnciar cl conlaic y la clanorosa
¡clca; y, cuando vicron vcnir al anciano Ncsior,
sc lcs solrcsalio cl corazon cn cl ¡ccIo. Y cl rcy
Agancnon, dirigicndolc la ¡alalra, c×clano.
42 ¡OI Ncsior Nclida, gloria insignc dc los
aqucos! ¿Por quc vicncs, dcjando la Ionicida
laialla? Tcno quc cl in¡ciuoso Hccior cun¡la la
ancnaza quc nc Iizo cn su arcnga a los
iroyanos. Quc no rcgrcsaría a Ilio anics dc ¡cgar
fucgo a las navcs y naiar a los aqucos. Así dccía,
y iodo sc va cun¡licndo. ¡OI dioscs! Los aqucos,
dc Icrnosas grclas, iicncn, cono Aquilcs, cl
anino ¡oscído dc ira conira ní y no quicrcn
conlaiir junio a las navcs.
52 Fcs¡ondio Ncsior, calallcro gcrcnio.
53Paicnic cs lo quc diccs, y ni cl nisno Zcus
aliiionanic ¡ucdc nodificar io quc ya Ia
succdido. Dcrrilado csia cl nuro quc
cs¡cralanos fucsc indcsiruciillc rc¡aro ¡ara las
vclcras navcs y ¡ara nosoiros nisnos; y junio a
cllas los iroyanos sosiicncn vivo a inccsanic
conlaic. No conoccrías, ¡or nas quc io niraras,
Iacia quc ¡aric van los aqucos acosados y
¡ucsios cn dcsordcn. cn nonion confuso rccilcn
la nucric, y la griicría llcga Iasia cl ciclo.
Dclilcrcnos solrc lo quc ¡ucdc ocurrir, ¡or si
nucsira ncnic da con alguna iraza ¡rovccIosa; y
no ¡ro¡ongo quc cnircnos cn conlaic, ¡orquc cs
in¡osillc quc ¡clccn los quc csian Icridos.
64 Díjolc cl rcy dc Ionlrcs, Agancnon.
65 ¡Ncsior! Pucsio quc ya los iroyanos
conlaicn junio a las ¡o¡as dc las navcs y dc
ninguna uiilidad Ia sido cl nuro con su foso quc
los danaos consiruycron con iania faiiga,
cs¡crando quc fucsc indcsiruciillc rc¡aro ¡ara
las navcs y ¡ara cllos nisnos; sin duda dclc dc
scr graio al ¡rc¡oicnic Zcus quc los aqucos
¡crczcan sin gloria aquí, lcjos dc Argos. Anics yo
vcía quc cl dios au×iliala, lcncvolo, a los danaos,
nas al ¡rcscnic da gloria a los iroyanos, cual si
fucscn dioscs licnavcniurados, y cncadcna
nucsiro valor y nucsiros lrazos. Ea, ¡roccdanos
iodos cono voy a dccir. Arrasircnos las navcs
quc sc Iallan nas ccrca dc la orilla, ccIcnoslas
al nar divino y quc csicn solrc las anclas Iasia
quc vcnga la nocIc innorial, y, si cnionccs los
iroyanos sc alsiicncn dc conlaiir, ¡odrcnos
ccIar las rcsianics. No cs rc¡rcnsillc cviiar una
dcsgracia, aunquc sca duranic la nocIc. Mcjor cs
lilrarsc Iuycndo, quc dcjarsc cogcr.
82 El ingcnioso Uliscs, nirandolc con iorva
faz, c×clano.
83 ¡Airida! ¿Quc ¡alalras sc ic csca¡aron dcl
ccrco dc los dicnics? ¡Honlrc funcsio! Dclicras
csiar al frcnic dc un cjcrciio dc colardcs y no
nandarnos a nosoiros, a quicncs Zcus conccdio
llcvar al calo arricsgadas cn¡rcsas lclicas dcsdc
la juvcniud a la vcjcz, Iasia quc ¡crczcanos.
¿Quicrcs quc dcjcnos la ciudad iroyana dc
ancIas callcs, dcs¡ucs quc Icnos ¡adccido ¡or
clla ianias faiigas? Calla y no oigan los aqucos
csas ¡alalras, las cualcs no saldrían dc la loca
dc ningun varon quc su¡icra Iallar con cs¡íriiu
¡rudcnic, llcvara cciro y fucra olcdccido ¡or
ianios Ionlrcs cuanio son los argivos solrc
quicncs in¡cras. Fc¡ruclo dcl iodo la
¡ro¡osicion quc Iicisic. sin duda nos aconscjas
quc ccIcnos al nar las navcs dc nucIos lancos
duranic cl conlaic y la ¡clca, ¡ara quc nas
¡rcsio sc cun¡lan los dcscos dc los iroyanos, ya
al ¡rcscnic vcnccdorcs, y nucsira ¡crdicion sca
innincnic. Porquc los aqucos no sosicndran cl
conlaic si las navcs son ccIadas al nar; sino
quc, volvicndo los ojos adondc ¡ucdan Iuir,
ccsaran dc ¡clcar, y iu conscjo, ¡rínci¡c dc
Ionlrcs, Ialra sido danoso.
103 Conicsio cl rcy dc Ionlrcs, Agancnon.
104 ¡Uliscs! Tu dura rc¡rcnsion nc Ia
llcgado al alna; ¡cro yo no nandala quc los
aqucos arrasiraran al nar, conira su voluniad,
las navcs dc nucIos lancos. Ojala quc alguicn,
jovcn o vicjo, ¡ro¡usicra una cosa ncjor, ¡ucs lc
oiría con gusio.
109 Y cnionccs lcs dijo Dioncdcs, valicnic cn
la ¡clca.
110 Ccrca icncis a ial Ionlrc no Ialrcnos
dc luscarlc nucIo, si os Iallais dis¡ucsios a
olcdcccr; y no nc viiu¡crcis ni os irriicis conira
ní, rccordando quc soy nas jovcn quc vosoiros,
¡ucs nc glorío dc Ialcr icnido ¡or ¡adrc al
valicnic Tidco, cuyo cucr¡o csia cnicrrado cn
Tcla. Engcndro Porico ircs Iijos ilusircs quc
Ialiiaron cn Plcuron y cn la c×cclsa Calidon.
Agrio, Mclas y cl calallcro Enco, ni aluclo
¡aicrno, quc cra cl nas valicnic. Enco qucdosc
cn su ¡aís; ¡cro ni ¡adrc, dcs¡ucs dc vagar
algun iicn¡o, sc csiallccio cn Argos, ¡orquc así
io quisicron Zcus y los dcnas dioscs, caso con
una Iija dc Adrasio y vivio cn una casa alasiada
dc riqucza. ¡oscía nucIos irigalcs, no ¡ocas
¡laniacioncs dc arlolcs cn los alrcdcdorcs y
co¡iosos rclanos, y avcniajala a iodos los aqucos
cn cl nancjo dc la lanza. Talcs cosas las Ialrcis
oído rcfcrir cono cicrias quc son. No sca quc,
figurandoos quizas quc ¡or ni linajc Ic dc scr
colardc y dclil, dcs¡rccicis lo lucno quc os diga.
Ea, vayanos a la laialla, no olsianic csiar
Icridos, ¡ucs la ncccsidad a¡rcnia; ¡onganonos
fucra dcl alcancc dc los iiros ¡ara no rccilir
Icrida solrc Icrida; anincnos a los dcnas y
Iaganos quc cnircn cn conlaic cuanios,
ccdicndo a su anino indolcnic, ¡crnancccn
alcjados y no ¡clcan.
133 Así sc cסrcso, y cllos lc cscucIaron y
olcdccicron. EcIaron a andar, y cl rcy dc
Ionlrcs, Agancnon, ila dclanic.
135 El ilusirc Posidon, quc sacudc la iicrra,
csiala al acccIo; y, iransfigurandosc cn un vicjo,
sc dirigio a los rcycs, iono la dicsira dc
Agancnon Airida y lc dijo csias aladas ¡alalras.
139 ¡Airida! Aquilcs, al conicn¡lar la
naianza y la dcrroia dc los aqucos, dclc dc
scniir quc cn cl ¡ccIo sc lc rcgocija cl corazon
¡crnicioso, ¡orquc csia ioialncnic falio dc juicio.
¡Así ¡crccicra y una dcidad lc culricsc dc
ignoninia! Pcro los licnavcniurados dioscs no sc
Iallan irriiados dcl iodo coniigo, y los caudillos y
¡rínci¡cs dc los iroyanos scran ¡ucsios cn fuga y
lcvaniaran nulcs dc ¡olvo cn la llanura
cs¡aciosa; iu nisno los vcras Iuir dcsdc las
iicndas y navcs a la ciudad.
147 Cuando así Iulo Iallado, dio un gran
alarido y cn¡czo a corrcr ¡or la llanura. Cual cs
la griicría dc nucvc o dicz nil gucrrcros al
iralarsc la coniicnda dc Arcs, ian ¡ujanic fuc la
voz quc cl solcrano Posidon, quc laic la iicrra,
arrojo dc su ¡ccIo. Y cl dios infundio valor cn cl
corazon dc iodos los aqucos ¡ara quc lucIaran y
conlaiicran sin dcscanso.
153 Hcra, la dc aurco irono, niro con sus
ojos dcsdc la cina dcl Olin¡o, conocio a su
Icrnano y cunado, quc sc novía cn la laialla
dondc sc Iaccn ilusircs los Ionlrcs, y sc rcgocijo
cn cl alna; ¡cro vio a Zcus scniado cn la nas alia
cunlrc dcl Ida, alundanic cn nananiialcs, y sc
lc Iizo odioso cn su corazon. Enionccs Hcra
vcncranda, la dc ojos dc novilla, ¡cnsala cono
¡odría cnganar a Zcus, quc llcva la cgida. A1 fin
¡arcciolc quc la ncjor rcsolucion scría aiaviarsc
licn y cncaninarsc al Ida, ¡or si Zcus,
alrasandosc cn anor, qucría dornir a su lado y
clla lograla dcrranar dulcc y ¡laccnicro sucno
solrc los ¡ar¡ados y cl ¡rudcnic cs¡íriiu dcl dios.
Sin ¡crdcr un insianic, fucsc a la Ialiiacion
lalrada ¡or su Iijo Hcfcsio la cual icnía una
solida ¡ucria con ccrradura oculia quc ninguna
oira dcidad salía alrir, cniro, y, Ialicndo
cniornado la ¡ucria, lavosc con anlrosía cl
cucr¡o cncaniador y lo unio con un acciic craso,
divino, suavc y ian oloroso quc, al novcrlo cn cl
¡alacio dc Zcus, crigido solrc lroncc, su
fragancia sc difundio ¡or cl ciclo y la iicrra.
Ungido cl Icrnoso cuiis, sc con¡uso cl calcllo y
con sus ¡ro¡ias nanos forno los rizos lusirosos,
lcllos, divinalcs, quc colgalan dc la calcza
innorial. EcIosc cn scguida cl nanio divino,
adornado con nucIas lordaduras, quc Aicnca lc
Ialía lalrado, y sujciolo al ¡ccIo con lrocIc dc
oro. Pusosc lucgo un ccnidor quc icnía cicn
lorloncs, y colgo dc las ¡crforadas orcjas unos
¡cndicnics dc ircs ¡icdras ¡rcciosas grandcs
cono ojos, cs¡lcndidas, dc gracioso lrillo.
Dcs¡ucs, la divina cnirc las diosas sc culrio con
un vclo Icrnoso, nucvo, ian llanco cono cl sol, y
calzo sus níiidos ¡ics con lcllas sandalias. Y
cuando Iulo aiaviado su cucr¡o con iodos los
adornos, salio dc la csiancia, y, llanando a
Afrodiia a¡aric dc los dioscs, Iallolc cn csios
icrninos.
190 ¿Qucrras con¡laccrnc, Iija qucrida, cn
lo quc yo ic diga, o ic ncgaras, irriiada cn iu
anino, ¡orquc yo ¡roicjo a los danaos y iu a los
iroyanos?
193 Fcs¡ondiolc Afrodiia, Iija dc Zcus.
194 ¡Hcra, vcncrallc diosa, Iija dcl gran
Crono! Di quc quicrcs; ni corazon nc in¡ulsa a
cfcciuarlo, si ¡ucdo Iaccrlo y cllo cs faciillc.
197 Conicsiolc dolosancnic la vcncrallc
Hcra.
198 Danc cl anor y cl dcsco con los cualcs
rindcs a iodos los innorialcs y a los norialcs
Ionlrcs. Voy a los confincs dc la fcriil iicrra ¡ara
vcr a Occano, ¡adrc dc los dioscs, y a la nadrc
Tciis, los cualcs nc rccilicron dc nanos dc Fca y
nc criaron y cducaron cn su ¡alacio, cuando cl
largovidcnic Zcus ¡uso a Crono dclajo dc la
iicrra y dcl nar csicril. Irc a visiiarlos ¡ara dar fin
a sus rcncillas. Ticn¡o Ia quc sc ¡rivan dcl anor
y dcl ialano, ¡orquc la colcra anido cn sus
corazoncs. Si a¡aciguara con nis ¡alalras su
anino y lograra quc rcanudascn cl anoroso
consorcio, nc llanarían sicn¡rc qucrida y
vcncrallc.
211 Fcs¡ondio dc nucvo la risucna Afrodiia.
212 No cs ¡osillc ni scría convcnicnic
ncgaric lo quc Aidcs, ¡ucs ducrncs cn los lrazos
dcl ¡odcrosísino Zcus.
214 Dijo; y dcsaio dcl ¡ccIo cl cinio lordado,
dc variada lalor, quc cnccrrala iodos los
cncanios. Iallalansc a11í cl anor, cl dcsco, las
anorosas ¡laiicas y cl lcnguajc scducior quc Iacc
¡crdcr cl juicio a los nas ¡rudcnics. Pusolo cn
las nanos dc Hcra, y ¡ronuncio csias ¡alalras.
219 Tona y cscondc cn iu scno cl lordado
ccnidor dondc iodo sc Ialla. Yo ic ascguro quc no
volvcras sin Ialcr logrado lo quc iu corazon
dcsca.
222 Así dijo. Sonriosc Hcra vcncranda, la dc
ojos dc novilla; y, sonricnic aun, cscondio cl
ccnidor cn cl scno.
224 Afrodiia, Iija dc Zcus, volvio a su norada
y Hcra dcjo cn raudo vuclo la cina dcl Olin¡o, y,
¡asando ¡or la Picria y la dclciiosa Enaiia, salvo
las alias y ncvadas cunlrcs dc las nonianas
dondc vivcn los jincics iracios, sin quc sus ¡ics
iocaran la iicrra dcsccndio ¡or cl Aios al
fluciuoso ¡onio y llcgo a Lcnnos, ciudad dcl
divino Toanic. Allí sc cnconiro con cl Sucno,
Icrnano dc la Mucric, y, asicndolc dc la dicsira,
lc dijo csias ¡alalras.
233 ¡Sucno, rcy dc iodos los dioscs y dc iodos
los Ionlrcs! Si cn oira ocasion cscucIasic ni
voz, olcdcccnc ianlicn aIora, y ni graiiiud scra
¡crcnnc. Adornccc los lrillanics ojos dc Zcus
dclajo dc sus ¡ar¡ados, ian ¡ronio cono,
vcncido ¡or cl anor, sc acucsic connigo. Tc darc
cono ¡rcnio un irono Icrnoso, incorru¡iillc, dc
oro; y ni Iijo Hcfcsio, cl cojo dc anlos ¡ics, ic
Iara un cscalcl quc ic sirva ¡ara a¡oyar las
níiidas ¡lanias, cuando asisias a los fcsiincs.
242 Fcs¡ondiolc cl dulcc Sucno.
243 ¡Hcra, vcncrallc diosa, Iija dcl gran
Crono! Facilncnic adorncccría a cualquicr oiro
dc los scn¡iicrnos dioscs y aun a las corricnics
dcl río Occano, dcl cual son oriundos iodos, ¡cro
no nc accrcarc ni adorncccrc a Zcus Cronion, si
cl no lo nanda. Mc Iizo cucrdo iu nandaio cl día
cn quc cl nuy aninoso Iijo dc Zcus sc cnlarco
cn Ilio, dcs¡ucs dc dcsiruir la ciudad iroyana.
Enionccs suní cn graio so¡or la ncnic dc Zcus,
quc llcva la cgida, difundicndonc suavc cn iorno
suyo; y iu, quc inicnialas causar dano a
Hcraclcs, conscguisic quc los vicnios in¡ciuosos
so¡laran solrc cl ¡onio y lo llcvaran a la
¡o¡ulosa Cos, lcjos dc sus anigos. Zcus dcs¡crio
y cnccndiosc cn ira. naliraiala a los dioscs cn cl
¡alacio, nc luscala a ní, y nc Iulicra IccIo
dcsa¡arcccr, arrojandonc dcl cicr al ¡onio, si la
NocIc, quc rindc a los dioscs y a los Ionlrcs, no
nc Iulicsc salvado; llcgucnc a clla Iuycndo, y
aqucl sc coniuvo, aunquc irriiado, ¡orquc icnio
Iaccr algo quc a la ra¡ida NocIc dcsagradara. Y
aIora nc nandas rcalizar oira cosa
¡cligrosísina.
263 Fcs¡ondiolc Hcra vcncranda, la dc ojos
dc novilla.
264 OI Sucno, ¿¡or quc cn la ncnic
rcvuclvcs ialcs cosas? ¿Crccs quc cl largovidcnic
Zcus favorcccra ianio a los iroyanos, cono cn la
c¡oca cn quc sc irriio ¡roicgía a su Iijo Hcraclcs?
Ea, vc y ¡roncio daric, ¡ara quc ic cascs con clla
y llcvc cl nonlrc dc cs¡osa iuya, la nas jovcn dc
las Cracias |Pasiica, dc la cual csias dcscoso
iodos los días|.
270 Así Iallo. Alcgrosc cl Sucno, y rcs¡ondio
dicicndo.
271 Ea, jura ¡or cl agua inviolallc dc la
Ésiigc, iocando con una nano la fcriil iicrra y con
la oira cl lrillanic nar, ¡ara quc scan icsiigos los
dioscs dc dclajo dc la iicrra quc csian con Crono,
quc nc daras la nas jovcn dc las Cracias,
Pasiica, dc la cual csioy dcscoso iodos los días.
277 Así dijo. No dcsolcdccio Hcra, la diosa dc
los nívcos lrazos, y juro, cono sc lc ¡cdía,
nonlrando a iodos los dioscs suliariarcos,
llanados Tiiancs. Prcsiado cl jurancnio,
¡ariicron oculios cn una nulc, dcjaron airas a
Lcnnos y la ciudad dc Inlros, y siguicndo con
ra¡idcz cl canino llcgaron a Lccio, cn cl Ida,
alundanic cn nananiialcs y criador dc ficras; allí
¡asaron dcl nar a iicrra firnc, y anduvicron
Iacicndo csircncccr dclajo dc sus ¡ics la cina
dc los arlolcs dc la sclva. Dciuvosc cl Sucno
anics quc los ojos dc Zcus ¡udicran vcrlo, y,
cncaranandosc cn un alcio aliísino quc Ialía
nacido cn cl Ida y ¡or cl airc llcgala al cicr, sc
oculio cnirc las ranas cono la noniaraz avc
canora llanada ¡or los dioscs calcis y ¡or los
Ionlrcs cynindis.
292 Hcra sulio ligcra al Cargaro, la cunlrc
nas alia dcl Ida; Zcus, quc anoniona las nulcs,
la vio vcnir; y a¡cnas la disiinguio, cnscnorcosc
dc su ¡rudcnic cs¡íriiu cl nisno dcsco quc,
cuando gozaron las ¡rinicias dcl anor,
acosiandosc a cscondidas dc sus ¡adrcs. Y así
quc la iuvo dclanic, lc Iallo dicicndo.
298 ¡Hcra! ¿Adondc vas, quc ian ¡rcsurosa
vicncs dcl Olin¡o, sin los calallos y cl carro quc
¡odrían conduciric?
300 Fcs¡ondiolc dolosancnic la vcncrallc
Hcra.
301 Voy a los confincs dc la fcriil iicrra, a vcr
a Occano, origcn dc los dioscs, y a la nadrc Tciis,
quc nc rccilicron dc nanos dc Fca y nc criaron
y cducaron cn su ¡alacio. Irc a visiiarlos ¡ara dar
fin a sus rcncillas. Ticn¡o Ia quc sc ¡rivan dcl
anor y dcl ialano, ¡orquc la colcra invadio sus
corazoncs. Tcngo al ¡ic dcl Ida, alundanic cn
nananiialcs, los corcclcs quc nc llcvaran ¡or
iicrra y ¡or nar, y vcngo dcl Olin¡o a
¡ariici¡ariclo; no fucra quc io irriiaras si nc
cncaninasc, sin dccíriclo, al ¡alacio dcl Occano,
dc ¡rofunda corricnic.
312 Conicsio Zcus, quc anoniona las nulcs.
313 ¡Hcra! Alla sc ¡ucdc ir nas iardc. Ea,
acosicnonos y goccnos dcl anor. Janas la
¡asion ¡or una diosa o ¡or una nujcr sc difundio
¡or ni ¡ccIo, ni nc avasallo cono aIora. nunca
Ic anado así, ni a la cs¡osa dc I×ion, quc ¡ario a
Pinioo conscjcro igual a los dioscs; ni a Danac
Acrisiona, la dc lcllos ialoncs, quc dio a luz a
Pcrsco, cl nas ilusirc dc los Ionlrcs; ni a la
cclclrada Iija dc Fcni×, quc fuc nadrc dc Minos
y dc Fadananiis igual a un dios; ni a Scnclc, ni
a Alcncna cn Tcla, dc la quc iuvc a Hcraclcs, dc
anino valcroso, y dc Scnclc a Dioniso, alcgría dc
los norialcs; ni a Dcncicr, la solcrana dc
Icrnosas ircnzas; ni a la gloriosa Lcio; ni a ii
nisna. con ial ansia ic ano cn csic noncnio y
ian dulcc cs cl dcsco quc dc ní sc a¡odcra.
329 Fc¡licolc dolosancnic la vcncrallc Hcra.
330 ¡Tcrrililísino Cronida! ¡Quc ¡alalras
¡rofcrisic! ¡Quicrcs acosiaric y gozar dcl anor cn
las cunlrcs dcl Ida, dondc iodo cs ¡aicnic! ¿Quc
ocurriría si alguno dc los scn¡iicrnos dioscs nos
vicsc dornidos y lo nanifcsiara a iodas las
dcidadcs? Yo no volvcría a iu ¡alacio al
lcvaniarnc dcl lccIo; vcrgonzoso fucra. Mas, si lo
dcscas y a iu corazon lc cs graio, iicncs la
canara quc iu Iijo Hcfcsio lalro, ccrrando la
¡ucria con solidas iallas quc cncajan cn cl
narco. Vanos a acosiarnos allí, ya quc cl lccIo
a¡cicccs.
341 Fcs¡ondiolc Zcus, quc anoniona las
nulcs.
342 ¡Hcra! No icnas quc nos vca ningun dios
ni Ionlrc. ic culrirc con una nulc dorada quc
ni cl Sol, con su luz, quc cs la nas ¡cnciranic dc
iodas, ¡odría airavcsar ¡ara nirarnos.
346 Dijo, y cl Iijo dc Crono csirccIo cn sus
lrazos a la cs¡osa. La divina iicrra ¡rodujo vcrdc
Iicrla, loio frcsco, azafran y jacinio cs¡cso y
iicrno ¡ara lcvaniarlos dcl suclo. Acosiaronsc allí
y culricronsc con una Icrnosa nulc dorada, dc
la cual caían lucicnics goias dc rocío.
352 Tan iranquilancnic dornía cl ¡adrc
solrc cl alio Cargaro, vcncido ¡or cl sucno y cl
anor y alrazado con su cs¡osa. El dulcc Sucno
corrio Iacia las navcs aqucas ¡ara llcvar la
noiicia al quc cinc y laic la iicrra; y,
dcicnicndosc ccrca dc cl, ¡ronuncio csias aladas
¡alalras.
357 ¡Posidon! Socorrc ¡ronio a los danaos y
dalcs gloria, aunquc sca lrcvc, nicniras ducrnc
Zcus, a quicn Ic sunido cn dulcc lciargo,
dcs¡ucs quc Hcra, cnganandolc, logro quc sc
acosiara ¡ara gozar dcl anor.
361 DicIo csio, fucsc Iacia las íncliias irilus
dc los Ionlrcs. Y Posidon, nas inciiado quc
anics a socorrcr a los danaos, salio cn scguida a
las ¡rincras filas y lcs c×Iorio dicicndo.
364 ¡Argivos! ¿Ccdcrcnos nucvancnic la
vicioria a Hccior Prianida, ¡ara quc sc a¡odcrc
dc los lajclcs y alcancc gloria? Así sc lo figura cl y
dc cllo sc jacia, ¡orquc Aquilcs ¡crnanccc cn las
concavas navcs con cl corazon irriiado. Pcro
Aquilcs no Iara gran falia, si los dcnas
¡rocuranos au×iliarnos nuiuancnic. Pcro, ca,
¡roccdanos iodos cono voy a dccir. Enlrazad
los cscudos nayorcs y nas fucrics quc Iaya cn cl
cjcrciio, culríos la calcza con cl rcfulgcnic casco,
cogcd las ¡icas nas largas, y ¡onganonos cn
narcIa. yo irc dclanic, y no crco quc Hccior
Prianida, ¡or cnardccido quc csic, sc aircva a
cs¡crarnos. Y cl varon, quc sicndo lravo, icnga
un cscudo ¡cqucno ¡ara ¡roicgcr sus Ionlros,
dcsclo al ncnos valicnic y ionc oiro ncjor.
378 Así dijo, y cllos lc cscucIaron y
olcdccicron. Los nisnos rcycs cl Tidida, Uliscs y
cl Airida Agancnon, sin cnlargo dc csiar
Icridos, los ¡usicron cn ordcn dc laialla, y,
rccorricndo las Iilcras, Iacían cl canlio dc las
narcialcs arnas. El csforzado ionala las nas
fucrics y dala las ¡corcs al quc lc cra infcrior.
Tan ¡ronio cono Iulicron vcsiido cl lucicnic
lroncc, sc ¡usicron cn narcIa. ¡rcccdíalcs
Posidon, quc sacudc la iicrra, llcvando cn la
rolusia nano una cs¡ada icrrillc, larga y
¡uniiaguda, quc ¡arccía un rclan¡ago; y a nadic
lc cra ¡osillc lucIar con cl dios cn cl funcsio
conlaic, ¡orquc cl icnor sc io in¡cdía a iodos.
388 Por su ¡aric, cl csclarccido Hccior ¡uso
cn ordcn a los iroyanos. Y Posidon, cl dc ccrulca
calcllcra, y cl ¡rcclaro Hccior, au×iliando csic a
los iroyanos y aqucl a los argivos, c×icndicron cl
can¡o dc la icrrillc ¡clca. El nar, agiiado, llcgo
Iasia las iicndas y navcs dc los argivos, y los
conlaiicnics sc cnlisiicron con gran alloroio.
No lranan ianio las olas dcl nar cuando,
lcvaniadas ¡or cl so¡lo icrrillc dcl Dorcas, sc
ron¡cn cn la iicrra; ni Iacc ianio csirc¡iio cl
ardicnic fucgo cn la cs¡csura dcl nonic, al
qucnarsc una sclva; ni sucna ianio cl vicnio cn
las alias co¡as dc las cncinas, si arrcciando
nugc; cuanio fuc cl griicno dc iroyanos y aqucos
cn cl noncnio cn quc, vocifcrando dc un nodo
cs¡anioso, vinicron a las nanos.
402 El ¡rcclaro Hccior arrojo cl ¡rincro la
lanza a Ayanic, quc conira cl arrcnciía, y no lc
crro; ¡cro accrio a darlc cn cl siiio cn quc sc
cruzalan solrc cl ¡ccIo la corrca dcl cscudo y cl
iaIalí dc la cs¡ada, guarnccida con argcnicos
clavos, y anlos ¡roicgicron cl dclicado cucr¡o.
Irriiosc Hccior ¡orquc la lanza Ialía sido
arrojada inuiilncnic ¡or su nano, y rciroccdio
Iacia cl gru¡o dc sus anigos ¡ara cviiar la
nucric. El gran Ayanic Tclanonio, al vcr quc
Hccior sc rciirala, cogio una dc las nucIas
¡icdras quc scrvían ¡ara calzar las navcs y
rodalan cnionccs cnirc los ¡ics dc los
conlaiicnics, y con clla lc Iirio cn cl ¡ccIo, ¡or
cina dcl cscudo, junio a la gargania; la ¡icdra,
lanzada con ín¡ciu, girala cono un iorlcllino.
Cono vicnc a iicrra la cncina arrancada dc raíz
¡or cl. rayo dcl ¡adrc Zcus, dcs¡idicndo un fucric
olor dc azufrc, y cl quc sc Ialla ccrca dcsfallccc,
¡ucs cl rayo dcl gran Zcus cs fornidallc, dc igual
nancra, cl rolusio Hccior dio consigo cn cl suclo
y cayo cn cl ¡olvo. la ¡ica sc lc fuc dc la nano,
qucdaron cncina dc cl cscudo y casco, y la
arnadura dc lalrado lroncc rcsono cn iorno dcl
cucr¡o. Los aqucos corricron Iacia Hccior, dando
rccias voccs, con la cs¡cranza dc arrasirarlo a su
can¡o; nas, aunquc arrojaron nucIas lanzas,
no consiguicron Icrir al ¡asior dc Ionlrcs, ni dc
ccrca ni dc lcjos, ¡orquc fuc rodcado ¡or los nas
valicnics iroyanos Polidananic, Encas, cl divino
Agcnor, Sar¡cdon, caudillo dc los licios, y cl
c×inio Clauco, y los oiros ian¡oco lc
alandonaron, ¡ucs sc ¡usicron dclanic con sus
rodclas. Los anigos dc Hccior lo lcvaniaron cn
lrazos, sacaronlo dcl conlaic, condujcronlc
adondc icnía los agilcs corcclcs con cl lalrado
carro y cl auriga, y sc lo llcvaron Iacia la ciudad,
nicniras dala ¡rofundos sus¡iros.
433 Mas, al llcgar al vado dcl voraginoso
Janio, río dc Icrnosa corricnic quc cl innorial
Zcus cngcndro, lajaron a Hccior dcl carro y lc
rociaron cl rosiro con agua. cl Icroc colro los
¡crdidos cs¡íriius, niro a lo alio, y, ¡onicndosc
dc rodillas, iuvo un voniio dc ncgra sangrc; lucgo
cayo dc cs¡aldas, y la nocIc olscura culrio sus
ojos, ¡orquc aun icnía dclil cl anino a
consccucncia dcl gol¡c rccilido.
440 Los argivos, cuando vicron quc Hccior sc
auscniala, arrcnciicron con nas ín¡ciu a los
iroyanos, y solo ¡cnsaron cn conlaiir. Enionccs
cl vcloz Ayanic dc Oilco fuc cl ¡rincro quc,
aconciicndo con la ¡uniiaguda lanza, Iirio a
Sainio Eno¡ida, a quicn una nayadc Ialía icnido
dc Éno¡c, nicniras csic a¡accniala rclanos a
orillas dcl Sainiocnic; Ayanic Oilíada, fanoso ¡or
su lanza, llcgosc a cl, lc Iirio cn cl ijar y lc iunlo
dc cs¡aldas; y, cn iorno dcl cadavcr, iroyanos y
danaos iralaron un duro conlaic. Fuc a
vcngarlc Polidananic Panioida, Ialil cn llandir
la lanza; c Iirio cn cl Ionlro dcrccIo a
Proiocnor, Iijo dc Arcílico. la in¡ciuosa lanza
airavcso cl Ionlro, y cl gucrrcro, caycndo cn cl
¡olvo, cogio cl suclo con sus nanos. Y
Polidananic c×clano con gran jaciancia y a voz
cn griio.
454 No crco quc cl lrazo rolusio dcl valcroso
Panioida Iaya dcs¡cdido la lanza cn vano; algun
argivo la rccilio cn su cucr¡o, y nc figuro quc lc
scrvira dc laculo ¡ara a¡oyarsc cn clla y
dcsccndcr a la norada dc Hadcs.
458 Así dijo. Sus jacianciosas ¡alalras
a¡csadunlraron a los argivos y connovicron cl
corazon dcl agucrrido Ayanic Tclanoníada, a
cuyo lado cayo Proiocnor. En cl acio arrojo
Ayanic una rclucicnic lanza a Polidananic, quc
sc rciirala; csic dio un salio ollicuo y cviiola,
lilrandosc dc la ncgra nucric; ¡cro cn canlio la
rccilio Arqucloco, Iijo dc Anicnor, a quicn los
dioscs Ialían dcsiinado a norir. la lanza sc clavo
cn la union dc la calcza con cl cucllo, cn la
c×ircnidad dc la vcriclra, y corio anlos
ligancnios; cayo cl gucrrcro, y calcza, loca y
nariccs llcgaron al suclo anics quc las ¡icrnas y
las rodillas. Y Ayanic, vocifcrando, al c×inio
Polidananic lc dccía.
470 Fcflc×iona, oI Polidananic, y dinc
sinccrancnic. ¿La nucric dc csc Ionlrc no
con¡cnsa la dc Proiocnor? No ¡arccc vil, ni dc
vilcs nacido, sino Icrnano o Iijo dc Anicnor,
donador dc calallos, ¡ucs iicnc cl nisno airc dc
fanilia.
475 Así dijo, ¡orquc lc conocía licn; y a los
iroyanos sc lcs llcno cl corazon dc ¡csar.
Enionccs Acananic, quc sc Iallala junio al
cadavcr dc su Icrnano ¡ara ¡roicgcrlo, cnvaso la
lanza a Pronaco, cl lcocio, cuando csic cogía ¡or
los ¡ics al nucrio a inicniala llcvarsclo. Y cn
scguida jaciosc Acananic grandcncnic, dando
rccias voccs.
479 ¡Argivos quc solo con cl arco salcis
conlaiir y nunca os cansais dc ¡rofcrir
ancnazas! El iralajo y los ¡csarcs no Ian dc scr
solancnic ¡ara nosoiros, y algun día rccilircis la
nucric dc csic nisno nodo. Mirad a Pronaco,
quc yacc cn cl suclo, vcncido ¡or ni lanza, ¡ara
quc la vcnganza ¡or la nucric dc un Icrnano no
sufra dilacion. Por csio cl Ionlrc quc cs víciina
dc alguna dcsgracia, anIcla dcjar un Icrnano
quc ¡ucda vcngarlc.
486 Así dijo. Sus jacianciosas frascs
a¡csadunlraron a los argivos y connovicron cl
corazon dcl agucrrido Pcnclco, quc arrcnciio
conira Acananic; cl cual no aguardo la
aconciida dcl rcy Pcnclco. Ésic Iirio a Ilionco,
Iijo unico quc a Forlanic Ionlrc rico cn ovcjas y
anado solrc iodos los iroyanos ¡or Hcrncs, quc
lc dio nucIos licncs su cs¡osa lc Ialía ¡arido.
la lanza, ¡cncirando ¡or dclajo dc una ccja, lc
arranco la ¡u¡ila, lc airavcso cl ojo y salio ¡or la
nuca, y cl gucrrcro vino al suclo con los lrazos
alicrios. Pcnclco, dcsnudando la aguda cs¡ada,
lc ccrccno la calcza, quc cayo a iicrra con cl
casco; y, cono la fornida lanza scguía clavada cn
cl ojo, cogiola, lcvanio la calcza cual si fucsc una
flor dc adornidcra, la nosiro a los iroyanos y,
llasonando dcl iriunfo, dijo.
501 ¡Tcucros! Dccid cn ni nonlrc a los
¡adrcs dcl ilusirc Ilionco quc lc llorcn cn su
¡alacio; ya quc ian¡oco la cs¡osa dc Pronaco
Alcgcnorida rccilira con alcgrc rosiro a su narido
cuando, cnlarcandonos, nos vayanos dc Troya
los aqucos.
506 Así Iallo. A iodos lcs icnllalan las
carncs dc nicdo, y cada cual luscala adondc
Iuir ¡ara lilrarsc dc una nucric cs¡aniosa.
508 Dccidnc aIora, Musas, quc ¡osccis
olín¡icos ¡alacios, cual fuc cl ¡rincr aquco quc
alzo dcl suclo crucnios dcs¡ojos, cuando cl
ilusirc Posidon, quc laic la iicrra, inclino cl
conlaic cn favor dc los aqucos.
511 Ayanic Tclanonio, cl ¡rincro, Iirio a
Hiriio Ciriíada; Aniíloco Iizo ¡crcccr a Falccs y a
Mcrncro, dcs¡ojandolos lucgo dc las arnas;
Mcrioncs naio a Moris a Hi¡oiion; Tcucro quiio
la vida a Proioon y Pcrifcics; y cl Airida Iirio cn cl
ijar a Hi¡crcnor, ¡asior dc Ionlrcs. cl lroncc
airavcso los inicsiinos, cl alna salio ¡rcsurosa
¡or la Icrida, y la olscuridad culrio los ojos dcl
gucrrcro. Y cl vcloz Ayanic, Iijo dc Oilco, naio a
nucIos; ¡orquc nadic lc igualala cn ¡crscguir a
los gucrrcros aicrrorizados, cuando Zcus los
¡onía cn fuga.

CANTO XV*
Nueva oIensIva desde Ias naves

¯ Zcus sc dcs¡icria, y A¡olo llcva a
los iroyanos a las ¡osicioncs dc
anics dc la inicrvcncion dc Posidon.
dcniro dcl can¡ancnio aquco.
Cuiados ¡or Zcus aiacan las navcs
aqucas y lcs ¡oncn cn fuga.

