You are on page 1of 2

CLASIFICACION DE LAS CIENCIAS Cuando se trata de clasificar las ciencias se acostumbra a tomar como referencia cuatro criterios: el objeto

de estudio, los métodos, las clases de enunciados y el tipo de verdad. Al hablar de objeto de estudio nos referimos al sector o ámbito de la realidad estudiada. Los métodos se relacionan con los distintos procedimientos tanto para el logro de conocimientos como para su justificación y puesta de prueba. El tipo de enunciado alude a la diferencia entre proposiciones analíticas y sintéticas. Finalmente el criterio referido al tipo de verdad involucrado en los anuncios decimos que mientras unos refieren a una verdad necesaria y formal relacionados con la coherencia lógica, otros refieren a una verdad contingente y fáctica, dependiente de su verificación empírica. Explicitados estos criterios decir que las ciencias se dividen en formales y fácticas. Las ciencias formales son las matemáticas y la lógica pues su objeto de estudio se caracteriza porque solo tiene una existencia ideal, no existe en la realidad espacio-temporal, tanto los signos del lenguaje matemático como los del lógico no refieren a una realidad extralingüística sino que son formales, vacío de contenido. Cabe aclarar que estos objetos formales puede ser interpretados, estableciendo correspondencia con los hechos, entonces ser aplicados a la realidad empírica. Es claro que los enunciados de este tipo de ciencias son analíticos dado que constituyen relaciones entre signos vacios de contenidos empírico, cuyo valor de verdad se determinará de un modo puramente formal. El método es la demostración lógica, deducir un enunciado de otros por inferencia lógicas. (Por ejemplo el teorema, en ellos la verdad se fundamenta en un encadenamiento deductivo a partir de una supuesta verdad de los axiomas) Finalmente la verdad de las ciencias formales ha de ser necesaria. Es fruto de la coherencia del enunciado con el sistema de ideas admitido previamente, es decir, la no contradicción con las otras proposiciones o inferibilidad a partir de ellas. Por otra parte están las ciencias fácticas, que informan acerca de la realidad extralingüística, tienen como objeto de estudio entes materiales –hechos y procesos- y se refieren a una realidad empírica. Sus enunciados, al apuntar a los hechos son proposiciones sintéticas y su método se basa en la contrastación empírica, para constatar si estos enunciados son verdaderos o falsos de ellos resulta siempre una verdad contingente o fáctica, es decir provisional. Dentro de las ciencias fácticas suele trazarse una línea divisoria entre ciencias naturales y ciencias sociales. Tal distinción pretende o se basa en diferencias en cuanto al objeto de estudio (naturaleza u hombre) y sobre todos acerca del tipo de conocimiento involucrado en ellas. Con respecto al tipo de conocimiento involucrado en las ciencias sociales, hay quienes descalifican su cientificidad argumentando que ellas nunca pueden alcanzar metodológicamente la objetividad de las naturales, dado que la cientificidad de un conocimiento que da acotada a la rigurosa aplicación del método de las ciencias naturales, reduciendo verdad y racionalidad al método. Históricamente el primer modo de considerar las ciencias sociales ha sido el positivismo que partía del supuesto naturalista de reducción de la realidad social a natural y tenía como único criterio evaluativo la metodología de las ciencias naturales.

.Siguiendo este supuesto. en comparación con la eminencia y dureza de las naturales a las que se las suele denominar ciencias duras. algunos autores sostienen que las ciencias sociales son seudo ciencias o ciencias blandas.