You are on page 1of 23

LOS SACRAMENTOS.

HILARIO PINEDA

2 009

LOS SACRAMENTOS EN GENERAL  El término Sacramento: La palabra “sacramento” -que desciende del lenguaje no religioso del derecho Romano- fue utilizada en la Iglesia latina para traducir la expresión griega mystérion. Pero mystérion tiene un significado más amplio de lo que hoy llamamos sacramento. Porque mystérion puede significar algo oculto o secreto, pero también: Dios, el Escondido, la Revelación de Dios en Cristo; y también el culto que se tributa a Dios. Cristo es el misterio personificado, con una misión oculta para el mundo pero patente para los creyentes. Cristo es, para nosotros, el misterio de la salvación. Así consideradas las cosas, misterio es tanto una doctrina oculta como, sobre todo, una realidad oculta. La doctrina de Cristo no es que sea un secreto o una participación secreta en un secreto, es, por encima de todo, la obra de salvación que Cristo realiza en favor de los hombres y que algunos llegan a conocer por la fuerza del don de la Fe: es, por tanto, el plan salvífico de Dios, escondido en sus designios eternos y manifestado en el tiempo, en Cristo. El término mystérion se ha aplicado a los sacramentos porque en ellos se hace eficaz esa salvación mediante la gracia que otorgan. Por eso, poco a poco, a lo largo de la historia, la expresión sacramento, mystérion, fue reservándose para significar ciertos signos sensibles que causan la gracia en el hombre y que fueron instituidos por Jesucristo y contados a la Iglesia para nuestra salvación.

 Sacramento, Signo Sensible:
Un signo sensible es un símbolo. Y un símbolo es una expresión figurada y visible, o representación sensible, de una realidad invisible. El valor de un símbolo no está en lo que él es de por sí, sino en lo que indica, en lo que representa. Y, como el hombre capta el símbolo por los sentidos, su eficacia y su efectividad es más amplia y más profunda que la palabra o expresión hablada. Si yo, por ejemplo, doy la mano a otra persona, ese gesto es simbolos de la gracia que otorga Cristo, que es tanto como decir signos de la fe. Y, en ellos, hay algo muy importante: obran eficazmente lo que significan y lo que significan es la gracia de Dios. Los sacramentos, en cuanto símbolos, tienen una significación que supera su sentido natural. Y esto, porque Cristo se la ha dado. Por eso el simbolismo de los sacramentos sólo puede ser entendido dentro de la fe. Los símbolos sacramentales, por tanto, son símbolos de la gracia que otorga Cristo, que es tanto como decir signos de la fe. Y, en ellos, hay algo muy importante: obran eficazmente lo que significan y lo que significan es la gracia de Dios. La distinción de los sacramentos (que son siete) y su ordenación respectiva sólo puede explicarse por la distinción de los signos sacramentales tal como se entienden bajo la luz de la fe. Por eso, para entender los sacramentos hay que interpretar sus signos respectivos.

 Los simbolos Sacramentales:
Los elementos constitutivos de los signos sacramentales en cada sacramento son cosas materiales y palabras. Como dicen los teólogos: res et verbum (cosas y palabra), o bien materia y forma. Todos los sacramentos contienen estos elementos imprescindibles. Si falta uno de ellos, ya no hay sacramento. A este respecto, dice san Agustín: «se junta la palabra al elemento (cosa) y se realiza el sacramentos. Y, como la palabra no puede separarse de quien la dice, ni la cosa de quien la usa, ni la unión de la una a la otra de quien hace el acto, también éste -el que hace el acto sacramental- forma parte del signo o símbolo sacramental porque los sacramentos son acciones de Cristo y de la Iglesia. Son cosas y palabras que, especialmente, el tacto, los ojos y los oídos perciben. Y, como éstos son los sentidos más importantes, puede decirse que el hombre acepta la salvación (que le viene por los sacramentos), a través de unos medios muy adecuados a su naturaleza: es propio de la naturaleza humana llegar al conocimiento de las realidades espirituales a través de los sentidos. Así, por ejemplo, yo sé que Dios me perdona cuando oigo al sacerdote que dice: “yo te absuelvo de tus pecados ...”

 Los Sacramentos, Signos de Amor:

los sacramentos son también signos del amor de Cristo. con su muerte. incluso con peligro de la propia vida. se está adorando a Dios. si ya se gozaba de ella. Si todo sacramento nos asemeja con Cristo.fueran instrumentos de salvación. La Confirmación nos asemeja a Cristo haciéndonos fuertes ante el mal y dándonos capacidad de vencer en la lucha de cada día. llegando. les da su gracia y los salva.  La Institución de los Sacramentos: Los siete sacramentos fueron instituidos por Cristo esto quiere decir que Cristo -porque quiso. tiene carácter cristológico. si se trata del sacramento del Bautismo. que. instaurando así el sacerdocio eterno del sacrificio celestial de la alabanza. un reconocimiento a Dios como Señor. para realizar su obra salvadora. por fin. Por eso. haciéndose así apto -por la unción. se da a los hombres.  EFECTOS DE LOS SACRAMENTOS. Es decir. La Penitencia hace al que la recibe semejante a Cristo sometido a la justicia de Dios al morir en la Cruz. La Unción de Enfermos obra en el bautizado la imagen de Cristo cumpliendo su misión histórica cara al cielo. mediante Jesucristo. Cristo hizo que ciertos objetos materiales -visibles. Dios Padre. infundiéndole la gloria de su propia vida. Y. puede decirse. a la Iglesia como esposa. porque Dios es el Señor del Amor. Es como un fuego y una luz de Dios que limpia todas las manchas del alma. la aumenta. los sacramentos santifican al hombre en un acto de adoración a Dios. Pero también. también recibimos el llamado carácter sacramental. En ellos se hace presente a los hombres la virtud salvadora de Cristo glorificado. pero son también signos de la gloria del amor omnipotente. que se pone de manifiesto en los sacramentos. aunque en los sacramentos no se produce esto de la misma manera. que la institución de los sacramentos está en estrecha relación con la Encarnación y con la obra salvadora de Cristo. cada uno de ellos lo hace de un modo particular en función de sus signos. Si los sacramentos son siete. es decir.  La gracia Santificante: Por la gracia somos hechos hijos de Dios. El mismo Cristo. de la Confirmación o del Orden Sagrado. si fuera preciso. al testimonio público de nuestra fe. que se añade a la gracia santificante. como el amor divino se reveló al mundo en Cristo. en la hora de su muerte. la específica de ese sacramento. El sacramento del Orden asemeja a Cristo cumpliendo su oficio sacerdotal en la Cruz. encarnándose. captados y entendidos a la luz de la fe. de participar de la misma vida divina. asemeja a Cristo recibiendo. Es decir. participación que comprende la comunidad con Cristo crucificado y resucitado. Y. pues. Y el Matrimonio.para una existencia eterna en la gloria. nos da la salvación que Él nos preparó durante su vida en la tierra. como Señor. asumió la naturaleza humana (material).  El Caracter: . el amor de Dios intenta hacerse poderoso con los hombres y constituirse en Señor de ellos. expiando así los pecados. llama a los hombres. y. los sacramentos son liturgia y culto. sin embargo. Cuando se realiza un sacramento. En resumen: en los sacramentos el Padre obra por Cristo en el Espíritu Santo como amor redentor. se da un movimiento de arriba hacia abajo: en el signo sacramental Cristo se entrega a la Iglesia. Se da. quiere decir que cada uno da una gracia específica. un movimiento de abajo hacia arriba. nos hace participar de diferentes modos en la Pasión.  La gracia sacramental: La gracia propia y característica del sacramento que recibimos: cada sacramento confiere su propia gracia. es decir.Los sacramentos son signos de la gloria de Dios. en primer lugar. A través de los sacramentos. Y. Por tanto. se está haciendo. La Eucaristía nos hace semejantes a Cristo en su ofrecimiento en la Cruz y haciéndonos penetrar en la plena intimidad con Dios. Por eso. dignos de recibir la gloria eterna y templos de la Santísima Trinidad. himno de alabanza a Dios. el amor de Dios.concedió a determinados signos externos la potestad de conferir la gracia. Muerte y Resurrección de Cristo:        Bautismo nos asemeja a Cristo haciéndonos partícipes de su vida.

Si hay obice. los pecados quedan perdonados. En ellos. hasta tal punto es así. por tanto. Por eso. por ejemplo: En el sacramento de la Penitencia.30). y. y esto solamente por la realización del signo (por quien tiene facultad para ello). se cometería un grave sacrilegio. recibida de Dios). se recibiría a Jesucristo. de absolver. la gracia se comunica pero no actua. etc. la semejanza con Cristo es indestructible: el pecado podrá desfigurar esta semejanza.  El efecto ex opere operantis: Las buenas disposiciones del sujeto son muy importantes para que la gracia del sacramento recibido puedan actuar eficazmente. celebra la Santa Misa en pecado mortal. Un signo distintivo. de los que no lo son. Y.  EL MINISTRO DEL SACRAMENTO: . Es decir. la Confirmación y el Orden Sacerdotal imprimen en el alma el Carácter sacramental. y el que lo realiza tiene capacidad para ello e intención de hacer lo que hace la Iglesia: un sacerdote debidamente ordenado. lo mismo. En la Sagrada Escritura se designa al carácter como “sello divino o sello del Espíritu Santo” (2Cor 1. una marca espiritual indeleble que hacen que esos tres sacramentos no se pueden volver a recibir. realizado el signo sacramental (el hecho de bautizar. etc. Esto es lo que se llama carácter sacramental. cuando absuelve los pecados. Un signo obligativo porque obliga al servicio de Dios. consagra verdaderamente el Cuerpo y la Sangre de Cristo. a los confirmados y los ordenados «in sacris».21 . es decir.13. En el Bautismo. ni de las disposiciones de fe y devoción del ministro. un sacramento se administra rectamente cuando. se observan todas las prescripciones litúrgicas establecidas por la Iglesia.podría llegar a impedir de modo absoluto la recepción de la gracia. prescindiendo de sus disposiciones interiores de fe y devoción. el sacramento sería nulo. aunque los sacramentos confieren la gracia por su propia virtud. en el sacramento de la Penitencia. pero nunca aniquilarla. que un hombre -haciendo mal uso de su libertad.  Eficacia de los Sacramentos: Los sacramentos producen su efecto de dos modos:  El efecto ex opere operato. es decir. Y. sino todo lo contrario.Es verdad de fe que el Bautismo. Pero las disposiciones internas de quien lo recibe pueden hacer imposible la infusión de la gracia. en virtud del signo sacramental rectamente realizado. porque capacita para el culto. recibida de Dios). si alguien pretendiera recibirlo sin el debido arrepentimiento de los pecados. Y son sacramentos que sólo pueden recibirse una vez en la vida. porque asemeja a Cristo. esta gracia se recibe en función de las disposiciones del sujeto. si en esas circunstancias absuelve pecados. Las disposiciones interiores del sujeto que recibe un sacramento tienen una gran influencia porque. pero sacrílegamente: no se recibiría ninguna gracia. pero no habría sacramento. Un signo dispositivo. Dios concede la gracia interior. Se produciría una simulación del sacramento. es decir un alma no dispuesta. en la Confirmación y en el Orden. la semejanza con Cristo tiene unas características más profundas y estables que en los otros sacramentos. aunque cometa un grave pecado de sacrilegio. En el caso de la Eucaristía recibida en pecado mortal. cuando celebra la Santa Misa. El efecto ex opere operato hace referencia a la eficacia que produce un sacramento por el solo hecho de administrarlo rectamente (da la gracia por la virtud del mismo sacramento. al realizarlo. porque distingue a los bautizados. quedan absueltos. Ef 1. Pues bien. además.). Los sacramentos dan la gracia en virtud de su realización.Hace referencia a la eficacia que produce un sacramento por el solo hecho de administrarlo rectamente (da la gracia por la virtud del mismo sacramento. pero ofende al Señor gravemente. puesto que subraya su radical eficacia: viene de Cristo y no se basa en los méritos del ministro (que actúa como instrumento para la realización del sacramento). consagra válidamente el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. ni tampoco en los méritos del sujeto que lo recibe. si ese sacerdote. y teniendo intención de hacer lo que hace la Iglesia. Esto quiere decir que. o bien ocultando pecados graves. todo esto se realiza. El carácter es:     Un signo configurativo.