1 Cuando los iroyanos Iulicron airavcsado
cn su Iuida cl foso y la csiacada, nuricndo
nucIos a nanos dc los danaos, llcgaron al siiio
dondc icnían los corcclcs a Iicicron alio
ancdrcniados y ¡alidos dc nicdo. En aqucl
insianic dcs¡crio Zcus cn la cunlrc dcl Ida, al
lado dc Hcra, la dc aurco irono. Lcvaniosc y vio a
los iroyanos ¡crscguidos ¡or los aqucos, quc los
¡onían cn dcsordcn, y, cnirc csios, al solcrano
Posidon. Vio ianlicn a Hccior icndido cn la
llanura y rodcado dc anigos, jadcanic, ¡rivado dc
conocinicnio, voniiando sangrc; quc no fuc cl
nas dclil dc los aqucos quicn lc causo la Icrida.
El ¡adrc dc los Ionlrcs y dc los dioscs,
con¡adccicndosc dc cl, niro con iorva y icrrillc
faz a Hcra, y así lc dijo.
14 Tu cngano, Hcra nalcfica a incorrcgillc,
Ia IccIo quc Hccior dcjara dc conlaiir y quc
sus iro¡as sc dicran a la fuga. No sc si casiigaric
con azoics, ¡ara quc scas la ¡rincra cn gozar dc
iu funcsia asiucia. ¿Por vcniura no ic acucrdas
dc cuando csiuvisic colgada cn lo alio y ¡usc cn
ius ¡ics scndos yunqucs, y cn ius nanos aurcas
a inquclraniallcs cs¡osas? Tc Iallalas
sus¡cndida cn ncdio dcl cicr y dc las nulcs, los
dioscs dcl vasio Olin¡o ic rodcalan indignados,
¡cro no ¡odían dcsaiaric si cnionccs llcgo a cogcr
a alguno, lc arrojo dc csios unlralcs y llcga a la
iicrra casi sin vida y yo no lograla ccIar dcl
corazon cl coniinuo ¡csar quc scniía ¡or cl divino
Hcraclcs, a quicn iu, ¡ronovicndo una icn¡csiad
con cl au×ilio dcl vicnio Dorcas, arrojasic con
¡crvcrsa inicncion al nar csicril y llcvasic lucgo a
la ¡o¡ulosa Cos; a11í lc lilrc dc los ¡cligros y lc
condujc nucvancnic a Argos, criadora dc
calallos, dcs¡ucs quc Iulo ¡adccido nucIas
faiigas. Tc io rccucrdo ¡ara quc ¡ongas fin a ius
cnganos y sc¡as si io scra ¡rovccIoso Ialcr
vcnido dc la nansion dc los dioscs a lurlarnc
con los goccs dcl anor.
34 Así dijo. Esircncciosc Hcra vcncranda, la
dc ojos dc novilla, y Iallandolc ¡ronuncio csias
aladas ¡alalras.
36 Scan icsiigos la Ticrra y cl ancIuroso
Ciclo y cl agua dc la Ésiigc, dc sulicrranca
corricnic quc cs cl jurancnio nayor y nas
icrrillc ¡ara los licnavcniurados dioscs, y iu
calcza sagrada y nucsiro ialano nu¡cial, ¡or cl
quc nunca juraría cn vano. No cs ¡or ni conscjo
quc Posidon, cl quc sacudc la iicrra, dana a los
iroyanos y a Hccior y au×ilia a los oiros; quizas
su nisno anino lc inciia a in¡clc, y Ia dclido
con¡adcccrsc dc los aqucos al vcr quc son
dcrroiados junio a las navcs. Mas yo aconscjana
a Posidon quc fucra ¡or dondc iu, cl dc las
sonlrías nulcs, lc nandaras.
47 Así dijo. Sonriosc cl ¡adrc dc los Ionlrcs
y dc los dioscs, y lc rcs¡ondio con csias aladas
¡alalras.
49 Si iu, Hcra vcncranda, la dc ojos dc
novilla, cuando ic sicnias cnirc los innorialcs
csiuvicras dc acucrdo connigo, Posidon, aunquc
oira cosa nucIo dcscara, aconodaría nuy
¡ronio su nodo dc ¡cnsar al nucsiro. Pcro, si cn
csic noncnio Iallas franca y sinccrancnic, vc a
la nansion dc los dioscs y nanda vcnir a Iris y a
A¡olo, fanoso ¡or su arco; ¡ara quc aquclla,
cncaninandosc al cjcrciio dc los aqucos, dc
corazas dc lroncc, diga al solcrano Posidon quc
ccsc dc conlaiir y vuclva a su ¡alacio; y Fclo
A¡olo inciic a Hccior a la ¡clca, lc infunda valor y
lc Iaga olvidar los dolorcs quc lc o¡rincn cl
corazon, a fin dc quc rccIacc nucvancnic a los
aqucos, los cualcs llcgaran cn colardc fuga a las
navcs, dc nucIos lancos, dcl Pclida Aquilcs.
Ésic cnviara a la lid a su con¡ancro Pairoclo, quc
norira, Icrido ¡or la lanza dcl ¡rcclaro Hccior,
ccrca dc Ilio, dcs¡ucs dc quiiar la vida a nucIos
jovcncs, y cnirc cllos al divino Sar¡cdon, ni Iijo.
Irriiado ¡or la nucric dc Pairoclo, cl divino
Aquilcs naiara a Hccior. Dcsdc aqucl insianic
Iarc quc los iroyanos scan ¡crscguidos
coniinuancnic dcsdc las navcs, Iasia quc los
aqucos ioncn la c×cclsa Ilio. Y no ccsara ni
cnojo, ni dcjarc quc ningun innorial socorra a los
danaos, nicniras no sc cun¡la cl voio dcl Pclida,
cono lo ¡roncií, asiniicndo con la calcza, cl día
cn quc la diosa Tciis alrazo nis rodillas y nc
su¡lico quc Ionrasc a Aquilcs, asolador dc
ciudadcs.
78 Así dijo. Hcra, la diosa dc los nívcos
lrazos, no fuc dcsolcdicnic, y ¡aso dc los nonics
idcos al vasio Olin¡o. Cono corrc vcloz cl
¡cnsanicnio dcl Ionlrc quc, Ialicndo viajado
¡or nucIas iicrras, las rccucrda cn su rcflc×ivo
cs¡íriiu, y dicc «csiuvc aquí o a11í» y rcvuclvc cn
la ncnic nucIas cosas, ian ra¡ida y ¡rcsurosa
volala la vcncrallc Hcra, y ¡ronio llcgo al c×cclso
Olin¡o. Los dioscs innorialcs, quc sc Iallalan
rcunidos cn cl ¡alacio dc Zcus, lcvaniaronsc al
vcrla y lc ofrccicron co¡as dc ncciar. Y Hcra,
rcIusando las dcnas, acc¡io la quc lc ¡rcscniala
Tcnis, la dc Icrnosas ncjillas, quc fuc la
¡rincra quc corrio a su cncucniro, y Iallandolc
lc dijo csias aladas ¡alalras.
90 ¡Hcra! ¿Por quc vicncs con csa cara dc
cs¡anio? Sin duda ic aicnorizo iu cs¡oso, cl Iijo
dc Crono.
92 Fcs¡ondiolc Hcra, la diosa dc los nívcos
lrazos.
93 No nc lo ¡rcgunics, diosa Tcnis; iu
nisna salcs cuan solcrlio y dcs¡iadado cs cl
anino dc Zcus. Prcsidc iu cn cl ¡alacio cl fcsiín
dc los dioscs, y oiras con los dcnas innorialcs
quc dcsgracias anuncia Zcus; figuronc quc
nadic, sca Ionlrc o dios, sc rcgocijara cn cl alna
¡or nas alcgrc quc csic cn cl lanqucic.
100 DicIas csias ¡alalras, scniosc la
vcncrallc Hcra. Afligicronsc los dioscs cn la
norada dc Zcus. Aquclla, aunquc con la sonrisa
cn los lalios, no nosirala alcgría cn la frcnic,
solrc las ncgras ccjas. E indignada, c×clano.
104 ¡Cuan nccios sonos los quc ioniancnic
nos irriianos conira Zcus! Qucrcnos accrcarnos
a cl y conicncrlo con ¡alalras o ¡or ncdio dc la
violcncia; y cl, scniado a¡aric, ni dc nosoiros
Iacc caso, ni sc lc da nada, ¡orquc dicc quc cn
fucrza y ¡odcr cs nuy su¡crior a iodos los dioscs
innorialcs. Por ianio sufrid los inforiunios quc
rcs¡cciivancnic os cnvíc. Crco quc al in¡ciuoso
Arcs lc Ia ocurrido ya una dcsgracia; ¡ucs nurio
cn la ¡clca Ascalafo, a quicn anala solrc iodos
los Ionlrcs y rcconocía ¡or su Iijo.
113 Así Iallo. Arcs lajo los lrazos, gol¡cosc
los nuslos, y sus¡irando dijo.
115 No os irriicis connigo, vosoiros los quc
Ialiiais olín¡icos ¡alacios, si voy a las navcs dc
los aqucos ¡ara vcngar la nucric dc ni Iijo; iría,
aunquc cl dcsiino Iulicsc dis¡ucsio quc nc
caycra cncina cl rayo dc Zcus, dcjandonc
icndido con los nucrios, cnirc sangrc y ¡olvo.
119 Dijo, y nando al Tcrror y a la Fuga quc
uncicran los calallos, nicniras vcsiía las
rcfulgcnics arnas. Mayor y nas icrrillc Iulicra
sido cnionccs cl cnojo y la ira dc Zcus conira los
innorialcs; ¡cro Aicnca, icnicndo ¡or iodos los
dioscs, sc lcvanio dcl irono, salio ¡or cl vcsiílulo
y, quiiandolc a Arcs dc la calcza cl casco, dc la
cs¡alda cl cscudo y dc la rolusia nano la ¡ica dc
lroncc, quc a¡oyo conira la ¡arcd, dirigio al
in¡ciuoso dios csias ¡alalras.
128 ¡Loco, inscnsaio! ¿Quicrcs ¡crcccr? En
vano iicncs oídos ¡ara oír, o Ias ¡crdido la razon
y la vcrgucnza. ¿No oycs lo quc dicc Hcra, la
diosa dc los nívcos lrazos, quc acala dc vcr a
Zcus olín¡ico? ¿O dcscas, acaso, icncr quc
rcgrcsar al Olin¡o a viva fucrza, irisic y Ialicndo
¡adccido nucIos nalcs, y causar gran dano a los
oiros dioscs? Porquc Zcus dcjara cn scguida a los
aliivos iroyanos y a los aqucos, vcndra al Olin¡o
a ¡ronovcr iunulio cnirc nosoiros, y casiigara
así al cul¡allc cono al inoccnic. Por csia razon ic
c×Iorio a icn¡lar iu cnojo ¡or la nucric dcl Iijo.
Algun oiro su¡crior a cl cn valor y fucrza Ia
nucrio o norira, ¡orquc cs difícil conscrvar iodas
las fanilias dc los Ionlrcs y salvar a iodos los
individuos.
142 DicIo csio, condujo a su asicnio al
furilundo Arcs. Hcra llano afucra dcl ¡alacio a
A¡olo y a Iris, la ncnsajcra dc los innorialcs
dioscs, y lcs dijo csias aladas ¡alalras.
146 Zcus os nanda quc vayais al Ida lo anics
¡osillc y, cuando Iulicrcis llcgado a su
¡rcscncia, Iaccd lo quc os cncarguc y ordcnc.
149 La vcncrallc Hcra, a¡cnas acalo dc
Iallar, volvio al ¡alacio y sc scnio cn su irono.
Ellos lajaron cn raudo vuclo al Ida, alundanic
cn nananiialcs y criador dc ficras, y Iallaron al
largovidcnic Cronida scniado cn la cina dcl
Cargaro, dclajo dc olorosa nulc. Al llcgar a la
¡rcscncia dc Zcus, quc anoniona las nulcs, sc
dciuvicron; y Zcus, al vcrlos, no sc irriio, ¡orquc
Ialían olcdccido con ¡rcsicza las ordcncs dc la
qucrida cs¡osa. Y, Iallando ¡rincro con Iris,
¡rofirio csias aladas ¡alalras.
158 ¡Anda, vc, ra¡ida Iris! Anuncia csio al
solcrano Posidon y no scas ncnsajcra falaz.
Mandalc quc, ccsando dc ¡clcar y conlaiir, sc
vaya a la nansion dc los dioscs o al nar divino. Y
si no quicrc olcdcccr nis ¡alalras y las
dcs¡rccia, rcflc×ionc cn su ncnic y cn su corazon
si, aunquc sca ¡odcroso, sc aircvcra a cs¡crarnc
cuando nc dirija conira cl, ¡ucs lc avcniajo
nucIo cn fucrza y cdad, ¡or nas quc cn su
anino no icna dccirsc igual a ní, a quicn iodos
icncn.
168 Así dijo. La vcloz Iris, dc ¡ics vcloccs
cono cl vicnio, no dcsolcdccio; y lajo dc los
nonics idcos a la sagrada Ilio. Cono cac dc las
nulcs la nicvc o cl Iclado granizo, a in¡ulso dcl
Dorcas, nacido cn cl cicr; ian ra¡ida y ¡rcsurosa
volala la ligcra Iris; y, dcicnicndosc ccrca dcl
íncliio Posidon, así lc dijo.
174 Vcngo, oI Posidon, cl dc ccrulca
calcllcra, quc cincs la iicrra, a iracric un
ncnsajc dc ¡aric dc Zcus, quc llcva la cgida. Tc
nanda quc, ccsando dc ¡clcar y conlaiir, ic
vayas a la nansion dc los dioscs o al nar divino.
Y si no quicrcs olcdcccr sus ¡alalras y las
dcs¡rccias, ic ancnaza con vcnir a lucIar coniigo
y ic aconscja quc cviics sus nanos; ¡orquc dicc
quc ic su¡cra nucIo cn fucrza y cdad, ¡or nas
quc cn iu anino no icnas dcciric igual a cl, a
quicn iodos icncn.
184 Fcs¡ondiolc nuy indignado cl íncliio
Posidon, quc laic la iicrra.
183 ¡OI dioscs! Con solcrlia Ialla, aunquc
sca valicnic, si dicc quc nc sujciara ¡or fucrza y
conira ni qucrcr a ní, quc disfruio dc sus
nisnos Ionorcs. Trcs sonos los Icrnanos Iijos
dc Crono, a quicncs Fca dio a luz. Zcus, yo y cl
icrccro Hadcs, quc rcina cn los inficrnos. Todas
las cosas sc agru¡aron cn ircs ¡orcioncs, y cada
uno dc nosoiros ¡ariici¡o dcl nisno Ionor. Yo
saquc a la sucric Ialiiar consianicncnic cn cl
cs¡unoso nar, iocaronlc a Hadcs las iinicllas
sonlrías, corrcs¡ondio a Zcus cl ancIuroso ciclo
cn ncdio dcl cicr y las nulcs; ¡cro la iicrra y cl
alio Olin¡o son dc iodos. Por ianio, no ¡roccdcrc
scgun lo dccida Zcus; y csic, aunquc sca
¡odcroso, ¡crnanczca iranquilo cn la icrcia ¡aric
quc lc ¡cricnccc. No ¡rcicnda asusiarnc con sus
nanos cono si iraiasc con un colardc. Mcjor
fucra quc con csas vcIcncnics ¡alalras rincsc a
los Iijos a Iijas quc cngcndro, ¡ucs csios
icndrían quc olcdcccr ncccsariancnic io quc lcs
ordcnarc.
200 Fc¡lico la vcloz Iris, dc ¡ics vcloccs cono
cl vicnio.
201 ¿Hc dc llcvar a Zcus, oI Posidon, dc
ccrulca calcllcra, quc cincs la iicrra, una
rcs¡ucsia ian dura y fucric? ¿No qucrrías
nodificarla? La ncnic dc los scnsaios cs flc×illc.
Ya salcs quc las Erinias sc dcclaran sicn¡rc ¡or
los dc nas cdad.
205 Conicsio Posidon, quc sacudc la iicrra.
206 ¡Diosa Iris! Muy o¡oriuno cs cuanio
acalas dc dccir. Ducno cs quc cl ncnsajcro
con¡rcnda io quc cs convcnicnic. Pcro cl ¡csar
nc llcga al corazon y al alna, cuando aqucl
quicrc incrc¡ar con iracundas voccs a quicn cl
Iado Iizo su igual cn sucric y dcsiino. AIora
ccdcrc, aunquc csioy irriiado. Mas io dirc oira
cosa y Iarc una ancnaza. Si a dcs¡ccIo dc ní,
dc Aicnca, quc in¡cra cn las laiallas, dc Hcra,
dc Hcrncs y dcl rcy Hcfcsio, conscrvarc la c×cclsa
Ilio a in¡idicrc quc, dcsiruycndola, alcanccn los
argivos una gran vicioria, sc¡a quc nucsira ira
scra in¡lacallc.
218 Cuando csio Iulo dicIo, cl dios quc laic
la iicrra dcsan¡aro a los aqucos y sc suncrgio cn
cl nar; ¡ronio los Icrocs aqucos lc ccIaron dc
ncnos. Enionccs Zcus, quc anoniona las nulcs,
dijo a A¡olo.
221 Vc aIora, qucrido Fclo, a cnconirar a
Hccior, cl dc lroncínco casco. Ya cl quc cinc y
laic la iicrra sc fuc al nar divino, ¡ara lilrarsc
dc ni icrrillc colcra; ¡ucs Iasia los dioscs quc
csian cn iorno dc Crono, dclajo dc la iicrra,
Iulicran oído cl csirc¡iio dc nucsiro conlaic.
MucIo ncjor cs ¡ara ní y ¡ara cl quc, icncroso,
Iaya ccdido a ni fucrza, ¡orquc no sin sudor sc
Iulicra cfcciuado la lucIa. AIora, iona cn ius
nanos la cgida floqucada, agíiala, y cs¡ania a los
Icrocs aqucos, y lucgo, cuídaic, oI iu quc Iicrcs
dc lcjos, dcl csclarccido Hccior a infundclc gran
vigor, Iasia quc los aqucos llcgucn, Iuycndo, a
las navcs y al Hclcs¡onio. Enionccs ¡cnsarc io
quc fucrc convcnicnic Iaccr o dccir ¡ara quc los
aqucos rcs¡ircn dc sus cuiias.
236 Así dijo, y A¡olo no dcsolcdccio a su
¡adrc. Dcsccndio dc los nonics idcos, scncjanic
al gavilan quc naia a las ¡alonas y cs la nas
vcloz dc las avcs, y Iallo al divino Hccior, Iijo dcl
lclicoso Príano, ya no ¡osirado cn cl suclo, sino
scniado. ila colrando anino y alicnio, y
rcconocía a los anigos quc lc circundalan,
¡orquc cl aIogo y cl sudor Ialían ccsado dcsdc
quc Zcus, quc llcva la cgida, dccidio aninar al
Icroc. A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos, sc dciuvo a su
lado y lc dijo.
244 ¡Hccior, Iijo dc Príano! ¿Por quc ic
cncucniro scniado, lcjos dc los dcnas y
dcsfallccido? ¿Tc alruna algun ¡csar?
246 Con languida voz rcs¡ondiolc Hccior, cl
dc ircnolanic casco.
247¿Quicn crcs iu, oI cl ncjor dc los dioscs,
quc vicncs a ni ¡rcscncia y nc inicrrogas? ¿No
salcs quc Ayanic, valicnic cn la ¡clca, nc Iirio
cn cl ¡ccIo con una ¡icdra, nicniras yo naiala a
sus con¡ancros junio a las navcs dc los aqucos,
a Iizo dcsfallcccr ni in¡ciuoso valor?
Figuralanc quc vcna Ioy nisno a los nucrios y
la norada dc Hadcs, ¡orquc ya ila a c×Ialar cl
alna.
253 Conicsio cl solcrano A¡olo, quc Iicrc dc
lcjos.
254 Colra anino. El Cronion ic nanda dcsdc
cl Ida cono dcfcnsor, ¡ara asisiiric y ayudaric, a
Fclo A¡olo, cl dc la aurca cs¡ada; a ní, quc ya
anics ¡roicgía iu ¡crsona y iu c×cclsa ciudad. Ea,
ordcna a ius nucIos caudillos quc guícn los
vcloccs calallos Iacia las concavas navcs; y yo,
narcIando a su frcnic, allanarc cl canino a los
corcclcs y ¡ondrc cn fuga a los Icrocs aqucos.
262 Dijo, a infundio un gran vigor al ¡asior
dc Ionlrcs. Cono cl corccl avczado a lanarsc cn
la crisialina corricnic dc un río, cuando sc vc
aiado cn cl csiallo conc la cclada dcl ¡csclrc, y
ron¡icndo cl ronzal salc iroiando ¡or la llanura,
ycrguc orgulloso la ccrviz, ondcan las crincs solrc
su cucllo y ufano dc su lozanía nucvc ligcro las
rodillas cncaninandosc al siiio dondc los calallos
¡accn, ian ligcrancnic novía Hccior ¡ics y
rodillas, c×Ioriando a los ca¡iiancs, dcs¡ucs quc
oyo la voz dc A¡olo. Así cono, cuando ¡crros y
¡asiorcs ¡crsigucn a un cornígcro cicrvo o a una
calra nonics quc sc rcfugia cn cscar¡ada roca o
unlría sclva, ¡orquc no csiala dccidido ¡or cl
Iado quc cl aninal fucsc cogido; si, airaído ¡or la
griicría, sc ¡rcscnia un nclcnudo lcon, a iodos
los ¡onc cn fuga a ¡csar dc su cn¡cno; así
ianlicn los danaos avanzalan cn iro¡cl, Iiricndo
a sus cncnigos con cs¡adas y lanzas dc dollc
filo; nas, al noiar quc Hccior rccorna las Iilcras
dc los suyos, iurlaronsc y a iodos sc lcs cayo cl
alna a los ¡ics.
281 Enionccs Toanic, Iijo dc Andrcnon y cl
nas scnalado dc los ciolios cra dicsiro cn arrojar
cl dardo, valicnic cn cl conlaic a ¡ic firnc y
¡ocos aqucos vcncíanlc cn cl agora cuando los
jovcncs conicndían solrc la clocucncia, lcncvolo
lcs arcngo dicicndo.
286 ¡OI dioscs! Crandc cs cl ¡rodigio quc a
ni visia sc ofrccc. ¡Cono Hccior, lilrandosc dc
las ¡arcas, sc Ia vuclio a lcvaniar! Cran
cs¡cranza icníanos dc quc Iulicsc sido nucrio
¡or Ayanic Tclanoníada; ¡cro algun dios ¡roicgio
y salvo nucvancnic a Hccior, quc Ia quclrado
las rodillas dc nucIos danaos, cono aIora
volvcra a Iaccrlo ianlicn, ¡ucs no sin la
voluniad dc Zcus ionanic a¡arccc ian rcsuclio al
frcnic dc sus iro¡as. Ea, ¡roccdanos iodos cono
voy a dccir. Ordcncnos a la nucIcdunlrc quc
vuclva a las navcs, y cuanios nos glorianos dc
scr los nas valicnics ¡crnanczcanos aquí y
rccIaccnoslc, ycndo a su cncucniro con las ¡icas
lcvaniadas. Crco quc, ¡or cnlravccido quc icnga
cl corazon, icncra ¡cncirar ¡or cnirc los danaos.
300 Así dijo, y cllos lc cscucIaron y
olcdccicron. Ayanic, cl rcy Idoncnco, Tcucro,
Mcrioncs y Mcgcs, igual a Arcs, llanando a los
nas valicnics, los dis¡usicron ¡ara la laialla
conira Hccior y los iroyanos; y la iurla sc rciiro a
las navcs aqucas.
306 Los iroyanos aconciicron a¡inados,
siguicndo a Hccior, quc narcIala con arroganic
¡aso. Dclanic dcl Icroc ila Fclo A¡olo, culicrio
¡or una nulc, con la cgida in¡ciuosa, icrrillc,
Iirsuia, nagnífica, quc Hcfcsio, cl lroncisia,
dicra a Zcus ¡ara quc llcvandola ancdrcniara a
los Ionlrcs. Con clla cn la nano, A¡olo guiala a
las iro¡as.
311 Los argivos, a¡inados ianlicn,
rcsisiicron cl aiaquc. Lcvaniosc cn anlos
cjcrciios aguda griicría, las flccIas salialan dc
las cucrdas dc los arcos y audaccs nanos
arrojalan lucn nuncro dc lanzas, dc las cualcs
unas ¡ocas sc Iundían cn cl cucr¡o dc los
jovcncs ¡oscídos dc narcial furor, y las dcnas
clavalansc cn cl suclo; cnirc los dos can¡os,
anics dc llcgar a la llanca carnc dc quc csialan
codiciosas. Micniras Fclo A¡olo iuvo la cgida
innovil, los iiros alcanzalan ¡or igual a unos y a
oiros, y los Ionlrcs caían. Mas así quc la agiio
frcnic a los danaos, dc agilcs corcclcs, dando un
foriísino griio, dcliliio cl anino cn los ¡ccIos dc
los aqucos y logro quc sc olvidaran dc su
in¡ciuoso valor. Cono ¡oncn cn dcsordcn una
vacada o un Iaio dc ovcjas dos ficras quc sc
¡rcscnian nuy cnirada la olscura nocIc, cuando
cl guardian csia auscnic, dc la nisna nancra,
los aqucos Iuían dcsaninados, ¡orquc A¡olo lcs
infundio icrror y dio gloria a Hccior y a los
iroyanos.
328 Enionccs, ya c×icndida la laialla, cada
caudillo iroyano naio a un Ionlrc. Hccior dio
nucric a Esiiquio y a Arccsilao. csic cra caudillo
dc los lcocios, dc lroncíncas corazas; cl oiro,
con¡ancro ficl dcl nagnanino Mcncsico. Encas
Iizo ¡crcccr a Mcdonic y a Jaso; dc los cualcs cl
¡rincro cra Iijo lasiardo dcl divino Oilco y
Icrnano dc Ayanic, y Ialiiala cn Fílacc, lcjos dc
su ¡airia, ¡or Ialcr nucrio a un Icrnano dc su
nadrasira Erio¡idc, y Jaso, caudillo dc los
aicnicnscs, cra conocido cono Iijo dc Esfclo
Ducolida. Polidananic quiio la vida a Mccisico,
Poliics a Equio al iralarsc cl conlaic, y cl divino
Agcnor a Clonio. Y Paris arrojo su lanza a Dcíoco,
quc Iuía ¡or cnirc los conlaiicnics dclanicros; lc
Iirio cn la c×ircnidad dcl Ionlro, y cl lroncc
salio al oiro lado.
343 En ianio quc los iroyanos dcs¡ojalan dc
las arnas a los nucrios, los aqucos, arrojandosc
al foso y a la csiacada, Iuían ¡or iodas ¡arics y
¡cnciralan cn cl nuro, consircnidos ¡or la
ncccsidad. Y Hccior c×Ioriala a los iroyanos,
dicicndo a voz cn griio.
347 Arrojaos a las navcs y dcjad los crucnios
dcs¡ojos. Al quc yo cncucnirc lcjos dc los lajclcs,
a11í nisno lc darc nucric, y lucgo sus Icrnanos
y Icrnanas no lc cnircgaran a las llanas, sino
quc lo dcs¡cdazaran los ¡crros fucra dc la
ciudad.
352 En dicicndo csio, azoio con cl laiigo cl
lono dc los calallos; y, nicniras airavcsala las
filas, aninala a los iroyanos. Ésios, dando
ancnazadorcs griios, guialan los corcclcs dc los
carros con fragor inncnso; y Fclo A¡olo, quc ila
dclanic, Iollo con sus ¡ics las orillas dcl foso
¡rofundo, ccIo la iicrra dcniro y forno un
canino largo y ian ancIo cono la disiancia quc
ncdia cnirc cl Ionlrc quc arroja una lanza ¡ara
¡rolar su fucrza y cl siiio dondc la nisna cac.
Por allí sc c×icndicron cn lucn ordcn; y A¡olo,
quc con la cgida ¡rcciosa ila a su frcnic,
dcrrilala cl nuro dc los aqucos, con la nisna
facilidad con quc un nino, jugando cn la ¡laya,
dcslaraia con los ¡ics y las nanos io quc dc
arcna Ialía consiruido. Así iu, Fclo, quc Iicrcs
dc lcjos, dcsiruías la olra quc Ialía cosiado a los
aqucos nucIos iralajos y faiigas, y a cllos los
¡onías cn fuga.
367 Los aqucos no ¡araron Iasia las navcs, y
a11í sc aninalan unos a oiros, y con los lrazos
alzados, ¡rofiricndo grandcs voccs, in¡loralan cl
au×ilio dc las dcidadcs. Y cs¡ccialncnic Ncsior
gcrcnio, ¡roiccior dc los aqucos, orala
lcvaniando las nanos al csircllado ciclo.
372 ¡Padrc Zcus! Si alguicn cn Argos,
alundanic cn irigalcs, qucno cn io olscquio
¡ingucs nuslos dc lucy o dc ovcja, y io ¡idio quc
lograra volvcr a su ¡airia, y iu sc lo ¡ronciisic
asiniicndo; acucrdaic dc cllo, oI Olín¡ico, a¡aria
dc nosoiros cl día funcsio, y no ¡crniias quc los
aqucos sucunlan a nanos dc los iroyanos.
377 Así dijo rogando. El ¡rovido Zcus aicndio
las ¡rcccs dcl anciano Nclida, y irono
fucricncnic.
379 Los iroyanos, al oír cl irucno dc Zcus,
quc llcva la cgida, arrcnciicron con nas furia a
los argivos, y solo cn conlaiir ¡cnsaron. Cono
las olas dcl vasio nar salvan cl cosiado dc una
navc y cacn solrc clla, cuando cl vicnio arrccia y
las lcvania a gran aliura, así los iroyanos
¡asaron cl nuro, c, iniroducicndo los carros,
¡clcalan junio a las ¡o¡as con lanzas dc dollc
filo; nicniras los aqucos, sulidos cn las ncgras
navcs, sc dcfcndían con ¡criigas largas, fucrics,
dc ¡unia dc lroncc, quc ¡ara los conlaics
navalcs llcvalan cn aqucllas.
390 Micniras aqucos y iroyanos conlaiicron
ccrca dcl nuro, lcjos dc las vclcras navcs,
Pairoclo ¡crnanccio cn la iicnda dcl lravo
Eurí¡ilo, cnircicnicndolc con la convcrsacion y
curandolc la gravc Icrida con drogas quc
niiigaron los accrlos dolorcs. Mas, al vcr quc los
iroyanos asalialan con ín¡ciu cl nuro y sc
¡roducía clanorco y fuga cnirc los danaos, ginio;
y, lajando los lrazos, gol¡cosc los nuslos,
sus¡iro y dijo.
399 ¡Eurí¡ilo! Ya no ¡ucdo scguir aquí,
aunquc nc ncccsiics, ¡orquc sc Ia iralado una
gran laialla. Tc cuidara cl cscudcro, y yo volvcrc
¡rcsuroso a la iicnda dc Aquilcs ¡ara inciiarlc a
¡clcar. ¿Quicn salc si con la ayuda dc algun dios
connovcrc su anino? Cran fucrza iicnc la
c×Ioriacion dc un con¡ancro.
405 Dijo, y salio. Los aqucos sosicnían
firncncnic la aconciida dc los iroyanos, ¡cro,
aunquc csios cran ncnos, no ¡odían rccIazarlos
dc las navcs; y ian¡oco los iroyanos logralan
ron¡cr las falangcs dc los danaos y cnirar cn sus
iicndas y lajclcs. Cono la ¡lonada nivcla cl
nasiil dc un navío cn nanos dcl Ialil
consirucior quc conocc licn su aric ¡or
Ialcrsclo cnscnado Aicnca, dc la nisna nancra
andala igual cl conlaic y la ¡clca, y unos
lucIalan cn iorno dc unas navcs y oiros
alrcdcdor dc oiras.
415 Hccior fuc a cnconirar al glorioso Ayanic;
y, lucIando los dos ¡or una navc, ni aqucl
conscguía arrcdrar a csic y ¡cgar fucgo a los
lajclcs, ni csic lograla rccIazar a aqucl, a quicn
un dios Ialía accrcado al can¡ancnio. Enionccs
cl csclarccido Ayanic dio una lanzada cn cl ¡ccIo
a Calcior, Iijo dc Cliio, quc ila a ccIar fucgo cn
un larco. cl iroyano cayo con csirc¡iio, y la ica
dcs¡rcndiosc dc su nano. Y Hccior, cono vicra
con sus ojos quc su ¡rino caía cn cl ¡olvo
dclanic dc la ncgra navc, c×Iorio a iroyanos y
licios, dicicndo a grandcs voccs.
425 ¡Troyanos, licios, dardanos, quc cucr¡o a
cucr¡o ¡clcais! No dcjcis dc conlaiir cn csia
angosiura; dcfcndcd cl cucr¡o dcl Iijo dc Cliio,
quc cayo cn la ¡clca junio a las navcs, ¡ara quc
los aqucos no lo dcs¡ojcn dc las arnas.
429 DicIas csias ¡alalras, arrojo a Ayanic la
lucicnic ¡ica y crro cl iiro; ¡cro, cn canlio, Iirio
a Licofron dc Ciicra, Iijo dc Masior y cscudcro dc
Ayanic, cn cuyo ¡alacio vivía dcsdc quc cn
aquclla ciudad naio a un Ionlrc. cl agudo
lroncc ¡cnciro cn la calcza ¡or cncina dc una
orcja; y cl gucrrcro, quc sc Iallala junio a
Ayanic, cayo dc cs¡aldas dcsdc la navc al ¡olvo
dc la iicrra, y sus nicnlros qucdaron sin vigor.
Esircncciosc Ayanic, y dijo a su Icrnano.
437 ¡Qucrido Tcucro! Nos Ian nucrio al
Masiorida, cl con¡ancro flcl a quicn Ionralanos
cn cl ¡alacio cono a nucsiros ¡adrcs, dcsdc quc
vino dc Ciicra. El nagnanino Hccior lc quiio la
vida. Pcro ¿dondc iicncs las noriífcras flccIas y
cl arco quc io dio Fclo A¡olo?
442 Así dijo. Oyolc Tcucro y acudio corricndo,
con cl flc×illc arco y cl carcaj llcno dc flccIas; y
una vcz a su lado, concnzo a dis¡arar sacias
conira los iroyanos. E Iirio a Cliio, ¡rcclaro Iijo
dc Piscnor y con¡ancro dcl ilusirc Polidananic
Panioida, quc con las ricndas cn la nano dirigía
los corcclcs adondc nas falangcs cn nonion
confuso sc agiialan, ¡ara congraciarsc con
Hccior y los iroyanos; ¡cro ¡ronio ocurriolc la
dcsgracia, dc quc nadic, ¡or nas quc lo dcscara,
¡udo lilrarlc. la dolorosa flccIa sc lc clavo cn cl
cucllo ¡or dciras; cl gucrrcro cayo dcl carro, y los
corcclcs rciroccdicron arrasirando con csirc¡iio
cl carro vacío. Al noiarlo Polidananic, su ducno,
sc adclanio y los dciuvo; cnircgolos a Asiínoo,
Iijo dc Proiiaon, con cl cncargo dc quc los iuvicra
ccrca, y sc nczclo dc nucvo con los conlaiicnics
dclanicros.
458 Tcucro saco oira flccIa ¡ara iirarla a
Hccior, arnado dc lroncc; y, si Iulicsc
conscguido Icrirlo y quiiarlc la vida nicniras
¡clcala valcrosancnic, con cllo dicra final al
conlaic quc junio a las navcs aqucas sc
sosicnía. Mas no dcjo dc advcriirlo cn su ncnic cl
¡rovido Zcus, y salvo la vida a Hccior, a la vcz
quc ¡rivala dc gloria a Tcucro Tclanonio,
ron¡icndolc a csic la cucrda dcl nagnífico arco
cuando io icndía. la flccIa, quc cl lroncc Iacía
¡ondcrosa, iorcio su canino, y cl arco cayo dc las
nanos dcl gucrrcro. Esircncciosc Tcucro, y dijo a
su Icrnano.
467 ¡OI dioscs! Alguna dcidad quc quicrc
frusirar nucsiros ncdios dc conlaic nc quiio cl
arco dc la nano y ron¡io la cucrda rccicn
iorcida, quc aic csia nanana ¡ara quc ¡udicra
dcs¡cdir, sin ron¡crsc, nuliiiud dc flccIas.
471 Fcs¡ondiolc cl gran Ayanic Tclanonio.
472 ¡OI anigo! Dcja quicio cl arco con las
alundanics flccIas, ya quc un dios lo inuiilizo
¡or odio a los danaos; iona una larga ¡ica y un
cscudo quc culra ius Ionlros, ¡clca conira los
iroyanos y anina a la iro¡a. Quc aun sicndo
vcnccdorcs, no ioncn sin iralajo las navcs dc
nucIos lancos. Solo cn conlaiir ¡cnscnos.
478 Así dijo. Tcucro dcjo cl arco cn la iicnda,
colgo dc sus Ionlros un cscudo fornado ¡or
cuairo ¡iclcs, culrio la rolusia calcza con un
lalrado casco, cuyo ¡cnacIo dc crincs dc calallo
ondcala icrrillcncnic cn la cincra, asio una
fucric lanza dc aguzada lroncínca ¡unia, salio y
volvio corricndo al lado dc Ayanic.
484 Hccior, al vcr quc las sacias dc Tcucro
qucdalan inuiilcs, c×Iorio a los iroyanos y a los
licios, griiando rccio.
486 ¡Troyanos, licios, dardanos, quc cucr¡o a
cucr¡o conlaiís! Scd Ionlrcs, anigos, y
nosirad vucsiro in¡ciuoso valor junio a las
concavas navcs; ¡ucs acalo dc vcr con nis ojos
quc Zcus Ia dcjado inuiilcs las flccIas dc un
c×inio gucrrcro. El influjo dc Zcus lo rcconoccn
facilncnic así los quc dcl dios rccilcn c×cclsa
gloria, cono aqucllos a quicncs alaic y no quicrc
socorrcr. aIora dcliliia cl valor dc los argivos y
nos favorccc a nosoiros. Conlaiid junios ccrca
dc los lajclcs; y quicn sca Icrido norialncnic, dc
ccrca o dc lcjos, cun¡licndosc su dcsiino, nucra;
quc scra Ionroso ¡ara cl norir conlaiicndo ¡or
la ¡airia, y su cs¡osa a Iijos sc vcran salvos, y su
casa y Iacicnda no ¡adcccran ncnoscalo, si los
aqucos rcgrcsan cn las navcs a su ¡airia iicrra.
500 Así dicicndo lcs c×ciio a iodos cl valor y
la fucrza. Ayanic, a su vcz, c×Iorio asinisno a
sus con¡ancros.
502 ¡Quc vcrgucnza, argivos! Ya llcgo cl
noncnio dc norir o dc salvarsc rccIazando dc
las navcs a los iroyanos. ¿Es¡crais acaso volvcr a
¡ic a la ¡airia iicrra, si Hccior, cl dc ircnolanic
casco, iona los lajclcs? ¿No oís cono anina a
iodos los suyos y dcsca qucnar las navcs? No lcs
nanda quc vayan a un lailc, sino quc ¡clccn. No
Iay ncjor ¡cnsanicnio o conscjo ¡ara nosoiros
quc csic. conlaiir cucr¡o a cucr¡o y
valcrosancnic con cl cncnigo. Es ¡rcfcrillc norir
dc una vcz o ascgurar la vida, a dcjarsc naiar
¡aulaiina a infruciuosancnic cn la icrrillc
coniicnda, junio a las navcs, ¡or gucrrcros quc
nos son infcriorcs.
514 Con csias ¡alalras lcs c×ciio a iodos cl
valor y la fucrza. Enionccs Hccior naio a
Esqucdio, Iijo dc Pcrincdcs y caudillo dc los
focios; Ayanic quiio la vida a Laodananic, Iijo
ilusirc dc Anicnor, quc nandala los ¡concs, y
Polidananic acalo con Oio dc Cilcnc, con¡ancro
dcl Filida y jcfc dc los nagnaninos c¡cos. Mcgcs,
al vcrlo, arrcnciio con la lanza a Polidananic;
¡cro csic Iurio cl cucr¡o A¡olo no quiso quc cl
Iijo dc Panioo sucunlicra cnirc los conlaiicnics
dclanicros, y aqucl Iirio cn ncdio dcl ¡ccIo a
Crcsno, quc cayo con csirc¡iio, y cl aquco lc
dcs¡ojo dc la arnadura quc culría sus Ionlros.
En ianio, Dolo¡c Lan¡ciida, Ialil cn nancjar la
lanza (Lan¡o Laoncdoniíada Ialía cngcndrado
csic Iijo lonísino, quc csiuvo doiado dc
in¡ciuoso valor}, sc lanzo conira cl Filida y,
aconciicndolc dc ccrca, diolc un loic cn cl ccniro
dcl cscudo; ¡cro cl Filida sc salvo, gracias a una
fucric coraza quc ¡roicgía su cucr¡o, la cual
Ialía sido rcgalada cn oiro iicn¡o a Filco cn
Éfira, a orillas dcl río Sclccnic, ¡or su Iucs¡cd cl
rcy Eufcics, ¡ara quc cn la gucrra lc dcfcndicra
dc los cncnigos, y cnionccs lilro dc la nucric a
su Iijo Mcgcs. Ésic, a su vcz, dio una lanzada a
Dolo¡c cn la ¡aric infcrior dc la cincra dcl
lroncínco casco, adornado con crincs dc calallo,
ron¡iola y dcrrilo cn cl ¡olvo cl ¡cnacIo rccicn
icnido dc visiosa ¡ur¡ura. Y nicniras Dolo¡c
scguía conlaiicndo con la cs¡cranza dc vcnccr,
cl lclicoso Mcnclao fuc a ayudar a Mcgcs; y,
¡onicndosc a su lado sin scr visio, clavo la lanza
cn la cs¡alda dc aqucl. la ¡unia in¡ciuosa salio
¡or cl ¡ccIo, y cl gucrrcro cayo dc cara. Anlos
caudillos corricron a quiiarlc la lroncínca
arnadura dc los Ionlros; y Hccior c×Ioriala a
iodos sus dcudos a incrc¡ala cs¡ccialncnic al
csforzado Mclani¡o Hicciaonida; cl cual, anics dc
¡rcscniarsc los cncnigos, a¡accniala flc×i¡cdcs
lucycs cn Pcrcoic, y, cuando llcgaron los danaos
cn las cncorvadas navcs, fucsc a llio, solrcsalio
cnirc los iroyanos y Ialiio cl ¡alacio dc Príano,
quc lc Ionrala cono a sus Iijos. A Mclani¡o,
¡ucs, lc rc¡rcndía Hccior, dicicndo.
553 ¿Scrcnos ian indolcnics, Mclani¡o? ¿No
ic connucvc cl corazon la nucric dcl ¡rino? ¿No
vcs cono iraian dc llcvarsc las arnas dc Dolo¡c?
Sígucnc; quc ya cs ncccsario conlaiir dc ccrca
con los argivos, Iasia quc los dcsiruyanos o
arruincn cllos la c×cclsa Ilio dcsdc su cunlrc y
naicn a los ciudadanos.
559 Halicndo Iallado así, ccIo a andar, y
siguiolc cl varon, quc ¡arccía un dios. A su vcz, cl
gran Ayanic Tclanonio c×Iorio a los argivos.
561 ¡OI anigos! ¡Scd Ionlrcs, nosirad quc
icncis un corazon ¡undonoroso, y avcrgonzaos dc
¡arcccr colardcs cn cl duro conlaic! Dc los quc
sicnicn csic icnor, son nas los quc sc salvan quc
los quc nucrcn; los quc Iuycn no alcanzan gloria
ni socorro alguno.
565 Así dijo; y cllos, quc ya anics dcscalan
dcrroiar al cncnigo, ¡usicron cn su corazon
aqucllas ¡alalras y ccrcaron las navcs con un
nuro dc lroncc. Zcus inciiala a los iroyanos
conira los aqucos. Y Mcnclao, valicnic cn la
¡clca, c×Iorio a Aniíloco.
569 ¡Aniíloco! Ningun aquco dc los ¡rcscnics
cs nas jovcn quc iu, ni nas ligcro dc ¡ics, ni ian
fucric cn cl conlaic. Si arrcnciicscs a los
iroyanos a Iiricras a alguno...
572 Así dijo, y alcjosc dc nucvo. Aniíloco,
aninado, salio nas a11a dc los conlaiicnics
dclanicros; y, rcvolvicndo cl rosiro a iodas ¡arics,
arrojo la lucicnic lanza. Al vcrlo, Iuycron los
iroyanos. No fuc vano cl iiro, ¡ucs Iirio cn cl
¡ccIo, ccrca dc la iciilla, a Mclani¡o, aninoso
Iijo dc Hicciaon, quc acalala dc cnirar cn
conlaic. cl iroyano cayo con csirc¡iio, y la
olscuridad culrio sus ojos. Cono cl ¡crro sc
alalanza al ccrvaio Icrido ¡or una flccIa quc al
saliar dc la nadrigucra lc iira un cazador,
dcjandolc sin vigor los nicnlros, así cl lclicoso
Aniíloco sc arrojo solrc ii, oI Mclani¡o, ¡ara
quiiaric la arnadura. Mas no ¡aso inadvcriido
¡ara cl divino Hccior; cl cual, corricndo ¡or cl
can¡o dc laialla, fuc al cncucniro dc Aniíloco; y
csic, aunquc cra lucIador lrioso, Iuyo sin
cs¡crarlc, ¡arccido a la ficra quc causa algun
dano, cono naiar a un ¡crro o a un ¡asior junio
a sus lucycs, y Iuyc anics quc sc rcunan
nucIos Ionlrcs; así Iuyo cl Ncsiorida; y solrc
cl, los iroyanos y Hccior, ¡ronovicndo inncnso
alloroio Iacían llovcr dolorosos iiros. Y Aniíloco,
ian ¡ronio cono llcgo a juniarsc con sus
con¡ancros, sc dciuvo y volvio la cara al
cncnigo.
592 Los iroyanos, scncjanics a carniccros
lconcs, asalialan las navcs y cun¡lían los
dcsignios dc Zcus, cl cual lcs infundía
coniinuancnic gran valor y lcs c×ciiala a
conlaiir, y al ¡ro¡io iicn¡o alaiía cl anino dc
los argivos, ¡rivandolcs dc la gloria dcl iriunfo,
¡orquc dcscala cn su corazon dar gloria a Hccior
Prianida, a fin dc quc csic arrojasc cl alrasador y
voraz fucgo cn las corvas navcs, y sc cfcciuara dc
iodo cn iodo la funcsia su¡lica dc Tciis. El
¡rovido Zcus solo aguardala vcr con sus ojos cl
rcs¡landor dc una navc inccndiada, ¡ucs dcsdc
aqucl insianic Iaría quc los iroyanos fucscn
¡crscguidos dcsdc las navcs y dana gloria a los
danaos. Pcnsando cn ialcs cosas, cl dios inciiala
a Hccior Prianida, ya dc ¡or sí nuy cnardccido, a
cncaninarsc Iacia las concavas navcs. Cono sc
cnfurccc Arcs llandicndo la lanza, o sc
cnlravccc cl ¡crnicioso fucgo cn la cs¡csura dc
¡ollada sclva, así sc cnfurccía Hccior. su loca
csiala culicria dc cs¡una, los ojos lc
ccnicllcalan dclajo dc las iorvas ccjas y cl casco
sc agiiala icrrillcncnic cn sus sicncs nicniras
¡clcala. Y dcsdc cl cicr Zcus ¡roicgía unicancnic
a Hccior, cnirc ianios Ionlrcs, y lc dala Ionor y
gloria; ¡orquc cl Icroc dclía vivir ¡oco, y ya Palas
Aicnca a¡rcsurala la llcgada dcl día faial cn quc
Ialía dc sucunlir a nanos dcl Pclida. Hccior
dcscala ron¡cr las filas dc los conlaiicnics, y
¡rolala ¡or dondc vcía nayor iurla y ncjorcs
arnas; nas, aunquc ¡onía gran cn¡cno, no ¡udo
conscguirlo, ¡orquc los danaos, dis¡ucsios cn
colunna ccrrada, Iicicron frcnic al cncnigo. Cual
un ¡cnasco cscar¡ado y grandc, quc cn la rilcra
dcl cs¡unoso nar rcsisic cl ín¡ciu dc los
sonoros vicnios y dc las ingcnics olas quc a11í sc
ron¡cn, así los danaos aguardalan a ¡ic firnc a
los iroyanos y no Iuían. Y Hccior,
rcs¡landccicnic cono cl fucgo, salio al ccniro dc
la iurla cono la ola in¡ciuosa lcvaniada ¡or cl
vicnio cac dcsdc io alio solrc la ligcra navc,
llcnandola dc cs¡una, nicniras cl so¡lo icrrillc
dcl Iuracan lrana cn las vclas y los narincros
iicnllan ancdrcniados ¡orquc sc Iallan nuy
ccrca dc la nucric, dc ial nodo vacilala cl anino
cn cl ¡ccIo dc los aqucos. Cono danino lcon
aconcic un rclano dc nucIas vacas quc ¡accn a
orillas dc c×icnso lago y son guardadas ¡or un
¡asior quc, no salicndo lucIar con las ficras
¡ara cviiar la nucric dc alguna vaca dc
rciorcidos cucrnos, va sicn¡rc con las ¡rincras o
con las uliinas rcscs; y cl lcon salia al ccniro,
dcvora una vaca y las dcnas Iuycn cs¡aniadas,
así los aqucos iodos fucron ¡ucsios cn fuga ¡or
Hccior y cl ¡adrc Zcus, ¡cro Hccior naio a uno
solo, a Pcrifcics dc Miccnas, Iijo dc aqucl Co¡rco
quc llcvala los ncnsajcs dcl rcy Eurisico al
fornido Hcraclcs. Dc csic ¡adrc olscuro nacio ial
Iijo, quc su¡crandolc cn ioda clasc dc viriudcs,
cn la carrcra y cn cl conlaic, can¡co ¡or su
ialcnio cnirc los ¡rincros ciudadanos dc Miccnas
y cnionccs dio a Hccior gloria c×cclsa. Pucs al
volvcrsc iro¡czo con cl lordc dcl cscudo quc lc
culría dc ¡ics a calcza y quc llcvala ¡ara
dcfcndcrsc dc los iiros, y, cnrcdandosc con cl,
cayo dc cs¡aldas, y cl casco rcsono dc un nodo
Iorrillc cn iorno dc las sicncs. Hccior io adviriio
cn scguida, acudio corricndo, nciio la ¡ica cn cl
¡ccIo dc Pcrifcics y lc naio ccrca dc sus nisnos
con¡ancros quc, aunquc afligidos, no ¡udicron
socorrcrlc, ¡ucs icnían nucIo al divino Hccior.
653 Por fin llcgaron a las navcs. Dcfcndíansc
los argivos dciras dc las quc sc Ialían sacado
¡rincro a la ¡laya, y los iroyanos fucron a
¡crscguirlos. Aqucllos, al vcrsc olligados a
rciirarsc dc las ¡rincras navcs, sc colocaron
a¡inados ccrca dc las iicndas, sin dis¡crsarsc ¡or
cl cjcrciio ¡orquc la vcrgucnza y cl icnor sc io
in¡cdían, y nuiua a inccsanicncnic sc
c×Iorialan. Y cs¡ccialncnic Ncsior, ¡roiccior dc
los aqucos, dirigíasc a iodos los gucrrcros, y cn
nonlrc dc sus ¡adrcs así lcs su¡licala.
661 ¡OI anigos! Scd Ionlrcs y nosirad quc
icncis un corazon ¡undonoroso dclanic dc los
dcnas varoncs. Acordaos dc los Iijos, dc las
cs¡osas, dc los licncs, y dc los ¡adrcs, vivan aun
o Iayan fallccido. En nonlrc dc csios auscnics
os su¡lico quc rcsisiais firncncnic y no os
cnircgucis a la fuga.
667 Con csias ¡alalras lcs c×ciio a iodos cl
valor y la fucrza. Enionccs Aicnca lcs quiio dc los
ojos la dcnsa y divina nulc quc los culría, y
a¡arccio la luz ¡or anlos lados, cn las navcs y cn
la lid sosicnida ¡or los dos cjcrciios con igual
icson. Vicron a Hccior, valicnic cn la ¡clca, y a
sus ¡ro¡ios con¡ancros, así a cuanios csialan
dciras dc los lajclcs y no conlaiían, cono a los
quc junio a las vclcras navcs dalan laialla al
cncnigo.
674 No lc cra graio al corazon dcl nagnanino
Ayanic ¡crnancccr dondc los dcnas aqucos sc
Ialían rciirado; y cl Icroc, andando a ¡aso largo,
ila dc navc cn navc llcvando cn la nano una
gran ¡crcIa dc conlaic naval quc ncdía
vciniidos codos y csiala rcforzada con clavos.
Cono un dicsiro calalgador cscogc cuairo
calallos cnirc nucIos, los guía dcsdc la llanura a
la gran ciudad ¡or la carrcicra, nucIos Ionlrcs
y nujcrcs lc adniran, y cl salia coniinuancnic y
con scguridad dcl uno al oiro, nicniras los
corcclcs vuclan; así Ayanic, andando a ¡aso
scguido, rccorría las culicrias dc nucIas navcs y
su voz llcgala al cicr. Sin ccsar dala Iorrillcs
griios, ¡ara c×Ioriar a los danaos a dcfcndcr
navcs y iicndas. Tan¡oco Hccior ¡crnanccía cn
la iurla dc los iroyanos, arnados dc fucrics
corazas. cono cl aguila ncgra sc ccIa solrc una
landada dc alígcras avcr gansos, grullas o cisncs
cucllilargos quc csian conicndo a orillas dc un
río; así Hccior corría cn dcrccIura a una navc dc
ncgra ¡roa, cn¡ujado ¡or la nano ¡odcrosa dc
Zcus, y cl dios inciiala ianlicn a la iro¡a ¡ara
quc lc acon¡anara.
696 Dc nucvo sc iralo un rcnido conlaic al
¡ic dc los lajclcs. Hulicras dicIo quc, sin csiar
cansado ni faiigados, concnzalan cnionccs a
¡clcar. ¡Con ial dcnucdo lucIalan! Hc aquí
cualcs cran sus rcs¡cciivos ¡cnsanicnios. los
aqucos no crcían csca¡ar dc aqucl dcsasirc, sino
¡crcccr; los iroyanos cs¡cralan cn su corazon
inccndiar las navcs y naiar a los Icrocs aqucos.
Y con csias idcas asalialansc unos a oiros.
704 Hccior llcgo a iocar la ¡o¡a dc una navc
surcadora dcl ¡onio, lclla y dc curso ra¡ido;
aquclla cn quc Proicsilao llcgo a Troya y quc
lucgo no Ialía dc llcvarlc oira vcz a la ¡airia
iicrra. Por csia navc sc naialan los aqucos y los
iroyanos. sin aguardar dcsdc lcjos los iiros dc
flccIas y dardos, conlaiían dc ccrca y con igual
anino, valicndosc dc agudas IacIas, scgurcs,
grandcs cs¡adas y lanzas dc dollc filo. MucIas
Icrnosas dagas, dc olscuro rccazo, ¡rovisias dc
nango, caycron al suclo, ya dc las nanos, ya dc
los Ionlros dc los conlaiicnics; y la ncgra iicrra
nanala sangrc. Hccior, dcsdc quc cogio la ¡o¡a,
no la soliala y, icnicndo cnirc sus nanor la ¡aric
su¡crior dc la nisna, aninala a los iroyanos.
718 ¡Tracd fucgo, y iodos a¡inados, iralad la
laialla! Zcus nos conccdc un día quc lo
con¡cnsa iodo, ¡ucs vanos a ionar las navcs
quc vinicron conira la voluniad dc los dioscs y
nos Ian ocasionado nucIas calanidadcs ¡or la
colardía dc los vicjos, quc no nc dcjalan ¡clcar
ccrca dc aqucllas y dcicnían al cjcrciio. Mas, si
cnionccs cl largovidcnic Zcus ofuscala nucsira
razon, aIora cl nisno nos in¡clc y anina.
726 Así dijo; y cllos aconciicron con nayor
ín¡ciu a los argivos. Ayanic ya no rcsisiio,
¡orquc csiala alrunado ¡or los iiros. icnicndo
norir, dcjo la culicria, rciroccdio Iasia un lanco
dc rcncros quc icnía sicic ¡ics, ¡usosc a vigilar, y
con la ¡ica a¡ariala dcl navío a cuanios llcvalan
cl voraz fucgo, cn ianio quc c×Ioriala a los
danaos con cs¡aniosos griios.
733 ¡OI anigos, Icrocs danaos, scrvidorcs dc
Arcs! Scd Ionlrcs y nosirad vucsiro in¡ciuoso
valor. ¿Crccis, ¡or vcniura, quc Iay a nucsira
cs¡alda oiros dcfcnsorcs o un nuro nas solido
quc lilrc a los Ionlrcs dc la nucric? Ccrca dc
aquí no c×isic ciudad alguna dcfcndida con
iorrcs, cn la quc Iallcnos rcfugio y cuyo ¡ucllo
nos dc au×ilio ¡ara alcanzar ulicrior vicioria; sino
quc nor Iallanos cn la llanura dc los iroyanos,
dc fucrics corazas, a orillas dcl nar y lcjos dc la
¡airia iicrra. La salvacion, ¡or consiguicnic, csia
cn los ¡unos; no cn scr flojos cn la ¡clca.
742 Dijo, y aconciio furioso con la aguda
lanza. Y cuanios iroyanos, novidos ¡or las
c×ciiacioncs dc Hccior, quisicron llcvar ardicnic
fucgo a las concavas navcs, a iodos los Iirio
Ayanic con su larga ¡ica. Docc fucron los quc
Iirio dc ccrca, dclanic dc los lajclcs.

CANTO XVI*
PatrocIea

¯ Al advcriirlo, Pairoclo su¡lica a
Aquilcs quc rccIacc al cncnigo; y,
no consiguicndolo, lc rucga quc, ¡or
lo ncnos, lc ¡rcsic sus arnas y lc
¡crniia ¡oncrsc al frcnic dc los
nirnídoncs ¡ara aIuycniar a los
iroyanos. Acccdc Aquilcs, y lc
rcconicnda quc sc vuclva airas
cuando los Iaya ccIado dc las
navcs, ¡ucs cl dcsiino no lc iicnc
rcscrvada la gloria dc a¡odcrarsc dc
Troya. Mas Pairoclo, cnardccido ¡or
sus Iazanas, cnirc cllas la dc dar
nucric a Sar¡cdon, Iijo dc Zcus,
¡crsiguc a los iroyanos ¡or la
llanura Iasia quc A¡olo lc dcsaia la
coraza. Euforlo lo Iicrc y Hccior lo
naia.

1 Así ¡clcalan ¡or la navc dc nucIos
lancos. Pairoclo sc ¡rcscnio a Aquilcs, ¡asior dc
Ionlrcs, dcrranando ardicnics lagrinas cono
fucnic ¡rofunda quc vicric sus aguas sonlrías
¡or cscar¡ada roca. Tan ¡ronio cono lc vio cl
divino Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros,
con¡adcciosc dc cl y lc dijo csias aladas
¡alalras.
7 ¿Por quc lloras, Pairoclo, cono una nina
quc va con su nadrc y dcscando quc la ionc cn
lrazos, la iira dcl vcsiido, la dciicnc a ¡csar dc
quc llcva ¡risa, y la nira con ojos llorosos ¡ara
quc la lcvanic dcl suclo? Cono clla, oI Pairocio,
dcrranas iicrnas lagrinas. ¿Vicncs a
¡ariici¡arnos algo a los nirnidoncs o a ní
nisno? ¿Su¡isic iu solo alguna noiicia dc Fiía?
Diccn quc Mcnccio, Iijo dc Ácior, c×isic aun; vivc
ianlicn Pclco Eacida cnirc los nirnidoncs, y cs
la nucric dc aqucl o dc csic io quc nas nos
¡odría afligir. ¿O lloras quizas ¡orquc los argivos
¡crcccn, ccrca dc las concavas navcs, ¡or la
injusiicia quc conciicron? Halla, no nc oculics
lo quc ¡icnsas, ¡ara quc anlos lo sc¡anos.
20 Dando ¡rofundos sus¡iros, rcs¡ondisic
así, calallcro Pairoclo.
21 ¡OI Aquilcs, Iijo dc Pclco, cl nas valicnic
dc los aqucos! No ic irriics, ¡orquc cs nuy grandc
cl ¡csar quc los alruna. Los quc anics cran los
nas fucrics, Icridos unos dc ccrca y oiros dc
lcjos, yaccn cn las navcs con arna arrojadiza fuc
Icrido cl ¡odcroso Dioncdcs Tidida; con la ¡ica
Uliscs, fanoso ¡or su lanza, y Agancnon; a
Eurí¡ilo flccIaronlc cn cl nuslo, y los ncdicos,
quc conoccn nucIas drogas, ocu¡ansc cn
curarlcs las Icridas. Tu, Aquilcs, crcs in¡lacallc.
janas sc a¡odcrc dc ní rcncor cono cl quc
guardas! ¡OI iu, quc ian nal cn¡lcas cl valor! ¿A
quicn ¡odras scr uiil nas iardc, si aIora no
salvas a los argivos dc nucric indigna?
¡Dcs¡iadado! No fuc iu ¡adrc cl jincic Pclco, ni
Tciis iu nadrc; cl glauco nar o las cscar¡adas
rocas dclicron dc cngcndraric, ¡orquc iu cs¡íriiu
cs crucl. Si ic alsiicncs dc conlaiir ¡or algun
vaiicinio quc iu vcncranda nadrc, cnicrada ¡or
Zcus, ic Iaya rcvclado, cnvíanc a ní con los
dcnas nirnidoncs, ¡or si llcgo a scr la aurora dc
la salvacion dc los danaos; y ¡crniic quc culra
nis Ionlros con iu arnadura ¡ara quc los
iroyanos nc confundan coniigo y ccscn dc ¡clcar,
los lclicosos danaos quc ian alaiidos csian sc
rcanincn y la laialla icnga su ircgua, aunquc
sca ¡or lrcvc iicn¡o. Nosoiros, quc no nos
Iallanos c×icnuados dc faiiga, rccIazaríanos
facilncnic dc las navcs y dc las iicndas Iacia la
ciudad a csos Ionlrcs quc dc ¡clcar csian
cansados.
46 Así lc su¡lico cl nuy inscnsaio; y con cllo
llanala a la icrrillc nucric y a la ¡arca. Aquilcs,
cl dc los ¡ics ligcros, lc conicsio nuy indignado.
49 ¡Ay dc ní, Pairoclo, dcl linajc dc Zcus, quc
dijisic! No nc alsicngo ¡or ningun vaiicinio quc
sc¡a y ian¡oco la vcncranda nadrc nc dijo nada
dc ¡aric dc Zcus, sino quc sc nc o¡rinc cl
corazon y cl alna cuando un Ionlrc, ¡orquc
iicnc nas ¡odcr, quicrc ¡rivar a su igual dc lo
quc lc corrcs¡ondc y lc quiia la rccon¡cnsa. Tal
cs cl gran ¡csar quc icngo, a causa dc las
coniraricdadcs quc ni anino Ia ¡adccido. La
jovcn quc los aqucos nc adjudicaron cono
rccon¡cnsa y quc Ialía conquisiado con ni
lanza, al ionar una licn nurada ciudad, cl rcy
Agancnon Airida nc la quiio cono si yo fucra un
niscrallc advcncdizo. Mas dcjcnos lo ¡asado, no
cs ¡osillc guardar sicn¡rc la ira cn cl corazon,
aunquc Ialía rcsuclio no dc¡oncr la colcra Iasia
quc la griicría y cl conlaic llcgaran a nis lajclcs.
Culrc ius Ionlros con ni nagnífica arnadura,
¡onic al frcnic dc los lclicosos nirnidoncs y
llcvalos a la ¡clca; ¡ucs ncgra nulc dc iroyanos
ccrca ya las navcs con gran ín¡ciu, y los argivos,
acorralados cn la orilla dcl nar, solo dis¡oncn dc
un corio cs¡acio. Toda la ciudad dc los iroyanos
Ia con¡arccido confiadancnic, ¡orquc no vcn ni
rclucicnic casco. Pronio Iuirían llcnando dc
nucrios los fosos, si cl rcy Agancnon fucra jusio
connigo; nicniras quc aIora conlaicn alrcdcdor
dc nucsiro cjcrciio. Ya la nano dc Dioncdcs
Tidida no llandc furiosancnic la lanza ¡ara
lilrar a los danaos dc la nucric, ni Ic oído un
solo griio quc vinicra dc la odiosa calcza dcl
Airida. solo rcsucna la voz dc Hccior, naiador dc
Ionlrcs, aninando a los iroyanos, quc con
voccno ocu¡an ioda la llanura y vcnccn cn la
laialla a los aqucos. Pcro iu, Pairoclo, ccIaic
in¡ciuosancnic solrc cllos y a¡aria dc las navcs
csa ¡csic; no sca quc, ¡cgando ardicnic fucgo a
los lajclcs, nos ¡rivcn dc la dcscada vuclia. Haz
cuanio ic voy a dccir, ¡ara quc nc ¡rocurcs
nucIa Ionra y gloria anic iodos los danaos, y
csios nc dcvuclvan la nuy Icrnosa jovcn y nc
Iagan adcnas cs¡lcndidos rcgalos. Tan lucgo
cono los alcjcs dc las navcs, vuclvc airas; y,
aunquc cl ionanic cs¡oso dc Hcra ic dc gloria, no
quicras lucIar sin ní conira los lclicosos
iroyanos, ¡ucs coniriluirías a ni dcsIonra. Y
ian¡oco, csiinulado ¡or cl conlaic y la ¡clca, ic
cncanincs, naiando cncnigos, a Ilio; no sca quc
alguno dc los scn¡iicrnos dioscs lajc dcl Olin¡o,
¡ucs a los iroyanos los quicrc nucIo A¡olo, cl
quc Iicrc dc lcjos. Fciroccdc ian ¡ronio cono
Iayas IccIo lrillar la luz dc la salvacion cn las
navcs, y dcja quc sc siga ¡clcando cn la llanura.
Ojala, ¡¡adrc Zcus, Aicnca, A¡olo!, ninguno dc los
iroyanos ni dc los argivos csca¡c dc la nucric, y
nos lilrcnos dc clla nosoiros dos, ¡ara quc
¡odanos dcrrilar las alncnas sagradas dc Troya.
101 Así csios convcrsalan. Ayanic ya no
rcsisiía. vcncíanlc cl ¡odcr dc Zcus y los
aninosos iroyanos quc lc arrojalan dardos; su
rcfulgcncc casco rcsonala dc un nodo Iorrillc
cn iorno dc las sicncs, gol¡cado coniinuancnic
cn las Icrnosas alolladuras; y cl Icroc icnía
cansado cl Ionlro dcrccIo dc sosicncr con
firncza cl vcrsaiil cscudo, ¡cro no logralan
Iaccrlc novcr dc su siiio ¡or nas iiros quc lc
cndcrczalan. Ayanic csiala alrunado ¡or
coniinuo y faiigoso jadco, alundancc sudor
nanala dc iodos sus nicnlros y a¡cnas ¡odía
rcs¡irar. ¡or iodas ¡arics a una dcsgracia
succdía oira.
112 Dccidnc, Musas, quc ¡osccis olín¡icos
¡alacios, cono ¡or vcz ¡rincra cayo cl fucgo cn
las navcs aqucas.
114 Hccior, quc sc Iallala ccrca dc Ayanic,
lc dio con la gran cs¡ada un gol¡c cn la ¡ica dc
frcsno y sc la quclro ¡or la juniura dcl asia con
cl Iicrro. Quiso Ayanic llandir la iruncada ¡ica,
y la lroncínca ¡unia cayo a io lcjos con gran
ruido. Enionccs cl c×inio Ayanic rcconocio cn su
cs¡íriiu irrc¡rcnsillc la inicrvcncion dc los
dioscs, csircncciosc ¡orquc Zcus aliiionanic lcs
frusirala iodos los ncdios dc conlaic y qucría
dar la vicioria a los iroyanos, y sc ¡uso fucra dcl
alcancc dc los iiros. Los iroyanos arrojaron voraz
fucgo a la vclcra navc, y ¡ronio sc c×icndio ¡or la
nisna una llana inc×iinguillc. Así quc cl fucgo
rodco la ¡o¡a, Aquilcs, gol¡candosc cl nuslo, dijo
a Pairoclo.
126 ¡Sus, Pairoclo, dcl linajc dc Zcus, Ialil
jincic! Ya vco cn las navcs la in¡ciuosa llana dcl
fucgo dcsirucior. no sca quc sc a¡odcrcn dc cllas,
y ni ncdios ¡ara Iuir icnganos. A¡rcsuraic a
vcsiir las arnas, y yo cnirc ianio rcunirc la gcnic.
130 Así dijo, y Pairoclo visiio la arnadura dc
lucicnic lroncc. ¡usosc cn las ¡icrnas clcganics
grclas, ajusiadas con lrocIcs dc ¡laia; ¡roicgio
su ¡ccIo con la coraza lalrada, rcfulgcnic, dcl
Eacida, dc ¡ics ligcros; colgo al Ionlro una
cs¡ada dc lroncc, guarnccida dc argcnicos
clavos; cnlrazo cl grandc y fucric cscudo; culrio
la fucric calcza con un Icrnoso casco, cuyo
¡cnacIo, dc crincs dc calallo, ondcala
icrrillcncnic cn la cincra, y asio dos lanzas
fucrics quc su nano ¡udicra llandir. Solancnic
dcjo la lanza ¡csada, grandc y fornida dcl c×inio
Eacida, ¡orquc Aquilcs cra cl unico aquco ca¡az
dc nancjarla. Ialía sido coriada dc un frcsno dc
la cunlrc dcl Pclio y rcgalada ¡or Quiron al
¡adrc dc Aquilcs, ¡ara quc con clla naiara
Icrocs. Lucgo, Pairoclo nando a Auioncdonic cl
anigo a quicn nas Ionrala dcs¡ucs dc Aquilcs,
dcsirucior dc Ionlrcs. y cl nas ficl cn rcsisiir a
su lado la aconciida dcl cncnigo cn las laiallas
quc cngancIara cn scguida los calallos.
Auioncdonic uncio dclajo dcl yugo a Janio y
Dalio, corcclcs ligcros quc volalan cono cl vicnio
y icnían ¡or nadrc a la Iar¡ía Podarga, la cual,
¡acicndo cn una ¡radcra junio a la corricnic dcl
Occano, los concilio dcl Ccfiro. Y con cllos ¡uso
al c×cclcnic Pcdaso, quc Aquilcs sc llcvo dc la
ciudad dc Eciion cuando la iono; corccl quc, no
olsianic su condicion dc norial, scguía a los
calallos innorialcs.
155 Aquilcs, rccorricndo las iicndas, Iacía
ionar las arnas a iodos los nirnidoncs. Cono
carniccros lolos doiados dc una fucrza inncnsa
dcs¡cdazan cn cl nonic un grandc cornígcro
cicrvo quc Ian naiado y sus nandílulas
a¡arcccn rojas dc sangrc, lucgo van cn iro¡cl a
lancr con las icnucs lcnguas cl agua dc un
¡rofundo nananiial, cruciando ¡or la sangrc quc
Ian lclido, y su vicnirc sc dilaia, ¡cro cl anino
¡crnanccc inirc¡ido cn cl ¡ccIo, dc igual nancra
los jcfcs y ¡rínci¡cs dc los nirnidoncs sc rcunían
¡rcsurosos alrcdcdor dcl valicnic scrvidor dcl
Eacida, dc ¡ics ligcros. Y cn ncdio dc iodos cl
lclicoso Aquilcs aninala así a los quc conlaiían
cn carros, cono a los ¡concs arnados dc
cscudos.
168 Cincucnia fucron las vclcras navcs cn
quc Aquilcs, caro a Zcus, condujo a Ilio sus
iro¡as; cn cada una cnlarcaronsc cincucnia
Ionlrcs; y cl Icroc nonlro cinco jcfcs ¡ara quc
los rigicran, rcscrvandosc cl nando su¡rcno. Dcl
¡rincr cucr¡o cra caudillo Mcncsiio, cl dc
lalrada coraza, Iijo dcl río Es¡crquco, quc las
cclcsiialcs lluvias alincnian. Ialíalc dado a luz la
lclla Polidora, Iija dc Pclco, quc sicndo nujcr sc
acosio con una dcidad, con cl infaiigallc
Es¡crquco; aunquc sc crcycra quc io Ialía icnido
dc Doro, Iijo dc Pcricrcs, cl cual sc dcs¡oso
¡ullicancnic con clla y lc consiiiuyo una gran
doic. Mandala la scgunda scccion cl lclicoso
Eudoro, nacido dc una solicra, dc la Icrnosa
Polincla, Iija dc Filanic; dc la cual cnanorosc cl
¡odcroso Argicida al vcrla con sus ojos cnirc las
quc danzalan al son dcl canio cn un coro dc
Aricnis, la diosa quc llcva arco dc oro y ana cl
lullicio dc la caza; cl lcncfico Hcrncs sulio cn
scguida al a¡oscnio dc la jovcn, unicronsc
clandcsiinancnic y clla lc dio un Iijo ilusirc,
Eudoro, ligcro cn cl corrcr y lclicoso. Cuando
Iliiía, quc ¡rcsidc los ¡arios, saco a luz al infanic
y csic vio los rayos dcl sol, cl fucric Equcclcs
Aciorida la iono ¡or cs¡osa, consiiiuycndolc una
gran doic, y cl anciano Filanic crio y cduco al
nino con ianio anor cono si Iulicra sido Iijo
suyo. Esiala al frcnic dc la icrccra division cl
lclicoso Pisandro Mcnalida, quc, dcs¡ucs dcl
con¡ancro dcl Pclion, cra cnirc iodos los
nirnidoncs quicn dcscollala nas cn conlaiir
con la lanza. La cuaria línca csiala a las ordcncs
dc Fcni×, aguijador dc calallos; y la quinia icnía
¡or jcfc al c×inio Alcincdonic, Iijo dc Lacrccs.
Cuando Aquilcs los Iulo ¡ucsio a iodos cn ordcn
dc laialla con sus rcs¡cciivos ca¡iiancs, lcs dijo
con voz ¡ujanic.
200 ¡Mirnidoncs! Ninguno dc vosoiros olvidc
las ancnazas quc cn las vclcras navcs dirigíais a
los iroyanos nicniras duro ni colcra, ni las
acusacioncs con quc iodos nc acrininalais.
«¡Inflc×illc Iijo dc Pclco! Sin duda iu nadrc ic
nuirio con Iicl. ¡Dcs¡iadado, ¡ucs rciicncs a ius
con¡ancros cn las navcs conira su voluniad!
Enlarqucnonos cn las navcs surcadoras dcl
¡onio y volvanos a la ¡airia, ya quc la colcra
funcsia anido dc ial sucric cn io corazon.» Así
acosiunlralais Iallarnc cuando os rcuníais.
Pucs a la visia icncis la gran cn¡rcsa dcl
conlaic quc ianio Ialcis anIclado. Y aIora cada
uno ¡clcc con valcroso corazon conira los
iroyanos.
210 Así dicicndo, lcs c×ciio a iodos cl valor y
la fucrza; y cllos, al oír a su rcy, ccrraron nas las
filas. Cono cl olrcro junia grandcs ¡icdras al
consiruir la ¡arcd dc una clcvada casa, ¡ara quc
rcsisia cl ín¡ciu dc los vicnios, así, ian unidos,
csialan los cascos y los alollonados cscudos. la
rodcla sc a¡oyala cn la rodcla, cl yclno cn cl
yclno, cada Ionlrc cn su vccino, y los ¡cnacIos
dc crincs dc calallo y los lucicnics conos dc los
cascos sc junialan cuando alguicn inclinala la
calcza. ¡Tan a¡rciadas cran las filas! Dclanic dc
iodos sc ¡usicron dos Ionlrcs arnados, Pairoclo
y Auioncdonic; los cualcs icnían igual anino y
dcscalan conlaiir al frcnic dc los nirnidoncs.
Aquilcs cniro cn su iicnda y alzo la ia¡a dc un
arca Icrnosa y lalrada quc Tciis, la dc
argcniados ¡ics, Ialía ¡ucsio cn la navc dcl
Icroc dcs¡ucs dc llcnarla dc iunicas y nanios,
quc lc alrigascn conira cl vicnio, y dc afcl¡ados
colcriorcs. A11í icnía una co¡a dc ¡rinorosa
lalor quc no usala nadic ¡ara lclcr cl ncgro
vino ni ¡ara ofrcccr lilacioncs a oiro dios quc al
¡adrc Zcus. Sacola dcl arca, y, ¡urificandola
¡rincro con azufrc, la lin¡io con agua crisialina;
acio coniinuo lavosc las nanos, llcno la co¡a, y,
¡ucsio cn ncdio dcl rccinio con los ojos
lcvaniados al ciclo, lilo cl ncgro vino y oro a
Zcus, quc sc con¡lacc cn lanzar rayos, sin quc al
dios lc ¡asara inadvcriido.
233 ¡Zcus solcrano, Dodonco, Pclasgico, quc
vivcs lcjos y rcinas cn Dodona, dc frío invicrno,
dondc noran los sclos, ius inicr¡rcics, quc no sc
lavan los ¡ics y ducrncn cn cl suclo! EscucIasic
nis ¡alalras cuando io invoquc, y ¡ara Ionrarnc
o¡rinisic durancnic al ¡ucllo aquco. Pucs
ianlicn aIora cun¡lcnc csic voio. Yo nc qucdo
dondc csian rcunidas las navcs y nando al
conlaic a ni con¡ancro con nucIos
nirnidoncs. Iaz quc lc siga la vicioria,
largovidcnic Zcus, a infundclc valor cn cl corazon
¡ara quc Hccior vca si ni cscudcro salc ¡clcar
solo, o si sus nanos invicias unicancnic sc
nucvcn con furia cuando va connigo a la
coniicnda dc Arcs. Y cuando Iaya a¡ariado dc los
lajclcs la griicría y la ¡clca, vuclva incolunc con
iodas las arnas y con los con¡ancros quc dc
ccrca conlaicn.
249 Así dijo rogando. El ¡rovido Zcus lc oyo;
y dc las dos cosas cl ¡adrc lc oiorgo una.
conccdiolc quc a¡ariasc dc las navcs cl conlaic y
la ¡clca, y ncgolc quc volvicra ilcso dc la laialla.
HccIa la lilacion y la rogaiiva al ¡adrc Zcus,
cniro Aquilcs cn la iicnda, dcjo la co¡a cn cl arca
y a¡arccio oira vcz dclanic dc la iicnda, ¡orquc
dcscala cn su corazon ¡rcscnciar la icrrillc
lucIa dc iroyanos y aqucos.
257 Los nirnidoncs scguían con arnas y cn
lucn ordcn al nagnanino Pairoclo, Iasia quc
alcanzaron a los iroyanos y lcs arrcnciicron con
grandcs lríos, cs¡arcicndosc cono las avis¡as
quc noran cn cl canino, cuando los nucIacIos,
siguicndo su cosiunlrc dc nolcsiarlas, las
irriian y consigucn con su in¡rudcncia quc
dancn a lucn nuncro dc ¡crsonas, ¡ucs, si
algun caninanic ¡asa ¡or a11í y sin qucrcr las
nucvc, vuclan y dcficndcn con anino valcroso a
sus Iijuclos; con un corazon y anino scncjanics,
sc cs¡arcicron los nirnidoncs dcsdc las navcs, y
lcvaniosc una griicría inncnsa. Y Pairoclo
c×Ioriala a sus con¡ancros, dicicndo con voz
rccia.
269 ¡Mirnidoncs con¡ancros dcl Pclida
Aquilcs! Scd Ionlrcs, anigos, y nosirad vucsiro
in¡ciuoso valor ¡ara quc Ionrcnos al Pclida, quc
cs cl nas valicnic dc cuanios argivos Iay cn las
navcs, cono io son ianlicn sus gucrrcros, quc
dc ccrca conlaicn; y conozca cl ¡odcroso Airida
Agancnon la falia quc conciio no Ionrando al
ncjor dc los aqucos.
273 Con csias ¡alalras lcs c×ciio a iodos cl
valor y la fucrza. Los nirnidoncs caycron
a¡inados solrc los iroyanos y cn las navcs
rcsonaron dc un nodo Iorrillc los griios dc los
aqucos.
278 Cuando los iroyanos vicron al csforzado
Iijo dc Mcnccio y a su cscudcro, anlos con
lucicnics arnaduras, a iodos sc lcs coniurlo cl
anino y sus falangcs sc agiiaron. Figuralansc
quc, junio a las navcs, cl Pclida, ligcro dc ¡ics,
Ialía rcnunciado a su colcra y Ialía ¡rcfcrido
volvcr a la anisiad. Y cada uno nirala adondc
¡odría Iuir ¡ara lilrarsc dc una nucric icrrillc.
284 Pairoclo fuc cl ¡rincro quc iiro la
rclucicnic lanza cn ncdio dc la ¡clca, a11í dondc
nas Ionlrcs sc agiialan cn confuso nonion,
junio a la navc dcl nagnanino Proicsilao; c Iirio
a Pirccncs, quc Ialía conducido dcsdc Anidon,
siia cn la rilcra dcl A×io dc ancIa corricnic, a los
¡conios, quc conlaiían cn carros. la lanza sc
clavo cn cl Ionlro dcrccIo; cl gucrrcro, dando
un gcnido, cayo dc cs¡aldas cn cl ¡olvo, y los
¡conios con¡ancros suyos Iuycron, ¡orquc
Pairoclo lcs infundio ¡avor al naiar a su jcfc, quc
ianio solrcsalía cn cl conlaic. Dc csic nodo
Pairoclo los ccIo dc los lajclcs y a¡ago cl
ardicnic fucgo. La navc qucdo allí ncdio
qucnada, los iroyanos Iuycron con gran
alloroio, los danaos sc dis¡crsaron ¡or las
concavas navcs, y sc ¡rodujo un gran iunulio.
Cono cuando Zcus fulninador quiia una cs¡csa
nulc dc la clcvada cunlrc dc una gran noniana
y a¡arcccn iodos los ¡rononiorios y las cinas y
vallcs, ¡orquc cn cl ciclo sc Ia alicrio la vasia
rcgion cicrca; así los danaos rcs¡iraron un ¡oco
dcs¡ucs dc lilrar a las navcs dcl fucgo
dcsirucior; ¡cro no ¡or cso Iulo ircgua cn cl
conlaic. Pucs los iroyanos no Iuían a carrcra
alicria dcsdc las ncgras navcs, ¡crscguidos ¡or
los lclicosos aqucos; sino quc aun rcsisiían, y
solo ccdicndo a la ncccsidad sc rciiralan dc las
navcs.
306 Enionccs, ya c×icndida la laialla, cada
jcfc naio a un Ionlrc. El csforzado Iijo dc
Mcnccio, cl ¡rincro, Iirio con la aguda lanza a
Arcílico, quc Ialía vuclio la cs¡alda ¡ara Iuir. cl
lroncc airavcso cl nuslo y ron¡io cl Iucso, y cl
iroyano dio dc ojos cn cl suclo. El lclicoso
Mcnclao Iirio a Toanic cn cl ¡ccIo, dondc csic
qucdala sin dcfcnsa al lado dcl cscudo, y dcjo sin
vigor sus nicnlros. El Filida, olscrvando quc
Anficlo ila a aconcicrlo, sc lc adclanio y logro
cnvasarlc la ¡ica cn la ¡aric su¡crior dc la
¡icrna, dondc nas grucso cs cl nusculo. la ¡unia
dcsgarro los ncrvios, y la olscuridad culrio los
ojos dcl gucrrcro. Dc los Ncsioridas, Aniíloco
iras¡aso con la lroncínca lanza a Aiinnio,
clavandoscla cn cl ijar, y cl iroyano cayo a sus
¡ics; cl Icrnano dc Aiinnio, Maris, irriiado ¡or
ial nucric, sc ¡uso dclanic dcl cadavcr y
arrcnciio con la lanza a Aniíloco; y cnionccs cl
oiro Ncsiorida, Trasincdcs, igual a un dios, lc
¡rcvino y anics quc Maris ¡udicra Icrir a
Aniíloco lc accrio cl cn la cs¡alda. la ¡unia
dcsgarro cl icndon dc la ¡aric su¡crior dcl lrazo
y ron¡io cl Iucso; cl gucrrcro cayo con csirc¡iio,
y la olscuridad culrio sus ojos. Dc ial sucric,
csios dos csforzados con¡ancros dc Sar¡cdon,
Ialilcs iiradorcs, a Iijos dc Anisodaro, cl quc
alincnio a la indonallc Quincra, causa dc nalcs
¡ara nucIos Ionlrcs, fucron vcncidos ¡or los
dos Icrnanos y dcsccndicron al Érclo. Ayanic
Oilíada aconciio y cogio vivo a Clcolulo,
airo¡cllado ¡or la iurla, y lc quiio la vida,
Iiricndolc cn cl cucllo con la cs¡ada ¡rovisia dc
cn¡unadura. la Ioja cnicra sc calcnio con la
sangrc, y la ¡ur¡urca nucric y la ¡arca crucl
vclaron los ojos dcl gucrrcro. Pcnclco y Licon
fucron a cnconirarsc, y, Ialicndo arrojado sus
lanzas cn vano, ¡ucs anlos crraron cl iiro, sc
aconciicron con las cs¡adas. Licaon dio a su
cncnigo un iajo cn la cincra dcl casco, quc
adornalan crincs dc calallo; ¡cro la cs¡ada sc lc
ron¡io junio a la cn¡unadura; Pcnclco Iundio la
suya cn cl cucllo dc Licon, dclajo dc la orcja, y sc
lo corio ¡or cnicro. la calcza cayo a un lado,
sosicnida ian solo ¡or la ¡icl, y los nicnlros
¡crdicron su vigor. Mcrioncs dio alcancc con sus
ligcros ¡ics a Acananic, cuando sulía al carro, y
lc Iirio cn cl Ionlro dcrccIo. cl iroyano cayo cn
iicrra, y las iinicllas culricron sus ojos. A
Erinanic nciiolc Idoncnco cl crucl lroncc ¡or la
loca. la lanza airavcso la calcza ¡or dclajo dcl
ccrclro, ron¡io los llancos Iucsos y connovio
los dicnics; los ojos llcnaronsc con la sangrc quc
fluía dc las nariccs y dc la loca alicria, y la
nucric, cual si fucsc olscura nulc, cnvolvio al
gucrrcro.
351 Cada uno dc csios caudillos danaos
naio, ¡ucs, a un Ionlrc. Cono los voraccs lolos
aconcicn a cordcros o calriios, arrclaiandolos
dc un Iaio quc sc dis¡crsa cn cl nonic ¡or la
in¡cricia dcl ¡asior, ¡ucs así quc aqucllos los
vcn sc los llcvan y dcs¡cdazan ¡or icncr los
uliinos un corazon iínido; así los danaos
cargalan solrc los iroyanos, y csios, ¡cnsando
cn la fuga Iorrísona, olvidalansc dc su
in¡ciuoso valor.
358 El gran Ayanic dcscala consianicncnic
arrojar su lanza a Hccior, arnado dc lroncc; ¡cro
cl Icroc, quc cra nuy cסcrio cn la gucrra,
culricndo sus ancIos Ionlros con un cscudo dc
¡iclcs dc ioro, csiala aicnio al sillo dc las flccIas
y al ruido dc los dardos. Dicn conocía quc la
vicioria sc inclinala dcl lado dc los cncnigos,
¡cro rcsisiía aun y ¡rocurala salvar a sus
con¡ancros qucridos.
364 Cono sc va c×icndicndo una nulc dcsdc
cl Olin¡o al ciclo, dcs¡ucs dc un día scrcno,
cuando Zcus ¡rc¡ara una icn¡csiad, así los
iroyanos Iuycron dc las navcs, dando griios, y ya
no fuc con ordcn cono rc¡asaron cl foso. A
Hccior lc sacaron dc a11í, con sus arnas, los
corcclcs dc ligcros ¡ics; y cl Icroc dcsan¡aro la
iurla dc los iroyanos, a quicncs dcicnía, nal dc
su grado, cl ¡rofundo foso. MucIos vcloccs
corcclcs, ron¡icndo los carros dc los caudillos
¡or cl c×ircno dcl iinon, a11í los dcjaron.
Pairoclo ila adclanic, c×Ioriando
vcIcncnicncnic a los danaos y ¡cnsando cn
causar dano a los iroyanos; los cualcs, una vcz
¡ucsios cn dcsordcn, llcnalan iodos los caninos
Iuycndo con gran clanorco; la ¡olvarcda llcgala
a io alio dclajo dc las nulcs, y los solí¡cdos
calallos volvían a la ciudad dcsdc las navcs y las
iicndas. Pairoclo, dondc vcía nas gcnic dcl
¡ucllo dcsordcnada, a11í sc cncaninala
vocifcrando; los gucrrcros caían dc cara dclajo dc
los cjcs dc sus carros, y csios volcalan con gran
csirucndo. A1 llcgar al foso, los calallos
innorialcs quc los dioscs Ialían rcgalado a Pclco
cono cs¡lcndido ¡rcscnic lo salvaron dc un salio,
dcscosos dc scguir adclanic; y, cuando a Pairoclo
cl anino lc in¡ulso a ir Iacia Hccior ¡ara Icrirlo,
ya los vcloccs corcclcs dc csic sc io Ialían
llcvado. Cono cn cl oiono dcscarga una
icn¡csiad solrc la ncgra iicrra, cuando Zcus
cnvía violcnia lluvia, irriiado conira los Ionlrcs
quc cn cl foro dan scnicncias inicuas y ccIan a la
jusiicia, no icnicndo la vcnganza dc los dioscs; y
iodos los ríos salcn dc nadrc y los iorrcnics
corian nucIas colinas, lranan al corrcr dcsdc lo
alio dc las nonianas al nar ¡ur¡urco y
dcsiruycn las lalorcs dcl can¡o; dc scncjanic
nodo corrían las ycguas iroyanas, dando
lasiincros rclincIos.
394 Pairoclo, cuando Iulo sc¡arado dc los
dcnas cncnigos a los quc fornalan las uliinas
falangcs, lcs olligo a volvcr Iacia los lajclcs, cn
vcz dc ¡crniiirlcs quc sulicscn a la ciudad; y,
aconciicndolcs cnirc las navcs, cl río y cl alio
nuro, los naiala ¡ara vcngar a nucIos dc los
suyos. Enionccs cnvasolc a Pronoo la lrillanic
lanza cn cl ¡ccIo, dondc csic qucdala sin
dcfcnsa al lado dcl cscudo, y lc dcjo sin vigor los
nicnlros. cl iroyano cayo con csirc¡iio. Lucgo
aconciio a Tcsior, Iijo dc Eno¡c, quc sc Iallala
cncogido cn cl lusiroso asicnio y cn su iurlacion
Ialía dcjado quc las ricndas sc lc fucscn dc la
nano. clavolc dcsdc ccrca la lanza cn la ncjilla
dcrccIa, sc la Iizo ¡asar ¡or los dicnics y io
lcvanio ¡or cina dcl larandal. Cono cl ¡cscador
scniado cn una roca ¡ronincnic saca dcl nar un
¡cz cnornc, valicndosc dc la cucrda y dcl
rclucicnic lroncc, así Pairoclo, alzando la
lrillanic lanza, saco dcl carro a Tcsior con la
loca alicria y lc arrojo dc cara al suclo; cl
iroyano, al cacr, ¡crdio la vida. Dcs¡ucs Iirio dc
una ¡cdrada cn ncdio dc la calcza a Erilao, quc
a aconcicrlc vcnía, y sc la ¡ariio cn dos dcniro
dcl fucric casco. cl iroyano dio dc nanos cn cl
suclo, y lc cnvolvio la dcsiruciora nucric. Y
succsivancnic fuc dcrrilando cn la fcriil iicrra a
Erinanic, Anfoicro, E¡alics, Tlc¡olcno
Danasiorida, Equio, Piris, Ifco, Evi¡o y Polinclo
Argcada.
419 Sar¡cdon, al vcr quc sus con¡ancros, dc
corazas sin ciniura, sucunlían a nanos dc
Pairoclo Mcnccíada, incrc¡o a los dciforncs
licios.
422 ¡Quc vcrgucnza, oI licios! ¿Adondc Iuís?
Scd csforzados. Yo saldrc al cncucniro dc csc
Ionlrc, ¡ara salcr quicn cs cl quc así vcncc y
ianios nalcs causa a los iroyanos, ¡ucs ya a
nucIos valicnics lcs Ia quclrado las rodillas.
426 Dijo; y salio dcl carro al suclo sin dcjar
las arnas. A su vcz Pairoclo, al vcrlo, sc a¡co dcl
suyo. Cono dos luiircs dc corvas unas y
conlado ¡ico rincn, dando cIillidos, solrc
clcvada roca; así aqucllos sc aconciicron
vocifcrando. Violos cl Iijo dcl aricro Crono; y,
con¡adccido, dijo a Hcra, su Icrnana y cs¡osa.
433 ¡Ay dc ní! La ¡arca dis¡onc quc
Sar¡cdon, a quicn ano solrc iodos los Ionlrcs,
sca nucrio ¡or Pairoclo Mcnccíada. Enirc dos
¡ro¡osiios vacila cn ni ¡ccIo cl corazon. ¿lo
arrclaiarc vivo dc la luciuosa laialla, ¡ara
llcvarlo al o¡ulcnio ¡ucllo dc la Licia, o dcjarc
quc sucunla a nanos dcl Mcnccíada?
439 Fcs¡ondiolc Hcra vcncranda, la dc ojos
dc novilla.
440 ¡Tcrrililísino Cronida, quc ¡alalras
¡rofcrisic! ¿Una vcz nas quicrcs lilrar dc la
nucric Iorrísona a csc Ionlrc norial, a quicn
iicn¡o Ia quc cl Iado condcno a norir? Hazlo,
¡cro no iodos los dioscs io io a¡rolarcnos. Oira
cosa voy a dcciric, quc fijaras cn la ncnoria.
Picnsa quc, si a Sar¡cdon lc nandas vivo a su
¡alacio, algun oiro dios qucrra sacar a su Iijo dcl
duro conlaic, ¡ucs nucIos Iijos dc los
innorialcs ¡clcan cn iorno dc la gran ciudad dc
Príano, y Iaras quc sus ¡adrcs sc cncicndan cn
icrrillc ira. Pcro, si Sar¡cdon ic cs caro y iu
corazon lc con¡adccc, dcja quc nucra a nanos
dc Pairoclo Mcnccíada cn rcnido conlaic; y
cuando cl alna y la vida lc alandoncn, ordcna a
la Mucric y al dulcc Sucno quc lo llcvcn a la vasia
Licia, ¡ara quc sus Icrnanos y anigos lc Iagan
c×cquias y lc crijan un iunulo y un ci¡o, quc
ialcs son los Ionorcs dclidos a los nucrios.
458 Así dijo. El ¡adrc dc los Ionlrcs y dc los
dioscs no dcsolcdccio, a Iizo cacr solrc la iicrra
sanguinolcnias goias ¡ara Ionrar al Iijo anado,
a quicn Pairoclo Ialía dc naiar cn la fcriil Troya,
lcjos dc su ¡airia.
462 Cuando anlos Icrocs sc Iallaron frcnic
a frcnic, Pairocio arrojo la lanza, y, accriando a
dar cn cl cn¡cinc dcl ilusirc Trasinclo, cscudcro
valcroso dcl rcy Sar¡cdon, dcjolc sin vigor los
nicnlros. Sar¡cdon aconciio a su vcz; y,
dcs¡idicndo la rclucicnic lanza, crro cl iiro; ¡cro
Iirio cn cl Ionlro dcrccIo al corccl Pcdaso, quc
rclincIo nicniras ¡crdía cl viial alicnio. El
calallo cayo cn cl ¡olvo, y cl anino volo dc su
cucr¡o. Forccjcaron los oiros dos corcclcs ¡or
sc¡ararsc, crujio cl yugo y cnrcdaronsc las
ricndas a causa dc quc cl calallo laicral yacía cn
cl ¡olvo. Pcro Auioncdonic, fanoso ¡or su lanza,
Iallo cl rcncdio. dcscnvainando la cs¡ada dc
larga ¡unia, quc llcvala junio al fornido nuslo,
corio a¡rcsuradancnic los iiranics dcl calallo
laicral, y los oiros dos sc cndcrczaron y
olcdccicron a las ricndas. Y los Icrocs volvicron a
aconcicrsc con rocdor cncono.
477 Enionccs Sar¡cdon arrojo oira rclucicnic
lanza y crro cl iiro, ¡ucs aquclla ¡aso ¡or cina
dcl Ionlro izquicrdo dc Pairoclo sin Icrirlo.
Pairoclo dcs¡idio la suya y no cn laldc; ya quc
accrio a Sar¡cdon y lc Iirio cn cl icjido quc al
dcnso corazon cnvuclvc. Cayo cl Icroc cono la
cncina, cl alano o cl clcvado ¡ino quc cn cl nonic
corian con afiladas IacIas los ariíficcs ¡ara
Iaccr un nasiil dc navío; así yacía aqucl, icndido
dclanic dc los corcclcs y dcl carro, rccIinandolc
los dicnics y cogicndo con las nanos cl ¡olvo
cnsangrcniado. Cono cl rojizo y aninoso ioro, a
quicn dcvora un lcon quc sc Ia ¡rcscniado cnirc
los fc×í¡cdcs lucycs, lrana al norir cnirc las
nandílulas dcl lcon, así cl caudillo dc los licios
cscudados, Icrido dc nucric ¡or Pairocio, sc
cnfurccía; y, llanando al con¡ancro, lc Iallala
dc csic nodo.
491¡Caro Clauco, gucrrcro afanado cnirc los
Ionlrcs! AIora dclcs ¡oriaric cono fucric y
audaz lucIador; aIora io Ia dc causar ¡laccr la
laialla funcsia, si crcs valicnic. Vc ¡or iodas
¡arics, c×Ioria a los ca¡iiancs licios a quc
conlaian cn iorno dc Sar¡cdon y dcficndcnc iu
nisno con cl lroncc. Consianicncnic, iodos los
días, scrc ¡ara ii noiivo dc vcrgucnza y o¡rolio,
si, sucunlicndo cn cl rccinio dc las navcs, los
aqucos nc dcs¡ojan dc la arnadura. ¡Pclca, ¡ucs,
dcnodadancnic y anina a iodo cl cjcrciio!
502 Así dijo; y cl vclo dc la nucric lc culrio
los ojos y las nariccs. Pairoclo, sujciandolc cl
¡ccIo con cl ¡ic, lc arranco cl asia, con clla siguio
cl d¡afragna, y salicron a la vcz la ¡unia dc la
lanza y cl alna dcl gucrrcro. Y los nirnidoncs
dciuvicron los corcclcs dc Sar¡cdon, los cualcs
anIclalan y qucrían Iuir dcsdc quc qucdo vacío
cl carro dc sus ducnos.
509 Clauco siniio Iondo ¡csar al oír la voz dc
Sar¡cdon y sc lc iurlo cl anino ¡orquc no ¡odía
socorrcrlo. A¡rciosc con la nano cl lrazo, ¡ucs lc
alrunala una Icrida quc Tcucro lc Ialía
causado dis¡arandolc una llccIa cuando cl
asaliala cl alio nuro y cl aquco dcfcndía a los
suyos; y oro dc csia sucric a A¡olo, cl quc Iicrc
dc lcjos.
514 Oycnc, oI solcrano, ya ic Iallcs cn cl
o¡ulcnio ¡ucllo dc Licia, ya ic cncucnircs cn
Troya; ¡ucs dcsdc cualquicr lugar ¡ucdcs aicndcr
al quc csia afligido, cono lo csioy aIora. Tcngo
csia gravc Icrida, ¡adczco agudos dolorcs cn cl
lrazo y la sangrc no sc scca; cl Ionlro sc
cnior¡ccc, y nc cs in¡osillc nancjar firncncnic
la lanza y ¡clcar con los cncnigos. Ha nucrio un
Ionlrc foriísino, Sar¡cdon, Iijo dc Zcus, cl cual
ya ni a su ¡rolc dcficndc. Curanc, oI solcrano,
la gravc Icrida, adornccc nis dolorcs y danc
forialcza ¡ara quc ni voz aninc a los licios a
conlaiir y yo nisno lucIc cn dcfcnsa dcl
cadavcr.
527 Así dijo rogando. Oyolc Fclo A¡olo y cn
scguida calno los dolorcs, scco la ncgra sangrc
dc la gravc Icrida a infundio valor cn cl anino dcl
iroyano. Clauco, al noiarlo, sc Iolgo dc quc cl
gran dios Iulicsc cscucIado su rucgo. En
scguida fuc ¡or iodas ¡arics y c×Iorio a los
ca¡iiancs licios ¡ara quc conlaiicran cn iorno dc
Sar¡cdon. Dcs¡ucs, cncaninosc a ¡aso largo
Iacia los iroyanos; lusco a Polidananic
Panioida, al divino Agcnor, a Encas y a Hccior
arnado dc lroncc; y, dcicnicndosc ccrca dc los
nisnos, dijo csias aladas ¡alalras.
538 ¡Hccior! Tc olvidas dcl iodo dc los aliados
quc ¡or ii ¡icrdcn la vida lcjos dc los anigos y dc
la ¡airia iicrra, y ni socorrcrlcs quicrcs. Yacc cn
iicrra Sar¡cdon, cl rcy dc los licios cscudados,
quc con su jusiicia y su valor golcrnala a Licia.
El lroncínco Arcs io Ia naiado con la lanza dc
Pairoclo. OI anigos, vcnid a indignaos cn vucsiro
corazon. no sca quc los nirnidoncs lc quiicn la
arnadura a insulicn cl cadavcr, irriiados ¡or la
nucric dc los danaos, a quicncs dicron nucric
nucsiras ¡icas junio a las vclcras navcs.
548 Así dijo. Los iroyanos siniicron grandc a
inconsolallc ¡cna, ¡orquc Sar¡cdon, aunquc
forasicro, cra un laluaric ¡ara la ciudad; Ialía
llcvado a clla a nucIos Ionlrcs y cn la ¡clca los
su¡crala a iodos. Con grandcs lríos dirigicronsc
aqucllos conira los danaos, y a su frcnic
narcIala Hccior, irriiado ¡or la nucric dc
Sar¡cdon. Y Pairoclo Mcnccíada, dc corazon
valicnic, anino a los aqucos; y dijo a los Ayanics,
quc ya dc conlaiir csialan dcscosos.
556 ¡Ayanics! Poncd cn¡cno cn rccIazar al
cncnigo y nosiraos ian valicnics cono Ialcis
sido Iasia aquí o nas aun. Yacc cn iicrra
Sar¡cdon, cl quc ¡rincro asalio nucsira nuralla.
¡AI, si a¡odcrandonos dcl cadavcr ¡udicscnos
ulirajarlo, quiiarlc la arnadura dc los Ionlros y
naiar con cl crucl lroncc a alguno dc los
con¡ancros quc lo dcficndcn!...
562 Así dijo, aunquc cllos ya dcscalan
rccIazar al cncnigo. Y iroyanos y licios ¡or una
¡aric, y nirnidoncs y aqucos ¡or oira, ccrraron
las falangcs, vinicron a las nanos y cn¡czaron a
¡clcar con Iorrcnda griicría cn iorno dcl cadavcr.
Crujían las arnaduras dc los gucrrcros, y Zcus
culrio con una danosa olscuridad la rcnida
coniicnda, ¡ara quc ¡rodujcsc nayor csirago cl
conlaic quc ¡or cl cucr¡o dc su Iijo sc
cn¡cnala.
569 En un ¡rinci¡io, los iroyanos rccIazaron
a los aqucos, dc ojos vivos, ¡orquc fuc Icrido un
varon quc no cra cicriancnic cl nas colardc dc
los nirnidoncs. cl divino E¡igco, Iijo dc Agaclcs
nagnanino; cl cual rcino cn oiro iicn¡o cn la
¡o¡ulosa Dudco; lucgo, ¡or Ialcr dado nucric a
su valicnic ¡rino, sc ¡rcscnio cono su¡licanic a
Pclco y a Tciis, la dc argcnicos ¡ics, y cllos lc
cnviaron a Ilio, alundanic cn Icrnosos corcclcs,
con Aquilcs, dcsirucior dc las filas dc gucrrcros,
¡ara quc conlaiicra conira los iroyanos. E¡igco
ccIala nano al cadavcr cuando cl csclarccido
Hccior lc dio una ¡cdrada cn la calcza y sc la
¡ariio cn dos dcniro dcl fucric casco. cl gucrrcro
cayo loca alajo solrc cl cucr¡o dc Sar¡cdon, y a
su alrcdcdor cs¡arciosc la dcsiruciora nucric.
A¡csadunlrosc Pairoclo ¡or la ¡crdida dcl
con¡ancro y airavcso al insianic las ¡rincras
filas, cono cl vcloz gavilan ¡crsiguc a unos grajos
o csiorninos. dc la nisna nancra aconciisic, oI
Ialil jincic Pairoclo, a los licios y iroyanos,
airado cn io corazon ¡or la nucric dcl anigo. Y
cogicndo una ¡icdra, Iirio cn cl cucllo a
Esicnclao, Iijo qucrido dc Iicncncs, y lc ron¡io
los icndoncs. Fciroccdicron los conlaiicnics
dclanicros y cl csclarccido Hccior. Cuanio cs¡acio
rccorrc cl lucngo vcnallo quc lanza un Ionlrc,
ya cn cl jucgo ¡ara cjcrciiarsc, ya cn la gucrra
conira los cncnigos quc la vida quiian, oiro ianio
sc rciiraron los iroyanos, ccdicndo al cn¡ujc dc
los aqucos. Clauco, ca¡iian dc los cscudados
licios, fuc cl ¡rincro quc volvio la cara y naio al
nagnanino Daiiclcs, Iijo anado dc Calcon, quc
icnía su casa cn la Hcladc y sc scnalala cnirc los
nirnidoncs ¡or sus licncs y riquczas.
csca¡alasc Clauco, y Daiiclcs ila a darlc alcancc,
cuando aqucl sc volvio rc¡cniinancnic y lc
Iundio la ¡ica cn ncdio dcl ¡ccIo. Daiiclcs cayo
con csirc¡iio, los aqucos siniicron Iondo ¡csar
¡or la nucric dcl valicnic gucrrcro, y los
iroyanos, nuy alcgrcs, rodcaron cn iro¡cl cl
cadavcr; ¡cro los aqucos no sc olvidaron dc su
in¡ciuoso valor y arrcnciicron dcnodadancnic
al cncnigo. Enionccs Mcrioncs naio a un
conlaiicnic iroyano, a Laogono, csforzado Iijo dc
Oncior y saccrdoic dc Zcus Idco, a quicn cl
¡ucllo vcncrala cono a un dios. Iiriolc dclajo dc
la quijada y dc la orcja, la vida Iuyo dc los
nicnlros dcl gucrrcro, y la olscuridad Iorrillc lc
cnvolvio. Encas arrojo la lroncínca lanza, con cl
inicnio dc Icrir a Mcrioncs, quc sc adclaniala
¡roicgido ¡or cl cscudo. Pcro Mcrioncs la vio
vcnir y cviio cl gol¡c inclinandosc Iacia adclanic.
la ingcnic lanza sc clavo cn cl suclo dciras dc cl y
cl rcgaion icnllala; ¡cro ¡ronio la in¡ciuosa
arna ¡crdio su fucrza. Pcnciro, ¡ucs, la vilranic
¡unia cn la iicrra, y la lanza fuc ccIada cn vano
¡or cl rolusio lrazo. Encas, con cl corazon
irriiado, dijo.
617¡Mcrioncs! Aunquc crcs agil saliador, ni
lanza io Ialría a¡ariado ¡ara sicn¡rc dcl
conlaic, si io Iulicsc Icrido.
619 Fcs¡ondiolc Mcrioncs, cclclrc ¡or su
lanza.
620¡Encas! Difícil lo scra, aunquc scas
valicnic, aniquilar la fucrza dc cuanios Ionlrcs
salgan a ¡clcar coniigo. Tanlicn iu crcs norial.
Si lograra Icriric cn ncdio dcl cucr¡o con cl
agudo lroncc, cn scguida, a ¡csar dc io vigor y dc
la confianza quc iicncs cn io lrazo, nc darías
gloria, y a Hadcs, cl dc los fanosos corcclcs, cl
alna.
626 Así dijo; y cl valcroso Iijo dc Mcnccio lc
rc¡rcndio, dicicndo.
627 ¡Mcrioncs! ¿Por quc, sicndo valicnic, io
cnirciicncs cn Iallar así? ¡OI anigo! Con
¡alalras injuriosas no lograrcnos quc los
iroyanos dcjcn cl cadavcr; ¡rcciso scra quc
alguno dc cllos lajc anics al scno dc la iicrra. Las
laiallas sc ganan con los ¡unos, y las ¡alalras
sirvcn cn cl conscjo. Convicnc, ¡ucs, no Iallar,
sino conlaiir.
632 En dicicndo csio, ccIo a andar y siguiolc
Mcrioncs, var6n igual a un dios. Cono cl
csirucndo quc ¡roduccn los lcnadorcs cn la
cs¡csura dc un nonic y quc sc dcja oír a io lcjos,
ial cra cl csirc¡iio quc sc clcvala dc la iicrra
cs¡aciosa al scr gol¡cados cl lroncc, cl cucro y
los licn consiruidos cscudos dc ¡iclcs dc lucy
¡or las cs¡adas y las lanzas dc dollc filo. Y ya ni
un Ionlrc ¡crs¡icaz Iulicra conocido al divino
Sar¡cdon, ¡ucs los dardos, la sangrc y cl ¡olvo io
culrían con¡lciancnic dc ¡ics a calcza.
Agiialansc iodos alrcdcdor dcl cadavcr cono cn
la ¡rinavcra zunlan las noscas cn cl csiallo ¡or
cina dc las cscudillas llcnas dc lccIc, cuando
csia Iacc rclosar los iarros. dc igual nancra
lullían aqucllos cn iorno dcl nucrio. Zcus no
a¡ariala los rcfulgcnics ojos dc la dura
coniicnda; y, conicn¡lando a los gucrrcros,
rcvolvía cn su anino nucIas cosas accrca dc la
nucric dc Pairoclo. vacilala cnirc si cn la
cncarnizada coniicnda cl csclarccido Hccior
dclcría naiar con cl lroncc a Pairoclo solrc
Sar¡cdon, igual a un dios, y quiiarlc la arnadura
dc los Ionlros, o convcndría c×icndcr la icrrillc
¡clca. Y considcrando cono io nas convcnicnic
quc cl lravo cscudcro dcl Pclida Aquilcs Iicicra
arrcdrar a los iroyanos y a Hccior, arnado dc
lroncc, Iacia la ciudad y quiiara la vida a
nucIos gucrrcros, concnzo infundicndo iinidcz
¡rincrancnic a Hccior, cl cual sulio al carro, sc
¡uso cn fuga y c×Iorio a los dcnas iroyanos a
quc Iuycran, ¡orquc Ialía conocido Iacia quc
lado sc inclinala la lalanza sagrada dc Zcus.
Tan¡oco los fucrics licios osaron rcsisiir, y
Iuycron iodos al vcr a su rcy Icrido cn cl corazon
y ccIado cn un nonion dc cadavcrcs; ¡ucs
caycron nucIos Ionlrcs a su alrcdcdor cuando
cl Cronion avivo cl duro conlaic. Los aqucos
quiiaronlc a Sar¡cdon la rclucicnic arnadura dc
lroncc y cl csforzado Iijo dc Mcnccio la cnircgo a
sus con¡ancros ¡ara quc la llcvaran a las
concavas navcs. Y cnionccs Zcus, quc anoniona
las nulcs, dijo a A¡olo.
667 ¡Ea, qucrido Fclo! Vc y dcs¡ucs dc sacar
a Sar¡cdon dc cnirc los dardos, lín¡ialc la ncgra
sangrc, conducclc a un siiio lcjano y lavalc cn la
corricnic dc un río, ungclc con anlrosía, ¡onlc
vcsiiduras divinas y cnircgalo a los vcloccs
conduciorcs y Icrnanos gcnclos. cl Sucno y la
Mucric. Y csios, irans¡oriandolo con ¡rcsicza, lo
dcjaran cn cl rico ¡ucllo dc la vasia Licia. Allí sus
Icrnanos y anigos lc Iaran c×cquias y lc
crigiran un iunulo y un ci¡o, quc ialcs son los
Ionorcs dclidos a los nucrios.
676 Así dijo, y A¡olo no dcsolcdccio a su
¡adrc. Dcsccndio dc los nonics idcos a la icrrillc
laialla, y cn scguida lcvanio al divino Sar¡cdon
dc cnirc los dardos, y, conducicndolc a un siiio
lcjano, lo lavo cn la corricnic dc un río; ungiolo
con anlrosía, ¡usolc vcsiiduras divinas y
cnircgolo a los vcloccs conduciorcs y Icrnanos
gcnclos. cl Sucno y la Mucric. Y csios,
irans¡oriandolo con ¡rcsicza, io dcjaron cn cl
rico ¡ucllo dc la vasia Licia.
684 Pairoclo aninala a los corcclcs y a
Auioncdonic y ¡crscguía a los iroyanos y licios, y
con cllo sc airajo un gran inforiunio. ¡Inscnsaio!
Si sc Iulicsc aicnido a la ordcn dcl Pclida, sc
Iulicra visio lilrc dc la funcsia ¡arca, dc la
ncgra nucric. Pcro sicn¡rc cl ¡cnsanicnio dc
Zcus cs nas cficaz quc cl dc los Ionlrcs (aqucl
dios ¡onc cn fuga al varon csforzado y lc quiia
facilncnic la vicioria, aunquc cl nisno lc Iaya
inciiado a conlaiir}, y cnionccs alcnio cl anino
cn cl ¡ccIo dc Pairoclo.
692 ¿Cual fuc cl ¡rincro y cual cl uliino quc
naiasic, oI Pairoclo, cuando los dioscs io
llanaron a la nucric?
694 Fucron ¡rincrancnic Adrasio, Auionoo,
Equcclo, Pcrino Mcgada, E¡ísior y Mclani¡o; y
dcs¡ucs, Élaso, Mulio y Pilarics. Maio a csios, y
los dcnas sc dicron a la fuga.
698 Enionccs los aqucos Ialrían ionado
Troya, la dc alias ¡ucrias, ¡or las nanos dc
Pairoclo, quc nancjala con gran furia la lanza, si
Fclo A¡olo no sc Iulicsc colocado cn la licn
consiruida iorrc ¡ara danar a aqucl y ayudar a
los iroyanos. Trcs vcccs cncaninosc Pairoclo a un
angulo dc la clcvada nuralla; ircs vcccs rccIazolc
A¡olo, agiiando con sus nanos innorialcs cl
rcfulgcncc cscudo. Y cuando, scncjanic a un
dios, aiacala ¡or cuaria vcz, incrc¡olc la dcidad
icrrillcncnic con csias aladas ¡alalras.
707 ¡Fciíraic, Pairoclo dcl linajc dc Zcus! El
Iado no Ia dis¡ucsio quc la ciudad dc los aliivos
iroyanos sca dcsiruida ¡or io lanza, ni ¡or
Aquilcs, quc ianio ic avcniaja.
710 Así dijo, y Pairoclo rciroccdio un gran
irccIo, ¡ara no airacrsc la colcra dc A¡olo, cl quc
Iicrc dc lcjos.
712 Hccior sc Iallala con cl carro y los
solí¡cdos corcclcs cn las ¡ucrias Esccas, y csiala
indcciso cnirc guiarlos dc nucvo Iacia la iurla y
volvcr a conlaiir, o nandar a voccs quc las
iro¡as sc rcfugiascn cn cl nuro. Micniras
rcflc×ionala solrc csio, ¡rcscniosclc Fclo A¡olo,
quc iono la figura dcl valicnic jovcn Asio, cl cual
cra iío naicrno dc Hccior, donador dc calallos,
Icrnano carnal dc Hccula a Iijo dc Dinanic, y
Ialiiala cn la Frigia, junio a la corricnic dcl
Sangario. Así iransfigurado, c×clano A¡olo, Iijo
dc Zcus.
721 ¡Hccior! ¿Por quc ic alsiicncs dc
conlaiir? No dclcs Iaccrlo. Ojala ic su¡crara
ianio cn lravura, cuanio ic soy infcrior. cnionccs
ic scría funcsio cl rciiraric dc la laialla. Mas, ca,
guía los corcclcs dc duros cascos Iacia Pairoclo,
¡or si ¡ucdcs naiarlo y A¡olo io da gloria.
726 En dicicndo csio, cl dios volvio a la
laialla. El csclarccido Hccior nando a Cclríoncs
quc ¡icara a los corcclcs y los dirigicsc a la ¡clca;
y A¡olo, cnirandosc ¡or la iurla, susciio cnirc los
argivos funcsio iunulio y dio gloria a Hccior y a
los iroyanos. Hccior dcjo cnionccs a los dcnas
danaos, sin quc fucra a naiarlos, y cndcrczo a
Pairoclo los calallos dc duros cascos. Pairoclo, a
su vcz, salio dcl carro a iicrra con la lanza cn la
izquicrda; cogio con la dicsira una ¡icdra Dlanca
y crizada dc ¡unias quc llcnala la nano; y,
csirilando cn cl suclo, la arrojo, Iiricndo cn
scguida a un conlaiicnic, ¡ucs cl iiro no salio
vano. dio la aguda ¡icdra cn la frcnic dc
Cclríoncs, auriga dc Hccior, quc cra Iijo
lasiardo dcl ilusirc Príano, y cnionccs
golcrnala las ricndas dc los calallos. La ¡icdra
sc llcvo anlas ccjas; cl Iucso ian¡oco rcsisiio;
los ojos caycron cn cl ¡olvo a los ¡ics dc
Cclríoncs; y csic, cual si fucra un luzo, cayo dcl
asicnio licn consiruido, ¡orquc la vida Iuyo dc
sus nicnlros. Y lurlandosc dc cl, oI calallcro
Pairoclo, c×clanasic.
743 ¡OI dioscs! ¡Muy agil cs cl Ionlrc! ¡Cuan
facilncnic salia a lo luzo! Si sc Iallara cn cl
¡onio, cn ¡cccs alundancc, csc Ionlrc saliaría
dc la navc, aunquc cl nar csiuvicra icn¡csiuoso,
y ¡odría saciar a nucIas ¡crsonas con las osiras
quc ¡cscara. ¡Con iania facilidad Ia dado la
volicrcia dcl carro a la llanura! Es indudallc quc
ianlicn los iroyanos iicncn luzos.
751 En dicicndo csio, corrio Iacia cl Icroc
con la in¡ciuosidad dc un lcon quc dcvasia los
csiallos Iasia quc cs Icrido cn cl ¡ccIo y su
nisno valor lo naia; dc la nisna nancra, oI
Pairoclo, ic arrojasic cnardccido solrc Cclríoncs.
Hccior, ¡or su ¡aric, salio dcl carro al suclo sin
dcjar las arnas. Y cniranlos lucIalan cn iorno
dc Cclríoncs cono dos Ianlricnios lconcs quc
cn la cunlrc dc un nonic ¡clcan furiosos ¡or cl
cadavcr dc una cicrva, así los dos agucrridos
can¡concs, Pairoclo Mcnccíada y cl csclarccido
Hccior, dcscalan Icrirsc cl uno al oiro con cl
crucl lroncc. Hccior Ialía cogido al nucrio ¡or
la calcza y no lo soliala; Pairoclo lo asía dc un
¡ic, y los dcnas iroyanos y danaos sosicnían
cncarnizado conlaic.
765 Cono cl Euro y cl Noio coniicndcn cn la
cs¡csura dc un nonic, agiiando la ¡ollada sclva,
y las largas ranas dc los frcsnos, cncinas y
coriczudos corncjos cIocan cnirc sí con inncnso
csirc¡iio, y sc oycn los crujidos dc las quc sc
ron¡cn, dc scncjanic nodo iroyanos y aqucos sc
aconciían y naialan, sin acordarsc dc la
¡crniciosa fuga. Alrcdcdor dc Cclríoncs sc
clavaron cn iicrra nucIas agudas lanzas y aladas
flccIas quc salialan dc los arcos; lucn nuncro
dc grandcs ¡icdras Icrían los cscudos dc los quc
conlaiían cn iorno suyo; y cl Icroc yacía cn cl
suclo, solrc un gran cs¡acio, cnvuclio cn un
iorlcllino dc ¡olvo y olvidado dcl aric dc guiar los
carros.
777 Hasia quc cl sol Iulo rccorrido la niiad
dcl ciclo, los iiros alcanzalan ¡or igual a unos y a
oiros, y los Ionlrcs caían. Cuando aqucl sc
cncanino al ocaso, los aqucos cran vcnccdorcs,
conira io dis¡ucsio ¡or cl dcsiino; y, Ialicndo
arrasirado cl cadavcr dcl Icroc Cclríoncs fucra
dcl alcancc dc los dardos y dcl iunulio dc los
iroyanos, lc quiiaron la arnadura dc los
Ionlros.
783 Pairoclo aconciio furioso a los iroyanos.
ircs vcccs los aconciio, cual si fucra cl ra¡ido
Arcs, dando Iorrillcs voccs; ircs vcccs naio
nucvc Ionlrcs. Y cuando, scncjanic a un dios,
arrcnciisic, oI Pairoclo, ¡or cuaria vcz, viosc
clarancnic quc ya llcgalas al icrnino dc io vida,
¡ucs cl icrrillc Fclo salio a io cncucniro cn cl
duro conlaic. Mas Pairoclo no vio al dios; cl
cual, culicrio ¡or dcnsa nulc, airavcso la iurla,
sc lc ¡uso dciras, y, alargando la nano, lc dio un
gol¡c cn la cs¡alda y cn los ancIos Ionlros. Al
¡unio los ojos dcl Icroc ¡adccicron vcriigos. Fclo
A¡olo lc quiio dc la calcza cl casco con agujcros a
guisa dc ojos, quc rodo con csirc¡iio Iasia los
¡ics dc los calallos; y cl ¡cnacIo sc nancIo dc
sangrc y ¡olvo. Janas aqucl casco, adonado con
crincs dc calallo, sc Ialía nancIado caycndo cn
cl ¡olvo, ¡ucs ¡roicgía la calcza y Icrnosa frcnic
dcl divino Aquilcs. Enionccs Zcus ¡crniiio
ianlicn quc io llcvara Hccior, ¡orquc ya la
nucric sc ila accrcando a csic caudillo. A
Pairoclo sc lc ron¡io cn la nano la ¡ica larga,
¡csada, grandc, fornida, arnada dc lroncc; cl
ancIo cscudo y su corrca caycron al suclo, y cl
solcrano A¡olo, Iijo dc Zcus, dcsaio la coraza
quc aqucl llcvala. El csiu¡or sc a¡odcro dcl
cs¡íriiu dcl Icroc, y sus Icrnosos nicnlros
¡crdicron la fucrza. Pairoclo sc dciuvo aioniio, y
cnionccs dcsdc ccrca clavolc aguda lanza cn la
cs¡alda, cnirc los Ionlros, cl dardano Euforlo
Panioida; cl cual avcniajala a iodos los dc su
cdad cn cl nancjo dc la ¡ica, cn cl aric dc guiar
un carro y cn la vcloz carrcra, y la ¡rincra vcz
quc sc ¡rcscnio con su carro ¡ara a¡rcndcr a
conlaiir dcrrilo a vcinic gucrrcros dc sus carros
rcs¡cciivos. Ésic fuc, oI calallcro Pairoclo, cl
¡rincro quc conira ii dcs¡idio su lanza, ¡cro aun
no io Iizo sucunlir. Euforlo arranco la lanza dc
frcsno; y, rciroccdicndo, sc nczclo con la iurla,
sin cs¡crar a Pairoclo, aunquc lc vicra
dcsarnado; nicniras csic, vcncido ¡or cl gol¡c
dcl dios y la lanzada, rciroccdía al gru¡o dc sus
con¡ancros ¡ara cviiar la nucric.
818 Cuando Hccior adviriio quc cl
nagnanino Pairoclo sc alcjala y quc lo Ialían
Icrido con cl agudo lroncc, fuc cn su
scguinicnio, ¡or cnirc las filas, y lc cnvaino la
lanza cn la ¡aric infcrior dcl vicnirc, quc cl Iicrro
¡aso dc ¡aric a ¡aric; y cl Icroc cayo con
csirc¡iio, causando gran afliccion al cjcrciio
aquco. Cono cl lcon acosa cn la lucIa al indoniio
jalalí cuando anlos ¡clcan arroganics cn la
cina dc un nonic ¡or un cscaso nananiial
dondc quicrcn lclcr, y cl lcon vcncc con su
fucrza al jalalí, quc rcs¡ira anIclanic, así Hccior
Prianida ¡rivo dc la vida, Iiricndolo dc ccrca con
la lanza, al csforzado Iijo dc Mcnccio, quc a
ianios Ialía dado nucric. Y llasonando dcl
iriunfo, ¡rofirio csias aladas ¡alalras.
830 ¡Pairoclo! Sin duda cs¡cralas dcsiruir
nucsira ciudad, Iaccr cauiivas a las nujcrcs
iroyanas y llcvariclas cn los lajclcs a io ¡airia
iicrra. ¡Inscnsaio! Los vcloccs calallos dc Hccior
vuclan al conlaic ¡ara dcfcndcrlas; y yo, quc cn
nancjar la ¡ica solrcsalgo cnirc los lclicosos
iroyanos, a¡ario dc los níos cl día dc la
scrvidunlrc, nicniras quc a ii io concran los
luiircs. ¡AI, infcliz! Ni Aquilcs, con scr valicnic,
io Ia socorrido. Cuando salisic dc las navcs,
dondc cl sc Ia qucdado, dclio dc Iaccric nucIas
rcconcndacioncs, y Iallaric dc csic nodo. «No
vuclvas a las concavas navcs, calallcro Pairoclo,
anics dc Ialcr roio la coraza quc cnvuclvc cl
¡ccIo dc Hccior, naiador dc Ionlrcs, icnida dc
sangrc». Así ic dijo, sin duda; y iu, oI nccio, ic
dcjasic ¡crsuadir.
843 Con languida voz lc rcs¡ondisic,
calallcro Pairoclo.
844 ¡Hccior! Jaciaic aIora con aliancras
¡alalras, ya quc ic Ian dado la vicioria Zcus
Cronida y A¡olo; los cualcs nc vcncicron
facilncnic, quiiandonc la arnadura dc los
Ionlros. Si. vcinic gucrrcros cono iu nc
Iulicscn IccIo frcnic, iodos Ialrían nucrio
vcncidos ¡or ni lanza. Maiaronnc la ¡arca
funcsia y cl Iijo dc Lcio, y, cnirc los Ionlrcs,
Euforlo, y iu llcgas cl icrccro, ¡ara dcs¡ojarnc
dc las arnas. Oira cosa voy a dcciric, quc fijaras
cn la ncnoria. Tan¡oco iu Ias dc vivir largo
iicn¡o, ¡ucs la nucric y la ¡arca crucl sc ic
accrcan, y sucunliras a nanos dcl c×inio
Aquilcs Eacida.
855 A¡cnas acalo dc Iallar, la nucric lc
culrio con su nanio. cl alna volo dc los
nicnlros y dcsccndio al Hadcs, llorando su
sucric ¡orquc dcjala un cucr¡o vigoroso y jovcn.
Y cl csclarccido Hccior lc dijo, aunquc nucrio lc
vcía.
859¡Pairoclo! ¿Por quc nc ¡rofciizas una
nucric icrrillc? ¿Quicn salc si Aquilcs, Iijo dc
Tciis, la dc Icrnosa calcllcra, no ¡crdcra anics
la vida, Icrido ¡or ni lanza?
862 DicIas csias ¡alalras, ¡uso un ¡ic solrc
cl cadavcr, arranco la lroncínca lanza y lo iunlo
dc cs¡aldas. Inncdiaiancnic sc cncanino, lanza
cn nano, Iacia Auioncdonic, cl dcifornc
scrvidor dcl Eacida, dc ¡ics ligcros, ¡ucs dcscala
Icrirlo, ¡cro los vcloccs calallos innorialcs, quc
a Pclco lc dicron los dioscs cono cs¡lcndido
¡rcscnic, ya io sacalan dc la laialla.

