LA ARTICULACIÓN COMERCIAL DE AMÉRICA LATINA CON EL MERCADO MUNDIAL

Abelardo Mariña Flores Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco, México abmf@correo.azc.uam.mx, abmf@prodigy.net.mx

2
La globalización neoliberal, proceso de reestructuración general del capitalismo mundial enfocado al restablecimiento de la rentabilidad, ha modificado las tendencias y estructuras geográficas y sectoriales, tanto de la producción mundial, como del comercio internacional. Como resultado de los procesos de liberalización de los flujos de mercancías y de inversión extranjera directa sobre los que se ha basado, se ha configurado una nueva división internacional del trabajo que ha implicado cambios en las formas de articulación de las distintas economías nacionales y regiones al mercado mundial. En la primera parte de este trabajo se analiza, como elemento contextualizador, la participación general de América Latina en el PIB y en el comercio mundiales entre 1980 y 2007. En la segunda parte se analiza la evolución del comercio internacional de América en el mismo periodo con el objetivo central de detectar los principales cambios en la articulación comercial de América Latina -a través de las exportaciones e importaciones de mercancías- con el mercado mundial. En el análisis se destaca la evolución de las tres economías más grandes de la región (Brasil, México y Argentina) frente al resto de Sudamérica, por un lado, y Centroamérica y el Caribe, por otro. Finalmente, en la tercera parte se presenta una síntesis de conclusiones.

GRÁFICA 1. MUNDO Estructura del PIB Mundial [valuado a paridad de poder de compra (PPP)] 1980-2007 (% del total mundial) 30% 28% 26% 24% 22% 20% 18% 16% 14% 12% 10% 8% 6% 4% 2% 0% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007
.

Unión Europea China (incl Hong Kong) Japón Rusia

EUA América Latina (sin Cuba) India

1 . AMÉRICA LATINA EN LA ECONOMÍA MUNDIAL

Durante el periodo de la globalización neoliberal, cuyo inicio se remonta a 1980 1 , la estructura de la producción mundial se modificó sensiblemente. Esta modificación se fundamentó, en primer lugar, en la reactivación del comercio internacional a partir de la segunda mitad de la década de 1980, después de su estancamiento relativo durante la segunda mitad de la década de 1970 y la primera mitad de la década de 1980; en segundo lugar, en la gran expansión de la inversión extranjera directa en el mundo durante la década de 1990. 2

1 Con la elección de Reagan como presidente de Estados Unidos y de Thatcher como primera ministra de Gran Bretaña se comienzan a instrumentar en dos de
las principales economías desarrolladas las políticas de desregulación neoliberales. Cabe destacar que estas políticas se experimentaron en la década de 1970 en algunos países de América Latina: Chile, a partir de 1973; Argentina, a partir de 1976; Uruguay, a partir de 1978. Veáses Thorpe (), cap. 7, pp. 215-255.

2 El valor de las exportaciones como proporción del PIB mundial prácticamente se duplicó a partir de la segunda mitad de la década de 1980 hasta alcanzar el
32% en 2006; la proporción de la IED total con respecto al PIB mundial aumentó de niveles promedio de 0.5% en la primera mitad de la década de 1980 a un nivel máximo de 4.4% en 2000. Mariña (2008).

3
A partir de la evolución de la estructura del Producto interno bruto (PIB) mundial (valuado a paridad de poder de compra) (Gráfica 1 3 ), destaca: i) El sostenimiento de Estados Unidos (EU) como la principal economía del mundo. Aunque con una tendencia ligeramente declinante a partir de 2000, su participación en el PIB mundial, que era de 22.5% en 1980 y que alcanzó 23.8% en 1999, en 2007 fue de 21.4%. ii) La declinación sostenida del conjunto de países que conforman la Unión Europea (UE): de 29.8% en 1980 a 22.8% en 2007. Asimismo, la caída en la participación de Japón de 8.4% en 1980 a 6.6% en 2007. iii) La declinación de Rusia, después de la disolución de la Unión Soviética, hasta llegar al 2.5% del PIB mundial en 1998 y su posterior recuperación para alcanzar el 3.2% en 2007.

