ESTADO, GOBIERNO Y SOCIEDAD. NORBERTO BOBBIO.

Javier Hugo López Rivas El derecho es un sistema que regula relaciones entre iguales y entre desiguales. Las relaciones económicas aparecen como relaciones entre desiguales a causa de la división del trabajo y formalmente entre iguales en el mercado. La dicotomía público/privado aparece bajo la forma de distinción entre sociedad política (o de desiguales) y sociedad económica (o de iguales). Familia pertenece a la esfera de lo privado, pero también de lo público. Para Vico la justicia conmutativa regula la sociedad de iguales y la justicia distributiva regula la sociedad de desiguales. DICOTOMÍA Y PRIVADO Contrato como sociedad económica (derecho privado) Gobierno Mercado Estado civil Estado de naturaleza Relaciones reguladas por la ley). Libres relaciones contractuales El vínculo que une Estado-ciudadano es inderogable El vínculo contractual es derogable derecho público lo consolida la propiedad pública derecho privado lo consolida la propiedad privada derecho público es Estado y poder político Marx: derecho burgués es derecho privado El estado civil a la esfera política El estado de naturaleza pertenece a la esfera económica Tratados como derecho público (la formación del Contratos y testamentos como derecho privado. Estado moderno) PÚBLICO Ley como sociedad política (derecho público

DICOTOMÍA

PRIMACÍA DE LO PRIVADO

PRIMACÍA DE LO PÚBLICO

Como origen de esta concepción tenemos al Derecho Romano, con instituciones como la familia, la propiedad, los contratos y los testamentos. A este derecho se lo toma, en cierto sentido, como un derecho natural porque se le considera que está inmanente en la naturaleza y los juristas sólo lo descubren.

Se basa en la contraposición del interés colectivo al individual, y la subordinación del segundo al primero en ciertos casos y en la irreductibilidad del bien común en la suma de bienes individuales. Se aplica el principio de que el todo (Estado) es superior a las partes (Individuos).

Público o secreto: Público es lo que ha de ser manifiesto al público, mientras que lo secreto es aquello que ha de permanecer en conocimiento de pocas personas, pero el poder político claramente no siempre actúa en forma pública, sino siempre con secretos.

Publicidad y poder invisible: Se supone que el poder político ha de ser un poder abierto al público, y esto desde Kant es un principio fundamental. Sin embargo, esto no es tan así, ya que hay ciertas verdades que causarían conmoción si se transparentaran (ningún político reconocería que sólo se tiró a diputado o senador o presidenta de la república para robar). Este principio de a publicidad de las acciones se contrapone al principio de los arcana imperii (secretos de estado), que sostiene que el poder del príncipe es más eficiente mientras sus objetivos estén más escondidos a la opinión pública.

SOCIEDAD CIVIL

La expresión Sociedad Civil negativamente: es conocida como uno de los términos de la dicotomía sociedad civil/Estado. Podemos encontrar en ella dos clases de acepciones: una negativa y otra positiva. Negativamente la sociedad civil se refiere a la esfera de relaciones sociales que no está regulada por el Estado. Esta dicotomía nace en la edad moderna, ya que antes se concebía a la sociedad civil y al Estado como un mismo ente. El Estado se entiende como el conjunto de aparatos que en un sistema social organizado ejerce el poder coactivo. Preestatal: antes del Estado hay diferentes formas de asociación. Anti-estatal: una connotación axiológicamente negativa, el Estado ve a la sociedad civil como un elemento de disgregación. Post-estatal: una sociedad sin Estado.

La expresión Sociedad Civil positivamente: Es más difícil definir positivamente a la “sociedad civil” ya que implica una descripción de todo lo que por descarte no fue incluido dentro del Estado. En primera instancia, se puede decir que la sociedad civil es el lugar en donde se desarrollan los conflictos económicos, ideológicos, religiosos, sociales, etc., en el cual el Estado debe resolverlos ya sea mediándolos, previniéndolos o reprimiéndolos.

La interpretación marxista: la sociedad civil es la sede de las relaciones económicas en las que se constituye la superestructura jurídica y política, es decir, es el conjunto de relaciones interindividuales que están fuera o antes del Estado, y agota la comprensión de la esfera pre-estatal separada y diferente de la del Estado.

El sistema hegeliano: otorga a la sociedad civil un carácter ético intermedio entre otros dos entes de la sociedad: la familia y el Estado, con lo que configura un sistema triple y no doble como las concepciones anteriores que sólo distinguían la dicotomía sociedad civil/Estado. Con respecto a la familia, la sociedad civil es una forma incompleta de Estado (“Estado de Intelecto), mientras que en base al Estado la sociedad civil todavía no es un Estado en su concepto y plena realización histórica.

Diferentes concepciones de sociedad civil

La tradición iusnaturalista: La primera concepción que podemos encontrar en esta tradición de pensamiento político es la concepción clásica del derecho natural, representada por Aristóteles: la sociedad civil para él constituye una sociedad natural, enmarcada en un orden natural predeterminado del mundo, que responde a la naturaleza social del hombre, siendo a su vez el antecedente histórico del Estado, que el estagirita lo define como la consecuencia natural de la sociedad familiar.

El debate actual: la contraposición sociedad civil/Estado sigue manteniéndose, pero hoy sociedad civil corresponde a todo que esta fuera del Estado y Estado está comprendida por como el conjunto de instituciones y normas.

Sociedad Civil como sociedad civilizada: Para Adam Ferguson y otros autores, la expresión “sociedad civil” significa sociedad civilizada, es decir, representa el progreso de una sociedad primitiva a una sociedad evolucionada, que se caracteriza por la institución de la propiedad, por el intercambio y el Estado.