o gracia santificante.  EL SUJETO DEL SACRAMENTO . de fecundidad y de vida. Al tratar sobre cada sacramento en particular. además. Por el bautismo el hombre nace a una vida nueva: por la acción de. en el momento de su recepción. en particular. si la hay. que el hombre recibe en el bautismo. El agua. Mc 16. Sólo los bautizados son capaces de recibir otros sacramentos. su Hijo único. o bien cuando un pagano o infiel (que quizá no tenga ni idea del bautismo cristiano) muere haciendo un acto perfecto de dolor de sus pecados o de perfecto amor de Dios (porque este acto de perfecta caridad incluye. 3. por tanto. cuya recepción de hecho o al menos de deseo. El bautismo de sangre es el martirio de una persona que todavía no es cristiana -adulto o niño sufrido por Cristo. en cuanto hombre. siempre ha de tener en la realización del sacramento «intención de hacer lo que hace la Iglesia». Al tratar sobre cada sacramento. . Cristo. pone en su corazón las primicias de la herencia de su Reino. confesar. Es otra manera de poner de manifiesto un perfecto amor de Dios. En los Santos evangelios encontramos fundamentos bíblicos de las palabras de Jesús al instituir este sacramento (Mt 28. sin el carácter bautismal.5). El hombre. no puede comulgar el Cuerpo de Cristo. le hace participar ya en esta tierra de la misma vida de Dios. El Bautismo es la puerta de la vida espiritual. Además del bautismo de agua -que es el normal-. puerta de los sacramentos. Institución: El Bautismo es un verdadero sacramento instituido por Cristo.19 . es causa instrumental de ellos (porque la humanidad de Jesucristo es el instrumento unido a su divinidad para causar la gracia). Ahora es suficiente señalar que. es lavado interiormente: deja de ser esclavo del pecado de origen. cualquiera de estas formas es válida. Dios Padre lo hace suyo y.  LOS SACRAMENTOS DE VIVOS Y MUERTOS: Sacramentos de vivos son aquellos que. sea cual fuere el ministro ordinario o extraordinario de los sacramentos. Espíritu Santo. Éstos son el Bautismo y la Penitencia. ya veremos cuál es su ministro adecuado (con distinción. el bautismo). Y son sacramentos de muertos aquellos en que. cuando a un catecúmeno (que está preparándose para ser bautizado) le sobreviene la muerte. el sujeto puede no hallarse en estado de gracia. por tanto. que se da.    El bautismo de agua es el habitual. bien sea por inmersión (sumergiendo todo el cuerpo en la piscina bautismal). en cuanto que participan de modo especial en el sacerdocio de Cristo. La gracia del Espíritu Santo. por ejemplo. reengendrados como hijos de Dios e incorporados a la Iglesia configurados con Cristo por el carácter indeleble. El Código de Derecho Canónico da una definición descriptiva. Una persona no bautizada. entre ministro ordinario y extraordinario). La Iglesia. El bautizado es sanado en su raíz personal más profunda. se carece de la necesaria capacidad para recibir los demás sacramentos. sirve de instrumento visible a Cristo. cuando dice: “El bautismo. fructuosa. precisaremos el sujeto.16 . Hay sacramentos que sólo pueden ser administrados por los sacerdotes. de los pecados personales cometidos hasta entonces y de las fuerzas del mal. existe también el de deseo y el de sangre. implícitamente. Jn 3. El bautismo de deseo.El ministro principal de los sacramentos es Jesucristo en cuanto Dios. Y. El Bautismo es el único procedimiento para entrar a formar parte de la Iglesia y nos capacita de recibir los demás sacramentos. es señal de la remisión de los pecados y del nacimiento de una nueva vida: “Dios nos ha salvado según su propia misericordia con el baño del segundo nacimiento y con la renovacion del Espíritu Santo” (Tit. por el cual los hombres son liberados de los pecados. Pero no todos sus miembros pueden administrar todos los sacramentos. Las condiciones requeridas en el sujeto varían de unos sacramentos a otros. muy completa. para su recepción lícita y. es imprescindible el estado de gracia (estar «vivo» sobrenaturalmente). por el bautismo. uniendolo a Jesucristo. Y la Iglesia actúa a través de sus miembros. etc. se confiere válidamente sólo mediante la ablución con agua verdadera acompañada de la debida forma verbal”. al no formar parte de la Iglesia. signo sacramental del bautismo. EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO El agua es símbolo de limpieza. es necesaria para la salvación. 5). por infusión (derramando agua sobre la cabeza).

o de manantiales. el vino. Se le infunde la gracia santificante que le transforma en hijo adoptivo de Dios: lo que Cristo es por naturaleza. las demás virtudes infusas y los dones del Espíritu Santo 17 . a Dios con un corazón sincero y se esfuerzan. Y la divina Providencia tampoco niega los auxilios necesarios para la salvación a quienes sin culpa no han llegado todavía a un conocimiento expreso de Dios y se esfuerzan en llevar una vida recta. lluvia. . bien en la Vigilia Pascual. pero aquel que viene detrás de mí es más fuerte que yo. No son aguas naturales las que proceden de jugos de frutas. Era un mero sacramental inspirado por Dios al Precursor (Juan) con el fin de excitar a los judíos al arrepentimiento de sus pecados y prepararse para el bautismo de Cristo (Jn 1. Se le infunden también las virtudes teologales: fe. al que lo recibe. nieve destilada. conocida mediante el juicio de la conciencia. etc. bajo el influjo de la gracia. herederos de Dios y coherederos con Cristo. que fue un pecado de desobediencia a Dios y que se transmite a los demás hombres con la misma naturaleza humana. Es decir. y enseñad a todas las gentes.agua natural y verdadera (fría. Y.Diferencia con el bautismo de Juan: El Bautismo de Juan tenía por objeto mover a la penitencia y perdonaba los pecados en función de las disposiciones del sujeto. no puede entrar en el Reino de los Cielos”. y no soy digno de llevarle las sandalias. como el bautismo es necesario para la salvación.. El os bautizará en el Espíritu Santo y fuego” (Mt 3. el yodo. este bautismo no confería la gracia por sí mismo sino que únicamente preparaba o disponía para ella. del cual Cristo es la Cabeza. no sin la gracia de Dios. el agua con la que se bautiza debe estar bendecida con este fin. es decir. yo os bautizo en agua para la conversión. Salvo caso de urgencia. la Iglesia lo juzga como una preparación del Evangelio y otorgado por quien ilumina a todos los hombres para que al fin tengan la vida” (LG 10). Con cualesquiera otras palabras no se bautiza  Ministro del Bautismo: Los ministros ordinarios del Bautismo son: los Obispos.lo constituyen las palabras pronunciadas por el que lo administra: “Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”.31). es al párroco a quien le incumbe el bautismo como competencia específica con respecto a los fieles que residen en su territorio. el sudor. cuando dijo: “En verdad. El mismo san Juan puso de manifiesto la diferencia entre su bautismo y el de Jesús. pero el que no creyere se condenará”. Se entiende por agua natural y verdadera la que procede de río. el que creyere y se bautizara se salvará. 26. Por otra parte. Adán y Eva. entra a formar parte del Cuerpo Místico de Cristo.. pueden conseguir la salvación eterna. en la Constitución Lumen Gentium. tibia o caliente). salvo que éste delegue a otro ministro. en su momento dada la urgencia del caso-. El que recibe el bautismo se une a Cristo y a su Iglesia. habrá de llevarlo a la Iglesia para que el ministro ordinario supla las ceremonias que. nosotros lo somos por gracia.. hacerlo válidamente. del Concilio Vaticano II podemos encontrar lo siguiente: “quienes ignorando sin culpa el Evangelio de Cristo y su Iglesia buscan. etc. Elememtos del Bautismo:  La materia del sacramento. sobrevive. los presbíteros y los diáconos. bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.en cada una de las celebraciones. o bien -fuera del tiempo pascual. y se constituye en miembro de la Iglesia. del Bautismo. el pecado que contrajeron nuestros primeros padres. Pero. mar. El elemento formal -o forma del sacramento corra sobre su cabeza o piel. en cumplir con obras su voluntad. Dios toma posesión de esa alma y así ésta se pone en condiciones de producir frutos de vida eterna. las lágrimas. Por razones de buena administración pastoral. 11) Necesidad del sacramento del Bautismo: En el Evangelio constan las siguientes palabras del Señor: “Id pues. esperanza y caridad. pozo. no pudieron hacerse. En una palabra. en ausencia o en defecto del ministro ordinario. “En verdad os digo que quien no naciere del agua y del Espíritu. puede cualquier persona que tenga la debida intención de bautizar como se bautiza en la Iglesia. Esto es aplicable no sólo al bautismo en peligro de muerte si el bautizado de esta manera. Cuanto hay de bueno y de verdadero entre ellos. Efectos del Bautismo:     Por el bautismo se perdona. el pecado original. y tampoco la tinta. en cuanto hijos. no obstante.

Dios en su misericordia puede tener otros medios totalmente desconocidos para nosotros. el acto de Fe para que el sacramento produzca su efecto. pero también puede tener padrino y madrina. simplemente se limita a decir que los desconoce. por parte del bautizado adulto. después de bautizado. La misión del padrino o de los padrinos en caso de un adulto consiste en asistirle en su iniciación cristiana y. aunque se hallen privados de la visión de Dios. es categórico al respecto: hay que bautizar a los niños. no puede recibir antes el sacramento de la Penitencia. excluyendo toda violencia o coacción. ha de colaborar para que persevere en la fe y en la vida cristiana. la Encarnación y la remuneración de buenos y malos. que no estén afectados por una pena canónica. que lleven una vida coherente con la Fe y la misión que van a cumplir. y sólo el. Hay en la Iglesia una venerable tradición -que se remonta a los primeros tiempospor la cual no se hace distinción entre niño o adulto en el caso del Bautismo. No puede justificarse el retraso del bautismo hasta la edad adulta aduciendo criterios de libertad.  La Iglesia. Pero sí debe tener arrepentimiento de los pecados personales cometidos desde que tuvo uso de razón. A este respecto dice Santo Tomás que “bastará para recibirlo válidamente que tuviera intención general de recibirlo según Cristo lo instituyó y la Iglesia lo confiere”. especialmente si faltan los padres. Teniendo en cuenta que la Iglesia ha recibido de Cristo el mandato imperativo de bautizar a las gentes para que puedan salvarse . es una defensa de la gracia recibida y un signo que distingue a los fieles de los que no lo son. El destino de los niños no bautizados.le quedarán perdonados por el solo hecho de recibir el sacramento del Bautismo. El bautismo de adultos.a la Iglesia para que sea bautizado. reciben la salvación. y las conclusiones a las que llega son las siguientes:  No se conoce otro medio seguro. ha de tener intención de recibirlo y quererlo libremente. sino que gozan de una felicidad natural. no por los actos personales sino por los de la Iglesia”. como niños en el vientre de su Madre la Iglesia. No hay razones. para dilatar el Bautismo de los niños. que es como un sello imposible ya de borrar: una marca indeleble. porque el bautismo no sólo no implica una disminución del futuro ejercicio de la libertad. Estos pecados como ya he dicho antes. pues. tales como: que hayan cumplido los 16 años. a demás. tales como la existencia de Dios. por ejemplo. En estos últimos años. Y si el bautizado es adulto. La Iglesia ha mostrado siempre su favor a la doctrina según la cual los niños que mueren sin bautismo no sólo se ven exentos de todo sufrimiento. no niega la posibilidad de salvación de un niño no bautizado. por tanto. El adulto que se bautiza.  El bautizado queda marcado con lo que se llama “ carácter”. La gracia no es fruto de la libertad humana: “los párvulos que no tienen uso de razón. juntamente con los padres. la Iglesia siente la necesidad apremiante de administrarlo a aquellos que puedan recibirlo. la de excomunión. San Agustín. Los padrinos intervienen en la celebración del bautismo para profesar. Sujeto del Bautismo: Es capaz de recibir el bautismo todo ser humano no bautizado. de hecho. puede deducirse que también para los niños éste es el único medio seguro para lograr su bienaventuranza eterna. sino que facilita su ejercicio de modo más pleno y recto. sin embargo. el bautismo le borra todos los pecados que haya cometido hasta entonces. Así. posibilita al bautizado para recibir los demás sacramentos y le capacita para llevar adelante su vocación cristiana. Por eso es tan importante que los catecúmenos adultos que así se llaman los aspirantes al bautismo. porque la Revelación no habla de ellos. presentar -tanto al adulto como al niño. Es necesario. aunque suene tan feo sean bien instruidos en las principales verdades de la Fe. Los padrinos del Bautismo y sus compromisos: Es muy conveniente un padrino o una madrina.  Esto no quiere decir que la Iglesia niegue la existencia de otros medios para salvación de los niños. como es comprensible. por ejemplo. y que no sean ni el padre ni la madre de quien se va a bautizar. estén confirmados y hayan recibido el sacramento de la Eucaristía. una Instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe ha puesto sobre el tapete esta delicada cuestión. que sean católicos. juntamente con los padres. para que los niños puedan conseguir la bienaventuranza eterna. No es preciso que tenga una completa formación cristiana. Y.  El bautismo de los niños . El que va a recibir. la fe de la Iglesia en la cual es bautizado el niño. El lugar en que se encuentran estas personas se llama limbo. porque todavía no es cristiano. Los padrinos han de reunir. fuera del Bautismo. lo reconoce maternalmente cuando reza por ellos en el rito conmovedor de la exequias por un niño que muere sin bautismo. Esta marca o sello identifica al bautizado con Cristo y le hace participar de su sacerdocio. la Trinidad. para ofrecerles la salvación. Por esta razón.   . ciertas cualidades.

porque por ella recibe la plenitud del Espíritu Santo en forma de capacidad para vivir conscientemente como cristiano: una plenitud que requiere luego la colaboración del hombre. 19. como verdaderos testigos de Jesucristo. y.6) Definición del sacramento de la Confirmación: El Concilio Vaticano II dice: “Por el sacramento de la Confirmación se vinculan (los cristianos) más estrechamente a la Iglesia. De lo que sí hay clara constancia es de la administración por los Apóstoles -con la imposición de las manos. Llegar a la madurez espiritual sólo se puede lograr en la misma medida en que. El apostolado se ejercita en la fe. por tanto. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo” (Hch 8. un signo sensible que por sí causa la gracia. No consta expresamente en los Evangelios. Por eso he dicho que recibe la capacidad. 14. sino por la propia fuerza vital que el organismo tiene por naturaleza. enviaron a Pedro y a Juan. Está claro que Cristo lo instituyó pero no lo administró por sí mismo. En ese libro debe que dar constancia del día y lugar de nacimiento. a fin de que conozcan al único Dios verdadero y a su enviado Jesucristo”. puesto que era algo pensado para cuando Él se fuera.una vez que Él se marchara de este mundo. se enriquecen con una fuerza especial del Espíritu Santo y con ello quedan obligados más estrictamente a difundir y defender la fe como verdaderos testigos de Cristo. día y lugar en que se administró el sacramento. en la esperanza y en la caridad que el Espíritu Santo difunde en el corazón de todos los hijos de la Iglesia. EL SACREAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN “El deber y el derecho del seglar al apostolado deriva de su misma unión con Cristo Cabeza. Y. también como norma general. instituido por Jesucristo. robustecidos por la Confirmación en la fortaleza del Espíritu Santo. el Espíritu Santo.de un sacramento que confiere la gracia del Espíritu Santo.que le capacite para crecer y realizarse en una existencia cristiana. instituido por Jesucristo. estaban sólo bautizados en el nombre del Señor Jesús. Por medio de él. Insertos por el Bautismo en el Cuerpo Místico de Cristo. aún no había bajado sobre ninguno. de los padres y padrinos y de otros testigos (si los hubo)". No es que hasta ese momento el cristiano no haya recibido el don del Espíritu Santo -ya que el . que es el mandamiento máximo del Señor. previamente.no crece porque se le estiren los pies o el cuello. Una definición completa y descriptiva: “Es un sacramento. que los incorpora más perfectamente a la Iglesia y los robustece para que difundan y defiendan la fe con mayor fuerza. La vida sobrenatural de un cristiano comienza con el Bautismo. no debe celebrarse en clínicas u hospitales. nombre del ministro. no debe adrninistrarse el bautismo en casas particulares (salvo autorización del Ordinario por causa grave). pero es un sacramento que se ha administrado desde siempre en la Iglesia. por el cual los bautizados reciben una gracia especial del Espíritu Santo. urge a todos los cristianos a procurar la gloria de Dios por el advenimiento de su reino y la vida eterna a todos los hombres. ellos bajaron hasta allí y oraron por los fieles. Así puede leerse en los Hechos de los Apóstoles que “cuando los Apóstoles. para que recibieran el Espíritu Santo. Cristo anunció la venida del Paráclito. Institución: La Confirmación es un auténtico y verdadero sacramento distinto de Bautismo. Un niño -en el plano natural. el hombre es regenerado y nace espiritualmente por el agua y el Espíritu Santo. el precepto de la caridad. ). Más aún. Es. Es lógico que sea así.. pero llega a la madurez a través de la Confirmación.. que estaban en Jerusalén. se haya recibido la fuerza vital sobrenatural -la gracia del sacramento. por la palabra juntamente con las obras”. Característica de la Confirmación: La Sagrada Escritura presenta como lo más característico de este sacramento el que por él se recibe el Espíritu Santo. es el mismo Señor el que los destina al apostolado (. se enteraron de que Samaría había recibido la palabra de Dios. se puede celebrar en otra Iglesia u oratorio con la previa autorización del párroco. Fuera de caso de necesidad. si ésta se da. el bautismo debe impartirse en la Iglesia parroquial a la que se pertenece. salvo justa causa. exceptuando el caso de necesidad o cuando lo exija otra razón pastoral.Lugar de la celebración: Como norma general. El párroco del lugar en que se celebra el bautismo tiene obligación de anotarlo con toda diligencia y sin demora en el Libro de Bautismos de la parroquia.

estrictamente hablando. En la celebración del sacramento. en la escuela. pese a las dif'cultades -exteriores o interiores. La mayor parte de los cristianos están llamados a dar testimonio de su fe en las circunstancias ordinarias de la vida: en la familia. Simultáneamente con el Obispo o con el presbítero dotado de facultad para confirmar. paciencia.  La forma del sacramento la constituye las palabras que pronuncia el ministro al ungir con el aceite la frente del confirmando. Esta marca nos confirma como pueblo de Dios por vocación -por llamada suya personal-. . El sacerdote que bautiza a un adulto o admite en la Iglesia Católica a un ya bautizado. entendimiento. El carácter de la Confirmación confiere una cierta participación en el sacerdocio de Cristo. Por ejemplo. este sacramento sólo puede recibirse una vez en la vida. a las que el confirmando responde “Amen”. también tiene facultad concedida por el derecho para Confirmar en ese mismo acto. que se refleja de modo especial en la preocupación por los demás. la confirmación da la plenitud del Espíritu Santo con la infusión de sus dones: sabiduría. ciencia. sino que por la Confirmación se enriquece con una fuerza especial del mismo Espíritu. la presencia del Espíritu Santo en el alma produce unos frutos sobrenaturales. por tanto. la Confirmación no es tan necesaria como el Bautismo para salvarse. Pero. Existen casos particulares en los que los Vicarios Episcopales. aunque no sean Obispos. que ni tan siquiera el pecado mortal es capaz de borrar. puesto que se equiparan al Obispo diocesano. consejo. omitir este sacramento por negligencia o menosprecio es una ofensa a Dios. pueden administrar este sacramento. que hace al cristiano más fuerte contra los ataques exteriores e interiores. en el afán apostólico de acercar a otras personas a Dios. Y consiste en un sello invisible e indeleble -imborrable. paz. como buenos soldados de Cristo. Lo mismo sucede con otros Prelados y Vicarios. y siempre. gozo.que puedan darse. recibe por esta señal el don del Espíritu Santo ”. el ministro impone su mano sobre la cabeza del confirmando mientras le aplica la materia y la forma. algunos de ellos. una llamada que Él no retira jamás. Además del carácter. se celebra el Jueves Santo con esta finalidad. Y otorga la gracia propia del sacramento. en el caso de un número muy elevado de confirmandos. Imponer las manos es señal de bendición.Bautismo es nacimiento a una vida en el Espíritu-. Ministro de la Confirmación: El ministro ordinario de la Confirmación es el Obispo.que produce la Confirmación. Y el perfume con el que se mezcla «simboliza las buenas obras del cristiano: ellas difunden el buen aroma de la verdad y el amor de Cristo por el mundo». Acrecienta la gracia santificante que ya está presente en el alma (si se recibe el sacramento con las debidas disposiciones) . que san Pablo concreta en los siguientes: caridad. Además. en sí mismo. Y. fortalecidos por el don del Espíritu Santo. permanente. Por eso. en los ambientes en que habitualmente viven o trabajan. En resumen: este sacramento hace al cristiano apóstol y testigo de Jesucristo. modestia y castidad. piedad. salud y alegría». consagrado por el Obispo en la llamada Misa Crismal que. Lo específico del carácter sacramental es el de recibir la capacidad para dar testimonio de la propia fe ante los demás. longanimidad. en la sociedad civil. un pecado Pero. Éstos son los mártires. En consecuencia. porque éste ya ha conferido al sujeto la gracia primera de la justificación. bondad.y. este gesto expresa que se confía una misión sagrada a quien se le imponen las manos y que se le da la orden de envío para cumplirla  Necesidad de la Confirmación: El hecho de que Cristo haya instituido un sacramento quiere decir que.. ordinariamente. “N. Elementos de la Confirmación: La materia de la Confirmación es el crisma o aceite de olivas (o de otras plantas) mezclado con bálsamo (que lo perfuma). benignidad. sobre todo. en el servicio a los más necesitados. en cuanto que son Ordinarios en el ámbito de su jurisdicción. fortaleza y temor de Dios. continencia. pueden asociarse en casos particulares otros presbíteros. Efectos de la Confirmación: El carácter es uno de los efectos -y muy importante.. fruto exclusivo de la gracia santificante (la cual puede existir en personas sin confirmar). han mantenido su fe en situaciones difíciles y han dado testimonio de Cristo hasta morir por El. fe. mansedumbre. Este aceite «es signo de fuerza. ya debe ser algo conveniente para la identificación con Él y hacernos santos.