GRÁFICA 2. AMÉRICA LATINA Participación en el comercio mundial de mercancías [valuado en dólares corrientes] 1980-2007 (% del total mundial) 6.0%

5.5%

5.0%

4.5%

4.0%

3.5%

3.0% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Exportaciones

Importaciones

iv) El sostenido peso creciente de India y, sobre todo, de China con incrementos entre 1980 y 2007 del 2.2% a 4.6% en el caso de India y de 2.3% a 11.3% en el caso de China. El conjunto de países de América Latina disminuyó su participación en el PIB mundial de 9.8% en 1980 a 8.2% en 2007. Esta caída relativa se desarrolló fundamentalmente durante la década de 1980 (la década pérdida), caracterizada por la generalizada crisis de deuda externa en que cayó la región y por el estancamiento económico crónico. La relativa reactivación de las economías latinoamericanas a partir de 1991 culminó en 1998, cuando la región alcanzó una participación en el PIB mundial de 8.8%, pero la tendencia declinante reapareció en 1999 en el marco de la recesión en Estados Unidos. En cuanto al comercio internacional mundial, si bien América Latina ha participado en su reactivación, su participación en las exportaciones e importaciones totales mundiales ha sido muy fluctuante (Gráfica 2). Su participación en las exportaciones mundiales, después de aumentar entre 1980 y 1984 (5.5%), declinó sostenidamente hasta 1992 (3.8%). Entre 1993 y 2001 volvió a aumentar hasta un nivel de 5.5%, que ha sostenido, con altibajos, hasta 2007. Las fluctuaciones de su participación en las importaciones mundiales han sido aún más acentuadas que las de su participación en las exportaciones mundiales: con menores disminuciones y mayores aumentos que en el caso de las exportaciones.

2 . LA EVOLUCIÓN DEL COMERCIO INTERNACIONAL DE AMÉRICA LATINA
3 Las fuentes de información de todas las gráficas son: IMF, y WTO.

4
Los procesos de liberalización comercial y a la inversión extranjera directa durante ya casi tres décadas incrementaron, en general aunque con excepciones, el grado relativo de apertura comercial externa de las economías latinoamericanas, en lo que respecta a exportaciones e importaciones, durante las décadas de 1990 y 2000. Este proceso de apertura no fue homogéneo, ni en cuanto a ritmos y profundidad (por lo que la estructura de las exportaciones e importaciones, en cuanto al peso relativo de los distintos países y grupos de países, se modificó), ni en cuanto al destino y origen de las exportaciones e importaciones. Asimismo, tuvo impactos diferenciados relevantes sobre las balanzas comerciales. Finalmente, destaca que su efecto sobre la estructura del PIB regional fue poco relevante.

GRÁFICA 3. AMÉRICA LATINA (sin Cuba) Exportaciones/PIB 1980-2007 (% del PIB)
40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Brasil Argentina Centroamérica y Caribe (sin Cuba) MUNDO

México Resto de Sudamérica América Latina (sin Cuba)

2.1 Exportaciones
Durante la década de 1980 y hasta 1993, el valor de las exportaciones de América Latina como proporción del PIB (Gráfica 3), un indicador del grado de apertura, se mantuvo, con importantes fluctuaciones a mediados de la década de 1980, en niveles ligeramente por encima del 11%. A partir de 1994, este indicador aumentó sostenidamente hasta llegar al 22% en 2007. Al inicio de la década de 2000 incluso se ubicó en el mismo nivel que el de la economía mundial en conjunto. México, con un bajo grado de apertura inicial (8.8%), fue la economía que más incrementó su coeficiente de exportaciones (30.5% en 2007), sobre todo a partir de la entrada en operación del TLCAN en 1994. Argentina, con el menor grado inicial de apertura (3.8%), también incrementó fuertemente, pero en la década de 2000, sus exportaciones, que alcanzaron en 2007 el 21.4% del PIB. Por su parte, Brasil, que con un medianamente alto coeficiente de exportaciones en 1980 (12.4%), después de haberlo reducido a niveles de 6% al final de la década de 1990, apenas recuperó su nivel inicial en 2007, con lo que aparece con la economía relativamente menos abierta por conducto de la exportación. El resto de países sudamericanos en su conjunto incrementaron su coeficiente de exportaciones en la segunda mitad de la década de 1980 y, tras un retroceso en la de 1990, nuevamente en la de 2000 hasta alcanzar un alto nivel de 28.7% en 2007. El caso de Centroamérica y el Caribe contrasta con el del conjunto de América Latina: tras sostener un alto grado de apertura por la vía de las exportaciones en la década de 1980 (coeficientes mayores al 30%), éste disminuyó fuertemente al inicio de la década de 1990 y, a pesar de que se recuperó durante el resto de esa década, en la década de 2000 se estabilizó en niveles apenas por encima del 20%.