CANTO XVII*
PrIncIpaI¡a de MeneIao

¯ Sc cnialla un cncarnizado
conlaic cnirc aqucos y iroyanos
¡ara a¡odcrarsc dc las arcnas y cl
cadavcr dc Pairoclo. Por fin,
Mcnclao y Mcrioncs, ¡roicgidos ¡or
los dos Ayanic, cargan a sus
cs¡aldas con cl cadavcr dc Pairoclo
y sc lo llcvan al can¡ancnio.

1 No dcjo dc advcriir cl Airida Mcnclao, caro
a Arcs, quc Pairoclo Ialía sucunlido cn la lid a
nanos dc los iroyanos; y, arnado dc lucicnic
lroncc, sc alrio canino ¡or los conlaiicnics
dclanicros y cn¡czo a novcrsc cn iorno dcl
cadavcr ¡ara dcfcndcrlo. Cono la vaca ¡rincriza
da vuclias alrcdcdor dc su lcccrrillo nugicndo
iicrnancnic, ¡orquc anics ignorala lo quc cra cl
¡ario, dc scncjanic nancra lullía cl rulio
Mcnclao ccrca dc Pairoclo. Y colocandosc dclanic
dcl nucrio, cnIicsia la lanza y cnlrazado cl liso
cscudo, sc a¡rcsiala a naiar a quicn sc lc
o¡usicra. Tan¡oco Euforlo, cl Ialil lanccro Iijo
dc Panioo, sc dcscuido al vcr cn cl suclo al c×inio
Pairoclo, sino quc sc dciuvo a su lado y dijo a
Mcnclao, caro a Arcs.
12 ¡Airida Mcnclao, alunno dc Zcus, ¡rínci¡c
dc Ionlrcs! Fciíraic, suclia cl cadavcr y
dcsan¡ara csios sangricnios dcs¡ojos; ¡ucs, cn
la rcnida ¡clca, ninguno dc los iroyanos ni dc los
au×iliarcs ilusircs cnvaso su lanza a Pairoclo
anics quc yo lo Iicicra. Dcjanc alcanzar inncnsa
gloria cnirc los iroyanos. No sca quc, Iiricndoic,
ic quiic la dulcc vida.
18 Fcs¡ondiolc nuy indignado cl rulio
Mcnclao.
19¡Padrc Zcus! No cs lucno quc nadic sc
vanagloric con iania solcrlia. Ni la ¡anicra, ni cl
lcon, ni cl danino jalalí quc iicncn gran anino cn
cl ¡ccIo y csian orgullosos dc su fucrza sc
¡rcscnian ian osados cono los Ialilcs lanccros
Iijos dc Panioo. Pcro cl fucric Hi¡crcnor,
donador dc calallos, no siguio gozando dc su
juvcniud cuando nc aguardo, dcs¡ucs dc
injuriarnc dicicndo quc yo cra cl nas colardc dc
los gucrrcros danaos, y no crco quc Iaya ¡odido
volvcrsc con sus ¡ics ¡ara rcgocijar a su cs¡osa y
a sus vcncrandos ¡adrcs. Dcl nisno nodo ic
quiiarc la vida a ii, si osas afroniarnc, y ic
aconscjo quc vuclvas a iu cjcrciio y no ic ¡ongas
dclanic, ¡ucs cl nccio solo conocc cl nal cuando
ya csia IccIo.
33 Así Iallo, sin ¡crsuadir a Euforlo, quc
conicsio dicicndo.
34 Mcnclao, alunno dc Zcus, aIora ¡agaras
la nucric dc ni Icrnano, dc quc canio ic jacias.
Dcjasic viuda a su nujcr cn cl rccicnic ialano;
causasic a nucsiros ¡adrcs llanio y dolor
¡rofundo. Yo conscguiría quc aqucllos infcliccs
ccsaran dc llorar, si, llcvandonc io calcza y ius
arnas, las ¡usicra cn las nanos dc Panioo y dc la
divina Froniis. Pcro no sc difcrira nucIo iicn¡o
cl conlaic, ni qucdara sin dccidir quicn Iaya dc
scr cl vcnccdor y quicn cl vcncido.
43 DicIo csio, dio un loic cn cl cscudo liso
dcl Airida, ¡cro no ¡udo ron¡cr cl lroncc, ¡orquc
la ¡unia sc iorcio al cIocar con cl fucric cscudo.
El Airida Mcnclao aconciio, a su vcz, con la ¡ica,
orando al ¡adrc Zcus, y, al ii Euforlo a
rciroccdcr, sc la clavo cn la ¡aric infcrior dc la
gargania, cn¡ujo cl asia con la rolusia nano y
la ¡unia airavcso cl dclicado cucllo. Euforlo cayo
con csirc¡iio, rcsonaron sus arnas y sc
nancIaron dc sangrc sus calcllos, scncjanics a
los dc las Cracias, y los rizos, quc llcvala sujcios
con anillos dc oro y ¡laia. Cual frondoso olivo
quc, ¡laniado ¡or cl Lalrador cn un lugar
soliiario dondc alunda cl agua, crccc Icrnoso, cs
nccido ¡or vicnios dc ioda clasc y sc culrc dc
llancas florcs; y, vinicndo dc rc¡cnic cl Iuracan,
ic arranca dc la iicrra y ic iicndc cn cl suclo; así
cl Airida Mcnclao dio nucric a Euforlo, Iijo dc
Panioo y Ialil lanccro, y cn scguida concnzo a
quiiarlc la arnadura.
61 Cono un noniaraz lcon, confiado cn su
fucrza, cogc dcl rclano quc csia ¡acicndo la
ncjor vaca, lc ron¡c la ccrviz con Los fucrics
dicnics, y, dcs¡cdazandola, iraga la sangrc y
iodas las cniranas; y así los ¡crros cono los
¡asiorcs griian nucIo a su alrcdcdor, ¡cro dc
lcjos, sin aircvcrsc a ii conira la ficra ¡orquc cl
¡alido icnor los donina, dc la nisna nancra
ninguno iuvo lasianic anino cn su ¡ccIo ¡ara
salir al cncucniro dcl glorioso Mcnclao. Y cl
Airida sc Ialría llcvado facilncnic las nagníficas
arnas dcl Panioida, si no ic Iulicsc in¡cdido
Fclo A¡olo; cl cual, ionando la figura dc Mcnics,
caudillo dc los cíconcs, susciio conira aqucl a
Hccior, igual al vcloz Arcs, con csias aladas
¡alalras.
75 ¡Hccior! Tu corrcs aIora iras lo quc no cs
¡osillc alcanzar. los corcclcs dcl agucrrido
Eacida. Difícil cs quc ninguno ni dc los Ionlrcs
ni dc los dioscs los sujcic y sca ¡or cllos llcvado,
fucra dc Aquilcs, quc iicnc una nadrc innorial. Y
cn ianio, Mcnclao, lclicoso Iijo dc Airco, quc
dcficndc cl cadavcr dc Pairoclo, Ia nucrio a uno
dc los nas csforzados iroyanos, a Euforlo
Panioida, acalando con cl in¡ciuoso valor dc
csic caudillo.
82 El dios, Ialicndo Iallado así, volvio a la
laialla. Hccior siniio ¡rofundo dolor cn las
ncgras cniranas, ojco las Iilcras y vio cn scguida
al Airida quc dcs¡ojala dc la cs¡lcndida
arnadura a Euforlo, y a csic icndido cn cl suclo
y vcriicndo sangrc ¡or la Icrida. Acio coniinuo,
arnado cono sc Iallala dc lucicnic lroncc y
dando agudos griios, alriosc ¡aso ¡or los
conlaiicnics dclanicros cual si fucsc una llana
inc×iinguillc cnccndida ¡or Hcfcsio. No lc ¡aso
inadvcriido al Iijo dc Airco, quc ginio al oír las
voccs, y a su nagnanino cs¡íriiu así lc dijo.
91 ¡Ay dc ní! Si alandono csias nagníficas
arnas y a Pairocio, quc ¡or vcngarnc yacc aquí
icndido, icno quc sc irriiara cualquicr danao quc
io ¡rcscncic. Y si ¡or vcrgucnza ¡clco con Hccior
y Los iroyanos, cono cllos son nucIos y yo csioy
solo, quizas nc ccrqucn; ¡ucs Hccior, cl dc
ircnolaiiic casco, irac aquí a iodos Los iroyanos.
Mas ¿¡or quc cl corazon nc Iacc ¡cnsar cn ialcs
cosas? Cuando, o¡onicndosc a la divinidad, cl
Ionlrc lucIa con un gucrrcro ¡roicgido ¡or
algun dios, ¡ronio lc solrcvicnc gravc dano. Así,
¡ucs, ninguno dc Los danaos sc irriiara connigo
¡orquc nc vcan ccdcr a Hccior, quc conlaic
an¡arado ¡or Las dcidadcs. Pcro, si a nis oídos
llcgara la voz dc Ayanic, valicnic cn la ¡clca,
volvcría aquí con cl y solo ¡cnsaríanos cn lucIar,
aunquc fucsc conira un dios, ¡ara vcr si
logralanos arrasirar cl cadavcr y cnircgarlo al
Pclida Aquilcs. Scría csio io ncjor ¡ara Iaccr
llcvadcros los ¡rcscnics nalcs.
106 Micniras ialcs ¡cnsanicnios rcvolvía cn
su ncnic y cn su corazon, llcgaron las Iucsics dc
los iroyanos, acaudilladas ¡or Hccior. Mcnclao
dcjo cl cadavcr y rciroccdio, volvicndosc dc
cuando cn cuando. Cono cl nclcnudo lcon, a
quicn alcjan dcl csiallo los cancs y los Ionlrcs
con griios y vcnallos, sicnic quc cl corazon audaz
sc lc cncogc y alandona dc nala gana cl rcdil; dc
la nisna sucric a¡arialasc dc Pairoclo cl rulio
Mcnclao, quicn, al juniarsc con sus anigos, sc
dciuvo, volvio la cara a los iroyanos y lusco con
los ojos al gran Ayanic, Iijo dc Tclanon. Pronio lc
disiinguio a la izquicrda dc la laialla, dondc
aninala a sus con¡ancros y lcs inciiala a
¡clcar, ¡ucs Fclo A¡olo lcs Ialía infundido un
gran icrror. Corrio a cnconirarlc; y, ¡onicndosc a
su lado, lc dijo csias ¡alalras.
120 ¡Ayanic! Vcn, anigo; a¡rcsurcnonos a
conlaiir ¡or Pairoclo nucrio, y quizas ¡odanos
llcvar a Aquilcs cl cadavcr dcsnudo, ¡ucs las
arnas las iicnc Hccior, cl dc ircnolanic casco.
123 Así dijo; y connovio cl corazon dcl
agucrrido Ayanic, quc airavcso al noncnio las
¡rincras filas junio con cl rulio Mcnclao. Hccior
Ialía dcs¡ojado a Pairoclo dc las nagníficas
arnas y sc lo llcvala arrasirando, ¡ara sc¡ararlc
con cl agudo lroncc la calcza dc los Ionlros y
cnircgar cl cadavcr a los ¡crros dc Troya. Pcro
accrcosclc Ayanic con su cscudo cono una iorrc;
y Hccior, rciroccdicndo, llcgo al gru¡o dc sus
anigos, salio al carro y cnircgo las nagníficas
arnas a los iroyanos ¡ara quc las llcvaran a la
ciudad, dondc Ialían dc causarlc inncnsa gloria.
Ayanic culrio con su gran cscudo al Mcnccíada y
sc naniuvo firnc. Cono cl lcon anda cn iorno dc
sus cacIorros cuando llcvandolos ¡or cl losquc
lc salcn al cncucniro los cazadorcs, y, Iacicndo
gala dc su fucrza, laja los ¡ar¡ados oculiando
sus ojos, dc aqucl nodo corría Ayanic alrcdcdor
dcl Icroc Pairoclo. En la ¡aric o¡ucsia Iallalasc
cl Airida Mcnclao, caro a Arcs, cn cuyo ¡ccIo cl
dolor ila crccicndo.
140 Clauco, Iijo dc Hi¡oloco, caudillo dc los
licios, dirigio cnionccs la iorva faz a Hccior, y lc
incrc¡o con csias ¡alalras.
142 ¡Hccior, cl dc nas Icrnosa figura, nuy
falio csias dcl valor quc la gucrra dcnanda!
Inncrccida cs iu lucna fana, cuando solancnic
salcs Iuir. Picnsa cono cn adclanic dcfcndcras
la ciudad y sus Ialiianics, solo y sin nas au×ilio
quc los Ionlrcs nacidos cn Ilio. Ninguno dc los
licios Ia dc ¡clcar ya con los danaos cn favor dc
la ciudad, ¡ucsio quc ¡ara nada sc agradccc cl
conlaiir sicn¡rc y sin dcscanso conira cl
cncnigo. ¿Cono, oI crucl, salvaras cn la iurla a
un olscuro conlaiicnic, si dcjas quc Sar¡cdon,
Iucs¡cd y anigo iuyo, llcguc a scr ¡rcsa y loiín
dc los argivos? Micniras csiuvo vivo, ¡rcsio
grandcs scrvicios a la ciudad y a ii nisno; y
aIora no io aircvcs a a¡ariar dc su cadavcr a los
¡crros. Por csio, si los licios nc olcdccicrcn,
volvcríanos a nucsira ¡airia, y la ruina nas
cs¡aniosa ancnazaría a Troya. Mas, si aIora
iuvicran los iroyanos cl valor audaz a inirc¡ido
quc suclcn nosirar los quc ¡or la ¡airia
sosiicncn coniicndas y lucIas con los cncnigos,
¡ronio arrasiraríanos cl cadavcr dc Pairoclo
Iasia Ilio. Y cn scguida quc cl cucr¡o dc csic
fucra rciirado dcl can¡o y conducido a la gran
ciudad dcl rcy Príano, los argivos nos
cnircgarían, ¡ara rcscaiarlo, las Icrnosas arnas
dc Sar¡cdon, y ianlicn ¡odríanos llcvar a Ilio cl
cadavcr dcl Icroc; ¡ucs Pairoclo fuc cscudcro dcl
argivo nas valicnic quc Iay cn las navcs, cono
asinisno io son sus iro¡as, quc conlaicn
cucr¡o a cucr¡o. Pcro iu no osasic cs¡crar al
nagnanino Ayanic, ni rcsisiir su nirada cn la
lucIa, ni conlaiir con cl, ¡orquc io avcniaja cn
forialcza.
169 Mirandolc con iorva faz, rcs¡ondio
Hccior, cl dc ircnolanic casco.
170 ¡Clauco! ¿Por quc, sicndo cual crcs,
Iallas con iania solcrlia? ¡OI dioscs! Tc
considcrala cono cl Ionlrc dc nas scso dc
cuanios vivcn cn la fcriil Licia, y aIora Ic dc
rc¡rcndcric ¡or io quc ¡cnsasic y dijisic al
ascgurar quc no ¡ucdo sosicncr la aconciida dcl
ingcnic Ayanic. Nunca nc cs¡anio la laialla, ni
cl ruido dc los calallos; ¡cro sicn¡rc cl
¡cnsanicnio dc Zcus, quc llcva la cgida, cs nas
cficaz quc cl dc los Ionlrcs, y cl dios ¡onc cn
fuga al varon csforzado y lc quiia facilncnic la
vicioria, aunquc cl nisno lc Iaya inciiado a
conlaiir. Mas, ca, vcn aca, anigo, ¡onic a ni
lado, conicn¡la nis IccIos, y vcras si scrc
colardc cn la laialla, cono Ias dicIo, aunquc
durc iodo cl día; o si Iarc quc alguno dc los
danaos, no olsianic su ardinicnio y valor, ccsc
dc dcfcndcr cl cadavcr dc Pairoclo.
183 Cuando así Iulo Iallado, c×Iorio a los
iroyanos, dando grandcs voccs.
184 ¡Troyanos, licios, danaos, quc cucr¡o a
cucr¡o ¡clcais! Scd Ionlrcs, anigos, y nosirad
vucsiro in¡ciuoso valor, nicniras visio las arnas
Icrnosas dcl c×inio Aquilcs, dc quc dcs¡ojc al
fucric Pairoclo dcs¡ucs dc naiarlo.
188 DicIas csias ¡alalras, Hccior, cl dc
ircnolanic casco, salio dc la funcsia lid, y,
corricndo con ligcra ¡lania, alcanzo ¡ronio y no
nuy lcjos a sus anigos quc llcvalan Iacia la
ciudad las nagníficas arnas dcl Iijo dc Pclco.
Allí, fucra dcl luciuoso conlaic sc dciuvo y
canlio dc arnadura. cnircgo la ¡ro¡ia a los
lclicosos iroyanos, ¡ara quc la dcjaran cn la
sacra Ilio, y visiio las arnas divinas dcl Pclida
Aquilcs, quc los dioscs cclcsiialcs dicron a Pclco,
y csic, ya anciano, ccdio a su Iijo, quicn no Ialía
dc usarlas ianio iicn¡o quc llcgara a la vcjcz
llcvandolas iodavía.
198 Cuando Zcus, quc anoniona las nulcs,
vio quc Hccior, a¡ariandosc, vcsiía las arnas dcl
divino Pclida, novicndo la calcza, Iallo consigo
nisno y dijo.
201 «¡AI, níscro! No ¡icnsas cn la nucric,
quc ya sc Ialla ccrca dc ii, y visics las arnas
divinas dc un Ionlrc valcniísino a quicn iodos
icncn. Has nucrio a su anigo, ian lucno cono
fucric, y lc Ias quiiado ignoniniosancnic la
arnadura dc la calcza y dc los Ionlros. Mas
iodavía dcjarc quc alcanccs una gran vicioria
cono con¡cnsacion dc quc Andronaca no
rccilira dc ius nanos, volvicndo iu dcl conlaic,
las nagníficas arnas dcl Pclion».
209 Dijo cl Cronion, y lajo las ncgras ccjas
cn scnal dc ascniinicnio. La arnadura dc Aquilcs
lc vino licn a Hccior, a¡odcrosc dc csic un
icrrillc furor lclico, y sus nicnlros sc
vigorizaron y forialccicron; y cl Icroc, dando
rccias voccs, cndcrczo sus ¡asos a los aliados
ilusircs y sc lcs ¡rcscnio con las rcs¡landccicnics
arnas dcl nagnanino Pclion. Y accrcandosc a
cada uno ¡ara aninarlos con sus ¡alalras a
Mcsilcs, Clauco, Mcdonic, Tcrsíloco, Asicro¡co,
Discnor, Hi¡oioo, Forcis, Cronio y cl augur
Énnono, los insiigo con csias aladas ¡alalras.
220 ¡Oíd, irilus innuncras dc aliados quc
Ialiiais alrcdcdor dc Troya! No Ia sido ¡or cl
dcsco ni ¡or la ncccsidad dc rcunir una
nucIcdunlrc ¡or lo quc os Ic iraído dc vucsiras
ciudadcs, sino ¡ara quc dcfcndais aninosancnic
dc los lclicosos aqucos a las cs¡osas y a los
iicrnos infanics dc los iroyanos. Con csic
¡cnsanicnio alruno a ni ¡ucllo y lc c×ijo doncs
y vívcrcs ¡ara c×ciiar vucsiro valor. AIora cada
uno Iaga frcnic y cnlisia al cncnigo, ya nucra,
ya sc salvc, quc ialcs son los lanccs dc la gucrra.
Al quc arrasirc cl cadavcr dc Pairocio Iasia las
filas dc los iroyanos, donadorcs dc calallos, y
Iaga ccdcr a Ayanic, lc darc la niiad dc los
dcs¡ojos, rcscrvandonc la oira niiad, y su gloria
scra ian grandc cono la nía.
233 Así dijo. Todos arrcnciicron con las
¡icas lcvaniadas y cargaron solrc los danaos,
¡ucs icnían grandcs cs¡cranzas dc arrancar cl
cucr¡o dc Pairoclo dc las nanos dc Ayanic
Tclanoníada. ¡Inscnsaios! Solrc cl nisno
cadavcr, Ayanic Iizo ¡crcccr a nucIos dc cllos. Y
csic Icroc dijo cnionccs a Mcnclao, valicnic cn la
¡clca.
238 ¡OI anigo, oI Mcnclao, alunno dc Zcus!
Ya no cs¡cro quc salganos con vida dc csia
laialla. Ni icno ianio ¡or cl cadavcr dc Pairoclo,
quc ¡ronio saciara cn Troya a los ¡crros y avcs dc
ra¡ina, cuanio ¡or iu calcza y ¡or la nía; ¡ucs cl
nullado dc la gucrra, Hccior, iodo io culrc, y a
nosoiros nos cs¡cra una nucric crucl. Ea, llana
a los nas valicnics danaos, ¡or si alguno io oyc.
246 Así dijo. Mcnclao, valicnic cn la ¡clca, no
dcsolcdccio; y, alzando rccio la voz, dijo a los
danaos.
248 ¡OI anigos, ca¡iiancs y ¡rínci¡cs dc los
argivos, los quc lclcis cn la iicnda dc los Airidas
Agancnon y Mcnclao cl vino quc cl ¡ucllo ¡aga,
nandais las iro¡as y os vicnc dc Zcus cl Ionor y
la gloria! Mc cs difícil vcr a cada uno dc los
caudillos. ¡Tan grandc cs cl conlaic quc aquí sc
Ia cn¡cnado! Pcro accrcaos vosoiros,
indignandoos cn vucsiro corazon dc quc Pairoclo
llcguc a scr jugucic dc los ¡crros iroyanos.
256 Así dijo. Oyolc cn scguida cl vcloz Ayanic
dc Oilco, y acudio anics quc nadic, corricndo a
iravcs dcl can¡o. Siguicronlc Idoncnco y su
cscudcro Mcrioncs, igual al Ionicida Enialio. ¿Y
quicn ¡odría rcicncr cn la ncnoria y dccir los
nonlrcs dc cuanios aqucos fucron llcgando ¡ara
rcaninar la ¡clca?
262 Los iroyanos aconciicron a¡inados, con
Hccior a su frcnic. Cono cn la dcscnlocadura dc
un río quc las cclcsiialcs lluvias alincnian, las
ingcnics olas cIocan lranando conira la
corricnic dcl nisno, rcfluycn al nar y las alias
orillas rcsucnan cn iorno; con una griicría ian
grandc narcIalan los iroyanos. Micniras ianio,
los aqucos ¡crnanccían firncs alrcdcdor dcl
cadavcr dcl Mcnccíada, conscrvando cl nisno
anino y dcfcndicndosc con los cscudos dc
lroncc; y cl Cronion rodco dc cs¡csa niclla sus
rclucicnics cascos, ¡orquc nunca Ialía
alorrccido al Mcnccíada nicniras vivio y fuc
scrvidor dcl Eacida, y cnionccs vcía con
dcsagrado quc cl cadavcr ¡udicra llcgar a scr
jugucic dc los ¡crros iroyanos. Por csio cl dios
inciiala a los con¡ancros a quc lo dcfcndicran.
274 En un ¡rinci¡io, los iroyanos rccIazaron
a los aqucos, dc ojos vivos, y csios,
dcsan¡arando al nucrio, Iuycron cs¡aniados. Y
si licn los aliivos iroyanos no consiguicron naiar
con sus lanzas a ningun aquco, cono dcscalan,
cn¡czaron a arrasirar cl cadavcr. Poco iicn¡o
dclían los aqucos ¡crnancccr alcjados dc csic,
¡ucs los Iizo volvcr Ayanic; cl cual, así ¡or su
figura, cono ¡or sus olras, cra cl ncjor dc los
danaos, dcs¡ucs dcl c×inio Pclion. Airavcso cl
Icroc las ¡rincras Filas, y ¡arccido ¡or su
lravura al jalalí quc cn cl nonic dis¡crsa
facilncnic, dando vuclias ¡or los naiorralcs, a
los ¡crros y a los florccicnics nancclos, dc la
nisna nancra cl csclarccido Ayanic, Iijo dcl
ilusirc Tclanon, aconciio y dis¡crso las falangcs
dc iroyanos quc sc agiialan cn iorno dc Pairoclo
con cl dccidido ¡ro¡osiio dc llcvarlo a la ciudad y
alcanzar gloria.
288 Hi¡oioo, Iijo ¡rcclaro dcl ¡clasgo Lcio,
Ialía aiado una corrca a un iolillo dc Pairoclo,
alrcdcdor dc los icndoncs; y arrasirala cl cadavcr
¡or cl ¡ic, a iravcs dcl rcnido conlaic, ¡ara
congraciarsc con Hccior y los iroyanos. Pronio lc
ocurrio una dcsgracia, dc quc nadic, ¡or nas quc
io dcscara, ¡udo lilrarlo. Pucs cl Iijo dc
Tclanon, aconciicndolc ¡or cnirc la iurla, lc
Iirio dc ccrca ¡or cl casco dc lroncíncas
carrillcras. cl casco, guarnccido dc un ¡cnacIo dc
crincs dc calallo, sc quclro al rccilir cl gol¡c dc
la gran lanza nancjada ¡or la rolusia nano; cl
ccrclro fluyo sanguinolcnio ¡or la Icrida, a lo
largo dcl asia; cl gucrrcro ¡crdio las fucrzas, dcjo
csca¡ar dc sus nanos al suclo cl ¡ic dcl
nagnanino Pairoclo, y cayo dc ¡ccIos, junio al
cadavcr, lcjos dc la fcriil Larisa; y así no ¡udo
¡agar a sus ¡rogcniiorcs la crianza, ni fuc larga
su vida, ¡orquc sucunlio vcncido ¡or la lanza
dcl nagnanino Ayanic. A su vcz, Hccior arrojo la
rclucicnic lanza a Ayanic, ¡cro csic, al noiarlo,
Iurio un ¡oco cl cucr¡o, y la lroncínca arna
alcanzo a Esqucdio, Iijo dcl nagnanino ífiio y cl
nas valicnic dc los focios, quc icnía su casa cn la
cclclrc Pano¡co y rcinala solrc nucIos
Ionlrcs. clavosc la lroncínca ¡unia dclajo dc la
clavícula y, airavcsandola, salio ¡or la c×ircnidad
dcl Ionlro. El gucrrcro cayo con csirc¡iio, y sus
arnas rcsonaron.
312 Ayanic Iirio cn ncdio dcl vicnirc al
agucrrido Forcis, Iijo dc Fcno¡c, quc dcfcndía cl
cadavcr dc Hi¡oioo; y cl lroncc ron¡io la cavidad
dc la coraza y dcsgarro las cniranas. cl iroyano,
caído cn cl ¡olvo, cogio cl suclo con las nanos.
Arrcdraronsc los conlaiicnics dclanicros y cl
csclarccido Hccior; y los argivos dicron grandcs
voccs, rciiraron los cadavcrcs dc Forcis y dc
Hi¡oioo, y quiiaron dc sus Ionlros las
rcs¡cciivas arnaduras.
319 Enionccs los iroyanos Iulicran vuclio a
cnirar cn Ilio, acosados ¡or los lclicosos aqucos y
vcncidos ¡or su colardía; y los argivos Iulicscn
alcanzado gloria, conira la voluniad dc Zcus, ¡or
su forialcza y su valor; ¡cro cl nisno A¡olo
insiigo a Encas, ionando la figura dcl Icraldo
Pcrifanic E¡íiida, quc Ialía cnvcjccido cjcrcicndo
dc ¡rcgoncro cn la casa dcl ¡adrc dcl Icroc y
salía dar saludallcs conscjos. Así iransfigurado,
Iallo A¡olo, Iijo dc Zcus, dicicndo.
327 ¡Encas! ¿Dc quc nodo ¡odríais salvar la
c×cclsa Ilio, Iasia si un dios sc o¡usicra? Cono
Ic visio Iaccrlo a oiros varoncs quc confialan cn
su fucrza y vigor, cn su lravura y cn la
nucIcdunlrc dc iro¡as fornadas ¡or un ¡ucllo
inirc¡ido. Mas, al ¡rcscnic, Zcus dcsca quc la
vicioria qucdc ¡or vosoiros y no ¡or los danaos; y
vosoiros Iuís icnllando, sin conlaiir.
333 Así dijo. Encas, cono vicra dclanic dc sí
a A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos, lc rcconocio, y a
grandcs voccs dijo a Hccior.
335 ¡Hccior y dcnas caudillos dc los iroyanos
y sus aliados! Es una vcrgucnza quc cnircnos cn
Ilio, acosados ¡or los lclicosos aqucos y vcncidos
¡or nucsira colardía. Una dcidad Ia vcnido a
dccirnc quc Zcus, cl arliiro su¡rcno, scra aun
nucsiro au×iliar cn la laialla. MarcIcnos, ¡ucs,
cn dcrccIura a los danaos, ¡ara quc no sc llcvcn
iranquilancnic a las navcs cl cadavcr dc
Pairoclo.
342 Así Iallo; y, saliando nucIo nas alla dc
los conlaiicnics dclanicros, sc dciuvo. Los
iroyanos volvicron la cara y afroniaron a los
aqucos. Enionccs Encas dio una lanzada a
Lcocriio, Iijo dc Arislanic y con¡ancro valicnic
dc Liconcdcs. Al vcrlo dcrrilado cn iicrra,
con¡adcciosc Liconcdcs, caro a Arcs; y,
¡arandosc nuy ccrca dcl cncnigo, arrojo la
rclucicnic lanza, Iirio cn cl Iígado, dclajo dcl
diafragna, a A¡isaon Hi¡asida, ¡asior dc
Ionlrcs, y lc dcjo sin vigor las rodillas. csic
gucrrcro ¡roccdía dc la fcriil Pconia, y cra,
dcs¡ucs dc Asicro¡co, cl quc nas dcscollala cn
cl conlaic. Vioio cacr cl lclicoso Asicro¡co, y,
a¡iadandosc, corrio Iacia cl, dis¡ucsio a ¡clcar
con los danaos. Mas no lc fuc ¡osillc; ¡ucs
cuanios rodcalan ¡or iodas ¡arics a Pairoclo sc
culrían con los cscudos y calalan las lanas.
Ayanic rccorría las filas y dala nucIas ordcncs.
nandala quc ninguno rciroccdicsc,
alandonando cl cadavcr, ni conlaiicndo sc
adclaniara a los dcnas aqucos, sino quc iodos
rodcaran al nucrio y ¡clcaran dc ccrca. Así sc lo
cncargala cl ingcnic Ayanic. La iicrra csiala
rcgada dc ¡ur¡urca sangrc y caían nucrios, unos
cn ¡os dc oiros, nucIos iroyanos, ¡odcrosos
au×iliarcs, y danaos; ¡ucs csios uliinos no
¡clcalan sin dcrranar sangrc, aunquc ¡crccían
cn nucIo ncnor nuncro ¡orquc cuidalan
sicn¡rc dc dcfcndcrsc rccí¡rocancnic cn ncdio
dc la iurla, ¡ara cviiar la crucl nucric.
366 Así conlaiían, con cl ardor dcl fucgo. No
Iulicras dicIo quc aun sulsisiicscn cl sol y
luna, ¡ucs Iallalansc culicrios ¡or la niclla
iodos los gucrrcros ilusircs quc ¡clcalan
alrcdcdor dcl cadavcr dcl Mcnccíada. Los
rcsianics iroyanos y aqucos, dc Icrnosas grclas,
lilrcs dc la olscuridad, lucIalan al ciclo scrcno.
los vivos rayos dcl sol Icrían cl can¡o, sin quc
a¡arccicra ninguna nulc solrc la iicrra ni cn las
nonianas, y cllos conlaiían y dcscansalan
alicrnaiivancnic, Iallandosc a gran disiancia
unos dc oiros y ¡rocurando lilrarsc dc los
dolorosos iiros quc lcs dirigían los conirarios. Y
cn ianio, los dcl ccniro ¡adccían nucIos nalcs a
causa dc la niclla y dcl conlaic, y los nas
valicnics csialan danados ¡or cl crucl lroncc.
Dos varoncs insigncs, Trasincdcs y Aniíloco,
ignoralan aun quc cl c×inio Pairoclo Iulicsc
nucrio y crcían quc, vivo aun, lucIala con los
iroyanos cn la ¡rincra fila. Anlos, aunquc
csialan cn la cucnia dc quc sus con¡ancros
cran nucrios o dcrroiados, ¡clcalan
sc¡aradancnic dc los dcnas; quc así sc io Ialía
ordcnado Ncsior, cuando dcsdc las ncgras navcs
los cnvio a la laialla.
384 Todo cl día sosiuvicron la gran coniicnda
y cl crucl conlaic. Cansados y sudosos icnían
las rodillas, las ¡icrnas y nas alajo los ¡ics, y
nancIados dc ¡olvo las nanos y los ojos,
cuanios ¡clcalan cn iorno dcl valicnic scrvidor
dcl Eacida, dc ¡ics ligcros. Cono un Ionlrc da a
los olrcros, ¡ara quc la csiircn, una ¡icl grandc
dc ioro culicria dc grasa, y cllos, cogicndola, sc
disiriluycn a su alrcdcdor, y iirando iodos salc la
Iuncdad, ¡cncira la grasa y la ¡icl qucda
¡crfcciancnic c×icndida ¡or iodos lados, dc la
nisna nancra iiralan aqucllos dcl cadavcr aca y
aculla, cn un rcducido cs¡acio, y icnían grandcs
cs¡cranzas dc arrasirarlo los iroyanos Iacia Ilio,
y los aqucos a las concavas navcs. Un iunulio
fcroz sc ¡roducía alrcdcdor dcl nucrio; y ni Arcs,
quc cnardccc a los gucrrcros, ni Aicnca ¡or
airada quc csiuvicra, Ialrían Iallado nada quc
laldonar, si io Iulicscn ¡rcscnciado. iarc
funcsio conlaic dc Ionlrcs y calallos susciio
Zcus aqucl día solrc cl cadavcr dc Pairoclo. El
divino Aquilcs ignorala aun la nucric dcl Icroc,
¡orquc la ¡clca sc Ialía cn¡cnado nuy lcjos dc
las vclcras navcs, al ¡ic dcl nuro dc Troya. No sc
figurala quc Iulicsc nucrio, sino quc dcs¡ucs
dc accrcarsc a las ¡ucrias volvcría vivo; ¡orquc
ian¡oco cs¡crala quc llcgara a ionar la ciudad,
ni solo, ni con cl nisno. Así sc io Ialía oído
nucIas vcccs a su nadrc cuando, Iallandolc
sc¡aradancnic dc los dcnas, lc rcvclala cl
¡cnsanicnio dcl gran Zcus. Pcro cnionccs la
diosa no lc anuncio la gran dcsgracia quc
acalala dc ocurrir. la nucric dcl con¡ancro a
quicn nas anala.
412 Los conlaiicnics, llandicndo afiladas
lanzas, sc aconciían coniinuancnic alrcdcdor dcl
cadavcr; y unos a oiros sc naialan. Y Iulo
quicn cnirc los aqucos, dc lroncíncas corazas,
Iallo dc csia nancra.
415 ¡OI anigos! No scría ¡ara nosoiros
accion gloriosa la dc volvcr a las concavas navcs.
Anics la ncgra iicrra sc nos iraguc a iodos; quc
¡rcfcrillc fucra, si Icnos dc ¡crniiir a los
iroyanos, donadorcs dc calallos, quc arrasircn cl
cadavcr a la ciudad y alcanccn gloria.
420 Y a su vcz alguno dc los nagnaninos
iroyanos así dccía.
421 ¡OI anigos! Aunquc la ¡arca Iaya
dis¡ucsio quc sucunlanos iodos junio a csc
Ionlrc, nadic alandonc la laialla.
423 Con ialcs ¡alalras c×ciialan cl valor dc
sus con¡ancros. Scguía cl conlaic, y cl fcrrco
csirc¡iio llcgala al ciclo dc lroncc, a iravcs dcl
infccundo cicr.
426 Los corcclcs dc Aquilcs lloralan, fucra
dcl can¡o dc la laialla, dcsdc quc su¡icron quc
su auriga Ialía sido ¡osirado cn cl ¡olvo ¡or
Hccior, naiador dc Ionlrcs. Por nas quc
Auioncdonic, Iijo valicnic dc Diorcs, los aguijala
con cl flc×illc laiigo y lcs dirigía ¡alalras, ya
suavcs, ya ancnazadoras; ni qucrían volvcr airas,
a las navcs y al vasio Hclcs¡onio, ni cncaninarsc
Iacia los aqucos quc csialan ¡clcando. Cono la
colunna sc naniicnc firnc solrc cl iunulo dc un
varon difunio o dc una nairona, ian innovilcs
¡crnanccían aqucllos con cl nagnífico carro.
Inclinalan la calcza al suclo, dc sus ¡ar¡ados
caían a iicrra ardicnics lagrinas con quc lloralan
la ¡crdida dcl auriga, y las lozanas crincs csialan
nancIadas y caídas a anlos lados dcl yugo.
441 A1 vcrlos llorar, cl Cronion sc
con¡adccio dc cllos, novio la calcza, y, Iallando
consigo nisno, dijo.
443 «¡AI, infcliccs! ¿Por quc os cnircganos al
rcy Pclco, a un norial, csiando vosoiros c×cnios
dc la vcjcz y dc la nucric? ¿Acaso ¡ara quc
iuvicscis ¡cnas cnirc los níscros norialcs?
Porquc no Iay un scr nas dcsgraciado quc cl
Ionlrc, cnirc cuanios rcs¡iran y sc nucvcn
solrc la iicrra. Hccior Prianida no scra llcvado
¡or vosoiros cn cl lalrado carro; no lo ¡crniiirc.
¿Por vcniura no cs lasianic quc sc Iaya
a¡odcrado dc las arnas y sc gloríc dc csia
nancra? Darc fucrza a vucsiras rodillas y a
vucsiro cs¡íriiu, ¡ara quc llcvcis salvo a
Auioncdonic dcsdc la laialla a las concavas
navcs; y conccdcrc gloria a los iroyanos, los
cualcs scguiran naiando Iasia quc llcgucn a las
navcs dc nucIos lancos, sc ¡onga cl sol y la
sagrada olscuridad solrcvcnga.»
456 Así dicicndo, infundio gran vigor a los
calallos. sacudicron csios cl ¡olvo dc las crincs y
arrasiraron vclozncnic cl ligcro carro Iacia los
iroyanos y los aqucos. Auioncdonic, aunquc
afligido ¡or la sucric dc su con¡ancro, qucría
conlaiir dcsdc cl carro, y con los corcclcs sc
ccIala solrc los cncnigos cono cl luiirc solrc
los ansarcs; y con la nisna facilidad Iuía dcl
iunulio dc los iroyanos, quc arrcnciía a la gran
iurla dc cllos ¡ara scguirlcs cl alcancc. Pcro no
naiala Ionlrcs cuando sc lanzala a ¡crscguir,
¡orquc, csiando solo cn cl sagrado asicnio, no lc
cra ¡osillc aconcicr con la lanza y sujciar al
nisno iicn¡o los vcloccs calallos. Violc al fin su
con¡ancro Alcincdonic, Iijo dc Lacrccs
Hcnonida; y, ¡onicndosc dciras dcl carro, dijo a
Auioncdonic.
469 ¡Auioncdonic! ¿Quc dios ic Ia sugcrido
ian inuiil ¡ro¡osiio dcniro dcl ¡ccIo y io Ia
¡rivado dc ic lucn juicio? ¿Por quc, csiando solo,
conlaics con los iroyanos cn la ¡rincra fila? Tu
con¡ancro rccilio la nucric, y Hccior sc
vanagloria dc culrir sus Ionlros con las arnas
dcl Eacida.
474 Fcs¡ondiolc Auioncdonic, Iijo dc
Diorcs.
475 ¡Alcincdonic! ¿Cual oiro aquco ¡odría
sujciar o aguijar csios calallos innorialcs ncjor
quc iu, si no fucra Pairoclo, conscjcro igual a los
dioscs, nicniras csiuvo vivo? Pcro ya la nucric y
la ¡arca io alcanzaron. Fccogc cl laiigo y las
lusirosas ricndas, y yo lajarc dcl carro ¡ara
conlaiir.
481 Así dijo. Alcincdonic, sulicndo cn
scguida al vcloz carro, cn¡uno cl laiigo y las
ricndas, y Auioncdonic salio a iicrra. Adviriiolo
cl csclarccido Hccior; y al noncnio dijo a Encas,
quc a su lado csiala.
485 ¡Encas, conscjcro dc los iroyanos, dc
lroncíncas corazas! Advicrio quc los corcclcs dcl
Eacida, ligcro dc ¡ics, a¡arcccn nucvancnic cn la
lid guiados ¡or aurigas dclilcs. Y crco quc nc
a¡odcraría dc los nisnos, si iu quisicras
ayudarnc; ¡ucs, arrcnciicndo nosoiros a los
aurigas, csios no sc.. aircvcran a rcsisiir ni a
¡clcar frcnic a frcnic.
491 Así dijo; y cl valcroso Iijo dc Anquiscs no
dcjo dc olcdcccrlc. Anlos ¡asaron adclanic,
¡roicgicndo sus Ionlros con solidos cscudos dc
¡iclcs sccas dc lucy, culicrias con grucsa ca¡a
dc lroncc. Siguicronlcs Cronio y cl dcifornc
Arcio, quc icnían grandcs cs¡cranzas dc naiar a
los aurigas y llcvarsc los corcclcs dc crguido
cucllo. ¡Inscnsaios! No sin dcrranar sangrc
Ialían dc csca¡ar dc Auioncdonic. Ésic, orando
al ¡adrc Zcus, llcno dc fucrza y vigor las ncgras
cniranas; y cn scguida dijo a Alcincdonic, su ficl
con¡ancro.
501 ¡Alcincdonic! No icngas los calallos lcjos
dc ní; sino ian ccrca, quc sicnia su rcsucllo
solrc ni cs¡alda. Crco quc Hccior Prianida no
calnara su ardor Iasia quc sula al carro dc
Aquilcs y golicrnc los corcclcs dc Icrnosas
crincs, dcs¡ucs dc darnos nucric a nosoiros y
dcslaraiar las filas dc los gucrrcros argivos; o cl
nisno sucunla, ¡clcando con los conlaiicnics
dclanicros.
507 Así Ialicndo Iallado, llano a los dos
Ayanics y a Mcnclao.
508 ¡Ayanics, caudillos dc los argivos!
¡Mcnclao! Dcjad a los nas fucrics cl cuidado dc
rodcar al nucrio y dcfcndcrlo, rccIazando las
Iaccs cncnigas; y vcnid a lilrarnos dcl día crucl
a nosoiros quc aun vivinos, ¡ucs sc dirigcn a
csia ¡aric, corricndo ¡or cl luciuoso conlaic,
Hccior y Encas, quc son los nas valicnics dc los
iroyanos. En la nano dc los dioscs csia io quc
Iaya dc ocurrir. Yo arrojarc ni lanza, y Zcus sc
cuidara dcl rcsio.
516 Dijo; y, llandicndo la ingcnic lanza,
accrio a dar cn cl cscudo liso dc Arcio, quc no
logro dcicncr a aquclla. airavcsolo la ¡unia dc
lroncc, y rasgando cl ciniuron sc clavo cn cl
cn¡cinc dcl gucrrcro. Cono un jovcn Iicrc con
afilada scgur a un lucy noniaraz ¡or dciras dc
las asias, lc coria cl ncrvio y cl aninal da un salio
y cac, dc csia nancra cl iroyano salio y cayo loca
arrila y la lanza aguda, vilrando aun cn sus
cniranas, dcjolc sin vigor los nicnlros. Hccior
arrojo la rclucicnic lanza conira Auioncdonic,
¡cro csic, cono la vicra vcnir, cviio cl gol¡c
inclinandosc Iacia adclanic. la fornida lanza sc
clavo cn cl suclo dciras dc cl, y cl rcgaion
icnllala; ¡cro ¡ronio la in¡ciuosa arna ¡crdio
su fucrza. Y sc aiacaron dc ccrca con las cs¡adas,
si no lcs Iulicscn olligado a sc¡ararsc los dos
Ayanics; los cualcs, cnardccidos, alricronsc ¡aso
¡or la iurla y acudicron a las voccs dc su anigo.
Tcnicronlos Hccior, Encas y cl dcifornc Cronio,
y, rciroccdicndo, dcjaron a Arcio, quc yacía cn cl
suclo con cl corazon iras¡asado. Auioncdonic,
igual al vcloz Arcs, dcs¡ojolc dc las arnas y,
gloriandosc, ¡ronuncio csias ¡alalras.
538 El ¡csar dc ni corazon ¡or la nucric dcl
Mcnccíada sc Ia aliviado un ¡oco; aunquc lc cs
infcrior cl varon a quicn Ic dado nucric.
540 Así dicicndo, iono y ¡uso cn cl carro los
sangricnios dcs¡ojos; y cn scguida sulio al
nisno, con los ¡ics y las nanos cnsangrcniados
cono cl lcon quc Ia dcvorado un ioro.
543 Dc nucvo sc iralo una ¡clca
cncarnizada, funcsia, luciuosa, cn iorno dc
Pairoclo. E×ciio la lid a Aicnca, quc vino dcl ciclo,
cnviada a socorrcr a los danaos ¡or cl
largovidcnic Zcus, cuya ncnic Ialía canliado.
Dc la sucric quc Zcus iicndc cn cl ciclo cl
¡ur¡urco arco iris, cono scnal dc una gucrra o dc
un invicrno ian frío quc olliga a sus¡cndcr las
lalorcs dcl can¡o y cnirisiccc a los rclanos, dc
csic nodo la diosa, cnvuclia cn ¡ur¡urca nulc,
¡cnciro ¡or las iro¡as aqucas y anino a cada
gucrrcro. Princro cndcrczo sus ¡asos Iacia cl
fucric Mcnclao, Iijo dc Airco, quc sc Iallala
ccrca; y, ionando la figura y voz infaiigallc dc
Fcni×, lc c×Iorio dicicndo.
556 Scría ¡ara ii, oI Mcnclao, noiivo dc
vcrgucnza y dc o¡rolio quc los vcloccs ¡crros
dcs¡cdazaran ccrca dcl nuro dc Troya cl cadavcr
dc quicn fuc con¡ancro ficl dcl ilusirc Aquilcs.
¡Conlaic dcnodadancnic y anina a iodo cl
cjcrciio!
560 Fcs¡ondiolc Mcnclao, valicnic cn la
¡clca.
561 ¡Padrc Fcni×, anciano rcs¡ciallc! Ojala
Aicnca nc infundicsc vigor y nc lilrasc dcl
ín¡ciu dc los iiros. Yo quisicra ¡oncrnc al lado
dc Pairoclo y dcfcndcrlo, ¡orquc su nucric
connovio nucIo ni corazon; ¡cro Hccior iicnc la
icrrillc fucrza dc una llana, y no ccsa dc naiar
con cl lroncc, ¡roicgido ¡or Zcus, quc lc da
gloria.
567 Así dijo. Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza, Iolgandosc dc quc aqucl la invocara la
¡rincra cnirc iodas las dcidadcs, lc vigorizo los
Ionlros y las rodillas, a infundio cn su ¡ccIo la
audacia dc la nosca, la cual, aunquc sca
aIuycniada rc¡ciidas vcccs, vuclvc a ¡icar
¡orquc la sangrc Iunana lc cs agradallc; dc una
audacia scncjanic llcno la diosa las ncgras
cniranas dcl Icroc. Encaninosc Mcnclao Iacia cl
cadavcr dc Pairoclo y dcs¡idio la rclucicnic lanza.
Hallalasc cnirc los iroyanos Podcs, Iijo dc
Eciion, rico y valicnic, a quicn Hccior Ionrala
nucIo cn la ciudad ¡orquc cra su con¡ancro
qucrido cn los fcsiincs; a csic, quc ya cn¡rcndía
la fuga, airavcsolo cl rulio Mcnclao con la
lroncínca lanza quc sc clavo cn cl ccnidor, y cl
iroyano cayo con csirc¡iio. A1 ¡unio, cl Airida
Mcnclao arrasiro cl cadavcr dcsdc los iroyanos
adondc sc Iallalan sus anigos.
582 A¡olo inciio a Hccior, ¡onicndosc a su
lado dcs¡ucs dc ionar la figura dc Fcno¡c
Asíada; csic icnía la casa cn Alidcs, y cra ¡ara cl
Icroc cl nas qucrido dc sus Iucs¡cdcs. Así
iransfigurado, dijo A¡olo, cl quc Iicrc dc lcjos.
586 ¡Hccior! ¿Cual oiro aquco ic icncra,
cuando Iuycs icncroso anic Mcnclao, quc
sicn¡rc fuc gucrrcro dclil y aIora cl solo Ia
lcvaniado y sc llcva fucra dcl alcancc dc los
iroyanos cl cadavcr dc iu ficl anigo a quicn naio,
dcl quc ¡clcala con dcnucdo cnirc los
conlaiicnics dclanicros, dc Podcs, Iijo dc
Eciion?
591 Así dijo, y ncgra nulc dc ¡csar cnvolvio a
Hccior, quc cn scguida airavcso las ¡rincras
filas, culicrio dc rclucicnic lroncc. Enionccs cl
Cronida iono la cs¡lcndorosa cgida floqucada,
culrio dc nulcs cl Ida, rclan¡aguco y irono
fucricncnic, agiio la cgida, y dic la vicioria a los
iroyanos, ¡onicndo cn fuga a los aqucos.
597 El ¡rincro quc Iuyo fuc Pcnclco, cl
lcocio, ¡cr Ialcr rccilido, vuclio sicn¡rc dc cara
a los iroyanos, una Icrida lcvc cn cl Ionlrc; y
Polidananic, accrcandosc a cl, lc arrojo la lanza,
quc dcsgarro la ¡icl y llcgo Iasia cl Iucso.
Hccior, a su vcz, Iirio cn la nuncca y dcjo fucra
dc conlaic a Lciio, Iijo dcl nagnanino Alccirion;
cl cual Iuyo cs¡aniado y nirando cn iorno suyo,
¡orquc ya no cs¡crala quc con la lanza cn la
nano ¡udicsc conlaiir con los iroyanos. Conira
Hccior, quc ¡crscguía a Lciio, arrojo Idoncnco su
lanza y lc dio un loic cn cl ¡cio dc la coraza,
junio a la iciilla; ¡cro ron¡iosc aquclla cn la
union dcl asia con cl Iicrro; y los iroyanos
griiaron. Hccior dcs¡idio su lana conira
Idoncnco Dcucalida, quc ila cn un carro; y ¡or
¡oco no accrio a Icrirlo; ¡cro cl lroncc sc clavo
cn Ccrano, cscudcro y auriga dc Mcrioncs, a
quicn acon¡anala dcsdc quc ¡ariicron dc la licn
consiruida Licio. Idoncnco salio aqucl día dc las
corvas navcs al can¡o, cono infanic; y Iulicra
¡rocurado a los iroyanos un gran iriunfo, si no
Iulicsc llcgado Ccrano guiando los vcloccs
corcclcs. csic fuc su salvador, ¡orquc lc lilro dcl
día crucl al ¡crdcr la vida a nanos dc Hccior,
naiador dc Ionlrcs. A Ccrano, ¡ucs, Iiriolc
Hccior dclajo dc la quijada y dc la orcja. la ¡unia
dc la lanza Iizo saliar los dicnics y airavcso la
lcngua. El gucrrcro cayo dcl carro, y dcjo quc las
ricndas vinicran al suclo. Mcrioncs, inclinandosc,
rccogiolas, y dijo a Idoncnco.
622 Aquija con cl laiigo los calallos Iasia
quc llcgucs a las vclcras navcs; ¡ucs ya iu nisno
conoccs quc no scran los aqucos quicncs
alcanccn la vicioria.
624 Así Iallo; a Idoncnco fusiigo los corcclcs
dc Icrnosas crincs, guiandolos Iacia las
concavas navcs, ¡orquc cl icnor Ialía cnirado
cn su corazon.
626 No lcs ¡aso inadvcriido al nagnanino
Ayanic y a Mcnclao quc Zcus oiorgala a los
iroyanos la inconsianic vicioria. Y cl gran Ayanic
Tclanonio fuc cl ¡rincro cn dccir.
629 ¡OI dioscs! Ya Iasia cl nas sin¡lc
conoccría quc cl ¡adrc Zcus favorccc a los
iroyanos. Los iiros dc iodos cllos, sca colardc o
valicnic cl quc dis¡ara, no ycrran cl llanco,
¡orquc Zcus los cncanina; nicniras quc los
nucsiros cacn al suclo sin danar a nadic. Ea,
¡cnscnos cono nos scra nas facil sacar cl
cadavcr y volvcrnos, ¡ara rcgocijar a nucsiros
anigos; los cualcs dclcn dc ailigirsc nirando
Iacia aca, y sin duda ¡icnsan quc ya no ¡odcnos
rcsisiir la fucrza y las invicias nancs dc Hccior,
naiador dc Ionlrcs, y ¡ronio icndrcnos quc
cacr cn las ncgras navcs. Ojala algun anigo
avisara ra¡idancnic al Pclida, ¡ucs no crco quc
sc¡a la infausia nucva dc quc Ia nucrio su
con¡ancro anado. Pcro no ¡ucdo disiinguir cnirc
los aqucos a nadic ca¡az dc Iaccrlo, culicrios
cono csian ¡or dcnsa niclla Ionlrcs y calallos.
¡Padrc Zcus! ¡Lilra dc la cs¡csa niclla a los
aqucos, scrcna cl ciclo, conccdc quc nucsiros ojos
vcan, y dcsiruycnos cn la luz, ya quc así ic ¡lacc!
648 Así dijo; y cl ¡adrc, con¡adccido dc vcrlc
dcrranar lagrinas, disi¡o cn cl acio la
olscuridad y a¡ario la niclla. Drillo cl sol y ioda
la laialla qucdo alunlrada. Y cnionccs dijo
Ayanic a Mcnclao, valicnic cn la ¡clca.
651 Mira aIora, Mcnclao, alunno dc Zcus, si
vcs a Aniíloco, Iijo dcl nagnanino Ncsior, vivo
aun; y cnvíalc ¡ara quc vaya corricndo a dccir al
lclicoso Aquilcs quc Ia nucrio su con¡ancro
nas anado.
655 Así dijo; y Mcnclao, valicnic cn la ¡clca,
olcdccio y sc fuc, cono sc alcja dcl csiallo un
lcon dcs¡ucs dc irriiar a los cancs y a los
Ionlrcs quc, vigilando ioda la nocIc, no lc Ian
dcjado concr los ¡ingucs lucycs cl aninal, avido
dc carnc, aconcic, ¡cro nada consiguc ¡orquc
audaccs nanos lc arrojan nucIos vcnallos y
icas cnccndidas quc lc Iaccn icncr, aunquc csia
cnfurccido; y al dcs¡uniar la aurora sc va con cl
corazon ailigido. dc ian nala gana, Mcnclao,
valicnic cn la ¡clca, sc a¡ariala dc Pairoclo,
¡orquc scniía gran icnor dc quc los aqucos,
vcncidos ¡or cl fucric nicdo, lo dcjaran y fucra
¡rcsa dc los cncnigos. Y sc lo rcconcndo nucIo
a Mcrioncs y a los Ayanics, dicicndolcs.
669 ¡Ayanics, caudillos dc los argivos!
¡Mcrioncs! Acordaos aIora dc la nanscdunlrc
dcl níscro Pairoclo, cl cual su¡o scr anallc con
iodos nicniras gozo dc vida. Pcro ya la nucric y
la ¡arca lc alcanzaron.
673 DicIo csio, cl rulio Mcnclao ¡ariio
nirando a iodas ¡arics cono cl aguila (cl avc,
scgun diccn, dc visia nas ¡crs¡icaz cnirc
cuanias vuclan ¡or cl ciclo}, a la cual, aun
csiando cn las aliuras, no lc ¡asa inadvcriida
una liclrc dc ¡ics ligcros ccIada dclajo dc un
arlusio frondoso, y sc alalanza a clla y cn un
insianic la cogc y lc quiia la vida; dcl nisno
nodo, oI Mcnclao, alunno dc Zcus, ius
lrillanics ojos dirigíansc a iodos lados, ¡or la
iurla nuncrosa dc los con¡ancros, ¡ara vcr si
¡odrías Iallar vivo al Iijo dc Ncsior. Pronio lc
disiinguio a la izquicrda dcl conlaic, dondc
aninala a sus con¡ancros y lcs inciiala a
¡clcar. Y dcicnicndosc a su lado, Iallolc así cl
rulio Mcnclao.
685 ¡Ea, vcn aca, Aniíloco, alunno dc Zcus, y
salras una infausia nucva quc ojala no dclicra
daric! Crco quc iu nisno conoccras, con solo
icndcr la visia, quc un dios nos nanda la dcrroia
a los danaos y quc la vicioria cs dc los iroyanos.
Ha nucrio cl nas valicnic aquco, Pairoclo, y los
danaos lc ccIan nuy dc ncnos. Corrc Iacia las
navcs aqucas y anuncialo a Aquilcs; ¡or si,
dandosc ¡risa cn vcnir, ¡ucdc llcvar a su lajcl cl
cadavcr dcsnudo, ¡ucs las arnas las iicnc
Hccior, cl dc ircnolanic casco.
694 Así dijo. Esircncciosc Aniíloco al oírlc,
csiuvo un lucn raio sin ¡odcr Iallar, llcnaronsc
dc lagrinas sus ojos y la voz sonora sc lc corio.
Mas no ¡or csio dcscuido dc cun¡lir la ordcn dc
Mcnclao. cnircgo las arnas a Laodoco, cl c×inio
con¡ancro quc a su lado rcgía los solí¡cdos
calallos, y ccIo a corrcr.
700 Llcvado ¡or sus ¡ics fucra dcl conlaic,
fucsc llorando a dar al Pclida Aquilcs la irisic
noiicia. Y a ii, oI Mcnclao, alunno dc Zcus, no ic
aconscjo cl anino quc ic qucdaras a11í ¡ara
socorrcr a los faiigados con¡ancros dc Aniíloco,
aunquc los ¡ilios ccIalan nuy dc ncnos a su
jcfc. Enviolcs, ¡ucs, cl divino Trasincdcs; y
volvicndo a la carrcra Iacia cl cadavcr dcl Icroc
Pairoclo, sc dciuvo junio a los Ayanics, y cn
scguida lcs dijo.
708 Ya Ic cnviado a aqucl a las vclcras
navcs, ¡ara quc sc ¡rcscnic a Aquilcs, cl dc los
¡ics ligcros; ¡cro no crco quc Aquilcs vcnga cn
scguida, ¡or nas airado quc csic con cl divino
Hccior, ¡orquc sin arnas no ¡odra conlaiir con
los iroyanos. Pcnscnos nosoiros nisnos cono
nos scra nas facil sacar cl cadavcr y lilrarnos, cn
la lucIa con los iroyanos, dc la nucric y la ¡arca.
715 Fcs¡ondiolc cl gran Ayanic Tclanonio.
716 O¡oriuno cs cuanio dijisic, íncliio
Mcnclao. Tu y Mcrioncs iniroducíos ¡roniancnic,
lcvaniad cl cadavcr y sacadlo dc la lid. Y nosoiros
dos, quc icncrnos igual anino, llcvanos cl nisno
nonlrc y sicn¡rc Icnos sosicnido junios cl vivo
conlaic, os scguircnos, ¡clcando a vucsira
cs¡alda con los iroyanos y cl divino Hccior.
722 Así dijo. Aqucllos cogicron al nucrio y
alzaronlo nuy alio; y griio cl cjcrciio iroyano al
vcr quc los aqucos lcvanialan cl cadavcr.
Arrcnciicron los iroyanos cono los ¡crros quc,
adclaniandosc a los jovcncs cazadorcs, ¡crsigucn
al jalalí Icrido; así cono csios corrcn dciras dcl
jalalí y anIclan dcs¡cdazarlo, ¡cro, cuando cl
aninal, fiado cn su fucrza, sc vuclvc, rciroccdcn y
cs¡aniados sc dis¡crsan; dcl nisno nodo los
iroyanos scguían cn iro¡cl y Icrían a los aqucos
con las cs¡adas y lanzas dc dollc filo; ¡cro,
cuando los Ayanics volvicron la cara y sc
dciuvicron, a iodos sc lcs nudo cl color dcl
scnllanic y ninguno oso adclaniarsc ¡ara
dis¡uiarlcs cl cadavcr.
733 Dc ial nancra anlos caudillos llcvalan
¡rcsurosos cl cadavcr dcsdc la laialla Iacia las
concavas navcs. Tras cllos susciiosc fcroz
conlaic. cono cl fucgo quc ¡rcndc cn una
ciudad, sc lcvania dc ¡ronio y rcs¡landccc, y las
caws sc arruinan cnirc grandcs llanas quc cl
vicnio, cnfurccido, nucvc; dc igual sucric, un
Iorrísono iunulio dc calallos y gucrrcros
acon¡anala a los quc sc ilan rciirando. Así
cono nulos vigorosos sacan dcl nonic y
arrasiran ¡or as¡cro canino una viga o un gran
ironco dcsiinado a nasiil dc navío, y a¡rcsuran cl
¡aso, ¡cro su anino csia alaiido ¡or cl cansancio
y cl sudor. dc la nisna nancra anlos caudillos
irans¡orialan aninosancnic cl cadavcr. Dciras
dc cllos, los Ayanics conicnían a los iroyanos
cono cl valladar sclvoso c×icndido ¡or gran ¡aric
dc la llanura rcfrcna las corricnics ¡crjudicialcs
dc los ríos dc curso arrclaiado, lcs Iacc iorccr cl
canino y lcs scnala cl caucc ¡or dondc iodos Ian
dc corrcr, y janas los ríos ¡ucdcn ron¡crlo con la
fucrza dc sus aguas; dc scncjanic nodo, los
Ayanics a¡arialan a los iroyanos quc lcs scguían
¡clcando, cs¡ccialncnic Encas Anquisíada y cl
¡rcclaro Hccior. Cono vucla una landada dc
csiorninos o grajos, dando Iorrillcs cIillidos,
cuando vcn al gavilan quc irac la nucric a los
¡ajarillos, así cnionccs los aqucos, ¡crscguidos
¡or Encas y Hccior, corrían cIillando
Iorrillcncnic y sc olvidalan dc conlaiir.
MucIas arnas Icrnosas dc los danaos fugiiivos
caycron cn cl foso o cn sus orillas, y la laialla
coniinuala sin inicrnision alguna.

CANTO XVIII*
FabrIcacIón de Ias armas

¯ Aquilcs, al cnicrarsc dc la noiicia
dc la nucric dc su anigo Pairoclo,
ansía vcngarlo. Su nadrc, Tciis,
¡idc a Hcfcsio quc falriquc un
cscudo quc rccn¡lacc al quc Hccior
iono cono loiín dcl cadavcr dc
Pairoclo.

1 Micniras los iroyanos y los aqucos
conlaiían con cl ardor dc alrasadora llana,
Aniíloco, ncnsajcro dc vcloccs ¡ics, fuc cn lusca
dc Aquilcs. Hallolc junio alas navcs, dc alias
¡o¡as, y ya cl Icroc ¡rcscniía lo ocurrido; ¡ucs,
ginicndo, a su nagnanino cs¡íriiu así lc
Iallala.
6 ¡Ay dc ní! ¿Por quc los nclcnudos aqucos
vuclvcn a scr dcrroiados, y corrcn aiurdidos ¡or
la llanura con dircccion a las navcs? Tcno quc
los dioscs nc Iayan causado la dcsgracia crucl
¡ara ni corazon, quc nc anuncio ni nadrc
dicicndo quc cl nas valicnic dc los nirnidoncs
dcjaría dc vcr la luz dcl sol, a nanos dc los
iroyanos, anics dc quc yo fallccicra. Sin duda Ia
nucrio cl csforzado Iijo dc Mcnccio. ¡Infcliz! Yo lc
nandc quc, ian ¡ronio cono a¡ariasc cl fucgo
cncnigo, rcgrcsara a los lajclcs y no quisicra
¡clcar valcrosancnic con Hccior.
15 Micniras ialcs ¡cnsanicnios rcvolvía cn
su ncnic y cn su corazon, llcgo cl Iijo dcl ilusirc
Ncsior; y, dcrranando ardicnics lagrinas, diolc la
irisic noiicia.
18 ¡Ay dc ní, Iijo dcl agucrrido Pclco! Salras
una infausia nucva, una cosa quc no Iulicra dc
Ialcr ocurrido. Pairoclo yacc cn cl suclo, y
iroyanos y aqucos conlaicn cn iorno dcl cadavcr
dcsnudo, ¡ucs Hccior, cl dc ircnolanic casco,
iicnc la arnadura.
22 Así dijo; y ncgra nulc dc ¡csar cnvolvio a
Aquilcs. El Icroc cogio ccniza con anlas nanos,
dcrranola solrc su calcza, afco cl gracioso rosiro
y la ncgra ccniza nancIo la divina iunica;
dcs¡ucs sc icndio cn cl ¡olvo, ocu¡ando un gran
cs¡acio, y con las nanos sc arrancala los
calcllos. Las csclavas quc Aquilcs y Pairoclo
Ialían cauiivado salicron afligidas; y, dando
agudos griios, fucron dcsdc la ¡ucria a rodcar a
Aquilcs; iodas sc gol¡calan cl ¡ccIo y scniían
dcsfallcccr sus nicnlros. Aniíloco ianlicn sc
lancniala, vcriía lagrinas y icnía dc las nanos a
Aquilcs, cuyo gran corazon dcsIacíasc cn
sus¡iros, ¡or cl icnor dc quc sc coriasc la
gargania con cl Iicrro. Dio Aquilcs un Iorrcndo
gcnido; oyolc su vcncranda nadrc, quc sc
Iallala cn cl fondo dcl nar, junio al ¡adrc
anciano, y ¡rorrun¡io cn sollozos; y cuanias
diosas ncrcidas Ialía cn aqucllas ¡rofundidadcs,
iodas sc congrcgaron a su alrcdcdor. Allí csialan
Claucc, Talía, Cinodocc, Ncsca, Es¡ío, Toc,
Halia, la dc ojos dc novilla, Cinoioc, Acica,
Linnorca, Mcliic, Ycra, Anfíioc, Ágavc, Doio,
Proio, Fcrusa, Dinancnc, Dc×ancnc, Anfínonc,
Calianira, Doridc, Pano¡c, la cclclrc Calaica,
Ncncrics, A¡scudcs, Calianasa, Clíncnc, Yanira,
Yanasa, Mcra, Oriiía, Anaiía, la dc Icrnosas
ircnzas, y las rcsianics ncrcidas quc Ialiian cn
cl Iondo dcl nar. La llanquccina gruia sc llcno
dc ninfas, y iodas sc gol¡calan cl ¡ccIo. Y Tciis,
dando ¡rinci¡io a los lancnios, c×clano.
52 Oíd, Icrnanas ncrcidas, ¡ara quc sc¡ais
cuanias ¡cnas sufrc ni corazon. ¡Ay dc ní,
dcsgraciada! ¡Ay dc ní, nadrc infcliz dc un
valicnic! Parí a un Iijo ilusirc, fucric a insignc
cnirc los Icrocs, quc crccio scncjanic a un arlol;
lc cric cono a una ¡lania cn icrrcno fcriil y io
nandc a Ilio cn las corvas navcs ¡ara quc
conlaiicra con los iroyanos; y ya no lc rccilirc
oira vcz, ¡orquc no volvcra a ni casa, a la
nansion dc Pclco. Micniras vivc y vc la luz dcl sol
csia angusiiado, y no ¡ucdo, aunquc a cl nc
accrquc, llcvarlc socorro. Irc a vcr al Iijo qucrido
y nc dira quc ¡csar lc afligc aIora quc no
inicrvicnc cn las laiallas.
65 Así dicicndo, salio dc la gruia; las ncrcidas
la acon¡anaron llorosas, y las olas dcl nar sc
ron¡ían cn iorno dc cllas. Cuando llcgaron a la
fcriil Troya, sulicron iodas a la ¡laya dondc las
nucIas navcs dc los nirnidoncs Ialían sido
colocadas junio a la dcl vcloz Aquilcs. La
vcncranda nadrc sc accrco al Icroc, quc
sus¡irala ¡rofundancnic; y, ron¡icndo cl airc
con agudos clanorcs, alrazolc la calcza, y cn
iono lasiincro ¡ronuncio csias aladas ¡alalras.
73 ¡Hijo! ¿Por quc lloras? ¿Quc ¡csar ic Ia
llcgado al alna? Halla; no nc io oculics. Zcus Ia
cun¡lido lo quc iu, lcvaniando las nanos, lc
¡cdisic. quc iodos los aqucos, ¡rivados dc ii,
fucran acorralados junio a las navcs y ¡adccicran
vcrgonzosos dcsasircs.
78 E×Ialando ¡rofundos sus¡iros, conicsio
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros.
79 ¡Madrc nía! El Olín¡ico, cfcciivancnic, lo
Ia cun¡lido; ¡cro ¿quc ¡laccr ¡ucdc ¡roducirnc,
Ialicndo nucrio Pairoclo, cl ficl anigo a quicn
a¡rcciala solrc iodos los con¡ancros y ianio
cono a ni ¡ro¡ia calcza? Lo Ic ¡crdido, y
Hccior, dcs¡ucs dc naiarlo, lc dcs¡ojo dc las
arnas ¡rodigiosas, cncanio dc la visia,
nagníficas, quc los dioscs rcgalaron a Pclco,
cono cs¡lcndido ¡rcscnic, cl día cn quc lo
colocaron cn cl ialano dc un Ionlrc norial.
Ojala Iulicras scguido Ialiiando cn cl nar con
las innorialcs ninfas, y Pclco Iulicsc ionado
cs¡osa norial. Mas no succdio así, ¡ara quc sca
inncnso cl dolor dc iu alna cuando nucra iu
Iijo, a quicn ya no rcciliras vuclio a la ¡airia,
¡ucs ni anino no nc inciia a vivir, ni a
¡crnancccr cnirc los Ionlrcs, si Hccior no
¡icrdc la vida, airavcsado ¡or ni lanza,
rccilicndo dc csic nodo la condigna ¡cna ¡or la
nucric dc Pairoclo Mcnccíada.
94 Fcs¡ondiolc Tciis, dcrranando lagrinas.
95 Drcvc scra iu c×isicncia, a juzgar ¡or lo
quc diccs, ¡ucs la nucric ic aguarda así quc
Hccior ¡crczca.
97 Conicsio nuy afligido Aquilcs, cl dc los
¡ics ligcros.
98 Mucra yo cn cl acio, ya quc no ¡udc
socorrcr al anigo cuando lo naiaron. Ia ¡crccido
lcjos dc su ¡aís y sin icncrnc al lado ¡ara quc lc
lilrara dc la dcsgracia. AIora, ¡ucsio quc no Ic
dc volvcr a la ¡airia iicrra, ni Ic salvado a
Pairoclo ni a los nucIos anigos quc nuricron a
nanos dcl divino Hccior, ¡crnanczco cn las
navcs cual inuiil ¡cso dc la iicrra, sicndo ial cn la
laialla cono ninguno dc los aqucos, dc
lroncíncas corazas, ¡ucs cn cl agora oiros nc
su¡cran. Ojala ¡crccicra la discordia ¡ara los
dioscs y ¡ara los Ionlrcs, y con clla la ira, quc
cncruclccc Iasia al Ionlrc scnsaio cuando nas
dulcc quc la nicl sc iniroducc cn cl ¡ccIo y va
crccicndo cono cl Iuno. Así nc irriio cl rcy dc
Ionlrcs, Agancnon. Pcro dcjcnos io ¡asado,
aunquc afligidos, ¡ucs cs ¡rcciso rcfrcnar cl furor
dcl ¡ccIo. Irc a luscar al naiador dcl anigo
qucrido, a Hccior; y yo rccilirc la nucric cuando
lo dis¡ongan Zcus y los dcnas dioscs innorialcs.
Pucs ni cl fornido Hcracics ¡udo lilrarsc dc clla,
con scr carísino al solcrano Zcus Cronida, sino
quc la ¡arca y la colcra funcsia dc Hcra lc
Iicicron sucunlir. Así yo, si Ic dc icncr igual
nucric, yaccrc cn la iunla cuando nucra; nas
aIora ganarc gloriosa fana y Iarc quc algunas dc
las naironas iroyanas o dardanias, dc ¡rofundo
scno, dcn fucrics sus¡iros y con anlas nanos sc
cnjugucn las lagrinas dc sus iicrnas ncjillas.
Conozcan quc duranic largo iicn¡o nc Ic
alsicnido dc conlaiir. Y iu, aunquc nc ancs, no
nc ¡roIílas quc ¡clcc, quc no lograras
¡crsuadirnc.
127 Fcs¡ondiolc Tciis, la dc argcnicos ¡ics.
128 Sí, Iijo, cs jusio, y no ¡ucdc rc¡rolarsc
quc lilrcs a los afligidos con¡ancros dc una
nucric icrrillc; ¡cro io nagnífica arnadura dc
lucicnic lroncc la iicncn los iroyanos, y Hccior, cl
dc ircnolanic casco, sc vanagloria dc culrir con
clla sus Ionlros. Con iodo cso, nc figuro quc no
durara nucIo su jaciancia, ¡ucs ya la nucric sc
lc avccina. Tu no ¡cncircs cn la coniicnda dc
Arcs Iasia quc con ius ojos nc vcas volvcr; y
nanana, al ron¡cr cl alla, vcndrc a iracric una
Icrnosa arnadura falricada ¡or Hcfcsio.
138 Cuando así Iulo Iallado, dcjo a su Iijo;
y volvicndosc a sus Icrnanas dc la nar, lcs dijo.
140 Dajad vosoiras al ancIuroso scno dcl
nar ¡ara vcr al anciano narino y cl ¡alacio dcl
¡adrc, a quicn sc lo coniarcis iodo; y yo sulirc al
clcvado Olin¡o ¡ara quc Hcfcsio, cl ilusirc
ariíficc, dc a ni Iijo una nagnífica y rclucicnic
arnadura.
145 Así Iallo. Las ncrcidas sc suncrgicron
¡rcsiancnic cn las olas dcl nar, y Tciis, la diosa
dc argcnicos ¡ics, cndcrczo sus ¡asos al Olin¡o
¡ara ¡rocurar a su Iijo las nagníficas arnas.
148 Micniras la diosa sc cncaninala al
Olin¡o, los aqucos, dc Icrnosas grclas,
Iuycndo con griicría inncnsa a visia dc Hccior,
naiador dc Ionlrcs, llcgaron a las navcs y al
Hclcs¡onio; y ya no ¡odían sacar fucra dc los
iiros cl cadavcr dc Pairoclo, cscudcro dc Aquilcs,
¡orquc dc nucvo los alcanzaron los iroyanos con
sus carros y Hccior, Iijo dc Príano, quc ¡or su
vigor ¡arccía una llana. Trcs vcccs cl csclarccido
Hccior asio a Pairoclo ¡or los ¡ics a inicnio
arrasirarlo, c×Ioriando con Iorrcndos griios a los
iroyanos; ircs vcccs los dos Ayanics, rcvcsiidos
dc in¡ciuoso valor, lc rccIazaron. Hccior,
confiando cn su fucrza, unas vcccs sc arrojala a
la ¡clca, oiras sc dcicnía y dala grandcs voccs,
¡cro nunca sc rciirala dcl iodo. Cono los
¡asiorcs ¡asan la nocIc cn cl can¡o y no
consigucn a¡ariar dc la ¡rcsa a un fogoso lcon
nuy Ianlricnio; dc scncjanic nodo, los
lclicosos Ayanics no logralan aIuycniar dcl
cadavcr a Hccior Prianida. Y csic io arrasirara,
consiguicndo inncnsa gloria, si no sc Iulicsc
¡rcscniado al Pclion, ¡ara aconscjarlc quc ionasc
las arnas, la vcloz Iris, dc ¡ics ligcros cono cl
vicnio; a la cual cnviala Hcra, sin quc io
su¡icran Zcus ni los dcnas dioscs. Colocosc la
diosa ccrca dc Aquilcs y ¡ronuncio csias aladas
¡alalras.
170 ¡Lcvaniaic, Pclida, cl nas ¡oricnioso dc
los Ionlrcs! Vc a dcfcndcr a Pairoclo, ¡or cuyo
cucr¡o sc Ia iralado un vivo conlaic ccrca dc
las navcs. Maiansc a11í los aqucos dcfcndicndo
cl cadavcr, y los iroyanos aconciicndo con cl fin
dc arrasirarlo a la vcniosa Ilio. Y cl quc nas
cn¡cno iicnc cn llcvarsclo cs cl csclarccido
Hccior, ¡orquc su anino lc inciia a coriarlc la
calcza dcl iicrno cucllo ¡ara clavarla cn una
csiaca. Lcvaniaic, no yazgas nas; avcrgucnccsc
iu corazon dc quc Pairoclo llcguc a scr jugucic dc
los ¡crros iroyanos; ¡ucs scra ¡ara ii noiivo dc
afrcnia quc cl cadavcr rccila algun ulirajc.
181 Fcs¡ondiolc cl divino Aquilcs, cl dc los
¡ics ligcros.
182 ¡Diosa Iris! ¿Cual dc las dcidadcs ic cnvía
cono ncnsajcra?
183 Díjolc la vcloz Iris, dc ¡ics ligcros cono cl
vicnio.
184 Mc nanda Hcra, la ilusirc cs¡osa dc
Zcus, sin quc lo sc¡an cl c×cclso Cronida ni los
dcnas dioscs innorialcs quc Ialiian cl ncvado
Olin¡o.
187 Fc¡licolc Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros.
188 ¿Cono ¡ucdo ir a la laialla? Los
iroyanos iicncn nis arnas, y ni nadrc no nc
¡crniic cnirar cn conlaic Iasia quc con csios
ojos la vca volvcr, ¡ucs ascguro quc nc iracría
una Icrnosa arnadura falricada ¡or Hcfcsio.
Enirc ianio no sc dc cual gucrrcro ¡odría vcsiir
las arnas, a no scr quc ionasc cl cscudo dc
Ayanic Tclanoníada; ¡cro crco quc csic sc Ialla
cnirc los conlaiicnics dclanicros y ¡clca con la
lanza ¡or cl cadavcr dc Pairoclo.
196 Conicsiolc la vcloz Iris, dc ¡ics ligcros
cono cl vicnio.
197 Dicn salcnos nosoiros quc aqucllos
iicncn iu nagnífica arnadura; ¡cro nucsiraic a
los iroyanos cn la orilla dcl foso ¡ara quc,
icnicndoic, ccscn dc ¡clcar; los lclicosos aqucos,
quc ian alaiidos csian, sc rcanincn, y la laialla
icnga su ircgua, aunquc sca ¡or lrcvc iicn¡o.
202 En dicicndo csio, fucsc Iris, ligcra dc
¡ics. Aquilcs, caro a Zcus, sc lcvanio, y Aicnca
culriolc los fornidos Ionlros con la cgida
floqucada, y adcnas la divina cnirc las diosas
circundolc la calcza con aurca nulc, cn la cual
ardía rcs¡landccicnic llana. Cono sc vc dcsdc
lcjos cl Iuno quc, salicndo dc una isla dondc sc
Ialla una ciudad siiiada ¡or los cncnigos, llcga al
cicr, cuando sus Ialiianics, dcs¡ucs dc conlaiir
iodo cl día cn Iorrcnda laialla, fucra dc la
ciudad, al ¡oncrsc cl sol cncicndcn nucIos
fucgos, cuyo rcs¡landor sulc a io alio, ¡ara quc
los vccinos los vcan, sc cnlarqucn y lcs lilrcn
dcl a¡uro, dc igual nodo cl rcs¡landor dc la
calcza dc Aquilcs llcgala al cicr. Y accrcandosc a
la orilla dcl foso, fucra dc la nuralla, sc dciuvo,
sin nczclarsc con los aqucos, ¡orquc rcs¡ciala cl
¡rudcnic nandaio dc su nadrc. Allí dio rccias
voccs y a alguna disiancia Palas Aicnca vocifcr6
ianlicn y susciio un inncnso iunulio cnirc los
iroyanos. Cono sc oyc la voz sonora dc la
iron¡cia cuando vicncn a ccrcar la ciudad
cncnigos quc la vida quiian, ian sonora fuc
cnionccs la voz dcl Eacida. Cuando sc dcjo oír la
voz dc lroncc dcl Icroc, a iodos sc lcs coniurlo cl
corazon, y los calallos, dc Icrnosas crincs,
volvíansc Iacia airas con los carros ¡orquc cn su
anino ¡rcscniían dcsgracias. Los aurigas sc
qucdaron aioniios al vcr cl icrrillc a inccsanic
fucgo quc cn la calcza dcl nagnanino Pclion
Iacía ardcr Aicnca, la diosa dc ojos dc lccIuza.
Trcs vcccs cl divino Aquilcs griio a orillas dcl foso,
y ircs vcccs sc iurlaron los iroyanos y sus
íncliios au×iliarcs; y docc dc los nas valicnics
gucrrcros nuricron airo¡cllados ¡or sus carros y
Icridos ¡or sus ¡ro¡ias lanzas. Y los aqucos, nuy
alcgrcs, sacaron a Pairoclo fucra dcl alcancc dc
los iiros y colocaronlo cn un lccIo. Los anigos lc
rodcaron llorosos, y con cllos ila Aquilcs, cl dc
los ¡ics ligcros, dcrranando ardicnics lagrinas,
dcsdc quc vio al ficl con¡ancro dcsgarrado ¡or cl
agudo lroncc y icndido cn cl fcrciro. Halíalc
nandado a la laialla con su carro y sus corcclcs,
y ya no ¡odía rccilirlo, ¡orquc dc clla no iornala
vivo.
239 Hcra vcncranda, la dc ojos dc novilla,
olligo al sol infaiigallc a Iundirsc, nal dc su
grado, cn la corricnic dcl Occano. Y una vcz
¡ucsio, los divinos aqucos sus¡cndicron la
cnconada ¡clca y cl gcncral conlaic.
243 Los iroyanos, ¡or su ¡aric, rciirandosc
dc la dura coniicnda, dcsuncicron dc los carros
los vcloccs corcclcs y sc rcunicron cn cl agora
anics dc ¡rc¡arar la ccna. Cclclraron cl agora dc
¡ic y nadic oso scniarsc; ¡ucs a iodos lcs Iacía
icnllar cl quc Aquilcs sc ¡rcscniara dcs¡ucs dc
Ialcr ¡crnanccido ianio iicn¡o a¡ariado dcl
funcsio conlaic. Fuc cl ¡rincro cn arcngarlcs cl
¡rudcnic Polidananic Panioida, cl unico quc
conocía io fuiuro y io ¡asado. cra anigo dc
Hccior, y anlos nacicron cn la nisna nocIc;
¡cro Polidananic su¡crala a Hccior cn la
clocucncia, y csic dcscollala nas quc cl cn cl
nancjo dc la lanza. Y arcngandolcs lcncvolo, así
lcs dijo.
254 Pcnsadlo licn, anigos, ¡ucs yo os
c×Iorio a volvcr a la ciudad cn vcz dc aguardar a
la divinal aurora cn la llanura, junio a las navcs,
y ian lcjos dcl nuro cono al ¡rcscnic nos
Iallanos. Micniras csc Ionlrc csiuvo irriiado
con cl divino Agancnon, fuc nas facil conlaiir
conira los aqucos; y ianlicn yo gusiala dc
¡crnociar junio a las vclcras navcs, cs¡crando
quc acalaríanos ionando los corvos lajclcs.
AIora icno nucIo al Pclida, dc ¡ics ligcros, quc
con su anino arroganic no sc conicniara con
qucdarsc cn la llanura, dondc iroyanos y aqucos
sosiicncn cl furor dc Arcs, sino quc lucIara ¡ara
a¡odcrarsc dc la ciudad y dc las nujcrcs.
Volvanos a la ¡ollacion; scguid ni conscjo, anics
dc quc ocurra io quc voy a dccir. La nocIc
innorial Ia dcicnido al Pclida, dc ¡ics ligcros;
¡cro, si nanana nos aconcic arnado y nos
cncucnira aquí, conoccrcis quicn cs, y llcgara
gozoso a la sagrada Ilio cl quc logrc csca¡ar, ¡ucs
a nucIos dc los iroyanos sc los concran los
¡crros y los luiircs. ¡Ojala quc ial noiicia nunca
llcguc a nis oídos! Si, aunquc csicis afligidos,
scguís ni conscjo, icndrcnos cl cjcrciio rcunido
cn cl agora duranic la nocIc, ¡ucs la ciudad
qucda dcfcndida ¡or las iorrcs y las alias ¡ucrias
con sus iallas grandcs, lalradas, solidancnic
unidas. Por la nanana, al a¡uniar la aurora,
sulircnos arnados a las iorrcs; y si aqucl vinicrc
dc las navcs a conlaiir con nosoiros al ¡ic dcl
nuro, ¡cor ¡ara cl; ¡ucs Ialra dc volvcrsc
dcs¡ucs dc cansar a los calallos, dc crguido
cucllo, con carrcras dc iodas clascs, llcvandolos
crranics cn iorno dc la ciudad. Pcro no icndra
anino ¡ara cnirar cn clla, y nunca ¡odra
dcsiruirla; anics sc io concran los vcloccs ¡crros.
284 Mirandolc con iorva faz, c×clano Hccior,
cl dc ircnolanic casco.
285 ¡Polidananic! No nc ¡lacc lo quc
¡ro¡oncs dc volvcr a la ciudad y cnccrrarnos cn
clla. ¿Aun no os cansais dc vivir dcniro dc los
nuros? Anics iodos los Ionlrcs doiados dc
¡alalra llanalan a la ciudad dc Príano rica cn
oro y cn lroncc, ¡cro ya las Icrnosas joyas
dcsa¡arccicron dc las casas. nucIas riquczas
Ian sido llcvadas a la Frigia y a la cncaniadora
Mconia ¡ara scr vcndidas, dcsdc quc Zcus sc
irriio conira nosoiros. Y aIora quc cl Iijo dcl
aricro Crono nc Ia conccdido alcanzar gloria
junio a las navcs y acorralar conira cl nar a los
aqucos, no dcs, ¡oI nccio!, ialcs conscjos al
¡ucllo. Ningun iroyano io olcdcccra, ¡orquc no
lo ¡crniiirc. Ea, ¡roccdanos iodos cono voy a
dccir. Ccnad cn cl can¡ancnio, sin ron¡cr las
filas; acordaos dc la guardia y vigilad iodos. Y cl
iroyano quc sicnia gran icnor ¡or sus licncs,
juniclos y cnircguclos al ¡ucllo ¡ara quc cn
conun sc consunan; ¡ucs cs ncjor quc los
disfruic csic quc no los aqucos. Manana, al
a¡uniar la aurora, vcsiircnos la arnadura y
susciiarcnos un rcnido conlaic junio alas
concavas navcs. Y si vcrdadcrancnic cl divino
Aquilcs ¡rcicndc salir dcl can¡ancnio, lc ¡csara
ianio nas, cuanio nas sc arricsguc. Porquc
inicnio no Iuir dc cl, sino afroniarlc cn la laialla
Iorrísona; y alcanzara una gran vicioria, o scrc
yo quicn la consiga. Quc Enialio cs a iodos
conun y suclc causar la nucric dcl quc naiar
dcscala.
310 Así sc cסrcso Hccior, y los iroyanos lc
aclanaron, ¡oI nccios!, ¡orquc Palas Aicnca lcs
quiio cl juicio. ¡A¡laudían iodos a Hccior ¡or sus
funcsios ¡ro¡osiios y ni uno siquicra a
Polidananic, quc lcs dala un lucn conscjo!
Tonaron, ¡ucs, la ccna cn cl can¡ancnio; y los
aqucos ¡asaron la nocIc dando gcnidos y
llorando a Pairoclo. El Pclida, ¡onicndo sus
nanos Ionicidas solrc cl ¡ccIo dcl anigo, dio
conicnzo a las scniidas lancniacioncs,
nczcladas con frccucnics sollozos. Cono cl
nclcnudo lcon a quicn un cazador Ia quiiado los
cacIorros cn la ¡ollada sclva, cuando vuclvc a su
nadrigucra sc afligc y, ¡oscído dc vcIcncnic
colcra, rccorrc los vallcs cn lusca dc aqucl
Ionlrc, dc igual nodo, y dcs¡idicndo ¡rofundos
sus¡iros, dijo Aquilcs cnirc los nirnidoncs.
324 ¡OI dioscs! Vanas fucron las ¡alalras
quc ¡ronuncic un día cn cl ¡alacio ¡ara
iranquilizar al Icroc Mcnccio, dicicndo quc a su
ilusirc Iijo lc llcvaría oira vcz a O¡unic ian
¡ronio cono, ionada Ilio, rccilicra su ¡aric dc
loiín. Zcus no lcs cun¡lc a los Ionlrcs iodos
sus dcscos; y cl Iado Ia dis¡ucsio quc nucsira
sangrc cnrojczca una nisna iicrra, aquí cn
Troya; ¡orquc ya no nc rcciliran cn su ¡alacio ni
cl anciano calallcro Pclco, ni Tciis, ni nadrc,
sino quc csia iicrra nc conicndra cn su scno.
AIora, ya quc icngo dc ¡cncirar cn la iicrra, oI
Pairoclo, dcs¡ucs quc iu, no io Iarc las Ionras
funclrcs Iasia quc iraiga las arnas y la calcza
dc Hccior, iu nagnanirno naiador. Dcgollarc
anic la ¡ira, ¡ara vcngar io nucric, docc Iijos dc
ilusircs iroyanos. Y cn ianio ¡crnanczcas
icndido junio a las corvas navcs, ic rodcaran,
llorando nocIc y día, las iroyanas y dardanias dc
¡rofundo scno quc conquisianos con nucsiro
valor y la ingcnic lanza, al cnirar a saco
o¡ulcnias ciudadcs dc Ionlrcs dc. voz
ariiculada.
343 Cuando csio Iulo dicIo, cl divino
Aquilcs nando a sus con¡ancros quc ¡usicran al
fucgo un gran irí¡odc ¡ara quc cuanio anics lc
lavaran a Pairoclo las nancIas dc sangrc. Y cllos
colocaron solrc cl ardicnic fucgo una caldcra
¡ro¡ia ¡ara lanos, sosicnida ¡or un irí¡odc;
llcnaronla dc agua, y nciicndo lcna dclajo la
cnccndicron. cl fucgo rodco la caldcra y calcnio cl
agua. Cuando csia Iirvio cn la caldcra dc lroncc
rclucicnic, lavaron cl cadavcr, ungicronlo con
¡inguc acciic y ia¡aron las Icridas con un
ungucnio quc icnía nucvc anos; dcs¡ucs,
colocandolo cn cl lccIo, lo cnvolvicron dc ¡ics a
calcza cn fina icla dc lino y lo culricron con un
vclo llanco. Los nirnidoncs ¡asaron la nocIc
alrcdcdor dc Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros, dando
gcnidos y llorando a Pairoclo. Y Zcus Iallo dc
csic nodo a Hcra, su Icrnana y cs¡osa.
357 Lograsic al fin, Hcra vcncranda, la dc
ojos dc novilla, quc Aquilcs, ligcro dc ¡ics,
volvicra a la laialla. Sin duda nacicron dc ii los
nclcnudos aqucos.
360 Fcs¡ondio Hcra vcncranda, la dc ojos dc
novilla.
361 ¡Tcrrililísino Cronida! ¡Quc ¡alalras
¡rofcrisic! Si un Ionlrc, no olsianic su
condicion dc norial y no salcr Canio, ¡ucdc
rcalizar su ¡ro¡osiio conira oiro Ionlrc, ¿cono
yo, quc nc considcro la ¡rincra dc las diosas ¡or
ni alolcngo y ¡or llcvar cl nonlrc dc cs¡osa
iuya, dc ii quc rcinas solrc los innorialcs iodos,
no Ialía dc causar nalcs a los iroyanos csiando
irriiada conira cllos?
368 Así csios convcrsalan. Tciis, la dc
argcnicos ¡ics, llcgo al ¡alacio in¡crcccdcro dc
Hcfcsio, quc lrlllala cono una csirclla, lucía
cnirc los dc las dcidadcs, cra dc lroncc y Ialíalo
cdificado cl cojo cn ¡crsona. Hallo al dios lanado
cn sudor y novicndosc cn iorno dc los fucllcs,
¡ucs falricala vcinic irí¡odcs quc dclían
¡crnancccr arrinados a la ¡arcd dcl licn
consiruido ¡alacio y icnían rucdas dc oro cn los
¡ics ¡ara quc dc ¡ro¡io in¡ulso ¡udicran cnirar
dondc los dioscs sc congrcgalan y volvcr a la
casa. ¡Cosa adnirallc! Esialan casi icrninados,
faliandolcs ian solo las lalradas asas, y cl dios
¡rc¡arala los clavos ¡ara ¡cgarsclas. Micniras
Iacía ialcs olras con salia inicligcncla, llcgo
Tciis, la diosa dc argcnicos ¡ics. La lclla Caris,
quc llcvala lucicnic diadcna y cra cs¡osa dcl
ilusirc cojo, viola vcnir, salio a rccilirla, y,
asicndola ¡or la nano, lc dijo.
385 ¿Por quc, oI Tciis, la dc largo ¡c¡lo,
vcncrallc y cara, vicncs a nucsiro ¡alacio? Anics
no solías frccucniarlo. Pcro sígucnc, y io ofrcccrc
los doncs dc la Ios¡iialidad.
388 DicIas csias ¡alalras, la divina cnirc las
diosas inirodujo a Tciis y la Iizo scniar cn un
Icrnoso irono lalrado, iacIonado con clavos dc
¡laia y ¡rovisio dc un cscalcl ¡ara los ¡ics. Y,
llanando a Hcfcsio, ilusirc ariíficc, lc dijo.
392 ¡Hcfcsio! Vcn aca, ¡ucs Tciis io ncccsiia
¡ara algo.
393 Fcs¡ondio cl ilusirc cojo dc anlos ¡ics.
394 Fcs¡ciallc y vcncranda cs la diosa quc
Ia vcnido a csic ¡alacio. Fuc ni salvadora
cuando nc ioco ¡adcccr, ¡ucs vinc arrojado dcl
ciclo y caí a lo lcjos ¡or la voluniad dc ni
insolcnic nadrc, quc nc qucría oculiar a causa
dc la cojcra. Enionccs ni corazon Iulicra icnido
quc so¡oriar icrrillcs ¡cnas, si no nc Iulicscn
acogido cn su scno Eurínonc y Tciis; Eurínonc,
Iija dcl rcilucnic Occano. Nucvc anos viví con
cllas falricando nucIas ¡iczas dc lroncc
lrocIcs, rcdondos lrazalcics, soriijas y collarcs
cn una cucva ¡rofunda, rodcada ¡or la inncnsa,
nurnuranic y cs¡unosa corricnic dcl Occano.
Dc iodos los dioscs y los norialcs Ionlrcs, solo
io salían Tciis y Eurínonc, las nisnas quc anics
nc salvaron. Hoy quc Tciis, la dc Icrnosas
ircnzas, vicnc a ni casa, icngo quc ¡agarlc cl
lcncficio dc Ialcrnc conscrvado la vida. Sírvclc
Icrnosos ¡rcscnics dc Ios¡iialidad, nicniras
rccojo los fucllcs y dcnas Icrranicnias.
410 Dijo; y lcvaniosc dc calc al yunquc cl
giganicsco c infaiigallc nuncn quc al andar
cojcala arrasirando sus gracilcs ¡icrnas. A¡ario
dc la llana los fucllcs y ¡uso cn un arcon dc
¡laia las Icrranicnias con quc iralajala;
cnjugosc con una cs¡onja cl sudor dcl rosiro, dc
las nanos, dcl vigoroso cucllo y dcl vclludo ¡ccIo,
visiio la iunica, iono cl fornido cciro, y salio
cojcando, a¡oyado cn dos csiaiuas dc oro quc
cran scncjanics a vivicnics jovcncs, ¡ucs icnían
inicligcncia, voz y fucrza, y Iallalansc cjcrciiadas
cn las olras ¡ro¡ias dc los innorialcs dioscs.
Anlas sosicnían cuidadosancnic a su scnor, y
csic, andando, sc scnio cn un irono rclucicnic
ccrca dc Tciis, asio la nano dc la dcidad, y lc dijo.
424 ¿Por quc, oI Tciis, la dc largo ¡c¡lo,
vcncrallc y cara, vicncs a nucsiro ¡alacio? Anics
no solías frccucniarlo. Di quc dcscas; ni corazon
nc in¡ulsa a cjccuiarlo, si ¡ucdo cjccuiarlo y cs
Iaccdcro.
428 Fcs¡ondiolc Tciis, dcrranando lagrinas.
429 ¡Hcfcsio! ¿Hay alguna cnirc las diosas
dcl Olin¡o quc Iaya sufrido cn su anino ianios y
ian gravcs ¡csarcs cono a ní nc Ia cnviado cl
Cronida Zcus? Dc las ninfas dcl nar, unicancnic
a ní nc sujcio a un Ionlrc, a Pclco Eacida, y
iuvc quc iolcrar, conira ioda ni voluniad, cl
ialano dc un Ionlrc quc yacc ya cn cl ¡alacio,
rcndido a la irisic vcjcz. AIora nc cnvía oiros
nalcs. conccdionc quc ¡aricra y alincniara un
Iijo insignc cnirc los Icrocs, quc crccio
scncjanic a un arlol, io cric cono a una ¡lania
cn icrrcno fcriil y io nandc a Ilio cn las corvas
navcs, ¡ara quc conlaiicra con los iroyanos; y ya
no lc rccilirc oira vcz, ¡orquc no volvcra a ni
casa, a la nansion dc Pclco. Micniras vivc y vc la
luz dcl sol csia angusiiado, y no ¡ucdo, aunquc a
cl nc accrquc, llcvarlc socorro. Los aqucos lc
Ialían asignado, cono rccon¡cnsa, una jovcn, y
cl rcy Agancnon sc la quiio dc las nanos.
A¡csadunlrado ¡or ial noiivo, consunía su
corazon, ¡cro los iroyanos acorralaron a los
aqucos junio a los lajclcs y no lcs dcjalan salir
dcl can¡ancnio, y los ¡roccrcs argivos
inicrccdicron con Aquilcs y lc ofrccicron
cs¡lcndidos rcgalos. Enionccs, aunquc sc ncgo a
lilrarlcs dc la ruina, Iizo quc visiicra sus arnas
Pairoclo y cnviolc a la laialla con nucIos
Ionlrcs. Conlaiicron iodo cl día cn las ¡ucrias
Esccas; y los aqucos Iulicran dcsiruido la
ciudad, a no Ialcr sido ¡or A¡olo, cl cual naio
cnirc los conlaiicnics dclanicros al csforzado
Iijo dc Mcnccio, quc ianio csirago causala, y dio
gloria a Hccior. Y yo vcngo a alrazar ius rodillas
¡or si quicrcs dar a ni Iijo, cuya vida Ia dc scr
lrcvc, cscudo, casco, Icrnosas grclas ajusiadas
con lrocIcs, y coraza; ¡ucs las arnas quc icnía
las ¡crdio su ficl anigo al norir a nanos dc los
iroyanos, y Aquilcs yacc cn iicrra con cl corazon
afligido.
462 Conicsiolc cl ilusirc cojo dc anlos ¡ics.
463 Colra anino y no io a¡urcs ¡or las
arnas. Ojala ¡udicra oculiarlo a la nucric
Iorrísona cuando cl icrrillc dcsiino sc lc
¡rcscncc, cono icndra una Icrnosa arnadura
quc adniraran cuanios la vcan.
468 Así Iallo; y, dcjando a la diosa,
cncaninosc a los fucllcs, los volvio Iacia la llana
y lcs nando quc iralajascn. Esios so¡lalan cn
vcinic Iornos, dcs¡idicndo un airc quc avivala cl
fucgo y cra dc varias clascs. unas vcccs fucric,
cono lo ncccsiia cl quc iralaja dc ¡risa, y oiras al
conirario, scgun Hcfcsio lo dcscala y la olra io
rcqucría. El dios ¡uso al fucgo duro lroncc,
csiano, oro ¡rccioso y ¡laia; coloco cn cl iajo cl
gran yunquc, y cogio con una nano cl ¡csado
nariillo y con la oira las icnazas.
478 Hizo lo ¡rincro dc iodo un cscudo
grandc y fucric, dc variada lalor, con iri¡lc
ccncfa lrillanic y rclucicnic, ¡rovisio dc una
alrazadcra dc ¡laia. Cinco ca¡as icnía cl cscudo,
y cn la su¡crior gralo cl dios nucIas ariísiicas
figuras, con salia inicligcncia.
483 A11í ¡uso la iicrra, cl ciclo, cl nar, cl sol
infaiigallc y la luna llcna; a11í las csircllas quc cl
ciclo coronan, las Plcyadcs, las Híadcs, cl rolusio
Orion y la Osa, llanada ¡or solrcnonlrc cl
Carro, la cual gira sicn¡rc cn cl nisno siiio, nira
a Orion y cs la unica quc dcja dc lanarsc cn cl
Occano.
490 Allí rc¡rcscnio ianlicn dos ciudadcs dc
Ionlrcs doiados dc ¡alalra. En la una sc
cclclralan lodas y fcsiincs. las novias salían dc
sus Ialiiacioncs y cran acon¡anadas ¡or la
ciudad a la luz dc aniorcIas cnccndidas, oíansc
rc¡ciidos canios dc Iincnco, jovcncs danzanics
fornalan rucdos, dcniro dc los cualcs sonalan
flauias y cíiaras, y las naironas adniralan cl
cs¡cciaculo dcsdc los vcsiílulos dc las casas. Los
Ionlrcs csialan rcunidos cn cl agora, ¡ucs sc
Ialía susciiado una coniicnda cnirc dos varoncs
accrca dc la nulia quc dclía ¡agarsc ¡or un
Ionicidio. cl uno, dcclarando anic cl ¡ucllo,
afirnala quc ya la icnía saiisfccIa; cl oiro
ncgala Ialcrla rccilido, y anlos dcscalan
icrninar cl ¡lciio ¡rcscniando icsiigos. El ¡ucllo
sc Iallala dividido cn dos landos, quc a¡laudían
succsivancnic a cada liiiganic; los Icraldos
aquicialan a la nucIcdunlrc, y los ancianos,
scniados solrc ¡ulincniadas ¡icdras cn sagrado
círculo, icnían cn las nanos los cciros dc los
Icraldos, dc voz ¡oicnic, y lcvaniandosc uno iras
oiro ¡ullicalan cl juicio quc Ialían fornado. En
cl ccniro csialan los dos ialcnios dc oro quc
dclían darsc al quc ncjor dcnosirara la jusiicia
dc su causa.
509 La oira ciudad a¡arccía ccrcada ¡or dos
cjcrciios cuyos individuos, rcvcsiidos dc lucicnics
arnaduras, no csialan acordcs. los dcl ¡rincro
dcscalan arruinar la ¡laza, y los oiros qucrían
dividir cn dos ¡arics cuanias riquczas cnccrrala
la agradallc ¡ollacion. Pcro los ciudadanos aun
no sc rcndían, y ¡rc¡aralan sccrciancnic una
cnloscada. Mujcrcs, ninos y ancianos sulidos cn
la nuralla la dcfcndían. Los siiiados narcIalan
llcvando al frcnic a Arcs y a Palas Aicnca, anlos
dc oro y con aurcas vcsiiduras, Icrnosos,
grandcs, arnados y disiinguidos, coino dioscs;
¡ucs los Ionlrcs cran dc csiaiura ncnor. Lucgo
cn cl lugar cscogido ¡ara la cnloscada, quc cra a
orillas dc un río y ccrca dc un alrcvadcro quc
uiilizala iodo cl ganado, scnialansc, culicrios dc
rclucicnic lroncc, y ¡onían dos ccniinclas
avanzados ¡ara quc lcs avisaran la llcgada dc las
ovcjas y dc los lucycs dc rciorcidos cucrnos.
Pronio sc ¡rcscnialan los rclanos con dos
¡asiorcs quc sc rccrcalan iocando la zan¡ona,
sin ¡rcscniir la asccIanza. Cuando los
cnloscados los vcían vcnir, corrían a su
cncucniro y al ¡unio sc a¡odcralan dc los
rclanos dc lucycs y dc los nagníficos Iaios dc
llancas ovcjas y naialan a los guardiancs. Los
siiiadorcs, quc sc Iallalan rcunidos cn junia,
oían cl voccrío quc sc alzala cn iorno dc los
lucycs, y, noniando agilcs corcclcs, acudían
¡rcsurosos. Pronio sc iralala a orillas dcl río
una laialla cn la cual Icríansc unos a oiros con
lroncíncas lanzas. Allí sc agiialan la Discordia,
cl Tunulio y la funcsia Parca, quc a un iicn¡o
cogía a un gucrrcro vivo y rccicnicncnic Icrido y
a oiro ilcso, y arrasirala, asicndolo dc los ¡ics,
¡or cl can¡o dc la laialla a un icrccro quc ya
Ialía nucrio; y cl ro¡ajc quc culría su cs¡alda
csiala icnino dc sangrc Iunana. Movíansc iodos
cono Ionlrcs vivos, ¡clcalan y rciiralan los
nucrios.
541 Fc¡rcscnio ianlicn una llanda iicrra
noval, un can¡o fcriil y vasio quc sc lalrala ¡or
icrccra vcz. aca y aculla nucIos lalradorcs
guialan las yunias, y, al llcgar al confín dcl
can¡o, un Ionlrc lcs salía al cncucniro y lcs
dala una co¡a dc dulcc vino; y cllos volvían
airas, alricndo nucvos surcos, y dcscalan llcgar
al oiro c×ircno dcl noval ¡rofundo. Y la iicrra quc
dcjalan a su cs¡alda ncgrcala y ¡arccía lalrada,
sicndo ioda dc oro; io cual consiiiuía una
singular naravilla.
550 Cralo asinisno un can¡o rcal dondc los
jovcncs sc galan las nicscs con Ioccs afiladas.
nucIos nanojos caíar al suclo a lo largo dcl
surco, y con cllos fornalan gavilla. los aiadorcs.
Trcs cran csios, y unos ra¡accs cogían los
nanojos y sc los llcvalan a lrazados. En ncdio,
dc ¡ic cn un surco, csiala cl rcy sin dcs¡lcgar los
lalios, con cl corazon alcgrc y cl cciro cn la
nano. Dclajo dc una cncina, los Icraldos
¡rc¡aralan ¡ara cl lanqucic un cor¡ulcnio lucy
quc Ialían naiado. Y las nujcrcs a¡arcjalan la
conida dc los iralajadorcs, Iacicndo alundanics
¡ucIcs dc llanca Iarina.
561 Tanlicn cniallo una Icrnosa vina dc
oro, cuyas cc¡as, cargadas dc ncgros racinos,
csialan sosicnidas ¡or rodrigoncs dc ¡laia.
Fodcalanla un foso dc ncgruzco accro y un scio
dc csiano, y conducía a clla un solo canino ¡or
dondc ¡asalan los acarrcadorcs ocu¡ados cn la
vcndinia. Donccllas y nancclos, ¡cnsando cn
cosas iicrnas, llcvalan cl dulcc fruio cn ccsios dc
ninlrc; un nucIacIo ianía suavcncnic la
Iarnoniosa cíiara y cnionala con icnuc voz un
Icrnoso lino, y iodos lc acon¡analan caniando,
¡rofiricndo voccs dc julilo y gol¡cando con los
¡ics cl suclo.
573 Puso lucgo un rclano dc vacas dc
crguida cornancnia. los aninalcs cran dc oro y
csiano, y salían dcl csiallo, nugicndo, ¡ara
¡asiar a orillas dc un sonoro río, junio a un
flc×illc canavcral. Cuairo ¡asiorcs dc oro
guialan a las vacas y nucvc cancs dc ¡ics ligcros
los scguían. Enirc las ¡rincras vacas, dos
icrrillcs lconcs Ialían sujciado y conducían a un
ioro quc dala fucrics nugidos. Pcrscguíanlos
nancclos y ¡crros. Pcro los lconcs logralan
dcsgarrar la ¡icl dcl cor¡ulcnio ioro y iragalan
los inicsiinos y la ncgra sangrc; nicniras los
¡asiorcs inicnialan, aunquc inuiilncnic,
csiorlario, y azuzalan a los agilcs cancs. csios sc
a¡arialan dc los lconcs sin nordcrlos, ladralan
dcsdc ccrca y rcIuían cl cncucniro dc las ficras.
587 Hizo ianlicn cl ilusirc cojo dc anlos
¡ics un gran ¡rado cn Icrnoso vallc, dondc
¡acían las candidas ovcjas, con csiallos, cIozas
iccIadas y a¡riscos.
590 El ilusirc cojo dc anlos ¡ics ¡uso lucgo
una danza cono la quc Dcdalo conccrio cn la
vasia Cnoso cn olscquio dc Ariadna, la dc lindas
ircnzas. Mancclos v donccllas dc rico doic,
cogidos dc las nanos, sc divcriían lailando. csias
llcvalan vcsiidos dc suiil lino y loniias
guirnaldas, y aqucllos, iunicas licn icjidas y algo
lusirosas, cono froiadas con acciic, y sallcs dc
oro sus¡cndidos dc argcnicos iaIalícs. Unas
vcccs, novicndo los dicsiros ¡ics, dalan vuclias a
la rcdonda con la nisna facilidad con quc cl
alfarcro, scniandosc, a¡lica su nano al iorno y io
¡rucla ¡ara vcr si corrc, y cn oiras ocasioncs sc
colocalan ¡or Iilcras y lailalan sc¡aradancnic.
Ccniío inncnso rodcala cl lailc y sc Iolgala cn
conicn¡larlo. Enirc cllos un divino acdo caniala,
acon¡anandosc con la cíiara; y así quc sc oía cl
¡rcludio, dos saliadorcs Iacían calriolas cn
ncdio dc la nucIcdunlrc.
606 En la orla dcl solido cscudo rc¡rcscnio la
¡odcrosa corricnic dcl río Occano.
609 Dcs¡ucs quc consiruyo cl grandc y fucric
cscudo, Iizo ¡ara Aquilcs una coraza nas
rclucicnic quc cl rcs¡landor dcl fucgo; un solido
casco, Icrnoso, lalrado, dc aurca cincra, y quc
a sus sicncs sc ada¡iara, y unas grclas dc duciil
csiano.
614 Cuando cl ilusirc cojo dc anlos ¡ics
Iulo falricado iodas las arnas, cnircgolas a la
nadrc dc Aquilcs. Y Tciis salio, cono un gavilan
dcsdc cl ncvado Olin¡o, llcvando la rclucicnic
arnadura quc Hcfcsio Ialía consiruido.