no obstante. no se veía ningún inconveniente en administrar este sacramento al poco tiempo de haber sido bautizado. 70 o más años). en un determinado momento (vg. alrededor de los 7 años-.sea consciente del sacramento que va a recibir. además. para que nos atrevamos a tratarle. La expresión sacramento viene del latín res sacra o res sacrans . también es conveniente que se escoja como padrino al que lo fue del Bautismo. que con la Eucaristía se ofrece por nosotros Jesucristo en la Santa Misa. pensar en esa existencia nueva. causa de ella. para casarse o para recibir el sacramento del Orden). por medio de la Eucaristía. que viene a nosotros. “Jesús se esconde en el Santísimo Sacramento del altar. si ello es posible sin dificultad grave» Los padrinos de la Confirmación: Es muy conveniente -al menos uno. convencidas. ha de tener tres notas:  Ser un signo perceptible por los sentidos (cosa y palabra: materia y forma). sino. se trata de una confirmación de su condición de cristiano. un Sacramento: La Eucaristía es el sacramento del Cuerpo y Sangre de Jesucristo bajo las especies de pan y de vino. al mismo tiempo. Cuando los cristianos hablamos de Sacramento. los padres y padrinos. en el que consta el ministro. En la Eucaristía está real y verdaderamente Jesucristo. haya peligro de muerte o. especialmente si faltan los padres. conviene que no lo demore más. hoy día. tenga uso de razón (salvo peligro de muerte). una persona ha descuidado recibir este sacramento. con el fin de que nos hagamos una sola cosa con Él. Y. y que. no en balde. por fin. esté convenientemente instruido y dispuesto. Cuando nos reunimos ante el altar mientras se celebra el Santo Sacrificio de la Misa. Con la denominación de sacramento se quiere expresar. el Obispo diocesano -si la necesidad lo requiere. cuando contemplamos la Sagrada Hostia expuesta en la custodia o la adoramos escondida en el Sagrario. Al decir sin mí no podéis nada. constituye siempre una gran alegría ver cómo reciben la Confirmación personas mayores. por derecho. Por eso el Catecismo Romano define el Sacramento como cosa sensible que. nos estamos refiriendo a algo que no sólo es signo o señal visible de la gracia. tenga la edad que tenga (50. con buen criterio. y sea capaz de renovar las promesas del Bautismo. y conmovernos ante el cariño y la ternura de Dios”. . a juicio del ministro se vea aconsejable otra cosa. En la medida de lo posible.puede facultar a uno o varios sacer dotes determinados para administrar este sacramento. Se ha quedado entre nosotros con una disponibilidad total.El Obispo diocesano o cualquier sacerdote puede confirmar en peligro de muerte.para que ayude al apadrinado a cumplir fielmente las obligaciones que dimanan de la recepción del sacramento. algo que es santo. puesto que. por fin. Para ser padrino de Confirmación se requieren los mismos requisitos que para el Bautismo. Como se trata de un sacramento de «vivos» se requiere estar en gracia de Dios. antes. 60. algo así como el signo o el símbolo expresivo de algún misterio santo. Para probar. Todo sacramento. se procura que el confirmando -por regla general. por institución divina. Este criterio que actualmente se sigue quizás choque a algunos.  Ser generador de la gracia santificante. porque. salvo que la Conferencia Episcopal establezca otra cosa. debemos reavivar nuestra fe.. pues. el lugar y el día de la administración del sacramento solicitando el oportuno certificado.  Haber sido instituido por Jesucristo. ni le obligó a una búsqueda ardua y difícil de su Persona. Para toda la comunidad cristiana. Sin embargo. que quiere decir algo que santifica. La Eucaristía. LA EUCARISTIA . El Sujeto de la Confirmación: Todo hombre o mujer que se halle bautizado. no condenó al cristiano a la ineficacia. especialmente a personas mayores. se puede acudir al libro de confirmaciones de la Curia diocesana. recibimos a Jesucristo en la Sagrada Comunión. Y si. de la grandeza de este sacramento. y para el mismo ministro. La edad que el derecho exige para este sacramento es la edad de la discreción es decir. El Código de Derecho Canónico vigente dice que: «Los católicos aún no confirmados deben recibir el sacramento de la Confirmación antes de ser admitidos al matrimonio. tiene la virtud de significar y comunicar la gracia santificante. que se recibió el sacramento de la Confirmación. por cualquier razón. para ser el sustento nuestro. En griego se le llama Mystérion (algo oculto o misterioso).

permanecen inmutados. a los encarcelados. que es tanto como decir que en la Eucaristía están verdaderamente presentes su Cuerpo y su Sangre. En esto se fundamenta la licitud de recibir la Comunión bajo una sola especie. la gracia (en los demás sacramentos se produce inmediatamente la gracia. puesto que Cristo en la Última Cena utilizó el pan ázimo o sin levadura. se produce la llamada transubstanciación.tiene establecido que el sacerdote. todos los demás sacramentos confluyen en el de la Eucaristía como los radios de una circunferencia con su centro. Ésta es la palabra que mejor expresa lo que verdaderamente se realiza con el pan y el vino después de que el sacerdote pronuncie sobre ellas las palabras sacramentales. por virtud divina). La consecuencia inmediata que se deduce de esta permanencia es el respeto y veneración que merecen las especies sacramentales y que ha de traducirse en gestos de verdadera adoración. es simplemente algo que el hombre nunca podrá hacer. Es decir. La transubstanciación es una conversión milagrosa y singular. no es algo meramente simbólico.y. convertir el agua en vino. dondequiera que celebre la Misa. multiplicar panes y peces. En la Eucaristía no está sólo la acción santificante que deja Cristo a su paso -aunque sea excelsa-. juntamente con su Alma y su Divinidad. tamaño. es decir. olor. Y. La omnipotencia divina interviene aquí milagrosamente. debe hacerlo con este tipo de pan. etc. Y. por excelencia. figurado o aparente. porque en ella toda la sustancia del pan y del vino es la que se convierte en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. toda la vida cristiana ha de tener como centro la Eucaristía: el misterio de la presencia real de Cristo.  La Eucaristía es uno de los siete sacramentos instituidos por Jesucristo. al cual. resulta ser el más excelente de todos: es.quedan invariables. etc. sino el mismo Cristo. y lo está bajo cada una de las especies. La presencia real de Cristo en la Eucaristía: La fe católica cree y profesa que Jesucristo se halla en la Eucaristía real. En la Eucaristía está Cristo todo entero. que pusieron de manifiesto la posibilidad de que una intervención divina suspendiera la aplicación de las leyes físicas.lo que inmediatamente se causa es Cristo su Cuerpo y su Sangre. Es decir. Se trata de una presencia real. como dice el sacerdote tras la Consagración de la Santa Misa.  En la Eucaristía -y ésta es su peculiar¡dad. pero que no excede a las fuerzas divinas. por ejemplo. El vino ha de ser extraído de la uva natural de vid -blanco o tinto-.convertidos en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. la Iglesia latina -al menos desde el siglo VIII. no sólo eso. es decir. sacramental. verdadera y sustancialmente presente. pan de harina de trigo. “el Sacramento de nuestra Fe”. Despues de la celebración de la Santa Misa Cristo permanece bajo las especies del pan y el vino indefinidamente. el dogma eucarístico -de la presencia real de Cristo bajo las especies sacramentalesno es que sea absurdo o contradictorio. dentro de la Misa. La Eucaristía no puede explicarse siguiendo las leyes de la experiencia. etc. sabor. en la costumbre de llevar el Viático a los enfermos. misteriosa. como la Eucaristía es el sacramento del Cuerpo y de la Sangre del Señor. sino que se esconde en las apariencias del pan y del vino -que ya no es el pan y el vino que antes eran (ni por su materia ni por su forma)-: lo que era pan y vino ahora es Cristo por entero. por virtud de las palabras de la Consagración. hay que añadirle unas gotas de agua de acuerdo con una costumbre que se remonta a los primitivos tiempos del . empíricas. Y. Pero bien entendido que no es que Cristo se oculte en las Sagradas Especies como el que se pone detrás de una delgada película de pan real o de vino real para que no le veamos. Ya desde los primeros tiempos de la Iglesia. la fe en la permanencia de la presencia real de Cristo en la Eucaristía queda testimoniada. Está verdaderamente presente. sea la del pan. mientras que los accidentes del pan y del vino -color. Por eso. sino que está en todas y en cada una de las partes en que se puedan dividir estas especies. Pero. durante la Misa. sea la del vino. Presente sustancialmente. En él es Cristo mismo el que se da como fuente de todas las gracias y permanece en el que lo recibe mientras las especies sacramentales no se corrompan. salvo que las especies se corrompan. por eso también. La conversión eucarística o transubstanciación. Elementos constitutivos del Sacramento:  La Materia: Lo único que la Iglesia exige es que sean pan y vino auténticos. En la misma vida de Cristo sobre la tierra se dieron acontecimientos -andar sobre las aguas. Por tanto. El gesto de la genuflexión es el más expresivo.-. La consagración: Por medio de las palabras de la Consagración.En la Eucaristía se dan estas tres notas con alguna peculiaridad. resucitar muertos. como lo que Cristo es: su alma y su cuerpo como hombre.  Es signo: la materia -pan y vino. a través de Él.es una conversión sustancial única en su clase.. distinta de todas las demás posibles conversiones naturales. y su divinidad como Dios.

En el caso de que tuviera conciencia de pecado mortal. Dice el Señor: “Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él”. antes de la Primera Comunión.. come y bebe su propia condenación. incluso observando el ayuno de una hora sin tomar alimentos. también. de manera que conozcan -en la medida de su capacidad. peticiones. En principio. si se encuentra en gracia de Dios. después de esta unión sacramental con Cristo -pasajera porque dura mientras no se corrompan las especies-. o durante un tiempo determinado. y también aquellas otras: “Pues el que sin discernir. la Consagración sería inválida . a veces. El hecho de que concluya la Misa no quiere decir que. Y. hay que decir que son ministros ordinarios de la Sagrada Comunión el Obispo. No obstante. se nos conserva y acrecienta la vida del alma que es la gracia porque recibimos a su mismo autor. Ministro de la Eucaristía: Solamente el sacerdote. come y bebe el Cuerpo del Señor. Conviene recordar aquellas palabras de san Pablo en la primera carta a los cristianos de Corinto: “Quien come el pan y bebe el cáliz del Señor indignamente se hará reo del Cuerpo y Sangre del Señor”. a ponerse en práctica. basados en el sacramento del Orden. que en determinadas circunstancias sea ministro extraordinario para repartir la Sagrada Comunión preferente el fiel cristiano que ha recibido el ministerio del acolitado. necesariamente. Entre estos poderes. tengamos que abandonar la iglesia. Si el vino no fuera de uva. o -si es verdaderamente necesario. hayan recibido una preparación adecuada y cuidadosa. Es imprescindible que los niños. figura en concreto el de presidir la celebración eucarística. aunque todos los bautizados gocen de la misma dignidad ante Dios. En este caso se le puede aconsejar que haga una comunión de deseo. La recepcion de la Eucaristía: Efectos de la Eucaristía: Se produce una unión entre quien recibe el Sacramento y Jesucristo. como las sagradas especies sacramentales permanecen durante unos minutos sin corromperse. y vaya a confesarse cuanto antes. de la unión mística del pueblo fiel con Jesucristo. Pero no debemos olvidar que los frutos que produce en nosotros este sacramento están también en función de nuestras disposiciones personales (preparación adecuada y acción de gracias consecuente).cristianismo y que tiene un carácter simbólico: en recuerdo del agua que manó del costado abierto de Cristo: de la unión hipostática de la naturaleza humana con la divina del Señor. que es Jesucristo. que sólo se interrumpe en el caso de cometer un pecado mortal. conscientemente. actos de amor. el Presbítero y el Diácono. al negar esta enseñanza. En los últimos años. tendría obligación de abstenerse a recibir la Eucaristía por mucho que le apeteciera. La que siempre ha establecido el Derecho de la Iglesia: la edad de la discreción (a los siete u ocho años). o ambas fuera de la Santa Misa. Es decir.. y. Esto ha obligado a la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe a dirigir a los obispos de la Iglesia una carta en agosto de 1983. una comunión espiritual. “.poniendo en guardia sobre. está reservada la potestad de renovar en el misterioeucarístico lo que hizo Cristo en la última Cena”. cuando alguna necesidad lo aconseje. Está terminantemente prohibido -incluso en caso de extrema necesidad. posee el poder de consagrar la Santísima Eucaristía. De todo esto se deduce que hay que prepararse muy bien para recibir al Señor. permanece la unión espiritual -que es permanente-: unión en la caridad y en la gracia. sin embargo. en la comunidad cristiana que su divino Fundador quiso jerárquicamente estructurado existen desde sus orígenes poderes apostólicos específicos. bien vale la pena aprovechar ese tiempo para mantener un coloquio encendido con Cristo Jesús: acciones de gracias. una materia sin la otra. Y cabe. desagravios. válidamente ordenado. etc. Toda la Tradición de la Iglesia es concorde con este criterio. algunas opiniones que. han comenzado a difundirse. Siempre que recibimos con las debidas disposiciones la Sagrada Comunión. podrá también distribuir la Comunión otro fiel designado para ello por el Ordinario del lugar: para un caso concreto. especialmente si hace pocos minutos que hemos recibido a Jesucristo . también.de manera permanente. hieren en lo íntimo la vida de la Iglesia. Sujeto de la Eucaristía: Cualquier católico puede recibir la Eucaristía si se halla debidamente dispuesto. y a los Presbíteros a quienes ellos han hecho partícipes del ministerio recibido.consagrar. El encargo de Cristo: “Haced esto en memoria mía”. y en recuerdo. Además. Solamente a los Obispos.esta grave desviación. va dirigido exclusivamente a los Apóstoles y a sus sucesores.el misterio de Cristo y puedan recibir el Cuerpo del Señor con fe y devoción. que Cristo ha otorgado de manera exclusiva a los Apóstoles y a sus sucesores.