5
GRÁFICA 4. AMÉRICA LATINA Estructura de las Exportaciones 1980-2007 (% del total de América Latina)
50% 45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
2006

Brasil

México

Argentina

Resto de Sudamérica

Centroamérica y Caribe

La heterogénea dinámica de las exportaciones provocó un cambio en la estructura por país de las exportaciones (Gráfica 4). México incrementó fuertemente su participación en las exportaciones totales de la región, de menos del 20% en 1980 al 47% en los primeros años de la década de 2000; aunque con el fin del auge del modelo exportador asociado al TLCAN, disminuyó su participación a 36.6% en 2007. Brasil, aunque relativamente menos abierta al mercado mundial por la vía de la exportación, sigue siendo el segundo país exportador de la región (26% del total en 2007). El resto de países sudamericanos recuperaron en la década de 2000 su importancia relativa alcanzando en 2007 el 30% del valor de las exportaciones regionales, mientras que Argentina y Centroamérica y el Caribe disminuyeron ligeramente su ya reducida participación.
GRÁFICA 5. AMÉRICA LATINA Destino de las Exportaciones 1980-2006 (% a países desarrollados) 100% 95% 90% 85% 80% 75% 70% 65% 60% 55% 50% 45% 40% 35% 30% 25% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005

Brasil Resto de Sudamérica

México Centroamérica y Caribe

Argentina América Latina

2007

6
En cuanto al destino de las exportaciones (Gráfica 5), el conjunto de América Latina es altamente dependiente de los mercados de los países desarrollados, aunque en la década de 1990 disminuyó la parte vendida a esos países de 75% a 66%. Mientras México mantuvo su dependencia casi absoluta del mercado estadounidense, el resto de Sudamérica, Brasil y, sobre ,todo Argentina diversificaron el destino de sus exportaciones, disminuyendo la parte vendida a los países desarrollados a 57%, 46% y 30%, respectivamente, en 2007.

GRÁFICA 6. AMÉRICA LATINA (sin Cuba) Importaciones/PIB 1980-2007 (% del PIB) 55% 50% 45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007

Brasil Argentina Centroamérica y Caribe (sin Cuba) MUNDO

México Resto de Sudamérica América Latina (sin Cuba)

2.2 Importaciones
El valor de importaciones de América Latina como proporción del PIB (Gráfica 6), después de disminuir en la primera mitad de la década de 1980 a niveles de 10%, inició en la década de 1990 un sostenido incremento hasta alcanzar el 21% en 2007. Centroamérica y el Caribe, mantuvieron su alta dependencia de las importaciones (47% en 2007). México incrementó explosivamente su dependencia de las importaciones, sobre todo a partir de la operación del TLCAN en 1994 alcanzando el 33% del PIB en 2007. El resto de los países latinoamericanos, si bien han contribuido al incremento del coeficiente de importaciones, lo han hecho más moderadamente. Brasil y Argentina son los países con menor dependencia relativa de las importaciones (9.6% y 17% del PIB en 2007.) Al igual que en el caso de las exportaciones, la participación de los distintos países en las importaciones totales de la región (Gráfica 7) se modificó como resultado de las heterogéneas tendencias particulares de la importación. Nuevamente, México incrementó sostenidamente, y muy profundamente, su participación de 21% en 1980 a 52% en 2002, para luego disminuirla a 41% en 2007. Como consecuencia, el resto de países disminuyeron su participación en las importaciones regionales.

7
GRÁFICA 7. AMÉRICA LATINA Estructura de las Importaciones 1980-2007 (% del total de América Latina) 55% 50% 45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2005 2007 2006

Brasil

México

Argentina

Resto de Sudamérica

Centroamérica y Caribe

En cuanto al origen de las importaciones (Gráfica 8), si bien América Latina sigue siendo muy dependiente de los países desarrollados, en la década de 2000 diversificó relativamente sus fuentes de aprovisionamiento, por lo que las compras efectuadas en esos países disminuyó entre 1999 y 2007 de 73% a 57% del total. Incluso México participó de esta tendencia.

GRÁFICA 8. AMÉRICA LATINA Origen de las importaciones 1980-2006 (% de países desarrollados) 100% 95% 90% 85% 80% 75% 70% 65% 60% 55% 50% 45% 40% 35% 30% 25% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Brasil Resto de Sudamérica

México Centroamérica y Caribe

Argentina América Latina

8
2.3 Impactos de la apertura comercial: balanza comercial y dinámica del PIB
La dinámica de la balanza comercial de América Latina (Gráfica 9), resultado conjunto de las tendencias de las exportaciones e importaciones de la región, muestra tres fases con comportamientos diferenciados. La balanza comercial global se tornó superavitaria a partir del estallido de la crisis de la deuda externa al inicio de la década de 1980, y se mantuvo así durante toda la década. Ello fue resultado del crecimiento de las exportaciones y de la disminución de las importaciones en un contexto de políticas altamente recesivas subordinadas al pago de la deuda externa. Durante la década de 1990, después de los procesos de renegociación de la deuda externa y con la moderada reactivación económica, las importaciones volvieron a incrementarse, por lo que la balanza comercial fue, en general, deficitaria. A partir de 2002, y hasta la fecha, ha mostrado un superávit moderado como resultado del acelerado dinamismo de las exportaciones en esta década.