CANTO XIX*
RenuncIamIento de Ia cóIera

¯ PcnrccIado con la arnadura quc
lc Ialía falricado Hcfcsio, Aquilcs
sc rcnncilia con Agancnon.
Driscidc lancnia la nucric dc
Pairoclo y cl cjcrciio aquco sc
¡rc¡ara ¡ara la laialla quc va a
icncr lugar.

1 La Aurora, dc azafranado vclo, sc lcvaniala
dc la corricnic dcl Occano ¡ara llcvar la luz a los
dioscs y a los Ionlrcs, cuando Tciis llcgo a las
navcs con la arnadura quc Hcfcsio lc Ialía
cnircgado. Hallo al Iijo qucrido rcclinado solrc cl
cadavcr dc Pairoclo, Ilorando ruidosancnic y cn
iorno suyo a nucIos anigos quc dcrranalan
lagrinas. La divina cnirc las diosas sc ¡uso cn
ncdio, asio la nano dc Aquilcs y Iallolc dc csic
nodo.
8 ¡Hijo nío! Aunquc csianos afligidos,
dcjcnos quc csc yazga, ya quc sucunlio ¡or la
voluniad dc los dioscs; y iu rccilc la arnadura
falricada ¡or Hcfcsio, ian c×cclcnic y lclla cono
janas varon alguno la Iaya Ilcvado ¡ara ¡roicgcr
sus Ionlros.
12 La diosa, a¡cnas acalo dc Iallar, coloco
cn cl suclo dclanic dc Aquilcs las lalradas arnas,
y csias rcsonaron. A iodos los nirnidoncs lcs
solrcvino icnllor; y, sin aircvcrsc a nirarlas dc
frcnic, Iuycron cs¡aniados. Mas Aquilcs, así quc
las vio, siniio quc sc lc rccrudccía la colcra; los
ojos lc ccnicllcaron icrrillcncnic, cono una
llana, dclajo dc los ¡ar¡ados; y cl Icroc sc
gozala icnicndo cn las nanos cl cs¡lcndido
¡rcscnic dc la dcidad. Y, cuando lulo dclciiado
su anino con la conicn¡lacion dc la lalrada
arnadura, dirigio a su nadrc csias aladas
¡alalras.
21 ¡Madrc nía! El dios ic Ia dado unas
arnas cono cs naiural quc scan las olras dc los
innorialcs y cono ningun Ionlrc norial las
Iicicra. AIora nc arnarc, ¡cro icno quc
nicniras ianio ¡cncircn las noscas ¡or las
Icridas quc cl lroncc causo al csforzado Iijo dc
Mcnccio, cngcndrcn gusanos, dcsfigurcn cl
cucr¡o ¡ucs lc falia la vida y corron¡an iodo cl
cadavcr.
28 Fcs¡ondiolc Tciis, la diosa dc argcnicos
¡ics.
29 Hijo, no ic iurlc cl anino ial ¡cnsanicnio.
Yo ¡rocurarc a¡ariar los in¡oriunos cnjanlrcs
dc noscas, quc sc cclan cn la carnc dc los
varoncs nucrios cn la gucrra. Y, aunquc
csiuvicra icndido un ano cnicro, su cucr¡o sc
conscrvaría igual quc aIora o ncjor iodavía. Tu
convoca al agora a los Icrocs aqucos, rcnuncia a
la colcra conira Agancnon, ¡asior dc ¡ucllos,
arnaic cn scguida ¡ara cl conlaic y rcvísicic dc
valor.
37 DicIo csio, infundiolc forialcza y audacia,
y ccIo unas goias dc anlrosía y rojo ncciar cn la
nariz dc Pairoclo, ¡ara quc cl cucr¡o sc Iicicra
incorru¡iillc.
40 El divino Aquilcs sc cncanino a la orilla
dcl nar, y, dando Iorrillcs voccs, convoco a los
Icrocs aqucos. Y cuanios solían qucdarsc cn cl
rccinio dc las navcs, y Iasia los ¡iloios quc las
golcrnalan, y cono dcs¡cnscros disiriluían los
vívcrcs, fucron cnionccs al agora, ¡orquc Aquilcs
sc ¡rcscniala, dcs¡ucs dc Ialcr ¡crnanccido
alcjado dcl irisic conlaic duranic nucIo iicn¡o.
El inirc¡ido Tidida y cl divino Uliscs, scrvidorcs
dc Arcs, acudicron cojcando, a¡oyandosc cn cl
arrino dc la lanza aun no icnían curadas las
gravcs Icridas, y sc scniaron dclanic dc iodos.
Agancnon, rcy dc Ionlrcs, Ilcgo cl uliino y
ianlicn csiala Icrido, ¡ucs Coon Anicnorida
Ialíalc clavado su lroncínca ¡ica duranic la
cncarnizada lucIa. Cuando iodos los aqucos sc
Iulicron congrcgado, lcvaniandosc cnirc cllos
dijo Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros.
56 ¡Airida! Mcjor Iulicra sido ¡ara
cniranlos, ¡ara ii y ¡ara ní, coniinuar unidos
quc sosicncr, con cl corazon angusiiado, rocdora
dis¡uia ¡or una jovcn. Así la Iulicsc nucrio
Áricnis cn las navcs con una dc sus flccIas cl
nisno día quc la cauiivc al ionar a Lirncso; y no
Ialrían nordido cl ancIuroso suclo ianios
aqucos cono sucunlicron a nanos dcl cncnigo
nicniras duro ni colcra. Para Hccior y los
iroyanos fuc cl lcncficio, y nc figuro quc los
aqucos sc acordaran largo iicn¡o dc nucsira
dis¡uia. Mas dcjcnos lo ¡asado, aunquc nos
Iallcnos afligidos, ¡ucsio quc cs ¡rcciso rcfrcnar
cl furor dcl ¡ccIo. Dcsdc aIora dc¡ongo la colcra,
quc no scría razonallc csiar sicn¡rc irriiado.
Mas, ca, inciia a los nclcnudos aqucos a quc
¡clccn; y vcrc, salicndo al cncucniro dc los
iroyanos, si qucrran ¡asar la nocIc junio a los
lajclcs. Crco quc con gusio sc cnircgara al
dcscanso cl quc logrc csca¡ar dcl fcroz conlaic,
¡ucsio cn fuga ¡or ni lanza.
74 Así Iallo; y los aqucos, dc Icrnosas
grclas, Iolgaronsc dc quc cl nagnanino Pclion
rcnunciara a la colcra. Y cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon, lcs dijo dcsdc su asicnio, sin
lcvaniarsc cn ncdio dcl concurso.
78 ¡OI anigos, Icrocs danaos, scrvidorcs dc
Arcs! Ducno scra quc cscucIcis sin
inicrrun¡irnc, ¡ucs lo conirario nolcsia Iasia al
quc csia cjcrciiado cn Iallar. ¿Cono sc ¡odría
oír o dccir algo cn ncdio dcl iunulio ¡roducido
¡or nucIos Ionlrcs? Turlaríasc cl orador
aunquc fucsc clocucnic. Yo nc dirigirc al Pclida;
¡cro vosoiros, los dcnas argivos, ¡rcsiadnc
aicncion y cada uno ¡cncirc licn nis ¡alalras.
MucIas vcccs los aqucos nc Ian dirigido las
nisnas Palalras, incrc¡andonc ¡or io ocurrido,
y yo no soy cl cul¡allc, sino Zcus, la Parca y
Erinia, quc vaga cn las iinicllas; los cualcs
Iicicron ¡adcccr a ni alna, duranic cl agora,
crucl ofuscacion cl día cn quc lc arrclaic a
Aquilcs la rccon¡cnsa. Mas, ¿quc ¡odía Iaccr?
La divinidad cs quicn lo dis¡onc iodo. Hija
vcncranda dc Zcus cs la ¡crniciosa Ofuscacion, a
iodos ian funcsia. sus ¡ics son dclicados y no los
accrca al suclo, sino quc anda solrc las calczas
dc los Ionlrcs, a quicncs causa dano, y sc
a¡odcra dc uno, ¡or lo ncnos, dc los quc
coniicndcn. En oiro iicn¡o fuc aciaga ¡ara cl
nisno Zcus, quc cs icnido ¡or cl nas ¡odcroso
dc los Ionlrcs y dc los dioscs; ¡ucs Hcra, no
olsianic scr Icnlra, lc cngano cuando Alcncna
Ialía dc ¡arir al fornido Hcraclcs cn Tcla, ccnida
dc Icrnosas nurallas. El dios, gloriandosc, dijo
así anic iodas las dcidadcs. «Oídnc iodos, dioscs
y diosas, ¡ara quc os nanificsic lo quc cn cl
¡ccIo ni corazon nc dicia. Hoy Iliiia, la quc
¡rcsidc los ¡arios, sacara a luz un varon quc,
¡cricnccicndo a la fanilia dc los Ionlrcs
cngcndrados dc ni sangrc, rcinara solrc iodos
sus vccinos.» Y Iallandolc con asiucia, lc rc¡lico
la vcncrallc Hcra. «Mcniiras, y no llcvaras al calo
io quc diccs. Y si no, ca, Olín¡ico, jura
solcnncncnic quc rcinara solrc iodos sus
vccinos cl nino quc, ¡cricnccicndo a la fanilia dc
los Ionlrcs cngcndrados dc io sangrc, caiga Ioy
cnirc los ¡ics dc una nujcr.» Así dijo; Zcus, no
sos¡ccIando cl dolo, ¡rcsio cl gran jurancnio
quc ian funcsio lc Ialía dc scr. Pucs Hcra dcjo
cn raudo vuclo la cina dcl Olin¡o, y ¡ronio llcgo
a Argos dc Acaya, dondc vivía la cs¡osa ilusirc dc
Esicnclo Pcrsida; y, cono csia sc Iallara cncinia
dc sicic ncscs cun¡lidos, la diosa saco a luz cl
nino, aunquc cra ¡rcnaiuro, y rciardo cl ¡ario dc
Alcncna, dcicnicndo a las Iliiias. Y cn scguida
¡ariici¡osclo a Zcus Cronida, dicicndo. «¡Padrc
Zcus, fulninador! Una noiicia icngo quc daric. Ya
nacio cl nollc varon quc rcinara solrc los argivos.
Eurisico, Iijo dc Esicnclo Pcrsida, dcsccndicnic
iuyo. No cs indigno dc rcinar solrc aqucllos.» Así
dijo, y un agudo dolor ¡cnciro cl alna dcl dios,
quc, irriiado cn su corazon, cogio a Ofuscacion
¡or los níiidos calcllos y ¡rcsio solcnnc
jurancnio dc quc Ofuscacion, ian funcsia a
iodos, janas volvcría al Olin¡o y al ciclo
csircllado. Y, volicandola con la nano, la arrojo
dcl ciclo. En scguida llcgo Ofuscacion a los
can¡os culiivados ¡or los Ionlrcs. Y Zcus gcnía
¡or causa dc clla, sicn¡rc quc conicn¡lala a su
Iijo rcalizando los ¡cnosos iralajos quc Eurisico
lc ila in¡onicndo. Por csio, cuando cl gran
Hccior, cl dc ircnolanic casco, naiala a los
argivos junio a las ¡o¡as dc las navcs, yo no
¡odía olvidarnc dc Ofus cacion, cuyo funcsio
influjo Ialía cסcrincniado. Pcro ya quc falic y
Zcus nc Iizo ¡crdcr cl juicio, quicro a¡lacaric y
Iaccric nucIos rcgalos, y iu vc al conlaic y
anina a los dcnas gucrrcros. Voy a daric cuanio
aycr lo ofrccio cn iu iicnda cl divino Uliscs. Y si
quicrcs, aguarda, aunquc csics in¡acicnic ¡or
conlaiir, y nis scrvidorcs iracran dc la navc los
¡rcscnics ¡ara quc vcas si son ca¡accs dc
a¡aciguar iu anino los quc ic lrindo.
145 Fcs¡ondiolc Aquilcs, cl dc los ¡ics
ligcros.
146 ¡Airida gloriosísino, rcy dc Ionlrcs,
Agancnon! Lucgo ¡odras rcgalarnc csias cosas,
cono cs jusio, o rcicncrlas. AIora ¡cnscnos
solancnic cn la laialla. Prcciso cs quc no
¡crdanos cl iicn¡o Iallando, ni difiranos la
accion la gran cn¡rcsa csia aun ¡or acalar, ¡ara
quc vcan nucvancnic a Aquilcs cnirc los
conlaiicnics dclanicros, aniquilando con su
lroncínca lanza las falangcs icucras. Y vosoiros
¡cnsad ianlicn cn conlaiir con los cncnigos.
154 Conicsio cl ingcnioso Uliscs.
155 Aunquc scas valicnic, dcifornc Aquilcs,
no c×Iorics a los aqucos a quc ¡clccn cn ayunas
con los iroyanos, ccrca dc Ilio; quc no durara
¡oco iicn¡o la laialla cuando las falangcs
vcngan a las nanos y la divinidad c×ciic cl valor
dc anlos cjcrciios. Ordcnalcs, ¡or cl conirario, a
los aqucos quc cn las vclcras navcs sc Iaricn dc
nanjarcs y vino, ¡ucs csio da fucrza y valor.
Esiando cn ayunas no ¡ucdc cl varon conlaiir
iodo cl día, Iasia la ¡ucsia dcl sol, con cl
cncnigo; aunquc su corazon lo dcscc, los
nicnlros sc lc cnior¡cccn sin quc cl lo advicria,
lc rindcn cl Ianlrc y la scd, y las rodillas sc lc
dollan al andar. Pcro cl quc ¡clca iodo cl día con
los cncnigos, saciado dc vino y dc nanjarcs,
iicnc cn cl ¡ccIo un corazon audaz y sus
nicnlros no sc cansan Iasia quc iodos sc Ian
rciirado dc la lid. Ea, dcs¡idc las iro¡as y nanda
quc ¡rc¡arcn cl dcsayuno; cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon, iraiga los rcgalos cn ncdio dcl agora
¡ara quc los vcan iodos los aqucos con sus
¡ro¡ios ojos y io rcgocijcs cn cl corazon; jurc cl
Airida, dc ¡ic cnirc los argivos, quc nunca sulio
al lccIo dc Driscidc ni sc junio con clla, cono cs
cosiunlrc, oI rcy, cnirc Ionlrcs y nujcrcs; y
iu, Aquilcs, ¡rocura icncr cn cl ¡ccIo un anino
lcnigno. Quc lucgo sc ic ofrczca cn cl
can¡ancnio un cs¡lcndido lanqucic dc
rcconciliacion, ¡ara quc nada falic dc lo quc sc ic
dclc. Y cl Airida sca cn adclanic nas jusio con
iodos; ¡ucs no sc ¡ucdc rc¡rcndcr quc sc
a¡aciguc a un rcy, a quicn ¡rincro sc injurio.
184 Dijo cnionccs cl rcy dc Ionlrcs,
Agancnon.
185 Con agrado cscucIc ius ¡alalras,
Lacriíada, ¡ucs cn iodo lo quc narrasic y
cסusisic Ias sido o¡oriuno. Quicro Iaccr cl
jurancnio; ni anino nc lo aconscja, y no scra
¡ara un ¡crjurio ni invocacion a la divinidad.
Aquilcs aguardc, aunquc csic in¡acicnic ¡or
conlaiir, y los dcnas coniinuad rcunidos aquí
Iasia quc iraigan dc ni iicnda los ¡rcscnics y
consagrcnos con un sacrificio nucsira ficl
anisiad. A ii nisno lo ic cncargo y ordcno.
cscogc cnirc los jovcncs aqucos los nas
¡rinci¡alcs; y, cncaninandoos a ni navc, iracd
cuanio aycr ofrccinos a Aquilcs, sin dcjar las
nujcrcs. Y Taliilio, airavcsando cl ancIuroso
can¡ancnio aquco, vaya a luscar y ¡rc¡arc un
jalalí ¡ara innolarlo a Zcus y al Sol.
198 Fc¡lico Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros.
199 ¡Airida gloriosísino, rcy dc Ionlrcs,
Agancnon! Todo csio dclicrais Iaccrlo cuando sc
sus¡cnda cl conlaic y no sca ian grandc cl ardor
quc inflana ni ¡ccIo. ¡Yaccn insc¡ulios los quc
naio Hccior Prianida cuando Zcus lc dio gloria, y
vosoiros nos aconscjais quc conanos! Yo
nandana a los aqucos quc conlaiicran cn
ayunas, sin ionar nada; y quc a la ¡ucsia dcl sol,
dcs¡ucs dc vcngar la afrcnia, cclclraran un gran
lanqucic. Hasia cnionccs no Ian dc cnirar cn ni
gargania ni nanjarcs ni lclidas, a causa dc la
nucric dc ni con¡ancro; cl cual yacc cn la
iicnda, airavcsado ¡or cl agudo lroncc, con los
¡ics Iacia cl vcsiílulo y rodcado dc anigos quc lc
lloran. Por csio, aqucllas cosas cn nada inicrcsan
a ni cs¡íriiu, sino ian solo la naianza, la sangrc
y cl irisic gcnir dc los gucrrcros.
215 Fcs¡ondiolc cl ingcnioso Uliscs.
216 ¡OI Aquilcs, Iijo dc Pclco, cl nas valicnic
dc iodos los aqucos! Ercs nas fucric quc yo y nc
su¡cras no ¡oco cn cl nancjo dc la lanza, ¡cro io
avcniajo nucIo cn cl ¡cnsar, ¡orquc nací anics y
ni cסcricncia cs nayor. Acccda, ¡ucs, io
corazon a io quc voy a dccir. Pronio sc cansan los
Ionlrcs dc ¡clcar, si, Iacicndo cacr cl lroncc
nucIas cs¡igas al suclo, la nics cs cscasa,
¡orquc Zcus, cl arliiro dc la gucrra Iunana,
inclina al oiro lado la lalanza. No cs jusio quc los
aqucos llorcn al nucrio con cl vicnirc, ¡ucs
sicndo ianios los quc sucunlcn unos cn ¡os dc
oiros iodos los días, ¿cuando ¡odríanos rcs¡irar
sin ¡cna? Sc dclc cnicrrar con anino firnc al
quc nucrc y llorarlc un día, y lucgo cuanios
Iayan csca¡ado dcl conlaic funcsio ¡icnscn cn
concr y lclcr ¡ara vcsiir oira vcz cl indonallc
lroncc y ¡clcar coniinuancnic y con nas icson
aun conira los cncnigos. Ningun gucrrcro dcjc dc
salir aguardando oira c×Ioriacion, quc ¡ara su
dano la cs¡crara quicn sc qucdc junio a las navcs
argivas. Vayanos iodos junios y c×ciicnos al
crucl Arcs conira los iroyanos, donadorcs dc
calallos.
238 Dijo; nando quc lc siguicscn los Iijos dcl
glorioso Ncsior, Mcgcs Filida, Toanic, Mcrioncs,
Liconcdcs Crconiíada y Mclani¡o, y cncaninosc
con cllos a la iicnda dc Agancnon Airida. Y
a¡cnas IccIa la ¡ro¡osicion, ya csiala cun¡lida.
Llcvaronsc dc la iicnda los sicic irí¡odcs quc cl
Airida Ialía ofrccido, vcinic caldcras rclucicnics
y docc calallos; a Iicicron salir sicic nujcrcs,
dicsiras cn ¡rinorosas lalorcs, y a Driscidc, la dc
Icrnosas ncjillas, quc fuc la ociava. Al volvcr,
Uliscs ila dclanic con los dicz ialcnios dc oro quc
cl nisno Ialía ¡csado, y lc scguían los jovcncs
aqucos con los ¡rcscnics. Pusicronio iodo cn
ncdio dcl agora; alzosc Agancnon, y al lado dcl
¡asior dc Ionlrcs sc ¡uso Taliilio, cuya voz
¡arccía la dc una dcidad, sujciando con la nano
a un jalalí. El Airida saco cl cucIillo quc llcvala
colgado junio a la gran vaina dc la cs¡ada, corio
¡or ¡rinicias algunas ccrdas dcl jalalí y oro,
lcvaniando las nanos a Zcus; y iodos los argivos,
scniados cn silcncio y cn lucn ordcn,
cscucIalan las ¡alalras dcl rcy. Ésic, alzando
los ojos al ancIuroso ciclo, Iizo csia ¡lcgaria.
258 Scan icsiigos Zcus, cl nas c×cclso y
¡odcroso dc los dioscs, y lucgo la Ticrra, cl Sol y
las Erinias quc dclajo dc la iicrra casiigan a los
nucrios quc fucron ¡crjuros, dc quc janas Ic
¡ucsio la nano solrc la jovcn Driscidc ¡ara yaccr
con clla ni ¡ara oira cosa alguna, sino quc cn ni
iicnda Ia ¡crnanccido iniacia. Y si cn algo
¡crjurarc, cnvícnnc los dioscs los nucIísinos
nalcs con quc casiigan al quc, jurando, conira
cllos ¡cca.
266 Dijo; y con cl crucl lroncc dcgollo cl
jalalí quc Taliilio arrojo, Iacicndolc dar vuclias,
a gran alisno dcl cs¡unoso nar ¡ara ¡asio dc
los ¡cccs. Y Aquilcs, lcvaniandosc cnirc los
lclicosos argivos, Iallo cn csios icrninos.
270 ¡Zcus ¡adrc! Crandcs son los inforiunios
quc nandas a los Ionlrcs. Janas cl Airida nc
Iulicra susciiado cl cnojo cn cl ¡ccIo, ni Iulicsc
icnido ¡odcr ¡ara arrclaiarnc la jovcn conira ni
voluniad; ¡cro sin duda qucría Zcus quc
nuricscn nucIos aqucos. AIora id a concr ¡ara
quc lucgo iralcnos cl conlaic.
276 Así sc cסrcso; y al noncnio disolvio cl
agora. Cada uno volvio a su rcs¡cciiva navc. Los
nagnaninos nirnidoncs sc Iicicron cargo dc los
¡rcscnics, y, llcvandolos Iacia , cl lajcl dcl divino
Aquilcs, dcjaronlos cn la iicnda, dicron sillas a
las nujcrcs, y scrvidorcs ilusircs guiaron a los
calallos al siiio cn quc los dcnas csialan.
282 Driscidc, quc a la aurca Afrodiia sc
ascncjala, cuando vio a Pairoclo airavcsado ¡or
cl agudo lroncc, sc ccIo solrc cl nisno y
¡rorrun¡io cn fucrics sollozos, nicniras con las
nanos sc gol¡cala cl ¡ccIo, cl dclicado cucllo y
cl f lindo rosiro. Y, llorando aquclla nujcr
scncjanic a una diosa, así dccía.
287 ¡OI Pairoclo, anigo carísino al corazon
dc csia dcsvcniurada! Vivo ic dcjc al ¡ariir dc la
iicnda, y ic cncucniro difunio al volvcr, oI
¡rínci¡c dc Ionlrcs. ¡Cono nc ¡crsiguc una
dcsgracia iras oira! Vi al Ionlrc a quicn nc
cnircgaron ni ¡adrc y ni vcncrallc nadrc,
airavcsado ¡or cl agudo lroncc al ¡ic dc los
nuros dc la ciudad; y los ircs Icrnanos qucridos
quc una nisna nadrc nc dicra nuricron
ianlicn. Pcro iu, cuando cl ligcro Aquilcs naio a
ni cs¡oso y iono la ciudad dcl divino Mincs, no
nc dcjalas llorar, dicicndo quc lograrías quc yo
fucra la nujcr lcgíiina dcl divino Aquilcs, quc
csic nc llcvaría cn su navc a Fiía y quc allí, cnirc
los nirnidoncs, cclclraríanos cl lanqucic
nu¡cial. Y aIora quc Ias nucrio no nc cansarc
dc llorar ¡or ii, quc sicn¡rc Ias sido afallc.
301 Así dijo llorando, y las nujcrcs
sollozaron, a¡arcnicncnic ¡or Pairoclo, y cn
rcalidad ¡or sus ¡ro¡ios nalcs. Los caudillos
aqucos sc rcunicron cn iorno dc Aquilcs y lc
su¡licaron quc conicra; ¡cro cl sc ncgo, dando
sus¡iros.
305 Yo os rucgo, si alguno dc nis
con¡ancros quicrc olcdcccrnc aun, quc no nc
inviicis a saciarcl dcsco dc concr o dc lclcr;
¡orquc un gravc dolor sc a¡odcra dc ní.
Aguardarc Iasia la ¡ucsia dcl sol y so¡oriarc la
faiiga.
309 Así dicicndo, dcs¡idio a los dcnas rcycs,
y solo sc qucdaron los dos Airidas, cl divino
Uliscs, Ncsior, Idoncnco y cl anciano jincic Fcni×
¡ara disiracr a Aquilcs, quc csiala
¡rofundancnic afligido. Pcro nada ¡odía alcgrar
cl corazon dcl Icroc, nicniras no cnirara cn
sangricnio conlaic. Y acordandosc dc Pairoclo,
dala Iondos y frccucnics sus¡i ros, y así dccía.
315 En oiro iicn¡o, iu, infcliz, cl nas anado
dc los con¡ancros, nc scrvías cn csia iicnda,
diligcnic y solíciio, cl agradallc dcsayuno cuando
los aqucos sc dalan ¡risa ¡or irala cl luciuoso
conlaic con los iroyanos, donadorcs dc cala
Ilos. Y aIora yaccs, airavcsado ¡or cl lroncc, y yo
csioy ayuno dc conida y dc lclida, a ¡csar dc no
faliarnc, ¡or la solcdad quc dc ii sicnio. Nada
¡cor nc ¡ucdc ocurrir; ni quc su¡icra quc Ia
nucrio ni ¡adrc, cl cual quizas llora alla cn Fiía
¡or no icncr a su lado un Iijo cono yo, nicniras
¡clco con los iroyanos cn ¡aís c×iranjcro a causa
dc la odiosa Hclcna; ni quc fallccicra ni Iijo
anado quc sc cría cn Esciro, si cl dcifornc
Nco¡iolcno vivc iodavía. Anics cl corazon
alrigala cn ni ¡ccIo la cs¡cranza dc quc solo yo
¡crcccría aquí cn Troya, lcjos dc Argos, criador dc
calallos, y dc quc iu, volvicndo a Fiía, irías cn
una vcloz navc ncgra a Esciro, rccogcrías a ni
Iijo y lc nosirarías iodos nis licncs. las
¡oscsioncs, los csclavos y cl ¡alacio dc clcvado
iccIo. Porquc nc figuro quc Pclco ya no c×isic; y,
si lc qucda un ¡oco dc vida, csiara afligido, sc
vcra alrunado ¡or la odiosa vcjcz y icncra
sicn¡rc rccilir la irisic noiicia dc ni nucric.
338 Así dijo, llorando, y los caudillos
ginicron, ¡orquc cada uno sc acordala dc
aqucllos a quicncs Ialía dcjado cn su rcs¡cciivo
¡alacio. El Cronion, al vcrlos sollozar, sc
con¡adccio dc cllos, y al insianic dirigio a Aicnca
csias aladas ¡alalras.
342 ¡Hija nía! Dcsan¡aras dc iodo cn iodo a
csc c×inio varon. ¿Acaso iu cs¡íriiu ya no sc
cuida dc Aquilcs? Hallasc junio a las navcs dc
alias ¡o¡as, llorando a su con¡ancro anado; los
dcnas sc fucron a concr, y cl siguc cn ayunas y
sin ¡rolar locado. Ea, vc y dcrrana cn su ¡ccIo
un ¡oco dc ncciar y anlrosía ¡ara quc cl Ianlrc
no lc aiorncnic.
349 Con ialcs ¡alalras insiigolc a Iaccr io
quc clla nisna dcscala. Aicnca cn¡rcndio cl
vuclo, cual si fucsc un Ialcon dc ancIas alas y
aguda voz, dcsdc cl ciclo a iravcs dcl cicr. Ya los
aqucos sc arnalan cn cl cjcrciio, cuando la diosa
dcrrano cn cl ¡ccIo dc Aquilcs un ¡oco dc ncciar
y dc anlrosía dcliciosa, ¡ara quc cl Ianlrc
nolcsia no Iicicra flaqucar las rodillas dcl Icroc;
y cn scguida rcgrcso al solido ¡alacio dcl
¡rc¡oicnic ¡adrc. Los gucrrcros afluycron a un
lugar algo disianic dc las vclcras navcs. Cuan
nuncrosos cacn los co¡os dc nicvc quc cnvía
Zcus y vuclan Iclados al in¡ulso dcl Dorcas,
nacido cn cl cicr, cn ian gran nuncro vcíansc
salir dcl rccinio dc las navcs los rcfulgcnics
cascos, los alollonados cscudos, las fucrics
corazas y las lanzas dc frcsno. El lrillo llcgala
Iasia cl ciclo; ioda la iicrra sc nosirala risucna
¡or los rayos quc cl lroncc dcs¡cdía, y un gran
ruido sc lcvaniala dc los ¡ics dc los gucrrcros.
Arnalasc cnirc csios cl divino Aquilcs.
rccIinandolc los dicnics, con los ojos
ccnicllcanics cono cnccndida llana y cl corazon
iras¡asado ¡or inso¡oriallc dolor, llcno dc ira
conira los iroyanos, vcsiía cl Icroc la arnadura
rcgalo dcl dios Hcfcsio, quc la Ialía falricado.
Pusosc cn las ¡icrnas clcganics grclas ajusiadas
con lrocIcs dc ¡laia; ¡roicgio su ¡ccIo con la
coraza; colgo dcl Ionlro una cs¡ada dc lroncc
guarnccida con argcnicos clavos y cnlrazo cl
grandc y fucric cscudo cuyo rcs¡landor scncjala
dcsdc lcjos al dc la luna. Cono a¡arccc cl fucgo
cnccndido cn un siiio soliiario cn io alio dc un
nonic a los navcganics quc vagan ¡or cl nar,
alundanic cn ¡cccs, ¡orquc las icn¡csiadcs los
alcjaron dc sus anigos; dc la nisna nancra, cl
rcs¡landor dcl Icrnoso y lalrado cscudo dc
Aquilcs llcgala al cicr. Culrio dcs¡ucs la calcza
con cl fornido yclno dc crincs dc calallo quc
lrillala cono un asiro; y a su alrcdcdor ondcaron
las aurcas y cs¡csas crincs quc Hcfcsio Ialía
colocado cn la cincra. El divino Aquilcs ¡rolo si
la arnadura sc lc ajusiala, y si, Ilcvandola
¡ucsia, novía con facilidad los nicnlros; y las
arnas vinicron a scr cono alas quc lcvanialan al
¡asior dc Ionlrcs. Saco dcl csiucIc la lanza
¡aicrna, ¡csada, grandc y rolusia, quc cnirc
iodos los aqucos solancnic cl ¡odía nancjar.
Ialía sido coriada dc un frcsno dc la cunlrc dcl
Pclio y rcgalada ¡or Quiron al ¡adrc dc Aquilcs
¡ara quc con clla naiara Icrocs. En ianio,
Auioncdonic y Álcino sc ocu¡alan cn uncir los
calallos. sujciaronlos con Icrnosas corrcas, lcs
¡usicron cl frcno cn la loca y icndicron las
ricndas Iacia airas, aiandolas al fucric asicnio.
Sin dilacion cogio Auioncdonic cl nagnífico
laiigo y salio al carro. Aquilcs, cuya arnadura
rclucía cono cl fulgido Hi¡crion, sulio ianlicn y
c×Iorio con Iorrillcs voccs a los calallos dc su
¡adrc.
400 ¿Janio y Dalio, ilusircs Iijos dc Podarga!
Cuidad dc iracr salvo a la nucIcdunlrc dc los
danaos al quc Ioy os guía cuando nos Iayanos
saciado dc conlaiir, y no lc dcjcis nucrio a11a
cono a Pairoclo.
404 Y Janio, cl corccl dc ligcros ¡ics, lajo la
calcza sus crincs, caycndo cn iorno dc la
c×ircnidad dcl yugo, llcgalan al suclo, y,
Ialicndolc doiado dc voz Hcra, la diosa dc los
nívcos lrazos, rcs¡ondio dcsdc dclajo dcl yugo.
408 Hoy ic salvarcnos aun, in¡ciuoso
Aquilcs; ¡cro csia ccrcano cl día dc iu nucric, y
los cul¡allcs no scrcnos nosoiros, sino un dios
¡odcroso y la Parca crucl. No fuc ¡or nucsira
lcniiiud ni ¡or nucsira ¡crcza quc los iroyanos
quiiaron la arnadura dc los Ionlros dc Pairoclo;
sino quc cl nas fucric dc los dioscs, a quicn ¡ario
Lcio, la dc Icrnosa calcllcra, naiolc cnirc los
conlaiicnics dclanicros y dio gloria a Hccior.
Nosoiros corrcríanos ian vcloccs cono cl so¡lo
dcl Ccfiro, quc cs icnido ¡or cl nas ra¡ido. Pcro
ianlicn iu csias dcsiinado a sucunlir a nanos
dc un dios y dc un Ionlrc.
418 DicIas csias ¡alalras, las Erinias lc
coriaron la voz. Y nuy indignado, Aquilcs, cl dc
los ¡ics ligcros, lc dijo.
420 ¡Janio! ¿Por quc nc vaiicinas la nucric?
Ninguna ncccsidad iicncs dc Iaccrlo. Ya sc quc
ni dcsiino cs ¡crcccr aquí, lcjos dc ni ¡adrc y dc
ni nadrc; nas, con iodo cso, no Ic dc dcscansar
Iasia quc Iaric dc conlaic a los iroyanos.
424 Dijo; y, dando voccs, dirigio los solí¡cdos
calallos ¡or las ¡rincras filas.

CANTO XX*
Combate de Ios dIoses

¯ Los dioscs, cn asanllca
c×iraordinaria, no sc ¡oncn dc
acucrdo solrc a quicn Ialia quc
favorcccr. Aquilcs, cnfurccido,
vuclvc al conlaic y naia a ianios
iroyanos quc los cadavcrcs
olsiruycn la corricnic dcl río Janio.

1 Micniras los aqucos sc arnalan junio a los
corvos lajclcs, alrcdcdor dc ii, oI Iijo dc Pclco,
incansallc cn la laialla, los iroyanos sc
a¡crcilían ianlicn ¡ara cl conlaic cn una
cnincncia dc la llanura.
4 Zcus ordcno a Tcnis quc, ¡ariicndo dc las
cunlrcs dcl Olin¡o, cn vallcs alundanic,
convocasc al agora a los dioscs, y clla fuc dc un
lado ¡ara oiro y a iodos lcs nando quc acudicran
al ¡alacio dc Zcus. No falio ninguno dc los ríos, a
c×cc¡cion dcl Occano; y dc cuanias ninfas
Ialiian los lcllos losqucs, las fucnics dc los nos
y los Icrlosos ¡rados, ninguna dcjo dc
¡rcscniarsc. Tan lucgo cono llcgalan al ¡alacio
dc Zcus, quc anoniona las nulcs, scnialansc cn
lrunidos ¡oriicos, quc ¡ara cl ¡adrc Zcus Ialía
consiruido Hcfcsio con salia inicligcncia.
13 Allí, ¡ucs, sc rcunicron. Tan¡oco cl quc
laic la iicrra dcsolcdccio a la diosa, sino quc,
dirigicndosc dcsdc cl nar a los dioscs, sc scnio cn
ncdio dc iodos y cסloro la voluniad dc Zcus.
16 ¿Por quc, oI iu quc lanzas cnccndidos
rayos, llanas dc nucvo a los dioscs al agora?
¿Acaso iicncs algun ¡ro¡osiio accrca dc los
iroyanos y dc los aqucos? El conlaic y la ¡clca
vuclvcn a cnccndcrsc cnirc anlos ¡ucllos.
19 Fcs¡ondiolc Zcus, quc anoniona las
nulcs.
20 Enicndisic, iu quc laics la iicrra, cl
dcsignio quc cncicrra ni ¡ccIo y ¡or cl cual os Ic
rcunido. Mc cuido dc cllos, aunquc van a ¡crcccr.
Yo nc qucdarc scniado cn la cunlrc dcl Olin¡o
y rccrcarc ni cs¡íriiu conicn¡lando la laialla; y
los dcnas ¡dos Iacia los iroyanos y los aqucos y
cada uno au×ilic a los quc quicra. Pucs, si Aquilcs
conlaiicsc solo con los iroyanos, csios no
rcsisiirían ni un insianic la aconciida dcl Pclion,
cl dc los ¡ics ligcros. Ya anics Iuían cs¡aniados
al vcrlo; y icno quc aIora, quc ian cnfurccido
iicnc cl anino ¡or la nucric dc su con¡ancro,
dcsiruya cl nuro dc Troya conira la dccision dcl
Iado.
31 Así Iallo cl Cronida y ¡ronovio una gran
laialla. Los dioscs fucron al conlaic divididos cn
dos landos. cncaninaronsc a las navcs Hcra,
Palas Aicnca, Posidon, quc cinc la iicrra, cl
lcncfico Hcrncs dc ¡rudcnic cs¡íriiu, y con cllos
Hcfcsio, quc, orgulloso dc su fucrza, cojcala
arrasirando sus gracilcs ¡icrnas; y cndcrczaron
sus ¡asos a los iroyanos Arcs, cl dc ircnolanic
casco, cl inionso Fclo, Áricnis, quc sc con¡lacc
cn iirar flccIas, Lcio, cl Janio y la risucna
Afrodiia.
41 Micniras los dioscs sc naniuvicron
alcjados dc los Ionlrcs, nosiraronsc los aqucos
nuy ufanos ¡orquc Aquilcs volvía a la laialla
dcs¡ucs dcl largo iicn¡o cn quc sc Ialía
alsicnido dc icncr ¡aric cn la irisic gucrra, y los
iroyanos sc cs¡aniaron y un fucric icnllor lcs
ocu¡o los nicnlros, ian ¡ronio cono vicron al
Pclion, ligcro dc ¡ics, quc con su rclucicnic
arnadura scncjala al dios Arcs, funcsio a los
norialcs. Mas, lucgo quc las olín¡icas dcidadcs
¡cnciraron ¡or cnirc la nucIcdunlrc dc los
gucrrcros, lcvaniosc la icrrillc Discordia, quc
cnardccc a los varoncs; Aicnca dala fucrics
griios, unas vcccs a orillas dcl foso cavado al ¡ic
dcl nuro, y oiras cn los alios y sonoros
¡rononiorios; y Arcs, quc ¡arccía un ncgro
iorlcllino, vocifcrala ianlicn y aninala
vivancnic a los iroyanos, ya dcsdc cl ¡unio nas
alio dc la ciudad, ya corricndo ¡or la Dclla Colina,
a orillas dcl Sinocnic.
54 Dc csic nodo los fcliccs dioscs, insiigando
a unos y a oiros, los Iicicron vcnir a las nanos y
¡ronovicron una rcnida coniicnda. El ¡adrc dc
los Ionlrcs y dc los dioscs irono Iorrillcncnic
cn las aliuras; Posidon, ¡or dclajo, sacudio la
inncnsa iicrra y las c×cclsas cunlrcs dc los
nonics; y rcicnllaron así las ladcras y las cinas
dcl Ida, alundanic cn nananiialcs, cono la
ciudad iroyana y las navcs aqucas. Asusiosc
Aidonco, rcy dc los inficrnos, y salio dcl irono
griiando; no fucra quc Posidon, quc sacudc la
iicrra, la dcsgarrasc y sc Iicicran visillcs las
nansioncs Iorrcndas y icnclrosas quc las
nisnas dcidadcs alorrcccn. ¡Tanio csirc¡iio sc
¡rodujo cuando los dioscs cniraron cn conlaic!
A1 solcrano Posidon lc Iizo frcnic Fclo A¡olo
con sus aladas flccIas; a Enialio, Aicnca, la diosa
dc ojos dc lccIuza; a Hcra, Áricnis, quc llcva
arco dc oro, ana cl lullicio dc la caza, sc
con¡lacc cn iirar sacias y cs Icrnana dcl quc
Iicrc dc lcjos; a Lcio, cl ¡odcroso y lcncfico
Hcrncs; y a Hcfcsio, cl gran río dc ¡rofundos
voriiccs, llanado ¡or los dioscs Janio y ¡or los
Ionlrcs Escanandro.
75 Así los dioscs salicron al cncucniro los
unos dc los oiros. Aquilcs dcscala ron¡cr ¡or cl
gcniío cn dcrccIura a Hccior Prianida, ¡ucs cl
anino lc in¡ulsala a saciar con la sangrc dcl
Icroc a Arcs, infaiigallc lucIador. Mas A¡olo,
quc cnardccc a los gucrrcros, novio a Encas a
o¡oncrsc al Pclion, infundicndolc gran valor y
Iallandolc así, dcs¡ucs dc ionar la voz y la
figura dc Licaon, Iijo dc Príano.
83 ¡Encas, conscjcro dc los iroyanos! ¿Quc cs
dc aqucllas ancnazas IccIas ¡or ii cn los
lanqucics dc los rcycs iroyanos, dc quc saldrías
a conlaiir con cl Pclida Aquilcs?
86 Y a su vcz Encas lc rcs¡ondio dicicndo.
87 ¡Prianida! ¿Por quc nc ordcnas quc lucIc,
sin dcscarlo ni voluniad, con cl aninoso Pclion?
No fucra la ¡rincra vcz quc nc vicsc frcnic a
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros. cn oiro iicn¡o,
cuando vino adondc ¡acían nucsiras vacas y
iono a Lirncso y a Pcdaso, ¡crsiguionc ¡or cl Ida
con su lanza; y Zcus nc salvo, dandonc fucrzas y
agilizando nis rodillas. Sin su ayuda Iulicsc
sucunlido a nanos dc Aquilcs y dc Aicnca, quc
lc ¡rcccdía, lc dala la vicioria y lc aninala a
naiar lclcgcs y iroyanos con la lroncínca lanza.
Por cso ningun Ionlrc ¡ucdc conlaiir con
Aquilcs, ¡orquc a su lado asisic sicn¡rc alguna
dcidad quc lc lilra dc la nucric. En canlio, su
lanza vucla rccia y no sc dciicnc Iasia quc Ia
airavcsado cl cucr¡o dc un cncnigo. Si un dios
igualara las condicioncs dcl conlaic, Aquilcs no
nc vcnccría facilncnic; aunquc sc gloriasc dc scr
iodo dc lroncc.
103 Fc¡licolc cl solcrano A¡olo, Iijo dc Zcus.
104 ¡Hcroc! Fucga iu ianlicn a los
scn¡iicrnos dioscs, ¡ucs diccn quc nacisic dc
Afrodiia, Iija dc Zcus, y aqucl cs Iijo dc una
divinidad infcrior. La ¡rincra dcscicndc dc Zcus,
csia iuvo ¡or ¡adrc al anciano dcl nar. Lcvania cl
indonallc lroncc y no io arrcdrcs ¡or oír
¡alalras duras o ancnazas.
110 A¡cnas acalo dc Iallar, infundio
grandcs lríos al ¡asior dc Ionlrcs; y csic, quc
llcvala una rclucicnic arnadura dc lroncc, sc
alrio ¡aso ¡or los conlaiicnics dclanicros. Hcra,
la dc los nívcos lrazos, no dcjo dc advcriir quc cl
Iijo dc Anquiscs airavcsala la nucIcdunlrc
¡ara salir al cncucniro dcl Pclion; y, llanando a
oiros dioscs, lcs dijo.
115 Considcrad cn vucsira ncnic, Posidon y
Aicnca, cono csio acalara; ¡ucs Encas, arnado
dc rclucicnic lroncc, sc cncanina cn dcrccIura
al Pclion ¡or c×ciiacion dc Fclo A¡olo. Ea,
Iaganoslc rciroccdcr, o alguno dc nosoiros sc
¡onga junio a Aquilcs, lc infunda gran valor y no
dcjc quc su anino dcsfallczca; ¡ara quc conozca
quc lc quicrcn los innorialcs nas ¡odcrosos, y
quc son dclilcs los dioscs quc cn cl conlaic y la
¡clca ¡roicgcn a los iroyanos. Todos Icnos
lajado dcl Olin¡o a inicrvcnir cn csia laialla,
¡ara quc Aquilcs no ¡adczca Ioy ningun dano dc
¡aric dc los iroyanos; y lucgo sufrira io quc la
Parca dis¡uso, Iilando cl lino, cuando su nadrc
ic dio a luz. Si Aquilcs no sc cnicra ¡or la voz dc
los dioscs, scniira icnor cuando cn cl conlaic lc
salga al cncucniro alguna dcidad; ¡ucs los
dioscs, cn dcjandosc vcr, son icrrillcs.
132 Fcs¡ondiolc Posidon, quc sacudc la
iicrra.
133 ¡Hcra! No ic irriics nas dc io razonallc,
¡ucs no ic cs ¡rcciso. Ni yo quisicra quc nosoiros,
quc sonos los nas fucrics, ¡ronovicranos la
coniicnda cnirc los dioscs. Vayanonos dc csic
canino y scnicnonos cn aquclla aliura, y dc la
laialla cuidaran los Ionlrcs. Y si Arcs o Fclo
A¡olo dicrcn ¡rinci¡io a la ¡clca o dciuvicrcn a
Aquilcs y no lc dcjarcn conlaiir, ircnos cn
scguida a lucIar con cllos, y nc figuro quc ¡ronio
icndran quc rciirarsc y volvcr al Olin¡o, a la
rcunion dc los dcnas dioscs, vcncidos ¡or la
fucrza dc nucsiros lrazos.
144 DicIas csias ¡alalras, cl dios dc los
ccrulcos calcllos llcvolos al alio icrra¡lcn quc los
iroyanos y Palas Aicnca Ialían lcvaniado cn oiro
iicn¡o ¡ara quc cl divino Hcraclcs sc lilrara dc la
lallcna cuando, ¡crscguido ¡or csia, ¡aso dc la
¡laya a la llanura. Allí Posidon y los oiros dioscs
sc scniaron, c×icndicndo cn dcrrcdor dc sus
Ionlros una in¡cncirallc nulc; y al oiro lado,
cn la cina dc la Dclla Colina, cn iorno dc ii, oI
Fclo, quc Iicrcs dc lcjos, y dc Arcs, quc dcsiruyc
las ciudadcs, aconodaronsc las dcidadcs
¡roiccioras dc los iroyanos.
153 Así unos y oiros, scniados cn dos
gru¡os, dclilcralan y no sc dccidían a cn¡czar cl
funcsio conlaic. Y Zcus dcsdc lo alio lcs inciiala
a concnzarlo.
156 Todo cl can¡o, llcno dc Ionlrcs y
calallos, rcs¡landccía con cl lucir dcl lroncc; y la
iicrra rciunlala dclajo dc los ¡ics dc los
gucrrcros quc a lucIar salían. Dos varoncs,
scnalados cnirc los nas valicnics, dcscosos dc
conlaiir, sc adclaniaron a los suyos ¡ara
cnconirarsc cnirc anlos cjcrciios. Encas, Iijo dc
Anquiscs, y cl divino Aquilcs. Prcscniosc ¡rincro
Encas, ancnazador, ircnolando cl solido casco.
¡roicgía cl ¡ccIo con cl fucric cscudo y vilrala
lroncínca lanza. Y cl Pclida dcsdc cl oiro lado fuc
a o¡oncrsclc cono un voraz lcon, ¡ara naiar al
cual sc rcuncn los Ionlrcs dc iodo un ¡ucllo; y
cl lcon al ¡rinci¡io siguc su canino
dcs¡rcciandolos; nas, así quc uno dc los
lclicosos jovcncs lc Iicrc con un vcnallo, sc
vuclvc Iacia cl con la loca alicria, nucsira los
dicnics culicrios dc cs¡una, sicnic gcnir cn su
¡ccIo cl corazon valcroso, sc azoia con la cola
nuslos y cadcras ¡ara aninarsc a ¡clcar, y con
los ojos ccnicllcanics arrcncic ficro Iasia quc
naia a alguicn o cl nisno ¡crccc cn la ¡rincra
fila; así lc insiigalan a Aquilcs su valor y anino
csforzado a salir al cncucniro dcl nagnanino
Encas. Y ian ¡ronio cono sc Iallaron frcnic a
frcnic, cl divino Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros,
Iallo dicicndo.
178 ¡Encas! ¿Por quc ic adclanias ianio a la
iurla y nc aguardas? ¿Acaso cl anino ic inciia a
conlaiir connigo ¡or la cs¡cranza dc rcinar
solrc los iroyanos, donadorcs dc calallos, con la
dignidad dc Príano? Si nc naiascs, no ¡ondría
Príano cn iu nano ial rccon¡cnsa; ¡orquc iicnc
Iijos, conscrva cnicro cl juicio y no cs inscnsaio.
¿O quizas ic Ian ¡ronciido los iroyanos acoiaric
un Icrnoso can¡o dc fruialcs y scnlradío quc a
los dcnas avcniajc, ¡ara quc ¡ucdas culiivarlo, si
nc quiias la vida? Mc figuro quc ic scra difícil
conscguirlo. Ya oira vcz ic ¡usc cn fuga con ni
lanza. ¿No rccucrdas quc, Iallandoic solo, ic
a¡aric dc ius lucycs y ic ¡crscguí ¡or cl nonic
Ida corricndo con ligcra ¡lania? Enionccs Iuías
sin volvcr la calcza. Lucgo ic rcfugiasic cn
Lirncso y yo ionc la ciudad con la ayuda dc
Aicnca y dcl ¡adrc Zcus, y nc llcvc las nujcrcs
Iacicndolas csclavas; nas a ii ic salvaron Zcus y
los dcnas dioscs. No crco quc aIora ic guardcn,
cono cs¡cra iu corazon; y ic aconscjo quc
vuclvas a iu cjcrciio y no ic qucdcs frcnic a ní,
anics quc ¡adczcas algun dano; quc cl nccio solo
conocc cl nal cuando Ia llcgado.
199 Y a su vcz Encas lc rcs¡ondio dicicndo.
200 ¡Pclida! No crcas quc con csas ¡alalras
nc asusiaras cono a un nino, ¡ucs ianlicn sc
¡rofcrir injurias y laldoncs. Conoccnos cl linajc
dc cada uno dc nosoiros y cualcs fucron nucsiros
rcs¡cciivos ¡adrcs, ¡or Ialcrlo oído coniar a los
norialcs Ionlrcs; quc ni iu visic a los níos, ni
yo a los iuyos. Diccn quc crcs ¡rolc dcl c×inio
Pclco y iicncs ¡or nadrc a Tciis, ninfa narina dc
Icrnosas ircnzas; nas yo nc glorío dc scr Iijo
dcl nagnanino Anquiscs y ni nadrc cs Afrodiia.
aqucllos o csios icndran quc llorar Ioy la nucric
dc su Iijo, ¡ucs no ¡icnso quc nos sc¡arcnos sin
conlaiir, dcs¡ucs dc dirigirnos ¡ucrilcs insulios.
Si dcscas salcrlo, io dirc cual cs ni linajc, dc
nucIos conocido. Princro Zcus, quc anoniona
las nulcs, cngcndro a Dardano, y csic fundo la
Dardania al ¡ic dcl Ida, cn nananiialcs
alundoso; ¡ucs aun la sacra Ilio, ciudad dc
Ionlrcs dc voz ariiculada, no Ialía sido
cdificada cn la llanura. Dardano iuvo ¡or Iijo al
rcy Ericionio, quc fuc cl nas o¡ulcnio dc los
norialcs Ionlrcs. ¡oscía ircs nil ycguas quc,
ufanas dc sus iicrnos ¡oiros, ¡acían junio a un
¡aniano. El Dorcas cnanorosc dc algunas dc las
quc vio ¡accr, y, iransfigurado cn calallo dc
ncgras crincs, Iulo dc cllas docc ¡oiros quc cn la
fcriil iicrra salialan ¡or cncina dc las nicscs sin
ron¡cr las cs¡igas y cn cl ancIo dorso dcl
cs¡unoso nar corrían solrc las nisnas olas.
Ericionio fuc ¡adrc dc Tros, quc rcino solrc los
iroyanos; y csic dio cl scr a ircs Iijos
irrc¡rcnsillcs. Ilo, Asaraco y cl dcifornc
Canincdcs, cl nas Icrnoso dc los Ionlrcs, a
quicn arrclaiaron los dioscs a causa dc su
lcllcza ¡ara quc cscanciara cl ncciar a Zcus y
vivicra con los innorialcs. Ilo cngcndro al c×inio
Laoncdonic, quc iuvo ¡or Iijos a Tiiono, Príano,
Lan¡o, Cliiio a Hicciaon, vasiago dc Arcs.
Asaraco cngcndro a Ca¡is, cuyo Iijo fuc
Anquiscs. Anquiscs nc cngcndro a ní, y Príano
al divino Hccior. Tal alcurnia y ial sangrc nc
glorío dc icncr. Pcro Zcus auncnia o disninuyc cl
valor dc los gucrrcros cono lc ¡lacc, ¡orquc cs cl
nas ¡odcroso. Ea, no nos diganos nas ¡alalras
cono si fucscnos ninos, ¡arados así cn ncdio dcl
can¡o dc laialla. Facil nos scría infcrinos ianias
injurias, quc una navc dc cicn lancos dc rcncros
no ¡odría Ilcvarlas. Es volullc la lcngua dc los
Ionlrcs, y dc clla salcn razoncs dc iodas clascs;
Iallansc nucIas ¡alalras aca y a11a, y cual
Iallarcs ial oiras la rcs¡ucsia. Mas ¿quc
ncccsidad icncnos dc alicrcar, dis¡uiando a
injuriandonos, cono nujcrcs irriiadas, las
cualcs, novidas ¡or rocdor cncono, salcn a la
callc y sc zaIicrcn dicicndo nucIas cosas,
vcrdadcras unas y falsas oiras, quc la colcra lcs
dicia? No lograras con ius ¡alalras quc yo,
csiando dcscoso dc conlaiir, ¡icrda cl valor
anics dc quc con cl lroncc y frcnic a frcnic
¡clccnos. Ea, aconcianonos cn scguida con las
lroncíncas lanzas.
259 Dijo; y, arrojando la fornida lanza,
clavola cn cl icrrillc y Iorrcndo cscudo dc
Aquilcs, quc rcsono grandcncnic cn iorno dc clla.
El Pclida, icncroso, a¡ario cl cscudo con la
rolusia nano, crcycndo quc la lucnga lanza dcl
nagnanino Encas lo airavcsaría facilncnic.
¡Inscnsaio! No ¡cnso cn su ncnic ni cn su
cs¡íriiu quc los c×inios ¡rcscnics dc los dioscs
no ¡ucdcn scr dcsiruidos con facilidad ¡or los
norialcs Ionlrcs, ni ccdcr a sus fucrzas. Y así la
¡csada lanza dc Encas no ¡crforo cnionccs la
rodcla ¡or Ialcrlo in¡cdido la lanina dc oro quc
cl dios ¡uso cn ncdio, sino quc airavcso dos
ca¡as y dcjo ircs iniacias, ¡orquc cran cinco las
quc cl dios cojo Ialía rcunido. las dos dc lroncc,
dos inicriorcs dc csiano, y una dc oro, quc fuc
dondc sc dciuvo la lanza dc frcsno.
273 Aquilcs dcs¡idio lucgo la ingcnic lanza, y
accrio a dar cn cl lordc dcl liso cscudo dc Encas,
siiio cn quc cl lroncc cra nas dclgado y cl
loyuno cucro nas icnuc. cl frcsno dcl Pclion
airavcsolo, y iodo cl cscudo rcsono. Encas,
ancdrcniado, sc cncogio y lcvanio cl cscudo; la
lanza, dcscosa dc ¡roscguir su curso, ¡asolc ¡or
cina dcl Ionlro, dcs¡ucs dc ron¡cr los dos
círculos dc la rodcla, y sc clavo cn cl suclo; y cl
Icroc, cviiado ya cl gol¡c, qucdosc innovil y con
los ojos nuy cs¡aniados dc vcr quc aquclla Ialía
caído ian ccrca. Aquilcs dcsnudo la aguda
cs¡ada; y, ¡rofiricndo Iorrillcs voccs, arrcnciio
conira Encas; y csic, a su vcz, cogio una gran
¡icdra quc dos dc los Ionlrcs aciualcs no
¡odrían llcvar y quc cl nancjala facilncnic. Y
Encas iirara la ¡icdra a Aquilcs y lc accriara cn cl
casco o cn cl cscudo quc Ialría a¡ariado dcl
Icroc la irisic nucric, y cl Pclida ¡rivara dc la
vida a Encas, Iiricndolc dc ccrca con la cs¡ada,
si al ¡unio no lo Iulicsc advcriido Posidon, quc
sacudc la iicrra, cl cual dijo cnirc los dioscs
innorialcs.
293 ¡OI dioscs! Mc causa ¡csar cl
nagnanino Encas, quc ¡ronio, sucunlicndo a
nanos dcl Pclion, dcsccndcra al Hadcs ¡or Ialcr
olcdccido las ¡alalras dc A¡olo, quc Iicrc dc
lcjos. ¡Inscnsaio! El dios no lc lilrara dc la irisic
nucric. Mas ¿¡or quc Ia dc ¡adcccr, sin scr
cul¡allc, las ¡cnas quc oiros ncrcccn, Ialicndo
ofrccido sicn¡rc graios ¡rcscnics a los dioscs quc
Ialiian cl ancIuroso ciclo? Ea, lilrcnoslc dc la
nucric, no sca quc cl Cronida sc cnojc si Aquilcs
lo naia, ¡ucs cl dcsiino quicrc quc sc salvc a fin
dc quc no ¡crczca sin dcsccndcncia ni sc c×iinga
dcl iodo cl linajc dc Dardano, quc fuc anado ¡or
cl Cronida con ¡rcfcrcncia a los dcnas Iijos quc
iuvo dc nujcrcs norialcs. Ya cl Cronion alorrccc
a los dcsccndicnics dc Príano; ¡cro cl fucric
Encas rcinara solrc los iroyanos, y lucgo los Iijos
dc sus Iijos quc succsivancnic nazcan.
309 Fcs¡ondiolc Hcra vcncranda, la dc ojos
dc novilla.
310 ¡OI iu quc sacudcs la iicrra! Fcsuclvc iu
nisno si Ias dc salvar a Encas o ¡crniiir quc, no
olsianic su valor, sca nucrio ¡or cl Pclida
Aquilcs. Pucs así Palas Aicnca cono yo Icnos
jurado rc¡ciidas vcccs a visia dc los innorialcs
iodos, quc janas lilraríanos a los iroyanos dcl
día funcsio, aunquc Troya cnicra fucsc ¡asio dc
las voraccs llanas ¡or Ialcrla inccndiado los
lclicosos aqucos.
318 Cuando Posidon, quc sacudc la iicrra,
oyo csias ¡alalras, fucsc; y andando ¡or la liza,
cnirc cl csirucndo dc las lanzas, llcgo adondc
csialan Encas y cl ilusirc Aquilcs. Al noncnio
culrio dc niclla los ojos dcl Pclida Aquilcs,
arranco dcl cscudo dcl nagnanino Encas la
lanza dc frcsno con ¡unia dc lroncc quc dc¡osiio
a los ¡ics dc aqucl, y arrclaio al iroyano
alzandolo dc la iicrra. Encas, sosicnido ¡or la
nano dcl dios, ¡aso ¡or cina dc nucIas filas dc
Icrocs y calallos Iasia llcgar al oiro c×ircno dcl
in¡ciuoso conlaic, dondc los cauconcs sc
arnalan ¡ara ¡clcar. Y cnionccs Posidon, quc
sacudc la iicrra, sc lc ¡rcscnio, y lc dijo csias
aladas ¡alalras.
332 ¡Encas! ¿Cual dc los dioscs ic Ia
ordcnado quc conciicras la locura dc lucIar
cucr¡o a cucr¡o con cl aninoso Pclion, quc cs
nas fucric quc iu y nas caro a los innorialcs?
Fciíraic cuanias vcccs lc cncucnircs, no sca quc
lo Iaga dcsccndcr a la norada dc Hadcs anics dc
lo dis¡ucsio ¡or cl Iado. Mas, cuando Aquilcs
Iaya nucrio, ¡or Ialcrsc cun¡lido su dcsiino,
¡clca confiadancnic cnirc los conlaiicnics
dclanicros, quc no ic naiara ningun oiro aquco.
340 Así dicicndo, dcjo a Encas allí, dcs¡ucs
quc lc Iulo anoncsiado y a¡ario la olscura
niclla dc los ojos dc Aquilcs. Ésic volvio a vcr con
claridad, y, ginicndo, a su nagnanino cs¡íriiu lc
dccía.
344 ¡OI dioscs! Crandc cs cl ¡rodigio quc a
ni visia sc ofrccc. csia lanza yacc cn cl suclo y no
vco al varon conira quicn la arrojc, con inicncion
dc naiarlc. Cicriancnic a Encas lc anan los
innorialcs dioscs; ¡y yo crcía quc sc jaciala dc
cllo vanancnic! Vayasc, ¡ucs; quc no icndra
anino ¡ara ncdir dc nucvo sus fucrzas connigo,
quicn aIora Iuyo gusioso dc la nucric.
E×Ioriarc a los lclicosos danaos y ¡rolarc cl
valor dc los dcnas cncnigos, salicndolcs al
cncucniro.
333 Dijo; y, saliando ¡or cnirc las filas,
aninala a los gucrrcros.
334 ¡No ¡crnanczcais alcjados dc los
iroyanos, divínos aqucos! Ea, cada Ionlrc
cnlisia a oiro y sicnia anIclo ¡or ¡clcar. Difícil
cs quc yo solo, aunquc sca valicnic, ¡crsiga a
ianios gucrrcros y con iodos lucIc; y ni a Arcs,
quc cs un dios innorial, ni a Aicnca, lcs scría
¡osillc rccorrcr un can¡o dc laialla ian vasio y
conlaiir cn iodas ¡ancs. En io quc ¡ucdo Iaccr
con nis nanos, nis ¡ics o ni fucrza, no nc
nucsiro rcniso. Enirarc ¡or iodos lados cn las
Iilcras dc las falarigcs cncnigas, y nc figuro quc
no sc alcgraran los iroyanos quc a ni lanza sc
accrqucn.
364 Con csias ¡alalras los aninala.
Tanlicn cl csclarccido Hccior c×Ioriala a los
iroyanos, dando griios, y ascgurala quc saldría al
cncucniro dc Aquilcs.
366 ¡Aninosos iroyanos! ¡No icnais al Pclion!
Yo dc ¡alalra conlaiiría Iasia con los
innorialcs; ¡cro cs difícil Iaccrlo con la lanza,
sicndo, cono son, nucIo nas fucrics. Aquilcs no
llcvara al calo iodo cuanio dicc, sino quc cn
¡aric lo cun¡lira y cn ¡aric lo dcjara a ncdio
Iaccr. Irc a cnconirarlo, aunquc ¡or sus nanos
sc ¡arczca a la llana; sí, aunquc ¡or sus nanos
sc ¡arczca a la llana, y ¡or su forialcza al
rclucicnic Iicrro
373 Con ialcs voccs los c×ciiala. Los
iroyanos calaron las lanzas; iralosc cl conlaic y
sc ¡rodujo griicría, y cnionccs Fclo A¡olo sc
accrco a Hccior y lc dijo.
376 ¡Hccior! No ic adclanics ¡ara lucIar con
Aquilcs; cs¡cra su aconciida nczclado con la
nucIcdunlrc, confundido con la iurla. No sca
quc consiga Icriric dcsdc lcjos con arna
arrojadiza, o dc ccrca con la cs¡ada.
379 Así Iallo. Hccior sc fuc, ancdrcniado,
¡or cnirc la nuliiiud dc gucrrcros a¡cnas acalo
dc oír las ¡alalras dcl dios. Aquilcs, con cl
corazon rcvcsiido dc valor y dando Iorrillcs
griios, arrcnciio a los iroyanos, y cn¡czo ¡or
naiar al valcroso Ifiiion Oiriniida, caudillo dc
nucIos Ionlrcs, a quicn una ninfa nayadc
Ialía icnido dc Oirinico, asolador dc ciudadcs,
cn cl o¡ulcnio ¡ucllo dc Hida, al ¡ic dcl ncvado
Tnolo. cl divino Aquilcs accrio a darlc con la
lanza cn ncdio dc la calcza, cuando arrcnciía
conira cl, y sc la dividio cn dos ¡arics. El iroyano
cayo con csirc¡iio, y cl divino Aquilcs sc glorio
dicicndo.
389 ¡Yaccs cn cl suclo, Oiriniida, cl nas
¡oricnioso dc iodos los Ionlrcs! En csic lugar ic
sor¡rcndio la nucric; a ii, quc Ialías nacido a
orillas dcl lago Cigco, dondc iicncs la Icrcdad
¡aicrna, junio al Hilo, alundanic cn ¡cccs, y cl
Hcrno voraginoso.
393 Así dijo jaciandosc. Las iinicllas
culricron los ojos dc Ifiiion, y los carros dc los
aqucos lo dcs¡cdazaron con las llanias dc sus
rucdas cn cl ¡rincr rccncucniro. Aquilcs Iirio,
dcs¡ucs, cn la sicn, airavcsandolc cl casco dc
lroncíncas carrillcras, a Dcnolconic, valicnic
adalid cn cl conlaic, Iijo dc Anicnor; y cl casco
dc lroncc no dciuvo la lanza, ¡ucs la ¡unia cniro
y ron¡io cl Iucso, connoviosc inicriorncnic cl
ccrclro, y cl iroyano sucunlio cuando ¡clcala
con ardor. Lucgo, cono Hi¡odananic saliara dcl
carro y sc dicsc a la fuga, lc cnvaso la ¡ica cn la
cs¡alda. aqucl c×Ialala cl alicnio y lranala
cono cl ioro quc los jovcncs arrasiran a los
aliarcs dcl solcrano Hcliconio y cl dios quc
sacudc la iicrra sc goza al vcrlo; así lranala
Hi¡odananic cuando cl alna valcrosa dcjo sus
Iucsos. Scguidancnic aconciio con la lanza al
dcifornc Polidoro Prianida, a quicn su ¡adrc no
¡crniiía quc fucra a las laiallas ¡orquc cra cl
ncnor y cl ¡rcdilccio dc sus Iijos. Nadic vcncía a
Polidoro cn la carrcra; y cnionccs, ¡or ¡ucril
¡ciulancia, Iacicndo gala dc la ligcrcza dc sus
¡ics, agiialasc cl iroyano cnirc los conlaiicnics
dclanicros, Iasia quc ¡crdio la vida. al vcrlo
¡asar, cl divino Aquilcs, ligcro dc ¡ics, Iundiolc
la lanza cn ncdio dc la cs¡alda, dondc los anillos
dc oro sujcialan cl ciniuron y cra dollc la coraza,
y la ¡unia salio al oiro lado ccrca dcl onlligo; cl
jovcn cayo dc rodillas dando lasiincros griios;
olscura nulc lc cnvolvio; c, inclinandosc,
¡rocurala sujciar con sus nanos los inicsiinos,
quc lc salían ¡or la Icrida.
419 Tan ¡ronio cono Hccior vio a su
Icrnano Polidoro cogicndosc las cniranas y
cncorvado Iacia cl suclo, sc lc ¡uso una nulc
anic los ojos y ya no ¡udo conlaiir a disiancia;
sino quc, llandicndo la aguda lanza a in¡ciuoso
cono una llana, sc dirigio al cncucniro dc
Aquilcs. Y csic, al advcriirlo, salio Iacia cl, y dijo
nuy ufano csias ¡alalras.
425 Ccrca csia cl Ionlrc quc Ia infcrido a
ni corazon la nas gravc Icrida, cl quc naio a ni
con¡ancro anado. Ya no Iuircnos asusiados, cl
uno dcl oiro, ¡or los scndcros dcl conlaic.
428 Dijo; y nirando con iorva faz al divino
Hccior, lc griio.
429 iAccrcaic ¡ara quc nas ¡ronio llcgucs dc
iu ¡crdicion al icrnino!
430 Sin iurlarsc, lc rcs¡ondio Hccior, cl dc
ircnolanic casco.
431 ¡Pclida! No cs¡crcs ancdrcniarnc con
¡alalras cono a un nino; ianlicn yo sc ¡rofcrir
injurias y laldoncs. Fcconozco quc crcs valicnic y
quc ic soy nuy infcrior. Pcro cn la nano dc los
dioscs csia si yo, sicndo infcrior, ic quiiarc la vida
con ni lanza; ¡ucs ianlicn iicnc afilada ¡unia.
438 En dicicndo csio, llandio y arrojo su
lanza; ¡cro Aicnca con un icnuc so¡lo a¡ariola
dcl glorioso Aquilcs, y cl arna volvio Iacia cl
divino Hccior y cayo a sus ¡ics. Aquilcs aconciio,
dando Iorrillcs griios, a Hccior, con inicncion dc
naiarlo; ¡cro A¡olo arrclaio al iroyano,
Iacicndolo con gran facilidad ¡or scr dios, y io
culrio con dcnsa niclla. Trcs vcccs cl divino
Aquilcs, ligcro dc ¡ics, aiaco con la lroncínca
lanza, ircs vcccs dio cl gol¡c cn cl airc. Y cuando,
scncjanic a un dios, arrcnciía ¡or cuaria vcz,
incrc¡o cl Icroc a Hccior con voz icrrillc,
dirigicndolc csias aladas ¡alalras.
449 ¡Oira vcz ic Ias lilrado dc la nucric,
¡crro! Muy ccrca iuvisic la ¡crdicion, ¡cro ic
salvo Fclo A¡olo, a quicn dclcs dc rogar cuando
salcs al can¡o anics dc oír cl csirucndo dc los
dardos. Yo acalarc coniigo si nas iardc ic
cncucniro y un dios nc ayuda. Y aIora
¡crscguirc a los dcnas quc sc nc ¡ongan al
alcancc.
453 Así dijo; y con la lanza Iirio cn ncdio dcl
cucllo a Drío¡c, quc cayo a sus ¡ics. Dcjolc, y al
noncnio dciuvo a Dcnuco Filciorida, valcroso y
alio, a quicn ¡incIo con la lanza cn una rodilla, y
lucgo quiiolc la vida con la gran cs¡ada. Dcs¡ucs
aconciio a Laogono y a Dardano, Iijos dc Dianic.
Ialicndolos dcrrilado dcl carro cn quc ilan, a
aqucl lc Iizo ¡crcccr arrojandolc la lanza, y a csic
Iiricndolc dc ccrca con la cs¡ada. Tanlicn naio
a Tros Alasiorida, quc vino a alrazarlc las rodillas
¡or si con¡adccicndosc dc cl, quc cra dc la
nisna cdad dcl Icroc, cn vcz dc naiarlo lc Iacía
¡risioncro y io dcjala vivo. ¡Inscnsaio! No conocio
quc no ¡odría ¡crsuadirlc, ¡ucs Aquilcs no cra
Ionlrc dc condicion lcnigna y nansa, sino nuy
violcnio. Ya aqucl lc iocala las rodillas con
inicncion dc su¡licarlc, cuando lc Iundio la
cs¡ada cn cl Iígado. dcrranosc csic, llcnando dc
ncgra sangrc cl ¡ccIo, y las iinicllas culricron
los ojos dcl iroyano, quc qucdo c×aninc.
Inncdiaiancnic Aquilcs sc accrco a Mulio; y,
nciicndolc la lanza cn una orcja, la lroncínca
¡unia salio ¡or la oira. Mas iardc Iirio cn ncdio
dc la calcza a Equcclo, Iijo dc Agcnor, con la
cs¡ada ¡rovisia dc cn¡unadura. la Ioja cnicra sc
calcnio con la sangrc, y la ¡ur¡urca nucric y la
¡arca crucl vclaron los ojos dcl gucrrcro.
Posicriorncnic airavcso con la lroncínca lanza cl
lrazo dc Dcucalion, cn cl siiio dondc sc junian
los icndoncs dcl codo; y cl iroyano cs¡crolc, con
la nano cnior¡ccida y vicndo quc la nucric sc lc
accrcala. Aquilcs lc ccrccno dc un iajo la calcza,
quc con cl casco arrojo a io lcjos, la ncdula salio
dc las vcriclras y cl gucrrcro qucdo icndido cn cl
suclo. Dirigiosc acio scguido conira Figno, ilusirc
Iijo dc Píroo, quc Ialía llcgado dc la fcriil Tracia,
y lc Iirio cn ncdio dcl cucr¡o. clavolc la
lroncínca lanza cn cl ¡ulnon, y lc dcrrilo dcl
carro. Y, cono vicra quc su cscudcro Arcíioo
iorcía la ricnda a los calallos, cnvasolc la aguda
lanza cn la cs¡alda, y ianlicn lc dcrrilo cn
iicrra, nicniras los corcclcs Iuían cs¡aniados.
490 Dc la sucric quc, al csiallar alrasador
inccndio cn los Iondos vallcs dc arida noniana,
ardc la ¡ollada sclva, y cl vicnio nucvc las
llanas quc giran a iodos lados; dc la nisna
nancra, Aquilcs sc rcvolvía furioso con la lanza,
¡crsiguicndo, cual una dcidad, a los quc csialan
dcsiinados a norir; y la ncgra iicrra nanala
sangrc. Cono, uncidos al yugo dos lucycs dc
ancIa frcnic ¡ara quc irillcn la llanca cclada cn
una cra licn dis¡ucsia, sc dcsncnuzan ¡rcsio las
cs¡igas dclajo dc los ¡ics dc los nugicnics
lucycs; así los solí¡cdos corcclcs, guiados ¡or cl
nagnanino Aquilcs, Iollalan a un nisno iicn¡o
cadavcrcs y cscudos; cl cjc dcl carro icnía la ¡aric
infcrior culicria dc sangrc y los larandalcs
csialan sal¡icados dc sanguinolcnias goias quc
los casos dc los corcclcs y las llanias dc las
rucdas dcs¡cdían. Y cl Pclida dcscala alcanzar
gloria y icnía las invicias nanos nancIadas dc
sangrc y ¡olvo.

CANTO XXI*
BataIIa junto aI r¡o

¯ Esic río ¡idc ayuda al río
Sinocnic y quicrc suncrgir a
Aquilcs, ¡cro cl dios Hcfcsio lc
olliga a volvcr a su caucc. A¡olo sc
iransfigurc cn iroyano y sc Iacc
¡crscguir ¡or cl Icroc ¡ara quc los
dcnas ¡ucdan cnirar cn la ciudad;
conscguido su oljcio, cl dios sc
dcsculrc.

1 Así quc los iroyanos llcgaron al vado dcl
voriiginoso Janio, río dc Icrnosa corricnic a
quicn cl innorial Zcus cngcndro, Aquilcs los
dividio cn dos gru¡os. A los dcl ¡rincro ccIolos cl
Icroc ¡or la llanura Iacia la ciudad, ¡or dondc
los aqucos Iuían cs¡aniados cl día anicrior,
cuando cl csclarccido Hccior sc nosirala furioso;
¡or allí sc dcrranaron cnionccs los iroyanos cn
su fuga, y Hcra, ¡ara dcicncrlos, los cnvolvio cn
una dcnsa niclla. Los oiros rodaron al caudaloso
río dc argcnicos voriiccs, y caycron cn cl con gran
csirc¡iio. rcsonala la corricnic, rciunlalan
anlas orillas y los iroyanos nadalan aca y
aculla, griiando, nicniras cran arrasirados cn
iorno dc los rcnolinos. Cono las langosias
acosadas ¡or la violcncia dc un fucgo quc csialla
dc rc¡cnic vuclan Iacia cl río y sc ccIan
ncdrosas cn cl agua, dc la nisna nancra la
corricnic sonora dcl Janio dc ¡rofundos voriiccs
sc llcno, ¡or la ¡crsccucion dc Aquilcs, dc
Ionlrcs y calallos quc cn cl nisno caían
confundidos.
17 Aquilcs, vasiago dc Zcus, dcjo su lanza
arrinada a un ianariz dc la orilla, salio al río,
cual si fucsc una dcidad, con solo la cs¡ada y
ncdiiando cn su corazon accioncs cruclcs, y
concnzo a Icrir a dicsiro y a sinicsiro. al ¡unio
lcvaniosc un Iorrillc clanorco dc los quc
rccilían los gol¡cs, y cl agua lcrncjco con la
sangrc. Cono los ¡cccs Iuycn dcl ingcnic dclfín,
y, icncrosos, llcnan los scnos dcl Iondo ¡ucrio,
¡orquc aqucl dcvora a cuanios cogc, dc la nisna
nancra los iroyanos ilan ¡or la in¡ciuosa
corricnic dcl río y sc rcfugialan, icnllando,
dclajo dc las rocas. Cuando Aquilcs iuvo las
nanos cansadas dc naiar, cogio vivos, dcniro dcl
río, a docc nancclos ¡ara innolarlos nas iardc
cn cסiacion dc la nucric dc Pairoclo Mcnccíada.
Sacolos aioniios cono ccrvaios, lcs aio las nanos
¡or dciras con las corrcas licn coriadas quc
llcvalan cn las flc×illcs iunicas y cncargo a los
anigos quc los condujcran a las concavas navcs.
Y cl Icroc aconciio dc nucvo a los iroyanos, ¡ara
Iaccr cn cllos gran dcsirozo.
34 Allí sc cnconiro Aquilcs con Licaon, Iijo dc
Príano Dardanida; cl cual, Iuycndo, ila a salir
dcl río. Ya anicriorncnic lc Ialía IccIo
¡risioncro cncaninandosc dc nocIc a un can¡o
dc Príano. Licaon coriala con cl agudo lroncc
los ranos nucvos dc un calraIígo ¡ara Iaccr los
larandalcs dc un carro, cuando cl divinal
Aquilcs, ¡rcscniandosc cual in¡rcvisia
calanidad, sc io llcvo nal dc su grado.
Trans¡oriolc lucgo cn una navc a la licn
consiruida Lcnnos, y a11í io ¡uso cn vcnia. cl
Iijo dc Jason ¡ago cl ¡rccio. Dcs¡ucs Eciion dc
Inlros, quc cra Iucs¡cd dcl iroyano, dio ¡or cl
un cuaniioso rcscaic y cnviolo a la divina Arislc.
Esca¡osc Licaon, y, volvicndo a la casa ¡aicrna,
csiuvo cclclrando con sus anigos durancc oncc
días su rcgrcso dc Lcnnos; nas, al duodccino,
un dios lc Iizo cacr nucvancnic cn nanos dc
Aquilcs, quc dclía nandarlc al Hadcs, sin quc
Licaon io dcscara. Cono cl divino Aquilcs, cl dc
los ¡ics ligcros, lc vicra incrnc sin casco, cscudo
ni lanza, ¡orquc iodo io Ialía iirado al suclo y
quc salía dcl río con cl cucr¡o alaiido ¡or cl
sudor y las rodillas vcncidas ¡or cl cansancio,
sor¡rcndiosc, y a su nagnanino cs¡íriiu así lc
Iallo.
54 ¡OI dioscs! Crandc cs cl ¡rodigio quc a ni
visia sc ofrccc. Ya cs ¡osillc quc los iroyanos a
quicncs naic rcsuciicn dc las sonlrías iinicllas;
cuando csic, lilrandosc dcl día crucl, Ia vuclio
dc la divina Lcnnos, dondc fuc vcndido, y las olas
dcl cs¡unoso nar quc a ianios dciicncn no Ian
in¡cdido su rcgrcso. Mas, ca, Iarc quc ¡ruclc la
¡unia dc ni lanza ¡ara vcr y avcriguar si volvcra
nucvancnic o sc qucdara cn cl scno dc la fcriil
iicrra quc Iasia a los fucrics rciicnc.
64 Pcnsando cn ialcs cosas, Aquilcs
coniinuala innovil. Licaon, asusiado, sc lc
accrco a iocarlc las rodillas; ¡ucs cn su anino
scniía vivo dcsco dc lflrarsc dc la irisic nucric y
dc la ncgra Parca. El divino Aquilcs lcvanio cn
scguida la cnornc lanza con inicncion dc Icrirlo,
¡cro Licaon sc cncogio y corricndo lc alrazo las
rodillas; y aquclla, ¡asandolc ¡or cina dcl dorso,
sc clavo cn cl suclo, codiciosa dc cclarsc cn cl
cucr¡o dc un Ionlrc. En ianio Licaon su¡licala
a Aquilcs; y, alrazando con una nano sus
rodillas y sujciandolc con la oira la aguda lanza,
sin quc la soliara, csias aladas ¡alalras lc dccía.
74 Tc lo rucgo alrazado a ius rodillas,
Aquilcs. rcs¡cianc y a¡iadaic dc ní. Has dc
icncrnc, oI alunno dc Zcus, ¡or un su¡licanic
digno dc considcracion; ¡ucs coní cn io iicnda cl
fruio dc Dcncicr cl día cn quc nc Iicisic
¡risioncro cn cl can¡o licn culiivado, y,
llcvandonc lcjos dc ni ¡adrc y dc nis anigos, nc
vcndisic cn Lcnnos. cicn lucycs ic valio ni
¡crsona. AIora ic daría cl iri¡lc ¡or rcscaiarnc.
Docc días Ia quc, Ialicndo ¡adccido nucIo,
volví a Ilio; y oira vcz cl Iado funcsio nc ¡onc cn
ius nanos. Dclo dc scr odioso al ¡adrc Zcus,
cuando nucvancnic nc cnircga a ii. Para darnc
una vida coria, nc ¡ario Laoioc, Iija dcl anciano
Alics, quc rcina solrc los lclicosos lclcgcs y ¡oscc
la c×cclsa Pcdaso junio al Sainiocnic. A la Iija dc
aqucl la iuvo Príano ¡or cs¡osa con oiras
nucIas; dc la nisna nacinos dos varoncs y a
cniranlos nos Ialras dado nucric. Ya Iicisic
sucunlir cnirc los infanics dclanicros al
dcifornc Polidoro, Iiricndolc con la aguda ¡ica; y
aIora la dcsgracia llcgo ¡ara ní, ¡ucs no cs¡cro
csca¡ar dc ius nanos dcs¡ucs quc un dios nc Ia
ccIado cn cllas. Oira cosa io dirc quc fijaras cn la
ncnoria. No nc naics; ¡ucs no soy dcl nisno
vicnirc quc Hccior, cl quc dio nucric a io dulcc y
csforzado anigo.
97 Con ialcs ¡alalras cl ¡rcclaro Iijo dc
Príano su¡licala a Aquilcs, ¡cro fuc anarga la
rcs¡ucsia quc cscucIo.
99 ¡Inscnsaio! No nc Iallcs dcl rcscaic, ni io
ncncioncs siquicra. Anics quc a Pairoclo lc
llcgara cl día faial, nc cra graio alsicncrnc dc
naiar a los iroyanos y fucron nucIos los quc
cogí vivos y vcndí lucgo; nas aIora ninguno
csca¡ara dc la nucric, si un dios lo ¡onc cn nis
nanos dclanic dc Ilio y cs¡ccialncnic si cs Iijo
dc Príano. Por Canio, anigo, nucrc iu ianlicn.
¿Por quc ic lancnias dc csic nodo? Murio
Pairoclo, quc ianio ic avcniajala. ¿No vcs cuan
gallardo y alio dc cucr¡o soy yo, a quicn cngcndro
un ¡adrc ilusirc y dio a luz una diosa? Pucs
ianlicn nc aguardan la nucric y la Parca crucl.
Vcndra una nanana, una iardc o un ncdiodía cn
quc alguicn nc quiiara la vida cn cl conlaic,
Iiricndonc con la lanza o con una flccIa
dcs¡cdida ¡or cl arco.
114 Así dijo. Dcsfallccicron las rodillas y cl
corazon dcl iroyano quc, soliando la lanza, sc
scnio y icndio anlos lrazos. Aquilcs ¡uso nano
a la iajanic cs¡ada a Iirio a Licaon cn la
clavícula, junio al cucllo. nciiolc dcniro ioda la
Ioja dc dos filos, cl iroyano dio dc ojos ¡or cl
suclo y su sangrc fluía y nojala la iicrra. El
Icroc cogio cl cadavcr ¡or cl ¡ic, arrojolo al río
¡ara quc la corricnic sc io llcvara, y ¡rofirio con
jaciancia csias aladas ¡alalras.
122 Yaz aIí cnirc los ¡cccs quc iranquilos ic
lancran la sangrc dc la Icrida. No ic colocara iu
nadrc cn un lccIo ¡ara lloraric, sino quc scras
llcvado ¡or cl voraginoso Escanandro al vasio
scno dcl nar. Y algun ¡cz, salicndo dc las olas a
la ncgruzca y cncrcs¡ada su¡crficic, concra la
llanca grasa dc Licaon. Así ¡crczcais los dcnas
iroyanos Iasia quc llcgucnos a la sacra ciudad
dc Ilio, vosoiros Iuycndo y yo dciras Iacicndo
gran riza. No os salvara ni siquicra cl río dc
Icrnosa corricnic y argcnicos rcnolinos, a quicn
dcsdc aniiguo sacrificais nucIos ioros y cn cuyos
voriiccs ccIais vivos los solí¡cdos calallos. Así y
iodo, ¡crcccrcis niscrallcncnic unos cn ¡os dc
oiros, Iasia quc Iayais cסiado la nucric dc
Pairocio y cl csirago y la naianza quc Iicisicis cn
los aqucos junio a las navcs, nicniras csiuvc
alcjado dc la lucIa.
136 Así Iallo, y cl río, con cl corazon
irriiado, rcvolvía cn su ncnic cono Iaría ccsar al
divinal Aquilcs dc conlaiir y lilraría dc la nucric
a los iroyanos. En ianio, cl Iijo dc Pclco dirigio su
ingcnic lanza a Asicro¡co, Iijo dc Pclcgon, con
anino dc naiarlo. A Pclcgon lc Ialían
cngcndrado cl A×io, dc ancIa corricnic, y Pcrilca,
la Iija nayor dc Accsancno; quc con csia sc unio
aqucl río dc ¡rofundos rcnolinos. Encaninosc,
¡ucs, Aquilcs Iacia Asicro¡co, cl cual salio a su
cncucniro llcvando dos lanzas; y cl Janio, irriiado
¡or la nucric dc los jovcncs a quicncs Aquilcs
Ialía IccIo ¡crcccr sin con¡asion cn la nisna
corricnic, infundio valor cn cl ¡ccIo dcl iroyano.
Cuando anlos gucrrcros sc Iallaron frcnic a
frcnic, cl divino Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros, fuc
cl ¡rincro cn Iallar, y dijo.
150 ¿Quicn crcs iu y dc dondc, quc osas
salirnc al cncucniro? Infcliccs dc aqucllos cuyos
Iijos sc o¡oncn a ni furor.
152 Fcs¡ondiolc cl ¡rcclaro Iijo dc Pclcgon.
153 ¡Magnanino Pclida! ¿Por quc solrc cl
alolcngo nc inicrrogas? Soy dc la fcriil Pconia,
quc csia lcjos; vinc nandando a los ¡conios, quc
conlaicn con largas ¡icas, y Iacc oncc días quc
llcguc a Ilio. Mi linajc irac su origcn dcl A×io dc
ancIa corricnic, dcl A×io quc cs¡arcc su
Icrnosísino raudal solrc la iicrra. A×io cngcndro
a Pclcgon, fanoso ¡or su lanza, y dc csic diccn
quc Ic nacido. Pcro ¡clccnos ya, csclarccido
Aquilcs.
161 Así Iallo, cn son dc ancnaza. El divino
Aquilcs lcvanio cl frcsno dcl Pclion, y cl Icroc
Asicro¡co, quc cra anlidc×iro, iirolc a un iicn¡o
las dos lanzas. la una dio cn cl cscudo, ¡cro no io
airavcso ¡orquc la lanina dc oro quc cl dios ¡uso
cn cl nisno la dciuvo; la oira rasguno cl lrazo
dcrccIo dcl Icroc, junio al codo, dcl cual lroio
ncgra sangrc; nas cl arna ¡aso ¡or cncina y sc
clavo cn cl suclo, codiciosa dc la carnc. Aquilcs
arrojo cnionccs la lanza, dc rccio vuclo, a
Asicro¡co con inicncion dc naiarlo, y crro cl iiro.
la lanza dc frcsno cayo cn la clcvada orilla y sc
Iundio Iasia la niiad dcl ¡alo. El Pclida,
dcsnudando la aguda cs¡ada quc llcvala junio al
nuslo, arrcnciio cnardccido a Asicro¡co, quicn
con la nano rolusia inicniala arrancar dcl
cscar¡ado lordc la lanza dc Aquilcs. ircs vcccs la
ncnco ¡ara arrancarla, y oiras ianias carccio dc
fucrza. Y cuando, a la cuaria vcz, quiso dollar y
ron¡cr la lanza dc frcsno dcl Eacida, accrcosclc
Aquilcs y con la cs¡ada lc quiio la vida. Iiriolc cn
cl vicnirc, junio al onlligo; dcrranaronsc cn cl
suclo iodos los inicsiinos, y las iinicllas
culricron los ojos dcl iroyano, quc cayo
anIclanic. Aquilcs sc alalanzo a su ¡ccIo, lc
quiio la arnadura; y, llasonando dcl iriunfo, dijo
csias ¡alalras.
184 Yaz aIí. Difícil cra quc iu, aunquc
cngcndrado ¡or un río, ¡udicscs dis¡uiar la
vicioria a los Iijos dcl ¡rc¡oicnic Cronion. Dijisic
quc io linajc ¡roccdc dc un río dc ancIa
corricnic; nas yo nc jacio dc ¡cricncccr al dcl
gran Zcus. Engcndronc un varon quc rcina solrc
nucIos nirnidoncs, Pclco, Iijo dc Éaco; y csic
uliino cra Iijo dc Zcus. Y cono Zcus cs nas
¡odcroso quc los nos, quc corrcn al nar, así
ianlicn los dcsccndicnics dc Zcus son nas
fucrics quc los dc los ríos. A iu lado iicncs uno
grandc, si cs quc ¡ucdc au×iIaric. Mas no cs
¡osillc conlaiir con Zcus Cronion. A csic no lc
igualan ni cl fucric Aqucloo, ni cl grandc y
¡odcroso Occano dc ¡rofunda corricnic dcl quc
naccn iodos los ríos, iodo cl nar y iodas las
fucnics y grandcs ¡ozos; ¡ucs ianlicn cl Occano
icnc cl rayo dcl gran Zcus y cl cs¡anioso irucno,
cuando rciunla dcsdc cl ciclo.
200 Dijo; arranco dcl cscar¡ado lordc la
lroncínca lanza y alandono a Asicro¡co a11í,
icndido cn la arcna, ian ¡ronio cono lc Iulo
quiiado la vida. cl agua iurlia lanala cl cadavcr,
y anguilas y ¡cccs acudicron a concr la grasa
quc culría los rinoncs. Aquilcs sc fuc ¡ara los
¡conios quc ¡clcalan cn carros; los cualcs Iuían
¡or las nargcncs dcl voraginoso río, dcsdc quc
vicron quc cl nas fucric caía cn cl duro conlaic,
vcncido ¡or las nanos y la cs¡ada dcl Pclida.
Ésic naio cnionccs a Tcrsíloco, Midon, Asií¡ilo,
Mncso, Trasio, Enio y Ofclcsics. Y a nas ¡conios
dicra nucric cl vcloz Aquilcs, si cl río dc
¡rofundos rcnolinos, irriiado y iransfigurado cn
Ionlrc, no lc Iulicsc dicIo dcsdc uno dc los
¡rofundos voriiccs.
214 ¡OI Aquilcs! Su¡cras a los dcnas
Ionlrcs ianio cn cl valor cono cn la conision dc
accioncs ncfandas; ¡orquc los ¡ro¡ios dioscs ic
¡rcsian consianicncnic su au×ilio. Si cl Iijo dc
Crono ic Ia conccdido quc dcsiruyas a iodos los
iroyanos, a¡arialos dc ní y cjccuia cn cl llano ius
¡roczas. Mi Icrnosa corricnic csia llcna dc
cadavcrcs quc olsiruycn cl caucc y no nc dcjan
vcricr cl agua cn la nar divina; y iu sigucs
naiando dc un nodo airoz. Pcro, ca, ccsa ya;
¡ucs nc iicncs asonlrado, oI ¡rínci¡c dc
Ionlrcs.
222 Fcs¡ondiolc Aquilcs, cl dc los ¡ics
ligcros.
223 Sc Iara, oI Escanandro, alunno dc
Zcus, cono iu lo ordcnas; ¡cro no nc alsicndrc
dc naiar a los aliivos iroyanos Iasia quc los
cncicrrc cn la ciudad y, ¡clcando con Hccior, cl
nc naic a ní o yo acalc con cl.
227 Esio dicIo, arrcnciio a los iroyanos, cual
si fucsc un dios. Y cnionccs cl río dc ¡rofundos
rcnolinos dirigiosc a A¡olo.
229 ¡OI dioscs! Tu, cl dcl arco dc ¡laia, Iijo
dc Zcus, no cun¡lcs las ordcncs dcl Cronion, cl
cual io cncargo nuy nucIo quc socorricras a los
iroyanos y lcs ¡rcsiaras io au×ilio Iasia quc,
llcgada la iardc, sc ¡usicra cl sol y qucdara a
olscuras cl fcriil can¡o.
233 Dijo. Aquilcs, fanoso ¡or su lanza, salio
dcsdc la cscar¡ada orilla al ccniro dcl río. Pcro
csic lc aiaco cnfurccido. IincIo sus aguas,
rcvolvio la corricnic, y, arrasirando nucIos
cadavcrcs dc Ionlrcs nucrios ¡or Aquilcs, quc
Ialía cn cl caucc, arrojolos a la orilla nugicndo
cono un ioro, y cn Canio salvala a los vivos
dcniro dc la Icrnosa corricnic, oculiandolos cn
los ¡rofundos y ancIos rcnolinos. Las rcvuclias
olas rodcalan a Aquilcs, la corricnic caía solrc
su cscudo y lc cn¡ujala, y cl Icroc ya no sc
¡odía icncr cn ¡ic. Asiosc cnionccs con anlas
nanos a un olno cor¡ulcnio y frondoso; ¡cro
csic, arrancado dc raíz, ron¡io cl lordc
cscar¡ado, o¡rinio la Icrnosa corricnic con sus
nucIas ranas, cayo cnicro al río y sc conviriio
cn un ¡ucnic. Aquilcs, ancdrcniado, dio un
salio, salio dcl alisno y volo con ¡ic ligcro ¡or la
llanura. Mas no ¡or csio cl gran dios dcsisiio dc
¡crscguirlo, sino quc lanzo iras cl olas dc sonlría
cina con cl ¡ro¡osiio dc Iaccr ccsar al divino
Aquilcs dc conlaiir y lilrar dc la nucric a los
iroyanos. El Pclida salvo ccrca dc un iiro dc
lanza, dando un lrinco con la in¡ciuosidad dc la
ra¡az aguila ncgra, quc cs la nas forzuda y vcloz
dc las avcs; ¡arccido a clla, cl Icroc cona y cl
lroncc rcsonala Iorrillcncnic solrc su ¡ccIo.
Aquilcs ¡rocurala Iuir, dcsviandosc a un lado;
¡cro la corricnic sc ila iras cl y lc ¡crscguía con
gran ruido. Cono cl foniancro conducc cl agua
dcsdc cl ¡rofundo nananiial ¡or cnirc las ¡lanias
dc un Iucrio y con un azadon cn la nano quiia
dc la rcgucra los csiorlos; y la corricnic siguc su
curso, y nucvc las ¡icdrcciias, ¡cro al llcgar a un
dcclivc nurnura, acclcra la narcIa y ¡asa
dclanic dcl quc la guía; dc igual nodo, la
corricnic dcl río alcanzala coniinuancnic a
Aquilcs, ¡orquc los dioscs son nas ¡odcrosos quc
los Ionlrcs. Cuanias vcccs cl divino Aquilcs, cl
dc los ¡ics ligcros, inicniala cs¡crarla, ¡ara vcr
si lc ¡crscguían iodos los innorialcs quc iicncn
su norada cn cl cs¡acioso ciclo, oiras ianias, las
grandcs olas dcl río, quc las cclcsiialcs lluvias
alincnian, lc azoialan los Ionlros. El Icroc,
afiigido cn su corazon, saliala; ¡cro cl río,
siguicndolc con la ra¡ida y ioriuosa corricnic, lc
cansala las rodillas y lc rolala cl suclo a11í
dondc ¡onía los ¡ics. Y cl Pclida, lcvaniando los
ojos al vasio ciclo, ginio y dijo.
273 ¡Zcus ¡adrc! ¿Cono no vicnc ningun dios
a salvarnc a ní, niscrando, dc la ¡crsccucion dcl
río, y lucgo sufrirc cuanio sca ¡rcciso? Ninguna
dc las dcidadcs dcl ciclo iicnc iania cul¡a cono
ni nadrc, quc nc Ialago con falsas ¡rcdiccioncs.
dijo quc nc naiarían al ¡ic dcl nuro dc los
iroyanos, arnados dc coraza, las vcloccs flccIas
dc A¡olo. ¡Ojala nc Iulicsc nucrio Hccior, quc
cs aquí cl nas lravo! Enionccs un valicnic
Iulicra nucrio y dcs¡ojado a oiro valicnic. Mas
aIora quicrc cl dcsiino quc yo ¡crczca dc
niscrallc nucric, ccrcado ¡or un gran río; cono
cl nino ¡orqucrizo a quicn arrasiran las aguas
invcrnalcs dcl iorrcnic quc inicniala airavcsar.
284 Así sc cסrcso. En scguida Posidon y
Aicnca, con figura Iunana, sc lc accrcaron y lc
asicron dc las nanos nicniras lc aninalan con
¡alalras. Posidon, quc sacudc la iicrra, fuc cl
¡rincro cn Iallar y dijo.
288 ¡Pclida! No iicnllcs, ni ic asusics. ¡Tal
socorro vanos a daric, con la vcnia dc Zcus,
nosoiros los dioscs, yo y Palas Aicnca! Porquc no
dis¡onc cl Iado quc scas nucrio ¡or cl río, y csic
dcjara ¡ronio dc ¡crscguiric, cono vcras iu
nisno. Tc darcnos un ¡rudcnic conscjo, ¡or si
quicrcs olcdcccr. no dcscansc io lrazo cn la
laialla funcsia Iasia Ialcr cnccrrado dcniro dc
los íncliios nuros dc Ilio a cuanios iroyanos
logrcn csca¡ar. Y cuando Iayas ¡rivado dc la vida
a Hccior, vuclvc a las navcs; quc nosoiros io
conccdcrcnos quc alcanccs gloria.
298 DicIas csias ¡alalras, anlas dcidadcs
fucron a rcunirsc con los dcnas innorialcs.
Aquilcs, in¡clido ¡or cl nandaio dc los dioscs,
cndcrczo sus ¡asos a la llanura inundada ¡or cl
agua dcl río, cn la cual floialan cadavcrcs y
Icrnosas arnas dc jovcncs nucrios cn la ¡clca.
El Icroc caninala dcrccIancnic, saliando ¡or cl
agua, sin quc cl ancIuroso río lograsc dcicncrlo;
¡ucs Aicnca lc Ialía dado nucIos lríos. Pcro cl
Escanandro no ccdía cn su furor; sino quc,
irriiandosc aun nas conira cl Pclion, IincIala y
lcvaniala a io alio sus olas, y a griios llanala al
Sinocnic.
308 ¡Hcrnano qucrido! Junicnonos ¡ara
conicncr la fucrza dc csc Ionlrc, quc ¡ronio
ionara la gran ciudad dcl rcy Príano, ¡ucs los
iroyanos no lc rcsisiiran cn la laialla. Vcn al
noncnio cn ni au×ilio. auncnia io caudal con cl
agua dc las fucnics, conciia a iodos los arroyos,
lcvania grandcs olas y arrasira con csirc¡iio
ironcos y ¡icdras, ¡ara quc anonadcnos a csc
fcroz gucrrcro quc aIora iriunfa y ¡icnsa cn
Iazanas ¡ro¡ias dc los dioscs. Crco quc no lc
valdran ni su fucrza, ni su Icrnosura, ni sus
nagníficas arnas, quc Ian dc qucdar cn cl fondo
dc csic lago culicrias dc cicno. A cl io cnvolvcrc
cn alundanic arcna, dcrranando cn iorno suyo
nucIo cascajo; y ni siquicra sus Iucsos ¡odran
scr rccogidos ¡or los aqucos. ianio lino
anonionarc cncina. Y icndra su iunulo aquí
nisno, y no ncccsiiara quc los aqucos sc io
crijan cuando lc Iagan las c×cquias.
324 Dijo; y, rcvuclio, arrcnciio conira
Aquilcs, alzandosc furioso y nugicndo con la
cs¡una, la sangrc y los cadavcrcs. Las ¡ur¡urcas
ondas dcl río, quc las cclcsiialcs lluvias
alincnian, sc nanicnían lcvaniadas y
arrasiralan al Pclida. Pcro Hcra, icnicndo quc cl
gran río dcrrilara a Aquilcs, griio, y dijo cn
scguida a Hcfcsio, su Iijo anado.
331 ¡Lcvaniaic, csicvado, Iijo qucrido; ¡ucs
crccnos quc cl Janio voraginoso cs iu igual cn cl
conlaic! Socorrc ¡ronio a Aquilcs, Iacicndo
a¡arcccr inncnsa llana. Voy a susciiar con cl
Ccfiro y cl vcloz Noio una gran lorrasca, ¡ara quc
vinicndo dcl nar c×iicnda cl dcsirucior inccndio y
sc qucncn las calczas y las arnas dc los
iroyanos. Tu alrasa los arlolcs dc las orillas dcl
Janio, nciclc cn cl fucgo, y no io dcjcs ¡crsuadir
ni con ¡alalras dulccs ni con ancnazas. No ccsc
iu furia Iasia quc yo ic lo diga griiando; y
cnionccs a¡aga cl fucgo infaiigallc.
342 Así dijo; y Hcfcsio, arrojando una
alrasadora llana, inccndio ¡rincrancnic la
llanura y qucno nucIos cadavcrcs dc gucrrcros
a quicncs Ialía nucrio Aquilcs; sccosc cl can¡o,
y cl agua crisialina dcjo dc corrcr. Cono cl
Dorcas scca cn cl oiono un can¡o rccicn
inundado y sc alcgra cl quc io culiiva, dc la
nisna sucric, cl fucgo scco la llanura cnicra y
qucno los cadavcrcs. Lucgo Hcfcsio dirigio al río
la rcs¡landccicnic llana y ardicron, así los olnos,
los sauccs y los ianariscos, cono cl loio, cl junco
y la juncia quc cn alundancia Ialían crccido
junio a la Icrnosa corricnic. Anguilas y ¡cccs
¡adccían y salialan aca y alla, cn los rcnolinos o
cn la corricnic, o¡rinidos ¡or cl so¡lo dcl
ingcnioso Hcfcsio. Y cl río, qucnandosc ianlicn,
así Ialiala.
357 ¡Hcfcsio! Ninguno dc los dioscs ic iguala
y no quicro lucIar coniigo ni con iu llana
ardicnic. Ccsa dc ¡crscguirnc y cn scguida cl
divino Aquilcs arrojc dc la ciudad a los iroyanos.
¿Quc inicrcs icngo cn la coniicnda ni cn au×iliar
a nadic?
361 Así Iallo, alrasado ¡or cl fucgo; y la
Icrnosa corricnic Icrvía. Cono cn una caldcra
¡ucsia solrc un gran fucgo, la grasa dc un
¡ucrco cclado sc fundc, Iicrvc y rclosa ¡or iodas
¡arics, nicniras la lcna scca ardc dclajo; así la
Icrnosa corricnic sc qucnala con cl fucgo y cl
agua Icrvía, y, no ¡udicndo ii Iacia adclanic,
¡arala su curso o¡rinida ¡or cl va¡or quc con su
aric ¡rodujcra cl ingcnioso Hcfcsio. Y cl río,
dirigicndo nucIas su¡licas a Hcra, csias aladas
¡alalras lc dccía.
369 ¡Hcra! ¿Por quc iu Iijo naliraia ni
corricnic, aiacandonc a ní solo cnirc los dioscs?
No dclo dc scr ¡ara ii ian cul¡allc cono iodos
los dcnas quc favorcccn a los iroyanos. Yo
dcsisiirc dc ayudarlos, si iu lo nandas; ¡cro quc
csic ccsc ianlicn. Y jurarc no lilrar a los
iroyanos dcl día faial, aunquc Troya cnicra llcguc
a scr ¡asio dc las voraccs llanas ¡or Ialcrla
inccndiado los lclicosos aqucos.
377 Cuando Hcra, la diosa dc los nívcos
lrazos, oyo csias ¡alalras, dijo cn scguida a
Hcfcsio, su Iijo anado.
379 ¡Hcfcsio Iijo ilusirc! Ccsa ya, ¡ucs no
convicnc quc, a causa dc los norialcs, a un dios
innorial aiorncnicnos.
381 Así dijo. Hcfcsio a¡ago la alrasadora
llana, y las olas rciroccdicron a la Icrnosa
corricnic.
383 Y ian ¡ronio cono cl anino dcl Janio fuc
alaiido, cllos ccsaron dc lucIar ¡orquc Hcra,
aunquc irriiada, los coniuvo; ¡cro una rcnida y
cs¡aniosa ¡clca sc susciio cnionccs cnirc los
dcnas dioscs. divididos cn dos landos, vinicron a
las nanos con fucric csirc¡iio; lrano la vasia
iicrra, y cl gran ciclo rcsono cono una iron¡cia.
Oyolo Zcus, scniado cn cl Olin¡o, y con cl
corazon alcgrc rcía al vcr quc los dioscs ilan a
cnlcsiirsc. Y ya no csiuvicron sc¡arados largo
iicn¡o; ¡ucs cl ¡rincro Arcs, quc Iorada los
cscudos, aconciicndo a Aicnca con la lroncínca
lanza, csias injuriosas ¡alalras lc dccía.
394 ¿Por quc nucvancnic, oI nosca dc
¡crro, ¡ronucvcs la coniicnda cnirc los dioscs
con insaciallc audacia? ¿Quc ¡odcroso afccio io
nucvc? ¿Acaso no ic acucrdas dc cuando
inciialas a Dioncdcs Tidida a quc nc Iiricsc, y
cogicndo iu nisna la rclucicnic ¡ica la
cndcrczasic conira ní y nc dcsgarrasic cl
Icrnoso cuiis? Pucs nc figuro quc aIora ¡agaras
cuanio nc Iicisic.
400 A¡cnas acalo dc Iallar, dio un loic cn
cl cscudo floqucado, Iorrcndo, quc ni cl rayo dc
Zcus ron¡cría, allí accrio a dar Arcs, nancIado
dc Ionicidios, con la ingcnic lanza. Pcro la diosa,
volvicndosc, afcrro con su rolusia nano una
gran ¡icdra ncgra y crizada dc ¡unias quc csiala
cn la llanura y Ialía sido ¡ucsia ¡or los aniiguos
cono lindc dc un can¡o; c, Iiricndo con clla al
furilundo Arcs cn cl cucllo, dcjolc sin vigor los
nicnlros. Vino a iicrra cl dios y ocu¡o sicic
ycguadas, cl ¡olvo nancIo su calcllcra y las
arnas rcsonaron. Fiosc Palas Aicnca; y,
gloriandosc dc la vicioria, ¡rofirio csias aladas
¡alalras.
410¡Nccio! Aun no Ias con¡rcndido quc nc
jacio dc scr nucIo nas fucric, ¡ucsio quc osas
o¡oncr iu furor al nío. Así ¡adcccras,
cun¡licndosc las in¡rccacioncs dc iu airada
nadrc quc naquina nalcs conira ii ¡orquc
alandonasic a los aqucos y favorcccs a los
orgullosos iroyanos.
415 Cuando csio Iulo dicIo, volvio a oira
¡aric los ojos rcfulgcnics. Afrodiia, Iija dc Zcus,
asio ¡or la nano a Arcs y lc acon¡anala,
nicniras cl dios dala nucIos sus¡iros y a¡cnas
¡odía rccolrar cl alicnio. Pcro la vio Hcra, la
diosa dc los nívcos lrazos, y al ¡unio dijo a
Aicnca csias aladas ¡alalras.
420 ¡OI dioscs! ¡Hija dc Zcus, quc llcva la
cgida! ¡Indoniia! Aquclla nosca dc ¡crro vuclvc a
sacar dcl danoso conlaic, ¡or cnirc cl iunulio, a
Arcs, funcsio a los norialcs. ¡Anda iras clla!
423 Dc ial nodo Iallo. Alcgrosclc cl alna a
Aicnca, quc corrio Iacia Afrodiia, y alzando la
rolusia nano dcscargolc un gol¡c solrc cl ¡ccIo.
Dcsfallccicron las rodillas y cl corazon dc la diosa,
y clla y Arcs qucdaron icndidos cn la fcriil iicrra.
Y Aicnca, vanagloriandosc, ¡ronuncio csias
aladas ¡alalras.
428 ¡Ojala fucscn ialcs cuanios au×ilian a los
iroyanos cn las laiallas conira los argivos,
arnados dc coraza; así, ian audaccs y aircvidos
cono Afrodiia quc vino a socorrcr a Arcs
dcsafiando ni furor; y iicn¡o Ia quc Ialríanos
¡ucsio fin a la gucrra con la iona dc la licn
consiruida ciudad dc Ilio!
434 Así sc cסrcso. Sonriosc Hcra, la diosa dc
los nívcos lrazos. Y cl solcrano Posidon, quc
sacudc la iicrra, dijo cnionccs a A¡olo.
436 ¡Fclo! ¿Por quc nosoiros no lucIanos
ianlicn? No convicnc alsicncrsc, una vcz quc los
dcnas Ian dado ¡rinci¡io a la ¡clca. Vcrgonzoso
fucra quc volvicscnos al Olin¡o, a la norada dc
Zcus crigida solrc lroncc, sin Ialcr conlaiido.
En¡icza iu, ¡ucs crcs cl ncnor cn cdad y no
¡arcccría dccoroso quc concnzara yo quc nací
¡rincro y icngo nas cסcricncia. ¡OI nccio, y
cuan irrcflc×ivo cs io corazon! Ya no ic acucrdas
dc los nucIos nalcs quc cn iorno dc Ilio
¡adccinos los dos, solos cnirc los dioscs, cuando
cnviados ¡or Zcus iralajanos un ano cnicro ¡ara
cl solcrlio Laoncdonic; cl cual, con la ¡roncsa
dc darnos cl salario convcnido, nos nandala
cono scnor. Yo ccrquc la ciudad dc los iroyanos
con un nuro ancIo y Icrnosísino, ¡ara Iaccrla
incסugnallc; y iu, Fclo, ¡asiorcalas los
flc×í¡cdcs lucycs dc curvas asias cn los losqucs
y sclvas dcl Ida, cn vallcs alundoso. Mas cuando
las alcgrcs Ioras irajcron cl icrnino dcl ajusic, cl
solcrlio Laoncdonic sc ncgo a ¡agarnos cl
salario y nos dcs¡idio con ancnzas. A ii ic
ancnazo con vcndcric, aiado dc ¡ics y nanos, cn
lcjanas islas; ascgurala adcnas quc con cl
lroncc nos coriaría a cniranlos las orcjas; y
nosoiros nos fuinos ¡csarosos y con cl anino
irriiado ¡orquc no nos dio la ¡aga quc Ialía
¡ronciido. ¡Y iodavía sc lo agradcccs,
favorccicndo a su ¡ucllo, cn vcz dc ¡rocurar con
nosoiros quc iodos los iroyanos ¡crczcan dc nala
nucric con sus Iijos y casias cs¡osas!
461 Conicsio cl solcrano A¡olo, quc Iicrc dc
lcjos.
462 ¡Daiidor dc la iicrra! No nc icndrías ¡or
scnsaio si conlaiicra coniigo ¡or los níscros
norialcs quc, scncjanics a las Iojas, ya sc Iallan
florccicnics y vigorosos conicndo los fruios dc la
iicrra, ya sc qucdan c×anincs y nucrcn. Pcro
alsicnganonos cn scguida dc conlaiir y ¡clccn
cllos cnirc sí.
468 Así dicicndo, lc volvio la cs¡alda; ¡ucs
¡or rcs¡cio no qucría llcgar a las nanos con su
iío ¡aicrno. Y su Icrnana, la can¡csirc Áricnis,
quc dc las ficras cs scnora, lo incrc¡o durancnic
con injuriosas voccs.
472 ¿Huycs ya, iu quc Iicrcs dc lcjos, y das
la vicioria a Posidon, conccdicndolc inncrccida
gloria? ¡Nccio! ¿Por quc llcvas csc arco inuiil? No
oiga yo quc ic jacics cn cl ¡alacio dc ni ¡adrc,
cono Iasia aquí io Iicisic anic los innorialcs
dioscs, dc lucIar cucr¡o a cucr¡o con Posidon.
478 Así dijo, y A¡olo, quc Iicrc dc lcjos, nada
rcs¡ondio. Pcro la vcncrallc cs¡osa dc Zcus,
irriiada, incrc¡o con injuriosas voccs a la quc sc
con¡lacc cn iirar flccIas.
481 ¿Cono cs quc ¡rcicndcs, ¡crra aircvida,
o¡oncric a ní? Difícil io scra rcsisiir ni forialcza,
aunquc llcvcs arco y Zcus io Iaya IccIo lcona
cnirc las nujcrcs y ic ¡crniia naiar, a la quc ic
¡lazca. Mcjor cs cazar cn cl nonic ficras agrcsics
o cicrvos, quc lucIar dcnodadancnic con quicncs
son nas ¡odcrosos. Y, si quicrcs ¡rolar cl
conlaic, cn¡icza, ¡ara quc sc¡as licn cuanio
nas fucric soy quc iu; ya quc conira ní quicrcs
cn¡lcar ius fucrzas.
489 Dijo; asiola con la nano izquicrda ¡or
anlas nunccas, quiiolc dc los Ionlros, con la
dcrccIa, cl arco y cl carcaj, y ricndo sc ¡uso a
gol¡car con csios las orcjas dc Áricnis, quc volvía
la calcza, ora a un lado, ora a oiro, nicniras las
vcloccs flccIas sc cs¡arcían ¡or cl suclo. Áricnis
Iuyo llorando, cono la ¡alona quc ¡crscguida
¡or cl gavilan vucla a rcfugiarsc cn cl Iucco dc
c×cavada roca, ¡orquc no Ialía dis¡ucsio cl Iado
quc aqucl la cogicsc. Dc igual nancra Iuyo la
diosa, vcriicndo lagrinas y dcjando allí arco y
aljala. Y cl ncnsajcro Argicida dijo a Lcio.
498 ¡Lcio! Yo no ¡clcarc coniigo, ¡orquc cs
arricsgado lucIar con las cs¡osas dc Zcus, quc
anoniona las nulcs. Jaciaic nuy saiisfccIa,
dclanic dc los innorialcs dioscs, dc quc nc
vcncisic con io ¡odcrosa fucrza.
502 Así dijo. Lcio rccogio cl corvo arco y las
sacias quc Ialían caído aca y aculla, cn ncdio dc
un iorlcllino dc ¡olvo; y sc fuc cn ¡os dc su Iija.
Llcgo csia al Olin¡o, a la norada dc Zcus crigida
solrc lroncc; scniosc llorando cn las rodillas dc
su ¡adrc, y cl divino vclo icnllala alrcdcdor dc
su cucr¡o. El ¡adrc Cronida cogiola cn cl rcgazo;
y, sonricndo dulccncnic, lc ¡rcgunio.
509¿Cual dc los cclcsics dioscs, Iija qucrida,
dc ial nodo ic Ia naliraiado, cono si cn su
¡rcscncia Iulicscs conciido alguna falia?
511 Fcs¡ondiolc Áricnis, quc sc rccrca con cl
lullicio dc la caza y llcva Icrnosa diadcna.
512 Tu cs¡osa Hcra, la dc los nívcos lrazos,
nc Ia naliraiado, ¡adrc; ¡or clla la discordia y la
coniicnda Ian surgido cnirc los innorialcs.
514 Así csios convcrsalan. En ianio, Fclo
A¡olo cniro cn la sagrada Ilio, icnicndo ¡or cl
nuro dc la licn cdificada ciudad. no fucra quc cn
aquclla ocasion lo dcsiruycscn los danaos, conira
lo ordcnado ¡or cl dcsiino. Los dcnas dioscs
scn¡iicrnos volvicron al Olin¡o, irriiados unos y
cnvanccidos oiros ¡or cl iriunfo; y sc scniaron
junio a Zcus, cl dc las sonlrías nulcs. Aquilcs,
¡crsiguicndo a los iroyanos, naiala Ionlrcs y
solí¡cdos calallos. Dc la sucric quc cuando una
ciudad cs ¡rcsa dc las llanas y llcga cl Iuno al
ancIuroso ciclo, ¡orquc los dioscs sc irriiaron
conira clla, iodos los Ialiianics iralajan y
nucIos ¡adcccn grandcs nalcs, dc igual nodo
Aquilcs causala a los iroyanos faiigas y danos.
526 El anciano Príano csiala cn la sagrada
iorrc; y, cono vicra al ingcnic Aquilcs, y a los
iroyanos ¡ucsios cn confusion, Iuycndo
cs¡aniados y sin fucrzas ¡ara rcsisiirlc, cn¡czo a
gcnir y lajo dc aquclla ¡ara c×Ioriar a los
íncliios varoncs quc cusiodialan las ¡ucrias dc la
nuralla.
531 Alrid las ¡ucrias y sujciadlas con la
nano Iasia quc llcgucn a la ciudad los gucrrcros
quc Iuycn cs¡aniados. Aquilcs cs quicn los
csirccIa y ¡onc cn dcsordcn, y icno quc Ian dc
ocurrir dcsgracias. Mas, ian ¡ronio cono
aqucllos rcs¡ircn, rcfugiados dcniro dcl nuro,
cniornad las Iojas fucricncnic unidas; ¡ucs
csioy con nicdo dc quc csc Ionlrc funcsio cnirc
¡or cl nuro.
537 Así dijo. Alricron las ¡ucrias, quiiando
los ccrrojos, y a csio sc dclio la salvacion dc las
iro¡as. A¡olo salio fucra dcl nuro ¡ara lilrar dc
la ruina a los iroyanos. Ésios, acosados ¡or la
scd y llcnos dc ¡olvo, Iuían ¡or cl can¡o cn
dcrccIura a la ciudad y su alia nuralla. Y
Aquilcs los ¡crscguía in¡ciuosancnic con la
lanza, icnicndo cl corazon ¡oscído dc violcnia
ralia y dcscando alcanzar gloria.
544 Enionccs los aqucos Iulicran ionado a
Troya, la dc alias ¡ucrias, si Fclo A¡olo no
Iulicsc inciiado al divino Agcnor, Iijo ilusirc y
valicnic dc Anicnor, a cs¡crar a Aquilcs. El dios
infundiolc audacia cn cl corazon, y, ¡ara a¡ariar
dc cl a las cruclcs Parcas, sc qucdo a su lado,
rccosiado cn una cncina y culicrio dc cs¡csa
niclla. Cuando Agcnor vio llcgar a Aquilcs,
asolador dc ciudadcs, sc dciuvo, y cn su agiiado
corazon vacilala solrc cl ¡ariido quc dclcría
ionar. Y ginicndo, a su nagnanino cs¡íriiu lc
dccía.
553 ¡Ay dc ní! Si Iuyo dcl valicnic Aquilcs
¡or dondc los dcnas corrcn cs¡aniados y cn
dcsordcn, nc cogcra ianlicn y nc naiara sin
quc nc ¡ucda dcfcndcr. Si dcjando quc csios
scan dcrroiados ¡or cl Pclida Aquilcs, nc fucsc
¡or la llanura iroyana, lcjos dcl nuro, Iasia
llcgar a los losqucs dcl Ida, y nc cscondicra cn
los naiorralcs, ¡odría volvcr a Ilio ¡or la iardc,
dcs¡ucs dc ionar un lano cn cl río ¡ara
rcfrcscarnc y quiiarnc cl sudor. Mas ¿¡or quc cn
ialcs cosas nc Iacc ¡cnsar cl corazon? No sca
quc aqucl advicria quc nc alcjo dc la ciudad ¡or
la llanura, y ¡crsiguicndonc con ligcra ¡lania nc
dc alcancc; y ya no ¡odrc cviiar la nucric y las
Parcas, ¡orquc Aquilcs cs cl nas fucric dc iodos
los Ionlrcs. Y si dclanic dc la ciudad lc salgo al
cncucniro... Vulncrallc cs su cucr¡o ¡or cl agudo
lroncc, Iay cn cl una sola alna y diccn los
Ionlrcs quc cl Icroc cs norial; ¡cro Zcus
Cronida lc da gloria.
571 Esio, ¡ucs, sc dccía; y, cncogicndosc,
aguardo a Aquilcs, ¡orquc su corazon csforzado
csiala in¡acicnic ¡or lucIar y conlaiir. Cono la
¡anicra, cuando oyc cl ladrido dc los ¡crros, salc
dc la ¡ollada sclva y va al cncucniro dcl cazador,
sin quc arrclaicn su anino ni cl nicdo ni cl
cs¡anio, y si aqucl sc lc adclania y la Iicrc dcsdc
ccrca o dcsdc lcjos, no dcja dc lucIar, aunquc
csic airavcsada ¡or la jalalina, Iasia vcnir con cl
a las nanos o sucunlir, dc la nisna sucric, cl
divino Agcnor, Iijo dcl ¡rcclaro Anicnor, no
qucría Iuir anics dc cnirar cn conlaic con
Aquilcs. Y, culricndosc con cl liso cscudo, lc
a¡uniala la lanza, nicniras dccía con fucrics
voccs.
583 Crandcs cs¡cranzas concilc iu anino,
csclarccido Aquilcs, dc ionar cn cl día dc Ioy la
ciudad dc los aliivos iroyanos. ¡Inscnsaio! Ducn
nuncro dc nalcs Ialran dc ¡adcccrsc iodavía
¡or causa dc clla. Esianos dcniro nucIos y
fucrics varoncs quc, ¡clcando ¡or nucsiros
¡adrcs, cs¡osas c Iijos, salvarcnos a Ilio; y iu
rcciliras aquí nisno la nucric, a ¡csar dc scr un
icrrillc y audaz gucrrcro.
590 Dijo. Con la rolusia nano arrojo cl
agudo dardo, y no crro cl iiro; ¡ucs accrio a dar
cn la ¡icrna dcl Icroc, dclajo dc la rodilla. La
grcla dc csiano rccicn consiruida rcsono
Iorrillcncnic, y cl lroncc fuc rccIazado sin quc
lograra ¡cncirar, ¡orquc lo in¡idio la arnadura,
rcgalo dcl dios. El Pclida arrcnciio a su vcz con
Agcnor, igual a una dcidad; ¡cro A¡olo no lc dcjo
alcanzar gloria, ¡ucs, arrclaiando al iroyano, lc
culrio dc cs¡csa niclla y lc nando a la ciudad
¡ara quc salicra iranquilo dc la laialla.
599 Lucgo cl quc Iicrc dc lcjos a¡ario dcl
cjcrciio al Pclion, valicndosc dc un cngano. Tono
la figura dc Agcnor, y sc ¡uso dclanic dcl Icroc,
quc sc lanzo a ¡crscguirlo. Micniras Aquilcs ila
iras dc A¡olo, ¡or un can¡o ¡anicgo, Iacia cl río
Escanandro, dc ¡rofundos voriiccs, y corría nuy
ccrca dc cl, ¡ucs cl odio lc cnganala con csia
asiucia a fin dc quc iuvicra sicn¡rc la cs¡cranza
dc darlc alcancc cn la carrcra, los dcnas
iroyanos, Iuycndo cn iro¡cl, llcgaron alcgrcs a la
ciudad, quc sc llcno con los quc a11í sc
rcfugiaron. Ni siquicra sc aircvicron a cs¡crarsc
los unos a los oiros, fucra dc la ciudad y dcl
nuro, ¡ara salcr quicncs Ialían csca¡ado y
quicncs Ialían nucrio cn la laialla, sino quc
afluycron ¡rcsurosos a la ciudad cuanios, ncrccd
a sus ¡ics y a sus rodillas, lograron salvarsc.

CANTO XXII*
Muerte de Héctor

¯ Aquilcs, dcs¡ucs dc dccirlc quc sc
vcngaría dc cl si ¡udicra, iorna al
can¡o dc laialla y dclanic dc las
¡ucrias dc la ciudad cncucnira a
Hccior, quc lc cs¡crala; Iuyc csic,
aqucl lc ¡crsiguc y dan ircs vuclias
a la ciudad dc Troya; Zcus cogc la
lalanza dc oro y vc quc cl dcsiino
condcna a Hccior, cl cual,
cnganado ¡or Aicnca sc dciicnc y cs
vcncido y nucrio ¡or Aquilcs, no
olsianic salcr csic quc Ia dc
sucunlir ¡oco dcs¡ucs quc nucra
cl caudillo iroyano.

1 Los iroyanos, rcfugiados cn la ciudad cono
ccrvaios, sc rccosialan cn los Icrnosos
laluarics, rcfrigcralan cl sudor y lclían ¡ara
a¡agar la scd; y cn ianio los aqucos sc ilan
accrcando a la nuralla, con los cscudos
lcvaniados cncina dc los Ionlros. La Parca
funcsia solo dciuvo a Hccior ¡ara quc sc qucdara
fucra dc Ilio, cn las ¡ucrias Esccas. Y Fclo A¡olo
dijo al Pclion.
8 ¿Por quc, oI Iijo dc Pclco, ¡crsigucs cn
vcloz carrcra, sicndo iu norial, a un dios
innorial? Aun no conocisic quc soy una dcidad, y
no ccsa io dcsco dc alcanzarnc. Ya no ic cuidas
dc ¡clcar con los iroyanos, a quicncs ¡usisic cn
fuga; y csios Ian cnirado cn la ¡ollacion,
nicniras io c×iravialas vinicndo aquí. Pcro no nc
naiaras, ¡orquc cl Iado no nc condcno a norir.
14 Muy indignado lc rcs¡ondio Aquilcs, cl dc
los ¡ics ligcros.
15 ¡OI iu, quc Iicrcs dc lcjos, cl nas funcsio
dc iodos los dioscs! Mc cnganasic, iraycndonc
aca dcsdc la nuralla, cuando iodavía Iulicran
nordido nucIos la iicrra anics dc llcgar a Ilio.
Mc Ias ¡rivado dc alcanzar una gloria no
¡cqucna, y Ias salvado con facilidad a los
iroyanos, ¡orquc no icnías quc lucgo nc
vcngara. Y cicriancnic nc vcngaría dc ii, si nis
fucrzas io ¡crniiicran.
21 Dijo y, nuy alcniado, sc cncanino
a¡rcsuradancnic a la ciudad; cono cl corccl
vcnccdor cn la carrcra dc carros iroia vcloz ¡or cl
can¡o, ian ligcrancnic novía Aquilcs ¡ics y
rodillas.
25 EI anciano Príano fuc cl ¡rincro quc con
sus ¡ro¡ios ojos lc vio vcnir ¡or la llanura, ian
rcs¡landccicnic cono cl asiro quc cn cl oiono sc
disiinguc ¡or sus vivos rayos cnirc nucIas
csircllas duranic la nocIc olscura y rccilc cl
nonlrc dc º¡crro dc Orion", cl cual con scr
lrillaniísino consiiiuyc una scnal funcsia ¡orquc
irac c×ccsivo calor a los níscros norialcs; dc
igual nancra ccnicllcala cl lroncc solrc cl ¡ccIo
dcl Icroc, nicniras csic corría. Cinio cl vicjo,
gol¡cosc la calcza con las nanos lcvaniadas y
¡rofirio grandcs voccs y lancnios, dirigicndo
su¡licas a su Iijo. Hccior coniinuala innovil
anic las ¡ucrias y scniía vcIcncncc dcsco dc
conlaiir con Aquilcs. Y cl anciano, icndicndolc
los lrazos, lc dccía cn iono lasiincro.
38 ¡Hccior, Iijo qucrido! No aguardcs, solo y
lcjos dc los anigos, a csc Ionlrc, ¡ara quc no
nucras ¡rcsio a nanos dcl Pclion, quc cs nucIo
nas vigoroso. ¡Crucl! Así fucra ian caro a los
dioscs, cono a ní. ¡ronio sc lo concrían, icndido
cn cl suclo, los ¡crros y los luiircs, y ni corazon
sc lilraría dcl icrrillc ¡csar. Mc Ia ¡rivado dc
nucIos y valicnics Iijos, naiando a unos y
vcndicndo a oiros cn rcnoias islas. Y aIora quc
los iroyanos sc Ian cnccrrado cn la ciudad, no
acicrio a vcr a nis dos Iijos Licaon y Polidoro,
quc ¡ario Laoioc, ilusirc cnirc las nujcrcs. Si
csian vivos cn cl cjcrciio, los rcscaiarcnos con
lroncc y oro, quc iodavía io Iay cn cl ¡alacio;
¡ucs a Laoioc la doio cs¡lcndidancnic su
anciano ¡adrc, cl íncliio Alics. Pcro, si Ian
nucrio y sc Iallan cn la norada dc Hadcs, cl
nayor dolor scra ¡ara su nadrc y ¡ara ní quc los
cngcndranos; ¡orquc cl dcl ¡ucllo durara
ncnos, si no nucrcs iu, vcncido ¡or Aquilcs. Vcn
adcniro dcl nuro, Iijo qucrido, ¡ara quc salvcs a
los iroyanos y a las iroyanas; y no quicras
¡rocurar inncnsa gloria al Pclida y ¡crdcr iu
nisno la c×isicncia. Con¡adcccic ianlicn dc ní,
dc csic infcliz y dcsgraciado quc aun conscrva la
razon; ¡ucs cl ¡adrc Cronida nc quiiara la vida
cn la scncciud y con aciaga sucric, dcs¡ucs dc
¡rcscnciar nucIas dcsvcniuras. nucrios nis
Iijos, csclavizadas nis Iijas, dcsiruidos los
ialanos, arrojados los ninos ¡or cl suclo cn cl
icrrillc conlaic y las nucras arrasiradas ¡or las
funcsias nanos dc los aqucos. Y cuando, ¡or fin,
alguicn nc dcjc sin vida los nicnlros,
Iiricndonc con cl agudo lroncc o con arna
arrojadiza, los voraccs ¡crros quc con conida dc
ni ncsa cric cn cl ¡alacio ¡ara quc lo guardascn
dcs¡cdazaran ni cucr¡o cn la ¡ucria c×icrior,
lclcran ni sangrc, y, saciado cl a¡ciiio, sc
icndcran cn cl ¡oriico. Yaccr cn cl suclo,
Ialicndo sido airavcsado cn la lid ¡or cl agudo
lroncc, cs dccoroso ¡ara un jovcn, y cuanio dc cl
¡ucda vcrsc iodo cs lcllo, a ¡csar dc la nucric;
¡cro quc los ¡crros dcsiroccn la calcza y la larla
cncanccidas y las ¡ancs vcrcndas dc un anciano
nucrio cn la gucrra cs io nas irisic dc cuanio lcs
¡ucdc ocurrir a los níscros norialcs.
77 Así sc cסrcso cl anciano, y con las nanos
sc arrancala dc la calcza nucIas canas, ¡cro no
logro ¡crsuadir a Hccior. La nadrc dc csic, quc
cn oiro siiio sc lancniala llorosa, dcsnudo cl
scno, nosirolc cl ¡ccIo, y, dcrranando lagrinas,
dijo csias aladas ¡alalras.
82 ¡Hccior! ¡Hijo nío! Fcs¡cia csic scno y
a¡iadaic dc ní. Si cn oiro iicn¡o ic dala cl ¡ccIo
¡ara acallar iu lloro, acucrdaic dc iu nincz, Iijo
anado; y ¡cncirando cn la nuralla, rccIaza
dcsdc la nisna a csc cncnigo y no salgas a su
cncucniro. ¡Crucl! Si ic naia, no ¡odrc lloraric cn
iu lccIo, qucrido ¡in¡ollo a quicn ¡arí, y
ian¡oco ¡odra Iaccrlo iu rica cs¡osa, ¡orquc los
vcloccs ¡crros ic dcvoraran nuy lcjos dc
nosoiras, junio a las navcs argivas.
90 Dc csia nancra Príano y Hccula
Iallalan a su Iijo, llorando y dirigicndolc
nucIas su¡licas, sin quc lograscn ¡crsuadirlc,
¡ucs Hccior scguía aguardando a Aquilcs, quc ya
sc accrcala. Cono silvcsirc dragon quc, Ialicndo
conido Iicrlas vcncnosas, cs¡cra anic su
guarida a un Ionlrc y con fcroz colcra ccIa
icrrillcs niradas y sc cnrosca cn la cnirada dc la
cucva, así Hccior, con inc×iinguillc valor,
¡crnanccía quicio, dcsdc quc arrino cl icrso
cscudo a la iorrc ¡ronincnic. Y ginicndo, a su
nagnanino cs¡íriiu lc dccía.
99 ¡Ay dc ní! Si iras¡ongo las ¡ucrias y cl
nuro, cl ¡rincro cn dirigirnc laldoncs scra
Polidananic, cl cual nc aconscjala quc irajcra cl
cjcrciio a la ciudad la nocIc funcsia cn quc cl
divinal Aquilcs dccidio volvcr a la ¡clca. Pcro yo
no nc dcjc ¡crsuadir nucIo ncjor Iulicra sido
acc¡iar su conscjo, y aIora quc Ic causado la
ruina dcl cjcrciio con ni in¡rudcncia icno a los
iroyanos y a las iroyanas, dc rozaganics ¡c¡los, y
quc alguicn ncnos valicnic quc yo c×clanc.
«Hccior, fiado cn su ¡ujanza, ¡crdio las iro¡as».
Así Iallaran; y ¡rcfcrillc fucra volvcr a la
¡ollacion dcs¡ucs dc naiar a Aquilcs, o norir
gloriosancnic dclanic dc clla. ¿Y si aIora,
dcjando cn cl suclo cl alollonado cscudo y cl
fucric casco y a¡oyando la ¡ica conira cl nuro,
salicra al cncucniro dcl irrc¡rcnsillc Aquilcs, lc
dijcra quc ¡crniiía a los Airidas llcvarsc a Hclcna
y las riquczas quc Alcjandro irajo a Ilio cn las
concavas navcs, quc csio fuc io quc origino la
gucrra, y lc ofrccicra rc¡ariir a los aqucos la
niiad dc lo quc la ciudad coniicnc; y nas iardc
ionara jurancnio a los iroyanos dc quc, sin
oculiar nada, fornarian dos loics con cuanios
licncs c×isicn dcniro dc csia Icrnosa ciudad?...
Mas ¿¡or quc cn ialcs cosas nc Iacc ¡cnsar cl
corazon? No, no irc a su¡licarlc; quc, sin icncrnc
con¡asion ni rcs¡cio, nc naiaría incrnc, cono a
una nujcr, ian ¡ronio cono dcjara las arnas.
In¡osillc cs nanicncr con cl, dcsdc una cncina o
dcsdc una roca, un coloquio, cono un nancclo y
una doncclla; cono un nancclo y una dondclla
suclcn nanicncr. Mcjor scra cn¡czar cl conlaic
cuanio anics, ¡ara quc vcanos ¡ronio a quicn cl
Olín¡ico conccdc la vicioria.
131 Talcs ¡cnsanicnios rcvolvía cn su
ncnic, sin novcrsc dc aqucl siiio, cuando sc lc
accrco Aquilcs, igual a Enialio, cl in¡ciuoso
lucIador, con cl icrrillc frcsno dcl Pclion solrc cl
Ionlro dcrccIo y cl cucr¡o ¡roicgido ¡or cl
lroncc quc lrillala cono cl rcs¡landor dcl
cnccndido fucgo o dcl sol nacicnic. Hccior, al
vcrlo, sc ¡uso a icnllar y ya no ¡udo ¡crnancccr
allí; sino quc dcjo las ¡ucrias y Iuyo cs¡aniado.
Y cl Pclida, confiando cn sus ¡ics ligcros, corrio
cn scguinicnio dcl nisno. Cono cn cl nonic cl
gavilan, quc cs cl avc nas ligcra, sc lanza con
facil vuclo iras la iínida ¡alona, csia Iuyc con
ioriuosos giros y aqucl la siguc dc ccrca, dando
agudos graznidos y aconciicndola rc¡ciidas
vcccs, ¡orquc su anino lc inciia a cogcrla, así
Aquilcs volala cnardccido y Hccior novía las
ligcras rodillas Iuycndo azorado cn iorno dc la
nuralla dc Troya. Corrían sicn¡rc ¡or la
carrcicra, fucra dcl nuro, dcjando a sus cs¡aldas
la aialaya y cl lugar vcnioso dondc csiala cl
calraIígo; y llcgaron a los dos crisialinos
nananiialcs, quc son las fucnics dcl Escanandro
voraginoso. El ¡rincro iicnc cl agua calicnic y lo
culrc cl Iuno cono si Iulicra allí un fucgo
alrasador; cl agua quc dcl scgundo lroia cs cn cl
vcrano cono cl granizo, la fría nicvc o cl Iiclo.
Ccrca dc anlos Iay unos lavadcros dc ¡icdra,
grandcs y Icrnosos, dondc las cs¡osas y las
lcllas Iijas dc los iroyanos solían lavar sus
nagníficos vcsiidos cn iicn¡o dc ¡az, anics quc
llcgaran los aqucos. Por a11í ¡asaron, cl uno
Iuycndo y cl oiro ¡crsiguicndolo. dclanic, un
valicnic Iuía, ¡cro oiro nas fucric lc ¡crscguía
con ligcrcza; ¡orquc la coniicnda no cra ¡or una
víciina o una ¡icl dc lucy, ¡rcnios quc suclcn
darsc a los vcnccdorcs cn la carrcra, sino ¡or la
vida dc Hccior, donador dc calallos. Cono los
solí¡cdos corcclcs quc ionan ¡aric cn los jucgos
cn Ionor dc un difunio corrcn vclozncnic cn
iorno dc la ncia dondc sc Ia colocado cono
¡rcnio in¡orianic un irí¡odc o una nujcr, dc
scncjanic nodo aqucllos dicron ircs vcccs la
vuclia a la ciudad dc Príano, corricndo con ligcra
¡lania. Todas las dcidadcs los conicn¡lalan. Y
Zcus, ¡adrc dc los Ionlrcs y dc los dioscs,
concnzo a dccir.
168 ¡OI dioscs! Con nis ojos vco a un caro
varon ¡crscguido cn iorno dcl nuro. Mi corazon
sc con¡adccc dc Hccior, quc ianios nuslos dc
lucy Ia qucnado cn ni olscquio cn las cunlrcs
dcl Ida, cn vallcs alundoso, y cn la ciudadcla dc
Troya; y aIora cl divino Aquilcs lc ¡crsiguc con
sus ligcros ¡ics cn dcrrcdor dc la ciudad dc
Príano. Ea, dclilcrad, oI dioscs, y dccidid si lo
salvarcnos dc la nucric o dcjarcnos quc, a ¡csar
dc scr csforzado, sucunla a nanos dcl Pclida
Aquilcs.
177 Fcs¡ondiolc Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza.
178 ¡OI ¡adrc, quc lanzas cl ardicnic rayo y
anonionas las nulcs! ¿Quc dijisic? ¿Dc nucvo
quicrcs lilrar dc la nucric Iorrísona a csc
Ionlrc norial, a quicn iicn¡o Ia quc cl Iado
condcno a norir? Hazlo, ¡cro no iodos los dioscs
ic lo a¡rolarcnos.
182 Conicsio Zcus, quc anoniona las nulcs.
183 Tranquilízaic, Triiogcnia, Iija qucrida.
No Iallo con anino lcnigno, ¡cro coniigo quicro
scr con¡lacicnic. Olra confornc a ius dcscos y
no dcsisias.
186 Con ialcs voccs insiigolc a Iaccr lo quc
clla nisna dcscala, y Aicnca lajo cn raudo vuclo
dc las cunlrcs dcl Olin¡o.
188 Enirc canio; cl vcloz Aquilcs ¡crscguía y
csirccIala sin ccsar a Hccior. Cono cl ¡crro va
cn cl nonic ¡or vallcs y cucsias iras cl ccrvaiillo
quc lcvanio dc la cana, y, si csic sc cscondc,
azorado, dclajo dc los arlusios, corrc aqucl
rasircando Iasia quc nucvancnic lo dcsculrc; dc
la nisna nancra, cl Pclion, dc ¡ics ligcros, no
¡crdía dc visia a Hccior. Cuanias vcccs cl iroyano
inicniala cncaninarsc a las ¡ucrias Dardanias,
al ¡ic dc las ioncs licn consiruidas, ¡or si dcsdc
arrila lc socorrían dis¡arando flccIas; oiras
ianias Aquilcs, adclaniandosclc, lo a¡ariala
Iacia la llanura, y aqucl volala sin dcscanso
ccrca dc la ciudad. Cono cn sucnos ni cl quc
¡crsiguc ¡ucdc alcanzar al ¡crscguido, ni csic
Iuir dc aqucl; dc igual nancra, ni Aquilcs con
sus ¡ics ¡odía dar alcancc a Hccior, ni Hccior
csca¡ar dc Aquilcs. ¿Y cono Hccior sc Iulicra
lilrado cnionccs dc las Parcas dc la nucric quc lc
csiala dcsiinada, si A¡olo, accrcandosclc ¡or la
¡osircra y uliina vcz, no lc Iulicsc dado fucrzas
y agilizado sus rodillas?
205 El divino Aquilcs Iacía con la calcza
scnalcs ncgaiivas a los gucrrcros, no
¡crniiicndolcs dis¡arar anargas flccIas conira
Hccior. no fucra quc alguicn alcanzara la gloria
dc Icrir al caudillo y cl llcgasc cl scgundo. Mas
cuando cn la cuaria vuclia llcgaron a los
nananiialcs, cl ¡adrc Zcus iono la lalanza dc
oro, ¡uso cn la nisna dos sucrics dc la nucric
quc iicndc a lo largo la dc Aquilcs y la dc Hccior,
donador dc calallos, cogio ¡or cl ncdio la
lalanza, la dcs¡lcgo, y iuvo nas ¡cso cl día faial
dc Hccior, quc dcsccndio Iasia cl Hadcs. Al
insianic Fclo A¡olo dcsan¡aro al iroyano.
Aicnca, la diosa dc ojos dc lccIuza, sc accrco al
Pclion, y lc dijo csias aladas ¡alalras.
216 Es¡cro, oI csclarccido Aquilcs, caro a
Zcus, quc nosoiros dos ¡rocurarcnos a los
aqucos inncnsa gloria, ¡ucs al volvcr a las navcs
Ialrcnos nucrio a Hccior, aunquc sca
infaiigallc cn la laialla. Ya no sc nos ¡ucdc
csca¡ar, ¡or nas cosas quc Iaga A¡olo, cl quc
Iicrc dc lcjos, ¡osirandosc a los ¡ics dcl ¡adrc
Zcus, quc llcva la cgida. Paraic y rcs¡ira; a irc a
¡crsuadir a Hccior ¡ara quc lucIc coniigo frcnic
a frcnic.
224 Así Iallo Aicnca. Aquilcs olcdccio, con
cl corazon alcgrc, y sc dciuvo cn scguida,
a¡oyandosc cn cl arrino dc la ¡ica dc asia dc
frcsno y lroncínca ¡unia. La diosa dcjolc y fuc a
cnconirar al divino Hccior. Y ionando la figura y
la voz infaiigallc dc Dcífolo, llcgosc al Icroc y
¡ronuncio csias aladas ¡alalras.
229 ¡Mi lucn Icrnano! MucIo ic csirccIa cl
vcloz Aquilcs, ¡crsiguicndoic con ligcro ¡ic
alrcdcdor dc la ciudad dc Príano. Ea,
dcicnganonos y rccIaccnos su aiaquc.
232 Fcs¡ondiolc cl gran Hccior, dc
ircnolanic casco.
233 ¡Dcífolo! Sicn¡rc Ias sido ¡ara ní cl
Icrnano ¡rcdilccio cnirc cuanios sonos Iijos dc
Hccula y dc Príano, ¡cro dcsdc aIora Iago
cucnia dc icncric cn nayor a¡rccio, ¡orquc al
vcrnc con ius ojos osasic salir dcl nuro y los
dcnas Ian ¡crnanccido dcniro.
238 Conicsio Aicnca, la diosa dc ojos dc
lccIuza.
239 ¡Mi lucn Icrnano! El ¡adrc, la vcncrallc
nadrc y los anigos alrazalannc las rodillas y
nc su¡licalan quc nc qucdara con cllos ¡dc ial
nodo iicnllan iodos!, ¡cro ni anino sc scniía
aiorncniado ¡or gravc ¡csar. AIora ¡clccnos con
lrio y sin dar rc¡oso a la ¡ica, ¡ara quc vcanos
si Aquilcs nos naia y sc llcva nucsiros
sangricnios dcs¡ojos a las concavas navcs, o
sucunlc vcncido ¡or io lanza.
246 Así dicicndo, Aicnca, ¡ara cnganarlo,
cn¡czo a caninar. Cuando anlos gucrrcros sc
Iallaron frcnic a frcnic, dijo cl ¡rincro cl gran
Hccior, cl dc ircnolanic casco.
250 No Iuirc nas dc ii, oI Iijo dc Pclco,
cono Iasia aIora. Trcs vcccs di la vuclia,
Iuycndo, cn iorno dc la gran ciudad dc Príano,
sin aircvcrnc nunca a cs¡crar iu aconciida. Mas
ya ni anino nc in¡clc a afroniaric, ora ic naic,
ora nc naics iu. Ea, ¡onganos a los dioscs ¡or
icsiigos, quc scran los ncjorcs y los quc nas
cuidaran dc quc sc cun¡lan nucsiros ¡acios. Yo
no ic insuliarc cruclncnic, si Zcus nc conccdc la
vicioria y logro quiiaric la vida; ¡ucs ian lucgo
cono ic Iaya dcs¡ojado dc las nagníficas arnas,
oI Aquilcs, cnircgarc cl cadavcr a los aqucos.
Poriaic iu connigo dc la nisna nancra.
260 Mirandolc con iorva faz, rcs¡ondio
Aquilcs, cl dc los ¡ics ligcros.
261 ¡Hccior, a quicn no ¡ucdo olvidar! No nc
Iallcs dc convcnios. Cono no cs ¡osillc quc
Iaya ficlcs alianzas cnirc los lconcs y los
Ionlrcs, ni quc csicn dc acucrdo los lolos y los
cordcros, sino quc ¡icnsan coniinuancnic cn
causarsc dano unos a oiros, ian¡oco ¡ucdc
Ialcr cnirc nosoiros ni anisiad ni ¡acios, Iasia
quc caiga uno dc los dos y sacic dc sangrc a Arcs,
infaiigallc conlaiicnic. Fcvísicic dc ioda clasc
dc valor, ¡orquc aIora ic cs nuy ¡rcciso olrar
cono lclicoso y csforzado can¡con. Ya no ic
¡ucdcs csca¡ar. Palas Aicnca ic Iara sucunlir
¡ronio, Icrido ¡or ni lanza, y ¡agaras iodos
junios los dolorcs dc nis anigos, a quicncs
naiasic cuando nancjalas furiosancnic la ¡ica.
273 En dicicndo csio, llandio y arrojo la
fornida lanza. El csclarccido Hccior, al vcrla
vcnir, sc inclino ¡ara cviiar cl gol¡c. clavosc la
lroncínca lanza cn cl suclo, y Palas Aicnca la
arranco y dcvolvio a Aquilcs, sin quc Hccior,
¡asior dc Ionlrcs, lo adviriicsc. Y Hccior dijo al
c×inio Pclion.
279 ¡Errasic cl gol¡c, oI Aquilcs, scncjanic a
los dioscs! Nada ic Ialía rcvclado Zcus accrca dc
ni dcsiino, cono afirnalas; Ias sido un Ialil
forjador dc cnganosas ¡alalras, ¡ara qu