23) Elementos constitutivos:  La Materia: lo constituyen los acytos del penitente: La contrición: es el dolor del alma y aborrecimiento del pecado cometido con el propósito de no pecar más. del sacrificio cruento de la Cruz.18): “lo que atareis sobre la tierra será atado en el cielo. en la Santa Misa se hace presente Christus passus. no se realiza si al penitente le falta dolor de ellos y propósito de enmendarse..18 Jn 20. precisamente por ser sacrificio.17-20.23): “a quienes les perdonarais los pecados les serán perdonados. Es una potestad conferida a la Iglesia jerárquica (Mt 16.. Por eso la primera Misa es el Sacrificio de la Cruz. sino el Sacrificio de la Cruz que tuvo lugar unas horas después en el Calvario. La Misa es mucho más que un banquete fraterno en el que se conmemora la Pasión y Muerte del Señor: es la re-presentación. Es Cristo quien le perdona. los pecados cometidos después del bautismo. En la Santa Misa se hace presente sacramentalmente el sacrificio cruento. En la última Cena Cristo estaba pasible. real e incruenta. toda la Iglesia se beneficia de los frutos de cada Misa: los que todavía permanecemos en la tierra y los que se hallan en el Purgatorio. y se benefician.Los efectos de la Santa Misa: Los efectos de la Misa se llaman frutos en cuanto redundan en beneficio de los fieles. Cristo instituyó el sacramento de la Eucaristía en la última Cena del Jueves Santo. Sin un penitente bien dispuesto interiormente. es decir de la pena de haber ofendido a Dios. El perdón de los pecados. La Confesión: es la acusación de los pecados propios cometidos después del bautismo y desde la últimas confesión. lo que desatarais . en definitiva. La Misa. Y estos frutos se reciben de acuerdo con sus disposiciones interiores (aunque la Misa. La confesión ha de ser íntegra. La Santa Misa produce frutos en favor no sólo de los vivos. es universal porque se extiende a todos los pecados cometidos y máxima porque se aborrece el pecado como un mal mayor. En los relatos del Evangelio de san Mateo y san Juan encontramos las palabras con que Jesús dio el poder. por medio de la absolución sacrdotal. por tanto. anticipando sacramentalmente su muerte en la Cruz. Son manifestados delante del confesor para que los perdone. Se le llama contrición perfecta si nace de la caridad. pero aún no paciente. puede ser imperfecta o atrición si nace de la consideración de la fealdad del pecado o del miedo al castigo merecido. sino también de los difuntos. se beneficia el sacerdote que celebra y los que asisten a la Misa. disminuir ni alterarlos. todos aquellos por quienes especialmente se aplica. que padeció y se halla ahora pleno de gloria en el cielo. también los ausentes si se unen al sacerdote que celebra. pues. en sí misma. aplicando a las almas del Purgatorio la fuerza impetratoria y satisfactoria del Santo Sacrificio. es sobrenatural porque los pecados cometidos son una ofensa a Dios. que abarque todos los pecados mortales aun no confesados en número de . Esta procede de la razón y de la gracia que lo ilumina.entre Dios y los hombres. doloroso. La Eucaristía como sacrificio: El sacrificio de la Cruz y el sacrificio de la Misa es un solo y único sacrificio. sacramentalmente anticipado pero aún no consumado en el Cenáculo. acusandose de los pecados sin omitir. Ahora bien. tenga un valor infinito). a quienes se los retuvierais. Quien a sabiendas omitiría un pecado en la confesión comete otro pecado de sacrilegio. nace de la voluntad libre edel hombre. lo que Cristo quiso perpetuar no fue la última Cena -el banquete-. Este es un requisito indispensable establecido por el mismo señor Jesucristo a manera de Juicio. Institución: El sacramento de la Confesión es de institución divino. Y. pues. como depositario del mandato de Cristo recogido en el Evangelio de San Mateo (18. y también en el de San Juan (20. la Misa nos ofrece la posibilidad de participar de la víctima ofrecida en el banquete sagrado. EL SACRAMENTO DE LA CONFESIÓN Es el sacramento por el cual se perdonan. de perdonar los pecados. especie y circunstancia. poe ello es interna. El sacerdote es un instrumento -un mediador. de Cristo en la Cruz. Por los difuntos la misa se ofrece a manera de sufragio. no puede haber confesión por muchos signos de la cruz que se hagan. La confesión ha de ser sincera en todo lo quie se refiere al número. hace referencia directa al sacrificio de la Cruz. Es decir. por supuesto. a la Iglesia en la persona de Pedro. les serán retenidos. 18. Pero.”.

el encargo del Obispo diocesano o del Ordinario del lugar para ejercitar ese ministerio. En las últimas normas dadas por la Iglesia con referencia a este sacramento. Padre misericordioso. Naturalmente la obligación surge. fruto de la fe en la presencia real de Cristo. el cristiano debe todavía recuperar la plena salud espiritual. sin por ello abandonar la vida de Dios. como ocasión y estímulo para identificarse más íntimamente con Cristo y hacerse cada vez más dóciles a la voz del Espíritu Santo. rechaza a Dios. Hará la penitencia. si se rechaza. que reconcilió consigo al mundo por la muerte y la resurrección de su Hijo y derramó el Espiritu Santo para la remisión de los pecados. El sacerdote «recoge» la confesión del penitente. confesar los veniales con alguna frecuencia. del tipo que sea. el hombre se detiene o se distancia. Esta es una verdad de derecho divino impuesta por el mismo Dios. a alguna realidad creada y finita. Al pecado mortal se puede llegar de modo directo. por supuesto. del bautismo. precisan unir a la potestad de orden (que les viene por el Sacramento que han recibido). como tal. incluso con esfuerzo. y será grave o leve según lo sea el objeto. el perdón y la paz. es muy necesario la confesión para adquirir la salvación.veces cometidos. Y yo te absuelvo de tus pecados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. aunque no haya pecados mortales. Los pecados internos: Deleitarse en la representación imaginaria de un acto pecaminoso advertido y consentido como tal. como si se estuviera realizando. es conveniente. de paz y de alegría. poder lucrar indulgencias. Diferir la recepción del sacramento de la Penitencia impide.los pecados. Es lo que se llama tener facultades ministeriales. exigen en el sujeto advertencia plena y pleno consentimiento. y también complacerse en una acción mala o deshonesta ya pasada. comprobando que se dan en el que se confiesa las disposiciones interiores necesarias. Ministro del sacramento: Por el sacramento del Orden todos los sacerdotes reciben la capacidad de perdonar -in persona Christi. te conceda. es pecado como el externo correlativo. no sólo no es pecado sino que es virtud: una cosa es sentir y otra consentir. La mera tentación de imaginación. le da la absolución. También lo es desear deliberadamente una cosa mala con intención de ejecutarla cuando se presente el momento oportuno. Y las palabras de la absolución incluyen hacer la señal de la cruz. además. Una vez recibidas las facultades ministeriales en una diócesis. con libertad y conocimiento. Esto es un signo delicado de amor. Y son muchas las indulgencias que se pueden ganar si estamos bien El sujeto de la Confesión: La obligación de confesarse comienza con el uso de razón. Para aquellos que han caido en pecado mortal después. le hace las preguntas que considere oportunas para «matizar» el pecado. es decir. Los sacerdotes. muchas veces. por el ministerio de la Iglesia. debemos hacerlo con las mejores disposiciones. Si recibimos frecuentemente la Eucaristía. para absolver válidamente los pecados. se presenta la confesión frecuente como el medio ideal para acrecentar la gracia del bautismo. aunque no se tenga intención de llevarlo a cabo. apostasía o ateísmo.  La Forma: son las palabras que acompañan en el momento que el ministro absuelve al pecador trazando el signo de la Cruz: Dios. Estos pecados podrán ser graves o leves en función de la gravedad de lo imaginado. con la mayor pulcritud interior que nos sea posible. como ocurre en todos los actos de desobediencia a lo que Dios manda. Por eso. y como fuente privilegiada de santidad. Y. que uno realizó por sí mismo o que realizó otro. de lo deseado o de aquello de lo que se ha complacido. o de modo equivalente. El pecado Mortal y Venial: El pecado mortal es el acto mediante el cual un hombre. que tendrá que hacer algo para reparar sus pecados. los sacerdotes pueden confesar en todo el mundo. Los pecados veniales exigen atención por nuestra parte porque. Así como res tan necesario para acercarse al sacramento de la comunión. le hace las recomendaciones que vengan al caso y. En el pecado venial. puede hacerlo en el caso de que alguien se encuentre en peligro de muerte y no haya posibilidad de acudir a otro debidamente facultado. prefiriendo volverse a sí mismo. aunque no tuviera facultad para absolver. La Satisfacción: libre del pacado. predisponen para el mortal. cuando hay pecados mortales. su Ley y la alianza de amor que Dios le propone. como sucede en la idolatría. . Y también conviene saber que cualquier sacerdote -cualquiera que sea su situación-. a algo contrario a la voluntad divina.

la profanación de las especies eucarísticas. Al excomulgado se le prohíbe: participar en la Eucaristía. Todo ello en pleno respeto de la ley y de la praxis de la Iglesia. recibir los otros sacramentos. Con el rito B se pretende. en la Iglesia. por su propia naturaleza específica se trata de algo tan peculiar. de 2 de diciembre de 1973. debe valorar si se dan o no esas condiciones que exige el Código para poder impartir la absolución. como puede verse. Y. Hay penas que se llaman medicinales (o censuras) y penas expiatorias. En éstos. El rito B es para reconciliar a varios penitentes pero con confesión y absolución individual. en la «Exhortación Pastoral sobre la Reconciliación y la Penitencia. Y es el obispo -y nadie más. Sólo se hará después de haber agotado todos los medios posibles. La regla general. por tanto. etc. a la reconciliación del penitente le preceden y le siguen celebraciones comunitarias en las que participan varios penitentes. El sigilo sacramental es inviolable y. entre los dos ritos hay una distinción clara. 1341). reguló los tres ritos actualmente vigentes. tan «sui géneris». La misericordia. Es como si no lo hubiera oído: no sabe nada al respecto. “para reparar el escándalo. violara el sigilo sacramental. pues. La excomunión es. como puede suceder en una gran fiesta o peregrinación. No es. de manera que los penitentes sin culpa por su parte se verían privados durante notable tiempo de la gracia sacramental o de la sagrada comunión.se le condena. cuando teniendo en cuenta el número de penitentes. de acuerdo con el canon 961. ha de tener un lugar primordial. la instancia penal debe ser el último recurso que se utilice. poner más de relieve el carácter comunitario y eclesial. Está muy clara. Entre las primeras está la pena de excomunión. de palabra o de cualquier otro modo. El llamado rito A es para reconciliar a un solo penitente. nada parecido a lo que sucede en los tribunales civiles. dentro de las vías pastoral y jurídica. al perder esta comunión. colabore y no obstaculice la consecución de los fines pastorales. en su caso. puede castigar con sanciones penales a los fieles -clérigos o laicos que cometen delitos. de este canon ha de ser restrictiva. de la unión de un fiel con la Iglesia en cuanto sociedad visible”. por ello. por tanto. Son causas de excomunión. la violación del sigilo sacramental. se presta a interpretaciones arbitrarias. por propio derecho. la autoridad legítima priva a esa persona de los derechos que tenía como fiel: le excluye de la Iglesia mística y jurídica. sólo puede usarse en los casos en que haya una necesidad grave. Haya una necesidad grave.el que. Y es que. etc. Formas de la celebración del sacramento: El ORDO PENITENTIAE. Ahora bien. La segunda excepción. Todo el libro VI del Código de Derecho Canónico está dedicado a los delitos y penas. es la siguiente: No puede darse la absolución a varios penitentes a la vez sin previa confesión individual. con excomunión reservada al Romano Pontífice La Excomunión: La Iglesia. Y la excepción (también recogida en este canon): a no ser que amenace un peligro de muerte y el sacerdote o los sacerdotes no tengan tiempo para oír la confesión de cada penitente. que. sin embargo. Ha de ser el obispo diocesano el que juzgue si se dan las circunstancia. Y queda fuera del impulso espiritual de la Comunión de los Santos. la apostasía de la fe. por eso al «delincuente» que reconoce su delito -y su pecado. La primera excepción no plantea ningún problenia. lo que ha oído en confesión. una pena medicinal o censura por la cual se excluye a alguien de la comunión de los fieles. y sólo se aplican cuando sea necesario defender la disciplina eclesiástica. es decir. . El confesor que. tienen un significado pastoral. el párroco no tiene atribuciones para ello. directa o intencionadamente. procurando que la pena. Esto es consecuencia de que la Iglesia tiene -como sociedad perfecta. Las penas canónicas. restituir la justicia y enmendar al reo” (c. que es mejor no compararlo con ningún otro tipo de secreto. la herejía o el cisma. es decir. En cualquier caso. Por eso. entre otras. la violencia física contra el Romano Pontífice. al individuo que se reconoce culpable convicto y confeso. El Papa. aunque accesoria. Se trata de la pérdida de la “comunión jurídica. Ahora bien. Y el rito C es para reconciliar a muchos penitentes con confesión y absolución general. pues. la Iglesia ha de tener como preocupación fundamental la salvación de las almas.El ministro de la confesión está obligado a guardar el «sigilo sacramental». el haber procurado el aborto y haberlo conseguido. según el rito B. quedaría automáticamente excomulgado. La interpretación. en el ámbito de su diócesis.se le perdona. pues. el confesor tiene prohibido terminantemente manifestar. aunque pueda considerarse moralmente como una forma de secreto confiado. como efectivamente ha sucedido. pero no se considera suficiente necesidad cuando no se puede disponer de confesores a causa sólo de una gran concurrencia de penitentes.su propio Derecho Penal. no haya bastantes confesores para oír debidamente la confesión de cada uno de ellos dentro de un tiempo razonable. ser padrino de bautismo. dice que esta forma no puede convertirse en forma ordinaria y.

No consta expresamente el momento preciso de su institución.y se inmola en el Calvario para redimirnos y salvarnos”. en consecuencia. Juan Pablo II decía en una de sus alocuciones que: “el sufrimiento es también una realidad misteriosa y desconcertante. la misma muerte. Y la oración de fe salvará al enfermo y el Señor lo curará. Penitencia. que aquel a quien se perdonan pecados graves con una absolución general debe acercarse a la confesión individual antes de recibir otra absolución general.. Por eso.  Que antes de la absolución general haga un acto de contrición.Está establecido que para que un fiel reciba válidamente una absolución colectiva..lo que racionalmente pudiera repugnarle. pero sabe también que Dios ha querido entrar en nuestro dolor. Esta unción debe creerse sin duda alguna que no fue inventada por los Apóstoles sino mandada por nuestro Señor. lo antes posible. si ha cometido pecado. pero lo ilumina. el sufrimiento y la muerte. . después de ungirlo con el óleo en el nombre del Señor. el dolor. Institución: Los siete sacramentos fueron instituidos por nuestro Señor Jesucristo. El cristiano debe sentir una profunda alegría al saber que la Iglesia. la historia humana es siempre un riesgo. Es suficiente con que su cruz se identifique con la Cruz de Cristo. no de una virtud natural. ahora se le hacen deseables para el mismo hombre. con el sacramento de la Unción. de no interponerse causa justa Lugar de la Confesión: El lugar propio para oír confesiones -dice el Código. que facilita la rejilla. qué mejor que un confesonario. Cristo toma sobre sí nuestras miserias “se hace pecado por nosotros.es una iglesia y oratorio. pasar por la agonía del espíritu y desgarramiento del cuerpo.  Que haga el propósito de hacer. En resumen: El sufrimiento (consecuencia de la enfermedad o de la vejez). como Madre.el penitente tiene derecho a no revelar su identidad personal. son males que Dios detesta. siempre conveniente porque -aparte de otras razones. disponiéndole lo más perfectamente posible para la vida eterna. le exhortaran a la penitencia.-. y también por los achaques graves que puedan darse cuando ya empiezan a fallar las fuerzas físicas como secuela de los años. y el hombre se convierte en bienaventurado.se «consuma» la obra purificadora de Cristo. arrojaran a los demonios y sanaran enfermos ungiéndolos con óleo. En el instante de la Redención. Y si es así. se requieren cuatro condiciones:  Que esté debidamente dispuesto (examen de conciencia. y. etc. se le perdonará.mirando a Jesús crucificado encontramos la fuerza para aceptar este misterio. dolor. dolor de los pecados y propósito de enmienda). tras el pecado original. esto quiere decir que habrá que buscar un sitio adecuado dentro de esa Iglesia o dentro de ese oratorio. EL SACRAMENTO DE LA UNCION DE LOS ENFERMOS Es un sacramento pensado por Dios nuestro Señor para el cristiano que se encuentra postrado por la enfermedad y. Pero nosotros cristianos.. experimentar nuestra alegría. llegado el momento de la grave enfermedad o de la ancianidad. Toda la tradición de la Iglesia enseña que el sacramento de la Unción de enfermos fue instituido por Jesucristo y promulgado por el Apóstol Santiago en un texto que se recoge en su Epístola y que dice así: “¿Está enfermo alguno de vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia y que recen sobre él. y más bien instituida para salvar las almas que para curar los cuerpos. también le asiste. lo purifica. Viene Cristo a la tierra y se hace varón de dolores. sino misteriosa. El cristiano sabe que.lo introdujo en el mundo. En este último sacramento -puede decirse. Eucaristía... convirtiéndolo en sufrimiento fecundo. 24-III-79). confesión individual de los pecados graves de los que. lo diviniza.  Que no acumule absoluciones generales. lo sublima. por ejemplo. La fe en Cristo no suprime el sufrimiento. que perdona y limpia. El sufrimiento en sí mismo es un mal. igual que acudió solícita al comienzo de su vida en este mundo a proporcionarle las aguas del Bautismo y después le fue facilitando los sucesivos medios imprescindibles para su santificación -Confirmación. pero Jesucristo lo ha ennoblecido haciéndose. lo eleva. pero le da sentido. Sin embargo. Él mismo. mirando a Jesús crucificado. No nos suprime. el cristiano. el hombre -por su rebelión. y dotada. pero hay pruebas palpables de que el Señor pensaba en ella. en ese momento. El dolor así se convierte en cruz -un reflejo de su Cruz-. Sufrimiento y muerte son realidades misteriosas que están íntimamente ligadas al misterio de Jesucristo. no pudo confesarse en forma individual. quitando los pecados que queden todavía por expiar. maternalmente. cambiaron de aspecto ante los ojos de Dios: si antes le eran odiosos. lo transfigura. lo vuelve válido para lograr la eternidad” (Aloc. por ello. cuando envió a sus discípulos de dos en dos para que predicaran al pueblo. Es decir. por el sufrimiento. encuentra fuerza sobreabundante para aceptar agradecido con los ojos de la fe.

si conviene a la salud de su alma En la Constitución Lumen Gentium se lee: “Con la Unción de los enfermos y la oración de los presbíteros. En estas circunstancias sí puede recibir la Unción. deberá hacer un acto interno de dolor de sus pecados. pueda presumiese que hubieran pedido el sacramento. porque puede suceder que se encuentre en pecado y no tenga fuerzas para hacer el acto de dolor y confesarse. Tantas cuantas veces un enfermo se halle en peligro grave. si no se purifica en esta vida. por el que se confiere a los enfermos o a personas de avanzada edad. especialmente si ha perdido muchas de sus facultades. en un anciano puede tener complicaciones fatales y en poco tiempo. es conveniente que el enfermo se confiese y reciba la Eucaristía antes de recibir la Unción. el tiempo oportuno para recibirlo empieza cuando el cristiano comienza a estar en peligro de muerte por enfermedad o vejez”. podrá recibirlo.recibirse tantas veces se presenten las circunstancias que están previstas para poder administrarse. no es sólo el sacramento de quienes se encuentran en los últimos momentos de su vida. puede llamarse Unción de enfermos. este sacramento siempre conforta al enfermo en su enfermedad y al anciano en su vejez. también corporalmente. sino que deja un resto o reato de pena temporal que. incluso dentro de una misma enfermedad. la Unción confiere la gracia específica suya. Los niños que tengan suficiente conocimiento para recibirlo con fruto. Si no pudiera hablar. Bien es verdad que. en principio. por fin. si conviene a la salvación del alma.procede de la oliva. al mismo tiempo que le conforta para resistir y vencer las tentaciones que puedan sobrevenirle en tal estado de especial debilidad. Esta bendición pueden hacerla. En la Constitución Sacrosanctum Concilium -la que trata de la liturgia-. de haber estado en posesión de ellos. posteriormente. aunque éstos.Una definición: “Es un sacramento instituido por Jesucristo. igualmente. e incluso les exhorta a que. porque los actos del sujeto no forman parte del sacramento. no sean graves. si bien es verdad que el sacramento de la Penitencia limpia al alma del pecado. convendrá administrárselo. basta con que la gracia no encuentre obstáculos en su alma. Elementos constitutivos: La materia: Es el óleo bendecido por el Obispo en la Misa Crismal del Jueves Santo. lo que podría ser en un joven una afección leve. y mejor. quitando al alma todo resto de culpa y pena temporal. Sujeto del sacramento: Todos los bautizados adultos que se encuentren gravemente enfermos y los ancianos -por su natural debilidadaunque no tengan una enfermedad que haga temer por su vida. habrá que hacerlo en el Purgatorio. no es un sacramento apto para recibirse con frecuencia (por su misma naturaleza). que se hallan en peligro de muerte. moviéndole a una gran confianza en la misericordia divina. asociándose voluntariamente a la pasión y muerte de Cristo. en sí mismos. si estuviera arrepentido de ellos. se dice: “La extremaunción. En situación normal. También puede experimentarse alivio en la enfermedad e incluso la curación total. si el enfermo no hubiera podido confesar. este sacramento le borra los pecados veniales y aun los mortales. Sin embargo. En resumen: la Unción trata de completar la obra de reconciliación con Dios. la misma muerte. porque como es sacramento de vivos-hay que recibirlo ya en gracia de Dios. a veces. siendo suficiente la atrición habitual para recibirlo. aunque podría también proceder de cualquier otro vegetal. Efectos del sacramento: Este sacramento produce un aumento de la gracia santificante. Además de todo esto. Los que vayan a someterse a una intervención quirúrgica como consecuencia de una enfermedad peligrosa. La ancianidad por sí misma. según las disposiciones del enfermo. Es decir. también es cierto que el pecado no sólo mancha. Lo mismo puede decirse de los ancianos si puede temerse por su vida en razón de los años y de los achaques. que -generalmente. el peligro se hace más grave. Otro efecto de este sacramento es el de quitar las reliquias del pecado: quitar los residuos que puedan quedar en el alma como consecuencia de los pecados cometidos a lo largo de toda la vida. la gracia para que sean aliviados espiritualmente y. si en ella hubo períodos de convalecencia y. siempre que. contribuyan así al bien del Pueblo de Dios”. para que los alivie y los salve. Porque. Por eso es tan importante asistir a un moribundo con la Unción de enfermos. Y. En la duda de si el enfermo ha alcanzado el uso de razón o de si la enfermedad es verdaderamente grave. que consiste en fortalecer al alma del enfermo para afrontar con sentido sobrenatural y alegría la enfermedad y llegado el caso. ya es como una enfermedad crónica. Los que hayan perdido los sentidos. que también. Por tanto. . Este sacramento puede -y debe. toda la Iglesia encomienda a los enfermos al Señor paciente y glorificado.

Necesidad del sacramento: Este sacramento no es necesario con necesidad de medio. en cuanto Dios y Hombre verdadero. están equiparados al Obispo diocesano (Prelado. La forma: La constituye las palabras siguientes que dice quien lo administra: “Por esta Santa Unción y por su bondadosa misericordia. basta que con que se haga una sola unción en la frente o en otro lugar del cuerpo. Los dos participan del único sacerdocio de Cristo. los sacerdotes encargados del cuidado de los enfermos o de los ancianos y los Superiores de las Comunidades religiosas. todo cristiano. La celebración: Como es habitual. Es un hombre. Mientras tanto el sacerdote pronuncia estas palabras. por derecho. para poder administrar el sacramento en caso de urgencia. del párroco. segregado dentro del pueblo de Dios. porque es identificación con Cristo-Cabeza. Prosigue el sacerdote: “Para que. Y si. se responde: Amén. una asunción o elevación del hombre hecha por Él. por tanto. cualquier presbítero. Abad. Podemos dar una definición del sacramento del Orden: Sacramento por el cual algunos de entre los fieles quedan constituidos ministros sagrados al ser marcados con un carácter indeleble. sin detrimento de la integridad de su naturaleza humana. sino para consagrarse totalmente a la obra para la que Dios le llam El sacerdote. un elegido por Él: es Dios quien le ha buscado y llamado para transformarle misteriosamente. te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad”. Santificar y Regir. Ahora bien. en su día. te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo. y de la unción propiamente dicha (ordinariamente en frente y manos) mientras se dicen las palabras sacramentales. Los Ritos Iniciales se componen de un saludo. un carisma. y. el Obispo. El sacerdocio es. La Liturgia del sacramento se compone de una imposición de manos del sacerdote sobre el enfermo (en silencio). por desprecio. para ofrecer dones y sacrificios por los pecados. si esto no fuera posible o no resultara conveniente. realiza también esta función. desempeñando su ministerio en la persona de CristoCabeza las funciones de Enseñar. mediador entre Dios y los hombres. de la bendición del óleo (si fuera necesario.. E. así son consagrados y destinados a apacentar el pueblo de Dios según el grado de cada uno. con la gracia de Dios. en caso de necesidad. igualmente. Vicario . libre de tus pecados. pues. Y se responde: Amén. El sacerdote es un varón bautizado. bendijo el Obispo). ). se otorga a algunos fieles (que ya tienen. el sacerdocio común) un sacerdocio realmente distinto al del resto de los fieles. Pero cualquier sacerdote puede administrarlo oportunamente con el consentimiento.supone una identificación real con Cristo más profunda. con bendición Ministro del sacramento: Son ministros ordinarios de él. va ungiendo la frente y las manos del enfermo o anciano. ha de tener un exquisito tacto para saber conjugar estar en el mundo sin ser de él. por tanto. Cristo encomendó a su Iglesia llevar a cabo su obra redentora a lo largo de todos los siglos. el párroco y sus cooperadores. por no disponer del que. y en beneficio de ellos. Institución: . hay unos Ritos Iniciales a los que sigue la Liturgia Sacramental. en cuanto que somos Iglesia de generación en generación-. los cristianos recibimos lo que se llama el sacerdocio común o real.aquellos que. pero prescindir de él Voluntariamente es temerario y no excusa de culpa.es un pueblo sacerdotal. El Código de Derecho Canónico da facultades a los sacerdotes para poder llevar consigo el óleo bendito. Y la gravedad se aumentaría si este desprecio llegara a escandalizar a otras personas. unido a Cristo. pero no para estar separado del pueblo. una vocación sagrada que transfigura ontológicamente al que la recibe. Y. con Cristo en cuanto preside y gobierna la Iglesia. tomado de entre los hombres por una razón vocacional. Un sacerdocio que difiere del sacerdocio común esencialmente: es el llamado sacerdocio ministerial o jerárquico. llevamos adelante esta gran empresa por medio de ese sacerdocio común: si Jesús es..para salvarse. por el sacramento del Orden. fundamentalmente un hombre de Dios. no se recibiera. Por el sacramento del Bautismo y el de la Confirmación. Un sacerdote es. se incurriría en pecado grave. pero el sacerdocio ministerial -por la potestad sagrada que recibe. al menos presunto. A continuación tiene lugar la Conclusión del Rito. de un acto penitencial y de la liturgia de la Palabra. un don de Dios. pero dentro de la celebración del sacramentos. y todos. EL SACRAMENTO DEL ORDEN El pueblo cristiano -todo él.

lo desee libremente y sea llamado por su Obispo. santificar y regir una porción de la Iglesia llamada diócesis o iglesia particular. Junto a todo esto. llamada que puede producirse de modo imperativo (que. la edad establecida: no menos cle 23 años para el diaconado y 25 para el presbiterado). Por ejemplo.ha de ponerse de manifiesto en función de unas condiciones de idoneidad no sólo subjetivas sino también objetivas. La forma la constituye las palabras que dice. o que haya causado o cooperado en un aborto. quien ha recibido el sacerdocio por el sacramento del Orden ya es sacerdote para siempre: sacerdos in aeternum se lee en la Escritura: en la tierra y también en el cielo. es necesario que el candidato al sacerdocio. por la unión de la materia y de la forma. sello que le distingue irrevocablemente del resto de los demás hombres. a no ser que obtenga dispensa del legítimo Superior. Efectos del Sacramento: El sacramento del Orden es uno de los tres sacramentos junto con el Bautismo y la Confirmación que imprimen lo que se llama carácter. el Obispo en la Oración Consecratoria. Ministro: Este sacramento tan sólo puede conferirlo válidamente un Obispo. Diversidad de grados en un mismo Orden: El episcopado: El episcopado constituye la plenitud del sacramento del Orden por los poderes propios que le viene conferido por la consagración. los administradores de bienes económicos. más reflexiva o persuasiva. o que haya intentado suicidarse. es uno de los siete instituidos por Jesucristo que confiere la gracia propia y peculiar para cumplir las obligaciones de los ministros sagrados. por ejemplo. que pueda llegar al sacerdocio. El carácter es como una marca. como el carácter sella al alma. se puede decir con toda seguridad que el sacerdocio no es para él. los que están casados. de que una persona haya sido apóstata de la fe.ni antes ni después. mientras lo sean y no rindan cuentas. el afán de servicio a Dios y a los hombres. sí. Elementos Constitutivos: La materia en el sacramento del Orden la constituye la imposición de las manos que hace el Obispo en silencio sobre la cabeza del ordenado. Vocación entendida como llamada de Dios. Son los sucesores de los Apóstoles y tienen la potestad de enseñar.. Sujeto del Sacramento del Orden: Cualquier católico varón. Y.. subjetivamente. no elimina la libertad del elegido). mientras viva el otro cónyuge. objetivamente. sin embargo. que tenga vocación sacerdotal. o que haya cometido homicidio voluntario. Y. Si falta alguno de estos elementos. un sello imborrable que queda impreso en el alma del que lo recibe. lo cual no quiere decir que el presbítero traiga su ministerio del Obispo. Cabeza y Pastor. muy importante. La función de preparar a los futuros sacerdotes se realiza en los Seminarios. pero que en todo caso. habrá de ser el propio Obispo el que ccn el asesoramiento oportuno decida si el candidato reúne las condiciones exigibles para ser llamado a las Sagradas órdenes (entre otras. etc. Y lo mismo puede decirsedel Diácono y del Obipo. El hecho. impide. es. El deseo de ser sacerdote. etc. sino que viene de Dios.El sacramento del Orden. posteriormente. después. pero no suficiente: han de darse también unas condiciones objetivas. aunque por medio del ministerio episcopal y para ser ejercitado en comunión con él. Una vez realizado el signo sacramental. etc. se sujete a un plan de formación doctrinal y se ejercite en las virtudes humanas y sobrenaturales. etc. que cesan automáticamente en cuanto desaparecen las causas que los motivaron. el candidato ya es sacerdote para siempre: desde ese mismo momento. dentro de la cual hay un párrafo que es ineludible por ser esencial. La potestad de enseñar: . durante algunos años. que le identifica con Cristo. Esto es lo que se llama en Derecho Canónico irregularidades. marcando con un carácter indeleble al que lo recibe. están los impedimentos simples. o de una manera más suave o gradual. el celo por las almas. Además de estas irregularidades.

Y. pero también han de ejercitar su autoridad y su sagrada potestad para edificar a su grey en la verdad y en la santidad. por su propia naturaleza. aunque cada uno de ellos no goce por sí de la prerrogativa de la infalibilidad. . presiden la cura de almas.mantienen el vínculo de unión entre sí y con el Papa. Los Obispos. Es decir. caridad y evangelización. son los dispensadores de las Sagradas Órdenes. que es la de perdonar los pecados: administrar el sacramento de la Penitencia. orando y trabajando por el pueblo. tienen los poderes propios a su ministerio: La evangelización y la santificación mediante el ministerio de los Sacramentos. la misión del sacerdote no se agota ahí: administra también los demás sacramentos. aunque su ejercicio esté regulado por la suprema autoridad de la Iglesia y pueda ser circunscrita dentro de ciertos límites con miras a la utilidad de la Iglesia y de los fieles. que los Obispos no actúan en sus diócesis como representantes o delegados del Papa. de legislar sobre sus súbditos. Esto es lo que se llama Magisterio Ordinario y Universal. La Potestad de Regir: Por lo que respecta a la potestad de regir al pueblo. Dice el Señor: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda creatura. a la reevangelización constante de todos los cristianos y a la evangelización decidida de los alejados. por medio de los sacramentos cuya administración regulan con su autoridad-santifican a los fieles: administran el sacramento del Bautismo. y ante Dios el deber. difunden de muy varias maneras y con abundancia la plenitud de la santidad de Cristo. en cada territorio. En virtud de esta potestad. Y. Esta potestad que personalmente ejercen en nombre de Cristo es propia. el Sacrificio de Cristo en la Cruz.” El presbítero ha de garantizar y animar la evangelización encomendada a la comunidad cristiana que él preside. ante todo. Pero. cuando enseñan en materia de fe y costumbres en comunión con el Romano Pontífice. dotados de la autoridad de Cristo. son ministros originarios de la Confirmación. Estas funciones han de desempeñarlas según determine el Ordinario del lugar y siempre en perfecta comunión y bajo la autoridad del Obispo y del sacerdote que. sobre todo de la Eucaristía. sobre todo en la Eucaristía mediante la cual la Iglesia vive y crece constantemente. para predicar al pueblo que le ha sido encomendado. Han de tratar con particular caridad a los sacerdotes. los Obispos han de exhortar y aconsejar sin descanso y sin cansancio. han de ejercitarse en comunión jerárquica con la Cabeza y con los miembros del Colegio Episcopal. enseñando auténticamente en materia de fe y costumbres de manera concorde. Seréis sacerdotes. prontos siempre a oírlos y fomentando la costumbre de comunicarse confidencialmente con ellos» El Presbiterado: Los presbíteros. su doctrina goza también de la infalibilidad. ya que éstos asumen parte de sus deberes y solicitudes que tan celosamente cumplen con diario cuidado. para interceder por nosotros. deben ser obedecidos por todos. aunque no tienen la plenitud del sacerdocio y dependen del Obispo. ordinaria e inmediata.. aquí y ahora. a ellos encomendado.en el Santo Sacrificio de la Misa. La Potestad de Santificar: Quiere decir que el Obispo -por estar revestido de la plenitud del sacramento del Orden es el administrador de la gracia del supremo sacerdocio. teniéndolos por hijos y amigos. Son ministros privilegiados de la Palabra de Dios. El modelo apostólico de sacerdote se orienta a la iniciación de la fe de los bautizados. al sacerdote compete una función muy importante. siempre vivo. Porque por la Santa Misa se hace presente. predica la Palabra de Dios (evangeliza) y dirige espiritualmente al pueblo cristiano El diaconado: Diaconía es una palabra que viene de otra griega que significa ministerio o servicio. cuando -aun estando dispersos por el mundo. para celebrar y actualizar el sacrificio de Cristo.Entre los principales oficios de los Obispos se destaca la predicación del Evangelio. Sólo por la Eucaristía ya tendría que existir el sacerdocio. además de la Eucaristía. sin dejar él también de anunciar el Evangelio a quienes no pertenecen a la comunidad eclesial. sin embargo. confluyendo toda su actividad en la celebración de la Eucaristía. por tanto. aunque renovar el Sacrificio del Calvario y perdonar los pecados constituyan los dos actos principales del ministerio sacerdotal. Los Obispos. El sacerdote hace posible que el Sacrificio de Jesucristo se perpetúe a lo largo de los siglos. los moderadores de la disciplina penitencial y los que exhortan e instruyen al pueblo cristiano para que participe con fe y reverencia en la liturgia y -especialmente. Ellos son los maestros auténticos. sino que sus poderes y facultades les vienen directamente de Dios aunque. y. tienen el sagrado derecho. de juzgarlos y de regular todo cuanto pertenece a la organización del culto y del apostolado. En este sentido decía el Papa Juan PabloII: “Celebrar la Eucaristía no es un acto más de vuestro ministerio: es la raíz y la razón de ser de vuestro sacerdocio. El ministerio o servicio de los diáconos se orienta hacia estos tres aspectos: liturgia. .

éste como paso previo para el presbiterado y que ha de ejercerse durante un tiempo. El sacerdote ha de ser un hombre disponible en cualquier momento. que Él da a quien quiere. en nombre y representación de Cristo” El Romano Pontífice: El Papa es el Obispo de Roma y. y aquél que se recibe con carácter estable.. igual que Cristo. estímulo de una caridad abierta a todos. el sucesor de san Pedro. Los casados precisan.proclamando el Evangelio y dando la comunión a los fieles. Y así. hasta el punto de que los Obispos. El celibato permite al sacerdote. pueden exponer el Santísimo Sacramento y reservarlo. Sus funciones: Los Diáconos sirven en el culto a Dios -Santa Misa fundamentalmente. como clérigos que son. el Primado de Italia y el Metropolita de la Provincia Romana. en la cercanía especial al pobre y al oprimido. el Patriarca de Occidente. en el amor y el servicio a todos los redimidos. el Primado de la Iglesia Universal. (Además. por ejemplo. como acaeció con Cristo. ayudan en la Iglesia a la que están adscritos en toda las actividades que se les indiquen: catequesis. En resumen: “El sacerdocio es una espiritualidad centrada en la Eucaristía. son ministros ordinarios del sacramento del Bautismo. movimientos apostólicos. judicial y ejecutiva en grado máximo. etc. tan excelente que Jesucristo lo ha elevado a la máxima categoría posible dentro de la Iglesia: a la de Sacramento. La Sede de Roma es el centro de la catolicidad y la fuente de la unidad de la Iglesia Universal. al menos. como Cristo. es el Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano). que se manifiesta especialmente en el sacramento de la Penitencia. un hombre libre. procurarán ser testigos cualificados y fermento constante de la diaconía de la Iglesia en el seno de las comunidades en que trabajen. El Romano Pontífice cumple la misión que corresponde a estos títulos no de una manera honorífica. Los que lo reciben pueden ser célibes o casados. El Diaconado Permanente: Hay un diaconado permanente y otro transitorio. el Pontífice Supremo. El celibato sacerdotal: Corresponde a la autoridad de la Iglesia determinar qué tipo de hombres considera idóneos para el sacerdocio. esté el haber recibido de Dios el carisma de ser capaz de vivir en plenitud el celibato apostólico. Todo esto es la consecuencia de pensar y actuar in persona Christi. entre ellos. Sumo y Eterno Sacerdote. el Papa actual es el Vicario de Cristo en la tierra. para siempre. como es lógico. y en su gobierno tiene jurisdicción decisiva y auténtica sobre la Iglesia entera: goza de la triple potestad legislativa. El sacerdocio lleva a la identificación con Cristo. y por lo que respecta a las funciones que les sean legítimamente encomendadas. Desde 1967 la Iglesia estableció el diaconado permanente del que se habla en los «Hechos de los Apóstoles (Hch 6). es un regalo que Dios hace a algunos hombres y. sino real: su Magisterio solemne es infalible cuando define doctrinas de fe y costumbres. una mayor eficiencia y una mejor actitud psicológica y afectiva para el ejercicio continuo de la caridad. pierden también la legitimidad de ejercicio de los poderes recibidos. y le ha parecido sumamente conveniente que. y han de tener. entre esos requisitos.para utilidad de todos. Pero la castidad es un don de Dios. predican la Palabra de Dios en forma de homilía o de otra manera. 35 años. en el ejercicio de la reconciliación. el ineludible consentimiento de su esposa. Los sacerdotes son sabedores de que sólo tras la Cruz se llega a la Resurrección. El celibato siempre ha sido considerado por la Iglesia como señal y estímulo de caridad: señal de un amor sin reservas. Pero. pudiéndose dar del todo -más amplia y concretamente. y qué requisitos deben reunir. y que la nuestra es una vida en dedicación plena y total a la misión de anunciar el Evangelio. les exige la castidad perfecta. que fue célibe. para los que aspiren al sacerdocio. El matrimonio es excelente. por tanto. En cuanto Obispo de Roma es depositario de todos los poderes que Cristo concedió a los que serían los continuadores del ministerio de Pedro. si pierden la unidad con el Papa. Perfecto Dios y Perfecto Hombre. EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO . también en la práctica.Los diáconos en el ejercicio de su ministerio. Los diáconos permanentes célibes pueden ser ordenados a partir de los 25 años.. la Iglesia elige a sus sacerdotes. Entre los Obispos es mucho más que un primero entre iguales.

el raptor con respecto a la raptada. aquejado de todos los vicios.que el matrimonio ha sido instituido por Dios.. entre cristianos. deformación o pura ignorancia. ante el Ordinario del lugar o el párroco o un sacerdote delegado por uno de los anteriores. como por desorientación. al estimar -ellos. observando los ritos prescritos por la Iglesia. en el influjo negativo de Lutero -que todavía perdura. la confusión dentro del campo cristiano y no son pocos los que. más tarde. sino también el estar ordenado a la procreación mediante la natural cooperación sexual.. hace veinte siglos. en países enteros. a todas las generaciones. La originalidad del Matrimonio: Lo que verdaderamente da origen al matrimonio es el consentimiento válidamente emitido. pero acabó imponiéndose. en el relato de la creación del hombre narrada en el libro del Génesis..Premisa: Cuando. Es. a través del tiempo. Institución: En la Sagrada Escritura. De ahí que la institución matrimonial sea sustancialmente inmutable.  Las propiedades de todo matrimonio son: la unidad (uno con una y una con uno») y la indisolubilidad (todos los días de tu vida hasta la muerte de uno de los cónyuges). sin desmayo. Ahora bien. como si dijéramos. la familia se fortaleció. Piénsese. vertebral y básica de la nueva sociedad. la Revolución Francesa trajo otros retrocesos lamentables al privar al matrimonio de su necesaria dimensión religiosa e introduciendo la «disolución» del vínculo o divorcio vincular. ha quedado de alguna manera profundamente afectado en su misma raíz. Con estas propiedades y estos fines. Ministro: . no contrae matrimonio. insensiblemente.. De esta manera. violencia) hace nulo el matrimonio. El contenido de este consentimiento ha de abarcar no sólo la unidad y la indisolubilidad del vínculo. el cristianismo propugnó el matrimonio como uno e indisoluble y aquello constituyó una auténtica novedad en un mundo pagano. Es decir. pero.hace nulo el matrimonio. redimidas de costumbres sociales atrasadas. Todas las épocas han de ser de nuevo salvadas. de acuerdo con las leyes de la Iglesia. a veces. Para que este consentimiento sea válido es preciso que las personas lo -expresen con conocimiento y libertad. decadente. que arraigan más o menos en ciertos ambientes y. y siempre. consistente -en líneas generales.. De esta manera. los cónyuges han de casarse en el Señor. En nuestro siglo. porque estos impedimentos inhabilitan para poder contraerlo. El matrimonio. el conyugicida. de ideologías retrógradas -aunque puedan parecer nuevas-. a la categoría de Sacramento.. a través de su propaganda ideológica. los movimientos de signo colectivista se están esforzando por imponer una concepción irreligioso del matrimonio y de la familia donde quiera dispongan de poder público. Como todo verdadero matrimonio contraído entre cristianos es Sacramento. es válido el matrimonio entre cristianos y es «ilegítimo el contraído entre no cristianos. libremente. el Derecho de Familia. hay que aceptarlo como es. incluso la natural. como acto de la voluntad. El hombre puede o no optar por casarse. Y. no es libre de establecer sus requisitos esenciales. no tanto por abierta disconformidad con los criterios religiosos. los ordenados in sacris. o de alguna de ellas. cualquier vicio sustancial en el consentimiento (error. por ejemplo. tal como acabamos de ver.al privar al matrimonio de su condición de sacramento y declinar su regulación jurídica en favor del poder civil. en el momento de casarse -por ambos contrayentes o por uno solo de ellos. Por eso la Iglesia tiene potestad de regular el matrimonio.que no se adapta a los modernos criterios de libertad y progreso. Por eso. ignorancia. miedo. etc. y ante dos testigos. y es El además quien señala los fines esenciales. si lo hace. la fuerza redentora y progresiva del cristianismo exige la aplicación de sus principios de modo continuo. llamándose católicos. el estar ligado con vínculo matrimonial anterior no disuelto por la muerte del otro cónyuge. de inspiración cristiana. La exclusión de estas propiedades. el mutuo auxilio y la regulación o encauzamiento del instinto sexual. Jesucristo devolvió al matrimonio la dignidad original y lo elevó. Todo ello ha sembrado.en negar la religiosidad humana. por tanto.  Los fines del matrimonio son: la generacion de nuevas vidas o procreación y la subsiguiente educación de los hijos. de acuerdo con la ley divina. se adhiere a ellas o. por ejemplo: La impotencia. un contrato de adhesión: las cláusulas contractuales ya están establecidas por Dios. es preciso para que haya matrimonio que no se dé ninguno de los impedimentos que especifica el Código de Derecho Canónico. Además del consentimiento. por fin. Y. hay un tercer requisito imprescindible para que el matrimonio sea válido y éste es el realizarlo en forma canónica. Del consentimiento mutuo surge el vínculo conyugal. constituyéndose en columna firme. barajan conceptos equivocados acerca de esta institución -divina desde su mismo origen-.. entendemos claramente y con certeza -y así lo afirma el Magisterio de la Iglesia. Por medio del consentimiento un varón y una mujer se entregan y aceptan mutuamente en alianza irrevocable. el hombre. si no.

si no hubiera sido suficientemente consciente de este hecho. De ahí la conveniencia de instar a los contrayentes a que administren y reciban el sacramento con las debidas disposiciones. y es el único medio de que disponen para poder casarse. Además del sacerdote que desempeña un cometido activo. a pesar de todas las reconvenciones que se les hagan. cualquier bautizado con uso de razón que no tenga ningún impedimento. la gracia sacramental específica que consiste en el derecho de recibir las gracias actuales necesarias para cumplir debidamente los fines del matrimonio. Para empezar podemos decir que el ministro del sacramento no es el sacerdote. en orden a los actos propios para la procreación. la infracción moral sería leve. puesto que solicita de los contrayentes la expresión externa de su consentimiento matrimonial. Efectos del matrimonio: El efecto propio del matrimonio es el vínculo entre los conyuges. . Sujeto: Es sujeto capaz de recibir el sacramento del matrimonio. para recibirlo sin cometer pecado grave –aunque válidamente. sino los propios contrayentes: ellos son los que se dan y otorgan por medio del llamado consentimiento. tienen derecho a él. no se determinan a confesar previamente sus pecados en el sacramento de la Penitencia. el párroco no podrá oponerse a la celebración del matrimonio porque. Elementos constitutivos: La materia del sacramento la constituyen los propios cuerpos de los contrayentes que se dan y se aceptan mutuamente. la Iglesia exige la presencia de dos testigos. manifestado por ellos. Son ellos los que se lo administran y reciben. El sacerdote es un testigo cualificado que recoge ese consentimiento mutuo. Y la forma del sacramento son las palabras por las que manifiestan los contrayentes el consentimiento indisoluble de mutua entrega. con sus propiedades esenciales de unidad e indisolubilidad. Los que se ecercan al sacramento del matrimonio sin las debidas disposiciones interiores de estado de gracia cometen un pecado grave de sacrilegio en cuanto que recibe un sacramento de los llamados de vivos. Pero. como cristianos. Como se trata de sacramentos de vivos. Tiene unas características propias que lo distingue de los otros seis.El sacramento del matrimonio es un sacramento muy peculiar.hace falta estar en gracia. Además produce efectos sobrenaturales: El aumento de la gracia santificante. en nombre de la Iglesia. Pero si.