GRÁFICA 9. AMÉRICA LATINA (sin Cuba) Balanza comercial/PIB 1980-2007 (% del PIB)
20% 15% 10% 5% 0% 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 -5% -10% -15% -20% -25% -30% 2007

Brasil Argentina Centroamérica y Caribe (sin Cuba)

México Resto de Sudamérica América Latina (sin Cuba)

En el marco de esta tendencia general, destacan dos casos: Centroamérica y el Caribe, por un lado y México, por otro. Centroamérica y el Caribe porque ha mantenido una balanza comercial altamente deficitaria y creciente durante todo el periodo. Esta subregión, históricamente la más abierta al comercio exterior de América Latina. es que presenta, por tanto, un mayor grado de vulnerabilidad. México, la economía que incrementó con mayor profundidad su grado de apertura comercial y la más dependiente de los países desarrollados (en particular de Estados Unidos) destaca, en primer lugar, porque durante la fase deficitaria general de la década de 1990 mostró los mayores déficit (en relación con el PIB), lo que fue un factor central de la profunda crisis de 1994-1995; en segundo lugar, porque en la fase superavitaria general de la década de 2000 ha seguido mostrando una balanza comercial deficitaria. Es importante destacar que la estructura por países del PIB de la región (Gráfica 10) no ha experimentado grandes cambios en el periodo de 1980 a 2007. Las economías más grandes de la región, Brasil, México y Argentina han mantenido su peso relativo (35%, 25% y 10%, respectivamente, del PIB total de la región valuado a paridad de poder de compra), con una ligera disminución de este último país. El resto de Sudamérica ha incrementado levemente su participación.

9
GRÁFICA 10. AMÉRICA LATINA (sin Cuba) Estructura del PIB a precios constantes de mercado y paridad de poder de compra (PPP) 1980-2007 (% del total de América Latina)

50% 45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% 1980 1981

1982

1983

1984

1985

1986

1987

1988

1989

1990

1991

1992

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

Brasil México Argentina Resto de Sudamérica Centroamérica y Caribe (sin Cuba)

Brasil ppp México ppp Argentina ppp Resto de Sudamérica ppp Centroamérica y Caribe (sin Cuba) ppp

3 SÍNTESIS DE CONCLUSIONES
1. Dentro del contexto general de la restructuración neoliberal en el periodo de la globalización, las formas de rearticulación de las economías latinoamericanas con el mercado mundial han sido heterogénea en términos del grado de apertura comercial, del destino de las exportaciones y el origen de las importaciones y de las tendencias de la balanza comercial. 2. El grado relativo de apertura al comercio internacional, medido por la relación entre los flujos comerciales –exportaciones e importaciones- y el PIB, se ha incrementado en algunos países y subregiones (México -sobre todo-, Argentina y otros países de Sudamérica); en otros, ha disminuido y/o se ha mantenido relativamente constante (Brasil y Centroamérica y el Caribe). 3. En cuanto al destino de las exportaciones y al origen de las importaciones, México destaca por la profundización de su dependencia con respecto a los países desarrollados, particularmente Estados Unidos; el resto de América Latina ha diversificado geográficamente su comercio exterior. 4. La balanza comercial ha mostrado una tendencia superavitaria general a partir de 2000, excepto en México (moderadamente) y Centroamérica y el Caribe (agudamente). En la medida en que México es la economía que más profundamente se ha abierto al comercio internacional en el periodo de análisis, y que Centroamérica y el Caribe es la zona más abierta, se puede inferir que una mayor liberalización comercial puede aumentar la vulnerabilidad externa. 5. Las heterogéneas formas de rearticulación al mercado mundial de mercancías de las economías latinoamericanas, en la medida en que suponen lógicas e intereses heterogéneos de los grupos de poder económico y político locales, constituyen un reto objetivo a los proyectos de progresiva integración de la región, uno de las bases indispensables para enfrentar el imperialismo.

BIBLIOGRAFÍA

International Monetary Fund (IMF) (2008), World Economic Outlook Database, abril. Mariña Flores, Abelardo (2008), “Una visión general sobre los límites y perspectivas de la globalización neoliberal”, memo, México, febrero. Thorpe, Rosemary (1998), Progreso, pobreza y exclusión. Una historia económica de América Latina en el siglo XX, BID, Nueva York. UNCTAD (2008), Handbook of Statistics online, http://stats.unctad.org/handbook/ World Trade Organization (WTO) (2007), International Trade Statistics 2007.

2007

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful